Número 90 Miércoles, 21 de marzo de 2012

El perseguidor
7
EL VUELO DE ÍCARO EFTIJÍA PANAYIOTU. SEIS POEMAS por
TRADUCCIÓN Y NOTA BIO-BIBLIOGRÁFICA: MARIO DOMÍNGUEZ PARRA

6
CICLO Pedro Lezcano y Pedro García Cabrera: Dos poetas. Un Compromiso por
RAFA CEDRÉS

EDICIONES IDEAPREPARAUNAEDICIÓN CRÍTICADE LAS OBRAS COMPLETAS DE JOSÉ DE VIERAYCLAVIJO

MÁS DE MEDIO CENTENAR DE VOLÚMENES COMPONE ESTA INICIATIVA QUE COINCIDIRÁ EN 2013 CON EL BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DEL PRÍNCIPE DE LAS LETRAS CANARIO, SEGÚN INFORMA SU COORDINADOR, EL PROFESOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA LAGUNA RAFAEL PADRÓN FERNÁNDEZ

2, 3 y 4

2 El perseguidor

Miércoles, 21 de marzo de 2012

RAFAEL PADRÓN FERNÁNDEZ /
DIRECTOR DE LA COLECCIÓN VIERA Y CLAVIJO. OBRAS COMPLETAS
El 21 de febrero de 2013 se cumplirá el bicentenario del fallecimiento del polifacético pensador canario José de Viera y Clavijo (Los Realejos, Tenerife, 1731- Las Palmas de Gran Canaria, 1813), celebración que ha animado al profesor Rafael Padrón Fernández y a Ediciones Idea a emprender la edición crítica de sus obras completas, incluyendo un estudio introductorio en el que se destacará el importantísimo legado patrimonial del príncipe de las letras canarias, como lo denomina Padrón Fernández. El responsable del proyecto calcula que la colección constará de más de cincuenta títulos, los primeros de los cuales comenzarán a publicarse a finales de 2012. Rafael Padrón es licenciado en Filología Clásica y en Filología Francesa y doctor en Filología Francesa con premio extraordinario. Profesor de Filología Románica en la Universidad de La Laguna desde 2004, ha trabajado en diversos aspectos de la Ilustración, especialmente en las relaciones culturales existentes entre las Islas Canarias y Francia en el siglo XVIII. Su tesis doctoral versó sobre la figura del polígrafo José de Viera y Clavijo y ha estudiado los viajes de algunos ilustrados canarios al continente, como los de Alonso de Nava a Francia, y coordinado diversas ediciones, entre las que destacan el Diario de viaje a Italia (2006) y el Diario de viaje a Francia y Flandes (2008) de Viera y Clavijo, ambas publicadas por el Instituto de Estudios Canarios, del que actualmente es presidente de la Sección de Filología.

“SI SE QUIERE MIRAR A EUROPA DESDE CANARIAS, ES IMPOSIBLE HACERLO SIN VIERA Y CLAVIJO”
EDUARDO GARCÍA ROJAS
- ¿En qué consiste este proyecto?

- Entre los eruditos franceses, desde hace muchos años, circula la opinión de que cada generación tiene que reeditar a los clásicos, no solamente los griegos y romanos, sino también los que podrían ser llamados sus “clásicos” nacionales. Es lógico, cada generación tiene que proyectarse, por decirlo así, sobre sus raíces intelectuales más profundas, ya que las inquietudes, los intereses, las preocupaciones culturales experimentan cambios según las épocas. En el caso de Viera y Clavijo, aunque se han editado algunas obras en el siglo XIX y, asimismo, en el XX, hasta la fecha no se ha recogido la totalidad de sus obras completas, desde su Historia de las Islas Canarias hasta, digamos, su obra literaria, científica, etc. La idea es ofrecer al público, tanto al especializado como a las personas interesadas en el tema de la cultura en general, la obra íntegra de don José Viera y Clavijo, salvo los textos que se han perdido irremediablemente. Esta labor, que surge de la iniciativa de Ediciones Idea, no se puede realizar de manera individual, ya que la obra de Viera excede cualquier ponderación, con lo que habrá que contar con dos aliados fundamentales: en primer lugar, la labor de equipo y, en segundo término, el factor tiempo, es decir, entre unos cuatro años de trabajo y, naturalmente, un amplio elenco de prestigiosos investigadores, especialistas en el

estudio de la obra del polígrafo ilustrado. Yo creo que es una deuda pendiente que tenemos con Viera y Clavijo, ese tinerfeño y canario universal, sobre todo porque el próximo 21 de febrero de 2013 se cumplirá el bicentenario de su fallecimiento en Las Palmas de Gran Canaria. De todos es sabido que el Gobierno de Canarias ha instituido desde 2006 la celebración del Día de las Letras Canarias, que se realiza cada 21 de febrero, como fecha conmemorativa de la muerte de nuestro príncipe de las Letras. - Se trata de ediciones críticas, ¿qué destacaría de las investigadores que participan en ellas? - A la hora de afrontar una obra que, en buena parte, ha permanecido inédita, salvo las conocidas excepciones de su famosísima Historia de Canarias, o, en fin, su propio Diccionario de Historia Natural, lo más lógico es proceder a una edición crítica de rigor, ya que, de lo contrario, no se podrá evaluar la enorme trascendencia del polígrafo y erudito isleño, tanto en el ámbito regional como europeo y, obviamente, porque una edición crítica implica corregir yerros, añadir las propias correcciones de Viera a sus escritos, atesorar la tradición que, en nuestro caso, está marcada por grandes personalidades del acervo local como los profesores Serra Ràfols, Alejandro Cioranescu y tantos otros… Una edición crítica es la única forma de arrojar un haz de luz renovada desde el futuro sobre un patrimonio que nos ha sido legado desde el pasado y

