1

Resumen de la serie de artículos de The Lancet sobre la supervivencia de los recién nacidos

El problema de la mortalidad neonatal1
Cada año mueren 4 millones de bebés durante las cuatro primeras semanas de vida, el período neonatal, lo que representa más de 10.000 defunciones diarias. La mayoría de ellas no quedan registradas y pasan inadvertidas para todos, a excepción de las familias, que lloran su pérdida en lugar de celebrar una nueva vida. Prácticamente todas estas muertes (99%) ocurren en países con ingresos medianos y bajos, no obstante, la mayor parte de la investigación, publicaciones y recursos financieros se destinan a la atención de alta tecnología para remediar el 1% de las defunciones que ocurren en los países ricos. La serie de The Lancet sobre supervivencia neonatal proporciona estimaciones nuevas, sistemáticas y de alcance mundial sobre las causas de estos 4 millones de muertes. Los nuevos análisis demuestran que podrían evitarse anualmente casi 3 millones de muertes de recién nacidos si se mejorara el acceso a intervenciones de tecnología sencilla y bajo costo que actualmente no llegan a los más necesitados. El cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM 4) se propone reducir en dos tercios la tasa de mortalidad en niños menores de 5 años para 2015. Casi 40% de estas defunciones ocurren en el período neonatal. El ODM 4 no se cumplirá sin una reducción sustancial de la mortalidad neonatal, especialmente en África y Asia Meridional, donde se producen dos tercios de todas las muertes de recién nacidos y donde ha habido el menor progreso en su reducción. El mayor riesgo de muerte coincide con el mismo comienzo de la vida: tres cuartas partes de las muertes de recién nacidos (3 millones) se producen en la primera semana después del parto, y al menos 1 millón de bebés mueren el primer día de vida. Muchos de los 4 millones de mortinatos y de las 500.000 defunciones maternas que se producen en el mundo también ocurren cerca del momento del parto. Más de la mitad de estos bebés mueren tras un parto domiciliario y sin asistencia sanitaria. Hasta la fecha, los programas de supervivencia infantil en el mundo en desarrollo han tendido a centrarse en la neumonía, la diarrea, la malaria y las enfermedades prevenibles mediante vacunación que principalmente causan defunciones después del primer mes de vida. Además, los programas para una maternidad sin riesgo se han centrado principalmente en las madres. La prevención de las muertes de recién nacidos se ha perdido entre los programas para la supervivencia infantil y para una maternidad sin riesgo. Esta serie es continuación de la de Bellagio sobre supervivencia infantil, que señala la necesidad de más información y actuaciones para preservar la salud del recién nacido como clave para la supervivencia de los niños.

la mayoría en países en desarrollo y por causas poco frecuentes en los países ricos. Se dispone de medidas provisionales que salvarán vidas de recién nacidos en entornos comunitarios mientras se refuerzan los sistemas de salud. Evitar las muertes de recién nacidos requerirá una variedad de estrategias para abordar causas específicas de defunción. no una causa de muerte. 70% de este gasto también beneficiaría a las madres y los niños mayores. La vacunación con toxoide tetánico es una de las intervenciones de salud más económicas. Causas de muerte El término “neonatal” describe un período. especialmente en África y Asia Meridional. especialmente durante el parto.2 Recuadro 1: Mensajes clave de la serie de The Lancet sobre supervivencia de los recién nacidos Cada año mueren 4 millones de bebés durante el primer mes de vida. Las infecciones son la causa principal de muerte después de la primera semana de vida. la prematuridad (28%). El 90% de las mujeres y bebés de los países pobres podrían beneficiarse de estas intervenciones sólo con el costo adicional de 1 dólar estadounidense por habitante y año. aunque ello pueda requerir su tiempo. La mayoría de estas defunciones relacionadas con infecciones podrían evitarse si todas las madres y sus bebés tuvieran acceso a medidas preventivas y tratamientos sencillos. los donantes y los organismos de las Naciones Unidas para que se comprometan a aumentar el financiamiento y permitir el progreso en los lugares donde se produce una mayor mortalidad. Un cuarto de millón de bebés sigue muriendo cada año por tétanos neonatal. la neumonía y la diarrea (36%). la septicemia. Durante los años noventa algunos países con bajos ingresos lograron reducir sus tasas de mortalidad neonatal a menos de la mitad. Es importante invertir en la atención prestada por personal capacitado. que también ayudarían a salvar las vidas de las madres y evitarían la mortinatalidad. Aproximadamente. Es muy posible eliminar las muertes debidas a tétanos neonatal si existe voluntad política . Las tres causas principales de las defunciones de recién nacidos en todo el mundo son las infecciones. y la asfixia perinatal o los problemas relacionados con complicaciones del parto (23%) (véase la figura 1). Casi 3 de los 4 millones de bebés que mueren cada año podrían salvarse con intervenciones de tecnología sencilla y bajo costo. que puede evitarse con la administración a la embarazada de dos inyecciones de 20 centavos. Debe responsabilizarse a los líderes de los países pobres para que se comprometan a gastar más y mejor en la protección de sus ciudadanos más vulnerables y también a los líderes de los países ricos. incluidos el tétanos. pero no llegan a los más necesitados. El Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir la mortalidad de los niños no podrá alcanzarse a menos que hagamos algo más para reducir las muertes de recién nacidos.

