TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL

Esta corriente psicoterapéutica surge en la década de los 50 e incorpora paulatinamente estrategias y procedimientos de la Psicología cognitiva (Bandura, Ellis, Beck, Meichenbaum), hasta adoptar la denominación que posee actualmente, Terapia Cognitivo-Conductual. Tanto por la variedad de estrategias terapéuticas disponibles como por su eficacia, este enfoque se ha extendido a un amplio rango de trastornos psicológicos, así como a la promoción y prevención en salud. La Terapia Cognitivo-conductual considera que las personas nacen con una herencia y un determinado temperamento, con los cuales comienza a interactuar con su entorno, aprendiendo pautas de comportamiento, tanto beneficiosas como perjudiciales para sí mismo y/ o para los demás. El término conducta se entiende en un sentido amplio, abarcando conductas visibles, así como pensamientos, sentimientos y emociones. Es en la interacción familiar temprana y en el intercambio social y cultural posterior, donde se produce el proceso de adquisición de nuestra manera habitual de pensar, sentir y actuar. Así se siente miedo en algunas situaciones, alegría en otras, se aprende a resolver ciertos problemas, mientras que otros se van de las manos.

Ahora bien, el proceso de aprendizaje no es unidireccional, se trata de una compleja secuencia de interacciones, por lo que no se es receptores pasivos de la influencia del medio. El enfoque cognitivo-conductual investiga los principios que explican el aprendizaje, tanto de comportamientos deseables como perjudiciales. El como se aprende, es algo que depende de la constitución genética y, fundamentalmente, de las experiencias de vida particular e intransferible de cada persona, esto explica que ante una misma situación cada persona reaccione de manera diferente. http://www.clinicapsinco.com.uy/articulos/terapia_cognitivo_conductual.htm

Parte de la tradición de la modificación de conducta y la importancia de los procesos de aprendizaje humano. La conducta humana sería aprendida, pero ese aprendizaje no consiste en un vínculo asociativo entre estímulos y respuestas o respuestas-consecuencias (conductismo) sino en la formación de relaciones de significado personales, esquemas cognitivos o reglas. Igualmente los aspectos cognitivos, afectivos y conductuales están interrelacionados, de modo que un cambio en uno de ellos afecta a los otros dos componentes. En esa relación mutua las estructuras de significado (esquemas cognitivos) tendrían un peso fundamental, pues ellas representan la organización idiosincrática que tiene cada persona sobre lo que significa su experiencia, los otros y el sí mismo.

Esto se haría básicamente mediante procedimientos cognitivos (análisis de distorsiones cognitivas y significados asociados y generación de alternativas) y conductuales (ensayo real de alternativas o puesta a prueba de las predicciones derivadas de los significados disfuncionales). y su interrelación. El siguiente paso (a veces paralelo y progresivo) consistiría en poner a prueba esos significados disfuncionales para comprobar su validez actual o su ajuste funcional. y también por sus preferencias personales) y un sistema primitivo o irracional (constituido por significados tácitos adquiridos en otras etapas psico-evolutivas anteriores. los humanos tendrían dos grandes sistemas estructurales de significados personales: un sistema racional o reflexivo (constituido por procedimientos reflexivos y de análisis de problemas. emoción y conducta. de psicopatología. Básicamente. Cuando los significados tácitos se activan por diversas circunstancias pueden competir con el sistema reflexivo y ganarle en preponderancia. . La terapia consistiría en que el paciente tomara conciencia de como sus significados disfuncionales o irracionales están sesgando su experiencia y produciéndole trastorno emocional. produciendo "círculos viciosos" rígidos y repetitivos de interacciones pensamiento-afecto-conducta. 1989): (1) Terapias cognitivas semánticas y (2) Teoría del aprendizaje social (actualmente denominada como socio-cognitiva). y que ahora se muestran rígidos y disfuncionales).Esas estructuras de significado regularían los procesos de pensamiento. Podemos distinguir dos enfoques generales dentro de la orientación cognitivaconductual (Meichenbaum.