Los clásicos son eternos y están “condenados” a ser leídos, releídos y repensados por cada generación. Creo que cada generación tiene la obligación de hacerlo, para renovar las bases de su acervo y de sus tradiciones culturales. En el siglo XXI José de Viera y Clavijo, que nace del espíritu crítico de la Ilustración, tiene a mi juicio muchísimo que decir

de revitalizar nuestra tradición erudita, siempre con sentido crítico y con el máximo rigor académico. Ya nos lo recordó un famoso erudito español, Eugenio D’Ors, “todo lo que no es tradición es plagio”. - ¿Cree que se ha publicado bien a Viera y Clavijo? - Se ha publicado bien en ciertos casos y, desde luego, también se ha publicado mal y muy mal. De todo hay en la Viña del Señor... Personalmente me conmueven, por los esfuerzos económicos que implicaron, por ejemplo, la edición de los Diarios de viaje por Europa de la Imprenta Isleña en 1849, o la del Diccionario de Historia Natural, cuya publicación, en 1866, estuvo promovida por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, así como la edición de 1942 del mismo Diccionario, fruto de la voluntad de Leoncio Rodríguez en su colección “Biblioteca Canaria” quien, como ha escrito recientemente el profesor Manuel de Paz, contribuyó de forma decisiva a crear un conciencia de unidad cultural del Archipiélago, en momentos especialmente difíciles (postguerra civil, hambre, emigración…). Este tipo de esfuerzos merece nuestro más profundo respeto, al margen de que se tratara de, simplemente, reproducir la edición del siglo XIX, lo que de por sí no era poco, pero lo conveniente, ya que la investigación sobre Viera ha avanzado mucho, es incorporar todo ese acervo y legarlo a los canarios del siglo XXI. Contesto a su pregunta sin

Miércoles, 21 de marzo de 2012

El perseguidor 3

VIERA ENSAYISTA, VIERA LITERARIO Sinceramente, creo que los dos estilos se combinan perfectamente. Eso es lo grande de Viera. No es que sea un genio literario en una época en la que, precisamente, no abunda tanto este tipo de genio al sur de Europa, pero es un autor muy interesante, desde el punto de vista literario y, sobre todo, un excelente traductor de los grandes creadores europeos, algunos de ellos vertidos por vez primera al español por el abate isleño. Luego, como historiador y ensayista, es un autor magnífico y, en fin, no podemos olvidar que, como ha demostrado la profesora Dolores Corbella, muchos términos científicos tienen una enorme deuda con Viera y Clavijo, ya que, para su Diccionario, tuvo que trasladar al español términos científicos de otros idiomas, neologismos inventados por los franceses, por ejemplo, que no se habían adaptado todavía a nuestro idioma. Viera y Clavijo es una figura poliédrica, cuyos múltiples lados ofrecen tonos y matices verdaderamente singulares. Además, es un señero representante de la personalidad y la mentalidad del siglo XVIII. HISTORIA DE CANARIAS / HISTORIA NATURAL DE LAS ISLAS CANARIAS Ambos textos son cruciales para entender y valorar nuestra historia y nuestro patrimonio natural. No debe olvidarse, además, la dimensión pedagógica de Viera y Clavijo. Estaba literalmente obsesionado por transmitir a los jóvenes el interés por la ciencia, especialmente por la astrofísica y, en este sentido, se le podría definir como una especie de “ecologista intelectual”. Es el primer ecologista de nuestra historia, aparte del historiador que constituyó un hito, del que se puede hablar de un antes y de un después. ambages. Creo que Viera y Clavijo se ha publicado bien y mal, pero lo mejor de este autor es que se ha seguido publicando y, sin duda, se seguirá publicando más allá de nuestras vidas. Viera y Clavijo es eterno, si me permite la comparación, como el Teide, “este prodigio de la naturaleza que se levanta casi cabalmente del medio de la isla de Tenerife para realzarla” y que nuestro polígrafo tantas veces contempló en su infancia desde Los Realejos. - ¿Qué novedades y atractivos tendrá la colección que usted coordina? - Creo que habría que destacar dos tipos de aspectos. En primer lugar los formales y, luego, los de contenido. Desde el punto de vista formal, mi opinión es que se trata de poner al alcance de todo el mundo una completísima biblioteca de más de cincuenta títulos sobre el principal polígrafo y erudito de nuestra Letras, y de que esos libros van a ser de fácil manejo y de primorosa edición moderna. Además, y esto es especialmente importante, se editarán los índices de todos los volúmenes, con lo que se facilitará la consulta que, de otro modo, sería muy difícil de llevar a cabo. En cuanto al contenido, debo confesarle que, cuando se me propuso hacerme cargo del proyecto como coordinador, me sentí muy impresionado, no solo por la enorme responsabilidad que una labor de este tipo significaba, sino porque se trataba de poner al alcance del público, por primera vez, la obra completa de José Viera y Clavijo. Después de 1813 nadie que haya sentido la más mínima preocupación por la cultura canaria ha podido ignorarlo. Su personalidad ilumina nuestro pasado, pero también nuestro futuro. Pero, en fin, en cuanto a los atractivos, yo creo que el más importante es disponer, al fin, de todo Viera: historia, literatura, correspondencia, obra científica, pedagógica, etc. Se lo debíamos y se lo debemos, tanto a Viera como a los canarios en general. - ¿Qué instituciones colaboran en la colección? ¿Y cuál es la fecha estimada de aparición de los primeros títulos? - La idea es incorporar a todas las instituciones posibles, tanto privadas como públicas: las Universidades de La Laguna y de Las Palmas de Gran Canaria, el Instituto de Estudios Canarios, la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, así como todos los centros y núcleos de actividad cultural del Archipiélago y del exterior –relacionados con las Islas– que deseen prestar su apoyo. Está previsto que los primeros títulos vean la luz a finales de 2012. - ¿Cuándo nace en usted el interés en estudiar la vida y obra de Viera y Clavijo? - Siempre me atrajo la dimensión clásica y europeísta de nuestro polígrafo. Se lo tropieza uno, en el buen sentido de la palabra, a poco que profundice en nuestras tradiciones culturales, pero, también, si se quiere mirar a Europa desde Canarias, es imposible hacerlo sin tener en cuenta a Viera y Clavijo y a la generación ilustrada que tantos ejemplos de prestigio otorgó al Archipiélago en relación con la Europa del siglo XVIII. El estudio de sus viajes por Europa, desde luego, constituyó una gran aventura personal y profesional, ya que Viera y Clavijo fue capaz de redimirse del localismo más cerril, para pasar a aportar su grano de arena en la construcción de una visión europea, de la “europeidad”, en suma, de la que, sin duda, somos herederos todos los canarios actuales. Se trata del canario que, sin dejar de serlo, se siente habitante de un territorio más amplio, como el mar que, en la línea del horizonte, se confunde con el cielo. - Como especialista en su trabajo, ¿prefiere al Viera escritor de ensayos o al Viera literato? - Sinceramente, creo que los dos estilos se combinan perfectamente. Eso es lo grande de Viera. No es que sea un genio literario en una época en la que, precisamente, no abunda tanto este tipo de genio al sur de Europa, pero es un autor muy interesante, desde el punto de vista literario y, sobre todo, un excelente traductor de los grandes creadores europeos, algunos de ellos vertidos por vez primera al español por el abate isleño. Luego, como historiador y ensayista, es un autor magnífico y, en fin, no podemos olvidar que, como ha demostrado la profesora Dolores Corbella, muchos términos científicos tienen una enorme deuda con Viera y Clavijo, ya que, para su Diccionario, tuvo que trasladar al español términos científicos de otros idiomas, neologismos inventados por los franceses, por ejemplo, que no se habían adaptado todavía a nuestro idioma. Viera y Clavijo es una figura poliédrica, cuyos múltiples lados ofrecen tonos y matices verdaderamente singulares. Además, es un señero representante de la personalidad y la mentalidad del siglo XVIII. - ¿Qué vigencia cree que tiene la obra de Viera y Clavijo para el lector del siglo XXI? - Lo insinuaba al principio de la entrevista. Los clásicos son eternos y están “condenados” a ser leídos, releídos y repensados por cada generación y, como apunté, creo que cada generación tiene la obligación de hacerlo, para renovar las bases de su acervo y de sus tradiciones culturales. En el siglo XXI Viera y Clavijo, que nace del espíritu crítico de la Ilustración, tiene muchísimo que decir, tanto para los canarios como, en general, para todo el que se quiera acercar a su obra. Se trata de un hombre tolerante, abierto, crítico, constructivo, con espíritu libre, falible como todo el mundo, con sus yerros y sus aciertos, capaz de superarse a sí mismo y con ganas de triunfar por el bien propio, pero también por el de sus semejantes. Esto no es privativo, en mi opinión, de ninguna época. Estas virtudes, que son las de nuestro Viera, son eternas. Y, es evidente, cuando hablo de Viera y Clavijo, hablo de su obra, ya que, a través
Pasa a la página siguiente

