You are on page 1of 1

20 LA VANGUARDIA O P INIÓ N SÁBADO, 20 DICIEMBRE 2008

Quim Monzó

Presidente-Editor: Director: Vicedirector: Directores adjuntos: Subdirectores:
Gran inventor
JAVIER GODÓ,
CONDE DE GODÓ
José Antich Alfredo Abián Jordi Juan, Enric Juliana, María Dolores García Manel Pérez
Alex Rodríguez Miquel Molina José Alberola (Arte)
de proverbios
albaneses

D
Redactores jefes: Enric Sierra (Web), Eugeni Madueño (Nuevos Contenidos), Secciones: Elisenda Vallejo (Internacional), Xavier Batalla (Corresponsal Diplomático),
Joaquín Luna (Internacional), Jordi Barbeta (Política y Actualidad), Susana Quadrado (Ten- Isabel Garcia Pagan (Política y Actualidad), Pau Baquero (Opinión), Rosa M. Bosch (Ten-
dencias), Albert Gimeno (Vivir), Llàtzer Moix (Cultura), Dagoberto Escorcia (Deportes), Ra- dencias), Ketty Calatayud (Vivir), Ignacio Orovio (Cultura), Juan B. Martínez (Deportes), urante años seguí los artí-
mon Aymerich (Economía), Carles Esteban (Continuidad), Celeste López (Redacción Madrid), Dolors Álvarez (Economía), Mariano Guindal (Madrid), Albert Aymamí (Fotografía), Fran-
Mariángel Alcázar (Casa Real), Jaime Serra (Infografía e Ilustración), David Airob (Fotografía), cesc Puig (Diseño), Magí Camps (Edición), Albert Molins (Producción) y Carles Salmurri
culos que Miles Kington
Núria García (Diseño), Josep Carles Rius (Magazine) y Fèlix Badia (Estilos de Vida). (Documentación). Consejeros de Dirección: Carlos Sentís y Jaime Arias. publicaba en The Indepen-
dent. Empecé a leerle a fi-
nales de los ochenta. Era la época pre-
via a la gran expansión de internet y el

Obras públicas con retraso diario se conseguía fácilmente. A par-
tir del cambio de siglo seguí leyéndolo
desde el ordenador. En favoritos, ten-

E
go una carpeta con los columnistas ex-
tranjeros que sigo: Guy Browning, Ste-
L balance de la inversión en infraestructu- nueva terminal del aeropuerto. Si a ello se sumase la ve Martin, Dan Savage... Kington me
ras en este año en Catalunya, pese a los avan- mejora prevista de la red de cercanías con la nueva encanta por su sensatez, por su picar-
ces conseguidos, plantea la necesidad de línea Castelldefels-Cornellà, la nueva línea orbital y el día. Me gusta tanto que, en un relato
mantener una actitud de serena exigencia desdoblamiento de las líneas del Maresme y de Mont- del libro Guadalajara, puse a un boto-
nes que gritaba: “Senyor Kington! Sis-
frente a la Administración central en este ámbito. En cada-Vic, proyectos que también llevan un considera- plau, senyor Kington!” El fragmento
el 2008 ha llegado el tren de alta velocidad a Barcelona ble retraso, la inversión pendiente de licitar se elevaría continua: “Kington era al hall de
y se ha finalizado antes de tiempo la nueva terminal a 4.700 millones de euros, ya que tampoco se podrían l'hotel Ambassador, llegint el diari...”
del aeropuerto de Barcelona. También hay que consi- realizar dichos proyectos a corto plazo aunque se pre- Mi devoción por él se consolidó con
derar positivo que los presupuestos generales del Esta- supuestasen el año que viene. un artículo en el que se burlaba de
do hayan cumplido con lo establecido en el Estatut y La responsabilidad de tantos retrasos no es exclusi- esos que dicen que, en una novela, lo
hayan destinado a Catalunya el 18,70% de la inversión va del Ministerio de Fomento, sino de la complejidad difícil es el inicio. Pues, en un plisplás
él planteaba tres, dos de los cuales (el
total en infraestructuras, lo que supone un total de administrativa y social que comporta la realización de del botones es uno de ellos) introduje
4.626 millones de euros. Pero dicho esto hay que la- los proyectos estatales en Catalunya. Pero es funda- en el relato como si fuesen los inicios
mentar que una cuarta parte de esa cantidad no se ha- mental hacer un esfuerzo entre todas las administra- de las novelas que el protagonista se
ya podido traducir aún en obras públicas por la falta de ciones (central, autonómica y local) para superar los dispone a leer.
la puesta a punto de los proyectos programados. problemas y agilizar al máximo la ejecución de las Me gusta Kington cuando monta ar-
Resulta revelador del retraso en la licitación de las obras públicas, ya que el futuro de progreso y bienes- tículos a partir de cosas que no tienen
obras públicas estatales en Catalunya el informe he- tar del país depende de ello. Hoy el problema ya no es
cho público ayer por el Grupo de Trabajo de Infraes- de falta de dinero, ya que el Gobierno de Zapatero ha
tructuras (GTI4), formado por la Cambra de Comerç cumplido con la asignación correspondiente para infra- Excepto en casos como
de Barcelona, el Cercle d'Economia, la patronal Fo- estructuras que contempla el Estatut, sino la eficacia el de Umberto Eco,
ment del Treball y el RACC. Según dicho informe, al en la gestión de los proyectos. Otra cuestión es el nue- el buen columnismo
cierre de los diez primeros meses del año, se acumula vo modelo de financiación, que afecta a las competen-
un total de 1.244 millones de euros que no han podido cias traspasadas, y que estos días se está negociando extranjero interesa poco
ser invertidos todavía porque los proyectos de las di- contra reloj.
versas infraestructuras van muy retrasados y se en- Frente a la caída de la licitación de obras de la Admi- palabra que las denomine; justo lo
cuentran todavía en las fases iniciales de elaboración. nistración central, que el GTI4 cifra en un 30,1% res- contrario de lo que le sucedía al niño
Entre los proyectos concretos que no se han realiza- pecto al año anterior, hay que destacar como muy posi- de aquel cuento de Calders, que tenía
do se encuentran algunos estratégicos, tales como algu- tivo, en justicia, el fuerte incremento en la ejecución la palabra –“antaviana”– pero no sa-
nos tramos de la autovía del Mediterráneo y de la auto- de infraestructuras por parte de la Generalitat, que ha bía a qué aplicarla. Me deleita King-
vía orbital B-40, así como los nuevos accesos terres- aumentado nada menos que en un 90,9%, aunque ha- ton con sus falsos proverbios albane-
tres al puerto de Barcelona y las conexiones de las re- ya sido fundamentalmente por el enorme esfuerzo fi- ses: profundos en apariencia pero ob-
jetivamente estúpidos. Y, entonces, a
des ferroviarias de cercanías y de la alta velocidad a la nanciero que exige la línea 9 del metro. principios de este año, en febrero, un
día fui a favoritos y cliqué Miles King-
ton. En vez de sus artículos vi una ne-
crológica. Había muerto a finales de

