You are on page 1of 8

EDICION NUMERO 51

FAVOR NO TRANSPORTAR EN SHABAT

UNA REALIDAD QUE NO SE PUEDE OCULTAR
Por: Boaz Fariñas Desde hace algún tiempo ha surgido un movimiento muy grande y que cada día va en aumento, posiblemente en muchos casos no se alcanza a dimensionar lo que esta pasando en el mundo, el fenómeno inicio en 1492 cuando los reyes de Castilla y Aragón decidieron expulsar a los judíos de sus tierras si no se convertían al cristianismo. Pasado quinientos años los descendientes de estos obligados a convertirse llamados Benei Anusim han decido regresar a las costumbres de sus ancestros, es allí donde se comienza a complicar el tema ya que en estos momentos es algo sumamente complicado definir quien en realidad es “Hijo de los forzados” ya que la Halaja es clara referente a quien es judío, ¿Cómo nace alguien siendo judío? O ¿Cómo alguien puede hacerse judío? Si no se reúnen estas condiciones no puede una persona considerarse miembro del pueblo de Israel. Si bien es cierto que cada día hay más personas que se interesan en el judaísmo, muchos asumiendo ser descendientes de los Benei Anusim de la época de la inquisición y otros por iniciativa propia han decidido buscar una conversión al judaísmo. El gran problema que se presenta es la falta de una conciencia judía, y el gran interés en ser reconocidos, en este aspecto se ha perdido mucho tiempo y mucho esfuerzo de las comunidades de Benei Anusim en Ibero-América. Otro punto importante a rescatar aquí es que no todo el que se diga Benei Anusim lo sea realmente es allí donde se rompe el romance que muchos tienen con el hecho de asumirse Judío sin serlo. QUIERO SER RECONOCIDO Muchas personas que desean convertirse y pertenecen a comunidades que andan en un estudio del judaísmo se han preocupado en el hecho de ser reconocidos por el Estado de Israel y por las comunidades tradicionales, esto sucede incluso con personas y comunidades que se han convertido al judaísmo por Bet Din no reconocidos por la Rabanut, siendo judíos según la Halaja y no segun la posición del Estado de Israel. Si todas las comunidades nacientes se unieran y se alejaran del romanticismo que los ha llevado al camino de la Torah muchas cosas cambiarían, si tan solo se alejaran de intereses propio y económicos, muchas cosas serian distintas, así se podrá demostrar que en realidad se ha desarrollado un nivel de conciencia judía. El mundo judío seguirá su camino, su rumbo sin las comunidades conversas. ¿Qué harán entonces las comunidades conversas mientras el judaísmo tradicional sigue su rumbo? Unir esfuerzos, trabajar en equipo y unificar criterios para lograr establecer algo que tenga una forma más comunitaria en nuestra mayúscula América.

No hay ninguna organización de conversos o Benei Anusim que se dedique a hacer acciones de Tzedakah, que tenga claro los puntos referentes a Guemilut Jasadim, Jesed, Birkur Jolim entre otros, en eso lo posibles conversos se diferencian enormemente a las comunidades tradicionales que si han hecho todo un aparato organizacional que funciona a favor del otro y no buscando un interés particular, seria genial tener organizaciones como Keren Kayemet, Benei Brit, Benei Akivah, hechas por conversos sinceros al judaísmo o auténticos Benei Anusim, que no solo por fuera parecen judíos si no que por dentro y en sus acciones son en realidad judíos. “NO ES UNA MITZVAH SER JUDÍO” Por ultimo es importante señalar que no es una Mitzvah ser judío, muchas personas se preocupan en el hecho de querer ser “judíos para ser salvos” la alternativa para las personas que no pueden incluso no desean ser judías es tener una vida piadosa y vivir como Benei Noaj cumpliendo las siete leyes de Noaj cabalmente. Es importante señalar que el judaísmo no es proselitista, ni enseñamos que para ser “salvos” se tiene la persona convertir al judaísmo, creemos que los no judíos tienen una alternativa en las leyes universales de Benei Noaj la cual es toda forma de vida, que los ayudaría no solo a ellos si no al mundo en general a ser cada día mejor. Llegara el día que el mundo entero reconocerá que HaShem es uno y su nombre es uno, amen.

Gigante minorista británico boicotea exportaciones de los asentamientos
El Cooperative Group británico se convirtió en la principal firma minorista que ha cortado sus lazos con las empresas que exportan productos de los asentamientos israelíes en Cisjordania (Judea y Samaria), según señala un reporte del periódico The Guardian. El rotativo británico indica que la quinta empresa inglesa más grande en la venta de alimentos, y el emprendimiento mutual más grande en el mundo, el Cooperative Group, amplió su política actual de no importar productos provenientes de los asentamientos judíos, dando un paso más allá. De acuerdo con The Guardian, ahora, el gigante minorista y de seguros, que cuenta con más de seis millones de miembros, "no romperá sus relaciones con cualquier proveedor que adquiera productos de los asentamientos israelíes". El informe señala que la decisión afectará a cuatro compañías y a contratos por un valor de 566 mil dólares (350 mil libras esterlinas). Sin embargo, el Cooperative Group recalcó que no se trata de un boicot contra Israel, y que los contratos se desviarán hacia las empresas de Israel que puedan garantizar que no exportan desde los asentamientos "ilegales". Según The Guardian, la decisión afectará inmediatamente a cuatro proveedores, Agrexco, Arava Export Growers, Adafresh y Mehadrin, la empresa de exportación agrícola más grande de Israel. Hilary Smith, miembro de la cooperativa británica y de la coordinadora de la campaña del comercio agrícola de la Red de Boicot contra Israel, declaró que el Cooperative Group "ha tomado la delantera internacional en esta decisión histórica de hacer responsables a las corporaciones para que den cuenta de su complicidad en las violaciones de Israel contra los derechos humanos de los palestinos", indica The Guardian. Cortesía: Aurora-Israelí

WWW.YESHIVAVIRTUAL.JIMDO.COM

‫א‬
ALEF SOLUCIONES INFORMATICAS
Todo en el ramo de computación, servicio técnico, cámaras de seguridad e instalación de redes de internet. Teléfono: 315-5147129

IMPORTANTE Saludos a todos. Hay diferentes vías para contactarse con nosotros por: -. Mail: boaz_sphardi@hotmail.com -. Skipe: boaz.farinas.eisenberg -. Facebook: Regresando a las raíces -. Blog: http://yeshivavirtual.blogspot.com -. Teléfono en Colombia: 316-4479782 Nuestras clases de Parasha Hashabua, Musar y Halajot son por skipe y Paltalk los días Domingos a las 5:30 PM y jueves a las 7:30 PM hora de Colombia.

CONTAMOS CON TU APOYO
Contamos con el apoyo de todos para poder continuar con nuestro proyecto en Ibero-América. Si deseas apoyarnos escríbenos un mail a boaz_sphardi@hotmail.com.

Somos Uno
Por: Tzvi Freeman Algunas personas piensan en la gente como si fuesen autos en una carretera: Cada uno con su propio origen y destino, relacionándose con los demás solo para negociar cambios de carril y giros. Para los autos, la proximidad es peligro y la soledad es libertad... Y para nosotros? Las personas no son autos. Los seres vivos se necesitan, se fortalecen uno a otro, comparten sus destinos y los alcanzan juntos. Cuando estamos vivos, proximidad es calor, soledad es opresión. La gente pertenece a las familias. Las familias establecen comunidades. Las comunidades constituyen la gran cantidad de gente colorida del mundo. Y toda esa gente conforma un cuerpo solo, magnífico, con una sola alma llamada humanidad. Algunos dividen este cuerpo en seis mil millones de fragmentos y los enrollan nuevamente en una sola masa. Quisieran que cada persona haga lo suyo a su manera y al mismo tiempo se relacionara con cada individuo en el planeta. Ellos no ven diferencias entre las personas. Pero somos como hojas extendidas de las ramitas que se ramifican de ramitas más grandes en las ramas de ramas más grandes hasta que alcanzamos el tronco y las raíces comunes a todos nosotros. Cada uno tiene su lugar en este árbol de la vida, cada uno su fuente de fortaleza - y en esto confía el árbol para su misma supervivencia. Ningunos de nosotros camina solo. Cada uno lleva las experiencias de antepasados dondequiera que vaya, junto con sus apuros, sus traumas, sus victorias, sus esperanzas y sus aspiraciones. Nuestros pensamientos crecen de sus pensamientos, nuestro destino se forma de sus metas. En el pico más alto al que conseguimos llegar, allí están ellos, sosteniendo nuestra mano, empujándonos hacia arriba, proporcionando los hombros sobre quienes estar parados. Y compartimos esos hombros, ese sentido, esa herencia con todos los hermanos y hermanas de nuestro pueblo. Es por eso que nuestra propia gente es tan importante: Si deseamos estar en paz con cualquier otra persona en el mundo, debemos comenzar con nuestros propios hermanos y hermanas. Para eso debes encontrar la paz dentro de ti mismo. Y solamente cuando la encuentres, puedes ayudarnos a encontrar la paz para el mundo entero. Cada judío es un hermano o hermana de una gran familia de muchos millares de años. Donde camina un judío, allí caminan sabios y mártires, héroes y heroínas, leyendas y milagros, todo el camino nos lleva de nuevo a Abraham y Sara, los primeros dos judíos que desafiaron el mundo entero con sus ideales. Caminan con él los jirones, la sangre y la audacia de milenios, la herencia de los que vivieron, anhelaron y murieron por un Mundo por venir, un mundo a la manera que fue concebido para ser. Su destino es nuestro destino. Se satisfacen en nosotros. En cada uno de nosotros y en todos nosotros juntos. Para nosotros es que somos uno. Cuando un judío hace un acto de la amabilidad, todas nuestras manos se extienden con la suya. Si se cae un judío, todos nosotros tropezamos. Si uno sufre, todos sentimos dolor. Cuando uno se alegra, todos nos sentimos felices. En nuestra unidad encontraremos nuestro destino y nuestro destino es ser uno. Para nosotros somos un solo cuerpo, respirando con un solo sistema de pulmones, palpitando con un solo corazón, conduciendo en un solo sentido del bien. Somos uno. Dejemos que sea con amor. Cortesía: www.es.chabad.org