4 El perseguidor

Miércoles, 21 de marzo de 2012

RAFAEL PADRÓN FERNÁNDEZ /
DIRECTOR DE LA COLECCIÓN VIERA Y CLAVIJO. OBRAS COMPLETAS
Viene de la página anterior

de la lectura de su ingente producción, es como lo hacemos revivir cada vez que leemos un libro suyo (si no siempre entendido, siempre abierto, como decía Quevedo). - En su opinión, ¿qué lugar debe de ocupar Viera en la cultura canaria? - El de un autor sin el cual no se puede entender nuestra cultura y nuestra historia, ni antes ni después de él. - Hablemos del Viera polifacético. - Se trata de un hecho esencial de la mentalidad ilustrada, cuya herencia arranca del Renacimiento y pervive más allá de la Ilustración. Los autores, igual que en el mundo clásico, se ocupan de todos los campos del saber, pero, en esencia, creo que se ha entendido mal el concepto de la especialización. Cuando hablamos de una actividad polifacética en nuestro autor, lo que deberíamos decir, en realidad, es que este tipo de intelectuales estaba tras la caza y captura de paradigmas, de un marco conceptual y teórico que nos sirviera a los demás. Yo creo que Viera lo consiguió o, al menos, hizo un esfuerzo enorme por conseguirlo. Esto se entiende perfectamente si se lee a Kant, una de las grandes cabezas de la filosofía alemana… Hoy día se ha convertido en un tópico hablar de la hiper-especialización que nos hace ignorantes… Bueno, yo creo que se es ignorante por otras razones. No podemos dominar todos los campos, pero tenemos los recursos para formarnos y para acudir a los intermediarios culturales y profesionales, como nunca antes ha existido en la historia de la humanidad. Sin embargo, estamos pasando por lo que se podría definir como una crisis a la hora de recobrar un paradigma válido, al estilo de los planteamientos de Kuhn. No sé, yo creo que buena parte de la vitalidad de la herencia ilustrada es, precisamente, esa búsqueda de la verdad a través de la observación y la experimentación científica sin temores. Lo que nos falta hoy en día es tiempo, dedicación y vocación. - ¿Qué libros destacaría de su producción?, ¿por qué? - Su Historia de Canarias, por su trascendencia para el pasado del Archipiélago y de sus relaciones con el exterior; su Diccionario de Historia Natural, en cuanto a su dimensión científica; sus Diarios de viajes por Europa, por lo que significan a la hora de evaluar su pensamiento filosófico, su capacidad de observación, su valoración de la cultura y de la civilización universal, su propia presencia en el ámbito académico y cultural francés de la época…, es difícil. Yo creo que Viera y Clavijo es lo que es, precisamente porque no tuvo miedo a enfrentarse a los retos que se le presentaban en su vida intelectual, que era su auténtica vida. - ¿Cuánta obra inédita y también perdida hay del escritor? - Se han perdido los periódicos matriciales (Papel hebdomadario, Piscator Lacunense…) y manuscritos que fueron las primeras piedras de nuestra historia hemerográfica, por desgracia; y se han perdido cartas y documentos diversos.