(2) Teoría del aprendizaje social (Teoría socio-cognitiva): Representada sobre todo por Bandura (1984. y esas relaciones son representadas mentalmente mediante reglas o creencias personales. Su teoría trata de conjugar la importancia de los factores ambientales (conductismo) y personales (cognitivismo) en la determinación de la conducta en el contexto del aprendizaje social. predicciones). condicionamiento operante (relación de un modelo observado y los resultados). Igualmente esas experiencias de aprendizaje pueden ser "distorsionadas" por reglas previas.(1) Terapias cognitivas semánticas: Representadas fundamentalmente por la Terapia Racional Emotiva (R. conducta) de la persona. El peso de cada factor varía para cada comportamiento y persona dada. los factores cognitivos y las influencias ambientales operan como determinantes unidos y recíprocos que determinan el comportamiento (pensamiento. En el capítulo 2 de esta obra se recogen sus premisas básicas. 1990) .T) de Beck. Estas formas de aprendizaje están mediadas cognitivamente. de modo que las representaciones no se correspondan con la .E. las personas aprenden relaciones entre eventos y resultados. así como para cada circunstancia.T) de Ellis y la Terapia cognitiva (C. Los principales conceptos de la teoría del aprendizaje social son: a) Determinismo recíproco tríadico: La conducta. b) Los humanos aprenden su comportamiento en un contexto social mediante tres tipos de experiencias de aprendizaje: condicionamiento clásico (relación de acontecimientos entre sí. afecto.

etc. exposición en vivo. memoria. etc. codificación. que cuando la terapia se queda solo a nivel de intercambio verbal. Mediante el modelado y la participación activa del sujeto se logran los cambios cognitivos más rápidos y eficaces. sugestiones.). debate verbal. ensayo real de conducta. algo más eficaces serían los procedimientos basados en producir activación emocional (exposición. castigo. Ese aprendizaje correctivo está mediado cognitivamente. etc. Los aprendizajes humanos más complejos y significativos dependerían del aprendizaje mediante modelos. Cualquier procedimiento psicoterapéutico trata de modificar las expectativas del sujeto respecto a su propia eficacia personal (expectativas de auto-eficacia: creencia del sujeto de que puede efectuar cambios con éxito mediante determinadas conductas). y sobre todo los basados en el logro de ejecución (modelado participante.) en su adquisición. Bandura (1984) clasifica los procedimientos terapéuticos en función del grado en que pueden lograr modificaciones en las expectativas de auto-eficacia: los menos potentes para producir estas modificaciones serían los procedimientos de persuasión verbal (interpretativos. pero la modificación cognitiva se facilita mucho más cuando se proporciona al paciente experiencias de habilidad como resultado de dominio de actividades.) c) La terapia consiste básicamente en proporcionar un aprendizaje correctivo. Desde este punto de vista no se . aunque su ejecución dependería más de claves ambientales (refuerzo.). ese aprendizaje estaría regulado cognitivamente (atención. y los más eficaces serían los procedimientos basados en el aprendizaje vicario (modelado). etc. desensibilización)."realidad".

los procedimientos se combinan de maneras diversas. Algunas técnicas importantes para el manejo de la ansiedad se describen brevemente a continuación. es importante destacar que en la mayoría de los casos. .psicologia-online. http://www. conformando programas desarrollados de acuerdo con las necesidades particulares de cada caso individual.com/ESMUbeda/Libros/Manual/manual.rechazan los otros procedimientos (que suelen ser complementarios de la terapia).htm TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL EN EL MANEJO Y DISMINUCIÓN DE ANSIEDAD En Terapia Cognitivo Conductual contamos con diferentes técnicas para el adecuado manejo de la ansiedad. pero si se matizan su contribución real al cambio. ellas intentan disminuir la activación de la rama simpática del sistema nervioso autónomo entrenando a la rama parasimpática para que reestablezca la homeostasis en las respuestas del organismo. Si bien se tratan de manera separada. Dicho de modo general.

