La poesía en mí Héctor Roa Segura

1

La poesía en mí Héctor Roa Segura

2

La poesía en mí Héctor Roa Segura

1ra parte

Inicio: 10 de febrero del 2007 Fin: 27 de febrero del 2007

2da parte

Inicio: 3 de marzo del 2007 Fin: 31 de marzo del 2007

-Este cuaderno, fue escrito en dos partes, por razones, de promesas, los tres primeros son el principio de lo que deseaba y de lo que sucedió en solo unos días. La segunda parte es lo que deseo hacer, y de lo que pude sacar por estar enamorado. -Este cuaderno, son los pensamientos mas idiotas, que se me pudieron ocurrir en el momento de escribirlos, ya que cada poema significa un avance, un sentimiento del momento, un dolor del instante. -La promesa del poema tres, no la cumplí, por que necesitaba escribir, ahora se que tal vez no soy poeta, solo un principiante, pero soy un escritor, que no puede dejar el lápiz tranquilo, y eso se ve en la canción que escribí, ya que no se como la hice, se me ocurrió de repente.

PDTA: si les gustan, bueno, si no, bueno también, Es mi forma de escribir y no pienso cambiar y Si lo hago será como yo deseo. GRASIAS.

3

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Índice Parte I

El dolor de estar enamorado
01 02 03 Antes de comenzar a olvidar Una noche más El dolor de estar enamorado

Parte II

No me negare la felicidad
01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 Rompo la promesa Volare Espero que tu logres ver Mi maldición Después de ti Sueños perdidos Tus palabras fueron claras La poesía cambiara Así soy yo La última mirada Mi verdadero destino Huellas en mi corazón Las 11 Amigo vive (Canción) Ojalas te encuentre Hermoso recuerdo Maldita sed Te agradezco de corazón Esperanzas al amor Buscabas a un hombre diferente Hoy me decidí A nacido una laguna La encontrare, el viento me lo prometió. No me negare la felicidad 4

La poesía en mí Héctor Roa Segura

5

La poesía en mí Héctor Roa Segura

ANTES DE COMENZAR A OLVIDAR Poema 1

Antes de comenzar a olvidar, Hay que dejar en claro, Que yo aun te amo, Que mi corazón, se muere por Estar junto a ti, Pero ya estoy harto, de ver el tiempo Pasar y escuchar mi alma llorar. Jamás pensé, que podría perderte, Ahora mucho menos creo, poder Tenerte. Antes de que mi alma, comience a llorar, Tengo que decirte, que no puedo Dejar de amarte, pero tendré que olvidarte, Ya que no encuentro, el amor en tu corazón. Tendré que aprender, a vivir sin ti, Tendré, que conformarme con el pasado, Aunque no lo desee, Porque mi corazón, quiere más De ese amor, tan bello, que nació Un día como el de hoy. Sé que un día me dijiste, Que necesitabas tiempo, y Te lo di... ahora encuentro que ese fue mi maldito error, ya que hoy te extraño, como si no volviera a verte. Pero también se, Que cometí otras grandes estupideces, Y me arrepiento. Pero antes de comenzar a olvidar, Hay que decir, que estoy loco Por ti, que me muero si tu ya no estas A mi lado y si no me crees, mírame Solo un segundo a los ojos y te darás Cuenta que estoy muriendo, por que Ya no estás aquí, siendo mi musa En cada poema, que no trate de lagrimas. 6

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Perdóname, por decir que debo olvidarte, Perdóname, por mandarte mensajes a tu Correo diciendo que te quiero. Perdóname, por ser tan estúpido y no Atreverme a decirte un maldito te amo, Cuando estas a mi lado, y es por que Mi voz y corazón, se quedan mudos, Esperando solamente una palabra De amor por parte tuya. Perdóname, por decir que tú aun me amas, Pero que nunca volverás, ya que debes estar Pensando, que estoy mintiendo. ¡Perdóname... por aquello! Antes de comenzar a olvidar, Hay que dejar en claro, Que yo aun te amo, Que mi corazón, se muere por Estar junto a ti, Pero ya estoy harto, de ver el tiempo Pasar y escuchar a mi alma llorar cada noche, que ve una estrella en El cielo. Escucha mis palabras, tal vez no tendrán la razón, Pero la intención es la que se cuenta, Ya que expresa todo lo que siento hoy. Escúchame, no todo tiene un por qué, Especialmente cuando el corazón Esta latiendo amor por ti, En cada amanecer, en cada maldito día De mi existencia. Sé que no puedo definir mis propios sentimientos, Pero lo que si se, es que puedo ver llorar Al cielo y la luna, como también a mi corazón. Espero el día, en que mi herida Sea tan fuerte que destroce mi corazón, Y tu estés bien cerca, Para que veas lo que sufro por ti. Tan solo quiero verte llorar, Y que me digas cuanto me amas..... A veces quiero, ver un amanecer Junto a ti, abrazados los dos y decirte 7

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Tantas cosas, que no pude decir antes, Sé que no deseo, decir adiós, De ese modo, espero que el destino Se apiade de mi corazón, Pero si no es así, que Diablos, igual lo intentare, Ya que hasta ahora nada Me alejara de ti. Quiero mirar tu rostro, y Entrar a un espacio no conocido Y poder susurrar a tus oídos, Palabras que recorran tu cuerpo y Que provoquen más de mil latidos En ti. Quiero escuchar tus palabras, Robándome el corazón, también Dame palabras, que llenen El silencio de mi cuarto, y Déjame oír tu voz, cuando Nuestros cuerpos sean uno, En nuestra imaginación. Quiero que esto vuelva a nacer, Pero que esta vez sea mejor, para Que el tiempo nos dé la oportunidad, De amarnos, como si fuera el último Día de nuestra vida. Quiero verte, cerca de mí, Abrazando mi corazón, Quiero que me demuestres Que la pasión entre los Dos, jamás murió, solo intento apagarse, En un momento de confusión. Pero ahora intento encontrarte Y enamorarte, con más de una Simple palabra, Pero no sé si estoy bien u Otra vez me equivoco Intentando enamorar tu corazón y Tu dulce carita de ángel. Pero lo que se, es que Si no hago nada, nuestro 8

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Futuro morirá hoy, como Las estrellas, cuando nace el sol, De ese modo, solo me queda Regalarte mis ojos, para que Los llenes de imágenes que Muestren tu corazón, tal como es. Ojalas, que no tenga que esperar, tanto Para que vuelvas a ser, lo más bello Que algún día pudo tocarme, el corazón. Espero que no tenga, que esperar tanto, Por tocar tu corazón, con una rosa, Con un poema, con un beso, Con una palabra que sea eterna, En mi boca, como en tus labios, Que se eterna como la mirada De tus ojos, en un atardecer. Ya que no deseo comenzar a Olvidar lo más bello, Que paso por mi vida. Ya que cuando estés lejos de mí, Ya no sabré que hacer, Tendría que cambiar mi vida y Comenzar a volverme un loco, Desesperado, buscando algo, que nunca Existiría sin ti. Me da mucho miedo, verme Que cada día, te amo más y más, y Que no puedo olvidarte, ya Que mi alma, esta aferrada a ti, De ese modo, imaginarse esta Vida sin Ti, es imaginar que nunca Mas veré el sol y que Tampoco podré escribirle poemas a la luna, Sería una vida, que no deseo vivir. De ese modo, antes de Comenzar a olvidar, tendré que buscar Tu nombre en mi corazón y Dejarlo escapar o podría buscarte Y decirte la verdad de lo Que siente mi alma cada noche Que mira las estrellas. 9

La poesía en mí Héctor Roa Segura

UNA NOCHE MÁS Poema 2 Es una noche más, donde volveré A soñar, que tocaras mi alma, Con tu mirada y que me robaras El aliento, con cada palabra Que pronuncies en mi boca. Es volver a soñar, que tomaras El control de mi vida, mientras Estemos juntos, sin nada más Que decir. Es imaginar otra canción, que Hable de un final, que nunca terminara, Que solo crecerá, como una espina En el corazón. Es buscar la razón, en una Mente confusa, en una mente llena De sueños y deseos; es buscar El límite del amor, cuando en Verdad este aun no termina, Es buscar alas en los sueños, Ya que en cada uno de ellos se intenta Llegar al paraíso.

Es una noche más, donde intento Soñar contigo, pero mis palabras no Desean salir, de ese modo, las oraciones Se confunden con los sentimientos, Creando, esto que parece poema. Es una noche mas, donde Intento soñar contigo, Pero intento hacerlo con los ojos Abiertos, para recordar cada momento, Que me toques con la punta De tu corazón, en mi tembloroso Pecho, que solo sirve, para Guardar este pedazo de carne Que solo sabe latir, cada vez Que tu rostro pasa por mi mente. Soñar despierto, es imaginar que 10

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Canto una canción, que habla De recuerdos, clavados en la piel, Que habla de un final que aun No termina, ya que los corazones Involucrados, se están ahogando De un amor, que aun no sale, De los labios, llenos de aquella Pasión que no deja dormir. En esta noche soñare, que eres La estrella que pedí a mi destino, Pediré que me toques y murmures Amor, que me asfixies a besos suaves Y me mates con aquella mirada Que me roba el corazón, Cuando escribo un poema, que Habla de mis sentimientos.