Todo parece indicar que debió de ser un personaje sumamente divertido en el trato con amigos y colegas, y no hay indicios de que fuera cruel en el ejercicio de una crítica que, de hecho, está enfocada a la represión de los vicios y de las injusticias sociales y a la exaltación de las virtudes, y ello no solo desde la perspectiva del oficio religioso

Precisamente lo que se trata con este proyecto es de fijar y de salvar para siempre todo el patrimonio que representa Viera y Clavijo. Existen bastantes obras inéditas, especialmente en el ámbito de la traducción, el ensayo y aún la creación literaria. Es mucho, desde luego, lo que todavía hay que contar y enseñar de nuestro polígrafo. - ¿Cree que algún día conoceremos la que permanece inédita? - Me gustaría pensar que sí. A veces, buceando en los archivos, nos encontramos con sorpresas muy agradables, como alguna carta inédita, y, en fin, no podemos olvidar que, en algunos casos, aunque se carece del original, se dispone de copias más o menos contemporáneas de sus escritos. Estoy seguro, además, de que en el futuro se encontrarán algunas de las páginas perdidas de nuestro autor, pero esa es una obligación de las generaciones futuras. Su figura, sin embargo, conservará también ese hálito de misterio de los grandes personajes del pasado. - Hablemos de dos de las obras más conocidas de Viera y Clavijo: la Historia de Canarias y el Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias. - Ambos textos son cruciales, como dije antes, para entender y valorar nuestra historia y nuestro patrimonio natural. No debe olvidarse, además, la dimensión pedagógica de Viera y Clavijo. Estaba literalmente obsesionado por transmitir a los jóvenes el interés por la ciencia, especialmente por la astrofísica y la biología y, en

este sentido, se le podría definir como una especie de “ecologista intelectual”. Es el primer ecologista de nuestra historia, aparte del historiador que constituyó un hito, del que se puede hablar de un antes y de un después. Ambas obras significan esto, en mi opinión. - Y no olvidemos también al Viera satírico. - Lo es en la correspondencia, en muchas de sus cartas a los amigos y colegas de su círculo, tanto en Canarias como en otros muchos lugares de Europa. También en algunos textos relacionados con la Tertulia de Nava, como El barón de Pun; asimismo encontramos la sal y la pimiento de Viera en sus Memoriales del Personero, en la Vida del noticioso Jorge Sargo (que es imitación juvenil de una obra clásica de la picaresca española…), en fin, y también en algunos de sus poemas, como el que dedicó a Crillon, y que le costó su “destierro” a Canarias, desde la villa y corte de Madrid, donde se encontraba. Todo parece indicar que debió de ser un personaje sumamente divertido en el trato con amigos y colegas, y no hay indicios de que fuera cruel en el ejercicio de una crítica que, de hecho, está enfocada a la represión de los vicios y de las injusticias sociales y a la exaltación de las virtudes, y ello no solo desde la perspectiva del oficio religioso, ya que Viera trasciende ampliamente a la profesión que le permitía vivir y dedicarse al ejercicio de su polifacética labor creativa. - Y el Viera ilustrado. - La Ilustración significa no solamente la puesta en práctica de una filosofía experimental, orientada a la “felicidad” de la mayor parte de personas posibles, sino, sobre todo, a la búsqueda insaciable de los caminos que conducen al conocimiento y a la verdad. Socialmente en España se trató no de reformar para evitar la revolución, sino de promover reformas para acrecentar las condiciones de vida de los ciudadanos, y todo ello desde un punto de vista no solamente cualitativo sino cuantitativo. Viera representó para Canarias y, en mi opinión, para todo el Estado, uno de esos hombres que creía en el futuro de la Humanidad, que estaba dispuesto a mojarse por la cultura entendida como un bien social y que, viniendo de una familia de origen medio, se sacrificó por llevar adelante sus proyectos culturales y vitales. Como ha subrayado el profesor Manuel Hernández, la Tertulia de Nava, en la que participó Viera como principal sostenedor, fue el embrión del que luego surgió la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, una entidad patrocinada por la Corona para promover el aumento de la producción agrícola e industrial, así como para fomentar la educación, que siempre fue la palanca que permitía la transformación de la sociedad. Por eso Viera y Clavijo apostó siempre por la formación de los más jóvenes y, de hecho, ejerció su labor pedagógica al servicio de la nobleza en Madrid. Ello le permitió financiar sus estudios de todo tipo. También en esto, Viera y Clavijo es un ejemplo de persona emprendedora y dispuesta a luchar por aquello en lo que cree.

Miércoles, 21 de marzo de 2012

El perseguidor 5

6 El perseguidor

Miércoles, 21 de marzo de 2012

PEDRO LEZCANO Y PEDRO GARCÍA CABRERA: DOS POETAS. UN COMPROMISO
Un ambicioso programa conmemora el Día de las Letras Canarias 2012 dedicado al escritor gomero así como al décimo aniversario de la muerte del autor de ‘La ruleta del sur’
RAFA CEDRÉS - Nicolás Díaz Benítez. Coordinador del Memorial Pedro Lezcano. - Rafael Fernández Fernández. Profesor titular de Filología hispánica de la ULL. A continuación, se realizará un recital poético, con una cuidad selección de poemas de ambos autores, algunos inéditos. Para ello, intervendrán: - Rafael Alonso Solís. Director de la Cátedra Pedro García Cabrera de la ULL. - María Jesús de Pablo. Profesora y Experta en la obra de PGC. El acto será a su vez presentado por Isabel Delgado, vocal del Consejo del Patronato de la Fundación Pedro García Cabrera y Dramaturga. Además, se contará con diferente material audiovisual. En primer lugar se proyectará el vídeo titulado, precisamente, Dos poetas. Un Compromiso, que ha sido realizado por ldelfonso Rodríguez Ramírez y Julio Pérez Tejera. Los asistentes al Memorial podrán escuchar también la voz de los propios autores homenajeados recitando poemas propios, en diversos archivos de audio que se han conservado.