Uno de los elementos cruciales en esta técnica es cambiar el ritmo respiratorio ya que la respiración abdominal activa al sistema nervioso parasimpático a través del “sinus arritmia”. Esta respiración agitada es poco eficiente pues la premura con la cual la persona inhala y exhala impide un adecuado intercambio gaseoso. de manera de aumentar la capacidad pulmonar y por ende la cantidad de oxígeno. es decir. Como resultado aparece sensación de ahogo. Se sugiere al paciente que practique la técnica cuando sienta ansiedad de manera que la automatice y pueda utilizarla rápidamente ante una situación de pánico. . que se define como la cantidad de latidos cardíacos que hay entre la inspiración y la espiración. La respiración abdominal consiste en enseñar al paciente a respirar en forma pausada y profunda. calor y otros síntomas característicos de la activación autonómica que la persona con ansiedad elevada típicamente interpreta de manera catastrófica. el ritmo cardíaco disminuye. luego se sostiene el aire durante unos 5 segundos y se lo deja salir de forma suave. Esta técnica constituye una potente herramienta para el tratamiento del trastorno de angustia con o sin agorafobia: es un hecho comprobado que entre dos y tres respiraciones abdominales bien realizadas ponen fin a las crisis de pánico. los sujetos suelen hiperventilar. taquicardia. llevando el aire al abdomen. Tan pronto se realiza la respiración abdominal. respirar en forma rápida y entrecortada.a) Respiración abdominal: Cuando se está en estado de ansiedad elevada o de pánico.

Es por ello que la relajación inhibe a la ansiedad lentamente. como consecuencia. Es muy bien aceptada por los pacientes quienes suelen manifestar haber experimentado mucha calma y tranquilidad mientras se hallaban en estado de relajación.b) Relajación muscular profunda: Consiste en entrenar al paciente a distender los músculos al tiempo que se realiza la respiración abdominal y se orienta la atención a cada uno de los grupos musculares que se van aflojando. las personas las evitan o escapan de ellas a fin de disminuir dicha reacción y así sentirse mejor. La Desensibilización Sistemática apunta a que el paciente “desaprenda” la asociación entre el objeto fobígeno y la respuesta de ansiedad. La disminución del tono muscular “se informa” al cerebro a través de vías aferentes que provienen de los músculos estriados y alcanzan la formación reticular con proyecciones sobre la corteza y el sistema límbico. observando como el ritmo cardíaco disminuye. una que vincule al objeto fobígeno con una respuesta . De este modo. entre otras cosas. aprendiendo otra nueva en su lugar. la cual se puede medir. c) Desensibilización sistemática: En las fobias. la relajación pone en funcionamiento a la rama parasimpática del sistema nervioso autónomo contrarrestando los efectos de la rama simpática. logrando que el cuerpo reduzca su grado de activación. Esta técnica es fácil de aplicar y casi no posee contraindicaciones. una reacción de ansiedad intensa se asocia con algunas situaciones.

Esto conduce naturalmente a que el paciente deje hacer comportamientos de evitación y escape. d) Técnicas de distracción o focalización atencional: Muchas veces las personas están demasiado pendientes de las sensaciones corporales asociadas a la ansiedad. se hace necesario reenfocar la atención hacia estímulos externos al propio cuerpo. esto es una lista de estímulos que provocan ansiedad. típicamente. ya sea de manera imaginada o en vivo. esta atención continua y exagerada dirigida a sí mismo termina activando o incrementando los mismos síntomas que se pretende evitar. Luego se confecciona una jerarquía. comenzando por los que menos malestar suscitan y avanzando progresivamente hacia los que generan un malestar mayor. Por ello. venciéndola de a pequeños pasos pues en cada una de las presentaciones procuramos mantener el monto de ansiedad lo suficientemente bajo como para que sea inhibida por el estado de relajación. El procedimiento se inicia entonces con el entrenamiento en relajación. el paciente va enfrentando la situación provocadora de ansiedad de forma gradual. El hecho que el paciente se concentre en un objeto de . Finalmente. De este modo. temáticamente relacionada y ordenada de acuerdo al grado de ansiedad que esos estímulos provocan. la relajación muscular profunda descripta en el apartado anterior.antagónica e incompatible con la ansiedad. guiamos al paciente a que se exponga a los elementos de la jerarquía.