11

La poesía en mí Héctor Roa Segura

EL DOLOR DE ESTAR ENAMORADO Poema 3 Mis sueños, crecían cada día En el que no podía verte, Crecía el amor, la esperanza De que volverías a mí, En un bello día o en una Noche donde el cielo robara Cada mirada de nuestros corazones. Mis sueños buscaban tu mirada En cada parte de mi corazón Y el alma cada noche cantaba Aquella canción, que me devolvía Las esperanzas de amarte, con La suavidad de lo que puedo escribir, Con lo más bello que puedo imaginar, y De regalarte lo mejor de mi amor. Creía que mi amor era lo suficiente Grande como para decir que te amo, Pero descubrí que no sé cuánto te amo, Solo sé que mi cabeza esta mareada Y mi estomago se enfermo ya que Derribaste mis defensas, solo con una Frase, me mataste, me heriste y yo Ya me lo esperaba, pero igual duele Como la primera vez, en que me Dijiste que ya no sabias lo que Sentías, solo que necesitabas un tiempo Para aclarar tus sentimientos. ¿Por qué me sucede esto? A pasado tanto tiempo, desde que no té Veía de cara a cara, pero en ese tiempo Siempre te extrañe y nunca deje de Amarte, pero tú dices que ha pasado Tanto tiempo y esa es la razón, de Que tu ya no me quieras, como Antes, eso duele directamente en El corazón, duele porque uno creía Que ese amor era de verdad y No un juego, pero sí tu ya me Olvidaste y ya no sientes aquel Amor que robo nuestras miradas de Adolescentes, lo tendré que aceptar, 12

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Tendré que nadar en el sufrimiento, Gritar al cielo y buscar la Esperanza de no caer en él vació Interno de mi alma, como sí ya No tuviera vida. Busco el amor, busca la vida, Pero sé que primero moriré, como La lluvia en el desierto, moriré desangrando De pena y de muchos recuerdos, Moriré y solo dejare mis cuadernos, Como herencia, porque al revivir No volveré a ser el mismo, estúpido, Que siempre creyó en su corazón, Sin importar la maldita verdad. ¿Por qué me sucede esto? Las cosas de la vida, Son tan extrañas, que no puedo Entender cuál es mi destino, Cuál es mí mejor arma, Para combatir aquellas penas, Que ahogan cada día más, Mi alma, en un simple, pero A la vez, un profundo, Vaso de agua. El amor, las esperanzas, que eran Guardadas en mi interior, hoy Deben ser expulsadas, Deben ser llevadas lejos, y de ese Modo que mueran para siempre. Y así mi corazón, Dejara de llorar; mis lagrimas se Guardaran para otra mujer, que Me vuelva hacer sufrir, y mis Palabras descansaran un simple Segundo, ya que después las Volveré a torturar. Ahora no tengo nada que decir, Mis pensamientos están emergiendo Solos, el corazón pide lagrimas; El odio, pide que odie todo; La tristeza, desea llenarme de lágrimas Y mis palabras, solo piden 13

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Que hoy explote en sentimientos, y Que me deje morir. Maldito sentimiento, Maldito amor, no dejaste Que olvidara aquella mujer, Me hiciste pensar que Ella me amaba, que cuando Me mirara me daría un Beso y que todo el mundo Solo seria de los dos, hoy Con tanta tristeza, que rompe Mi corazón, descubro de su Boca, que ella nunca sintió aquello, Que solo yo sentí aquellos Sentimientos que me dejaron Vivir sin ella durante unos Meses, ya pensaba en solo Poder mirarla. Tan triste, tan estúpido, Me siento, guardándole mí Corazón a una mujer, Que jamás supo apreciar Mi maldito amor, Tantas veces escuche, que debía Olvidar, no dejar que el Pasado me consumiera la Carne, pero yo estaba demasiado Enamorado, y hoy me doy Cuenta, que mi maldita espera Nunca valió la pena En el corazón. Te conocía o creí aquello, Te bese en un viaje y ahora En otro me dices, que todo Termino, dejándome con lágrimas En el corazón, dejándome Con el rostro, lleno de cicatrices. Morí y reviví, luego volví A morir, ¡Cómo explicar eso!, No lo sé, deje que mí Cuerpo se abandonara que Estuviera lejos de la tristeza Y el enojo, deje que 14

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Este se alejara de aquí, Que no supiera de mí Sufrimiento, lástima que no se Puede y tuve que agonizar con El, tuve que llorar con El, tuve que morir y Revivir con él, pero Aun n puedo sacarte de Mi mente, como tampoco de Mi maldito cuerpo, que ayer Me dejo tiritando y hoy me Tiene llorando por dentro y Si te veo, no me deja Hablarte. Te amo y ahora ese será Mi maldito problema, será Aquello que no me deje dormir, Será aquello, que no me deje Gritarle. Olvidarte, no lo deseo, Pero con todo esto, Es mi obligación hacerlo, Ya no luchare por una Causa perdida, no quiero seguir Muriendo, por buscar un te Quiero. Buscare un nuevo pensamiento, Una nuevo forma de ser, Intentare olvidarte lo más Rápido que pueda, como tu Lo hiciste; intentare No pensar, como soñar contigo. Porque hoy, deseo vivir, Buscar quien soy y luego Matarlo, para seguir siendo Aquel poeta, que siempre Esta, enamorado, que siempre Muere por el amor de una Mujer. Sueños de olvido crecen En mi corazón, como lágrimas De lluvia o como suspiros 15

La poesía en mí Héctor Roa Segura

De enamorados, todo aquello Crece y crece, inflando Mi pecho de dolor y lágrimas. ¿Por qué me sucede esto? El silencio de la noche, El pensamiento de un perdedor Se combinan, como un trago Amargo y agrio, se combinan Como el tabaco y el fuego, Solo se combinan, para emborrachar Y matar el cuerpo de este Enamorado. No sé porque esto se me Hace tan difícil, será porque La veo casi siempre, será Porque deseo mirarla y luego No lo hago, se me hace difícil, Porque la amo demasiado. ¿Por qué será? Ahora solo llorare, cada Vez que escuche en mí Corazón tu nombre, será Como un recuerdo que Lastime mi piel. Creare una canción, Dedicada, a todo el Amor que sentí por ti, En todo este tiempo, Será la canción, que Me ayude a olvidar Y tal vez, volver amar. Que maldita es esta vida, Cuando uno desea ser más feliz, Junto con otro corazón, Que te abrasé, que te ame Y que nunca se separe de Ti, esta te separa. Como duele, saber que ahora Estas solo, que tienes aquella Libertad, que nunca pediste, 16

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Porque siempre quisiste ser Prisionera de aquel amor. Ahora tendré que buscar, La vida, tendré que renegociar Con el olvido, para sacarte De mis recuerdos, de Mi corazón, para no volver A pensar que volverás a mi lado Y me dirás que me amas. Ahora tendré que gritar, Que ya no puedo más, que Necesito un abrazo y una Caricia ya que mis sentimientos Hoy quieren morir, en silencio. El amor se termino, de tu corazón, Qué diablos hago con el mío Ahora, no puedo dejarlo en Aquel hotel, donde la noche Y tu boca, me revelaron Que mi amor, no vale nada, Que siempre lo dejan abandonado, En las calles de esta maldita Soledad. Ahora tendré que negociar, el Como revivir, salir de pie y No volver a llorar si te veo, Ya que todavía te amo. Inventare una canción, Suave y hermosa, que hable De ti y de ese maldito Hotel, que me enseñaron, que Amar ya no sirve en esta Vida, solo sirve para hacer llorar Al estúpido, que siempre escribe. Hoy por fin descansare, de tanta Tortura emocional, descansare de Mis pensamientos, especialmente De ti. Hoy inventare una canción, Que hable de mis pecados, Mis maldades y los malditos Pensamientos, inventare una 17

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Canción, que llene almas, Como corazones abandonados, Hoy inventare aquella canción, Que mate mi piel, cuando Vea la puesta de sol, diciéndome, Que mi fin ya llego. Inventare una canción, Que me enseñe olvidar, Que me enseñe a volver a vivir, Sin amor. Inventare una canción, Que diga que aun la Amo. Corazón oscuro, lamentos de tristeza, Cuando miro mis alrededores llenos de vida, Mientras que mi corazón va muriendo cada noche, Que descubro que no volverás a tocarme Con una mirada. Ahora ya no sé lo que deseo, No sé lo que busco o lo que Sueño que toque mi corazón Con la palma de su mano, Solo tengo claro, que lo que Ahora miro con tanta belleza, No es lo mismo de lo que alguna Vez me enamore, y si eras así Nunca me di cuenta, y aquello Me da rabia y pena, por mí mismo. Es de día y el sol entra en mis ojos Iluminando mi alma, dejando que mis Pensamientos, no se mezclen con los Sentimientos. Llenando de nuevas preguntas Mi corazón, que ahora ya no sabe Lo que esta amando, solo se De cuenta, que el destino, Cada día lo confunde mas y por Eso desea dejar de amarla tanto. Intento ver mi vida y no la veo Como yo deseo, solo veo que 18