“P

ara recordar hay que tener ganas de recordar y para rendir homenaje a una memoria hay que tener memoria”. Arropados e impulsados por esta declaración de principios, escrita por el canario Juan Cruz, se puso en marcha en 2008 el Memorial Pedro Lezcano, con el objetivo de rendir homenaje a su figura junto a la de otros autores canarios. Ahora, bajo el rótulo: Pedro Lezcano y Pedro García Cabrera: Dos poetas. Un Compromiso, el Memorial llega por primera vez a Tenerife de la mano de la Fundación Pedro García Cabrera (PGC) para conmemorar un doble acontecimiento: la celebración del Día de las Letras Canarias 2012 dedicado a Pedro García Cabrera y el décimo aniversario de la muerte de Pedro Lezcano (10 de Septiembre de 2012). La Asociación Sociocultural Aran Canarias y la Fundación Pedro García Cabrera plantean un ambicioso programa conjunto, con el fin de unir esfuerzos, coincidir objetivos y acciones, y lograr un mayor impacto. De esta manera, la obra de estos dos grandes poetas, intelectuales y políticos del siglo XX, se dará a conocer mediante diferentes actos, que van desde la tertulia literaria, al recital poético musical, pasando por las proyecciones audiovisuales, la publicación de una revista, entre otros. Este año el memorial tendrá dos salidas casi simultáneas: el 20 de marzo (fecha del fallecimiento de García Cabrera) en Las Palmas de Gran Canaria y dos días después, el 22 de marzo, en Santa Cruz de Tenerife. A continuación se desarrollarán actividades en otros municipios de las dos islas, para terminar, el 20 de septiembre, en San Cristóbal de La Laguna.

Reseña biográfica
Pedro Lezcano Pedro Lezcano Montalvo (1920-2002) nace en Madrid y llega por primera vez a Gran Canaria en 1929. Como escritor manejó con maestría varios géneros. Son de especial altura sus magníficos Cuentos sin geografía, así como sus relatos Diario de una mosca y La rebelión de los vegetales. En teatro destaca el drama Desconfianza que obtuvo el Premio Nacional de Teatro en 1945, o su obra en verso La ruleta del sur. Participó, junto a otros poetas como Agustín Millares, Ventura Doreste o José María Millares, en el renacer de la poesía social española posterior a la guerra civil. Sobresalen títulos como Poesía (1945), Romancero canario (1946), o Muriendo dos a dos (1947). Su poema más conocido, Poema de la maleta, ha sido versionado por numerosos artistas. Como escritor fue distinguido con el Premio Canarias, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria e Hijo Adoptivo de Gran Canaria, de Santa Brígida y de Las Palmas de Gran Canaria. Pedro Lezcano fue, además, firme defensor de los valores de la solidaridad, la paz, la libertad como elementos definidores de las personas. Fue impresor, dibujante, actor y director de teatro. Como intelectual comprometido, su defensa de la democracia le llevo a ser diputado del Parlamento de Canarias y presidente del Cabildo de Gran Canaria. Y tuvo tiempo para ser Maestro Internacional de ajedrez y escribir Cartilla de Ajedrez, un libro que es cabecera de todos los ajedrecistas. Amante del mar, llegó a batir algún récord en pesca submarina. Su pasión por la naturaleza le permitió practicar la micología, materia sobre la que también escribió algunos artículos especializados.
En 2012 se cumplen los primeros diez años de su muerte. (Reseña extraída de Felipe García Landín)

Programa del día 22 de marzo en Santa Cruz de Tenerife El Memorial Pedro Lezcano & Pedro García Cabrera. Dos poetas, un compromiso se presentará en Tenerife mañana, jueves 22 de marzo, a las 20 horas en el Salón de Actos del Círculo de Amistad XII de enero, situado en la calle Ruiz de Padrón, nº 12, junto a la Plaza del Príncipe de Santa Cruz de Tenerife. En el mismo participarán en la Tertulia literaria: - José Luis Rivero Ceballos. Presidente Fundación Pedro García Cabrera.

El memorial en Tenerife El memorial no quedará suscrito únicamente a este acto en Santa Cruz, si no que, merced a la colaboración de otras instituciones, recorrerá diferentes municipios de la Isla. En concreto, durante el mes de junio podrá disfrutarse en el Liceo Taoro en La Orotava, y en el Instituto de Estudios Hispánicos de Puerto de la Cruz. En ambos casos los especialistas en Pedro García Cabrera serán diferentes, contando, respectivamente con María Jesús de Pablo y Roberto García de Mesa. Finalmente, el 20 de septiembre de 2012, tendrá lugar el cierre en La Laguna. El acto comenzará en el Exconvento de Sto. Domingo (Concejalía de Cultura). Allí tendrá lugar la TertuliaRecital, en esta ocasión con la intervención de Domingo Luis Hernández como experto en la obra de García Cabrera. A continuación, se realizará un recorrido literario por las calles de La Laguna, donde se invitará a participar a poetas de la isla, para que reciten sus versos y de los autores homenajeados. El recorrido partirá desde la plaza de Santo Domingo, y seguirá hasta la Plaza del Adelantado. A continuación se adentrará por la calle Obispo Rey Redondo (La Carrera), y efectuará una nueva parada en la plaza Fray Albino (frente a La Catedral), para terminar en la plaza de La Concepción.

