Capítulo 2

LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS
Habiendo establecido en el capítulo anterior las propiedades y operaciones básicas del con-
junto de los complejos (en particular, la noción de distancia entre dos números en el plano
complejo), nos proponemos, en lo sucesivo, realizar un estudio de funciones cuyo dominio de
definición es algún subconjunto de los complejos, y extender a ellas las ideas de límites, deri-
vación e integración aprendidas para las funciones de variable real. En los cursos previos de
cálculo, en los que se aprendieron esos conceptos, la idea de distancia entre números reales
(|a − b|) fue relevante, permitiendo definir en base a ella la noción de conjunto abierto, ce-
rrado, clausura, etc. Veremos aquí cómo, de manera análoga, la distancia entre complejos da
pie a extender esos conceptos a ese conjunto, deduciendo varias propiedades que serán útiles
posteriormente.
1. La distancia euclídea en el plano complejo
Definición 2.1. La distancia euclídea en el plano complejo es la función de C×C en R
que, evaluada en el par (z
1
, z
2
), devuelve el número real no negativo |z
2
−z
1
|.
Como vemos, la distancia euclídea entre dos complejos z
1
y z
2
es la longitud del segmento
del plano que va desde z
1
hasta z
2
.
Son varias las propiedades de las que goza la distancia euclídea en C. Aquí ofrecemos cinco
de ellas, tan relevantes que constituyen una base sobre la que se pueden deducir las otras.
1. ∀z
1
, z
2
∈ C, |z
1
−z
2
| ≥ 0 (la distancia entre dos complejos es un número no negativo).
2. ∀z ∈ C, |z −z| = 0 (la distancia desde un punto a sí mismo es 0).
3. ∀z
1
, z
2
∈ C, z
1
= z
2
⇒ |z
1
− z
2
| > 0 (la distancia desde un punto a otro punto distinto
es estrictamente positiva).
4. ∀z
1
, z
2
∈ C, |z
1
−z
2
| = |z
2
−z
1
| (simetría: la distancia es la misma de ida que de vuelta).
5. ∀z
1
, z
2
, z
3
∈ C, |z
1
−z
3
| ≤ |z
1
−z
2
| +|z
2
−z
3
| (desigualdad triangular: la distancia puede
ser más larga si pasamos por un tercer punto).
Las propiedades 2 y 3 se pueden resumir en una sola, como sigue:
∀z
1
, z
2
∈ C, |z
1
−z
2
| = 0 ⇐⇒ z
1
= z
2
Nótese que todas las propiedades anteriores son extensiones de las correspondientes propiedades
de valor absoluto en el campo de los números reales.
Con la noción de distancia así establecida, pasamos a la siguiente definición crucial.
Definición 2.2. Para z
0
∈ C y r ∈ R
+
, el entorno de radio r alrededor de z
0
es
B
r
(z
0
) = {z ∈ C : |z − z
0
| < r}. El entorno reducido de radio r alrededor de z
0
es
B

r
(z
0
) = {z ∈ C : 0 < |z −z
0
| < r}
O sea que B
r
(z
0
) está constituido por todos los complejos que están a distancia estrictamente
menor que r de z
0
(esto incluye, por supuesto, al propio z
0
, que se denomina el centro del
entorno). Geométricamente, B
r
(z
0
) es el interior del disco de radio r con centro en z
0
. El
entorno reducido consiste en todos los puntos del entorno, excepto el centro.
Recalquemos que todo entorno tiene radio estrictamente positivo. Obsérvese también que,
en el universo de los complejos, B
r
1
(z
0
) ⊂ B
r
2
(z
0
) ⇐⇒ r
1
≤ r
2
.
Ahora presentamos otras definiciones que van a resultar familiares, y a las que apelaremos
bastante en lo sucesivo.
19
20 2. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS
Definición 2.3. Sea z un número complejo, y sea E un subconjunto de C.
1. z es punto de acumulación de E si todo entorno reducido de z contiene un punto de
E. Es decir, ∀r > 0, B

r
(z) ∩E = ∅, o, equivalentemente, ∀r > 0, (B
r
(z) −{z}) ∩E = ∅,
que es lo mismo que decir ∀r > 0, B
r
(z)∩(E −{z}) = ∅. Designamos por E

al conjunto
de todos los puntos de acumulación de E. Observar que un punto de acumulación de E
puede o no pertenecer a E.
2. E es cerrado si contiene a todos sus puntos de acumulación, es decir, si E

⊂ E.
3. La clausura de E es E = E ∪ E

, es decir, la unión del conjunto y sus puntos de
acumulación.
4. Si z ∈ E pero z no es punto de acumulación de E, z se llama punto aislado de E.
5. z es un punto interior de E si existe r ∈ R
+
tal que B
r
(z) ⊂ E. El conjunto de todos
los puntos interiores de E, denotado por E

, se llama el interior de E. Observar que
un punto interior de E debe necesariamente pertenecer a E.
6. E es abierto si todos sus puntos son interiores, es decir, si E

= E.
7. z es un punto frontera de E si para todo r ∈ R
+
, se tiene que B
r
(z) ∩ E = ∅ y
B
r
(z) ∩ E
c
= ∅. El conjunto de todos los puntos frontera de E, denotado ∂E, se llama
la frontera de E. Observar que un punto frontera de E puede o no pertenecer a E.
8. E es acotado si existe r ∈ R
+
tal que E ⊂ B
r
(0).
9. E es denso en C si E = C.
10. El diámetro de E es diam(E) = sup{|z
1
−z
2
| : z
1
, z
2
∈ E}. (
1
)
Desarrollaremos ahora algunas de las propiedades más elementales de los subconjuntos de
C.
Proposición 2.4. Todo entorno es un conjunto abierto.
Demostración. Sea B
r
(z) un entorno en C. Para z
1
∈ B
r
(z), tomemos r

= r −|z −z
1
|.
Será r

> 0 pues |z − z
1
| < r. Veamos que B
r
′ (z
1
) ⊂ B
r
(z): si z
2
∈ B
r
′ (z
1
), |z − z
2
| ≤
|z −z
1
| + |z
1
−z
2
| < |z −z
1
| + r

= r, de donde z
2
∈ B
r
(z). Luego todo punto de B
r
(z) es un
punto interior de B
r
(z), por lo que B
r
(z) es abierto.
Proposición 2.5. Sea E un subconjunto de C. Un complejo z pertenece a E si, y sólo si,
cualquier entorno de z contiene al menos un punto de E.
Demostración. Supongamos que z ∈ E. Si z ∈ E, cualquier entorno de z contiene al
propio z, que es un punto de E. Si z / ∈ E, z es punto de acumulación de E, por lo que
∀r > 0, B
r
(z) ∩(E −{z}) = ∅; pero como en este caso se tiene que E = E −{z} (pues z / ∈ E),
resulta que ∀r > 0, B
r
(z) ∩ E = ∅, es decir, todo entorno de z posee un punto de E.
Recíprocamente, supongamos que cualquier entorno de z contiene un punto de E. Si z ∈ E,
z ∈ E. Si z / ∈ E, tenemos que E = E −{z}, por lo que cualquier entorno de z posee un punto
de E −{z}; luego z es punto de acumulación de E, y z ∈ E.
Proposición 2.6. Si z es punto de acumulación de E, todo entorno de z posee infinitos
puntos de E.
Demostración. Sea z ∈ C tal que existe r > 0 tal que B
r
(z) contiene una cantidad finita
de puntos de E. Si B
r
(z) ∩ (E −{z}) = ∅, z no cumple la definición de punto de acumulación
de E. Si B
r
(z) ∩ (E −{z}) = ∅, sea r

= m´ın {|z −z
1
| : z
1
∈ B
r
(z) ∩ (E −{z})}. r

es el más
1
Sea A ⊂ R. Se dice que t ∈ R es una cota superior de A si ∀x ∈ A, x ≤ t. Si A tiene una cota superior,
se dice que A es acotado superiormente, y se define el supremo de A como la menor de las cotas superiores
de A (se puede demostrar, aunque no fácilmente, que tal definición es buena). Si A no tiene cota superior,
decimos que el supremo de A es ∞. Como ejercicio, verificar que para cualquier A ⊂ R: (a) El supremo de A
es único. (b) sup A ≤ k ⇐⇒ ∀x ∈ A, x ≤ k. (c) Si k ∈ R y existe x ∈ A tal que x ≥ k, entonces sup A ≥ k.
(d) Si A ⊂ B ⊂ R, entonces sup A ≤ sup B. (e) Si B ⊂ R y hacemos C = {a + b : a ∈ A, b ∈ B}, entonces
sup C ≤ sup A+ sup B.
1. LA DISTANCIA EUCLÍDEA EN EL PLANO COMPLEJO 21
chico de un conjunto finito de números positivos, por lo que r

> 0. Tendremos que B
r
′ (z) no
contiene puntos de E −{z}, por lo que z tampoco es punto de acumulación de E.
Corolario 2.7. Los subconjuntos finitos de C no poseen puntos de acumulación.
Teorema 2.8. Un subconjunto de C es abierto si, y sólo si, su complemento es cerrado.
Demostración. Supongamos que E es un subconjunto abierto de C. Sea z ∈ E. Existe
r > 0 tal que B
r
(z) ⊂ E, luego B
r
(z) ∩ E
c
= ∅, por lo que z no es punto de acumulación de
E
c
. Tenemos entonces que si z ∈ E, z no es punto de acumulación de E
c
, que equivale a decir
que si z es punto de acumulación de E
c
, z pertenece a E
c
, mostrando que E
c
es cerrado.
Recíprocamente, supongamos que E
c
es cerrado. Sea z ∈ E, es decir, z / ∈ E
c
. z no es punto
de acumulación de E
c
, por lo que existe un entorno B
r
(z) que no contiene puntos de E
c
−{z}.
Pero ya que z ∈ E, resulta E
c
− {z} = E
c
, por lo que B
r
(z) ∩ E
c
= ∅, es decir, B
r
(z) ⊂ E.
Luego z es punto interior a E, y E es abierto.
Corolario 2.9. Un subconjunto de C es cerrado si, y sólo si, su complemento es abierto.
Demostración. E es cerrado ⇐⇒ (E
c
)
c
es cerrado ⇐⇒ E
c
es abierto.
Teorema 2.10. En relación a uniones e intersecciones de conjuntos, las siguientes afirma-
ciones son válidas:
1. La unión arbitraria de conjuntos abiertos es un conjunto abierto.
2. La intersección finita de conjuntos abiertos es un conjunto abierto.
3. La intersección arbitraria de conjuntos cerrados es un conjunto cerrado.
4. La unión finita de conjuntos cerrados es un conjunto cerrado.
Demostración. Sea {A
k
}
k∈Λ
una familia cualquiera de subconjuntos abiertos de C. Si
z ∈

k∈Λ
A
k
, existe k
0
∈ Λ tal que z ∈ A
k
0
, luego hay un entorno B
r
(z) ⊂ A
k
0


k∈Λ
A
k
, lo
que muestra que

k∈Λ
A
k
es abierto. Esto prueba la primera afirmación.
Sea {A
k
}
n
k=1
una familia finita de subconjuntos abiertos, y z ∈

n
k=1
A
k
. Para cada k ∈
{1, . . . , n}, existe un r
k
> 0 tal que B
r
k
(z) ⊂ A
k
. Sea r = m´ın{r
k
: k = 1, . . . , n}. Será r > 0.
Verifiquemos que B
r
(z) ⊂

n
k=1
A
k
: para todo z
1
∈ C con |z − z
1
| < r, será |z − z
1
| < r
k
cualquiera sea k ∈ {1, . . . , n} por la elección de r, por lo que z
1
∈ A
k
para todo k ∈ {1, . . . , n},
de donde z
1


n
k=1
A
k
. Por lo tanto

n
k=1
A
k
es abierto. Esto muestra la segunda afirmación. Un
ejemplo que muestra que la afirmación no es válida para intersecciones arbitrarias es A
k
= B1
k
(0)
para k ≥ 1, pues se tiene que


k=1
A
k
= {0}, que no es un subconjunto abierto de C.
Sea {C
k
}
k∈Λ
una familia cualquiera de subconjuntos cerrados de C. Por las leyes de De
Morgan, se tiene que
_
k∈Λ
C
k
_
c
=

k∈Λ
C
c
k
, siendo este último un conjunto abierto, según
se demostró en el primer ítem, ya que cada C
c
k
es un conjunto abierto. Luego

k∈Λ
C
k
es un
conjunto cerrado. Esto demuestra la tercera afirmación.
Finalmente, sea {C
k
}
n
k=1
una familia finita de subconjuntos cerrados. Será (

n
k=1
C
k
)
c
=

n
k=1
C
c
k
un conjunto abierto según el inciso segundo de este teorema, por lo que

n
k=1
C
k
es
cerrado.
Teorema 2.11. Un subconjunto de C es abierto si, y sólo si, es una unión de entornos.
Demostración. Supongamos que E es un subconjunto abierto de C. Entonces podemos
asociar a cada punto z de E un número positivo r
z
tal que B
r
z
(z) ⊂ E. Veamos que E =

z∈E
B
r
z
(z): si z
1
∈ E, z
1
∈ B
r
z
1
(z
1
) ⊂

z∈E
B
r
z
(z), luego E ⊂

z∈E
B
r
z
(z). Y si z
1

z∈E
B
r
z
(z), hay un z de E tal que z
1
∈ B
r
z
(z); pero por la definición de r
z
, es B
r
z
(z) ⊂ E, de
donde z
1
∈ E; con esto,

z∈E
B
r
z
(z) ⊂ E.
La vuelta se deduce de la proposición 2.4 y del teorema 2.10.
El siguiente teorema nos dice que la clausura de un conjunto E es “el más pequeño” de los
conjuntos cerrados que contienen a E.
22 2. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS
Teorema 2.12. Sea E un subconjunto de C.
1. E es un subconjunto cerrado.
2. E = E si, y sólo si, E es cerrado.
3. Si E ⊂ F y F es cerrado, entonces E ⊂ F.
4. diam(E) = diam(E).
Demostración.
1. Mostraremos que el complemento de E es abierto. Sea z ∈ E
c
, luego z / ∈ E, por lo que
existe r > 0 : B
r
(z) ∩ E = ∅ (prop. 2.5). Como B
r
(z) es abierto (prop. 2.4), para cada
z
1
∈ B
r
(z) existe r
1
> 0 tal que B
r
1
(z
1
) ⊂ B
r
(z), y entonces B
r
1
(z
1
) ∩E = ∅, por lo que
z
1
/ ∈ E. Entonces B
r
(z) ⊂ E
c
. Ya que z es arbitrario, se sigue que E
c
es un conjunto
abierto.
2. La ida es inmediata por el inciso anterior. Para la vuelta, siendo E cerrado, se tiene que
E

⊂ E, por lo que E = E ∪ E

= E.
3. Primero observemos que si E ⊂ F, debe ser E

⊂ F

: si z ∈ E

, ∀r > 0, ∃z
1
∈ E :
|z − z
1
| < r con z
1
= z. Pero también z
1
∈ F pues E ⊂ F. Por lo tanto z ∈ F

. Con
esto podemos ver que E = E ∪ E

⊂ F ∪ F

= F, es decir, E ⊂ F.
4. Puesto que E ⊂ E, es directo que diam(E) ≤ diam(E). Sea ε > 0, y tomemos z y z
1
arbitrarios en E. Sean z

, z

1
∈ E tales que |z − z

| < ε/2 y |z
1
− z

1
| < ε/2 (prop. 2.5).
Luego, |z −z
1
| ≤ |z −z

| +|z

−z

1
| +|z

1
−z
1
| < ε +|z

−z

1
| ≤ ε + diam(E). Es decir,
|z−z
1
| ≤ ε+diam(E). Como z y z
1
son arbitrarios, se sigue que diam(E) ≤ ε+diam(E),
y, puesto que ε también se eligió arbitrariamente, se deduce que diam(E) ≤ diam(E).

