Mil años de soledad- Timo Tolkki

Hola amigos! Espero que disfrutéis de este libro.

Estoy haciendo mi cuarto disco en solitario llamado "Classical Variations 2: Credo" con Michael Kiske, Michael Vescera, Tuomo Lassila y muchos otros. Por favor, ayúdame a hacer este disco, vaya a: http://www.pledgemusic.com/projects/timotolkki Con esto, se apoya a mi carrera musical y a la música independiente de las compañías discográficas y la industria musical.

Muchas Gracias, Timo 

Timo Tolkki: Classical Variations 2: CREDO www.pledgemusic.com
Forma parte de mi nuevo álbum SOLO DOBLE! Increíbles exclusivas y actualizaciones, no disponibles en ningún otro lugar!

TIMO TOLKKI

MIL AÑOS DE SOLEDAD

“Solo en la soledad más aplastante….finalmente… finalmente lo entiendes”.

No recuerdo cuándo empezó. ¿Fue cuando mi madre me decía que tenía que comerme toda la comida de mi plato cuando tenía unos 7 años…o así? No. Eso no fue algo malo. ¿Fue cuando mi padre se fue finalmente después de muchos años de miedo y violencia? No. Me sentí feliz. ¿Fue cuando comprendí, a los 14, que hubo algo llamado “Segunda Guerra Mundial” y que 70 millones de personas fueron asesinadas allí? Y que incluso los niños pequeños fueron asesinados por ser de una raza determinada. No, tampoco. Me hizo pensar. ¿Fue cuando mi padre, una mañana de invierno, decidió cortarse las muñecas con un cuchillo de carne en una bañera sin agua, y saltó desde el cuarto piso de su apartamento? No. Ahí fue cuando mi vida echó a andar. Y ha continuado durante 32 años. No fue ninguna de estas cosas. Fui yo. Perdí la fe en mí. Ahí fue cuando ocurrió. Perdí la fe. En mí. Y es lo peor que te puede pasar.

EL AÑO QUE MORI

Estoy navegando por internet una mañana de invierno de 2004. Siento una creciente sensación de pánico y en mi cabeza como si la estuvieran presionando dos manos gigantes. Estoy desesperado. Llamo a varios sitios pero no encuentro ayuda. El pánico es cada vez mayor. No es un ataque de ansiedad normal, o como quiera que lo llamen. Es el resultado de años viviendo una mentira, todo tiene su peaje. Quiere aplastarme. Y esta sucediendo.

Hasta ese momento había estado acudiendo a psicoterapia durante unos 7 años, con interrupciones, más o menos. Lo que no entendía era que precisamente la terapia fue la que me acerco a los orígenes de mi dolor. Las compuertas se abrieron y la inundación ya no podría ser detenida. Y tuve que morir para volver a vivir. Finalmente me llevaron a un hospital privado, pero antes tuve que esperar media hora en una sala de espera con otros pacientes. Fue el momento más horrible de mi vida. Apenas podía contener el terror interno mientras esperaba escuchar mi nombre. Finalmente el doctor me llamó y me preguntó que podía hacer por mi. Le dije que no lo sabía. Me sentía tan absolutamente desesperado y con pánico que pensé que me estaba volviendo loco. Sentí este indescriptible dolor recorriéndome de la cabeza a los pies. Una sensación de terror. Por el rabillo del ojo le vi escribir en su cuaderno de notas: “músico en famosa banda de rock”. No había ningún tipo de empatía en su actitud cuando me dijo: “Supongo que debo enviarle al hospital mental del estado”. Ya había oído hablar de ese sitio. Lo sabía porque un amigo mio había estado ingresado allí. Después se suicidó. Es el último sitio para la gente que ya no tiene esperanza. El sitio donde nadie es tratado realmente…de donde no vuelves. Le pregunté al doctor si podía quedarme en su hospital. Sus ojos brillaron. “Pero por supuesto que puede”, contesto. “Permítame que le lleve inmediatamente”. Lo que no me dijo es que costaba 1000 euros diarios estar en ese hospital. Pero quizás eso me salvó. Me dieron mi propia habitación, y por primera vez en mi vida, me tomé un tranquilizante. Empecé a sentirme extremadamente pesado y adormecido. Como si no existiera. Estaba acostado en mi cama en aquella habitación blanca y podía ver un árbol afuera. No sentía nada por la medicación.

No entendía que me estaba pasando. Estaba realmente asustado. Una doctora vino a verme. Una buena mujer que parecía muy feliz. Recuerdo que me preguntaba cómo alguien puede ser tan feliz. Me hizo algunas preguntas y me puso un test de depresión, que básicamente es otra serie de preguntas. Como muchos doctores, ella trataba de definir lo que me pasaba de una forma mecánica. Ya estaba acostumbrado de todas formas. Recuerdo que le decía que entendía que tenia todas esas emociones en mi y que de pronto empecé a sentirlas todas. Me dijo que no era psiquiatra y que tendría una consulta al día siguiente. Le dije que ya había estado en psicoterapia unos 7 años con interrupciones. No dijo nada al respecto. Así que me pase el día como un zombie. Sin sentir nada, sin ver nada, sin oír nada. Solo mirando aquel árbol. Y deseando volver a estar tan vivo como él lo estaba. Al día siguiente me vio el psiquiatra. Era un hombre algo mayor, en sus 60, y me hizo una serie de cuestionarios y muchas preguntas. Le hablé de mi vida y pude ver unas lágrimas resbalando por su mejilla. Su diagnostico, como el doctor lo llamaba, fue que padecía un trastorno bipolar. No tenia ni idea que lo que era hasta que él me lo explicó. Tenía sentido. Recordé que había tenido síntomas durante casi 10 años y me dijo que no es raro que esta enfermedad esté sin tratar diez años, de hecho es algo común. Me estuve preguntando sobre todo el tiempo que estuve en terapia. ¿Fue en vano? Ahora sé que no lo fue. ¿Cuál fue el resultado? Medicación. En las siguientes semanas me dieron numerosos medicamentos distintos. Muchos tenían unos horribles efectos secundarios y otros no tenían ningún tipo de efecto.

Finalmente me dieron uno de los más modernos y carísimos antidepresivos y tranquilizantes. Por lo poco que sabía darle antidepresivos a alguien con trastorno bipolar es una bomba de relojería. Puede causar un episodio maníaco muy vicioso o alternativa e irónicamente, también puede hacer que se deprima. En los siguientes 6 meses estuve sobre todo en la cama , con las cortinas echadas. Algunos días las cortinas estaban abiertas unos 10 cm, pero la mayoría de los días estaban cerradas. Lloré cada día durante medio año. No entendía de dónde venía pero algo en mi interior sí comprendía que había estado dentro de mí durante mucho tiempo. Era desesperado, un llanto profundo. Venía de alguna parte profunda de mi ser. Comprendí que lo que estaba pasando nada tenía que ver con el trastorno bipolar. Era algo que había estado escondiendo. Algo terrible del pasado y de toda mi vida. Nunca había llorado a mi padre ni a mi infancia perdida. Pero entonces estaba empezando. Cuando logré salir, iba a menudo a visitar los lugares de mi infancia. Lo recordaba todo, incluso los pequeños detalles. Bromas que mis amigos y yo le hacíamos a la gente. Sitios donde jugamos al futbol. Todos estos lugares me trajeron más emociones a la superficie. No es posible describir cómo me sentía, si no has experimentado el dolor emocional en ti mismo. Duele. Es un dolor físico. Tanto es así, que la gente no suele entender que es en realidad el dolor físico extremo. No creo que se pueda entender esto si no lo has tenido en su vida. A menudo iba a sentarme al lado del mar a un lugar donde fui a pescar cuando tenía 11 años de edad. Me sentaba en una roca y miraba el paisaje. La nieve se había derretido y el hielo cubría la mayor parte del mar, como la que cubre el Golfo de Finlandia. De repente empezó a nevar. Sin embargo, me di cuenta de que la nieve estaba cayendo sólo a mi alrededor, en un radio de 100 metros o algo menos.

Me quedé mirando el hermoso paisaje, mientras la nieve caía sobre mí, sentí que toda mi vida había sido en vano, que mi dolor era tan grande que no podía soportarlo más. No me di cuenta de que el lugar donde mi padre se había suicidado estaba a tan sólo 3 km del lugar donde estaba ahora. Tenía una botella de píldoras conmigo, las suficientes para acabar con el dolor. Estuve sentado allí por un largo tiempo, con la nieve cayendo y la mirada fija en la distancia. Me preguntaba si esta vida me seguía importando y si este dolor y la desesperanza valían la pena. Sería fácil, como desvanecerme. Y sin embargo algo en mí no podía hacer eso. Y aun así en ese año, yo morí. Así es como me sentía por completo. Una muerte lenta. Me era imposible hacer música. Era imposible la mayor parte del tiempo, incluso para salir de la cama. Las mañanas eran horribles. Lo primero que sentía al despertarme era desesperación. Viví en esa desesperación durante medio año. Realmente morí ese año. Para poder volver a vivir. A menudo he escuchado a algunos decir que el suicidio es "el camino más fácil". Puedo decir desde mi experiencia, tanto en la mía propia, como después de aprender más acerca de mi padre, que eso no es más que un cliché. El suicidio está lejos de ser el camino más fácil. Se necesita valor para matarse, porque ya sabes es el final de tu vida . Es por eso que es la salida más usual a una situación intolerable o a un dolor insoportable... o a ambos. Pero no es fácil. Tú puedes tratar de imaginar, si tienes un poco de empatía, cómo podría haberse sentido alguien que realmente acabó con su vida. Justo antes y mientras lo estaba haciendo. Tratando de imaginar lo que la persona ha dejado al pasar por ello. Y sin embargo sé que sólo si has estado lo suficientemente cerca de tu propia la muerte, sólo entonces, de alguna manera somos capaces de entender la decisión de la persona que se quitó la vida. Como mi padre. Como un escritor finlandés, que una mañana salió a pasear de un hospital psiquiátrico en el que había ingresado de

forma voluntaria. Se dirigía a la estación de metro más cercana y esperó la llegada del tren. Justo antes de que llegara, saltó a la parte delantera del tren y se paró frente a él sin apenas moverse. Sin miedo. El tren intentó frenar, pero sólo tenía unos 40 metros para hacerlo. Y el escritor estuvo en pie esos 40 metros y le hizo frente. No se movió un centímetro. O como mi mejor amigo, Mika, que saltó desde el piso 4 º de la casa de sus padres hasta la muerte hace 5 años, después de una larga lucha con depresión y sentimientos de inutilidad. Por favor no penséis que estoy escribiendo aquí como una especie de portavoz del suicidio. Sólo que realmente entiendo a las personas que han decidido poner fin a sus vidas. Y muchos de vosotros creeréis en los muchos tabúes que el suicidio tiene en la sociedad. No para mí, yo no creo en ninguno de ellos. Ni en los tabúes ni en la sociedad. Pero muchas personas cercanas a mí han terminado con su vida por su propia mano que he pensado mucho en el tema. Y por supuesto a través de mi propio dolor y sufrimiento es mucho más fácil para mí entender su decisión. Decisiones que pueden parecen absurdas en su mayoría para las personas que llevan una vida feliz y nunca han estado deprimidas de verdad. Y por eso seguí viviendo con mi dolor y terror. Día tras día. Año tras año. No me impidió conducir durante cuatro horas para ir a un concierto al que mi hija tenía muchas ganas de ir. Y mientras ella estaba en el concierto, me alojaba en un hotel y lloraba porque me dolía mucho. Sentía todo a la vez: miedo, ira, terror, tristeza, abandono. En ese momento yo no podía identificar las emociones, simplemente sufría y sin embargo, continuaba. Simplemente dolía tanto. No me impidió conducir para llevar a mi hija a la escuela por la mañanas e ir a por ella por las tardes. No me impidió preparar el desayuno para ella. No me impidió hacer dos giras mundiales, en una banda de metal en condiciones muy

duras. No dejé de visitar la tumba de mi padre y de tener conversaciones imaginarias con él, o simplemente sentarme allí durante horas viendo su tumba y el cementerio. Me di cuenta de que nunca me había despedido de mi padre. No entendía siquiera que estaba muerto. Es posible que nosotros los seres humanos seamos así. Intelectualmente, comprendí, a que era que estaba muerto, pero emocionalmente a un nivel profundo, estaba muy vivo. En mí. Yo en realidad nunca me había dado cuenta de que estaba muerto. Visité gran cantidad de veces su tumba. Sentí muchísimo dolor, más de lo que nunca pensé que era posible sentir. Completé la investigación de su suicidio y los días previos. Volví a ser un chico de 12 años, que tuvo que pasar por algo así. Sólo entonces empecé a entender lo que había sucedido. Pero me llevó varios años. Y aún hoy estoy luchando con él de alguna manera. A lo mejor no es posible curar todos los momentos dolorosos de nuestras vidas. Es posible que yo tenga que vivir con esto el resto de mi vida. Ahora soy 11 años mayor que mi padre cuando murió. Me siento extraño. Pero todos tenemos nuestra historia para contar. Me impidió vivir plenamente y experimentar la vida y, sin embargo, al mismo tiempo sentí que estaba en mi destino. Muchas cosas dolorosas que me había guardado en mi interior estaban entrando en mi conciencia. Yo los sentía en mi cuerpo. Algunas personas dicen que no puedes cambiar lo que eres en realidad. Yo ni siquiera sabía quién era hasta que mi pasado finalmente se liberó en mí. A partir de ahí empecé un viaje que en definitiva me llevaría de nuevo a mí mismo y a lo que realmente soy. No lo que yo pretendo ser. Y ese viaje es el viaje más doloroso de la vida. Sin embargo, cuando este viaje me llamó, no tuve más remedio que saltar a la corriente y dejar que me guiara. La vida siempre encuentra un camino. Y, por supuesto, no puedo negar el

efecto que mi infancia dolorosa ha tenido en mí como artista y por eso me convertí en músico. Seguro que muchas de mis canciones tienen este anhelo y esta falta de mi padre, aunque no he sido consciente al escribirlas. Por lo que en esa luz, mi infancia, tal vez podría tener un significado completamente diferente después de todo. Tal vez. Ahora, estoy escribiendo esto en el verano de 2010, y he estado viviendo con este dolor desde hace seis años todos los días. No se ha ido. Todavía estoy tomando litio y tranquilizantes. Los médicos dicen que no se puede curar el trastorno bipolar... que se tiene de por vida. Tal vez sea así, no lo sé. Lo que sí sé es que es como un fantasma en mi hombro, un compañero que me recuerda todas las mañanas, cuando me despierto, la fragilidad de la vida y lo fácil que es perder todo lo que tienes... en tan solo un segundo.

NO HABIA PENA, NO HABIA DOLOR
Pasé la mayor parte de mi infancia siendo feliz y sintiéndome seguro. Cuando escribo "infancia", en mi caso, significa hasta cuando tenía unos nueve años. Parecía que no había nada malo en nuestra familia. De hecho, parecía ser una familia de ensueño. Teníamos una casa bonita y seguridad financiera. Mi madre realmente me cuidó con el amor y devoción que me dieron las herramientas para sobrevivir más tarde en mi vida. Recuerdo el sentimiento mágico de la Navidad cuando tenía ocho años de edad. Recuerdo el olor. Recuerdo la atmósfera. Me sentía seguro. Todos estábamos juntos. Todos éramos felices. Siempre que la familia se reunía, mi abuelo quería que yo cantara una canción que le gustaba. Yo era tímido, pero siempre me daba dinero si yo cantaba, asi que

lo hacia. Yo estaba cantando en un coro de niños clásico llamado "Cantores Minores" en ese momento y muchas veces canté en fiestas escolares. Recuerdo haber tenido una gran confianza en mí mismo y en mi voz. Realmente sentía que era algo que podía hacer muy fácilmente. Cantar era completamente natural para mí. Cuando tenía siete años, tuve mi primera guitarra como regalo de Navidad. Yo había visto a mi primo de tocar una guitarra acústica cuando tenía 5 años y al instante se convirtió en mi héroe. Recuerdo que me colaba en su habitación sólo para coger su guitarra. Todavía recuerdo lo que sentía. Muy cuidadosamente tocaba las cuerdas, sólo un poco. Fue amor a primera vista. No podía entender aun la magia de la guitarra. Mi primo me enseñó algunos acordes y algunas canciones de los Beattles. "Eight days a week" fue una canción que él me enseñó a tocar. También tocaba en una banda que ya me impresionaba inmensamente. Así que, por supuesto, muy pronto, yo ya quise tener mi propia guitarra. Lo que sucedió en la mágica noche de Navidad en 1973. Por supuesto, todos los que leéis esto sabéis que este instrumento me llevaría a muchos lugares en el futuro. Nunca había pensado ni soñado con algo así. Lo único que realmente quería tener era una guitarra. Yo no podía hacer mucho con ella, en primer lugar porque no sabía tocar. Había clases de guitarra en la escuela, donde enseñaban algunos conceptos básicos de la guitarra muy rudimentarios. Fui allí y aprendí mi primera canción. Estaba tan feliz. Fui cada semana y aprendí más cosas. Había encontrado la música y era algo muy natural para mí. Mi madre me dijo que cuando yo tenía sólo 3 años de edad, me gustaba la música y que siempre estaba escuchando el Top 40 del programa en la radio. Que me sabía las letras de todos los éxitos y siempre estaba mirando

hacia la radio, a la espera de nuevos éxitos para luego cantarlos. No todo fue color de rosa. Recuerdo que mi abuela tenía cáncer y le amputaron las dos piernas. Todavía recuerdo a mi padre llevándola al piso de arriba la noche de Navidad y colocándola en un sofá. Decía, que en cierto modo, es bueno tener cáncer porque por lo menos ahora tenía la atención que nunca tuvo antes, sin dejar de estar saludable. Recuerdo que me preguntaba cómo es posible "hacer" un cáncer dentro de uno mismo. Ahora creo que eso es , en mi opinión, el mecanismo básico del cáncer. No en todos los casos, pero más de los que pensaba. Todo el mundo estaba alrededor de mi abuela, dándole atención. Luego ella murió en el año siguiente. No recuerdo haber estado en el funeral, aunque es posible. Está enterrada en el mismo cementerio que mi abuelo y mi padre. Yo no seré enterrado allí. La muerte es algo abstracto para los niños hasta cierta edad. Realmente no se entiende. O tal vez los niños comprenden y aceptan la muerte de manera mucho más natural de lo que los adultos somos capaces de entender, la razón es que la muerte es otro gran tabú de la sociedad. Es simplemente se nos aparta de esa idea. En realidad, nadie entiende que realmente se va a morir algún día. Tal vez mañana. Nunca se sabe cuándo. Los niños parecen entender la muerte de forma muy natural. Y mi opinión personal es que los niños pueden ser nuestros grandes maestros, si somos lo suficientemente humildes para recibir lo que quieren decirnos. Y tienen mucho que decir. Lo más extraño es quizás esa sensación fresca que se tiene cuando se tienen ocho años y todos tus sentidos son todavía tan fuertes...Cómo se mira el mundo a través de los ojos de un niño. A pesar de cómo estén siendo tratados por sus padres y

en la escuela, teniendo 8 años, aún es una época en que nos fijamos en el mundo de una manera diferente. Uno siente. Uno realmente se siente. Uno no está completamente aniquilado aún por las normas, los dogmas y tabúes que se presentarán más adelante en su vida. Sólo corres y juegas, porque eso es lo que hacen los niños. Es muy puro. Es muy inocente. Lo recuerdo aún muy vívidamente. Cómo olía el césped. Cómo se iba a jugar al fútbol con sus amigos hasta la noche y luego corría a casa porque estaba muy sediento. Qué bueno era el sabor del helado en el verano. La sensación de libertad, cuando las vacaciones de verano comenzaban y tenías todo el verano para ti. Cómo nos burlábamos de las niñas? Cómo me sentía sonriendo y siendo feliz. Cómo me sentía al faltar a la escuela. Cómo odiaba las matemáticas y cómo me gustaba la música. Recuerdo de todos los lugares de mi infancia con un cierto tipo de nostalgia. Esos tiempos no volverán. Si pudiera tener siquiera el 2% de que el entusiasmo y la felicidad que tuve cuando era niño, sería el hombre más feliz en esta tierra. Mi padre trabajaba en una tienda en la que se vendían productos electrónicos, televisores, radios y cosas así. Tenía una vasta colección de música en casa y me interesé mucho en eso. La primera banda que alguna vez empezó a gustar fue ABBA. Él me dio su cassette. Creo que fue su primer álbum. Recuerdo lo mucho que me encantaban esas canciones y la forma en que trataba de tocarlas con mi guitarra. Durante mucho tiempo, ABBA era realmente la única banda para mí. Todavía me encantan sus canciones y recuerdo lo fresco que me sonaba. Yo quería ser como ellos. Sus canciones eran increíblemente buenas. Tenían algo así como ocho hits número uno en una fila que comienzan con "SOS". Escuchábamos mucha música finlandesa también en casa en mi infancia, y un montón de canciones que he escrito tienen su origen en esta tierra.

Incluso he tenido algunos momentos embarazosos, pero nunca he copiado nada conscientemente en cualquier canción que haya escrito. Simplemente es una prueba de lo que sucede en el subconsciente cuando te pones a escribir canciones a los 40 años y algunas de las melodías se remontan a 30 años atrás. Así que juntando todo esto, no es difícil imaginar que la música se fue haciendo cada vez más importante en mi vida. Pero ocurrió muy lentamente. Yo no lo recuerdo consciente. Siendo un niño todavía, que tenía muchas otras actividades también. Yo estaba jugando hockey sobre hielo en un equipo y también al baloncesto. Era mucho más alto que la mayoría de los chicos de mi edad y recuerdo que me gustaba muchísimo el baloncesto. Me gustaba mucho la natación durante los veranos. Fue una época feliz. Yo diría que tuve una infancia muy feliz hasta cierto punto y luego se convirtió en algo completamente diferente. Una pesadilla. Una línea en la canción "Forever", que escribí dice: ". ¡Oh, qué feliz que era él, no había pena, no había dolor .Caminando a través de los campos verdes, el sol en mis ojos" realmente refleja cómo fue la mayor parte de mi infancia. Aunque esta canción fue compuesta realmente por mi padre. Los campos verdes están todavía allí. Sólo tengo que encontrarlos de nuevo de alguna forma. Tal vez algún día lo haré. Tal vez algún día me encuentre como el muchacho que caminaba esos campos verdes con el sol en mis ojos. En ese momento sabré con certeza que habré llegado a casa. Tengo tantas cosas que contarme a mí mismo como un niño. Tantas cosas que explicar y mucho que compartir. Espero que nos encontremos en una calle soleada de algun día.

CONECTANDO CON LA PSICOSIS

Ocurrió gradualmente. Mirando hacia atrás, desde la época de Navidad 2004 hasta el otoño de 2005 me encontraba en una especie de estado psicótico. En 2004, antes de mi crisis nerviosa y de que me diagnosticaran trastorno bipolar, monté los estudios de grabación Goldenworks. Puse todos los avances técnicos y solicité un préstamo en el banco, un total de alrededor de € 150.000. Cuando el estudio se completó, se inició la construcción de un aparcamiento debajo de él. Eso significaba que la perforación casi constante y enormes explosiones varias veces al día. Era evidente que no vendrían los clientes a grabar y mezclar en tales condiciones. Era mi sueño. Algo para mi futuro. Mi propio estudio. Y se estropeó antes de que se hubiera iniciado. Sólo un álbum fue grabado allí: "Black Album" de Stratovarius. Posteriormente, tuve que ir a juicio con el propietario que se negó a rescindir el contrato de alquiler. Se limitó a decir que no pasaba nada en el edificio que perjudicara el negocio del estudio. Resultó que ella ya sabía del garaje ya cuando firmé el contrato de alquiler. Y no sólo eso, ella era uno de los propietarios del garaje. A pesar de todo esto, perdí el primer juicio. Acudí al tribunal supremo y, finalmente, gané allí, per todo me ocupó cuatro años de mi vida, y todo tipo de cosas fueron muy agotadoras para mí. El dueño tuvo que pagar casi € 50 mil de gastos de abogado. Y todo lo que yo quería de ella era que me dejara rescindir el contrato de alquiler. La verdad siempre vuelve en esta vida. Todavía no sé si fueron los medicamentos, los antidepresivos, los que comenzaron a llevarme a la psicosis. Ciertamente yo estaba maníaco y me irritaba mucho por las cosas más triviales. Los ruidos fuertes me enfadaban mucho. Todo me hacía enojar. Creo que la manía poco a poco se convirtió en la psicosis. Ser psicótico significa que estas básicamente fuera de contacto con la realidad y puedes ver cosas que no están realmente ahí. También se puede ser etiquetado como "estar loco".

Por ejemplo, había un muñeco de ET en el estudio que hablaba. Concretamente, cuando le apretabas la mano. Ahora bien, este muñeco era a veces hablaba sin que nadie lo tocara. Incluso Timo Kotipelto una vez escuchó a ET hablar por sí mismo cuando estábamos grabando las voces para el "Álbum Negro". Recuerdo haber tenido esta sensación extraña en mi cabeza. Al igual que el temor de una mezcla de miedo y la arrogancia, pero miedo sobre todo. Una vez fui a una tienda a comprar algo de comida y necesitaba comprar mantequilla. Yo estaba delante del expositor de mantequilla, porque conocía esa misma desde hacía 20 años. Todavía tenía el mismo aspecto, pero el nombre había cambiado a otro diferente. Se parecía al anterior, pero era nuevo. Recuerdo que miraba ese envase de mantequilla con un pensamiento de terror que me estaba perdiendo. Me pareció ver el nombre erróneamente en mi mente. Y cada era vez peor. Un día, un amigo de la banda me llamó mientras yo estaba mezclando el disco y le preguntó si podía venir a escuchar algunas canciones. Le dije que por supuesto. Entonces empecé a sentir que este tipo era el mismo Satanás. Puede sonar cómico en retrospectiva, pero para mí fue completamente real. Cuando llegó al estudio, yo estaba 100% seguro de que él era el mismo diablo que había venido a escuchar nuestras canciones. Así que yo estaba sentado en mi mesa de mezclas frente a él. Lo miré a los ojos y recuerdo que pensé: "Tú no me engañas, yo sé quién eres". Y yo ni siquiera creo en algo así, como que Satanás existe. Sin embargo, tal vez a un nivel más profundo lo hago. Y este tipo que vino a escuchar las canciones es uno de los chicos más amables que he conocido en mi vida. Me estaba hundiendo en el mundo de las sombras, de la psicosis. Y no todo el mundo de vuelve de eso. Luego vino la hora de ir a Berlín a hacer algunas mezclas para la compañía discográfica. Esta era la primavera de 2005. Al mismo tiempo había el Berlín Film Festival. Por la noche yo

quería ir a tomar algo, así que llamé a un productor de cine finlandés que estaba allí, pero él ya estaba a punto de salir de casa. Sugirió que me encontrara con su amigo de Islandia. Yo lo llamo Yngvar. Él me llamó y me dijo que iba a venir al hotel, y que iba a traer a su amigo de Austria con él. También me dijo por teléfono que él es "el último vikingo". Así que llegó a mi hotel y me estaba esperando en el bar. Sus primeras palabras fueron: "Sabemos quién eres, pero no eres lo que pareces". Eso sonó muy extraño para mí. Yngvar y Markus eran personas muy extrañas. Ellos dijeron que estaban en el negocio del cine. Ambos tenían un cuaderno negro y me preguntaron por qué no tenía uno. Dijeron que Hemingway tenía una así. El objetivo del cuaderno negro se hizo evidente muy pronto. Se inició ya en el bar del hotel. Fueron a todas las mujeres que veían y le preguntaron directamente por su nombre y número de teléfono o dirección de correo electrónico. Para mi sorpresa, la mayoría de las mujeres dieron esta información para ellos y lo escribieron en sus cuadernos. Todo el tiempo que me decían que tenia que conseguir uno para mí. Me sentía realmente extraño y absurdo. Pero yo estaba en un episodio maníaco, por lo que todo carecía de sentido para mí. Cuando estábamos sentados en el bar del hotel tomando cerveza, Yngvar comenzó a decirme cosas. Me dijo que él era el intermediario entre Dios y el Diablo y que había venido a pasarme la antorcha a mí. También me dijo que me haría famoso en dos años y medio, tal vez antes, y que "la gente vendría a mí". Me dijo que moriré pacíficamente en sueños cuando tenga 70 años de edad. También dijo que iba a tener un "camino lleno de baches", pero que iba a estar bien. Todo esto me causó mucho miedo teniendo en cuenta el estado en que me encontraba.

Yo no podía entender a este hombre. Fuimos a un club y allí hizo lo mismo con sus cuadernos. Recuerdo que Yngvar me dio su chaqueta y me preguntó: "¿Puedo confiar en ti?". Le dije que sí y me dio la chaqueta. Regresó después de 10 minutos o así y tomó la chaqueta y me dio las gracias, y dijo que había un arma de fuego en allí porque "tenía que protegerme". Lo mismo continuó en varios clubes y Yngvar comenzó totalmente borracho. Tomamos un taxi y él y Markus se encontraban en el asiento de atrás y yo estaba sentado en el asiento delantero. De repente tuve la sensación de que Yngvar estaba leyendo mis pensamientos. Yo no sé por qué tuve esa sensación, pero la tenía, sin embargo. Lo recuerdo claramente, y esta fue una de las primeras cosas paranormales que me han ocurrido. Tuve una idea en mi mente: "Si estas leyendo mis pensamientos, golpéame en la espalda dos veces". En pocos segundos, lo sentí golpear mi espalda dos veces. Este hombre realmente leía mis pensamientos. Yo sé lo tentador que sería poner todo esto en el ámbito maníaca, pero esto fue muy concreto. Sucedió exactamente de esta manera. Naturalmente, me asusté muchísimo. Cuando salimos del coche estaba en una especie de shock. Yngvar me dijo que hoy finalmente me había de mi padre. ¿Cómo demonios sabía él nada sobre mi padre? Le grité: "¿qué quieres?". Él dijo: "Timo No quiero nada de ti, pero quiero que sepas que ahora tienes un amigo." Seguimos caminando hacia mi hotel y se sentó en el vestíbulo. Yngvar dijo que si había 100 chicos que vienen de esa puerta, él tomaría una bala para mí en cualquier momento. Entonces sucedió lo peor. Algo que aún me persigue hasta hoy. De nuevo, sería muy tentador para saltar a la esfera maníaca, pero esto sólo se sentía tan real. Yngvar estaba borracho realmente ahora y él estaba de pie cerca de mí, más o