Pedro García Cabrera Pedro García Cabrera nace en 1905 en Vallehermoso (La Gomera). Tras pasar su infancia en la isla colombina, y tras una breve estancia en Sevilla, se instala definitivamente en Tenerife. Entre los años 1926 y 1928 colabora en la revista Hespérides en la que coincide con Eduardo Westerdahl, Domingo López Torres o Emeterio Gutiérrez Albelo, entre otros. Es aquí cuando escribe su primer libro Líquenes. Su compromiso social y político le lleva a afiliarse al PSOE, desde el que participó en las elecciones locales de proclamación de la II República (1931). García Cabrera no abandonaría nunca esas preocupaciones políticas y sociales ni su orientación socialista. En 1932 participa con Westerdahl, Pérez Minik y López Torres en la fundación de la revista Gaceta de arte, que sería editada regularmente en Santa Cruz de Tenerife hasta 1936. En estos años realiza una producción de carácter vanguardista y de influencia surrealista, sobre todo en poesía, pero también en relato (Senos de tinta) y teatro (Proyecciones). En julio de 1936, al estallar la guerra civil en España, García Cabrera es detenido y, tras un largo periplo carcelario, donde no deja de escribir, sale en libertad en 1944. Comienza una segunda fase de su vida y su obra, reapareciendo en la escena cultural en 1951 con Día de alondras. Entre los años 60 y 70 se aprecia una dualidad en su escritura. Por un lado está el poeta del mar con obras como Las islas en que vivo y por otro el poeta de crítica social y política. Su último libro completo se titula, de manera elocuente, Hacia la libertad, publicado en 1979. Fallece el 20 de marzo de 1981.

Miércoles, 21 de marzo de 2012

El perseguidor 7

EL VUELO DE ÍCARO /
Número: CLXXIV

Coordinación: Coriolano González Montañez

EFTIJÍA PANAYIOTU. SEIS POEMAS
TRADUCCIÓN Y NOTA BIO-BIBLIOGRÁFICA: MARIO DOMÍNGUEZ PARRA

un espejismo
vivo para aquel día del manicomio. para la festividad del mundo, cuando todos en casa se encerrarán, las mujeres se cortarán los cabellos, los hombres con las narices ensangrentadas llorarán. se cortará la corriente y el agua, al principio, será solo polvo y un corazón de estroboscopio que regulará los tonos de la luz, en una gélida cámara estarán todos contra todos, todos se rebelarán contra la revolución y plañirán verdades tiritando de terror, y un ojo estará dentro de su dentadura refulgente y una lengua muy incisiva que proferirá la jerigonza de rerum natura / de natura deorum somnolienta más o menos así se contraerá, así se retorcerá hasta que el alma les abandone, saldrá esta señora y el día será exquisita fiesta – apátrida festividad de la fiesta – mientras yo, con un trozo de cristal en el nuevo mundo de los espejos, viviré la independencia (todos somos iguales – idénticos y muertos – ante la eterna burocracia), es decir yo, del psiquiátrico, de todas formas yo, y sin el alta, en la figura de los pájaros viviré, normalmente vivo y volveré a vivir el día.

el síndrome de Jerusalén
llega el día en que todo se apaga. sobre los ojos un velo, los envuelve la luz, y con el camisón camino acróbata sobre las verjas. ya no temo las alturas, no temo el vacío, el vértigo extiende las manos hacia el cielo y se mide con las nubes. Llueve el Meteorólogo. (bebemos lluvia, nos agarramos con fuerza, los cuerpos célicos y arco la música y los botones de par en par en el piélago) será el agua; perturba mi sueño. salado. muy salado; sangre para las sábanas. por mucho que busques no lo hallarás. muchachita, no aquí. no con él mis nervios din-don una bóveda. cuerpo que sacudes, salva. mar, sálvame. nado hacia la costa de nuestra utopía. una tensa línea en el mapa nos separa. el templo entre nosotros; escombros entre nosotros, occidental muro de lágrimas. nunca en las llamas de detrás. (civilización) si alguna vez quisieras enseñarnos recuerda nuestro kipá (1) y si quieres saber tu enfermedad, mira, nos hemos puesto el vestido de boda de mamá esgrimiendo las rejas, amor masculino y femenino, aullando amor, nosotros solo amor –habíamos esparcido.

ars poetica
nadie vio al enmascarado de las rosas. salió de la casa con tijeras en las manos y un gato negro en brazos hacia el bosque de los secretos –no lo supo nadie– hasta que labios enormes hablaron de crímenes en el río, de ferales agujas de pino, de latidos peri mórtem y trenos a todo volumen. fue entonces cuando manos como espinas lo desnudaron, arrancaron el iracundo hongo infectado.

palabras inefables
temo la lechuza en tu garganta las palabras inefables, antes del incendio nuestros ascensos como libros a anaqueles, trayectos mentales, miradas de enamorados, y todos los sueños que despiertan por las noches, gatos errabundos. las palabras que suenan como sanguijuelas los «así es la vida», los «¿qué le vamos a hacer?» los húmedos pañuelos de papel, las letras rasgadas las fotografías calientes y las animadas remembranzas, cárcava; el mañana sin fin. la obsoleta lechuza en tu garganta el desgarro de mis sueños el apuñalamiento de la mujer en mí: recordaste quiero muerte mi sombra.

la tenaza
Escorpio surcó los pies de ella. desde aquel día girar sobre su cabeza era una utopía perversa. las adivinaciones de los expertos se revelaron erróneas. nunca regresó ni una carta envió que explicara el sitio de su álveo y el reloj de la noche clavado profundamente en su pecho. el escorpión, como ves, de nadie es amigo le regaló sin embargo una brújula para hallar mis rostros en la oscuridad le enseñó la culpa la lectura otra vez y de nuevo la escritura y lee en la ventana sus ojos y traza en la lista de casos mis ojos y con las manos de alguno de los dos golpea con ímpetu en la pared. cabeza de negra en la pared tanto tiempo, aquí había un aerostato, un horror que yo tenía que aceptar – cómo eras era débil para amar que me amaras quería yo.

