You are on page 1of 65

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE TIERRA DEL FUEGO

“HACIA LAS POLÍTICAS DE SALUD MENTAL Y ADICCIONES EN TIERRA DEL FUEGO”

Tolhuin, 24 de Noviembre de 2007

Documento de trabajo

Foro de Profesionales de la Salud Mental de Tierra del Fuego

Primer Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego
Organiza Foro de Profesionales de la Salud Mental de Tierra del Fuego Coordinador general
Lic. Luis Camargo

Comisión organizadora
Lic.Barbera, Sandra Lic.Basiliades,Silvia Lic.Camargo, Luis Lic.González Valle, Andrea Lic Gutierrez, Rubén Lic. Fernandez, Nelva Lic.Mendez,Marcos Lic.Montani, Marcela Lic Smutt, Elena Dra.Ponce, Liliana

Apoyatura académica
Dr. Juan Dobón –Jefe de Salud Mental del Htal. P. Piñero, GCBA

Coordinadores de Comisiones de Trabajo
Com. Nº1: Lic.Gutierrez, Rubén – Lic. Cuadrado, Alejandra Com. Nº2. Lic. Demartín, Nestor – Lic.. D´Ambrosio, Marisa Com. Nº3: Dra. Casen, Liliana – Lic. Smutt, Elena – Lic. Montani, Marcela Com. Nº4: Lic. Barbera, Sandra – Lic. Aguila, Janet Com. Nº5: Lic. Mendez, Marcos – Lic. Calderón, Miriam Com. Nº6: Dr. Cavallieri, Esteban – Lic. González Valle, Andrea Com. Nº7: Lic. Basiliades, Silvia – Lic. Eiriz, Maricel

Auspicio Gobierno Electo de la Provincia de Tierra del Fuego

2

Índice

Palabras de apertura del Foro (por Luis Camargo) Hacia las Políticas de Salud Mental y Adicciones en TDF Palabras de cierre del Foro (por Juan Dobón) Relevamiento pcial. de las áreas Salud Mental y Adicciones Comisiones de Trabajo/documentos Diagnósticos de áreas Documento conclusiones/propuestas

9 15 27 29 43 65 67

3

El 24 de noviembre del año 2007 más de un centenar de profesionales y trabajadores de la Salud Mental se dieron cita en el corazón de la Isla de Tierra del Fuego, en la bella comunidad de Tolhuin. Una cita, acaso, muchas veces postergada, una cita necesaria, al menos por inscribir un alto en la repetición del desencuentro. ¿Acontecimiento para el campo de lo “psi”? No lo sabremos sino a posteriori, pues como ha sido enunciado por filósofos de la talla de Badiou, un acontecimiento es siempre un indecible, un indecidible, que no puede ser calculado ni previsto, pero que organiza subjetividades a su derredor en las consecuencias. Es decir, por sus consecuencias, si las tiene, sabremos si el Primer Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego fue o no un acontecimiento. Algo allí del orden de la apuesta resuena, al tiempo que se abre el compás de espera por lo que resulte del acto que la genera. Entretanto, lo que sí fueron hechos de constatación, es que ese día, en Tolhuin, al cobijo de la escuela del pueblo, se produjeron diálogos, encuentros, debates, intercambios, desafíos, anhelos, proyectos, propuestas, que era preciso alguna vez se diesen entre aquellos que abordan de manera sistemática los malestares subjetivos y el padecer psíquico de los habitantes del Fin del Mundo. Pero claro, tamaña convocatoria y participación no basta, si queremos hacer de ese Foro, acontecimiento. Se trata ahora de compromisos. Se trata ahora de testimoniar, todos y cada uno de los que allí nos dimos cita, de lo que allí se produjo. De hacer de las palabras allí emitidas, letra, marca en lo real. No es asunto del azar o de formalismos burocráticos que hayan estado allí presentes las autoridades que tendrán a su cargo la responsabilidad de la salud pública fueguina en los próximos cuatro años. Se impone sea asunto de compromiso, y aquí, de nuevo, la dimensión de apuesta: en este caso, a que desde el poder público se legitime la participación ciudadana (el Foro no es sino eso) con la rúbrica de las políticas del área con basamento en las propuestas que este documento expone. Este documento pretende reflejar mínimamente un estado de cosas, promover sendas de reflexión sobre ellas, y proponer las acciones –técnico-políticasque permitan superar un diagnóstico del campo de la salud mental y las adicciones en Tierra del Fuego, que no por preocupante es menos factible de ser revertido, si algo de lo que aconteció este 24 de noviembre en Tolhuin puede transformarse en acto. Hacia allí es factible marchar, pues hay ahora un horizonte, dibujado entre muchos actores, hacia dónde dirigirse. Este documento, si así se lo pretendiese, puede ser la hoja de ruta de esa marcha. El resto, es parte de la aventura de ponerse a caminar. Lic. Luis Camargo Diciembre del 2007

4

Primer Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego
Palabras de apertura
Quiero darles la bienvenida al Primer Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego, y agradecer, en primer lugar a Fabiana Rios y a su equipo de Salud, la Dra. María Grieco, el Dr. Juan Gómez Carrillo y al Diputado Gorbacz, por haberme convocado a pensar con ellos el devenir del área en la provincia, y luego a todos los colegas de Río Grande y de Ushuaia, por el esfuerzo que hicieron para organizar este evento de tanta trascendencia, al Dr. Juan Dobón por asistir y colaborar desinteresadamente con este proyecto y por supuesto, a todos Uds. por haber aceptado el desafío de acompañarnos. Este Foro es un punto de inflexión, de llegada y también de partida. De llegada porque resume y concentra, a mi juicio, años de historia de la Salud Mental en Tierra del Fuego; pues lo primero que hay que decir, es que Tierra del Fuego tiene historia al respecto. Para empezar, aquella mítica, de la cárcel del Fin del Mundo, que fue el albergue de no pocos “locos asesinos” allá por las décadas primeras del siglo pasado, como Mateo Banks (“El místico” como lo apodaron, que había matado a ocho familiares para quedarse con su fortuna), o el famoso “Petiso Orejudo”, el adolescente psicópata que conmocionó a la sociedad porteña de entonces por haber matado salvajemente a tres chicos y haberlo intentado con ocho más… Ya entonces, los locos desembarcaban aquí! Y para seguir, ya bastante más cerca en el tiempo, la historia que labraron muchos de los aquí presentes, a través de sus profesiones y oficios, con sus “haceres” con el malestar subjetivo, con los desencuentros familiares y las patologías sociales, en los Servicios de Salud Mental de los hospitales, en los Gabinetes Psicopedagógicos, en las instituciones de Minoridad y Familia, en los CAADs, en las escuelas especiales, y en tantos otros sitios (públicos, y privados) donde la Salud Mental de la particular población de esta provincia ha sido asistida. Cada quien aquí podría referenciar seguramente algún espacio, alguna iniciativa, que pueda contabilizarse en esta pequeña historia del campo “psi” fueguino. De mi parte, puedo aportar aquellos seminarios de psicoanálisis que dictamos con un colega allá por el año 94/95, cuando nunca se habían hecho del estilo hasta entonces (al menos en Rio Grande, que yo sepa), o la agrupación Agalma del Sur, con un grupo de colegas –algunos aquí presentes-, con quienes hacíamos múltiples actividades, de las cuales formó parte importante Juan Dobón.. Y precisamente fue con Juan Dobón, quien además de Director de Salud Mental de Htal. Piñero de Bs.AS. es Director del Instituto de Investigaciones del Campo Psijurídico, con quien armamos las 1ras. Jornadas de Psicología Jurídica de la provincia, allá por el año 1997, inaugurando aquí el estudio y la investigación en el cruce del Derecho y el Psicoanálisis, con producciones conjuntas, creo, de sumo interés. Pero también es punto de partida, un punto cero, un espacio inaugural, un espacio de apertura. Una apuesta, en fin.

5

¿Una apuesta a que? A que a esta historia de la salud mental en Tierra del Fuego, comencemos a abrocharle una política, considerando que aunque esto no la haya hecho inoperante ni mucho menos, la salud mental en la provincia hasta la fecha ha carecido de una política en la cual sustentarse, o si la ha tenido: a) no ha sido jamás explicitada y mucho menos consensuada, b) no ha vinculado sus posibles acciones al resto de las políticas de Estado (salud en gral., ingresos, seguridad social, etc.), y c) ha dependido de la buena voluntad y esfuerzo personal y/o grupal de los agentes, de los efectores de la SM y de las adicciones de los distintos subsectores del sistema general de salud. Y aquí estamos ya en el título de este encuentro “Hacia las políticas de SM y adicciones en TDF para el periodo 2008/2012”. Como es obvio, el periodo elegido en el título, es el que, si todo va bien, abarcará el próximo gobierno. Un colega de Ushuaia, con mucha pertinencia me señalaba que quizás hubiese sido mejor no limitar las políticas a fechas, sino hacerlas trascendentes a los gobiernos. Y tiene razón. Pero si se hizo mención a ese periodo en el lema del evento, es por suponer ya una voluntad política en el gobierno por venir: y es que esta gestión parece haberse dado cuenta que Salud Mental es algo más que un puñado de profesionales voluntariosos en servicios de hospitales generales, o que el problema de las adicciones en nuestra provincia no puede resolverse sin un debate serio y profundo sobre el tema. Si me he animado a proponer un par de cosas, entre ellas las que hoy nos reúnen aquí, es por suponer, por apostar a que la salud mental va a ocupar un espacio crucial y creciente en las instancias de decisión y ejecución de políticas generales de gobierno y particulares del área salud. Por eso, este Foro. ¿Que es esto de Foro? Ahora vamos a la cuestión “política”, pero antes, digamos dos palabras sobre la idea de “foro”. Ahora están de moda los foros de Internet, pero antiguamente, el Foro Romano (Forum Romanum, aunque los romanos se referían a él comúnmente como Forum Magnum o simplemente Forum) era la zona central en torno a la que se desarrolló la antigua Roma y en la que tenían lugar el comercio, los negocios, la prostitución, la religión y la administración de justicia. Hay otra referencia al equivalente del foro en la cultura ateniense que me gusta más. La lei en Cornelius Castoriadis. Este filósofo y psicoanalista señala que la lengua griega antigua y la práctica política de los atenienses ofrecen una distinción preciosa entre tres esferas de la actividad humana, que, a su vez, la institución global de la sociedad debe separar y articular: el oikos (la casa, la familia), el agora (el mercado-lugar de reunión) y la ecclesia (la casa del poder, del gobernante), que, traducidos libremente, serían la esfera privada, la esfera privada/pública y la esfera (formalmente y en sentido fuerte) pública, que correspondería con lo que se define como poder explícito. El equivalente ateniense al foro romano sería el agora. Digo que me gusta más porque pone en juego categorías (lo privado y lo público) que como mínimo en nuestras sociedades son complejas, con límites permanentemente cambiantes. Allí donde, por ejemplo, las cuestiones públicas se transforman en decisiones privadas (familiares, digamos), donde la privacidad rápidamente adquiere status público (Internet, por ej,), un espacio de ágora, un espacio de encuentro y discusión entre lo privado y lo público, se hace imprescindible para las distinción de esos espacios, lo que no puede hacerse sino en una verdadera democracia, pues la democracia no es así sino el régimen donde lo público es verdaderamente público, pertenece a todos, es responsabilidad de todos, y convoca a la participación de todos. En un régimen totalitario, ejemplo que cita Castoriadis, la

6

esfera pública absorbe cualquier cosa, y, al mismo tiempo, en realidad no es pública en absoluto, pues constituye la propiedad del Aparato totalitario que detenta y ejercita el poder. Y al nombrar “participación”, que es lo que hace al foro, al ágora, estoy hablando de la preocupación de la ciudadanía por lo público y de la deliberación como mecanismo de obtención de consensos y de líneas de acción política. Y para eso estamos acá. Para refutar la idea de “democracias delegativas” (Guillermo O´Donell), y generar algún puente de cruce entre la protesta y la propuesta, entre la inacción colectiva y la acción participativa, entre sistemas de baja responsabilidad a compromisos responsables de nuestro hacer laboral y social cotidiano. Para acercarnos minimamente a ese ideal de la democracia que ubica en la participación la reducción de la brecha entre gobernantes y gobernados. La cuestión política: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados", decía Groucho Marx. En verdad, nuestras sociedades democráticas tienen mas políticos que Política, en el sentido griego del término, es decir, “lo relativo al ordenamiento de la ciudad”, ya que Política, con mayúscula, si la entendemos despojada de la cuestión del ejercicio poder en el sentido del “amigo/enemigo” -como querría una definición a lo Karl Schmidt-, es el conjunto de acciones orientadas ideológicamente a la toma de decisiones de un grupo para la consecución de unos objetivos determinados. Por eso, como tenemos más políticos que Políticas, vivimos mas de campañas electorales que de ejercicios reales del poder ciudadano, pues los políticos saben más de enfrentamientos imaginarios, de amigos/enemigos, que de “ordenamientos de la ciudad”. Pero en fin… ¿Qué implica la existencia de una Política? Que las acciones del oikos no estarán desanudadas de la ecclesia, por que si se desanudan, es decir si vacila la esfera pública/pública, si no hay una Política ordenadora, en el campo de lo privado (y aquí pienso a lo institucional como privado) aparece todo aquello que atenta contra el espacio del trabajo: la burocracia, el hastío, la irresponsabilidad, la corrupción, la inercia laboral, etc., etc. Es decir, y hay que subrayarlo fuertemente, una Política es aquello que permite que pueda sostenerse cabalmente la escena del trabajo. Esa escena del trabajo es la que a su vez hará posible el cumplimiento de los objetivos. Ahora, ¿cuales serían los objetivos de una política de salud mental? Hacia allí iremos durante esta jornada. Para las obras sociales o las pre-pagas, habitualmente –y aunque se esmeren en desmentirlo-, los objetivos de cualquiera de sus políticas de salud, incluidas las de salud mental, suelen ligarse a sus finanzas empresariales. Pero para el Estado, la salud mental no puede, o al menos no debería ser una cuestión de finanzas. La OMS sostiene que el presupuesto de Salud Mental debe ser aproximadamente el 10% del de la Salud pública en general. Rio Negro 6%, Bs.As. 8%. ¿Cuanto tendrá Tierra del Fuego? No es seguro que exceda el 2%... Lo que sí es seguro, es que el Estado tiene responsabilidades en el área, que hasta ahora en cierta medida ha escamoteado. Lo que sí es seguro es que nosotros, en

7

tanto integrantes del campo “psi”, e incluyo aquí también a profesiones no caracterizadas por ese prefijo “psi”, como los trabajadores sociales, los terapistas, los abogados, etc., tenemos obligaciones insoslayables: Tenemos la responsabilidad de preguntarnos, primero qué entendemos por Salud Mental, pues no va de suyo. Y creo yo eso va de la mano de la concepción de sujeto que como campo, el campo “psi”, nos hagamos: si se trata de un sujeto definido por las leyes del mercado (el consumidor, el usuario) será una cosa, si se trata del ciudadano, del sujeto de derechos, será otra. Si consideramos al sujeto definido en su dimensión singular, en su dignidad y en su capacidad de transformación activa de su realidad, la salud mental será una cosa: si se trata de un sujeto a adaptar, a “re” (resocializar, reeducar, reinserta), será otra cosa. Y luego, de allí partirá la segunda responsabilidad, la de preguntarnos qué políticas le corresponden a esa concepción de la salud mental, que tampoco va de suyo, pues ahí allí un terreno de elecciones que son de tipo ética. En la historia de las políticas de la salud mental de nuestro país, éstas han pasado por extremos biologicistas, comunitarios del estilo “open door”, transitando desde el higienismo de principios de siglo hasta los psicoanalismos militantes del fin de siglo, para llegar a la reactivación de los supuestos neurocognitivos de los últimos años. Siempre es bueno recordar que no siempre hubo manicomios, que fueron el resultado de una política de salud de un momento determinado de la historia social de nuestro país. Nosotros no tenemos manicomios, por lo tanto no hay que desmanicomializar. Pero esto nos exige aun una responsabilidad mayor: armar dispositivos creativos para la patología mental y que alojen al enfermo sin segregarlo: porque que no haya “loqueros” no quiere decir que no se segregue al loco. Entonces, es preciso elegir, participativamente y desde el Estado, elegir. No hay política posible sin elección, y la elección política jamás será legítima si no es con la participación de todos los afectados por las consecuencias de esa elección. Desde el poder, desde la ecclesia, se ha elegido jerarquizar a la salud mental, dándole rango de Dirección dentro de la estructura ministerial de Salud. Se tratará ahora saber si desde el agora estaremos o no a la altura de esa jerarquización. Las preguntas que deben guiar este Foro son aquellas que deben dar cuenta qué modelo de salud mental querremos de aquí a futuro para la Tierra del Fuego: ¿Un modelo hospitalocéntrico, centralizado? ¿Un modelo basado en prestaciones privadas o prepagas, o de subvención estatal? ¿Un modelo de teorías hegemónicas, o que apueste a lo “inter”? ¿Propiciaremos un modelo de redes, o permaneceremos enredados en nuestros propios soliloquios? ¿Articularemos nuestra política realmente algunas vez con otros sectores (educación justicia, derechos humanos, etc.), es decir lograremos conformar estrategias intersectoriales o nos dedicaremos a reforzar procesos de homogeneización, de uniformización y de control social?

