El plástico ecológico de " Una verdad incómoda " y otras sorpresas

Esta semana se puso a la venta el DVD del documental "Una verdad incómoda" del que ya hablamos aquí. Para quienes no estén al tanto, decirles que trata del problema real del cambio climático y que ha tenido un gran éxito, convirtiéndose en el documental más taquillero de los EE.UU. Tal ha sido su repercusión que le han otorgado dos Oscars (a mejor documental y mejor canción original) en los recientes premios 2007 de la Academia de Cine de EE.UU.

Quienes se hagan con una copia del DVD se encontrarán con tres sorpresas ecológicas. La primera es que se ha prescindido (por fin) del uso de un estuche de plástico, sustituyéndolo por uno de cartón 100% reciclado (quien dice cartón, dice papel grueso, cartulina...). Aunque no es la primera vez que se emplea el cartón (existen algunos títulos con estuche de cartón con partes de plástico, como la primera edición de la película "The Matrix"), su uso no está muy extendido. Quiero remarcar lo de "reciclado" pues, no pocas veces, compramos productos hechos con materiales reciclables con los que nos sentimos contribuyentes a la mejora ambiental. Aunque es verdad que es mejor que comprar otros tipos de productos, no deja de ser -en parte- una estrategia comercial con la que algunas empresas se suben al "tren ambiental". Y es que, aunque un producto sea reciclable, no necesariamente quiere decir que sea reciclado. Un ejemplo sencillo es el papel: es un material 100% reciclable, pero ese producto que compramos puede estar hecho con materias vírgenes naturales y no de papel reciclado, de ese papel desechado que todos nos esforzamos en poner en el contenedor azul. Puedes hacer un experimento y fijarte cuantós productos encuentras

que estén hechos de material reciclado. Por eso, el envase del DVD es una de las primeras gratas sorpresas.

La otra sorpresa es la protección del estuche. Con el fin de protegerlos, todos los DVD vienen envueltos en una fina capa plástica que nos garantiza, además, que compramos un producto nuevo. Pues bien, el plástico de "Una verdad incómoda" se llama EarthFirst PLA film. ¿En qué se diferencia? Pues en que es respetuoso con el medio, dado que es un biopolímero: en vez de proceder del petróleo, en este caso procede de una resina hecha a partir de maiz. Aunque este uso es novedoso el material no lo es tanto. Y es que seguramente alguna vez te has encontrado con uno de esos extraños bolígrafos de plástico flexibles, hechos de almidón de maiz, como estos que ofrecen Amigos de la Tierra en su web. Una segunda sopresa agradable. La tercera es también muy curiosa. Y es que junto al margen derecho de la contraportada encontramos un logotipo circular de borde naranja que dice "This DVD is powered by NativeEnergy". En otras palabras, este documental es el primero que tiene cero emisiones de carbono a la atmósfera. ¿Cómo es eso?, muy sencillo, la compañía NativeEnergy calculó la huella de carbono de producir el DVD, incluyendo transporte, oficina, hoteles..., y lo tradujeron en "créditos de energía renovables". Los responsables del documental entonces "pagaron" estos créditos invirtiendo en proyectos de NativeEnergy destinados a cambiar la economía de los nativos americanos granjeros hacia formas más sostenible, como por ejemplo el aprovechamiento de la energía eólica. Cabe decir que este es el primer documental, pero ya antes la película "Syriana" fue el primer largometraje con cero emisiones de carbono. Con esta medida los responsables del documental han querido corregir su impacto ecológico a la vez que demuestran que las empresas pueden trabajar respetando el medio ambiente. Otra sorpresa sostenible del DVD.

A ver si el resto de la industria cinematográfica, y de l

a industria en general, se hace eco de este ejemplo. Y es que el cartón reciclado como el bio-plásticos son excelentes sustitutos para los actuales estuches, pues además de cumplir su misión contribuyen a reducir la presión de la humanidad sobre nuestro entorno al usar materiales renovables. Sin contar que se aprovecha mejor el espacio de las estanterías, pues el estuche de cartón es muchísimo más delgado que los de plástico: ¡con lo delgado que son los DVD usamos estuches decenas de veces más gruesos!.