Receta para acabar con el Perro del Hortelano: faltó la principal

por Luis Bravo Villarán (28/11/2007)

Usted habrá leído sin duda el despacho del señor Alan García Pérez en su segundo artículo escrito en el diario El Comercio a un mes d el primero. En este segundo despacho, el presidente de la república da una serie de recetas para acabar con el “perro del hortelano” que muchos periodistas y analistas vienen comentando en detalle desde su perspectiva y de la tribuna desde donde escriben. Sobre el primer despacho comenté in-extenso en mi artículo “Respuesta al articulista García” (31/10/2007); vale la pena ahora –no comentar el artículo, que ya resultaría tedioso- sino más bien señalar una tremenda omisión, ya que el articulista no se refirió al principal “perro del hortelano”, que es a la vez el mayor “perro de presa” que hay en el Perú: el sistema financiero. Antes de invitarlos a leer la receta, no para acabar con ese perro sino para que deje de ser “hortelano y depredador”, debemos recordar que durante el gobierno de transición del 200-2001, el ministro Silva Ruete (que alguna vez fue señalado como empleado de un prominente banquero a raíz de uno de los difundidos videos de la época), puso un impuesto a los intereses de créditos del exterior de 30% (que ningún “especialista” comentó como anti-técnico; es más, ni siquiera lo comentaron, prefirieron guardar silencio). Este impuesto era nada menos que 2,900% del impuesto que por el mismo concepto pagan en promedio los bancos; es decir se protegía a a un sistema financiero que restringía el crédito en la economía y que no permitían que venga competencia del exterior, poniéndole un arancel del 2,900% al “producto dinero”. Esto en una economía de “libre mercado” constituye el mayor “perro del hortelano” que se haya conocido. Una intervención pública nuestra en la Comisión Agraria del Congreso, puso en evidencia esta posición “proteccionista” en la economía peruana que en esos momentos a través del ministro de economía de turno (PPK), le quitaba los impuestos a la importación de maíz y trigo en la Costa (liberal en la costa) y le incrementaba los impuestos al “aceite de palma” en la selva (populista en la selva)???. Fuimos llamados por el presidente de la Comisión de Economía y nos pidió proponer el cambio de ese impuesto; le indicamos que debía ser el mismo que el que pagaban los bancos, pero nos mencionó que no debíamos exagerar. Se hizo la evaluación y se propuso rebajar el impuesto de 30% a 4.99%, justo cuando volvió a la cartera de economía Silva Ruete que naturalmente se opuso a suscribir la rebaja del impuesto que él mismo había instaurado, hasta que no pudo más con la presión de la Comisión de Economía y la suscribió, recibiendo al día siguiente de la publicación la visita de protesta de la Asociación de Bancos. Ya no hubo caso y quedó en 4.99%. Pero aún ese impuesto rebajado, significa el 400% de protección (arancel) al “producto dinero” a favor de uno de los sectores –el financiero- reconocido como el de mayor nivel de gerencia y eficiencia en la economía peruana. Entonces fuimos llamados para formular el proyecto de ley con el objetivo de preparar al sector rural para el TLC y de allí salió hace más de tres años, la “Ley Marco para el Desarrollo Económico del Sector Rural – Ley 28298”. Consecuentes con el concepto de libre comercio, propusimos -y así fue legislado- que se iguale ese “arancel” al que pagan los bancos que es del orden del 1%, lo que originó –entre otras, como el verdadero rescate financiero agrario previsto en la ley- la incomodidad de los bancos, con loa que la ley se quedó hasta hoy, sin reglamentar. PPK de vuelta a la cartera de economía pasó la ley 28828 modificatoria de la ley 28298; en ella se reinstaló el impuesto de marras, al 4.99%, que implica que con el TLC, el “producto dinero” para ser importado, tendrá que pagar un arancel equivalente al 400% de lo que pagan los bancos por el mismo producto; ¿es esto “libre mercado” y “libre comercio”?. Tenemos la tasa de interés más alta de la región, la Ley de Instituciones Financieras .... (en corto la Ley de Bancos), es absolutamente desequilibrada a favor de los bancos y cajas, legalizando la usura y el abuso por estas entidades que paralizan gran parte de la economía vía el manejo de las hipotecas.

NO EXISTE EN EL PERU “BANCA DE INVERSIÓN”, por tanto el desarrollo queda restringido a quienes tienen acceso al crédito, dentro de las reglas de juego de los bancos y cajas protegidos por la ley que ellos mismos ayudaron a formular y en la que se comprende al ente regulador y de control, la SBS. Es decir, un “desarrollo exclusivo y excluyente”, contrario al “desarrollo con inclusión” que enfáticamente mencionó el presidente García en su último mensaje a la Nación (28 julio 2007). En concreto, se protege a los bancos de la competencia del exterior (hoy con el TLC será indiscutiblemente el sector de la economía más protegido, sino el único sector protegido); ¿no es el sistema financiero peruano el MAYOR PERRO DEL HORTELANO Y EL MAYOR PERRO DE PRESA?. ¿Qué opina el articulista de El Comercio, presidente de la república, Alan García Pérez?; él termina su segundo artículo diciendo: ... “Estoy seguro de que los lectores agregarán otros temas que pondremos en acción para que el país abandone la política del perro del hortelano y crezca grande, más grande y con justicia social.” Pues bien señor presidente, en el file adjunto va la receta para este caso, que ya obra en su poder desde hace 6 meses. Ojalá merezca su atención.
LBV

De la Exposición de Motivos del Proyecto de Ley sobre el “Fondo de Garantía Regional – Fongar Productivo” presentado al Presidente de la República y al Primer Ministro en Mayo 2007 Para la versión completa de la Propuesta de Proyecto de Ley entrar al enlace
http://www.scribd.com/doc/378549/C-Proyecto-Ley-FONGAR-Productivo

El Perú es un país con inmensas posibilidades productivas generadoras de riqueza y de bienestar para su población; sin embargo y a pesar que los indicadores macro-económicos son buenos y dan una estabilidad importante al país, esos buenos resultados no se sienten aún en la población en general y especialmente a la población rural. La pirámide social se encuentra quebrada a nivel medio de la población donde se encuentra el contingente de potenciales empresarios y profesionales con capacidad de generar desarrollo a nivel nacional, y que presenta esquemáticamente el análisis siguiente:

PERU: PROBLEMATICA
NIVEL ALTO: CONCENTRACION PATRIMONIAL, de CAPITAL y ALTO de GARANTÍAS, CON ESCASA PROSPECCION al DESARROLLO. ACTIVIDAD FINANCIERA y de CAPITALES POCO DINAMICA; LA GRAN ACTIVIDAD ECONOMICA ES FUNDAMENTALMENTE EXTRACTIVA - PRIMARIA y CONSECUENCIAL de SERVICIOS. NIVEL MEDIO-ALTO; FUNDAMENTALMENTE AL MEDIO- ALTO SERVICIO DEL NIVEL ALTO NIVEL INTERMEDIO, DE EMPRESARIOS y PROFESIONALES INTERMEDIO CON CAPACIDAD CREATIVA y TECNICA, QUE PROPONEN SOLUCIONES PARA EL DESARROLLO EXTENDIDO DEL PAÍS EN SU CONJUNTO. LIMITACION EN EL ACCESO A CAPITAL y GARANTÍAS SUFICIENTES PARA LA IMPLEMENTACION DE PROYECTOS. NIVEL MEDIO-BAJO; DETERIORADO, CERCA DE LA MEDIO- BAJO LINEA DE POBREZA, PERO CON CAPACIDAD DE RESPUESTA A LA REACTIVACION.

NIVEL DE MENORES RECURSOS: MUY RECURSOS DETERIORADO, BAJO LA LINEA DE POBREZA, PERO CON POSIBILIDAD DE RECUPERACION. NIVEL DE POBREZA CRITICA, QUE DEBE CRITICA SER BENEFICIARIO TEMPORAL DE PROGRAMAS DE AYUDA PARA SU RECUPERACION.