8

¿Seguiremos discutiendo si a ese pibe lo atiende el hospital o gabinete, o minoridad, o permitiremos que algo de su padecer psíquico pueda alojarse en algún sitio de este Estado fragmentado y poco solidario? Seguiremos considerando que si Juancito no quiere dejar de drogarse, pues hay que mandarlo del Estrecho hacia arriba, o propiciaremos opciones más flexibles y adecuadas a las características y posibilidades subjetivas de los usuarios de drogas? En fin, estos y otros interrogantes debatiremos e iremos planteándonos aquí, para plasmar, al final de la jornada, los documentos que puedan ayudar y ayudarnos a la construcción de esas Políticas de Salud Mental y Adicciones que estimamos indispensables para nuestra provincia. Ese será un punto de llegada. Y un punto de partida, lo será el compromiso que hoy podamos conseguir aquí, de sostener este espacio, sostener este ágora, para articular lo privado de nuestra práctica, que no es la práctica privada sino la responsabilidad que a cada uno nos toca en nuestra praxis profesional, en nuestro hacer laboral, con lo publico que es su sustento, su razón de ser. El compromiso de poder fundar hoy y aquí, un espacio diferente, en el cual alojar nuestro hacer, de tanto en tanto. Un espacio de debate, un espacio de propuestas, de disensos y consensos, un espacio de intercambios, un espacio de trabajo, un espacio de reunión, de diálogo, triálogos y multiálogos si es preciso, pero de las palabras con las que es preciso abonar nuestra tarea, para que no sea un puro actuar. Un espacio, en fin, “Inter”, como lo es acaso, el deseo…. Quizás demos hoy el primer paso hacia esas políticas de salud mental que postulamos basales a nuestras prácticas. Nos quedará mucho camino por delante, pero, como diría Castoriadis, "si acaso debemos, yo y los otros, encontrar el fracaso en ese camino, prefiero el fracaso en una tentativa que tiene un sentido, a un estado que permanece más acá del fracaso y del no fracaso, que permanece irrisorio”. Muchas gracias. Luis Camargo

9

Hacia las Políticas de Salud Mental y Adicciones de Tierra del Fuego
Quienes organizamos el Primer Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego, partimos de dos premisas básicas: 1) No es factible llevar adelante ningún Plan de Salud Mental y de Adicciones si antes no hay una Política Provincial clara que lo sustente, y esa Política nunca será legítima, si no es con el concurso participativo de la comunidad, a través de sus efectores y sus destinatarios; y 2) La provincia de Tierra del Fuego no ha contado jamás con una Política de Salud Mental, al menos explícita (lo que en sí ya es una política, de todos modos) y si ha poseído una de asistencia y prevención de las adicciones, la misma no ha dado frutos positivos suficientes. Fue en ese entendimiento que surge la convocatoria a todos los profesionales y técnicos que hacen al campo de la salud mental y las adicciones, esto es, médicos psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, psicopedagogos, terapistas, operadores terapéuticos, abogados y tantos más, a los fines expresos de debatir las bases que puedan sustentar las Políticas del área de aquí en más, en el convencimiento que, ante el cambio de autoridades gubernamentales, se produce un contexto sociopolítico favorable a que ello acontezca. Así llegamos a Tolhuin, ese 24 de noviembre, y durante todo un día, con notable participación y compromiso, bajo el lema “Hacia las políticas de salud mental y adicciones para el periodo 2008/12”, esas consignas de reflexión y debates se fueron cristalizando, hasta llegar a este tramo final, que implica la reseña de lo entonces trabajado y la plasmación de un Documento Final en el que constarán las bases para una Política de Salud Mental y Adicciones con los lineamiento que el Foro así propone, documento que será puesto a disposición de autoridades, profesionales y ciudadanía en su conjunto. ¿Por qué una Política de Salud Mental para Tierra del Fuego? Como ocurre habitualmente en los países latinoamericanos1, la salud mental en la Argentina, pero también en Tierra del Fuego, está depreciada en el conjunto de las políticas y prácticas médicas y tiene una atención poco prioritaria en el conjunto de las instituciones que no se dedican específicamente a este tipo de patologías. Como veremos luego en los relevamientos realizados en el área, Salud Mental en la historia de la provincia ha sido básicamente el nombre de dos servicios con un puñado de profesionales cada uno, en cada hospital público, el de Ushuaia, el de Río Grande. A pesar de las recomendaciones de la OMS en cuanto a presupuestos para el área, que sugieren sea del 10% de Salud en general (Río Negro tiene el 6%, Cdad. de Bs.As. el
1

Un estudio de la OPS (OPS, "Salud Mental", 120ª reunión del Comité Ejecutivo, 1997) muestra que 70% de los países comenzó a tener una política de salud mental a partir de 1990; el 40% de los países no tienen legislación específica; el presupuesto vinculado con el área es en promedio del 5% del presupuesto para salud en dos tercios de los países de la región.

8%), difícilmente en Tierra del Fuego el presupuesto para Salud Mental supere el 2% del total de Salud2. Como ocurre también habitualmente, nuestros gobiernos y autoridades sanitarias, pero acaso también los propios profesionales del área, han desconocido sistemáticamente las prevalencias de los trastornos mentales en la salud de la población. Las enfermedades mentales serán la segunda causa de incapacidad en el 2020 en el mundo en el caso de que no comiencen a aplicarse los tratamientos adecuados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los desórdenes mentales suponen en la actualidad el 11% de los casos de incapacidad en el mundo, con 400 millones de personas afectadas, y si no se hace nada esta proporción se elevará hasta el 14% en 2020. El director del departamento de salud mental de la OMS, Benedetto Saraceno, indicó que la depresión se convertirá en 2020 en la segunda causa de incapacidad en el mundo tras las enfermedades isquémicas (infartos, insuficiencia coronaria, accidente cerebrovascular), mientras que en 1999 ocupaba el quinto lugar. En contra de la creencia general, las enfermedades mentales no sólo afectan a los adultos de países ricos, sino que también hacen una mella importante en el mundo en desarrollo, donde además suelen ser ignoradas, mal diagnosticadas y poco tratadas. En Tierra del Fuego no contamos con las investigaciones y los estudios epidemiológicos suficientes y necesarios, para partir desde allí con los planes asistenciales y preventivos que se adecuen a las verdaderas demandas de la población, y esta carencia fue el primer consenso del Foro, abogándose así por su inmediata implementación. Contamos sí, con algunos datos, por ejemplo, respecto a los elevados índices de suicidios de la provincia o al consumo de sustancias 3, pero que provienen de entes nacionales y que no han tenido un desarrollo sistemático por parte de los organismos provinciales, o se han desarrollado parcialmente por interés profesional individual o grupal, como es el caso de alguna investigación sobre suicidios en la Isla, elaborada por profesionales del HRU. En primer lugar los datos estadísticos nacionales, aunque puedan revelar la trascendencia del problema que tratan, no pueden atrapar la particularidad compleja de la población fueguina, siempre cambiante por los continuos procesos migratorios que la caracterizan, por sus particularidades socioeconómicas, etc. Y en segundo lugar, dichos datos no se han traducido nunca en políticas asistenciales y/o preventivas coherentes con la importancia que parecen trasuntar. Hay aquí entonces una solidaridad insoslayable: no puede haber políticas genuinas de salud mental ni de adicciones sin estudios epidemiológicos provinciales, y viceversa, no habrán estudios e investigaciones con efectos reales en la comunidad si no hay una política sanitaria y preventiva provincial que los impulse.

2

Por ejemplo, en cantidad de agentes, el personal total de Salud es de 1837 agentes: entre los dos Servicios de Salud Mental, suman 27; la Subs. de Adicciones tiene 37. Es decir, 64 agentes en total para SM y adicciones, contra los 1837 de salud, sólo el 3,4%. (relevamiento a noviembre de 2007). 3 Según el Programa Nacional de Prevención del Suicidio, Tierra del Fuego ocupa el 2º lugar después de Santa Cruz con mayor tasa nacional de suicidios por cada cien mil habitantes en la franja que va de los 15 a los 19 años de edad, con una tasa del 27, 7.. Las estadísticas de la SEDRONAR sobre el consumo de drogas, lícitas e ilícitas, en la Patagonia son también alarmantes, alertando por ejemplo que, en Tierra del Fuego el 20,4 % de los jóvenes ha consumido alguna vez drogas, ubicando a la provincia 2ª a nivel nacional detrás de Santa Cruz, nuevamente.

11

Pero, aunque no contemos a nivel provincial con los estudios correspondientes, que los realizados a nivel nacional tengan cierta carácter parcial o carezcan estructuralmente de la potestad de traducirse en acciones provinciales, la realidad institucional revela todo el tiempo un dato irrefutable: hay mucha demanda insatisfecha en el campo de la salud mental y las adicciones, hay una escasa accesibilidad de la población a los sistemas de atención (todos, incluídos los sectores privados y de seguridad social), faltan dispositivos alternativos a la internación psiquiátrica (y que, sin manicomializar, eviten las derivaciones a otros puntos del país), y no hay programas preventivos para ninguno de los problemas que atañen al campo de la salud mental. Esto sólo, y nada menos, hace al por qué de una Política Provincial de Salud Mental. Pero, ¿qué Política? Existen lineamientos establecidos y consensuados por aquellas Organizaciones que velan por la salud pública en el concierto más amplio de los DDHH, que no pueden ser desconocidos y que deben necesariamente ser traídos a la mesa del debate para la formulación de políticas de Salud Mental. La OMS 4 ha establecido que toda Política de Salud Mental debe tender a:
• • •

• •

Aumentar y aprovechar mejor los recursos financieros y humanos asignados a la salud mental. Conocer bien las normas internacionales y nacionales de derechos humanos relativas a las personas con trastornos mentales. Velar por que las políticas relativas a la educación, el trabajo, la justicia penal y el sistema de atención sanitaria general promuevan la salud mental y protejan los derechos humanos. Incluir la cobertura de la atención de salud mental en los planes de seguros tanto públicos como privados. Aplicar políticas y leyes de salud mental que promuevan los derechos humanos, la desinstitucionalización, la integración de la atención de salud mental en el sistema general de salud y el desarrollo de la atención comunitaria. Establecer mecanismos de vigilancia para garantizar que se respeten los derechos humanos en todos los servicios de salud mental.

Y que son funciones de todo agente de la sanidad:
• • • • •

Respetar la dignidad, proteger los derechos y promover la autonomía y la libertad de las personas con trastornos mentales. Velar por que todos los tratamientos se administren con el consentimiento informado de las personas con trastornos mentales. Hacer participar a las personas con trastornos mentales en la preparación de su plan de tratamiento. Hacer participar a las familias de las personas con trastornos mentales en el tratamiento y la atención dispensados a sus parientes. Informar a las instancias decisorias sobre los recursos y el apoyo que hacen falta para proporcionar una atención de salud mental de calidad.

4

OMS. Política, planes y programas de Salud Mental, Edimsa, 2006

12

Ahora bien, a lineamientos del estilo, acaso indiscutiblemente universales hoy por hoy, es preciso, sin embargo, abrocharle la particularidad, la singularidad, de los “saberes locales”. Y esa fue entonces, una de las motivaciones centrales del Foro, poner en acto los saberes locales en el punto cero de las políticas del área por venir. ¿Qué Política entonces? Una que, basada en la universalidad del respeto por los DDHH, se sostenga en la particularidad de los saberes locales que atraviesan a los actores de esa Política. El “Uno afuera” Para incentivar y promover la producción de esos “saberes locales”, el Foro apeló a una función lógica –al menos en términos del psicoanálisis-, que es la del “Uno afuera”. Esta función está emparentada con el inconciente y por ende con el deseo, está emparentada con el saber pero más estrechamente con la producción del saber, pero menos el académico, que el del trabajo y del pensamiento crítico. E hizo encarnar esa función en un médico psiquiatra y psicoanalista, el Dr. Juan Dobón, quien desde hace diez años participa en cuantiosas actividades y eventos profesionales que se realizan en esta tierra fueguina. Juan Dobón es jefe de Salud Mental del Htal. P. Piñero de la ciudad de Buenos Aires, Director del Instituto de Investigaciones del Campo Psi-Jurídico, autor de numerosos libros y publicaciones, dedicados a muchos de los temas que tratamos en el Foro. Dobón ofreció entonces dos conferencias, una dedicada a pensar la Salud Mental hoy, la otra, a la problemática de las adicciones. Lo que sigue, en primer lugar, es la trascripción de los párrafos más sobresalientes extractados de su primera conferencia, titulada: Pensar la Salud Mental en la Cultura del Riesgo La salud mental es un concepto complejo en el sentido epistemológico del término. Para construirlo es necesario la tarea de disciplinas de diferente origen. La historia, lo social, lo sanitario, lo subjetivo son vectores que constituyen el ordenamiento de su campo. Requiere de al menos 4 vectores: el histórico-social, el biológico, el psíquico y el cultural. Pensar la SM es el proceso de construcción de un saber que debe incluir en su campo al menos tres conceptos en constante tensión y cambio: la salud, la enfermedad y las estrategias del abordaje o asistencia El termino Cultura del Riesgo, deviene a su vez del concepto acuñado por el sociólogo alemán Ulrich Beck, quien llamara a nuestra época Sociedad de Riesgo. Con motivo de los episodios de Chernnobyl acuña una ecuación: a mayor avance tecnocientifico, mayor exposición al riesgo. De manera exponencial se extendió el concepto de riesgo a todas las áreas del quehacer humano. Entiendo que este concepto riesgo encierra una variedad de acepciones en el mundo capitalista actual. La primera, asociada al peligro, hace referencia al uso sanitario de riesgo. Es decir la presencia de conductas, agentes nocivos /o patógenos, etc. que pueden poner en riesgo la salud de los habitantes. Se habla de conductas de riesgo por ejemplo asociadas al consumo de sustancias, o bien con referencia al HIV. O en ese mismo sentido, de población de

13

riesgo. En este sentido es claro que se necesitan políticas de prevención y cuidado en Salud al servicio de velar por ella. En segundo lugar y bajo el paradigma Económico se expande el Riesgo bajo la ecuación de las 4 E : Estadística-Eficiencia-Eficacia-Economía; se habla entonces de Riesgo país, inversión de Riesgo, aseguradoras de riesgo de trabajo, etc. Este discurso se autoalimenta y mantiene una relación directa con la expansión del discurso capitalista actual En cuanto a la Salud Mental debemos estar advertidos de este último “Culto al Riesgo”. La aplicación de políticas de salud no puede desentenderse absolutamente de lo económico, pero no pueden orientarse desde allí. Deben estar regidas por aquella otra idea del riesgo. De allí que la idea de la atención primaria en salud por ejemplo, la prevención y promoción de la salud redunden en un beneficio económico a largo plazo, pero básicamente es una idea del cuidado de si y del otro. El Pensamiento Mercado, es decir esa manera de pensar el mundo y sus problemas, de la mano del Capital y el saber técnico nos conducen a equivocar políticas y Política. La devaluación de los Estados Nacionales y del Sujeto político son su efecto inevitable, la exclusión y la segregación su condición misma Otras políticas en Salud Mental, otro Sujeto Político Se trata de pensar otra política sostenida en la aparición de una nueva posición del Sujeto político. Ante la devaluación ético-moral, de lo que mediáticamente se reproduce como la “clase política”, si aludimos con esto solo a aquellos que hacen de esa practica una mera mercancía. Resulta indispensable pensar que solo es posible un nuevo Sujeto político si es efecto de otra praxis política y que este, a diferencia del otro, hay que reinventarlo y sostenerlo cada vez, en cada acto. Se trata de pensar una política de SM que incluya el relato y los saberes locales, parciales y preserve los espacios no jerárquicos de intercambio. Se hablará de grados o compromiso de saber, en suma idoneidad antes que de jerarquías supuestas. Se promoverá el estudio y la valoración del uso social de cada disciplina, promoviendo las políticas “Inter”: Interdisciplina, Inter-redes, Inter-institucionales. Modalidades de trabajo: • • • • • • • Interdisciplinaria- Intersectorial-Interinstitucional Inter-red (en una red articulada) Caso por caso Relevamiento casuístico, epidemiológico, de incidencia y prevalencia Desarrollo de recursos y “saberes locales”, con formación continua en SM Diferenciando políticas, normativas y marcos legales en Salud, de las estrategias terapéuticas. Promoviendo solo aquellas políticas que permitan o faciliten diferentes estrategias de abordaje y disciplinas de acuerdo a la necesidad de cada caso.

