Nuestra travesía.

Mujeres del Mundo Primera edición: Mayo de 2010

© Munduko Emakumeak - Mujeres del Mundo C/ Fika, nº 5, bajo. Bilbao ISBN: 978-84-613-6023-9 Depósito Legal:

Impresión: Imprenta Luna. Bilbao

Fotografías: Mujeres del Mundo - Munduko Emakumeak

NUESTRA TRAVESÍA
Mujeres del Mundo

Índice
PRÓLOGO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 AVISO A NAVEGANTAS Y NAVEGANTES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 LOS ASTILLEROS DE AFRO VASCA El espacio en el que poco a poco fue fraguándose nuestra embarcación . . . . . . . 19 LEVANDO ANCLAS Noviembre 1999-Noviembre 2001) Todo estaba preparado: el viento y las velas, el timón y el horizonte. Comenzamos a navegar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 LAS SINGLADURAS (2002-2009) Miramos desde la cubierta los rumbos que iba tomando nuestro barco. La confianza, la hermandad entre nosotras eran la clave . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56 LA BITÁCORA El ritmo de nuestras voces, el compás de nuestros corazones . . . . . . . . . . . . . . . 101 LA TRIPULACIÓN Un barco que surca mares bravíos, pero más que las aventuras por dónde nos lleva… ¡es su tripulación lo que cautiva! . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103 EL SEXTANTE Ya tenemos nuestro instrumento de reflexión, ya podemos calcular la altura de los astros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155 LA ARBOLADURA El lugar donde las ideas fluyen, los sueños están más cerca y la creatividad llega como las olas a la orilla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161 LA JARCIA Las voces del viento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 165 COMPAÑERAS/OS DE VIAJE Y en todas nuestras travesías encontramos viajeras/os incansables, dispuestas/os a acompañarnos con calma chicha o con tormentas . . . . . . . . . . . 171 A MODO DE EPÍLOGO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 190 AGRADECIMIENTOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 191

A todas las mujeres que nos han ayudado en nuestro camino

PRÓLOGO

EL POLIZÓN
Empiezas a leer esta impresionante singladura en clave marítima, e imaginas de inmediato una voz potente, órdenes drásticas, y el pulso firme del comandante del navío. Nada más lejos de la realidad, querida lectora. Al frente de esta variopinta nave, rebosante de ilusiones y de nobles deseos, nunca como antes se hizo tan patente y visible aquello de “ donde mandan marineras no manda capitán”. Tal vez sea porque esta variopinta nave sólo porta tripulación femenina, vinculada eso sí a mil lugares y lenguas recónditas, ondeando al viento legiones de banderas multicolores que han surcado mares y océanos procelosos. Al que habéis trasladado el honor y la responsabilidad de narrar el comienzo de este viaje singular, sin embargo es a este humilde polizón, que ya que no puede adquirir la condición femenina, al menos os agradece en el infinito que le hayáis dejado embarcar sin papeles y sin recursos rumbo hacia la tierra de promisión. Y que haya podido sobrevivir a tan peligrosa travesía para contarlo. Todo fue gracias a esta brava e indómita marinería que me mantuvo oculto entre la inmensa carga de su bodega; me cuidó, me amamantó, me sonrió, y me protegió durante el infausto periplo. Y cuando arribamos a buen puerto, lejos de entregarme a las autoridades, me permitieron desembarcar en noche de cuarto menguante, sorteando la férrea vigilancia de las autoridades y arriesgando graves sanciones que hubieran hecho peligrar su futuro. Estas son las Mujeres del Mundo. Mujeres de Babel a Babilonia, mujeres con el mundo y para el mundo, que no mundanas. Mujeres mundiales que dan vida y ejemplo, que manejan el sextante mientras limpian la cubierta… y los cubiertos ¡ Inasequibles al desaliento, insobornables ante el poderoso. Saben de tempestades y de tormentas, pero las sortean con coraje y decisión. Han doblado una y mil veces los Cabos de Hornos de la dificultad y la desesperanza, con el pendiente ya colgado, y han llegado presurosas y presumidas a esta primera etapa.
11

Porque, queridas y admiradas amigas, el viaje continúa. Imparable e incierto, a toda máquina. Hacia otros mares insondables, repletos de filibusteros y de polizones dispuestos de nuevo a arriesgar su vida por su libertad y su dignidad perdidas. No les defraudéis. Mantened como hasta ahora y para siempre los ojos bien abiertos, las bodegas repletas, y el corazón henchido de capacidad de acogida y cariño a borbotones. Feliz travesía, que ondee el velamen a los cuatro vientos, y que todos los Eolos os protejan.

HITZAURREA

JAVIER GALPARSORO Presidente CEAR Euskadi

EZKUTUKO BIDAIARIA
Bidaldi izugarri hau itsas-kodean irakurtzen hasten zarenean, bapatean, itsasontziko komandantearen tentu irmoa, ahots indartsu bat eta agindu zorrotzak imajinatzen dituzu. Baina, ez, irakurle kuttun, ez da horren antzeko ezer. Inoiz ez da egon hain garbi eta hain ikusgarri "itsas-emakumeak agintzen duen lekuan ez du kapitainak agintzen" esaldia, desira zintzoz eta ilusioz gainezka dagoen kolore askoko itsasontzi honen aitzindaritzan baino. Beharbada, kolore askoko itsasontzi honek emakumezkoen tripulazioa bakarrik daramalako izango da, hori bai, milaka leku eta hizkuntza ezkutukoei lotua, itsaso ekaiztsuak zeharkatu dituzten bandera multzo nabarrak haizeak astintzen zituen bitartean. Bidaia berezi honen hasiera kontatzeko ardura eta ohorea, ordea, ezkutuko bidaiari apal honi eman diozue; emakume izaera lortu ezin badu ere, gutxienez, biziki eskertzen dizue paperik eta baliabiderik gabe ontziratzen utzi izana promesa duen lurralderantz; eta ibilaldi arriskutsu horretatik bizirik atera izana gero kontatu ahal izateko. Dena marinel ausart eta menderakaitzei esker izan zen, sotoko zama izugarrian izkutatuta eduki bait ninduten; zorigaiztoko bidaiak iraun zuen bitartean zaindu egin ninduten, bularra eman, irrifar egin eta babestu. Eta portu onera iritsi ginenean, agintariengana entregatu ordez, ilbehera zegoen gauean lehorreratzen utzi zidaten, agintarien zainketa zorrotza saihestuz eta etorkizuna arriskuan jar zezaketen zigor gogorrak izatera arriskatuz. Hauek Munduko Emakumeak dira. Babeletik Babiloniarako Emakumeak, munduarekin eta munduarentzako emakumeak, baina ez mundukoiak. Eredua eta bizitza ematen dutenak, sestantea maneiatzen dutenak estalkia garbitzen duten bitartean... eta mahai tresnak! Etsipenik gabekoak, boteretsuek eros ez ditzaketenak. Ekaitz eta trumoiez dakitenak, baina, erabakitasunez eta ausardiaz saihesten dakitenak. Zailtasun eta egoera eraman-

12

13

gaitzak behin eta mila bider pasatakoak eta lehenengo etapa honetara presati eta pinpirinak ailegatu direnak. Baina, lagun kuttun eta miresgarriok, bidaiak jarraitzen du. Zalantzagarria eta geraezina den bidaia hau ziztu bizian doa. Galdutako duintasun eta askatasuna lortzearren, berriro beren bizitza arriskuan jartzeko prest dauden filibustero eta ezkutuko bidaiariez betetako itsaso ezezagunetarantz. Ez iezaiezue hutsik egin. Orain arte bezala eta betirako, eduki begiak ondo irekita, sotoak erabat beteta eta bihotza maitasun eta harrera gaitasunez puztuta. Bidaia zoriontsua, belak lau haizetara kulunka daitezela eta Eolo guztiek babes zaitzatela.

JAVIER GALPARSORO Euskal Herriko CEARen Burua

14

AVISO A NAVEGANTAS Y NAVEGANTES

E

l libro que tienes en tus manos forma parte de una fructífera travesía coral en la que se ha embarcado Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”. En su redacción han intervenido diferentes voces. Cada una de ellas narra una vivencia, cada estilo nos habla de una manera de ser dentro de la Asociación. No podía ser de otra manera, formamos un crisol de culturas lleno de colores que, desde hace más de diez años, se ha aventurado en ese mar sin fronteras que deseamos sea la realidad, nuestra realidad del siglo XXI. Y si coral ha sido su redacción, corales han sido también todas y cada una de las fases por las que ha ido atravesando este libro, hasta este momento final en el que fondea en tus manos. Tú, lectora o lector, siempre has estado presente en esta travesía, porque eres tú el puerto desde el que, hoy mismo, continúa nuestro viaje.

Duela hamar urte baino gehiago, kolorez betetako arragoa osatzen dugu
El 20 de junio de 2000, precedida por una década de reconstrucción del paisaje económico, social y urbano de Bilbao y de su área metropolitana, nace Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”. Hecha de mimo y desvelo, emerge como una apuesta por el futuro y por la confianza dentro de la sociedad laberíntica en que se había convertido Bilbao en los años noventa. Se construyó poquito a poco, con dedicación, por mujeres de aquí y de allá, visionarias luchadoras y realistas, que nos atrevimos a poner en palabras y en acciones la utopía. Bajo sus cimientos yace también una biografía reciente y difícil de olvidar: los “astilleros” del Departamento de la Mujer en Afro Vasca, auténtico espacio en el que los encuentros, las luchas, los consensos… terminaron por convertirse en el material con el que dar forma a nuevas historias de solidaridad en este nuestro puerto17

puerta de Bilbao. A través de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” nos seguimos abriendo al mar y, a través de él, al mundo. Ésta es nuestra historia. Todo comenzó cuando sentimos la llamada de Itaca1…

LOS ASTILLEROS DE AFRO VASCA (1993-1999)

El espacio en el que poco a poco fue fraguándose nuestra embarcación

Although it could have been many beginnings, because eachwoman has hers, the following is with which we shall start the story that we want to tell you

1. En la poesía de C.P. Cavafis Itaca simboliza el viaje que todas las personas emprendemos en la vida cuando vamos tras una utopía. Dicen que las utopías sirven para hacernos caminar en la vida, son destino y también pretexto para el viaje, como Itaca. Cuando Ulises, cansado y viejo, llegue al final a su Itaca descubrirá todo lo que el camino le ha enriquecido.

unque podría haber muchos principios, porque cada una de las mujeres tenemos el nuestro, éste es con el que damos comienzo a la historia que queremos contaros. Quizá lo primero sea recordar a una persona con la que Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” siempre estará en deuda: Lili, una mujer con mucha fuerza y que nos posibilitó llegar hasta donde hoy estamos. Algunas creen que esto no sucedió por casualidad, que estaba escrito que tenía que ser así; otras pensamos que tuvimos mucha suerte. Fuera como fuese, Lili nos introdujo en la comunidad africana de Bilbao y así pudimos conectar con un colectivo que en aquel momento desconocíamos porque, aún viviendo en la misma ciudad y próximas a él, estábamos en mundos separados. Lili -Elizabet Tavares- nació en Angola y, tras pasar por Portugal, llegó a Bilbao hace ya treinta y cuatro años. Aunque su vida no fue fácil, siempre tendía una mano y una sonrisa a quienes solicitaban su ayuda, escuchando sus problemas y atendiendo a la gente en la medida de sus posibilidades. En más de una ocasión cerró la tienda en la que trabajaba para acompañar a sus paisanas al hospital o a donde necesitaran ir. Trabajó en la prostitución, después barriendo la calle de Las Cortes en Bilbao, más
19

A

tarde puso en San Francisco una tienda de productos de alimentación africana. La conocimos en 1993 y de su mano llegamos a las reuniones que se realizaban en los locales de Cruz Roja, donde se iba creando conciencia de la necesidad de constituir una asociación para, de forma organizada y permanente, hacer frente a los problemas que tenía planteados la comunidad africana en Bilbao: la soledad, la residencia, conseguir “papeles”, la salud, el trabajo, la asistencia sanitaria, el idioma… Se trataba en ese momento de atender a gente que, mayoritariamente, procedía de Angola, Congo, Ghana, Guinea, Senegal…. Los encuentros se producían los sábados por la tarde. Era impresionante comprobar el número de personas que se reunía en aquellos locales: unas ochenta o noventa muchos eran hombres pero también había mujeres de África- y otras procedentes de diferentes organizaciones cristianas de base y de movimientos sociales. A esas primeras reuniones solía acudir con cierta frecuencia Javier Galparsoro, presidente de CEAR2 Euskadi, quien explicaba la situación que generaba la Ley de Extranjería, los derechos de las personas llegadas de otros lugares, a fin de ver las posibles salidas o acciones y su manera de presentarlos ante las instituciones para denunciar algún caso concreto de racismo -prohibición de entrada de personas negras en discotecas, bares, trabajo…-, y también para asesorar a las personas que componían el grupo interesado en constituir una asociación. En una ocasión, cuando apenas había empezado la reunión, vinieron a comunicarnos que al puerto de Santurtzi, en uno de los barcos allí atracados, habían llegado dos polizones desde algún puerto de África y se negaban a dejarlos en tierra. Inmediatamente se suspendió la reunión y una comisión formada por Javier Galparsoro, Eugene Robinson, originario de Ghana y que luego sería el primer presidente de la Asociación Afro Vasca, y otros participantes fueron al puerto para hablar con las autoridades portuarias y exigir la liberación de las personas que se encontraban en el barco. Sus conversaciones llegaron hasta el Gobernador Civil. Durante aquellos años volvieron a repetirse varias situaciones como ésta, algunas sin resultado positivo. En
2. Comisión Española de Ayuda al Refugiado.

general se trataba de personas muy jóvenes que fueron devueltas en la bodega del barco hasta su país de origen. A la sombra de esta realidad y con la conciencia colectiva surgida a partir de aquélla, el 23 de junio de 1993 quedó legalizada la Asociación Afro Vasca. Junto a ella surgirían otras asociaciones con el objetivo de diseñar el hasta entonces incipiente proceso organizativo y reivindicativo.

Las Asociaciones de Inmigrantes y en Apoyo a Inmigrantes en el barrio de San Francisco de Bilbao
En aquellos años noventa la inmigración extranjera en Bizkaia era relativamente reciente y escasa, ya que nuestro territorio había sido un lugar de paso al no ofrecer tantas posibilidades laborales para la inmigración como los cultivos del Mediterráneo, las zonas mineras de León, por ejemplo, o las posibilidades de las grandes ciudades como Madrid. En este contexto, las asociaciones de apoyo a inmigrantes que entonces existían en Bizkaia poseían poca experiencia de trabajo en este campo, aunque algunas contaban con la transmitida desde otras zonas del Estado. Las personas inmigrantes se empezaron a concentrar en el barrio de San Francisco de Bilbao al que la prensa dibujaba como un lugar peligroso y temible. Las asociaciones tenían entonces sus oficinas fuera del barrio y en muy pocas sus integrantes vivían o trabajaban en él. En ocasiones pasaban por el barrio para hacer visitas o supervisar a la gente a quienes se prestaba ayuda material, pero en general había cierto temor a entrar. Primero, porque la gente que colaboraba en estas asociaciones no pertenecía al propio barrio, sino que procedía de otros más asentados, de clases más situadas3; y, segundo, porque la prensa que les hablaba de San Francisco lo dibujaba como un lugar peligroso, temible.
3. La realidad es ésta: el movimiento de apoyo y reivindicación en torno a la situación de la gente inmigrante no ha surgido entre vecinos y vecinas de las zonas donde viven, no surge de la solidaridad en la cercanía.

20

21

C´était la première foi qui se ressemblaient et s´écoutaient des gens des associations des voisins et voisines, des personnes immigrants, gents du quartier et en dehors du quartier
Centros sanitarios como Auzolan4, la Comisión Antisida, el Centro de ETS5 y los equipos de intervención socioeducativa -desde entonces llamados EISEs- que tenían sus sedes en el mismo distrito, hacían un trabajo más directo, más específico y valorable con la población inmigrante, y también poseían por lo tanto referencias más cercanas de su situación. El resto de asociaciones e instituciones sabían poco de lo que sucedía, a veces ni el propio movimiento vecinal estaba al tanto, debido, entre otras cosas, a la sobrecarga de trabajo en un barrio muy marginado por las instituciones oficiales. Después de estos centros socio-sanitarios y equipos educativos, las primeras presencias o intervenciones fueron: el despacho de una trabajadora social de Cáritas, que daba una atención específica a los inmigrantes, y un grupo de clases de castellano y alfabetización de la Asociación Bilbo Etxezabal6 1995. La presentación del libro Todo negro no igual. Voces de Emigrantes en el barrio de San Francisco en 19977, fue la primera vez que en San Francisco algunos inmigrantes tomaron la palabra en público para hablar de lo que les pasaba, de cómo se sentían; y también la primera vez que se les escuchaba. Los testimonios personales del libro lograron acercar esa realidad a mucha gente. Algunas personas del movimiento vecinal empezaron a verles de otro modo. Hay un detalle aparentemente trivial en este periodo de 1997 a 1998 que supone un cambio cualitativo en el acercamiento a la realidad de los/as inmigrantes: algunas personas de asociaciones como SOS8 Racismo vivían
4. Centro de Atención Psicosocial. 5. Centro de Enfermedades de Transmisión Sexual 6. Asociación civil de personas voluntarias para la atención humana integral de inmigrantes, preferentemente en el Territorio Histórico de Bizkaia. 7. Editado por Likiniano Elkartea y VIRUS editorial. Escrito por Beatriz Díaz. 8. Organización sin ánimo de lucro, de acción antirracista, independiente, democrática, pluriétnica y plural, cuyos principales fines son: luchar contra toda forma de discriminación y segregación por razones de color de piel, origen, culturales o religiosas; reivindicar la validez de los derechos fundamentales de la persona, impulsando la plena efectividad de los mismos y haciendo cumplir y difundiendo las declaraciones internacionales que los reconocen; implicar a las Administraciones y a toda la sociedad en su conjunto en el respeto y dignificación de la vida de los y las inmigrantes y demás minorías étnicas y culturales; y estudiar e investigar la problemática del racismo y la xenofobia para su prevención y erradicación.

Manifestación exigiendo el cumplimiento de los derechos humanos

22

Fiesta del 8 de marzo. Trini, en el centro, luego se convertiría en presidenta de la asociación. 1996 23

ya en el barrio9. Residiendo y transitando por él, veían cosas que antes "no existían", sencillamente porque nadie se había fijado en ellas. Entonces comenzaron a implicarse personalmente en los problemas de la gente y a transmitir a sus asociaciones otra visión de esta realidad. Coincidiendo con este hecho, varias personas del barrio y de una asociación de apoyo a inmigrantes, que sabíamos de situaciones de maltrato policial, empezamos a coordinar y a plantear una investigación que desembocaría en la publicación del informe El Color de la Sospecha; El maltrato policial a personas inmigrantes en el barrio de San Francisco10. Al mismo tiempo se realizó una campaña de denuncia de esta situación con el respaldo de una amplia plataforma de colectivos, asociaciones y sindicatos. De esta experiencia de trabajo en el barrio subrayamos varios aspectos: 1. La recogida de más de sesenta testimonios fue posible porque cuatro miembros del equipo vivíamos en el barrio; de no ser así únicamente hubiera sido posible recoger unos pocos. 2. La colaboración de asociaciones u organizaciones sociales de inmigrantes fue lenta y escasa; algunas no llegaron a colaborar ni en la financiación del informe, otras no hicieron acto de presencia en las reuniones o teniendo referencias de personas maltratadas no las ofrecieron. 3. La publicación del informe sirvió para que muchas personas de asociaciones u organizaciones sociales comprobaran que existía el maltrato policial y sus dimensiones. Tuvo menos impacto en los propios responsables policiales que lo negaron rotundamente.

Tras varias agresiones policiales a comerciantes senegaleses, éstos se movilizaron y comenzaron a crear la Asociación de Senegaleses, en principio para contratar a un abogado que los defendiera en estas situaciones. También entonces hubo varias reuniones entre marroquíes para intentar crear una asociación, pero no se llegó a unos acuerdos mínimos11. Poco después, en 1999, nacería la Asociación de Bereberes en Euskal Herria12 y con ella el bar restaurante Berebar -todo un símbolo en la historia de los espacios culturales en San Francisco-, también locales como Etorkinekin Bat13 en la calle Conde Mirasol o el de Afro Vasca en la calle Bailén, gestionado y acondicionado por las mujeres de la asociación. Igualmente se abrieron el Aula de Educación de Adultos en el edificio rehabilitado de la Plaza de la Cantera, la Kultur Etxea en la plaza Corazón de María y el local de Médicos del Mundo en la calle Bailén. Se creó la Mesa por la Rehabilitación, con una presencia de asociaciones de o en apoyo a inmigrantes bastante irregular, quizá porque éstas no tenían todavía el suficiente recorrido y estabilidad para disponer de representantes, así como de una voz activa y reflexiva en este tipo de foros. Por otra parte se constituyó la Coordinadora de ONGs de Euskadi de apoyo a Inmigrantes en Bizkaia, Harresiak Apurtuz, que abrió una oficina en el barrio. El acercamiento a la realidad de los inmigrantes en San Francisco estaba por tanto muy directamente relacionado con la presencia de personas de las asociaciones y de oficinas o locales en el propio barrio.

Las mujeres poco a poco nos organizamos
Dentro de Afro Vasca las mujeres fuimos poco a poco organizándonos. Todas éramos muy activas y, aunque queríamos tomar parte en la Asamblea de Afro Vasca, no nos resultaba fácil, por un lado, nosotras íba9. Esto coincide también con un momento urbanístico muy definido: la feroz especulación sigue bajando el valor del suelo y los precios de los pisos son irrisorios, pero en estas fechas ya se empieza a saber de los planes de rehabilitación previstos por el Ayuntamiento. Esta situación permite que alguna gente con pocos recursos y pocos prejuicios para convivir con una población muy empobrecida, y a la vez muy variada culturalmente, se anime a venir aquí con la expectativa de que en pocos años el barrio será rehabilitado. 10. Autoedición. Escrito por Javier Fantova y Beatriz Díaz. Distribuye DDT-Likiniano. 11. En Enero de 2002 se crea una asociación de marroquíes en Bizkaia. 12. Existían en esas fechas muchas más asociaciones de inmigrantes, aparte de los ejemplos mencionados, la mayoría con sede y ámbito de actuación exterior al barrio: la Asociación de Inmigrantes de Mali, de Guinea Bissau, de Angoleños, Cameruneses, la Asociación Cultural Islámica, la Asociación Euskadi-Zaire, la Asociación de Chinos, de Ecuatorianos, de Colombianos... 13. ONG cuyo objetivo es favorecer la integración social de inmigrantes mediante el desarrollo de la autoestima, la educación en hábitos de trabajo y el fomento de las relaciones personales.

24

25

mos a ver qué pasaba, y por otro, tampoco teníamos acceso a la preparación del orden del día, ya que eran los hombres quienes la dirigían. Lili, que luego sería vocal de la primera Junta Directiva de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, nos fue presentando a otras mujeres: Trini y Elvira de Guinea Ecuatorial, Chantal de Angola… y con ellas y algunas otras más comenzamos a reunirnos los domingos en los locales de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia-Bizkaiko Emakumeen Asanblada. A veces hablábamos de sexualidad, otras de nosotras mismas. Un día se improvisó un Taller de Costura. El grupo lo componíamos mujeres que veníamos desde Erandio, Santurtzi, Galdakao y de diferentes barrios de Bilbao.

Trini Mesari, de Guinea Ecuatorial y que más tarde sería presidenta de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, insistía en que teníamos que tener un local propio donde las mujeres nos encontrásemos para planificar lo que deseábamos hacer, para conversar sobre temas que fueran de nuestro interés…En definitiva, un local en el que crear un espacio que nos ayudara a coger confianza en nosotras mismas y que a la vez sirviera de punto de encuentro. Nos pareció una buena idea, pero la tarea se nos antojaba muy difícil pues en aquellos momentos carecíamos de todo. Menos mal que el ánimo no nos faltaba y entre unas y otras fuimos planificando los pasos que deberíamos dar.

lugar para juntarnos y cómo poder planificar actividades dentro de Afro Vasca tuvimos que discutirlo en el grupo de mujeres con el fin de unificar criterios y poder así plantear lo que realmente queríamos conseguir. La propuesta que realizamos fue la de constituirnos como Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca y algunas personas creyeron que intentábamos dividir la Asociación. En la Asamblea explicamos que, por un lado, no era nuestra intención dividirla, pues nos parecía muy importante el paso que se había dado, valorábamos muy positivamente todo lo que se estaba realizando y participábamos con mucho entusiasmo, nadie podía negarlo, en la actividades; por otro lado, señalamos que pretendíamos abordar otros temas que eran de nuestro interés como mujeres. Además, como Departamento de Promoción de la Mujer, teníamos la posibilidad de solicitar subvenciones a organismos oficiales a las que sólo accederíamos si éramos un grupo de mujeres. Entre otras cosas también podríamos conseguir el dinero suficiente para alquilar un local que sería utilizado como Afro Vasca y crear, por ejemplo, un Centro Cultural Africano. Al principio pusieron algunos inconvenientes pero, poco a poco, dejó de preocuparles, aunque nunca les llegara a gustar del todo la idea ya que se escapaba a su control.

Necessitavamos um lugar próprio, nosso, onde as mulheres pudessem se encontrar para planificar o que desejavam fazer
Nuestro deseo era legalizarnos, constituir un organismo con el que poder llevar a cabo nuestros proyectos, y mientras llegaba ese momento comenzamos a denominarnos Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca, y como tal seguimos con nuestras actividades. Participábamos en las asambleas y actividades y, paralelamente, continuábamos con los encuentros iniciados los domingos en los locales de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia. Simultáneamente a la realización de las primeras acciones como Departamento de Promoción, debatíamos sobre cómo dar a conocer en el exterior lo que estábamos realizando pues, aunque a veces nos llamaban de los diferentes medios de comunicación y podíamos con27

Abbiamo cercato di trattare alcune questioni che ci interessano a noi donne
Para ponernos de acuerdo sobre cómo organizarnos, cómo localizar un
26

tarles algunas iniciativas, eso no era lo habitual. Después de pensarlo mucho decidimos editar una publicación periódica que cumpliera varias funciones: informar sobre cómo nos organizábamos, comunicar nuestras actividades e invitar a quien quisiera venir a las mismas, dejar constancia de los recursos de atención para las personas que llegaban a Bilbao, denunciar las violaciones de los derechos humanos, llamar a las movilizaciones para defenderlos… En marzo de 1995 salió a la calle la revista Mujeres del Mundo número 0 de la que se editaron quinientos ejemplares. Desde ese momento y hasta el presente no se ha interrumpido nunca su publicación y hemos ampliado su tirada a mil ejemplares.

El Departamento de Promoción de la Mujer evoluciona y genera alianzas
La ayuda que la Asamblea de Mujeres de Bizkaia nos ha brindado siempre de forma incondicional ha sido importantísima para nuestro funcionamiento. En aquellos años la Asamblea puso a nuestra disposición todos los medios de que disponía: ordenadores, locales… incluso recursos económicos. El apoyo de estas mujeres y el sentir que confiaban en lo que estábamos llevando a cabo nos dio ánimos para continuar. Al proyecto se fueron incorporando más mujeres, y nuevas ideas se pusieron sobre la mesa. En 1995 la Cruz Roja nos cedió un espacio en la calle Hernani para realizar los cursos de cocina que impartía Trini Mesari. Quienes se acercaban buscaban también compartir un espacio de creación colectiva y, como si nuestros deseos y los de otras asociaciones se unieran, fueron llegándonos propuestas para trabajar conjuntamente diferentes facetas a través de las cuales mostrar a la sociedad el arte, la artesanía, los bailes, las músicas, las gastronomías, los posicionamientos, las expectativas, los proyectos, individuales y colectivos, los deseos, las inquietudes… del colectivo africano, para que éste fuera reconocido como parte de nuestra sociedad y aceptado con todo su bagaje cultural. La Asociación de Vecinos de Zabala, barrio en el que se concentraban
28

diferentes etnias y nacionalidades, invitó al Departamento de la Mujer a realizar unas jornadas de intercambio y reflexión. En noviembre de 1995 se organizó el “Encuentro de las culturas como base de la convivencia” que, tras varios días de exposiciones de artesanía, charlas y diferentes actividades dirigidas a todo el público, se cerró con la presentación del Coro de Afro Vasca y la degustación de comidas de África y Euskadi, que fueron compartidas en la calle con las vecinas y vecinos. Hacia finales de 1995, y como colofón al Año Internacional de la Tolerancia14, organizamos una jornada festiva en la Plaza Corazón de María, conjuntamente con el Consejo Vasco de la Juventud, Elkartu15, el Departamento de Tiempo Libre de Afro Vasca, Bilbo Etxezabal, SOS Racismo y la Coordinadora de Asociaciones de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala. Tanto el calor de la acogida como el olor que salía de las grandes cazuelas, que Trini, Elvira y sus ayudantas habían preparado para el evento, hicieron que gentes de diferentes colores y lugares nos congregásemos para celebrar este encuentro con cantos, bailes, juegos… Allí unas y otros aprendimos de lo que mutuamente nos aportábamos.

Domingo uru mattapiwinakanjja jarmichawijja uñstanawa
El feminismo saltaba a la palestra en las reuniones que celebrábamos los domingos, sobre todo ante las agresiones a mujeres que aparecían en los medios de comunicación, aunque no se pasaba de las lamentaciones. Cuando nos encontrábamos para tomar un café, si surgía el tema, se profundizaba un poco más. No obstante, el que ciertas compañeras expusieran su situación en algunos de los debates que llevábamos a cabo en relación con los malos tratos en el ámbito familiar, nos sirvió para ir abriendo brechas en el muro tras el que se ha pretendido encerrar a las mujeres.

14. Por iniciativa de la UNESCO, 1995 fue declarado Año de las Naciones Unidas para la Tolerancia y en su transcurso se realizó una campaña mundial en favor de la tolerancia y la no violencia. El Día Internacional de la Tolerancia tuvo su origen en el impulso de ese año. 15. Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Gipuzkoa.

29

Muro construido con costumbres, vivencias, servidumbres, sometimiento, dependencias, castigos… Muro con el que intentan negarnos la capacidad de decisión y nuestro derecho a ser personas. Estos debates y la propia realidad nos ayudaron a tomar conciencia de la necesidad de participar más activamente en la lucha feminista. Aunque las actividades que realizábamos nos llevaban bastante tiempo, no habíamos dejado de lado la posibilidad de crear un organismo con el que, una vez legalizado, pudiéramos disponer de una autonomía dentro de Afro Vasca, además de contar con la oportunidad de obtener dinero para crear el Centro Cultural Africano. Finalmente decidimos seguir participando en Afro Vasca y, con algunas integrantes de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, constituimos y legalizamos con fecha 29 de febrero de 1996 Emakume Internazionalistak, lo que hizo posible que, desde esta plataforma, pudiéramos solicitar subvenciones institucionales.
Mesa redonda de Trini en Gizatiar, Asociación de Mujeres de Romo, Getxo. 1996

El 8 de marzo de 1996 dimos un paso más. En el Café Boulevard de El Arenal diferentes Asociaciones -Bitarte16, Bidegintza17, Cáritas Centro Urbinaga de Sestao, Cruz Roja Hernani, Emakume Internazionalistak y el Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca- organizamos una fiesta en la que las mujeres fuimos las protagonistas, de hecho se anunció así: “Celebramos nuestro día y, por lo tanto, nosotras somos las protagonistas. Si algún compañero quiere acudir, tendrá que hacerlo en tu compañía. Tú tienes la palabra. Si quieres, vienes sola; si quieres, puedes invi16. Asociación Socioeducativa para la prevención de situaciones de riesgo de desprotección y de exclusión social motivadas por la desescolarización y el absentismo escolar, a través de la mediación con los menores, sus familias y la comunidad educativa. 17. Asociación creada en 1988 desde la inquietud de una serie de personas por la situación de las y los jóvenes del Casco Viejo de Bilbao, que es dinamizadora de diferentes iniciativas que quieren ser respuesta a las necesidades intuidas y expresadas.

30

Lili y Javier recibiendo el Primer Premio de Afro-Vasca para la Integración. 1996 31

tar a otra persona”. A la cena acudieron más de doscientas mujeres y algunos hombres, además se degustaron comidas gitanas, africanas y vascas. También se proporcionó un servicio de guardería. Ser más conscientes de nuestros derechos nos fue exigiendo profundizar en los problemas que nos afectaban, a la vez que nos revelaba la necesidad de tomar parte activa junto a otras asociaciones denunciando: las agresiones a las mujeres, la Ley de Extranjería, la negación del derecho de asilo, las expulsiones, las sanciones, las detenciones, los cacheos… Es decir, las acciones políticas que tanta repercusión tenían, y siguen teniendo, en la opinión pública y que fomentan las actitudes de xenofobia y racismo en el conjunto de la sociedad. Las asociaciones de mujeres y otros grupos preocupados por los derechos democráticos quisieron conocer de primera mano la realidad de quienes acababan de llegar al País, por ello varias mujeres del Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca tomaron parte en estas actividades dando charlas en diferentes espacios públicos. Al analizar los resultados de estos debates llegamos a la conclusión de que, tanto para nosotras como para quienes nos invitaban, estos encuentros eran muy enriquecedores.

