12 Formas prácticas para dar al Señor la preeminencia, el primer lugar, en todo

1. Amar al Señor con el primer y mejor amor - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es que le amemos con el primer amor, el mejor amor, siendo limitados por su amor y relacionarnos con Él como el todo en nuestra vida (2 Cor . 5:14-15, Marcos 12:30, Salmo 73:25-26). El primer amor es el mejor amor. Marcos 12:30 dice: "Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y de toda tu alma y de toda tu mente y de tus fuerzas." Es el mandamiento del Señor que le amamos. 2. Arrepentirse y hacer las primeras obras - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es arrepentirse y hacer las primeras obras (Apocalipsis 2:5). ¿Cuáles son las "primeras obras"? Las primeras obras son las obras que provienen del primer amor. Una obra que es producida por un corazón lleno de celo del amor del Señor es preciosa a los ojos del Señor. Son obras que son producidas por nuestro amor por el Señor. 3. Tomándole como la fuente de aguas vivas - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es tomarlo como la fuente de agua viva (Jer. 2:13). Todos los días, vamos a venir a Él y decirle: "Señor, quiero beber de ti como la fuente de aguas vivas hoy en día." La intención de Dios en Su economía es ser la fuente, la fuente de aguas vivas que se imparta en Su pueblo escogido para su satisfacción y disfrute. 4. Comerle como el Árbol de la Vida - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es comerle como el árbol de la vida - la cuestión central en la vida de la iglesia. Todos los días tenemos que comer de Él como el árbol de la vida. 5. Ponerse en contacto con Él, recibirle, y disfrutarle - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es por medio de venir continuamente a Él para ponerse en contacto, recibirle a Él, y disfrutar a Él. A los ojos de Dios, nada es más malvado que no le disfrutemos, no Le contactemos, no Le recibamos. 6. Tomándole como nuestro centralidad - nuestro centro de inversión, y nuestra universalidad - todo para nosotros - dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es que lo tomemos como nuestra centralidad y nuestra universalidad, nuestro todo. Colosenses 1:17 b dice: "Todas las cosas se conservan unidas en Él". Esto significa que el universo entero se mantiene unido por Cristo. Él es la razón de subsistir y la celebración de todo el universo, de la misma manera, nuestro universo personal se mantiene unido por Cristo. Tenemos que tomarlo como nuestro centro. Si nosotros no lo tomamos como nuestro centro, nuestro universo personal se desmorona. Tenemos que tomar a Cristo como nuestra centralidad y la universalidad en todo, incluyendo todas las pequeñas cosas en nuestra vida diaria (por ejemplo, en la forma de vestir, estilo de nuestro cabello, hablar con nuestra pareja, y tratar a los demás creyentes). Esta es la manera práctica de dar al Señor el primer lugar en todas las cosas.

7. Aspirando a complacerlo - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es aspirar a agradar a Dios en todas las cosas (2 Corintios 5:9, Colosenses 1:10, Hebreos 11:5-6.).. Segunda de Corintios 5:9 dice: "Por lo tanto también estamos decididos, ya sea en casa o en el extranjero, para ganar el honor de ser agradables a Él". Debemos tener esta determinación divina de ganar el honor de ser agradable a Dios. Podemos agradarle en todas las cosas por el fruto en toda buena obra – esto es, más del Cristo vivo, cada vez más a Cristo, expresión de Cristo, y la propagación de Cristo en todos los aspectos. Podemos agradarle en todas las cosas por el creciente conocimiento de Dios - el conocimiento vivo de Dios en el espíritu. También podemos agradarle en todas las cosas por caminar como Enoc - caminar con Dios mediante la adopción de Él como nuestro centro y todas las cosas y haciendo todo de acuerdo a Su revelación y liderazgo. 8. Tener un cielo despejado - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es tener un cielo claro como el cristal de zafiro impresionante con el trono de Dios por encima de éste. Esto significa que no hay absolutamente nada entre nosotros y el Señor y que nos llena de la atmósfera celestial, la condición y situación de su presencia dominante, y esto le permite gobernar y reinar dentro de nosotros. 9. La celebración de Él como la Cabeza - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es de tenerlo como jefe, permaneciendo íntimamente conectados a Él y entronizado como rector y de todo lo que se decide en nuestra vida. Colosenses 2:19 dice: "... la Cabeza, en virtud de quien todo el Cuerpo, recibiendo el rico suministro y siendo entrelazado por medio de las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento de Dios" 10. Pedir el consejo de Jehová en todo en nuestras vidas - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es pedir el consejo de Él en nuestras vidas. En cada detalle de nuestra vida tenemos que pedir el consejo de Jehová. 11. Dar al fluir de la vida la preeminencia en todo lo que somos y hacemos - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es dar al fluir de la vida, el fluir del Señor Jesús dentro de nosotros, la preeminencia en todo lo que somos y hacemos. Hay que abrirnos al Señor y decir: "Señor, atesoro el fluir dulce de la vida. Quiero que este fluir se profundice en mi ser." Este fluir es el que sale del trono y lleva el trono con él. Tenemos que darle la preeminencia en todo lo que somos y hacemos. 12. Ser dominado, gobernado, dirigido, y movidos por nuestro espíritu mezclado - Dar al Señor el primer lugar en todas las cosas es ser dominado, gobernado, dirigido, y movidos por nuestro espíritu mezclado, procurando descansar en nuestro espíritu. En 2 Cor. 2:14, Pablo dice: "Mas gracias sean dadas a Dios, que nos lleva siempre en triunfo en Cristo y manifiesta el olor de el conocimiento de Él a través de nosotros en todo lugar." Tenemos que cuidar la paz en nuestro espíritu por medio de ser un cautivo de Cristo, tomando a Cristo como nuestro General, y por estar en la procesión triunfal de Cristo.
Estudio de Cristalización de los Salmos (2) - El Ministerio de la Palabra, Vol.. 16, No. 1, enero 2012

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful