You are on page 1of 14

La evolución de la democracia nacional, un análisis (tanto estadístico como histórico) que abarca desde la elecciones de 1970 hasta una

estimación para las que se elaborarán en éste año
En las elecciones de México, ha habido cambios contrastantes en la preferencia electoral, principalmente de 1970 a la fecha. Para revisar éste fenómeno, se ha planteado comparar los diferentes porcentajes obtenidos de todos los partidos izquierdistas que han existido en México, con el porcentaje del PRI (antes de centro y hoy de derecha) y del PAN (derecha), en éste rango de años. Se incluyen sólo resultados de elecciones presidenciales para la presente revisión (en %) RESUMEN ELECCIONES NACIONALES MÉXICO 1970-2006 PARTIDOS PRI PAN PRD 1970 84.32 13.78 1976 91.9 0 1982 70.99 15.68 1988 50.74 16.81 1994 50.1 25.5 2000 36.11 42.52 2006 22.2 35.9 2012 21.43 34.94 * MERAMENTE ESTADÍTICA

A Ñ O (S)

0 0 13.33 31.06 17 16.64 35.3 39.81 ESTIMACIÓN LINEAL

ESTIMACIÓN*

PART./AÑO PRI PAN PRD

1970 84.32 13.78 0

1976 91.9 0 0

1982 70.99 15.68 13.33 Tasas de crecimiento 2000-2006 -7.4884243767 -2.6714640003 12.7870977142

1988 50.74 16.81 31.06

1994 50.1 25.5 17

2000 36.11 42.52 16.64

2006 22.2 35.9 35.3

2012 8.29 29.28 53.96

PARTIDO PRI PAN PRD Prueba de hipótesis 1:

Proyección de crecimiento 2012 12.2254187302 30.1456665434 62.3830729587

HIPÓTESIS ESTADÍSTICA O NULA: NO EXISTE NINGUNA DIFERENCIA SIGNIFICATIVA ENTRE LOS VOTAS DEL PRD Y DEL PAN (LA DIFERENCIA HIPOTÉTICA DE LAS MEDIAS PARA AMBOS CONJUNTOS ES IGUAL A 0). HIPÓTESIS ALTERNATIVA: EXISTEN DIFERENCIAS SIGINICATIVAS ENTRE LOS VOTOS DEL PRD Y DEL PAN (LA DIFERENCIA HIPOTÉTICA DE LAS MEDIAS PARA AMBOS CONJUNTOS DE DATOS ES DIFERENTE A 0). HO: MD = 0 HA: MD ≠ 0

Prueba t para dos muestras suponiendo varianzas desiguales Pruebas PAN PRD Media 21.4557142857 16.19 Varianza 207.1505952381 186.596567 Observaciones 7 7 0 Diferencia hipotética de las medias Grados de libertad 12 Estadístico t 0.7020977684 P(T<=t) una cola 0.2480056541 1.7822875476 Valor crítico de t (una cola) 0.4960113081 P(T<=t) dos colas Valor crítico de t (dos colas) 2.1788128272

DECISIÓN DE RECHAZO: Se rechaza la hipótesis nula, el valor críticio de p (0.4960113) es menor a alfa (0.05). Sí existen diferencias significativas entre los dos conjuntos observados en las mediciones de variación de preferecia electoral, la diferencia hipotética de las medias para ambos conjuntos de datos es diferente de cero. RESULTADOS: Según las mediciones, de la preferencia de votos para ambos partidos, los valores registrados por el PRD promedian un poco menos de 5 puntos a comparación del PAN en su media, aunque cabe destacar, la irregularidad de sus resultados, los cuales no nos llevan a ninguna parte, por lo que es necesario hacer estimaciones. La varianza del pan 20 puntos superior a la del PRD, por lo que sus resultados son un poco más inestables.