la tasa de mortalidad neonatal ya se había reducido a 15 por 1. un tercio de la actual tasa media de mortalidad neonatal en África. Una elevada proporción de las defunciones de recién nacidos (60 a 80%) se produce en bebés con bajo peso al nacer (menos de 2. El trabajo analítico para esta serie permitió seleccionar 16 intervenciones que reducen las muertes de recién nacidos y que en ningún caso incluyen medicamentos costosos ni tecnología compleja. la mayoría de los bebés aquejados de septicemia y neumonía pueden salvarse mediante el tratamiento con antibióticos. pero no llegan a los más necesitados. por ejemplo.500 g).3 para ello. muchos de ellos prematuros. Sólo una pequeña minoría requiere cuidados intensivos costosos. Todas estas intervenciones son sumamente económicas y su aplicación conjunta y vinculada con otros programas del sistema de salud permite una reducción adicional de los costos.000 nacidos vivos. cuando se introdujeron los cuidados intensivos neonatales. . Aportar soluciones a los lugares con mayor mortalidad neonatal2 Se cuenta con intervenciones de bajo costo y tecnología sencilla que pueden salvar las vidas de los recién nacidos. Para evitar las defunciones por asfixia perinatal se requiere una mejor atención durante el parto. Uno de los motivos del escaso progreso en la reducción de las defunciones de recién nacidos a nivel mundial ha sido la idea equivocada de que se necesitan medidas costosas y de alta tecnología. la atención adicional sencilla para los recién nacidos de bajo peso y los antibióticos para tratar las infecciones neonatales son algunos ejemplos. Además. es decir. La figura 3 muestra el proceso continuado de atención a lo largo del embarazo. junto con el tratamiento temprano de las infecciones. La mayoría de estas defunciones podría evitarse con sencillas medidas de atención preventiva como la aplicación de calor y la lactancia materna. La lactancia materna exclusiva. Los resultados de los estudios muestran que es más eficaz en función de los costos abordar la salud del recién nacido dentro de los programas existentes de salud materna y de supervivencia infantil que mediante otro programa “vertical” que se centre sólo en el recién nacido. incluida la atención obstétrica y por parteras capacitadas para la reanimación neonatal. De hecho muchos países lograron tasas de mortalidad neonatal bajas antes de que se contara con ese tipo de atención. En el Reino Unido. el parto. el período posnatal y el primer año de vida.

