You are on page 1of 2

Bienestar Social cierra tres centros de

mayores y los multa con 15.000 euros
La Viceconsejería de Bienestar Social del Gobierno canario ha determinado la
clausura de los centros Vista Alegre, en El Sauzal; el Ciudad de Tacoronte y el
centro Maracaibo de La Laguna por incumplir con la normativa de adaptabilidad. El
departamento autonómico ha impuesto sanciones por distintas infracciones.

16/dic/08 07:22

ÓSCAR MARTÍN, Tenerife

La Viceconsejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias ha ordenado el cierre de tres
centros privados de acogida de mayores de la Isla y les ha impuesto el pago de sanciones
superiores a los 15.000 euros. En concreto, el área dependiente de la Comunidad Autónoma
ha determinado la clausura del centro de mayores Vista Alegre, situado en el municipio de El
Sauzal; la Residencia Maracaibo, en La Laguna, y el centro de mayores Ciudad de Tacoronte.

Según indicaron ayer a EL DÍA desde el departamento autonómico, estos centros han
vulnerado la nueva normativa de adaptabilidad y la obligación de clausura se sustenta en un
incumplimiento de las normas de accesibilidad.

La residencia Vista Alegre ha sido sancionada también por infracción y tendrá que pagar
15.000 euros; la Ciudad de Tacoronte incumple de forma grave, mientras que la residencia
Maracaibo, situada en Aguere, tendrá que abonar 15.000 euros.

La residencia Nuestra Señora del Socorro, por su parte, ha sido sancionada por dos
infracciones de carácter grave. Este centro está situado en el término municipal de Güímar.

La residencia privada Vista Alegre cuenta con una capacidad para 25 plazas y, pese a la
orden de cierre dictada por la Consejería de Asuntos Sociales, lo cierto es que en la
actualidad dispone de licencia de apertura, según confirmaron ayer a este periódico fuentes
del Ayuntamiento de El Sauzal.

La dirección del centro, no obstante, asegura que ha elevado las alegaciones oportunas ante
la Viceconsejería de Bienestar Social y su máxima responsable, Eloína Rodríguez, afirma que
"en el antigua residencia había una autorización". Se refiere, en concreto, a la residencia
Madre Manuela. Además, mantiene que el departamento autonómico aún no les ha notificado
la orden de cierre y asegura que acogen pacientes desde hace ocho años.

En cuanto a la residencia Nuestra Señora del Socorro, desde la dirección comentaron que
esta actuación del Gobierno de Canarias viene dada tras unas inspecciones realizadas en su
momento tras unas denuncias de ex empleados por presuntos malos tratos y que, en la
actualidad, se encuentran en los juzgados. Por consiguiente, en manos de los abogados de
dicha residencia de mayores.
Todos estos centros de mayores suelen disponer de una capacidad de acogida muy limitada
y, en su momento, la Viceconsejería de Bienestar Social del Ejecutivo canario les dio un plazo
para regularizar su situación. Sin embargo, y a pesar de haber establecido un plazo
determinado, las residencias citadas no han cumplido.

Cabe recordar que hace algunos meses se detectó también una situación irregular en otra
residencia de mayores, en este caso la denominada Santa Gema, situada en Villa Ascensión,
en la capital tinerfeña. Dicho centro carece de licencia de apertura y su caso se encuentra
ahora mismo en los despachos de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa
Cruz. Quiere decir, por tanto, que los responsables de este centro se encuentran en proceso
de tramitación de su situación, pues desde este departamento municipal les han exigido la
elaboración de un proyecto de obra para la residencia. En cualquier caso, la Viceconsejería de
Bienestar Social del Gobierno de Canarias ha dado un nuevo paso en aras a que estas
residencias cumplan con la normativa.

En cuanto a los primeros centros mencionados, la administración ha actuado de forma
contundente tras haber dado un plazo previo.