LA PIRAMIDE SOCIO – ECONOMICA

La segmentación de empresas según tamaño (2004) tomando como fuente la SUNAT, ENAHO-INEI y PROMPYME, que se resume a continuación:

-

Microempresa Formal:

622,209 (24.60%) - ventas anuales menores de US$80,000; Microempresa Informal: 1’855,075 (73.34%) Pequeña Empresa Formal: 25,938 (1.03%) - ventas entre US$80,000 y US$750,000; Pequeña Empresa Informal: 15,395 (0.61%); y Mediana y Gran Empresa Formal: 10,899 (0.43%) - ventas anuales sobre US$750,000

La micro empresa formal e informal, más la pequeña empresa informal, suman en total el 98.54%; la pequeña formal sólo el 1.03%, y solo el 0.43% lo conforman la mediana y gran empresa, confirmando el quiebre de la pirámide socio-económica, que no permite que el país se desarrolle. Esta situación avala la apreciación: “... en este país no tenemos ese segmento de medianas empresas que es el colchón que te soporta las recesiones, de donde sale la competitividad y productividad en las economías”. (ministro Carranza) También confirma la apreciación: “...en el año 2006, el Perú registró un crecimiento de 8.2% como consecuencia de la actividad primaria minera, pero que lo que necesita el país es que la expansión provenga de la actividad de la pequeña empresa”. (presidente García) Esta situación tiene correlación con la estructura de proceso y la limitada fluidez del crédito en el sistema financiero, que atiende eficientemente a través de la banca comercial, al actual sector de mediana y gran empresa formal (integración donde se pierde el segmento de mediana empresa), al consumo y al sector hipotecario, por un lado; y por otro, de manera aún limitada y con alto costo al nivel de la MIPE (micro y pequeña empresa) a partir de la banca de segundo piso del Banco de la Nación, a través de las Cajas e intermediarios financieros menores.

SISTEMA FINANCIERO ACTUAL
FUENTES IFI s MERCADOS SITUACION ACTUAL RESULTADO

BN Segundo Piso MIPES F U E N T E S del E X T E R I O R FOGAPI

IFI s MIPES

MIPES: Razonablemente atendido Muy altas tasas de interés Respaldo del FOGAPI

Continua igual

COFIDE Segundo Piso PYMES

AgroBanco (*)

PYMES: Muy poco atendido Altas tasas de interés No tiene respaldo HIPOTECARIO: Razonablemente atendido COMERCIAL: Atendido

Prácticamente PARALIZADO No cuenta con Fondos de Garantía Requiere reactivación Continua igual Continua igual

“SISTEMA FINANCIERO ACTUAL” INOPERANTE PARA EL DESARROLLO DEL PAIS

FUENTES PRIVADAS Y PROPIAS RELACIONADAS

IFIS s BANCA COMERCIAL

EMPRESARIAL: Atendido EMPRESARIAL RELACIONADO: Mejor atendido DE CONSUMO: Atendido (Tasas de interés según el caso)

Continua igual

Continua igual

(*) Muy pequeño para la necesidad.