Step by step the objectives proposed by the group have been complied
Podría decirse que, poco a poco, se iban cubriendo los objetivos concebidos por el grupo: por un lado, se hacían visibles las manifestaciones artísticas y culinarias de las nuevas culturas residentes en Bilbao; y, por otro, al aproximarnos y debatir los temas de la vida cotidiana en igualdad de condiciones con otros colectivos, se facilitaba la ruptura de los estereotipos establecidos, ayudando así a combatir el rechazo y fortaleciendo la integración. Cuando dentro de la Asociación se planteó en 1996 la concesión del Premio Anual Afro Vasca para la Integración, dirigido a personas destacadas en el apoyo a aquellas mujeres y hombres a quienes en esos momentos se les negaban todos los derechos, después de una larga discusión se decidió que el galardón fuera compartido por Elizabet Tavares -Lili-, por su
32

apoyo incondicional a todas las personas del barrio San Francisco; y por Javier Galparsoro, por su presencia, colaboración y entrega en la exigencia del reconocimiento de los derechos humanos. El año 1996 fue un período de consolidación de alianzas y a consecuencia de ello se organizó el festival “El Color de los pueblos. Fiesta de la amistad”, con el apoyo de entidades tales como Bidarte, Bidegintza, Galtzagorri18, Centro Urbínaga de Sestao, Cruz Roja Hernani, Centro Cultural Chileno Pablo Neruda19, Departamento de la Mujer en Afro Vasca y Emakume Internazionalistak. La Plaza Nueva de Bilbao fue el lugar que acogió, el 1 de junio, numerosas actividades dirigidas a todo el público. La organización estimó en unas trescientas cincuenta las personas que se dieron cita a la hora de la comida elaborada por cocineras de diferentes países. El amplio repertorio de músicas, danzas, fanfarria y el grupo de rap de Afro Vasca animaron a lo largo del día a la participación de varios miles de personas. Dado el éxito de la convocatoria, los diferentes agentes implicados en la organización mostraron mucho interés en favorecer y retomar en los años siguientes actividades similares, extendiendo la invitación a otros colectivos de mujeres para la puesta en marcha de programas donde se dieran a conocer, entender y asumir las culturas de otros pueblos como algo positivo y enriquecedor. Ese mismo año el Departamento de Promoción de la Mujer empezó a dar los primeros pasos para disponer de un espacio propio -conseguirlo nos costó años- en un lugar céntrico de Bilbao y crear así un Centro Cultural Africano en el que organizar una biblioteca, con la finalidad de disponer de libros y de materiales de consulta sobre África; para realizar talleres de danza africana, de percusión; y para celebrar las asambleas de los sábados, entre otros muchos sueños. Trini Mesari, Elvira Bisoko, Begoña Isusi, Mariví Marañón fuimos las encargadas de mirar locales, eso nos llevó bastante tiempo. Finalmente encon-

18. Colectivo de mujeres de San Francisco que surge en 1992 de la mano de un grupo de vecinas con la idea de trabajar y enfocar su labor especialmente en el barrio. 19. Creado el 24 de febrero de 1992 e integrado por chilenas y chilenos que residen en el País Vasco intentando mantener sus raíces.

33

tramos una lonja en la calle Bailén, propiedad de Renfe, a la que accedimos en régimen de alquiler. El lugar resultaba muy interesante, pues es una de las calles de paso desde El Arenal hacia San Francisco, y el de mayor concentración de personas de otros países. El local estaba en muy malas condiciones y como teníamos que arreglarlo acordamos con Renfe que los gastos de la obra fueran descontados de la renta. Así que nos pusimos en marcha: pedimos presupuestos y discutimos cómo conseguir el dinero. Una compañera del grupo adelantó lo necesario para empezar las obras, poco a poco se lo fuimos devolviendo. Aunque aún faltaba bastante tiempo para empezar a pagar las mensualidades, una vez más recurrimos a las compañeras de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, esta vez a nivel individual, y algunas de ellas respondieron afirmativamente aportándonos mensualmente unas cantidades que ingresaban en un banco con lo cual garantizamos ese pago. El Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca había dado un salto cualitativo en autonomía, organización, iniciativa y creatividad. Así lo demostró durante los años siguientes manteniendo su ritmo de actividades y convocando cada vez a más gente e instituciones, consiguiendo que en ese recorrido tuvieran que ser tenidas en cuenta las mujeres del Departamento en las asambleas de Afro Vasca, dada la cantidad de propuestas y debates que desde el mismo se planteaban.

8 de marzo. Una de las actividades realizadas junto a la Asamblea de Mujeres de Bizkaia. 1997

Elvira Bisokok izan zen Bizkaiko Emakume Asanbladaren izenean testigua hartu zuena Bilboko kilometro batean
En 1997 Trini y Elvira, ambas de Guinea Ecuatorial, junto a otro compañero compartieron el testigo en la Korrika20 a su paso por San Francisco y Bilbao La Vieja, como exponentes de una cultura que todavía no acababa de ser aceptada, respetada y sobre la que giraban muchos prejuicios. En la celebrada en el año 1999 sería Elvira Bisoko quien cogiera el testigo en uno de los kilómetros de Bilbao en nombre de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia.
20. Carrera popular a favor del euskara que recorre toda Euskal Herria. El objetivo de la misma es doble: por una parte, impulsar la concienciación a favor del euskara, y por otra, recabar fondos para llevar a cabo dicho trabajo día a día en los centros de aprendizaje de AEK.

34

35

Trini y Elvira en la Korrika. 1997

El 8 de marzo de 1997 la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, que como cada año convoca a una jornada de lucha -para seguir exigiendo los derechos que aún hemos de conquistar- y de fiesta -para celebrar lo conseguido con las luchas-, con motivo del Día Internacional de la Mujer pidió nuestra participación para llevar a cabo un encuentro que se realizó en el Colegio Público Maestro García Rivero del barrio de Atxuri. En dicho encuentro, en el que participaron grupos de danzas vascas, fanfarria, teatro, talleres de autodefensa, de trenzas, de henna…, unimos nuestros conocimientos y los compartimos con numerosas colegas con quienes cantamos, bailamos, nos manifestamos y degustamos la comida preparada por Trini, Elvira, Amelia… demostrando que en la vida cotidiana el mestizaje nos enriquece y nos une, ayudando a reforzar la amistad entre los pueblos. Aunque luego vendrían otros títulos, nuestra primera incursión en la producción literaria fue el libro de recetas de cocina africana Sabor Africano que editamos en el año 1997. En su elaboración participaron muchas mujeres dándonos a conocer recetas de sus lugares de origen. La idea de confeccionarlo nos la dieron las personas que se acercaron a degustar los platos que elaboraban en los diferentes eventos nuestras inmejorables cocineras.

Cartel anunciador de las jornadas “Mestizaje Cultural, Diversidad de Colores”. 1997

Bajo el lema “Mestizaje Cultural. Diversidad de colores. Porque todas las culturas son valiosas. Porque todos los colores son necesarios”, y desde el 15 al 19 de diciembre de 1997, se realizaron unas Jornadas en las que participaron: Emakume Internazionalistak, el Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca, el Grupo de Mujeres Bidegintza Alde Zaharra, Médicos del Mundo, la Asociación de Chinos de Euskadi, Hika-ateneo, Cruz Roja Bizkaia-Departamento de Extranjeros, Asociación Pachamama. Las jornadas contaron con la colaboración del Ayuntamiento de Bilbao Servicio Municipal de la Mujer-, del Gobierno Vasco -Departamento de Justicia, Economía, Trabajo y Seguridad Social-, de El Mundo del País
36

Elvira e Inongo VI-Macome durante la presentación del libro “Rebeldía”. 1997 37

Vasco, de Radio Popular y de Bilbao Bizkaia Kutxa. El motivo fue la celebración del Día de los Derechos Humanos -10 de diciembre-. Uno de los objetivos fue: “… poder avanzar en el reconocimiento de los derechos individuales y colectivos, poniendo nuestro granito de arena en el intento de romper los muros que levantamos en la convivencia cotidiana con quienes han llegado de otras tierras”. Para ello se organizaron diversos actos cuya meta común fue la difusión de distintas facetas de otras culturas que conviven aquí. Se presentaron los libros: Sabor Africano; Todo negro no igual, por su autora Beatriz Díaz, en el que se recogen testimonios de las y los inmigrantes en la zona de San Francisco; y Rebeldía, por su autor Inongo VI-Macomé, nacido en Lobé-Kribi -Sur de Camerún-. Hubo degustación de pastas y tés árabes y africanos en los locales de Hika-ateneo, todo ello amenizado con músicas del mundo, así como una exposición de ropa africana, chilena, china, ecuatoriana. En el cine Coliseo se proyectaron las películas Fuego y Alma Gitana, de nacionalidad india y española respectivamente. Las jornadas se clausuraron en los locales de Médicos del Mundo con una degustación de comidas de diferentes lugares. Con todos estos actos se pretendió ser, por unos días, una pequeña ventana abierta a otras realidades normalmente lejanas, acercadas hasta aquí por las personas llegadas de otros lugares. Fueron ellas y ellos los que trabajaron con ilusión para dar a conocer parte de su cultura, ese equipaje invisible que todas las gentes llevamos cuando nos desplazamos y que, por unos días, se hizo visible para todas y todos los que participamos en esos actos. A través de aquellos encuentros lúdico-divulgativos se trató, una vez más, de facilitar las relaciones entre personas de diferentes culturas y de desarrollar una conciencia social que nos permitiera aceptar la diversidad y la existencia de otras realidades. Aunque la organización, ejecución y seguimiento de estas jornadas supuso un esfuerzo considerable, el grado de satisfacción fue también elevado por lo que valoramos muy positivamente todas las actividades, sobre todo la amplia participación de la gente de la calle y de quienes componían los colectivos organizadores, resaltando en este aspecto que por primera vez se contactó con la Asociación de Chinos en Euskadi. Por eso quienes allí estuvimos nos propusimos retomar en el futuro proyectos similares para sensibilizar a la
38

población en general y propiciar el conocimiento, el contacto y la aproximación entre personas de distintas culturas. El Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca siguió abriéndose a nuevas propuestas. Esta vez participando con la Comparsa Mamiki, organismo de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, en la bajada de Carnavales. A fecha de hoy se sigue manteniendo esta unidad. En 1998 colaboramos en la difusión del libro de poemas Miradas Mojadas en el que se expresan la vida, los sentimientos, la dureza, la alegría… de quienes, con muchas dificultades, deciden vivir en otras tierras a pesar de las leyes, las barreras, los muros… que se levantan en el norte. La portada la realizó Itziar Isusi, los poemas los escribieron Isabel Mª Paniagua y Abou Azzedin “Azzouz Mohamed”.

El Centro Cultural Africano, una realidad
Y después de pagar, llevar a cabo las obras, revisarlas, limpiar el local, colocar los materiales necesarios para poder ser utilizado… en diciembre de 1998 nuestro deseo se hizo realidad: inauguramos el Centro Cultural Africano ubicado en la calle Bailén nº 8, y como no podía ser de otra forma organizamos una gran fiesta, con comida de diferentes lugares del mundo, con bailes… En el nº 12 de nuestra revista decíamos: “Este local, quiere ser un lugar de encuentro para las mujeres y hombres que llegan de diferentes países. Otro de sus objetivos es el de servir de centro de documentación para quienes deseen conocer la situación, costumbres, culturas… de ese extenso continente que es África. (…) Además, ya están en funcionamiento varios talleres donde se puede aprender a realizar tatuajes, percusión y danza africana, costura, biodanza…”. Tal y como pensábamos, estar en la calle Bailén y en un local con puerta a pie de calle facilitó que muchas personas entraran a preguntar qué hacíamos, si podían participar, cuándo podían venir… Mujeres de Centro América y de América del Sur empezaron a acudir a algunas de las actividades. En concreto, Ana Celia de la República Dominicana -que luego
39

sería una de las vocales de la primera Junta Directiva de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”- se interesó por el Taller de Costura y, posteriormente, pasó a formar parte del equipo de redacción de la revista junto a Begoña, Soraya, Ana, Mariví, Beatriz, Noemí, Yolanda, Berta, Katterina, Iratxe y muchas mujeres más que, a lo largo de los catorce años de vida de la revista, la han ido dando forma. Ya estábamos en el Centro Cultural Africano en Bailén, ya habíamos cubierto otro de nuestros objetivos y comprobábamos cuánta razón tenía Trini Mesari cuando insistía en la necesidad de encontrar un local céntrico donde las mujeres pudiéramos desarrollar todo lo que llevábamos en nuestra mochila pero, para que saliera bien, iba en el mismo paquete que las demás supiéramos escucharla y apoyar su visión de futuro.

Le respect des femmes et ses idées c´était depuis le début la grande préoccupation dans nos réunions
El respeto por las ideas de todas las mujeres que participábamos fue una gran preocupación desde el principio en nuestras reuniones. Escuchar y valorar positivamente las opiniones fue un estilo de trabajo que, poco a poco, mejoramos llegando a la conclusión de que no se podía rechazar ninguna de las propuestas que se planteaban en el Departamento de Promoción de la Mujer de Afro Vasca. Todas valían. ¿Cómo despreciar una semilla si aún no se ha sembrado? Primero habría que dejar que se desarrollara, igual resultaba que era más bonita de lo que pensábamos. Quien presentaba un proyecto debía intentar ponerlo en marcha, procurarse un equipo de trabajo y comprobar si era factible llevarlo a cabo y, tras el análisis realizado por la propia comisión, presentarlo al resto de las compañeras. Esa forma de actuar nos gustó porque aumentaba nuestro empoderamiento, ya que el pequeño grupo se responsabilizaba de lo que le parecía importante haciéndonos partícipes a las demás. Si esa iniciativa funcionaba, el conjunto de la Asociación se beneficiaba del éxito, si no era así, simplemente constatábamos que no había posibilidades. El resultado, en ese caso, no se consideraba ni se considera un fracaso, ni una pérdida de tiem40

Talleres de percusión en el Centro Cultural Africano. Mumberto, Ainhoa y Pili. 1998

41

Ana Celia y Lili en la tienda de Ana Celia. 1999

po. Como dice el poema: “Cuando emprendas tu viaje a Ítaca pide que el camino sea largo21…” Alguna podía plantear “ya decía yo que eso no iba a salir bien…”, y se creaba algún problemilla, pero se discutía y, aún hoy, se discute, para llegar a alguna conclusión. Así nos hicimos conscientes de que la equivocación es una realidad y que tras la reflexión podemos llegar a la sabiduría. Y fuimos quitando el miedo a proponer, a realizar, a fallar y empezamos a no tener que justificarnos por haber metido la pata; o sea, que aceptando esa premisa se fueron quitando los recelos y cada cual podía participar aportando sus historias. Desarrollábamos las iniciativas, que nunca nos han faltado, tanto dentro de los locales del Centro Cultural Africano como en el exterior, respondiendo a las propuestas de otras asociaciones o de diferentes colectivos que solicitaban la presencia del coro, del grupo de rap, la realización de charlas y de actuaciones del grupo de danzas y de percusión africana, y la participación del equipo de fútbol en diferentes campeonatos. Desde Tas-Tas Irrati Librea, que se emite en la 97.0 FM, nos animaron a participar en “Ahlan, un programa de radio sin visado”. Algunas mujeres y hombres de Afro Vasca le pusieron ganas y se animaron enseguida a tomar parte activa en varios espacios. También nos dieron la oportunidad de que nuestras voces salieran al aire a través de las ondas en Klaret Irratia, 107.2 FM. “Una radio que emite desde el corazón del Barrio de San Francisco y que está abierta a todas las comunidades que conviven en Bilbao”, decíamos en nuestra propaganda. “Punto de Encuentro”, que así se llamaba el programa, estaba hecho en y para la gente del barrio y dirigido por un grupo de mujeres del Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca. Por él desfilaron muchas personas aportando conocimientos, denuncias, canciones, poesías… Se cerró unos años más tarde. Pero, como todo el monte no es orégano, aparecieron problemas que no fueron fáciles de solucionar cuando los intereses personales de algunos se antepusieron al bien colectivo. Así recogimos en el editorial de la revista nº 16: “Tras haber formado parte en los últimos años del Departamento de la Mujer de la asociación Afro Vasca, la revista Munduko Emakumeak21. Cavafis, C.P. Poesía completa. Madrid: Alianza Editorial, 1982. p. 50-51.

Mujeres del Mundo comienza una nueva etapa en la reciente creada asociación del mismo nombre. Con la elección de la nueva Junta Directiva de Afro Vasca a mediados del año 1999, surgieron serias desavenencias entre el grupo de mujeres y el nuevo presidente de la asociación, ya que éste quería un control exclusivo del dinero cobrado de las subvenciones llegando a ponerse un sueldo él mismo. Al no estar el grupo de mujeres de acuerdo con sus métodos, el presidente decidió expulsarlas de la asociación, llegando incluso a cambiar la cerradura del local del Centro Cultural para impedirles la entrada. Por todo ello, el grupo de mujeres de Afro Vasca se ha separado de dicha asociación y ha creado una nueva en la que, personas de diversas nacionalidades, trabajamos juntas por una mayor compresión y acercamiento entre culturas.” Al ser expulsadas del Centro Cultural Africano en la calle Bailén, el Departamento de Promoción de la Mujer de Afro Vasca utilizó el Centro Cívico de San Francisco para las reuniones semanales. A las compañeras de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, que nos habían ayudado con sus aportaciones económicas a sufragar los gastos del local de la calle Bailén, les agradecimos la ayuda que nos habían prestado y les comunicamos que ya no teníamos que pagar el alquiler de dicho local.

42

43

LEVANDO ANCLAS (Noviembre 1999 – Noviembre 2001)

Bilbao. En esa misma Asamblea de la última semana de noviembre de 1999 la llamamos Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”.

Todo estaba preparado: el viento y las velas, el timón y el horizonte. Comenzamos a navegar
Aquella tarde de otoño del año 1999 nuestro pequeño grupo de mujeres reunidas en el Centro Cívico de San Francisco de Bilbao no tenía orden del día. Sobre nuestras cabezas sobrevolaba únicamente la pregunta: “¿qué hacemos…?”. Nos mirábamos a los ojos y más tarde, con la intención de animarnos, una compañera dijo: “¿y si ponemos baños turcos –Hamman- y una tetería…?”. Hicimos risas, había nervios, claro que sí, acabábamos de salir forzadamente de la Asociación Afro Vasca. Nuestro grupo era muy variado. Algunas compañeras llevaban años luchando en favor de los derechos humanos, en movimientos sociales y políticos; otras tenían menos experiencia en esos campos y había quienes poseían poquita debido a su edad, pero su sensibilidad las llevó a especializarse en profesiones relacionadas con los derechos humanos y con los movimientos migratorios. Todas nosotras teníamos el deseo de comprometernos y de trabajar en el barrio de San Francisco, y lo curioso es que lo teníamos muy fácil. Veníamos observando y viviendo muy de cerca el maltrato y el hostigamiento de la policía a las y los inmigrantes, y aumentaba cada día la llegada de mujeres extranjeras que anteriormente eran hombres en su mayoría.

Nuestro principal objetivo como Asociación era acoger a las mujeres recién llegadas a Bilbao, facilitándoles información sobre los distintos recursos sanitarios, educativos… además de crear un espacio de convivencia intercultural donde poder compartir lo que cada una tenía. Nosotras intentaríamos aliviar las dificultades que aquellas mujeres encontraran en una cultura diferente. Después de la acogida nuestro siguiente objetivo era el de la escucha. Unas y otras, las que estábamos y las que llegaban, fuimos creando momentos mágicos ya que cada una tenía mucho para aportar, para compartir, para intercambiar, por aprender, por enseñar… Nos reconocíamos como iguales en la diferencia. Y así fuimos descubriendo cada lunes, en las sucesivas asambleas, el potencial de creatividad, de formación, de ilusión… del que cada una de nosotras era portadora. Algunas podíamos asesorar, acompañar y orientar en la ardua labor de encontrar vivienda, trabajo, estudios, “papeles” con sus leyes represoras… Otras aportarían sus conocimientos en pintura, música, teatro, bailes, expresión corporal, tatuajes de henna, trencitas africanas…

Depois de receber e acolher essas mulheres, nosso seguinte passo era trabalhar a escuta
Por unanimidad, y ya en la primera reunión, tomamos la decisión de formar una asociación de mujeres que desde muy diversos lugares llegaran a
44

Uno degli obiettivi che abbiamo considerato fin dall’inizio é stato giustamente la segnalazione del maltratto e della crudeltà delle forze di polizia nei confronti degli immigranti
45

Otro de los objetivos que desde el comienzo nos planteamos fue la denuncia del maltrato y del ensañamiento diario de la policía hacia las y los inmigrantes con muy bajo poder adquisitivo, las y los más pobres, quienes vivían y viven en el barrio de San Francisco de Bilbao. Para la lucha contra el maltrato policial teníamos varias fórmulas: manifestaciones reivindicativas en la calle -junto a otras asociaciones denunciamos la violación de una mujer en comisaría-, plantes en los juzgados, mesas redondas y ruedas de prensa donde revelábamos el incumplimiento de los derechos humanos. De nuevo fue Trini Mesari, el “hada buena”, quien sugirió y encontró al fin la “llave” que nos permitió entrar en el “palacio” que habría de cobijarnos. “No podemos continuar en el Centro Cívico de San Francisco…”, decía, “… aquí sólo nos dejan reunirnos un día a la semana. Tenemos que conseguir un local del que podamos disponer los siete días y la hora de salida la fijemos nosotras”. Ese espacio tenía que servir para mostrar a la sociedad todos los conocimientos que traían -y traen- desde sus países nuestras compañeras: pintura, expresión corporal, musicoterapia, danzas, idiomas, arreglo de ropa, peluquería, poesía, canto… Mujeres que no podían poner en práctica sus conocimientos porque se lo impedía, y aún hoy se lo impide, la Ley de Extranjería, sin hablar de los años que habrían de pasar hasta que sus titulaciones fueran reconocidas. La idea de poder disponer de un local nos encantaba a todas, así que nos lanzamos a buscar en las inmobiliarias. Algunas anécdotas recogen cómo fantaseábamos al ver los locales, pero nada más. Estábamos sin un duro. Trini “erre que erre”, siempre que tenía oportunidad nos recordaba todas las posibilidades que supondría el disponer de un espacio controlado por nosotras. Las nuevas instalaciones servirían de plataforma para darnos a conocer ante otras asociaciones, colegios públicos y privados, locales municipales… y posibilitarían el acceso de las mujeres que dirigieran los talleres a otro tipo de empleos. Trini no perdía el tiempo y en pos de su sueño aprovechaba todas las oportunidades para plantear nuestra necesidad. En una de las reuniones de Harresiak Apurtuz, donde acudía representando a la Asociación, habló con Rigoberto Jara -Presidente de la Coordinadora- presentándole el problema, quien a su vez se lo planteó a Iñigo Iriarte de Misiones Diocesanas
46

Vascas. Pocos días después nos enseñaron un espacio en la calle Fika, 5 bajo, que estaba bastante destartalado pero que, a pesar de todo, nos encantó. ¡En ese momento se nos vino a la cabeza todo lo que podíamos hacer!... Las primeras que lo visitamos le pusimos casi hasta los visillos. El local fue cedido por Misiones Diocesanas, acondicionado gracias a la ayuda que nos facilitó la bbk y reparado con el esfuerzo realizado con mucho amor por las mujeres y los hombres que trabajaban en E.I.V.A Asociación de Vecinas y Vecinos de San Francisco-. Tendríamos que esperar hasta el 2002 para su inauguración, pero ya lo disfrutábamos. El tiempo seguía su curso. Muchas de las personas que partían del norte de África en pateras pagaban con sus vidas el atrevimiento de querer trabajar en esta Europa de sus sueños, que durante siglos había arrebatado las riquezas en sus países de las entrañas de sus montes y de sus bosques, empobrecido sus tierras, explotado sus cuerpos, eliminado a quienes se resistían a aceptar el poderío de su imperio o había generado guerras con potencias que intentaban conseguir el botín que otros se llevaban con el beneplácito de sus gobiernos. Mientras tanto en Bilbao, Harresiak Apurtuz y el Departamento de Justicia del Gobierno Vasco organizaron el 5 de abril de 2000 unas jornadas sobre periodismo e inmigración. Una treintena de medios de comunicación asistentes firmaron una declaración de buenas intenciones con respecto al estilo que debían de adoptar las informaciones que hicieran referencia a la inmigración. Al mismo tiempo, nuestra labor se centró en la sensibilización y para ello organizamos y participamos en ferias, jornadas y fiestas interculturales en las que las asociaciones con más experiencia ya venían colaborando. “Es emocionante y halagador que me hayan elegido como txupinera de esta fiesta”, decía el 30 de septiembre del 2000 una radiante Trini Mesari, quien, tras un aurresku de honor, dio inicio en San Francisco a una jornada festiva que con el lema “Aquí jugamos todas y todos-Denok gaude joko berean”, organizaron Médicos del Mundo y Bilbao 700, con la participación de entidades como Bilbo Etxezabal, Harresiak Apurtuz, Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” y SOS Racismo entre otras. ¿El motivo? Celebrar el 700 Aniversario de Bilbao entre personas de distintos países que aportaban, y hoy siguen aportando, sus culturas a la
47

Villa en la que viven. Con el aumento de asistencia de mujeres a nuestra asamblea comprobamos con satisfacción que se estaba abriendo un abanico de actividades para realizar. Al principio comenzamos con pequeñas charlas en las que las asistentes hablaban de su lugar de origen y nos daban a conocer su cultura. Nos reuníamos en lugares como los Centros Cívicos de San Francisco y La Bolsa en el Casco Viejo, en el Hika-ateneo, en Médicos del Mundo y participábamos en las radios locales de Klaret Irratia y de Tas-Tas Irrati Librea, en el programa Ahlan. Aunque la asistencia a las charlas era más bien escasa, ya nos íbamos dando a conocer y nos empezaban a llamar desde centros educativos públicos o privados, donde participábamos con el alumnado y las/os docentes en jornadas de convivencia y en charlas. A través de su participación en la revista Mujeres del Mundo, Ana Celia fue dándonos a conocer diferentes aspectos de la vida de la República Dominicana, pero como deseábamos más información, decidimos organizar en el Centro Cívico de la Bolsa una charla coloquio acerca de los cambios que tuvieron lugar en su país en los últimos años. Begoña Isusi aportó su punto de vista como cooperante en ese país caribeño. También en el año 2000 Fatma Galia Mohamed Salem presentó su libro La henna y sus maravillas en el Centro Cívico de San Francisco. La periodista saharaui hizo un recorrido por las propiedades de esta hierba milenaria que tradicionalmente ha servido para embellecer a las mujeres, y que es también muy apreciada por sus cualidades medicinales así como muestra de cariño y alegría.

Concentración frente a los juzgados. 2000

Mattapiwinja semanata semanaruja waljjapjjayatua, machacca kullacanakajja sapa mattapiwiru purinipjjana, nayratpacha jutirinakaja ucankapjiritua
Poco a poco íbamos armando nuestra nave. El grupo iba en aumento semana tras semana, ya que siempre llegaban mujeres nuevas a la reunión y las antiguas nos íbamos quedando. Tuvimos los vientos en popa, muy a favor, para seguir nuestra andadura cada lunes en la Asamblea. Fue así
48

La situación de inmigrantes en Elejido saltó a la opinión pública. 2000 49

como empezamos a organizar pequeños “órdenes del día”, sin dejar de lado aquello que comenzaba a ser nuestra identidad: en las reuniones dedicábamos más tiempo a conocernos, queríamos saber qué sentíamos, qué dificultades teníamos, si había alguna urgencia… Para nosotras esto era tan importante como el orden del día y las urgencias tenían siempre prioridad, sin límite de tiempo. Hoy seguimos intentando que así sea en las Asambleas. Y llegó el momento, aunque tímidamente, de nuestro estreno como Mujeres del Mundo. Nos presentamos con degustación de comida en la primera fiesta intercultural - poco a poco nos invitarían a acudir a muchas más-. Esperanza, de Angola, se ofreció para cocinar y en nuestro stand teníamos mermelada de mango -el mango era entonces una fruta desconocida para nosotras y nosotros-. Ella lo presentó en trocitos de pan al estilo de los pintxos. La gente que pasaba nos miraba, los observaba y, cuando se los ofrecíamos, no querían probarlos aunque sabían que eran gratis. Había personas que no se atrevían a mirar o que lo hacían por el rabillo del ojo. Sin embargo, aquello sólo fue el principio ya que a partir de ese momento comenzamos a participar en otras degustaciones con comidas del mundo. Hoy en día, en aquellos actos en los que estamos presentes, los diferentes platos que ofrecemos “vuelan” y así hemos introducido en Bilbao: el mango de Angola, la salsa de cacahuete de Guinea Ecuatorial, el dulce de leche de Argentina, el cuscus de Tetuán Marruecos-, el guacamole de México, las arepas de Colombia…. y tantas comidas y condimentos de tantos países. No dejamos en el olvido, porque también era y continúa siendo nuestra causa, la situación que estaban viviendo las personas inmigrantes en el resto del Estado. Nieves García Benito, vitoriana que vive y trabaja actualmente en Tarifa -Cádiz- y además está implicada en la defensa de los derechos humanos, nos enviaba diferentes escritos que publicábamos en la revista. En uno de ellos nos mostró su indignación tras encontrar a una mujer marroquí joven “desnuda, embarazada, sola, muerta” y gritó a este mundo: “… Maldije a este siglo venidero y a los montes de este estrecho que semejan mujeres muertas como tumbas del mañana. Maldije a mi especie asesina renegando, sin consuelo, sofocando el terror que nos inva50

de cuando aquí entre homicidas nos prohibían honrar a nuestros muertos”. La política impulsada por el Estado Español, por un lado, impidiendo la entrada de mujeres y hombres de otros países y, por otro, negándose a conceder papeles a quienes ya estaban residiendo en la península, generó un movimiento en la población civil que se hizo patente en las calles con manifestaciones, con encierros en iglesias y en diferentes locales sociales, con denuncias en los medios de comunicación… Movimiento que, liderado por las personas directamente afectadas, logró, frente a la amenaza de expulsión, sentar a la Administración a negociar sobre su situación. Las mujeres, que representaban un importantísimo sector entre quienes habían elegido España como destino para una nueva vida, también dejaron constancia de sus reivindicaciones. Así, en uno de los encierros donde se encontraban, decenas de ellas pidieron que se tuvieran en cuenta en las negociaciones sus derechos, los cuales habían sido ignorados en las múltiples plataformas que se habían escrito durante ese período. Recogemos algunas de sus exigencias: “Permisos de residencia y trabajo independientemente del estado civil, conservación de los permisos de residencia y trabajo en caso de separación y divorcio, que la violación sea admitida como causa para solicitar refugio político, que se conceda asilo humanitario a aquellas mujeres que han sido obligadas a casarse en su país de origen, reagrupación familiar inmediata, que el Estado respete el derecho natural de las madres a estar junto a sus hijos…22”.

Todas estas movilizaciones y luchas obligaron al gobierno a regularizar en los primeros meses de 2001 a ochenta mil personas extranjeras. Sin embargo, en aquellos momentos mucha agente continuaba aún sin papeles, razón por la cual se mantuvieron los encierros en varias capitales, así
22. La plataforma de reivindicaciones completa se encuentra en nuestra revista nº 19 de junio 2001.

51

como los desalojos por parte de la policía. Los alcaldes de los municipios freseros de Huelva exigieron que se regularizase a las personas de otros países amenazando, en el caso de que no se hiciera, con suspender la campaña de la recogida de la fresa. El Defensor del Pueblo planteó al Gobierno una regularización especial de inmigrantes en Madrid y muchas más organizaciones exigieron que se eliminase la Ley de Extranjería.

Desde que comenzamos a juntarnos nuestro objetivo fue ser consecuentes con lo que creíamos, comprometiéndonos en la medida de nuestras posibilidades. Así nos íbamos forjando y buscando a la vez el compromiso de más mujeres para continuar construyendo otro mundo que creemos necesario y posible. En ese caminar dimos un nuevo paso: el 20 de junio de 2000 quedaba registrada en el Gobierno Vasco la Asociación Munduko EmakumeakMujeres del Mundo “Babel”. Como señalábamos en la editorial del número 20 de la revista: “… nuestro objetivo fundamental no es otro que el de buscar la amistad con las mujeres que han llegado a estas tierras y desean, a su vez, buscar la amistad con otras mujeres, bien sea de su tierra o de otras más o menos lejanas. Nuestra pretensión es acercarnos, aprender de sus culturas, de sus formas de vida, de sus valores, de todo cuanto traen, a pesar de que en el camino han dejado tantas cosas y, a la vez, brindarles todo aquello de lo que disponemos”23. Algunas mujeres de nuestro grupo han vivido la experiencia de tener que adentrase en mundos nuevos, en otras tierras y, tal vez por eso, intentamos entender las necesidades con las que se encuentran al estar lejos de sus hogares. Todas somos inmigrantes, las de aquí y las de allá, por tanto sabemos lo que se siente al no ser aceptadas, al ser observadas con rechazo por ser de otro color, por hablar diferente… Por otra parte, somos una
23. Diciembre de 2001.

organización pequeña, sin grandes pretensiones, pero que ha aprendido día a día que intercambiando penas y alegrías, abordando problemas y participando en fiestas, nos ayudamos, nos conocemos, nos entendemos… como amigas y amigos que, a pesar de las dificultades, no dudan en avanzar juntas y juntos. Ésta es nuestra actividad fundamental, a ella nos dedicamos y, por eso, queremos que haya muchas organizaciones o grupos con los que encontrarnos en esta búsqueda por la igualdad entre todas las personas. Pero volvamos a aquel 20 de junio de 2000. Habíamos parido una Asociación en la que estábamos muy a gusto y la queríamos presentar en sociedad. Se abrió el debate: “¿cuándo?”... “¿dónde?”... “¿a quién invitar?”... Desde el principio algunas se lo plantearon como una historia divertida, otras pensaban que no estábamos preparadas para llevar a cabo el evento, pero entre risas, dudas y algún chiste que otro nos fuimos deslizando por la pendiente y quitando el miedo, mientras ganábamos confianza en nosotras y en nuestras posibilidades. En cada reunión una lluvia de ideas caía sobre la mesa, pero se acercaba la fecha prevista, el 24 de noviembre de 2001, y había que ir concretando: lugar, el Hika-ateneo; la invitación sería pública, todas las personas que quisieran venir serían bien recibidas. El tiempo del que disponíamos para las actuaciones y el espacio con el que contábamos marcaban los límites. Aquel día las organizadoras acudimos con bastante antelación: había que decorar el local, poner las cosas en su sitio y, sobre todo, teníamos que vestirnos ya que habíamos previsto un desfile de modelos con pasarela y todo. Estábamos muy nerviosas, cada una había conseguido la ropa como había podido o la había encontrado en la tienda de reciclaje que Ana Celia tenía en la calle San Francisco. El primer pase estaba reservado para la presentación de vestidos de diferentes países; y el segundo, al estilo de los años 60. ¡Vaya trajín que nos traíamos!... “¿Lo haremos bien?”, comentaba alguna. Todavía teníamos dudas. “Qué importa cómo lo hagamos”, decía otra…. Éramos un manojo de nervios. Y llegó la hora. Todo a punto. La presentadora fue desgranando el rosario de actividades con mucho salero. En la sala no cabía un alfiler. El público nos mimó, nos acogió con cariño, nos brindó sus aplausos, se fundió con nosotras desde el
53

52

principio. Así fueron pasando las diferentes actuaciones: Pende-Jitos.com, mimos ecuatorianos; nosotras, convertidas en modelos de pasarela; el grupo folclórico ecuatoriano Pacha Mama; Janet de Ecuador con una “típica serrana”; Padango sa llaw de Filipinas. El grupo de Afro Vasca hizo una representación de bailes africanos. Lide repitió la danza egipcia al final poniendo al público en pie. Como era costumbre la comida de diferentes países y, por supuesto, la música y el baile cerraron el local. Fue un éxito y una gran satisfacción. Todas las personas presentes quedaron invitadas para nuestro siguiente cumpleaños que, por supuesto, exigiría un local más grande.