Si bien la provincia de Tierra del Fuego, quizás por la juventud de su historia, no cuenta con una historia manicomial como antecedente, lo interesante es que no es ajena a la necesidad de las practicas “des”: desmanicomializaciòn, descentralización, desintitucionalizaciòn. Hay dispositivos de encierro-discursivo, económico y social que operan como vector que impide cambios, tan graves como el laberinto

14

manicomial. Ej.: clínicas o dispositivos en adicciones, aislamientos entre los efectores y Servicios de Salud. Sostener que en SM el saber nunca es cerrado y logrado sino abierto y en construcción. Debe valorarse en términos de eficacia por los efectos terapéuticos y su impacto en la salud como bien de la cosa publica. Recuperando justamente eso, la cosa común de la salud publica. Una política de SM sostenida en la idea de construir Ciudadanía, en el marco de los DD.HH5, sólo es posible en una idea de ética que promueva y se sostenga en las diferencias. No hay una sola ética, sino un enjambre de éticas. Ese sujeto político es el que se hace responsable en la experiencia misma de ejercer sus acciones. En realidad, un Foro de estas características es un espacio para pensar políticas y hacerse en la responsabilidad de sostener o promover lo que cada uno propone. Por eso es indispensable contar con un dispositivo como este Foro, pero permanente; integrado por profesionales que a la manera de un Observatorio foucaultiano vele por las practicas, así como también por el cuidado de los asistidos y de quienes asisten en SM. J.D.

Hacia una Política de Drogas, otra Luego del debate suscitado por la conferencia de Dobón dedicada a la Salud Mental, llegó el turno para la reflexión y debate sobre el tema de las toxicomanías, fenómeno complejo y heterogéneo que atañe a los tiempos modernos y sobre el cual mucho debemos aún aprender. En nuestra provincia, y acaso a diferencia del campo de la Salud Mental, tal vez sí sea factible suponer una Política de Adicciones operante hasta la actualidad, a la luz de los documentos emanados de la hasta ahora Subsecretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones y de las modalidades de trabajo de los dispositivos institucionales implementados por ese organismo estatal. El debate aquí rondará entonces sobre el éxito o fracaso de esas políticas, y consecuentemente, la proposición de otras respuestas posibles del Otro social ante la habitual alarma que genera la problemática de las drogas. Se tratará así de precisar paradigmas alternativos sobre el cual basar las futuras Políticas sobre el consumoproblema o el consumo problemático de drogas, términos que preferimos, siguiendo a algunos autores6, al de adicción o drogadicción, que están más del lado del juicio moral que de otras variables más rigurosas, como lo sería la psicopatología.

5

Proyecto de Ley de SM de los diputados Rios-Gorbacz y García Méndez, Art. 2°: La garantía del derecho a la salud mental se sustenta en: a) El artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional -adhesión a los Tratados Internacionales-. b) Los principios de Naciones Unidas para la Protección de los Enfermos Mentales y el mejoramiento de la atención de salud mental adoptado por la Asamblea General en su resolución 46/119 del 17 de diciembre de 1991. c) La Declaración de Caracas de la OPS/OMS para la Reestructuración de la Atención Psiquiátrica dentro de los Sistemas Locales de Salud del 14 de noviembre de 1990.
6

Clínica institucional en toxicomanías, varios autores, Ed. Letra Viva, Bs.As, 2006

15

Un informe del Subsecretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones de TDF elevado a la Legislatura Provincial en el año 20057, comienza de la siguiente manera: “Esta Subsecretaría tiene claramente delimitada las áreas de Prevención y Asistencia, por lo que se detallarán por separado las acciones llevadas a cabo.
Área de ASISTENCIA:

-

Comunidad Terapéutica “Kerispen” . Luz que aparece. C.P.A.(Centro de Prevención y Asistencia de las Adicciones) Río Grande Programa “Teloshik-Kren” .Girar al Sol, destinado a menores de hasta 14 años

Comunidad Terapéutica Kerispen Cuando se inicia la gestión, la ciudad de Ushuaia solo contaba con un Centro de Prevención y Asistencia en Adicciones el cual otorgaba dos modalidades de tratamiento: Hospital de día y Consultorio Externo. El actual gobierno proyecta e instala lo que hoy se denomina Comunidad Terapéutica “Kerispen”, la cual agrega el sistema de Internación. Una Comunidad Terapéutica es entendida como un microsistema inmerso en un sistema social más amplio. El objetivo primordial en éste caso, es la rehabilitación de aquellas personas que poseen algún tipo de adicción, utilizando diferentes herramientas que apuntan a un cambio de conducta, tanto en relación a su sistema de valores como la adaptación a la norma socialmente aceptada (puesta de límites). Kerispen desde su inauguración ha cubierto mediante sistema de internación un número promedio de veinte a veinte y cinco pacientes” (sub. nuestro) Si se sigue el texto, Kerispen tiene la estructura general de las CT, con modalidades neoconductistas con fuerte acento en las prácticas “re” (rehabilitación, reeducación, resocialización, etc.) y en el disciplinamiento del sujeto, ubicando el eje primordial del tratamiento en la eliminación del consumo (“cambio de conducta” = abstinencia), considerando a la droga como el problema central, antes que el sujeto que consume. Esa CT no expresa sino la manera de concebir el Estado la asistencia al problema del consumo tóxico, y por ello consideramos que se inscribe en la política general de las adicciones conocida como “abstencionismo”, cuyas tratamientos, basados en la abstinencia como criterio universal (es decir, exclusivo), está probado, tienden a excluir, expulsar y segregar de distintas maneras a muchas personas afectadas por el consumo de sustancias. El relevamiento en el área, nos permitió establecer que muchas personas con consumo problemático, jóvenes sobre todo, son rechazados por el sistema estatal de asistencia a las adicciones, o bien hacia otros centros urbanos, principalmente Bs.As., o bien hacia CTs del susbsistema privado de la provincia, ya sea por poseer la obra social IPAUSS (la estatal mayoritaria de la pcia.) con quien la Subsecretaria no posee convenio u otra –hecho antijurídico por antonomasia, pues el Estado constitucionalmente no puede desentenderse de la
7

INFORME CAMARA LEGISLATIVA Resolución Nº 087/05, SPyAA, Mrio. de Salud

16

asistencia-, ya sea por portar la problemática categoría pseudopsicopatológica de “paciente dual” (con patología psiquiátrica y adicción a las drogas). O bien son expulsados del sistema asistencial, por no cumplir las normas de abstinencia establecidas en el tratamiento. Sea como sea, lo que se constata es un movimiento centrífugo, que expulsa hacia la periferia a aquellos sujetos con problemas en el consumo que no se avienen con facilidad a las lógicas “re”, y ello incluso a despecho de los esfuerzos en sentido contrario de no pocos profesionales y técnicos del área, lo que prueba que no es simplemente una cuestión técnica, sino de estrategia política. Lo que se propone, a modo de contraste de las políticas abstencionistas, es una Política basada en el tratamiento del sujeto, más que de la sustancia, aunque no desconozca la importancia de ésta, que busque contactar el máximo número de consumidores para disminuir los riesgos, daños y consecuencias negativas relacionados con el consumo y patrones de uso Que no espere para ello la demanda espontánea, sino que implemente el trabajo callejero y busque ampliar el abanico de oferta de atención. Que busque reducir los efectos sociales del uso de drogas, como la estigmatización y la criminalización, que busque mejorar calidad de vida de los usuarios y adaptar las intervenciones a la heterogeneidad de los mismos, al tiempo que trate de establecer otros tipos de relaciones usuarios-profesionales. Que trate, en suma, de buscar el consumo controlado, si de algo relativo al control se trata. Se tratará en tal caso, de controlar las situaciones de consumo, nunca al individuo, nunca al sujeto. El nombre de esa Política es Reducción de daño y riesgo. Sus estrategias, hasta ahora, han sido principalmente desarrolladas por ONGs., por ejemplo, ARDA (Asociación de Reducción de Daño de la Argentina)8, quienes llevan adelante programas de sumo interés en Buenos Aires y el resto del país, y algunos Centros Públicos de Asistencia a las Adicciones, como el Centro Carlos Gardel o el Centro de Día “La Otra base”, de la ciudad de Bs.As.. Como política pública, hasta el momento, sólo la ciudad de Rosario (Santa Fe) ha implementado las estrategias de reducción de riesgo y daño en adicciones desde el ámbito municipal. A continuación, transcribimos un resumen de la conferencia del Dr. Juan Dobón dedicada a la temática de la drogadependencia, desarrollando aspectos ligados a este debate. Prevención, asistencia y reducción de daños con enfoque de Derechos Humanos Las drogadependencias o adicciones resultan un Problema Complejo. La mayor parte de los discursos tienden de una manera u otra a centrarse en las substancias y los modos de consumo. Sustancializando así el problema en “la droga” antes que en el consumidor o quien mantiene una relación de consumo adictiva. La subjetividad esta producida y determinada por los discursos que la determinan, así debemos establecer diferencias entre un consumidor habitual o no, y un adicto. Sea de sustancias legales o ilegales. El pensamiento mercado es un discurso que tiende a equiparar la adicción con la delincuencia. Proponiendo un par clásicamente positivista: o delincuente o enfermo. Arrasando de esta manera un universo mucho
8

ARDA (www.infoarda.org.ar)

17

mas amplio de posiciones y afecciones. Bajo la lógica del “todos son”, solo producen mas exclusión y segregación de la mano de la desinformación. Lo definimos complejo por estar construido al menos por 4 ejes o vectores:

•SANITARIO: se trata de un problema que

debe pensarse desde la salud antes que desde una perspectiva penal o jurídica. •SOCIAL y CULTURAL: su expansión no es ajeno a lo que hemos llamado pensamiento mercado. Afectando a todos los estratos sociales. Sujeto a una diversidad de lecturas de acuerdo a pautas culturales y de época. Con la aparición actual de los llamados “trafiadictos” que venden para consumir, complejizando la cuestión social y asistencial •SUBJETIVO: a pesar de ser social no por ello deja de ser un problema subjetivo, que compromete a cada persona de manera diferente y singular •SEGREGATIVO: es efecto también de una economía que genera exclusión y segregación como modo de reproducción. Los laberintos de Obediencia fingida en Políticas de drogas 20 años de la Ley 23737 Si hacemos un relevamiento de las políticas de drogas propuestas y sostenidas en el siglo XX, podemos decir que la misma ha respondido en un inicio a directivas de orden general Jurídicas-Sanitarias y Políticas, en mayor medida hasta los años 40. Pero es a partir de la segunda guerra mundial y el avance del EE.UU., en el plano político-económico-militar; que esas políticas de drogas han ido adquiriendo cada vez mas un carácter jurídico-político-penal, siguiendo los intereses internos y de política exterior de esa nación, para concluir a partir de los años `80, en una política autodenominada de “Guerra contra las drogas”. Incurriendo en el reiterado y quizás deliberado error de homologar el uso indebido de una sustancia, con las acciones comerciales de tráfico, venta y lavado de dinero, incidiendo en esa mezcla en un sector del discurso científico y social, a través de extensas campañas mediáticas de desinformación. Con un saldo “demonizador” y de persecución contra los diferentes usuarios de drogas, es decir, el eslabón último y más delgado de una supuesta cadena. Discursivamente esa guerra de drogas ha logrado el “éxito” de difundir esa creencia falaz. Pero sanitariamente muestra las huellas de su fracaso en un aumento casi sin control del uso indebido de sustancias, con el costo sanitario, social, subjetivo y segregativo que acarrea. Gustavo Hurtado, en su seminario realizado por ARDA en la Universidad de las Madres, ha subrayado que las políticas de “Guerra contra la Droga”, “Han fracasado desde el punto de vista de la salud porque • • han pretendido empujar a los trabajadores de la salud mental a funciones de órdenes represivas y de control social. para cumplir con su cometido han favorecido la proliferación de una cantidad alarmante de instituciones privadas que, bajo su presentación como instituciones específicas de asistencia y rehabilitación, han degenerado en varias oportunidades en cárceles privadas donde se violan los derechos y

18

garantías constitucionales de los ciudadanos que, vía tratamientos compulsivos ordenados por jueces, terminan haciendo uso de sus servicios. las adulteraciones fruto de la ilegalidad hacen que las sustancias utilizadas sean mucho más peligrosas que las originales”9

La confusión discursiva entre despenalizar el consumo o la tenencia para consumo, como una actividad privada de los hombres, con la idea de la legalización de su venta, que representa otro tiempo y otro tipo de políticas estatales, no es ingenua y forma parte de la tarea de formación racional y científica sobre la que hay que trabajar. Hace además perder de vista que se trata de un problema de Salud pública y es absolutamente diferente al de la comercialización.

En estos 20 años de aplicación de la ley 23737, asistimos a una extensión nunca vista de causas penales por tenencia y consumo: recuérdese que se trata de acuerdo a la misma, de un delito federal. Junto a ello, el fracaso insoslayable de las políticas de prevención y promoción. Las mismas han sido en general políticas de tipo Abstencionista y de “Tolerancia 0” al consumo, dejando de lado características psíquicas, individuales, familiares, de medio social de quien padece una adicción. Fracaso reforzado porque estas políticas han apelado al miedo y la desinformación. Porque ya se ha roto el piso de los 12 años en la edad de inicio, presentándose en sectores más marginados consumo de alcohol y sustancias legales o ilegales a los 6 años. Como se señalara, las adulteraciones hacen que las sustancias utilizadas sean mucho más peligrosas que las originales, siendo una de las causas mas frecuentes de muerte por sobredosis de todas estas sustancias, la falta de educación para la salud, con información seria acerca de las consecuencias de su uso irracional. Porque según los datos del propio Ministerio de Acción Social de la Nación, de los 13.130 casos notificados al Programa Nacional de Lucha Contra los Retrovirus del Humano y el SIDA, 5.399 personas corresponden a aquellos que han adquirido el virus por adicción por vía parenteral o endovenosa. La irrupción masiva del consumo de “Paco” o PBC, aumentará exponencialmente estas cifras. Esto es ni más ni menos que el 42 % de los “casos SIDA” de la Argentina. Si a esa cifra le sumamos los porcentajes correspondientes a las parejas de los adictos endovenosos y el riesgo de transmisión vertical, comenzaremos a hacernos una idea más acabada de la real incidencia de esta franja de los usuarios de drogas en la proliferación de la epidemia de VIH-SIDA.

9

Material obrante en power point en pagina web de ARDA, op.cit.

19

Este tipo de políticas de “guerra a...” han transformado a muchos de los agentes de Salud Mental en meros ejecutores de una política de control social punitivo o asilar. Por extenderse a su vez un circuito multitudinario de instituciones asistenciales de todo tipo, con una cantidad de población necesitada y cautiva de ese recurso. Alterando y vulnerando los derechos humanos elementales de sus asistidos, brindando en general una política basada en la abstinencia y su consabido fracaso como política sanitaria de prevención. La mayoría de los tratamientos establecidos se transforman en Laberintos de Obediencia Fingida, donde asistido, asistente y aun quien lo deriva desde el fuero judicial, saben del fracaso de un tratamiento, que es realizado generalmente en forma compulsiva y obligatoria como medida de eximición penal. Otra Política: La reducción de daños o de riesgo: En primer lugar es necesario plantear que “la guerra contra las drogas” propone maniqueamente una falsa oposición: o Prohibicionismo o Incitación. Es decir, o se es prohibicionista o se esta a favor del consumo o peor, se lo incita. Falso dilema al que opondremos: o Prohibicionismo o Información –prevención y asistencia. Existe un modelo de Prevención, asistencia y educación alternativo al abstencionismo, que es el modelo de Reducción de daños. Supone básicamente una idea, la de promover una multiplicidad de acciones con el fin de lograr la prevención o la reducción del daño que conlleva un uso indiscriminado de sustancias, sean éstas legales o no. A diferencia de la anterior -que sólo propone una modalidad de política y una de tratamiento (el abstencionismo)-, se trata de una Política que además diferencia distintas terapéuticas posibles, según la necesidad de cada caso o problema clínico. Llegado el caso se podrá instalar una terapéutica basada en la abstención y en otros una basada en disminuir gradualmente el consumo. Así, se tratará de producir una política, otra quizás, en el campo de las Adicciones, que permita construir Ciudadanía y alojar Sujeto. 10 Medidas concretas de Reducción de daños: E lugar, la revisión de las 1 1) Promover una educación basada en criterios científicos, honesta y pragmática sobre las consecuencias del uso de drogas legales o ilegales, y alcohol. 2) Revisar y modificar las normas jurídicas y de las políticas sanitarias relacionadas con el uso de drogas, en particular de la ley 23.737 por considerarlas ineficaces, en términos epidemiológicos, asistenciales, preventivos y de promoción de la salud, pero fundamentalmente en términos de defensa de las garantías constitucionales de los ciudadanos. 3) Mejorar la efectividad de las intervenciones sociosanitarias según los principios de la reducción del daño asociado al uso de drogas y alcohol. 4) Facilitar el acceso de los usuarios de drogas, -marginados o no- a los servicios socio-sanitarios. 5) Prioridad: mantener contacto con el máximo posible de Usuarios de Drogas y alcohol 6) Diversificar la oferta asistencial

20

7) Ubicar profesionales sanitarios, sociales, educadores y agentes de salud en lugares clave. 8) Adaptar los programas a la realidad y necesidades del usuario de drogas y alcohol. 9) Apoyar e incentivar proyectos y programas de reducción de daños de instituciones publicas, gubernamentales y no gubernamentales. 10) Trabajo en una red articulada (formal o de hecho), caso por caso: cada situación, una táctica de abordaje particular, de lo singular cada vez. J.D. Las palabras del Dr. Dobón nos permiten, entonces, introducir en el Campo10 de la Salud Mental de Tierra del Fuego la posibilidad de debatir sobre otros paradigmas en las concepciones de las adicciones y sus tratamientos, habida cuenta de la constatación de que ha fracasado la política de “guerra contra las drogas” –no aquí, sino en el mundo todo- para transformarse en una “guerra contra los usuarios”, produciendo múltiples daños subjetivos y sociales, así como costos elevados e inútiles para el Estado en su tratamiento de la problemática. Este es un debate ético, mucho menos que moral, que tenemos como mínimo, la obligación de no eludir, como Estado en general y como profesionales de la Salud en particular.