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Hoy estoy enamorado y solo deseo Llorar. No veo ya mis sueños, solo veo Un nuevo amanecer, en un lugar Que no conozco y que tal vez Nunca vuelva a ver. De ese modo inventare una nueva Vida, nuevos sueños y nuevos Poemas, inventare otros pensamientos, Como también nuevas canciones Y jurare, que olvidare toda esta Pena, que siento cada vez que Hablo de ti, como si fueras La única mujer en mi mundo y Para rematar aquello es así en Mi maldito corazón, de ese modo Tendré que olvidarte. Ya que te Amo demasiado. ¿Por qué me sucede esto? Inventare una canción y jurare; Y jurare que le entregare mi vida Al cielo y a las estrellas, si Algún día encuentro aquella Mujer, que tome mi corazón y lo Bese hasta mi muerte. Juro regalarle mi alma, en un Testamento, y este dirá que ella Es poseedora de todo lo que Tengo, incluido todos los poemas Que le dedicare con el corazón. Prometo desangrarme, como También ahorcarme, para que esta Promesa se cumpla, ya que deseo Una mujer dulce, cariñosa, que Entienda mi maldita forma de ser, Como también que me regale Besos, que alimenten el fuego de Mi interior y que me ayude a Escribirle miles de poemas, También le pediré que siempre este Conmigo, que me rete de vez 19

La poesía en mí Héctor Roa Segura

En cuando, que sea celosa, para ver Si me ama, pediré por sobre todo, Que nunca me traicione y si lo Hace, que nunca más lo vuelva Hacer. Hoy buscare a esta mujer, en mis Sueños, en mis poemas, la buscare En libros y bares, la buscare y Así después cumpliré mi promesa. Hoy lloro, y busca la injusticia Y la verdad. Maldigo aquello que vieron mis Ojos y deseo gritar que no Puedo soportar más, La amo y me duele verla así, Sonriendo y muy alegre, al principio Creí, que era un traje, pero Que por dentro estaba triste, pensé Que estaba haciendo lo mismo Que yo, pero verla besando a otro, Eso ya no lo soporta mi corazón, Aquel beso, será de amistad u otra Cosa, no me importa, ya que no soy Su dueño, tampoco nada suyo, solo Soy un conocido que intento darle Lo mejor, pero que ahora se da Cuenta, que desperdicio todo un Amor en ella. Ya que la amaba, si que la Amaba, deje cosas por ella, y a Todos les decía que amaba A una persona especial, ahora diré, Que mi corazón está enamorado, Pero que no le pertenece a Nadie, ya que tu, al parecer nunca Me amaste. Ahora se, que no tengo Que enamorarme como un estúpido De la primera mujer, que robe Mi corazón, ya que siempre me Dejan vagando en la tristeza, Siempre me dejan, sin decir adiós. 20

La poesía en mí Héctor Roa Segura

El dolor de estar enamorado, Que maldito sufrimiento invade el Cuerpo, cuando tu amor es de verdad Y no es bien recibido. Ahora olvidare todo el pasado E intentare no buscar tu mirada, Tampoco el roce con tu piel, Juro olvidar todo recuerdo tuyo, Tu amistad, que no la deseo y tu Amor, juro olvidarte para siempre, Solo estarás de recuerdo en estas Hojas y en poemas anteriores, que Decían que te amaba, pero nunca Tanto como este, ya que este Es el último que escribiré, esta noche. Hoy juro también, entregarle Mi vida al cielo, para que Me envié un ángel que Enamore mi alma, que me Toque con la palma de su mano Y me libere, de todo dolor. Pediré también que me logre Amar y de un beso me llene El alma de nuevas esperanzas De vida. Hoy juro amarte y olvidarte, Juro no buscarte, como también No hablarte, juro no volver A escribir otro poema, que Este pensado en ti, Alejandra, ya que hoy, Las ganas de seguir escribiendo Se me fueron a la mierda, Y solo deseo no llorar más. Juro que el próximo poema, Que escriba después de esto, Será cuando me vuelva a enamorar.

21

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Lo juro... por mi alma y poesía.
24-25-26-27-de febrero del 2007 Este poema dirigido Alejandra Morales, para decirle que aquí esta toda mi ira, ya expulsada. Brasil-Paraguay 2007

22

La poesía en mí Héctor Roa Segura

23

La poesía en mí Héctor Roa Segura

24

La poesía en mí Héctor Roa Segura

ROMPO LA PROMESA Poema 1 Es tres de marzo y mí Alma esta triste, ya que Mira la luna y recuerda Que en esas noches, siempre Escribía un poema, que llenaba El corazón, con aquel sentimiento Llamado amor. Miro el cielo y no veo las Estrellas, ya que las nubes Osan a taparlas, y no dejan Que aquella luz penetre mi alma Y le vuelva a dar vida, No me dejan volver a escribir Un poema, que ya no hable de Ese amor, que no fue verdadero. Jure ante mis poemas, no volver A escribir, pero mi corazón pide A gritos, que exprese el coraje Que llevo guardado. Rompo mi promesa, ya que hoy Necesito escribir un poema Que levante mi autoestima, Necesito escribir, que soy un poeta, Y no puedo dejar esto, es mí Droga, es lo que me ayuda a Seguir de pie y no caer a la deriva. Jure no escribir, hasta Enamorarme otra vez, Eso es imposible, ya que camino Entre la gente y solo deseo Buscar un papel y lápiz y Escribir, palabras que liberen La ira de mi corazón, Que liberen la pena que se Aferró a mi alma. Hoy tres de marzo, eh vuelto A mi más preciado castigo, E vuelto a torturarme con mis Propias palabras, he vuelto a Caminar entre las hojas de un cuaderno, 25

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Que pide a gritos ser escrito, En prosa o en otro tipo de Escritura. Eh vuelto a sonreír, después de Unos días, donde lo único, que Me quedaba era llorar, por mas De una hora. Ahora volveré a Buscar ni don, volveré a vagar Entre mis palabras, que nunca Volverán a morir. Hoy rompo la promesa y escribo A la luna y a la noche, prometiéndoles Que nunca las dejare, que no las Olvidare, ya que ellas son mi inspiración Cuando mi corazón llora, por amor.

26

La poesía en mí Héctor Roa Segura

VOLARE Poema 2 Pasan los días E intento evadir la maldita Realidad, de que todo Termino. Pero ahora, ya es el día En que debo decir, que Mi corazón está llorando, Pero igual se levantara Y caminara hacia un nuevo futuro Y no volverá a dejarse humillar. Ahora mi corazón esta Libre, de ese modo volare E intentare descubrir nuevas Experiencias ya que no Dejare que este maldito amor Me hunda en el pasado. Llore demasiado por perder Lo que era tu amor, ahora Intento darle el color a mi vida, Intento cambiar mi pensamiento, Intento ya no ser el mismo Poeta. Dejare que mi corazón vuele, Que busque la felicidad, ya Que no deseo verlo encerrado Pidiendo a gritos, tu amor Que nunca existió, a mi Parecer.

27

La poesía en mí Héctor Roa Segura

ESPERO QUE TU LOGRES VER Poema 3

Sé que la verdad, puede ser cambiada Por cada corazón, que intenta Buscar el poder, llamado amor. Y también estoy seguro de que El mundo, aun no sabe escuchar, Como tampoco tu corazón, Que no desea ver, lo que pude Ofrecer, en una eternidad. El tiempo, se va y el terror, Está en mi interior, ya Que en este mundo, ya no hay lugar, Para mi última canción. Término de escribir, y mi vida Desaparece, como aquel camino Que me llevaba a mi casa, desaparece Como mis viejos amigos. Busco un nuevo amanecer, y Otra cosa por la cual poder sonreír, Sin estar enamorado, también busco Mi hogar, que ya no es mi interior, Son mis poemas. Sé que la verdad, puede cambiar El alma, y la mirada, como también Cambia un corazón, que busca la felicidad, Sin darse cuenta que está muy cerca. El tiempo, se va y el terror, Está en mi interior, y Sé que en este mundo, ya no hay lugar, Para mi última canción, Que intentaba decir, que deseaba que estuvieras A mi lado siempre. Imaginaba a los dos, buscándose Con los labios, murmurándose Que nunca desearían separarse, y Que nunca más estarían separados, Lástima que ese deseo ya desapareció. 28