menos hacia los lados. Él me miraba con una sonrisa extraña en su rostro. Me sentí un poco de zumbido en mi cabeza y luego miró a su espalda y vi un par de alas negras en su espalda. No eran muy largas. Tal vez 40 cm, pero eran negras y tenía un aspecto terrible. Y se observa claramente que los vi, porque por ahora él estaba sonriendo. No sé lo que hizo y cómo lo hizo pero de alguna manera proyecta esas alas en mi mente. El zumbido en mi cabeza debe haber sido por eso. Yo no podía creer lo que estaba viendo. se fue otra vez a sentarse en el vestíbulo y empezó a quejarse de que "nunca ve a sus hijos". Entonces él dijo que era hora de irse y se fue con Markus. Nunca más lo vi. Él se fue, dejándome en el estado de shock, incredulidad y terror. y un montón de preguntas. Después de este suceso, realmente entré en el reino psicótico. Su sugestión funcionó porque le tenía mi mente. Empecé a pensar que soy algo especial. El mensajero de Dios en la tierra y que estaba completamente protegido para que no me pasara nada. No podía ver si simplemente había jugado conmigo , tal vez se utilizara poderes telequineticos. No sé cómo lo hizo o si fue mi manía. Pero él estaba jugando conmigo con seguridad. Este tipo personas no tienen ninguna moral. Son sociópatas que solo quieren divertirse con usted y no tienen ningún remordimiento. Para mí y las personas cercanas a mí este episodio nos costó mucho. Todo era un caos en el verano de 2005. Dondequiera que iba, empecé a ver la gente cruzando los dedos y en una posición de oración. Siempre pensaba que era por mi culpa. Pensaba que "ellos saben quien soy, por eso están rezando, pero se callan porque quieren que me mantenga en secreto". Parece una locura, pero en aquel verano era real para mí. O falta de realidad. Yo vivo al lado del mar, así que iba a la orilla del mar cuando había tormenta y le decía al mar se calmara, al igual que Jesús, supuestamente. Y recuerdo claramente que el mar se calmó. Por la noche cuando volví a casa desde el

estudio por lo general escuchaba a "Into the West" de el retorno del Mesías. Recuerdo mirando el cielo nocturno y tener una idea, que sería estupendo, ver una estrella fugaz y en ese preciso momento, aparecer una. Por eso es por lo que en mi mente tenía muchas pruebas de que yo realmente era "especial" y que estaba en una "misión"… Una noche, lavé una camiseta gris en un lavabo del baño y la dejé en el fregadero por la noche. Por la mañana la aclaré, y para mi horror absoluto, vi una figura de negro, de unos 10 cm de tamaño, en la camiseta que el día anterior había sido de color gris claro ordinario. Se trataba de un hombre armado con un rifle, pero no me estaba apuntando a mí. Él me estaba mirando. Este hombre armado sigue estando hoy en día en esa camiseta y no puedo explicar cómo alguna vez llegó ahí. Así que, naturalmente, todas estas cosas que me han ocurrido afectaron mucho a mi comportamiento, a las personas cercanas a mí y a la gente con la que trabajé. Era imposible decirle a esta gente lo que estaba pasando, porque todo era real para mí. Y todavía creo que por al menos parcialmente, algunas cosas eran reales. Algunas cosas que simplemente no pueden explicarse simplemente con trastorno bipolar. Pero yo estaba cada vez más paranoico para todo. Si hubiera escuchado una fuerte explosión a distancia, para mí eso era una señal de que estaba destinado sólo para mí. Pero... en este momento yo estaba todavía con los medicamentos equivocados que se me recetaron cuando estaba hospitalizado. Debía de haber estado en una especie de un estado semi-psicótico, porque me di cuenta de que algo estaba terriblemente mal. Comprendí que estaba muy lejos de estar bien y que tenía que hacer algo. Mi madre sugirió un psiquiatra que la había tratado en los años 80. Que resultó ser una bendición. Muy rápidamente llegó a la conclusión de que la medicación estaba totalmente equivocada, y que lo primero que debía hacer era un análisis de sangre básico. Después de que él me recetó carbonato de

litio, cual es el medicamento más comúnmente utilizado para tratar el trastorno bipolar. Para mi ansiedad y tendencias paranoides también me recetó tranquilizantes. Esta medicación fue la misma para mí durante cinco años y que probablemente tendré que tomar litio hasta el final de mi vida. Pero desde que comencé a tomar eso, no he tenido un episodio maníaco o depresivo importante en absoluto. A veces siento el hormigueo de la manía, sobre todo durante la primavera, y me aumento la dosis a mí mismo. Como mi psiquiatra dice, yo soy el experto en mi enfermedad. Gracias al litio era capaz de volver a trabajar, a hacer música y salir de gira. Los días de consumo habían terminado. No he tocado el alcohol en cinco años. Ni una gota. Debo decir que realmente no lo eché de menos, a pesar de que salir de gira es un poco raro estar sobrio. Después de todo, he hecho la mayor parte de mis giras estando borracho casi a diario. Pero también he descubierto que en la sobriedad se encuentran muchas cosas buenas también. Y por extraño que parezca, parece ser difícil para algunas otras personas a probarla.

EL CHICO DE BLUEBERRY HILL Realmente empezó sin avisar. De la nada. Antes, mi padre había sido un hombre completamente sobrio, y ahora empezaba a beber. Esto comenzó alrededor de 1975. Él bebió mucho y llegó a ser muy violento. Para un niño de nueve años de edad que había sido tan feliz antes, esto fue un shock total. Yo no podía entender por qué estaba así. A veces se desmayaba en el suelo. Recuerdo que hubo momentos en que se cortaba con la cuchilla de afeitar. Todavía tengo fobia a las hojas de afeitar, las antiguas, que ya no se ven. Cuando estaba borracho, era completamente diferente... realmente malo y cruel, en especial hacia mi madre. Recuerdo una vez que perseguía a mi madre en nuestro apartamento. Recuerdo haber intentado detenerlo, agarrándolo por la ropa y

diciéndole que se detuviera. Para un niño de nueve años de edad, que era algo más allá de la comprensión y fue entonces cuando algo se rompió dentro de mí. Es muy evidente en la imagen de la escuela del año 1976. En esta foto sale un chico que se ve muy triste. Cuando miro la foto ahora, me hace llorar porque yo era tan feliz antes de estos acontecimientos comenzaran. Es difícil describir la cara que tengo en esa foto. Tal vez es alguien que no entendía, que estaba muy decepcionado y muy triste. Es una fotografía de un niño roto de diez años. En el reverso de la foto hay algo escrito que mi padre escribió. A veces él me llevaba a dormir ,diciéndome lo mucho "papá te ama", con un cigarrillo encendido en la otra mano y estando completamente borracho. Lo único que se puede distinguir de la escritura en la fotografía son las palabras: "papá se suicidará". El resto de escritura de borracho no se pudo leer. Dios sabe lo que había allí. Pero puedo leer una frase. Mis padres tenían un montón de peleas y yo siempre les escucha a través de mi puerta. Eran en su mayoría por la noche. Se lanzaban cosas, pero nunca lo hizo mi madre. Los sonidos eran fuertes y terribles. Recuerdo que estaba muy asustado en mi cama. Recuerdo que lloré hasta quedarme dormido todas las noches. Todavía recuerdo cómo sentía la almohada mojada por las lágrimas contra mi mejilla. Mi madre había colocado una pintura de un ángel de la guarda que tenía las manos sobre dos niños al lado de mi cama. Recuerdo haber pensado que el ángel nos podría ayudar un poco más, porque estaba totalmente fuera de control. Muchas veces mi padre se puso tan violento que mi madre, mi hermano y yo tuvimos que escapar de nuestra casa. Esto ocurrió con frecuencia. Yo tenía diez años. Una vez lanzó la mesa de la sala entera a través de la ventana con un grito

horrible. Una vez más, huimos a casa de algún familiar. Empezaron a acostumbrarse a estas visitas nocturnas. Siempre estaban en casa de noche. Todavía recuerdo cómo sentimos el aire frío de hielo del invierno cuando huimos presas del pánico, vistiendo lo que podíamos cuando teníamos que salir corriendo. Recuerdo las ventanas heladas de coche de mi madre y el terror de pensar que mi padre nos iba a seguir. Nunca lo hizo. Las cosas se estaban escapando de las manos. Mi padre había amenazado a nuestro vecino con un cuchillo. Otras personas estaban empezando a tener miedo de él también. Le hizo un reloj a mi madre poniéndole cigarrillos encendidos en el brazo. Claramente se nos estaba yendo de las manos. Recuerdo una vez que estaba inconsciente en el suelo por el alcohol y los tranquilizantes. Mi madre llamó a una ambulancia. Todavía tengo viva la imagen en mi mente de mi padre, llevado por dos paramédicos. Fue llevado al hospital y regresó al día siguiente como si nada. "No me pasa nada malo", dijo. A menudo también preguntaba por qué nos fuimos cuando regresábamos al día siguiente después de escapar de uno de sus episodios de borrachera. Yo le respondí a aquello con la lógica de un niño de 10 años de edad: "... porque tuvimos miedo". A eso respondió: "no deberíais haberos ido". Recuerdo a mi madre vertiendo botellas llenas de alcohol por el fregadero de la cocina y recuerdo que también yo lo hice. Se trataba de un intento desesperado por detener a un alcohólico con la bebida. Recuerdo también la búsqueda de un folleto de los equipos de musculación y todavía recuerdo la imagen de Arnold Schwarzenegger con sus músculos de gigante. De hecho, me apunté a estas clases, a los diez años. Porque yo quería tener músculos similares, así podría proteger a mi madre y mi hermano de mi padre. Suena absurdo, pero sólo demuestra la desesperación de un chico joven que se enfrenta a unterrible

situación. Todo esto duró alrededor de dos años, de 1975 a 1977. En esos dos años que recuerdo con claridad que desarrollé algún tipo de mecanismo de seguridad. Cerré mi verdadero yo al mundo. A veces, jugaba con mi amigo fuera y pasábamos corriendo frente las ventanas. Mi amigo vio a mi padre sentado en la sala desnudo, bebiendo ginebra, y mi madre llorando. Me preguntó: "¿qué está haciendo tu padre?". Respondí simplemente: "es sólo que mi padre que es así.". Yo no entiendo cómo me las arreglé para ir a la escuela todos los días y actuar como si nada. Supongo que es cuando realmente comencé a desarrollar lo que yo llamo mi "falsa personalidad". La verdadera quedó encerrada dentro, incapaz de expresar lo que realmente sentía acerca de toda esa locura. Era demasiado doloroso de un niño de diez años de edad para comprenderlo. Recuerdo que tenía planes de fugarme de la casa. Yo no sabía dónde iba a ir, con sólo diez años. Pero sí recuerdo que tenía esos planes. Yo tenía un lugar donde yo iba con frecuencia para escapar de la locura. Era el medio de un bosque cerca de nuestra casa sobre una colina. Yo lo llamaba "Blueberry Hill". Muchas tardes me sentaba y lloraba. Me encontré con la comodidad y la seguridad de ese lugar, que no podía tener en casa. Me convirtió en mi "Dreamspace Tampoco entiendo cómo mi madre podía hacer frente a esa situación e ir a trabajar todos los días como si nada. Supongo que ella había desarrollado un mecanismo de seguridad similar al que tuve yo. Ella tuvo que experimentarlo durante toda su vida bajo ese colapso y estaba completamente sola con dos niños pequeños. Mi madre me dijo que por fin le dije que si no dejaba a papá entonces yo me iría. No recuerdo eso, pero supongo que debe haber sido el punto en que se dio cuenta de que tenía que hacer algo. Presentó el divorcio. No recuerdo mucho de esos días y la forma en que

transcurrieron, pero recuerdo una cosa. Recuerdo el día que mi padre se fue y cómo me sentí cuando él fue. Era un día brillante y soleado y había comprado un pequeño gato negro que no tenía cola desde que nació. Todavía recuerdo cómo me sentía, sin sentir miedo nunca más. Me sentía feliz porque él se había ido. En sólo dos años mi padre había logrado destruir casi todo lo que se podía destruir. Pero yo estaba feliz de que él se hubiera ido y no me acuerdo cuando la siguiente vez. Creo que fue al menos medio año despues. Y él estaba peor para entonces.

TEATROS DE CUERPO Y MENTE

Entré en la psicoterapia en el año de 1999 en Helsinki. Mi situación de vida estaba en un punto en donde no encontré ninguna otra solución que ir a terapia. Acababa de empezar a investigar el suicidio de mi padre y creo que estaba teniendo episodio maníaco. Mi vida personal estaba en ruinas, mi vida profesional florecía. Yo acababa de terminar la gira mundial "Visions". Busqué a un terapeuta de las páginas amarillas. El primero que llamé tenía un contestador automático. El segundo que llamé respondió. Él era un hombre con una voz muy suave. Que aún recuerdo. Había ido encargando libros que observaban el comportamiento humano y la psicología hacía ya varios años y debí haber leído más de mil libros. Pensé en ese momento que en realidad se puede alcanzar la sabiduría o el conocimiento propio de los libros. Yo no los veía como una autodefensa personal ni una vía de escape. Aunque hay formas mucho peores de escapar. Le dije al terapeuta, vamos a llamarlo Jukka, que primero habría que tener una entrevista y que decidiría si me llevaba o no.

"¿Cómo sabes esto?", Respondió. No sabía que yo había leído esto en mis libros y más tarde los libros actúan como una defensa para una terapia exitosa. Cuando fui a ver a Jukka por primera vez estaba muy asustado. Fui a la habitación, antes de que él me hubiera saludado en la puerta. Me senté en una silla y se sentó en su silla. Lo único que pude decir fue: "Estoy muy asustado". Él asintió con la cabeza y luego dijo que estaba en una especie de shock y preguntó si había comido o si al menos había bebido algo de agua. La hora se pasó muy rápido y nos pusimos de acuerdo sobre el horario de terapia, que sería una vez por semana. Mirando hacia atrás ahora, estoy seguro de que se estaba preguntando si debería ser hospitalizado debido a mi condición, pero tenía que tomar una decisión rápida. Eventualmente podía manejar la situación de alguna forma y yo podría iniciar la terapia. En el inicio de la terapia a menudo llegaba tarde o incluso me perdía citas sin cancelarlas. Él me llamaba y me preguntaba dónde estaba y si iba a llegar. Una vez se enfadó muchísimo cuando no cancelé una cita que teníamos y no me presenté. Recuerdo haberle comprado algunos libros al principio, como regalo y preguntarle que pensaba de mí. No daba muchas respuestas y, a veces nos quedábamos sentados allí toda la hora y no dijo mucho, sólo unas pocas palabras. Me pasé los primeros años en la terapia de hablando de Jesús, el universo y todo lo demás, excepto de mí mismo. Fui yo, por supuesto, una vez más escapando de lo inevitable: enfrentándome a mí. Finalmente me quedé sin temas de conversación y recuerdo que traté de preguntarle sobre su vida y lo que hacía fuera de su trabajo. Esto no es lo que el terapeuta suele hacer, así que estaba realmente fuera de contexto. Sin embargo cada vez que trataba de hablar de mí mismo, me encontraba con esta resistencia extremadamente fuerte en mí mismo. Jukka dijo en una ocasión que tal vez tenía tanto

horror dentro de mí que sentía demasiado miedo para hablar. Tenía, por supuesto, toda la razón. La situación de mi vida cambió, pasé por un divorcio y la terapia siguió su camino. Empecé a comprender su valor y lo que significaba sentarse en esa silla cada semana. Jukka ocasionalmente celebraba seminarios de grupo a los que asistí. Recuerdo el primero especialmente porque originalmente se suponía que debía durar una semana, pero yo estuve allí sólo un día. Pensé que todo el mundo estaba loco y que tuve que salir de allí. Yo no entendía que era yo el que tenía muchas cosas por descubrir acerca de mí mismo y que la mayoría de esas personas habían estado yendo a los seminarios durante años. Fui yo quien tenía muchas cosas que resolver conmigo mismo. Poco a poco empecé a tener más comprensión en lo que tiene que ver con la psicoterapia. Era una realización lenta y dolorosa. El humor de mi terapeuta, y muchas veces yo, estábamos rugiendo de risa después de haber estado hablando de algo muy doloroso, que él mismo había comentado con una sola frase. Esa frase volvió toda la experiencia del revés y lo hizo cómico. O tal vez trágicamente cómico. Él me dijo que por lo general las personas dejan la terapia justo cuando algo empieza a suceder. Y, por supuesto, eso me pasó a mí también. Muchas veces. Pero yo siempre volvía y me dijo que tal vez algo que ya se había iniciado no puede volver a detenerse. Estaba en lo cierto. Había un proceso en marcha en mí que me transportaba al dolor original y el terror en mí y en última instancia, a conducirme a mi colapso y después una serie de autodescubrimientos, todo a través de dolor, hasta que llegué al lago helado de mi infancia escondida y las experiencias de la niñez estaban esperando. Habían estado esperando por mí. Comencé a sentir más y más dolor. No