54

Lide bailando en la primera fiesta anual en Hika Ateneo. 2000 55

LAS SINGLADURAS (2002 – 2009)
Miramos desde la cubierta los rumbos que iba tomando nuestro barco

Año 2002

E

l año 2002 para Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” significaría un gran cambio, como se decía antes: “la casada casa quiere”. Íbamos a tener nuestra propia casa, pasaríamos de reunirnos en el Centro Cívico de San Francisco a poder disfrutar de un espacio propio para juntarnos, pensar, hacer talleres, jugar, conocernos mejor… Las obras de nuestra futura sede en Fika estaban avanzando poco a poco.

Geure etxea izango genuen, geure batzartzeko, elkartzeko, pentsatzeko, tailerrak egiteko, elkar hobeto ezagutzeko… lekua gozatuko genuen

El primer semestre de 2002 todavía tuvimos el Centro Cívico de San Francisco como cabina de mando. Cada lunes nos reuníamos unas cuantas mujeres con ganas de trabajar juntas, a veces éramos diez o veinte, como si fuésemos los dedos de las manos y pies de un potente organismo vivo, de un cuerpo en forma de arco. La confianza, la hermandad entre nosotras eran la clave en la evolución continua que es nuestra Asociación. Comenzamos el año valorando nuestra participación en la “Plaza
56

Solidaria” de Barakaldo, organizada por el Ayuntamiento de este municipio vizcaíno. La jornada se había celebrado el día de Santo Tomás, 21 de diciembre, con gran participación de visitantes y donde contamos con un stand para repartir revistas e informar, sensibilizar a las gentes del mundo de que las mujeres tenemos mucho que decir en este proceso de cambio y de ampliación que son los movimientos migratorios internacionales. También nos pusimos enseguida a organizar nuestras actividades en torno al 8 de Marzo, “Día Internacional de la Mujer”. En una Asamblea de principios de febrero se aceptó la propuesta de una compañera recién llegada al grupo para participar en una mesa redonda, en la Casa de Cultura de Galdakao, sobre la situación de las mujeres inmigrantes en Euskadi, que organizaba el Área de Igualdad de dicho Ayuntamiento. En esta mesa estuvieron representando a la Asociación y dando su propio testimonio: Marta Eugenia –Argentina-, Ruth –Ecuador- y Libo –Bilbao-. En la misma fue presentada nuestra Asociación, sus objetivos y la realidad de las mujeres inmigrantes en Euskadi. Las tres compañeras vivieron esta oportunidad de hablar de su proceso migratorio y de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” como algo muy positivo y enriquecedor por la buena acogida del público presente -mayoritariamente mujeres-, por el interés, por las preguntas planteadas, por los comentarios y por los testimonios vividos aquella tarde de primeros de marzo de 2002. En el primer trimestre de ese mismo año, otros temas ocuparon nuestro tiempo: la Comisión que elabora nuestra revista preparó para el número de marzo un editorial sobre las mujeres en Afganistán y el uso obligatorio del burka. El tratamiento de este tema y de otros dejó patente la línea de concienciación feminista de nuestra Asociación. Por otra parte, nuestra participación en la manifestación organizada por Harresiak Apurtuz, bajo el lema “Nos condenan a vivir sin papeles”, del 2 de marzo contra el gobierno del Partido Popular en relación al contingente de personas inmigrantes con derecho al trabajo en el Estado Español, marcó claramente la otra línea de nuestro interés como grupo de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”. En la primavera, seguíamos activas como flores que se abren pletóricas de colores vivos y diferentes…, acudimos a Radio Euskadi a una tertulia de
57

gran audiencia y participamos en una manifestación de las Mujeres contra la Guerra, que tuvo lugar el 25 de mayo. Las mujeres, de aquí y de allí, tenemos mucho que decir en torno a los procesos de paz en todo el mundo, de ahí nuestro apoyo al grupo de Mujeres de Negro24. En nuestra revista de junio, Mujeres Babel se hizo eco de la presencia de dos mujeres que hablaron de paz, de una paz difícil de consensuar, de consolidar entonces y ahora como consecuencia del conflicto entre Israel y Palestina25. Estas dos mujeres, una palestina y otra israelí, hablaron de paz en la misma mesa. El mes de mayo fue muy completo en actividades. Desde la Asamblea de Mujeres de Bizkaia se organizó una charla sobre Turismo Sexual y Tráfico de Mujeres, y allí estuvimos algunas de nosotras para después contarlo en la Asamblea y, a renglón seguido, en nuestra revista. Los primeros seis meses del año 2002 fueron transcurriendo rápidamente y todas estábamos algo “nerviosas” con el final de las obras de Fika… que por fin llegaron a su término y el 29 de junio hicimos una gran celebración. Ese día inauguramos nuestra actual sede, nuestra casa, en la calle Fika nº 5. Desde primera hora de la tarde tuvimos fiesta. Este día vivimos muchas de nosotras una jornada de gran alegría, entusiasmo, nervios, prisas porque queríamos que nuestra CASA fuera la CASA de TODAS y de TODOS las y los que iban llegando. Hubo de todo… o de casi todo… Fue una participación coral… en la creación de unos murales para simbolizar nuestros sentimientos ante el mundo, el cómo nos sentíamos parte de ese mundo “global”, diferente…, utópico…, creador…, creativo. Estos murales siguen estando en el paso hacia el jardín de nuestra casa para recordarnos la magia vivida ese día. Música, baile…, arte con Argenis, degustación de comidas del mundo y así comenzamos nuestra tradición de la Fiesta del Traje –“yo traje esto, ella trajo lo otro...”-. La risa y las muestras de cariño también estuvieron pre24. Movimiento internacional de mujeres pacifistas, surgido en Israel en 1998 a raíz de una serie de manifestaciones convocadas semanalmente contra la violación de los derechos humanos del ejército israelí en los territorios palestinos. A Partir de 2002 comienza a afianzarse y a proyectarse en diferentes países y redes sociales como opción pacifista y feminista, que denuncia diversas injusticias relacionadas con los conflictos armados en todo el mundo. 25. Revista nº 22.

sentes en la fiesta como una manera de ser y sentir de nuestra Asociación. También estuvieron presentes representantes de organizaciones que nos habían apoyado: la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, Harresiak Apurtuz, Médicos del Mundo, SOS Racismo, Misiones Diocesanas, bbk, Tas-tas Irrati Librea y Bilbo Etxezabal.

The laugh and the expression of affection were in the party as a way of being and feeling within our association
Cuando llegamos a este local nos encontramos con un gran terreno exterior rodeado de patios de diferentes comunidades, lleno de maleza, árboles caídos y basuras. Unas cuantas valientes empezaron a trabajar para ver si conseguían adecentarlo un poco. Era tanta la cantidad de basura y escombros que había allí… Lo hacíamos cuando teníamos tiempo libre. Había terreno para realizar muchas cosas y nos ilusionaba por lo menos limpiarlo. Contábamos con alguna planta, herramientas viejas que nos regalaban y poco más…, y como es normal el grupo de valientes “hizo aguas”. Carmina y Mikel tomaron el timón de este proyecto y como un gran reto se propusieron dar vida a aquel terreno muerto. Contaban con la colaboración de los chicos de la Asociación Agiantza26, aunque no siempre estaban los mismos. Venían contentos y con ganas de trabajar en el proyecto de convertir un basurero en un jardín. Agiantza vio esta actividad para el grupo como parte de su proceso terapéutico con una vertiente lúdica -charla y merienda han seguido y siguen al trabajo-. Un vecino empezó a regalarnos plantas, algunas de las cuales ahora son árboles, pudimos comprar nuevas herramientas, plantas, semillas y se valló todo el terreno. Nuestra compañera, Carmina, con colaboraciones diversas sigue encargándose del jardín. Con esfuerzo e ilusiones se ha conseguido lo que al principio parecía imposible: un terreno limpio con
26. ONG fundada en 1991 cuyo objetivo es facilitar la inserción laboral de las personas más desfavorecidas, desde una perspectiva integradora y ecológica

58

59

árboles, con plantas, con arbustos y con flores. En definitiva, un espacio con vida y belleza que es una gran recompensa para todas y todos los que han colaborado en este trabajo y que nos anima a seguir conservándolo. Después de las vacaciones de verano nos pusimos a organizar nuestra casa, a dar contenido a nuestro espacio… Empezamos a hablar de organizar talleres en Fika, que comenzarían a principios de 2003. Para nosotras la fiesta de Aniversario es tan importante ahora como lo fue en el 2002, y es una cuestión que se empieza a tratar en las primeras Asambleas del mes de septiembre. Ese año dimos el salto de una orilla de la ría a la otra: si el año anterior la fiesta fue en la margen derecha de Bilbao, en el Hika-ateneo -Bilbao La Vieja, Atxuri-, este año lo sería en el Colegio de los Escolapios en el Centro de Bilbao, al otro lado de nuestra querida ría, en el Ensanche de la Villa. Gracias a la Asociación Itaka27 conseguimos el salón de actos de este colegio, con un aforo para más de doscientas personas sentadas, y que llenamos en nuestra Fiesta de Segundo Aniversario, celebrada el último sábado de noviembre con la realización de talleres, actuaciones, merienda y baile. Tuvimos Taller de Henna con Fatma Galia, juegos para niñas y niños antes del espectáculo a cargo de Danae y sus danzas árabes, tangos de Marina Cedro y el grupo musical Buia, además de otras actuaciones. Para celebrar este Aniversario unos días antes también organizamos en el Hika-ateneo unas charlas sobre las mujeres musulmanas en sus propios países y aquí, con la actuación de Argenis y la ceremonia del té árabe con pastas hechas por mujeres musulmanas, uniendo a mujeres saharauis y marroquíes en el evento. El acontecimiento fue todo un éxito al sentir que compartíamos la alegría de un proyecto común de mujeres de diferentes culturas, unidas por un mismo universo, que es el “sentir femenino” de la vida.

Inauguración del local de Fika. Argenis realizando una danza. 2002

27. Asociación formada por un grupo de personas convencidas de que “es posible hacer un mundo como Dios manda y que sólo en ese intento la vida se hace plena. Para ello creemos que el camino más corto es la educación de las generaciones futuras, el anuncio de la Buena Noticia de Jesús y el compromiso transformador en nuestro entorno, implicando nuestra vida entera”.

60

61

Charla de mujeres musulmanas Hika Ateneo. 2002

Nous partagions la joie d´un projet commun entre femmes des cultures différentes, unies par le même univers, c´est à dire, le sens féminin dans la vie
Durante estos meses también organizamos desde Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, en colaboración con el Ayuntamiento de Bilbao, un Taller de Cocina de los Mundos. El taller fue impartido por diferentes integrantes de “Babel” en el Centro Cívico de San Francisco, con el fin de fomentar las relaciones en la diversidad cultural que se estaban gestando en Bilbao, y de apoyar una visión sin prejuicios ni estereotipos negativos hacia culturas diferentes a la vasca. Al siguiente año repetimos la experiencia ante la buena acogida del taller y el interés del Ayuntamiento por seguir subvencionado esta actividad. Estuvimos presentes en la manifestación del 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, y desde nuestra revista de marzo de 200328 nos hicimos eco de dicha manifestación, publicándose el artículo: “Los Pasos a seguir en caso de malos tratos físicos o psíquicos”. La violencia hacia las mujeres es un tema que nosotras hemos trabajado y seguimos trabajando por cuanto que nos afecta a todas y no sólo a las que han sido víctimas. Dicha violencia es el reflejo de las desigualdades que vivimos en nuestra sociedad, que sigue siendo machista, sexista y con un orden patriarcal metido en nuestras mentes, venas… como parte de nuestra memoria colectiva cultural y ancestral.

Año 2003
En enero de 2003 se inició nuestro Programa de Talleres en el local de la Asociación29 que, a día de hoy, sigue funcionando año tras año. Con
28. Revista nº 24. 29. A estos talleres los llamamos Talleres Internos.

estos talleres se quiere ser, desde “Babel”, una “puerta abierta” para aquellas mujeres y hombres inmigrantes o no que tienen mucho que compartir, que enseñar a otras personas y que, desde la Asociación, han empezado o continuado su andanza “profesional” con talleres de creatividad, autoconocimiento, expresión, reflexión, juego… siendo éstos una tarjeta de presentación hacia el exterior de lo que era, es y será Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”. Los talleres organizados significan mucho para todas nosotras porque nos han permitido, como Asociación, fortalecernos como un organismo vivo que asume la organización de un todo colectivo, dejando atrás los intereses personales para centrarnos en las necesidades grupales. A las que hemos participado en ellos a nivel individual y a las propias talleristas nos ha permitido avanzar en nuestro viaje íntimo de empoderamiento como mujeres y como personas. En las primeras Asambleas de 2003 se acercaron a Fika dos mujeres Elena y Yolanda, del Café-Teatro Badulake- para proponernos un reto… y como a nosotras nos gustan mucho los desafíos… aceptamos. Nos invitaron a participar en una representación teatral de Monólogos de la Vagina, el DÍA-V30. El primer lunes de marzo de 2003, en el Badulake, colaboramos en la organización y en el propio espectáculo. Fue un gran lunes para Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” no sólo por el antes, sino también por el durante -el momento de la representación- y por el después, ya que con la recaudación que conseguimos al participar en el DIA-V, programamos en el otoño de ese mismo año talleres dirigidos a mujeres maltratadas. Con el “subidón” que tuvimos ese año quisimos organizar un gran programa para el 8 de Marzo. Así preparamos una Semana de la Mujer repleta de actividades: una exposición artística en el Centro Cívico de La Bolsa,

30. Tiene su origen en la obra teatral Monólogos de la Vagina de Eve Ensler. En 1998 un grupo de mujeres de Nueva York se unieron a la autora y fundaron la Campaña Mundial DIA-V. Su rasgo característico es representar los Monólogos de la Vagina entre los meses de febrero y marzo y donar el beneficio de taquilla a organizaciones locales de mujeres que luchan contra la violencia hacia las mujeres. Eve Ensler cede sus derechos de representación a esta campaña mundial.

62

63

entre el 24 de febrero y 1 de marzo, con obras de pintura, de fotografía, de artesanía, de poesía y las Ex Bottles - botellas con mensaje- de diferentes mujeres de la Asociación porque hay grandes artistas entre nosotras. También hicimos un llamamiento a la participación de todas a la manifestación convocada por la Coordinadora del 8 de Marzo en Bilbao, y allí estuvimos presentes. Y como nos gustan mucho las celebraciones, organizamos una especialmente para estos días: el 7 de marzo, una fiesta intercultural en el Centro Cívico de San Francisco. Y como siempre lo pasamos muy bien… compartiendo la alegría, pero sin olvidar la parte reivindicativa.

Regina y Nora en el Teatro Arriaga. “Monólogos de la vagina”. 2004

En el año 2003 dimos nuestro NO radical a la Guerra en Irak, también hablamos sobre la situación de Amina31 a causa de la Ley Sharia y sobre la violencia hacia las mujeres. En Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” la fiesta es importante, pero también lo son las reivindicaciones como mujeres del mundo, la sensibilización y la concienciación de las mujeres, de la sociedad y del mundo. Antes de irnos de vacaciones de verano, Fika se vistió con sus mejores galas para presentar en sociedad el primer libro de una serie que “Babel” quería y quiere sacar adelante sobre Testimonios de Migración en primera persona. Este primer libro se tituló Marta Eugenia de Argentina al País

31. Se trataba del caso de una mujer de Nigeria, viuda y embarazada, condenada a morir lapidada. Gracias a la movilización internacional fue absuelta.

64

Ara, Marisol, Fátima y Soraya. Presentación del libro “Palabras desde la distancia”. C. C. La Bolsa. 2003 65

Vasco de Marta Eugenia, como autora-protagonista, y de Beatriz Díaz, como autora-recopiladora. La publicación de dicho libro fue posible gracias a la donación, realizada por el periodista Xavier Lapitz32 de Radio Euskadi, del cincuenta por ciento del Premio de Comunicación de Emakunde, con el que fue galardonado por la sección “¡Mujer tenías que ser!” de su programa “El Altavoz”. El citado Premio reconoce "la labor de personas o entidades que, en su profesión, destaquen en relación a la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres". Antes del verano de 2003 también hicimos los deberes, y la Comisión creada para organizar nuestros talleres dejó todo bien preparado para que en octubre se comenzara con un programa muy amplio y para casi todos los gustos. Tuvo una gran acogida. Para mucha gente de Bilbao y alrededores estos talleres supusieron, y suponen, su primer acercamiento a la Asociación y la posibilidad de conocer a personas de diferentes culturas. Y el tiempo siguió corriendo, y lo hizo tan deprisa que de nuevo en Fika uno de los temas del orden del día en nuestra Asamblea de los lunes fue la preparación del acto de conmemoración del Aniversario de “Babel”. Ese año lo celebramos el sábado, 29 de noviembre, en el Colegio de Jesuitas en Indautxu, que ofrecía un espacio más amplio tanto para las actuaciones como para la merienda y el baile-encuentro. Otro de los actos de celebración fue la presentación del libro Palabras desde la Distancia en el Centro Cívico de La Bolsa. En esta obra se había recogido el trabajo creativo en poesía, relato breve, cuentos, dibujos, pintura… de diferentes mujeres del mundo que crean como manifestación de sus sentires más profundos. Para nosotras la palabra hablada o escrita, en sus diversas expresiones, tiene mucho que ver con “Babel”, con la Torre de Babel y con las diferentes lenguas. Y como en Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” queremos ser una Babel de entendimiento, de acercamiento, de escucha entre las diversas culturas, en la fiesta de Aniversario de este año 2003 la presentación de las actuaciones se hizo en varias lenguas: árabe, inglés, francés, castellano y euskera. El libro Palabras desde la Distancia también hay que entenderlo dentro de este contexto de la palabra como reflejo de la diversidad cultural.
32. Espacio dirigido por Xabier Lapitz junto a Susana Martín e Iñaki Espiga.

E como Munduko Emakumeak - Mujeres del Mundo de Babel, queriamos ser uma Babel de compreensao, queriamos estar mais próximas, e poder escutar as diversas culturas
Ese mismo año y para trabajar la temática de la violencia hacia las mujeres organizamos un taller vivencial en nuestra sede sobre Violencia contra las Mujeres, conducido por la actriz argentina Mercedes Farriols, que culminó con la participación del grupo en la manifestación del 25 de Noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer, la cual recorrió las calles del centro de Bilbao. Siempre hemos creído que la presencia en las calles es importante para la concienciación y la visibilidad de las mujeres que luchan por la igualdad real, no sólo formal. A finales de este año 2003, SOS Racismo denunció desde nuestra revis33 ta la Nueva Ley de Extranjería como una nueva vulneración contra los Derechos Humanos.

Año 2004
Siempre hemos estado y seguiremos estando implicadas en nuevos proyectos, y nuestra “apuesta estrella” a principios de 2004 fue el montaje de una exposición fotográfica sobre “Inmigración y Trabajo”. Las fotos fueron realizadas el año anterior por personas pertenecientes a la Asociación: Soraya, Marchasso y Lee. Esta exposición se presentó por primera vez en Bilbao, en el Centro Cívico de La Bolsa, del 1 al 8 de marzo dentro de nuestras actividades organizadas con motivo del Día Internacional de las Mujeres. Después la muestra recorrió varios pueblos de Bizkaia -Gallarta, Berriz…- en lugares tales como Institutos de Enseñanza Secundaria, Asociaciones de Mujeres, Casas de Cultura... Vivimos con gran intensidad aquel Día Internacional de las Mujeres del
33. Revista nº 26 de noviembre de 2003.

66

67

2004. Fuimos al teatro, repitiendo la experiencia del año anterior con nuestra participación en la representación teatral de Monólogos de la Vagina, el DÍA-V, que esta vez tuvo lugar en el Teatro Arriaga. Fue impresionante el montaje y el ver a tantas mujeres juntas siguiendo esta obra. Y, cómo no, también nos paseamos y nos manifestamos por las calles de Bilbao el 8 de marzo. Ese mes el editorial de nuestra revista34 se centró de nuevo, porque la realidad así lo pedía y lamentablemente lo sigue pidiendo, en contra del maltrato a las mujeres y en la necesidad de no quedarnos calladas ante el ultraje de los Derechos Humanos. El 27 de marzo, de nuevo en la calle, fuimos convocadas por SOS Racismo para la manifestación del Día Internacional contra el Racismo. Los días internacionales en apoyo de esto, de aquello y/o en contra de eso… se dejarán de convocar cuando ya no existan el racismo, las diferencias de género, las desigualdades sociales, cuando no haya guerras, ni hambre, ni enfermedades endémicas en el mundo, pero hasta entonces creemos que es buena y necesaria la presencia en la calle para que nuestras conciencias y nuestros corazones no se endurezcan como piedras, para no perder la sensibilidad, la empatía, la solidaridad, la sororidad35… porque en Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” pensamos, soñamos y creemos que “Otro Mundo es Posible”.

Riteniamo che la presenza in strada é necessaria e utile, in modo che le nostre coscienze, i nostri cuori non si induriscano come pietre, per non perdere la sensibilità, l’empatia, la solidarietà, e la fratellanza
Aquel año 2004 fue la primera ocasión en que organizamos -y aún hoy seguimos haciéndolo- un encuentro con otros grupos de mujeres, pensado como una salida lúdico-cultural. Las excursiones para conocer a otras
34. Revista nº 27 de marzo de 2004. 35. Marcela Lagarde, feminista y antropóloga mexicana señala que “la alianza de las mujeres en el compromiso es tan importante como la lucha contra otros fenómenos de la opresión y por crear espacios en que las mujeres puedan desplegar nuevas posibilidades de vida”. En este contexto surge el concepto de sororidad que se refiere a una nueva experiencia práctica intelectual y política entre mujeres que pretende materializarse en acciones específicas.

asociaciones de mujeres comenzaron ese año. El último domingo de marzo fuimos a visitar Ondarroa invitadas por el Departamento de Igualdad del Ayuntamiento de este municipio costero vizcaíno. Recorrimos el pueblo y el puerto, y comimos junto a otras mujeres de esta localidad. En la comida y en el baile posterior, a los sones de la música vasca, bailamos en corro todas o casi todas las mujeres que estábamos en aquella celebración. Entonces sentimos por primera vez la esencia de Mujeres del Mundo como un pulso común que se mueve al ritmo de una melodía de hermanamiento de ser mujeres, y vivimos lo especial que tiene el círculo, y más aún el formado, gestado y sentido por mujeres. La idea universal del círculo estuvo presente en la Marcha Mundial de las Mujeres que, por segunda vez, se organizó en el año 2005. En Vigo, en mayo de 2004, se convocó el Primer Encuentro a nivel mundial que congregó a veinte mil mujeres. Allí estuvieron presentes ciento cincuenta mujeres vascas, unas pocas de ellas representando a Mujeres del Mundo y a sí mismas. Siguiendo con nuestras acciones de calle, reivindicativas y festivas, el 22 de mayo participamos por primera vez en “Arroces del Mundo”36. Fueron las mujeres del Taller de Cocina y Habilidades Sociales, organizado con ayuda del Ayuntamiento de Bilbao, quienes acudieron y prepararon un rico arroz que después compartieron con otros grupos presentes en esta fiesta multicultural. Participamos como un grupo más intentando dinamizar, visibilizar y apoyar acciones de calle reivindicativas, y reclamando una mayor atención por parte de las instituciones públicas hacia la población migrada, no su marginalización.

Para cerrar el curso de este año organizamos una gran fiesta en el jardín de nuestra casa, que para eso lo cuidamos tanto. Los diferentes talleres nos presentaron su trabajo, las alumnas y algún que otro alumno nos deleitaron con sus bailes, relatos… Como siempre disfrutamos mucho. Al
36. Encuentro gastronómico en el que el ingrediente estrella es el arroz y en el que participan gentes de todas las partes del planeta.

68

69

mismo tiempo que preparábamos la fiesta de fin de curso, la Comisión de Talleres y las monitoras estaban afanadas en la preparación de la publicación con las actividades para el curso siguiente, 2004-2005. El folleto, de gran calidad tanto en contenidos como en presentación, salió finalmente con mucho trabajo. Tres hurras por todas las que han participado y participan en la programación y ejecución de los Talleres “Babel”. Ese año ni en pleno agosto descansamos, porque algunas mujeres de “Babel” respondieron a la invitación de la komparsa Mamiki para participar en la Aste Nagusia con talleres, y se hicieron varios de danzas árabes y trencitas de colores. Pero no todo fueron acciones de calle. Para reivindicar la diversidad cultural y el diálogo entre diferentes también recurrimos a exposiciones, libros, charlas y otras actividades que nos permitieron exponer nuestras propuestas. Unas veces se trató de libros o de exposiciones propias, y otras pertenecientes a grupos afines o de nuestras propias compañeras. Aquel año acompañamos a Fatma Galia en la presentación de su libro Pueblos de sabios, pueblos de pocas necesidades, en el que la autora hace un recorrido por la tradición oral saharaui. Y en línea con nuestras colaboraciones con otras asociaciones, en el mes de septiembre, las personas mexicanas afincadas en Bilbao celebraron el Día de su Independencia en nuestro local de Fika. Como comenta nuestra compañera Regina, una de las promotoras de estas actividades y de la constitución de la Asociación, Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” ha sido siempre “facilitadora de la realización de actividades por parte de este colectivo”. Con la Asociación de Mexicanos y Mexicanas siempre hemos tenido una relación de apoyo muy fluida, asesorándoles con nuestra experiencia en su propia constitución como Asociación. En “Babel” desde sus inicios se conoce, se analiza y existe una solidaridad con la difícil situación que viven las personas inmigrantes que, después de llegar, chocan con una dura realidad, tienen oportunidades mínimas y carecen de una identificación oficial lo que, finalmente, convierte a este colectivo en vulnerable y expuesto a la marginación. Este trabajo entre mujeres acompañándose, enriqueciéndose y fortaleciéndose está en
70

Taller sobre comidas del mundo. Irune a la derecha. 2004

71

Marcha Mundial de las Mujeres en Vigo. 2004

sintonía con la propuesta feminista que plantea la sororidad como un camino y un proceso de empoderamiento. Y así, partiendo del grupo de mujeres del Taller de Cocina y Habilidades Sociales, en el otoño de aquel año 2004 nos planteamos abrir un espacio de encuentro y acogida para las personas migrantes que apenas cuentan con una red social en el entorno, poniendo en marcha un Grupo de Encuentro. En el proyecto inicial se define el siguiente objetivo general: “potenciar en las personas inmigrantes habilidades sociales que faciliten la expresión de emociones y sentimientos respecto a la experiencia migratoria y el choque cultural, favoreciendo el proceso de integración”. El Grupo de Encuentro trabaja temas relacionados con la experiencia migratoria, las habilidades sociales, la cultura y la geografía vascas.

Aca lurawinacasty, warmicama yanapttasiwinakansty, chchamanchapjitu, warminakana amtuwinakapankanawa yanaptasiña maya walli ttaqi katjarusiñataqi
Supimos de la existencia de un grupo de personas migrantes en la Quinta Parroquia, les presentamos la propuesta y nos unimos a ellas. Allí trabajamos un curso. Un año después y, a demanda de algunas mujeres y algunos hombres, se continuó con la experiencia y se realizaron dos cursos más en la sede del Centro Ellacuría. El Grupo de Encuentro hoy en día se autogestiona denominándose grupo Torre de Babel. Un importante proyecto nuestro del año 2004 fue la concreción de una Comisión de Trabajo Antiviolencia contra las Mujeres. Lo que en un principio fue una inquietud personal de algunas de nosotras, acabó tomando cuerpo y un grupo de diez mujeres, de una manera estructural, comenzamos a trabajar en este tema. Gracias a las aportaciones de Monólogos de la Vagina, Día V se tenía la financiación necesaria para hacer proyectos concretos. Con el dinero del Día V de aquel año 2004 se realizaron diferentes acciones: • Pago del alquiler de una habitación dentro de la Posada de los
72

Abrazos a disposición de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” para mujeres maltratadas en situación de emergencia social. • Ciclo de charlas sobre las diferentes caras de la violencia hacia las mujeres, dentro del programa de formación y coordinación de la Comisión, y de un grupo de autoayuda para mujeres maltratadas. Las charlas versaron sobre temas jurídicos y también sobre aspectos psicológicos del maltrato. Se realizaron en Fika y estaban abiertas a todo el mundo. • Taller de Musicoterapia para mujeres maltratadas en pisos de acogida. Las situaciones de violencia, marginación, discriminación y/o explotación que vivimos las mujeres, siempre han tenido presencia en las Asambleas. Nos hemos implicado cuando alguna ha compartido su testimonio con el grupo y también cuando hemos debatido estas problemáticas que tanto nos hieren en nuestro ser y sentir más profundo. La violencia hacia las mujeres ha sido y es un tema recurrente para nosotras. Hemos querido ir más allá de los hechos y profundizar en el análisis de estas situaciones, así como en el testimonio de muchas de las participantes en el grupo que han trabajado o han vivido la violencia. Este interés se concretó con la puesta en marcha de la Comisión mencionada anteriormente que trabajó el tema de la violencia hacia las mujeres. Sus integrantes se formaron y curtieron debatiendo en la Comisión y en la Asamblea, acompañando algunos casos cuando fue solicitada su presencia y también participando en algún foro en el que aportaron, con conocimiento de causa, una reflexión desde el colectivo migrante. Este camino tan complicado no estuvo exento de dificultades, pero en su proceso, debate y acción todas en la Asociación hemos aprendido y reconocido las situaciones de violencia hacia las mujeres. Aunque la Comisión no está activa en la actualidad, Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel” siempre ha estado y estará sensibilizada y dispuesta a participar en cualquier acción, propuesta o reivindicación contra la violencia hacia las mujeres. En octubre comenzó el nuevo curso de Talleres “Babel” y se creó, como todos los años, una Comisión para organizar la fiesta del Aniversario. La celebración tuvo lugar el sábado 27 de noviembre. Dos días antes, y para no perder nuestro “norte”, acudimos un grupo de mujeres de “Babel” a la
73

Manifestación del 25 de Noviembre. Se realizó de nuevo el Taller sobre Violencia contra las Mujeres de Mercedes Farriols en nuestra casa, y apoyamos la representación de su obra teatral Encarnación en el Badulake. En la fiesta de nuestro Cuarto Aniversario, celebrada en Jesuitas, con la asistencia de más de trescientas personas, las actuaciones fueron de gran calidad. Cada año hemos intentando mejorar. En esta ocasión participaron diferentes grupos: la Asociación Filipina con sus bailes tan coloristas y sensuales, el Coro de San Antón, los cuentacuentos que nos dejaron con la boca abierta con sus historias, los títeres con mensaje “por la igualdad entre mujeres y hombres” del Taller de Musicoterapia -como representantes de nuestra propia casa-. Luego todas y todos pasamos a degustar la rica comida preparada por diferentes compañeras, todo un placer para los sentidos. Bailamos, hablamos, reímos, compartimos… lo pasamos muy bien otro año más, a la espera de la siguiente celebración. Finalizamos el quinto año en “Babel” y, mirando ahora con retrospectiva, podemos ver que hemos sido capaces de desarrollar los objetivos que nos propusimos en el comienzo, tanto de cara al interior de la Asociación, como de cara a la opinión pública, así como en relación con otras asociaciones con las que colaboramos. Pero lo fundamental es saber que como Asociación tenemos la capacidad de acogida y de ser una familia para personas de aquí y de otros lugares que se acercan. “Babel” se ha ido transformando constantemente con idas y venidas de personas que con mayor o menor dedicación, han aportado desde su disponibilidad, mucho. Porque en nuestra Asociación lo que más nos interesa es la acogida de las personas, sus propuestas, ideas y proyectos como un elemento clave y fundamental, dando sentido a nuestra esencia de ser.

con la Marcha Mundial de la Mujeres, que partía ese 8 de marzo de Brasil y que llegó a Burkina Faso el 17 de octubre. Esta implicación se concretó en numerosas actividades a las que fuimos convocadas por parte de las organizadoras a su paso por nuestra tierra. La marcha nos permitía denunciar y ponernos en acción a favor de los derechos de las mujeres de aquí y de otros lugares del mundo, además de trabajar y compartir con otras asociaciones. Entre las actividades realizadas recordamos, con especial cariño, una de nuestras acciones de calle fruto de una oferta de Mirentxu para realizar un taller de expresión y teatro un sábado, en el cual las participantes trabajamos sobre el tema de la violencia hacia las mujeres. Con nuestras representaciones pictóricas, mímicas y de expresión preparamos una pequeña perfomance, que presentamos en la manifestación de finalización de la marcha mundial. Después, cuando llegamos a la plaza del Arriaga, comenzamos nuestra perfomance y conseguimos que muchas de las mujeres y algunos de los hombres participantes acabaran bailando y uniéndose a nosotras. Fue toda una experiencia para superar miedos y vergüenzas el aparecer ahí en medio con nuestra representación, y un aprendizaje comprobar que si las personas vibran con lo que se transmite es más fácil que se sumen a tu propuesta. Se trató en definitiva de experiencias y de acciones en las que todas juntas aprendimos.