si una persona está trabajando en la confección de un inventario en su oficina. sino que interfiere con la resolución de las actividades laborales pendientes. vista. imaginándola como si realmente estuviese experimentándola.su ambiente y lo describa verbal o mentalmente con bastante detalle. Por ejemplo. sino de atender a aspectos REALMENTE IMPORTANTES Y RELEVANTES para el quehacer cotidiano del individuo. Y ello no es un mero escape. un paisaje visto o un momento particular tranquilizador y placentero. temblores o contracturas musculares. . no le es útil monitorear continuamente su cuerpo en busca de latidos cardíacos. generalmente se recomienda que sea una situación vivida realmente por la persona. e) Visualizaciones: Consiste en que el paciente imagine una escena que le produzca relajación. por ejemplo.es lo realmente importante. genera una disminución de las síntomas corporales de ansiedad.) de modo que la visualización sea lo más realista posible. Se intenta activar todas las vías sensoriales (olfato. etc. En este procedimiento no se trata de “escaparse” de la ansiedad o del problema. sino un comportamiento adaptativo focalizado a situaciones que la persona debe resolver en ese instante. Atender a la tarea que debe realizar -en este caso. el inventario. estar pendiente de las sensaciones físicas no sólo aumenta la ansiedad. Por el contrario. Las visualizaciones requieren que el paciente se concentre en los detalles de la escena. oído.

El entrenamiento asertivo constituye un procedimiento técnico mediante el cual se pretende generar habilidades comunicacionales que ayuden a disminuir el grado de ansiedad experimentado en situaciones sociales. f) Entrenamiento asertivo: Cuando la ansiedad aparece en situaciones interpersonales. sin experimentar ansiedad o agresión.Una vez generada y practicada la escena relajante.com.ar/revista/tecnicas-para-el-manejo-de-ansiedad/#more-350 . se hace necesario evaluar si ella se debe a un déficit en comportamientos asertivos. negarse a peticiones poco razonables. Consta de varios pasos que van desde la generación y práctica de conductas elementales tan sencillas como saber mirar a los ojos o mantener un tono de voz audible. El entrenamiento asertivo es un capítulo obligado en los programas de habilidades sociales. entre otras. la persona puede autoaplicársela para el manejo de su ansiedad. hasta el ensayo conductual que recibe un feedback del terapeuta u otros pacientes en el caso de que se realice una terapia en forma grupal. expresar un desacuerdo. Las personas con déficit en asertividad tienen dificultades para defender sus derechos. La aserción o asertividad es la capacidad de expresar lo que se siente y se piensa de manera socialmente adecuada. http://cetecic.

a las representaciones verbales y visuales. llamadas eventos privados dentro de este contexto conceptual. campo tradicionalmente considerado conductual. en todas ellas se aplican los principios del aprendizaje clásico y operante a las imágenes mentales y representaciones simbólicas. De este modo. en efecto. No obstante.ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN DE MODELOS CONDUCTUALES Y COGNITIVOS Habitualmente. el entrenamiento en manejo de la ansiedad. a los fenómenos simbólicos. este último constituye uno de los desarrollos más prominentes dentro del enfoque. Sin lugar a dudas. el autocontrol del diálogo interno o el entrenamiento en autoinstrucciones. las técnicas de condicionamiento encubierto son una suerte de bisagra entre los modelos conductuales y cognitivos: aplican los principios del condicionamiento. existen muchos otros procedimientos que pueden calificarse de “cognitivos” de pleno derecho. elementos . Nosotros elegimos dedicar este pequeño espacio a las denominadas “técnicas de condicionamiento encubierto” o “técnicas de control coverante” desarrolladas principalmente por Joseph Cautela. tal como el entrenamiento en resolución de problemas. se identifica al trabajo clínico cognitivo con la Reestructuración Cognitiva propuesta por Aaron Beck y llevada a cabo con técnicas como la discusión y puesta a prueba de los pensamientos automáticos o la búsqueda de respuestas alternativas y racionales. Se trata de un conjunto de estrategias de intervención con un mismo denominador.