Por su lado, COFIDE, como banco de segundo piso, que podría atender a la PYMES (pequeña y mediana empresa), solo tiene como instrumento de garantía al FOGAPI aplicable a las MIPES (micro y pequeña empresa); es decir, como no hay mediana empresa en el país, el mercado de COFIDE es únicamente las pequeñas empresas formales (1%), con poca fluidez a través del sistema financiero, ya que la banca comercial privilegia la aplicación de sus fondos y la toma de hipotecas como garantía; tipo de garantía muy escaso y limitado al nivel alto de la economía. En suma, hay garantías en la gran empresa y apoyo de garantía para la MIPE. Para la PYME que es la llamada a generar desarrollo, no hay ningún tipo de apoyo de garantía. En efecto, en el Perú tienen acceso al crédito la gran empresa y de manera muy limitada la micro empresa a costos elevados. La mediana empresa prácticamente no existe por el vigente sistema económico fracturado, tendiéndose a confundir crecimiento del PBI, reactivación y mayor consumo, con el desarrollo que implica necesariamente la incorporación de nuevas unidades productivas formales a la economía y la generación de nuevos puestos de trabajo sostenibles. Es imposible resolver la pobreza si no se reactiva el nivel medio de la población donde se encuentran la mayor parte de profesionales, los pequeños empresarios y los potenciales medianos empresarios. En la actualidad, principalmente son los Sectores de la Gran Minería, el Financiero y el Comercial y de Servicios, los que mantienen niveles importantes de formalidad, bienestar y estabilidad; mientras todos los demás, especialmente el Sector Rural donde se encuentra el mayor potencial de emergencia de pequeñas empresas formales y medianas empresas, continúa sin perspectiva de salida en corto plazo y se constituye en una potencial fuente de conflicto social, por sus aspiraciones no atendidas. Dentro de los sectores económicos no apoyado, el más importante y el que hoy se constituye en la mayor fuente de generación de puestos de trabajo sostenibles y por tanto –a la vez- demandante de nuevo consumo, es el Sector de la Agricultura (agro, pecuario y forestal, donde hay un pequeño segmento alto que es atendido por la banca comercial); completa el Sector Rural las actividades de la Pesca Artesanal, la Acuicultura, la Minería Artesanal y Comunal, la actividad Turística rural y las demás actividades conexas, como son: la industria, el comercio y la proveeduría; además de la Gerencia y la Asistencia Técnica profesional, requerida para el relanzamiento de las actividades económicas rurales, dentro de un contexto de reincorporación capitalizada con perspectivas de éxito. Para el apoyo a este sector, el Gobierno Peruano, promulgó la “Ley Marco para el Desarrollo Económico del Sector Rural” – Ley 28298. Dicha ley fue ajustada en algunos de sus artículos, por la Ley 28828 . Además el gobierno ha promulgado la “Ley de Creación de Sierra Exportadora”, Ley 28890, que se instrumenta con la Ley 28298; ambas actualmente en espera de reglamentación. En cuanto a las posibilidades de financiamiento del sector rural, la Ley 28298 establece el mecanismo del fideicomiso en garantía como herramienta de base para la colateralización de créditos al sector, ya que en el Perú las iniciativas de desarrollo del sector en la forma de proyectos y/o programas productivos, tienen la dificultad de no poseer garantía de entrada para colateralizar los créditos iniciales y los fondos de garantías existentes en el sistema manejados por COFIDE, en sus productos financieros, resultan pequeños e insuficientes para la dimensión de la necesidad de estos crédito para generar nuevas iniciativas o consolidar las existentes en el sector rural en general y en el sector de la pequeña y mediana empresa (PYME) en particular, lo que además permitirá el desarrollo empresarial de manera descentralizada, generando ese colchón que soporta las recesiones, de donde sale la competitividad y productividad en las economías. Por otro lado, la excepcional condición del sector productivo peruano de la minería y los combustibles (entre ellos gas y petróleo), ha generado en las regiones y municipalidades importantes recursos provenientes del canon, sobre-canon, rentas de aduana y aporte voluntario