Año 2005
En el 2005 continuamos con los compromisos y las luchas anteriores, y comenzamos con nuevas propuestas y actividades. Seguimos en contacto
74

Ese mismo año continuamos con nuestros intercambios y visitas a otras asociaciones de mujeres. Acudimos a Gallarta donde fuimos recibidas por el grupo de Mujeres de San Fuentes. Primero visitamos el Museo Minero, La Arboleda y acabamos la celebración con una comida elaborada entre todas en la que, como siempre, había de sobra. En mayo presentamos el segundo libro de testimonios de la Asociación: Esperanza: Refugiada angoleña en Zaire. A través del mismo pudimos acercarnos a la vida de Esperanza, una mujer luchadora que fue refugiada e inmigrante en otros países antes de recalar en nuestra tierra. Compartió su experiencia con
75

nosotras y hoy, aún estando lejos de nuestro país, sigue en contacto y continuamos sabiendo de ella. La presentación del libro se realizó en los locales de la Asociación. Fue un día importante. Habíamos convocado a muchas mujeres, a contactos y a personas que creímos que podrían estar interesadas. Nos tocaba una vez más acoger en nuestra casa a gente que venía a conocernos y a escuchar a una de nuestras compañeras. Había nerviosismo en el ambiente previo a la presentación: cuánta gente vendría, cuántas sillas serían necesarias, qué tal los nervios de Beatriz -coautora del texto que vino para presentarlo- y de Esperanza... Fue llegando la gente, se fueron sentando en los bancos, en las sillas, incluso hubo personas sentadas en el suelo. ¡Qué alegría saber que el local se nos quedaba chiquito porque interesaba lo que hacíamos y lo que mostrábamos! Muchas estábamos apoyando a Esperanza y a Beatriz por su trabajo y con interés por conocer más. A Esperanza le costó un poco comenzar pero, una vez tomada la palabra, compartió con nosotras situaciones, experiencias y sentimientos vividos. Fue otra velada especial más, vivida en el local de Mujeres del Mundo. Velada en la que, al menos durante un tiempo, nos sentimos más cerca y más comprometidas con África y, especialmente, con las mujeres con las que compartimos ciudad y que vienen de estos países. Ellas son capaces de superar la barrera del idioma, del color, de la discriminación, de los papeles… y capaces también de hacerse un espacio en nuestros corazones y de entrar a formar parte de Mujeres del Mundo. En esa época hubo más actividades en marcha en la Asociación. Recientemente había comenzado a funcionar, fruto de la inquietud de algunas compañeras, la Comisión de Sistematización. Dicha Comisión quería realizar un trabajo de reflexión y conocimiento interno para poder compartir y analizar con otras asociaciones los elementos que favorecen y dificultan la participación. Fueron casi dos años de trabajo compartiendo las experiencias con otras asociaciones del Estado, así como de Colombia y Costa Rica, y que culminó con la presentación de otro libro: Abanico de colores. Mujeres del Mundo: sistematizando aprendemos. Iniciado el trabajo de sistematización, participamos en un taller internacional, celebrado los días 12, 13 y 14 de julio en la Universidad de Deusto, bajo el título: Compartiendo Nuestra Sistematización en torno a la
76

Participación. En el mismo intervinieron todas las asociaciones implicadas en el proyecto, tanto las de nuestro entorno como las de Colombia y de Costa Rica. Con todas ellas compartimos una asamblea en la que las acogimos, les contamos el trabajo de nuestra Asociación y, como no podía ser de otra manera, degustamos la gastronomía de los diferentes lugares de procedencia de las asociadas. A través del trabajo de sistematización, las que no habíamos estado desde el principio en Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, conocimos la Asociación así como su forma de trabajar y de compartir. Analizamos nuestras asambleas y fuimos conscientes de que lo fundamental es que la Asociación se va construyendo desde lo que cada una proporciona. Y aportamos conociéndonos; aprendiendo de otros países lejanos o más cercanos; celebrando fiestas, rituales…; aprendiendo bailes; ayudándonos; encontrándonos con nosotras mismas y con las demás; apoyándonos en los momentos difíciles; llorando; realizando actividades junto a otras muchas personas; exigiendo el reconocimiento de ciudadanas de pleno derecho para salir de la invisibilidad a la que nos someten las leyes “democráticas” de este país; facilitando la entrada a quien desea pasar los muros con que esta Europa canalla cierra sus territorios; colaborando en la búsqueda de empadronamientos; cubriendo durante un tiempo residencias urgentes; arropando a mujeres que, a veces, tuvieron que salir corriendo de sus domicilios; atendiendo a las hijas e hijos de mujeres en momentos concretos; anunciado en la Asamblea la posibilidad de alquiler de una habitación o piso; dando a conocer la existencia de un empleo; ayudándonos a llegar a fin de mes…

Funtsezkoena Elkartea norberak ematen duenetik eraikitzen dela da
Entre el conocimiento y el reconocimiento de lo que somos y la apertura a nuevas inquietudes enmarcamos el debate y la decisión final de participar en el Consejo de las Mujeres de Bilbao por la Igualdad, en el momento en el que comenzaba a funcionar este órgano de participación ciudadana del Ayuntamiento. En la Asamblea se produjo un intenso deba77

te previo a la toma de decisión, ya que existían dos visiones diferentes: por un lado, estaban quienes sostenían que era oportuno formar parte de ese Consejo, porque nos permitiría tener voz y expresar nuestra opinión en el ámbito público sobre aspectos que podían decidirse en éste y que podían afectarnos; y, por otro, quienes sostenían que, según la experiencia con las instituciones públicas, nuestra participación iba a tener mínimo o escaso margen de incidencia puesto que, cuando la representación del Ayuntamiento llegara al Consejo, ya tendrían definida su actuación. Superada esta discrepancia y, dado que había mujeres dispuestas a intentarlo, establecimos que dos de ellas representaran y asistieran a las reuniones y que formaríamos parte de una de las Comisiones del Consejo. Con el paso del tiempo llegó el momento del relevo de las representantes y surgió de nuevo el debate tras la experiencia contrastada. Lo dialogamos a lo largo de varias asambleas y, finalmente en junio de 2008, se comunicó la decisión de dejar de figurar como miembra del Consejo de las Mujeres de Bilbao por la Igualdad. Esta decisión estuvo motivada por diversas razones: el modelo organizativo del Consejo no se correspondía con la metodología participativa y activa que intentamos promover desde Mujeres del Mundo; los horarios de las reuniones no eran compatibles con nuestras posibilidades como grupo; y, aunque como Asociación valoramos positivamente el fortalecimiento de la red relacional con las instituciones públicas, nuestros intereses y necesidades vitales iban en otra línea de trabajo, más directa y cercana con las mujeres autóctonas e inmigrantes. Otras nuevas propuestas y actividades fueron surgiendo gracias a que las personas vinculadas con la Asociación empezamos a solicitar la realización de visitas gratuitas a los diferentes museos de Bilbao. Esto nos permitió y permite conocer la ciudad y sus diferentes museos, sobre todo el Guggenheim y el de Bellas Artes, y poder realizar pases guiados con los que, a menudo, contrastamos nuestra manera de ver el arte. Ese mismo año nuestra implicación en las fiestas de Bilbao comenzó a ser mayor a través de Mamiki, la Txozna de la Asamblea de Mujeres en la Aste Nagusia. Empezamos a responsabilizarnos de los turnos en alguno de los días de la Semana Grande, actividad que aún venimos realizando. Allí, unas optan por la cocina y la preparación de los tradicionales bocatas,
78

Presentación del libro “Esperanza. Refugiada angoleña en Zaire”. Beatriz y Esperanza. 2005

79

Excursión Anual a Ortuella. 2005

otras se ponen al mando de la barra y algunas se encargan de la limpieza posterior, siempre hay hueco y posibilidades para colaborar. El día que realizamos el turno de txozna paramos para ver los fuegos… ¡Una nueva mirada a los fuegos!..., compartimos, nos reímos, nos cansamos y… ¡cómo no!... al final del turno salimos a bailar y a celebrar un poco más las fiestas. Esta participación nos posibilita además el estar en contacto con la gente de la Asamblea en el Día de la Mujer de la Semana Grande, en el que realizamos una comida conjunta y, posteriormente, una fiesta. Este es un espacio en el que se sintetiza muy bien nuestra filosofía dentro de la asociación: la reivindicación, la fiesta, la celebración y el encuentro siempre van unidos.

Demand, party, celebration and affection are always closed one to each other

Exposición “Distintas formas de Arte”. C. C. La Bolsa. 2006

Año 2006
Este año tienen relevancia nuestra actividad de exposiciones y presentación de los trabajos realizados por miembras de la Asociación. Así, en torno al día 8 de marzo nos planteamos la realización de actividades públicas para presentar nuestra forma de ver y expresar aquello por lo que se lucha en ese día especial. Durante unos años organizamos exposiciones, charlas, vídeo forum y demás en el entorno de esas fechas, colaboración que, en unos años, dejamos de hacer porque ya había suficientes. Además visitamos una asociación de mujeres en Bakio que nos presentó su trabajo de recuperación de flores y plantas autóctonas. En línea con años anteriores, del 20 al 24 de marzo, Mujeres del Mundo llevó a cabo diversas actividades en el Centro Cívico de La Bolsa: exposición de fotografías realizadas por Lee, Soraya y Marchaso; viñetas de humor, “Con nombre de mujer”, realizadas por Eva; exposición de Botellas
80

Cartel de la exposición ProBocArte. 2006

81

Exposición Distintas formas de Arte C.C. La Bolsa. 2006

con Mensaje -ex bottles- realizadas por Mariví; naturaleza y arte -piedras pintadas, adornos con cuerdas...- trabajadas por Ana, Marta Eugenia, Esperaza y Eva; y representación de la obra Matronas in vitro, dirigida por Nilda. Actividades diversas que pretendían mostrar a las mujeres artistas, mujeres protagonistas y mujeres con una visión propia de la realidad, algo que siempre hemos intentado provocar y realizar con la participación en la Asociación. Otra exposición importante del año 2006 es “Probocarte”. Esta exposición de pintura se realizó en el Centro Cívico de La Bolsa los días 16 y 20 de octubre. La muestra implicó el trabajo de compañeras de la Asociación con artistas de Bellas Artes y la colaboración con otras residentes en Argentina, Canadá, México y Nicaragua. La inauguración de esta exposición supuso que algunas se quedaran casi sin vacaciones preparando los cuadros, también un fortalecimiento de los contactos a través de Internet, así como la constatación de que las cosas que nos interesan… ¡siempre están prohibidas! En el contexto de globalización en el que vivimos sabemos que las mercancías, desde que se diseñan hasta que todos sus componentes están perfectamente ensamblados, fluyen por todo el mundo, no sucede lo mismo con las personas y esta nueva aventura de exponer arte en diferentes lugares del mundo nos permitió confirmar que éste, el arte que no se compra ni se vende, tampoco puede fluir o viajar de un lado al otro del océano. A pesar de las dificultades conseguimos contar en nuestra exposición con obras de mujeres de los países anteriormente mencionados, así como realizar la exposición simultáneamente en Bilbao y en Mar de Plata –Argentina–. En este último lugar colaboramos con el grupo Conbocalatina. En pleno julio, y con Harresiak Apurtuz, viajaron algunas compañeras a Bolívar donde la Coordinadora de Asociaciones de Inmigrantes realizó un encuentro de personas inmigrantes y autóctonas, que se repetirá en años sucesivos en Gernika y en el que Mujeres del Mundo siempre ha participado. A la vuelta del verano, tras nuestra habitual participación en fiestas, otras mujeres de la Asociación viajaron a Gijón. Los días 15, 16 y 17 de septiembre unas compañeras participaron en un encuentro llamado
82

Marchaso, Soraya y Lee, autora y autores de la exposición fotográfica “Inmigración y Trabajo”. 2006

83

Carmina y Elisabeth en la fiesta anual. 2006

“Trueque de Saberes”, invitadas por ACSUR-Las Segovias37. Allí presentaron la Asociación con parte del trabajo que ya se había desarrollado con la Comisión de Sistematización. El poder viajar juntas, compartir con otras asociaciones nuestro trabajo y sentir que esas organizaciones valoran la apuesta que realizamos, fue una experiencia bonita.

C´était une belle expérience de voyager ensemble, partager avec d´autres associations notre travail et de voir que ces personnes apprécient le pari que nous réalisons
Otros viajes que también se realizaron en esta época fueron menos alegres. Recordamos a Nora Araujo, Presidenta de la Asociación de Filipinas Pagkakaisa38, que murió el día 6 de mayo. Nora estuvo en muchas reuniones de la Asociación y manteníamos con ella una muy buena relación. Todas la recordamos con cariño. Por eso, impactadas y afectadas por este hecho, la fiesta del VI Aniversario de Mujeres del Mundo le rindió un homenaje especial con la entrega a su familia de un recuerdo. Teniéndola presente y siguiendo su espíritu, continuamos la celebración con actuaciones culturales diversas y, como siempre, con la gastronomía necesaria que nos permitió compartir, conocernos y estrechar amistades con aquellas personas que se acercaron a nuestra fiesta. La vida seguía y nuestras actividades continuaron. Así este año comenzamos con un curso de Cocina de los Mundos en el que se implicaron muchas mujeres de la Asociación y que tuvo lugar en el Centro Cívico de San Francisco desde octubre de 2006 a febrero de 2007. Durante este año también viajamos. En primer lugar, realizamos la excursión anual a Arrasate donde nos pusimos en contacto con el Grupo
37. Organización No Gubernamental de Desarrollo cuyo objetivo es activar a la ciudadanía para que participe en la cooperación desde valores progresistas y laicos, para la transformación social y no para el asistencialismo, por razones de derechos, de solidaridad y de dignidad. Esta ONGD entiende la solidaridad “como una relación entre iguales, no entre donantes y beneficiarios” y la cooperación “como un deber del Norte hacia el Sur, como parte de la reparación por los males causados por el colonialismo y la dependencia”. 38. Asociación de emigrantes de Filipinas en el País Vasco. Se constituyo en el 2002 como grupo de referencia cultural y de ayuda mutua para la integración en el País Vasco de todas aquellas personas que llegaran desde Filipinas.

Sextante. Grupo de sistematización, trabajando en Mujeres del Mundo. 2006

84

85

Presentación del libro “Desnudo integral”. 2006

de Mujeres Ekin39, con quienes recorrimos el pueblo, comimos juntas en su local y luego nos trasladamos a Eskoriatza para ver el Museo Etnográfico. Fue interesante y divertido conocer un lugar tan importante para la cultura y la tradición del País Vasco. Las mujeres de EKIN nos acogieron y organizaron una bonita propuesta por el entorno. Después de esta visita muchas compañeras han seguido yendo a ferias, a fiestas y a diversas actividades a las que a menudo nos invitan, no sólo este grupo sino también otros del entorno.

Año 2007
Asistimos en el 2007 al nacimiento de un nuevo libro escrito por las mujeres de la Asociación. En él aparecían nuestros sentimientos, nuestras sensaciones, nuestras miradas, nuestras visiones, nuestras inquietudes y nuestras alegrías de mujeres, pero esta vez a través de la escritura y el dibujo. Se trataba de una obra coral en la que muchas mujeres compartían parte de sí mismas no sólo en el libro, sino también en cada una de las presentaciones que se fueron realizando. Desnudo integral supuso y supone la libertad de muchas mujeres para expresar y exponer aquello que les preocupa, que les duele y también aquello que les llena de fuerza para seguir viviendo y apostando por romper estructuras que las oprimen, por liberarse y por ser cada vez más ellas mismas, sin caretas, sin corsés que las repriman. La primera presentación de este libro tuvo lugar en Bolunta y fue, una vez más, un trabajo conjunto en el que diversas compañeras de la Asociación, así como el público asistente, contribuyeron a hacer del acto un espacio y un momento especiales donde pudimos compartir diferentes
39. Ekin Emakumeak de Arrasate lleva 11 años trabajando para las mujeres del pueblo, organizando principalmente actividades de ocio en euskera. En los últimos años, y teniendo en cuenta el gran número de inmigrantes que ha acogido la localidad, la asociación comenzó a enfocar su trabajo también hacia este colectivo de mujeres, impulsando la sensibilidad hacia el euskara. El programa diseñado por Ekin se centra en ofrecer a las mujeres una amplia información sobre los servicios públicos a los que pueden acceder, en especial en el ámbito laboral, formativo y jurídico, además de hacer pequeñas excursiones para conocer la localidad.

Excursión anual a Bakio. 2007

86

Manuela y Cintia en el Festival Gentes del Mundo. BEC, Barakaldo. 2007 87

pasiones e inquietudes comunes.

Además ese año, en los locales de la Asociación, celebramos un curso de alimentación básica entre los días 16 de febrero y 18 de mayo. La convocatoria fue un éxito. Se compartieron criterios para una cocina saludable así como recetas de diferentes lugares del mundo. Esta actividad tuvo su reflejo en la fiesta de fin de curso de la Asociación en la que, además de las participaciones artísticas y gastronómicas con las que contábamos, el jardín tuvo un protagonismo especial. Gracias a los cuidados y a la dedicación de Carmina y de “sus chicos”, el jardín del patio se iba convirtiendo, al igual que la Asociación, en un oasis verde para las viajeras por esta ciudad, a veces inhóspita y gris. De nuevo un sueño hecho realidad. En octubre, y organizado por Harresiak Apurtuz, acudimos al VI Encuentro Intercultural de todas y todos40 en Gernika. Participamos activamente junto con muchas otras Asociaciones de personas migrantes, reclamando espacio y derechos para todas y todos. También nos implicamos en el primer festival de Gentes del Mundo que se celebró en el BEC de Barakaldo, el domingo 25 de Noviembre de 2007, así como en la manifestación contra la violencia hacia las mujeres. El día 15 de diciembre de 2007 preparamos una celebración de Navidad para las y los más pequeños de la Asociación, a la que rápidamente se sumaron también las personas mayores. A lo largo del año, tanto dentro de nuestras asambleas como fuera de ellas, fuimos abordando distintos temas de interés, las presencias y las par40. Fiesta reivindicativa que sirvió de marco “para el encuentro entre los vecinos del pueblo y los de diferentes nacionalidades”. El evento es organizado todos los años por la coordinadora de ONG de apoyo a personas inmigrantes Harresiak Apurtuz, la Red Bilgune y la coordinadora de grupos de Astra.

Bitácora. Asamblea en Mujeres del Mundo. 2007

88

89

El jardín de la asociación. 2007

ticipaciones en diferentes actividades -muchas de las cuales no detallamos en este resumen por no ser demasiado exhaustivas- y las reflexiones y testimonios de las mujeres. Muchas de las miembras de nuestra Asociación ofrecieron sus conocimientos, sus capacidades y habilidades en forma de pequeños talleres que pudieran ser de utilidad a las personas interesadas: el manejo de conflictos, el feminismo, el eneagrama, el teatro… Fueron pequeños talleres que se organizaron a lo largo del curso y nos permitieron compartir conocimientos e ir creciendo, tanto en nuestro desarrollo personal como grupal, dentro de la Asociación.

Año 2008
El fin de semana del 12 al 13 de abril de 2008 se celebraron en Portugalete las IV Jornadas Feministas de Euskal Herria. En ellas participaron más de mil trescientas mujeres, algunas procedentes de diversas partes del mundo. Presentando la experiencia del grupo de acogida que con el tiempo ha pasado a ser el colectivo Torre de Babel, participamos con una comunicación propia y con la dinamización de un taller. En la comunicación se presentó la historia del Grupo de Autoapoyo y de Familia de personas migrantes, que ha sido acompañado durante varios años por componentes de la Asociación de Mujeres del Mundo. A lo largo del tiempo en él se ha ido compartiendo y se han ido formando las personas. Simultáneamente desde la Asociación hemos visto la importancia de crear este tipo de grupos, la posibilidad de compartir en ellos nuestras actividades y acciones, así como la necesidad de formar a las personas en su autoconocimiento, en su empoderamiento, en feminismo… facilitándoles las herramientas y/o recursos para desarrollar estos aprendizajes. En el taller específico que tuvo lugar en las Jornadas de Feminismo, Cony y Nancy, miembras de Mujeres del Mundo, presentaron un taller titulado Identidades migrantes. Un camino de encuentro que va desde la expresión de los sentimientos a una nueva identidad de género. Aunque no se dispuso de mucho tiempo, fue un taller con muy buena acogida por parte de
90

las personas participantes y posibilitó un debate muy rico y amplio para todas las que allí asistieron. Previa y posteriormente a la realización de estas Jornadas está la inquietud de algunas de las mujeres de la Asociación por reflexionar como grupo en torno al feminismo. Promovimos así una nueva Comisión, la de Género, cuyos debates posibilitaron sugerencias para la comunicación y el taller realizado en las Jornadas Feministas. Comenzamos muy ilusionadas y con muchas inquietudes diferentes. Se cruzaron en nuestros debates temas vinculados con el género, la violencia hacia las mujeres, la interculturalidad... ¡Tantas temáticas nos inquietaban que no pudimos con todas! Coincidía este momento con la creación de una Comisión de Interculturalidad en la Asociación y la demanda, por parte de la Coordinadora de Asociaciones de Inmigrantes, Harresiak Apurtuz, de nuestra participación en la Comisión de Género. Algunas compañeras se sumaron a esta última y otras a la de Interculturalidad que surgía en la propia Asociación. Sin duda estas temáticas, de una manera u otra, siempre han estado y están presentes con diferentes formas y expresiones en nuestras inquietudes.

Entre os nossos debates se falava de temas vinculados ao gênero, violência contra as mulheres e a interculturalidade
Además de la participación y de la cooperación con las Asociaciones convocantes de las Jornadas Feministas, ese año colaboramos con muchas más Asociaciones y personas referentes. Visitamos a Argia, grupo de mujeres del municipio de Elburgo -Álava-, con el que compartimos un día de visita en su pueblo, las risas, las comidas y muchos relatos y experiencias, que nos sirvieron para conocer otra realidad de este país en el que vivimos. Pero no sólo viajamos nosotras, también acogimos en nuestra Asociación a otros grupos y así, el 15 de junio, el grupo de mujeres de Logroño AMIRA41 se acercó a conocernos y compartir un día con nosotras.
41. Asociación de Mujeres Intercultural de la Rioja.

91

Aquel domingo paseamos juntas por el Casco Viejo, probamos las rabas, la comida en el local de Fika y disfrutamos con el ritual del té saharaui con el que nos deleitó Fatma. El motivo del encuentro era devolvernos la visita que anteriormente habíamos realizado nosotras a Logroño. El 3 de julio de 2008 nos encontramos en el Museo Guggenheim para danzar y abrazarnos entre migas de pan y risas. Fue una tarde llena de emociones dulces donde actuaron Argenis, con su sugerente y fuerte pieza de danza-teatro, el grupo de Biodanza a cargo de Noemí y el de Teatro, dirigido por Mirentxu, con la obra ¿Me das un abrazo diafragmático? Todo este “festín” tuvo lugar gracias al artista tailandés Rirkrit Tiravanija42, que ofreció su instalación a las diferentes asociaciones para exponer su arte y que, rápidamente, aprovechamos nosotras desde la Asociación. En la Aste Nagusia continuamos participando en la Txozna de Mamiki. Bilbo Etxezabal, Asociación con la que trabajamos en los primeros años y grupo pionero en Bilbao como organismo de voluntariado de atención a las personas inmigrantes, el día 21 de junio celebró una fiesta de despedida a la que invitó a diferentes asociaciones. Previamente nos había comunicado su disolución y agradecimos su generosidad al compartir con nosotras la celebración, así como el aporte económico del que nos hacían entrega para que siguiéramos trabajando. El día 7 de agosto de 2008 participamos, junto con otras Asociaciones, en una manifestación en apoyo a la familia de Prisca Oye. Prisca fue hallada muerta en Bilbao, en una habitación del Hotel Pelícanos, el día 7 de agosto de 2006. Mujeres del Mundo, junto a la familia y varias Asociaciones, apoyaron este acto así como su preparación y su difusión, con el objetivo de que se reabriera el caso y se investigara a fondo este hecho, ya que los resultados aportados en la primera investigación no eran satisfactorios.
42. En sus creaciones Tiravanija intenta romper las barreras entre la obra de arte y el público fomentado la interacción social. Por ello, desde la Subdirección de Educación e Interpretación, se invitó a asociaciones y centros de enseñanza a participar en dicho espacio realizando alguna de sus actividades habituales: yoga, música en directo, clases, encuentros, danza... Así mismo se organizó “Lanza tu mensaje” a través del cual todos los jueves los visitantes del Museo también pudieron participar en la obra voluntariamente.

Encuentro con el grupo de mujeres de Logroño AMIRAS. 2008

92

93

Biodanza en el Museo Guggenheim. 2008

Los días 11, 12 y 13 de septiembre, en Rivas Madrid, miembras de la Asociación participaron en el III Foro Social Mundial de las Migraciones. Desde Mujeres del Mundo se participó en una mesa redonda con la ponencia titulada: El asociacionismo como estrategia de empoderamiento de las mujeres inmigrantes. Por otra parte, el VII Encuentro Intercultural, organizado por Harresiak Apurtuz, ese año se celebró de nuevo en Gernika y en él se contó con una importante participación de Mujeres del Mundo: Norma Maffare preparó y leyó el comunicado que sintetizaba la jornada, y Mujeres del Mundo dinamizó una de las paradas del recorrido haciendo reflexionar a las personas participantes sobre el tema de la violencia.

Mujeres del Mundo ha voluto soffermarsi in un sogetto in particolare in modo da far riflettere i partecipanti sul tema della violenza
Las colaboraciones no se limitaron al ámbito estatal, sino que saltaron fronteras. Así, la chilena Lucy Sepúlveda, nos envió tres diferentes entrevistas realizadas en Chile a mujeres que, de una forma o de otra, habían luchado contra la Dictadura y siguen haciéndolo en el campo de la cultura y en relación con las mujeres. Nosotras dimos difusión a estas entrevistas en nuestra propia revista.

Asistencia de algunas Mujeres del Mundo al curso de ‘Mujer, Salud y Violencia’ organizado por el Área de Igualdad, Cooperación y Ciudadanía del Ayuntamiento de Bilbao. 2008

Año 2009
El año 2009 ha sido especial: cumplimos diez años. Ésta es la razón por la que hemos concentrado parte de nuestras actividades y de nuestras comisiones en él, aunque al mismo tiempo hemos seguido con diversas actividades en marcha. Una de ellas ha sido la de informar y orientar a todas las personas que han accedido a nuestra Asociación. En este sentido en la revista hemos reflejado mucha de la información relevante que hemos ido conociendo y recopilando a lo largo del tiempo. En ella podemos encontrar
94

Taller de juego realizado por Mercedes González. 2009 95

informaciones sobre los salarios que el gobierno ha establecido para las trabajadoras de hogar, las direcciones de las asesorías gratuitas, el apoyo a las diferentes denuncias que se han realizado tanto ante las instituciones como directamente en las agencias de colocación, el listado de asociaciones de apoyo a personas migrantes, los lugares de referencia e interés, así como los servicios de asesoría y de atención sanitaria. La salud es un tema que preocupa tanto a la Asociación como a las instituciones públicas. Esta inquietud común se ha concretado este 2009 en la participación de varias mujeres de la Asociación en un curso de fin de semana sobre Mujer, Salud y Violencia. El curso ha sido convocado por el Área de Igualdad, Cooperación y Ciudadanía del Ayuntamiento de Bilbao. En el mismo han participado treinta y cinco mujeres y su objetivo ha sido evitar embarazos no deseados, informar sobre pautas de una vida sexual sana, incidir en métodos de planificación familiar y aprender a responder ante situaciones de violencia. El compromiso de las personas participantes ha sido asistir al curso y comunicar sus conclusiones a otros grupos de mujeres. Así pues nosotras mismas nos hemos convertimos en formadoras de salud para otras personas migrantes, jóvenes, mayores… cada una en relación con el colectivo con el que pueda estar en contacto. La salud sexual y reproductiva, el derecho al aborto -tema central de la movilización del 8 de marzo-, el feminismo islámico y latinoamericano, y la lucha de los movimientos de mujeres han estado presentes en las revistas de este año43 y también en nuestras inquietudes y debates. Hemos intentado crear una Comisión de Género, pero no acabó de cuajar, aunque algunas de nuestras compañeras están participando activamente en el Grupo de Género de Harresiak Apurtuz. Nuestra revista ha continuado siendo un cauce de expresión para las organizaciones con las que trabajamos o compartimos recorrido. Así este año hemos recogido la opinión de los grupos que convocan el 28 J, Día Internacional por la Liberación Lesbiana, Gay y Transexual, cuyo lema ha sido: “La visibilidad nuestra mejor opción”44. SOS Racismo es otro de los
43. Revistas nº 42 y 43. 44. Revista nº 43.

Regina, Marta Eugenia, Diana, Angélica y Raquel, de la Comisión de Interculturalidad. 2009

96

Asociación Mujeres del Mundo Unidas, Donostia. 2009 97

organismos que tiene abiertas nuestras páginas, y en uno de los números de este año se ha denunciado la situación de una familia gitana en La Arboleda45. También hemos dado información y recomendaciones sobre lecturas interesantes, y ahí Carmen León ha sido una buena colaboradora ya que nos ha facilitado a lo largo de los años buenas reseñas de libros. Este mismo año y con el leitmotiv “No dejamos de jugar porque envejecemos; envejecemos porque dejamos de jugar”, Mercedes González, una mujer nicaragüense recién llegada, ha tenido la capacidad de convocar en nuestra Asociación a veintitrés personas de trece nacionalidades diferentes para participar en un Taller de Juegos para personas adultas. La visita tradicional de este año la hemos realizado a San Sebastián, donde nos hemos encontrado con Inés, una antigua compañera de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, que ha sido capaz de crear el grupo Mujeres del Mundo Unidas. Unas y otras, Mujeres del Mundo y Torre de Babel, nos encontramos y disfrutamos de un día buenísimo paseando por Igueldo, el Acuario y La Concha. En verano nos visitaron también profesoras y profesores de Venezuela y del País Vasco. Compartieron con nosotras su inquietud por la educación, por la ciudadanía intercultural y por los retos y las dificultades que ello plantea. Participaron también en nuestra fiesta de fin de curso e… ¡incluso nos dedicaron una canción! Contar con ellas y con ellos, así como con Torre de Babel, Mujeres del Mundo Unidas, Mujeres en la Diversidad y muchos más grupos y asociaciones de migrantes que han surgido a partir de la colaboración con Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, ha sido un placer y una dicha que nos ha llenado de gozo y nos anima a seguir trabajando para la organización de las mujeres y de los hombres, con el fin de conseguir una realidad más justa y más digna para todas las personas. Dos ejes han atraído con fuerza nuestra mirada a lo largo de las singladuras que os hemos contado. El primero corresponde a la inquietud por fortalecer nuestro propio espacio y la lucha por reivindicar nuestros derechos como mujeres, eso sí, al compás del afecto, de la alegría festiva y de
45. Ibidem.

Comida de las mujeres en la txozna de Mamiki, Aste Nagusia. 2009

98

99

Bajada de Carnavales con Mamiki

la voluntariedad, y siempre con la intención de ir tendiendo puentes con otras personas en este camino. El otro eje hace referencia al espacio creado por mujeres que se han ido acercando a otras de diferentes orígenes. El matiz, nuestro matiz, va surgiendo en torno a las historias que hemos ido trayendo y entretejiendo con diferentes acentos culturales. En definitiva, éstas son las dos claves que desde el origen están en nuestro devenir como Asociación: el género y la diversidad.

LA BITÁCORA

El ritmo de nuestras voces, el compás de nuestros corazones

H

oy, al contrario que en sus inicios, este gran “barco” está muy lleno a pesar de que, a lo largo de su ruta, unas cumplieron con su etapa de vida aquí y hay quienes, por una u otra razón, se han ido pero cuando pueden nos visitan. Hemos recorrido y recorremos mundo, nuestra pequeña tripulación ahora es tan enorme… al igual que lo eran nuestros sueños cuando empezó a hacerse a la mar, hace ahora diez años. Toda embarcación necesita de una bitácora, de una guía. Dentro de Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, ésta viene a ser la Asamblea que cada lunes se realiza. Necesariamente hay elementos que guían el rumbo que toma la misma, como son: el Orden del Día, los temas más importantes y por ello prioritarios, las observaciones y las novedades. Pero no existe rigidez ya que todas las personas concurrentes o asistentes nos convertimos en tripulantes que, a través de una sabia coordinación, en cualquier momento, cuando lo creemos necesario o conveniente, nos convertimos en timoneles, porque hay horizontalidad en el modo de llevar el control de la misma. Todo ello hace que nuestra embarcación sea más fuerte y con mayor equilibrio y que cada día llegue a puerto seguro. La forma bien coordinada de llevar los temas dentro de la Asamblea es lo determinante para seguir navegando, teniendo como eje primordial el respeto a las opiniones y por ende a las personas. Nos aceptamos como somos, nos ayudamos en lo que podemos, nos solidarizamos con las demás personas, trabajamos unidas sin importar la situación económica, social, cultural, política y/o religiosa. Es muy importante reconocer que dentro de este “barco”, entre su tripulación, existe amistad, solidaridad, intercambio de opiniones, compromiso, igualdad, alegría… Compartimos ilusiones, obligaciones y nos necesitamos unas a otras. Como en todo grupo, hay ocasiones en las que
101

100

se nos presentan diferencias que a veces llegan a originar conflictos, pero tratamos de resolverlos para que no se generen sentimientos de culpa ni resentimientos, porque pensamos que el empeño de trabajar y colaborar desde las diferencias es el imán que, al igual que la brújula, señala siempre el norte para no naufragar.

LA TRIPULACIÓN

Mayachttawinakapaanjja, utjiwa quyapayasiña, yanapttasiwi, arusqipttasiña kusisiña maytja mainiru

Un barco que surca mares bravíos, pero más que los mares por dónde nos lleva ¡es su tripulación lo que cautiva!

Nuestras aventureras ¿cómo y por qué se suben al barco?