se debilita la apetencia por consumir en contextos similares a los imaginados. .propios del terreno cognitivo. Por ejemplo. cuando se intenta que el paciente adquiera autocontrol ante los entornos que lo puedan llevar a una recaída. que le den asco o le desagraden mucho. El objetivo es provocar algún grado de inhibición en comportamientos potencialmente dañinos y que el paciente no desea. que no estemos frente a una conducta automática. es decir. tres de estos procedimientos. tomar alcohol. como por ejemplo. La técnica está dirigida a alterar las representaciones simbólicas o mediadores de la actividad no deseada. Este procedimiento resulta una suerte de Desensibilización Sistemática a la inversa. Describimos a continuación. de esa manera. se la utiliza en adicciones hacia la última fase de tratamiento. A) Sensibilización encubierta Consiste en repeticiones imaginadas de la conducta-problema apareada con eventos simbólicos aversivos. a quien padece de alcoholismo se lo induce a imaginar situaciones donde hay gente bebiendo seguidas de otras que él experimente como aversivas. ya que lo que se intenta es que el individuo experimente cierto grado de ansiedad frente a esos comportamientos no deseados o patológicos de modo tal que se inhiba la ocurrencia de los mismos. fumar. Generalmente. comer compulsivamente o algunas desviaciones sexuales como la pedofilia. su efectividad depende de que esa conducta posea tales mediadores. De esa manera.

se entrena al paciente para que imagine una actividad placentera que será usada posteriormente como reforzador positivo. no sólo alcanzamos el decremento de la ansiedad ante los exámenes. en el caso de un paciente que consulta por ansiedad ante los exámenes. redundará en un aumento del comportamiento deseado que antes se emitía con baja frecuencia. sino también la vinculación de . también se sugiere para modificar actitudes disfuncionales. Por ejemplo.b) Reforzamiento positivo encubierto Consiste en el apareamiento de un comportamiento imaginado con un reforzador positivo imaginario a los fines de que ese comportamiento aumente su probabilidad de ocurrencia. compuesto por varios ensayos. Ahora bien. El ejercicio completo. postergados por falta de motivación o ausentes en el repertorio del sujeto. La técnica se recomienda para incrementar comportamientos inhibidos por la ansiedad. así la persona logrará disminuir su ansiedad y podrá rendir. es lo usual diseñar una Desensibilización Sistemática con una jerarquía que lo aproxime gradualmente a la situación temida. Como primer paso. se establece el apareamiento simbólico: se le pide que imagine que ejecuta la conducta deseada e inmediatamente luego cambie en su mente a la imagen reforzante. Luego. De esta forma. si a este procedimiento se lo combina con el Reforzamiento Positivo Encubierto. incluso como medio para mejorar el autoconcepto. se la inducirá a imaginar una situación altamente placentera para ella a continuación de cada ítem de la jerarquía.

En la primera. consta de tres etapas. se imagina a sí mismo como su propio modelo realizando el comportamiento dificultoso que desea incorporar. esto ayudará a modificar la visión negativa de la misma. en la tercera etapa. c) Modelamiento encubierto Se entrena al paciente en la repetición simbólica de la conducta apropiada mediante un modelo imaginado. Operativamente. el cual arranca con imágenes de una persona diferente de sí misma que entre titubeos y con algo ansiedad . luego de aplicar una Desensibilización Sistemática “tradicional” apelamos al modelamiento encubierto.dicha situación con sensaciones de placer. vale decir. Dado que el aprendizaje de nuevos hábitos se efectúa gradualmente. Por ejemplo. Opuestamente. el cual se muestra idóneo y seguro en su performance. imagina un modelo similar a sí mismo en edad y sexo. afrontando la situación con dificultades y superando los obstáculos. En la segunda. En pocas palabras. en las fobias a los animales se acostumbra diseñar un tratamiento de técnicas combinadas. la persona imagina un modelo diferente de sí mismo en edad y sexo ejecutando el comportamiento objetivo. a alguien que ejecute el comportamiento cometiendo algunos errores. suele aconsejarse que en las fases iniciales se visualice un modelo de manejo. durante etapas más avanzadas del entrenamiento se sugiere la visualización de un modelo de dominio. Por último.