la metafísica de la tristeza
es mi yo tras la Dormición el animal domesticado la instantánea del alucinamiento hacia el mundo ignoto y la desesperanza una pesadilla que no despierta excepto en tu pensamiento. es tu yo el fraude de las visiones infantiles el sueño sin fin del deseo que cae triste en la zanja, el lugar inconcebible del dolor –la lógica ante el confinamiento– cuando veo y vuelvo a ver desde un espejo que tu apariencia se apaga, mi afán se tuerce frente al vano razonamiento. –invitación a la santidad–

Nota de la autora (1) Kipá: típico gorrito judío. Símbolo de humildad.
Nota bio-bibliográfica La poeta, ensayista y traductora chipriota Eftijía Panayiotu nació en Nicosia en 1980. Estudió filosofía en Atenas y completó su formación en la Facultad de Estudios Neogriegos de King’s College London. Trabaja en Atenas como revisora de textos, es traductora de poesía y escribe artículos sobre literatura en revistas y periódicos. Mantiene el blog Exwtico: http://exwtico.wordpress.com/. Poemas suyos se han traducido al inglés, al italiano y al alemán. Escribió los libros de poemas gran jardinero (megas kipurós, Kinonía ton (de)katon, 2007) y Negra Moralina (Mavri Moralina, Kedros, 2010). Los poemas que aquí presento pertenecen a su primer libro (los tres primeros) y al segundo (los tres últimos). Como traductora, publicó el libro Poemas eróticos (Erotiká Piímata, Ekdosis Melani, 2010) de Anne Sexton.

8 El perseguidor

Miércoles, 21 de marzo de 2012

agenda
Hosmán Amin Torres presenta su primer volumen de relatos, Paréntesis, mañana, jueves, 22 de marzo, y a las 20 horas, en la sala 1 del Centro Cultural Aguere, en La Laguna. El acto estará a cargo del licenciado en Derecho y director general de la Función Pública de la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, Aarón Afonso González, y del escritor JRamallo (Dr R), además del autor y de un representante de la editorial. La librería Lemus acoge el viernes, 23 de marzo, a las 19 horas la presentación del cómic Dentro de la Noche (Editorial Dolmen), escrito y dibujado por Eduardo González. Dentro de la noche es una atractiva historieta de 66 páginas que nada a medio camino entre lo fantástico y lo inquietante, dibujada en trazo ágil y a blanco y negro por este artista canario que ha obtenido recientemente el XXXV Premio Diario de Avisos al mejor guión realista por Dentro de la noche. El escritor Antonio Lozano hablará también este viernes en el Espacio Cultural El Castillo del Puerto de la Cruz y a partir de las 20.30 horas, de su última novela policíaca,

La sombra del Minotauro, título en el que recupera a su detective privado José García Gago, personaje que debutó en Preludio para una muerte (2006). Otras novelas de Antonio Lozano son El caso Sankara, Las cenizas de Bagdad y Harraga.
El espacio El Generador, en la calle Clavel, nº 10 de Santa Cruz de Tenerife, acoge el próximo sábado, 24 marzo, a

las 20 horas, la presentación del libro Cuaderno afortunado, del escritor Eduardo Delgado Montelongo. El acto será introducido por el también escritor Agustín Díaz Pacheco. Montelongo es licenciado en Psicología y ha obtenido, entre otros premios literarios, el Félix Francisco Casanova (2002); Grau Miró (2007) y Notodofilmfest (2009).

PULP FICTION / EDUARDO GARCÍA ROJAS

NIHILISTA, DESCONCERTANTE
“El jabón es de color naranja, froto con fuerza mis uñas sucias contra las palmas. Rutina. Siempre la misma, rutina, la misma, ¡para! Me miro en el espejo. Misión cumplida, puto. Otra misión más. Noventa euros de huida, de futuro en libertad. ¿Pero de qué libertad hablas, cobarde? Fuera espera Camilo con el dinero en la mano.” (Cucarachas con Chanel. Dr. R (JRamallo). ay novelas que se escriben con la cabeza y que juegan a ser lo que no son y otras, por el contrario, que pese a su caos aparentemente descontrolado parecen que fueron escritas desde las tripas lo que a mi juicio pone de manifiesto que detrás se esconde un escritor de verdad. Con independencia del estado larvario en el que se encuentre como creador. Esta es una de las razones que explica que una singular propuesta literaria escrita aquí, en Canarias, haya logrado sacudir mi cada día más descreída y resignada visión de las cosas y que como tal lea sus páginas como una extraña pero muy necesaria tormenta desatada en el Valle de la Muerte. Su nombre es Cucarachas con Chanel, volumen que hace el cuarto de esa interesante colección que está resultando ser G21 Narrativa Canaria Actual, y que firma Dr. R (JRamallo). Y resalto que lo consigue porque, por una vez, leo páginas escritas desde aquí en la que se describe un curioso y en ocasiones descarnado proceso por liberarse de las ataduras y represiones que, aunque no se tenga muy claro cuáles son esas ataduras y represiones, justifica la rabia furiosa con la que está escrita porque reúne momentos de una desarmante sinceridad que, quiero entender, anula cualquier impostura por parte de su autor. O cualquier intención de que Dr. R (JRamallo) apostase solo por transgredir en su más que interesante y recomendable Cucarachas con Chanel. No, quiero digerir este libro como un atractivo y algo pudoroso ensayo pese a su presunta radikalidad (con K) de lo que podrá ofrecernos en el futuro su narrador si acepta confiar en sí mismo. Y lo escribo así, confiar en sí mismo, porque detecto destellos de una aplastante verdad en las páginas de estas Cucarachas con Chanel camufladas en un relato desorganizado que, sin embargo, consigue cerrar en una unidad que anima, o al menos me ha animado como lector impaciente, a leer sus casi doscientas páginas en tiempo récord. Gratamente sorprendido por el carácter nihilista que guardan dentro. En este sentido, y pese a sus balbuceos, Cucarachas con Chanel me parece un título audaz y pionero y por lo tanto muy a tener en cuenta en lo que se está cosechando dentro de una literatura escrita en una tierra en las que sus narradores se miran demasiado el ombligo pero son incapaces, precisamente, de explorar su ombligo para exorcizar sus demonios. Y JRamallo al menos hace el intento al tiempo que reivindica lo que él llama el Realismo.0. Y la roña que a veces muestra es roña que me sabe a verdad. Una verdad que en ocasiones resulta brutal y en otras de una violencia soterrada a la que viste con la dura y económica poesía del grafitero. Y eso, afirmo, es intentar hacer literatura con todas sus letras. Cucarachas con Chanel es un relato concebido a base de fragmentos --en los que se intercalan anuncios publicitarios y comentarios de esa gran plaza pública virtual que es Facebook, entre otros-- con piezas narrativas en ocasiones incendiarias y en otras un tanto retorcidas. Pero en este caos, posiblemente premeditado, se conduce al lector a un callejón donde el protagonista del rompecabezas, Gabriel --que lleva el mismo nombre del Ángel Mensajero de Dios y también, curiosamente, del que anuncia la Muerte-- es un perdedor nato que se rebela ante su condición de perdedor nato pese a ser consciente que va a continuar formando parte del mismo batallón de fracasados. Una sociedad, escribe JRamallo, en los que unos van perfumados con Chanel y otros con sus propios olores corporales. Y todos estos bellos insectos --presuntamente nosotros-- moviéndose en una geo-

H

grafía localizable que su autor denomina Santa Pus. Un territorio fosilizado, detenido en el tiempo, que me recuerda a una capital de provincias de cuyo nombre, ahora mismo, no quiero acordarme. El libro derrama también miedo pero sobre todo miedo y asco por sentir inquietud. Como señaló en cierta ocasión ese formidable pensador de la rebelión que fue Nietzsche, no es muy agradable descubrir tu reflejo en el fondo del pozo. Por eso entiendo Cucarachas con Chanel como un libro conmovedoramente --y a ratos salvaje-- intimista. Pero de un intimismo nihilista, permitan que lo diga, frustrado y frustrante. Y por frustrado y frustrante, que obliga a su protagonista --el Mensajero de Dios, el Mensajero de la Muerte-- a continuar adelante recurriendo al último recurso que le queda a los débiles: la crueldad. Porque, pese a que en una primera lectura se dé la engañosa sensación de que Gabriel es un tigre furioso que reprime sus instintos depredadores, solo es una cucaracha más de esa gigantesca alcantarilla en la que vive y que responde al nombre de Santa Pus. Así lo deja escrito con aplastante y demoledora resignación JRamallo, quien no redime con aliento épico a su personaje. Es una cucaracha, por muchas vueltas y llamadas al desorden que le dicte el Monstruo que lleva dentro. Por estas y otras cosas, me ha gustado y sorprendido gratamente Cucarachas con Chanel. Pero me hubiera gustado mucho más si

su autor hubiera podado el texto de algunos prejuicios que no contribuyen a encender la mecha de un título que pese a todo no va a dejar indiferente a nadie. Espero, y confío por eso, que Cucarachas con Chanel tenga la carrera comercial que se merece, y que agite las empantanadas aguas del debate literario dentro de unas islas donde sus escritores están más preocupados en ponerse a parir unos a otros que en leerse unos a otros. Si dejaran por una vez esta enfermiza endogamia, descubrirían en un título como Cucarachas con Chanel de lo que puede dar de sí un libro cuando está escrito desde las tripas. Cucarachas con Chanel contiene además páginas en las que Dr R (JRamallo) describe ambientes con la pericia de un gran narrador, omitiendo sordidez y otros molestos adornos con ánimo provocador, en una serie de momentos en los que podría haberse decantado por ese camino como son los fragmentos en los que Gabriel realiza su trabajo como masajista. Sin embargo, donde detecto que JRamallo se transforma en un escritor de verdad, cuando deja que sea su Míster Hyde quien dicte el relato, lo descubro en Aguacate. “No enana, no quiero llorar, quiero tragar, pero el aguacate no pasa el nudo y los mocos no ayudan. No enana, quiero que te marches, como abuela y tía y todos. Quiero perder la memoria, sacar los pies fuera de las sábanas, que mi padre no venga de noche a tocármelos, que descanse, que se duerma porque yo también quiero dormir. Y matar a mi madre, que la chapa raje su cabeza del todo, que se quede allí junto a él, que se acabe su dolor, que no se escape, que se muere hace veinticinco años, que por una vez tenga suerte. No enana, no voy a llorar, este aguacate no me deja.” Entre otros fragmentos más o menos del mismo calado. Textos escritos --cuando Dr R (JRamallo) se atreve a quitarse la máscara de --autor comprometido-- impregnados de una atractiva oscuridad quisiera pensar que satánica. Ya saben, aquello de que el diablo existe porque nadie cree en su existencia. Y si bien Dr R (JRamallo) no muestra todos sus demonios por ¿miedo? o porque esa no fue su intención, sí que encontré en algunos de los fragmentos de este libro que debería haber sido aún más negro y furioso de lo que es, una puerta abierta a ese paraíso al revés que debe ser el Infierno. O Santa Pus. Ese lugar en el que algunas de sus cucarachas --para unos el animal más bello del mundo-- olvida que son cucarachas porque huelen, precisamente, a Chanel.