En esta embarcación cada “¡hola!...”, “¿cómo estás?...”, “¿qué tal te va?...”, “¿cómo lo has pasado?...”, cada sonrisa… es como el brillante amanecer de un nuevo día que nos va señalando que existe el mundo, que estamos en él y que ese mundo somos todas las personas que nos hemos embarcado en este periplo. No existen ni existirán fronteras puesto que viajamos dentro de ella diversos colores, etnias y culturas. Debemos reconocer que somos seres humanos que, en ocasiones, también lloramos de pena, de alegría, de dolor, de angustia, de miedo… pero cada lágrima se seca con una cariñosa palabra de aliento, que nos da fortaleza y que nos impulsa a avanzar, a seguir, porque el triunfo viene después. Desde el alba hasta el ocaso de cada día vivimos la interculturalidad que nos permite disfrutar de la diversidad hermosa de la naturaleza. Y como toda embarcación necesita llevar una bandera que identifique el país al que pertenece, nuestra nave también tiene la suya y sus colores son el respeto, la unión, la solidaridad y el amor a las demás personas.

mistades, la necesidad de trabajo, los cursos de difusión de la Asociación, la revista, las guías de información... cualquiera de estos medios ha posibilitado que las mujeres se acerquen a nuestro local. La acogida y nuestra forma de trabajar han hecho posible que muchas de ellas se hayan quedado, al menos, durante un tiempo. Así nos lo cuentan... I A través de un curso que estaba haciendo en la UPV, vinieron tres mujeres a presentar la Asociación. Me llamó la atención el entusiasmo de las mujeres. Maya I Hacía tiempo que tenía información sobre la Asociación, leía la revista y había coincidido en alguna actividad con ellas, pero hasta ese año no encontré el momento de acercarme. Asistí a una Asamblea, llegué un poquito tarde, sobre las 20:00 h. La Asamblea estaba empezada y… ¡para dentro! Sin preguntas, me buscaron un hueco y… ¡hala! Me sentía entre incómoda y gratamente sorprendida. No estaba acostumbrada a esa forma de ser recibida y de contar conmigo, pero con el paso del tiempo pienso que esa libertad y apertura es precisamente lo que me mantiene conectada a la Asociación, aún cuando paso tiempos en los que no puedo
103

A

102

estar todo lo que me gustaría. Reconozco que no es fácil, a mí me costó encontrar un sitio, relajarme y dejarme llevar. Estoy acostumbrada a otro tipo de dinámica, más dirigida, más pautada, a trabajar por objetivos... pero esto es lo que busco y está siendo todo un aprendizaje para mí. Lo importante es el camino, no la meta, los procesos hasta llegar a que estemos todas las que queremos estar. Me gusta. Me llamó la atención la horizontalidad, el debate tranquilo y argumentado, la escucha, el respeto de los turnos para decir y escuchar, la reflexión compartida, el respeto, el número de mujeres que estaban reunidas, el ambiente tranquilo -Mariví es una maga de la dinamización, siempre se aprende algo de ella como su discreción, su interés y esfuerzo por repartir tareas, su desinterés por aparecer, conciliadora... podría escribir párrafos sobre su discretísimo buen hacer-, el hueco que me hicieron sin preguntas, el sentido de colectivo, de grupo que hay... Miren

Actually, you feel the love of the people, the persons welcome to you very well, they ask you about your life, how you feel; and it is very positive

I Mi primer contacto fue a través de la Guía de Asociaciones. Buscaba trabajo y, repartiendo curriculums, llegué a una reunión de lunes en los salones del Centro Cívico de San Francisco en 2002. Lo que más me atrajo fue la cordialidad de la reunión, la sinceridad y el interés por escuchar la historia de cada una. Marta Eugenia I Mi primer contacto con Mujeres del Mundo fue motivado por necesidad profesional… Llegue buscando… pidiendo… Para uno de los ayuntamientos con los que trabajamos estábamos preparando temas para organizar las actividades del 8 de marzo de hace ya siete años. Las propias mujeres de “mis grupos de trabajo” estaban “demandando” acercarse a la realidad de las mujeres inmigrantes, a sus culturas, sentires, cómo estaban siendo acogidas, cómo nos veían a la mujeres vascas, cómo sentían a la sociedad vasca... Esta necesidad no sólo era de ellas sino también profundamente mía… y así había motivado a que el tema de debate para ese 8 de marzo de 2002 fuese la realidad de las mujeres recién llegadas a Euskal Herria de otras partes del mundo. Lo que más me llamó la atención fue el entusiasmo de las mujeres que, aquel lunes de principios de febrero, estaban planeando sus actividades para el 8 de marzo y las ideas creativas que allí surgían para el nuevo local -estaban empezadas las obras de rehabilitación del local de Fika-. El inconveniente en aquel momento para “Babel” era no disponer de espacio propio… pero aún así había muchos proyectos e ilusiones en aquella escasa docena de mujeres que, en aquel momento, reunía “Babel”, sobre todo que en todas ellas y también en mí, se estaba abriendo una importante puerta con la nueva y actual sede que… hasta jardín tiene. Maite
105

Denbora pasata, askatasun eta zabaltasun horrek, hain zuzen ere, Elkartearekin konektatuta mantentzen nauela dela uste dut

I No fue hasta que mis amigos Mexicanos (Judith, Cecilia, Pera y Felipe) me hablaron de que estaban asistiendo a Mujeres de Mundo y que habían conocido la asociación a través de Regina. Les manifesté mi interés de conocer la asociación, ya que me interesaba relacionarme con otras personas y otros puntos de vista sobre la vida en Bizkaia. Por lo que fuimos un lunes del mes de junio del 2008. Realmente fue un muy breve encuentro, ya que regresaba a Panamá; pero en cuanto regrese ese mismo año a Bilbao, he estado asistiendo a las reuniones con cierta regularidad. Dalila del Carmen
104

I Mujeres del Mundo entró en mi vida cuando había terminado un ciclo y me planteaba mi camino a seguir. No lo busqué, la vida la puso delante de mí y yo entendí lo que me mostraba. La Asociación la conocí a través de Marta Eugenia y decidí experimentar siguiendo mi intuición. Mariví R. I Conocí la Asociación de Mujeres del Mundo a través de mi marido cuando todavía se llamaba Afro Vasca. Mi marido conoció a Mariví Marañón y cuando llegué me puso en contacto con ella. El recibimiento fue maravilloso y me ayudó a encontrar clases de informática, fue así como empezamos a ser amigas. Vuvu Zolana María & familia I Fui personalmente un día y había una comisión trabajando algo que no sé qué era. Recuerdo que pedí información y no me hicieron mucho caso -supongo que estarían ocupadas en lo que estaban trabajando-. Me dijeron que fuera a la Asamblea para nterarme. Recuerdo a dos personas de ese día: Mariví y Marta Eugenia. Luego pasaron unos meses y un día empecé a ir a las asambleas. No sé por qué sentía que debía ir y participar de alguna manera. Lo que más me llamó la atención, a medida que empecé a asistir a las asambleas, fue la apertura y el tratamiento a todas/os por igual, eso me hacía sentir a gusto. Laura I Llegué a Mujeres del Mundo hace siete años de la mano de una compañera venezolana, que ya conocía la Asociación gracias a una compañera mexicana que ya era parte de ella. Mi primer recuerdo al entrar al local fue de algarabía, había muchas mujeres en la entrada, unas iban, otras venían, hablaban las unas con las otras y, de repente, una señora delgadita llamaba a pasar a un gran salón. Entré sin saber muy bien lo que me iba a encontrar. Ahí estaban la gran mayoría, sentadas en corro, todavía hablando las unas con las otras hasta que al fin comenzó la reunión. Me encantó que al llegar no era un número más. Nadie me pidió mis datos, ni mi pasaporte. Simplemente comencé a
106

ser un ser humano cuando crucé la puerta. Con mis virtudes y mis dificultades. Todo junto, pero como un todo. Nadie me trató mejor ni peor por ser de fuera. Era simplemente una mujer más que llegaba al grupo. Francy

Mon premier souvenir en rentrant dans le local, c´était une folle joie, il y avait beaucoup de femmes dans l´entrée quia allaient et venaient, parlant les unes avec les autres, et tout d´un coup une dame très mince nous appelait au grand salon
I Lo que más me llamó la atención fue el espacio, el jardín y el recibimiento. No me gustó tanto que de repente no entendía qué estaba pasando. Me dio la impresión de que había una jefa. Angélica I En 1992 fue el mío primero contacto con Mariví en la Asociación Empleadas de Hogar. Volví a encontrarme otra vez con Mariví en 2004 para usar la sala de la Asociación Mujeres del Mundo para el bautismo de mi hijo, y así después de este evento me quedé acá. Zoraida I A un par de semanas de llegar a Bilbao me invitó Carmina y desde diciembre del 2004 pertenezco a la Asociación. Lo que más me gustó fue la bienvenida, ese rostro, esa mirada llena de cariño y aceptación, también las múltiples nacionalidades de las mujeres y la libertad de participar y de exponer tus ideas, tus necesidades... Cony I Yo trabajaba en el Ministerio de Obras Públicas, Construcción y Urbanismo como Técnico en un proyecto financiado por el Banco Mundial, un proyecto de construcción de desagüe pluvial, construcción de centros de salud y las escuelas en la concesión de carreteras, pero lo que tenía
107

todo lo perdí, y al perder mi trabajo decidí emigrar. Desapareció mi marido, fallecido en el 2004. Decidí emigrar porque vi que ya no quedaba nada más... Decidí salir de mi país y lo hice con una beca para estudiar en Bélgica, donde estuve durante seis meses haciendo mantenimiento de carretera. Terminé y mi hermana menor y mi cuñado, que viven aquí en Bilbao, me invitaron a venir aquí y así llegué hace cuatro años y me quedé en Bilbao. Estudié Auxiliar de Geriatría y algún otro cursillo de lo mismo. Después conocí la Asociación de Mujeres del Mundo a través de unas amigas y me incorporé a ella. Allí conocí a gente de todo el mundo, allí no tienen color ni país, todo el mundo somos mujeres con ganas de hacer algo. Me acogieron y me dieron todo el cariño del mundo y allí empecé a enseñar y a utilizar mi talento, lo que yo mejor sé hacer... Fátima I Iba caminando con mi hijo y con una serie de problemas e inseguridades, pensando que tenía que encontrar algo que me ayudara con mis fantasmas. De pronto veo un anuncio sobre un Curso de Biodanza, entré en el local y resulta que era un grupo de mujeres que trabajaban para la integración de personas inmigrantes. Nos apuntamos al curso mi hijo y yo y fue de gran ayuda para los dos. Pero terminamos el curso, que era de un día, y ya no volví a saber de ellas hasta que un amigo muy estimado, Rigoberto Jara, me habló de que en la calle Fika estaba un grupo de mujeres que se reunían. Y cuando fui me encontré con las personas con las que ya había estado y seguí yendo. Tuve la oportunidad de participar de la inauguración en el año 2000, y aquí sigo participando en lo que puedo. Mi vida ha ido cambiando también y eso lo reflejé en una poesía -Bilbaoque escribí y que un día leyéndosela a Mariví Rico me dijo que le gustaba. De ahí supe que no sólo yo escribía para reflejar mis emociones, que había más mujeres que lo hacían. Así surgió la idea a través de Soraya, una chica que era periodista, y entre ella y Marta Eugenia le dieron vida a la idea a través de un libro de poesías y cuentos. Regina I He pasado mucho tiempo viajando, conociendo otros mundos, bus108

cando consolidar proyectos con personas. He visto muchas culturas, caras, colores, olores, pero no me sentía parte integral de nada y nadie. Fue por suerte, por buscar, por coincidencia, por destino, o por fe que encontré el lugar justo para trabajar esa piedra rústica que soy yo. La Asociación es la caverna, nosotras las piedras y mis compañeras las láminas que ayudan a quitar los excesos de este mineral, para poder brillar como el diamante que cada una de nosotras somos. No pueden imaginar cómo de intenso fue este proceso en aquel momento de mi vida y la fuerza que me dio para continuar, buscar... Me ha construido en lo social, una educación con seres más afectivos en un espacio más libre… ¡Me he vuelto adicta a Mujeres del Mundo! Raquel

I Siento que, como muchas, llegaba buscando un rincón donde sentirme acompañada, donde encontrarme con otras mujeres viajeras, náufragas y en búsqueda. Quería compartir, crecer, conocer otras experiencias y vidas para construir la mía propia. Y me encontré con un espacio lleno de mujeres náufragas, libres, alegres, celebrativas y cariñosas con las que he podido compartir y, a ratos, ir construyendo un horizonte nuevo para nosotras y para tantas otras personas en diferentes lugares del mundo. Marlen I Me había enterado a través de una persona para quien trabajaba, y ésta me regaló la revista donde encontré la dirección. Me fui un día sábado para conocer y el día lunes ir sin tener inconvenientes, pero antes había llamado por teléfono. Al llegar estaban unas pocas mujeres, entre ellas dos ecuatorianas, y la carismática Mariví fue la persona que me invitó a pasar. Me mostró todo el jardín, la sede y luego me brindó un buen trozo de
109

tarta, pues terminaban de celebrar el cumpleaños de Ariadna. No podía esperar mejor recibimiento. Norma I La Asociación me ha aportado el estar con los pies en tierra y saber que puedo alcanzar mis proyectos. Ha sido un puente para poder desarrollar mi proyecto de vida. Cuando se llega de fuera se es forastero y se debe empezar una vida. La Asociación siempre me ha dado la mano que he necesitado para continuar viviendo. Siento que he crecido, y en esa medida he compartido mis experiencias con otras mujeres desde los talleres que he impartido. Busco siempre que nos miremos dentro de nosotras mismas para poder estar mejor. A nivel profesional me ha enriquecido un montón ya que en la Asociación hay muchas referencias de toda clase, y esto hace que mi estructura sea más universal y más integrada. Los planteamientos los veo desde otra óptica, desde lo que necesito para estar en la sociedad que vivo y que me brinda continuas situaciones que hacen parte de mi búsqueda personal y profesional. Hacer parte de la Asociación me hace sentir que pertenezco a un universo lleno de color, sabor y textura. Argenis

escenarios, exponer su arte, participar en actividades interculturales, manifestaciones, charlas, seminarios, denuncias, radio, el jardín… todo lo que cada una ha querido y propuesto en cada momento. Así nuestro barco ha surcado diferentes mares, a veces, al mismo tiempo. I Me ha permitido realizar un taller anual, impartir charlas en nombre de la Asociación… Maya I Acompañar y apoyar a otras compañeras en sus iniciativas y al colectivo en lo que pueda. En la medida de mis posibilidades lo intento, aunque lo hago mucho menos de lo que el cuerpo me pide. Me gustaría dedicarle más tiempo, pero me enfrasco en demasiadas cosas. Miren I Pero si pudiera definir mi participación en Mujeres del Mundo, diría que soy otra de las fotógrafas de la asociación, me agrada participar en los eventos de extensión, actividades sociales y principalmente en actividades culturales. Dalila del Carmen I Hago las actividades que me apetecen y estoy contenta con ello.

A associaçao dava a força necessária para plantar meus pés no chao e alcançar meus projetos, dia após dia, passo após passo

Marta Eugenia I También he participado y sigo participando en diferentes comisiones de trabajo. En ellas he podido reflexionar; debatir muchos temas como mujer, como ciudadana del mundo, como educadora, como buscadora; y también confrontar, aprender mucho de este mundo y otros mundos. Me lo he pasado muy biennnnnnnnnnnn y me lo sigo pasando bbbbbbbbbbbbbbien en los talleres de creatividad puntuales, en los de curso completo, en las reuniones especiales, en las salidas organizadas por y para el grupo “BABEL”. Maite
111

¿Qué hace nuestra tripulación?

Acompañar, apoyar, participar en la Asamblea, talleres, comisiones de trabajo -sistematización, interculturalidad, fiestas…-, fotografiar, subirse a
110

In varie riunioni di lavoro ho potuto riflettere, discutere molti temi, come quello sulle donne, come cittadina del mondo, come insegnante, come ricercatrice; e anche per paragonare, ho imparato molto riguardo il mio proprio mondo e quello degli altri

Cuando estaba enferma ellas estaban allí para ayudar. También hacían excursiones inolvidables a diferentes partes del País Vasco. También hacen escuchar las voces de los inmigrantes a través de libros o la radio, incluso a veces la tele. Vuvu Zolana María & familia

I Ya desde el principio vi la posibilidad de desarrollarme en otros ámbitos desconocidos hasta el momento y no daba crédito cuando, en la fiesta de Mujeres del Mundo del 2002 en Noviembre, me vi subida encima de un escenario. Fue para mí muy importante el haberme atrevido a realizarlo y haber trabajado en compañía de otras compañeras. Más tarde vino la exposición de mis trabajos con las botellas que yo sola nunca lo habría podido hacer. No puedo explicar las experiencias tan bonitas que he recibido a través de las personas que lo han valorado y, sobre todo, aquéllas a las que les ha tocado el corazón y lo han compartido conmigo. Realmente ha sido un alimento y un feedback maravilloso y mágico. Gracias. Después la suerte de poder realizar muchos talleres sintiéndome parte de una familia y sin tener que desembolsar cantidades de dinero que, en esos momentos, mi economía no me hubiera permitido. Mariví R. I La Asociación Mujeres del Mundo es una asociación que tiene un grande peso en la integración de las/os inmigrantes en Bizkaia. Han utilizado varios métodos para la integración de los inmigrantes en el País Vasco: convocando actividades interculturales para hacer entender los valores de los inmigrantes, también manifestándose por los Derechos Humanos, ayudando también a la gente de otros países a tener una buena estancia en el País Vasco, enseñándonos en casos de problemas a dónde acudir, ayudándonos a relacionarnos con personas de otros lugares del mundo y buscando soluciones incluso a problemas personales, como el que tenía yo que a veces no podía recoger a mis hijas después del colegio. Me presentaron a Amparo Dulce que me ayudó a recogerlas.
112

I Los proyectos que hemos realizado a lo largo de este tiempo considero que son una forma de compartir y comprender las necesidades que tiene la sociedad al llegar a cada taller. El objetivo que ha guiado a la Asociación Mujeres del Mundo es mejorar y facilitar ideas, proyectos para los talleres y personas que acuden a la Asociación. Claudia I He participado en lo que he querido, lo que he podido y lo que me ha gustado. He desarrollado las habilidades que tenía y he aprendido de otras mujeres, de sus saberes. He dado lo que tengo y también he recibido mucho a cambio. A nivel profesional Mujeres del Mundo me ha abierto muchas puertas. A través de las charlas que tuve la oportunidad de dar, de la gente que pude conocer, la posibilidad de encontrarme con gente y de demostrar que tenía conocimientos, que sabía hacer más cosas y no sólo limpiar o cuidar. Francy I He participado cuando se ha dado la necesidad de hacerlo... como la Comisión de Convivencia Intercultural, que ahora mismo estamos trabajando y que crea la oportunidad de pensar en otros proyectos a la vez. Angélica I Cuando participé lo hice tan activamente que hice lo que me gusta113

ba y aprendí a realizar muchas más cosas en las que yo creía que tenía capacidades, y a lo largo de los años fui aprendiendo. Extraño mucho el hacer tantas cosas y poder estar girando con todo lo que hacemos en la Asociación, pero estimo que hay que dar paso a las nuevas generaciones y dejar que éstas abran caminos. Algunos serán muy positivos y otros se equivocarán, pero ya lo hicimos nosotras también y ésa es la vida, una gran cantidad de errores y, como me decía alguien a quien siempre querré muchísimo: “si nos critican un poco es que haremos poco, si nos critican mucho será porque hemos y estamos haciendo mucho”. Jessica

Qunaurasatjja ukankautjja qunasa nayatta unsttaja uqawa luratanja yateqauwa walja lurawinaqa qunasa nayajja lurasquiritwa

I Pues en talleres de henna, haciendo comida, ceremonias de té y participando dónde y cuándo puedo en actividades sociales. Me gustaría hacer un taller de comida en el cual yo pudiera enseñar un poco de mi cocina, de mi cultura. Zoraida I Participo en las asambleas, en charlas, en talleres en los que doy a conocer lo que es Mujeres del Mundo y de las múltiples reflexiones que nos surgen como migrantes. Me gustaría facilitar talleres de sensibilización de género. Es importante, pero nunca me he comprometido por diversos motivos: trabajo, familia… Además la importancia de crear una comisión de género o feminista en la que participaría con gusto. Cony I También he participado en una radio comunitaria en la plaza Corazón de María junto a Soraya, Marta Eugenia, Claudia y algunas personas que
114

acudían como invitadas para hacer alguna entrevista. También leía mis poesías. Esto fue muy bueno para mí porque siempre fue algo que deseaba, ya que en México había hecho teatro experimental y en alguna ocasión nos dejaron participar en radio. Así que esto fue como un sueño cumplido, luego de ahí vino también nuestra participación en Radio Euskadi en los “Otros Vascos”, casi durante tres años, y luego en Radio Tas-Tas con Catherin, una mujer muy comprometida y entrañable. Luego se acercaron mujeres que padecían, además de su inmigración, maltrato a través de sus parejas y, al hablarlo en la Asamblea, se acordó que las personas que pudieran investigar cómo se debía actuar trataran de acompañar a dichas personas en su periplo de denuncia y contacto con el Ayuntamiento, en el Departamento de la Mujer. Para ello se apuntó Raquel, periodista, y también me apunté yo. Los dramas que conocimos y la poca ayuda en ese entonces de las autoridades, porque era cuando se empezaban a conocer esos temas, luego el grupo aumentó y nos reuníamos de forma más puntual informándonos sobre grupos que trabajaran con el tema. Las reuniones se llevaban a cabo en la Posada de los Abrazos46 y Topaleku47. Yo estuve un poco más y me tuve que retirar por cuestiones de trabajo. Regina I Sigo en la Asociación, mi participación es ocuparme del jardín, no quiero hacer otra cosa. Carmina

I Yo lo que sé es que lo único que he dado es el bullicio que formo a
46. El objetivo de la Posada de los Abrazos es proporcionar a mujeres y hombres en situación de exclusión social, un espacio donde vivir dignamente como plataforma para desarrollar su proceso de inserción social. 46. Es un proyecto de Ocio y Encuentro Social que está dirigido a personas jóvenes mayores de edad, cuyo objetivo consiste en dinamizar un espacio abierto y plural donde encontrarse, desarrollarse personalmente, integrarse socialmente y disfrutar con otras personas del ocio y la cultura.

115

la hora de llegar, siempre canturreando con mi espantosa y horrible voz, que asusto a todas las y los asistentes y me mandan callar. Norma I Lo que más me llamó la atención fue el nombre de la Asociación. Son I Colaboré el Día V, que es el de lucha contra la violencia hacia las mujeres, haciendo posible el desarrollo de dos Talleres de Musicoterapia impartidos por mí misma, y dirigidos exclusivamente a este colectivo, en colaboración con el Ayuntamiento de Bilbao, Área de la Mujer y con la Diputación Foral de Bizkaia, en un Centro de Acogida del mismo. La Asociación ha sido un trampolín que me ha abierto puertas, que sin duda estarían cerradas hoy de no ser por su apoyo. Valoro muy positivamente lo que la asociación ha significado para mí, yo también he colaborado dentro de mis posibilidades. Vicky

a mucha gente, ha puesto información y contactos a mi disposición, me ha abierto puertas para desarrollarme profesionalmente, me ha permitido aprender a través del contacto con otras mujeres y, sobre todo, me ha manifestado mucha confianza. Me ha permitido avanzar desde un modelo más vertical-individual hacia un modelo más horizontal-colectivo. Maya I Tal vez en algunos momentos nos falta escuchar un poco más a las recién llegadas. A mí, por ejemplo, me faltó poder exponer un poquito mis expectativas, intereses, recorrido vital... para contrastar con las compañeras que te reciben si es el lugar que buscas. Qué es Mujeres del Mundo lo he descubierto haciendo. Y tal vez a veces tenemos demasiadas cosas entre manos y las asambleas son un revuelto de temas. No da tiempo a tratar todo con calma. A veces salgo con la cabeza hecha un lío, desordenada por todo lo que hemos hablado. Medio caótica, pero funcionamos. Miren

Noizbehinka, hitz egin dugun guztiagatik nahasi egiten naiz, izarigabe ateratzen naiz. Erdi kaotiko, baina bagabiltza El funcionamiento en el barco

Con muchas capitanas, según la actividad o la acción, con contramaestras, polizonas y un sinfín de cocineras el barco funciona a toda vela desde su modelo horizontal-colectivo, posibilitando la participación de todas aquellas persona que se acerquen, recogiendo sus inquietudes, acogiendo sus alegrías… Con asambleas dinámicas, participativas, creativas, cercanas… llegamos al puerto que cada una quiere alcanzar. I Me ha brindado un apoyo muy importante: me ha permitido conocer
116

I La asociación es un crisol de razas como es mi país Panamá, por lo que me siento en mi patria. Además, todo es aprendizaje, por lo que quizás unas desean un aprendizaje más formal. Para mí es el día a día, lo que hace que pueda crecer más y las reglas de funcionalidad de la asociación son básicas: si te comprometes cumples, si das tu palabra lo haces Dalila del Carmen I En cuanto a las asambleas para mí es lo que hace diferente a Mujeres del Mundo de otras asociaciones en las que he estado anteriormente como participante, o con las que tengo contacto por razones profesion117

ales. La hace diferente, dinámica, creativa, cercana; es parte de su identidad y de su esencia… Aunque la esencia de MUJERES del MUNDO somos TODAS LAS PERSONAS QUE LA CONFORMAMOS CADA LUNES. Maite

la gente, pero ahora creo que eso está cambiando y lo podré hacer en breve, de hecho ya lo planteé dentro del grupo de la Comisión de Interculturalidad y hay mucho entusiasmo de que se lleve a cabo. Laura I Creo que el orden del día se dinamiza bien y que la gente participa según sus necesidades y sus posibilidades. Yo he percibido que todas siempre tienen la posibilidad de hablar, de intervenir y de participar activamente en la toma de cualquier decisión. Así que no le cambiaría nada a esta forma de gestionar. Francy I Cuando me lío con alguna actividad y ésta me interesa me falta tiempo para dedicárselo a la misma. Me gusta tomar iniciativas, buscar personas a las que les guste participar, recoger sus ideas y ponerlas en práctica. No me suele gustar andar por los caminos marcados, por eso me encanta que cada persona que participe sugiera nuevas cosas, presente distintas alternativas que, a su vez, sean puestas en marcha también con otras personas que se vayan integrando. De otras asociaciones en las que estuve antes aprendí la necesidad de trabajar en comisiones o grupos más reducidos. Un grupo se hace responsable de tirar adelante una o varias actividades con lo que tienen que organizar, ponerse fechas de reuniones, trabajarlo individual y colectivamente, buscar los datos… y además tiene que exponer lo que ha preparado en la Asamblea, discutir con otras personas. Por lo tanto se aprende, por un lado, a escuchar y, por otro, a defender lo que cada una o el equipo ha preparado. Bueno, esto trae muchas ventajas a la hora de aumentar nuestro empoderamiento. Estas comisiones están responsabilizadas de llevar adelante la acción calibrando todas las pegas: calcular ingresos, que la actividad guste, analizar si la comisión ha respondido a lo solicitado, si lo solicitado estaba bien enfocado y se le pueden plantear otros aspectos, otra visión ¿Cómo hacerlo para no generar problemas? En cuanto a la Asamblea a mí me parece muy interesante que sea así,
119

Different, dynamic, creative, close, are part of its identity and essence

I La Asociación Mujeres del Mundo es como una clase que me enseñó muchas cosas de la vida porque allí, en la Asociación, no hay clases sociales, no hay colores, no hay religiones, no hay niveles intelectuales, no hay fronteras. Allí todos somos iguales y hablamos sólo una lengua, la lengua de las mujeres, que es la base de la sociedad; la lengua de la tolerancia y el entendimiento. Porque una madre puede tener todo tipo de hijos -rebeldes, obedientes-, pero los quiere de la misma forma. La Asociación es como una gran familia… ¡Ojalá el mundo entero fuera así! Vuvu Zolana María & familia

Là bas nous sommes tous pareil et nous parlons qu´une langue, la langue des femmes qui est la base de la société, la langue de la tolérance et l´entendement

I Participo en la Comisión de Interculturalidad -Proyecto de Escuela Viva-, en las asambleas, en los talleres internos -como asistente y como monitora-... Me gustaría trabajar con las mujeres y hombres que quieran en algún tipo de taller o actividad, donde yo pueda ofrecer mis capacidades en el terreno del trabajo interno y conocimiento personal. Creo que no se ha dado porque no era el momento mío y tampoco de la mayoría de
118

informal, o como se llame. Cada quien pone su punto en el orden del día, cada quien apunta aunque sea sobre la marcha, de vez en cuando tocar temas más globales que sirvan tanto para avanzar en conocimientos teóricos como para tener presentes las leyes -Ley de Extranjería, Renta Básica, Derechos de las Mujeres-, movilizaciones, debates que surjan de las Comisiones de Interculturalidad, de Sistematización, cómo abordar los conflictos, el jardín, relaciones con otras asociaciones… Seguro que se puede mejorar, pero para eso es importante que un equipo o equipillo nos juntemos y, lo mismo que ahora se hace el Acta y Angélica lo manda a los correos, sería buenísimo que dirigieran la Asamblea diferentes personas. No tiene tanto misterio. Algunas veces y con temas concretos se hace. Yo planteo que un poquito antes de las reuniones las gentes que queramos charlemos sobre cómo hacer y distribuirnos quién la dirige cada día. Éste es un sueño que tengo. Yo pienso que cada una es líder en los temas en los que se compromete. Poco a poco ha de ir participando en las actividades globales: recoger las actas, dirigir la Asamblea… Mariví I La Asamblea es muy abierta y participativa, me gustaría empezar con mayor puntualidad. Cony

cosa ahí”. Yo empecé a trabajar en un proyecto de prevención de mutilación genital femenina con una empresa de una señora de ahí, empecé a trabajar en talleres y charlas en diferentes casas de cultura de Bilbao, Taller de Trenzas, comidas en diferentes zonas. Poco después me presenté a un puesto para la organización Médicos del Mundo en Pamplona y mi candidatura fue aceptada para trabajar como mediadora intercultural sociosanitaria. Fátima I Al llevar varios años participando de Mujeres del Mundo puedo decir que mi colaboración ha variado según el momento de mi proyecto personal y migratorio. Quiero decir que al comienzo he participado con más intensidad, me implicaba más en las actividades. Conforme ha ido pasando el tiempo mi responsabilidad laboral ha ido absorbiendo parte de esta energía, y en los últimos años mi participación ha sido puntual, por no decir escasa a pesar de que formo parte de Junta Directiva, que de vez en cuando me hacen memoria sobre cuándo debo hacer alguna gestión administrativa. Nancy

Comforme o tempo ia passando, a minha responsabilidade com o trabalho ia absorvendo essa energia, e nos últimos anos me sentia mais comprometida

I Al llegar a esta Asociación vi que cada uno ha de hacer para la revista trimestral que sacan algo sobre nuestro país. Entonces unas compañeras que hablaron conmigo y me dijeron: “Sí, Fátima, tú puedes hacer cualquier
120

I He impartido talleres que me han nutrido y me han permitido estar más en contacto con otras y con mi entorno. Me han hecho estar conmigo misma desde mi mujer y sentir que no soy diferente a las demás. Hago parte de la misma búsqueda mujeril. Argenis
121

Mi hanno fatta sentire me stessa come donna e non mi hanno fatta sentire diversa dagli altri
I A través de las asambleas he tenido la posibilidad de reflexionar y protagonizar, pudiendo aclarar y compartir mis puntos de vista. Me gusta mucho la jerarquía horizontal que se plantea en las reuniones. Somos personas de aquí y de allá, casi siempre llenas de conflictos que traemos o que llegan para ser vividos los lunes a las 20:00 horas. A veces es difícil concluir esos temas -algunos tan polémicos, otros tan delicados- y ahí entran las comisiones… ... Por un lado, me gusta la Asamblea y me he visto transformada en ella, pero fue a través de las comisiones, en especial la de Interculturalidad en la que llegué a mi nirvana personal. Descubrí mi vocación, o mejor, la reconocí en el área socio-educativa con la que siempre he estado en contacto de alguna forma, pero que nunca había asumido como trabajo. Las comisiones para mí son una profundización de la Asamblea. Se reúnen personas para conocer temas determinados o cosas distintas. Es fantástico caminar y ver cada día que pasa una cosa que desconocía y que se va tornando más tuya, más viva. Las ideas, los conceptos, los pre-conceptos se van trasformando y nuestras discusiones sobre diferentes culturas, gente, métodos, se van transformando en cosas más terrenas, más claras y reales. Las comisiones son espacios gigantescos para crecer. Raquel I Creo que el trabajo en comisiones es muy positivo porque una no puede estar en todas. Es una forma de no ser la “orquesta”, aunque se tenga disponibilidad de tiempo y sabiduría hay que dejar espacios a otras personas. Norma I Siento que he dado integración y armonía. Son
122

I Mi aportación en la Asociación es en los cursos internos relacionados con la danza oriental. Ha sido una experiencia muy significativa y ahora estamos con un proyecto de convivencia intercultural. Estoy muy motivada ya que es un área en la que tengo mucha experiencia y se está fortaleciendo con profesionales de diferentes disciplinas para trabajar en el sector educativo. Considero que la forma como coordinan la Asamblea es muy pertinente y oportuna, ya que posibilitan la participación de todas las mujeres que pertenecen a la Asociación como a las nuevas. Es una forma muy dinámica y siempre se da la oportunidad a todas las que quiere aportar y siempre están abiertas al cambio. Yo pienso que la forma como organizan la Asamblea debería continuar ya que es una forma muy abierta y enriquecedora. En cuanto a los cursos son bastantes atractivos para la comunidad y han tenido reconocimiento en el entorno y eso da mucho que decir... Es una Asociación única e irrepetible. Diana

I La Asociación me brindó y me brinda la posibilidad de contactar con mujeres autóctonas y de todos los lugares del mundo para elaborar vivencialmente el proceso de integración. A través de mi aportación y la de otras compañeras intentamos que ninguna mujer u hombre, porque también acuden chicos, se sientan rechazados. Siempre hemos querido que experimenten su paso por la Asociación como un lugar que brinda acogida, información, respeto, calor humano, es decir, todo aquello que cualquiera de nosotras y nosotros desearíamos experimentar en otro lugar para sentirnos a gusto mientras elaboramos el duelo, los sentimientos de culpa, todos aquellos estados que tenemos que elaborar por todo lo que hemos dejado atrás y no hemos tenido la oportunidad de traer con nosotras. Vicky
123

Lo aprendido, lo conseguido tras esta travesía

La palabra que más se repite es la familia. La tripulación se convierte en una familia en la que se aprende, se comparte, se celebra y se sufre, pero todo ello nos ayuda a conocer nuevas posibilidades y retos, a generar nuevas ilusiones y sueños. Nos ayuda a crecer en conocimientos, sentimientos, experiencias y emociones consiguiendo así nuestro empoderamiento con el de aquéllas con las que compartimos viaje. I La escucha, la paciencia, el respeto, el interés, las compañeras, las amistades y la horizontalidad. He confirmado que se puede funcionar de manera asamblearia. ¡No es una utopía! El valor de cualquier aportación, la diversidad, el reconocimiento de saberes variopintos y diferentes, la construcción colectiva compartida -aunque parezca una paradoja, la construcción colectiva a veces no es tan compartida, está manipulada y concentrada en unas pocas personas-, la escucha, la libertad para hacer y decir, el protagonismo de todas y cada una de nosotras, todas somos sujetas activas... la lista podría ser interminable. Mujeres del Mundo es una referencia para mí. Miren

Realmente sigo siendo yo, pero puedo ver que hay otros matices de la vida que no había considerado anteriormente, y eso para mí es el feminismo. No tengo que luchar con eso, pero poder comprender como ese movimiento de empoderamiento de las mujeres, las hace más libres. Dalila del Carmen

Isttañajja, maynitjja mayniru uñtasiña, yanapttasiña juqanitja uñtasiñataqi, tantiyaisuwa qunjamassa parlaqipawinaqajja sartaraqispaja

I Mi aportación creo que ha sido recíprocamente beneficiosa al implicarme en actividades que ni se me hubieran ocurrido antes de participar en la Asociación, como ser tertuliana de programas de radio -en Radio Klaret, en el programa de la propia Asociación y en Radio Euskadi en el micro “Los otros/as vascos y vascas”-; editar un libro con mi propia historia y otros ilustrados por mí; hacer exposiciones locales e internacionales de mis dibujos y cuadros; dar clases y charlas en distintos ámbitos como la UPV, la Universidad de Deusto, colegios e institutos, casas de cultura y asociaciones; participar en conferencias, congresos y entrevistas en prensa y televisión. Los aspectos que a nivel personal he desarrollado son mi autoestima, una sensibilización especial hacia el tema de la inmigración así como una mayor conciencia de género. Marta Eugenia

I Es un medio donde puedo canalizar mis carencias, compartir mi tiempo, hacer amistades, participar en actividades de formación personal, también es un vehículo para conocer lugares, otras culturas y costumbres. En lo personal, me ha permitido compartir y crecer. El poder escuchar otros puntos de vista, para mi es enriquecedor para mi vida. También me permite ensayar la tolerancia, ya que no todo es del cristal con que lo veo.
124

I Mi aportación a la Asociación ha sido en ganas de compartir, en tiempo para aprender. A mí ser parte de Mujeres del Mundo me ha servido
125

para abrir mi mirada al mundo, acercarme a mujeres un poco rotas por haber tenido que dejar casa, amores, cariños… Un todo para ir al encuentro de otra casa… Ahora me doy cuenta de que yo también, estando en mi tierra de nacimiento a la que quiero, estaba un poco rota y que en “Babel”, acompañada por todas vosotras, he encontrado una casa, amores, cariños… A nivel personal ser y estar en Mujeres del Mundo me ha ayudado bastante… He aprendido a estar en grupo de una manera consensuada, a vivir el liderazgo compartido, a aprender a vivir, a confrontar y a resolver conflictos de una manera distinta, más abierta y creativa. He podido conocer a mujeres muy interesantes a nivel personal y profesional y, en algunas ocasiones, ofrecer trabajo a mujeres de “Babel” que, en mi devenir profesional, hemos precisado para la empresa en la que trabajo. Maite I Para mí la experiencia principal es una salida hacia el exterior porque hasta ese momento mi vida había sido mi trabajo, mi familia, algunos amigos, pero siempre desde la misma visión de círculo cerrado. Mariví R.