Perfectos Extraños
Por: Moshe Bryski Hace algunos años traje un grupo de estudiantes rabínicos para ayudarnos durante las fiestas de Rosh Hashaná y Iom Kipur. Eran estudiantes de una Ieshivá de Jabad en Brooklyn y se ofrecieron a pasar las festividades asistiendo a sinagogas y enriqueciendo comunidades. Un sábado de tarde, después de su llegada, estaban sentados en la sinagoga descansando después de un largo día dirigiendo programas para niños, cuando se dieron cuenta que un camión de mudanza se estacionaba frente a la casa vecina. Con vestimentas típicas de Jabad, dejando de lado el concepto: “ocúpate de tus propios asuntos”, y la idea: “has hecho suficiente por un día”, salieron y entablaron conversación con la gente que se estaba mudando, un hombre y su hija. Resulta que los recién llegados eran judíos, y el padre, el director musical y coral de un templo reformista de las inmediaciones. El director se ruboriza disponiéndose a recibir una charla de estos barbudos, obviamente estudiantes muy ortodoxos, sobre que un judío no debería estar mudándose durante el sagrado sábado, que está siendo un terrible ejemplo para su hija… En su lugar, los muchachos le brindan una gran sonrisa y lo invitan a tomar un lejaim y un bocadillo. Antes de darse cuenta, está sentado con su hija en una mesa de Shabat comiendo cholent (una comida típica de Shabat), cantando canciones sabáticas junto con un grupo de jasidim que apenas conoce. Pero no termina ahí, porque los trabajadores de la compañía de mudanza son todos israelíes y pronto están también sentados alrededor de una mesa en California del Sur, comiendo Jumus y cantando Am Israel Jai… A medida que se acerca el final del Shabat, los estudiantes se dan cuenta que tienen allí mismo un Minián. Entonces rezan las oraciones vespertinas con sus nuevos amigos y recitan la Havdalá (servicio después de Shabat). Los israelíes comienzan a cantar Eliahu Hanaví y Osé Shalom y pronto se forma un círculo, están bailando -los israelíes de la compañía de mudanza en camisetas de manga corta, un director de coro reformista y un grupo de jasidim de Jabad, que fueron criados en la enseñanza de nunca juzgar a los otros sino aceptarlos a todos, amarlos, y aprovechar cada oportunidad para traer más luz, más alegría al mundo. Tiempo mas tarde en una clase titulada “Fe y Sufrimiento”. Es una clase muy difícil, emotiva, angustiante. Un hombre se me acerca después de la clase. Estaba llorando, y me cuenta la historia más triste pero más inspiradora que haya escuchado durante largo tiempo: “un año antes de mudarme aquí perdí a mi esposa y dos de mis tres hijos en un accidente de auto. Estaba devastado. No podía luchar contra el dolor. No podía hacer frente a la pérdida. Estaba enojado con D-os. Odiaba vivir. El pensamiento del suicidio venía a mí constantemente. Pero yo lo apartaba debido a mi hija. ¿Cómo podría ella enfrentarlo sin mí? Pero la pena era tan grande que yo no podía respirar. Razonaba conmigo mismo que ella estaría mejor con un padre muerto que con uno como yo. Sé que ahora suena ridículo, pero en ese momento mi corazón estaba destrozado y mi mente estaba atormentada.