La muerte de Annapolis
enero. Un cáncer de páncreas.
Hará mes y medio apareció su últi-
mo libro, que acabo de comprar en

M
Amazon. Recoge las cartas que escri-
bió a su agente literario durante los
AHMUD Abas, presidente de la Autori- do el que ha sido hasta ahora la mejor propuesta para meses que duró su enfermedad. Va na-
dad Nacional Palestina (ANP), se ha des- los palestinos. El carismático líder de Al Fatah, muy rrando la evolución del cáncer y pro-
pedido en Washington de su homóni- presionado entonces por las facciones extremistas, pre- poniendo libros que podría escribir
mo estadounidense, George W. Bush, firió seguir en la senda de la confrontación, lo que cons- antes de su muerte. Es evidente que
en un clima de fracaso y de claro pesimismo ante las tituyó a fin de cuentas su muerte política. sabía que no iba a escribir ninguno y
posibilidades de paz en el conflicto israelí-palestino. George W. Bush, como su antecesor, también ha pre- que el libro final sería, precisamente,
Hace un año, el inquilino de la Casa Blanca reunía al tendido despedir su segundo mandato, ciertamente la recopilación de esas cartas. En las
que empieza una frase diciendo
citado líder palestino y al primer ministro israelí, huérfano de logros, con un acuerdo básico entre israe- “Cuando tienes cáncer...” para dete-
Ehud Olmert, en Annapolis (Maryland), con el objeti- líes y palestinos. Pero en este año transcurrido desde nerse y plantearse si el hecho de tener-
vo de que antes de finalizar el 2008 se establecieran las Annapolis no se ha logrado avanzar un solo paso en el lo le da carta blanca para caer en el
bases para la creación de un Estado palestino. Pero a conflicto, a pesar de las presiones estadounidenses y cliché. En las que explica cómo aguje-
punto de cumplirse este plazo, no sólo no se ha llegado de las europeas. Ehud Olmert, que ya tiene las maletas rea los cinturones porque está adelga-
a ningún compromiso en la zona, sino que se está muy hechas, y Mahmud Abas, que las está preparando, se zándose a un ritmo trepidante. No ex-
lejos de ello. Los obstáculos son básicamente los asen- han reunido en varias ocasiones, pero la situación no traña que, en la contracubierta, ha-
blen maravillas de él monty phytons
tamientos judíos en Cisjordania, que no sólo no han sólo no ha cambiado, sino que ha empeorado. Los isla- como Terry Jones o Michael Palin.
disminuido, sino que siguen aumentando, la indefini- mistas de Hamas siguen gobernando una Gaza colapsa- Iba a sugerir que sería buena idea tra-
ción sobre el futuro estatus de Jerusalén y la situación da por el cierre fronterizo y una economía de subsis- ducirlo, pero tradujeron hace un tiem-
interna tanto en Israel, que en febrero celebrará elec- tencia, mientras sus comandos vuelven a hostigar a los po un libro de Guy Browning y no he
ciones, como en Palestina, donde Hamas acaba de de- israelíes y el ejército judío contraataca con los asesina- visto multitudes en las librerías para
cretar el fin de la tregua de seis meses con Israel. tos selectivos de militantes islamistas en la franja. comprarlo. Excepto en casos como el
Tanto Clinton como Bush han pretendido despedir- Con la perspectiva electoral en ciernes –en Israel se de Umberto Eco, el buen columnismo
extranjero interesa poco.
se de la presidencia con un esfuerzo pacificador en da por hecho que el Likud del derechista Beniamin Ne- El título del libro es How shall I tell
Oriente Medio. Clinton estuvo, en el 2000, cerca de tanyahu será el ganador–, el plan de paz de George W. the dog? Imagino a Kington los últi-
lograr un acuerdo importante, aunque a última hora el Bush ha muerto de inanición, entre los obstáculos de mos días, consciente de que la muerte
entonces líder de la ANP, Yasir Arafat, acabó rechazan- unos y la incapacidad de muchos. se le acercaba, sentado frente a su pe-
rro, Berry, y haciéndose esa pregunta:
“¿Y al perro cómo se lo diré?” c