You are on page 1of 2

MANTENIMIENTO

:
La frecuencia de mantenimiento no es la misma para todas las instalaciones, sino que varía con las condiciones del servicio. En toda instalación deberá de existir como mínimo los siguientes documentos: Existencia de un programa de mantenimiento periódico, incluyendo las mejoras estructurales y funcionales de las instalaciones. Registro por escrito de las operaciones y programas de mantenimiento, incluyendo plano señalizando las distintas partes de la instalación. Existencia de un registro escrito y aplicación del programa de limpieza.

El objeto de este apartado es definir las condiciones generales mínimas que deben seguirse para el adecuado mantenimiento de las instalaciones. Se definen tres escalones de actuación para englobar todas las operaciones necesarias durante la vida útil de la instalación para asegurar el funcionamiento, aumentar la fiabilidad y prolongar la duración de la misma: a) Vigilancia: El plan de vigilancia se refiere básicamente a las operaciones que permiten asegurar que los valores operacionales de la instalación sean correctos. Es un plan de observación simple de los parámetros funcionales principales, para verificar el correcto funcionamiento de la instalación. Será llevado a cabo, normalmente, por el usuario, asesorado por el instalador. b) Mantenimiento preventivo: Son operaciones de inspección visual a priori cada cierto tiempo (dependiendo de la instalación), verificación de actuaciones y otras, que aplicadas a la instalación deben permitir mantener dentro de límites aceptables las condiciones de funcionamiento, prestaciones, protección y durabilidad de la misma. El plan de mantenimiento debe realizarse por personal técnico especializado. Se realizará una verificación por inspección de todos los elementos: depósitos, válvulas, alarmas, motobombas, accesorios…etc

Comprobación del funcionamiento automático y manual de la instalación. en el plan de vigilancia o en el de mantenimiento preventivo. Verificaciones de niveles (combustible. Revisar periódicamente el estado de la instalación eléctrica. agua. Revisar posibles fugas en las canalizaciones. Mantenimiento de acumuladores. - Comprobar la estanqueidad de las uniones. limpieza de bornas.c) Mantenimiento correctivo: Son operaciones a posteriori realizadas como consecuencia de la detección de cualquier anomalía en el funcionamiento de la instalación. Comprobación de que las turbinas giren libre y suavemente. . Limpieza de filtros y elementos de retención de suciedad en alimentación de agua. Verificación de la inexistencia de ruidos extraños. Revisión presión del sistema. aceite…) Accionamiento y engrase de válvulas.