10

Utilizamos el concepto “campo” en su sentido sociológico (Bourdieu), es decir, como un sistema de relaciones sociales en las que intervienen, entre otros factores, los órdenes discursivos, y en el que los individuos que lo componen desarrollan actividades en las que ponen en juego los recursos que tienen: apostamos a que “reducción de daños y riesgos” sea un recurso más en el Campo de la SM.

21

Primer Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego
Palabras de cierre

Estimados Colegas: Como cierre de esta jornada de trabajo deseo en primer lugar agradecer a cada uno de ustedes el respeto con el que abordamos las cuestiones aquí tratadas. A su vez por el compromiso mostrado en las intervenciones y en las mesas de discusión. Vaya también mi reconocimiento a aquellos que nombrara en la apertura, que junto a Luis Camargo y los coordinadores de las comisiones: Rubén Gutiérrez, Nestor Demartin, Alejandra Cuadrado, Marisa D´Ambrosio, Elena Smutt, Marcela Montani, Janet Aguila, Liliana Casen, Sandra Barbera, Esteban Cavalieri, Marcos Méndez, Miriam Calderón, Andrea González Valle, Silvia Basiliades, Maricel Eiriz, Liliana Ponce y la colaboración de Nelva Fernández; así como a los colegas que desde la futura gestión de gobierno han brindado su apoyo y auspicio, Leonardo Gorbacz, María Grieco y Juan Gómez Carrillo, gestaron esta convocatoria y al invitarme creyeron que podía aportar alguna idea a lo que aquí se juega. Pensar las políticas públicas en Salud Mental y Adicciones. Pensar la Salud Mental es un desafío que como vimos requiere un intervalo, es decir suspender los valores, las definiciones cerradas y disciplinares que cada uno trae y tiene a priori. Siguiendo el espíritu de lo que el maestro Ulloa nos enseñara, creo que pensar críticamente es justamente eso volver a interrogar a aquello sobre lo que creemos saber. Por eso en nuestro campo a diferencia de otros, nos encontramos interrogándonos una y otra vez, que es una red, un niño, un sujeto o un dispositivo. Ese es nuestro método y esa nuestra ética y no responde al hecho que seamos una suerte de “eternos subnormales...” que se regocijan con el no definir. Sino justamente por un lado sabemos de nuestra verdadera debilidad mental frente a lo imposible que enfrentamos y por otra que el verdadero ejercicio interdisciplinario se construye así, en la suspensión de los saberes totales, jerárquicos y cerrados. Como dijéramos en el inicio de este Foro nuestra apuesta es a los saberes locales, parciales y no jerárquicos. Abiertos a esa función de estructura, que llamo “del Uno afuera”, eseuno afuera de los otros discursos, otros agentes y otras verdades. Pero advertidos que el saber hacer en lo nuestro es producto del hecho de hacerse en la experiencia, en el acto mismo, cada vez. Aun nosotros mismos como -sujeto- somos efecto de ello. Las prácticas de la S.M que aquí se han hecho escuchar conforman un campo orientado hacia la prevención y la promoción en algunos casos y hacia lo terapéutico en otros. Las relaciones de tensión, así como las de sinergia potenciadora entre lo público y lo privado, han sido desplegadas claramente a lo largo del Foro. Señalándose entre otras las fallas en la capacitación y formación profesional, la disimetría entre las distintas ciudades en cuanto a la disponibilidad de recursos y la falta hasta la actualidad de una política seria en el área, lo que llevo a acordar que esa falta de políticas públicas “también es una forma de política” y de relegar la Salud Mental.

22

Pero si algo tienen en común la mayoría de las disciplinas aquí presentes es la de ser llamadas a alojar de alguna manera la intimidad de los asistidos. El fino arte de alojar lo intimo que sabe de los riesgos de convertirse en una praxis intrusiva en sus excesos. Lo que transformaría a la Salud Mental en un artefacto más de control social en ese caso asilar. Si alguna cualidad en este campo tiene Tierra del Fuego, además de su sugerente nombre, es la no-existencia en ella de dispositivos manicomiales. Lo que determina en si una ventaja y a su vez un desafío, debemos estar advertidos que la lógica del encierro y la dominación no se definen por la existencia de “muros” en el sentido material. El encierro y la segregación en el fondo son siempre efectos de lo discursivo y de las prácticas que lo instituyen. La participación y las conclusiones orales son del orden de lo necesario y forman parte del proceso de formación y transmisión, de la propia autorización y del compromiso subjetivo. Sin embargo es la escritura, tal como la entiendo, como Pensamiento en acto, donde ese saber puede plasmarse y dejar allí, marcas, trazos, sendas aunque mínimas de saber. La tarea debiera continuar en una báscula entre esas dos formas de la palabra. Lo que permitirá volver a esa escritura para encontrar diferencias que permitan poder seguir creando y produciendo Por ultimo creo que de acuerdo a lo que ha ido surgiendo en las mesas de discusión, podemos celebrar que el Foro no se degradó ni en una suerte de clásica jornada de mostración de saber, ni en la puja banal de las jerarquías o los nombres propios. Cuando presentábamos el hecho de producir ciudadanía y sujeto, podría haberse escuchado como una abstracción poco asible. Pues bien quizás este dispositivo, hoy plasmo en acto esta cuestión. Y aquí estuvimos quienes nos sentimos convocados, diferentes discursos, orígenes, agentes y disciplinas- psicólogos, trabajadores sociales, médicos, psicoanalistas, abogados, operadores, docentes, etc.ejerciendo un derecho que es el de poder escucharnos y mantener nuestras diferencias, eso también es producir Sujeto. Esperemos que lo que aquí ha sucedido pueda sostenerse en el tiempo mas allá de los avatares de nuestra pequeña cotidianeidad. Se abre la posibilidad de crear un Foro como instrumento permanente de observación de nuestras practicas, discursos y saberes. Instrumento que en este caso, se ve favorecido por una coyuntura en clave política de apertura y convocatoria a algo nuevo en la Salud Mental. Pero esto no debe transformar su destino de Foro abierto en otra cosa que no sea el velar la Salud Mental y sus dispositivos en el marco de los Derechos Humanos. Como un observatorio permanente por el cuidado de cada uno de sus asistidos y de sus agentes. Definiendo los problemas a pensar cada vez, brindándoles un marco de debate acorde y participar a su vez en la observación de las políticas publicas en Salud Mental. Para lo cual resultará indispensable hacer llegar sus propuestas a las instancias que sea necesario, para transformarlo en un dispositivo con consecuencias. Ojala estemos a la altura de lo que por aquí ha acontecido, musicalmente, esperemos la resonancia....... Juan Dobón

23

Relevamientos de las áreas de Salud Mental y Adicciones
Esta sección del documento estará conformada por el relevamiento realizado por los referentes de Salud del Gobierno Electo de la Provincia, de las instituciones públicas y privadas de Salud Mental y Adicciones, en el estado en que se hallan al mes de Noviembre de 2007. En algunos casos, se mencionarán no tanto instituciones que específicamente atiendan alguno de esos campos, sino que poseen entre sus planteles profesionales asociados a la salud mental (psicólogos, básicamente), lo que da cuenta que algo de ese campo asiste la institución en cuestión y/o sus profesionales. Seguramente, el relevamiento no será exhaustivo, pero permitirá al lector una visión preliminar de la situación del campo en nuestra provincia, en el presente contexto histórico-social. El relevamiento institucional permanente ha sido una de las exigencias consensuadas en el Foro, para la optimización de los servicios del área a la comunidad.

A- Relevamiento por Recursos Humanos
A.1-Distribución Según registros de las áreas de personal del Poder Ejecutivo, la cantidad de profesionales y distribución de los mismos es la que sigue. Podría haber algunas disidencias con la realidad actual, pero las estimamos no incidentes a los fines del presente estudio. Psicólogos Total provincial en la Adm. Pública Provincial: 98 Contando la minoría de psicólogos que están en otros poderes (como en el Judicial, Legislatura y Municipios) y los que trabajan exclusivamente en privado, estimamos que la cantidad de profesionales en la provincia puede alcanzar hoy aproximadamente los 110/120. En Mrio. de Educación: 57 En Mrio. de Salud: 18 En Mrio. de Acción Social: 6 Otros (otras dependencias, comisiones políticas, licencias, etc): 17

24

Psicólogos
18% 6% 17% Educación Salud y Adicc. Acción Social 59% Otros

Psiquiatras Total provincial: 11 En Mrio. de Salud: 8 Trabajadores Sociales Total provincial: 83 En Mrio. Educación: 60 En Mrio. Salud: 8 En Acción Social: 6 En Poder Judicial y otros: 9

Trabajadores Sociales
10% 7% 11% Educación Salud Acción Social 72% Otros

Psicopedagogas Total provincial: 54 (mayoritariamente en Educación) Otros profesionales del área Operadores socioterapéuticos en Adicciones: 13 Terapistas ocupacionales: 5 25

Musicoterapeutas: 2 Personal de la Subsecretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones Total: 36 agentes de planta (entre profesionales, técnicos y administrativos) Personal técnico-profesional: 6 psicólogos 2 psiquiatras 13 operadores Del total de 36 agentes, en Ushuaia prestan servicios 31, y en Río Grande, sólo 5.

A.2- Análisis preliminar de la distribución de recursos humanos Un primer dato a tener presente es que la planta de profesionales de los Servicios de Salud Mental de ambos Hospitales Regionales (es decir, del área que primariamente se ha ocupado de la salud mental pública) se ha mantenido en número mas o menos estable a lo largo de las últimas dos décadas, ello a pesar de haberse duplicado la cantidad de habitantes de la provincia, e incluso de haberse producido numerosos ingresos de otros profesionales de la salud en el Ministerio correspondiente. En un informe sobre la situación de Salud de la provincia realizado por las autoridades entrantes, se destaca que “del total de los trabajadores que se desempeñan actualmente en el sector salud, el 53% ingresó a partir del 2004. Distribuido de la siguiente manera: entre los administrativos el 62%, personal de maestranza el 67%, enfermería: 39%, profesionales el 48%, ingresaron al sector después del año 2004”. Esto no se ha reflejado así en el campo de la Salud Mental, donde los profesionales de los Servicios no se han cansado de insistir en la necesidad de incorporaciones en el área, que a la fecha no se han producido. El segundo dato es que la distribución de los recursos profesionales y técnicos es dispar entre ambas ciudades principales de la Provincia, a favor de la ciudad de Ushuaia, tal como se refleja con contundente evidencia en el campo de las adicciones, donde sólo un 19% de los recursos humanos de planta se han destacado a Río Grande, con las obvias consecuencias de ello. En este esquema, la localidad de Tolhuin ni aparece. Este dato de la dispar distribución de los recursos humanos por ciudad fue uno de los más resaltados por las comisiones de trabajo del Foro. La primera conclusión general a la que se arriba con todos los datos precedentes, es la falta absoluta de una política del área para la distribución de los recursos humanos, ya que, siendo la Psicología una de las profesiones con inscripción más clara dentro del campo de la Salud en general y de la Salud Mental en particular, casi el %60 de los Psicólogos de la Adm. Pública Provincial presta servicios en el área de Educación, mientras sólo lo hace en Salud el %18. Otro tanto podría ocurrir con los Trabajadores Sociales, aunque ese análisis podría corresponder a otras áreas.

26

Cuando analicemos las instituciones veremos que, a modo de “paliativo” de ese síntoma político-institucional, Educación “presta” un número importante de profesionales en calidad de “comisión de servicios” a otras instituciones (Minoridad, Adicciones, CAPs, etc.), con las consabidas complejidades y complicaciones (funcionales, operativas, administrativas, etc.) de prestar servicios profesionales en un sistema perteneciendo a otro, en una suerte de “esquizofrenia” organizacional que caracteriza a la distribución de los recursos humanos en la provincia desde los tiempos mismos de su creación. Otro dato de interés es la cantidad de psicólogos de la provincia, y su relación con la media-país. Según una investigación realizada por la Universidad de Palermo11, en la Argentina existen 154 psicólogos cada 100.000 habitantes, es decir, 649 habitantes por psicólogo. El mismo estudio nos coloca a TDF en el segundo lugar después de Ciudad de Bs.As. en la cantidad de psicólogos por habitantes, con 146,4 profesionales cada 100.000 (pcia. de Bs.As tiene 75,9, Sgo. del Estero, 17, y Sta. Cruz, 103, todos cada cien mil habitantes), es decir, que hay en TDF 683 habitantes por cada psicólogo. Si a ello le sumamos que día a día regresan a la Isla jóvenes profesionales recientemente recibidos, nacidos aquí (a diferencia de los arribados desde los ´80 en adelante), podemos predecir que ese número puede ir en ascenso. Esto quiere decir que los recursos humanos profesionales, al menos en el campo de la Psicología, y en relación al resto del país, no son escasos, sino todo lo contrario. Otra cuestión será si esa numerosidad ha podido ser o no traducida en eficacia asistencial y eficiencia profesional, por parte de las gestiones de gobierno, junto con los directivos de las instituciones y los propios actores implicados en la praxis de la psicología.

B- Relevamiento por dispositivos asistenciales e instituciones
B.1-Servicios de Salud Mental en los Hospitales Generales (RG y USH) Desde siempre el sistema asistencial de la salud mental ha estado básicamente a manos de los Servicios de Salud Mental de los hospitales públicos de las dos ciudades más importantes de la provincia, aunque han sido también considerables – particularmente para la población infantil- los servicios asistenciales psicoterapéuticos de otras organismos, como por ejemplo, los Gabinetes Psicopedagógicos de Educación, el Centro Terapéutico-Educativo de RG, Minoridad y Familia, etc.. En tal sentido, el modelo ha sido básicamente hospitalocéntrico, lo que implica menor apertura hacia la diversificación, la zonificación, la atención primaria y la prevención en salud mental. Al centralizarse las demandas de salud mental en los hospitales, ambos Servicios, desbordados en sus capacidades asistenciales, han ofrecido diversos dispositivos y recursos profesionales para intentar dar cuenta de esa multiplicidad de demandas, muchas veces inespecífica, ya que han atendido cualquier tipo de
11

Alonso, M., Los psicólogos en Argentina, rev. Psicodebate Nº6, Psicología, Cultura y Sociedad, Univ. De Palermo, 2005.