En consecuencia.com. se trata aquí de un modelo de manejo en la primera fase del entrenamiento. cognitivo y conductual apoyándose en la idea de que nuestra imaginación es un recurso altamente potente para modificar comportamientos en la realidad.logra acercarse y acariciar.ar/revista/las-tecnicas-del-condicionamiento-encubierto/#more277 . el paciente visualizará a un sujeto similar a sí mismo que se acerca al perro y lo acaricia con poca o ninguna ansiedad. los procedimientos de condicionamiento encubierto apuntan al cambio afectivo. es en este sentido que modulan nuestras reacciones emocionales y nuestras acciones. De hecho. En suma. Más tarde. http://cetecic. a un perro. tanto la imaginación como nuestros pensamientos en general son los mediadores entre las situaciones que vivimos día a día y nuestros comportamientos. tercera fase del entrenamiento y con un modelo de dominio. El último punto consiste en imaginarse a sí mismo realizando la misma acción sin dificultades. por ejemplo. vemos aquí la segunda fase del entrenamiento y con un modelo de dominio. la efectividad de las técnicas citadas se debe en gran medida a su poder para modificar o reestructurar nuestras cogniciones.

De este modo. se formulan críticas que prejuzgan y condenan el trabajo serio de una comunidad científica que trabaja para mejorar la salud y la calidad de vida de personas que sufren. siendo fieles al compromiso entre aplicación e investigación. Más aún. Vale decir. . se dibuja la imagen de un psicólogo apático y distante. En fin. Contrariamente a lo que versan tales críticas aventuradas desde otras perspectivas.LA RELACIÓN TERAPÉUTICA EN TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL Uno de los mitos más difundidos afirma que en Terapia Cognitivo Conductual no se le otorga importancia a la relación terapéutica o peor aún. que el terapeuta cognitivo conductual se avoca fríamente a aplicar técnicas. un mito. también debemos objetivar empíricamente el proceso. que conduciendo un programa técnico insensible de acuerdo a un protocolo estructurado cual receta. en Terapia Cognitivo Conductual se ha considerado y debatido la temática de la relación terapéutica desde hace más de cuatro décadas. Apoyándose en el desconocimiento. ignora el colorido abanico emocional que su paciente habrá de depositar en él. con nula consideración de los aspectos afectivos que se juegan inexorablemente en cualquier lazo humano. se han llevado a cabo estudios empíricos con el objetivo de clarificar las variables en juego. otro mito que no es más que eso. desde el enfoque de la Terapia Cognitivo Conductual no se trata únicamente de debatir y opinar acerca del vínculo terapéutico.

Y si bien . Enfatizamos. se hallen cómodos en el trabajo que los reúne. El manejo adecuado del mismo aumenta la confianza del paciente hacia la terapia y propicia el marco óptimo para la aplicación del tratamiento. No obstante. las variables inespecíficas pueden aumentar notablemente la probabilidad de éxito. ellas se han revelado como un elemento de crucial importancia. paciente y terapeuta. las puntualizaciones que siguen deberían propiciar un contexto en el que ambas personas. Discutimos a continuación algunas aristas importantes del vínculo terapéutico y de las variables inespecíficas. Los programas de entrenamiento en Terapia Cognitivo Conductual dejan en claro que el psicólogo. Grosera y rápidamente expresado. entonces. además de detentar una sólida formación teórica y técnica. en lo que hace al abordaje de patologías tales como los desórdenes de personalidad. Más aún. debe poseer ciertas habilidades de comunicación orientadas al fortalecimiento de la relación terapéutica. también se ha observado que la efectividad puede esfumarse si el profesional no contempla el vínculo terapéutico. un aspecto menos explorado quizá: el que el terapeuta también debe propiciar para sí un clima de trabajo humano agradable. Se denominan “variables inespecíficas” a aspectos tales como la personalidad. Si bien no otorgan las condiciones suficientes para el cumplimiento de los objetivos de la terapia.En la tradición conductual se sostiene que la relación entre terapeuta y paciente se fortalece cuando éste percibe que el tratamiento le reporta resultados exitosos. el estilo de comunicación y las habilidades sociales del terapeuta.