1.1. Los reales como subconjunto de C. Los conceptos topológicos relativos a C
aprendidos en la sección previa, son generalizaciones de los mismos conceptos referentes a los
reales, con la salvedad de que en C el universo de trabajo es más grande, y, por lo tanto, los
entornos involucran más puntos. Por ejemplo, el entorno de radio 1 alrededor de 0 en el universo
de los reales es el conjunto de todos los reales x tales que −1 < x < 1, mientras que el entorno
de radio 1 alrededor de 0 en el universo de los complejos es todo el disco abierto con centro 0
y radio 1. En general, para z
0
∈ R, tenemos que B
r
(z
0
) ∩ R = {x ∈ R : z
0
−r < x < z
0
+ r}.
Entonces, si A es un subconjunto de R, frases como “A es abierto” pueden ser ambiguas
si no se aclara en relación a qué universo se hace dicha aseveración. Por ejemplo, el conjunto
{x ∈ R : 0 < x < 1} es abierto si se ve como subconjunto de R, pero no si se lo mira como
subconjunto de C. La ambigüedad queda salvada si se especifica a qué universo nos referimos.
Afortunadamente, hay una sencilla relación entre los conjuntos abiertos en el universo de
los reales y los abiertos en el universo de los complejos.
Teorema 2.13. Sea E ⊂ R. E es abierto en R si, y sólo si, existe A ⊂ C tal que A es
abierto en C y E = A ∩ R.
Demostración. Para la ida: supongamos que E es abierto en R. Eso quiere decir que,
para cada x ∈ E, existe r
x
> 0 tal que el intervalo (x −r
x
, x + r
x
) está contenido en E. Notar
que E =

x∈E
(x−r
x
, x+r
x
). Hagamos A =

x∈E
B
r
x
(x) (aquí estamos considerando entornos
en C de radio r
x
alrededor de x). A es un subconjunto abierto de C (teor. 2.11). Además,
A ∩ R =
_
x∈E
B
r
x
(x)
_
∩ R =

x∈E
(B
r
x
(x) ∩ R) =

x∈E
(x −r
x
, x + r
x
) = E.
Para la vuelta, supongamos que E = A∩R para algún conjunto A abierto en C. Sea x ∈ E.
Existe r > 0 : B
r
(x) ⊂ A. Entonces B
r
(x) ∩ R ⊂ A ∩ R, es decir, (x − r, x + r) ⊂ E, luego E
es abierto en R.
Corolario 2.14. Sea E ⊂ R. E es cerrado en R si, y sólo si, existe C ⊂ C tal que C es
cerrado en C y E = C ∩ R.
2. CONJUNTOS COMPACTOS 23
Demostración. E es cerrado en R si, y sólo si, R −E es abierto en R, lo que equivale a
que R −E = A∩ R para algún A abierto en C (teor. 2.13), lo que equivale a que E = A
c
∩ R,
siendo A
c
el complemento de A en C, que es un conjunto cerrado en C.
Hemos visto que un conjunto abierto en R puede no serlo en C. En cambio, un cerrado en
R es también cerrado visto como subconjunto de C, y la clave para verlo es el hecho evidente
de que un complejo de parte imaginaria no nula no puede ser punto de acumulación de un
subconjunto de números reales.
Lema 2.15. Si E ⊂ R y z ∈ C −R, entonces z / ∈ E

.
Demostración. Debe ser z = x+iy con x, y ∈ R e y = 0. Tomando r = |y|/2, es fácil ver
que B
r
(z) ∩ R = ∅, y entonces B

r
(z) ∩ E = ∅, de donde se deduce el enunciado.
Corolario 2.16. Sea E ⊂ R. E es cerrado en R si, y sólo si, E es cerrado en C.
Demostración. Supongamos E cerrado en R. Existe F ⊂ C tal que F es cerrado en C y
E = F ∩ R (cor. 2.14). Dado que R es un subconjunto cerrado de C (a consecuencia del lema
2.15), por el teorema 2.10 se sigue que E es cerrado en C.
Recíprocamente, si E es cerrado visto como subconjunto de C, siendo E = E ∩ R (pues
E ⊂ R), por corolario 2.14 se tiene que E es cerrado en R.
Proposición 2.17. Sea E ⊂ R. La clausura de E en R es el mismo conjunto que la clausura
de E en C.
Demostración. Si x es un real que está en la clausura de E en R, para cualquier real
positivo r se cumple que el intervalo (x−r, x+r) contiene un punto de E, y entonces el entorno
(en C) de radio r alrededor de x contiene un punto de E. Luego, x ∈ E (prop. 2.5).
Para la otra contención, sea z ∈ C un punto en E. Por el lema 2.15, z debe ser real. Luego,
para todo r > 0, B
r
(z) ∩ E = ∅ (prop. 2.5), de donde existe x ∈ E tal que z −r < x < z + r.
Entonces, z pertenece a la clausura de E en R.
En lo sucesivo, será de gran utilidad la siguiente propiedad de subconjuntos de números
reales.
Proposición 2.18. Sea E un subconjunto de los reales, y supongamos que E posee cota
superior. Entonces el supremo de E pertenece a la clausura de E. Luego, si E es cerrado en R
y acotado superiormente, el supremo de E pertenece a E.
Demostración. Sea s = sup E. Se tiene que, para todo r > 0, el intervalo (s − r, s + r)
posee un punto de E (pues sino s−r sería una cota superior para E, pero menor que el supremo,
y eso sería una contradicción). Luego, s ∈ E. Para probar la última afirmación en el enunciado
del teorema, notemos que si E es cerrado en R, también lo será en C (cor. 2.16), así que E = E
(teor. 2.12), por lo que s ∈ E.
2. Conjuntos compactos
Definición 2.19. Sea E ⊂ C, Λ un conjunto arbitrario y {A
k
}
k∈Λ
una familia de subcon-
juntos de C. Decimos que {A
k
}
k∈Λ
es un cubrimiento para E si E ⊂

k∈Λ
A
k
. Si además
todos los A
k
son conjuntos abiertos, decimos que {A
k
}
k∈Λ
es un cubrimiento por abiertos
para E. Un subcubrimiento de {A
k
}
k∈Λ
para E es una subfamilia {A
k
}
k∈Λ
1
de la familia
{A
k
}
k∈Λ
(es decir, Λ
1
⊂ Λ) que también es cubrimiento para E (es decir, E ⊂

k∈Λ
1
A
k
). Un
cubrimiento es finito si posee una cantidad finita de miembros.
Un subconjunto de C se dice compacto si cualquier cubrimiento por abiertos para él posee
un subcubrimiento finito.
El siguiente resultado proporciona dos condiciones necesarias para que un subconjunto de
C sea compacto.
24 2. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS
Teorema 2.20. Todo subconjunto compacto de C es cerrado y acotado.
Demostración. Sea K un subconjunto compacto de C. Mostraremos que K
c
es un sub-
conjunto abierto de C. Sea p ∈ K
c
. Para cada q ∈ K, sea r
q
= |q−p|/2, y tomemos W
q
= B
r
q
(q).
Observar que K ⊂

q∈K
W
q
, por lo que {W
q
}
q∈K
es un cubrimiento por abiertos para K. Luego
K ⊂

n
j=1
W
q
j
para alguna subfamilia finita {W
q
1
, . . . , W
q
n
}. Sea r = m´ın{r
q
1
, . . . , r
q
n
} > 0.
Para cada j ∈ {1, . . . , n}, B
r
(p) ∩ W
q
j
= ∅ (en caso contrario, habría un z tal que |p −z| < r y
|z −q
j
| < r
q
j
, de donde 2r
q
j
= |p −q
j
| ≤ |p −z| +|z −q
j
| < r + r
q
j
≤ 2r
q
j
, contradicción). De
allí que B
r
(p) ∩

n
j=1
W
q
j
= ∅, y entonces B
r
(p) ∩K = ∅, de donde B
r
(p) ⊂ K
c
. Luego p es un
punto interior de K
c
, el cual resulta, en consecuencia, ser un conjunto abierto. Por eso, K es
cerrado.
Para ver que K es acotado, notemos que la familia de todos los entornos de radio 1 alrededor
de los puntos de K es un cubrimiento por abiertos para el compacto K, así que hay una
subfamilia finita {B
1
(z
j
)}
n
j=1
tal que

n
j=1
B
1
(z
j
) ⊃ K. Definamos r = 1+m´ ax{|z
j
| : 1 ≤ j ≤ n}.
Sea z ∈ K. z pertenece a B
1
(z
m
) para algún m ∈ {1, . . . , n}, de modo que |z| ≤ |z−z
m
|+|z
m
| <
|z
m
| + 1 ≤ r, y entonces z ∈ B
r
(0). Luego, K es acotado.
Resulta que las dos condiciones necesarias de la proposición anterior también son suficien-
tes para decidir si un conjunto de números complejos es compacto. Los siguientes resultados
apuntan a la demostración de este hecho.
Proposición 2.21. Todo subconjunto cerrado de un conjunto compacto es un conjunto
compacto.
Demostración. Sea K un subconjunto compacto de C, y F un subconjunto de K que es
cerrado en C. Sea Ω = {A
k
}
k∈Λ
una familia de abiertos en C tal que F ⊂

k∈Λ
A
k
. Hagamos

2
= Ω ∪ {F
c
}; Ω
2
resulta ser una familia de abiertos (pues F es cerrado) que cubre a todo
C: F
c

A
k
⊃ F
c
∪ F = C. En particular, esta nueva familia es un cubrimiento por abiertos
para el compacto K, luego hay una subfamilia finita Ω
3
de Ω
2
que cubre a K, y por lo tanto a
F. Tomemos Ω
4
= Ω
3
−{F
c
}. Puede verse que Ω
4
es una subfamilia finita de Ω que cubre a F
(pues Ω
3
lo hacía, y ningún punto de F está en F
c
). Luego F es compacto.
Lema 2.22. Para cada n ∈ N, sea I
n
= {x ∈ R : a
n
≤ x ≤ b
n
}, donde a
n
y b
n
son reales
con a
n
≤ b
n
. Supongamos que, para cualquier n ∈ N, I
n
⊃ I
n+1
. Entonces,

n∈N
I
n
es no vacía.
Demostración. Sea E = {a
n
: n ∈ N}. Tenemos que E es no vacío y acotado superior-
mente (por b
0
). Hagamos x = sup E. Por definición de supremo, tenemos que para todo n ∈ N,
es x ≥ a
n
.
Dada la contención de los I
n
, deducimos que la sucesión {a
n
}
n∈N
es creciente, y la {b
n
}
n∈N
es decreciente. Aprovechemos este hecho para demostrar que para todo n ∈ N, x ≤ b
n
. Sea
n ∈ N. Para cualquier natural m, tenemos que a
m
≤ a
m+n
≤ b
m+n
≤ b
n
. Entonces b
n
es cota
superior para E, de donde x ≤ b
n
.
Por lo tanto, tenemos que, para cada n ∈ N, x pertenece a I
n
, y, en consecuencia, x ∈

n∈N
I
n
, mostrando que este conjunto es no vacío.
Corolario 2.23. Para cada n ∈ N, sea R
n
= {z ∈ C : a
n
≤ Re z ≤ b
n
, c
n
≤ Imz ≤ d
n
},
donde a
n
, b
n
, c
n
y d
n
son reales con a
n
≤ b
n
y c
n
≤ d
n
. Supongamos que, para cualquier n ∈ N,
R
n
⊃ R
n+1
. Entonces,

n∈N
R
n
es no vacía.
Demostración. Para cada n ∈ N, sean I
n
= {x ∈ R : a
n
≤ x ≤ b
n
} e I

n
= {x ∈ R : c
n

x ≤ d
n
}. Dado que R
n
⊃ R
n+1
, tenemos que I
n
⊃ I
n+1
e I

n
⊃ I

n+1
. Luego, existen x, y ∈ R
tales que x ∈

n∈N
I
n
e y ∈

n∈N
I

n
(lema 2.22). Entonces, (x, y) ∈

n∈N
R
n
.
Lema 2.24. Sea R
0
= {z ∈ C : a ≤ Re z ≤ b, c ≤ Imz ≤ d} (con a, b, c, d ∈ R, a ≤ b,
c ≤ d) un rectángulo (relleno) en el plano complejo. Entonces, R
0
es compacto.
2. CONJUNTOS COMPACTOS 25
Demostración. Hagamos δ = |(a, c) −(b, d)| (la medida de las diagonales de R
0
). Obvia-
mente, para todos z
1
, z
2
∈ R
0
, es |z
1
−z
2
| ≤ δ.
Para probar el lema por contradicción, supongamos que hay un cubrimiento por abiertos
{A
k
}
k∈Λ
para R
0
que no admite subcubrimiento finito. Trazando las perpendiculares a cada
lado de R
0
por su punto medio, dividámoslo en cuatro rectángulos iguales, R
00
, R
01
, R
10
y
R
11
, de modo que R
0
= R
00
∪ R
01
∪ R
10
∪ R
11
. Al menos uno de ellos (llamémosle R
1
) no
puede ser cubierto por una subfamilia finita de {A
k
}
k∈Λ
(de lo contrario, R
0
estaría cubierto
por una subfamilia finita de {A
k
}
k∈Λ
, en contra de la suposición). Las diagonales de R
1
miden
δ/2. Apliquemos a R
1
el mismo razonamiento, y continuemos así sucesivamente. Generaremos
entonces una familia de rectángulos {R
n
}
n∈N
con las siguientes propiedades:
(a) R
n
⊃ R
n+1
para todo n.
(b) Para cualquier n, ninguna subfamilia finita de {A
k
}
k∈Λ
cubre a R
n
.
(c) Para cualquier n, las diagonales de R
n
miden δ/2
n
, de modo que |z
1
− z
2
| ≤ δ/2
n
cualesquiera sean z
1
, z
2
∈ R
n
De la condición (a), existe z ∈ C tal que z ∈ R
n
para todo n (cor. 2.23). Además, por ser
{A
k
}
k∈Λ
cubrimiento para R
0
, existe k
0
∈ Λ tal que z ∈ A
k
0
.Puesto que A
k
0
es abierto, existe
r > 0 tal que B
r
(z) ⊂ A
k
0
. Sea n lo suficientemente grande como para que 2
−n
δ < r. Del ítem
(c), la diagonal de R
n
medirá menos que r, por lo que será R
n
⊂ B
r
(z), y en consecuencia A
k
0
es cubrimiento para R
n
, contradiciendo la condición (b). La contradicción provino de suponer
que R
0
no es compacto.
Teorema 2.25. (Heine–Borel) Un subconjunto de C es compacto si, y sólo si, es a la vez
cerrado y acotado.
Demostración. El teorema 2.20 demuestra la ida. Para la vuelta, sea E un conjunto
cerrado y acotado. Existe r > 0 tal que B
r
(0) ⊃ E. Luego, E está contenido en el rectángulo
{z ∈ C : −r ≤ Re(z) ≤ r, −r ≤ Im(z) ≤ r}, que es compacto por el lema 2.24. De allí que,
siendo E cerrado, es compacto (prop. 2.21).
Cuando se tiene una colección finita E
1
, E
2
, . . . , E
n
de subconjuntos no vacíos de C cum-
pliendo la relación de contenciones E
1
⊃ E
2
⊃ · · · ⊃ E
n
, es claro que

n
k=1
E
k
= ∅. Sin embargo,
si la familia es infinita, aún cumpliéndose la condición E
1
⊃ E
2
⊃ · · · , la intersección de todos
ellos podría esfumarse (por ejemplo, si E
k
= B

1/k
(0)). Pero esto no puede suceder si los E
k
son
compactos.
Proposición 2.26. Si {K
j
}
j∈Λ
es una colección de subconjuntos compactos con la propiedad
de que la intersección de cualquier subfamilia finita es no vacía, entonces

j∈Λ
K
j
es no vacía.
Demostración. Supongamos que

j∈Λ
K
j
= ∅. Sea m cualquier elemento de Λ. Sería
entonces

j∈Λ
K
j
= K
m

j∈Λ−{m}
K
j
= ∅, y entonces K
m

_

j∈Λ−{m}
K
j
_
c
=

j∈Λ−{m}
K
c
j
.
Cada K
c
j
es abierto (teor. 2.20), por lo que {K
c
j
}
j∈Λ−{m}
es un cubrimiento por abiertos para
K
m
, y, siendo éste compacto, hay una subfamilia finita {K
c
j
1
, . . . , K
c
j
n
} que cubre a K
m
. Es decir,
K
m


n
q=1
K
c
j
q
=
_

n
q=1
K
j
q
_
c
, o sea K
m
∩K
j
1
∩. . . ∩K
j
n
= ∅, contradiciendo la hipótesis. La
contradicción provino de suponer que

j∈Λ
K
j
= ∅.
Corolario 2.27. Si {K
n
}
n∈N
es una colección de subconjuntos compactos no vacíos tal
que ∀n ∈ N, K
n
⊃ K
n+1
, entonces

n∈N
K
n
= ∅. Además, si l´ım
n→∞
diam(K
n
) = 0, entonces

n∈N
K
n
consta de un solo punto.
Demostración. Hagamos K =

n∈N
K
n
. Sea {K
n
1
, . . . , K
n
N
} una subfamilia finita de
{K
n
}. Tomemos m = m´ ax{n
1
, . . . , n
N
}. Será

N
j=1
K
n
j
= K
m
= ∅. Es decir, cualquier subfami-
lia finita tiene intersección no vacía. Luego, K es no vacío (prop. 2.26).
26 2. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS
Para probar la última afirmación, supongamos que K contuviese más de un punto. Sería
diam(K) > 0. Pero para cada n ∈ N, K
n
⊃ K, de modo que diam(K
n
) ≥ diam(K). Esto
contradiría la hipótesis de que l´ım
n→∞
diam(K
n
) = 0.
A continuación ofrecemos otra útil caracterización de los conjuntos compactos.
Teorema 2.28. Sea K ⊂ C. K es compacto si, y sólo si, todo subconjunto infinito de K
posee un punto de acumulación en K.
Demostración. Para la ida, sea E un subconjunto infinito de K, y supongamos que
ningún punto de K fuese punto de acumulación de E. Entonces, para cada q ∈ K habría r
q
> 0
tal que B
r
q
(q) ∩ E contiene a lo sumo un punto de E (q, en el caso en que q ∈ E). La familia
{B
r
q
(q)}
q∈K
es cubrimiento por abiertos para K, pero ninguna subfamilia finita puede cubrir
a E (pues E es infinito y cada miembro de la familia tiene a lo sumo un punto de E), por lo
que ninguna subfamilia finita puede cubrir a K. Contradicción con la compacidad de K.
Recíprocamente, supongamos que K posee la propiedad de que todo subconjunto infinito
de K posee un punto de acumulación en K. Por el Teorema de Heine–Borel, alcanza con ver
que K es cerrado y acotado.
Si K no fuese acotado, para cada entero n ≥ 1 existiría z
n
∈ K tal que |z
n
| > n.
Haciendo E = {z
n
: n ≥ 1}, tendríamos que E ⊂ K pero E no tiene ningún punto
de acumulación en C, y por lo tanto tampoco en K, contradiciendo la suposición. La
contradicción provino de suponer que K no es acotado.
Si K no fuese cerrado, existiría z ∈ C que es punto de acumulación de K pero no
pertenece a K. Entonces, para cada n ≥ 1, existiría z
n
∈ K tal que |z
n
− z| < 1/n.
Haciendo E = {z
n
: n ≥ 1}, tendríamos que E es infinito (pues, en caso contrario,
tomaríamos r = m´ın{|w − z| : w ∈ E}, que sería positivo ya que es el mínimo de un
conjunto finito de reales positivos, pues z / ∈ E, y entonces ningún complejo en E estaría
a distancia menor que r de z, contradiciendo que hay un n tal que r > 1/n y entonces
hay z
n
∈ E tal que |z
n
−z| < r), E tiene a z como punto de acumulación, y E no tiene
ningún otro punto de acumulación en C. Para ver esto último, tomemos z

= z, hagamos
r = |z

−z|/2 y elijamos N suficientemente grande como para que r > 1/N; para todo
n ≥ N, será |z
n
− z| < 1/n ≤ 1/N < r, y entonces |z

− z
n
| = |(z

− z) − (z
n
− z)| ≥
|z

−z| −|z
n
−z| > |z

−z| −r = r; por lo tanto, B
r
(z

) contiene a lo sumo una cantidad
finita de puntos de E, por lo que z

no es punto de acumulación de E (prop. 2.6).
Habríamos construido entonces un subconjunto infinito de K que no tiene punto
de acumulación en K, contradiciendo la hipótesis. La contradicción provino de suponer
que K no es cerrado.
Luego, K es cerrado y acotado, por lo que es compacto.
Teorema 2.29. (Weierstrass) Todo subconjunto infinito acotado de C tiene al menos un
punto de acumulación en C.
Demostración. Sea E un subconjunto infinito acotado. E está contenido en un rectángulo
R suficientemente grande, que es compacto. Entonces, por el teorema 2.28, E tiene un punto
de acumulación en R, y, por lo tanto, un punto de acumulación en C.
La siguiente proposición será de utilidad posteriormente. Expresa que si un conjunto com-
pacto es disjunto de un conjunto cerrado, existe una cota inferior positiva para las distancias
entre los puntos de uno y otro conjunto.
Proposición 2.30. Sean K y F subconjuntos de C, con K compacto y F cerrado. Supon-
gamos que K ∩ F = ∅. Entonces, existe ε > 0 tal que para todos z ∈ K, w ∈ F, |z −w| ≥ ε.
Demostración. Hagamos D = F
c
, teniéndose que D es abierto y contiene a K. Para cada
z ∈ K, existe r
z
> 0 tal que B
2r
z
(z) ⊂ D. La familia de entornos {B
r
z
(z)}
z∈K
es cubrimiento
por abiertos para el compacto K, por lo que existe una subfamilia finita de ella,
_
B
r
j
(z
j
)
_
n
j=1
,
3. CONJUNTOS CONEXOS. DOMINIOS Y REGIONES EN C. 27
tal que K ⊂

n
j=1
B
r
j
(z
j
) (cada r
j
es positivo, cada z
j
es un punto de K y B
2r
j
(z
j
) ⊂ D).
Tomemos ε = m´ın{r
1
, . . . , r
n
}, que será positivo por ser el mínimo de un conjunto finito de
números positivos, y veamos que ese número sirve para demostrar lo deseado.
Tomemos z ∈ K y w ∈ F, y supongamos que |z − w| < ε. Existe m ∈ {1, . . . , n} tal que
z ∈ B
r
m
(z
m
). Tendríamos que
|w −z
m
| ≤ |w −z| +|z −z
m
| < ε + r
m
≤ 2r
m
Es decir, sería w ∈ B
2r
m
(z
m
) ⊂ D = F
c
, contradiciendo que w ∈ F. La contradicción provino
de suponer que |z −w| < ε.
3. Conjuntos conexos. Dominios y regiones en C.
Definición 2.31. Un conjunto A ⊂ C se dice disconexo si existen dos conjuntos abiertos
A
1
y A
2
que satisfacen simultáneamente las siguientes condiciones:
1. A
1
∩ A
2
= ∅
2. A ⊂ A
1
∪ A
2
3. A ∩ A
1
= ∅ = A ∩ A
2
Si A no es disconexo, se dice que es conexo. Un conjunto se dice totalmente disconexo si los
únicos subconjuntos no vacíos de él que son conexos constan de un único punto. Un dominio
es un subconjunto del plano que es a la vez abierto y conexo. Una región es la unión de un
dominio con algún subconjunto de la frontera de ese dominio.
Intuitivamente, los conjuntos conexos constan de una sola pieza. Con esta idea en mente,
resulta aceptable que, por ejemplo, cualquier intervalo de números reales es conexo. Demos-
tremos ésto, de acuerdo a la definición que dimos de conexidad, para el caso de los intervalos
cerrados (para los otros tipos de intervalos, la demostración es análoga).
Proposición 2.32. Sean a, b números reales, con a < b. Sea I = {z ∈ C : Imz = 0, a ≤
Re z ≤ b}. Entonces I es conexo.
Demostración. Sean A
1
y A
2
dos abiertos disjuntos tales que I ⊂ A
1
∪A
2
y que I ∩A
1
=
∅ = I ∩ A
2
. Sin pérdida de generalidad, podemos suponer que a ∈ A
1
. Como A
1
es abierto,
existe ε > 0 tal que B
ε
(a) ⊂ A
1
, por lo que A
1
contiene no sólo a a, sino a todo un subsegmento
de I empezando en a.
Hagamos S = I ∩ A
2
y tomemos m = ´ınf S. Por lo antedicho y por ser A
1
y A
2
disjuntos,
debe ser m > a (con lo que m−a > 0, y también m ≤ 1, ya que estamos suponiendo que existe
x ∈ I ∩ A
2
, y entonces m ≤ x ≤ 1).
Si fuese m ∈ A
2
, por ser éste abierto, existiría r > 0 tal que B
r
(m) ⊂ A
2
.
• Si fuese r > m− a, sería |m− a| < r, de donde a ∈ B
r
(m) ⊂ A
2
, pero a ∈ A
1
, y
A
1
∩ A
2
= ∅, contradicción.
• Si r ≤ m − a, m − r/2 estaría en A
2
(pues |(m − r/2) − m| = r/2 < r, es decir,
m− r/2 ∈ B
r
(m) ⊂ A
2
) y también en I (pues m > m− r/2 ≥ a), es decir, sería
m−r/2 ∈ S pero m−r/2 <´ınf S, contradicción.
Si m ∈ A
1
, existe R > 0 tal que B
R
(m) ⊂ A
1
, y, por propiedad del ínfimo, existe t ∈ S
tal que m ≤ t < m + R. Como m / ∈ S, es m < t < m + R. Pero entonces t ∈ A
1
(pues
|t −m| < R, es decir, t ∈ B
R
(m) ⊂ A
1
) y t ∈ A
2
(pues t ∈ S), contradiciendo que A
1
y
A
2
son disjuntos.
Entonces, en cualquier caso, llegamos a una contradicción, que proviene de suponer la existencia
de tales A
1
y A
2
. Entonces, I es conexo.
Definición 2.33. Dados z
1
, z
2
∈ C, el segmento desde z
1
hasta z
2
es el conjunto
[z
1
, z
2
] = {(1 −t)z
1
+ tz
2
: 0 ≤ t ≤ 1}
28 2. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS
Si z
1
, z
2
, . . . , z
n
∈ C, la poligonal definida por z
1
, z
2
, . . . , z
n
∈ C es el conjunto
[z
1
, z
2
, . . . , z
n
] =
n−1
_
k=1
[z
k
, z
k+1
]
y decimos que [z
1
, z
2
, . . . , z
n
] es una poligonal desde z
1
hasta z
n
. Un polígono es una poligonal
[z
1
, z
2
, . . . , z
n
] tal que z
n
= z
1
.
Es decir, una poligonal es la concatenación de dos o más segmentos por sus extremos, y un
polígono es una poligonal cerrada, o sea, una poligonal cuyo punto final coincide con el inicial.
Como es fácil imaginar, cualquier segmento es un conjunto conexo (más adelante lo de-
mostraremos formalmente, en base a la proposición 2.32), al igual que cualquier poligonal (un
ejercicio que se propone más adelante, junto con la conexidad de los segmentos, permitirá
arribar a esta conclusión).
Veremos seguidamente otras caracterizaciones de los conjuntos conexos.
Lema 2.34. Sean A y C subconjuntos disjuntos, con A abierto. Entonces A ∩ C = ∅.
Demostración. Sea z ∈ A. Existe r > 0 tal que B
r
(z) ⊂ A. Como A ∩ C = ∅, será
B
r
(z) ∩ C = ∅, de modo que z / ∈ C (prop. 2.5). Luego, A ∩ C = ∅.
Teorema 2.35. Un conjunto A es disconexo si, y sólo si, existen conjuntos no vacíos C y
D tales que A = C ∪ D y C ∩ D = ∅ = C ∩ D.
Demostración. Para la ida, sean A
1
y A
2
abiertos disjuntos tales que A ⊂ A
1
∪ A
2
y
A ∩ A
1
= ∅ = A ∩ A
2
. Hagamos C = A ∩ A
1
y D = A ∩ A
2
(notar que A
1
∩ D = ∅). Tenemos
que A = C∪D, pues, siendo A ⊂ A
1
∪A
2
, es A = A∩(A
1
∪A
2
) = (A∩A
1
) ∪(A∩A
2
). Además,
C ∩ D ⊂ A
1
∩ D = ∅ (lema 2.34), y análogamente C ∩ D = ∅.
Veamos la vuelta. Como C ∩D = ∅, es C ⊂ D
c
, siendo este último un abierto. Por lo tanto,
para cada z ∈ C, existe R
z
> 0 tal que B
2R
z
(z) ⊂ D
c
. Sea A
1
=