In many women it is possible to observe an expression of integrity, and a claim for her place with much dignity
I Conocer una forma abierta y diferente de relacionarme con otras mujeres, hombres y culturas diversas. Conocer más de cerca la cultura vasca y valorar las posibilidades de crecimiento personal que se pueden lograr. Encuentro una motivación específica de y para hacer las cosas; definitivamente para hacer lo que ahora mismo me encuentro haciendo en mi vida personal. He encontrado una gran motivación por realizar trabajo desde un ámbito profesional sin prejuicios de ser o no una residente legal y de si he o no homologado un título. He tenido la oportunidad de obtener contactos que me permiten seguir progresando a nivel profesional, ya que la Asociación propone el querer o no aprovechar el abanico de oportunidades que brinda cada Asamblea, la participación en comisiones, las charlas, los talleres, los cursos, etc. Todo se enlaza con todo. Angélica I Antes de mi llegada era una persona que realmente no era mala, pero sí admito que era egoísta, pues estaba interesada en mí y en mejorar mis condiciones de vida, y luego de estar y pertenecer a la Asociación abrí mi mente al mundo asociativo y aprendí a pensar no sólo en mi beneficio sino en el que tal o cual cosa puede ser buena para todos. Creo que yo he crecido y me he vuelto más humana al confraternizar con las necesidades de otros, al saber que otros son capaces de exponer sus vidas para conseguir la mejora de su familia. He recibido tantas y tantas historias que te hacen ver que la tuya es casi un cuento de hadas en relación a las de los demás, y eso te hace ser más fuerte y más humana. Jessica
127

Esperientzi nagusiena kanporaino irteera bat da

I Aprender a escuchar más, a tolerar, a aceptar particularidades del otro y también mías, a ser más consciente de mí misma. He aprendido mucho de muchas mujeres, me han llamado la atención y he reflexionado ante determinadas respuestas y formas de reaccionar de ellas en la Asamblea. En muchas mujeres se ve integridad y una expresión de ellas mismas y un reclamo por su sitio con mucha dignidad. Laura
126

Après, en sortant Dans l´association, j´ai ouvert mon être au monde associatif et j´ai appris à penser non seulement à mon propre bénéfice mais à penser que certaines choses peuvent être bonnes pour tous

entretejido mi vida. Disfruto un montón con los niños y niñas, y me han ayudado mucho en ese campo Ariadna y Salvador -a quienes llamamos mi nieta y nieto-. Mariví

I He aprendido muchas cosas, he conocido gente, tengo amigas que han venido a conocer Marruecos, he conocido diversas culturas. Tengo un espacio mío en el cual puedo hacer todo lo que me de la gana. He dado mi disponibilidad y mi tiempo. Zoraida I Para llevar a cabo aquello que me gusta hacer, como indico más arriba, pero además he tomado contacto con un montón de personas, sobre todo mujeres, con las que he aprendido a escuchar. Y así he descubierto otros proyectos de vida; otras formas diversas de llevarlos a cabo, reconociendo lo importante que es valorar todas las aportaciones de cada una; he disfrutado del afecto que me han dado así como de las expresiones afectivas que a mí me costaba tanto manifestar -estoy en la primera fase-. La importancia de estos contactos directos ha hecho que, al estar próximos, le quite el miedo a lo desconocido, que sienta no sólo a las que conozco directamente sino a quienes veo en la calle como amigas y amigos, colegas o vecinas a quienes puedo pedir un favor o ellas a mí. Esas actitudes hubiera sido muy difícil modificarlas -porque tenemos gravadas las contrarias: desconfianza, prejuicios…- sin la participación, de forma activa, en esta Asociación. Me ha ayudado también a tomar parte activa en las movilizaciones, denuncias… exigiendo los Derechos Humanos para toda la humanidad, aprendiendo, sintiendo que si no tomo parte activa, en la medida de mis posibilidades, estoy contribuyendo a mantener las desigualdades en el mundo. Y esto también se lo tengo que agradecer a la participación en la Asociación. He disfrutado muchísimo con las comidas, probando de todos los países, con las actividades lúdicas, con las nuevas relaciones con las que he
128

Entendi que ativava a minha conciência na medida do possível, ou continuavo a contribuir em manter essas desigualdades no mundo

I Participar de la Asociación para mí tiene una valoración muy positiva en diferentes dimensiones de mi vida. Me parece que ampliar una red social fortalece a cualquier persona, más aún si ésta está empobrecida por diferentes factores como en el caso de las personas que venimos de otros países. En la Asociación he podido conocer a mucha gente, en su mayoría mujeres con una gran sensibilidad y una base de afecto impresionante. En lo personal, participar en un colectivo en el cual he podido expresar mis ideas en un contexto de diálogo, libertad y confianza me ha proporcionado seguridad. Esta experiencia me ha facilitado expresarme en otras situaciones externas a la Asociación, no porque antes no lo supiera hacer, lo que pasa es que vivir un proceso migratorio fractura muchos procesos internos y yo he podido recuperar saberes. Nancy

Vivere un processo d’immigrazione può daneggiare molti processi interni io ho potuto recuperare conoscienze

I He recibido mucho afecto y cariño de todas las personas con las que he tratado, con algunas he intimado más y he hecho amistades. He tratado de dar lo mejor de mí. A nivel personal he logrado hacer lo que me
129

gusta: enseñar. Trabajé como maestra en México durante dieciséis años y venir y encontrar que tenía que abandonar aquello que era mi profesión y pasión fue muy difícil, así que volver a estar frente a un grupo y trasmitir algo tan sencillo como un taller fue una gran alegría. Regina I He aprendido que ese otro mundo posible se está construyendo en espacios chiquitos y que las mujeres tenemos mucho que aportar en esta construcción. He aprendido que hay muchas maneras de mirar y estar en el mundo, que yo en este momento quiero compartir la mirada y la acción de Mujeres del Mundo. Un actuar abierto a todas y todos sin límites ni discriminaciones, respetuoso, comprometido, acogedor de lo diferente, libre en sus sueños y en sus prácticas, optimista, austero, fuerte y claro en sus convicciones y acciones y tierno en todas sus relaciones. He aprendido que nos podemos equivocar, lo podemos reconocer y aprender de ello. También he aprendido que hay diferentes formas de organizarse y actuar, y que lo que yo, en un principio, consideraba un caos divertido también puede ser una forma de organización que me ha demostrado que posibilita la participación de muchas personas y la transformación de algunas realidades. Marlen

vida aquí. No sé, he modificado tanto mi vida…, pero creo que es más en lo socio-afectivo. He recibido mucho, no tengo palabras para expresarlo porque los sentimientos para mi manera de ver las cosas no tienen estadísticas. No contando lo económico que, en una u otra ocasión he recibido, mi nombre y mi presencia ha llegado a instituciones, a otras asociaciones, a la prensa, a la radio. Norma I Me ha servido para mucho: para sentirme apoyada, para empoderarme como mujer, para conocer mis derechos como mujer y como trabajadora. He recibido apoyo a cambio de nada. Lili I Me ha servido enormemente a nivel personal y profesional, ha sido un crecimiento constante. Gracias al apoyo de todas las mujeres de la Asociación se están proponiendo proyectos interesantes para la comunidad, y eso es un logro bastante grande para nosotras. Rocío y Diana I Me sirve para asombrarme de cómo en las diferencias de origen, de lengua, de edad, de cultura… podemos convivir, reírnos, enfadarnos, disfrutar, comprendernos y no comprendernos, dialogar, reivindicar y juntarnos con otros/as… aprendiendo y respetándonos. Me gusta la energía de Mujeres del Mundo. Las ideas y propuestas fluyen y hay ganas de hacer y crear. Me gusta la apertura, la generosidad y el humor de las “más históricas” recibiendo y acogiendo a todas las que nos vamos subiendo a bordo y “distribuyendo juego”. Me gusta que tienen cabida muchas maneras de ser, muchos tipos de liderazgo. Me gusta que se puede ESTAR de muchas formas. La participación se recrea y toma vida de muchas maneras, desde el activismo hasta el silencio en las asambleas; desde el trabajo hacia dentro a la reivindicación en las calles; desde el trabajo visible y sonoro al de las hormiguitas silenciosas. Me gusta reírme y haber encontrado amigas del alma, compañeras de viaje. Esther
131

I La verdad es que estar en la Asociación es una de las mejores cosas que me ha ocurrido, a parte de conocer gentes de otras etnias y culturas. Es lo que me ayuda a vivir aquí en este país, a saber que no estoy sola y que hay más compañeras, que tengo amigas con las que puedo contar en los momentos agradables y desagradables; a saber que tengo a mi lado gente que me escucha y me entiende y que no son mi familia de sangre, pero que las cuento como que lo fueran. Esta experiencia es mi elixir de
130

Leyendas, anécdotas y otras historias
I Cuando llegué a Bizkaia me hospedé en el Seminario de Derio, que actualmente es un Centro de Estudiantes llamado Mañarikua, y al día siguiente me fui a conocer el área. Por cosas del destino fui a desayunar en un bar. Al llegar al bar me dirigí al dependiente y le solicité una tortilla española. Ya yo sabía prepararla, pero claro nadie me había dicho que en la madre patria España, donde se suponía que estaba, aunque sabía también que estaba en el País Vasco. Pues me contestó que no había tortilla española sino tortilla de patatas. Y cómo le van a cambiar el nombre a la famosa tortilla española. Pero le dije: “Pues déme una tortilla de papas”. Y me dijo nuevamente que sólo había tortilla de patata -culturalmente debemos comprender que en América, y principalmente en Panamá, no se le llama patatas a las papas-, por lo que le dije, por última vez, que bueno me diera una tortilla de patata. Y me quedé desayunando porque, aunque no se llame así, soy una cliente y el cliente siempre tiene la razón, por lo que tengo todo el derecho de comer donde yo quiera. Claro, decidí no comprar más tortillas de patatas en ese bar y me busqué uno mejor ubicado y que me sintiera mejor atendida. En fin, creo que fui al bar más nacionalista de Derio y el hombre era un verdadero gruño. Eso me hizo pensar: “¡Oh! Dalila… ¿dónde te has metido?”. Hoy mi experiencia me ha enseñado que culturalmente los vascos son muy conservadores y nacionalistas, pero no todos, y que si me ha tocado vivir aquí tengo que mantenerme al margen de muchas cosas. Yo no voy a cambiar y ellos mucho menos. Dalila del Carmen I Cuando Txema, el que hoy es mi esposo, quiso hacer público su compromiso conmigo lo hizo con un escrito expuesto en la sección de poesías de la Exposición del Día de la Mujer que celebrábamos –en marzo de 2003- en el Palacio de la Bolsa de Bilbao, con la complicidad y el permiso de mi amiga Mariví Rico. Lo gracioso fue que justamente esa tarde yo entrara a las salas por una
132

puerta distinta a la acostumbrada, con lo cual su “desesperación” iba en aumento a medida que la gente me demoraba conversando y cerraba la exposición sin haber conseguido su objetivo que yo leyera su “declaración de amor”, lo que finalmente logró para sorpresa mía que, a los cincuenta años me encontrara con un hombre tan romántico y especial. Desde aquel día se transformó en uno más de “las Mujeres del Mundo” y ellas han sido el marco donde nuestra relación ha crecido y hemos celebrado nuestra boda. Siempre agradeceré el cariño con el que nos han acompañado en todo este tiempo. Marta Eugenia Recuerdo el primer día que fui a Mujeres del Mundo a preguntar cómo funcionaba y entre otras estaba Marta Eugenia. No sé qué le habré preguntado que la respuesta de ella fue: “esto no es una bolsa de trabajo”. En ese momento pensé: “Qué borde esta mujer”. Luego de un tiempo de saber cómo funciona la Asociación entendí lo que me había querido decir: ella seguramente se refería a que en la Asociación se espera una implicación más allá de una salida laboral. Hoy en día es una gran amiga y la quiero mucho. Creo que la Asociación hoy es un referente. Se me ocurre que debemos estar a la altura de los desafíos que solos nos están llegando, es decir, aceptar los cambios que se están dando y facilitarlos, me refiero a cambios cualitativos. Veo que está habiendo movimientos muy buenos y que hay mucha potencialidad que aún no está explotada y también que hay muchas ganas de ir adelante. Lo bueno es que podamos fluir con ese empuje y aprovecharlo para que nos ayude también a nivel personal a superar aquellas cosas que nos detienen en nuestro desarrollo, para que esos conflictos personales no intervengan de forma negativa en el proceso del grupo. Laura I La gran anécdota de mi vida en esta Asociación ha sido la gran, gran, gran solidaridad que sentí cuando estaba embarazada de mi segundo hijo.
133

Nunca se me olvidará la implicación de todas en hacer un listado con turnos por si me ponía de parto antes de que mi mamá llegara. Diez mujeres se quedaron con las llaves de mi casa y muchas más estaban dispuestas a hacer turnos para cuidar de Ariadna, buscarla en el cole, atenderla, dado el caso que yo estuviera en el hospital con Salvador. No hizo falta poner en marcha aquella maquinaria, pero el apoyo y el arrope que sentí en ese momento, y aún hoy, jamás, jamás, jamás lo podré olvidar. Francy I Regina me invitó a ir a Mujeres del Mundo porque ella pensaba irse a radicar a México, después de más de treinta años de vivir aquí en el País Vasco. Así que para que no se quedara sin representación mexicana la Asamblea, por decirlo de alguna manera, me invitó a seguir con los talleres de piñatas mexicanas y las degustaciones, sabiendo ella que a mí me gusta cocinar y que tengo experiencia con talleres de manualidades. Una vez que fui la primera vez me gustó mucho y dije en mis adentros: “Qué lugar tan maravilloso para poder hacer mil cosas”. Después de algunos meses Regina estuvo de vuelta en el País Vasco y en la Asociación, y yo ya estaba más involucrada que mis propias narices. Y seguiré mientras la vida me lo permita. Angélica I Anécdotas, pues ésta la del “traje”. Las personas cuando llegamos no sabíamos qué era y al decir en nuestros países lo del traje se entiende una persona vestida de etiqueta, y comentarlo pues es muy importante, ya que hace una chispa de diversión por lo original. Las fiestas de Mujeres del Mundo, por ejemplo, yo recuerdo hace tres años atrás preparamos las fiestas, pero no dándonos cuenta de la cantidad de personas que llegarían, y la gastronomía se nos quedó corta y luego estábamos con apuro pues no habían medio llegado los invitados y ya se había acabado la comida. Eso nos dejó una pauta para medir bien las próximas oportunidades. En nuestras fiestas siempre marcábamos la diferencia por el gran
134

despliegue de gastronomía que siempre ha existido en ellas, factor que creo se está perdiendo y a veces olvidamos que son encuentros para dar a conocer a los demás las riquezas de nuestra gastronomía. Todos los años estamos acostumbradas a salir de excursión, ésa era una forma de poder conocer otros grupos de mujeres que están haciendo algo en su entorno. Pero un año al tener nuevos brazos la Asociación, al decir brazos me refiero a otros grupos que se han creado con la filosofía de Mujeres del Mundo y que nosotros sentimos que son como hijos y que cuando llegué a la Asociación no creíamos podrían salir y ahora ya son varios y en diferentes puntos, pues bien tuvimos en esa oportunidad que darles acogida a uno de nuestros hijos en la excursión y se nos quedaba muy grande así que las más antiguas decidimos darles cabida a ellas. Se vio que estábamos muy tristes por dejar de ir, pero alegres por saber que otros podrían conocer y experimentar lo que nosotras hemos experimentado. Jessica I Estaba en Lekeitio de veraneo con la señora donde trabajaba interna. Por las tardes la dejaba tomando café con sus amigas y yo me dirigía al mirador con un libro para entretenerme en la lectura y también charlar con mis amigas. Cuando pasaba por el parque una tarde había dos hombres. Escucho que el uno me dice algo, sabía que era euskera. Al otro día estaba solo y me repite lo mismo del día anterior, las palabras se grabaron en mi mente y escribí “asko maite zaitut bihotza”, y luego me fui con una amiga a un bar a preguntar qué quería decir eso. El señor se moría de risa y ya me dijo lo que significaba, yo no contenta fui a otro bar, a una tienda hasta que me convencieron, porque yo decía si es algo malo le canto cuatro verdades a "ése". Ahora estoy convencida de que lo que me decía aquel hombre era:" Te quiero mucho corazón". ¡Vaya con el euskera! Norma I Dando el Taller de Cocina en el Centro Cívico de San Francisco el guarda jurado se fue sin darse cuenta que aún estábamos ahí. Cuando sal135

imos vamos viendo la persiana echada, me puse a ver a quién le podía avisar, llamé a la empresa donde trabajaba el guarda y nadie contestaba. Algunas chicas se pusieron nerviosas porque tenían que entrar a trabajar algunas, a mí no se me ocurrió más que llamar a la policía municipal a ver cómo podíamos solucionar el asunto. Me dijeron que enviaban una patrulla y nuestra sorpresa fue que al rato teníamos a los bombitos, la ertzaintza y los municipales. Los bomberos tuvieron que romper un cristal del baño para entrar. Fue una aventura. Regina I Tenía quince días de haber llegado a Cantabria y fui a trabajar donde una señora. Una tarde me llama y me explicaba lo que tenía que hacer. Una vez que me dijo todo, yo me retiraba de la cocina al salón, había dado unos pocos pasos y escucho que me dice: “¡Bueno! … ¡venga!”. Yo doy la vuelta y le digo:”... ¿si…?”. A lo que ella me contesta: “¿Desea algo?”. Y asombrada le digo: “¡Pero es usted la que me llama!... dice que venga, por eso vuelvo”. Se sonríe y me dice: “Es que recién llega y no sabe que cuando decimos venga, es que es conforme, que está entendido todo...” Digo para mis adentros: “¡Vaya con los españoles! ¡Cómo maltratan el idioma!”. Norma I Recuerdo los primeros años, que fueron muy difíciles, cuando nos independizamos de Afro Vasca. No teníamos local, ni medios para alquilar uno. Dependíamos solo de una pequeña ayuda que nos daban las monjas para cubrir los gastos de la edición de la revista. Nos reuníamos en una pequeña salita que nos cedió el Ayuntamiento en la Plaza Corazón de María. Éramos pocas, pero cada una tenía un mundo de ideas para ejecutar, pero nadie tenía un duro. Nunca voy a olvidar un hecho curioso. Un día pasaba por la calle Bailén y vi un hermoso local con un letrero: “¡Se alquila!”. Le llamé a Mariví y vino inmediatamente. “El local está disponible, pero no hay dinero”, le dije. “Ya encontraremos”, me respondió. Llamó por teléfono al propietario manife136

stando el interés que tenía por el local y éste vino en veinte minutos en un todoterreno que me echó para atrás. Le dio al mando a distancia y… ¡Abracadabra!... La persiana se abrió como por arte de magia dejando a la vista un salón precioso. Sentí una impotencia, que tenía vergüenza de entrar, porque sabía que no íbamos a poder, que era mucho para nosotras. Pero Mariví entró sin rodeos y empezó a dividir el salón en partes. “Aquí pondremos un biombo para separar la biblioteca del salón de charlar”, dijo. Yo estaba reventando de risa por dentro. Quedamos en darle una respuesta al propietario que estará esperando hasta hoy. “¡Vaya morro que tenemos!”, le dije a Mariví. Hoy cuando veo el progreso que ha hecho la Asociación me cuesta creer que en diez años, partiendo de cero, hayamos progresado tanto. Ana Celia

CULTURA SIN FRONTERAS (Relato de dos Mujeres del Mundo)

Argenis: -¿México? Sí, no... no, síííííí. Sí, es México y a estudiar a XalapaVeracruz. Aparecen los ojos de mi compañera Angélica que tiene los ojos de ángel, grandes y serenos. Desde mi ilusión pregunto a Angélica, mi compañera de Mujeres del Mundo, si ella conocería a alguien en Xalapa. Y vaya sorpresa que lo he dicho mal y me responde: -Se dice Jalapa y tengo mi familia allí, he vivido y estudiado en Jalapa. Aquello fue la llave de mi ilusión. Ya no me interesaba cómo se decía, sólo sentía a una compañera que me acogía en su casa, y me veía en aquellos ojos que se iluminaban cuando hablaba de Jalapa sus lugares y sus gentes. Y me repetía:
137

-Sé que te va a gustar mucho. Siento que tengo una mala pronunciación, pero también siento una familia que me espera y una compañera que me ayuda a seguir adelante en mi búsqueda.

Angélica: Al despedirnos aquella tarde de trabajo de Comisión se me acerca Argenis y al hacerme la pregunta de que si tenía conocidos en Salapa –Xalapa-, de momento me quedé callada por unos segundos tratando de identificar la palabra. Inmediatamente respondo: -¡Noooo! Se dice Jalapa... Y en ese momento mi ser se traslada a mi querido y hermoso Jalapa sus calles y mi gente. Mi corazón empieza a latir más y más rápido queriendo decir TODO lo que Jalapa es. -¡Claro! Ahí está casi toda la familia por parte de mi mamá -contesté. -¡Qué bien! -exclama Argenis llevándose las manos a la boca, casi sin creer la sorpresa de lo que estaba escuchando. -¿Cómo es que vas a Jalapa?... ¿Es de trabajo o vacaciones? -pregunté y Argenis me contesta: -Voy a estudiar por un año. Voy a hacer un estudio sobre la danza Buto. -¡Buto!... Pero esto es japonés –pensé- y además es algo que en la actualidad prácticamente es nuevo para el resto del mundo. -¡Qué maravilla! Una colombiana hablando con una mexicana en Europa que se va a estudiar a México un arte ancestral japonés, siendo impartido por una persona alemana...mirando al resto de las compañeras presentes que escuchaban la conversación siendo originarias de diferentes partes del Mundo. Esto es Interculturalidad, seguía mi mente. Y tenía que ser posible en Mujeres del Mundo, ¿por qué no? Y se inicia aquel mágico viaje de manera que se me enchina la piel y un río de agua se forma en mi boca, saboreando todos aquellos antojitos mexicanos en mi mente. -¡Oh, Argenis! Yo sé que te va a gustar mucho y que lo vas a disfrutar
138

mucho más -repetía una y otra vez. Pues en cada lugar que imaginaba con sus sabores y sus olores sabía de antemano que Argenis los disfrutaría tanto o más que yo. Visualicé a Argenis caminando por esas calles empedradas de subidas y bajadas caprichosas, disfrutando del clima y los bellos paisajes. Con esos brillos en su cara del ligero sudor en sus días más perfectos y saboreando un delicioso helado de cacahuate o de mamey o de mantecado. Quizá en Coatepec tomando un rico, fresco y aromático café. Mmmmmmm… ¡Qué delicia! De repente desperté, aunque seguía con los ojos abiertos, y me dí cuenta de que acababa de recorrer no sólo Jalapa, sino el resto de mi bello país. Visité, toqué y olí a los míos en un instante. En los casi tres años de estar aquí en Bilbao no había vivido algo tan mágico. -Argenis, me has hecho vibrar y sobre todo me has hecho sentir viva intensamente. Confieso que es la segunda vez que lo logras. La primera fue en tu maravilloso taller y ahora ésta. Vete tranquila que estarás entre mi familia y mi familia es TU familia. Argenis y Angélica I Conocer a una mujer con mi mismo nombre, y de un país tan lejano, me sorprendió… sólo hasta cuando ella dijo: “Nací en Guinea Ecuatorial”. A partir de ese momento todo lo fuimos colocando. El país colonizador, que es el mío, también se llevó el santoral. De ese mismo santoral mi familia decidió llamarme Trinidad, como se llamaba mi tía que un año antes de mi nacimiento fallecía. El nombre de mi amiga, querida amiga Trini, también lo decidió su familia, su abuela, cuando el país seguía colonizado después de más de siglo y medio. Las dos nos llamamos Trini. Más adelante al nombre añadimos 1 y 2 para facilitar las cosas a nuestras compañeras en la Asociación. Pero un día Trini decidió llamarse Irune y yo me quedé con Trini. ¡Ya quitamos los números!… ¡A punto estuvimos de ponernos las dos Irune! Trini
139

Otras miradas posibles

Imagina lo Real Imagínate una tierra llena de seres caminando descalzos, unidos a ella a través de una sincera sonrisa. Imagina que es Real, imagina que eres tú caminando descalza, sin más enser que tú misma, auténtica. Eskerrikasko por ser como sois, por ofrecerme la oportunidad de expresar desde el corazón. Estemos como estemos, sed felices. Un abrazo a la labor realizada y a la que está por realizar. Un abrazo para todas Mirentxu

En el principio…

Cuando al atardecer el sol comenzó a esconderse, el sonido de las voces que chocaban en la torre era ya insoportable. Las cuerdas vocales emitían su fricción sin parecer comprenderse, generando en quienes las hacían vibrar un malestar desconocido, el desesperado intento de ser escuchados y traducidos por aquéllos con los que hasta hacía unos minutos habían conversado con naturalidad sobre las rutinas de la vida. Cada piso, cada tramo de la mole de piedra, que desafiaba el cielo violando la candidez de las nubes, se había convertido en un griterío informe, un baile desquiciante de personas que agitaban sus brazos para intentar entenderse a través de gestos apurados producto de una deter140

minación inquebrantable, la de comunicar. Y mientras las extremidades se movían y los aspavientos cambiaban de lugar el aire del verano, al fondo en la lejanía, Babel brillaba más hermosa que nunca bajo los rayos dorados, ignorante de la desazón que dominaba a sus vecinos, iluminada por el sol que se mecía al compás de una nana en dirección a la línea del horizonte. Arriba, con el pico de la torre rozando casi sus pies, ella observaba. Entre divertida y pesarosa, dura y tierna, vigilaba lo que había provocado. No era la primera vez que debía castigarles pues, díscolos, se negaban a aprender. Constantemente cometían los mismos errores a sabiendas de la pena merecida. Se mostraban insolentes, orgullosos, y en ocasiones había pasado por alto ciertos delirios apelando a su derecho de libre albedrío, pero una torre más alta que el techo del firmamento, una torre que perturbara la tranquilidad de su hogar, era más de lo que estaba dispuesta a permitirles. “No escuchan mis consejos”, se dijo, “pues que así sea… Tampoco serán capaces de escucharse entre ellos”. La represalia fue lanzada para enseñarles la lección. Curiosa los contempló de nuevo, escudriñando su angustia. Desde su puesto privilegiado en el mundo oía los sonidos guturales de unos, los tonos agudos de otros. El nuevo idioma de los de aquí parecía hacerles cantar en vez de hablar, en cambio el de los de allá raspaba igual que lija, con su gramática cortante y seca. Venganza era lo que merecía su desfachatez y con la vara de la venganza les había tocado. Pero dios era mujer y madre. La comprensión pesaba más en su naturaleza que el desquite. Decidió concederles una segunda oportunidad. “Tal vez la única forma de que crecieran”, pensó, “era dejar que se enredaran entre sus propios errores, construir una madeja de caídas en cadena de las que tendrían que aprender a levantarse”. Quizá sólo necesitaban tiempo, tiempo para tropezar y volver a erguirse, para conversar y comprender que el todo les hacía más fuertes que el uno, que la soberbia era un mal vicio, dominante y destructor. Tiempo. Horas, días, semanas, meses, años… siglos incluso si fuera necesario. Y decidió tomarse unas vacaciones. Apoyada en el respaldo de su sillón, con el sol ya casi dormido, imaginó un lugar construido sobre bases de distinta tonalidad donde se
141

reunirían gentes de condición y procedencias diversas. Un arco iris de personas llegadas de un arco iris de lugares con sueños, experiencias y miedos multicolores que compartir. Cada cual diferente pero iguales en esencia. Provistas de sus propias lenguas, pero capaces de entenderse en el único lenguaje universal, el del respeto, el que se utiliza cuando existe el deseo de edificar un proyecto con la ayuda de muchas manos. Entonces incluso ella aportaría su diestra y su siniestra para levantar la más alta de las torres, más alta que su propia casa, afilada como un cuchillo si fuera preciso, con tal de cortar las distancias que pudieran separarles. Afilada también para cortar la maraña de hilos en los que se hubieran enredado durante aquellas horas, días, semanas, meses, años… siglos incluso. Para acabar con el cordón umbilical que les unía al útero materno y emanciparse de sus cuidados. Y mientras abajo tinieblas tranquilizadoras extendían su calmante oscuridad sobre las calles de una nueva Babel cosmopolita, dios, que era mujer trabajadora y ama de casa, agotada tras otra jornada de guardia a sus retoños, recostó su cabeza sobre una mullida nube para dejarse engullir también por el grisáceo anochecer y por el sueño, arrullada al compás de la amalgama de voces que resonaban en la ciudad haciendo ecos, rebotando de rostro en rostro, de casa en casa, de conciencia en conciencia. Y ese día, que no era séptimo, descansó. Iratxe