La aceptación atañe particularmente a la comprensión de que la persona busca ayuda y no debería ser juzgada como “mala”. el agrado e interés por la patología puntual que presenta la persona que se encuentra en frente suyo. una aceptación equilibrada permite señalar al paciente áreas a mejorar o aspectos de su estilo de vida potencialmente dañinos para su salud.un tal objetivo involucra a los dos individuos. 1. sin ejercer manipulación o presión. Motivación e involucración: El psicólogo debe sentirse genuinamente motivado para ayudar al paciente. Aceptarlo significa contemplarlo como un ser humano con sus defectos. Cuando por cualquier motivo. Incluso frente a escenarios tales como la delincuencia. En este sentido. muchos de los cuales pueden no hallarse en conexión con el motivo de consulta. entonces debería derivarlo. La motivación del terapeuta dependerá en parte de sus horas de descanso o de la cantidad de entrevistas diarias que realiza. 2. el psicólogo no debería olvidar que el paciente pide ayuda y su misión es brindarla sin emitir juicios. la responsabilidad técnica y ética de su consecución atañe tan sólo al psicólogo y no al paciente. Resulta escasamente probable que mantenga un adecuado deseo de trabajar si . no logre tal aceptación. Esto implica naturalmente la vocación por el trabajo clínico en general pero particularmente. Aceptación incondicional o “no enjuiciamiento”: Cuando el profesional toma un caso deberá comprometerse a aceptar y a ayudar al paciente. “tonta” o con cualquier otro calificativo peyorativo.

4.duerme poco o atiende a diez personas por día. Entonces. Indagando la visión personal del paciente. una pobre motivación por parte del terapeuta derivará en menores niveles de efectividad y mayor cantidad de fracasos. Desde esta perspectiva. Dicho vulgarmente. 3. no debería suceder que el móvil principal de un tratamiento se halle en variables económicas. el psicólogo quizá descubra que la depresión se halla más relacionada con la soledad que con la falta de dinero o trabajo. Se trata de una de las habilidades más deseadas para un terapeuta pues permite entender a la persona desde sus propios esquemas cognitivos y su historia particular. sin importar demasiado la razón. constituiría un error por falta de empatía el calificar como “fracasado” a un hombre de 59 años que padece depresión y cuyos hijos lo sostienen económicamente. es desde esta óptica que debería abordar el caso. tomando distancia de juicios inmediatos condenatorios o etiquetadores. “ponerse en los zapatos del paciente” aumenta la probabilidad de éxito terapéutico al tiempo que mantiene el respeto a la libertad y autodeterminación. Autenticidad: El terapeuta cognitivo conductual expresa sus acuerdos o discrepancias con el paciente de manera sincera y directa. Puntualmente. Empatía: Se refiere a la capacidad de comprender al paciente a partir de su propio punto de vista. A diferencia de . En fin.

aunque pequeños para otras personas. Más aún. una actitud sincera y auténtica mejora el vínculo terapéutico. No obstante. aumentando la confianza de la persona que consulta. si el paciente desea saberlo y el psicólogo desea contarlo. 5. no es este el objetivo por el cual se reúne con el paciente. como su orientación sexual. no se mantiene abstinente ni neutral. Así.otros enfoques terapéuticos. basado en un criterio de salud y enmarcado en una formación científica. permitiéndose responder preguntas o hacer comentarios espontáneos acerca de sí mismo. Por el contrario. si . Por el contrario. porque sencillamente. no se muestra hermético ni oculta su vida personal. quizá desvalorice comportamientos que. Ecuanimidad: El feedback hacia el comportamiento del paciente constituye uno de los pilares que apuntalan la relación terapéutica. Tampoco a este último suele interesarle tanto la vida de su terapeuta. Si el terapeuta es demasiado negativo. representan un logro importante para algunos pacientes. contesta las dudas que el paciente le plantee con un lenguaje simple y claro. no resulta muy habitual que el profesional hable frecuentemente de sí mismo. podrá referirse a aspectos tan cotidianos como la universidad de la cual egresó u otros más “privados”. Naturalmente. Por lo tanto. por ejemplo. el psicólogo cognitivo conductual deberá manejarlo equilibradamente ya que tanto la crítica como la aprobación excesivas pueden ser contraproducentes.