de las mineras, que tienen por un lado regulaciones limitantes para su aplicación eficiente en el desarrollo productivo; y por otro lado limitantes prácticas por falta de proyectos en que puedan aplicarse directa o indirectamente estos recursos, cuyo objeto es que se manejen descentralizadamente con el apoyo del sector privado y de las entidades financieras de apoyo como son COFIDE y el Banco de la Nación. Ver Anexo sobre la distribución del canon. También resulta excepcional, el inminente inicio del desarrollo de los bio-combustibles que se generará a través de iniciativas de alta inversión como puede ser el caso del etanol y de mediana a pequeña inversión, como puede ser el caso del biodiesel a nivel nacional; actividades que deberán desarrollarse de manera ordenada, integrando la generación de energía a la optimización en el manejo del agua y la promoción de nuevas extensiones productivas para productos alimenticios. Esta situación real y evidente, lleva a la elaboración y propuesta de un Proyecto de Ley complementario a las Leyes que promueven el sector rural y el sector de las PYMES, que sirva para lograr su fortalecimiento y desarrollo y apoyar así la generación de empleo sostenible, mediante la implementación de estos mecanismos financieros de colateralización, llevando a niveles competitivos acordes con sus proyecciones a la exportación, generando bienestar y mejora de la calidad de vida, a la vez de aumentar los mercados de oferta y demanda, y mejorar la balanza comercial del país, quedando expeditos a competir en el mercado global dentro del contexto de tratados de libre comercio. Para ello, es necesario re-incorporar la propiedad, capitalizándola con el apoyo de servicios eficientes y profesionales de Gerencia y Asistencia Técnica, que den garantía de buen manejo a las empresas productivas capitalizadas producto de la aplicación de la Ley 28298, que se hará realidad por efecto de la complementariedad de la presente propuesta de ley de inversión en la promoción del desarrollo regional a través de mecanismos de colateralización con base a fondos de garantía regionales para la pequeña y mediana empresa (FONGAR Productivo), con base a la asignación de canon y sobrecanon petrolero, minero, gasífero, hidro-energético, forestal y pesquero, y regalías y participaciones. Por la magnitud del emprendimiento promovido por la Ley 28298 y por la presente Propuesta, la mencionada ley establece la institucionalidad de la misma a través del SAS Rural, instancia eficiente y expeditiva de orientación y control, que garantice el buen uso y aplicación de los mecanismos promotores de esa ley y que será el mismo mecanismo que apoyará a las regiones en la aplicación del presente Proyecto de Ley, con lo que se complementarán ambas y apoyarán al programa Sierra Exportadora y otros programas similares, propiciando la incorporación a la actividad económica formal, a una gran masa de Unidades Productivas y Trabajadores, que hoy están parcial o totalmente en la informalidad, con el consecuente beneficio gradual y sostenido para la recaudación fiscal, a la vez que generarán en relativamente corto tiempo nuevas pequeñas empresas formales y medianas empresas, dando vida a ese nivel empresarial que generará el desarrollo sostenido de la economía del país, fomentando la competitividad y la productividad de la economía peruana. Esta complementariedad necesariamente debe contar con la presencia de COFIDE en el manejo de los mecanismos de garantía y la evaluación económica y financiera de los proyectos y/o programas productivos que se propongan tanto del sector rural como directamente del sector de las PYMES; correspondiendo a esa Corporación la evaluación de las iniciativas para su colateralización mediante los mecanismos de fiducia ya establecidos y para su financiación, a través del sistema de la banca comercial, del Agrobanco o del Banco de la Nación, por aplicación en este último, de las facultades que le confiere su ley de creación en los artículos 6H) y 6L), complementando -por excepción- la función de COFIDE como Empresa Estatal de derecho privado . De esta manera, se logrará ir eliminando la fractura de la pirámide socio-económica:

PERU: SOLUCION
NIVEL ALTO: CONCENTRACION PATRIMONIAL, de CAPITAL y ALTO de GARANTÍAS, CON ESCASA PROSPECCION al DESARROLLO. ACTIVIDAD FINANCIERA y de CAPITALES POCO DINAMICA; LA GRAN ACTIVIDAD ECONOMICA ES FUNDAMENTALMENTE EXTRACTIVA - PRIMARIA y CONSECUENCIAL de SERVICIOS. NIVEL MEDIO-ALTO: FUNDAMENTALMENTE AL MEDIO- ALTO SERVICIO DEL NIVEL ALTO NIVEL INTERMEDIO: DE EMPRESARIOS y PROFESIONALES INTERMEDIO CON CAPACIDAD CREATIVA y TECNICA, QUE PROPONEN SOLUCIONES PARA EL DESARROLLO EXTENDIDO DEL PAÍS EN SU CONJUNTO. Ley 28298 / 28828 POTENCIAL SOLUCION DEFINITIVA SISTEMA DE ACCESO EFICIENTE A CAPITAL y GARANTÍAS Marco para el Desarrollo PARA LA IMPLEMENTACION DE PROYECTOS. del Sector Rural Ley 28890 Creación Sierra Exportadora NIVEL MEDIO-BAJO: DETERIORADO, CERCA DE LA MEDIO- BAJO LINEA DE POBREZA, PERO CON CAPACIDAD DE RESPUESTA A LA REACTIVACION.

