You are on page 1of 3

«Yo, como vosotros, soy una española sencilla, no de la nobleza. (...

) Pero todos nosotros, gente sencilla, obreros, lucharemos hasta el fin por una España popular, libre y feliz, contra la camarilla fascista de generales y jesuitas. (...) Es necesario tener clara conciencia de contra quién luchas, contra quién disparas. Nosotros disparamos contra nuestro maldito pasado, contra la España de los Borbones y Primo de Rivera, que intenta volver y estrangularnos. Que el enemigo no nos pida gracia. Constituimos la vanguardia mundial contra el fascismo, de nuestra victoria dependen muchas cosas. Nos apoya la democracia de todo el mundo. Nos apoyan los obreros rusos. Ya nos han mandado dinero, y nos mandarán lo que nos haga falta (...)» Discurso de Dolores Ibárruri La Pasionaria, ante los milicianos del frente de Guadarrama, 20 de agosto de 1937

«1. La independencia de España. 2. Liberarla de militares extranjeros invasores. 3. República democrática con un gobierno de plena autoridad. 4. Plebiscito para determinar la estructuración jurídica y social de la República Española. 5. Libertades regionales sin menoscabo de la unidad española. 6. Conciencia ciudadana garantizada por el Estado. 7. Garantía de la propiedad legítima y protección al elemento productor. 8. Democracia campesina y liquidación de la propiedad semifeudal. 9. Legislación social que garantice los derechos del trabajador. 10. Mejoramiento cultural, físico y moral de la raza. 11. Ejército al servicio de la Nación, estando libre de tendencias y partidos. 12. Renuncia a la guerra como instrumento de política nacional. 13. Amplia amnistía para los españoles que quieran reconstruir y engrandecer España.» Programa de los Trece puntos del gobierno de Negrín, 30 de abril de 1938

«Señor ministro: De orden de mi gobierno tengo el honor de comunicarle a Vuestra Excelencia lo siguiente: 1) Ante la situación militar cuya gravedad sería insensato desconocer, el gobierno de la República se cree obligado a dirigir su solemne llamamiento a la conciencia de los gobiernos de Francia y el Reino Unido, como iniciadores del acuerdo de no intervención, sobre la tremenda y peligrosa iniquidad de mantener en vigor dicho acuerdo cuando su violación abierta, confesada pública y cínicamente por los gobiernos de Alemania e Italia, en favor de los rebeldes, es cosa tan notoria que ningún hombre público, consciente de sus responsabilidades, se atreve ya a poner en duda. 2) (...) Italia y Alemania no han cesado ni un instante desde que estalló la rebelión española de proveer a los rebeldes no sólo con inmensas cantidades de material bélico de todas clases, sino de considerables masas de combatientes y gran número de expertos formados en los ejércitos regulares de ambos países (...).» Nota del gobierno español, presentada mediante su embajador Pablo de Azcárate al Gobierno del Reino Unido, 5 de abril de 1938

» Decreto de UnificaciónBOE. cristalizando en el estado nuevo el pensamiento y el estilo de nuestra Revolución Nacional. quien asumirá todos los poderes del nuevo Estado. urge acometer la gran tarea de la paz. Generalísimo de las fuerzas nacionales de tierra. y se le confiere el cargo de General Jefe de los ejércitos de operaciones. se transformó por la contienda cívico-militar. que de momento se denominará Falange Española Tradicionalista y de las JONS.«La Junta de Defensa Nacional. 20 de abril de 1937 “El 27 de de febrero de 1936. (…) Razones de todo linaje señalan la alta conveniencia de concentrar en un solo poder todos aquellos que han de conducir a la victoria final y al establecimiento. mar y aire. Francisco Franco.Se le nombra asimismo. 19 de abril de 1937. como un plebiscito armado.. en que la falta de conciencia política del gobierno nacional dio arbitrariamente a las fuerzas revolucionarias un triunfo que no habían logrado en las urnas. la paz social. La lucha de los comicios de 1936. al servicio de España. bajo mi jefatura. Esta unificación que exijo en el nombre de España no quiere decir ni conglomerado de fuerzas. En consideración a los motivos expuestos y segura de interpretar el verdadero sentir nacional esta Junta. Art 3. Salamanca. consolidación y desarrollo del nuevo Estado. ni mera concentración gubernamental. la Komintern rusa decretaba la revolución española y la financiaba con exorbitantes cantidades. la civilización tradicional y la . Art 1. del lado de los sublevados. ni unión pasajera. El 1º de mayo siguiente centenares de jóvenes postulaban públicamente en Madrid “para bombas y pistolas.. y el régimen provisional de mandos combinados respondían a las más apremiantes necesidades de la liberación de España.. a raíz del triunfo del Frente Popular.Quedan fundidas en una sola Milicia Nacional las de Falange Española y de Requetés. en una sola entidad política de carácter nacional. Artículo 2.. Quedan disueltas las demás organizaciones y partidos políticos. pues.. Unidos por un pensamiento y una disciplina común. promulga lo siguiente: Artículo 1. que salió a la defensa del orden. los españoles todos han de ocupar su puesto en la gran tarea. pólvora y dinamita para la próxima revolución”.Serán órganos rectores de la nueva entidad política nacional el Jefe del Estado. La guerra es.En cumplimiento del acuerdo adoptado por la Junta de Defensa Nacional se nombra Jefe del Gobierno del Estado Español al Excelentísimo señor General de División don Francisco Franco Bahamonde. Art 2.» Decreto de 29-9-1936 «Llegada la guerra a punto muy avanzado y próxima la hora victoriosa.Falange Española y Requetés se integran. un Subsecretario o Junta Política y el Consejo Nacional. con la asistencia fervorosa de la Nación. en la lucha cruenta de un pueblo partido en dos tendencias: la espiritual. creada por Decreto de 24 de julio de 1936.

con todos sus factores. y muy ostensiblemente en un gran sector. Hoy por hoy no hay en España más esperanza para reconquistar la justicia y la paz. por la novísima civilización de los soviets rusos (…) Primero. no ofrece garantías de estabilidad política y social Carta colectiva del episcopado español: 1 de julio de 1937 . la materialista. comunista o anarquista. a pesar de su espíritu de paz y de no haber querido la guerra ni haber colaborado con ella. que el triunfo del movimiento nacional. la vieja civilización de España. no podía ser indiferente en la lucha: se lo impedía su doctrina y su espíritu. llámese marxista. y de otra parte. Que la Iglesia. el sentido de conservación y la doctrina de Rusia (…) Cuarta.patria. Tal vez hoy menos que en los comienzos de la guerra porque el bando contrario. que quiso sustituir. a pesar de todos los esfuerzos de sus hombres de gobierno. para la defensa de la religión. y los bienes que de ellas derivan.