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Imagino la soledad, carcomiendo Mis sueños, en cada suspiro de amor, En cada segundo de esperanza, En cada lágrima que arrojo por ti. Que absurdo, fue pensar que volverías A mis sueños en una noche. Que estúpido fue creer, que regresarías A mis brazos, como ayer. Sé que te alejaras, para siempre de mi vida, Como todo aquello, Que puedo recordar de mi niñez, Te alejaras y me dejaras, con el Corazón, enamorado, hasta que Pueda sacarte de mi interior. Sé que soñé, que te quedarías una vida Entera, que me darías, aquellos Sueños que podrían llevarme al Lugar más extraño de nuestra imaginación, Sé que soñé, una fantasía, que ahora murió En un solo día. Puedo imaginar, que todo es de papel, Que mi corazón solo es una palabra Y que mi vida es una hoja, Puedo imaginar que el fin ya Esta aquí, que ya llego E intento matarte, con un suave Dolor. Pero sé que necesito solo Un momento, parea decirte Que tú llenabas todo lo que tenia, Que me ayudabas a pintar todo lo Que podía escribir, y Que sin ti, los sueños ahora desaparecen ante Mis ojos, pero que Pronto volverán. Puedo imaginar, que todo es de papel, Que mi corazón solo es una palabra Y que mi vida es una hoja, Pude imaginar que el fin ya Llego, y que tu corazón, Ya no volvería a sonreírme, con un 29

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Beso. Pero sé que necesito solo Un momento, parea decirte Que tú llenabas todo lo que tenia, Que me ayudabas a pintar todo lo Que podía escribir, y Que sin ti, los sueños desaparecen ante Mis ojos, pero que pronto volverán. También buscare La forma de renacer sin este amor, Que ahora se encuentra con la soledad. Sé que la verdad, puede ser cambiada Por cada corazón, que intenta Buscar el poder, llamado amor. Y también estoy seguro de que El mundo, aun no sabe escuchar, Como tampoco tu corazón, Que nunca me escucho y Que no deseo ver, lo que pude Ofrecer, en una eternidad. Lo que pude ofrecer en una noche De luna llena, en una noche llena De estrellas, donde escribía tu nombre En una nueva constelación. Pero espero que tú logres ver, Que pude ofrecer, hasta mi corazón Cuando estaba cerca, porque ahora me alejare, E intentare vivir de nuevo y Sacarte para siempre de mi corazón. Descubrí que tus palabras, solo eran Una vil mentira, que tu amor Nunca fue verdad, descubrí Que nunca creíste en nuestra Relación. Tal vez fue mi culpa, aferrarme demasiado Al amor, pero también es tu culpa Darme esperanzas, darme más sentimientos De amor, fue tu culpa no decirme antes, Que nunca me amaste. De ese modo espero que tu 30

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Logres ver, lo que sentía mí Corazón y entiendas que ahora Ya no te deseo más en mi vida.

31

La poesía en mí Héctor Roa Segura

MI MALDICIÓN Poema 4

La verdad, que muestra el Mundo puede cambiar, cuando Un corazón, reniega de lo Que el destino desea para él. La maldición caerá ante tus pies Y vestirá de odio y dolor, Buscara mi cuerpo y no lo Encontrara, ya que está oculto en Tu interior. Tus besos estarán en cada rincón de mi cuerpo, y Tus cabellos recorrerán mi boca, como Un néctar, prohibido para un pobre. Me perderé en tu alma Y tú te perderás conmigo Cuando comencemos a despertar De aquel sueño que idiotice a Nuestros corazones. La búsqueda del amor hoy no Cesara, solo tomara un descanso, Para alimentar los cuerpos de lujuria Y vanidad. Los sueños se tomaran La realidad, y provocaran una guerra En el interior, de mi menté, Cuando esta intente Relatar leyendas de la antigüedad. Mi nombre ocultare, nadie podrá saber Quien soy, ya que aun mi maldición no a Caído. Donde habrá un lugar, Donde el dolor no pueda existir, Donde mi cuerpo no sea presa fácil, Del odio y la avaricia. Mi maldición al fin caerá, Caerá como lagrimas de luna, Cuando el sol aun no le explica, 32

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Que el amor de ellos ya termino. Caerá como el himno que intente Construir solo para ti. Mi nombre hoy ocultare, Buscare la vida otra vez, Soñare de nuevo, Pero ya no será contigo. La verdad, que muestra el Mundo puede cambiar, cuando Un corazón, reniega de lo Que el destino desea para él. Pero la vida te encadena, A ser el mismo, aunque no lo Quieras más, aunque desees Alejarte de tu maldito pasado, Y descubrir una nueva vida, Sin penas, como tampoco dolor, Solo con un nuevo amor, que Te enseñe, que es el amor sin límites. La maldición caerá ante tus pies Y vestirá de odio y dolor, Buscara mi cuerpo y no lo Encontrara, ya que está oculto en Tu interior, es lo que diría Si nuestro amor nunca Hubiera muerto en una Noche, de ese modo ahora La maldición del dolor, Me encontrara llorando en mí Cama, suplicando el olvido. Tus besos estarían en cada rincón de mi cuerpo, y Tus cabellos recorrerían mi boca, como Un néctar, prohibido para un pobre, si Este amor no hubiera desaparecido, de Un día para otro, en tu corazón.

33

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Me perdería en tu alma Y tú te perderías conmigo Cuando comenzáramos a despertar De aquel sueño que podía idiotizar a Nuestros corazones, lastima Que ese sueño nunca pudo Llegar. La búsqueda del amor hoy no Cesaría, solo tomaría un descanso, Para alimentar los cuerpos de lujuria Y vanidad, pero en vez de poder descansar, Murió rápidamente en una noche. Los sueños se tomarían La realidad, y provocarían una guerra En el interior, de mi menté, Cuando esta intentaba Relatar leyendas de la antigüedad, Que solo expresaban sentimientos de Amor. Mi nombre ocultare, nadie podrá saber Quien soy, ya que aun mi maldición no a Caído, ahora menos ya que perdí Las esperanzas de volver amar Tu corazón. Donde habrá un lugar, Donde el dolor no pueda existir, Donde mi cuerpo no sea presa fácil, Del odio y la avaricia, Donde sea presa del odio y el Olvido, donde sea presa fácil De mi maldición. Mi maldición al fin caerá, Caerá como lagrimas de luna, Cuando el sol aun no le explica, Que el amor de ellos ya termino. Caerá como el himno que intente Construir solo para ti. Caerá, cuando olvide tú Corazón y tu carita de ángel, Mi maldita maldición se extinguirá Cuando descubra a una verdadera mujer, Que me ame, sin traicionarme, de la Noche a la mañana. 34

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Mi maldición Algún día caerá, Espero que sea pronto, Ya que no aguanto más este Maldito destino, que no desea Verme feliz, pero se Que algún día igual lo Llegare a ser, y ese día, Mi maldición caerá, ante Mis pies o los pies de la Mujer que llegue amar.

35

La poesía en mí Héctor Roa Segura

DESPUÉS DE TI Poema 5

Créeme, que después de ti Cambiara mi vida, aunque tenga Que dejarte en el pasado, Siempre estarás en mis sueños, Ya que te ame demasiado, Y por esa razón no puedo arrancarte De mi corazón, ya que me Aferré demasiado a ti y eso Fue mi culpa, ya que siempre Tuve miedo a perderte, y hoy Que ya te perdí, lloro por las Noches suplicando que sea mentira, Pero despierto y me doy cuenta Que ya te has alejado y no puedo Hacer nada más. Me levanto y grito que estoy enamorado, Y que no puedo creer que ya te perdí, Que no volveré a tocarte, te amo Y eso es mi pecado, ¡juro!, no pensarte, Olvidarte y hasta odiarte, pero en verdad, Solo necesito salir hacia delante, sacarte De mi mente, ya que deseo estar contigo, Pero sé que tú no, tú ya me olvidaste, Andas caminando llena de alegría y sin Penas, porque ya sabes, que estas con La mente limpia, sin darle ninguna Explicación a nadie, por los besos que regalas. Ya no estoy en tu vida, tampoco En tus sueños, me has borrado De tu corazón y yo tendré que hacer Lo mismo, para no quedarme aquí, solo. Ya todo termino entre los dos, Ahora estoy solo y créeme Que saldré hacia delante, no Me dejare ahogar por un amor. Te ame demasiado, pero tus Palabras fueron claras, de Ese modo no luchare por algo Que nunca podrá ser, luchare 36

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Para que veas que sin ti Igual viviré, pero recuerda Que te guardare en lo más profundo De mi corazón y solo te recordare, Cuando piense en la mujer Que me robo el alma Y me ayudo a escribir estos poemas, Que algún día leerás, pero En la librería, o en una página de Internet. Ahora me despertare, pensando en un Nuevo sueño, caminare y escribiré Nuevos poemas, que algún día leerás, Pero hoy no será ese día. Créeme, que después de ti, Mi vida ya no es la misma, Todo está contra mí, el pasado sigue Persiguiéndome y solo me queda Por preguntar, porque te ame tanto.

37

La poesía en mí Héctor Roa Segura

SUEÑOS PERDIDOS Poema 6

Busco mis sueños, Intento encontrarlos, antes De que mi vida comience Otra vez. Busca la verdad, en mí Corazón, e intento saber Que es lo que más quiero Para mí. Hoy ya me decidí, no buscare La felicidad, solo intentare Toparme con ella, para Sonreír y no volver a caer En aquella pena, que mata El corazón. Buscare sueños, pero en otro Cuerpo, los robare e intentare Hacerlos realidad durante un Segundo y si logro aquello con Excelencia, lo volveré hacer, hasta Encontrar mis sueños perdidos. Mi vida ya comenzó, la búsqueda Recién empieza a emerger e Intentare sobrevivir otro día Mas, sin el amor de una mujer, Pero intentare amarme más A mí mismo, hasta que encuentre Una mano, que al tocarme me devuelva Mis sueños perdidos. Buscare mis sueños Perdidos en el corazón De aquellos, que logran amar, Los buscare para que mueran Haciéndose realidad, Los buscare antes de que mi vida Comience a decirme, que ya Eh perdido, porque el tiempo Se me acabo.