recuerdo cómo era años atrás, cuando entré en la terapia, le pregunté si esto es lo que la terapia hace. Sus respuestas eran muchas veces muy vagas. Ahora entiendo por qué. Por supuesto, me llegaron a mí mismo las respuestas. Cuando yo estaba llorando en mi silla, sólo me miraba. Me enfadó a veces. Pensé que no le importaba. Pero, básicamente, sólo estaba observando el desenvolvimiento de mi verdadero yo y esperando. Siempre recuerdo lo que dijo en una sesión en que me sentía muy desesperado. Dijo que si el tratamiento tiene éxito la persona tiene que decidir si quiere vivir o no. Sonaba tan brutalmente frío para mí que me enfadé mucho con él. Pero tenía razón. Él no fue quien puso todas esas emociones en mí. Él no me hizo nada malo a mí. Sólo estaba tratando de ayudarme. Y él sabía lo que estaba haciendo. Mi terapia terminó cuando fue hospitalizado en 2004 y todavía estoy convencido de que fue la terapia la que lo hizo posible y que era la única cosa que podría mantenerme vivo. De lo contrario habría seguido con seguridad los pasos de mi padre. Y yo me di cuenta que yo ya lo había hecho durante muchos años cuando Jukka me preguntó si yo estoy "tratando de copiar a mi padre". Entonces me di cuenta que había estado haciendo muchas cosas de la misma manera que él había estado haciendo. Mi estructura neurótica tenía que colapsarse. Tuvo que romperse, así una estructura nueva y más saludable podría crecer. Lo viejo tenía que morir, dando paso a lo nuevo. Pero era una lucha que no podía prever y que no estaba preparado para el tiempo que tomó, pero, por supuesto, cuando has estado enterrando emociones muy dolorosas dentro de ti durante más de 20 años y comienzas a sentirlas, se necesitará un mucho tiempo. Es un proceso, como todo en este universo. No creo que estuviera vivo hoy sin tratamiento y lo que me proporcionó. En realidad no me rescató, me rescaté yo mismo. Pero me hizo comprender mejor a mí mismo y,

paradójicamente, la mayoría de los descubrimientos sobre mí mismo vendrían a mí después de haber terminado la terapia. No puedo negar lo mucho que la terapia también afectó a mi música. Por ejemplo, las canciones que escribí en el álbum “ Infinite” fueron influenciados por la realidad del proceso terapéutico. No fue algo consciente, pero afectó a toda mi creatividad y personalidad. O tal vez fue un desdoblamiento de mi personalidad de una manera que se puede escuchar en el álbum, y en el seguimiento del álbum "Elements part I". Estos son dos discos muy queridos para mí. Dejé de la terapia en el año 2004 cuando estuve hospitalizado y regresé durante tres sesiones en 2006. No he vuelto después de eso. Sentía que ya sabía lo que necesita saber acerca de mí mismo y que la terapia adicional no era necesaria. Al menos ahora. Desde 2006 he estado viendo a un psiquiatra que me trata con medicamentos para el trastorno bipolar. Pero ya no voy a psicoterapia.

SUICIDIO

Era 10 de marzo 1978, cuando mi padre puso fin a su existencia aquí en la tierra. Yo tenía 12 años y me había mudado a una nueva casa con mi madre y hermano. El sitio era mucho más pequeño porque mi madre no podía permitirse más. Yo compartía una habitación con mi hermano. Pero era un lugar donde nos sentíamos seguros y tenía naturaleza a su alrededor y el mar estaba muy cerca. Hacía frecuentes viajes a pescar o simplemente para admirar las maravillas de la naturaleza. Seguía escuchando a ABBA y ahora también había encontrado a los Beatles, que también me encantaban. En especial me gustaban John Lennon y su sentido del humor y canciones, pero todo el grupo llegó a ser tan importante para mí como ABBA todavía lo era. Yo estaba

tocando la guitarra acústica y se seguía aprendiendo canciones de los dos grupos. El divorcio y los sucesos de antes me habían afectado profundamente. Me hizo retirarme del mundo de una manera que no puedo explicar. Busqué consuelo en la naturaleza y la música. No tenía muchos amigos como los tenía cuando tenía 8 años de edad. Aunque para entonces, yo había visto tanta violencia, que no estaba preparado para hacer frente a los acontecimientos que estaban por venir sobre mí. Mi padre se había mudado relativamente cerca de mí y de mi hermano. Creo que la distancia entre los apartamentos era tan sólo 2 km o algo así. Ellos tuvieron algún tipo de acuerdo para que mi hermano y yo viéramos a mi padre. Creo que se supone que cada fin de semana, pero recuerdo haber ido allí sólo dos veces. No le había visto en medio año o así, y todavía le echaba de menos. Yo era un chico muy confundido y asustado de 12 años. Recuerdo una de las visitas , estaba viendo televisión con mi padre y él me acariciaba la cabeza suavemente. Todavía me acuerdo de su toque. Es una de las únicas cosas positivas que físicamente puedo recordar acerca de él. Recuerdo que el ambiente en su nueva casa estaba muy lejos de ser feliz. Tenía una nueva novia que también tenía un niño de 8 años de edad. Al parecer, el mismo comportamiento lo continuó con su nueva familia también. Había estado bebiendo mucho e incluso su nueva familia tuvo que escapar de él. Realmente no me acuerdo de ir allí más veces, pero desde entonces he vuelto a la casa e incluso a aquel piso muchas veces. En el año 1998 o así sentí la necesidad de averiguar lo que realmente le pasó a mi padre. Nadie me dijo nunca que lo que realmente estaba pasando allí, cómo murió, o en qué condiciones estaba. En Finlandia, usted tiene derecho a tener todos los documentos legales de una persona fallecida, si uno tiene relación. Así que llamé a la policía y visitamos todos los

hospitales para obtener información sobre lo que había sucedido. Tengo un montón de documentos y podía formarme una imagen de lo que le había sucedido en las últimas semanas antes de su suicidio. Dos veces se llamó a los paramédicos, porque había estado bebiendo y tomando tranquilizantes. Una vez, cuando fue trasladado a una ambulancia , de camino al hospital su corazón se detuvo. Se las arreglaron para reanimarlo, pero todavía me sorprende que nadie fuera capaz de ver lo que iba a suceder. Un día antes de suicidarse, compró una botella de coñac y tomó un taxi a la casa de verano de la familia. Estaba borracho y aparentemente violenta. Había ido a la cabaña del vecino, que estaba vacía, y había roto todas las ventanas. Estaban cubiertas de sangre. Su. Se desmayó en una cama con un cigarrillo encendido en la mano y pronto todo el lugar estaba en ardiendo. Alguien vio las llamas y los bomberos llegaron y lo sacaron en el último momento posible. Todo el lugar estaba quemado, no se salvó nada. Fue llevado primero a un hospital para recibir tratamiento por las heridas en las manos ,al golpear los cristales y por las llamas. Luego fue trasladado a una comisaría cercana y fue puesto en una celda, por el momento. Fue fichado por allanamiento de morada, pero pronto la policía se enteró de que él formaba parte de la familia propietaria del edificio. Sin embargo, fue interrogado varias veces. Sus respuestas eran cortas y se tomó un largo tiempo. En medio de los interrogatorios trató de suicidarse en su celda al intentar sacar el tornillo de la bombilla de luz apagada y usando la electricidad. Esto no tuvo éxito debido a que uno de los agentes de la policía se dio cuenta. Su padre, mi abuelo, fue llamado para ir a recogerlo. Él era el jefe de la empresa familiar, donde mi padre estaba trabajando. Y estaba muy

enfadado. Su comportamiento pudo haber sido la última cosa que llevó a mi padre a suicidarse. Se llevaron a mi padre a ver la casa de verano quemada y le dijo: "mira lo que has hecho". Después de eso, se lo llevó a su casa y le dijo que estaba despedido de su trabajo. Conducía un vehículo de la empresa y tenía que ser devuelto de inmediato. Mi abuelo tomó las llaves del coche. Todas estas cosas las he leído en los documentos oficiales de la policía. Yo acababa de cumplir doce años una semana antes. Recuerdo ese día, porque mi padre me llevó a una tienda y me compró un acuario como regalo de cumpleaños. Le recuerdo muy serio todo el tiempo. Ese acuario fue un regalo muy querido, porque tenía muchas ganas de tener uno. Él siempre tuvo acuarios y se interese en la naturaleza también. La mañana del 12 de marzo 1978 fue el día en que me iba a cambiar la vida para siempre. Nunca más volví a mirar el mundo de la misma manera que antes. Me fui a la escuela alrededor de las 7:30. Era un frío día de invierno y siempre caminaba el trayecto de 2 kilómetros a la escuela. La casa donde mi padre estaba viviendo estaba justo antes de mi escuela, así que veía la casa casi todos los días. El camino no estaba justo al lado de la casa, pero un poco más alante. Esa única mañana, la única vez que lo hice, cambié la ruta. Todavía recuerdo que tuve un pensamiento: "Toma el otro camino". El otro camino me llevaba justo al lado de la casa de mi padre y yo nunca antes había tomado ese camino. Cuando llegué a su casa, accidentalmente miré por las ventanas del piso 4 º, donde vivía con su nueva familia. Para mi sorpresa, lo vi en la ventana del dormitorio mirando a la distancia. Saludé con la mano, pero él no me vio. No sabía que le estaba diciendo adiós. Recuerdo claramente un pensamiento que me vino a la mente: "Entra". Sin embargo, lo ignoré y continué a mi colegio, que estaba a sólo 200 metros de distancia de su casa. Entré a la primera clase.

Después de eso y entre las clases, siempre teníamos un recreo de diez minutos. A estas alturas, fue de alrededor de 8:55. De repente, vi una ambulancia y un coche de la policía viniendo hacia la casa de mi padre. Vi a toda el colegio corriendo hacia allí, pero no fui. Porque yo ya lo sabía. Cuando la gente empezó a regresar, no pregunté qué había sucedido allí. Alguien dijo que un hombre había saltado. Le pregunté qué tipo de ropa tenía y la descripción coincidía con la que mi padre usaba habitualmente. Increíblemente entré en la siguiente clase y después de esta, le pedí a la profesora si podía ir a casa porque me sentía mal. Ella dijo que sí y empecé a correr y yo corrí todo el camino a casa. En el camino vi el balcón de la planta 4 ª completamente cubierto de sangre. Cuando llegué a casa, no había nadie allí. Lo primero que hice fue llamar a casa de mi padre. Una voz femenina respondió con lágrimas y esa fue la confirmación final. Entonces supe con certeza que estaba muerto. A los pocos minutos llegó mi abuela y me tomó en sus brazos. Toda la familia se reunió en la casa de mi abuelo y yo no recuerdo mucho más acerca de ese día. Cuando llamé a la policía para los documentos sobre el suicidio de mi padre, me enteré de que había también fotografías de la escena. Es habitual que la policía a tomar fotos cuando investigan la escena de un posible crimen. En los casos de suicidio, solo que hay que determinar es si hubo delito en cuestión o no. Pregunté en la oficina de la policía sobre las fotos. Dijeron que había siete y que en dos de ellas el cuerpo era visible. Una de cerca y otra desde cierta distancia. Le pregunté cómo eran y me dijo que había visto tantas de estas durante su carrera que no podría ni decir. Me ordenó todos los documentos y las fotografías sin el cuerpo. Cuando los fui a recoger mi corazón latía con fuerza. Cogí el sobre y lo abrí. Había cinco fotografías en el interior y todo el material de investigación. Miré las fotos. Se veía horrible. Y para empeorar las cosas, en una de las imágenes era el

cuerpo de una distancia. Mi padre estaba tirado en la nieve bajo el balcón de su vestido sólo con la ropa que usaba mientras estaba en casa. Alrededor de las 7:00 de la fatal mañana, la nueva novia de mi padre se fue para el trabajo: el día después de ser traído de la comisaría y después de haber sido despedido de su trabajo. Como he escrito antes, salí de mi casa a la escuela alrededor de las 7:30 y llegó a casa de mi padre alrededor de las 7:45. Eso fue sólo una hora antes de su muerte, por lo que fue la última persona que vio con vida. Qué pasó en esa hora se me hizo claro en los documentos de la policía. Había ido a la cocina y tomar un cuchillo de filetear afilado. Luego se fue al baño. Se sentó en la bañera y cortar dos de las arterias de los brazos. Primero uno, después cambió de manos con el cuchillo. No sé cómo, y cortó el otro brazo. Lo primero que hizo fue hacer un corte profundo en el dedo que se utiliza para mantener su anillo de bodas. Luego colocó el cuchillo de forma ordenada en el titular de champú. Nadie sabe cuánto tiempo él estaba sangrando en la bañera, pero no había agua que se encuentra en la bañera. Cuando la policía llegó, no estaba a unos 5 cm de sangre en la bañera. Que era casi toda su sangre. Según las fotografías de la policía, se determnina que por alguna razón se había levantado de la bañera, tal vez entró en un estado de shock. Entonces él se habría ido a la habitación y se habría sentado en la cama. Había manchas de sangre en la cama y gotas de sangre en la alfombra blanca del baño al dormitorio. Él seguía sangrando. Desde el dormitorio habría ido al balcón, que estaba justo al lado de la habitación. Luego se había levantado la pierna por encima del balcón. Esto fue visto por un testigo. Él habría llegado al otro lado del balcón y se habría aferrado a la barra metálica del balcón. Esto explica la enorme cantidad de manchas de sangre en el lado exterior del balcón. En algún momento

perdió el agarre de la barra y cayó del 4 º piso a la calle. Murió inmediatamente. Todo esto sucedió en una hora, y su tiempo de la muerte fue las 9:45. Las fotografías son horribles, y fue muy difícil para mí verlas, pero yo tenía que averiguar lo que había sucedido hacía unos 20 años. Ahora lo sabía. Incluso me encontré con su novia de entonces, en 1999 y fui a hablar con ella. Ella me dijo básicamente lo que había podido leer en los documentos de la policía. No había ninguna nota de suicidio. Mi padre tenía un seguro de vida. Mi hermano y yo éramos los beneficiarios. Había cambiado esto dos meses antes de su suicidio. El nuevo beneficiario era su nueva novia. Ella me dijo que su comportamiento había sido más y más violento y que había estado empezando a pensar en poner fin a su relación. También me habló de la última noche antes del suicidio. Ella me dijo que mi padre estaba muy inquieto y apenas podía dormir. Que probablemente había decidido quitarse la vida en la mañana siguiente después de que ella se fue. Ella también me dijo que se despertó durante la noche y vio a tres figuras negras de pie junto a la cama. Pero estaba visiblemente molesta con mi visita y creo que ella no estaba diciendo todo lo que realmente sucedió. El funeral se llevó a cabo en unas pocas semanas. Recuerdo que el crematorio y el ataúd blanco de estar allí. Un sacerdote estaba diciendo algo. Recuerdo a mi madre, mi hermano y yo vamos a la urna y sentar las flores en él. No recuerdo lo que dijo mi madre. Dicen que los funerales son una manera de decir adiós. Pero yo todavía estaba en estado de shock. Yo ni siquiera sabía lo que había pasado y era un niño de 12 años. Tomaría mucho tiempo antes de que pudiera comprender lo que había sucedido realmente y por qué. Y el efecto de todo lo que había en mí fue que empecé a meterme más y más dentro de mí mismo. Creo que he decidí que realmente no se puede confiar en nadie aquí.