esta debe ser una meta primordial a largo plazo. supervivencia infantil. se necesita una alta cobertura de la atención clínica. Lograr una atención óptima al recién nacido dentro de las limitaciones de la situación vigente Si no existe un sistema de salud eficaz. malaria. puede llevarse a cabo de una forma relativamente rápida y puede reducir 20 a 40% de las defunciones de recién nacidos. y promover simultáneamente la creación de un sistema de salud más eficaz con el transcurso del tiempo. Pasos para elaborar y aplicar las estrategias de salud del recién nacido dentro del proceso continuado de la salud materna. . infección por el VIH/SIDA. incluidos los de maternidad sin riesgo. incluidas la atención materna e inmediata del recién nacido por personal capacitado y la atención obstétrica y neonatal urgentes. El refuerzo de los servicios de extensión y de atención familiar y comunitaria. Vigilar la cobertura y determinar la repercusión y el costo Cada año se podrían evitar entre 41 y 72% de las defunciones de recién nacidos si se aplicaran estas intervenciones eficazmente donde más se necesitan. Lamentablemente. Extender sistemáticamente la atención al recién nacido Reforzar la oferta Mejorar la demanda Paso 4. un número enorme de vidas que podría y debe salvarse. Para lograr la amplia reducción de la mortalidad en la niñez. Evaluar la situación y crear un entorno político conducente a mejorar la salud del recién nacido Evaluar la situación Abogar por la acción Paso 2. El número de bebés que muere innecesariamente cada año alcanza los 3 millones. Aunque los servicios de extensión y de atención familiar y comunitaria tardarán más tiempo en lograr una alta cobertura de la atención clínica. empezar con labores de extensión o de atención familiar y comunitaria Señalar y abordar las oportunidades desaprovechadas dentro del sistema de atención de salud oficial Coordinar los programas de importancia para la salud del recién nacido. incluidos la educación sanitaria para mejorar las prácticas de asistencia domiciliaria y los servicios preventivos como la vacunación antitetánica. los ciclos de financiamiento a corto plazo no promueven el desarrollo a más largo plazo. etc. neonatal e infantil Paso 1. Paso 3. requerida para alcanzar el ODM 4.4 Recuadro 2. Una gestión de aplicación escalonada podría salvar vidas ahora.

En la actualidad. Las tasas de partos atendidos en establecimientos médicos y asistidos por personal capacitado son más bajas en los países con tasas de mortalidad neonatal más elevadas. en entornos con mortalidad alta. Por ejemplo. La atención al parto y en los primeros días de vida no sólo salva las vidas de parturientas y recién nacidos sino que también reduce el número de complicaciones graves que podrían tener efectos a largo plazo. sólo una pequeña minoría de madres y bebés reciben atención posnatal. se salvarían 750. Hasta la fecha. Por ejemplo. una oportunidad para salvar vidas y promover una salud duradera. Bangladesh y Nepal) tuvieran el mismo riesgo de muerte que sus conciudadanos más ricos. Es más. el parto es un momento importante para introducir comportamientos saludables. en comparación con 1% de las más pobres. con posibilidades de prestar una atención de mayor calidad a las mujeres. los programas de salud pública se han interesado relativamente poco por la atención posnatal a las madres y recién nacidos y. especialmente para llegar a las familias pobres3 El progreso real en la reducción de muertes requerirá una cobertura mayor con intervenciones clave que alcancen a las madres y sus bebés en el momento de mayor riesgo en los países con mayor mortalidad. Aunque el efecto de la atención prenatal sobre la mortalidad es inferior al de la atención intraparto y posnatal. En África subsahariana menos de 40% de las mujeres dan a luz asistidas por personal capacitado. pero. en Asia Meridional la cifra es inferior a 30%. las personas más pobres tienen un riesgo de muerte mucho mayor y menores perspectivas de recibir atención. Si todos los bebés del África subsahariana y de tres países del Asia Meridional (India. con el ritmo actual de progreso en África. aun con recursos limitados. abarcando de 5 a 99%. su cobertura es relativamente alta y más equitativa. Honduras y Botswana redujeron su mortalidad neonatal aproximadamente a la mitad durante los años noventa. a pesar de sus . América Latina y Asia Sudoriental están avanzando rápidamente en el aumento de la cobertura.5 La atención posnatal y la intraparto pueden salvar entre ambas de 20 a 40% de las vidas de recién nacidos. Indonesia.000 bebés cada año. en Etiopía una cuarta parte de las embarazadas del grupo con mayores ingresos son asistidas en el parto por personal capacitado.1 Programas exitosos en algunos países3 El éxito de algunos países con bajos ingresos en la reducción de la mortalidad neonatal muestra que las defunciones de recién nacidos pueden reducirse. Sri Lanka. la cobertura media de atención al parto por personal capacitado en el año 2015 todavía será inferior a 50%. sólo aproximadamente la mitad de las mujeres del mundo dan a luz atendidas por personal capacitado. En los países subsaharianos y del Asia Meridional las mujeres ricas tienen muchas más probabilidades de recibir atención del parto por personal capacitado que las mujeres pobres. Incluso en los países pobres. La variación entre países es extrema. pero la atención posnatal cuesta aproximadamente la mitad de lo que cuesta la atención al parto por personal capacitado. El progreso es lento.

la asistencia al recién nacido está recibiendo atención e importantes aportaciones económicas adicionales en el contexto de un análisis regular de los gastos sanitarios y las reformas sectoriales. Incluso con un sistema de salud frágil es posible lograr una reducción cuantificable de la mortalidad si se aplica un abordaje escalonado que empiece por la atención familiar y comunitaria. Para que los servicios lleguen a las familias y comunidades pobres a menudo es preciso llevarlos hasta su entorno. Una característica clave de su éxito fue el compromiso político sostenido en las esferas gubernamentales más altas. del niño y del adolescente. sólo 42% reciben las dos inyecciones de toxoide tetánico necesarias. En África subsahariana. El progreso de los países dirigido por ellos mismos es crucial y requiere la formulación. lo que proporcionó servicios primarios de atención materna y al recién nacido de alta calidad. al tiempo que se invierte en el fortalecimiento a más largo plazo de los servicios de atención clínica. La atención al recién nacido debe integrarse en los programas existentes. El gobierno de Nepal elaboró recientemente un plan nacional de estrategia de salud del recién nacido mediante un proceso consultivo que incluía a representantes de diferentes procedencias como la neonatología. en la segunda fase del programa nacional de salud reproductiva e infantil. Difieren las cifras y las causas de mortalidad neonatal. del recién nacido. un método usado en las campañas de vacunación contra el tétanos y el tratamiento comunitario de la neumonía con antibióticos orales. No hay una solución única para todos los casos. En Madagascar. Para extender la atención al recién nacido y lograr una cobertura universal se requieren dos procesos entrelazados: un proceso sistemático de toma de decisiones basada en los datos y un proceso participativo con una política basada en los derechos que asegure el apoyo a los interesados directos (véase el recuadro2). son pocos los países con gran mortalidad neonatal que tienen una estrategia de salud para los recién nacidos. La reducción de los riesgos que afrontan estas madres y sus hijos recién nacidos requiere medidas que puedan ejecutarse ahora. casi 60% de las mujeres acuden al menos a dos visitas de consulta prenatal. en particular los de . En la India. Existen oportunidades desaprovechadas en los sistemas de salud actuales. con un pequeño costo adicional podría lograrse un gran beneficio. la planificación de la salud del recién nacido se abordó como una parte integrante de la planificación de la salud materna. por ejemplo. así como el grado de apoyo de los responsables políticos y la disponibilidad de recursos. Cada año sesenta millones de mujeres dan a luz sin ser asistidas por personal capacitado. puesta en práctica y seguimiento de planes de acción nacional para la supervivencia neonatal. la capacidad del sistema de salud y los obstáculos que hay que superar.6 bajos productos nacionales brutos per cápita. Existen diferencias entre países e incluso dentro de estos. las estrategias de atención al recién nacido están integrándose en los planes de un nuevo programa de atención de salud comunitaria. la maternidad sin riesgo y la movilización comunitaria. Aunque la reducción de la mortalidad neonatal constituye tanto un imperativo de derechos humanos como un paso esencial para cumplir los compromisos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En Etiopía. sin embargo. dentro del contexto de la salud maternoinfantil y la planificación sectorial.

Asimismo. En los países con sistemas de salud más frágiles. Para perfeccionar las estrategias y lograr la reducción de la brecha de mortalidad y servicios para los pobres. Estos países sin duda requerirían apoyo financiero externo. En los países donde se cuenta con personal asistencial capacitado. Hasta hace poco. Es preciso proteger intencionadamente a los pobres frente a las tarifas que pagan los usuarios. las directrices mundiales para la atención integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia (AIEPI) no incluían la atención de los recién nacidos en la primera semana de vida. Deben seleccionarse y superarse de forma sistemática los obstáculos para la oferta y la demanda de atención. La India le ha dado un nuevo nombre a la AIEPI: atención integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia y neonatales (AIEPIN). de los cursos de actualización y de la supervisión de las parteras se calcula en menos de 0. Este cálculo incluye los gastos de personal y todos los costos específicos del programa como medicamentos. 4 Se calcula que el costo adicional de mantener las intervenciones de salud recomendadas para los recién nacidos con una cobertura de 90% en los 75 países con las tasas de mortalidad más elevadas es de 4. y con ello aumenta la eficacia en función de los costos para las madres y sus bebés.7 maternidad sin riesgo y los de supervivencia infantil. el parto y el período posnatal también ayudará a reducir las 515.02 dólares estadounidenses per cápita y año. La iniciativa para su inclusión ha surgido de las demandas de los países. La inversión necesaria varía extraordinariamente entre países.000 defunciones maternas y los 4 millones de . que se añadirían al gasto actual de 2. Aproximadamente. el fortalecimiento de los programas de salud maternoinfantil costaría de 5 a10 dólares per cápita y año. 30% del costo es para intervenciones específicas destinadas a los recién nacidos. El total del gasto adicional per cápita es sólo de 0. suministros y mantenimiento de instalaciones.100 millones de dólares estadounidenses al año.000 millones de dólares. La etiqueta del precio2. El costo adicional del adiestramiento en reanimación neonatal. las directrices para los servicios de atención obstétrica urgente pueden unirse a las de la atención neonatal urgente puesto que ambas se producen simultáneamente. La inversión para salvar vidas de recién nacidos y fortalecer el proceso continuo de atención a lo largo del embarazo. del equipamiento. es esencial el seguimiento de su progreso y repercusión. invirtiendo significativamente para aumentar el número de parteras y mejorar el acceso a la atención urgente obstétrica y neonatal. El refuerzo de la atención clínica de la madre y del recién nacido es una tarea ardua pero necesaria para salvar más bebés y en particular más madres.96 dólares. pero no incluye los costos de inversiones para la construcción de nuevos hospitales ni el aumento del número de parteras y médicos. su adiestramiento debe incluir competencias para la atención básica del recién nacido sano o enfermo. Los grupos de mujeres representan una vía para el cambio en gran parte no utilizada. mientras que el restante 70% es para intervenciones que también beneficiarían a las madres y los niños mayores. agregando la ‘N’ de neonatales. No sólo la proyección hacia la comunidad sino también su inclusión y participación constituyen una piedra angular del éxito.

la más baja entre los países industrializados. La convergencia de los donantes.7%). a menudo incrementan el ya excesivo volumen de trabajo de los gobiernos. como las organizaciones profesionales y las organizaciones no gubernamentales (ONG) se unan para elaborar un plan nacional. la aportación de los Estados Unidos es de 0. de las prioridades nacionales. La asociación integradora así como otros mecanismos como la Rolling Conference on Child Survival (Conferencia escalonada sobre la supervivencia infantil) (13 y 14 de diciembre de 2005. Los recursos de los donantes serán más provechosos si se constituyen fondos comunes a nivel nacional. recién nacidos y niños. como la promovida por las asociaciones para una maternidad sin riesgo.14% del producto interno bruto (el objetivo es de 0.8 casos de mortinatalidad anuales estimados. Debe responsabilizarse tanto a los donantes internacionales como a los líderes de los países en desarrollo para que se comprometan a aumentar los recursos. La mayoría de los países donantes aportan a la ayuda internacional una proporción de su producto interno bruto mucho menor que la prometida. pero está también estrechamente vinculado con el OMD 5. ninguna región puede permitirse pasarlas por alto. Esto requiere que los donantes. Responsabilización con respecto a los compromisos nacionales y mundiales4.6 El financiamiento de la salud materna. Dado que las defunciones de recién nacidos representan entre 24 y 56% de las defunciones de niños menores de 5 años en todo el mundo. La gran cantidad de informes que deben redactarse para los múltiples organismos donantes y los fondos de financiamiento mundiales. El aumento de recursos es responsabilidad tanto de los países ricos como de los pobres. en lugar de aplicarse a través de programas individuales. Una vez que las comunidades y los responsables de la toma . 5. con algunas excepciones. en Londres). El aumento de la supervivencia de los recién nacidos es esencial para alcanzar el ODM 4. la salud del recién nacido y la supervivencia infantil. los responsables nacionales de la toma de decisiones y otros interesados directos. no de distorsión. respectivamente). se requerirá un importante financiamiento adicional externo para salvar las vidas de madres. Otro reto es procurar que los pobres se beneficien de mayores recursos. Pero el financiamiento externo se enfrenta al importante reto de lograr un proceso de apoyo. Aunque los gobiernos de los países más pobres gasten más. el imperativo de los derechos humanos y la disponibilidad de intervenciones sumamente económicas. Por ejemplo. y a sentar las bases para la salud del lactante y el niño. pueden promover una mayor asunción de responsabilidades ante las actuaciones necesarias a escala nacional e internacional.7 El compromiso mundial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio ofrece una oportunidad sin precedentes para reducir la mortalidad maternoinfantil (objetivos 4 y 5. La mayoría de los países con bajos ingresos gastan en salud una proporción menor que la que prometieron en la declaración de Abuja de 2000. También requiere mecanismos simplificados de financiamiento y seguimiento. neonatal e infantil es vergonzosamente bajo dadas las cifras de mortalidad. dado el importante vínculo existente entre la salud de la madre y del recién nacido y la atención sanitaria. permite aumentar la flexibilidad y mejorar la toma de decisiones en cada país.

será más probable su asunción pública y el progreso en su solución. Es el momento para un nuevo comienzo. Es el momento de generar la voluntad política y los recursos financieros necesarios para salvar las vidas de 3 millones de bebés que mueren simplemente porque nacen sin la atención de tecnología sencilla y bajo costo que constituye su primer derecho. . Es el momento de actuar.9 de decisiones contemplen las defunciones de madres y recién nacidos como un problema.

especialmente para intervenciones en atención primaria y entornos comunitarios Promover una mayor asunción de responsabilidades entre los gobiernos nacionales. .Recuadro 3. incluida una tasa definida de referencia de mortalidad neonatal y estrategias específicas para llegar a las familias más pobres Aplicar el plan integrándolo en los programas de salud materna y supervivencia infantil. Acciones necesarias para salvar las vidas de recién nacidos A nivel nacional 10 Establecer y publicar los objetivos nacionales de reducción de la mortalidad neonatal a fines de 2005. para que se alcancen en 2015 Elaborar y publicar un plan de acción para alcanzar los objetivos de supervivencia neonatal establecidos para fines de 2007 Crear un plan basado en los datos probatorios y el análisis de la situación. A nivel internacional Incluir la tasa de mortalidad neonatal como un indicador para el ODM 4 Establecer como objetivo la reducción de la tasa de mortalidad neonatal en 50% entre 2000 y 2015 Movilizar influencias con objeto de satisfacer las necesidades complementarias seleccionadas (1. los organismos internacionales y las organizaciones no gubernamentales para que cumplan sus compromisos de actuación para la supervivencia de recién nacidos. con objetivos y cronogramas definidos Financiar la aplicación mediante la selección y movilización de los recursos internos y la búsqueda de apoyo externo complementario donde fuera necesario Vigilar el progreso y publicar los resultados regularmente.50 dólares per cápita) para lograr una cobertura elevada de las intervenciones dirigidas a la supervivencia neonatal dentro de los programas de salud materna y supervivencia infantil y promover la convergencia de donantes en cada país Mejorar el financiamiento para el desarrollo y apoyo de los sistemas de salud. incluidas las asociaciones y la Rolling Conference on Child Survival (Conferencia escalonada sobre la supervivencia infantil).

Agradecimientos Este resumen fue preparado por el equipo director de la serie: Joy Lawn (Saving Newborn Lives/Save the Children. 3 de marzo de 2005. “Neonatal survival: a call for action. Para obtener más detalles véase: www. 3 de marzo de 2005. J.... Tres estudios de casos calculan el costo y el efecto de diferentes medidas para reducir las defunciones de recién nacidos en los sistemas nacionales de salud. Cousens. Vinod Paul (All India Institute of Medical Sciences). Publicado en línea. ten Hoope-Bender. 4.A. T. Zulfiqar Bhutta (Aga Khan University). Estados Unidos de América)..” The Lancet. Z. Rudolf Knippenberg (UNICEF). Los artículos completos pueden consultarse gratuitamente en www.childsurvivalpartnership. Director. Genevieve Begkoyian (UNICEF). V. Bustreo. “A continuum of care to save newborn lives.. “Newborn survival: putting children at the centre. Se proponen las fases de actuación a escalas nacional e internacional..K. R.. 3 de marzo de 2005.com. Horton. 6. de Bernis. organismos y organizaciones no gubernamentales. emitiremos un veredicto de inhumanidad injustificada contra nosotros mismos.org. . Knippenberg. Lawn. The Rolling Conference on Child Survival.E.. y Helga Fogstad (Reducir los Riesgos del Embarazo. Bhutta. Estados Unidos de América y el Institute of Child Health). Publicado en línea. Publicado en línea. Cousens. et al. Bell.L.. J. junto con participantes individuales del Reino Unido.E. Estados Unidos de América. 3 de marzo de 2005.. N.thelancet. J. 7. cost-effective interventions: how many newborn babies can we save?” The Lancet. Darmstadt. The Lancet Recuadro 4. Asia y África. A.L. Bhutta. Seremos cómplices informados de una destrucción masiva de la vida humana totalmente evitable”. 3 de marzo de 2005 por The Lancet Neonatal Survival Steering Team. Muchos organismos internacionales de salud y desarrollo.. Paul. et al. información para la acción El objetivo de la serie de artículos de The Lancet sobre supervivencia neonatal es proporcionar información para fundamentar la política mundial y establecer un marco para la acción práctica en los diferentes países al objeto de que las intervenciones acreditadas lleguen a las familias más necesitadas. con el apoyo editorial y las aportaciones de diseño de GMMB (Washington. 3 de marzo de 2005.” The Lancet. J. Publicado en línea. OMS). el Banco Mundial y Save the Children. Anthony Costello (International Perinatal Care Unit. Tinker.. “Systematic scaling up of neonatal care in countries. G.. “Evidence based. Adam. Azfar. Publicado en línea. 5.. Walker. Otros autores de los artículos de la serie son (por orden alfabético): Rajiv Bahl (Salud y Desarrollo del Niño y del Adolescente de la OMS). Simon Cousens (The London School of Hygiene and Tropical Medicine). Bibliografía (acceso libre en línea) 1. contribuyeron a la elaboración de la serie.A. Darmstadt. F. S.11 “Si seguimos incumpliendo nuestro deber con los niños amenazados.C. Estados Unidos de América). La serie de artículos de The Lancet sobre supervivencia neonatal.. Esta serie es continuación de la de Bellagio sobre supervivencia infantil e incluye los análisis realizados a lo largo de un año de trabajo en equipo por un grupo diverso de académicos... Publicado en línea. 2. L. S. R.. José Martines (Salud y Desarrollo del Niño y del Adolescente de la OMS). 3. Zupan..... S. incluidos la Organización Mundial de la Salud. La nueva información con respecto a las muertes en recién nacidos incluye datos sobre dónde y por qué se producen y un análisis de la eficacia y los costos de las intervenciones de atención al recién nacido. “4 million neonatal deaths: When? Where? Why?” The Lancet. D. Gary Darmstadt (Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health y Saving Newborn Lives/Save the Children. P. el UNICEF.6 Richard Horton.” The Lancet. R. Lawn. Z.) y la aportación editorial de Julia Ruben (Saving Newborn Lives/Save the Children. G. Martines.“ The Lancet.

Etiopía). . OMS). Tira de fotos de la portada. Marjorie Koblinsky (ICCDR. El comentario es obra de Anne Tinker y Robin Bell (Healthy Newborn Partnership). Ayesha Vellani y Michael Bisceglie. Bangladesh). Neff Walker (UNICEF) y Jelka Zupan (Reducir los Riesgos del Embarazo. Netsanet Walelign (Essential Services for Health Project. Petra ten Hoope-Bender (Partnership for Safe Motherhood and Newborn Health). de izquierda a derecha. Las instituciones de los autores apoyaron el trabajo para la serie mediante subvenciones de la Bill & Melinda Gates Foundation y USAID. y Shahida Azfar y Flavia Bustreo (Child Survival Partnership). Brian Moody. Jaime Cisneros. Agradecemos a Richard Horton y The Lancet su visión de futuro para reactivar el tema de la supervivencia infantil y su inteligente aportación a esta serie.12 Institute of Child Health).