Nací en Extremadura Nací en Extremadura en julio de 1958, cinco meses después -exactamente el 28 de diciembre día de los Santos Inocentes, según el calendario cristiano- mi madre emprendió viaje conmigo en sus brazos rumbo al norte, en busca de mi padre que, como tantos otros en aquella época, se aventuraron tratando de encontrar una vida mejor. Aunque por la lógica con que nos regimos racionalmente no debería acordarme, tengo aquel viaje sellado en la memoria. Arribé a Bilbao en un tren de vapor... ¡Podría
142

haber sido un barco! Pasé la infancia viviendo en un barrio poblado de inmigrantes, con acentos y costumbres diversas, circunstancias y objetivos similares, rodeada de montes, caseríos, antiguos lavaderos y bonitas huertas a las que íbamos a comprar verduras, el conejo o la gallina en ocasiones especiales, y siempre en el mes de mayo... las flores para María. Era en esos encuentros con las gentes oriundas cuando apreciaba las diferencias que existían entre una y otras culturas, y comprendía que podíamos entendernos... que nos necesitábamos. Me he sentido siempre apegada a esta tierra y la amo, aunque nunca olvido que vine de otra que alimentó los primeros meses de mi vida, como anteriormente lo había hecho con mis seres más queridos. Llegué a Mujeres Del Mundo a mediados de septiembre de 2001, fui invitada por Libo, integrante de la Asociación desde sus inicios en Afro Vasca y compañera mía de trabajo. Unas mujeres indígenas de Ecuador Selva amazónica- daban una charla sobre la forma de vida de sus comunidades y sus reivindicaciones en la sede de Médicos Del Mundo. No había mucho aforo, aunque me llamó la atención la diversidad que se apreciaba. Un fotógrafo chino retratándolo todo -nuestro querido Lee-, varias mujeres africanas bastante jóvenes, algo que me sorprendió gratamente, una mujer saharaui -Fatma Galia-, una dominicana -Ana Celia- y algunas más que no recuerdo. Lo que no he olvidado es a una mujer que, sentada tres filas por delante de mí, se volvía para recibir con un gesto de bienvenida y una sonrisa amable a quien allí se acercaba. No tardó mucho en levantarse para volver a sentarse a mi lado, me saludó, se presentó y se interesó por mí, esa mujer era...Mariví Marañon. Desde aquel momento comencé mi andadura con la Asociación. He formado parte como tesorera de la junta directiva durante algunos años, gracias a eso tuve la oportunidad de relacionarme con muchas de las mujeres que han ido llegando. Algunas de paso, otras aún hoy siguen trabajando y aportando lo mejor de sí mismas en esta gran familia que es Mujeres del Mundo. He participado en variedad de talleres durante estos años y he colaborado siempre que he podido en actividades culturales y reivindicativas. Me siento bien siendo una más de la Asociación. ¡Una mujer del
143

mundo! Tengo la tranquilidad de poder decidir en qué quiero participar o no. Me gusta no tener que dar explicaciones, ni sentirme obligada a nada y con la certeza de que siempre hay mujeres allí dispuestas a lo que haga falta, decidiendo qué hacer desde la libertad y, siempre que es posible, desde el consenso y cuando no se puede... para eso está nuestra peculiar Asamblea. Relatar todos los cambios que se han producido en mi vida durante los años que llevo en la Asociación sería acaparar mucho espacio, porque no han sido pocos. Básicamente he podido tener una visión del mundo que antes se me antojaba ajena, inaccesible o lejana. Lo más importante ha sido encontrar tantas semejanzas, tantos dolores y alegrías comunes, tantas inquietudes afines. Encontrar mujeres luchadoras, viajeras, formadas, madres, abuelas, emprendedoras, rebeldes o sumisas que ponen su vida en juego por liberarse de situaciones extremas como la pobreza, las agresiones sexuales, la persecución política, el hostigamiento social o simplemente porque les da la gana de cambiar de vida. Esto me han ayudado a darme cuenta de lo importante que es valorarse una misma, descubrirse y perder el miedo. Si tuviera que cambiar algo, tendría dificultades para decidir. Me he acostumbrado al modo de asamblea que tenemos... Resulta difícil a veces aceptar el rumbo que toman algunas cosas y los cambios de ritmo -inevitables por el ir y venir de tantas mujeres que allí compartimos-, que en ocasiones le dan la vuelta a propuestas ya aprobadas y a formas de trabajo que creíamos estupendas. Reconozco que el llevar tantos años en la Asociación y haber vivido in situ su evolución…, implicada en tantas cosas…, me crea cierto sentido de posesión y en ocasiones bastante vehemencia, aunque… en ese aprendizaje continuo que me aporta la diversidad de opiniones y puntos de vista…, la disposición para entendernos y la curiosidad por saber… qué es lo que pasa si se hace de forma diferente. Me rindo ante la evidencia de que todo es posible cuando se hace desde el respeto, la solidaridad y la convivencia...teniendo siempre presente...que navegamos en el mismo barco. Jacoba
144

Abrazos del mundo Quien no haya dejado algo atrás… quien no haya soñado, por abrazar o ser abrazado… Como cada lunes, no sé quién se sienta a mi lado, sólo siento que recibo un mar de abrazos donde mis entrañas quieren navegar y un rebaño de besos donde mi corazón quiere pastar. Un abrazo africano y cercano, diferente, de frente a frente. Un abrazo caliente que alivia mi soledad, un abrazo de oriente, emocionante dulce y reluciente. Abrazos… abrazos… abrazos… Abrazos deseados de aquí y de allá de ayer y de hoy de los que marcan y nunca se olvidan. Un abrazo que nació en Paraguay y se crió en Argentina… un abrazo hermoso de la Tierra del Fuego y de Buenos Aires Un abrazo del centro de la tierra con su estribillo de Guayaquil, un abrazo de paz y sosiego puro y sin antifaz
145

Un abrazo caudaloso, como lo es el Amazonas de tu corazón Abrazos de Perú y Venezuela que cautivan y consuelan. Un abrazo de una gaviota colombiana, que salió de Bogotá de la noche a la mañana y que no puede volver. Un abrazo cariñoso y Salvador que cicatriza las huellas del dolor. Un abrazo natural y a lo mariachi de tu México lindo y querido. Quien no haya soñado por abrazar o ser abrazado Abrazos…abrazos…abrazos… Como cada lunes recibo un mar de abrazos donde mi cuerpo quiere navegar, un puñado de besos donde mis labios quieren posar en las mejillas donde han corrido ríos de lágrimas, de tristezas y alegrías. Abrazos…abrazos…abrazos… Un abrazo profundo, con una sonrisa grande y sin prisa que llega a lo más hondo y que calma el alma de esa burgalesa.
146

Un abrazo verdadero y duradero, como los de ayer de aquella chica de Santander. Un abrazo bilbaíno, cálido y divino, sólido y solidario, generoso y hospitalario. Abrazos y una manada de risas de Managua, que viene de Nicaragua, te enseñan que la vida sólo se vive una vez y que sólo con juegos y abrazos te haces feliz. Abrazos…abrazos…abrazos… Quien no haya soñado por abrazar o ser abrazado. Fatma

Mujeres del Mundo “Babel” Me gustan muchas cosas de ti: me gusta cuando nos reúnes, cuando ofreces un hola abierto y desinteresado. Me gusta cuando acoges, cuando nos escuchas, cuando tienes una palabra de aliento. Me gustas por comprensiva, porque buscas soluciones,
147

porque ofreces esperanza, porque también nos abres los ojos, nos acercas a cada rincón del mundo. Volvemos contigo a nuestros orígenes para avanzar todas juntas. Nos abres las puertas todos los lunes de siete a diez y se vuelven a cerrar, pero… sabemos que estás ahí para cuando precisemos regresar. Y nos aceptas con nuestras virtudes y defectos, a pesar de todo, estás aquí. Y sigues estando para todas, para todos, Son diez años de trabajo consecutivo, de alegrías, de anhelos, anhelos hechos realidad. Por eso me gustan muchas cosas de ti Mujeres del Mundo “Babel”.

Se distingue por su experiencia, serenidad y franqueza. Es Marivi Marañón, no hay nadie como ella. Pone sabor a la vida. siempre vive contenta. Es nuestra Presidenta Irune que bien nos representa. Es dulce como la miel y suave como las rosas. Es nuestra secre Trini por sobre todas las cosas También tenemos la dicha de tener otra socia excelente. Es nuestra Tesorera Jacoba, muy guapa e inteligente. Con sonrisa a flor de labios nos recibe sin recelo, es nuestra socia Elvira del batallón primero. Qué orgullosas nos sentimos de otra socia sin igual. Nos enseña con cariño, Francy sí que es genial. Qué bonito el salón de espejo, donde aprendemos construyendo. En todos los talleres disfrutamos compartiendo.
149

Vicky

Munduko Emakumeak

Te quiero cantar con toda mi amistad y también felicitar. A nuestras primeras socias queremos agradecer, porque siempre están presentes a la hora de crecer.
148

Otra socia que acudió con esmero y dedicación, se llama Begoña y sigue en Diputación. Con una voz melodiosa nos anima todo el día, es la socia Maite Sáez singular por su alegría. Las queremos mucho, mucho, y están en la jornada. Son Marisa y Begoña, terapeutas diplomadas. Angélica y Regina ellas viven bailando, por su México lindo sí que se están volcando. Siempre ríe con nosotras y nos sabe comprender, es que con Soraida quién no va a aprender. Con ella vamos pintando y los pinceles lavando. Esa es Marta Eugenia, pintora que está arteando. Un hombre llegó a “Babel” chistoso e imaginativo, se llama Txema el de Marta con pinta de ejecutivo.
150

Cantante y escritora, pura creatividad, es Marivi Rico símbolo de hermandad. Sí que no puede faltar Carmina con sus muchachos. Hoy el jardín reluce gracias a su trabajo. Y nuestra teacher Asmaa tampoco se queda atrás. Siempre nos ayuda a que aprendamos más. Hay alguien que nos ayuda con su conciencia corporal, es Laura la tesorera que nos vino de Uruguay. Maite Nuevo también orienta en nuestra Asociación, resolviendo los conflictos para así vivir mejor. Y nuestra socia Argenis, estupenda en el teatro, qué obras más completas se pueden ver por la cuatro. Otra amiga genial es nuestra Deisy Durango, trabajadora y sencilla, merengue siempre bailando.
151

Tenemos una amiga que nos sabe comprender, es Celia con sus pulseras y su máquina de coser. Y lo pasamos genial con esta bella turista. Es Monse Marañón en sus cremas especialista. Laboriosas y muy tranquilas en sus empresas trabajando, son Ester y Marlen, disfrutan sistematizando. Ana Alcalde también trabaja con aceites esenciales, masajes relajantes y adiós enfermedades. Tenemos dos socias que trabajan por la igualdad. Son Nancy y su amiga Cony, terapeutas de verdad. Y mucha alegría desde Italia nos llegó. Raquel, la brasileña, con Joau nos hechizó. La más explosiva nos llegó desde Panamá. Es la estudiante Dalila, estudiante de universidad.
152

Hay alguien que nos ayuda a la máscara quitar. Es Mirentxu con su teatro y en la fiesta siempre está. Diana es hija Rocío, estudiante de universidad. Hace bailes del mundo derrochando sensualidad. Y está a cargo de Marta el tango en la Asociación. Este tango argentino sí es pura improvisación.

Isabel y Claudia Paniso siempre muy relajadas. En yoga y baile sí te encuentras concentrada. De Argelia llegó nuestra socia Maya Amrane, especialista en cultura y todo el mundo árabe. Otra que ahora no está es nuestra bella Inés, pues trabaja en Bruselas, dizque en la UNICEF. A todas las demás socias las quiero felicitar,
153

son diez años trabajando y nos saben motivar. Y esta modesta que escribe Armonía quiere brindar. Es Vicky con musicoterapia colombiana particular. Vicky

El SEXTANTE

Ya tenemos nuestro instrumento de reflexión, ya podemos calcular la altura de los astros

Abanico de colores - Mujeres del Mundo: sistematizando aprendemos

En una de las asambleas del año 2005 una compañera manifestó su interés por presentar un proyecto, con el fin de recoger la memoria de la organización. ¡Ya teníamos casi cinco años! Cuando lo propuso vimos las dificultades para conseguir financiación, pero también consideramos la posibilidad de hacer algo similar sumándonos a un proyecto que ya se estaba realizando por organizaciones conocidas del entorno que, además, nos podrían brindar el apoyo y la posibilidad de compartir experiencias. Fue así como nos unimos al proyecto de sistematización48 de experiencias de participación ciudadana de ALBOAN49, el Instituto de Derechos Humanos50 y Hegoa51. Nos sumamos porque había un grupo de personas interesadas en ello, porque nos ofrecían la posibilidad de compartir y
48. El proceso de sistematización nos posibilita mirar, recuperar, analizar y aprender de nuestras prácticas. 49. ONG de la Compañía de Jesús en la Provincia de Loyola que trabaja en cooperación para el desarrollo. Desde una espiritualidad cristiana, “sumamos voluntades y esfuerzos de personas y organizaciones, del Norte y del Sur, para generar una ciudadanía comprometida con un desarrollo humano, sostenible y accesible a todas las personas en condiciones de igualdad”. 50. El Instituto de Derechos Humanos Pedro Arrupe es una institución académica creada en 1997 y vinculada a la Universidad de Deusto. Su principal razón de ser es el trabajo en favor de una cultura de los derechos humanos, desde una perspectiva universitaria, y con una marcada vocación social e internacional. 51. Organización sin ánimo de lucro que desde su identidad como instituto universitario y asociación civil trabaja en la promoción del desarrollo humano. Dentro del ámbito del estudio, la reflexión y la práctica, presta servicios en el campo de la investigación y documentación, la educación para el desarrollo, la sensibilización, formación y capacitación y la asesoría y el apoyo técnico.

154

155

reflexionar con otras y, sobre todo,… porque nos parecía que nuestra Asociación funcionaba tan bien y era tan interesante que debíamos compartirlo con otras asociaciones. Una vez decidida nuestra participación comenzamos a trabajar en una Comisión abierta intentando conocer el proyecto al que nos sumábamos. Y ahí comenzó un trabajo de idas y venidas de la Asamblea a la Comisión y de la Comisión a la Asamblea. Primero identificando qué era eso de la sistematización, poniéndole nombre a nuestro proceso, a cada uno de los pasos que íbamos a dar, identificando qué analizar y qué queríamos aprender… Hubo que dedicarle bastante tiempo porque comenzamos el proyecto con un poco de retraso respecto de los otros grupos, así que la Comisión tuvo muchísimas comidas de trabajo probando recetas de diferentes lugares del mundo, disfrutando del mate y poniendo todas nuestras energías y creatividad en la tarea. Le pusimos nombre a nuestro proceso: “Abanico de Colores”. Con estas palabras queríamos simbolizar nuestra apertura e interculturalidad. El abanico lo pudimos ver poco después de su “nombramiento” en la pared de la Asociación, y fue reflejando todos los avances que se iban dando en el proceso. Servía para tenerlo presente y hacer propio el proyecto.

reunía los elementos necesarios para constituir el objeto de la sistematización, y en concreto por su frecuencia la agenda o el orden del día y el acta. Además se apreciaba en esta última cierta peculiaridad en el modo de acogida a las personas que asistían, la libertad para participar durante la reunión, la no exigencia de compromisos y la prioridad por lo personal. Las asambleas seleccionadas fueron identificadas por su diferente tipología: a) Testimonial (16/05/2005); b) Valorativa (29/11/2004); c) Resolución de conflictos (07/06/2004); d) Organizativa (01/03/2005); y e) Informativa (09/05/2005). A través de ellas queríamos analizar y descubrir aquellos elementos que facilitan y dificultan la calidad y cantidad de las relaciones interpersonales solidarias -reciprocidad en igualdad, aceptación, interés personal, escucha, cariño, sinceridad, sentimiento de pertenencia- de las y los participantes en las asambleas.

Sutinchawapja aqa sartawinaqaruja “qurmiqurmini” Uqampiwa uñtayapjja jiwasanaqana mainitja mainuru unttasiñattaqi
Identificamos y confirmamos con la Asamblea nuestro interés por trabajar sobre las relaciones interpersonales, ya que las considerábamos clave para la marcha y el desarrollo de nuestra Asociación. Definimos algunas de las características sobre las que queríamos profundizar. Finalmente nuestro objetivo emergió con la siguiente formulación: “Analizar el modelo organizacional y su contribución o no a la participación e integración de las mujeres y los hombres de distintas culturas en la Asociación Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”. Para ello seleccionamos algunas asambleas comprendidas entre los años 2003 y 2005, identificando cinco que podrían ser interesantes y significativas. Creíamos que la Asamblea
156

Contactamos entonces con antiguas miembras de la Asociación, nos sentamos con ellas, realizamos entrevistas, buscamos en las revistas, revisamos las actas... Sin embargo por aquel entonces no había actas en el Libro de Actas, nos faltaban registros de las asambleas más allá de la memoria de las participantes, y ahí descubrimos la clave del secreto: los cuadernos que una de nuestras mujeres del mundo, Maite, guardaba y en los que se encontraba toda la información que necesitábamos. Más tarde, comenzamos el trabajo de trascripción, de análisis, de resumen… Todo ello nos permitió conocer y compartir parte de nuestra historia y nos invitó a contactar con compañeras que ahora no acudían tanto a la Asociación. Y con ese intercambio fuimos desarrollando la tarea en la que nos habíamos comprometido. Todas sacábamos tiempo de donde podíamos para acudir a las reuniones y realizar el trabajo. El compromiso, el buen ambiente, el hecho de que cada una aportaba lo que podía, las comidas compartidas y la satisfacción del trabajo realizado eran elementos fundamentales para la marcha de este proceso. Además, el grupo era un espacio abierto, creativo, con un buen número de personas, lo que nos permitía poder repartir el trabajo.
157

Una vez concluida la recogida de la información, se realizó un trabajo en diferentes asambleas, así como en talleres específicos, para que todo el mundo pudiera aportar información adicional y después interpretar y analizar los hechos recogidos. Fue un enriquecimiento para todas y todos y, como no podía ser de otra manera, los talleres acababan o continuaban siempre con comida de traje: “yo traje esto, otra trajo otra cosa…”. Además del abanico, la sistematización aportó a los locales el “bosque de la sistematización”. Ya teníamos jardín fuera y… ¡bosque dentro! Para presentar toda la información recogida en los distintos registros, seleccionamos árboles diferentes, árboles de cada continente con su significado y su simbolismo en cuyas raíces, troncos, ramas y hojas íbamos colocando la información reunida. En los talleres completábamos los datos, analizábamos todas las hojas de cada color, formulábamos preguntas intentando profundizar en el porqué pasaron las cosas, en cómo sucedieron… Las dinámicas utilizadas y el ambiente facilitaron que todas y todos sintiéramos que podíamos aportar. Posteriormente extraíamos conclusiones y aprendizajes que después se comunicaban a la Asamblea para que, desde ella, se hicieran aportaciones. Con gran parte de este trabajo realizado llegó el momento, en julio de 2005, de conocer a otras personas y grupos del País Vasco, Valencia, Colombia y Costa Rica que estaban participando también en el proyecto. Nos juntamos en la Universidad de Deusto con un calor de justicia, y allí compartimos la historia de nuestras asociaciones, nuestro trabajo de sistematización, las reflexiones sobre las potencialidades y las limitaciones de la participación promovida y realizada en el marco de nuestras organizaciones. Éramos gentes de diferentes países, con diferentes acentos y contextos, haciendo un esfuerzo por compartir las experiencias de sistematización. Descubrimos que asociaciones de diferentes lugares del mundo compartimos algunos retos similares, que podemos aprender de las experiencias de otras organizaciones y que existe una riqueza de grupos y personas interesadas en todos estos temas con las que debemos seguir com158

partiendo y aprendiendo. Tras aquel encuentro tuvieron lugar otros. En noviembre de 2007 expusimos nuestro trabajo de sistematización en San Sebastián, coincidiendo con la presentación de nuestro libro. Tras la reflexión conjunta llegó otra ardua tarea para la Comisión: avanzar en las conclusiones, en los aprendizajes y en las recomendaciones, y compartir con el resto de las miembras de la Asociación, así como enfrentarnos a la hoja vacía para poner “negro sobre blanco” el trabajo realizado. Fueron tiempos de consenso, de debate, de precisión y de escucha activa que dieron sus frutos con más retraso del que esperábamos, pero poco a poco íbamos llegando a conclusiones, extrayendo aprendizajes para nosotras, para la Asociación, así como para otras asociaciones. Hubo borradores, recortes, correcciones, y finalmente… ¡tuvimos el libro de la sistematización en las manos! 52. A través de Abanico de colores. Mujeres del Mundo: sistematizando, aprendemos, nos hemos presentado y dado a conocer a personas, instituciones y organizaciones interesadas en saber más de nuestra Asociación. Este libro, al ser descriptivo y de fácil lectura, ha servido de “enganche” para que un número importante de personas lo lean, mujeres y hombres que así nos han conocido, y también compañeras/os de la propia Asociación que de este modo conocen parte de la dinámica y de la historia de ésta. Nos ha facilitado también la valoración de algunas de nuestras formas de actuación, así como la reflexión sobre cómo mejorar. El ejercicio de sistematización realizado ha supuesto una mirada reconfortada y reconfortadora para seguir caminando como mujeres y como Asociación. Nos ha ubicado también en un sendero por el que seguimos transitando con una orientación suficiente para que, en este caminar, no perdamos la ruta de las relaciones interpersonales, ni la de nuestra forma asamblearia, abierta y participativa de ser. Y para que esto sea así presentamos el decálogo de conclusiones que obtuvimos como aprendizaje en este proceso, y que debemos trabajar para que continúen siendo parte consustancial de la organización: 1. Lo que caracteriza a nuestra organización es la participación en la diversidad, el establecer relaciones de proximidad y acompañamiento
52. Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”. Abanico de colores. Mujeres del Mundo: sistematizando aprendemos. Zarautz: Instituto de Derechos Humanos Pedro, 2006

159

entre las personas que acudimos a Mujeres del Mundo. 2. Es la Asamblea nuestra razón de ser, el espacio donde se discute y se decide de forma colectiva cualquier asunto de interés. 3. Las relaciones son horizontales, basadas en la reciprocidad e igualdad. 4. En Mujeres del Mundo se trabaja en base a un método participativo y se aprende a reflexionar sobre la acción, evaluando todo lo que hacemos para valorar su progreso, su éxito, su fracaso y su continuidad. 5. En nuestra organización/asociación existen “muchas formas de liderazgo” que, lejos de generar competencia y rivalidad entre la gente que actúa, han promovido riqueza de iniciativas y ánimo de colaboración. 6. Gracias a las “muchas formas de liderazgo” y a la naturaleza de Mujeres del Mundo queda demostrada la capacidad de interactuar y comunicarse en un marco que no limita la escucha, porque las que están acostumbradas a hablar acotan su discurso dando poca cabida al protagonismo. 7. La escucha es una actitud de apertura y no es consecuencia de la casualidad sino de las interacciones, de los aprendizajes y de los afectos. Existe una verdadera disponibilidad para la escucha y una calidad del silencio que favorece la aceptación y la participación. 8. Mujeres del Mundo no es para todo el mundo, aunque está abierta a todo el mundo. Hay personas que esperan algo más estructurado y entonces se produce un choque de actitudes. Tampoco el grupo permite un exceso de protagonismo que dañase nuestra razón de ser, la Asamblea participativa y de organización horizontal. 9. En Mujeres del Mundo un medio que posibilita que los intereses personales y grupales sean compartidos, es el conocimiento y el reconocimiento de las historias vitales de las personas que forman parte de la Asociación. Creemos que las historias personales vinculan nuestro espacio local con la realidad global, este compartir fortalece nuestra identidad como mujeres y como Asociación. 10. El conflicto es algo consustancial en nuestras vidas y debemos afrontarlo y trabajarlo desde lo afectivo y en distintos espacios.

LA ARBOLADURA

El lugar donde las ideas fluyen, los sueños están más cerca y la creatividad llega como las olas a la orilla

Comisión Intercultural. Inicios y avances

Abanico de Colores. Mujeres del Mundo: sistematizando, aprendemos
160

En Octubre de 2008 empieza a funcionar la Comisión Intercultural en Mujeres del Mundo “Babel”. En un primer momento el objetivo fue dar una estructura a un trabajo que ya se venía realizando en la Asociación desde sus comienzos: la facilitación de actividades como charlas, talleres y cursos desde una orientación intercultural, es decir, desde una perspectiva que ayuda a mejorar el entendimiento, la convivencia y el enriquecimiento mutuo entre personas de culturas diversas que residen en Euskadi. Al igual que otras comisiones de Mujeres del Mundo “Babel”, ésta también comparte los avances con la Asamblea, de la que nos retroalimentamos con sus opiniones y aportes. Se inicia con seis mujeres, que ya habíamos participado en charlas de interculturalidad, y con la exposición de nuestras propias historias personales desde la condición de mujeres inmigrantes a grupos de estudiantes de 4º de la E.S.O. en algunos colegios de Bilbao. Dicha actividad se llevó a cabo gracias a la invitación de la Asociación de Psicopedagogía de Euskadi. Durante este tiempo nos han visitado varias personas atraídas por el proyecto que no han permanecido en la Comisión –mantenemos una política abierta a recibir a aquellas/os que se quieran acercar y formar parte de nuestras propuestas-. Nuestro trabajo se ha ido encauzando –con el paso del tiempo y las ideas- en la construcción del Proyecto de Escuela Viva, cuyo nombre refleja la orientación teórica, metodológica y práctica en la cual pretendemos
161

sustentarnos. Entre otros proyectos que pretendemos desarrollar, el de Escuela Viva es como un sueño que vemos en el horizonte y al que vamos alimentando poco a poco y nos llena de entusiasmo. La idea surge como respuesta a la necesidad de solventar la problemática que hoy en día se observa en las instituciones educativas. Se trataría de una escuela organizada de tal manera que haya lugar para atender a las necesidades de las personas -de toda edad y procedencia cultural- de forma integral, dando siempre especial importancia a la dimensión emocional. Nuestra área de actuación es el ámbito de la educación no formal, ya que creemos que la educación debe ser un proceso continuo y espontáneo en un ambiente donde se contemplen las necesidades personales, no olvidándonos de los aspectos emocionales y de interacción con los demás. Durante este tiempo hemos estado trabajando fundamentalmente en la creación de nuestra base filosófica desde las aportaciones de los diversos saberes y experiencias de las integrantes del grupo. Nuestra filosofía se basa en el postulado de que el desarrollo sano de las personas sólo se puede lograr desde un profundo respeto y atención a los procesos vitales y desde un abordaje íntegro, teniendo en cuenta todas las dimensiones de la experiencia del ser humano: los ámbitos físico, psíquico, emocional, cognitivo y social, dando especial importancia a la expresión. En nuestro recorrido, hemos tomado consciencia de varias cosas: 1. Que el grupo de mujeres que formamos la Comisión -y también las mujeres que pertenecen a la Asociación aunque no estén dentro de este grupo de trabajo- poseemos una gran riqueza y variedad de saberes a los que no les estamos dando la suficiente importancia, ni el lugar que les corresponde. 2. Que muchas de nosotras no somos del todo conscientes de tal riqueza. 3. Que dichos conocimientos, saberes y talentos naturales podrían ser más útiles si pudiéramos conducirlos mejor, es decir, si pudiéramos desarrollarlos, sentirnos poseedoras de ellos y ponerlos en práctica ofreciéndolos y aplicándolos a través de actividades organizadas como talleres, charlas, cursos…
162

En busca de fórmulas e ideando proyectos para de alguna manera llegar e intervenir en el ámbito educativo de Euskadi, hemos llegado a la conclusión de que el trabajo interno de grupo y el trabajo interior de cada una de nosotras es imprescindible para poder transmitir y acercar nuestras ideas sobre una educación más cercana a la vida, más orgánica y que pretenda desarrollar aquellos ámbitos del ser humano que la educación formal ha dejado de lado. Estamos hablando del sano desarrollo de las emociones, del aprender a relacionarnos con los demás de una forma más auténtica, de la implicación del cuerpo, del reconocimiento y del desarrollo de nuestras cualidades innatas..., siempre teniendo en cuenta la diversidad cultural. De esta forma estamos comprendiendo que el desarrollo de una Escuela Viva, comprometida con la vida, va de la mano de nuestro desarrollo personal, de una transformación profunda desde nuestro interior, de una revisión a fondo de nuestros propios prejuicios y de un querer compartir desde el corazón con humildad. Entendemos así que no sería real la creación de una Escuela Viva sólo desde el frío intelecto y desde las ideas, sin un sostén vivencial transformador. Por ello, además de estar ideando formas de llegar a nuestro colectivo, nos estamos centrando en desarrollar actividades para profundizar en nuestro propio proceso de crecimiento personal y grupal con actividades como los retiros y los talleres internos, además de contactar con grupos que trabajan estos temas y nos pueden ofrecer su ayuda. Por otra parte, estamos buscando formas de financiar nuestros proyectos, ya que hasta el momento todo lo hemos estado haciendo de manera voluntaria En nuestra trayectoria nos hemos encontrado con la ONG internacional Asamblea de Cooperación por la Paz, quienes desarrollan un proyecto desde hace diez años llamado Escuelas sin Racismo. Interesándose en el trabajo y en los objetivos de la Comisión, nos han planteado la posibilidad de formar una alianza con Mujeres del Mundo “Babel” que implica hacernos partícipes en la formación de formadores de Euskadi -profesorado de diferentes centros educativos-. Por ello la Comisión ha diseñado talleres enfocados a dicho propósito, esperando poder aplicarlos en diciembre de 2009. Nuestra intención es aportar (…) a la formación del
163

profesorado de Euskadi, para a su vez formar parte de la línea de Escuelas Sin Racismo, Escuelas para la Paz y el Desarrollo, trabajando desde la metodología no-formal en los temas de resolución de conflictos en el aula y gestión emocional de las relaciones interpersonales. Vemos todo esto como una oportunidad para empezar a poner en práctica talleres vivenciales orientados, en primera instancia, a ayudar a que el profesorado tome contacto con aquella parte suya que ha quedado de alguna manera relegada y donde guarda un cúmulo de emociones, de esperanzas, de ideas y de deseos; en una mezcla que no sabe muy bien como abordar, producto de su propia educación, de la falta de herramientas para gestionar las propias emociones y de la creencia de que debe cumplir con un modelo que, aunque repite, no está del todo de acuerdo con sus métodos y fines. Las personas que participamos de la Comisión de Interculturalidad apostamos por un cambio en la enseñanza y el aprendizaje, así como en la convivencia y en la relación entre mujeres y hombres de toda edad, desde una perspectiva intercultural. Apostamos por el reconocimiento mutuo desde una visión de la vida más relajada para llegar a una forma de relación interpersonal más cooperativa, más enriquecedora, donde toda persona encuentre sitio para crecer pudiendo ofrecer su aporte único y donde pueda al mismo tiempo sentirse valorado y merecedor, y donde siempre haya lugar para su expresión liberadora y creativa. “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”, dijo Mahatma Gandhi.

LA JARCIA

Las voces del viento

Comunicando contra viento y marea

La revista nació en marzo de 1995, contaba solamente con ocho páginas, y de ella se editaron quinientos ejemplares. Las que comenzamos éramos muy poquitas, pero estábamos entusiasmadas con el proyecto que, poco a poco, fue creciendo. Hoy su tirada es de mil ejemplares, cada uno de ellos con 36 páginas, y en sus catorce años ininterrumpidos de vida el número de personas que ha participado en su elaboración ha ido en aumento, lo que ha posibilitado la mejora en su diseño, en la recogida de noticias, en su distribución… En sus primeras ediciones apareció como “Revista del Departamento de Promoción de la Mujer en Afro Vasca”, y en la cabecera de su portada se recogían fotografías de mujeres junto a la palabra “Mujer” escrita en diferentes idiomas. Este encabezamiento se mantiene hasta el día de hoy con las modificaciones que han ido reflejando los momentos significativos y de transformación que también ha vivido nuestra organización. La primera se produce en la revista nº 14 de diciembre de 1999 cuando se incorpora al título Mujeres del Mundo-Munduko Emakumeak, con ello queríamos abrirnos a otras mujeres y así lo reflejábamos. La segunda tuvo lugar en febrero de 2000 en la revista nº 15 en la que, aunque se mantenía la misma cabecera, como ya no había conexión con Afro Vasca apareció además Emakume Internazioalistak como editora. El tercer y último cambio hasta la fecha se produjo en marzo de 2004, en la revista nº 27, en la que aparece ya como responsable de la edición Muduko Emakumeak-Mujeres
165

164

del Mundo “Babel”. Inicialmente la revista se financió a través de las aportaciones económicas de hombres y mujeres a quienes les pareció que una publicación de estas características era una buena idea, pero sobre todo contamos con la ayuda fundamental de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia. Más tarde para su edición hemos obtenido distintas subvenciones institucionales.

La Revista: El altavoz de las y los “invisibles”

las noticias de mayor alcance. Las reformas de la Ley de Extranjería, la marcha mundial de mujeres, los ecos que nos llegan de mucho más allá de nuestras fronteras... ¡Y hasta tenemos columnistas! Ya que “rastreamos” lo que se publica aquí y allá para reproducir aquello que puede aportar algo interesante al debate sobre el feminismo, el capitalismo, la crisis, la infancia... Pero quizá la gran virtud de esta revista es que se hace posible gracias a personas con mucha voluntad, mujeres que desinteresadamente aportan su granito de arena a este ilusionante proyecto y afinan la “pluma” para contarnos historias que otras y otros no nos van a contar nunca. Mila esker guztiei!

Las películas de periodistas nos suelen mostrar a estresados reporteros en ruidosas reuniones debatiendo casi a voz en grito los temas que ocuparán la portada de mañana. Las reuniones que mantenemos para preparar la revista Mujeres del Mundo -Munduko Emakumeak “Babel” no tienen nada que ver con eso. Se preparan en torno a un café, en un ratito arañado de aquí y de allá por la mañana, o en el local de Fika, a la salida del trabajo. En esos ratos, aunque sea un poco a la carrera, se va perfilando el siguiente número y siempre me sorprendo de la cantidad de “noticias” de las que no me había enterado. Yo trabajo en un medio de comunicación, pero prácticamente nada de lo que reflejamos en las páginas de la revista tiene eco en los periódicos o en la tele. Y ésa es una de sus grandes virtudes: ser el altavoz de aquellas voces a las que se les niega un lugar en los medios convencionales. Ése es el planteamiento y el objetivo: crear un espacio donde la gente pueda “encontrarse”. Nos dirigimos especialmente a las mujeres y al colectivo de personas extranjeras, precisamente quienes resultan más “invisibles” para los medios tradicionales, esos colectivos que raramente salen en noticias positivas. Nos gusta el carácter local de la revista, que se hable de la gente que vive aquí y hace cosas aquí, que participa en fiestas de Bilbao, que desarrolla proyectos en colegios, que enriquece la vida cultural de Bilbao y de Euskadi. Es agradable abrir la revista y ver a la vecina o al grupo que se reúne cada lunes en los bajos del edificio. Pero tampoco nos olvidamos de
166

Los libros
• Fernández Dorotea, Marta Eugenia y Díaz, Beatriz. Marta Eugenia de Argentina al País Vasco. Bilbao: Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, 2003. Serie Testimonios de Emigración, nº 1. Marta Eugenia completa con su llegada al País Vasco el círculo que comenzó su padre hace años cuando, enrolado como marinero mercante, atracó en Argentina. El pasado y la búsqueda de las raíces familiares impulsan esta historia repleta de sentimientos y recuerdos hacia un futuro en el que la emigración y sus dudas se convierten en las verdaderas protagonistas.