Y así, mi padre descansó, si esa frase se puede utilizar aquí, y la vida siguió. Pero nada era lo mismo. Nada se sentía igual. En algunos años, de alguna extraña manera me las arreglé para ocultar todos los sucesos en mi inconsciente y viví casi 20 años antes de que todo el asunto surgiera de nuevo. Mi madre me dijo que me había llevado a una psicóloga infantil después del suicidio. Al parecer, yo había ido allí por un tiempo, pero el terapeuta había dicho que al parecer no había mucho que pudiera hacer en ese momento. Ella dijo que en algún momento de mi vida tendría a tener que lidiar con esto. Y tenía mucha razón.

VIVIENDO CON TRASTORNO BIPOLAR Después de que se diagnostica y se administra el medicamento equivocado la primera vez, realmente pensé que no lo haría. Recuerdo haber estado en el centro de un largo episodio depresivo y pensé, por primera vez, que no podría hacerlo. Sentí miedo. Recuerdo claramente el sentimiento de impotencia y desesperación. Luché contra ese episodio y, finalmente, lo conseguí a través de la medicación adecuada, por eso aún estoy aquí. Todavía me estoy recuperando de una serie de episodios de manía y depresiones, sin mencionar el episodio psicótico y lo paranormal. Puede tomar años para el cuerpo recuperarse. El problema es que muy pocos de nosotros tenemos el lujo de poder descansar. Yo tampoco, de una alguna estoy quemando la vela por ambos extremos. No es fácil vivir con esta enfermedad porque todo el mundo lo hace responsable de sus actos cuando está maníaco y, por supuesto, hasta cierto punto, lo eres. Pero por ejemplo, alguien con un cáncer no sería considerado en una forma similar. Mi psiquiatra me ha dicho que esta enfermedad puede ser utilizada para negar algunas de las cosas que una persona ha hecho durante un episodio maníaco y hacerlos válidos en los

tribunales. Algunas personas compran una casa o un coche caro o algo igual que cuando se tiene un episodio maníaco. Ese tipo de cosas se puede revertir en los tribunales a veces. Creo que es un error mantener a una persona con trastorno bipolar responsable de todas sus acciones. En primer lugar, el riesgo de suicidio es mayor en las personas que tienen esta enfermedad, es estadísticamente un 25%, que demuestra la gravedad de la enfermedad. Y sé que el riesgo de suicidio es mayor en las personas con un ser querido que se ha suicidado, es también un 25%. En segundo lugar, cuando usted está en las alturas de la manía y su cuerpo está empapado con la dopamina, no piensa en lo que se está haciendo. Eres una máquina que funciona sólo con sus instintos e impulsos, y no hay pensamiento racional. Eso siempre viene, si lo hace, durante el episodio depresivo que siempre sigue el maníaco. Yo estaba grabando y mezclando todo el "Black Album" de Stratovarius prácticamente solo, pasé cientos de horas en un estudio donde los sonidos de la perforación y las explosiones eran mis compañeros constantes. Rodeado de los problemas financieros de un estudio de grabación , las presiones de la producción y todo lo que estaba pasando en mi vida personal.Recuerdo pasar las Navidades de 2004 con el manual de tom en la batería Jörg Michael, y luego me fui a mezclar. Lo que más recuerdo de aquel álbum era que estaba completamente solo en el estudio de la mayor parte del tiempo. Y trabajé muy duro. Tal vez demasiado. Recuerdo que en ese momento tampoco me habían diagnosticado el trastorno bipolar, ni tenía un medicamento que me pudiera ayudarme. Además, tan sólo ocho meses antes de eso, había sido hospitalizado debido a un ataque de nervios. Fue un poco un milagro que este álbum se terminara. Pero lo era. Ese tipo de situación en la vida puede desencadenar un episodio maníaco. A mí me dejó al menos parcialmente psicótico.

La gente como yo somos afortunados por encontrar una medicación (o una combinación de medicamentos con terapia, quizás), podemos llevar una vida relativamente normal. Estar con el menor estrés posible, que en mi trabajo no lo es. Estar en una banda de rock solo es extremadamente maniaco. No se me ocurre nada más maniaco que un tour de rock and roll. Pero soy músico. Es lo único que sé hacer y lo único que he hecho, así que mis opciones son algo escasas. Estoy hablando de cuatro pastillas de carbonato de litio por día. Esto es 1'2 gramos por día. Dado que el litio es un metal ligero, estoy tomando literalmente alrededor de 350 gramos de metal cada año. Ahora he ingerido alrededor de 1'5 Kg de ello que hasta el momento. Es un poco irónico si tenemos en cuenta la música que toco. He tenido la suerte de no morir antes de que se me diagnosticara y antes de encontrar el medicamento adecuado para mí. No puedo decir que sienta lo mismo. Me siento más cansado que antes de empezar a tomar la medicación. Pero realmente no tenía otra alternativa. Después de comenzar a tomar litio, no he tenido ninguna manía o episodio depresivo importante en mi vida, excepto los que tienen motivos racionales. No quiero decir que le quita toda la tristeza y la depresión de su vida. Hay cosas racionales y naturales se debe sentir deprimido acerca y debe trabajar a través de esos sentimientos. Esto puede tomar mucho tiempo. Me refiero a la oscura depresión donde se yace en una cama medio año llorando como yo había hecho antes. Aunque en retrospectiva, ese momento también estaba fuera de razones racionales. Yo no lo sabía. Muchos artistas han tenido esta enfermedad. Ernest Hemingway y Virginia Wolfe, ambos se suicidaron. Beethoven se dice que lo tenía. Kurt Cobain lo tenía. Si hay una razón que no sea la expresividad artística para mí para escribir este libro, es contar la historia de una persona, que ha pasado por un montón de cosas en su vida y todavía está aquí hoy. He

sido muy abierto acerca de mi enfermedad en público y en las entrevistas y la razón es simple: para dar esperanza a las personas que sufren de cosas similares. A veces tengo mails de personas que están desesperadas y no saben qué hacer y están pidiendo ayuda. Siempre escribo para ellos. Considero que es mi obligación como ser humano a ayudar donde pueda. Pero ya no más a costa de mi propia salud o mi vida. No creo que yo sea Jesús. No quiero salvar el mundo más, simplemente porque no creo que necesite ser salvado, ni tengo la arrogancia de pensar que yo podrí salvarlo. El mundo simplemente es así. Y es exactamente la forma en que lo hemos diseñado en conjunto. Yo soy, como en una canción que escribí, "una gota en el océano", y por fin he entendido eso. Y eso solo es para mí un gran salto, para persona que era antes.

CRECIENDO EN UN BOSQUE DE PAJAROS Y ENCONTRANDO UN BOTE SALVAVIDAS.

A finales del verano de 1978 nos alejamos de todos esos trágicos acontecimientos. Por supuesto que todos ellos los lleabamos dentro de nosotros, cada uno de nosotros en nuestro propio camino. Recuerdo que pasamos bastante tarde en el verano así que tuve que continuar en esa misma escuela hasta las vacaciones de verano comenzó y nos mudamos. Me acuerdo de volver a la escuela y lo asustado que estaba, porque me sentía avergonzado de lo que mi padre había hecho. Al igual que muchos niños, había vuelto a pensar en todo esto, y llegué a la conclusión de que debía haber sido mi culpa que mi padre se hubiera ido. Yo no era consciente de esto y seguí sin serlo, pero no podía razonar muy bien. Todo el mundo era muy agradable y comprensivo. Los maestros que habían sido antes estrictos tomaron una

actitud comprensiva hacia mí. Era casi como el suicidio de mi padre hubiera tocado a toda la escuela y se hizo parte de los sentimientos humanos más básicos y la gente los proyectaba hacia a mí. Iba a aprender más acerca de las proyecciones cuando me convertí en un músico conocido 15 años después, pero esa es otra historia. Me sentía bien el tener ese tipo de atención que no tenía, porque por supuesto, fui testigo de algo nadie debería ver. Algo dentro de mí comprendió profundamente cuan horribles habían sido estos acontecimientos. Brutalmente violentos. Tan violentos que mi mente de 12 años de edad no podía comprender esas cosas de mi propio padre. En el verano de 1978 yo sentía que la soledad melancólica se convertiría en una gran parte de mi caracter más adelante. Me pasé todo el verano solo, saliendo de mi casa cuando me despertaba y regresando por la noche. Pasé mucho tiempo en el ma ... en ese mismo lugar donde más tarde iría después de mi ataque de nervios. Simplemente me sentaba allí a mirar el mar y sentir este vacío enorme que ni siquiera podía conectar con mi padre .Me sentía completamente solo. A veces me gustaba pescar y volvía al llamarme mi madre. Pasé mucho tiempo en la naturaleza, así, simplemente paseando y prestando atención a los detalles de la misma... a los diferentes tipos de peces que vi en el río del bosque, o las hojas brillantes de los árboles después de la lluvia. Me sentí como en casa en la naturaleza. Supongo que no sentía ningún peligro alli. Realmente había comenzado a retirarme de la raza humana. En lo profundo de mí, debí haber decidido que los seres humanos son impredecibles y no dignos de confianza, y sin embargo, debí entender que iba a tener que lidiar con ellos en el futuro de todos modos. Estas fueron las grandes preguntas, pensamientos grandes para un niño de 12 años de edad.

Ese verano se llenó también con ABBA y The Beatles. Cuando mi madre se fue a trabajar recuerdo que a veces me quedaba en casa llorando por la pérdida de mi padre. Fue el desvalido llanto de un niño de 12 años de edad, quien fue capturado en una red de araña y no escaparía, excepto con la música y la naturaleza. No han cambiado muchas cosas. Sigo siendo el mismo hoy en día. Uno de los días en que estaba solo en casa, estaba jugando un órgano que estaba allí y recuerdo que yo estaba llorando mientras tocaba. Esto debe haber sido tan sólo unos meses después de la muerte de mi padre. Se me ocurrió una melodía que todos los fans de Stratovarius saben. Tenía letras finlandesas a esa melodía que estaba cantando y jugando con ese órgano. Ellos fueron: "¿Por qué me dejaste papá, Te amo." La melodía es ahora el principio de una canción que se llama "Destiny", cantada por un niño del coro de 12 años de Cantores Minores ... el mismo coro el que cantaba. "Destiny", fue grabado 20 años después de eso. Fue la primera cosa que compuse en mi vida, aunque yo no era consciente de que estaba "componiendo". Yo estaba llorando y tocando ,y en el futuro de mi música iba a tener un montón de tristeza. Luego, al final de ese verano de 1978 nos mudamos a un nuevo lugar que en Inglés se llama "Bird Forest", traducido directamente del finés. Fue a unos 40 km de nuestra casa anterior y era un nuevo comienzo. Fue realmente un lugar hermoso en el centro del campo finlandés. Tenía una piscina exterior y yo tenía mi propia habitación. Tenía una vista maravillosa. Un enorme árbol de abedul de edad estaba a sólo unos pasos de mi ventana, con sus hojas en mi ventana y me daba una sensación de naturaleza. Tenía mi acuario allí, el que mi padre me había dado como regalo de cumpleaños una semana antes de su muerte. Me encantó mi habitación. Sin embargo, yo todavía apartaba de todo el mundo, manteniendo la puerta cerrada. Exploré los alrededores de mi nueva casa y encontré muchos lugares que me gustaban. Recuerdo que muy a menudo tenía miedo por las noches sin ninguna razón en particular. El miedo estaba en mí. Recuerdo

que sentía mucho miedo de algo. Tuve sueños en el que yo estaba volando por encima del mundo y de repente me empezaba a caer. Me caía muy despacio y llegaba a la tierra y recuerdo sentir realmente que mis pies tocaban el suelo en el sueño. Lo sentía tan real. En este punto, los horribles acontecimientos que tuvieron lugar algunos meses o un año atrás fueron expulsados de mi conciencia. Estoy seguro de que estaban afectando a mí y a mi vida, pero yo no era consciente de ellos directamente. Tal vez que el miedo era una de esas cosas. No lloré más, sentía una añoranza melancólica, como yo lo llamo. Pero esa emoción no tenía objeto. No me sentía que me moría de ganas por alguien. Me sentía así. No tenía amigos. Luego me enteré de que había un nuevo estudiante que lleguó a mi clase que se había trasladado desde Laponia a otra aldea cercana a la del bosque. Su nombre era Mika. Tocaba el piano y nos hicimos amigos muy rápido. Sentía como que era lo que estaba destinado a suceder. Sus padres eran demasiado religiosos y más tarde me dijo que había sido golpeado muchas veces cuando era más joven y con frecuencia hablaba de Dios y la religión, que en ese momento no me interesaba en absoluto. Recuerdo que pensé que simplemente decía las cosas que sus padres le decían. Pero desde que habló lo mínimo de esto, no fue problema para mí. Jugábamos juntos. Yo tenía mi guitarra acústica y tocaba el piano. Todavía recuerdo la primera vez que jugamos juntos en su casa. Me sentía tan bien. Empezamos a tocar al final del año escolar y en otros lugares como un dúo. Estábamos tocando canciones covers, sobre todo lo que la gente quería escuchar. Nos divertíamos mucho tocando juntos. Más tarde se convertiría en el primer teclista Stratovarius, unos siete años despues a partir de ese momento. Entoces escuché una banda llamada The Shadows, que estaba tocando un tipo de música instrumental, pero con guitarras eléctricas. Realmente me enamoré de ellos. Su música es hermosa y emocionante. Las melodías eran excelentes y memorables. Así que le pedí a mi madre si yo podía tener una guitarra eléctrica y un día fuimos a la tienda en Helsinki, y me dieron mi primera guitarra eléctrica y un

pequeño amplificador. La marca de la guitarra se llama Aria, pero no recuerdo el amplificador. Comencé a aprender canciones de The Shadows y muy pronto podía tocar muchos de los registros. La música llenó mi vida y llenó también algo más, un gran vacío dentro de mí. Me dio una identidad. He tocado todo el tiempo. Así que los tres primeros grupos importantes para mí eran ABBA, The Beatles y The Shadows. Entonces un día mi radio estaba encendida y oí algo que iba a cambiar mi vida para siempre. Escuché "Smoke on the water" de Deep Purple. Ese riff era tan mágico que no me lo podía creer. Nunca había escuchado música como esa en mi vida. Me volví completamente obsesionado con Deep Purple y Rainbow, en particular con Richie Blackmore. Se convirtió en mi ídolo. Él fue mi héroe más grande. Heredé algún dinero de mi padre que iba recibir cuando cumpliera los 18 años. Por un acuerdo especial, mi madre juntó de dinero suficiente con la herencia y me compró una Fender Stratocaster. Era de color plateado. Creo que tenía 14 años cuando lo tuve. Pronto mis días estarían llenos por completo con la música y la guitarra. Recuerdo haber tenido un trabajo de verano en el negocio familiar, la misma donde fue despedido de mi padre, y que yo estaba transportando cosas que la gente comprado en la tienda a su casa con otro hombre que conducía la camioneta. Era un trabajo pesado porque tenía que llevar refrigeradores y lavadoras pesados a edificios que no tenían ascensor. Esas cosas eran muy pesadas, a pesar de que dos personas las llevaban. Pero tenía mi propio dinero y me compré un nuevo sistema estéreo y un amplificador mejor para mi guitarra. Yo estaba básicamente en el séptimo cielo. Empecé a tomar clases de guitarra una vez por semana. En su mayoría eran de jazz y cosas que no me gustaban mucho. Pero aprendí algo de teoría de la música y otros estilos de música. Todavía tocaba con Mika en diferentes lugares como un dúo, sólo que yo ahora tenía una guitarra eléctrica. Toqué J.S. De Bach "Toccata y Fuga en re menor" en la iglesia y recuerdo haber visto mi foto en un periódico local, alabando mi forma de tocar. Toqué la misma composición que en la fiesta de final de semestre de la escuela, con unas 500 personas como público. Y recuerdo claramente q no tenía miedo en lo más mínimo. No hace falta ser un Einstein para

