You are on page 1of 7

NOMBRE CANCIÓN: ECCESS0 DECESSO

ARTISTA: NO-RELAX

Roma nos abrió la puerta a nosotros que descubrimos que habían
desaparecido los romanos como Asterix o las cruzadas santas y en su lugar
de lo que había allí estaba lleno de moscones que se arremolinaban ante
tanta moza esplendida. Por lo demás, desde el primer momento, nos
sentimos como en casa y nos depusimos a patear la ciudad de arriba abajo
la ciudad.
Primero contemplamos el Coliseo, lo que quedaba de
un circo de piedra donde peleaban los gladiadores o
echaban a la gente a los leones.

-¡Que ocasión, para echar a Javier a los leones!- dijo
Itziar

-Con lo duro que está… ni los leones le hincarían el
diente- respondió el graciosísimo de Ekaitz.

-¡A quien hincarían el diente es a mi Manolo!- Se le
escapo a Noemí que noto inmediatamente como unos rizos se
estiraban hacia ella.

Pisamos las calzadas, carreteras de enorme piedras
planas, y visitamos el foro, arcos y otras ruinas romanas.
Justamente al pie del Arco de Constantinopla le vino a Elena un
apretón, tuvimos que hacer un discreto corro y entre las
famosas ruinas quedo su deposición.

Hablando de apretones como hacia mucho calor que no aguanto Nieve
se negó a seguir viendo piedras sin remojarse. Itziar descarada como
siempre, se dirigió en supuesto italiano que le había Micheyl que sabia por
haber conocido No Relax le dijo esto:

-Sinorino! ¿Undice poso travare picola piscina o fontana de aqua?

- Carísima amica. Vos estate en una citá plena de fontana de Trevi.

Itziar, tras darle las gracias al macizo la información con una
picarona sonrisa, nos llevo a la Fontana de Trevi.

Contemplamos embelesados a Neptuno subido a las rocas sobre las
espumosas aguas, cuando llego un autobús de japoneses. Quedamos
boquiabiertos al presenciar como los turistas
lanzaban monedas al agua de la fuente y, más aún, al
darnos cuenta de que el suelo estaba lleno de
monedas.

Carlos puso careto de avaríciaselo mirando a
las monedas que un municipal se nos acerco y, en
perfecto castellano, nos explico que se trataba de una costumbre adoptada
por los turistas que suponía que echando así sus monedas volverían a la
“belísona” ciudad. Al acabar su explicación, mirando a Carlos, añadió
sonriente que las monedas no se podían coger.

Se le hubiese corta la sonrisa al listillo del municipal, si se hubiese
dado cuenta de que la cuadrilla faltaba un componente. Se trataba de Mari
Mar, quien, con los ojos enrojecidos por el cloro de la famosa fontana, se
unió a nosotros mas adelante con una mochila llenísima de € que había
buceado en el fondo de la fontana había reunido.

Celebramos la fortuna que nos había regalado la fontana en un “bono
ristaranti”. Nos decidimos por la especialidad del país de la bota, la pasta.
Solicitamos un menú degustación y probamos pasta de todas formas gustos
y condimentos. Todos salvo Leire y Ekaitz que se conformaron con una
ensaladita de comodoro, como llama los italianos al tomate, yo me decidí
por repetir espaguetis al pesto. El resto solicitaron pizzas variadas.
Acabamos degustando helados de todo tipo de clase, textura y color.

Luego con los euros que nos quedaban de la fontana, nos dirigimos a
un buen hotel de la Plaza de Navona que también contaba con una fabulosa
fuente, pero sin alfombra de €. Como nos llegaba
para la fontana de Trevi la cogimos era una
habitación de ensueño, techos artesanados, música
de ambiente, alfombras, cortinas y tapices. Las
camas eran como las de las princesas pero los
colchones eran como el de la princesa, pero con
colchones de agua y edredones climatizados. ¡Y los
baños…!. Eran un conjunto de autenticas piscinas con
agua con agua templadas o cálidas, hidromasajes, luces de colores… Además,
con presionar un botoncito y solicitar, un simpático o simpática
chamarreara te traía cualquier capricho que pudieras tener. ¿Qué más se
pude pedir?

Disfrutamos. Nos resulto tan agradable que, por un momento nos
acordamos de Marisa, Consuelo, Javier y Manolo. De verdad sentimos no
poder hacerles participes, ellos también, un poco su bienestar.
-¡Como se regodearía Marisa en esta piscina!- comento Noemí.

-¡Manolo y Javier brincarían como niños, en estos colchones de agua!-
imagino Elena partiéndose y nos contagio la risa.

Al día siguiente muy descansado nos dirigimos al Vaticano empezamos
a verlo por los museos vimos mucho arte antes de llegar a la Capilla Sixtina
que son frescos que lo pinto Miguel Ángel en esa sala se celebra el Con clave
es elegir el sucesor de Pedro que es lo mismo Santo Papa a los 15 días
después la morirse el anterior. Mientras íbamos hacia la Basílica de San
Pedro vimos por donde entra el santo Padre a la residencia. Estuvimos en la
basílica de San Pedro donde Leire se asusto al ver el cuerpo incorrupto del
siervo de Dios Juan Pablo I. Yo estuve en mi salsa rezando un Padre nuestro
donde están las reliquias de San Pedro y cantando un Diario de María de
Martin Valdés delante la Piedad que es una bonita estatua echa por Miguel
Ángel que representa el descimiento de Jesucristo de la cruz y la canción
son las palabras que dijo María en ese momento.

Salimos de allí yo con Damaris me fui a ver la tumba de Juan Pablo II
ya que teníamos contactos por Monseñor Rouco Varela estuvimos allí
rezando. Pero nos juntamos con estos en la plaza de San Pedro para rezar el
Ángelus ya que nos hacia ilusión se notaba que ya era cerca porque estaba
todos la plaza llena de gente y vigilando la guardia Suiza.

Cuando ya eran las 12 del mediodía el santo padre salió a la
ventana del estudio cuando lo vi tan cerca y a la vez tan lejos y le vi
que me vi que me miraba me dio un ataque de alegría y me caí al suelo por un
bajón de tensión. Dos monjas rellenitas vinieron haber que si me
recuperaban. Yo inocentemente empecé a decir:

-El tesoro, el papa, El tesoro, el Papa- repetía yo cuando estaba
inocente.

Finalmente la chapada de la más gorda me hizo volver en mi

FORMAS DE VIDA:

RETRATOS:
COMIDAS:

RECETA:

PIZZA :

INGREDIENTES
Bases pizza................. 2 uni.

Salsa de tomate.......... 200gr.
Orégano.
Jamón york................. 200gr.
Anchoas...................... 1 lata.
Aceitunas sin hueso.. 1 bolsita.
Queso rallado............. 100gr.

ELABORACIÓN:
ELABORACIÓN:
Sobre las bases extendemos la salsa de tomate y espolvoreamos con
el orégano.

Picamos el resto de los ingredientes, excepto el queso y colocamos
sobre las bases.

Cubrimos con el queso y metemos al horno precalentado a 180º y a
poder ser que dé calor solo la parte de arriba, hasta que el queso tenga
color.