27

requerimiento relacionado con la salud mental, tanto sea de la población en general, como de las instituciones (juzgados, cárcel, escuelas, hogar de ancianos, de enfermos crónicos, etc.), dando cobertura incluso (por convenios) a afiliados de Obras Sociales que podrían recibir asistencia en el Subsector de la Seguridad Social. El Svcio. de Salud Mental del HRRG presta los siguientes servicios: Consultorios externos de terapia individual (6 psicólogos p/adultos; 5 psicólogos p/adolescentes y niños) Terapias Grupales Taller de Orientación a Padres Talleres de relajación Atención psiquiátrica de urgencias y de internación Certificados psicofísicos de toda la Adm. Pública Juntas médicas laborales y por trámites de discapacidad e incapacidad laboral Interconsultas con el resto de los Servicios del hospital Guardias psicológicas de 12 hs. para guardia e internación

El Svcio. de Salud Mental del HRU presta los siguientes servicios: Consultorios externos de terapia individual (niños, adolescentes, adultos) y familiares Atención psiquiátrica de urgencias y de internación Talleres de cultura Terapia ocupacional Interconsultas médicas y asistencias en otros Servicios (Diálisis, Diabetes, Incucai, etc.) Juntas médicas laborales y por trámites de discapacidad e incapacidad laboral Guardias psiquiátricas y psicológicas Hospital de Día

La principal diferencia entre ambos servicios en cuanto a dispositivos, es que Ushuaia cuenta con Hospital de Día, con Talleres de Día, para el tratamiento de las patologías psiquiátricas agudas y crónicas. El servicio del HRRG está conformado por 3 Médicos Psiquiatras y 8 Psicólogos, y el servicio del HRU por 4 Médicos Psiquiatras, 6 Psicólogos, 1 Trabajadora Social, y 2 Talleristas. En Río Grande, la Jefatura de Servicio está a cargo de un profesional psicólogo; en Ushuaia, de un profesional psiquiatra. Algunos números: En el HRU el número de internaciones por SM fue de 124 para el año 2005 y aprox. de 134 para el año 2006. La ocupación de camas por SM tuvo un promedio de 6 pacientes en la Sala Gral. de Adultos. El promedio de estadía fue de 11,9 días, mientras que el giro cama fue de 2,5. Pacientes asistidos en los Talleres de Día, 19, observándose que desde su implementación disminuyó la re-internación de los mismos. Respecto de las consultas de admisión (primeras consultas), se consigna que del total se resuelve el 46%, se derivan otras instituciones el 21% y el resto, 33%

28

ingresan a la lista de espera. La lista de espera puede extenderse a tres meses 12. En el HRRG, al mes de octubre había 12 internaciones psiquiátricas, alrededor de 20 demandas espontáneas por día. Desde enero a fines de agosto de este año, ha habido 778 consultas espontáneas; los psiquiatras dan 10 turnos por día, y los psicólogos atienden 6 pacientes por día. B.2- Subsecretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones13 Dicha Subsecretaría –estructura administrativa a eliminarse por el gobierno electo-, como destaca el informe referenciado, posee tres programas de asistencia, la CT Kerispén y el Programa Teloshik- Kren en Ushuaia, y el Centro de Asistencia a las Adicciones (CPA) de la ciudad de Río Grande. En el área de Prevención, un equipo ha trabajado en las escuelas de la ciudad de Ushuaia. El total de personal de la Subsec. de Prevención y Asistencia de las Adicciones es 36 agentes en planta: sólo 7 (5 operadores y 2 administrativos) se desempeñan en la ciudad de Río Grande.

B.2.1- Comunidad Terapéutica Kerispen -Ushuaia El equipo técnico se conforma por: Directora: Psicóloga 6 psicólogos 2 psiquiatras 9 operadores Administrativos y personal de cocina y limpieza Situaciones de revista: planta permanente, comisiones de servicio (mayoritariamente de Educación), 1 agente contratado Área Internación El edificio posee 20 camas para internación. El estado edilicio es muy deficiente, y tienen gran carencia de insumos básicos para la población asistida. A la fecha del relevamiento, 6 camas ocupadas, aunque el numero es variable. Área Prevención Equipo con horas cátedra de Educación, que han implementado en el área, capacitación a docentes con tutorías a través del manual “Descubramos”, para alumnos de 7º grado. Área Centro de Día y Consultorios Externos

12

Datos estadísticos extraídos del Programa de Salud Mental, Proyecto 2007, confeccionado por el Lic. Alejandro Escuredo (HRU) 13 Véase Informe de Legislatura de Tierra del Fuego, Res. Nº087/05, elaborado por la Subsecretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones, dependiente del Mrio. de Salud. del Gno. De TDF

29

-

Entrevistas de admisión Talleres Psicoterapias

Programa Teloshik Kren Según Informe de Legislatura, con actividades de Talleres (del tipo “Hospital de Día”) para menores de 14 años. Talleres de: Humor gráfico y Comunicación, Taller de Música, Taller Literario, Taller de Juegos Matemáticos, Taller de Educ. Física y Vida en la naturaleza y Equitación. Actualmente no desarrolla actividades. El Hospital de Día de Kerispen, según el informe de marras, funciona de lunes a viernes de 08:00hs a 18:00hs con modalidades de asistencia que se desarrollan en función de los cuatro ejes de toda comunidad terapéutica: a) Comportamental (Introyección de nuevos hábitos positivos, autocontrol de la impulsividad, destreza en el manejo de la agresión., con asambleas, grupo de valores, etc.); b) Psicoterapéutico (con Grupos Terapéuticos, terapia individual, los grupos temáticos, coloquios, talleres y dinámicas grupales); c) Familiar (contención, favorecer la funcionalidad del sistema vincular, revisión del proceso histórico familiar y de los antecedentes familiares adictivos) y d) Desarrollo de habilidades Sociales (deportes, oficios, etc.). Asiste también a pacientes ambulatorios. La modalidad asistencial se basa en el paradigma abstencionista clásico de las Comunidades Terapéuticas, con inclusión entre los operadores de ex adictos. Hay, como ya se ha señalado, un índice elevado de derivaciones de pacientes a otras ciudades y a instituciones privadas, por falta de convenios con obras sociales y también con argumentaciones técnicas (pacientes “duales”). El informe reseñado cuenta con datos estadísticos al año 2005, desconociéndose el grado de fiabilidad de los mismos.

B.2.2- CPA (Centro de Prevención y Asistencia de las adicciones) -Río Grande Centro de Día para tratamiento ambulatorio de las adicciones, para pacientes de 14 a 30 años, sin patología dual, sin obras sociales. Recursos humanos Dirección: psicóloga (en comisión de servicios desde Educación) Psicólogos: 1 (idem) Psiquiatras: 1 (part-time, una vez a la semana, de Kerispen -USH) Operadores: 5 Administrativos: 2 Externos: 2 (coordinación de grupos, ed. Física, prevención, con H.C.) Programas

30

-

Admisión (coordinadas por 1 psicólogo y 1 operador) Centro de Día: de 8 a 15 hs. con pacientes de 14 a 30 años, con ed. Fisica y taller de cocina Consultorio Externo: en el horario del centro

Asistidos (oct/07) Centro de Día: 8 pacientes Consultorios externos: 37 pacientes Patologías prevalentes que se asisten Alcohol, la más frecuente. Marihuana, los adolescentes. Inhalantes, idem. Psicofármacos, ligados al alcohol. Cocaína, en menor grado. Juego patológico, excepcionalmente. Interrelaciones institucionales Reciben derivaciones desde la mayoría de las instituciones locales. Problemas La mayoría de los profesionales y operadores están en Comisión de Servicio, desde Educación, con precarización laboral al perder beneficios económicos Falta de profesionales (Trabajador Social, Terapistas, etc.) Problemas edilicios y de insumos básicos. Plantean necesidad de un lugar de internación en el HRRG para desintoxicaciones, con personal adecuado a esas patologías adictivas. No hay recursos de capacitación, ni supervisión, ni investigaciones serias. No hay programas preventivos. No hay convenios con instituciones nacionales (Sedronar, por ej.), para implementar localmente sus programas. No pueden atender a los afiliados de IPAUSS ni de ninguna Obra Social, pues no se ha hecho convenio, derivándose todos los pacientes con obra social al ámbito privado (CT Kau Pha Ken). No atienden pacientes adictos con patología psiquiátrica (pacientes “duales”)

C- Relevamiento de Instituciones con profesionales de la SM que no pertenecen al área de Salud
C.1- Servicio Criminológico Dependen de la Secretaría de Seguridad No tienen aún una estructura aprobada. Desde lo funcional, dependen de las autoridades de la Unidad Carcelaria Sus misiones y funciones están regidas por una ley nacional, la Nº24660 31

-

-

Básicamente, llevan adelante el “tratamiento” del interno. Pero también tienen funciones en el Consejo Correccional, que implica el seguimiento del interno, la evaluación del resultado del tratamiento y el asesoramiento a las autoridades requirentes. Personal: 1 Lic. en Criminología, 2 Psicólogos, y 1 Técnico Minoridad y Familia Población comprendida: Unidad Carcelaria: 34 internos Unidad 2 (mujeres): 2 Casa de Pre-egreso: 5 Puesto 1: 1 Población carcelaria asistida: aproximadamente el 20%

-

C.2- Gabinete Psicopedagógico y de Asistencia al Escolar (Mrio. de Educación)14 Los Gabinetes Psicopedagógicos constituyen el organismo de la Administración Pública con mayor cantidad de profesionales Psicólogos y Licenciados en Psicología en actividad, tal como fuera reseñado en el acápite A-. También se constituyen eventualmente en los principales “proveedores” de profesionales a áreas con carencias de los mismos, en calidad de “comisiones de servicio”, o a través de “horas cátedra”. En cuanto a las funciones de los psicólogos dentro de la estructura, la misma ha sido históricamente motivo de debate profesional, existiendo distintas posiciones al respecto dentro de los propios agentes del área. La interrelación con el resto de las instituciones asistenciales de la comunidad es compleja, así como lo es asimismo la delimitación y diferencia de funciones y población asistida, entre colegas del Gabinete y los de otras dependencias y organismos (Salud Mental, Minoridad, etc.). C.2.1.-Río Grande Hay un total de 22 psicólogos en la planta del Gabinete, prestando servicios efectivos 17 (2 en comisión de servicio, 3 de licencia) Prestan servicios en estos programas: Asesoría Institucional: 5 profesionales en las escuelas, trabajan en los “equipos interdisciplinarios”, conformados por Sociales, Educacionales, y eventualmente Psicólogos. Asistencia individual (área clínica): 11 psicólogos, distribuidos de la siguiente manera: en edificio Kawi, (equipo interdisciplinario donde atienden chicos derivados desde las Escuelas Especiales) 3, en Sede Gabinete, 5 profesionales, y en Centros Periféricos de Salud, 3 (sólo ocupan un lugar físico, no se hallan integrados a programas de salud). Escuela de Adultos: 1 psicólogo Hay dos equipos interdisciplinarios en las Escuelas Especiales 2 y 3.

14

Los datos numéricos reseñados de esta área (cantidad de recursos humanos, estadísticas), han sido aportados por las autoridades del Mrio. de Educación correspondientes al área, esto es, las Supervisoras de los Gabinetes Psicopedagógicos y de Asistencia al Escolar de ambas ciudades.

32

Datos estadísticos del periodo Marzo-Agosto/07: alumnos de nivel inicial, EGB 1 y 2 atendidos por área psicología: 160 (51 tratamientos iniciados en años anteriores). Se cuentan allí las intervenciones grupales en los Talleres de Pubertad y Adolescencia de las Escuelas Nros. 10, 19 y 23. Intervenciones en Esc. Especiales Nº2 y 3: 24 alumnos Entre todas las áreas de Gabinete (Psicopedagogía, Psicomotricidad, R.A.V., y Psicología) se asistieron 311 alumnos.

C.2.2.-Ushuaia Total de psicólogos: 18 (15 Titulares, 3 Interinos). De los titulares. una adscripción a la Legislatura; una licencia gremial; una licencia por largo tratamiento. Las suplencias están cubiertas. En cuanto a los lugares en los que se atiende: - 5 profesionales están destinados a las atenciones en los CAP, algunas horas, y las otras en los Espacios de los que el Gabinete dispone. - 3 Les ofrecieron consultorio en las Escuelas y cumplen la totalidad del horario en las mismas. - 1 Psicóloga destinada especialmente para la atención a la población de la Escuela para Jóvenes y Adultos, y cumple el horario ahí. Con relación a los profesionales psicólogos destinados a la Escuela Especial, hay 2, uno para el servicio de Severos Trastornos, y otro para los demás servicios, y si bien otros profesionales asisten también a niños y jóvenes con N.E.E., a veces se requiere de mayor especificidad/ formación y / o capacitación para la atención de los mismos. Varios pacientes requieren también de atención psiquiátrica. Asistentes educacionales: 2 (Con funciones de Psicólogos por Disposición D.G.P. y A.E.). Todos poseen Títulos universitarios, algunos de Licenciados y otros de Psicólogos. Ps:icopedagogos 21 (12 titulares - 6 Interinos – 3 Suplentes). 2 destinados a la Escuela Especial – 2 Asisten también fuera de las Escuelas y Jardines. 3 psicopedagogos con HC: 16 H.C. Para cubrir Escuela y Jardín de Tolhuin. 8 H.C. Escuela Laguna Escondida. 8 H.C. Escuelas Experimentales. 1 psicólogo: 16 H.C. Para cubrir Escuela y Jardín de Tolhuin. Con relación a las asistencias, el relevamiento de los mismos se efectúa en dos cortes al año, Julio y noviembre, establecido en el calendario escolar, por la Supervisión General. Datos del 1er. cuatrimestre año 2007: atendidos por el área psicología h/julio07: 363 alumnos. Total alumnos atendidos por toda el área clínica en 2007: 911 alumnos

33

Total atendidos en área pedagógica: 2136 alumnos

C.3- Centro Terapéutico-Educativo –Río Grande Dependiente del Mrio. de Educación. Ex escuela especial Nº4, donde atienden chicos con severos trastornos del desarrollo (TGD –trastornos generales del desarrollo-), con equipos de terapeutas y maestras especiales. Es la única institución estatal armada específicamente para la asistencia de chicos psicóticos y/o autistas. No existe una institución equivalente en la ciudad de Ushuaia. Equipos: a) Pedagógicos: conformado por 7 docentes integradoras, 2 auxiliares y horas cátedras de talleres (natacion, Educ. física, plástica, etc.) b) Terapéuticos: conformado por 3 psicólogos, 2 fonoaudiólogos, 1 psicomotricista, 1 asistente social, 1 psicopedagogo, 1 musicoterapeuta y 2 terapistas ocupacionales Poseen régimen de Salud, pero dependen de Educación Especial. Tienen “cargos a término”: los pedagógicos a los 2 años, los terapéuticos a 4. Población asistida: niños y jóvenes con severos trastornos de 3 a 24 años. Se realizan admisiones hasta los 18 años de edad. Matrícula actual (oct/07): 41 pacientes, 6 admisiones en curso. Integraciones en distintas escuelas: 15 Les derivan desde todas las instituciones educativas y desde salud mental del HHRG. Las interconsultas psiquiátricas son con el Svcio. Salud Mental. Plantean que el problema mayor es el egreso de los jóvenes, ya que no hay instituciones que los alberguen, como lo serían Centros de Día. C.4- CAADs (Centros de Actividades Alternativas para Discapacitados) Ush/R.Gde. Dependen del Mrio. de Educación. Sus objetivos son brindar espacios Educativos Alternativos No Formales para personas con discapacidad, donde se les permita, a través de un proceso de educación permanente, desarrollar al máximo sus potencialidades, su capacidad adaptativa, tener acceso a la circulación social, lograr y mantener el mayor nivel de Autonomía posible y establecer lazos con otros actores sociales. Las actividades del C.A.A.D. están destinadas, principalmente, a las personas con Discapacidad mayores de 16 años, cualquiera sea su patología y a aquellas personas discapacitadas, que están escolarizadas en escuelas especiales y comunes que necesiten de dichas actividades. No se relevaron sus poblaciones asistidas a la fecha. C.5- Minoridad y Familia

34

En Río Grande, hay actualmente un solo psicólogo, en los programas de menores en conflicto con ley. Habría un par más en comisión de servicios en otras instituciones. Programas de: casa de admisión, pequeño hogar (14 plazas), hogar de menores madres Programas de libertad asistida y semilibertad para menores en conflicto con la ley. Ushuaia, sin relevar. Se estima situación similar a Río Grande, es decir, con limitaciones y deficiencias para el cumplimiento de los objetivos sociales que le caben a la institución.

C.6- Municipalidad Río Grande: Tienen una sola psicóloga en planta. No hay programas que específicamente pueden considerarse propios de SM. Instituciones: - Hogar de María (puericultura para jóvenes madres, sin profesionales) - Mamá Margarita (actividades de rehabilitación con chicos discapacitados sin recursos) Ushuaia, sin relevar, aunque, al igual que en Río Grande, se estima no poseen instituciones cuyos fines específicos tengan que ver con el área en cuestión. C.7- Poder Judicial de la Provincia En la Dirección Pericial del Superior Tribunal de Justicia, un Psicólogo y un Psiquiatra Forense por cada distrito (Norte y Sur), con funciones como peritos oficiales. Cada Distrito cuenta asimismo con tres Trabajadoras Sociales y un Médico Forense cada uno.