concluir que la guitarra me dio una identidad que nunca había tenido. Era mi bote salvavidas. Le conté a ella mis más profundos secretos y respondió con fidelidad. Era algo que necesitaba debido a mis anteriores acontecimientos en la vida. Yo realmente no tenía una identidad hasta que encontré una guitarra. Más tarde me daría cuenta de que incluso la guitarra no es una verdadera identidad. Que una flor puede crecer a través de asfalto y lo mismo se aplica a los seres humanos y lo que llevamos dentro. Sin embargo, en el Bosque de Aves Crecí en medio de la música y la naturaleza. Tengo buenos recuerdos de ese lugar porque ahí es donde mi carrera musical comenzó básicamente. Mis días estaban llenos de practicando, tocando y escuchando música. Saliendo de excursión por la naturaleza y al cuidado de mi acuario. He leído muchos libros por Konrad Lorenz que hablaban sobre el comportamiento animal y la territorialidad. Observé que el comportamiento animal no es muy diferente del comportamiento humano. Mi serie favorita era "2 ª Guerra Mundial", que miraba con incredulidad. Aprendí acerca de Adolf Hitler y el número de personas que perdieron la vida y por qué. No reforzó mi fe en la humanidad. No podía entender cómo 80 millones de personas murieron y por qué. No tenía ningún sentido para mí. Yo no podía entender el concepto de "fronteras" que existen para impedir que los países de atacar a otros países... básicamente. Y, sin embargo lo hicieron de todos modos. Así pues, estas fronteras tuvieron que ser "protegido". Y esto explicaba que una cosa llamada ejército existiera. Lo que no entendía en ese momento era que por qué la gente estuvo de acuerdo para proteger a esas fronteras. Yo no había oído hablar del nacionalismo en ese punto todavía. Estaba empezando a tener una visión muy sombría de la humanidad en su conjunto. En diciembre de 1980 uno de mis héroes, John Lennon, fue asesinado a balazos delante de su casa. Recuerdo que estaba en la escuela cuando sucedió. Yo no podía entender esto y me acuerdo de lo mal que se sentía porque yo era un gran fan de John Lennon y todavía lo soy. Le dispararon con frialdad por la espalda con su esposa de pie junto a él.

Veintiséis años después volvería a visitar este lugar en Nueva York cuando estuve de gira. Estaba allí y pensaba en lo que le ocurrió allí mismo entonces. Él había hecho su última entrevista, horas antes del asesinato. En la que extrañamente había dicho: "¿Qué significa cuando un pacifista le pegan un tiro?". He visitado el parque "Strawberry Fields" al lado de esta casa y vi las placas de "Imagine" y cientos de personas se reunidas allí cantando y tocando sus canciones. En algún momento encontré algunas personas que estaban interesados en el mismo tipo de música que yo y que formaron algunas bandas e hicieron algunos conciertos también. Creo que fue a principios de 1982. Una de esas bandas fue llamado “Roadblock” y el original baterista de Stratovarius Tuomo Lassila cantaba alli. Una de las bandas se llamaba Thunderbird. Tocamos en su mayoría covers y mis canciones eran en su mayoría de Rainbow. Me enteré de que las chicas se interesan más en ti si tocas en una banda de rock. O tal vez están interesadas en tu imagen. Yo no estaba muy interesado en las chicas antes, sobre todo porque yo era muy tímido. Recuerdo que cuando tenía alrededor de 15 que una chica, que no conocía, llamó a mi casa y me preguntó si podía visitarme. Tartamudeaba algo así como “sí” y vino. Todavía me acuerdo de ella. Tenía un pelo largo y rubio y bajita. Yo era muy alto a los 15 ya. Entró y se sentó en un sofá, y me senté en una silla enfrente con una almohada sobre mi regazo. Recuerdo que estaba completamente fuera de mi territorio y no sabía qué decir ni qué hacer. Ella me dijo: "No hablas mucho " a lo que respondí: "Supongo que no". Entonces ella me explicó que ella siempre me veía solo en la parada de autobús cada mañana cuando nos ibamos a la escuela y que se sentía lástima por mí por estar solo. No recuerdo haberla visto nunca antes. Puse un poco de música e incluso recuerdo el disco. Se trataba de "The wanderer" de Donna Summer que a veces escuchaba. Se fue después de un tiempo y nos abrazamos y besamos en la puerta. Eso se estuvo bien. Fue mi primer beso. Nunca la volví a ver. Luego, en 1984 tuve una llamada telefónica en la que me pidieron que me uniera a Stratovarius y acepté. Había encontrado una identidad aún más grande. Alrededor de

1986 se unió a Stratovarius también Mika, pero se fue justo antes de llegara un contrato discográfico con CBS. Todavía no entiendo por qué se fue. Alguna vaga razón. No lo veía desde hace diez años, pero nos pusimos en contacto de nuevo todo el tiempo que estuve en la terapia y se mantuvo el contacto hasta el verano de 2005. En ese año se había tratado de suicidarse conduciendo su coche al otro carril. Él se ingresó un instituto mental. Recuerdo que le llamaba allí. Le envié un reproductor de CD, música y libros. Él me envió cartas muy confusas en donde él escribió que "quería dedicar el resto de su vida a servir a Dios", y cosas por el estilo. Me sonaba a mí a las mismas cosas que él me decía cuando teníamos 14 años. Cuando salió, se mudó con sus padres. Yo estaba de vacaciones en Dubrovnik, en el verano de 2005 cuando recibí un mensaje de texto de él que acaba de decir: "¿Cómo estás?". Nunca respondí a eso. Ahora deseo haberlo hecho. Una semana después, saltó desde el balcón de la casa de sus padres y murió inmediatamente. Mi amigo estaba muerto. No me invitaron al funeral y no he podido visitar su tumba. Es demasiado doloroso. Era un tipo muy sensible, que fue profundamente herido por las espinas de la vida, o más probablemente por espinas de ciertos seres humanos. Y aunque era un maestro teclista mundial que estuvo tocando todo el tiempo, siempre se consideró un don nadie. Y cuando esa parte se apoderó de él, nada pudo salvarlo. Yo no tengo la menor duda en mi mente que si estuviera vivo hoy, estaríamos haciendo música juntos. Algún dia tendré el coraje de visitar su tumba. Lo extraño tanto. GUITTARA,MUSICA,FAMA Y GLORIA El título es deliberadamente provocativo. Las dos primeras palabras son reales. Los dos siguientes no lo son. Cuando realmente comencé a tocar la guitarra, me dio un verdadero sentido de identidad. De lo que no me daba cuenta era de que se trataba de una identidad muy solitaria, sin embargo. La identidad sólo puede ser completa si tienes la autoestima y te aceptas tal como eres como ser humano. Y yo estaba muy lejos de eso. Mi

identidad se basaba en gran medida en imitar a otros músicos y sus estilos pero yo estaba muy lejos de crear algo que realmente reflejara quién era yo. Escribir música no es un proceso consciente para mí. En los primeros días fue, por supuesto, practicar y practicar o tener ropa similar a Ritchie Blackmore. La palabra “practicar” suena antinatural para mí en el contexto de la música. Suena como que tiene algo que ver con el deporte. Por supuesto, más tarde, cuando empecé a aprender un poco acerca de quién era yo, me podía permitir que la música fluyera más libremente. Es una de las cosas más difíciles de hacer. Cambiar tu cerebro y dejar que fluya la música. Hice una serie de Seminarios de Música en el 20092010 en América del Sur y en Europa para concentrarme en este aspecto de la música y la forma de tocar. En base a mi experiencia, esto no se enseña en las escuelas de música o en clases de guitarra. Y desafortunadamente, es muy difícil de enseñar. Pero no es imposible. Somos seres humanos y todos tenemos sentimientos y emociones. Se conectan de un lado a otro con la música. Por lo tanto, es natural que la música tenga algo que ver con las emociones. Y, sin embargo, nadie habla de ellas. Siempre era igual: "¿Cómo puedo aprender a tocar tan rápido como usted?". Tocar la guitarra, en mi opinión, nada tiene que ver con las escalas. No son matemáticas. No es mecánico. Yo sé que todo el mundo toca la guitarra o cualquier otro instrumento de forma identica a su carácter. Y si no eres consciente de tu carácter, es decir, lo que realmente eres, no puedes estar en contacto con tus emociones y expresarte plenamente a través de tus instrumento. Como mi banda Stratovarius comenzó a obtener más popularidad y recorrí todo el mundo, y toqué frente a miles de personas, aprendí acerca de la fama y la gloria. En aquellos días era muy fácil confundirse porque todo el mundo te llamaba "dios", "maestro" y toda clase de palabras que glorifican. Sólo más tarde me di cuenta de lo que todas esas cosas querían decir. Es algo muy peligroso para una persona caer en la trampa de la fama y la gloria. Hay un montón de tristes ejemplos de lo que puede suceder si de verdad empiezas a creerte que eres un dios. Hay un montón de egos

en la música y en el negocio de la música. He aprendido que ser un músico tiene realmente mucho que ver con ser un artista. Podría ser algo para lo que se ha nacido. O podría ser que los acontecimientos de la vida te han guiado en esa dirección. Ser un artista, puede sonar extraño, pero para mí significa ir a algún lugar donde hay personas que quieren escucharte y verte tocar. Y es un intercambio de energía entre tú y estas personas, y realmente eres un siervo. Estás ahí para servir a estas personas y tocar tu música. Así que ser un músico y actor significa en última instancia, expresar tu verdadero ser a través de la música y lo que significa servir. No quiero decir que estoy escribiendo mi música para complacer a ciertas personas o grupos de personas. Si yo hiciera eso, sería un falso. Me estaría mintiendo a mí mismo. Esto significa que cuando estoy componiendo nuevas canciones, me desconecto de todo el mundo, que en mi caso es relativamente fácil, y realmente profundizo en mí, y simplemente dejo que la música fluya. Dejo que nazca, ya que quiere nacer. No me paso horas y horas esperando la inspiración, porque yo compongo de mi fuente. No es un acto de voluntad, es más de escuchar y de tocar. Es más recepción que grabación. Es en ese momento algo que pertenece sólo a mí mismo y a nadie más. Es un proceso muy íntimo. Luego, más tarde, cuando la música se está grabando y otras personas empiezan a participar, en gran medida depende de las personas y su nivel de conciencia, sobre qué tipo de registro se convertirá. Esto es algo contra lo que he luchado mucho. El Ego me disgusta. Tengo el mio propio, como todo el mundo, pero la diferencia hoy en día es que el ego no me tiene a mí. Pero es muy inteligente y susurra a mi oído cada día todo tipo de cosas. He aprendido a distinguir su voz fea y un par de veces me ha engañado de una manera muy mala, pero he aprendido la lección y no volverá a suceder. Mientras estoy escribiendo esta frase, siento miedo por dentro. Es mi ego. He tocado cerca de 3.000 shows durante mi carrera. He conocido a mucha gente y he estado en más de 60 países. He visto un montón de culturas y cómo éstas pueden variar de unos a otros. Y, sin embargo, los momentos más

memorables durante mi carrera fueron tener conversaciones con los fans antes o después de los espectáculos... cuando tienen miedo y el tipo de sentimiento, si estan bien para venirme a hablar. Por supuesto que hay un montón de gente muy arrogante y así las cosas tienden a irse de las manos cuando hay un montón de gente, pero muchas veces he tenido un montón de conversaciones realmente conmovedoras. Un padre con sus dos hijos que tocaban la guitarra haciendo preguntas y se preguntaba cómo podía pasar una hora hablando con ellos y sin saber que me estaban dando mucho más de lo que yo les estaba dando a ellos. Un tipo que tenía el corazón destrozado porque su novia lo había dejado. Le invité a él en un escenario a cantar (él era cantante) al escucharle después del concierto y hablar con él le hizo sentirse aceptado y que al menos que alguien lo estaba escuchando. Él se conmovió hasta las lágrimas y por eso fue cuando lo vi cantando, tenía los ojos cerrados. Esos momentos no vuelven en tu carrera y es en esos momentos, al menos para mí, cuando encuentro el verdadero significado de ser un artista. Un músico. Un ser humano. Ser famoso tiene mucho poder sobre ciertas personas. Esta energía puede ser utilizada y canalizada de muchas maneras. Cuando se utiliza de una manera positiva, realmente puede salvar vidas. He recibido en los últimos años cientos de cartas de gente que describe cómo mi música ha salvado sus vidas y les ha dado la esperanza y la voluntad para seguir adelante. Ese tipo de palabras que me hacen muy humilde, porque realmente no siento que puedo dar todo ese crédito por lo que estoy haciendo. Algunos, pero no todos. Mi ego estaría allí inmediatamente para aceptar la medalla y al grito de "¡Hurra, hurra!", pero tiene que permanecer bajo llave y eso no le gusta. Pero así son las cosas. Hubo un tiempo en que me despertaba en mi cama en un autobús de gira, con la mejilla en mi propio vómito en mi almohada. Yo había ido gateando a mi cama y vomité. Estaba por todas partes. En la mayoría de los shows entre 1996 2003 toqué completamente borracho. Y por supuesto la bebida continuaba después del show hasta la mañana. Ahora no he tocado ningún tipo de alcohol durante cinco

años y no lo extraño en absoluto. Me siento mucho más claro y la forma de tocar es distinta. Es diferente. Es difícil expresar tus emociones cuando tienes diez cervezas encima. Así que por supuesto, el "síndrome de dios", me pasó a mí también. Sin embargo, debido a una serie de acontecimientos de la vida, tuve que tomar ciertas decisiones y decidí lo que es realmente importante. Yo tenía miedo a la muerte cuando toqué mis primeros conciertos sin estar borracho. Me sentía como un pez fuera del agua, aunque la realidad era exactamente al revés. Me sentí muy extraño. Me sentí desnudo. Pero sentía. Y me di cuenta de que realmente estaba sintiendo realmente las cosas cuando tocaba sin alcohol. Para mí, significó un cambio total tanto en mi forma de tocar como en mi ser. Y fue entonces cuando empecé a darme cuenta de lo que significaba ser un artista. Y no he mirado hacia atrás. Me siento bendecido con el don de la música y con todo lo que me ha dado. Ha sido un largo camino, y sin embargo ahora, cuando estoy escribiendo esto, de una manera extraña me siento como si hubiera vuelto a casa. Desde donde empecé. ¿A DONDE PERTENEZCO? Nunca me he sentido que pertenezco. El sentido de pertenencia a algo o a alguna parte es muy importante para los seres humanos, según dicen. Fui una vez, una rara ocasión, a una fiesta donde diez personas chinas que hablaban ansiosamente unos con otros. Yo estaba sentado en un sofá y viendo todo eso. Traté de tomar parte en la conversación, pero todo lo que decía me hacia sentir idiota . Estos chinos estaban en una casa de Finlandia invitados por una pareja de Finlandia. Esto no sucedía en China. Esta gente se veían muy felices y vivos cuando estaban hablando. Estaban sonriendo y moviendo sus manos mucho cuando hablaban. De repente, sentí tristeza. Me sentí triste de no poder ser como ellos. De que no podía tomar parte en la conversación con alegría. Que yo no podía ser como un ser humano normal. Eso no me pertenece. En lugar de eso me senté en un sillón y no dije ni una palabra más. Puedo hacer