Odiaba mi vida y decidí ponerle fin. Planifiqué una última noche con mi hija. Ella adora ir al cine conmigo. La llevaría al cine una última vez, luego la llevaría a casa, y después que se durmiera le diría adiós a este mundo miserable. Una noche la llevé al cine Mountain Gate Plaza, en Simi Valley. Una última película para padre e hija. Como se podrá imaginar, caminaba por el shopping como un sonámbulo. De repente escucho algo así como música judía. Al principio pensé que estaba oyendo cosas, o que ya estaba oyendo las notas del más allá. Pero cuando dimos vuelta la esquina, entendí. Era Janucá, y algún grupo judío estaba realizando el festival de Janucá justo frente al cine. Antes de darme cuenta de lo que estaba sucediendo, fuimos arrastrados a un círculo de rabinos que bailaban. Primero protesté, pero eventualmente me di por vencido. Miré a mi hija y estaba sonriendo. Miré alrededor a las caras que me rodeaban y había alegría. Miré la Menorá y vi la llama eterna del pueblo judío. Un pequeño murmullo de alegría entró en mi corazón y comencé a llorar y a reír al mismo tiempo. La luz de la Menorá estaba derritiendo la espesa oscuridad y la niebla que me rodeaba. Esa noche, en casa, acosté a mi hija y me senté en la mesa de la cocina. Las llamas de la Menorá titilaban en mi mente. Decidí darle otra oportunidad a la vida. Decidí mudarme a una nueva comunidad y comenzar una nueva vida. Al día siguiente empecé a buscar otra comunidad y bastante pronto me estaba mudando a Agoura. El día que nos mudamos, mientras me aproximaba a nuestro nuevo hogar, una ola de tristeza me invadió. Dudas, pesar, pesimismo. Estaba abrumado por el pensamiento de que todo era inútil, que mi vida era un error, que yo era un error. Dirigí una plegaria a D-os en silencio y le pedí que me enviara una señal para saber que El estaba allí, en algún lugar, para tranquilizarme que esto iba a ser algo realmente nuevo y diferente. Mientras llegábamos a la casa, me sorprendió ver unos pocos jasidim parados cerca. Muy pronto me estaban invitando y estábamos comiendo la comida de Shabat más rica, cantando y bailando. No pude haber pedido una bienvenida más tranquilizadora a mi nueva vida. Agradezco a D-os por esta señal y por bendecirme con fuerza y bienestar”. Escucho este relato y estoy llorando. Le pido que se quede justo donde está y corro a mi oficina. Reviso algunos álbumes… Janucá… Janucá en Simi Valley... ¡allí está! Una foto. Una instantánea de D-os en acción. El año en que fue sacada esa foto habíamos decidido agregar otro lugar a nuestra lista de festivales de Janucá. Elegimos Simi Valley. ¿Por qué Simi Valley? ¿Por qué el cine Mountain Gate Plaza? No lo sé. ¿Por qué pusimos la Menorá allí mismo? No lo sé. ¿Por qué abrazamos a un extraño total y le pedimos bailar? ¿Por qué no? Es Janucá, ¿deberíamos ser los únicos bailando? El Rebe nos dijo que trajéramos a todos la alegría y la luz de Janucá, para que todos supieran que la luz prevalecerá sobre la oscuridad, que el bien triunfará sobre el mal. Así lo hicimos. Y allí estaba, en ese álbum. Una foto del director del coro y su hija bailando frente a la Menorá. Una instantánea de una vida salvada. Probablemente esa noche, después del festival de Janucá, me fui a casa pensando: ¿Fue bueno? Pensé que tendríamos una multitud mayor… El año que viene lo haremos mejor… Cuando mi esposa me preguntó cómo estuvo, probablemente le dije: “estuvo bien”. Poco sabíamos que una vida se había salvado esa noche... Cortesía: Anajnu

LAG BAOMER
Una Fiesta Atípica Por: Moshé Korin
"Lag Baómer" es una festividad atípica dentro de las que marca el calendario hebreo. A diferencia de las otras, no se menciona en la Biblia y sus orígenes no aparecen muy claros. La palabra hebrea "ómer" significa "pequeño manojo de espigas". Es lo que cada Hijo de Israel debía ofrendar en el Templo de Jerusalem el primer día de "Pésaj" (Levítico XXIII, 10-11). Luego, a partir del segundo día de "Pésaj" (Levítico XXIII, 15-16), se contaban 7 semanas completas. Era el llamado "Cómputo del Ómer" ("Sefirat Haómer"). El día 50º se celebraba la fiesta de "Shavuot" ("Jag Hashavuot" = Fiesta de las Semanas), también llamada "Jag Habikurim" (Fiesta de las Primicias), cuando se entregaban en el Templo nuevas ofrendas de los primeros frutos ("bikurim"). "Lag Baómer" significa "el día 33º en el Cómputo del Ómer", ya que según el valor numérico de las letras hebreas, "L" = 30 y "G" =3; por lo tanto, "lag" = 33. La fecha que le corresponde es la del 18 del mes de Iiar. Desde tiempos muy remotos, rigen para el judío observante, en el Período del "Omer", costumbres propias de los días de duelo, sin que exista para ello una explicación precisa. Sin embargo, al llegar al día 33º del Cómputo, el duelo se interrumpe: nuevamente se realizan ceremonias de casamiento y sus fiestas respectivas; se encienden fogatas en todo el País de Israel, y en Meirón (Galilea, cerca de Safed), según viejas tradiciones, se lleva a cabo un festejo junto a la tumba de Rabi Shimón Bar Iojái. En distintos lugares de la Diáspora, se acostumbró por generaciones salir ese día con los alumnos al campo y a los bosques y pasarlo en contacto con la Naturaleza. En la ocasión, se llevaban arcos y flechas y se practicaban distintos juegos. ¿Cuándo adquirió "Lag Baómer" su carácter festivo y por qué causa?. Una leyenda talmúdica refiere que el gran Rabí Akiva llegó a tener "doce mil pares de alumnos", y que todos murieron en un mismo lapso ... entre "Pesaj" y "Shavuot". Los Gaonitas (jefes de las Academias de Babilonia, siglos VI al XI), mencionan dicha fuente y afirman que, a partir de entonces, se determinó que no se celebraran casamientos durante ese período. ¿"En qué se diferenció, entonces, "Lag Baómer" de los demás días del Cómputo? Un grande de Israel lo explica así: "Afirma una tradición de los Gaonitas Z"L, que en el día de "Lag Baómer" cesó la mortandad, y que por eso también debían dejar de atormentarse". Cabe inferir de sus palabras que en esa fecha sucedió algo fuera de lo común, razón por la cual se determinó que el día fuera festivo; y así se lo consideró desde tiempos muy remotos. Dijo Rabí Shimón Bar Iojái: "Tres dádivas le otorgó el Santo Bendito Sea al Pueblo de Israel, mas ninguna de las tres le llegó exenta de dolores. Ellas son: la Torá, la Tierra de Israel y el Mundo Venidero". La Rebelión de Bar Cojva. La opresión creciente, los pesados impuestos y la expulsión de los campesinos de sus tierras, empobrecieron al pueblo de Judea. Los edictos del emperador Adriano, que les prohibían cumplir con los preceptos de su religión, a fin de imponerles la cultura romana, sublevaron a los hijos del país. Muchos de ellos no se resignaron a ver a Jerusalem transformada en ciudad pagana, bajo su nuevo nombre de Elia Capitolina. Y la pretensión de Adriano de construir en el Monte del Templo un santuario dedicado a Júpiter, colmó todas las medidas. Entonces se fueron apalabrando para la rebelión. La misma estalló en el 132 y duró 3 años, hasta el 135. Su jefe era Shimón Bar Coziba (así llamado por ser Coziba su ciudad natal). Los Sabios de Israel apoyaron a los rebeldes, y entre ellos el más ilustre, Rabí Akiva. Se cuenta que fue él quien cambió el nombre de Bar Coziba por el de Bar Cojva (Hijo de la Estrella), inspirándose en el versículo 17 de Números XXIV: "Daraj Cojav MiIaakov" (= "De Iaakov ha salido una estrella"). Rabí Akiva creía que se aproximaba la hora de la Redención. En el Talmud se refiere que cuando veía a Bar Cojva, exclamaba: "¡Éste es el Rey, el Mesías!". Los numerosos discípulos de Rabí Akiva se plegaron a la insurrección y tomaron parte activa en la lucha. De acuerdo con una tradición popular, los días posteriores a la festividad de "Pésaj" fueron muy duros para los combatientes. Muchos fueron hechos prisioneros o cayeron en los campos de batalla. A ellos alude el Talmud cuando habla de "12 mil pares de alumnos de Rabí Akiva que murieron en ese tiempo". Y tal vez por eso pasó a ser un