Cabe destacar el aumento lineal del PAN mucho más regular que en de los otros 2 partidos políticos; el declive imparable del PRI y el gran levantón del PRD del 2000 al 2006

PRUEBA DE HIPÓTESIS 2: HIPÓTESIS ESTADÍSTICA O NULA: NO EXISTE NINGUNA DIFERENCIA SIGNIFICATIVA ENTRE LOS VOTAS DEL PRD Y DEL PRI (LA DIFERENCIA HIPOTÉTICA DE LAS MEDIAS PARA AMBOS CONJUNTOS ES IGUAL A 0). HIPÓTESIS ALTERNATIVA: EXISTEN DIFERENCIAS SIGINICATIVAS ENTRE LOS VOTOS DEL PRD Y DEL PRI (LA DIFERENCIA HIPOTÉTICA DE LAS MEDIAS PARA AMBOS CONJUNTOS DE DATOS ES DIFERENTE A 0). HO: MD = 0 HA: MD ≠ 0

Prueba t para dos muestras suponiendo varianzas desiguales Pruebas PRI PRD Media 58.0514285714 16.19 Varianza 647.7672809524 186.596567 Observaciones 7 7 Diferencia hipotética de las medias 0 Grados de libertad 9 Estadístico t 3.8342932586 0.0020006646 P(T<=t) una cola Valor crítico de t (una cola) 1.8331129226 P(T<=t) dos colas 0.0040013293 2.2621571582 Valor crítico de t (dos colas) DECISIÓN DE RECHAZO: Se rechaza la hipótesis nula, el valor críticio de p (0.0040013) es menor a alfa (0.05). Sí existen diferencias significativas entre los dos conjuntos observados en las mediciones de variación de preferecia electoral, la diferencia hipotética de las medias para ambos conjuntos de datos es diferente de cero. RESULTADOS: Según las mediciones, de la preferencia de votos para ambos partidos, los valores registrados por el PRD promedian un poco menos de 42 puntos a comparación del PRI en su media, aunque cabe destacar, la irregularidad de sus resultados, los cuales no nos llevan a ninguna parte, por lo que es necesario hacer estimaciones. La varianza del PRI es más de 3 veces superior a la del PRD, por lo que sus resultados son muy inestables.

Vamos con las estimaciones Año ESTIMACIÓN PROYECCIÓN DE CRECIMIENTO 2012 2012 PRI 21.43 12.2254187302 PAN 34.94 30.1456665 PRD 39.81 62.383073

NOTA: LAS PREDICCIONES SON MERAMENTE MATEMÁTICAS GRAFICACIÓN:

Evolución de las preferencias de voto en México
100 90 80 70
% V O T O

60 50 40 30 20 10 0 1970

PRI PAN PRD

1976

1982

1988
SEXENIO

1994

2000

2006

2012

¿Cómo ha evolucionado el voto en cada partido?

PRI EN (%) VOTOS
100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 1970

% V O T O

PRI

1976

1982

1988
SEXENIO

1994

2000

2006

PAN EN (% VOTOS)
45 40 35
% V O T O

30 25 20 15 10 5 0 1970 1976 1982 1988
SEXENIO

PAN

1994

2000

2006

PRD EN (% VOTOS)
40 35
% V O T O S

30 25 20 15 10 5 0 1970 1976 1982 1988
SEXENIO

PRD

1994

2000

2006

Evolución de la participación ciudadana en las elecciones federales desde 1964 hasta 2006
Lista nominal de electores Total Nacional 1964 1970 1976 1982 1988 1994 2000 2006 ESTIMACIÓN 2012(*) TOTALES 13589594 21653817 25912986 31526386 38074926 45725057 58782737 71374373 83966009 306639876 Ciudadanos que votaron Total Nacional 9425233 14063143 17606872 23589086 19145012 35285291 37603923 41557430 45510937 198275990 Porcentaje de participación ciudadana 69.36% 64.95% 67.95% 74.82% 50.28% 77.17% 63.97% 58.22% 54.20% 64.66%

Año

* RECORDEMOS QUE LA LISTA NOMINAL PARA EL 2012 SUPERA LOS 89 MDH.

EVOLUCIÓN DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN MÉXICO
80000000 70000000 60000000 50000000
V O T O S

Lista nominal de electores Total Nacional Ciudadanos que votaron Total Nacional

40000000 30000000 20000000 10000000 0 1964

1970

1976

1982
SEXENIO

1988

1994

2000

2006

EVOLUCIÓN DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN MÉXICO (MÁS LA ESTIMACIÓN DEL 2012)
90000000 80000000 70000000 60000000
V O T O S

50000000 40000000 30000000 20000000 10000000 0 1964

Lista nominal de electores Total Nacional Ciudadanos que votaron Total Nacional

1970

1976

1982

1988
SEXENIO

1994

2000

2006

2012(*)

SE ESTIMA QUE PARA EL 2012, POCO MÁS DE CUARENTA Y CINCO MILLONES QUINIENTOS MIL HABITANTES MAYORES DE EDAD Y QUE SE ENCUENTREN LA LISTA NOMINAL, VOTARÁN EN LAS ELECCIONES.

POR ÚLTIMO, VEAMOS LAS VARIACIONES:

VARIACIÓN DEL VOTO EN ELECCIONES PRESIDENCIALES EN %

80.00% 70.00% 60.00%
% V O T O S

50.00% 40.00% 30.00% 20.00% 10.00% 0.00% 1964 1970 1976 1982 1988 1994 2000 1970 1964 2006 Porcentaje de participación ciudadana

SEXENIO

Existen dos micro campanas de Gauss, más sin embargo hay que notar lo más sobresaliente:

1. Existen variaciones negativas (ABISMOS) en las elecciones de 1988 y 2006, ¿Coincidencia? 2. La verdadera variación de la participación ciudadana comenzó en 1976. 3. Las únicas elecciones que tuvieron una participación ciudadana por arriba del 70% fueron las de 1982 y 1994.

¡SI TIENES OJOS Y ERES LISTO, SABRÁS QUE SE NOTAN CLARAMENTE LOS FRAUDES ELECTORALES!

AGRADECIMIENTO A RAGUNA POR LA INFORMACIÓN GEO5ANT

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Referentes del proceso negro, fraudulento y corrupto del sistema democrático joven y actual mexicano

ANTECEDENTES HISTORICOS DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES EN MEXICO (1976-1988)
RESULTADOS EN LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE 1976

En la historia electoral contemporánea de México, han existido diversos partidos políticos de oposición que han participado, en elecciones presidenciales, a partir de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) nació como Partido Nacional Revolucionario (PRN) y después como de la Revolución Mexicana (PRM). La vida de algunos partidos de oposición fue efímera, como la del Partido Nacional Antirreleccionista (PNA), el Partido Revolucionario de Unificación Nacional (PRUN), el Partido Democrático Mexicano (PDM) y la Federación de 104 Partidos del Pueblo (FPP), que se formaron con el fin de postular candidatos a la presidencia en los años de 1929, 1940, 1946 y 1952, respectivamente, y una vez pasado el proceso electoral desaparecieron de la arena política. Algunos más se fusionaron con otras asociaciones políticas, como el Partido Comunista Mexicano (PCM), que se convirtió en Partido Socialista Unificado de México (PSUM), luego en el Partido Mexicano Socialista (PMS) y posteriormente cedió su registro al Partido de la Revolución Democrática (PRD), al fundirse con un movimiento que se desprendió del PRI, llamado Corriente Democrática, así como con otras organizaciones políticas que formaron parte del ya desaparecido Frente Democrático Nacional (FDN). Finalmente otros partidos se han mantenido sin cambios, por lo menos de nomenclatura como el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM), el Partido del Trabajo (PT) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM).4 No obstante que el candidato del PRI a la presidencia ganó invariablemente las elecciones desde que éste nació, hasta la candidatura de Ernesto Zedillo, la oposición no ha dejado de intervenir activamente. En algunos casos su presencia llegó a encender fuertes pasiones, que lograron movilizar a buena parte de la población, como en el caso de Juan Andrew Almazán en 1940. Ezequiel Padilla en 1946, Miguel Henríquez en 1952, lo mismo que Cuauhtémoc Cárdenas y Manuel Clouthier en 1988; Diego Fernández de Cevallos y de nueva cuenta Cuauhtémoc Cárdenas en 1994.

En 1976 el candidato del PRI, José López Portillo, participó sólo en las elecciones presidenciales, su único contrincante, Valentín Campo, apoyado por el PCM, no tenía registro. Esta circunstancia se debió a que, por un lado una disputa interna del PAN impidió que este partido presentara candidato y, por otro, a que el PPSy el PARM que junto con el PAN representaban la oposición formal, apoyaron nuevamente al candidato del PRI, como a partir de 1958 lo habían venido haciendo. De esta forma, se presentó una situación paradójica: por una parte el PRI tendría un respiro al recuperar sus viejos niveles de apoyo electoral; pero por otra se cuestionaría la legitimidad del sistema electoral y de partidos. La elección sin opción de 1976, evidenció la necesidad que tenía el sistema político de contar con una oposición diferenciada, autónoma e institucional que ampliara el proyecto partidario. La reforma política de 1977, propuesta por López Portillo, implicó el reconocimiento por parte del Estado de esta necesidad, no sólo nacida del sistema de partidos, sino también demandada por la pluralidad que presentaba la sociedad.

RESULTADOS EN LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE 1982

Después de la victoria del PRI en la elección presidencial de 1976 y gracias a la reforma política impulsada por López Portillo, hubo una revitalización de la oposición en los comicios, ya que se registraron un buen número de partidos por la vía del condicionamiento. En lo que corresponde al año de 1982, así lo demostró, en la misma participación nueve partidos que presentaron un total de siete candidatos, hecho sin precedente en la historia electoral del país: Miguel de la Madrid por el PRI, PPS y PARM; Pablo Emilio Madero, por el PAN; Arnoldo Martínez Verdugo, por el PSUM; Cándido Díaz Cerecedo, por el PST; Ignacio González Gollaz, por el PDM; Rosario Ibarra de Piedra, por el PRT; y Manuel Moreno Sánchez, por el PSD. La pluralidad de este proceso se reflejó en la votación obtenida por el PRI, ya que comparada con las elecciones presidenciales precedentes, la de 1982 fue la más baja de su historia, 70.99%, incluidos los votos del PPS y PARM, la oposición logró atraer a casi la cuarta parte del electorado, el 24.42%. El PAN obtuvo el 15.68% de los votos, el recién creado PSUM, solamente logró obtener el 3.48% y PDM y el PRT apenas obtuvieron la votación suficiente para no perder el registro, el 1.84% y el 1.76% respectivamente.

Sabías que: El PSUM ganó la gobernatura de Nayarit y el estado no les quizo dar presupuesto, entonces su candidato renunció, quedando entonces, uno del PRI al que sí apoyaron.

RESULTADOS EN LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE 1988

A pesar de que la oposición se hizo presente, como se vio en determinadas entidades federativas en el tema anterior, la elección presidencial de 1982, no fue una contienda muy disputada, sin embargo la siguiente elección presidencial de 1988, fue la más competida de la historia de elecciones presidenciales en México, en ese momento, las causas y el análisis de los acontecimientos de estos comicios es muy amplio y aunque de relevancia vital, sólo nos ocuparemos del aspecto electoral en este apartado. En la elección presidencial de 1988, contendieron ocho partidos políticos que postularon a cinco candidatos: Carlos Salinas de Gortari por el PRI: Manuel J. Clouthier por el PAN: Cuauhtémoc Cárdenas por los partidos PPS: PARM, PFCRN, y PMS, que formaron el FDN (Frente Democrático Nacional), (el PMS había registrado en un principio a su propio candidato, Heberto Castillo, quien casi al final del proceso, preelectoral declinó su candidatura a favor de Cárdenas); Gumersindo Magaña del PDM; y de nuevo Rosario Ibarra de Piedra del PRT. No obstante la competencia se dio entre los tres primeros candidatos. El candidato del PRI logró obtener el triunfo al conseguir el 50.74 de la votación total, mientras que la oposición en su conjunto atrajo prácticamente a la otra mitad del electorado, el 49.26%. Esto significó para el PRI una pérdida de casi 20 puntos porcentuales con respecto ala elección de 1982. Si tomamos la votación total para cada uno de los partidos políticos, entonces el PAN continuó siendo la segunda fuerza electoral del país; sin embargo en el caso de esta elección presidencial, el más fuerte opositor fue el candidato común de los partidos que formaron el FDN (Cárdenas), quien alcanzó el 31.06% de la votación, seguido del PAN que obtuvo el16.81%. Los otros dos candidatos del PDM y PRT no lograron obtener el mínimo de 1.5% de la votación que la ley exige por lo que perdieron su registro.

VS

El 6 de julio de 1988 marcó el punto de quiebra del sistema político mexicano. En aquel entonces, se presentó la alternativa de un movimiento político nacional que sin planear un cambio violento propondría una revolución democrática y pacífica que retomaría las demandas de justicia y democracia que quedaron rezagadas desde el movimiento revolucionario de 1910-1917, y la transición para iniciar un proceso de liberación y modernización del régimen político. A partir de 1988 se hizo más evidente un proceso político nacional que llevó a la ruptura de los tres grandes pilares del sistema político mexicano. A saber, el partido de Estado, el presidencialismo autoritario y el corporativismo. El proceso electoral de 1988 convirtió las elecciones presidenciales en el escenario de la lucha ciudadana en contra del Partido Revolucionario Institucional, de la representación institucional del sistema de corrupción, fraude, autoritarismo y represión”. Durante el proceso electoral se dio la ruptura definitiva de la “Corriente Democrática”, que al interior del PRI representó a la izquierda del régimen que nunca logró hegemonizar la conducción política del partido de Estado. La estructuración de lo que se denominó el cardenismo, como movimiento político nacional, estuvo en condiciones de promover que la insurgencia civil que derrotaría al PRI en las urnas se convirtiera en una sublevación considerable en algunas regiones del país; sin embargo, habrá que reconocer que la dirección política del movimiento cardenista optó por la transición pacífica a la democracia. El gran fraude electoral propició las condiciones para promover una rebelión contra el régimen que hubiera contado con legitimidad tanto al interior como al exterior del país. En el periodo de 1988 a 1998, se consolidaron varios movimientos sociales y cientos de organizaciones sociales y civiles que dieron cuerpo a una sociedad civil organizada y disidente. Las organizaciones surgidas de los sismos de 1985, de las luchas indígenas y campesinas por la tierra y la sobrevivencia de sus comunidades, de las luchas universitarias y por los derechos humanos, destacaron en la constitución de nuevos actores sociales y políticos que plantearían en la década de los noventa un nuevo reto para transitar a un sistema político democrático con justicia y dignidad.

RESULTADOS DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE 1994

Para las elecciones federales de 1994, el Consejo General del Instituto Federal Electoral recibió y aprobó las solicitudes de registro de nueve partidos políticos, quienes postularon a los siguientes candidatos: Ernesto Zedillo Ponce de León, por el PRI; Diego Fernández de Cevallos, por el PAN; Cuauhtémoc Cárdenas, por el PRD; Cecilia Soto, por el PT; Pablo Emilio Madero, por el PDM; Rafael Aguilar Talamantes, por el PFCRN; Marcela Lombardo, por el PPS; Alvaro Pérez Treviño, por el PARM; y Jorge González Torres, por el PVEM. La elección presidencial de 1994 fue la primera en presentar nueve candidatos por nueve partidos contendientes diferentes, además de que no hubo ninguna alianza entre partidos para apoyar al mismo candidato. También la respuesta ciudadana fue relevante, más 35 millones de mexicanos votaron el 21 de agosto, es decir, nadie se imaginaba que fuera un índice tan elevado el 77.16% de los registros en el padrón electoral, acudieron a las casillas a emitir su voto, a pesar de la difícil situación económica, política y social por la que atravesaba el país. Las condiciones en las cuales se presentó esta contienda electoral, fueron resultado de los siguientes acontecimientos: 1. El levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas. 2.El magnicidio cometido contra el candidato del PRI a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio Murrieta. 3. La presencia y divulgación del narco-terror en todos los niveles sociales, se habla de narco-políticos, narco-empresarios, narco-periodístas, etc. 4. Indices elevados de secuestros y asaltos, la delincuencia organizada alcanzó (y rebasó) estadísticas nunca antes vistas en la sociedad mexicana, y 5.Nos anunciaban la cultura del fraude (practicada por el PRI) elevada a su máxima expresión, como único medio para obtener el triunfo en las elecciones y mantener la estabilidad nacional. Los resultados oficiales de la elección presidencial del 21 de agosto de 1994, el candidato triunfador fue Ernesto Zedillo Ponce de León del PRI con el 50.13% de la votación total, en tanto que el segundo lugar lo obtuvo Diego Fernández de Cevallos del PAN con el 26.69% de la votación. El tercer lugar lo alcanzó el candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano con el 17.07% A pesar de que 1994 parecía ser el año del cambio. México constató en 1995 con dolor, sorpresa y pasmo que el pasado no cesaba y el futuro no llegaba. Las aspiraciones de todos los sectores sociales quedaron defraudadas al estallar la crisis de diciembre de 1994. Las nuevas tendencias en el sistema de partidos planteaban a un PRI que pasó del auge relativo a una situación bastante complicada. El PAN aumentó su presencia de manera espectacular en la estructura territorial y se convirtió en una fuerza política que controlaba seis gobernadores, 122 diputados federales y 33 senadores. La pugna en la élite priísta era mucho más complicada y era la fuente más importante de inestabilidad e los últimos años. Una prueba evidente de la correlación que existía entre la pugna que se da en la élite y el deterioro del país fue la coincidencia entre la caída de reservas internacionales y los acontecimientos político-criminales del país. Por muchas razones Zedillo no ejerció el liderazgo que tradicionalmente ofrecían los presidentes de México y eso amplió la percepción de que su capacidad de conducción era débil.

RESULTADOS DE LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DEL 2 DE JULIO DEL 2000

El líder de la oposición conservadora en México, Vicente Fox, triunfó en las elecciones presidenciales, según anunció del Instituto Federal Electoral (IFE). Fox obtuvo una clara mayoría frente a Francisco Labastida, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la organización que gobernó a México ininterrumpidamente durante 71 años. Ante la victoria de Fox la primera reacción, generalizada, fue de alegría y esperanza. La moderación y la prudencia del recién electo presidente, sumada a la tranquilidad con que Ernesto Zedillo y Francisco Labastida aceptaron la derrota diluyeron rápidamente un posible foco de incertidumbre. Para Vicente Fox el gobierno se iniciará el 1o. De diciembre en un clima de entusiasmo por la idea del cambio, que si lo sabe aprovechar puede crear ese gran conjunto de consensos desde la derecha conservadora hasta la izquierda moderada tan necesario para seguir adelantando el proceso democrático. Las inconsistencias: El gobierno de Vicente Fox Quesada dispuso entre 2000 y 2006 de 719 mil 53 millones de pesos de ingresos extraordinarios, y el crecimiento promedio anual del país sólo alcanzó 3.2 (prometiendo 7%) por ciento. El informe de resultados de la revisión de fiscalización superior de la cuenta pública 2006 también reveló que entre los años 2000 y 2006 la deuda pública contratada alcanzó la cifra récord de 603 mil millones de pesos. Al presentarse en la Cámara de Diputados los 48 volúmenes que contienen las 754 auditorías aplicadas al gobierno federal, a los estatales y entes autónomos durante 2006, se reveló que la deuda del gobierno federal llegó a 2 billones 129 mil 91 millones de pesos, lo que representó un aumento de 13.8 por ciento en relación con el año 2005, “en razón de un endeudamiento neto de 224 mil 239 millones de pesos”. Tan sólo el endeudamiento neto entre 2001 y 2006 sumó 603 mil 727 millones de pesos, “que si bien permitieron reducir el saldo de la deuda pública externa, fueron poco consistentes con los reducidos déficit presupuestarios observados en el periodo”. Por el contrario, en el mismo periodo el sector público presupuestario tuvo a su disposición recursos provenientes de los recursos ordinarios adicionales, petroleros y no petroleros, por 719 mil 53 millones de pesos. “Debe resaltarse que si dicha cifra se dividiera entre seis implicaría que, en promedio, se obtuvieron ingresos anuales excedentes por 119 mil 848 millones de pesos, monto prácticamente igual al que se esperaba con la iniciativa de la reforma fiscal propuesta en 2002 (120 mil millones) y que conforme al Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2002-2006, en su escenario de crecimiento económico con reforma fiscal, se hubiera propiciado un crecimiento promedio de 5.4 por ciento. “La realidad mostró que pese a haberse obtenido esos ingresos, no se alcanzó el crecimiento de 3.4 por ciento proyectado en el escenario inercial, es decir, en ausencia de reformas.” El informe revela también que en el último año del gobierno foxista se hallaron inconsistencias por un monto de 33 mil 187 millones de pesos. En la administración federal, las cifras más elevadas se dieron en el sector de educación pública, con 7 mil 596 millones; energía, 4 mil 123, y en el sector Hacienda y Crédito Público, con 2 mil 476 millones de pesos.

Fox abandonó el campo y trajo con ello, una mayor dependencia hacia los Estados Unidos, eliminando o descuidando programas como SEPESCA, el cuál en sexenio fue fuertemente ignorado, trayendo consigo una dependencia pesquera extranjera nunca antes vista.

RESULTADOS DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE 2006

En México, las elecciones presidenciales del 2 de julio de 2006, definitivamente, fueron las más costosas, competidas y cuestionadas en la historia. Entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador, la diferencia fue de tan solo 243 mil 934 sufragios (0.58 por ciento). A pesar de tan cerrada diferencia y de no pocos cuestionamientos expresados antes, durante y después de los comicios, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) sencillamente decidió rechazar la petición de representantes de López Obrador y el PRD, quienes exigieron abrir los paquetes electorales y contar voto por voto y casilla por casilla de la elección presidencial. Los quince argumentos que presentaron los representantes de López Obrador y el PRD ante el Trife fueron: Propaganda negra destinada a desacreditar la imagen pública de López Obrador, Intervención del presidente Vicente Fox, quien en medios electrónicos, impresos e Internet se dedicó a inducir y coaccionar al electorado para que voten en favor de Felipe Calderón, Utilización de programas y recursos del gobierno federal para impulsar la campaña de Felipe Calderón, Propaganda religiosa en favor de Felipe Calderón Hinojosa y contra López Obrador, Intervención de empresas que exigieron a sus empleados votar por Felipe Calderón, El PAN rebasó los gastos de campaña autorizados, Participación de políticos y asesores extranjeros en la campaña de Felipe Calderón (José María Aznar y el asesor Antonio Solá), Precampaña de Felipe Calderón, Negativa del IFE a atender inconformidades del PRD, Ineficacia de la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Utilización ilegal del padrón electoral en la campaña de Felipe Calderón, Presión a los electores, Manipulación del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), Errores aritméticos en actas, El ejemplo de la casilla 2227 del distrito 8 en Salamanca, Guanajuato, donde un funcionario de casilla indebidamente introdujo boletas en una urna. Además, en las elecciones más difíciles de la historia mexicana, los medios de comunicación jugaron un papel definitivamente relevante: fueron efectivos electores y contribuyeron a definir el resultado de la elección presidencial. La noche del 2 de julio de 2006 fue imposible determinar al ganador de la elección presidencial. El 7 de julio, Luis Carlos Ugalde, presidente del Instituto Federal Electoral, decidió anticiparse al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y procedió a declarar a Felipe Calderón, candidato del Partido Acción Nacional (PAN), ganador de la elección presidencial con 15 millones 284 votos (35.89 por ciento de los votos válidos), frente a 14 millones 756 mil 350 (35.31 por ciento) de Andrés Manuel López Obrador. La diferencia entre ambos candidatos fue de tan solo 243 mil 934 sufragios (0.58 por ciento). Los saldos de tan cerrada votación y los excesos incurridos en materia de “propaganda negra”, indudablemente, erosionaron la credibilidad en algunas instituciones y, sin duda alguna, polarizaron a amplios sectores de la sociedad.

PERSPECTIVA ACTUAL DE LAS ELECCIONES QUE SE LLEVRÁN A CABO ÉSTE 2012

¿Consolidación o retroceso de la democracia? Este 2012 los mexicanos elegiremos a nuestro presidente constitucional. Después de siete décadas de gobiernos priistas y doce años de alternancia panista, se presenta de nuevo la necesidad de cumplir, con lo que para muchos mexicanos es una obligación más. Un trámite. Las cifras no son muy alentadoras, según el IFE (Instituto Federal Electoral, organismo encargado de organizar y llevar a cabo las elecciones en México), la participación en las elecciones intermedias de 2009, fue de 44.6%. De hecho, menos de la mitad de las personas que deben y pueden votar. Para algunos, incluido el propio IFE, pareciera que este dato es razonable, en comparación con las cifras en otros paises. Lo anterior significa, en números llanos y cerrando cifras que, de los 80 millones de votantes registrados, si un candidato obtiene, digamos el 40% de los votos por encima de (seguimos con el ejemplo) el 35% y 25% de otros candidatos, esta persona ganaría la votación con el 40% del 44.6%, en un país de más de 110 millones de habitantes (112,322,757 al 12 de Junio de 2010, segun el INEGI). Es decir, poco mas de 14 millones de mexicanos elegirían al Presidente. El 12.70% de la población. Y esto es legal. Los contendientes Josefina Vazquez Mota por el Partido Acción Nacional (PAN), Enrique Peña Nieto por el Revolucionario Institucional (PRI), Andrés Manuel López Obrador por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Gabriel Quadri de la Torre por el Partido Nueva Alianza (PANAL), buscan convencer a los electores para ganar la Presidencia. Cada uno cuenta con un perfil definido, sin que ello signifique que todos cuenten con un programa o un grupo de propuestas definidas, no obstante los aludes de publicidad y marketing que han usado, usan y seguirán empleando para transmitir su imagen, logros pasados (si fuese el caso) y el obligatorio resumen de promesas y compromisos por cumplir.

Conclusión:

Podemos decir que la importancia de las elecciones presidenciales en México ha ido en aumento en los últimos años, pero a partir de la Reforma Política de 1977, el sistema electoral ha pasado a ser, desde entonces, una arena fundamental en la disputa por el poder en México. En lo que a la oposición se refiere, es un hecho que su tendencia electoral, por lo que corresponde a elecciones presidenciales va en ascenso, acelerándose en los últimos años. Si bien el PRI continúa siendo la principal fuerza política, la distancia que lo separa de la oposición en su conjunto es cada vez más reducida, y se perfila un sistema más competitivo (como lo demostró también la elección presidencial de 1994), en el que predominan otras dos fuerzas políticas definidas que han adquirido bastante presencia: el PRD y el PAN.

BIBLOGRAFÍA

La democracia mexicana, presa de una cultura política con rasgos autoritarios

MARÍA AIDÉ HERNÁNDEZ*
LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN MÉXICO. EXPECTATIVAS PARA LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DEL 2000-2006 JOSE ISABEL FUENTES BARRON http://www.historiaelectoral.com/mexico.html (CONSULTA 25/04/2012) http://www.jornada.unam.mx/2008/03/28/index.php?section=politica&article=003n1pol (Consulta 28/04/2012) http://chasqui.comunica.org/content/view/558/142/ (CONSULTA 28/04/2012) http://jose-alberto-gutierrez.suite101.net/elecciones-presidenciales-de-2012-en-mexico-a78612 (CONSULTA 29/04/2012)