z∈C
B
R
z
(z). Similarmente,
para cada z ∈ D, existe r
z
> 0 tal que B
r
z
(z) ⊂ C
c
; sea A
2
=

z∈D
B
r
z
(z). Se tiene que:
1. A
1
y A
2
son abiertos (teor. 2.11).
2. A ⊂ A
1
∪ A
2
, pues A
1
⊃ C y A
2
⊃ D, teniéndose que A
1
∪ A
2
⊃ C ∪ D = A.
3. A ∩ A
1
= ∅, pues como C es no vacío, existe z ∈ C ⊂ A, de donde z ∈ A
1
y z ∈ A.
Análogamente, A ∩ A
2
= ∅.
Para probar que A es disconexo, sólo resta ver que A
1
∩A
2
= ∅. Supongamos que no. Existiría
w tal que w ∈ A
1
y w ∈ A
2
. En consecuencia, deberían existir z
C
∈ C y z
D
∈ D tales que
|w −z
C
| < R
z
C
y |w −z
D
| < r
z
D
, de donde sería
|z
C
−z
D
| ≤ |z
C
−w| +|w −z
D
| < R
z
C
+ r
z
D
Si fuese R
z
C
≥ r
z
D
, sería |z
C
−z
D
| < 2R
z
C
, de donde z
D
∈ B
2R
z
C
(z
C
) ⊂ D
c
, por lo que z
D
/ ∈ D,
es decir, z
D
/ ∈ D, contradiciendo que z
D
∈ D. Y si fuese R
z
C
< r
z
D
, sería |z
C
−z
D
| < 2r
z
D
, de
donde z
C
∈ B
2R
z
D
(z
D
) ⊂ C
c
, por lo que z
C
/ ∈ C, es decir, z
C
/ ∈ C, contradiciendo que z
C
∈ C.
Como vemos, en cualquier caso llegamos a una contradicción que resulta de suponer que A
1
y
A
2
no son disjuntos. Luego, A es disconexo.
A primera vista, puede parecer que si un conjunto es conexo, es posible unir cualquier pareja
de sus puntos por medio de un trazo continuo finito sin salirse del conjunto. Sin embargo, de
acuerdo a nuestra definición, eso no es correcto; por ejemplo, el conjunto
__
x, sen
1
x
_
∈ C : 0 < x ≤ 1
_
∪ {0}
satisface la definición de conexidad, pero es imposible unir los complejos 0 y (1, sen 1) con
uno de tales trazos sin salirse del conjunto. Sin embargo, la situación cambia si el conjunto es
abierto.
4. EL PLANO EXTENDIDO Y LA ESFERA DE RIEMANN 29
Teorema 2.36. Sea A un subconjunto abierto no vacío de C. A es conexo si, y sólo si, dos
puntos cualesquiera de A pueden ser unidos por medio de una línea poligonal contenida en A.
Demostración. Para la ida, supongamos que A es abierto y conexo. Sea z cualquier punto
de A. Denotemos por A
1
al conjunto de puntos de A que pueden unirse con z a través de una
poligonal, y hagamos A
2
= A − A
1
. Mostremos primero que A
1
es abierto. Si z
1
∈ A
1
, por
ser A abierto, existe r > 0 tal que B
r
(z
1
) ⊂ A; todo punto de B
r
(z
1
) puede conectarse con
z
1
a través de un segmento (que estará contenido en A), y el propio z
1
con z a través de una
poligonal contenida en A (pues z
1
∈ A
1
). Luego, B
r
(z
1
) ⊂ A
1
, mostrando que A
1
es abierto.
Ahora mostremos que A
2
es también abierto. Sea z
2
∈ A
2
. Por ser z
2
∈ A, existe r

> 0 tal que
B
r
′ (z
2
) ⊂ A. Si algún punto de este entorno pudiera conectarse a través de una poligonal con
z, se podría conectar a z
2
con z a través de una poligonal, lo que no es posible pues z
2
∈ A
2
.
Entonces B
r
′ (z
2
) ⊂ A
2
, con lo que probamos que A
2
es abierto. Además, A
1
∩ A
2
= ∅. Si A
2
no fuese vacío, tendríamos que A no es conexo, contradiciendo la hipótesis. Luego, A
2
= ∅, y
resulta que z puede conectarse mediante una poligonal con cualquier punto de A. Como z se
escogió arbitrariamente, tenemos demostrada la ida.
Para probar la vuelta por contradicción, supongamos que A es un abierto no conexo tal
que dos cualesquiera de sus puntos pueden ser unidos mediante una poligonal contenida en A.
Existen abiertos disjuntos (no vacíos) A
1
y A
2
tales que A ⊂ A
1
∪ A
2
y A ∩ A
1
= ∅ = A ∩ A
2
.
Elijamos z
1
en A
1
y z
2
en A
2
cualesquiera. Sea P una poligonal desde z
1
hasta z
2
contenida en
A. Notar que P ∩ A
1
= ∅ porque z
1
está en P y en A
1
, y análogamente P ∩ A
2
= ∅. Además,
P ⊂ A ⊂ A
1
∪ A
2
. Luego, la poligonal P no es conexa. Contradicción.
De hecho, la poligonal aludida en el resultado anterior puede elegirse con los segmentos
paralelos a los ejes (la demostración de este hecho es exactamente la misma).
Corolario 2.37. Los entornos (reducidos o no) son conjuntos conexos.
4. El plano extendido y la esfera de Riemann
4.1. Plano complejo extendido. Para muchos propósitos es útil ampliar el sistema C
de los complejos mediante la introducción del símbolo ∞ que represente infinito, llamado en
este caso número complejo infinito. El número complejo infinito no tiene signo ni argumento,
pero puede entenderse como un número cuyo módulo es mayor que cualquier número real dado.
Los puntos del plano junto con el punto del infinito constituyen el plano complejo extendido (o
ampliado), C

(algunos autores también usan
´
C).
En el plano complejo extendido suponemos que el punto del infinito satisface las siguientes
reglas con los números finitos:
z ±∞ = ∞ z · ∞ = ∞ (z = 0)
z

= 0
z
0
= ∞ (z = 0)

z
= ∞
Las siguientes expresiones no están definidas:
∞±∞ 0 · ∞


No es posible representar al número complejo infinito por un punto del plano complejo. Sin
embargo, es posible tener una representación concreta de C

, mediante un ingenioso artificio:
la proyección estereográfica.
4.2. Proyección estereográfica. Consideremos el plano complejo provisto de un tercer
eje ortogonal ξ que pase por (0, 0) y una esfera unitaria centrada en dicho punto. En otras
palabras, estamos considerando una representación de R
3
a través de tres ejes ortogonales
x, y, ξ en la que los ejes x e y juegan simultáneamente el rol de los ejes real e imaginario de C
(de modo que cada complejo (a, b) se identifica con el punto del espacio (a, b, 0)), y la esfera
(con ecuación en el espacio x
2
+ y
2
+ ξ
2
= 1) es un subconjunto destacado de R
3
. Hagamos
N = (0, 0, 1) (el polo norte de la esfera) y S = (0, 0, −1) (el polo sur de la esfera). Esta esfera se
30 2. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS
conoce como esfera de Riemann, denotada por R, y permite representar cada punto del plano
complejo por un punto en la esfera, como se explica a continuación.
Dado z = (a, b) ∈ C, tracemos la recta que pasa por N y por el punto (a, b, 0). Dicha recta
corta a la esfera en dos puntos, uno es N y el otro es Z = (x
0
, y
0
, ξ
0
). Decimos que Z es la
proyección de z sobre la esfera.
-2
-1
0
1
2 -2
-1
0
1
2
-1
-0.5
0
0.5
1
1.5
z
z’
-2
-1
0
1
-1
-0.5
0
0.5
No es difícil ver intuitivamente (y probar analíticamente) que este mecanismo establece una
correspondencia biyectiva entre C y R−{N}. Haciendo corresponder al polo norte el punto del
infinito, obtenemos una correspondencia biyectiva entre los puntos del plano extendido, C

, y
los de la esfera de Riemann, R; esta correspondencia se llama proyección estereográfica.
Vamos a deducir las expresiones para las coordenadas (x
0
, y
0
, ξ
0
) de Z en función de las
coordenadas (a, b) de z. Nuestros datos son que Z ∈ R (por lo que x
2
0
+ y
2
0
+ ξ
2
0
= 1) y que Z
pertenece a la recta del espacio que pasa por (0, 0, 1) y por (a, b, 0). Una ecuación paramétrica en
R
3
para esta recta es (x, y, ξ) = (0, 0, 1)+t(a, b, −1) con t ∈ R. Para encontrar las intersecciones
de la recta con la esfera, debemos encontrar los valores de x, y, ξ, t tales que, simultáneamente,
tengamos:
x
2
+ y
2
+ ξ
2
= 1
x = ta
y = tb
ξ = 1 −t
Reemplazando las tres últimas ecuaciones en la primera, quedamos con
t
2
a
2
+ t
2
b
2
+ 1 −2t + t
2
= 1
que equivale a t
_
(a
2
+ b
2
+ 1)t − 2
_
= 0. De aquí que t = 0 o t =
2
a
2
+b
2
+1
. El valor t = 0
corresponde a la intersección de la recta con la esfera en N, por lo que el que nos interesa es
el otro valor: t =
2
a
2
+b
2
+1
. Reemplazando en las otras ecuaciones, y recordando que a = Re z,
b = Imz y que a
2
+ b
2
= |z|
2
, tenemos las coordenadas de Z en función del complejo z:
x
0
=
2 Re z
|z|
2
+ 1
y
0
=
2 Imz
|z|
2
+ 1
ξ
0
=
|z|
2
−1
|z|
2
+ 1
Ahora el problema inverso: dado un punto de la esfera distinto de N, ¿a qué número complejo
corresponde? Para resolverlo, usemos las relaciones que obtuvimos recién, teniendo que
|z|
2
=
1 + ξ
0
1 −ξ
0
Reemplazando en las fórmulas para x
0
e y
0
, y despejando Re z e Imz, deducimos que
Re z =
x
0
1 −ξ
0
Imz =
y
0
1 −ξ
0
EJERCICIOS 31
Hacemos notar que el exterior del círculo unitario centrado en el origen del plano C

corresponde al hemisferio norte, sin el ecuador; los puntos de la frontera de dicho círculo son
fijos para la proyección estereográfica, y los puntos interiores corresponden al hemisferio sur.
En particular, 0 corresponde al polo sur.
Además, para cada r positivo, los puntos del plano complejo exteriores al círculo |z| = r
corresponden a puntos de la esfera próximos al punto N. Por esta razón, llamaremos al conjunto
{z ∈ C : |z| > r} un entorno de radio 1/r del punto del infinito. Es decir:
B1
r
(∞) = {z ∈ C : |z| > r}
EJERCICIOS
1. ¿Cuáles de los siguientes conjuntos son abiertos, y cuáles cerrados, en la topología usual
de C?
a) {z ∈ C : |z| < 1} b) R c) {z ∈ R : 0 ≤ z < 1}
d) {z ∈ R : 0 ≤ z ≤ 1} e) {z ∈ C : ∃n ∈ Z : n ≥ 1, z
n
= 1}
2. Mostrar que en C con la distancia euclídea, la clausura de un entorno B
r
(z
0
) es el
conjunto de todos los complejos z tales que |z −z
0
| ≤ r.
3. Sea E ⊂ C.
a) Mostrar que si A ⊂ E y A es abierto, entonces A ⊂ E

.
b) Demostrar que E
c
= (E

)
c
.
c) Mostrar que ∂E = E ∩ E
c
= E −E

.
d) Probar que (∂E)
c
= E

∪ (E
c
)

, que E = E ∪ ∂E y que E

= E −∂E
4. Encontrar la clausura en C de los conjuntos
_
x + i sen
1
x
: 0 < x ≤ 1
_
y
_
x + ixsen
1
x
: 0 < x ≤ 1
_
5. Para cada k ∈ N, considérese definido un conjunto A
k
de C. Probar que, para cualquier
n ∈ N,
n
_
k=0
A
k
=
n
_
k=0
A
k

_
k=0
A
k


_
k=0
A
k
Mostrar, mediante un ejemplo, que la última inclusión puede ser estricta.
6. a) Dé un ejemplo de una familia decreciente de conjuntos acotados (no vacíos) cuya
intersección sea vacía.
b) Dé un ejemplo de una familia decreciente de conjuntos cerrados (no vacíos) cuya
intersección sea vacía.
7. a) Muestre que toda unión finita de conjuntos compactos es un conjunto compacto.
b) Dé un ejemplo de una familia de conjuntos compactos cuya unión no sea compacta.
c) Muestre que cualquier intersección arbitraria de compactos es un conjunto compac-
to.
8. a) Sea K = {0} ∪{(n +1)
−1
: n ∈ N}. Mostrar que K es un subconjunto compacto de
C, utilizando la definición de compacidad.
b) Mostrar que el conjunto {x + iy ∈ C : 0 < x < 1, y = 0} no es compacto, dando un
ejemplo de cubrimiento por abiertos que no posea subcubrimiento finito.
9. Decidir cuáles de los siguientes subconjuntos de C son conexos:
A
1
= {z ∈ C : |z| ≤ 1} ∪ {z ∈ C : |z −2| < 1}
A
2
= {x ∈ R : 0 ≤ x < 1} ∪
_
1 +
1
n
: n ∈ Z, n ≥ 1
_
32 2. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS
10. Sea {C
k
}
k∈Λ
una familia de conjuntos conexos tal que

k∈Λ
C
k
= ∅. Mostrar que

k∈Λ
C
k
es un conjunto conexo. Mostrar que cualquier poligonal es conexa, asumiendo que los
segmentos son conexos.
11. Una componente conexa maximal (o, simplemente, componente) de un conjunto A
es un subconjunto conexo de A que no está contenido propiamente en un subconjunto
conexo de A.
a) Encontrar las componentes de cada uno de los conjuntos del ejercicio 9.
b) Mostrar que cualquier conjunto es la unión de sus componentes, y que dos compo-
nentes distintas son disjuntas.
12. Graficar las siguientes regiones del plano complejo:
i) {z ∈ C : Re z = −2} ii) {z ∈ C : Re z = 3 Imz}
iii) {z ∈ C : Imz ≥ Re z} iv)
_
z ∈ C : |z −3 + i| =
1
2
_
v) {z ∈ C : 3 < |z + 3 −4i| ≤ 5} vi)
_
z ∈ C :
¸
¸
¸
¸
z + 1
z −1
¸
¸
¸
¸
= 4
_
vii)
_
z = re

: r = 2, θ ∈ R
_
viii)
_
z = re

: r = 2 ∧
π
3
≤ θ ≤
4
3
π
_
ix)
_
z = re

: θ =
5
4
π, r ∈ R
+
0
_
x)
_
z = re

:
3
4
π < θ <
7
4
π, r ∈ R
_
13. Sea R la esfera de Riemann. Hallar los puntos de R correspondientes a los números
complejos z
0
= 0, z
1
= 0,5 + 0,5i y z
2
= 3 + 2i.
14. Hallar los subconjuntos de R correspondientes a los ejes real e imaginario en C

.
15. Dado el real β tal que −
π
2
< β <
π
2
, ¿cuál es, en el plano complejo, la imagen del
paralelo de de R que tiene latitud β?
16. Dados los reales α y r tales que 0 ≤ α < 2π y r ≥ 0, hallar en R la imagen del rayo
arg z = α, y de la circunferencia |z| = r.
17. Sean Z y Z

puntos de R correspondientes a los complejos z y z

respectivamente, y sea
W el punto de R que corresponde a z + z

. Hallar las coordenadas de W en términos
de las coordenadas de Z y Z

.
18. Demostrar que una condición necesaria y suficiente para que dos complejos z y z

sean
las proyecciones estereográficas de dos puntos diametralmente opuestos de la esfera es
que z z

= −1.

10. es decir. y se define el supremo de A como la menor de las cotas superiores de A (se puede demostrar. Se dice que t ∈ R es una cota superior de A si ∀x ∈ A. Sea z ∈ C tal que existe r > 0 tal que Br (z) contiene una cantidad finita de puntos de E. que es lo mismo que decir ∀r > 0. que es un punto de E. x ≤ k. 7. ∀r > 0. 1. Observar que un punto frontera de E puede o no pertenecer a E. Sea z un número complejo. aunque no fácilmente. Si A no tiene cota superior. todo entorno de z posee infinitos puntos de E. verificar que para cualquier A ⊂ R: (a) El supremo de A es único. El conjunto de todos los puntos interiores de E. pero como en este caso se tiene que E = E − {z} (pues z ∈ E). El conjunto de todos los puntos frontera de E. cualquier entorno de z contiene al menos un punto de E. E es abierto si todos sus puntos son interiores. Luego todo punto de Br (z) es un punto interior de Br (z). y z ∈ E. luego z es punto de acumulación de E. Demostración. z es punto de acumulación de E. x ≤ t. entonces sup A ≤ sup B. por lo que / ∀r > 0. 2. y sea E un subconjunto de C. z es un punto frontera de E si para todo r ∈ R+ . |z − z2 | ≤ |z − z1 | + |z1 − z2 | < |z − z1 | + r′ = r. Si Br (z) ∩ (E − {z}) = ∅. z2 ∈ E}. Si A tiene una cota superior. Proposición 2. Proposición 2. La clausura de E es E = E ∪ E ′ .3. E es cerrado si contiene a todos sus puntos de acumulación. z es un punto interior de E si existe r ∈ R+ tal que Br (z) ⊂ E. Br (z) ∩ (E − {z}) = ∅. que tal definición es buena). denotado ∂E. Sea Br (z) un entorno en C. entonces sup A ≥ k. Br (z) ∩ E = ∅. Si z ∈ E.4. entonces sup C ≤ sup A + sup B. Observar que un punto interior de E debe necesariamente pertenecer a E. se llama la frontera de E. decimos que el supremo de A es ∞. todo entorno de z posee un punto de E. Si z ∈ E pero z no es punto de acumulación de E. Br (z) ∩ E = ∅. Como ejercicio. Br (z)∩(E − {z}) = ∅. ∀r > 0. (b) sup A ≤ k ⇐⇒ ∀x ∈ A. si E ′ ⊂ E. Todo entorno es un conjunto abierto. Para z1 ∈ Br (z). Es decir. (e) Si B ⊂ R y hacemos C = {a + b : a ∈ A. Recíprocamente. z se llama punto aislado de E. se llama el interior de E. es decir. denotado por E ◦ . si E ◦ = E. E es denso en C si E = C. Si Br (z) ∩ (E − {z}) = ∅. El diámetro de E es diam(E) = sup{|z1 − z2 | : z1 . Demostración. de donde z2 ∈ Br (z). sea r′ = m´ {|z − z1 | : z1 ∈ Br (z) ∩ (E − {z})}. z no cumple la definición de punto de acumulación ın de E. (d) Si A ⊂ B ⊂ R. se tiene que Br (z) ∩ E = ∅ y Br (z) ∩ E c = ∅. 9. y sólo si. es decir.5. Designamos por E ′ al conjunto de todos los puntos de acumulación de E. 5. equivalentemente. la unión del conjunto y sus puntos de acumulación. tenemos que E = E − {z}. Si z ∈ E. por lo que cualquier entorno de z posee un punto / de E − {z}. r′ es el más A ⊂ R. 6. Si z es punto de acumulación de E. (Br (z) − {z}) ∩ E = ∅.6. b ∈ B}. por lo que Br (z) es abierto. supongamos que cualquier entorno de z contiene un punto de E. 4.20 2. Proposición 2. 3. se dice que A es acotado superiormente. Supongamos que z ∈ E. cualquier entorno de z contiene al propio z. Un complejo z pertenece a E si. Observar que un punto de acumulación de E puede o no pertenecer a E. (c) Si k ∈ R y existe x ∈ A tal que x ≥ k. tomemos r′ = r − |z − z1 |. z es punto de acumulación de E si todo entorno reducido de z contiene un punto de ∗ E. Será r′ > 0 pues |z − z1 | < r. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS Definición 2. 8. / resulta que ∀r > 0. Sea E un subconjunto de C. Demostración. Veamos que Br′ (z1 ) ⊂ Br (z): si z2 ∈ Br′ (z1 ). o. (1) Desarrollaremos ahora algunas de las propiedades más elementales de los subconjuntos de C. 1Sea . es decir. E es acotado si existe r ∈ R+ tal que E ⊂ Br (0). Si z ∈ E. z ∈ E. Si z ∈ E.

Existe r > 0 tal que Br (z) ⊂ E. LA DISTANCIA EUCLÍDEA EN EL PLANO COMPLEJO 21 chico de un conjunto finito de números positivos. existe k0 ∈ Λ tal que z ∈ Ak0 . es decir. z1 ∈ Brz1 (z1 ) ⊂ z∈E Brz (z). Corolario 2. por lo que r′ > 0. n}. sea {Ck }n una familia finita de subconjuntos cerrados. Supongamos que E es un subconjunto abierto de C. . lo que muestra que k∈Λ Ak es abierto. . luego hay un entorno Br (z) ⊂ Ak0 ⊂ k∈Λ Ak . hay un z de E tal que z1 ∈ Brz (z). Pero ya que z ∈ E. Supongamos que E es un subconjunto abierto de C. Los subconjuntos finitos de C no poseen puntos de acumulación. Demostración. Un subconjunto de C es cerrado si. supongamos que E c es cerrado. La vuelta se deduce de la proposición 2. Sea z ∈ E. . siendo este último un conjunto abierto. por lo que Br (z) ∩ E c = ∅. n}. y E es abierto. con esto.9. ın{r Verifiquemos que Br (z) ⊂ n Ak : para todo z1 ∈ C con |z − z1 | < r. En relación a uniones e intersecciones de conjuntos. . mostrando que E c es cerrado. Entonces podemos asociar a cada punto z de E un número positivo rz tal que Brz (z) ⊂ E. Sea {Ak }k∈Λ una familia cualquiera de subconjuntos abiertos de C. z no es punto de acumulación de E c . Demostración. La intersección arbitraria de conjuntos cerrados es un conjunto cerrado. que equivale a decir que si z es punto de acumulación de E c . es Brz (z) ⊂ E. c Finalmente. n}. 2.10. Por lo tanto n Ak es abierto. z no es punto c de acumulación de E . / Recíprocamente.4 y del teorema 2. existe un rk > 0 tal que Brk (z) ⊂ Ak . z∈E Brz (z) ⊂ E. La unión arbitraria de conjuntos abiertos es un conjunto abierto.8.1. es decir. Tenemos entonces que si z ∈ E. es una unión de entornos. . 4. según Morgan. Sea z ∈ E. Esto prueba la primera afirmación. se tiene que k∈Λ Ck c se demostró en el primer ítem. y sólo si. luego Br (z) ∩ E c = ∅. de donde z1 ∈ n Ak . . Corolario 2. las siguientes afirmaciones son válidas: 1. 3. Teorema 2. pero por la definición de rz . Y si z1 ∈ z∈E Brz (z). y sólo si. Sea {Ak }n una familia finita de subconjuntos abiertos. ya que cada Ck es un conjunto abierto. por lo que k=1 Ck es cerrado. Un k=1 k=1 ejemplo que muestra que la afirmación no es válida para intersecciones arbitrarias es Ak = B 1 (0) k para k ≥ 1. Será r > 0. Esto demuestra la tercera afirmación. El siguiente teorema nos dice que la clausura de un conjunto E es “el más pequeño” de los conjuntos cerrados que contienen a E. que no es un subconjunto abierto de C. Sea r = m´ k : k = 1. su complemento es cerrado. . por lo que z tampoco es punto de acumulación de E. Veamos que E = z∈E Brz (z): si z1 ∈ E. k=1 Sea {Ck }k∈Λ una familia cualquiera de subconjuntos cerrados de C. . y sólo si. Para cada k ∈ k=1 k=1 {1. La intersección finita de conjuntos abiertos es un conjunto abierto. . Teorema 2. . Un subconjunto de C es abierto si. Luego k∈Λ Ck es un conjunto cerrado. pues se tiene que ∞ Ak = {0}. . . Demostración. . y z ∈ n Ak . de donde z1 ∈ E. Br (z) ⊂ E. Si z ∈ k∈Λ Ak .11. Demostración. será |z − z1 | < rk k=1 cualquiera sea k ∈ {1. Será ( n Ck ) = k=1 k=1 n n c k=1 Ck un conjunto abierto según el inciso segundo de este teorema. z ∈ E c . por lo que z1 ∈ Ak para todo k ∈ {1. Por las leyes de De c c = k∈Λ Ck . La unión finita de conjuntos cerrados es un conjunto cerrado. z pertenece a E c . n} por la elección de r. Un subconjunto de C es abierto si. . resulta E c − {z} = E c . . por lo que z no es punto de acumulación de E c . Tendremos que Br′ (z) no contiene puntos de E − {z}. Luego z es punto interior a E. E es cerrado ⇐⇒ (E c )c es cerrado ⇐⇒ E c es abierto. Esto muestra la segunda afirmación. por lo que existe un entorno Br (z) que no contiene puntos de E c − {z}. su complemento es abierto. . Teorema 2. luego E ⊂ z∈E Brz (z).10. .7.

x + r) ⊂ E. existe rx > 0 tal que el intervalo (x − rx . 2.13. tenemos que Br (z0 ) ∩ R = {x ∈ R : z0 − r < x < z0 + r}. frases como “A es abierto” pueden ser ambiguas si no se aclara en relación a qué universo se hace dicha aseveración. |z − z1 | ≤ |z − z | + |z − z1 | + |z1 − z1 | < ε + |z − z1 | ≤ ε + diam(E). ′ ′ ′ ′ ′ ′ Luego. siendo E cerrado. / 1. entonces E ⊂ F . Además. 4. E es cerrado en R si.1. Por lo tanto z ∈ F ′ .5). 1. En general. 2. luego E es abierto en R. Es decir.12. E ⊂ F . Como Br (z) es abierto (prop. Eso quiere decir que. se tiene que E ′ ⊂ E. es decir. x + rx ). A es un subconjunto abierto de C (teor. mientras que el entorno de radio 1 alrededor de 0 en el universo de los complejos es todo el disco abierto con centro 0 y radio 1. Sea E un subconjunto de C. para z0 ∈ R. supongamos que E = A ∩ R para algún conjunto A abierto en C. puesto que ε también se eligió arbitrariamente. existe A ⊂ C tal que A es abierto en C y E = A ∩ R.5). Para la ida: supongamos que E es abierto en R. Demostración. Por ejemplo. Sea E ⊂ R. Puesto que E ⊂ E. Entonces Br (x) ∩ R ⊂ A ∩ R. Existe r > 0 : Br (x) ⊂ A. pero no si se lo mira como subconjunto de C. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS Teorema 2. La ida es inmediata por el inciso anterior. A∩R= x∈E Brx (x) ∩ R = x∈E (Brx (x) ∩ R) = x∈E (x − rx . z1 ∈ E tales que |z − z ′ | < ε/2 y |z1 − z1 | < ε/2 (prop. y tomemos z y z1 ′ ′ arbitrarios en E. Como z y z1 son arbitrarios. por lo que E = E ∪ E ′ = E. hay una sencilla relación entre los conjuntos abiertos en el universo de los reales y los abiertos en el universo de los complejos. Por ejemplo. y. x + rx ) = E. Para la vuelta. luego z ∈ E. por lo que c c z1 ∈ E. se sigue que diam(E) ≤ ε+diam(E).4). Mostraremos que el complemento de E es abierto. Ya que z es arbitrario.22 2. son generalizaciones de los mismos conceptos referentes a los reales. ∀r > 0. Sea ε > 0. x + rx ) está contenido en E. con la salvedad de que en C el universo de trabajo es más grande. E es cerrado. . 2. Primero observemos que si E ⊂ F . Afortunadamente. se sigue que E es un conjunto / abierto. Sea z ∈ E .11). 2. Entonces. Entonces Br (z) ⊂ E . por lo tanto. y sólo si. y. es directo que diam(E) ≤ diam(E). para cada z1 ∈ Br (z) existe r1 > 0 tal que Br1 (z1 ) ⊂ Br (z). Notar que E = x∈E (x − rx . Con esto podemos ver que E = E ∪ E ′ ⊂ F ∪ F ′ = F . es decir.14. se deduce que diam(E) ≤ diam(E). |z −z1 | ≤ ε+diam(E). Hagamos A = x∈E Brx (x) (aquí estamos considerando entornos en C de radio rx alrededor de x). Los conceptos topológicos relativos a C aprendidos en la sección previa. si A es un subconjunto de R. debe ser E ′ ⊂ F ′ : si z ∈ E ′ . Sean z ′ . y entonces Br1 (z1 ) ∩ E = ∅. E es abierto en R si. Para la vuelta. 3. c Demostración. el entorno de radio 1 alrededor de 0 en el universo de los reales es el conjunto de todos los reales x tales que −1 < x < 1. Si E ⊂ F y F es cerrado. por lo que existe r > 0 : Br (z) ∩ E = ∅ (prop. 4. ∃z1 ∈ E : |z − z1 | < r con z1 = z. E es un subconjunto cerrado. 2. existe C ⊂ C tal que C es cerrado en C y E = C ∩ R. Los reales como subconjunto de C. Corolario 2. Sea x ∈ E. 1. el conjunto {x ∈ R : 0 < x < 1} es abierto si se ve como subconjunto de R. y sólo si. y sólo si. para cada x ∈ E. (x − r. Teorema 2. E = E si. La ambigüedad queda salvada si se especifica a qué universo nos referimos. diam(E) = diam(E). 3. 2. Sea E ⊂ R. Pero también z1 ∈ F pues E ⊂ F . los entornos involucran más puntos.

Un subcubrimiento de {Ak }k∈Λ para E es una subfamilia {Ak }k∈Λ1 de la familia {Ak }k∈Λ (es decir.17. z pertenece a la clausura de E en R. . será de gran utilidad la siguiente propiedad de subconjuntos de números reales. Si además todos los Ak son conjuntos abiertos. un cerrado en R es también cerrado visto como subconjunto de C. Λ un conjunto arbitrario y {Ak }k∈Λ una familia de subconjuntos de C. pero menor que el supremo. Recíprocamente. Por el lema 2. y sólo si.5). entonces z ∈ E ′ . si E es cerrado en R y acotado superiormente. de donde se deduce el enunciado. Sea E ⊂ R. E es cerrado en R si. Proposición 2. Para la otra contención.12). 2. Si x es un real que está en la clausura de E en R. Λ1 ⊂ Λ) que también es cubrimiento para E (es decir. Se tiene que. Sea E un subconjunto de los reales. y entonces Br (z) ∩ E = ∅. y entonces el entorno (en C) de radio r alrededor de x contiene un punto de E. que es un conjunto cerrado en C.14 se tiene que E es cerrado en R.19. por lo que s ∈ E. para cualquier real positivo r se cumple que el intervalo (x − r. z debe ser real. Entonces el supremo de E pertenece a la clausura de E. Lema 2. En lo sucesivo. por el teorema 2. Tomando r = |y|/2. E ⊂ k∈Λ1 Ak ). decimos que {Ak }k∈Λ es un cubrimiento por abiertos para E. Dado que R es un subconjunto cerrado de C (a consecuencia del lema 2. y la clave para verlo es el hecho evidente de que un complejo de parte imaginaria no nula no puede ser punto de acumulación de un subconjunto de números reales. Hemos visto que un conjunto abierto en R puede no serlo en C. 2. Entonces. Demostración. si E es cerrado visto como subconjunto de C. el supremo de E pertenece a E. de donde existe x ∈ E tal que z − r < x < z + r.2. para todo r > 0. s ∈ E. s + r) posee un punto de E (pues sino s−r sería una cota superior para E.18. Conjuntos compactos Definición 2. El siguiente resultado proporciona dos condiciones necesarias para que un subconjunto de C sea compacto. 2. Br (z) ∩ E = ∅ (prop. Un cubrimiento es finito si posee una cantidad finita de miembros.15).15. Demostración. sea z ∈ C un punto en E. 2. Debe ser z = x + iy con x. Para probar la última afirmación en el enunciado del teorema. es fácil ver ∗ que Br (z) ∩ R = ∅. Luego. CONJUNTOS COMPACTOS 23 Demostración.16. el intervalo (s − r. R − E es abierto en R.14). y supongamos que E posee cota superior.5). Un subconjunto de C se dice compacto si cualquier cubrimiento por abiertos para él posee un subcubrimiento finito. Sea E ⊂ R. La clausura de E en R es el mismo conjunto que la clausura de E en C. lo que equivale a que R − E = A ∩ R para algún A abierto en C (teor. para todo r > 0. siendo E = E ∩ R (pues E ⊂ R). y sólo si. por corolario 2. Luego. Sea E ⊂ C. y ∈ R e y = 0. x ∈ E (prop. E es cerrado en R si. Supongamos E cerrado en R. Sea s = sup E. 2. así que E = E (teor. Existe F ⊂ C tal que F es cerrado en C y E = F ∩ R (cor. Demostración. Luego. Corolario 2. Decimos que {Ak }k∈Λ es un cubrimiento para E si E ⊂ k∈Λ Ak . notemos que si E es cerrado en R. En cambio. E es cerrado en C.16).15.13). / Demostración. Proposición 2. x + r) contiene un punto de E. también lo será en C (cor. lo que equivale a que E = Ac ∩ R. Luego.10 se sigue que E es cerrado en C. 2. y eso sería una contradicción). siendo Ac el complemento de A en C. 2. Si E ⊂ R y z ∈ C − R.

en consecuencia. ′ Demostración.24 2. Entonces. En particular. y) ∈ n∈N Rn . Br (p) ∩ Wqj = ∅ (en caso contrario. y ∈ R ′ tales que x ∈ n∈N In e y ∈ n∈N In (lema 2. (x. . ın{r j=1 Para cada j ∈ {1. a j=1 j=1 Sea z ∈ K. Demostración. Definamos r = 1+m´x{|zj | : 1 ≤ j ≤ n}. . Ω2 resulta ser una familia de abiertos (pues F es cerrado) que cubre a todo C: F c ∪ Ak ⊃ F c ∪ F = C. existen x. . Por definición de supremo. c. d ∈ R. y entonces z ∈ Br (0). Rn ⊃ Rn+1 . . Para cada q ∈ K. Sea E = {an : n ∈ N}. el cual resulta. . tenemos que para todo n ∈ N. Para cualquier natural m. n}. Sea R0 = {z ∈ C : a ≤ Re z ≤ b. Para cada n ∈ N. . de donde 2rqj = |p − qj | ≤ |p − z| + |z − qj | < r + rqj ≤ 2rqj . tenemos que In ⊃ In+1 e In ⊃ In+1 . LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS Teorema 2. Sea p ∈ K c .20. donde an . . Hagamos Ω2 = Ω ∪ {F c }. y por lo tanto a F . Dado que Rn ⊃ Rn+1 . y la {bn }n∈N es decreciente. Sea r = m´ q1 . de modo que |z| ≤ |z −zm |+|zm | < |zm | + 1 ≤ r. sea Rn = {z ∈ C : an ≤ Re z ≤ bn . y. De allí que Br (p) ∩ n Wqj = ∅. R0 es compacto. de donde x ≤ bn . luego hay una subfamilia finita Ω3 de Ω2 que cubre a K. c ≤ d) un rectángulo (relleno) en el plano complejo. y entonces Br (p) ∩ K = ∅. Hagamos x = sup E. Mostraremos que K c es un subconjunto abierto de C. Luego. K es cerrado. Todo subconjunto cerrado de un conjunto compacto es un conjunto compacto. x pertenece a In . contradicción). Luego. Observar que K ⊂ q∈K Wq . para cualquier n ∈ N. Todo subconjunto compacto de C es cerrado y acotado. cn y dn son reales con an ≤ bn y cn ≤ dn . n∈N Rn es no vacía. c ≤ Im z ≤ d} (con a. ser un conjunto abierto. K es acotado. . a ≤ b. Para cada n ∈ N. tenemos que am ≤ am+n ≤ bm+n ≤ bn . notemos que la familia de todos los entornos de radio 1 alrededor de los puntos de K es un cubrimiento por abiertos para el compacto K. por lo que {Wq }q∈K es un cubrimiento por abiertos para K. In ⊃ In+1 . mostrando que este conjunto es no vacío. es x ≥ an .22. n∈N In es no vacía. . z pertenece a B1 (zm ) para algún m ∈ {1. Proposición 2. Luego p es un j=1 punto interior de K c . en consecuencia. Corolario 2. sea In = {x ∈ R : an ≤ x ≤ bn }. para cada n ∈ N. sea rq = |q−p|/2. Entonces. así que hay una subfamilia finita {B1 (zj )}n tal que n B1 (zj ) ⊃ K. Sea n ∈ N. . Tomemos Ω4 = Ω3 − {F c }. Lema 2. . Supongamos que. . Tenemos que E es no vacío y acotado superiormente (por b0 ). . cn ≤ Im z ≤ dn }. b. para cualquier n ∈ N. Aprovechemos este hecho para demostrar que para todo n ∈ N. esta nueva familia es un cubrimiento por abiertos para el compacto K. . Supongamos que. . donde an y bn son reales con an ≤ bn . x ≤ bn . Wqn }. . Sea K un subconjunto compacto de C. Dada la contención de los In . deducimos que la sucesión {an }n∈N es creciente. Por lo tanto. Lema 2. y F un subconjunto de K que es cerrado en C. Demostración. Por eso. Luego K ⊂ n Wqj para alguna subfamilia finita {Wq1 . n}. Los siguientes resultados apuntan a la demostración de este hecho. x ∈ n∈N In . sean In = {x ∈ R : an ≤ x ≤ bn } e In = {x ∈ R : cn ≤ ′ ′ x ≤ dn }. Para ver que K es acotado.22).24. y ningún punto de F está en F c ). Sea Ω = {Ak }k∈Λ una familia de abiertos en C tal que F ⊂ k∈Λ Ak . Entonces. bn .23. de donde Br (p) ⊂ K c . Demostración.21. y tomemos Wq = Brq (q). Para cada n ∈ N. habría un z tal que |p − z| < r y |z − qj | < rqj . Entonces. Luego F es compacto. tenemos que. Sea K un subconjunto compacto de C. rqn } > 0. . Resulta que las dos condiciones necesarias de la proposición anterior también son suficientes para decidir si un conjunto de números complejos es compacto. Entonces bn es cota superior para E. Puede verse que Ω4 es una subfamilia finita de Ω que cubre a F (pues Ω3 lo hacía.