este último debe utilizar un lenguaje de respeto y cordialidad. manejando sus propias emociones desadaptativas que podrían interferir en su pericia . puede estar omitiendo conductas que requieren ser cuestionadas y eventualmente corregidas. Considerar aspectos de forma: La puntualidad. las sesiones en las que el paciente se ausenta o cancela. la involucración con el tratamiento son aspectos que influyen en la relación terapéutica. Especialmente. no debemos olvidar que representa un importante modelo para quienes acuden a su consulta. el enojo del paciente puede representar una muestra de conducta que requiere ser analizada más que juzgada y atacada.se muestra excesivamente positivo. 7. Independientemente de las diferencias que puedan existir entre paciente y terapeuta. El psicólogo los analiza y debate con el paciente pues de lo contrario. Visión positiva: El terapeuta debe conducirse racionalmente. pueden interferir con el curso del tratamiento. Respeto y manejo de las propias emociones negativas: El psicólogo habrá de manejar adecuadamente sus emociones y las expresará asertivamente. 6. 8. la realización de tareas.

en la pose que toma al sentarse o en la entonación de sus palabras. Si a raíz de algún desorden emocional personal. Así. por ejemplo. ello no implica rigidez. el terapeuta no . Adaptación al caso por caso: El profesional adaptará la aplicación de las técnicas al estilo y la personalidad del paciente. el estilo de comunicación con un adolescente diferirá del utilizado con una persona de tercera edad. es que debe prestar especial atención a su propia conducta. Ello atañe a aspectos tales como el volumen de la voz o la postura física que adopta. en este sentido. el terapeuta cognitivo-conductual intentará abordar sus casos desde una perspectiva “optimista-realista”. Si bien el tratamiento cognitivo-conductual tiende a ser planificado y sistemático. si un paciente desea dejar de fumar. una visión pesimista merma las posibilidades de éxito. 9. podría mostrar señales de cansancio en la expresión de su rostro.profesional. Pero más específicamente. Autocontrol del propio comportamiento del terapeuta: El terapeuta cognitivo conductual debe atender a algunas pautas formales de su propio comportamiento. Así. el psicólogo viera oscurecida su visión optimista. entonces debería buscar ayuda psicológica para sí mismo. Estos deben ser ajustados por el terapeuta al caso en cuestión. Si el psicólogo ha atendido a muchos pacientes en un solo día entonces. Sin lugar a dudas. 10. La Terapia Cognitivo Conductual no consiste en la aplicación “mecánica” de procedimientos técnicos. el psicólogo constituye un modelo de especial relevancia para sus pacientes.

debería fumar frente a él. http://cetecic. la conducta del psicólogo habrá de ser congruente con lo que pregona durante el curso del tratamiento. el terapeuta no debería atenderlo con demoras importantes o cancelarle las consultas con escasa anticipación. En suma. si presenta dificultades de autoorganización. la selección de técnicas científicamente validadas pero aplicadas en el contexto de un vínculo humano bien conducido. esto es.com. La integración de ambos elementos. En fin. naturalmente.ar/revista/la-relacion-terapeutica-en-terapia-cognitivoconductual/#more-215 . el manejo de la relación con el paciente se revela como un punto clave del proceso terapéutico. del conocimiento de los paradigmas teóricos y los procedimientos técnicos propios del enfoque. potenciará el horizonte de posibilidades de la Terapia Cognitivo Conductual. Ella debe acompañarse.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful