You are on page 1of 1

6 LA VANGUARDIA INTE RNACIO NAL SÁBADO, 20 DICIEMBRE 2008

L A N UE V A AGE N D A Xavier Batalla

Un escenario apolar
De una potencia a muchas Barack Obama
Después de 1918, Tras la derrota El hundimien- será el primer presi-
el orden se hizo de la Alema- to del muro dente estadouniden-
internacional, no nia nazi en la de Berlín se que se las tenga
sólo europeo. Segunda Gue- (1989) y la que ver con una
realidad multipolar
Woodrow rra Mundial, desaparición
global. El orden
Wilson, presiden- el orden inter- de la Unión
nacional se Soviética del siglo XIX fue
te de Estados Uni- multipolar, sólo
dos, se las vio con hizo bipolar. (1991) deja-
Con Harry S. Truman como presi- ron un mundo unipolar. El primer presi- con potencias
dos grandes, Fran- europeas
cia y Gran Bretaña. dente estadounidense y Yosif Stalin dente estadounidense de este orden
como líder máximo de la Unión So- fue George H.W. Bush, a quien (Austria, Fran-
Y una vez derrota- cia, Inglaterra,
da Alemania, los tres trataron de reorgani- viética, las dos superpotencias, en- sucedió Bill Clinton. Bush hijo militarizó
frentadas política, militar y económi- la política exterior y pretendió prolon- Prusia y Rusia). En el siglo
zar el mundo. El resultado fue el tratado de XXI, la multipolaridad
Versalles, que con sus duras condiciones a camente, libraron una guerra fría gar la unipolaridad, pero dejará la presi-
que duró más de cuarenta años, dencia cuando el escenario del futuro será global, con China e
Alemania allanó el camino hacia otra gue-
hasta la caída del muro de Berlín. se anuncia multipolar o, quizá, apolar. India como grandes
rra, y la Sociedad de Naciones, que fracasó.
potencias emergentes.

B
arack Obama será el pri- XX empezó con el ingreso en el club de desaparición de la Unión Soviéti- desde China e
mer presidente de Esta- las primeras potencias no europeas: Es- ca, Charles Krauthammer publi- India, por-
dos Unidos que tendrá tados Unidos, cuyo poderío se consoli- có un ensayo, The unipolar mo- que son gi-
que vérselas con una rea- dó con la victoria sobre España en Cu- ment, con el que lanzó la idea gantes que
lidad multipolar global. ba, y Japón, que al imponerse a Rusia del mundo unipolar. Krauthammer dijo trabajan duro, y, por otro, desde un eje,
Woodrow Wilson tuvo materializó la primera victoria de un que se equivocaban quienes, después integrado por Rusia, Venezuela e Irán,
que discutir en Versalles con dos gran- pueblo no blanco sobre una potencia oc- de la guerra fría, pronosticaban una es- que usa el petróleo como arma política.
des, el británico David Lloyd George y cidental. Y la Primera Guerra Mundial cena multipolar, con una dispersión del Pero ¿cómo será esta escena: multipo-
el francés Georges Clemenceau; Harry cambió la clasificación, que quedó redu- poder, y situó la influencia en Estados lar o apolar? Ferguson se remonta a los
Truman se las tuvo con Yosif Stalin, lí- cida a Estados Unidos, Gran Bretaña, Unidos, que sería capaz de cambiar el siglos IX y X para anunciar qué pasará
der máximo soviético, en una guerra Francia, Japón y, para fines limitados, mundo. Niall Ferguson, autor de Coloso si se impone la apolaridad. Hace diez si-
fría que se prolongó hasta la caída del Italia. El resto de la historia ha sido un y nada entusiasta de la multipolaridad, glos, el liderazgo en Occidente estaba di-
muro de Berlín, y George H.W. Bush asunto entre dos (Estados Unidos y la vidido entre el Papa y los hijos de Carlo-
fue el primer presidente estadouniden- Unión Soviética) y, finalmente, de una magno, que se repartieron el imperio; el
se de un mundo globalmente unipolar.
Cuando Obama entre en la Casa Blanca
sola superpotencia. Pero ¿cómo es el
mundo que ahora recibirá Obama?
El mundo unipolar no dura califato se deslizaba por un plano incli-
nado, y China se la disputaban dos di-
el próximo 20 de enero, tendrá que rom- La actual escena internacional es una mucho porque la historia, nastías. El resultado fue un mundo, en-
per con la mentalidad unipolar de Bush
hijo, quien, paradójicamente, le legará
sociedad, no una comunidad. Y la Admi-
nistración Bush, con su unilateralismo,
dice Niall Ferguson, no tonces la antítesis de la globalización,
fraccionado en civilizaciones. Pero no
un mundo cada vez más multipolar. ha sido un magnífico ejemplo de cómo soporta una hiperpotencia hace falta retroceder tanto para ver qué
¿Multipolar o apolar, como prefieren actúa un miembro de esta sociedad. Los pasa cuando la multipolaridad deja pa-
decir quienes temen que un repliegue miembros de una sociedad permanecen so a la apolaridad: el fracaso de la Socie-
estadounidense desemboque en un va- aislados a pesar de su asociación. Los afirmó hace cuatro años que la unipola- dad de Naciones condujo al desastre.
cío de poder y no en un equilibrio de miembros de una comunidad están uni- ridad no duraría, pese al empeño de ¿Qué pasará con la presidencia de
poder? La multipolaridad no ha sido dos a pesar de su existencia individual. Bush, por la simple razón de que “la his- Obama? Unos se dicen convencidos de
muy frecuente en la historia. El parale- Para utilizar un símil de Schopenhauer, toria no soporta una hiperpotencia”. que más multilateralismo reforzará a la
lismo más próximo lo encontramos en una sociedad puede compararse a una Thomas L. Friedman, un entusiasta ONU, que entonces podría actuar como
el siglo XIX, cuando la multipolaridad asamblea de puercoespines. Los puerco- de la globalización, considera que el un sujeto. Pero otros prefieren seguir
era un fenómeno europeo. Entonces, el espines viven en un clima que los empu- mundo que recibirá Obama es plano gra- viendo a la ONU como un objeto, ya que
poder lo compartían el imperio austro- ja a amontonarse para calentarse, pero cias a la globalización y multipolar por consideran que más multilateralismo só-
húngaro, Francia, Gran Bretaña, Prusia tienen un instinto de repulsión que pro- culpa del petróleo. Según Friedman, el lo hará que la organización sea irrele-
y Rusia, una pentarquía que hizo la paz cede de su característica estructura ana- mundo es multipolar porque el poder vante. El problema, pues, sigue siendo
durante muchos años pero que acabó tómica. Es decir, como los estados. estadounidense es contestado desde to- el de siempre: cómo hacer una comuni-
como el rosario de la aurora. El siglo A finales de 1990, un año antes de la das las esquinas del mapa: por un lado, dad de una asamblea de puercoespines.