38

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Se lo que deseo, pero aun No sé que esperar de Mi destino, que ahora me Tiene aquí, solo. No sé que esperar de la Vida, ya que aun no encuentro Aquellos sueños, que me fueron Robados, junto con mi corazón. Quiero reír, quiero felicidad, Pero aun no encuentro el Motivo para ser más feliz de Lo que soy. Quiero aquellos sueños que Me fueron robados, quiero Volver a soñar otra vez. Volveré a ser más feliz, realizare Mis esperanzas otra vez e Intentare encontrar mis sueños, Que perdí, por pensar solo En amar.

39

La poesía en mí Héctor Roa Segura

TUS PALABRAS FUERON CLARAS Poema 7 Nada es para siempre, Tus palabras son claras, no necesitan Ninguna explicación, lo Tengo muy claro, siempre Supe eso, pero no lo quería Poner en práctica. Sé que digo cosas fuertes, Y es porque así se siente Mi corazón, en aquellos momentos, Sé que escribo tantas estupideces, Cuando la ira me invade, Y así soy yo, ¡cambiar!, si lo haré, Pero seguiré siendo igual en Otras cosas. Nuestro amor se acabo, lo tenia Muy claro, pero no quería darme Cuenta, intente evadir la maldita realidad, Intente tapar con un dedo el sol, Pero ahora, ya tengo claro quien Soy y que debo hacer, con mi Destino, se que volveré amar, Sé que volveré a llorar. De ese modo, no necesito un Consuelo, tampoco un abrazo, solo Necesito un tiempo con la soledad, Para borrar este amor. Tus palabras fueron muy Claras, tu mensaje lo dijo todo, Ahora no esperes de mi una Respuesta, ya que no la daré, Ahora solo, buscare la verdad, Mi destino, hoy me tocara Ser feliz otra vez. Nuestro amor se acabo, Busque el porqué, hoy no me Interesa ya que no quiero Llorar.

40

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Escribo un poema, escribo dos, Escribo para decir que Hoy te amo, pero mañana ya No lo volveré hacer. Amare, respetare, acariciare y are Otras cosas, con otra mujer, Pero será después de que el Corazón olvide, después de que Este amor desaparezca, ya que Mi problema es amarte. Pero tus palabras fueron demasiadas Claras, de ese modo olvidare, Todo esto y dejare que mi Corazón vuelva amar.

41

La poesía en mí Héctor Roa Segura

LA POESÍA CAMBIARA Poema 8 Cumplir promesas, buscar el amor, Vivir cada día pensando en ella, Aquella era mi ideología, Ahora se, que sirve muy poco. Demasiado honesto soy, con la Mujer, no le puedo mentir, me Da miedo gritarle, tocarla con Rudeza, me da miedo estar con Alguna mujer y ahora es el porqué. Sexo débil, le dicen, De aquello no tienen nada, Matan, tortura, conquistan, Enloquecen, cortejan y otras Cosas de las que no quiero Acordarme. Ahora se, que yo soy el Débil, que no puedo Agredir a una mujer, en Forma física, como tampoco sentimental, Ya que son ellas, la que Me torturan. Cumplir promesas, pensar en La persona que amo, es mí Ideología, es aquello que hago Siempre, y también, buscar el Sufrimiento, sin quererlo. Mi filosofía es respetar demasiado Aquella que me enamore. Mi maldita ideología, me tiene aquí, Esperando, buscando, intentando encontrar Aquello, que revele mi verdadera forma De ser, ya que aun no la conozco Bien. Respeto en demasía, Casi no pienso en la lujuria, Solo en el romance, Ahora, he madurado un poco, ¡Creo!, ahora mezclare 42

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Mi aliento, con las palabras, Mi mano, con el cuerpo, Mis labios, con la mirada, Mezclare la poesía pura, Con la lujuria total, con movimientos Inalcanzables, en el papel, como En la carne. Ahora la poesía cambiara, Mi mente respetara, pero También se dejara respetar, Buscara el amor, y no se Conformara solo con aquello, Ya que el cuerpo, pedirá otro Cuerpo, cálido, que sude con El tacto, buscara el placer En el pecho, en el vientre O en el sexo, de aquella mujer.

Ahora he cambiado y nada Lo podrá evitar.

43

La poesía en mí Héctor Roa Segura

ASÍ SOY YO Poema 9

Ya deje que esto se acabara, Ahora no puedo hacer nada, Tu corazón me olvido, no Dejo que mi mano tocara tu alma, Y mi boca tu cuerpo. Te amo, y ahora no lo puedo Negar, pero ya te deje ir, y Ya no deseo verte, para no Volver a sufrir, por mis malditos Pensamientos. Te encontré cuando más te necesitaba, Me robaste la mirada y aprendí A querer otra vez, ahora aprenderé A disimular, para que cuando mires, Veas, que soy feliz. Deje que esto se acabara, Y me siento estúpido por dejarte Huir de mi vida, pero así soy yo, No pienso rápidamente, solo dejo Que mi orgullo siempre gane. Ahora caminare por las calles Con el cuerpo sudoroso y miles De palomas detrás de mí, buscando Un pedazo de pan. Ahora ya no sabré de ti, Porque no deseo saber de tu Persona, porque así soy yo.

44

La poesía en mí Héctor Roa Segura

LA ÚLTIMA MIRADA Poema 10

Todavía recuerdo tu última mirada, Aquella que me dijo, que todo termino, Aquella que hizo llorar a mi corazón. Y Ahora me encuentro solo, pidiendo Perdón por haberte esperado tanto y No luchar cuando debí. Todavía recuerdo aquella mirada, Que decía: que no volverías por las Noches. Aquella mirada que mostró que no Volverías a besarme, otra vez. Que pasara conmigo, donde Dejare tanto amor. Ahora sé que he perdido Todo, ahora sé que Volveré a ser olvidado, Por aquella, que tanto Ame. Todavía recuerdo aquella mirada, Que decía, que lo nuestro esta Atrás, en el olvido, que yo Tendría que soltar tu mano y dejarte Ir, porque no quieres estar A mi lado. Ahora lo sé, ahora se, que tu Mirada, decía que todo termino.

45

La poesía en mí Héctor Roa Segura

MI VERDADERO DESTINO Poema 11

El tiempo paso, por mis manos Como un grano de arena, Llevándoselo el viento, en una Tarde fría. El tiempo se termino y no Puedo devolverlo hacia atrás, Para descubrir cuál fue el detalle, Que hizo que todo esto acabara, Sin darme cuenta. Ahora solo me conformare Con los recuerdos, de felicidad Que aún quedan en mi mente, Me conformare con recordar Cada beso, cada caricia, cada palabra Que pudo salir de ti. Ahora el tiempo se marchara, Y nuestros corazones borraran Aquel amor. Seguirán hacia delante y no Recordaran nada de la otra Persona. No puedo quedarme aquí, Sentado, solo recordando, que te ame, No puedo acostarme en la tierra y Solo pensar que me hace falta Escuchar tu voz. No puedo quedarme aquí, tengo Que levantarme y buscar otra cosa Por la cual escribir. Estar sin tu amor, ¡ahora!, me confunde. El mundo entero me susurra Y grita, que deje de llorar, Y aquello lo sé muy bien, pero Mi problema es no desear olvidarte, Es no querer, dejar de amar. Quiero tocar mi corazón y ya No volver a sentir aquel latido 46

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Que rompe la barrera del sonido, al Escuchar tu nombre, en mí Interior. Quisiera tenerte siempre a mi lado, Lástima que todo término Y ahora el mundo cae sobre mí, Solo porque tengo que dejarte ir. Ahora no se cual es mi destino, Solo se, que tengo que olvidarte, Sacarte de mi corazón y solo Guardarte en mis ojos, para que Cuando te vuelva a ver caminando Por este pueblo o por la ciudad, El amor que tenga guardado, florezca Un solo segundo y veas, que yo si Te ame, que termine amándote más De lo que podía creer, pero que Ya te olvide, porque continué Con mi vida y encontré mi verdadero Destino.

47

La poesía en mí Héctor Roa Segura

HUELLAS EN MI CORAZÓN Poema 12 Buscare una mujer, Que no deje huellas en mi corazón, Que me enamore, pero que no Se robe mi amor, con un solo Beso. Buscare una mujer, Que no me enferme de pasión, Por tocarme suavemente el rostro, Que solo me mate un segundo, Cuando me muestre su corazón, Cuando tome mi mano y la ponga Sobre su tibio pecho. Que me mate solo un segundo, Cuando susurre más que un te amo, En mis oídos. Buscare, una mujer que juegue Con mi corazón, con más de una oración, Que me enferme de amor en solo una Noche, cuando me muestre sus ojos A la luz de la luna. Que me enferme recitando un Poema de amor, que diga más Que un te quiero. Sé que algún día encontrare, Aquella mujer, que tome mi alma Y la modifique solo acariciando Mi cuerpo, en algún cuarto Oscuro, lleno de la luz, De nuestras miradas, De jóvenes que no saben nada. Cuando encuentre aquella mujer, No dejare que me enferme de amor, Por solo besarme en la boca, No dejare que mi corazón se Amarre a ella, solo por un simple Te quiero, ya que ahora he madurado Un poco y no pienso volverme Loco, otra vez.

