15.

– Adórote debóte

IV Congreso Eucarístico
Del 23 al 26 de junio de 2011

Vísus, táctus, gústus in te fállitur, sed audítu solo tuto créditur. Crédo quidquid díxit Déi Fílius Nil hoc vérbo veritáris vérius. In crúce latebat sóla Déitas, at hic látet simul et humánitas. Ambo tamen crédens atque cónfitens, péto quod petívit látro paénitens. Plágas, sicut Thómas, non intueor. Déum tamen méum te confíteor. Fac me tibi Semper magis crédere, in te spem habére, te dilígere.
Asesor: Pbro. Eric De Vrieese Director: Gregori Lobo Integrantes: Grupo A Warren Escalona Grupo B Ángel Colmenares Alfonso Mota Joel Briceño Grupo C Celestino Rojas Yorwins Vielma Grupo D Sergio Chaparro Jussi Chams Wilfredo Durán

O memoriále mórtis Dómini, Pánis vivus vítam praéstans hómini, Praesta méae ménti de te vívere, et te illi Semper dulce sápere. Píe pellicane Jésu Dómine, me immundum munda túo sánguine, cújus úna stílla sálvum fácere tótum múndum posset ómni scélere. Iesu, quem velátum nunc aspício, oro, fiat illud quod tam sítio, ut te reveláta cernens fácie, visu sim beátus tuae glóriae. Amen.

Cancionero

Eucaristía
Bendito (3x) sea Dios, los ángeles cantan y alaban a Dios. (Bis)

Pan de vida para Venezuela

1.- Alabado sea el Santísimo 2.- Bendito, bendito
Alabado sea el Santísimo Sacramento del altar, y la Virgen concebida sin pecado original.

8

Yo creo Jesús mío Bendice (3x) alma mía, bendice (3x) que estás en el altar, oculto en la Hostia, al Señor. te vengo a adorar. (Bis) Elevada sea al santísimo la más noble imprecación, Por amor al hombre por la patria hoy reunida moriste en una Cruz en profunda adoración. y al Cáliz desciende por nuestra salud. (Bis) En el día que al santísimo se dio fiel consagración, Oculto en este velo al Señor sea dirigida está tu corazón, nuestra petición. ¿ y no arderá mi pecho, oh Dios, por tanto Amor? (Bis) Pues que ha sido al santísimo consagrada la nación, Tu propia carne y Sangre, a ella venga concebida alimento me dio, la más dulce bendición. y en pago a tal fineza sólo pides amor. (Bis)

Amor tan sólo pide divino Corazón, tanto has dado al hombre cuánto puede dar Dios. (Bis) Detesto mis pecados los miro con horror, mi pecho al recordarlo se llenan de dolor. (Bis)

4.- Cántico Evangélico Cántico de María
Alegría del alma en el Señor Lc. 1, 46-55

14.– Salve Regina

3.- Cantemos al amor de los amores
Cantemos al amor de los amores, cantemos al Señor. Dios está aquí, venid adoradores, adoremos a Cristo redentor.

Proclama mi alma la grandeza de Dios, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador, porque ha mirado la humildad de su sierva. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones. Porque el poderoso ha obrado y hace maravillas en nosotros. Grande es su amor, para todos, grande es su amor y por siempre, grande es su amor. Hace proezas con su brazo, corrige a los soberbios y, con todo el corazón, ensalza a los humildes, llena de bienes a los pobres. Su promesa por siempre durará, como dijo a nuestros padres. Porque el poderoso ha obrado y hace maravillas en nosotros. Grande es su amor, para todos, grande es su amor y por siempre, grande es su amor. *** Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Gloria a Cristo Jesús, cielos y tierra bendecid al Señor. Honor y gloria a Ti, rey de la gloria, amor por siempre a Ti, rey del amor. Unamos nuestra voz a los cantares del coro celestial, Dios está aquí; al Dios de los altares alabemos con gozo celestial. Los que buscáis solaz en vuestra pena y alivio en el dolor. Dios está aquí, y vierte a manos llenas los tesoros de su divino amor. Oh rara caridad y real firmeza, oh dulce memorial, Dios está aquí: con toda su riqueza con su cuerpo y con su Sangre divina.

2

7

12.– Pange Lingua

5.- Himno a la Coromoto
Salve aurora jubilosa de una Patria soberana, que te bendice y te aclama, con su historias gloriosas. Salve Virgen de los llanos siempre viva del amor, cautivas tú el corazón de cada venezolano.

Te cantamos, oh Hijo amado del Padre, te alabamos, Eterna Palabra salida de Dios. Te cantamos, oh Hijo de la Virgen María, te alabamos, oh Cristo nuestro hermano, nuestro Salvador. Te cantamos, a Ti, esplendor de la Gloria, te alabamos, estrella radiante que anuncias el día. Te cantamos, oh luz que iluminas nuestras sombras, te alabamos, Antorcha de la Nueva Jerusalén. Te cantamos Mesías que anunciaron los profetas; te alabamos, oh hijo de Abraham e hijo de David. Te cantamos Mesías esperado por los pobres, te alabamos oh Cristo, nuestro Rey de humilde corazón.