período de duelo. Según la misma tradición, el día 33º en el Cómputo del "Ómer" se produjo un giro inesperado a favor de los rebeldes. Es posible que los hombres de Bar Cojva hayan logrado ese día reconquistar Jerusalem; y de ahí la explosión de alegría que acompaña a esa fecha. Rabí Shimón Bar Iojái. Rabí Shimón Bar Iojái, uno de los discípulos más brillantes de Rabí Akiva, se encontraba también entre los inspiradores de la rebelión. Debió huir de los romanos, que lo perseguían para quitarle la vida, y en torno de su figura se tejieron muchas leyendas. Nuevamente es en el Talmud donde las hallamos registradas. Se dice que él y su hijo vivieron 13 años ocultos en una caverna, hasta que pasó el peligro, y que Rabí Shimón Bar Iojái murió un día de "Lag Baómer". Siguiendo una antigua costumbre, se suele honrar la memoria de un grande de Israel yendo a rezar sobre su tumba en los aniversarios de su muerte. De ahí la tradición de reunirse en "Lag Baómer" junto a la tumba de Rabí Shimón Bar Iojái, en Meirón. Para algunos Cabalistas, sería ese gran sabio el autor del famoso "Libro del Zóhar", que contiene los fundamentos de la Cábala o "Jojmat Hanistar" (El Saber Oculto). Por eso, los adeptos a la Cábala y otros judíos devotos realizan en Meirón, en "Lag Baómer", la llamada "Hilulá" (Celebración). Encienden fogatas porque, según una leyenda, al morir Rabí Shimón Bar Iojái su casa se llenó de luz y de un fuego que duró todo ese día. A lo largo de la noche se entonan canciones y plegarias compuestas en honor del gran tanaíta. En algunas comunidades sefaradíes, las costumbres de duelo propias de los días que transcurren entre "Pésaj" y "Shavuot", suelen hacerse menos severas después de "Lag Baómer". Salidas al campo. Arcos y flechas son característicos de "Lag Baómer" en el particular estilo de vida que se constituyó en la Diáspora del Este Europeo y que se reflejó en su literatura. Ese día, los "melámdim" (maestros elementales) salían de excursión con sus alumnos. Los mismos niños armaban arcos con las ramas de los árboles, y dirigidos por el "Rebe" se ejercitaban en el lanzamiento de las flechas. Estos juegos, y los paseos por campos y bosques, iban acompañados de relatos sobre el heroísmo de Bar Cojva y sus hombres. Fogatas. En Medinat Israel se festeja "Lag Baómer" con excursiones y competencias deportivas. Pero el carácter propio de la celebración nocturna está dado por miles de fogatas que jóvenes y adultos encienden en toda la extensión del país. Alrededor de las mismas, pasan largas horas cantando y bailando. Hay quienes suponen que esta tradición procede de la antigua costumbre de encender fuegos en lo alto de las montañas, para anunciar a los habitantes de aldeas y poblados el comienzo de un nuevo mes. Y tal vez por el mismo medio se daban a conocer también las victorias en la guerra. Corte de pelo a los niños. El día de "Lag Baómer", los Cabalistas discípulos del Arí llevan a Meirón a sus niños que han cumplido 3 años, para cortarles el pelo en ese lugar. Dicha costumbre se suma a otras que expresan la interrupción de los días de duelo dentro del cómputo del "Omer". El corte de pelo es acompañado de un ritual que incluye canciones, danzas y también tortas y vino. Orígenes de la festividad. Pese a los usos mencionados, los orígenes de "Lag Baómer" permanecen inciertos. Se supone que el halo de misterio que envuelve a la festividad responde a motivos históricos, ya que el hecho mismo de fijar un día que recordara a los héroes de la rebelión, constituía un desafío y un gesto de resistencia a los opresores, y podía traer consecuencias no deseadas. También al pueblo mismo debía resultarle conflictiva la celebración de una victoria que terminó siendo efímera. Las circunstancias habían cambiado. La insurrección reprimida con la mayor crueldad y las duras leyes que le siguieron, no consituían, por cierto, un motivo de alegría. De modo que los orígenes de la festividad quedaron semiocultos, y sólo veladas alusiones aparecen en ciertas leyendas talmúdicas. Ellas se refieren a una grave epidemia que afectó a miles de jóvenes y terminó con sus vidas. La epidemia se interrumpió en el día de "Lag Baómer", y desde entonces ese día se festeja con regocijo. Cortesía: www.delacole.com