48

La poesía en mí Héctor Roa Segura

No me dejare enamorar, Tan fácilmente, ya que no Aferrare mi corazón, como Lo hice antes. Si vuelvo amar y estoy seguro De aquello, intentare no cometer Los mismos errores de antes, Ya que esta mujer no tendrá Que dejar huellas en mi piel, Como tampoco en mi interior Y mucho menos en mi corazón. ¡Creo! ¡Creo que no dejara huellas! Porque intentare no enamorarme Como antes, solo dejare que me Amen y roben el corazón otra Vez.

49

La poesía en mí Héctor Roa Segura

LAS 11 Poema 13

Son las 11, Y ya me estoy cansando, De esta vida, Quiero caminar, Buscar los sueños Y dejar lo malo atrás, Como mi pasado y el amor. Quiero llamar por teléfono, Para avisar, que hoy E dejado de llorar, Como también el hablar mal Sobre los demás. Son las 11 y mí Mente está confundida, Cree que voy a soñar Otra vez, con la tristeza, Pero no se da cuenta Que todavía no tengo sueño, De ese modo, ahora comenzare Hacer lo que más me gusta. Mañana tengo que trabajar, De ese modo obligar A mi cuerpo a dormir, Cuando recién son las 11, me da vergüenza decirlo, Pero esto no es poema, Es basura, escrita, para Decir, que estoy harto del Mundo, cuando el reloj marca Las 11 de la noche.

50

La poesía en mí Héctor Roa Segura

AMIGO VIVE (Cantada en dúo) 1ra persona Amigo mío ya deja de pensar, Solo en ella, Sácala y olvídala, Ya que mañana es otro día Deja ya de torturarte Con los recuerdos De ayer Vive otra vez, Ya deja de suicidarte Por no dejar que este amor Se olvide 2da persona Para ti es fácil decirlo, No la amabas como yo Para ti era una persona, Para mí lo era todo Ella era mis sentimientos, Era el agua que bebía cada noche Después de susurrar, su nombre 1ra persona Sé que para ti lo era todo Era tu poesía Pero recuerda, Que ya no está contigo Te ha olvidado Tú para ella Ya estás en el pasado De ese modo, Olvídala, y deja que ese amor se acabe

51

La poesía en mí Héctor Roa Segura

2da persona Coro: Es que cuando el amor Es grande, no lo puedes sacar de tu corazón, Lo intentas más de una vez Y ella sigue plasmada en tu piel Cuando el amor es tan grande No puedes dejar el pasado atrás Solo sigues amando. Fin coro 1ra persona Pero amigo vive, Ella no lo es todo, Tú eres el principio de tu propia vida, De ese modo, olvídate de ella 2da persona Para ti es fácil decirlo, No la amabas como yo Para ti era una persona, Para mí lo era todo Ella era mis sentimientos, Era el agua que bebía cada noche Después de susurrar, su nombre 1ra persona Pero amigo vive, Ella no lo es todo, Tú eres el principio de tu propia vida, De ese modo, olvídate de ella 2da persona No puedo hacerlo, La tengo muy guardada en mi piel, Sus besos, sus caricias aun, No las puedo arrancar

52

La poesía en mí Héctor Roa Segura

1ra persona Amigo vive, No te dejes morir, Levántate, ya que pronto Volverás amar 2da persona Coro: Es que cuando el amor Es grande, no lo puedes sacar de tu corazón, Lo intentas más de una vez Y ella sigue plasmada en tu piel Cuando el amor es tan grande No puedes dejar el pasado atrás Solo sigues amando. Fin coro 1ra persona Amigo, eso ya lo sé Pero ahora solo te diré, Que no te dejes morir, Por perder un amor Ya que aquí tienes un Amigo, que siempre te apoyara Cuando estés mal De ese modo olvida Aquella mujer, que la vida continúa. =====fin===== Aun no encuentro el tono adecuado.

53

La poesía en mí Héctor Roa Segura

OJALAS TE ENCUENTRE Poema 14

Cuando te encuentre en las calles De este mundo, te mirare De los pies a la cabeza, Te observare, para descubrir Si eres la mujer perfecta, si eres Aquella, la cual fue creada solo Para mí. Y te prometeré, que tu Cuerpo, será mi adicción, Que tus besos serán la droga, que Alimente mi corazón. Cuando te encuentre, la noche Nos mirara bailando en el suelo, Susurrando grandes poemas, Que no pueden ser dichos con la Boca. Serás aquella, a la cual Le prometeré más de una noche, Ya que también le prometeré el día, Mientras mi vida, no se acabe. Le prometeré la luz, De mis ojos, la sangre de Mis poemas, le prometeré todo Lo que pueda hacer con mis Manos, mientras la luz no se Acabe y si se apaga, no terminare De hacer cosas, que alimenten Mi corazón. No dormiré por acariciar Tu cuerpo con mi lápiz, Escribiéndote un te amo, En cada parte desnuda, En cada rincón que el aliento de Mi boca puede tocar. Pero que Mis ojos aun no pueden ver. Cuando te encuentre, caminando Por alguna calle de este mundo, Te saludare y perderé la vida, Al solo tocarte con mis labios En tu mejilla. 54

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Pero al esconderse el sol, Solo pensare en ti, Pensare que pronto estarás conmigo Y nos tomaremos una copa de vino, Para luego desnudarnos, sin tocarnos; Nuestros cuerpos se miraran, Se amaran con el susurro de mis palabras, Y con el aliento de tu boca. Serás mi inspiración, Cuando acostada en el piso estés, Serás la hoja de mi lengua, Serás el libro que quise Leer y nunca terminar, Para tenerlo siempre entre mis Manos y acariciarlo con Mi mirada. Cuando tomes mi corazón, En mis brazos estarás, Tu pecho apretara mis palabras, Y mi poesía estará escrita En tus cabellos, para Luego dejarla escapar por todo Tu cuerpo, e intentar Atraparla con las yemas de mis dedos. Señorita, perdóneme por escribir Así, pero eh cambiado, Ahora los deseos de los dos Se harán realidad, cuando Bailemos en medio del desierto, Cuando descubramos nuestros cuerpos, En mi cuarto o en el suyo. Es lo que diré, Cuando te encuentre acostada En alguna cama, pidiendo un Poema que recorra, todo tu cuerpo. Te encontrare, Te buscare, Para luego perderme, Entre tus besos, Para perderme en mis sueños, Para perderme en tu cuerpo.

55

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Te amare, Te buscare y deseare, Ya que serás el vicio, Que deseo cada día, De mi vida. De ese modo cuando te encuentre, Serás aquella que ame y Le entregue mi amor, Cuando la noche, Nos diga, que esto Recién ha comenzado. Ojalas que te encuentre, Muy pronto, no quiero seguir Esperando, o si no volveré A pensar en el pasado, Quiero pensar en amar, Pensar en un nuevo futuro, Uno que me lleve a expresar Mi más pura poesía, en El cuerpo de alguna, mujer, Y espero que seas tú. Pero, ojalas que te encuentre pronto, No quiero encontrarme con el pasado, No quiero volver a llorar, Porque mi vida se acabo, Porque nunca encontré otra mujer que me ame. Ojalas te encuentre pronto, Ojalas que salgas de mis poemas, Y me enseñes que es amar otra vez.