20).21). y continuemos así sucesivamente. R10 y R11 . . Apliquemos a R1 el mismo razonamiento. es compacto (prop. k=1 si la familia es infinita. Además. −r ≤ Im(z) ≤ r}. CONJUNTOS COMPACTOS 25 Demostración. contradiciendo la hipótesis. Kn ⊃ Kn+1 . E2 .25. para todos z1 . . . Teorema 2. y entonces Km ⊂ = j∈Λ−{m} Kj . entonces ım Kn consta de un solo punto. (Heine–Borel) Un subconjunto de C es compacto si. por lo que será Rn ⊂ Br (z). . Las diagonales de R1 miden δ/2. entonces j∈Λ Kj es no vacía. y. . por ser {Ak }k∈Λ cubrimiento para R0 . Hagamos K = n∈N Kn . Sea m cualquier elemento de Λ. las diagonales de Rn miden δ/2n .26). supongamos que hay un cubrimiento por abiertos {Ak }k∈Λ para R0 que no admite subcubrimiento finito. Luego. es claro que n Ek = ∅. la intersección de todos ∗ ellos podría esfumarse (por ejemplo.27. Existe r > 0 tal que Br (0) ⊃ E. . hay una subfamilia finita {Kj1 . dividámoslo en cuatro rectángulos iguales. o sea Km ∩ Kj1 ∩ . Sea n lo suficientemente grande como para que 2−n δ < r. entonces n∈N Kn = ∅. Además. es a la vez cerrado y acotado. . .26. c Corolario 2.24. La contradicción provino de suponer que R0 no es compacto. Demostración. Al menos uno de ellos (llamémosle R1 ) no puede ser cubierto por una subfamilia finita de {Ak }k∈Λ (de lo contrario. K es no vacío (prop. R0 estaría cubierto por una subfamilia finita de {Ak }k∈Λ . R00 . sea E un conjunto cerrado y acotado. la diagonal de Rn medirá menos que r. Del ítem (c). Supongamos que j∈Λ Kj = ∅. si Ek = B1/k (0)). y en consecuencia Ak0 es cubrimiento para Rn . es |z1 − z2 | ≤ δ. Demostración.Puesto que Ak0 es abierto. . Trazando las perpendiculares a cada lado de R0 por su punto medio. . n∈N Demostración. La q=1 q=1 Kjq contradicción provino de suponer que j∈Λ Kj = ∅. De allí que. siendo éste compacto. que es compacto por el lema 2. . . 2. Sería c c entonces j∈Λ Kj = Km ∩ j∈Λ−{m} Kj = ∅. Kjn } que cubre a Km . Si {Kn }n∈N es una colección de subconjuntos compactos no vacíos tal que ∀n ∈ N. Tomemos m = m´x{n1 . 2. Cuando se tiene una colección finita E1 . n c Km ⊂ n Kj q = . E está contenido en el rectángulo {z ∈ C : −r ≤ Re(z) ≤ r. El teorema 2. de modo que R0 = R00 ∪ R01 ∪ R10 ∪ R11 . Es decir. c) − (b. d)| (la medida de las diagonales de R0 ). existe k0 ∈ Λ tal que z ∈ Ak0 . Hagamos δ = |(a. .2. de modo que |z1 − z2 | ≤ δ/2n cualesquiera sean z1 . y sólo si. . (b) Para cualquier n. ninguna subfamilia finita de {Ak }k∈Λ cubre a Rn . En de subconjuntos no vacíos de C cumpliendo la relación de contenciones E1 ⊃ E2 ⊃ · · · ⊃ En . Pero esto no puede suceder si los Ek son compactos. . z2 ∈ Rn De la condición (a). Sea {Kn1 . existe r > 0 tal que Br (z) ⊂ Ak0 . Luego. Si {Kj }j∈Λ es una colección de subconjuntos compactos con la propiedad de que la intersección de cualquier subfamilia finita es no vacía. Será N Knj = Km = ∅. Proposición 2. en contra de la suposición).23). (c) Para cualquier n. existe z ∈ C tal que z ∈ Rn para todo n (cor. 2. Generaremos entonces una familia de rectángulos {Rn }n∈N con las siguientes propiedades: (a) Rn ⊃ Rn+1 para todo n. Obviamente. cualquier subfamia j=1 lia finita tiene intersección no vacía. . Es decir. contradiciendo la condición (b). Sin embargo. . Para probar el lema por contradicción. por lo que {Kj }j∈Λ−{m} es un cubrimiento por abiertos para c c Km . R01 . 2. aún cumpliéndose la condición E1 ⊃ E2 ⊃ · · · . Para la vuelta. j∈Λ−{m} Kj c c Cada Kj es abierto (teor.20 demuestra la ida. KnN } una subfamilia finita de {Kn }. nN }. z2 ∈ R0 . siendo E cerrado. . . si l´ n→∞ diam(Kn ) = 0. ∩ Kjn = ∅.

Contradicción con la compacidad de K.29. Demostración. para cada n ≥ 1. Habríamos construido entonces un subconjunto infinito de K que no tiene punto de acumulación en K. un punto de acumulación en C. ım A continuación ofrecemos otra útil caracterización de los conjuntos compactos. pues z ∈ E.6). E está contenido en un rectángulo R suficientemente grande. Luego. La contradicción provino de suponer que K no es acotado. Si K no fuese acotado. en el caso en que q ∈ E). Para la ida. tomaríamos r = m´ ın{|w − z| : w ∈ E}. Teorema 2. existe ε > 0 tal que para todos z ∈ K. Entonces. Pero para cada n ∈ N. supongamos que K posee la propiedad de que todo subconjunto infinito de K posee un punto de acumulación en K. que sería positivo ya que es el mínimo de un conjunto finito de reales positivos. y por lo tanto tampoco en K. y sólo si. E tiene a z como punto de acumulación. Sean K y F subconjuntos de C. Brj (zj ) j=1 . contradiciendo la suposición. Kn ⊃ K. Para cada z ∈ K. y E no tiene ningún otro punto de acumulación en C. La siguiente proposición será de utilidad posteriormente. Entonces. Sea E un subconjunto infinito acotado. E tiene un punto de acumulación en R. y entonces |z ′ − zn | = |(z ′ − z) − (zn − z)| ≥ |z ′ − z| − |zn − z| > |z ′ − z| − r = r. La familia {Brq (q)}q∈K es cubrimiento por abiertos para K. pero ninguna subfamilia finita puede cubrir a E (pues E es infinito y cada miembro de la familia tiene a lo sumo un punto de E). Haciendo E = {zn : n ≥ 1}. (Weierstrass) Todo subconjunto infinito acotado de C tiene al menos un punto de acumulación en C. Expresa que si un conjunto compacto es disjunto de un conjunto cerrado. K es compacto si. La contradicción provino de suponer que K no es cerrado. con K compacto y F cerrado. supongamos que K contuviese más de un punto. teniéndose que D es abierto y contiene a K. |z − w| ≥ ε. será |zn − z| < 1/n ≤ 1/N < r. Si K no fuese cerrado.30. por lo que ninguna subfamilia finita puede cubrir a K. Supongamos que K ∩ F = ∅. Hagamos D = F c . tendríamos que E ⊂ K pero E no tiene ningún punto de acumulación en C. y supongamos que ningún punto de K fuese punto de acumulación de E. Haciendo E = {zn : n ≥ 1}. Sea K ⊂ C. existiría zn ∈ K tal que |zn − z| < 1/n. Esto contradiría la hipótesis de que l´ n→∞ diam(Kn ) = 0. por lo tanto.28. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS Para probar la última afirmación. todo subconjunto infinito de K posee un punto de acumulación en K. contradiciendo que hay un n tal que r > 1/n y entonces hay zn ∈ E tal que |zn − z| < r). Br (z ′ ) contiene a lo sumo una cantidad finita de puntos de E. por lo que existe una subfamilia finita de ella. Entonces. Para ver esto último. en caso contrario. Demostración. para cada q ∈ K habría rq > 0 tal que Brq (q) ∩ E contiene a lo sumo un punto de E (q. por lo que z ′ no es punto de acumulación de E (prop. Por el Teorema de Heine–Borel. hagamos r = |z ′ − z|/2 y elijamos N suficientemente grande como para que r > 1/N . Demostración. La familia de entornos {Brz (z)}z∈K es cubrimiento n por abiertos para el compacto K. K es cerrado y acotado. w ∈ F .28. para todo n ≥ N . tendríamos que E es infinito (pues. que es compacto. de modo que diam(Kn ) ≥ diam(K). contradiciendo la hipótesis. Teorema 2. existe rz > 0 tal que B2rz (z) ⊂ D. 2. alcanza con ver que K es cerrado y acotado. y. existe una cota inferior positiva para las distancias entre los puntos de uno y otro conjunto. Sería diam(K) > 0. por lo tanto. tomemos z ′ = z.26 2. por lo que es compacto. por el teorema 2. existiría z ∈ C que es punto de acumulación de K pero no pertenece a K. Entonces. para cada entero n ≥ 1 existiría zn ∈ K tal que |zn | > n. y entonces ningún complejo en E estaría / a distancia menor que r de z. Recíprocamente. . Proposición 2. sea E un subconjunto infinito de K.

Definición 2. contradicción.3. m − r/2 ∈ Br (m) ⊂ A2 ) y también en I (pues m > m − r/2 ≥ a). A ⊂ A1 ∪ A2 3. Entonces. es decir. Tomemos z ∈ K y w ∈ F . Proposición 2. existiría r > 0 tal que Br (m) ⊂ A2 . . por lo que A1 contiene no sólo a a. Sin pérdida de generalidad.33. por ser éste abierto. es decir. . contradiciendo que w ∈ F . t ∈ BR (m) ⊂ A1 ) y t ∈ A2 (pues t ∈ S). Definición 2. j=1 Tomemos ε = m´ 1 . cualquier intervalo de números reales es conexo.31. y también m ≤ 1. . • Si fuese r > m − a. Sean a. Sean A1 y A2 dos abiertos disjuntos tales que I ⊂ A1 ∪ A2 y que I ∩ A1 = ∅ = I ∩ A2 . el segmento desde z1 hasta z2 es el conjunto [z1 . Existe m ∈ {1.32. y veamos que ese número sirve para demostrar lo deseado. sería |m − a| < r. Entonces. es decir. sino a todo un subsegmento de I empezando en a. en cualquier caso. por propiedad del ínfimo. sería m − r/2 ∈ S pero m − r/2 < ´ S. cada zj es un punto de K y B2rj (zj ) ⊂ D). ınf Si m ∈ A1 . • Si r ≤ m − a. Un conjunto A ⊂ C se dice disconexo si existen dos conjuntos abiertos A1 y A2 que satisfacen simultáneamente las siguientes condiciones: 1. Intuitivamente. se dice que es conexo. llegamos a una contradicción. DOMINIOS Y REGIONES EN C. resulta aceptable que. . y A1 ∩ A2 = ∅. 27 tal que K ⊂ n Brj (zj ) (cada rj es positivo. Conjuntos conexos. de donde a ∈ Br (m) ⊂ A2 . ya que estamos suponiendo que existe x ∈ I ∩ A2 . m − r/2 estaría en A2 (pues |(m − r/2) − m| = r/2 < r. podemos suponer que a ∈ A1 . Por lo antedicho y por ser A1 y A2 disjuntos. los conjuntos conexos constan de una sola pieza. b números reales. Sea I = {z ∈ C : Im z = 0. A1 ∩ A2 = ∅ 2. . que proviene de suponer la existencia de tales A1 y A2 . existe t ∈ S tal que m ≤ t < m + R. CONJUNTOS CONEXOS. z2 ] = {(1 − t)z1 + tz2 : 0 ≤ t ≤ 1} . Un conjunto se dice totalmente disconexo si los únicos subconjuntos no vacíos de él que son conexos constan de un único punto. y. pero a ∈ A1 . Hagamos S = I ∩ A2 y tomemos m = ´ S. Con esta idea en mente. A ∩ A1 = ∅ = A ∩ A2 Si A no es disconexo. . . I es conexo. Entonces I es conexo. z2 ∈ C. a ≤ Re z ≤ b}. ınf debe ser m > a (con lo que m − a > 0. Pero entonces t ∈ A1 (pues / |t − m| < R. y entonces m ≤ x ≤ 1). Tendríamos que |w − zm | ≤ |w − z| + |z − zm | < ε + rm ≤ 2rm Es decir. de acuerdo a la definición que dimos de conexidad. contradicción. rn }. para el caso de los intervalos cerrados (para los otros tipos de intervalos. n} tal que z ∈ Brm (zm ). Un dominio es un subconjunto del plano que es a la vez abierto y conexo. Dados z1 . . Demostración. por ejemplo. existe ε > 0 tal que Bε (a) ⊂ A1 . Demostremos ésto. con a < b. la demostración es análoga). contradiciendo que A1 y A2 son disjuntos. existe R > 0 tal que BR (m) ⊂ A1 . Dominios y regiones en C. Como A1 es abierto. 3. Como m ∈ S. y supongamos que |z − w| < ε. La contradicción provino de suponer que |z − w| < ε. que será positivo por ser el mínimo de un conjunto finito de ın{r números positivos. Una región es la unión de un dominio con algún subconjunto de la frontera de ese dominio. es m < t < m + R. Si fuese m ∈ A2 . sería w ∈ B2rm (zm ) ⊂ D = F c .

será / Br (z) ∩ C = ∅. existe z ∈ C ⊂ A. LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS Si z1 . A primera vista. Existiría w tal que w ∈ A1 y w ∈ A2 . A ∩ C = ∅. sea A2 = z∈D Brz (z). . 2. por lo que zD ∈ D. / es decir. . Se tiene que: 1.32). por lo que zC ∈ C. y sólo si. puede parecer que si un conjunto es conexo. Y si fuese RzC < rzD . la poligonal definida por z1 . Lema 2. de modo que z ∈ C (prop. A1 y A2 son abiertos (teor. z2 . z2 . . 3. contradiciendo que zC ∈ C. Entonces A ∩ C = ∅. eso no es correcto. .34. A ∩ A1 = ∅. siendo este último un abierto. Para probar que A es disconexo. Teorema 2. zn ] = k=1 [zk . Demostración. z2 . . Veremos seguidamente otras caracterizaciones de los conjuntos conexos. en base a la proposición 2. existen conjuntos no vacíos C y D tales que A = C ∪ D y C ∩ D = ∅ = C ∩ D. En consecuencia. pues como C es no vacío. z2 . Sea z ∈ A. . Luego. Sin embargo. sólo resta ver que A1 ∩ A2 = ∅. zn ∈ C es el conjunto n−1 [z1 . zn ] tal que zn = z1 . permitirá arribar a esta conclusión). una poligonal cuyo punto final coincide con el inicial. con A abierto. . Sean A y C subconjuntos disjuntos. . Hagamos C = A ∩ A1 y D = A ∩ A2 (notar que A1 ∩ D = ∅). es A = A ∩ (A1 ∪ A2 ) = (A ∩ A1 ) ∪ (A ∩ A2 ). . Sin embargo. Similarmente. Demostración. siendo A ⊂ A1 ∪ A2 . Como es fácil imaginar. Supongamos que no. Para la ida. A ∩ A2 = ∅. Como vemos. de donde zD ∈ B2RzC (zC ) ⊂ D . . A ⊂ A1 ∪ A2 . zn ] es una poligonal desde z1 hasta zn .5). Un conjunto A es disconexo si. sen 1 x ∈ C : 0 < x ≤ 1 ∪ {0} c satisface la definición de conexidad. es decir.28 2. Es decir. y un polígono es una poligonal cerrada. sen 1) con uno de tales trazos sin salirse del conjunto. de acuerdo a nuestra definición. el conjunto x. . zC ∈ C. Un polígono es una poligonal [z1 . c para cada z ∈ C. C ∩ D ⊂ A1 ∩ D = ∅ (lema 2. existe Rz > 0 tal que B2Rz (z) ⊂ D . 2. y análogamente C ∩ D = ∅. es posible unir cualquier pareja de sus puntos por medio de un trazo continuo finito sin salirse del conjunto. Por lo tanto. c Veamos la vuelta. sería |zC − zD | < 2RzC . es C ⊂ D . de donde sería |zC − zD | ≤ |zC − w| + |w − zD | < RzC + rzD Si fuese RzC ≥ rzD . zk+1 ] y decimos que [z1 . . teniéndose que A1 ∪ A2 ⊃ C ∪ D = A. Además. z2 . Existe r > 0 tal que Br (z) ⊂ A. sería |zC − zD | < 2rzD .34).35. de donde z ∈ A1 y z ∈ A. A es disconexo. . pues. . contradiciendo que zD ∈ D. zn ∈ C. en cualquier caso llegamos a una contradicción que resulta de suponer que A1 y A2 no son disjuntos. 2. existe rz > 0 tal que Brz (z) ⊂ C . por ejemplo. al igual que cualquier poligonal (un ejercicio que se propone más adelante. cualquier segmento es un conjunto conexo (más adelante lo demostraremos formalmente. Luego. Tenemos que A = C ∪ D. de / c / / donde zC ∈ B2RzD (zD ) ⊂ C . o sea. c para cada z ∈ D. sean A1 y A2 abiertos disjuntos tales que A ⊂ A1 ∪ A2 y A ∩ A1 = ∅ = A ∩ A2 . junto con la conexidad de los segmentos.11). la situación cambia si el conjunto es abierto. deberían existir zC ∈ C y zD ∈ D tales que |w − zC | < RzC y |w − zD | < rzD . Como A ∩ C = ∅. . . . zD ∈ D. pero es imposible unir los complejos 0 y (1. pues A1 ⊃ C y A2 ⊃ D. . una poligonal es la concatenación de dos o más segmentos por sus extremos. . Como C ∩ D = ∅. Análogamente. . . Sea A1 = z∈C BRz (z).