el papel muy bien. Puedo hacer una actuación de que me socializo, pero gasto mucha energía, ya que es, básicamente, Una actuación y no soy quien realmente soy. Una vez estaba hablando con mi terapeuta acerca de ser un ermitaño y que yo no quería serlo toda mi vida. Dijo: "Pero ¿qué pasa si lo eres?". Poco a poco me di cuenta de que me aislé, porque sentía que no encajaba en ninguna parte. Me sentía como ET y quería ir a casa. Excepto que yo no tenía hogar. El hogar no es sólo un lugar o un edificio. No es un ejercicio fácil cuando se entiende que el núcleo de su ser está muy aislado. Y que no pertenecen. Por supuesto que intelectualmente puede entender por qué esto es así. Pero eso ayuda. Pero, ¿podría ser posible que me aceptara como soy? Con todo lo que tengo dentro de mí y todavía me acepto como un ser humano que vale la pena? Creo que la respuesta es sí, pero no es un sí fácil. Se trata de una larga lucha a través de un desierto, donde muchas veces he pensado que "este es el final". Yo no podía más. Pero he seguido y empecé a ver pequeñas manchas verdes. He conocido a algunas personas que me dieron esperanza. Incluso he conocido a una familia con una madre y un padre con seis hijos. Pasé un fin de semana con ellos y no me podía creer que no hubiera absolutamente ningún miedo presente en esta casa. Fue una gran experiencia para mí y cuando me llevaron al aeropuerto, les agradecí todo y les dije que probablemente no entendían lo que me habían dado a mí. Les dije que me habían dado esperanza. Perdí un montón de gente cuando tuve la valentía de ser yo mismo. Cuando tienes una pelea con alguien, muy pocas personas tienen la comprensión de echar un vistazo en el espejo y ver también y reconocer su parte en la pelea, la separación o el divorcio en un ejemplo. Nada sucede de repente. Todo sucede como resultado de algún tipo de proceso. ¿Cuántas veces has sentido que se te ha tratado muy injustamente en tu vida por algunas personas? Tanto que has comenzado a odiar a ese alguien. Pero ¿alguna vez has pensado un poco en la posibilidad de que haya pasado por alto tu propio papel en todo el esquema de las cosas? Muy pocas personas son suficientemente maduras para hacer eso. Y es, por cierto un signo de una personalidad

sana. Primero preguntar siempre: "Espera ¿Cuál es mi papel en esto? ¿Que he hecho para que esto sea posible? ¿Podría haber hecho algo diferente ¿Puede ser culpa mía también?" Después viene un horrible pensamiento: "¿Podría ser posible que yo me pertenezca a mí mismo?" Nunca he pensado en eso antes. Y, sin embargo, es tan simple. ¿A quién más podrías pertenecer realmente? No he tenido por lo general el valor de ser yo mismo, incluso en un lugar público. Siempre he tenido algún tipo de papel. He estado actuando. Me encanta darle a la gente consejos que no puedo seguir en mi propia vida. Cuando mi ego se las arregla para emerger sin mí entendiendo que está al mando, por lo general va de "hombre sabio" o "gurú" o algo así. Pero me pertenezco a mí mismo? ¿Qué significa esto? Supongo que significaría aceptar plenamente y totalmente lo que soy, aceptar toda mi historia y pido perdón a todas aquellas personas que siento que herí. Ahora bien, esto podría ser difícil, porque como he escrito, que casi siempre tienen que ser al menos dos para bailar un tango. Así que tú podrías terminar pidiendo perdón a alguien que te haya herido mucho, así y de ninguna manera tener la comprensión de hacerlo. Pero en última instancia, no se trata de la otra persona. Él tiene su propia lucha por delante. Esto es acerca de ti. Así que estas pidiendo perdón en parte por ti y porque sientes que has lastimado o maltratado de alguna persona. En parte esto es lo que he hecho. Sin embargo, no es fácil. El respeto y el amor propio provienen de los actos. No son cosas que puedes hacer con tu voluntad. Tú respetarte y amarte a ti mismo o no. Y si no te amas ni respetas a ti mismo, creo que es muy difícil amar y respetar a nadie más tampoco. En muchas de mis depresiones largas he sentido una enorme cantidad de odio hacia mí y desesperación. Me he sentido débil. En la sociedad, admitiendo que eres débil se te considera ridículo. Y, sin embargo, en mi opinión, la mayoría de las personas que parecen ser fuertes, de hecho, bastante arrogante y fuerte, no lo son en absoluto. Acaban de actuar el papel de ser fuerte Les encanta hablar mucho, y sobre todo sobre sí mismos. Ellos no te hacen preguntas sobre ti y si lo hacen, rápidamente cambian la discusión de nuevo hacia a ellos. En mi opinión, hay una sola forma de tener un carácter

fuerte. Es llegar a ser débil en primer lugar. Eso es ser humilde. Es otra cosa que no es un acto de voluntad. No te puedes mandar a ti mismo ser débil o fuerte. Debes entender el camino de tu propia vida, lo que se hizo para ti, llorar por lo que sea que hayas perdido. En mi caso fue mi padre, la mayor parte básicamente de mi infancia perdida y otra serie de cosas hasta el día de hoy. Y sin embargo sé que en esos momentos en que el miedo me ha hecho temblar las rodillas he sufrido un gran dolor emocional y tristeza, es en esos momentos en los que irónicamente llego a ser fuerte. Es un proceso lento y doloroso, pero está sucediendo. La vida parece estar llena de paradojas y este es sin duda una de ellas. ¿Cómo se puede ser fuerte por ser débil? Una paradoja, que en mi opinión puede ser cierta. Y cuando estás de rodillas sintiendo que tu esencia y tu dolor, comienzas a entender mejor a los demás también. Te hace más humilde y más tolerante. Y no olvidemos que los diamantes nacen de una presión interna extremadamente fuerte. HUMANIDAD Albert Einstein dijo una vez: "Hay sólo dos certezas en el universo: La estupidez de los seres humanos y el infinito y no estoy seguro acerca de esta última". Siempre he escrito música sobre el universo, el amor y las cuestiones espirituales. Lo hice porque me gustaba hacerlo. No sé por qué. Desde que era adolescente he estado interesado en la destructividad de los seres humanos. Primero viendo la serie de televisión” World War 2”. A continuación, siendo testigo de los terribles acontecimientos de mi propia familia y más tarde comprendiendo mi propia destructividad. Y, por último, la comprensión de todo el esquema de las cosas. ¿Cómo son realmente las cosas en este planeta. Siempre me sorprende cuando algunas personas hablan de que tenemos que proteger la naturaleza. La naturaleza es mucho más poderoso que lo que podamos entender. Creo que existían cinco o seis culturas de este planeta antes que nosotros...hace mucho tiempo. Y todos ellos perecieron a causa de sus propias acciones. Nuestra cultura actual ha existido realmente sólo

unos cientos de años a lo sumo. Hemos desarrollado todo tipo de cosas para facilitar la vida cotidiana. Hemos enviado los hombres a la Luna. Estamos explorando Marte y los territorios exteriores del universo. Sabemos muchas cosas que no podemos explicar. Lo que siempre me ha sorprendido es lo poco que el propio ser humano se ha estudiado. Los mecanismos maravillosos del cuerpo humano han sido estudiados. Sin embargo, el comportamiento y la destructividad...se han tocado? ¿Por qué es un tabú estudiar las razones por las que ocho millones de personas murieron en los campos de concentración hace sólo 65 años? ¿Por qué es un tabú estudiar las razones el mecanismo que operaba cuando Hitler llegó al poder y lo que sucedió en el movimiento nazi entero? Sabemos lo que ocurrió, pero no sabemos por qué ocurrió? Nadie parece hacer la pregunta más importante que es: "¿Cómo es posible que haya sucedido?" Debido a que esos mecanismos todavía están operando entre los seis billones de personas de este planeta. Y esos mecanismos sirven a un determinado grupo de personas que son conscientes de ello. Como ustedes saben por ahora, mi punto de vista de la humanidad es bastante pesimista y sombrío. En realidad, no queremos saber todas estas cosas. Tenemos que arreglar nuestro coche. La hierba ha crecido demasiado, es hora de agarrar la cortadora de césped. Tenemos que jugar esta noche al póquer. Pero como suele suceder, el tiempo se está acabando. En sólo 100 años de la llamada "revolución industrial" ha logrado causar una destrucción increíble para este planeta y sus ciudadanos. Si nos fijamos en el mundo, está perfectamente organizado y muy controlado. Pero en realidad no lo veis así. Y se supone que lo veis. O al menos lo entendendeis. Lo suponeis para ir a jugar al póquer y reparar el coche. Como escribí antes, el planeta está dividido en regiones que se llaman fronteras. Una vez hubo un tiempo en el que no había fronteras. No teníamos pasaportes antes de la Primera Guerra Mundial 1. Las fronteras se establecieron más tarde y la tierra dentro de estas fronteras se llama un país. Y dentro de un país a sus ciudadanos que viven existen varios

tipos de vida. Y estos ciudadanos forman una unidad llamada familia. Y ese es el lugar donde todo comienza. Cuando nacemos en este mundo somos blancos como la nieve. Tabula Rasa. Me resisto a la tentación de entrar en el debate preguntando si tenemos lo que ellos llaman "un ADN espiritual" que se supone que determinará nuestro futuro. Sin embargo, tú has nacido libre de todo lo que la revolución industrial representa. Y eso es: familia, escuela, país y religión. Cada uno de ellos cumple una finalidad determinada para producir ciudadanos que obedecen al país. La iglesia y la religión están perdiendo un montón de gente hoy en día, pero el núcleo familiar y el país permanecen intactos. Una vez más cito a Albert Einstein aquí. "El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la raza humana". Fuertes palabras viniendo de un hombre que ganó el Premio Nobel de la Paz. Estoy tratando de buscar las razones aquí. La familia por lo general consiste en un padre y una madre, que también crecieron en un ambiente similar. Por lo tanto, es probable que la forma en que sus hijos sean educados será similar a la forma en que fueron criados. Es mi firme opinión de que aquí es donde el empieza. Simplemente la mayoría de los padres no saben cómo criar a sus hijos en un entorno que ofrezca seguridad, pero con límites. En cambio, el miedo y el castigo se utilizan para controlar al niño, para que obedezca. Y esto en última instancia conduce a la misma cosa que va a producir a los ciudadanos que obedezcan y le den tanto trabajo a los terapeutas. Pero los niños son sabios y fuertes. No se dan por vencidos fácilmente. Pero la maquinaria carece de verdad. Y en algún momento los niños no tienen otra opción. Van a perder su verdadera identidad que se tiene que ajustar a las condiciones. Pero es una identidad falsa. Continúan en la escuela, donde la competencia realmente comienza. Estas siendo medido en número y se les enseña la

historia para que sepas las cosas han sucedido. Nadie está realmente interesado, pero tienen que hacerlo. ¿Qué sucede si te resistes a la escuela? Tus padres te obligan a ir allí. ¿Qué pasa si tus padres no te obligan a ir a la escuela? A continuación, una parte de la sociedad vendrá rápidamente, probablemente una trabajadora social, y empezará a investigar si pasa algo malo contigo, o cuál sería el lugar adecuado para usted si no es la escuela. ¿Por qué nadie hace la pregunta obvia? ¿Por qué tiene que haber escuelas obligatorias, para empezar? ¿Para qué sirve realmente saber "Napoleón hizo esto y aquello?". Creo que muchos niños son conscientes de que algo anda mal y empiezan a rebelarse contra el sistema en su conjunto. Pero es en vano. Así que se adaptan. Es lento pero seguro. Un sistema escolar que no se base en la competitividad y que tome en cuenta cada niño y su singularidad sería mucho mejor. Pero eso no produciría buenos ciudadanos a la sociedad. "Lucha por tu país". "Defiende tu Patria". Un país es el sistema más potente y por lo general está ligado a la iglesia y la religión. Eso puede ser una poderosa combinación. "Dios proteja a nuestro país". Aquí encontramos de nuevo las fronteras. Yo siempre me he considerado no como una persona de Finlandia, sino como un ciudadano del Planeta Tierra. No hay tierra o un pedazo de tierra por el que esté "dispuesto a morir". Sin embargo, el núcleo familiar y la escuela han allanado el camino para que los niños formen parte de la llamada maquinaria de un país. Y el país es el mismo que la sociedad. No es posible que el nacionalismo existiera si no hubiera países. Pero en este punto la mayoría de la gente estan "orgullosos de sus países". Se han convertido en una parte del sistema. Algunas personas se quejan sobre el sistema. Algunos en voz alta, otros en una forma más tranquila. Todavía hay innumerables guerras que

tienen lugar en el mundo, mientras escribo esto. Se han producido las dos guerras más devastadoras de la historia de la humanidad en el siglo pasado. No hay indicios de que la raza humana haya aprendido nada del pasado. En cambio, parece que las cosas se están volviendo más y más violentas. El genocidio ha estado ocurriendo en los últimos 20 años también. Y está sucediendo ahora mismo también. El mismo mecanismo que votó y apoyó a Adolf Hitler todavía está muy viva y operando aquí en el planeta tierra. Y la gente está cada vez más asustada. Nadie sabe qué va a pasar en el futuro. Salvo que no es muy difícil de predecir. Sólo que no queremos saberlo.

Las iglesias en sus diferentes formas todos dicen que representan el poder de Dios que se manifiesta aquí en la tierra. Con diversas historias y creencias dogmáticas que tienen una gran cantidad de seguidores en este planeta. Los seres humanos siempre hemos necesitado creer que hay algo más elevado o más culto. A algunas personas no les importa, algunas personas dedican sus vidas enteras a las diferentes formas y la religión. He planteado una pregunta en una de mis canciones, ¿qué pasaría si no hubiera religión? Si no hubiera Dios? Si no hubiera fuerzas militares ni armas. Ni racismo, en cualquier forma que adopte. Estos son, por supuesto, sólo ideas hipotéticas, y sin embargo cómo sería el mundo sin todo esto? Una de las cosas que me disgusta más de la religión es la presencia de miedo en ellos. La mayor parte se oculta en una forma muy inteligente, pero el miedo es utilizado por la sociedad y la iglesia. Y se utiliza para controlar. Cuando tienes miedo, obedeces mucho mejor. Y cuanto más asustado estás, menos preguntas se les hace. En algunas religiones el “después” de la vida se divide en el cielo y el infierno. Y sus obras durante su estancia aquí en la tierra determinan a qué lugar irás. Pero, básicamente, todas

las religiones cuentan la misma historia. Son de diferentes formas y se han nombrado de manera diferente a los dioses. No quiero entrar en detalles acerca de las diferentes religiones. Mi punto de vista aquí, es que por lo general sirven a las necesidades de la sociedad o de cada país en particular para difundirse mejor. Luego están las personas ateas. O de personas que creen en las religiones de la Nueva Era. Hay gente que se llaman a sí mismos “espirituales”. Lo que sea, aquí en la tierra. Y, sin embargo, hay tantas diferentes creencias y sistemas. ¿Por qué las cosas van cada vez peor? ¿No deberían mejorar? La mitad de la población mundial vive con menos de dos dólares estadounidenses por día. Cada día, más de 20000 niños mueren de hambre y enfermedades completamente curables en África. Cada año, 800 billones de dólares USA están siendo utilizados para fines militares en el mundo. Un billón es mil millones de personas. La cifra es 800.000.000.000 de dólares U.S. Por sí sola es una locura. Aún lo es más cuando se piensa en la terrible pobreza en la que todos los tres billones de personas viven cada día. ¿Cómo es esto posible? ¿Cómo es posible, que este tipo de cantidad insana de dinero se destine cada año a los presupuestos de defensa y sistemas de armas que están diseñados para cualquier ataque o para evitar que un ser humano ataque a otro ser humano? El comando para iniciar el ataque te o "defender la patria" siempre proviene de una fuente superior de energía y la capacidad de cualquier fuerza militar defiende únicamente en cómo las cosas de cada país, los ciudadanos ven. Mi opinión acerca de esta cuestión es clara. No nos importa lo que está sucediendo, porque pensamos que no nos concierne. Pero yo os digo que mucho nos preocupa. ¿Realmente tenemos siquiera el derecho a comer antes de cada niño en este planeta tiene alimentos para comer y ropa para vestir? Lo que ha ocurrido a nosotros? ¿Cuándo sucedió que dejó de preocuparse? ¿O es que alguna vez? Estas son

preguntas terribles y, sin embargo estas son las mismas preguntas que me vienen a la mente cuando veo las cifras reales y veo cómo son las cosas en este planeta. Estos no son sólo algunas figuras imaginarias. Estas son cifras reales totalmente ciertas. Entonces, ¿qué hacemos con todo esto? ¿Qué va a pasar con nosotros? ¿Tenemos esperanza? El cambio climático global es un hecho científico. Sólo unos pocos están en desacuerdo sobre eso. Y aun así, los gobiernos y los países están haciendo poco o nada para cambiar el curso al que nos dirigimos. Las decisiones políticas y los cortes realizados para mejorar las cosas son ridículos. Para el año 2050, la población de la Tierra será de alrededor de 12 billones de personas. Este planeta puede sostener tal vez uno o dos billones de personas. Así que, una vez más el señor Einstein entra en escena y nos dice que no se necesita mucho para entender lo que sucederá en los próximos 50 años. Nuestra necesidad de controlar y explotar la naturaleza es contraria a la realidad de que en realidad formamos parte de la naturaleza. Así que, una vez más, vamos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos que se están desplegando en el planeta. Un científico hizo una puntualización de interés. Se dice que es posible que la Tierra sea una entidad consciente y, que el resultado de nuestras acciones, tengan sus consecuencias. Yo no me uno a los que alaban las profecías del fin del mundo o los que parecen tener algún tipo de alegría sobre los próximos acontecimientos. Me siento triste porque sé el potencial que tenemos los humanos. Yo sé cómo las cosas podrían ser. En realidad podría hacer las cosas bien aquí. Ahora mismo. Pero cuando miro el mundo como realmente es, no veo que eso vaya a suceder. Entonces, ¿cómo podrían las cosas cambiar, entonces? Podría ser demasiado tarde ya. Una cosa es segura...el uso de la violencia en contra de la estructura no será de ayuda.

Nuestros países y las sociedades están ahí porque los hemos construido. El cambio sólo puede ocurrir a nivel individual. Eso significa comenzar contigo. Irónicamente, se puede decir que el destino de la raza humana está en manos de la capacidad de la raza humana para ver cómo son realmente las cosas. Y cómo somos en realidad y cómo estamos programados para pensar y actuar. Si somos capaces de ver cuánto nos programan, la estructura de nuestras sociedades y cómo funcionan, nuestra destructividad y empezar a trabajar en nuestro propio carácter, entonces el cambio sería realmente posible. Si cada persona hiciera esto, sería una revolución como este planeta nunca se ha visto. Pero las condiciones inestables de la Tierra evitan que esto suceda. Es difícil pensar en el cambio climático global cuando no tienen alimentos para comer o ropa para vestir. Y puesto que estas necesidades básicas no se rigen por los gobiernos del mundo, y esto es en verdad el propósito de mantener la inestabilidad, entonces el cambio a nivel individual en la escala que se necesita será muy poco probable. Lo que queda es al menos intentarlo. Pensé mucho tiempo si debía incluir este capítulo en este libro, porque sé muy bien que es como darle una pistola cargada a los críticos. Pero no estoy escribiendo esto con actitud de ser "más santo que nadie". Estoy narrando los hechos. Y la razón final para mí para incluir este capítulo en este libro es que es el resultado de casi dos décadas de pensamiento. En primer lugar, viendo a nivel individual, siendo muy joven, como tu propio padre puede llegar a ser completamente destructivo. Y entonces empezar a pensar en las cosas poco a poco en una escala más grande y llegar a estas conclusiones. Estas líneas sólo tienen que estar aquí, ya que representan una parte muy importante de lo que soy.

TIMO, ¿EXISTE DIOS?

Este es el otro tema que dudé durante mucho tiempo si debía incluirlo en este libro. Y llegué a la conclusión de que la espiritualidad es una parte muy importante de mí, que simplemente tenia que escribir sobre ella. A lo largo de los años, quizá por de las letras de mis canciones, un montón de gente se me ha acercado y me ha preguntado varias clases de preguntas acerca de Dios, el diablo, el infierno, el cielo... Vosotros lo nombráis y yo soy preguntado acerca de eso. No sé cómo es que todas estas personas esperan que yo tenga las respuestas a sus preguntas. ¿Cómo voy a saberlo? Todo lo que sabemos acerca de Dios o de si Dios existe se basa enteramente en mi propia experiencia. ¿Cómo puede ser idéntica mi experiencia a la de alguien más? Sé que las palabras "Dios", "religión" y de este tipo, no significan nada hoy en día. Han perdido completamente su significado. Algunas personas hablan de todos esos niños que se están muriendo en África, y que Dios no hace nada por ellos. Es debido a este "Dios" no existe! Este tipo de actitud hace que Dios sea una especie de máquina expendedora que da a la humanidad lo que quiere. "Hágase tu voluntad" es otra que yo nunca he sido capaz de entender. Simplemente no puedo entender este tipo de castigo fuerza de Dios que mantiene a sus hijos en el temor. Me recuerda mucho a la figura parental que utiliza el miedo y el castigo como una forma de controlar. Y que yo simplemente no puedo creer que sea verdad. Veo un montón de diferentes tipos de gurús de los tiempos modernos que predican acerca de la vida y dan respuestas a la gente, todo tipo de gente que hablan del "futuro" y cómo va a ser, psíquicos en sus "sesiones" asustando a la gente. Lo que tienen en común todas estas personas es, en primer lugar, que son una tontería. Y en segundo lugar que extienden el miedo y son peligrosos. Se trata de un negocio para hacer dinero a lo grande y la gente quiere creerse sus respuestas. Si

alguna vez te encontraras a una persona verdaderamente espiritual, la reconoceríais? No lo haríais. Nunca se sabe. Simplemente no lo sé. Estas personas son humildes y nunca harán daño a otras personas “diciéndoles el futuro” o ir dándoles soluciones a las preguntas de la vida de las personas... porque no las hay. Una vez más, como todo lo demás aquí, la vida, más que nada, es un proceso. Yo creo que la espiritualidad no se puede enseñar o adquirir por medio de conocimiento. No creo que tenga nada que ver con la inteligencia o el conocimiento. Es un viaje. Y la vida, más que cualquier otra cosa, es un viaje, no es un destino. Hay algunas personas que en su vida se encuentran situaciones enormemente difíciles y se enfrentan a enormes cantidades de dolor emocional. Se trata de personas que están listas para el viaje espiritual. Es un viaje que se apodera por completo a ti y de tu vida. Pone todo patas arriba, y hay momentos en que piensas que no lo podrás hacer. Ese viaje significa dar un paso más. No será fácil. Te darás por vencido muchas veces. Pero siempre vas a continuar. No importa, no te darás por vencido. Y un día, tal vez en tres años, tal vez en diez años, tal vez en veinte años, podrás ver el bosque. Este bosque se ve particularmente bello y familiar. Acércate a ver a alguien que hay de pie en el bosque. La figura parece extrañamente familiar. Esa figura es de cuando eras un niño, antes de tu lavado de cerebro y de que comenzara toda la programación. Ha estado esperandote todos estos años, por que es muy paciente. Este es el escondite que construiste para ti mismo cuando no podías soportar el mundo y a tus padres nunca más. Pero ahora, por fin, has llegado a casa y puedes tomar la mano de esa niña que aun está muy asustada y puede demostrarle que hay al menos una persona en este mundo en quien ella puede confiar... Que puedes ser los padres que esa niña nunca tuvo. Y puedes decirle que va a estar bien ahora. En este momento, realmente habrás llegado a su núcleo. Ese es el camino espiritual.

Pero, ¿qué le pides a Dios? ¿Él existe? Esta pregunta es tan absolutamente personal que no he contestado a esta pregunta. Mi ego lo hizo. Muchas veces. Los asuntos espirituales son el tema favorito para el ego. En donde puede realmente brillar y sentir su fea autoimportancia. Así que en lugar de responder a esta pregunta, te voy a contar una pequeña historia. Un niño estaba caminando en el bosque de hace 200 años. Caminó un poco, hacia la maleza. De pronto vio algo tirado en el suelo. Era un reloj, uno de esos viejos relojes que están hechos a mano. El muchacho abrió el reloj, y dentro de él podía ver la maquinaria que estaba funcionando dentro del reloj. Estaba perfecto y se mantenía el reloj en hora. El reloj era toda una obra maestra de artesanía.

EL FUTURO: VOLVER AL COMIENZO

La vida sigue. Eso es lo que siempre dicen. Pero, ¿es así? ¿Es posible llevarla a cabo con todas las cicatrices y heridas? Sí y no. Siempre voy a llevar a algunas de ellas en mí, no podré borrarlas de la memoria. Pero tal vez no están destinadas a ser borradas. Esta es mi vida. Por alguna razón, son parte de ella. Y lo serán hasta el día que me muera. Tal vez tienen algo que decirme. ¿Un mensaje tal vez? Si pudieras, cambiarías algunas cosas en tu vida que hayan pasado antes? La respuesta es siempre: "No, no lo haría yo no cambiaría ni un día.". Pero yo lo haría. Me gustaría cambiar muchas cosas que han sucedido o que he hecho, pero no puedo. Y algunas de esas cosas vienen a atormentarme a diario. Son los fantasmas del pasado que me recuerdan mi vida y cómo ha sido. No puedo hacer que desaparezcan. Sólo puedo darles la bienvenida como invitados de mi vida, y mirarlas a los ojos. Todos los días.

Gracias a la medicación no he tenido un episodio maníaco o depresivo grave en cinco años. Me da capacidad para trabajar y vivir una vida relativamente normal. Así que adelante, con heridas de la batalla. Tengo un vago recuerdo cómo era la vida cuando aún no era una batalla. Eso fue hace mucho tiempo. He viajado tan lejos, he aprendido muchas cosas y todo lo que realmente he hecho es... que he llegado a casa. Y que cuanto más sé, menos entiendo. Tal vez la vida no se quiere dar a entender. A lo mejor tiene la intención de ser vivida. A cada uno lo suyo. Desde mi propio proceso sé que me habré curado cuando deje de preguntarme: "¿Por qué?" Entonces sé que habré llegado muy lejos. Soy consciente de las cosas que tengo por delante en mi vida, vallas y obstáculos. Pero no tengo miedo. Sé que la vida se compone de ellos. Nadie dijo nunca que la vida fuera a ser fácil. Pero a veces creo que podría haber al menos un poco más fácil. Me considero una persona extremadamente sensible. Esa sensibilidad está en todas partes en mi arte. Y la sensibilidad y la belleza van de la mano de alguna manera invisible. He estado escribiendo este libro, muy aislado en medio del más profundo bosque finlandés en una cabaña. Este lugar está muy, muy lejos de la "civilización" moderna. No hay nadie aquí. Es tan tranquilo todo aquí que el único sonido que oigo es mi propia voz interior. Hay diferentes tipos de árboles alrededor de la cabaña. El patio está lleno de hierba cortada mezclada con tréboles. Hay una gran cantidad de abejas y avispas. El otro día vi un ciervo. Este lugar es vibrante, con vida y colores. Se respira el misterio de la vida misma. Y cuando se mira más de cerca, no se siente como un misterio para nada. Se siente uno natural, como algo que había olvidado mucho tiempo atrás. Por las noches me siento solo afuera a ver el cielo eterno y las estrellas. Se ven tan hermosos que me hacen llorar. Siento un

vacío enorme en este aislamiento y entiendo que el aislamiento está en mí. El mundo exterior y el universo son perfectos. Me dicen que participe en la vida. Me dicen que me dé prisa, que hay muy poco tiempo. Trato de decirle que ya he hecho mucho y que tal vez mi tiempo se terminó. Sin embargo, con una suave sonrisa en su cara me dice que vaya hacia atrás. Al principio del todo. Así que mientras estoy mirando a la galaxia de la Vía Láctea, nuestra casa, me remonto a la época cuando yo era joven, cuando cada cosa era un milagro. Cuando vi el mundo simplemente como lo que era, hermoso. Cuando me dio todo lo que necesitaba. Pero el universo me dice que vaya aún más lejos. Al tiempo en que yo nací. Hoy es 03/03/1966 y yo acabo de nacer. Estoy buscando a una persona que está infinitamente hermosa, con un rostro radiante. Ella me está manteniendo con suavidad y mirándome con una mirada de amor. Se ve tan feliz. Después de nueve meses y todas las presiones que sentía en ese lugar oscuro, por fin he conocido a mi madre. He llegado a casa.

EPILOGO

Ha habido muchas canciones y muchos poemas sobre mi viaje que me han dado esperanza y coraje para seguir adelante.

Me gustaría compartir uno de los poemas más queridos contigo. Creo que es imposible vivir de la manera que este poema enseña. Pero realmente tiene algo que me ha ayudado, al menos a mí. Si te ayuda en la mitad de tu lucha, entonces soy muy feliz.

-SI-

Si puedes mantener tu cabeza cuando todos A tu alrededor, La están perdiendo y te culpan a ti, Si puedes confiar en ti mismo cuando todos los dudan de ti, Pero tomas en cuenta sus duda; Si puedes esperar y no estar cansado de la espera, O siendo engañado, no te ocupas de Las mentiras, O siendo odiado, no das cabida al odio, Y, sin embargo no pareces demasiado bueno, ni hablas Muy sabiamente: Si puedes soñar y no hacer que los sueños te dominen; Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu objetivo; Si has conocido el triunfo y El desastre

Y tratar a esos dos impostores de la misma forma; Si puedes soportar oír la verdad Que has dicho Tergiversada por bribones para hacer una trampa para tontos, O ver las cosas que le diste a u vida, rotas, Y agacharte y reconstruirlas con gastadas herramientas: si usted puede hacer un montón con todas tus ganancias Y correr el riesgo de un sorteo sorteo, Y perder, y empezar otra vez en tus comienzos Y nunca una palabra sobre Tu derrota; Si puedes forzar tu corazón y nervios y tendones Para servir en tu camino mucho después de que se hayan ido, Y así resistir cuando no haya nada en ti

Excepto la Voluntad que te dice: "¡Adelante!" Si puedes hablar con las multitudes y guardar tu virtud, O caminar con reyes sin perder el sentido común, Si ni los enemigos ni los buenos amigos tampoco pueden herirte, Si todos los hombres cuentan contigo pero ninguno demasiado; Si puedes llenar el inexorable minuto con sesenta segundos de distancia recorrida, Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, Y, lo que es más, serás un hombre, hijo mío!

- RUDYARD KIPLING –

Quiero daros las gracias por leer este libro. Es el primero y no he pensado en esto como una obra maestra literaria, sino simplemente como una manera de contar parte de mi historia. La historia completa no es posible contarla en un libro.

Les deseo lo mejor. Espero que las bendiciones y la verdad guíen sus caminos. Os deseo suerte y coraje para permanecer en el camino que habeis elegido.

Y por encima de todo. Os deseo amor. Hasta que nos volvamos a encontrar, TIMO

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful

Master Your Semester with Scribd & The New York Times

Special offer for students: Only $4.99/month.

Master Your Semester with a Special Offer from Scribd & The New York Times

Cancel anytime.