NIVEL DE MENORES RECURSOS: MUY RECURSOS DETERIORADO, BAJO LA LINEA DE POBREZA, PERO CON POSIBILIDAD DE RECUPERACION. NIVEL DE POBREZA CRITICA: QUE DEBE CRITICA SER BENEFICIARIO TEMPORAL DE PROGRAMAS DE AYUDA PARA SU RECUPERACION.

LA PIRAMIDE SOCIO – ECONOMICA

y devolviendo valor, bienestar y estabilidad a al sector medio y consolidando el desarrollo y la eliminación gradual de la pobreza, orientando una mejor distribución en el desarrollo de los medios productivos y del bienestar, dentro de un respeto por la libertad empresarial con responsabilidad social, no a través de la dádiva o el subsidio, sino a través de un legítimo esfuerzo de la promoción y el desarrollo productivo competitivo sistémico, que ponga al Perú en los mejores niveles de desarrollo con calidad de vida. Entonces la pirámide socio-económica irá modificándose con beneficio extendido para todos sus niveles.

PERU: OBJETIVO

Ley 28298 / 28828 Marco para el Desarrollo del Sector Rural Ley 28890 Creación Sierra Exportadora

Leyes 28298 / 28828 Desarrollo del Sector Rural Ley 28890 Sierra Exportadora

LA PIRAMIDE SOCIO – ECONOMICA

Ello se hará posible logrando una mayor fluidez en el crédito a nuevas iniciativas empresariales con la promoción del Estado que generen nuevas unidades económicas productivas, que se incorporen al sistema financiero comercial, dentro de los fundamentos de libre mercado y libre competencia y del contexto de responsabilidad social, entendido como la cooperación competitiva sistémica entre peruanos para hacer frente a la globalización a través de los TLC. Ello conlleva a un esquema del sistema financiero más abierto, fluido, y articulado, que haga llegar el crédito a todos los niveles de la pirámide socio-económica, con una adecuada administración de los riesgos:

SISTEMA FINANCIERO PARA EL DESARROLLO
FUENTES IFI s MERCADOS SITUACION PROSPECTADA RESULTADO ESPERADO

CREDITOS FIDUCIAS (INSTITUCIONES PUBLICAS / MIPES) F U E N T E S del E X T E R I O R CREDITOS RIESGOS COFIDE RIESGOS BANCO DE LA NACION FONDOS DE GARANTIA FOGAPI - MIPES
FONDOS DE GARANTIA REGIONALES FONGAR - PYMES

IFI s MIPES

MIPES: Más servicios Menores tasas de interés Respaldo del FOGAPI

Crecimiento continuo

BN PRIMER PISO para operaciones COFIDE AgroBanco y otras IFI s El mayor crecimiento prospectado, con tendencia a gran demanda SISTEMA FINANCIERO EFICAZ Y EFICIENTE PARA EL DESARROLLO DEL PAIS

BANCA DE INVERSION TITULIZACION FIDUCIAS

PYMES: Gran potencial de Desarrollo. Respaldo de Fondos de Garantía

HIPOTECARIO: Mayor demanda COMERCIAL: Mayor demanda

Crecimiento continuo Crecimiento Crecimiento

FUENTES PRIVADAS Y PROPIAS RELACIONADAS

IFIS s BANCA COMERCIAL

EMPRESARIAL: Atendido EMPRESARIAL RELACIONADO: Mejor atendido DE CONSUMO: Atendido (Tasas de interés según el caso)

Incrementará Mayor demanda

Este proyecto de ley, complementa los esfuerzos que se vienen realizando con el apoyo de USAID para que las Micro y Pequeñas Empresas (MIPE) se inserten en la cadena exportadora a través de las siguientes acciones; - Simplificación administrativa - Acceso al financiamiento con la expansión de mecanismos financieros y fondos de capital de riesgos - Competitividad empresarial - Implementación de Bolsa de Productos en Regiones Crédito y Colateralización Los medios financieros y las garantías en el Perú, están concentradas en la parte A de la pirámide socio-económica y o es de costos prohibitivos (por las altas tasas o el agio) o simplemente no existe para el Sector Rural en sus diversas actividades (excepto para empresas mayores asimiladas a la parta A de la pirámide, que atiende la banca comercial; y los muy pequeños que atienden las Cajas y otras IFIS menores) y es muy restrictivo para las PYMES. En esta circunstancia ya el Estado ha dado un primer paso importante al incluir en la Ley 28939 de crédito suplementario y transferencia de partidas, entre otros, un “fondo de garantía

para el campo”, cuya finalidad es garantizar los créditos otorgados por las instituciones financieras a los medianos y pequeños productores rurales organizados que orienten su actividad hacia mercados nacionales e internacionales dinámicos; para este y otros tres fondos, se autoriza a la Dirección del Tesoro Público para que transfiera un mil millones de soles (S/.1,000 millones), que serán manejados a través de los comités respectivos que se constituyan en el Ministerio de Economía y Finanzas. Posteriormente, este fondo extiende su denominación a “fondo de garantía para el campo y el seguro agropecuario” con la Ley 28995. Estos dispositivos legales muestran la legítima preocupación del gobierno por resolver los problemas de fondo para las PYMES (pequeña y mediana empresa), en este caso restringidas al campo -es decir a la agricultura- incluyendo posteriormente el importante seguro agropecuario; pero muestra además que lo hace como una solución sin contexto y desde luego no enmarcada en un “sistema” que es fundamento para lograr el éxito que se persigue. Es además un dispositivo totalmente centralizado en el MEF que debe establecer comités que en esencia deberán decidir primero qué parte del fondo va a qué (a garantía o a seguro agropecuario); y luego cómo lo aplicará de manera específica. Es decir, que esos comités deberán tener conocimientos de evaluación de riesgos agropecuario con los fines de aplicación como garantía de un crédito o para la aplicación de un seguro; pero antes deberán analizar y decidir, si los comitentes son productores rurales “organizados” y que su actividad está orientada hacia cuáles mercados dinámicos, nacionales o de exportación. Hoy existe una amplia liquidez en el Sector Financiero, que no está siendo aplicado en fines productivos, sino fundamentalmente en los mercados de dinero. Por otro lado, COFIDE posee líneas de crédito que escasamente llegan al sector productivo o si llegan, la intermediación del sistema financiero de primer piso, las pone a costos elevados que no pueden ser absorbidos por la nueva actividad económica productiva, marginando en la práctica la función de “desarrollo” de esa corporación, restringiéndola a un rol de banco de segundo piso con las limitaciones en la canalización de sus créditos. Una de las razones de tal marginación que niega la competencia en el mercado financiero, es la ausencia de garantías que parcialmente se suple con el mecanismo que consagra la Ley 28298 (en concordancia con lo dispuesto por la Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros Ley 26702, en lo relativo a la función fiduciaria), pero que resulta insuficiente por la ausencia de garantías mínimas iniciales para generar el proceso de colateralización hasta la formación de los activos productivos y de los flujos de caja. Este fundamental aspecto para el acceso al crédito mediante herramientas modernas de mercado, como la fiducia, con administración de riesgos en línea (actividad fundamental hoy prácticamente ausente en nuestro país y cuya formalización debe procurarse a partir de promover la especialización en las Universidades o en las Escuelas de Negocio), está previsto en la Ley 28298, pero requiere ser complementado consolidando esos mecanismos a través de la iniciativa del presente Proyecto de Ley.

“Los recursos de los Gobiernos Regionales y Municipales por canon y regalías van incrementándose cada vez más. En total, las regiones contarán S/. 3,957 mill. que suman a los S/. 2,000 mill. que por el mismo concepto están depositados y no utilizados por falta de Proyectos”. (Isaac Cruz, Presidente de la SNM-PE)

Si alguien tiene interés en revisar la “Ley Marco para el Desarrollo Económico del Sector Rural – Ley 28298” y su modificatoria, lo puede hacer respectivamente en los link:
http://www.scribd.com/doc/377955/Ley-28298-Marco-para-el-Desarrollo-Economico-del-Sector-Rural http://www.scribd.com/doc/377956/Ley-28828-Modificatoria-de-la-Ley-Marco-Rural