• Zolana, Esperanza y Díaz, Beatriz. Esperanza: Refugiada angoleña en Zaire. Bilbao: Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, 2005. Serie Testimonios de Emigración, nº 2. Esperanza huye de la guerra de su país, Angola, para refugiarse en tierras congoleñas. Cada suceso importante en su vida, o en la de las personas que le rodean, muestra los innumerables efectos que tiene en la gente un conflicto tan largo y violento.
167

Las palabras impresas en este libro, fruto del testimonio oral de Esperanza, no pueden recoger su risa, que surge de las conciencias y también del dolor, y con la que nos recuerda una y otra vez que estamos aquí, pero también que podríamos no estar.

• Varias autoras. Palabras desde la Distancia. Bilbao: Munduko Emakumeak-Mujeres del Mundo “Babel”, 2005. Un grupo de mujeres se reúne y de estos encuentros nace este libro. Son mujeres que un día abandonaron su tierra, su familia, su cultura y sus recuerdos para emprender la aventura de una nueva vida. Y aquí, desde la distancia que las separa de su vida anterior, escriben, pintan y trabajan para crearse un nuevo universo en el que su pasado queda reflejado en cada línea y en cada pincelada que sale de sus manos. Son poemas, relatos, artículos, dibujos y fotografías llenos de emoción y sentimiento que, en este pequeño volumen, nos ofrecen.

Libros editados por Mujeres del Mundo

• Varias autoras. Desnudo integral. Bilbao: Munduko EmakumeakMujeres del Mundo “Babel”, 2006. Veinticuatro mujeres describen, relatan y nos muestran sus afectos, sus tristezas y sus esperanzas relacionadas con su historia como emigrantes y/o como mujeres enamoradas, francas, atrevidas… Voces que son vivencias, sueños y deseos que se encarnan en experiencias que son a su vez caminos, puertas y encrucijadas todas ellas convertidas en crisol para reflejarnos desde las palabras.

168

169

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DE VIAJE

Y en todas nuestras travesías encontramos viajeros y viajeras incansables, dispuestas a acompañarnos con calma chicha o con tormentas

Cálido activismo SOS RACISMO

Los prejuicios y estereotipos nos juegan malas pasadas incluso a quienes nos dedicamos a combatirlos. Tal vez por ello, la primera cualidad que se nos viene a la cabeza al pensar en Mujeres del Mundo es su calidez. Evocamos Mujeres del Mundo y nos sumergimos en alegres fiestas del traje -“yo traje gazpacho…”-; en los sabores y aromas de las recetas y los poemas que sazonan su revista; en decenas de talleres para disfrutar de una misma -siempre sorprendentes, como el que invita este año a bailar ¡tecktonik!-; en la dulzura de sus formas, que se contagia en cuanto entras en su local… La calidez casa perfectamente con lo que nuestra sociedad, condicionada por rígidos roles sexistas, espera de las mujeres, y más aún si pertenecen a comunidades como la latinoamericana. Lo que no se espera tanto de ellas, y hasta se evita, es que tengan voz y que la alcen para comunicar un discurso contundente en clave feminista y antirracista. En nuestra opinión, el triunfo de Mujeres del Mundo radica en hacerse visibles, reivindicar y denunciar realidades, sin perder la capacidad -desprestigiada, como todos los valores considerados femeninos- de empatizar, acoger y hacer sentir a las personas como en casa.
170 171

La asociación se vuelca desde el principio en luchar contra la invisibilidad que sufren todas las mujeres, por partida doble en el caso de las inmigradas. A pesar de que ellas representan la mitad de personas de origen extranjero en la Comunidad Autónoma Vasca, la inmigración es un tema que -como otros muchos- rara vez se analiza con perspectiva de género; fundamental para tener en cuenta elementos centrales como la feminización de la pobreza o las discriminaciones múltiples. Si se pide a alguien que haga el sencillo ejercicio de poner cara al sujeto de un proceso migratorio, es probable que se imagine una figura masculina. La femenina, en todo caso, se incorporaría no como sujeto protagonista, sino en el rol pasivo de acompañante. La realidad, sin embargo, nos muestra otras caras. Las mujeres inmigradas son uno de los colectivos más estereotipados porque suman los dos ingredientes básicos de la “otredad”. Es decir, en una sociedad androcéntrica y eurocéntrica, “la mujer” y “el inmigrante” ambos expresados a menudo en singular, y el segundo siempre en masculino- son considerados “los otros” -también en masculino-; entes extraños, ajenos y homogéneos que rara vez despiertan en la mirada autóctona más emoción que el recelo o la compasión. En el caso de las mujeres inmigrantes, el estereotipo más común las tiende a reducir socialmente a seres indefensos, dependientes y sumisos, aunque buena parte de ellas desafíen los roles tradicionales emprendiendo un proceso migratorio en solitario o convirtiéndose en cabezas de familia. Las restricciones de la Ley de Extranjería les dificultan acceder a empleos acordes con su formación, su experiencia previa y sus deseos. La demanda generada por las desigualdades sexistas en la asunción de responsabilidades familiares las encasilla en los nichos laborales ligados al cuidado de las personas; especialmente invisibles, precarios y desprestigiados -una vez más, como casi todo lo considerado femenino-. Una reacción frecuente en quien repara en esas circunstancias es victimizar a estas mujeres del mundo y tratarlas desde el paternalismo. Pero lo que reclaman asociaciones como Mujeres del Mundo no es que nadie las salve, sino que se les reconozca como ciudadanas iguales en derechos. Un buen primer paso para que los estereotipos y prejuicios se diluyan es convivir. Compartimos con Mujeres del Mundo esa convicción, y por
172

ello nos parece tan valiosa su experiencia, en la que mujeres de aquí y allá se unen para compartir, aprender, disfrutar… Para luchar juntas desde todo lo que tienen en común y, a la vez, enriquecerse con lo que las diferencia. La invisibilidad, la discriminación, el aislamiento, la violencia y demás males del patriarcado son universales, aunque en cada sociedad se manifiesten de diferentes maneras. Bien saben en Mujeres del Mundo que la necesidad de empoderarse es, valga la redundancia, común a todas las mujeres del mundo. Por todo ello, por luchar sin perder la calidez, por reclamar igualdad desde la diversidad, por mostraros al mundo en plural, os felicitamos de corazón. Os deseamos un futuro próspero, lleno de ilusiones y proyectos que esperamos compartir y celebrar juntas. SOS Racismo Bizkaia-Bizkaiko SOS Arrazakeria

173

POSADA DE LOS ABRAZOS

(...) Acaricio mis sueños cada mañana ¡Cuánto agradezco a quien me enseñó a soñar! Considero millonarias a las mujeres que gestan y trasportan abundantes sueños. (...) (...) es nuestra manera de protegernos y si de vez en cuando nos atrevemos a encarnarlos estalla una fiesta en el universo, que siempre esta pendiente de nosotras (...) El clan de la luna chamalú Así nos gustaría comenzar este viaje, en forma de palabras, por los más de cinco años de trabajo conjunto de Mujeres del Mundo “Babel” con la Posada de los Abrazos. Las personas que formamos parte de este proyecto, necesitamos acariciar los sueños, saber que son posibles, que somos portadoras de ellos. Es cierto que no es fácil provocar el pensamiento. Y exponerse al rigor de la palabra. No es fácil evocar las ideas, roer los gruesos recuerdos sobre los que sobreviven sueños; proyectos que abren caminos para reforzar la libertad, para proteger la caverna mágica de las nuevas brujas, de la mujer nueva del tercer milenio, que siente y presiente que la vida puede ser otra cosa. Y puede ser el desaprendizaje de lo convencional, la neutralización de la “racionalidad” patriarcal que instaura una cultura de las exclusiones, de las orfandades, de la muerte y del feminicidio.

Un lugar de encuentro para el compromiso
La Posada de los Abrazos es el lugar donde convergen intensas experiencias de todas las personas que comparten y crean este proyecto. Su
174

objetivo común es reivindicar la vivienda digna como un derecho social y político. Se trata de intentar abrir espacios de convivencia donde se desarrolle la solidaridad y el compromiso individual y colectivo. Actualmente la Posada cuenta con seis pisos localizados en diferentes zonas de Bilbao. Quienes lo habitan, mayoritariamente mujeres, están vinculados al mundo del trabajo o están emprendiendo una costosa búsqueda de empleo. También acoge a estudiantes. Es un lugar abierto. En ese divagar por las geografías, en la búsqueda de un cachito de espacio donde retozar sueños y encontrar ese mundo para convivir y no competir, fue que topamos con Mujeres del Mundo “Babel”. La relación personal de las mujeres que formamos parte de ambas iniciativas, intensificó el trabajo pero reforzó el ánimo de las dos organizaciones. Y las mujeres vienen y van, se nutren de esa relación porque ambos grupos se complementan. Porque eso es la Posada también, un punto de encuentro, el trabajo en red con distintas organizaciones, asociaciones y diversas entidades. Es importante recordar que la propuesta de trabajo conjunto se hizo mancomunadamente con responsabilidades compartidas pero también con momentos críticos. Aunque a veces pueden ser duros, también son maravillosas oportunidades para acelerar procesos de expansión de la conciencia. Y posibilitar que nuestra evolución de un salto cualitativo. Y sin empacho les propusimos, desde la Posada de los Abrazos, realizar una tarea no muy fácil. Se trataba de que el grupo que acababa de nacer, Mujeres Contra la Violencia Machista -y que parecía que eran y no eran de Mujeres del Mundo-, llevásemos a cabo un proyecto. Era algo nuevo para todas: abrir un espacio físico y de acompañamiento para mujeres maltratadas o violentadas, donde ellas estuvieran el tiempo que quisieran, como quisieran y desde donde ellas quisieran estar. Sin duda las compañeras de Mujeres del Mundo “Babel” apoyaron. Apostaron por reivindicar el espacio. Ahí estuvimos durante un año. En ese tiempo abrazamos a trece mujeres. Con ellas reivindicamos caminar al futuro sin dejar de vivir el presente, con tropezones incluidos. Levantarnos después de la caída, y con el tiempo, ver crecer alas, sedientas de vuelos multidimensionales. Y en ese ir y venir hubo separaciones y nuevos
175

encuentros, y regresos a lugares de origen, y procesos interesantes de empoderamiento. Se descubrió la fuerza de las relaciones que se iban creando y hubo una conciencia clara de querer crecer en libertad. Se revelaron rincones que a veces se abrían y otras veces, lamentablemente, se cerraban.

Verse a sí mismas desde el otro lado de la vida sin violencia
Fueron mujeres valientes que sobrevivieron al miedo. Algunas aún están en la sombra del dolor pero salen, de a poquito, del lado oscuro de un corazón que no las quiere. Comenzó la tarea de trabajar con ellas. Entre encuentros, apapaches y abrazos, surgían frases, ideas y posturas. Algunas decían que era bueno estar vivas, “tener los ojos bien abiertos”, invitarnos a la plenitud de ser inquilinas permanentes de la construcción de un mundo más decente, más humano, en el que no exista el riesgo de confundir la vida con la muerte, ni de la búsqueda del bienestar con el suicidio colectivo. Otras buscaban construir espacios de mujeres visibles, afirmativas, autónomas y participativas para quienes el hecho de ser mujeres se volvía determinante para pensar el mundo, conocerlo y actuar sobre él. Otras insistían en que se trataba de ser mujeres que no fueran pensadas por otros y que fueran capaces de hacer valer sus diferencias dentro del margen de un mundo “desde las mujeres”. Y otras, entre tanto, descubrían la importancia del debate y del crecimiento individual y colectivo dentro del grupo. También buscamos cómplices en el trabajo cotidiano y exigimos al Estado su responsabilidad. El Área de la Mujer del Ayuntamiento de Bilbao nos apoyó y continuó con el trabajo. Después de un año de esfuerzos, las instituciones públicas tomaron el relevo. Marta y Laura aportaron un valor importante en la construcción de un encuentro entre los posaderos. A través de los talleres de arte-meditación nos miramos hacia dentro, nos descubrimos en otro margen de la vida, en el arte... en el arte como un espacio de reconocimiento grupal e individual.
176

Fueron talleres juguetones, donde el crecimiento se convirtió, a cada instante, en un festival. Cuando la risa estalla en la Posada de los Abrazos y se crean momentos locos, las artistas, teatreras, y las amantes del mundo de la danza de Mujeres del Mundo “Babel” regalan su creatividad en forma de obras de teatro de contenido crítico, el movimiento de los cuerpos en sus danzas, la alegría de ponernos en movimiento, de desconectarnos de la labor del día. Nos ponen en la dimensión de la alegría. Estos años han sido -están siendo- un homenaje destinado a la transformación permanente como estilo de vida, a la búsqueda incansable de una ética que permita reencontrar el sentido a la política y a la vida. Posada de los Abrazos/ Luz Amparo Pimiento y Ana H. Borbolla

177

Para Mujeres del Mundo “Babel” CEAR-Euskadi
Dedico unos minutos a echar la vista atrás, y recuerdo los primeros pasos de quienes a lo largo de diez años han conformado Mujeres del Mundo “Babel”. Son recuerdos de espectadora externa, pero atenta. Probablemente lo correcto sería enfatizar sólo los buenos momentos, sin embargo, creo que la adversidad hace fuerte a quien defiende un proyecto y le añade valor. Esto es lo que he visto a lo largo de estos diez años y, por tanto, recuerdo. Un grupo de mujeres que formaban parte de la asociación Afro Vasca comienza a reunirse, trasladar sus inquietudes y plantea conformar una comisión de trabajo y encuentro. Son mujeres, de distintos orígenes, activas y, cómo no, reivindicativas. Atributos que les hacen ser objeto de más de una crítica. Las mujeres unidas en determinados sectores asustan. Y el miedo provoca rechazo. Las primeras crispaciones y desencuentros dieron paso -con tiempo y trabajo constante- al crecimiento e independencia de ese grupo que hoy, tiempo después, ha demostrado coherencia en su actuación y una paulatina consolidación. Mujeres del Mundo “Babel” nació para ser un espacio de mujeres y para mujeres, que abre también sus puertas a los hombres. Un espacio donde encontrarse, donde aprender, en el que escuchar y ser escuchada. Donde compartir. Y lo ha logrado. Se ha convertido en un referente para personas que proceden de otras culturas y países, y buscan un espacio abierto de acogida en el que participar. Las hemos visto crecer en actividad, en número de voluntarias... y voluntarios, y madurar como organización. Y las vemos ahora, con unos años de experiencia, consolidando ese proyecto inicial, que comparten con nosotras, con otras entidades, con la misma ilusión que en sus comienzos. Para CEAR-Euskadi han sido aliadas, compañeras con quienes hemos podido colaborar en distintas campañas y actividades, con quienes hemos reivindicado derechos, y degustado un inigualable pollo en salsa de cacahuete. Y aunque nuestra mirada es externa, se nos ha permitido ser espectadoras activas en algunos momentos de la vida asociativa de estas
178

mujeres del mundo, que han servido de ejemplo y apoyo a otras muchas, y que hoy cuentan con nuestra admiración y respeto. Patricia Barcena CEAR-Euskadi

179

ASAMBLEA DE COOPERACIÓN POR LA PAZ/BAKERAKO LANKIDE BATZARREA ACPP/BLB Y MUJERES DEL MUNDO “BABEL”/MUNDUKO EMAKUMEAK
Esta primavera lluviosa surgió el flechazo para la colaboración entre la Comisión de Interculturalidad de Mujeres del Mundo “Babel”/Munduko Emakumeak y los programas educativos de la ONG ACPP/BLB Asamblea de Cooperación por la Paz/Bakerako Lankidetza Batzarrea. Las primeras son un grupo de mujeres educadoras organizadas con ganas de trabajar y hacerse oír con su proyecto "Escuela Viva". Las segundas tienen proyectos y estrategia de Educación Intercultural para profesorado en el programa "Escuelas sin Racismo, Escuelas para la Paz y el Desarrollo". Escuela Viva y Escuela sin Racismo, Escuela al fin. Escuela para aprender y para desaprender. Escuela de ciudadanía global en Euskadi. El profesorado en Euskadi demanda conocer la realidad de las familias que forman su comunidad educativa actual. Los parámetros para comprenderla han variado muy rápido en los últimos años. Cuando aprendieron las respuestas les cambiaron las preguntas, que decía el sabio. La perspectiva de mujeres educadoras extranjeras y vascas en Interculturalidad es nueva para el profesorado acostumbrado a personajes académicos e institucionalizados desde donde les imparten los conceptos. La viveza de este experimento de aprendizaje no quita lo académico ni lo metodológico, pero añade por fin lo afectivo. Se tratarán estos conceptos con una nueva perspectiva para ayudar a mejorar en tolerancia a nuestra sociedad desde la buena preparación de un profesorado, ayudado por estas mujeres organizadas, que revierta en las familias de cada centro educativo, y por ende de cada barrio. Demos una oportunidad a la educación no formal para enseñar al profesorado formal, una ocasión para el tan mencionado codesarrollo. Marta Eugenia, Angélica, Diana, Regina, Mercedes y muchas más nos preparamos para la Escuela con LETRAS MAYÚSCULAS en este curso.

HARRESIAK APURTUZ Coordinadora de ONGs de EUSKADI de apoyo a Inmigrantes

Estimadas Señoras: Desde Harresiak Apurtuz nos complace responder vuestra petición para informar que desde los inicios de la Coordinadora se ha contado con la participación de la Asociación Mujeres del Mundo “Babel”, en las asambleas mensuales y en las distintas actividades de reflexión y diálogo que esta entidad ha emprendido, tanto a nivel interno como externo. Mujeres del Mundo ha participado activamente en el Encuentro Intercultural de Todas y Todos; siendo clave en 2008, al llevar adelante un acto reivindicativo en contra de la violencia hacia las mujeres. Más recientemente, Mujeres del Mundo viene participando en la Comisión de Género de Harresiak Apurtuz, colaborando en el desarrollo de una campaña de concienciación que será puesta en marcha en septiembre de 2009. Y asimismo, aportando a la Coordinadora información relevante sobre temáticas y sucesos que son acallados socialmente, tal es el caso de la muerte de Frisca Oyé Ondo. Contar con vuestro apoyo y trabajo coordinado ha sido y seguirá siendo un reto para Harresiak Apurtuz, a fin de que la voz de las mujeres, y sobre todo de las mujeres inmigrantes esté siempre presente. Os reiteramos nuestro apoyo y éxito en el futuro. Saludos cordiales, Harresiak Apurtuz Secretaría Técnica

180

181

ALBOAN
Queridas Amigas de Mujeres del Mundo Sumar voluntades es una expresión clave en la misión de ALBOAN. Voluntades para construir una sociedad más inclusiva, justa y humana. Las Mujeres del Mundo son compañeras en este camino, hemos sumado nuestras voluntades, y compartido actividades. Y conociéndolas no podemos sino decir que ellas mismas, su manera de ser y de trabajar, son la expresión concreta de esa suma de voluntades que perseguimos. Llevamos ya más de cinco años de recorrido y de sueños hechos realidad junto a estas Mujeres del Mundo que nos han acompañado en proyectos, sistematizaciones, talleres, cursos y en cuanta actividad hemos tenido posibilidad de encontrar un espacio común. Su disponibilidad, su flexibilidad, su alegría y su calidez son algunas de las cualidades que vienen a la mente al nombrarlas. El olfato y el gusto se nos agudizan al oír el nombre de la asociación que tantas veces nos ha compartido su comida, sus recetas, sus costumbres, tradiciones y sus historias de vida. Con ellas hemos aprendido a degustar otras comidas y otras culturas, a hacernos conscientes de la riqueza de la diversidad y a poder disfrutarla. Otras veces hemos desarrollado el tacto con sus talleres de manualidades y reciclaje, con sus abrazos y su calidez de acogida no sólo para aquellas personas que estamos por aquí si no para todas aquellas personas que, viniendo de diferentes lugares del mundo, han visitado sus locales y compartido sus asambleas y sus fiestas. Y siempre, con ellas, la charla y el diálogo, la denuncia y la acción, la protesta y la propuesta, la reflexión y la práctica, el acuerdo y el desacuerdo pero, por encima de todo, el diálogo y el respeto a la diferencia. Con ellas hemos compartido preocupaciones comunes y otras que, no siendo comunes, las hemos hecho comunes en sus publicaciones o en las nuestras. Este tiempo de compartir y construir, de la mano, espacios comunes ha sido muy constructivo. Ellas nos han ayudado a darle un espíritu nuevo a esa ciudadanía de la que hablamos en nuestros documentos. Por el tiem182

po, las ilusiones, la vida, los sueños, las penas y alegrías compartidas: muchas gracias. Sabed que nos tenéis a vuestra disposición para seguir compartiendo camino muchos años más. Nacho Eguizábal Director Alboan

183

ENTREVISTA TAS-TAS
Saludos, ahlan, marhaben, bonjour, ongi etorri. Desde el programa Ahlan de Tas-Tas Irrati Librea queremos dar hoy la bienvenida a nuestras compañeras de la organización Munduko Emakumeak. Están hoy presentes, aquí, en el estudio con nosotras para hablarnos del libro sobre su X aniversario. Ahlan.-Saludos, es un placer teneros con nosotras, como tantas otras veces, y por un motivo tan especial, conmemorar los diez años de organización Munduko Emakumeak. Munduko Emakumeak.-Gracias. Diez años que hemos compartido también con vosotras, con Ahlan. Ahlan.-¿Cómo de gordo tiene que ser un libro para que quepa todo lo que significa Munduko Emakumeak? M.E.-Ja, ja. Es verdad que si sólo recogiéramos lo publicado en la revista trimestral que editamos ya daría para varios volúmenes. Sensibilización, formación, talleres, actividades lúdicas… de la mano de muchas mujeres activas y peleonas. Ahlan.-Las protagonistas son mujeres que vienen de todos los lugares del mundo y que se baten en la calle. Mujeres del Mundo a las que no conviene llamar Mujeres de la Calle ¿verdad? M.E.-Sí, es un lenguaje tan sexista… Por eso, además de la parte visible y conocida de la actividad en Munduko Emakumeak se hace un trabajo de reflexión, de debate interno, de denuncia. Ahlan.-Entre esos trabajos destacar que habéis sido pioneras también en la denuncia de la violencia contra las mujeres. M.E.-Como sabéis nuestra Asociación está integrada por mujeres, la mayoría de países del Sur. Por eso las luchas contra la violencia sexista y contra el racismo son los ejes de nuestra actividad política. Ahlan.-En todo caso Munduko Emakumeak es aún más que una Asociación de actividades de sensibilización y denuncia. En este programa hemos visto cómo mujeres recién llegadas a Bilbao, con su proyecto migratorio por estrenar, han encontrado en Munduko Emakumeak un lugar de acogida, de encuentro, de amistad.
184

M.E.-Sí, es una seña de identidad. Quizás sólo por esa solidaridad entre mujeres ya tiene sentido todo nuestro trabajo. Ahlan.-A estas alturas me pregunto si quedará algún lugar del mundo sin que alguna de sus mujeres se haya pasado por Munduko Emakumeak. M.E.-Puede ser, pero no hacemos recuentos, ni censos, ni estadísticas. Ni pedimos papeles, claro. Ahlan.-También se os conoce como “Mujeres Babel”. Será uno de los lugares de Bilbao donde más idiomas se hablan: árabe, wolof... La Biblia dice que la Torre de Babel era la torre de confusión… M.E.-También dice que Eva nació de Adán para hacerle compañía. Vamos, que no da una. En cuestiones de género, y de igualdad en general, las religiones son un freno más que un modelo. Ahlan.- Queda mucho por hacer M.E.-Los tiempos actuales nada ayudan. La biblia moderna parece ser “la crisis”, cuya sola mención parece alentar el racismo y la xenofobia. Y no hablamos en abstracto, sino de situaciones que se viven aquí y ahora, en Bilbao. Las mujeres del mundo aún tenemos mucho que decir y combatir. Ahlan.-¿Esperáis que el libro sea un best seller? M.E.-Ja, ja… Bien podríamos hacer una versión picantona de chambres y ligues, de bailes y fines de fiesta tórridos. En este botxo, donde todo pasaba por el pote y el estómago, estamos aprendiendo otras diversiones. Ahlan.-Para ir terminando recordad a la audiencia vuestras coordenadas. M.E.-Nos encontramos en la calle Fica, 5. Podéis leernos en www.mujeresdelmundobabel.org y contactarnos por teléfono en el 94 400 54 17 o por correo electrónico en mujeresbabel@yahoo.es. Aunque mucho mejor si se viene al local. Ahlan.-Nos despedimos dejándoos con una canción que os dedicamos: “Mujeres” de Silvio Rodríguez Para Munduko Emakumeok-Mujeres del Mundo con afecto y admiración. El equipo de AHLAN
185

TORRE DE BABEL
Una a una, uno a uno hemos ido llegando, cada uno de un sitio. Cargados de tantos sueños, pero con el corazón roto. Al mirar atrás, quedaba un país, una familia, una casa, un trabajo. Aquel ver pasar el tiempo y no encontrar trabajo, aquéllas lágrimas que no cesaban, cuánto deseábamos que pasara el día para poder llamar a los hijos, al marido, a la hermana, a la madre…y de repente saliste a nuestro paso, nos abriste las puertas, y aquélla nostalgia que siempre nos envolvía fue transformándose en fuerza, en optimismo, en ganas de continuar. Tu casa era nuestra casa, y las mujeres de esa casa se convirtieron en nuestras madres, nuestras hijas, nuestras hermanas, nuestras amigas. .. Y nos llevaste de excursión, nos ofreciste talleres, degustamos deliciosas comidas, bailamos, nos disfrazamos, y nos enseñaste a vivir nuestro proyecto migratorio con una sonrisa… Y de vuestro seno, nació otra familia: Torre de Babel. Cada sábado nos reunimos para compartir nuestras experiencias, para formarnos, para descubrir las maravillas de cada uno de nuestros países. Hombres y mujeres que hemos encontrado en este espacio muy buenos amigos, donde nos mostramos tal y como somos, con nuestros acentos y nuestra riqueza cultural. Hoy estamos muy felices de poder celebrar junto a Mujeres del Mundo diez años de abrazos, de acogida, diez años para el empoderamiento de la mujer, diez años de trabajo intenso. Es una maravillosa oportunidad para agradecer vuestra presencia en Bilbao. Contigo hemos aprendido a valorarnos, a sentirnos personas excelentes, hemos redescubierto nuestros dones. Ahora hablamos en público, escribimos en las revistas, participamos en programas de radio y hasta podemos ofrecer talleres. Gracias Mujeres del Mundo, desde que te conocimos hemos dejado de ser un número de una estadística, somos ya parte de esta tierra. Y un día cuando regresemos a nuestra propia tierra nos llevaremos esa semilla que tú has sembrado en nosotros. Y volverás a ser madre, porque nacerán nuevas mujeres del mundo, en cada grupo, en cada asociación, en cada
186

manifestación donde estemos presentes porque el tesoro que ahora tenemos ya nadie podrá quitárnoslo. MUJERES DEL MUNDO Reciban ustedes un cordial y merecido saludo de felicitación por los 10 años de convivencia y logros."El grupo Torre de Babel" les desea siempre con mucho cariño y admiración que sigan adelante con el mismo entusiasmo, ya que para nosotros representan un buen ejemplo a seguir por que siempre nos identificamos como hijos suyos. Y así recordarles que siempre estaremos agradecidos de poder formarnos y orientarnos para poder seguir solos como grupo y así llegar algún día a ser una asociación, también agradecerles por el interés que prestaron en el grupo con cada uno de los integrantes ayudando a poder afrontar cada una nuestras situaciones, y así poder adaptarnos a este hermoso país que nos acoge, especialmente gracias a Nancy y a Cony por todo el cariño que nos brindaron compartiendo nuestras vivencias y ayudándonos a superar la decisión tomada de dejar nuestro país de origen y calmar el dolor que sentimos por la ausencia familiar y además sentirnos satisfechas porque los resultados son positivos y visibles. Mil gracias chicas por toda la dedicación y siéntanse satisfechas por que siempre las recordaremos estemos donde estemos, también gracias por enseñarnos y prepararnos para el retorno a nuestro país de origen sintiéndonos orgullosas de formar parte de esta hermosa convivencia grupal. ¡MUCHISIMAS FELICIDADES!

187

MUJERES EN LA DIVERSIDAD

SALUDO DE LA ASAMBLEA DE MUJERES A MUJERES DEL MUNDO

En Basauri, 20 de Octubre de 2009 A Mujeres del Mundo Babel Desde la Asociación Mujeres en la Diversidad tenemos el reto de escribir una carta dirigida a vosotras y no sabemos por dónde empezar ha sido para nosotras un modelo, el núcleo del que hemos partido algunas, las filas en las que nos hemos sentido valoradas, queridas, incitadas. Mujeres del Mundo es un presente cotidiano en nuestro devenir como entidad social. Desde el año 2007 hemos contado con vuestro apoyo, en la elaboración de los proyectos que más adelante desarrollaríamos en Basauri, en la gestión económica y en el acompañamiento de nuestras actividades. Las mujeres de Mujeres del Mundo han estado siempre presentes aportando y orientando nuestras acciones desde la experiencia previa y desde el “dejar hacer”. Gracias de antemano por ese primer empujón que necesitábamos para ser el pequeño grupo que ahora somos y por seguir siendo el espejo en el que nos queremos mirar. Ahora que vosotras cumplís 10 años, nos llenamos de orgullo al decir que hemos sido parte vuestra y que vosotras siempre seréis parte nuestra. Un gran abrazo y felicidades. Junta Directiva Mujeres en la Diversidad Sentimientos encontrados. Eso nos surge a las mujeres de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia cuando hablamos de Mujeres del Mundo. Tan cercanas y a veces tan desconocidas. Desde su comienzo en Afro Vasca hasta hoy en día, muchos han sido los espacios donde nos hemos reunido: nuestro local, Mamiki, carnavales, plataformas puntuales de acción, charlas y feminarios... y en muchas ocasiones la revista Mujeres del Mundo. Para nosotras es importante la capacidad de MdM para tejer una red de mujeres, feministas o no, un espacio de encuentro entre las que nacieron aquí o vinieron de allá, un puente entre mujeres de distintas culturas y procedencias... con una presencia más que importante de mujeres inmigrantes. A veces, desde una organización como la nuestra, donde el trabajo militante, ideológico y político es la base de nuestro cotidiano relacional, es difícil entender ese tipo de organización, donde las afinidades y lo personal cobran tanta importancia. Os agradecemos por ello, la capacidad por implicarnos a las mujeres de la BEA en la problemática de la migración y la feminización de la pobreza más allá del discurso político, haciendo que nos movamos también en lo personal. Y nos gustaría desde aquí tender lazos que posibiliten encontrarnos en todos los espacios que nos hagan trabajar por un mundo más justo y solidario. Por todo esto, GRACIAS POR EXISTIR. Un saludo feminista en vuestro aniversario. Asamblea de Mujeres de Bizkaia-Bizkaiko Emakume Asanblada

188

189

A MODO DE EPÍLOGO

AGRADECIMIENTOS

Seguiremos surcando mares, afrontando nuevos retos y abriendo nuevas posibilidades y en un momento hablaremos de migrantes, en otro de inmigrantes, turistas o extranjeras, pero siempre nos sentiremos compañeras; y nuestro espacio será tenido como intercultural, multicultural, un espacio de gestión de la diversidad, pero nosotras buscaremos convivir en libertad, diremos que nos ayudamos, nos solidarizamos, denunciamos, nos comprometemos o cooperamos, pero vivir con dignidad es a lo que aspiramos. Vendrán mujeres, llegarán hombres, seremos feministas, nos dirán empoderadas, pero nosotras nos trataremos como iguales y aspiraremos a que las demás personas nos traten como tales, diferentes, semejantes, compañeras, hermanas, amigas, soñadoras y constructoras de un pedacito de ese mundo en el que caben todos los hombres y mujeres de la tierra.

AGRADECEMOS:
• A la ASAMBLEA DE MUJERES de Bizkaia porque siempre están dispuestas a "echarnos una mano". • A MISIONES DIOCESANAS de Bilbao por su generosidad cediéndonos el local de FIKA "ajustándose" a nuestra pequeña economía. • A SOS RACISMO, MÉDICOS DEL MUNDO, CEAR EUSKADI, HARRESIAK APURTUZ, TAS-TAS IRRATI LIBREA, ALDARTE, BIDEGINTZA Y A PAGKAKAISA. • A BILBO ETXEZABAL por el gran apoyo en nuestros comienzos y su generosidad en su despedida. • A AGIANTZA, a sus chicas y chicos que siguen ayudándonos a conservar nuestro jardín. • A las VECINAS Y VECINOS de Fika nº 5 por su paciencia en nuestro "entrar" y "salir" en estos diez años. • A las ASOCIACIONES DE MUJERES que con tanto cariño nos invitaron a sus pueblos: - CONSEJO DE MUJERES DE ONDARROA POR LA IGUALDAD (Bizkaia) - COMISION DE MUJERES DE EKIN, Arrasate (Guipuzkoa) - ARGIA, ASOCIACION DE MUJERES del municipio de Elburgo (Alava)

190

191

- ASOCIACON DE MUJERES DE SANFUENTES, Abanto y Zierbena (Bizkaia) - AMIRAS, MUJER E INTERCULTURALIDAD de Logroño. - ASOCIACION DE MUJERES UNIDAS de Donostia - ASOCIACION DE MUJERES DE MARTA TXORI, Bakio (Bizkaia) - ASOCIACION DE MUJERES EN LA DIVERSIDAD, Basauri (Bizkaia) - ASOCIACIÓN DE VECINOS Y VECINAS DE BUIA (Bizkaia) Este libro quiere agradecer además a todos los GRUPOS DE MUJERES, a las PERSONAS COLABORADORAS y a las ASOCIACIONES DE EMIGRANTES de cada PAÍS, que tanto nos enseñaron y ayudaron para realizar esos sueños que se fueron ampliando, gracias también por sus aportaciones.

EN EL RECUERDO

• A NORA, filipina de la Asociación Pagkakaisa, que se nos fue demasiado pronto. Su recuerdo permanece en nuestros corazones. • A ABOU AZZEDIN de Marruecos, poeta. No pudo cumplir su deseo de venir a Fika.

192