2. Nóbis dátus, nóbis nátus Ex intácta Vírgine, Et in múndo conversátus Spárso vérbi sémine, Súi móras incolátus Míro cláusit órdine. 3. In suprémæ nócte cóenæ Recúmbens cum frátribus, Observáta lége plene Cíbis in legálibus, Cíbum túrbæ duodénæ Sedat súis mánibus. 4. Vérbum cáro, pánem vérum Vérbo cárnem éfficit: Fítque sánguis Chrísti mérum Et si sénsus déficit, Ad firmándum cor sincérum Sóla fídes súfficit.

5. TÁNTUM ERGO SACRAMÉNTUM Venerémur cérnui: Et antíquum documéntum Nóvo cédat rítui Sit et benedíctio: Præstet fídes suppleméntum 6. Genitóri Genitóque Laus et jubilátio, Sálus, hónor, vírtus quoque Procedénti ab utróque Sénsuum deféctui Cómpar sit laudátio. Amen.

Flores de nieve en los Andes, olas de azul en el mar, todo me dice un cantar para rimar tus bondades. En los pliegues tricolores de la bandera señera, guarda Venezuela entera de su Virgen los amores.

6.- Pescador de hombres

Tú has venido a la orilla, no has buscado ni a sabios ni a ricos, tan sólo quieres que yo te siga. Señor, me has mirado a los ojos, sonriendo has dicho mi nombre. En la arena he dejado mi barca, junto a ti buscaré otro mar.

13.– Ubi caritas
J. Berthier

Te cantamos, Tú sabes bien lo que tengo, en mi barca no hay oro ni espadas, mediador entre Dios y los hombres, te alabamos, tan solo redes y mi trabajo. oh ruta viviente, camino del Cielo. Tú necesitas mis manos, Te cantamos, mi cansancio que a otros descansen, Sacerdote de la Nueva Alianza, amor que quiera seguir amando. te alabamos, Tú eres nuestra paz, Por la sangre Tú pescador de otros lagos, ansia eterna de almas que esperan, de la Cruz. amigo bueno que así me llamas. Te cantamos Cordero de la Pascua Eterna; 7.- Pueblo de reyes te cantamos oh Victima que borra nuestros Pueblo de reyes, asamblea santa, pecados. pueblo sacerdotal, Te cantamos pueblo de Dios, bendice a tu Señor. oh Templo de la nueva alianza; te alabamos oh piedra angular y roca de Israel. 3

6

8.- Que alegría cuando me dijeron
¡Qué alegría cuando me dijeron: «Vamos a la casa del Señor»! Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén. Jerusalén está fundada como ciudad bien compacta. Allá suben las tribus, las tribus del Señor, Según la costumbre de Israel, a celebrar el nombre del Señor; en ella están los tribunales de justicia, en el palacio de David. Desead la paz a Jerusalén: «Vivan seguros los que te aman, haya paz dentro de tus muros, seguridad en tus palacios». Por mis hermanos y compañeros, voy a decir: «La paz contigo». Por la casa del Señor, nuestro Dios, te deseo todo bien.
Sal 121

Tú reinarás, dichosa era, dichoso pueblo con tal Rey; será tu cruz nuestra bandera, tu amor será la nueva ley. Tú reinarás, en este suelo, te prometemos nuestro amor; oh buen Jesús, danos consuelo en este valle de dolor. Tú reinarás, reina ya, ahora en esta casa y población; ten compasión del que te implora y acude a Ti en la aflicción. Tú reinarás en Venezuela; ella será tu fiel Nación, con tu doctrina en las escuelas y con leyes en vigor.

11.- Jesu dúlcis memória

10.- Un solo Señor
L. Deiss

¡Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre! (Bis) Llamados a guardar la unidad del espíritu por el vínculo de la paz, cantamos y proclamamos. Llamados a formar un sólo cuerpo en un mismo Espíritu, cantamos y proclamamos. Llamados a compartir una misma esperanza en Cristo, cantamos y proclamamos.

9.- Tú reinarás
Consagración de Venezuela al Stmo. Sacramento

“Tú reinarás” este es el grito que ardiente exhala nuestra fe; Tu reinarás ¡Oh rey Bendito! Pues Tú dijiste: “Reinaré”. Reine Jesús por siempre, reine su corazón en nuestra patria, en nuestro suelo, que es de María la Nación. (Bis) Tú reinarás, dulce esperanza, que el alma llena de placer; habrá por fin paz y bonanza, felicidad habrá doquier. 4

5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful