You are on page 1of 4

Nombre: Daniel Alfonso Torres Carpio 10mo ciclo Materia: Anestesiología

ADMINISTRACIÓN DE LA ANESTESIA GENERAL Los objetivos principales de anestesia general son mantener la salud y la seguridad del paciente mientras se proporciona amnesia, analgesia y unas condiciones quirúrgicas óptimas. Los objetivos secundarios pueden variar dependiendo de la situación médica del paciente, del procedimiento quirúrgico y de las condiciones quirúrgicas. Preparación preoperatoria:

La evaluación preoperatoria: Puede haberse llevado a cabo en cualquier momento, desde minutos hasta semanas antes de la cirugía. El anestesiólogo responsable realiza una evaluación de la vía aérea y comprueba los cambios que haya podido sufrir la situación del enfermo, sus medicaciones, datos de laboratorio y las notas de otros médicos consultados. Debe valorarse la ultima ingesta y obtener el consentimiento informado. Volumen Intravascular: Los pacientes pueden llegar al quirófano con un volumen intravascular o una hipovolemia corporal total debido a un estado de ayuno persistente, enfermedad inflamatoria grave, hemorragia, fiebre, vómitos y diuréticos. Si existe un déficit de liquidos se debe hidratar al enfermo antes de la inducción anestésica. El déficit de fluidos en adultos en ayuno es de 60 ml/h más 1 ml/kg/h por cada Kg superior a los 20 (líquidos de mantenimiento) Acceso intravenoso: Se prefiere como mínimo un catéter de calibre 14 ó 16 si se prevé la necesidad de un volumen rápido o la perfusión de productos sanguíneos. En caso de administrar drogas al mismo tiempo se insertará un catéter iv adicional. Medicaciones preoperatorias:


o

Ansiedad: El período preoperatorio produce gran ansiedad. Se debe transmitir seguridad al paciente y confianza. Cuando sea adecuado se puede administrar una benzodiacepina con o sin dosis pequeñas de opioides. El diazepam oral o lorazepam puede darse con una pequeña cantidad de agua 30 ó 60 minutos antes de la cirugía. Drogas que neutralizan la acidez gástrica y descienden el volumen gástrico: sobre todo cuando hay riesgo mayor de aspiración de contenido gástrico.

o •

Monitorización: Se usa la monitorización estándar antes de la inducción de la anestesia. La monitorización invasiva se realiza antes de la inducción de la anestesia cuando la situación clínica del paciente lo requiera. Los procedimientos quirúrgicos traumatológicos, cardíacos, torácicos, aórticos, neurológicos y carotídeos poseen un alto riesgo.

La inducción de la anestesia Producirá un paciente inconsciente y con depresión de los reflejos protectores que depende por completo del anestesiólogo para el mantenimiento de los mecanismos homeostáticos y de su seguridad. a. El entorno en el quirófano debe ser cálido, con el mínimo ruido, y con toda la atención centrada en el paciente.

Existen variaciones de la posición supina del paciente como la posición en silla de césped. posición en patas de rana. o o d. La laringoscopia y la intubación pueden asociarse con una respuesta simpática profunda que incluye HTA y taquicardia. Manejo de la vía aérea: En pacientes anestesiados se puede manejar usando una mascarilla facial. analgésicos iv. con las extremidades reposando cómodamente sobre superficies almohadilladas en posición anatómica neutra. Trendelenburg y Trendelenburg invertido. La posición del paciente recomendada es la posición supina. La colocación para la cirugía se lleva a cabo después de la inducción de la anestesia general. Se las puede modificar tras la administración iv de hipnóticos. La concentración del anestésico volátil se dosifica según el movimiento del pacientes y la ventilación. Luego de la pérdida de la consciencia se administran agentes inhalatorios y/o iv para mantener la anestesia. Métodos o El uso de agentes volátiles con el uso mínimo de opioides habitualmente permite una ventilación espontánea.b.FASE 2: Delirio . Tras la preoxigenación se añade un anestésico inhalatorio a concentración baja (0. A. e.5 CAM cada tres a cuatro respiraciones hasta que la profundidad anestésica sea la adecuada para lograr lo antes mencionado. LMA o ETT. La cabeza del paciente debe reposar en un apoyo blando pero firme y ligeramente elevada en posición de olfateo.FASE 1: Amnesia .5 CAM) aumentando después en 0. manejo de la vía aérea y preferencia del paciente. Una inducción utilizando sólo anestésicos inhalatorios puede ser útil para mantener la ventilación espontánea cuando exista un compromiso de la vía aérea o para aplazar la inserción de un catéter iv (sobre todo en niños). anestesia regional y antagonistas adrenérgicos. La intensidad de la anestesia debe valorarse constantemente desde la inducción hasta el despertar. vía aérea oral o nasofaríngea. una inconsciencia y una relajación muscular para la cirugía. anestésicos locales. La activación simpática se puede producir por estímulos diferentes al despertar o al dolor y se puede controlar con incrementos en la concentración de los anestésicos volátiles. o La inducción intravenosa: comienza con la administración iv de un hipnótico potente de acción corta. La administración sistemática de oxígeno previa a la inducción minimiza la aparición de hipoxia durante la inducción anestésica (8-10 L/min). f. Asegurar la amnesia y la ausencia de despertares intraoperatorios. Como alternativa se puede realizar una inducción por inhalación de una “única respiración a capacidad vital”. c. opioides o bloqueantes B-adrenérgicos. El movimiento de un paciente en decúbito supino hacia otra posición puede acompañarse de hipotensión debido a la pérdida de los reflejos hemodinámicas compensadores. *FASES DE LA ANESTESIA GENERAL: . En la técnica de óxido nitroso-narcótico-relajante una mezcla de gas inspirado de ON al o . vía orofaríngea con manguito.FASE 4: Sobredosis El mantenimiento se inicia cuando el paciente se encuentra lo suficientemente anestesiado como para proporcionar una analgesia. fentanilo oral transmucoso y el midazolam. Técnicas de inducción: Guiada por la situación clínica del paciente.FASE 3: Anestesia Quirúrgica . Se recomienda mantener los brazos en abducción limitada al menos de 90 grados para evitar lesión del plexo braquial por presión a nivel axilar de la cabeza del humero. En niños y en pacientes que no cooperan se pueden utilizar inyecciones intramusculares (ketamina). B. Los factores que aumentan el riesgo de despertar intraoperatorio incluyen la anestesia con relajante muscular.3 CAM a 0. y óxido nitroso – opioide o concentraciones bajas de anestésicos volátiles.

Observación continua del paciente. La ventilación del paciente durante la anestesia general puede ser espontánea. B. La función respiratoria del paciente puede estar comprometida intraoperatoriamente por la situación clínica y mecánica del paciente. Las soluciones coloides se pueden utilizar para reemplazar las pérdidas de sangre o restaurar el volumen intravascular con una proporción de 1:1. Valoración de la ventilación. C. pérdidas por evaporación y pérdidas del tercer espacio. Las combinaciones de los métodos son usados frecuentemente. La solución iv óptima debe ser isotónica salina equilibrada (Lactato de ringer) y en pacientes con patologías metabólicas especificas está indicado otros líquidos. Controlar la respiración según la depresión respiratoria secundaria a narcóticos y relajantes musculares administrados. Las pérdidas de sangre pueden ser difíciles de calcular. . o o La anestesia intravenosa es muy útil en situaciones en las que se interrumpe la ventilación. TA. Inicialmente se recomienda iniciar con un VC de 10 ml a 12 ml/kg y una FR de 8 a 10 rpm. Liquidos intravenosos o Necesidades de líquidos iv intraoperatorios  Las pérdidas del tercer espacio se deben al edema tisular causado por el traumatismo quirúrgico y las pérdidas insensibles se deben a la evaporación de las vía aéreas y de la herida quirúrgica. y diuresis sirven como guía del estado del volumen intravascular y de la terapia de reemplazo de líquidos. Pueden ser necesarios una gasometría arterial y ajustes en la ventilación del paciente intraoperatoriamente o o D. Objetivos: Los pacientes deben estar despiertos y tener una capacidad de respuesta y una fuerza muscular completa.  o Valoración: Las tendencias de la FC. Despertar de la anestesia general Estado de inconsciencia a un estado de consciencia con los reflejos de protección intactos. asistida o controlada. Ventilación controlada.65 – 70% se combina con opioides iv. Se debe investigar sobre aumento en la presión de la vía aérea alta inmediatamente. C. Técnica: El grado de estimulación quirúrgica disminuye a medida que la intervención se aproxima a su final y la intensidad anestésica es menor. o La ventilación espontánea o asistida permite la capacidad para valorar la intensidad de la anestesia observando la frecuencia y el patrón respiratorio. inspección del aparato de anestesia y monitores. los cuales se dosifican con respecto a la RC y TA del paciente en respuesta a la estimulación quirúrgica. A. auscultación de los ruidos respiratorios. Se añade una baja concentración de anestésico volátil a la técnica de oxido nitroso narcótico-relajante para disminuir la probabilidad de despertar. arropar con mantas al paciente y minimizar ruidos y conversaciones.  o Administración de líquidos iv para corregir el déficit calculado del paciente y las pérdidas intraoperatorias.  Soluciones cristaloides se utilizan para reemplazar las necesidades de líquidos de mantenimiento. Entorno: Aumentar la temperatura del quirófano. Se emplea un tubo endotraqueal y un ventilador mecánico si se controla la ventilación durante un período significativo de tiempo.

Ed. Extubación F. Puede existir agitaciones durante el despertar de la anestesia general sobre todo en adolescentes.. Patient Positioning and Anesthesia Chapter 36 pag 1152-1154.5mg a 1mg/kg iv) para no irritar al paciente pero solo se suprimirá la tos. o G. se deshincha el manguito y se extrae el tubo. . El paciente respira O2 al 100% y se aspira la orofaringe. Hay q tratar de evitar un posible laringoespasmo que puede ser precipitado. El transporte: debe continuar con el anestesiólogo acompañando al paciente desde el quirófano a una unidad de cuidados postanestesia o a una unidad de cuidados intensivos. Antes de ser extubado el paciente debe haber recuperado sus funciones de alerta.D. Extubación bajo anestesia profunda. además que se puede prolongar su despertar. el ETT se extrae. El despertar retrasado puede ocurrir. Se debe continuar con el apoyo de ventilación y protección de vías aéreas e investigarse etiologías. Massachusetts General Hospital procedimientos en anestesia. 2003. Esto disminuye el laringoespamo y broncoespasmo. Section IV Anesthesia Managemente. Ronald D. y pacientes en los que se ha llevado a cabo cirugía traqueal o máxilofacial.Hurford e cols. Pag 210-218 . Se debe aspirar la orofaringe y deshinchar el manguito: si no hay respuesta al deshinchar el manguito. o Extubación con el paciente despierto. pacientes con una vía aérea difícil. Posición: Si la posición del paciente se modificó después de la inducción. Se continua con la anestesia por inhalación en mascarilla hasta que se desee el despertar. Marban. H. anotándola en el registro médico del paciente. Bibliografía: . E. La visita debe incluir la revisión de la HC. Para evitar la estimulación de los reflejos por la irritación del ETT se debe extubar en la fase de anestesia profunda. Seventh edition. Administración de la Anestesia general. Ventilación con mascarilla: Durante el despertar un paciente que ha sido ventilado con mascarilla debe respirar espontáneamente O2 al 100% mediante mascarilla. Está indicada en los pacientes con riesgo de aspiración del contenido gástrico. EF y una charla acerca de la experiencia perioperatoria del paciente.Miller. La monitorización se debe mantener en pacientes que irán a UCI. Luego se administra O2 (100%) mediante mascarilla. Se aplica un presión positiva leve al tubo (20 cm de H2O). habitualmente el paciente debe volver a colocarse en posición supina. Se puede utilizar lidocaína (0. Anestesia. La visita postoperatoria: Debe realizar una visita al cabo de 24 a 48 horas.