supongamos que A es un abierto no conexo tal que dos cualesquiera de sus puntos pueden ser unidos mediante una poligonal contenida en A. Sin embargo. 0. Existen abiertos disjuntos (no vacíos) A1 y A2 tales que A ⊂ A1 ∪ A2 y A ∩ A1 = ∅ = A ∩ A2 . Los entornos (reducidos o no) son conjuntos conexos. y. C∞ (algunos autores también usan C). Como z se escogió arbitrariamente. Entonces Br′ (z2 ) ⊂ A2 . llamado en este caso número complejo infinito. 0)). Consideremos el plano complejo provisto de un tercer eje ortogonal ξ que pase por (0. y la esfera (con ecuación en el espacio x2 + y 2 + ξ 2 = 1) es un subconjunto destacado de R3 . pero puede entenderse como un número cuyo módulo es mayor que cualquier número real dado. Luego. P ⊂ A ⊂ A1 ∪ A2 . supongamos que A es abierto y conexo. ξ en la que los ejes x e y juegan simultáneamente el rol de los ejes real e imaginario de C (de modo que cada complejo (a. Si A2 no fuese vacío. 4. −1) (el polo sur de la esfera). 1) (el polo norte de la esfera) y S = (0. Br (z1 ) ⊂ A1 . todo punto de Br (z1 ) puede conectarse con z1 a través de un segmento (que estará contenido en A). Contradicción. y resulta que z puede conectarse mediante una poligonal con cualquier punto de A. Sea z cualquier punto de A.2. 0) y una esfera unitaria centrada en dicho punto.36. estamos considerando una representación de R3 a través de tres ejes ortogonales x. Notar que P ∩ A1 = ∅ porque z1 está en P y en A1 . Para muchos propósitos es útil ampliar el sistema C de los complejos mediante la introducción del símbolo ∞ que represente infinito. 0. se podría conectar a z2 con z a través de una poligonal. Luego. es posible tener una representación concreta de C∞ .37. lo que no es posible pues z2 ∈ A2 . Esta esfera se . y análogamente P ∩ A2 = ∅. Los puntos del plano junto con el punto del infinito constituyen el plano complejo extendido (o ampliado). Corolario 2. A1 ∩ A2 = ∅. Elijamos z1 en A1 y z2 en A2 cualesquiera. El número complejo infinito no tiene signo ni argumento. con lo que probamos que A2 es abierto. existe r′ > 0 tal que Br′ (z2 ) ⊂ A. Sea P una poligonal desde z1 hasta z2 contenida en A. y el propio z1 con z a través de una poligonal contenida en A (pues z1 ∈ A1 ). tendríamos que A no es conexo. Para probar la vuelta por contradicción. existe r > 0 tal que Br (z1 ) ⊂ A. Además. Sea A un subconjunto abierto no vacío de C. Si algún punto de este entorno pudiera conectarse a través de una poligonal con z. por ser A abierto. y sólo si. Mostremos primero que A1 es abierto. 4. mediante un ingenioso artificio: la proyección estereográfica. b) se identifica con el punto del espacio (a. El plano extendido y la esfera de Riemann 4. A es conexo si. Demostración. Además. tenemos demostrada la ida. En el plano complejo extendido suponemos que el punto del infinito satisface las siguientes reglas con los números finitos: z ∞ z =0 = ∞ (z = 0) =∞ z±∞=∞ z · ∞ = ∞ (z = 0) ∞ 0 z Las siguientes expresiones no están definidas: ∞ ∞±∞ 0·∞ ∞ No es posible representar al número complejo infinito por un punto del plano complejo. b. Luego. EL PLANO EXTENDIDO Y LA ESFERA DE RIEMANN 29 Teorema 2. y hagamos A2 = A − A1 . mostrando que A1 es abierto. A2 = ∅. Plano complejo extendido. Hagamos N = (0. dos puntos cualesquiera de A pueden ser unidos por medio de una línea poligonal contenida en A.4. contradiciendo la hipótesis. De hecho. la poligonal aludida en el resultado anterior puede elegirse con los segmentos paralelos a los ejes (la demostración de este hecho es exactamente la misma). Por ser z2 ∈ A. la poligonal P no es conexa. Para la ida. Ahora mostremos que A2 es también abierto. Denotemos por A1 al conjunto de puntos de A que pueden unirse con z a través de una poligonal. Sea z2 ∈ A2 . Si z1 ∈ A1 .1. Proyección estereográfica. En otras palabras.

30 2. El valor t = 0 corresponde a la intersección de la recta con la esfera en N . LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS conoce como esfera de Riemann. tenemos las coordenadas de Z en función del complejo z: x0 = 2 Re z |z|2 + 1 y0 = 2 Im z |z|2 + 1 ξ0 = |z|2 − 1 |z|2 + 1 Ahora el problema inverso: dado un punto de la esfera distinto de N . Nuestros datos son que Z ∈ R (por lo que x2 + y0 + ξ0 = 1) y que Z 0 pertenece a la recta del espacio que pasa por (0. b. 1) y por (a. R. −1) con t ∈ R.5 0 -0. y. esta correspondencia se llama proyección estereográfica. y0 . ξ0 ) de Z en función de las 2 2 coordenadas (a. tengamos: x2 + y 2 + ξ 2 x y ξ = = = = 1 ta tb 1−t Reemplazando las tres últimas ecuaciones en la primera. obtenemos una correspondencia biyectiva entre los puntos del plano extendido. y recordando que a = Re z. De aquí que t = 0 o t = a2 +b2 +1 . 0). 0. por lo que el que nos interesa es 2 el otro valor: t = a2 +b2 +1 . ξ0 ). 1)+t(a. y los de la esfera de Riemann. ¿a qué número complejo corresponde? Para resolverlo.5 1 z’ z -2 -1 0 1 -2 2 -1 0 1 0. 0). C∞ .5 2-1 No es difícil ver intuitivamente (y probar analíticamente) que este mecanismo establece una correspondencia biyectiva entre C y R − {N }. Vamos a deducir las expresiones para las coordenadas (x0 . b. 0. y. Para encontrar las intersecciones de la recta con la esfera. b. quedamos con t2 a2 + t2 b2 + 1 − 2t + t2 = 1 2 que equivale a t (a2 + b2 + 1)t − 2 = 0. Dicha recta corta a la esfera en dos puntos. y0 . deducimos que x0 y0 Re z = Im z = 1 − ξ0 1 − ξ0 . simultáneamente. b = Im z y que a2 + b2 = |z|2 . Reemplazando en las otras ecuaciones. 1. b) ∈ C. usemos las relaciones que obtuvimos recién. ξ. y despejando Re z e Im z. debemos encontrar los valores de x. b) de z. y permite representar cada punto del plano complejo por un punto en la esfera. teniendo que |z|2 = 1 + ξ0 1 − ξ0 Reemplazando en las fórmulas para x0 e y0 . Una ecuación paramétrica en R3 para esta recta es (x. ξ) = (0. Haciendo corresponder al polo norte el punto del infinito. denotada por R. Dado z = (a. como se explica a continuación. t tales que. Decimos que Z es la proyección de z sobre la esfera. tracemos la recta que pasa por N y por el punto (a. uno es N y el otro es Z = (x0 .

b) Dé un ejemplo de una familia decreciente de conjuntos cerrados (no vacíos) cuya intersección sea vacía. Sea E ⊂ C. mediante un ejemplo. a) Dé un ejemplo de una familia decreciente de conjuntos acotados (no vacíos) cuya intersección sea vacía. n n ∞ ∞ Ak = k=0 k=0 Ak k=0 Ak ⊃ k=0 Ak 6. utilizando la definición de compacidad. la clausura de un entorno Br (z0 ) es el conjunto de todos los complejos z tales que |z − z0 | ≤ r. 7. Probar que. para cualquier n ∈ N. Encontrar la clausura en C de los conjuntos x + i sen 1 :0<x≤1 x y x + ix sen 1 :0<x≤1 x 5. sin el ecuador. en la topología usual de C? a) {z ∈ C : |z| < 1} d) {z ∈ R : 0 ≤ z ≤ 1} b) R c) {z ∈ R : 0 ≤ z < 1} e) {z ∈ C : ∃n ∈ Z : n ≥ 1. Mostrar que en C con la distancia euclídea. a) Mostrar que si A ⊂ E y A es abierto. dando un ejemplo de cubrimiento por abiertos que no posea subcubrimiento finito. n ≥ 1 n . Por esta razón. Para cada k ∈ N. c) Mostrar que ∂E = E ∩ E c = E − E ◦ . Es decir: B 1 (∞) = {z ∈ C : |z| > r} r EJERCICIOS 1. 0 corresponde al polo sur. y los puntos interiores corresponden al hemisferio sur. 3. llamaremos al conjunto {z ∈ C : |z| > r} un entorno de radio 1/r del punto del infinito. a) Muestre que toda unión finita de conjuntos compactos es un conjunto compacto. a) Sea K = {0} ∪ {(n + 1)−1 : n ∈ N}. ¿Cuáles de los siguientes conjuntos son abiertos. que la última inclusión puede ser estricta. En particular. d ) Probar que (∂E)c = E ◦ ∪ (E c )◦ .EJERCICIOS 31 Hacemos notar que el exterior del círculo unitario centrado en el origen del plano C∞ corresponde al hemisferio norte. entonces A ⊂ E ◦ . Mostrar. c) Muestre que cualquier intersección arbitraria de compactos es un conjunto compacto. z n = 1} 2. b) Demostrar que E c = (E ◦ )c . b) Mostrar que el conjunto {x + iy ∈ C : 0 < x < 1. los puntos de la frontera de dicho círculo son fijos para la proyección estereográfica. b) Dé un ejemplo de una familia de conjuntos compactos cuya unión no sea compacta. 8. 9. y = 0} no es compacto. Mostrar que K es un subconjunto compacto de C. Además. Decidir cuáles de los siguientes subconjuntos de C son conexos: A1 = {z ∈ C : |z| ≤ 1} ∪ {z ∈ C : |z − 2| < 1} A2 = {x ∈ R : 0 ≤ x < 1} ∪ 1 + 1 : n ∈ Z. que E = E ∪ ∂E y que E ◦ = E − ∂E 4. y cuáles cerrados. considérese definido un conjunto Ak de C. los puntos del plano complejo exteriores al círculo |z| = r corresponden a puntos de la esfera próximos al punto N . para cada r positivo.

b) Mostrar que cualquier conjunto es la unión de sus componentes.32 2. 11.5 + 0. Sea {Ck }k∈Λ una familia de conjuntos conexos tal que k∈Λ Ck = ∅. Dados los reales α y r tales que 0 ≤ α < 2π y r ≥ 0. z1 = 0. ¿cuál es. a) Encontrar las componentes de cada uno de los conjuntos del ejercicio 9. 15. . y de la circunferencia |z| = r. 14. 17. Una componente conexa maximal (o. θ ∈ R viii) z = reiθ : r = 2 ∧ ≤ θ ≤ π 3 3 5 3 7 ix) z = reiθ : θ = π. Graficar las siguientes regiones del plano complejo: i) {z ∈ C : Re z = −2} ii) {z ∈ C : Re z = 3 Im z} 1 iii) {z ∈ C : Im z ≥ Re z} iv) z ∈ C : |z − 3 + i| = 2 z+1 v) {z ∈ C : 3 < |z + 3 − 4i| ≤ 5} vi) z∈C: =4 z−1 4 π vii) z = reiθ : r = 2. simplemente. Sean Z y Z ′ puntos de R correspondientes a los complejos z y z ′ respectivamente. en el plano complejo. asumiendo que los segmentos son conexos. Demostrar que una condición necesaria y suficiente para que dos complejos z y z ′ sean las proyecciones estereográficas de dos puntos diametralmente opuestos de la esfera es que z z ′ = −1. r ∈ R 0 4 4 4 13. Sea R la esfera de Riemann. y sea W el punto de R que corresponde a z + z ′ . y que dos componentes distintas son disjuntas. Hallar los subconjuntos de R correspondientes a los ejes real e imaginario en C∞ . 18. la imagen del 2 2 paralelo de de R que tiene latitud β? 16. componente) de un conjunto A es un subconjunto conexo de A que no está contenido propiamente en un subconjunto conexo de A. 12. Hallar las coordenadas de W en términos de las coordenadas de Z y Z ′ . LA TOPOLOGÍA USUAL DE LOS COMPLEJOS 10. Mostrar que cualquier poligonal es conexa.5i y z2 = 3 + 2i. Dado el real β tal que − π < β < π . r ∈ R+ x) z = reiθ : π < θ < π. hallar en R la imagen del rayo arg z = α. Hallar los puntos de R correspondientes a los números complejos z0 = 0. Mostrar que k∈Λ Ck es un conjunto conexo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful