LA MÉTRICA Se suele afirmar que el romance está compuesto por series de versos octosílabos con rima asonante en los

pares, pero debemos hacer varias precisiones. En lo relativo a las ocho sílabas es frecuente que los romances en las ediciones modernas aparezcan en tiradas monorrimas de versos de dieciséis sílabas con cesura y esta decisión está motivada por varias razones: -Lingüísticas: Frecuentemente el verso de dieciséis sílabas constituye una sentencia con sentido propio, la fragmentación sintáctica coincide muchas veces con esa división. -Musicales: Los romances de la tradición oral moderna suelen cantarse con melodías cuya frase musical abarca dieciséis o treinta y dos sílabas. -De tradición poética: Los poetas cortesanos que glosan romances en los siglos XV y XVI toman como base dos octosílabos para cada estrofa de su glosa. Existe la teoría de que los romances se habían originado a partir de la repetición separada de determinados pasajes de los poemas épicos, por tanto su forma métrica es heredera de esas tiradas en verso largo con cesura de la épica. Aún así hay versos de siete y nueve sílabas entre los octosílabos y además tampoco faltan romances en hexasílabos. Tras la moda romanceril del siglo XVI, los poetas que compusieron romances nuevos a veces adoptaron variaciones, de ahí el romance endecha (heptasílabo) o el romance heroico (endecasílabo). Por lo que respecta a la rima generalmente es asonante pero también hay romances en consonante, que adoptaron muchas veces los autores del romancero nuevo. No debemos terminar el apartado de la métrica del romancero sin recordar que no son raros en la tradición oral moderna los romances que se cantan con estribillo, éste es más raro en los textos antiguos pero no sabemos si es debido a que no se cantaban romances con estribillo en los siglos XVI y XVII o porque los editores los omitieron.

lo cual se manifiesta en las múltiples ediciones de romances viejos y en los testimonios que nos indican que la gente de toda condición los leían. Así. se identifica a veces el romancero vulgar con los romances de ciego. El auge del romancero vulgar se extiende del siglo XVII al XIX pero todavía a principios del XX era relativamente habitual ver al ciego ambulante que recorría los barrios o pueblos cantando romances y vendiendo impresos baratos con el texto. fundamentalmente a partir de 1580 un buen puñado de poetas (Lope de Vega o Góngora) compusieron romances modernos imitando en algunos aspectos los viejos pero al servicio de un nuevo concepto de poesía. Muchos de ellos se difundieron como anónimos pese a estar escritos por autores famosos. VULGAR Y TRADICIONAL. -S. además se exponían para su venta colgados de un cordel y de ahí la denominación de romances de cordel. El romancero fue un género de moda en el siglo XVI.XIX-XX: Hechos de actualidad política. -S. El romancero vulgar es el producido a partir del siglo XVII para uso de las clases populares urbanas por autores de esa misma clase y difundido por medio de pliegos sueltos de ínfima calidad y del propio canto. jaques y hampones. . A este romancero se le llamo nuevo. Además la mayor parte de este nuevo romancero debió concebirse como poesía para cantar y por ello se aprendería de memoria y se transmitía oralmente. de una temática distinta y con algunas modificaciones formales. pero de esta manera los poetas reproducían uno de los rasgos característicos del romancero viejo. cantaban o recitaban. Se consideran romances viejos a los documentados entre finales de la Edad Media y mediados del siglo XVI más los que conocemos exclusivamente por versiones orales modernas pero sospechamos que son más antiguos porque recrean algún episodio de la poesía culta medieval de otros países o tienen equivalentes europeos.XVIII: Historias de cautivos.LAS CLASES DE ROMANCE: VIEJO. NUEVO. Como muchos de esos compositorescantores eran invidentes. La temática era la que interesaba al vulgo de las distintas épocas: -S.XVIII-XIX: Aventuras de bandidos.

asuntos melodramáticos y lacrimógenos: amores contrariados. seres monstruosos… El término romancero tradicional suele aplicarse a los romances de todas las épocas y de todos los estilos que han sido transmitidos oralmente durante un periodo más o menos largo de tiempo por una cadena sucesiva de individuos. había en catalán. en Canarias.Y comunes a todas las épocas. . niños abandonados. América e incuso entre los sefardíes de Oriente y de Marruecos. Este romance no abarca únicamente el ámbito peninsular ni se limita al castellano. criminales arrepentidos. portugués o gallego (algunos tienen equivalente castellano) y dentro del ámbito de la lengua castellana los hay en la península.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful