PP-PSOE : dos modelos diferentes de hacer política económica

Conferencia de Miguel Arias Cañete en “Economist Conferences”

Madrid, 22 de noviembre de 2006

22, noviembre, 2006.- El mensaje que en materia de política económica el Gobierno socialista está enviando a la sociedad española se podría resumir de la siguiente manera: el Gobierno socialista es un gobierno de izquierdas, y por tanto, según los tópicos al uso, más sensible en materia social e incremento de las libertades públicas (matrimonio homosexual), pero como los éxitos en al área económica de los Gobiernos del PP eran evidentes y altamente valorados por los españoles, no se podía desconocer tal circunstancia y por ello se transmite a la ciudadanía que no debe preocuparse en este ámbito porque, en lo esencial se sigue la misma política económica y para garantizarlo se nombra Vicepresidente económico a una persona sensata y prudente.

En definitiva este Gobierno nos quiere trasladar la idea de que tendría lo mejor del PP y lo mejor de la presunta tradición social de la izquierda. La realidad es bien distinta. La inmensa mayoría del Gobierno y del Partido Socialista no cree en la libertad económica sino en la intervención y en el dirigismo.

Las cuestiones económicas tienen una importancia secundaria, salvo cuando se trata de intervenir en decisiones que deberían ser puramente empresariales.

Se carece de estrategia en política económica, se vive de la herencia recibida y en el mejor de los casos la Vicepresidencia económica. No se emprenden nuevas reformas y sólo se aspira a tener suerte con el ciclo económico.

Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

1

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

Aunque el crecimiento económico y la creación de empleo persisten, ello es consecuencia de la política económica que en su día pusieron en marcha los gobiernos populares, pero no se están poniendo las bases para nuevas fuentes de crecimiento. Nadie cree que el modelo actual, que sirvió durante varios años pero que hoy comienza a agotarse y experimentar fuertes desequilibrios pueda prolongarse indefinidamente en el tiempo, al contrario lo sorprendente es que las sólidas bases económicas que dejo el Gobierno popular en 2004 permitan seguir creciendo y crear empleo a pesar de la pasividad del PSOE. Pero es que además no es cierto que la política económica socialista sea similar a la que desarrolló en su día el Partido Popular como trataré de demostrarles a continuación. 2. Las políticas económicas de los Gobiernos populares y del actual gobierno socialista: no son en absoluto son iguales. Diapositivas 1 y 2 Política fiscal: Aunque ha continuado el proceso de incremento del superávit y reducción del volumen de deuda pública, esto se ha hecho de forma muy distinta a la política presupuestaria de los Gobiernos populares: incrementando la presión fiscal en vez de reducir los gastos. En efecto, en 1995 el gasto público total sobre el PIB alcanzaba el 44,4% del PIB, en 2003, último ejercicio de nuestra responsabilidad, esta

Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

2

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

cifra había descendido al 38,2% (datos de Eurostat), es decir más de 6 puntos en ocho años. En los tres ejercicios últimos el gasto público se ha mantenido algo por encima del 38% del PIB. Además se observa una tendencia al incremento del consumo público que pasa de representar el 17,4% del PIB en 2003 al 18,1% en las previsiones para 2006. Sin embargo, curiosamente, no se incrementan ni las transferencias sociales (están estables desde 2001 en alrededor del 11,7% del PIB) ni la inversión pública (estable desde 2001 en el 3,7% del PIB). En los PGE 2007 el incremento del gasto supone un 8,8 % en Contabilidad Nacional, debido tanto a un aumento injustificado del gasto corriente (un 7,7 % en gastos de personal activo y un 11,8% en gastos corrientes de bienes y servicios) y a nuevos compromisos de gastos estructurales, que pueden afectar gravemente al Presupuesto en situaciones futuras menos favorables del ciclo económico. Con un crecimiento del gasto tan elevado el Gobierno contribuye a aumentar las tensiones inflacionistas en lugar de aliviarlas, en un año que se presenta difícil para las familias de rentas medias y bajas sobre las que inciden simultáneamente la subida del precio

En el lado de los ingresos ocurre algo similar. Mientras la presión fiscal se mantiene alrededor del 38% entre 1996 y 2003, en los tres últimos ejercicios se ha incrementado hasta alcanzar cerca del 40% en 2006.

Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

3

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

Esto se debe a que los incrementos de recaudación que genera el crecimiento económico el PP los devolvía a la sociedad en forma de rebajas impositivas, mientras el PSOE, como corresponde a un Gobierno socialista, los destina a financiar gasto. De hecho, la recaudación impositiva a pasado de representar el 21,6% del PIB en 2003 al 23,7% en 2006, estando este incremento de dos puntos de presión tributaria distribuido a partes iguales entre imposición directa e indirecta.

Las reformas fiscales del PSOE son puro maquillaje, y además poseen elementos contrarios a los que se necesita, al incrementar la tributación sobre el ahorro, en una economía como la española en el que el ahorro privado ha pasado del 19,5% del PIB en 2003 al 16,4% en 2006.

Conclusión: El PSOE sube impuestos, el PP los baja, el PSOE incrementa el gasto, el PP lo reduce. El PSOE no mejora al PP ni en gasto social, ni en inversión, el gasto aumenta en consumo público.

Diapositiva 3

Reformas estructurales: La ausencia de reformas estructurales es pavorosa, es más en la mayoría de los terrenos no sólo no se avanza sino se involuciona. Cuando el PP llega al poder en 1996, la mayoría de los sectores estratégicos (energía, telecomunicaciones, transporte...) estaban en manos del Estado o de empresas privadas sobreprotegidas. En muy pocos años se hizo un gran esfuerzo de crear mercados donde las empresas compitieran, redujeran precios, invirtieran y mejoraran los servicios. Para ello se privatizaron empresas, se desregularon sectores, se crearon órganos independientes para vigilar el buen funcionamiento del
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

4

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

mercado y animó la competencia y la libertad empresarial. Todo ello en beneficio de los consumidores. El Gobierno socialista ha hecho lo opuesto. Se ha puesto en marcha toda una política de intervención en el mercado, con el objetivo exclusivo de beneficiar al poder político.

Desde Presidencia del Gobierno, y con cuando menos el silencio de la Vicepresidencia económica, se ha tratado de cambiar los órganos de dirección de varias compañías, se han nombrado gestores políticos al frente de los órganos reguladores (CNE y Banco de España), se han cambiado leyes para dotar de poderes extraordinarios a estos reguladores con el fin de intervenir en el mercado a favor del Gobierno, y se ha impedido de forma ilegal el desarrollo normal de las operaciones empresariales. Todo ello a costa de la competitividad de la economía y de los bolsillos de los consumidores.

Pero es que además de intervencionista el Gobierno socialista no ha conseguido ni una sola reforma relevante que ayude a modernizar a la economía española.

El Plan Nacional de Reformas se ha quedado en nada, en el mercado de trabajo no se ha producido ningún acuerdo relevante, se ha retrocedido en la libertad comercial y se aumenta la protección de los sectores al abrigo de la competencia.

En materia energética el PP tenía un modelo que buscaba compatibilizar la garantía del suministro, la financiación de las inversiones y los intereses de los consumidores. El Gobierno, por el contrario, carece de
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

5

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

modelo energético, no sabemos su posición sobre la energía nuclear, no sabemos que tipo de mercado quiere, lo único que sabemos es que quiere nombrar a los Presidentes de las compañías y que no le gusta la competencia.

Esto termina reflejándose en el precio de la electricidad para el consumidor: si las familias españolas pagaban en 1995 por electricidad consumida un precio que suponía el 95% de la media de la UE-15, en 2003 ese precio había disminuido hasta un 84% como consecuencia de las políticas de liberalización de mercados del Gobierno Popular.

En sólo tres años de gobierno socialista, el precio de la electricidad para las familias españolas ha subido hasta el 86% de la media de la UE-15.

La política de recursos hídricos es otro buen ejemplo. El agua es un bien escaso en España, además de escaso es un bien desigualmente distribuido. La política del PP trataba de crear la infraestructura necesaria para transportar un bien escaso desde donde había más abundancia hacia donde había más escasez, y de esta forma beneficiar a ambas partes. El PSOE ha optado por quemar petróleo para conseguir agua. Respecto al mercado de vivienda en vez de buscar soluciones y facilitar la flexibilización de la oferta del suelo y el abaratamiento de los costes de compra de las viviendas (el PP en repetidas ocasiones trató de mejorar la ley del suelo y redujo los costes de notariado y registro), el Gobierno socialista crea un Ministerio y facilita la corrupción urbanística al impedir una legislación más flexible.
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

6

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

CONCLUSIÓN: lejos de preparar a la economía española para la creciente competencia internacional, el Gobierno socialista la convierte en una economía cada vez más rígida e intervenida. El único elemento de flexibilidad que tenemos es que se origina en una inmigración descontrolada. Diapositiva 4 La política Europea. La política europea del PP se apoyó en tres ejes fundamentales: defensa de los fondos estructurales que apoyaban el proceso de convergencia real; preciso cumplimiento de la normativa liberalizadora europea (en ocasiones España fue impulsora); y compromiso con los criterios de convergencia al Euro, primero y con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento después. Todo ello permitió la adopción del Euro contra todo pronóstico, la reducción sin precedentes de tipos de interés, un crecimiento económico más sano (apoyado con una oferta más flexible) y mejora de la distribución de recursos entre las distintas regiones de España. Tras la victoria del PSOE, estos tres ejes dan un giro inaudito.

Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

7

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

Fondos estructurales: en una de las negociaciones más desastrosas que se recuerdan España pierde su saldo neto con la UE y se convierte en la gran pagadora del proceso de ampliación. Normativa liberalizadora: España empieza a retrasarse en la transposición de directivas y, más importante aún, a España se le abren expedientes por infracción de las obligaciones que conlleva ser miembro de la UE (OPA de EON-Endesa). España acepta un cambio de las reglas del juego en política fiscal, para así poder justificar la mayor laxitud contenida en la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria. Diapositiva 5 La política autonómica El galimatías estatutario en el que nos vemos envueltos y que no existía en las dos legislaturas anteriores tiene graves consecuencias sobre las posibilidades de crecimiento de la economía española. En primer lugar, favorece un mayor grado de intervencionismo, como ha puesto de manifiesto el Estatuto Catalán, y de incremento del gasto público al exigir los socios nacionalistas del gobierno la flexibilización de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. En segundo lugar, se abre la puerta a un fraccionamiento del propio mercado interior español, al crearse todo un conjunto de competencias normativas a nivel autonómico sin cuya armonización se rompe la unidad de mercado. Se puede llegar por esta vía al absurdo de que sea más fácil
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

8

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

exportar a la UE que

vender en la Comunidad Autónoma vecina,

especialmente si ésta tiene lengua propia. Por último, y parafraseando al Vicepresidente del Gobierno, el sudoku de reglas de obligación de inversión pública estatal en cada comunidad autónoma que se está definiendo en cada estatuto, no sólo introduce rigidez en la política fiscal sino que es fuertemente insolidario e imposible de resolver, al establecer cada CC.AA. un criterio diferente. Educación Lo primero que hizo el gobierno socialista al llegar al poder fue revocar las leyes aprobadas por el PP en materia de educación. Estas leyes contenían muchas de las peticiones exigidas por los docentes para incrementar la calidad de la enseñanza que se había deteriorado de forma sustancial como consecuencia de la LOGSE. Las leyes del PP buscaban modernizar un sistema educativo en línea con los principios que se están aplicando en otros países desarrollados y de esta forma revertir una tendencia que nos ha llevado a ocupar uno de los últimos puestos en nivel de conocimiento de la OCDE. La derogación de la normativa de educación no se ha sustituido por un modelo alternativo, por lo que la situación no deja de agravarse. Para un Gobierno para el que según su programa electoral la educación es su prioridad básica y que está en la base de su nuevo modelo de crecimiento basado en la productividad, la educativa ha sido una de sus políticas más desafortunadas. Inmigración
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

9

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

La inmigración tiene factores positivos para la economía española: rejuvenece la población, incrementa la capacidad productiva, dota de flexibilidad al mercado de trabajo y, a corto plazo, aporta un saldo presupuestario favorable. Sin embargo, un proceso de regularización masivo y desordenado en el que se permite aportar como documento válido para obtener el permiso de residencia la orden de expulsión, genera un efecto llamada incontrolado que atrae masivamente inmigrantes que son difíciles de integrar y, además, crea alarma en el resto de nuestros socios comunitarios. Política exterior Nuestras empresas no se pueden sentir seguras cuando su Gobierno no es capaz de defender sus intereses en el exterior, como consecuencia de una política exterior desordenada e ideológica. Las empresas españolas han encontrado especiales dificultades en aquellos países que, teóricamente, están más cerca del actual Gobierno (Repsol en Bolivia y Argentina, por ejemplo). Diapositiva nº 6 3. Los resultados de estas políticas: inercia, desequilibrio y pérdida de poder adquisitivo. El crecimiento económico actual es inestable, basado en un modelo que no ha sido renovado, está agotado y se ha llenado de desequilibrios.

Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

10

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

Hay dos fuerzas que todavía lo mantienen vivo, por el lado de la demanda el endeudamiento de empresas y familias, que han aprovechado los bajos tipos de interés. Por el lado de la oferta, la inmigración que otorga flexibilidad y aporta capacidad de crecimiento. Pero el endeudamiento tiene un límite, y más aún en un nuevo entorno de subidas de tipos de interés. Por otra parte, el agotamiento del modelo de crecimiento ha generado un enorme déficit exterior, inflación y pérdida de poder adquisitivo, por lo que cada vez menos los españoles sienten los frutos de la expansión. De hecho, al contrario de lo que pasaba en los gobiernos del PP, nadie cree en la supervivencia del modelo actual. Estancamiento del nivel de vida En estos tres años de gobierno socialista ha continuado la inercia de crecimiento y creación de empleo. Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en los ocho años anteriores, los españoles no están notando una mejoría en su calidad de vida. Esto se debe a que la subida de precios no se compensa con el crecimiento de los salarios por agotamiento de un modelo que no encuentra nuevas fuentes de crecimiento. Diapositiva 6 Convergencia real. Cuando el PP llegó al poder en 1996 la renta per capita española era el 79% de la media de la UE-15. Cuando dejan el
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

11

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

poder, esta cifra había subido hasta el 90%, es decir, en ocho años, 11 puntos. En 2006, esta misma cifra se situará, según las predicciones de Eurostat en un 91,2%. Es decir, en tres años el avance ha sido de algo más de un punto. Dicho de otra forma, el ritmo de convergencia real se ha reducido a menos de la mitad. Diapositiva nº 7 Salarios reales: Durante los ocho años de gobierno del PP los salarios mantuvieron, en media, su poder adquisitivo con tendencia a ganarlo entre 2001 y 2003. Esto se complementó, además, con fuertes rebajas tributarias que contribuyeron a incrementar aún más el poder adquisitivo de los asalariados. Por el contrario, en los tres años de Gobierno socialista los salarios reales han tenido una pérdida acumulada de poder adquisitivo de 1,7 puntos. (Datos de Eurostat utilizando como índice de precios el deflactor de consumo privado). Como hemos visto, además la tendencia de la presión fiscal con el PSOE ha sido al alza. Como consecuencia de esta evolución de los salarios, la participación de los salarios en la renta nacional ha caído más de dos puntos en los últimos tres años y ello a pesar de la fuerte creación de empleo. Es decir, cada vez trabaja más gente por menos dinero. Temporalidad en el empleo. En el año 95 la tasa de temporalidad de la economía española era del 34%. El gobierno del PP la redujo hasta el 32% en 2003. No era una gran reducción pero la tendencia era
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

12

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

positiva. En sólo 3 años de gobierno socialista nos situamos cerca del 35%, arruinando todos los esfuerzos de los ocho años anteriores. Esfuerzo de compra de vivienda. Los precios de la vivienda en España empiezan a acelerarse de forma importante a partir de finales de los 90. Pero en aquellos años, la subida de los precios iba acompañada de fuertes reducciones en los tipos de interés, como consecuencia de la entrada a tiempo en el Euro. Por ello, el esfuerzo de compra de vivienda disminuye. En los últimos años de gobierno del PP los precios subieron de forma más acusada, pero los tipos de interés también seguían bajando. La situación actual, que asfixia especialmente a los jóvenes, es de crecimiento (algo menor) de los precios de la vivienda pero subida significativa de los tipos de interés. Diapositiva nº 8 Todo ello determina que la valoración que hacen los ciudadanos de la situación económica haya ido empeorando desde marzo de 2004 como se aprecia en los barómetros del CIS, hasta el punto en que hasta el Vicepresidente Económico ha sido suspendido en valoración. Diapositiva nº 9 Productividad La gran promesa en materia de política económica del Partido Socialista era el cambio de modelo de crecimiento, desde un modelo extensivo basado en la creación de empleo, hacia un modelo de crecimiento, a la irlandesa, basado en crecimientos de productividad.
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

13

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

La realidad es bien distinta, el crecimiento de la actividad se basa cada vez más en los sectores intensivos en trabajo, y no se hace nada para que el cambio de modelo de crecimiento sea una realidad. Prometieron una revolución económica y lo que tenemos es una mala evolución del modelo anterior. En vez de aprovechar la herencia para convertir a la economía española en una economía basada en la tecnología y el conocimiento, tenemos cada vez más una economía basada en factores tradicionales. Los datos de Eurostat así lo corroboran, hasta 2003 la productividad por persona empleada de la economía española se encontraba alrededor de la media de la productividad de la UE25, para este año la previsión de la Comisión Europea es que se sitúe cuatro puntos por debajo y para 2008 seis puntos por debajo. Diapositiva nº 10 Perdida de competitividad exterior Un crecimiento basado en el endeudamiento del sector privado genera un exceso de demanda sobre la capacidad de crecimiento de la economía. Este exceso se manifiesta en inflación, en aquellos bienes que no compiten directamente con el exterior, y en déficit comercial en los bienes comercializables. Ambos procesos se dan en la economía española y son la mejor muestra de su pérdida de competitividad.
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

14

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

Déficit por cuenta corriente. En 2003, el déficit por cuenta corriente era del 4% del PIB una cifra muy similar a la de los tres años anteriores. Tres años más tarde, en 2006, esta cifra se sitúa en el 8,6% del PIB y para 2008 Eurostat proyecta que llegará al 10%. España es, en estos momentos, el único país de peso que teniendo un gran desequilibrio exterior no lo está corrigiendo. Diapositiva nº 11 Ahorro privado. La tasa de ahorro privada ha pasado del 19,5% del PIB en 2003 al 16,4% en 2006, una caída de más de un punto al año. Con esta falta de ahorro privado no se explica la política de incremento de la imposición sobre el ahorro que ha supuesto la reforma fiscal del PSOE. Diferencial de inflación. En los últimos años de gobierno del PP se mantuvo un diferencial de pericos con la UE en el entorno de un punto. En 2006 este diferencial se ha situado en 1,5 puntos (datos del propio Ministerio de Economía y Hacienda; a pesar de que aunque el último dato correspondiente a octubre reduce el diferencial a un punto, la media del año es 1,5). Inversión directa. La pérdida de competitividad de la economía

española se refleja en que cada vez es un destino menos atractivo a la inversión extranjera. Entre los años 2001 a 2003 España recibió un total de 100.000 millones de Euros en inversión directa Exterior; en los tres últimos años esta cifra no alcanzará los 60.000. 4. Conclusión Diapositiva 11
Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

15

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador

Todo lo anterior nos lleva a la necesidad de una política económica distinta, basada en CUATRO pilares: Una política fiscal que vuelva a centrarse en la rebaja de impuestos, esta vez en aquellos que influyen más sobre el ahorro y la inversión. Una política presupuestaria que de prioridad a la corrección de los desequilibrios presupuestarios que padece ser nuestra más economía; ambiciosos y los el objetivos superávit

deberían

presupuestario debería situarse por encima del 3% del PIB tal y como ocurre en países como Suecia, Dinamarca y Finlandia países con niveles de crecimiento similares al español., si queremos que la política presupuestaria de nuevos impulsos al crecimiento del PIB y del empleo. Retomar el dinamismo en materia de reformas estructurales: energía, telecomunicaciones, agua, suelo, mercado de trabajo, distribución comercial… La preocupación por tener empresas competitivas internacionalmente debe estar en el centro de toda actividad gubernamental. Educación, justicia, relaciones exteriores y ordenación del territorio deben contribuir decisivamente a este objetivo y olvidar debates estériles que no conducen a ninguna parte. Políticas que nos permitan recuperar la ambición que hemos perdido; España puede tener perfil de país G8 y estar en el G8.

Génova, 13 - 28004 Madrid. Telfs: (91) 557 73 58 / 59 / 60. Fax: (91) 308 55 87. www.pp.es

16

Este texto puede ser modificado parcial o totalmente por el orador