56

La poesía en mí Héctor Roa Segura

HERMOSO RECUERDO Poema 15 Mañana serás un recuerdo, Mañana serás el pasado que Hirió mi piel, que acabo Con mi vida, durante un segundo. Tal vez, el ayer, ya no lo volveré a Recordar, no lo mirare, Ni lo escribiré, ya que entre tus Brazos no pude estar. Mañana serás un recuerdo, Mañana serás aquello, que ya no está en mi vida, Serás lo que más quise, Lo que necesitaba para poder respirar, Cuando decía un te amo. Tal vez el ayer no vuelva otra vez, El corazón intentara encontrar una nueva dueña, Y vivir buscando aquel abrazo, Que llene de sueños el alma. Mañana serás un recuerdo perdido en mis ojos, Serás la tinta de mi lápiz, cuando esta se acaba, Serás el pasado que ame tanto, Pero que olvide, para no llorar más. Mañana serás, lágrimas, que fueron olvidadas, Serás el desayuno que probé y nunca termine, Porque ya no era la hora de tomarlo, Mañana serás el recuerdo, que olvide Para volver a vivir. Tal vez, te ame, pero mañana serás El recuerdo que robo mis esperanzas, Mis sueños, Mis poemas, Mis ganas de vivir, Serás aquello a lo cual, quise dar todo. Mañana serás mi pasado, Aquello que me hizo crecer y Luego me enseño, que olvidando Algo dentro del corazón muere, Pero a la vez se alegra, 57

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Porque tiene la suerte de descubrir un Nuevo mundo, Un mundo que los ojos, Nunca quisieron ver. Mañana serás un recuerdo, Clavado en estas hojas, Serás aquello que se apretó En mi piel y me acompañaba En mis sueños. Mañana serás el recuerdo, Que quemo mi piel, Con un beso, suave y tierno, Serás el recuerdo que me enseño, Que amar no lo es todo, Pero que es lo mejor, Que le puede pasar a uno, Que nunca tuvo esperanzas De aquello. Tal vez, me enamora demasiado, Ya que eres un recuerdo, Que aun se encuentra en mí, Que aun, no le digo adiós. Tu recuerdo me quema la piel, Me hiere el corazón, Cada vez que escribo tu nombre En la arena. Tu recuerdo, tal vez me hace bien, O tal vez mal, realmente no lo sé, Pero sé que mañana, Solo serás un recuerdo. Mañana serás un recuerdo, Aquel que recordare una sola vez, Serás el cual recuerde, Por enseñarme que es el amor, Que es el sentir celos, Serás aquello, que pude amar Demasiado, pero que intente olvidar, Para luego nunca recordar, Excepto, cuando lea mis cuadernos, O cuando piense, quien fue la señorita Que me enseño amar, rompiéndome el corazón, Con un, “ya no te quiero”. 58

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Mañana, serás un precioso recuerdo, Clavado en mi piel y no podré Olvidarte, porque te ame demasiado, Pero que mañana, solo será un hermoso, Recuerdo.

59

La poesía en mí Héctor Roa Segura

MALDITA SED Poema 16

Estoy sediento, buscando algo que beber, Buscando en la arena, aquel placer Que alimente mi boca, que me de la virtud De estar, de pie y disfrutar como Recorre mi cuepo, en una cancion. Sediento, sudado, con la boca abierta, Intentando soñar con aquello, Que roze mi cuerpo y le provoque Una ereccion, llena de culpas, Soñando un nuevo amanece, Soñando con los recuerdos, Que me alimentaron cuando recien Comenze a sentir aquello, Que ahora me provoca esta insaciable sed. No culpo a nadie, por esta sed, Que me seca el corazón, que me seca Por no beber el agua de aquellos Labios humedos, que siempre vivieron En mi mente. Sediento, el sol me tiene tonto, Y siento que el limon ya no regala sombra, Que el algarrobo, se rie ante mis pies, Porque sabe, que yo nesecita mas de una gota, Para sobrevivir aquí. Maldita sed, Me tiene aquí pidiendo, al cielo Algo que alimente mi corazón y que Me enseñe el buscar aquello, Que apage la sed de mi corazón, Y cumpla mis fantacias, en una canción. Maldita sed.

60

La poesía en mí Héctor Roa Segura

TE AGRADEZCO DE CORAZÓN Poema 17

Un mensaje de texto, Una llamada al celular, Tu voz acariciando mis oídos, Es lo que extraño de ti. Te perdí, perdí todo aquello Que amaba de ti y te lo agradezco. Me alegraste la vida, durante unos meses, Y luego me la destruyes en un par De segundos. Ya descubrí donde está el cementerio, Pero hoy estoy de regreso, Con mi poesía y poca sabiduría Y eso, será mi mejor arma, Contra el sufrimiento, el olvido y la gente. Miro los ojos de todo aquel, Que cree, ser mi amigo y pongo en duda Su amistad, ya que no logro confiar en ellos, Pero supongo que son mis amigos y Confiare en ellos, ya que no creo Que traicionen una amistad. Ahora, de pie o sentado, Escribiré, que te agradezco tus besos, Que llenaban mi corazón, Agradezco, tus caricias que alegraban Mi alma, agradezco todo aquello que me regalaste, E incluso las lágrimas y el dolor, que herían Mi corazón y al último lo destrozo, Por tanto sufrir. Te lo agradezco, porque me enseñaste, Que la vida es algo más, Que el amor viene y se va, Como las nubes en el cielo. Te agradezco, que me regalaras tu amor, Que me dieras un tiempo de tu corazón, Que me hicieras sentir especial, Te agradezco también el dolor, Como las ganas de intentar odiarte, 61

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Pero nunca pude hacerlo, Y no necesito explicar el porqué. Aprendí a vivir, a sentirme muy bien a tu lado, Aprendí que amar es lo único, que salvo mi poesía, También aprendí, que sin ti no podía vivir, Y también aprendí, que no debo confiar en demasía, En la mujer que es dueña de mi corazón, Aprendí, que cuando todo se acaba, y el corazón desea morir, Este tiene que morir, ir al cementerio y llorar, Hasta que los ojos se sequen y luego volver a vivir Y escribir una nueva poesía, que llene mi alma Y si la lees tú, que también te la llene y sepas Que mi corazón, aun te ama, Y cree, que esto se lo merecía, Por no haber cambiado, cuando estaba a tu lado. Ahora mi pregunta, es, si te volveré a ver, Si cuando te mire volveré a llorar o Descubriré, que ya te olvide, Que al fin pude arrancarte de mi corazón, Y mi mente. Hoy he dejado de llorar, intento ya no pensar en ti, Olvidar este amor, que me enseño muchas cosas, Hoy pienso en un futuro sin ti, Pienso el cómo puedo seguir escribiendo. Ahora escribo, mis sueños, Y descubro aquello, que deseo amar, Pero aun no te saco de aquí, Pero estoy viviendo y eso es lo bueno, Ya que no he muerto por amor, Solo llore y sufrí cuando se debía. Pero no negare que extraño Tus mensajes de texto, Tus llamadas al celular y Tu voz acariciando mi oído Con un suave “hola”. No puedo olvidarte, de un día, para otro, Pero ya te estoy borrando de mi cabeza, Y te diré, que te agradezco, Todo lo que paso, cuando estuve a tu lado, Y ahora aprenderé mucho más, Lejos de ti. 62

La poesía en mí Héctor Roa Segura

No pienses si digo lejos de ti, Solo quiero decir, que sin ti Aprenderé nuevas cosas, Que me enseñaran a vivir diferente.

63

La poesía en mí Héctor Roa Segura

ESPERANZAS AL AMOR Poema 18

Esperanzas al amor, Es lo único que queda, Después de haber llorado. La vida a gritos, Te murmura que tu sangre Ya no está limpia, ya que Estas drogado, por aquello que Anhela tu corazón, Cada mañana, después de mirarte Al espejo y descubrir, Que eres una más en este vació mundo, Que estas solo, con un corazón roto Y no hayas aquella mano, que lo Repare con la mirada y que después Te levante de la tumba, que Tú mismo fabricaste, con tus lágrimas. Has perdido tu droga, Que alimentaba tu corazón, Tu alma, tu poesía, pero pronto te la volverás a inyectar, Si es que encuentras el amor, otra vez. Esperanzas de amar, Es lo que queda, después de soñar Con el ayer, después de pensar cuál fue el error, Pero despiertas y te quedan las esperanzas De volver amar, a la misma u otra persona, Y así la droga del amor, Recorrerá toda tu sangre y Volverás a sentirte en el cielo, Escribirás que el amor lo es todo, Mejor dicho, volverás amar.

64

La poesía en mí Héctor Roa Segura

BUSCABAS A UN HOMBRE DIFERENTE Poema 19

Para mi, esto acabo, Porque buscabas un hombre, Que te vuelva loca con su forma de ser, Que te maltrate a palabras, Que se aproveche de tu supuesta inosencia, Buscabas algo, que te hisiera llorar de vez en cuando, Que te besara cuando el solo queria. Tal vez deseabas un hombre, Al cual tuvieras que suplicarle, Buscabas un chico que te hablara mal, Que te llevara con sus amigos y Te dejara abandonada, ya que nunca Se preocupara por ti, solo cuando se acordaba, Te miraba. Buscabas a un tonto, con cara bonita Y maleducado, que se enoja contigo Siempre y tu le pidieras perdon, Humillandote, teniendo que desirle, un lo siento. Lo supongo, porque yo soy Todo lo contrario, soy un romantico, Que con suerte, se atrevio a regalarte Un beso y nunca quiso verte llorar, Tampoco sufrir por un idiota, como yo, Que nunca abrio sus ojos, en la oscuridad. Creo que yo no era aquello, Que tu buscabas en un chico, Yo era lo contrario, el estupido Que no tiene la mente enfermam Solo que vive en un mundo De sueños, donde tu eras mi todo. Intente regalarte mi poesía, Mi amor, te regale lo unico Que se me ocurrio en el momento, Pero como todo, llego a un fin, Ahora podras encontrar al chico, Que deseas de verdad, encontraras A ese que no sepa apreciarte, cada segundo, Aquel que te ame, solo cuando se acuerde De que tu existes. 65

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Yo no cambiare, ya que así, Creoque estoy bien, y si debo llorar O amar lo hare, pero nunca me atrevere A levantarle la mano alguna mujer, Ya que no tengo la mente enferma, No busco el odio, ni el llanto de la que amo, No me aprovechare de aquello, Soy un romantico, que da todo por la Felicidad. Soy capas de llorar y abandonar mis sueños, Para que ella sea feliz, aunque no sea Junto a mi, pero si sonrie, me alegrare Y escribire un poema, que me despierte De la realidad. Pero hablando en serio, Ya se que todo termino, Porque buscabas un hombre, Que fuera muy diferente a mi.