D- Obras Sociales
IPAUSS, por el sistema de gerenciamiento (oct/07), con una/dos psicólogas en Río Grande (en Clínica Cemep) y otro tanto en Ushuaia. Situación irregular por excelencia, pues IPAUSS debe ofrecer una mayor cartilla de prestadores psicólogos acorde a su padrón de afiliación y al carácter de éstos (empleados de la Adm. Pública). Más de 10/15 colegas de privado por cada ciudad estarían en condiciones de efectuar contrato con la obra social Osde, red de prestadores saturada, 8/9 psicólogos, 2/3 psicopedagogas, por ciudad Existen otras obras sociales, pero no se ha relevado sus cartillas de prestadores en SM.

-

E- Privados
E.1 Consultorios particulares

35

En cada ciudad, hay alrededor de 20 psicólogos trabajando en particular y también con algunas obras sociales. Por lo general, los psicólogos que trabajan en el campo privado también lo hacen en el ámbito de lo público (principalmente, en Gabinete Psicopedagógico). Existen dificultades para la obtención de turnos, por saturación de demandas. Escasez de psiquiatras en consultorio privado. Las formaciones profesionales son variadas, primando la psicoanalítica. Concurren a cada ciudad, “terapeutas golondrinas”, es decir, que no residen en la provincia, y viajan en frecuencia mensual o algunas veces quincenal. E.1.-Comunidad Kau Pha Ken (Río Grande): Comunidad de tipo clásica con política abstencionista para el tratamiento de las adicciones. Planta: medico neurólogo, psiquiatra, infectólogo, 2 psicólogas (de orientación cognitivo-conductual), 4 operadoras, talleres. Actividades diarias programadas. Admisiones, tratamiento en fases: A (hasta conciencia enfermedad) B (tratamiento), C (reinserción social) Convenios con distintas obras sociales, incluida IPAUSS y Gno. Se le están derivando todos los casos judicializados de adicciones, y desde la Subsecretaría de Adicciones todos los “pacientes duales” y pacientes con obras sociales. Tienen más de 10 pacientes en internación (oct/07). Pacientes de 12 a 36 años (aunque tienen una mujer alcohólica de 48) E.2. Comunidad Reencontrándonos (Ushuaia) Comunidad Terapéutica para el tratamiento de las adicciones, con internación y asistencia en modalidad Htal. de Día para pacientes ambulatorios. Sin relevar. Recientemente, han rescindido contrato con IPAUSS.

36

37

Comisiones de Trabajo
Las Comisiones de Trabajo constituyeron el eje central del Foro, en tanto espacio de participación y debate por excelencia. Se dividió a los participantes en Comisiones con un número máximo de 12/15 integrantes cada una, procurando la mayor heterogeneidad institucional y de residencia de los participantes. Cada comisión trabajó un Tema en particular, con la coordinación de al menos dos profesionales –Psicólogo, Psiquiatra y/o TS- representantes de las dos ciudades. La elección de los temas estuvo a cargo de los organizadores del Foro, luego de un trabajo también participativo y de debate, que buscó la selección de aquellos temas que fuesen los centrales y prioritarios al campo de la Salud Mental y las Adicciones en nuestra provincia. Cuatro fueron así los temas elegidos: 1- Recursos humanos y dispositivos asistenciales 2- Capacitación, supervisión, investigaciones, estadísticas, auditorias en Salud Mental 3- Trabajos en red: redes de servicios y redes sociales 4- Prevención y promoción de la Salud Mental sistemas de

En todos los casos, los coordinadores (profesionales de distintas instituciones, tanto de Ushuaia como de Río Grande) propendieron a que el debate comprendiese el análisis de la situación actual (esto es, diagnóstico y definición de problemas) según la visión de cada participante, y de acuerdo a su pertenencia institucional, y también las propuestas a futuro que la comisión haría respecto de los temas que le tocan. Todo ello bajo la consigna de la convocatoria del Foro, es decir los lineamientos para la formulación de las Políticas de Salud Mental y Adicciones para los años subsiguientes. Finalizado el trabajo en las comisiones, los coordinadores de cada una de ellas expusieron en Plenario General lo debatido en el interior de cada grupo. Cada Comisión de Trabajo, con la recopilación realizada por los coordinadores, elaboró un documento en el que consta lo trabajado en la misma, documentos que obran adjuntos en la sección siguiente. Con el resumen de sus contenidos y con lo debatido a lo largo de toda la jornada del 24 de noviembre, la Mesa Coordinadora del Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego elaboró el Documento Final del Foro, que obra al cierre de este volumen, y que se hará llegar a todas las autoridades de la provincia con ingerencia en los temas tratados, como también a la mayor cantidad posible de profesionales y técnicos de la 38

Salud Mental y de las Adicciones, poniéndose asimismo a disposición de la población en su conjunto, a través de la página web del Foro. Se conformaron en total siete Comisiones de Trabajo, según el detalle que sigue: COMISION Nº1 RECURSOS HUMANOS Y DISPOSITIVOS ASISTENCIALES Coordinadores: Rubén Gutiérrez (RG)-Alejandra Cuadrado (USH) COMISION Nº2 RECURSOS HUMANOS Y DISPOSITIVOS ASISTENCIALES Coordinadores: Néstor Demartín (RG)- Marisa D´Ambrosio (USH) COMISION Nº3 CAPACITACION, SUPERVISION, INVESTIGACIONES, SISTEMAS DE AUDITORIAS EN SM Coordinadores: Elena Smutt- Marcela Montani (RG) Liliana Casen (USH) COMISION Nº4 TRABAJOS EN RED: REDES DE SERVICIOS Y REDES SOCIALES Coordinadores: Sandra Barbera (RG)- Janet Aguila (USH) COMISION Nº5 TRABAJOS EN RED: REDES DE SERVICIOS Y REDES SOCIALES Coordinadores: Marcos Méndez (RG)- Miriam Calderón (USH) COMISION Nº6 PREVENCION Y PROMOCION DE LA SALUD MENTAL Coordinadores: Andrea González Valle (RG) –Esteban Cavalieri (USH) COMISION Nº7 39 ESTADÍSTICAS,

PREVENCION Y PROMOCION DE LA SALUD MENTAL Coordinadores: Silvia Basilíades (RG) –Maricel Eiriz (USH) A continuación se adjuntan los documentos elaborados por cada una de las Comisiones de Trabajo.

40

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO

Comisión Nº 1 Tema

Recursos Humanos y Dispositivos Asistenciales
Coordinadores: • • Lic. Alejandra Cuadrado Lic. Rubén Gutiérrez

Integrantes:            Claudia Feijoo - Psicóloga - CPA. Ush. Mónica Di Matteo - Trabajadora Social - Educ. R.Gde. María Barrionuevo - Psicóloga - Educ. R.Gde. Fabiana Nodelis – Psicóloga - Educ. R.Gde. Emilde Bo – Psicóloga - Educ. Río Gde. Alba Godoy – Psicopedagoga - Educ. Ush Carlos Mor – Psicólogo – Río Gde. Eva Barrera – Centro Asistencial Tolhuin Patricia Blanco – Psicóloga – CPA Ush. Miriam Vargas – Trabajadora Social – Educ. Río Gde. Enrique Ortiz – Psicólogo – Educ. Ush.

Se planteó tanto como que los dispositivos asistenciales ya existían en número suficiente y sólo faltaban profesionales en ellos, hasta que los existentes debían modificarse, crearse otros y considerar que entre ellos no sólo deben estar los tradicionales y los que abordan patologías crónicas, sino también aquellos que alojen la urgencia; concepto éste que han propuesto revisar a fin que tal intervención no resulte tardía. Se presentaron ejemplos de situaciones donde tal carencia se hacía evidente y la mayoría de ellos correspondía a casos que involucraban a adolescentes, segmento al cual se señalaba como el más desprotegido. Respecto a Tolhuin, se presentó la necesidad de contar con profesionales que en mayor número asistan con más frecuencia a la comuna. También fue presentada la necesidad de evaluar alguna otra modalidad de intervención que no sea exclusivamente del tipo de asistencia por consultorio externo y que pueda resultar eficaz en una comunidad tan pequeña y particularmente diferente a las dos restantes ciudades. Quedó consignado que en la comparación de recursos disponibles resulta favorecida Ushuaia en relación con las otras dos localidades. 41

Los dispositivos a considerar tal vez no sea necesario que sean integrados por psicólogos o psiquiatras exclusivamente. Se ofreció el ejemplo de algunos casos que actualmente se encuentran funcionando con operadores o técnicos en minoridad (ej.: CPA Río Grande). Formalizar el funcionamiento de redes fue otra propuesta considerada y contemplar la modalidad de Comité que presentara el Dr. Juan Dobón en la apertura, es una alternativa para evaluar. La coincidencia sobre la falta de recursos humanos fue mayoritaria; pero la reubicación de los existentes no se consideró como una solución definitiva, puesto que nadie puede asegurar que éstos profesionales sobren en el sector en que se encuentran. Aunque sí es oportuno que la opción para ellos quede abierta, no sin requisitos a cumplir, tales como experiencia, capacitación. Pero dentro de condiciones claras que no precaricen la situación laboral de los profesionales en cuestión, como siempre y aún hoy sucede con quienes de educación han pasado en comisión de servicio a cumplir funciones en áreas vinculadas a salud o desarrollo social. Tolhuin, noviembre-diciembre de 2007.

42

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO Comisión Nº 2 Tema

Recursos humanos y dispositivos asistenciales
Coordinadores Lic. Marisa D’Ambrosio y Lic. Néstor Demartin Participantes D'Ambrosio, Marisa Boshiazzo, Andrea Paglierani, Valeria Grosso, Mariana Ontivero, Julieta Vargas, Fabiana Occelli, Paula Sleiman, Gabriela Gomez, Graciela de Gregorio, Virginia Montenegro, Silvia de Antueno, Tamara Farela, Lorena Riveiro, Saúl Demartin, Néstor Lic. en terapia ocupacional Lic. en psicología Lic. en psicología Lic. en psicología Lic. en musicoterapia Lic. en psicología Terapista ocupacional Operadora Técnica en M. y flia. Técnica en M. y flia. Operadora psicoterap. Técnica en M. y flia. Técnica en M. y flia. Técnico en M. y flia. Lic. en psicología CPA/HRU Ushuaia. HRRG Río Grande. Gab. Crimin Río Grande. Gab. Psicop. Ushuaia. CPA/Gab.. Ushuaia. CPA Ushuaia. CPA/CAAD Ushuaia. Centro Priv. Río Grande. 3º edad/MyF Río Grande. 3º edad y disc. Río Grande. CPA Ushuaia. CPA Ushuaia. CPA Ushuaia CPA Ushuaia. Min. y Flia. Río Grande.

Problemas generales:  Dificultades para la derivación: inexistente oferta de profesionales de diferentes disciplinas en las diversas instituciones. Por ej.: para la atención de los jóvenes.  Dato estadístico: publicación de la cantidad de psicólogos que están trabajando en la ciudad de Río Grande, a partir de la hipótesis de que las dificultades en la atención tendrían que ver con que son pocos psicólogos o con la mala distribución del recurso humano existente.  Determinación de las incumbencias del campo de atención de los agentes, ej: el psicopedagogo en el área de educación, ¿pertenece al campo de la salud mental?  Se impone en medio de la discusión planteada una aproximación a una definición de Salud Mental (S.M.), de lo que se desprende:

43

 La S.M. desde las distintas miradas interdisciplinarias que tratan de comprender al sujeto.  La S.M. atraviesa todos los ámbitos del ser humano.  La S.M. esta en lo subjetivo: no todo lo que nos pasa nos desorganiza.  La S.M. desde una conceptualización positivista (salud) y otra negativista (enfermedad). Implicancias de un proceso.  La S.M. enfocada en las herramientas que tiene el sujeto. No tendría porqué ser pensada sólo desde el desequilibrio psíquico.  La S.M. no solo pasa por lo individual, también pasa por lo socialcomunitario, en relación con su propio espacio y en relación con otros.  En la S.M. se consideran diversas situaciones: los estados afectivos, La situación social, lo que les pasa a cada uno siempre en relación con otro. Ese otro es el que trae a cuenta el malestar o el bienestar. Por ej.: con el niño se verifica su estado en la escuela (pasaje de lo endogámico a lo exogámico). Problemas específicos relacionados a las instituciones y a la existencia de recursos:  Recursos Humanos y Dispositivos Asistenciales:  Necesidad de un Centro-Educativo-Terapéutico (C.E.T.) en la ciudad de Ushuaia (para niños con psicosis/autismo)  Se nombran algunos dispositivos asistenciales existentes en las ambas ciudades: Río Grande: C.A.A.D., C.E.T., Escuelas Especiales (hipoacúsicos, retardo mental), H.R.R.G., C.P.A. Ushuaia: C.A.A.D., Escuela Especial (funciona por servicios), H.R.U. (hospital de día), C.P.A. (internación, centro de día, consultorios externos, programa Teloshikren)  Dificultades en la derivación (al H.R.U., al ámbito público y privado).  C.P.A. Psicótico/Adicto: Dificultades en la administración de la medicación debido a la ausencia de enfermeros. Dispositivos asistenciales únicos a nivel provincial, y las dificultades que esto produce (traslado del paciente fuera de la ciudad en la que reside).  El Patronato de Presos y Liberados deriva al H.R.R.G. y al H.R.U. (descontextualización del ámbito en el que se debiera realizar las intervenciones con la población privada de la libertad).

44

 El espacio físico (insuficiente, inadaptado, otros) identificado como un problema grave en el H.R.U. y en el H.R.R.G.  Diferencias de abordajes de tratamiento en los dispositivos asistenciales en cada ciudad.  Derivación de pacientes: fallas en las posibilidades de inclusión en el ámbito familiar-social.  Sobrecarga de los espacios institucionales con la “circulación” de los mismos pacientes (multiplicidad de abordajes interinstitucionales).

Objetivos:  Algunas Sugerencias:  Establecer criterios de admisión.  Especificidad de cada institución.  Misiones y Funciones Institucionales  Estadísticas (cuantitativas y cualitativas).  Posibilidad de generar nuevos dispositivos asistenciales: Casas de Medio Camino, Hostales; destinadas al tratamiento de alcohólicos crónicos, psicóticos crónicos, adolescentes sin familia extensa.

Actividades:  Se establecieron comisiones informales:  Una conformada por las Lic. Marisa D’Ambrosio y Andrea Boschiazzo, para pensar la situación de los “dispositivos únicos” (aquellos que existen en una sola ciudad y que debieran replicarse en la otra): Centro terapéutico de RG, Hospital de día de USH; y, en algunos casos la inexistencia de instituciones como Talleres protegidos y Centros de día.  Otra conformada por la TO Paula Occeli y la TMF Virginia de Gregorio, para analizar la legislación referida a discapacidad, en particular en lo que respecta a la Ley provincial Nº 48. Tratarán además de estudiar la correlación de instituciones del área.  La Lic. Mariana Grosso tratará de pensar la pertinencia de dispositivos ya establecidos (Gabinetes de psicopedagogía) en EGB 1 y 2, Inicial y adultos, aplicables a EGB 3 y Polimodal. Deberá pensarse en la situación diferencial que existe entre los sistemas de salud y de educación, ya que existe cierta tendencia a considerar los aspectos que hacen más

45

conveniente la posición desde la perspectiva del profesional antes que de la del asistido.  Para todos la evaluación de derivaciones de adictos (alcohólicos) a Hospitales de día, Casas de medio camino, etc. Evaluación:  Se sugirió elaborar documentos con los avances de las comisiones informales.  Se sugirió establecer un segundo encuentro (o segundo momento de este primer encuentro), para dar lectura y discusión a los puntos elaborados en el presente.

Tolhuin, noviembre-diciembre de 2007.

46

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO Comisión Nº3 Tema CAPACITACION, SUPERVISIÓN, INVESTIGACION, ESTADISTICAS, SISTEMAS DE AUDITORIAS EN SM Coordinadores • • • CASEN LILIANA (Psiquiatra, HRU, Ush) MONTANI MARCELA (Psicóloga, CPARG, R.G.) SMUTT ELENA (Psicóloga, Gabinete Psicoped, R.G.)

Participantes • • • • • • • • • • BASSOTTI RICARDO (Psicólogo,CPA,USH) VEGA MARCELA (Psicóloga, Ush) CRUELLS SOLEDAD (Psicóloga, R.G.) GALVAN MARCELO (Operador, CPA, USH) GONZALEZ SILVIA (Ush) RIVADENEIRA JORGE (Psicólogo, Centro Terapéutico, R.G.) MARTINEZ ADRIANA (C.T. Reencontrándonos, Ush) CEBALLOS MIRIAN (Ush) BOLAÑO MARTA (Psiquiatra,HRRG,R.G.) ALEM ROBERTO (Operador, CPA,USH)

Al inicio del intercambio se plantea la necesidad de esclarecer los conceptos de formación,capacitación – supervisión, a partir de lo cual se abre la discusión en cuanto a la existencia o la falta de estos espacios en las instituciones en las que trabajan los integrantes de la comisión. Al mismo tiempo se introduce la pregunta acerca de qué tipo de capacitación sería la necesaria, partiendo de la especificidad que asiste cada institución. Como por ejemplo en adicciones, que desde la práctica clínica estaría atravesada por diferentes paradigmas y discursos, por lo cual los dispositivos serían poco claros. Se plantea además, que los operadores en este campo, no tienen una formación específica. En líneas generales se discute sobre la escasez de ofertas de capacitación, y/o la falta de criterios para seleccionar líneas de capacitación en función de las problemáticas que serían más relevantes en las distintas instituciones. En este sentido se acuerda sobre la importancia de realizar estudios e investigaciones epidemiológicas que permitan establecer problemáticas prevalentes. Algunas de las cuestiones que se reconocen como problemas tienen relación con la discontinuidad de los programas de capacitación por un lado, y por otro, con la permanencia muchas veces discontinua de los profesionales en las instituciones. Se observa también que la capacitación actualmente se piensa como una forma de acreditar o dar continuidad a la formación de un profesional desde lo personal. 47

Otra fuerte línea de debate que se dio en la comisión giró en torno a la creación de espacios de capacitación y supervisión generados en el ámbito local por profesionales de las instituciones, como así también de otros espacios en los que participen profesionales “de afuera” del campo. Se discutió y acordó entonces, en cuanto a la necesidad de promover en el marco de las instituciones, espacios propios de discusión y construcción de conocimiento a partir de los saberes locales, planteándose que tendría que considerarse la posibilidad de creación a nivel provincial de una red de capacitación en este campo, y un esquema de intercambio Río Grande-Ushuaia para capacitación y supervisión. Se considera necesaria la supervisión institucional, inter e intra servicios, aporte realizado fundamentalmente por los profesionales del Servicio de Salud Mental de los hospitales provinciales. Asimismo se planteó la idea de buscar “el Uno afuera”, como función asumida sea por profesionales que vengan a transmitir un saber o bien desde un marco atravesado por el discurso político actuante, pero que al mismo tiempo es necesaria, ya que se reconoce que aporta una mirada externa sobre las prácticas. Se reconoce a la capacitación como dispositivo de sostén, como práctica que “ayuda a pensar”, partiendo de preguntas tales como “qué tenemos”, “qué sería necesario”, “cómo llevarlo a cabo”. Pensar en que la capacitación tenga impacto e incidencia, que tenga una vuelta a la comunidad. Se advierte entonces, la necesidad de la actualización de la formación y de la continuidad de la misma. En relación a la investigación, los integrantes de la comisión hacen referencia a la existencia de abundante registro de datos y casuísticas pero que no llegamos a dar cuenta a través de un análisis más sistemático, de lo que hacemos y de lo que se asiste. Se plantea que lo “urgente saca lugar a lo importante”.En torno a este tema, surge una vez más, la preocupación por la falta de estadístidas, de estudios de epidemiología que permitan abrir líneas de investigación y capacitación En este punto, surge como otro de los problemas a seguir discutiendo por ser uno de los que entraña más disensos, el de las diferencias en los criterios diagnósticos, los paradigmas teóricos y metodológicos y las valoraciones propias (ideologías). En relación a los sistemas de auditorias, lo que pudo avanzarse en el marco de la discusión es en cuanto al reconocimiento de falencias en los organismos, sistemas, y dispositivos de auditorias como en la necesidad de un marco de políticas claras. A modo de propuesta se sugirió la importancia de generar un equipo central permanente, que regule cuestiones relativas a la información y actualización permanente de los datos. No obstante quedó abierta la discusión para un próximo encuentro. Tolhuin, noviembre-diciembre de 2007.

48

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO Comisión Nº4 Tema

Trabajo en Red: redes de servicios, redes sociales
Coordinadores Lic. Sandra Barbera Lic. Janet Águila Integrantes Marta Puente Mónica Fullana Alicia Alcaraz Lina Pontoriello Gabriela Piermateo María T. Gómez Sebastián Freiberg Silvia Cavuto María E. Rojas Téc. en Min. y Flia Administrativa Lic. en Trab. Social Psicóloga Lic. En Psicología Téc. en Min. y Flia Operador Abogada Trabaj. Social Río Grande Ushuaia Ushuaia Ushuaia Río Grande Río Grande Ushuaia Río Grande Río Grande

Al iniciar la comisión se intentó definir el tema que nos convocaba “trabajo en red”. Los distintos integrantes pudieron dar diferentes características del mismo, y a su vez enumerar características por oposición. A pesar de esto no se pudo llegar a una definición precisa. “Trabajo en red” es:  trabajar con el otro (ya sea institución gubernamental o no)  Pautar con el otro. Articular con el otro  Aprender del otro y que el otro aprenda de uno  Camino de ida y vuelta  Debe haber seguimiento de las acciones.  Compromiso de cada miembro de realizar las acciones que debe realizar.  Aceptar el disenso. “Trabajar en red” no es:

49

  

Trabajo supeditado a la solidaridad No corresponde a la beneficencia Interconsulta con un colega amigo en situaciones de urgencia

Como problemas específicos quedaron planteados: La falta de información de las instituciones (gubernamentales o no) que actualmente se encuentran trabajando en nuestra provincia. Esto acompañado de un desconocimiento de las misiones y funciones de cada institución. “Quién s el otro” y “para qué está”. El problema planteado en el párrafo anterior, deriva en otro problema y es que la mayoría de las instituciones gubernamentales no tienen definidas sus misiones y funciones por lo que cada uno hace según le parezca, le ordenen o tenga voluntad. Este punto marca una gran diferencia con las instituciones no gubernamentales, las cuales para obtener una habilitación deben haber plasmado anteriormente sus objetivos. Otro problema a tener en cuenta es la desvalorización del recurso humano. La dificultad de articular con otro cuando en las distintas instituciones en las que trabajamos no se cubren las necesidades básicas de los trabajadores o de los asistidos con los que se trabaja. El deterioro de las instituciones está relacionado con lo planteado hasta el momento. Actualmente los espacios de trabajo no proveen de condiciones laborales dignas, sino por el contrario suman preocupaciones cotidianamente. Situación que genera desgaste en el personal y resta tiempo de las actividades que cada uno debe llevar a cabo. Falta de articulación desde los cargos directivos, lo que desemboca en la superposición de los recursos y desgaste en las personas con las que trabajamos. Dificultad para aceptar el trabajo en red como una política de trabajo, la cual debe ser enseñada y puesta en práctica desde las autoridades, para que esta pueda ser aprehendida por los distintos integrantes de las instituciones gubernamentales o no gubernamentales.

I. II. III. IV. V.

Los problemas mencionados llevaron en la comisión a plantear distintos objetivos a realizar en mediano y corto plazo: Relevar las instituciones gubernamentales y no, existentes en la provincia. Definir y redefinir las misiones y funciones de las instituciones y de los actores de las mismas. Definición de lineamientos políticos institucionales a largo plazo. El estado debe garantizar recursos humanos y materiales a través del presupuesto. Esto debe ser reclamado desde los distintos actores (trabajadores, sindicatos, ciudadanos). Revalorización de los trabajadores, garantizando condiciones laborales dignas.

VI.

50

Para el cumplimiento de los objetivos plateados se definieron actividades a corto y mediano plazo a) Se considera que el relevamiento institucional se puede llevar a cabo en un período de seis meses, a partir de la realización del foro. Para esto algunos integrantes de la comisión ofrecieron listados existentes sobre algunas instituciones, los cuales deberían ser completados paulatinamente. b) Se deberán llevar a cabo reuniones periódicas en forma paralela intra e interinstitucionales, con el objetivo de definir los lineamientos de las instituciones y a su vez comenzar la red con las otras instituciones. c) Potenciar las redes ya existentes, proporcionándoles los recursos necesarios (supervisión, etc) y dando difusión a las mismas. d) Desde los diferentes actores participar en las gestiones. Como productos se obtendrá: 1) Un registro único con la información de todos los recursos institucionales con que cuenta la provincia. 2) Cada institución tendrá presente cuales son sus funciones y misiones, para que a partir de esto se pueda relacionar con otra institución. 3) Criterios de articulación interinstitucionales de organización y metodología. 4) Instituciones fortalecidas que puedan ofrecer calidad en sus servicios. 5) Convenios colectivos de trabajo. 6) Llamado a concurso para ocupar los cargos directivos. De manera que se acredite la experiencia y el conocimiento del profesional interesado. Observaciones Algunos integrantes de la comisión llegaron a la conclusión de que para efectuar el trabajo en red se deben realizar previamente distintos pasos interinstitucionales. Posteriormente a que esto se logre se podrán pensar nuevos objetivos, más allá de los planteados aquí. Tolhuin, noviembre-diciembre de 2007.

51

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO Comisión Nº5 Tema:

Trabajo en red, redes de servicios y redes sociales
Coordinadores: • • CALDERÓN, Miriam MENDEZ, Marcos

Participantes • • • • • • • • • • FERNÁNDEZ, Nelva (Lic. en Trabajo Social – Dirección Pericial - RG) CABRERA, Ana Carina (Primer y Segunda Infancia – Ush.) ARALDA, Julia (Asociación para la Salud Mental – Ush.) CÁRCAMO RUIZ, María Isabel (Dirección General – Ush.) SERVERA, María Inés (Asociación para la Salud Mental – Ush.) NORDENSTAL, Ulf Christian Eiras (Casa de Justicia - Tolhuin) OROZ ARROYO, Graciela (Gabinete Psicopedagógico EGB3) VEGA, Andrés Sebastián (Gabinete Psicopedagógico EGB3 - RG) RIVAROLA, María Cecilia (Gabinete Psicopedagógico - RG) MIRAMONTES, Silvia (HRU – Ush.)

Definición del tema Se entiende por trabajo en red al trabajo interinstitucional basado en acuerdos explícitos de cooperación y coordinación tendientes a aumentar la calidad de la intervención en la asistencia en cuestiones que atañen a la salud mental y las adicciones de la comunidad. Un trabajo en red implica un conocernos, implica un punto de encuentro, saber quiénes somos y qué hacemos. Un punto de encuentro con acuerdos y diferencias. Existe en la red un acuerdo que es explícito y que trasciende a la red. Una red es un espacio de circulación con agujeros; hay que ver en la red qué se retiene y qué se deja pasar. Por último, El trabajo en red es trabajar con los recursos comunitarios para dar respuesta a una demanda Conceptos Como aspectos particulares a tener en cuenta en el ámbito de nuestra provincia, surgen los siguientes: • En la práctica institucional cotidiana existen experiencia de trabajo en red que representan la voluntad y la decisión puntual y circunstancial de profesionales que, aprovechando el conocimiento previo de los otros profesionales intervinientes y la confianza en su trabajo, coordinan acciones entre partes/pares a los efectos de dar

52

• • • • •

respuesta a determinadas problemáticas específicas. Esta metodología debiera trascender las voluntades particulares y circunstanciales de determinadas personas para implicar un sistema y una metodología de trabajo estable y consistente. Para efectivizar el trabajo en red debemos ser educados en esta metodología de trabajo de la cual no tenemos mucha experiencia. A la interinstitucionalidad se le debe sumar la interdisciplinariedad. El trabajo en red puede ser entendido también hacia adentro de cada institución. Representa un estilo de trabajo, una ideología, una técnica, una necesidad. Un trabajo en red debe implicar un sistema y un espacio en el cual puedan surgir, entre otras cosas, políticas públicas. Se debe poder definir para qué se conforma una red de trabajo, pudiendo de este modo decidir qué cosas deja pasar la red y qué cuáles retiene o debiera retener. Así mismo se puede definir o determinar a qué instituciones convocar para cada red o quiénes deben estar de acuerdo al objetivo de su conformación. Como problemas a trabajar en red surgen: chicos escolarizados con problemáticas que exceden el ámbito escolar, adolescentes con problemas de conducta que se encuentran desafiliados de sistemas sociales de inclusión como puede ser la escuela, enfermos mentales graves o crónicos adultos que tiene un soporte relacional propio muy precario, etc. El trabajo en red sirve además a los fines del cuidado de la salud de los operadores institucionales.

Políticas en Salud Mental y Adicciones La complejidad de la problemática requiere de un trabajo coordinado entre diferentes disciplinas/miradas/saberes/abordajes como así también entre diferentes instituciones. La coordinación y la cooperación definen espacios de intercambio transversales de puesta en suspenso de valores/conocimientos/saberes (intervalo) determinados en pos del surgimiento de uno superador. Así, el trabajo en red resulta una necesidad metodológica/lógica/intrínseca a la asistencia/intervención en materia de salud mental y adicciones, lo cual puede aportar un mayor y una mejor respuesta a la demanda actual; es decir, llegar a más personas y que más personas lleguen al sistema de salud, y trabajar con mayor profundidad/amplitud/globalidad cada problemática. Se requiere establecer sistemas/acuerdos explícitos interinstitucionales de acuerdo a la especificidad de las problemáticas (para qué). Teniendo en cuenta que desde los distintos lugares desde los cuales los profesionales del área de Salud Mental y Adicciones ejercen su tarea cotidiana en variadas instituciones de asistencia se percibe una demanda comunitaria creciente en esa materia, surge la necesidad imperiosa de que la misma sea abordada desde instancias interdisciplinarias e interinstitucionales de acuerdo a su magnitud y de acuerdo a su característica complejidad. En virtud de ello, el trabajo en red representa no sólo una alternativa válida para ello sino que también implica una necesidad metodológica y práctica al momento de intentar dar respuestas significativas a esa demanda. Es decir, representa una propuesta de trabajo que afronta tanto la cuestión cuantitativa como la cualitativa de la demanda en materia de Salud Mental y Adicciones. Como condición fundamental surge la necesidad de conocer a las demás instituciones con que cuenta la comunidad en materia de asistencia en adicciones y salud mental, sus objetivos, alcances, población destinataria, metodologías de trabajo, etc. Para ello es necesario crear un registro actualizado de instituciones y sus características a través de un relevamiento

53

específico; también surge como necesario el establecimiento de reuniones periódicas y sistemáticas con otras instituciones para la profundización en el conocimiento mutuo.

54

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO Comisión N°6 TEMA

PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE LA SALUD MENTAL
COORDINADORES • • Esteban Cavallieri Andrea González Valle

INTEGRANTES • • • • • • • • • • • Guillermo Coppari (Psiquiatra, Kau Pha Ken, RG) María Liusa Almirón (Psicóloga, HRRG) Tatiana Mainero (Psicóloga, HRRG) Trinidad Robles Lacey (Psicóloga, RG) Ana Del Bono (Psicopedagoga, privado, RG) Sofía Yapura (Psicóloga, Cjo de la Mujer, RG) Sergio Tamer (Psicólogo, Gabinete Ps., RG) Coral La Falce (Ag Sanitaria,Ush) Elizabeth Ramirez (Trab.Soc., Gabinete, RG) Dario Alarcon (Operador, CPA- RG) Herrera Héctor (CA Tolhuin)

DEBATE GRUPAL

En el grupo se expresan distintas problemáticas; lo cual hace pensar en distintos abordajes como sería la PREVENCIÓN ESPECÍFICA y la PREVENCIÓN INESPECÍFICA Se piensa en:  Optimizar la PREVENCIÓN PRIMARIA  Tratar las ADICCIONES fuera del ámbito hospitalario, lo que existe es tratamiento a través de la asistencia y no hay programas preventivos  Destinar recursos a la PREVENCIÓN como prioridad y no sólo para la asistencia  Ver la PREVENCIÓN ¿cómo? En forma independiente de las herramientas, es decir del medio Se dice que los niños y jóvenes no tienen lugar de contención ya que las familias son disfuncionales en la actualidad. Las horas en las escuelas “valen oro”, se sabe de muchos chicos que no están escolarizados.

55

Una integrante refiere que decidió trabajar anárquicamente ya que considera que no existen redes y en los casos que se dice que existen no funcionan como tales, los contactos son humanos, personales y no institucionales. Otro integrante disiente, exponiendo que él sí puede trabar en red y que “la red” existe más allá de si uno la utiliza o no. Se acuerda que nos resulta muy difícil realizar PREVENCIÓN en SALUD MENTAL. Se trae al grupo el ejemplo de la política de “reducción de daño”, las distintas problemáticas existentes en Río Grande y Buenos Aires. Se comenta en el Proyecto “CARPA” para conocer el DIAGNÓSTICO SOCIAL. Alguien expresa que si no hay vínculo, hay patologías propias del lugar. Consideramos que la PROMOCIÓN debe ir en 1er. lugar (acordamos todos los integrantes de la comisión) y luego la PREVENCIÓN, ambas llevan a conductas saludables. Se expresa que para trabajar con adolescentes debe realizarse con dispositivos (talleres) en distintas formas de organización. Coincidimos que lo GRUPAL y lo LOCAL tiene mucha importancia. Debemos construir a partir de las bases, no imponiendo. Primero hay que conocer lo que les pasa, lo que les gusta, lo que necesitan. Y desde allí determinar las causas de los “malestares”. Un integrante manifiesta que ser parte de esta jornada es una oportunidad, debemos trabajar, debemos vivir en familia, con amigos, invirtiendo, etc. Esto implica no ser solo habitante, sino ser CIUDADANOS, compaginar con los otros, conectarse, desde nosotros debe ponerse la palabra. “una palabra”. Alguien dice que “los hijos de mis hijos vivirán mejor acá”, … “los jóvenes pueden estar mejor”… Se menciona el tema del ARRAIGO – DESARRAIGO. Nos preguntamos ¿qué generamos desde nosotros, los que llegan se nivelan con los que viven ya en el lugar? En el ejemplo: de contaminación de un barrio, Qué sucede con otros que sí cuidan el medio ambiente que nos rodea, se piensa que debe circular por afuera. Se deduce que en el resto del país pasan otras cosas, en la provincia que habitamos vemos, a las personas: llegar-transitar-pasar e irse, como consecuencia “no se quiere al lugar”. Otro tema conversado es que desde la infancia debemos prevenir. Nos preguntamos ¿qué tenemos y qué queremos tener? El grupo acuerda que las medidas socioeconómicas afectan directamente a la población. Se recuerda la crisis del 2001 (Gestión de Manfredotti) Se analiza que en esa época aumentó el consumo de tabaco, alcohol y psicofármacos (estos últimos destinados a bajar la tensión arterial) Nos preguntamos ¿cuáles son los factores protectores? ¿Qué expectativas hay? ¿Cuáles son los factores de riesgo? Acordamos que estas preguntas se deben responder con estudios epidemiológicos. Se considera que deben ofrecerse otras alternativas a través de la educación. Además del cuidado que requiere el profesional dentro de la institución-escuela y trabajar conjuntamente SALUD-EDUCACIÓN. Los niños deben tener otras propuestas que trasmitan valores. Nos preguntamos ¿cómo se haría? ¿Cómo se trasmitirían? Podríamos pensar en el sentido de pertenecía, de participación social, que en la actualidad aparentemente no hay o es muy poca. ¿Dónde se puede construir CIUDADANÍA? Una participante comenta un proyecto llevado adelante en CITY BELL (provincia de Bs As) el cual tenía que ver con la enseñanza del boxeo. Con ello se intentó canalizar la violencia. Si deseaba pelear debían hacerlo como deporte, con un encuadre, con ciertas reglas que hay que cumplir. Y los chicos violentos dejaron de serlo al final de la aplicación de dicho proyecto… Se comenta que circula un MITO que consiste en creer que hay que consultar todo con especialistas (psicólogo, trabajador social) como si el resto de los adultos no tuvieran

56

elementos para prevenir. Se rescata que la prevención también tiene que ver con la presencia y el sentido común. Creemos que sería beneficioso que la SALUD MENTAL salga a buscar la gente y no al revés. Sostenemos que la promoción y prevención tienen que ver con la SALUD MENTAL y no con la patología mental que es quien recibe todos los recursos en este momento. Debe promocionarse la SALUD MENTAL, se lo compara con las campañas de vacunación que circulan por varios medios de comunicación social pero de la salud mental poco se habla. Se ejemplifica sobre el tema SUICIDIO los medios suelen publicar en primera plana las fotos, detallar el método utilizado, establecer hipótesis sobre la causalidad. Y no mencionan los saberes profesionales sobre el tema. Se preguntan algunos ¿Qué pasa con nuestro humor? Se acuerda que es parte de la SALUD mental. Se cuenta en relación a proyectos existentes que trabajan distintas temáticas a través del juego, el teatro, etc.; como propuestas alternativas. Alguien dice que se presentaron3 proyectos de teatro al Ministerio de Educación y ninguno resultó viable. Las instituciones deberían incorporar al humor, al juego, al teatro, etc., como recurso para la motivación y por ende estimular los proyectos creativos PROBLEMAS 1. Desconocimiento y “desaprovechamiento” de los dispositivos de promoción y prevención existente. 2. Fragilidad de lazos sociales 3. Ausencia de promoción mediática de SM y hábitos saludables 4. Falta de programas de promoción y prevención pe patologías específicas (Alcoholismo, Suicidio, etc) OBJETIVOS 1.1 1.2 Optimización de los recursos existentes. Fortalecer las redes existentes

1.2 Utilizar los diferentes espacios físicos institucionales en tareas de promoción y prevención 2.1 Fomentar los “factores protectores” de SM que la sociedad tiene. 2.2 Reforzar o rearmar las instituciones 3.1 Considerar la importancia de llegar a la comunidad a través de los MCS ACTIVIDADES 1.1.1. Establecer y mantener espacios de encuentro interinstitucionales e interdisciplinarios con continuidad 2.1.1 Promoción del HUMOR 2.1.2 Estimular los proyectos creados de realidades y problemas específicos 57

2.2.1 promover y asistir la salud de los trabajadores de las instituciones. 3.1.1 Utilizar los MCS (gráficos, radiales, televisivos) en la promoción

58

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO

Comisión Nº 7 Tema

Promoción y Prevención de la Salud Mental
Coordinadores • • Lic. Maricel Eiriz Ps. Silvia Basiliades

Participantes • • • • • • • • Graciela Gómez ( Psicomotricista, Gabinete Psicop,R.G ) Ines Galeto (Psicóloga consultorio privado USH.) Roxana Montenegro (Psicopedagoga Gabinete Psicop.R.G.) Silvia Andrade (Operadora Minoridad y Familia.R.G) Paula Mor (Psicóloga CPA RG) Andrea Mor (Docente CPA RG) Celeste Torres (Asistente educ.Gab.Psico.R.G.) Verónica Vezzosi (T. Social, Casa de Mediación.R.G.)

Problemas analizados y propuestas     Realizar análisis de contexto: saber acerca de particularidades sociales. No disociar la prevención de la asistencia Diferenciar los niveles de prevención. Guerra de información que produce la desinformación. Atención Primaria en salud se relaciona directamente en cómo construimos campañas claras de información. Prevenir la deformación de la información. Poder pensar como hacer un BUEN USO DE LOS MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN. Trasmitir todas las expresiones que construyen los pibes, fomentar espacios donde la voz de los adolescentes este presentes. Ellos hablan en los murales de la calle .Propiciar la expresión artística. Dar lugar a los pibes y pibas. Favorecer procesos identitarios vinculando a los sujetos con la cultura. El ciudadano de esta región no se agencia del espacio público, por lo tanto tender a generar espacios en lo barrial (clubes ,centros comunitarios) Promover espacios subjetivantes no solo para los chicos también para los adultos, tender a la construcción de pertenencias del espacio público. Muchas veces desde las instituciones construimos identidades negativas 59

  

 Por qué no se hallan presentes en este foro, por qué no se autoconvocaron integrantes de la comunidad que llevan adelante espacios lúdicos creativos y artísticos, es un interrogante que nos conduce a pensar quienes se identifican con la promoción de la salud mental.  Prevenir la superposición de las intervenciones ya que esto produce sufrimiento a los asistidos, instala la iatrogenia institucional. Los efectos de la sobreintervención muchas veces contradictorias entre si fragmentan las problemáticas y no resuelven sino que hacen padecer aun más a los asistidos.  Reducir los factores de vulnerabilidad, favorecer factores protectivos  Revisar las micro prácticas institucionales que sostienen las políticas macro públicas.  Cuidar a los que cuidan: capacitaciones y supervisiones institucionales. Espacios grupales de sostén.  Dar una relevancia, valor al espacio comunitario. Que la vida de los ciudadanos no pase solo por las instituciones, ganar el espacio público. Promover la construcción de lo Barrial.  Pensando en términos económicos, aparece más rentable crear centros comunitarios que abrir más instituciones de encierros.  Poder pensar las problemáticas del Adulto Medio-Adolescencia ya que se registra un vacío de saberes en dicha vinculación. Promover espacios de talleres de orientación y reflexión a padres.  Uno de los problemas de la sociedad de mercado es la descalificación del Tiempo Libre, tiempos para el ocio (la gente que tiene tiempo libre accede mas fácilmente al consumo de drogas y alcohol). Estos prejuicios hay que instalarlos para debatirlos.  Tejer redes, jerarquizar el trabajo interdisciplinario.  Los desafiliados deben dejar de serlo, la afiliación social la construyen también políticas estatales trabajando todas transversalmente.  Las políticas de prevención y promoción de la salud mental tienen que producir la integración de cada uno en el lugar donde está, saber detectar las capacidades y las potencialidades.  Acciones que tiendan a disminuir las desigualdades de los ciudadanos.  Volver a pensar el espacio educativo ya que es un lugar donde se puede y se debe volver a construir ciudadanía.  El estallido de los distintos contratos sociales tiene que ser tema de la agenda de la salud pública. Tolhuin, noviembre-diciembre de 2007

60

Diagnóstico de las áreas salud mental y adicciones
El mismo surge del resultado del relevamiento provincial realizado por los referentes de Salud del Gobierno Electo de la Provincia y de las conclusiones de los Documentos de Trabajo de las Comisiones del Foro de Tolhuin, obrantes en este volumen. • • • • Carencia de una política, estable y consensuada por los efectores, en el campo de la Salud Mental. Ausencia de investigaciones y estudios epidemiológicos serios de las patologías prevalentes del área en la provincia. Deficiente distribución de los recursos humanos profesionales disponibles (entre las distintas áreas de Gobierno) y falta de coordinación, particularmente entre salud, educación y desarrollo social. En adicciones, superestructura técnico-administrativa (pero desigual en la distribución –de personal e instituciones- por ciudad) con incidencia media en la problemática global de la provincia. El paradigma asistencial es abstencionista, con altos índices de derivaciones de pacientes fuera de la provincia y al ámbito privado. Dispositivos asistenciales ineficaces y magros programas preventivos. Altos índices de demandas asistenciales insatisfechas en los servicios de salud mental por sobresaturación de la oferta asistencial, difícil acceso de los ciudadanos al sistema de SM. Ausencia de dispositivos específicos para atender a la franja poblacional estimada más crítica en la población fueguina respecto a los problemas inherentes al área, es decir, la adolescencia y la juventud. Ausencia de programas de atención primaria barrial en salud mental (con equipos interdisciplinarios terapéuticos y preventivos en los CAPs) Diferencias de recursos e instituciones entre Ushuaia y Río Grande, y carencia o nulidad en Tolhuin. Escasez de dispositivos adecuados para trabajar con las psicopatologías más graves (que no impliquen la manicomialización). Ausencia de casas de medio camino y residencias asistidas u hostales para pacientes psicóticos externados en ambas ciudades y de hospitales de día en Río Grande. Escasa o nula capacitación y supervisión de los agentes y profesionales de las instituciones existentes Carencia de programas preventivos en adicciones y de promoción de la salud mental que sean estables y eficientes. Escaso cuidado institucional del personal (de cualquier nivel y/o categoría) que trabaja a diario con temas inherentes al padecer subjetivo y al malestar social. Importantes dificultades para el trabajo en red (asistencial y social). Escasez de espacios y dispositivos interinstitucionales formales para el desarrollo de esa modalidad de trabajo (Consejos, foros, etc.)

• • • • •

• • • •

61

PRIMER FORO DE SALUD MENTAL DE LA PROVINCIA DE TIERRA DEL FUEGO -Conclusiones-

Bases para un Programa Provincial de Salud Mental
El presente documento contiene las bases para contribuir a un futuro Programa Provincial de Salud Mental y Adicciones, tal como surgieran del debate promovido y realizado en el Primer Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego, evento realizado en la ciudad de Tolhuin el día 24 de Noviembre del año 2007 bajo el lema “Hacia las Políticas de Salud Mental y Adicciones para el periodo 2008/2012”, con la participación de más de un centenar de profesionales y técnicos de la Salud Mental y de las Adicciones de la Provincia de Tierra del Fuego, representatividad mayoritaria para tales áreas. También se nutre el documento de los aportes del Foro de Profesionales de la Salud Mental de Tierra del Fuego, instancia organizadora del evento de marras. Las siguientes bases reflejan así, resumidamente, el contenido de los Documentos de las Comisiones de Trabajo, conformadas interinstitucional e interdisciplinariamente en el Foro de Tolhuin. Dichos documentos quedarán a disposición de toda autoridad, profesional y/o ciudadano que desee consultarlos. Las propuestas básicas del Foro de Salud Mental de Tierra del Fuego son las siguientes: 1- Debe procurarse que el sistema de atención preventivo-asistencial de SM posea accesibilidad para la mayor cantidad de ciudadanos requirentes, y que esté capacitado para el abordaje de todas las psicopatologías y situaciones psicosociales que se evalúen como prevalentes, lo que requiere a su vez, de un sistema inédito de estudios e investigaciones epidemiológicas que permitan establecer con claridad los problemáticas prevalentes en la provincia. 2- El sistema deberá ser re-organizado de acuerdo a una inédita Política en Salud Mental Provincial, basada en el reconocimiento fundamental de los Derechos Humanos de los asistidos y en un equitativo reconocimiento de los profesionales que aún desde diferentes áreas intervengan en el mencionado campo, el que para su accionar deberá contemplar premisas tales como: a) la comunidad tiene la capacidad de resolver sus principales problemas de salud, b) la mayoría de las patologías asociadas a la SM no requiere servicios sofisticados, 62

c) la accesibilidad a los servicios favorece las medidas preventivo - curativas , y d) es necesario trabajar en función de la salud y no de la enfermedad 3- Definir y gestionar políticas de atención primaria, tendientes a la promoción y protección de la salud mental, mediante la descentralización progresiva respecto de la atención en los servicios de los hospitales, dejando para ellos la asistencia de las patologías graves en sus fases más críticas y de las urgencias psíquicas. 4- Se debe dar preeminencia al trabajo en red, tanto desde el punto de vista asistencial, como social. Se deben promover relevamientos permanentes de las instituciones, destacando sus misiones y funciones para el conocimiento de la comunidad, a través de un Registro Provincial de Instituciones de Salud Mental y Adicciones. Clarificar tales misiones y funciones, así como su especificidad, es una tarea prioritaria hacia el interior de cada institución y/o dispositivo de SM y/o adicciones. 5- Se procurará desarrollar dispositivos alternativos a la internación psiquiátrica (hospitales de día, casas de medio camino, hostales, residencias protegidas, etc.), con formación y capacitación de personal actualmente inexistente en el campo de la SM, como por ej., acompañantes terapéuticos, cuidadores domiciliarios, o enfermeros de SM y de toxicomanías. 6- La capacitación y la formación permanente, sistemas de supervisión y de rendición de cuentas del actuar profesional, serán ejes estructurales y no contingentes para el funcionamiento del sistema. Debe conformarse una Red de Capacitación y Supervisión con recursos locales, con esquemas de intercambios entre las ciudades. Deben propiciarse convenios con Universidades Nacionales para carreras y cursos de Posgrados de los profesionales locales. 7- Debe procurarse un exhaustivo estudio de las necesidades de recursos humanos de las distintas áreas en las que operan efectores profesionales de la SM, a los fines de lograrse una mayor eficiencia y eficacia de dicho recurso. Los cargos directivos de las instituciones deber ser concursados. 8- Se procurará la conformación de un Consejo Provincial de Salud Mental, y se promoverán, establecerán y mantendrán espacios de encuentro interinstitucionales e interdisciplinarios con asiduidad. En esa intención, el dispositivo “Foro” procurará permanencia, continuidad y legitimidad representativa. 9- Se procurará el debate sobre la posible necesidad de la promulgación de una Ley Provincial de Salud Mental 10- En el campo de las adicciones debe continuarse y profundizarse el debate iniciado en el Foro respecto a un posible reencauzamiento hacia una Política de Reducción de Daños y Riesgos, corriéndose paulatinamente del paradigma abstencionista que caracteriza a las instituciones locales que atienden a las toxicomanías, habida cuenta del fracaso que este último paradigma supone. La reducción de daños es una política de prevención de los problemas relacionados

63

con las drogas, una política social que tiene como objetivo prioritario disminuir los efectos negativos producto del uso de sustancias, tanto entre los usuarios de drogas como en la población en general. El Foro entiende que esta Política se adecua tanto más que el abstencionismo a cualquier sistema social que se pretenda igualitario y respetuoso de los DDHH.

El presente documento es rubricado por los miembros integrantes del Foro de Profesionales de la Salud Mental y es elevado en el día de la fecha a las autoridades que en la misma asumen el Gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego, promoviéndose su difusión pública, juntamente con todo el material emanado del Primer Foro de Salud Mental del Tierra del Fuego.

Tierra del Fuego, 17 de Diciembre de 2007

64

65