66

La poesía en mí Héctor Roa Segura

HOY ME DECIDÍ Poema 20

Ya me decidí, En no pensar mas en ti, Ya que me hago demasiado daño, Recordando aquellos momentos, Donde el sabor de tus labios, Estarian por toda una eternidad Y el olor de tu cabello, seria La droga, que me mantendria vivo. Hoy e despertado, muy suavemente, Y e soñado que volveras, Pero despieto y se que todo es mentira. Eres lo que busque y desee, Pero ahora no estas conmigo, Por que el amor se perdio en mis poemas, Y aun no encuentro el porque, Pero tampoco deseo buscarlo, Ya que no quiero llorar, por la respuesta. Ya me decidí, A dejarte ir, en buscar la vida, Y dejarte vivir mas alla de mi corazón, Se que ya no me abrasaras, Que no volveras a ser mia, De ese modo me ire, lejos donde tus oidos, No escuchen mis palabras y tu corazón Mis lagrimas. Ya me decidí, En contar la historia a mi manera, Aunque sea errada, pero se que ninguno de los dos Sabe como fue, de ese modo La interpretare como mis ojos la vieron. Aunque me paso, Noches enteras, solo pensando en ti, Temiendole al futuro, Intentando solo escribir, Que todavia hay un lugar en mi corazón, Que te espera sentado en alguna plaza. Le temo a esta soledad, Nesecito una mano amiga, Que abrigue mi corazón, 67

La poesía en mí Héctor Roa Segura

Que me ayude a olvidar el bello pasado, Ya que aun sigo pensando en ella, No la dejo marchar de mi cuerpo, La tengo prisionera en mis recuerdos. Hoy me decidí, Que no pensare mas en el pasado, Solo te dejare tranquila, no volvere a molestarte Y nunca mas te mirare a los ojos, Ya que hoy, te olvidare y no volvere a llorar, Y buscare una manera de escribir, Y expresar lo que siento, Sin mencionar el pasado, Que hace daño al solo recordarlo. Hoy me decidí, A no buscarte mas, Para flotar libre en mis palabras, Para buscar otro amor, Que sea mas bello que el tuyo. Hoy me decidí, A decir la verdad, de mis sueños, A buscar lo que en verdad quiero, Siendo yo mismo, y descubri que eras tu, Lo que mas queria.

68

La poesía en mí Héctor Roa Segura

A NACIDO UNA LAGUNA Poema 21

Hoy en el medio del desierto, Cuando el calor del sol golpea mi espalda, Mis lagrimas caen al suelo, Comienza a nacer una laguna, De sueños y esperanzas, de sufrimiento y dolor, Una laguna donde esta escrita mi vida. Lagrima tras lagrima, cae al suelo, Las plantas y flores nacen, como una nueva luz Y yo no las miro, solo lloro y Recuerdo el amor, el cariño, todo aquello que perdi. Lagrima tras lagrima, cae en la laguna, Llegan los animales, insectos, llegan en manada, Pero yo no los tomo en cuenta, solamente Lloro y arrojo lagrimas, pero ya no se el porque, Solo se que debo llorar. Una laguna a nacido, Flores azules y rojas vuelan por el aire, Los animales juegan entre las rocas, Las aves se bañan, danzan y se aman En un baile de tristesa y alegria, Y yo me levanto, sin saber donde estoy, E dejado de llorar y descubro que me rodea Una gran laguna, y me doy cuenta Que llore mas de una eternidad, Y mi sufrimiento a creado vida, Y ahora deseo vivir, lastima que estoy muerto, Y no podre volar entre el polvo, Tampoco entre la gente. Eh creado una laguna, Lastima que no aproveche de verla, Cuando estuve vivo y era hombre, Ahora solo soy polvo, y me pierdo en la laguna.

69

La poesía en mí Héctor Roa Segura

LA ENCONTRARE, EL VIENTO LO PROMETIO Poema 22

Me ire buscando el viento Para encontrar alguien que este a mi lado, Me bañare en recuerdos, para encontrar el viento, Y preguntarle, donde estan los ojos, De aquella, que sera la hoja de algun poema. Ire a buscar el viento, Para que me oriente, a ver mi flor, Aquella que no deseo cortar, pero que terminara En mis manos, ya que con cada petalo, Escribire un verso en el cielo. Comienzo a olvidar el pasado, Penas se esfuman, desvanecen en una canción, El viento me enseñara a ver mas alla del suelo, Mis sueños se trasformaran y buscare lo que amare, Buscare una mujer, que espie mis sueños, por internet, Que me cante al oido y me enseñe A leer sus labios, con un beso humedo, Lleno de lujuria y un romanticismo no exagerado. El viento me enseñara, Una chica, que no deje tocarla, Ya que sera un desafio, el solo amarla, Pero al mirarla a los ojos, Se prendera la llama de nuestras vidas, Y con una sonrisa, comenzara un romance Eterno, que terminara mas alla de la carne. Me ire buscando el viento, Y en algun sueño me abrazaras Y en un poema me conquistaras, Y secaras las lagrimas del pasado. Buscare el viento, Me preparare, para lo nuevo, y Partire a buscar el amor, En el rio me bañare, Preguntandole a las rocas, si te vieron, Ademas en las noches, soñare, Con tus manos y tu boca, Que alimentaran mi corazón, y Que cambiaran mi universo, solo con un golpe, A mi vida. 70

La poesía en mí Héctor Roa Segura

El viento, algun día me dira, Que estas cerca, Que me daras tu esencia de amor, Que has guardado, en tus labios y La escondes en tus ojos, Para regalarsela a tu persona ideal. Me ire a buscar el viento, Para que emborrache mi cuerpo De aquellos sueños, que solo ella podra crear, En un abrazo, en solo una mirada, Que le permitira a mi cuerpo arder, Por su sensualidad, por sus besos, Por todo aquello que me regalara, Cuando el silencio se apodere de nuestros cuerpos. Si, lo recordare, Si, recordare, Aquellos sueños donde tus labios besan cada suspiro Que doy, donde cada sueño se toma otro matiz, y Mi sangre hierve, bajo una sábana de agua, Porque recordare por siempre, Que pronto estaras en mi. Tu mirada, el agua Recorriendo nuestro amor En cada estacion, que toca tu cuerpo. Buscando el viento, Que prometio encontrarte y a olvidar las penas. Deseo una noche muy larga, Y un día corto, para que nuestro amor, No sea banal, en solo un respiro. Quiero una vida eterna, Para encontrar tus sentimientos. Si, lo recordare, Si, recordare, Aquellos sueños, donde tu y yo, Solo somos uno, y conocemos Apenas lo que estamos haciendo. Ire a buscar al viento, Para que me diga, donde esta la persona Adecuada para mi, Me bañare en rios, para encontrar Los ojos de mi amada, que esta sumergida en el agua, 71

La poesía en mí Héctor Roa Segura

La encontrare y tal vez podamos Estar juntos, pero primero la encontrare.

Si, lo recordare, Si, recordare, Aquellos sueños donde el viento me prometio Un amor perfecto, y cuando me la muestre, Juro prenderle una vela azul y escribirle Un poema, que solo lleve su nombre.

72

La poesía en mí Héctor Roa Segura

NO ME NEGARE LA FELICIDAD Poema 23

Levantare mi lápiz, y en un bar escribiré, Aquel poema, que libere mi alma, Escribiré que no me negare a ser feliz Y brindare, para celebrar mi nuevo renacer. Hoy no moriré, por no besarte en un adiós, Solo me levantare, aunque haya perdido. Escogeré un buen camino y aunque caiga Otra vez, me levantare, para ser más feliz. Alzare una copa, brindare por vivir, Y junto a mi lápiz, escribiré que la muerte Me espere, he aprendido que llegar a la meta, No es vencer, lo importante es caer, levantarse, Insistir y volver a vivir. No dejare que el amor me mate, Entonces que el infierno me espere, ya que debo Escribir, que en la soledad, es duro vivir, De ese modo a encontrar el amor y volver a sonreír. Levantare mi copa, brindare por mi libertad, Por mi derecho a escribir, que el amor lo es todo, Menos la daga de la muerte. Si la noche, es oscura y no veo mis manos, No debo preocuparme el mañana, llegara. Olvidar el pasado, no debo, es bello, hermoso, Pero no debo vivir en el, debo alzar mi copa Y brindar que esta noche e renacido, Como un fénix, y que mañana el rumbo no perderé. Levantare mi lápiz, y en el bar escribiré, Mi nombre, Y celebrare, que he aprendido, Que el amor lo es todo, menos la muerte, De ese modo que el infierno me espere, Ya que hoy no me negare la felicidad.

73

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful