Concertación y desarrollo local. Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Antonio Belli CONADES, PNUD, Capacidad 21, Managua 2002 140 páginas

Esta es una publicación del Consejo Nacional de Desarrollo Sostenible, CONADES, realizada con el auspicio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, y el Fondo Global Capacidad 21. Agradecemos los aportes de la Asociación de Municipios de Nicaragua, AMUNIC, el Instituto de Fomento Municipal, INIFOM, el Grupo FUNDEMOS, la Asociación INDES, el Consejo de Hermanamientos Holanda - Nicaragua, el CODESO de Río San Juan, la Comisión de Planificación Regional de la RAAS y las municipalidades de Jinotega y Boaco cuyo trabajo y experiencia sirvió de inspiración y base para esta publicación.

2 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Indice
Guía para la gestión participativa del desarrollo local ¿Por qué esta guía? Introducción Primera sección: elementos conceptuales I.a.- Antecedentes I.b.- Descentralización I.c.- La participación ciudadana I.d.- ¿Qué es la planificación estratégica participativa? I.e.- ¿Qué son los comités de desarrollo local? Segunda sección: propuestas nacionales Introducción ¿Si hay un Concejo para qué un comité de desarrollo municipal? II.a.- Guía para construir nuestros Comités de Desarrollo Municipal II.b.- ¿Qué proponen INIFOM y AMUNIC? Manual para la Planificación Estratégica Municipal (Síntesis) Tercera sección: experiencias territoriales III.a.- El Consejo Departamental de Desarrollo Sostenible de Río San Juan, CODESO RSJ III.b.- La Comisión Regional de Planificación de la RAAS III.c.- Ordenanza Municipal Creadora del CDM de Jinotega III.d.- Ordenanza Municipal Creadora del CDM de Boaco 4 6 16 16 19 34 40 48 51 51 55 59 70 72 82 88 91 99 121

Participación ciudadana y concertación, un ejemplo de El Salvador. 129 Bibliografía Referencias en INTERNET 138 139

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 3

¿Por qué esta guía?

Los miembros del Consejo Nacional de Desarrollo Sostenible, CONADES, han definido la participación ciudadana como prioridad nacional para poder decidir juntos las formas más adecuadas para desarrollarnos. Después de cuatro años de trabajo con distintas instancias nacionales y municipales nos hemos encontrado con diferentes iniciativas ciudadanas dirigidas a fortalecer las capacidades locales de desarrollo; pero también hemos identificado muchas dudas y problemas institucionales y culturales que dificultan que esas iniciativas se desarrollen y se institucionalicen. Esta guía la publicamos con el interés de apoyar a superar los obstáculos para el desarrollo de las iniciativas locales de concertación para el desarrollo, de manera que se les facilite su institucionalización y se aclaren las dudas que hemos encontrado. Nos interesa que exista mucha claridad sobre el papel del Gobierno Municipal ejercido por las alcaldías como institución y por el Concejo Municipal como máxima autoridad del municipio, pues confundir o mezclar estas instancias y sus responsabilidades puede dificultar mucho su propio desarrollo y obstaculizar el desarrollo de los municipios. También nos interesa apoyar y fomentar las iniciativas departamentales y regionales de concertación para el desarrollo, pues representan un punto de encuentro importante entre Gobierno y sociedad y entre alcaldes, diputados, población y Gobierno. No pretendemos que esta publicación sea un manual, sino una referencia en la que se encuentren definiciones y ejemplos que ayuden a tomar decisiones y a evitar errores que han dificultado estos procesos en algunos municipios y departamentos del país.

4 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

También queremos presentar una síntesis de diferentes rutas que han escogido algunos territorios para que sirvan de inspiración y para que tengamos confianza en la ruta que nuestro territorio se haya trazado, pues estamos conscientes que no existen recetas sobre la participación para el desarrollo. Sobre todo nos interesa cumplir y abogar por que se cumplan los artículos 4° y 5° del decreto creador del CONADES: Arto.4, numeral 4. Promover y evaluar esquemas para la confor mación, organización y desarrollo de Consejos Locales de Desarrollo Sostenible, a nivel de Municipios, Departa mentos o Territorios, según su caso, quienes elaborarán sus propias agendas y proyectos de acuerdo a las nece sidades más sentidas y prioritarias de sus comunidades. Arto.5. El Consejo recogerá e interpretará el sentir de la socie dad civil nicaragüense, en busca del bien común, el cual será expresado democráticamente a través de las instan cias o mecanismos existentes o que se establezcan en el territorio, para la promoción y puesta en marcha del de sarrollo sostenible en su interrelación social, económica y ecológica. Para eso dividimos esta publicación en tres secciones: Una sección conceptual, donde se desarrollan elaboraciones teóricas sobre los fundamentos de la participación, la descentralización, la planificación estratégica y la democracia. Una sección de referencias, en la que se presentan propuestas de algunas instituciones nacionales públicas y privadas vinculadas al desarrollo local. Una sección práctica, en la que se narran experiencias concretas de gestión local participativa o se describen sus formas organizativas a través de documentos oficiales.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 5

Introducción
Importancia de la Planificación Descentralizada y Participativa para el Desarrollo Sostenible de Nicaragua. Con esta introducción trataremos de mostrar la necesidad de contar con ámbitos de concertación en el nivel local. Nicaragua está experimentando un proceso de transición en cuanto al concepto de planificación. Por muchos años hemos estado sujetos a una planificación verticalista, centralista, una planificación en la cual se decía qué había que hacer y se hacía. Todo ese proceso está cambiando, y así como hay un proceso de transición democrática, existe también la necesidad de un proceso de transición en el concepto de la planificación y de la presupuestación descentralizada. Hoy la planificación gira en torno al concepto de "desarrollo sostenible". El desarrollo sostenible se basa en un conjunto de principios que encuentran su mejor expresión en la Cumbre para la Tierra que tuvo lugar en Río de Janeiro en 1992. La Cumbre reunió a los jefes de Estado del mundo para hablar sobre el futuro de la tierra visto el ritmo insostenible de la explotación de los recursos naturales. Ahí se comprometieron y definieron ciertos principios nuevos. Los principios pactados en ese momento están contenidos en cuarenta capítulos de una agenda para el desarrollo sostenible en el siglo veintiuno. La Agenda 21 cubre básicamente cuatro grandes áreas: (1) Las dimensiones sociales y económicas; (2) la conservación y gestión de los recursos para el desarrollo; (3) el fortalecimiento del papel de los grupos principales; y, (4) los medios de ejecución. En las dimensiones sociales y económicas se habla de los patrones de consumo, de la dinámica demográfica y de los asentamientos humanos. Se resalta la lucha contra la pobreza. La pobreza es como un lastre que nos está anclando o parando. Con pobreza no se puede impulsar un proceso de desarrollo dinámico productivo, por eso es que el combate a la pobreza aparece como una prioridad en este contexto.

6 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

En los capítulos sobre la conservación y gestión de los recursos para el desarrollo, se habla de la deforestación masiva, la degradación de los suelos, la contaminación, los ecosistemas, la atmósfera, el agua dulce. En el área de fortalecimiento del papel de los grupos principales, se incluye a las mujeres, a la juventud, a los pueblos indígenas, a las organizaciones no gubernamentales, a las autoridades locales, a los trabajadores y sindicatos, a los agricultores, a los comerciantes e industriales y a la comunidad científica y tecnológica. Pero, se pone un énfasis especial en el rol de la mujer en el desarrollo. Se contempla cuáles son las estrategias para poder hacer que la mujer tenga un rol protagónico dentro del proceso, no es un asunto de concesiones por el hecho de estar de moda. Finalmente, en lo que se refiere a los medios de ejecución, se habla de cómo vamos a financiarnos para implementar los cambios necesarios para lograr el desarrollo sostenible. También habla del desarrollo científico, de la educación y la capacitación. La Agenda 21 es, en síntesis, una agenda de desarrollo, no una agenda ambiental exclusivamente. Hacemos esta aclaración porque después de la Cumbre de la Tierra, la tendencia fue limitar la agenda y el concepto de Desarrollo Sostenible a los temas del medio ambiente. Sin embargo, como hemos visto, estamos hablando de una gran agenda de desarrollo que tenemos que ir incorporando en nuestra agenda política nacional. Este gran marco nos lleva a pensar sobre cómo tenemos que hablar del futuro. Nicaragua ya no es una Nación cerrada, Nicaragua es un país integrado en un contexto en el cual existe un proceso fuerte de regionalización y globalización y unas fuertes presiones de integración, ya casi no podemos tomar medidas o decisiones que estén aisladas de este contexto. Entonces, hay que comprender que estamos en ese universo, en ese mundo con fuertes tendencias de globalización y que no tenemos perspectivas de desarrollo sino comprendemos esa dinámica global. Así como también para cualquier proyecto político a futuro tiene que haber una comprensión adecuada y cabal de esa dinámica externa o de lo contrario no vamos a progresar.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 7

La República de Nicaragua suscribe la Agenda 21 en Río de Janeiro en 1992, la ratifica en la Alianza Centroamericana para el Desarrollo Sostenible en 1994 y en 1997, mediante un Decreto Presidencial (Decreto No .31-97), se asigna al Consejo Nacional de Desarrollo Sostenible (CONADES) la tarea de velar por la incoproración de esos principios dentro de la estrategia del desarrollo a futuro. A partir de esto, se genera todo un proceso que, aunque lento, procura desarrollar experiencias que sean orientadoras de una difusión masiva de esos principios. En setiembre de 1998, se inician en Nicaragua una serie de acciones orientadas a establecer una agenda nacional de desarrollo sostenible con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), estas acciones se intensifican en 1999 con apoyo del fondo global Capacidad 21. El Proyecto "Apoyo a las capacidades locales y nacionales para el Desarrollo Sostenible" (CONADES-PNUD NIC/G81), busca reorientar la tarea de la planificación del desarrollo hacia principios con una mayor profundidad en los municipios, los departamentos y las regiones y con una mayor participación social. A partir de entonces comenzamos a analizar los instrumentos legales con los que nosotros contamos y las experiencias prácticas en nuestro país para poder implementar un "sistema nacional de participación ciudadana" lo que nos llevó a considerar la descentralización como una condición indispensable para la planificación estratégica participativa a nivel local. El nuevo paradigma de la planificación nos habla de la necesidad de la concertación política de procesos. Independientemente de las diferencias políticas, necesitamos una base programática que nos permita saber qué hacer con determinadas funciones o determinadas cuestiones que son sustantivas para el país: la seguridad social, las privatizaciones, la delimitación de competencias compartidas, las transferencias presupuestarias a los municipios y todo lo referente al flujo financiero y al financiamiento para el desarrollo a futuro, sin omitir la creación y desarrollo de capacidades mediante la educación. Hay ciertas cuestiones que no pueden seguir siendo objeto de discusión electoral exclusivamente. Debemos incorporar en nuestras políticas cuestiones programáticas de largo plazo. El nuevo paradigma de la planificación insiste en la necesidad de incorporar la participación de la sociedad civil en la definición de

8 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

las políticas públicas. El Estado dispone de políticas públicas que son en la mayoría de los casos políticas implícitas. Necesitamos identificar las políticas prioritarias para nuestro desarrollo, por ejemplo, el tema de la descentralización, y tratar de llevar a una agenda explícita y abierta de debate, en donde pongamos en práctica las concertaciones. Este es un proceso que no solamente se orienta o queda en el sector público; es un proceso que trasciende los límites del sector público y va hacia la sociedad y va hacia el sector privado. Entonces, necesitamos una participación de la sociedad en esas definiciones de políticas que son sustanciales para el país. El nuevo paradigna de la planificación plantea la necesidad de las reformas para construir un Estado descentralizado más eficiente. La descentralización no es simplemente una cuestión de moda, es real y necesaria. El Estado debe ganar eficiencia en la prestación de servicios, entonces nuestra responsabilidad y obligación, aparte de definir una visión global sobre el proceso, es desarrollar las capacidades territoriales para que la descentralización sea el conducto a través del cual se logre la prestación eficiente de servicios. Necesitamos trabajar mancomunadamente entre los distintos niveles de gobierno y la sociedad, para poder generar esas capacidades. Para que la descentralización de resultado, se necesita fortalecer a los gobiernos subnacionales. Las gobernaciones de las regiones autónomas y las municipalidades deben tener la capacidad instalada para la prestación eficiente de los servicios. Las instancias de concertación departamentales y municipales deben tener equipos que sean funcionales, que sean eficientes. El nuevo paradigna de la planificación es practicable solamente en la medida que la toma de decisiones se base en información precisa, pertinente y oportuna. Para acceder a esta información necesitamos descentralizar los mecanismos de relevamiento, procesamiento y difusión de datos estadísticos y de otra índole. Esas son cuestiones fundamentales para saber en donde estamos y hacia a dónde queremos ir. No podemos seguir dependiendo de información que se genera cada diez años y que se accede centralmente. Necesitamos que los gobiernos locales tengan la capacidad de generar preriódicamente sus porpios indicadores de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) o de pobreza.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 9

Esta es una cuestión que debe ser una prioridad para cualquier gobierno: saber en qué situación está en forma real. El nuevo paradigma de la planificación va de la mano con la reformulación del ejercicio presupuestario. El presupuesto debe ser una función de la planificación. Con la descentralización el Estado en su conjunto va a ganar una capacidad para manejar esa presupuestación que hasta hoy estaba muy sectorializada. Entonces, tendremos herramientas nuevas para entrar en un nuevo modelo de desarrollo, por eso hay que saber utilizarlas. El desafío ahora es que esa administración financiera se descentralice y las informaciones financieras estén a la disposición de cada uno de los departamentos y municipios. Es muy importante saber cómo anda la ejecutoria de un proyecto vial, de un proyecto de escuela, de un proyecto social. Es la única forma que vamos a poder hacer un control cruzado a nivel financiero y técnico. Y finalmente, todo este proceso, nos tiene que llevar necesariamente a definir una visión y una agenda de país o nación, una visión de ese desarrollo que queremos. El esquema de sostenibilidad que se fundamenta en la agenda global, es básicamente un equilibrio entre tres capitales: (1) el capital económico; (2) el capital natural; y, (3) el capital social. El capital económico es el que de alguna forma genera los ingresos. Nosotros no vamos a poder sostener absolutamente ningún programa social en el futuro si no generamos ingresos. No podemos vivir eternamente de concesiones de crédito, de cooperación externa ni de fondos de inversión social. Hay que generar recursos genuinos y para eso necesitamos ser productivos y competitivos. Entonces tiene que ser como una punta de lanza el desarrollo económico y políticamente se deben buscar los mejores elementos de distribución de esa riqueza. El capital natural que poseen nuestros países en vías de desarrollo se ve rápidamente agotado porque al ser países que generamos muy poca tecnología nos concentramos muchísimo en la explotación irracional de nuestros recursos naturales. Por eso es que tiene que haber un equilibrio en cuanto a esa explotación porque podemos caer en el riesgo de querer desarrollar una estrategia comercial o productiva intensamente en forma depredatoria y esa es una cuestión que no es sostenible.

10 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

El capital social se refiere a la amplitud y profundidad de las relaciones sociales existentes en una comunidad. Si no planificamos en base al capital social, ni la exitencia de capital económico o del natural, serán suficientes para que se de la sostenibilidad. El capital social es la base de nuestras capacidades de desarrollo y es el principal "motor" del desarrollo. Hacia la territorialización de la planificación Tenemos un territorio al que podemos demarcar en regiones, departamentos, municipios, comarcas y barrios y tenemos políticas públicas diseñadas para tener un efecto en el desarrollo. Es necesario, sin embargo, que estas políticas públicas sean pensadas, orientadas hacia los territorios. Necesitamos pensar en políticas públicas que afectan a territorios y necesitamos los instrumentos adecuados para medir sus impactos. Los territorios deben tener acceso a un flujo contínuo de información. Si no tenemos flujo de información, no será posible planificar procesos que sean permanentes y constantemente actualizados. Los cuatro elementos esenciales en todo proceso de desarrollo en el territorio son: (1) la población, (2) la producción, (3) los recursos naturales y (4) la infraestructura. Si nosotros no logramos a nivel regional, departamental y municipal que estos elementos sean armónicos y se desarrollen en forma sostenible, vamos a tener problemas permanentes que van a restarnos eficiencia en todas las estrategias que podamos asumir. Para esto, tenemos que desarrollar y fortalecer las capacidades técnicas de las regiones, los departamentos y los municipios. Asimismo, se necesita de una concertación política en el territorio. No vamos a poder desarrollar un sistema si no hay concertaciones sobre bases programáticas y de futuro. Un elemento central en esta concertación es, la participación social. No estamos hablando de la participación social instantánea y masiva. Estamos hablando de un proceso gradual y selectivo –aunque no excluyente-, en el cual indudablemente vamos a tener imperfecciones al inicio. Hay departamentos que ya iniciaron el proceso y saben que existen muchas veces problemas cuando se trata de encontrar la representatividad social. Aun así, hay que empezar a facilitar la capacidad de la sociedad civil para que participe en las decisiones públicas.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 11

En el proceso de planificación hay que generar una visión del desarrollo, esa visión es concertada, esa visión no es la visión sólo del Gobierno o de su sociedad ni sólo del sector privado, debe ser una visión conjunta. Tenemos que desarrollar una visión conjunta, una visión no es un libro, una visión es un proceso; una visión es un proceso que tiene elementos comunes sobre los cuales hay que trabajar, y hay que ir armonizando los elementos que nos diferencian o que no nos unen. Pero, lo importante es que hay que focalizar sobre los elementos comunes que tenemos en ese territorio y de ahí analizar los distintos escenarios, las tendencias, priorizar objetivos, adoptar estrategias, establecer responsables, adoptar acuerdos y compromisos. Es parte de un proceso necesario para poder lograr un desarrollo que sea sostenible, que sea duradero. Al invocar territorios no nos limitamos a discutir exclusivamente sobre departamentos y municipios; hemos hecho referencia a las regiones. Hablamos de regiones no sólo por las regiones autónomas, sino porque muchas veces existe la necesidad de desarrollar capacidades en conjuntos de departamentos. Por ejemplo, los municipios de Matagalpa, son muy afines a los municipios de Jinotega, se puede desarrollar una región con elementos comunes muy diferentes a la región de Occidente (León y Chinandega). Básicamente son regiones que de alguna forma tienen que desarrollar visiones conjuntas, después cuando se planifique el proceso y se presupueste, se canalizan los recursos a través de las unidades administrativas municipales. Pero la visión no puede verse coaccionada por límites políticos; necesitamos pensar y trascender en alianzas estratégicas departamentales y regionales. Los decisores políticos tienen que ser necesariamente grupos de interés y referenciales de ese proceso, que tengan el peso suficiente para poder dar continuidad y dar el marco de negociación adecuado, que tienen que hablar sobre la planificación y sobre los presupuestos consolidados. En el futuro no pensamos nosotros que las instituciones centrales tengan presupuesto que no se conozcan en las regiones o en los departamentos, necesitamos presupuestos consolidados, eso nos va a permitir crear una nueva herramienta presupuestaria.

12 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Y por otro lado, todo lo que es el tema de decisión política o concertación política va ser imposible si no hay información. La información debe ser veraz, oportuna, fluida, eficaz. Desde las fuentes externas, necesitamos saber dónde están los créditos, cuáles son los programas presupuestarios, las oportunidades de inversión. Desde las fuentes internas, necesitamos saber cómo está la demanda, conocer cómo estamos hoy, estamos mejorando, estamos emigrando, estamos expulsando gente. Necesitamos saber, pero científicamente, para poder tomar decisiones políticas que sean acertadas o de lo contrario no se pueden lograr concertaciones perdurables. Pensamos que este proceso nuevo de planificación del desarrollo debe articular a la cooperación técnica, al sector público central, al sector público regional, a la sociedad civil, al sector privado y pivotando en la capacidad técnica generada en esos territorios, o sea, la capacidad técnica es fundamental para que pueda alimentar ese proceso. Estamos en un proceso de cambios institucionales, necesitamos reformar el Estado, necesitamos reformar también las municipalidades, tenemos que ver también a nuestro interior cómo podemos hacernos más eficientes. Hay que invertir en la participación social, no es suficiente invertir solamente en una escuelita, necesitamos invertir en el capital social. Necesitamos acumular capital social. Los países en latinoamérica están caminando hacia una agenda continental de participación pública en la cual se están viendo instrumentos legales que hagan a la participación no concesional y no coyuntural, sino que permanente. Pero solamente va a ser posible cuando tengamos una sociedad civil organizada que pueda responder a esas exigencias. No debemos escatimar recursos para la realización de foros de concertación y en el fortalecimiento de la sociedad civil. La sociedad necesita de capital para moverse también socialmente. Por más que los vecinos, que la sociedad estén invirtiendo mucho tiempo increíblemente en jornadas nocturnas, necesitamos apoyar todos esos procesos. Redes y Centros de Información para el Desarrollo Sostenible Desde el Consejo Nacional de Desarrollo Sostenible (CONADES) planteamos la creación de un Programa de Comunicación, Información y Educación para el Desarrollo Humano Sostenible (CIE-DHS) a nivel nacional, con nodos en los respectivos departamentos constituidos por Centros de Comunicación, Información y Educación para el Desarrollo Sostenible (CIEDS).

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 13

Esa red tendrá como objetivo difundir los principios de Agenda 21 y hacer posible que los datos que poseen los gobiernos locales se sistematicen, se estructuren y estén en un formato entendible, para que sea información accesible a los grupos meta. Hay que preparar esa información a modo de generar un intercambio fluido en un lenguaje universal. Los CIEDS -que son los nodos de la red- buscarán articular la información dentro y fuera del Departamento, crear procesos, hacer fluir ofertas de cooperación y de inversión, y sistematizar las demandas internas. ¿Para qué queremos esto?, necesitamos mecanismos para dar a conocer las iniciativas locales y las buenas prácticas. Hay que hacerlas visibles para darles oportunidades de acceder a mayores recursos. Es por esto, entonces, que estamos poniendo el énfasis en la sistematización y difusión de la información. Para apoyar la capacidad local, tanto la municipal como la departamental, hemos realizado "alianzas estratégicas" con iniciativas independientes a niveles municipales, departamentales y regionales. No nos hemos "reproducido" mediante instituciones descentralizadas del CONADES, sino que hemos identificado iniciativas afines con orientaciones similares y objetivos comunes, a las que hemos tratado de apoyar, a las que hemos sistematizado y las que ponemos de ejemplo a seguir. El CONADES es un facilitador que busca crear capacidades para la gerencia local. Estamos trabajando en función de obtener recursos que permitan fortalecer esas capacidades a través de la formación de equipos técnicos de primer nivel, con instrumental adecuado y a un bajo costo en cada departamento y región del país. Existe mucha cooperación internacional que también está interesada en apoyar. Necesitamos orientar este apoyo, en aquellos lugares en donde tengamos mayores eficiencias y para esto, hay que hacer fluir información. Actualmente venimos apoyando procesos departamentales de asociatividad, planificación y concertación en Jinotega, Río San Juan, Nueva Segovia, Carazo y la RAAS. Estos son los referentes locales que tienen el interés estratégico de desarrollar un sistema de información que oriente sus acciones. Esto mismo queremos hacer en todos los demás departamentos, con la participación del sector público, sector privado y las diferentes expresiones de la sociedad civil organizada.

14 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Los CIEDS requieren de una participación multisectorial. Se trata de evitar una relación de dependencia absoluta de las autoridades políticas porque en nuestro país, lamentablemente, con los cambios en la administración pública generalmente no se da continuidad a las políticas iniciadas por otros. Esto se hace independientemente de una evaluación objetiva de los logros obtenidos. Entonces, estamos queriendo fomentar un proceso en el cual exista una corresponsabilidad y que eso sea sostenible en el tiempo. Por eso es que de alguna forma nuestra intención o nuestra propuesta corre por el camino de poder fortalecer procesos con co-responsabilidad y co-participación. Finalmente, ¿a qué nos lleva en la práctica este proceso de instrumentalización de la información? Nos lleva hacia tener sistemas integrados entre beneficiarios y elaboradores de políticas públicas a través de la articulación de esa información como un elemento estratégico de ese Gobierno Local o de esa sociedad o de ese sector privado. Hay procesos muy rápidos, globales, que nos están ganando. Necesitamos cambiar rápido y decididamente. Es no es fácil pues hay prácticas culturales nocivas que debemos superar. Los reclamos sobre la necesidad de no demorar más la descentralización nos parecen genuinos, pero simultaneamente hay una parte sustancial que necesitamos desarrollar para apoyar lo que podemos conseguir en la negociación política. Necesitamos darle consistencia y fortaleza a la gestión pública de los gobiernos locales para lograr la sostenibilidad de los procesos de desarrollo. Dentro de este contexto, se busca ver cómo aprovechar un mecanismo institucional para la planificación descentralizada y participativa contemplado en nuestra legislación en la figura del Consejo de Desarrollo Departamental (CDD). Estratégicamente, el CONADES, se ha planteado trabajar en el marco institucional que le pueden brindar los Consejos de Desarrollo Departamental y los Comités de Desarrollo Municipal, en busca de lograr su integración y fortalecimiento es que elaboramos esta guía.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 15

Primera Sección: Elementos conceptuales
I.a.- Antecedentes El Desarrollo de la Democracia en Nicaragua nos ha permitido estructurar instancias amplias de concertación social para el desarrollo nacional, concretamente el CONADES y el CONPES, donde se reúnen autoridades estatales y representantes de la sociedad con el fin de concertar las decisiones necesarias para lograr procesos de desarrollo. Muchos temas se han concertado en ambas instancias y en el 2001 hemos aunado esfuerzos en la construcción de una Visión de Nación que goza del consenso nacional, ahora necesitamos comenzar a concretar esa Visión a través de una Agenda de Nación que nos fortalezca social, política y económicamente como Nación y como Sociedad y que nos permita insertarnos de manera competitiva en un mundo cada vez más interrelacionado. No podemos perder de vista que en contexto mundial actual las potencialidades de desarrollo de una Nación están condicionadas a su capacidad de adecuarse competitivamente a las condiciones globales con agilidad y oportunidad. La capacidad de adecuación de un país exige una gran flexibilidad en las relaciones internas de cada Nación y esto sólo es posible si los actores sociales se relacionan fluidamente en un ambiente de armonía que facilite y propicie los cambios internos con coherencia y cohesión para lograr la eficacia requerida por este mundo de creciente competitividad. Para definir una Agenda de Nación que trace objetivos comunes como país en el contexto mundial debemos comenzar por estructurar mecanismos que sean ágiles, fluidos y armoniosos entre los actores sociales nicaragüenses. Estos mecanismos deben garantizar que todos los sectores y niveles de la estructura de la sociedad se manifiesten y puedan actuar cómodamente en la construcción de condiciones y en la realización de acciones para el bien común, lo que no es una tarea sólo del Gobierno sino de toda la sociedad en su conjunto.

16 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Nuestra Nación se basa en principios democráticos para decidir sobre el futuro común. Elegimos nuestras autoridades a través de los mecanismos y principios de la Democracia Representativa y planteamos que las decisiones se tomarán de acuerdo a los principios de la Democracia Participativa. Estos principios constituyen el espíritu de los mecanismos armoniosos y flexibles que se requieren para reaccionar con agilidad ante los cambios del contexto social, político, económico o tecnológico y su funcionamiento define nuestra competitividad. La primer tarea para acceder a una Agenda de Nación es, consecuentemente, poner en marcha los mecanismos flexibles y armoniosos que nos permitan actuar coordinados y con coherencia para lograr la eficacia que exige el contexto del planeta. La selección de nuestras autoridades locales en el 2000 y nacionales en el 2001 las hicimos con una participación ejemplar, una relativa armonía y con amplio consenso. Ello nos permite considerar como madura nuestra capacidad de utilizar los mecanismos de la Democracia Representativa. Los que no tenemos adecuadamente desarrollados son los mecanismos de la Democracia Participativa. Para agilizar las decisiones y lograr armonía en su implementación se requiere mayor práctica en el ejercicio de la Democracia Participativa, por ello debemos desarrollar mecanismos fluidos de partisipación, los que deben ser parte integral de nuestro desarrollo como Nación y son una condición para lograr consenso sobre nuestro futuro común. Los mecanismos de participación son el aceite en la maquinaria de la Nación y son necesarios tanto para desarrollar nuestra capacidad de adaptación competitiva en el contexto mundial como para lograr la eficacia de nuestras acciones como sociedad. No son ya, una aspiración, sino una necesidad impostergable para estructurar una Nación flexible que sepa canalizar eficazmente nuestras potencialidades. Son estos mecanismos participativos de amplio consenso los que nos permitirán decidir oportunamente sobre los cambios de rumbo en nuestro país desde las más simples decisiones municipales hasta las más complejas decisiones entre sectores, movimientos y autoridades a nivel nacional.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 17

Activar estos mecanismos requiere el establecimiento de niveles de responsabilidad y competencias claras para cada nivel, pues la participación mal administrada puede entorpecer la toma de decisiones y conferirle incertidumbres a la sociedad. También se necesita establecer claramente quienes participan en la toma de decisiones sobre cada variable considerada entre las premisas de nuestro desarrollo. La exclusión de actores es tan crítica como la congestión de los espacios de participación con actores inadecuados. Una vez acordados los niveles y ámbitos de participación, las competencias de cada espacio, ámbito y nivel, podremos proceder a tomar acuerdos para delinear nuestra Agenda de Nación. Perfeccionando la Democracia Participativa podremos obtener la flexibilidad y agilidad de adaptación y respuesta a los cambios en los escenarios nacionales y globales. Por ello consideramos que un adecuado diseño y un amplio consenso sobre los mecanismos de participación es el camino ineludible para delinear una Agenda de Nación con capacidad de evolucionar y adecuarse ante cualquier transformación del contexto y de nuestra realidad. Lograrlo exige de todos y todas un buen manejo y una adecuada comprensión de conceptos cada vez más importantes en el ejercicio de nuestra naciente práctica democrática. El CONADES a lo largo de los años y a través de diferentes foros de reflexión y de la sistematización de experiencias exitosas de participación ha identificado como fundamentales los conceptos de Descentralización y Participación Ciudadana como bases para la modernización del Estado y el fortalecimiento de la Democracia. También ha encontrado buenas prácticas democráticas en distintos municipios y departamentos, las que se realizan a través de comités y consejos de desarrollo local en los que el diálogo entre gobernantes (autoridades electas) y gobernados (población) es una práctica cotidiana encaminada a la concertación de opciones y decisiones de desarrollo. Veámos las bases conceptuales de la descentralización, la participación y la planificación estratégicas en Nicaragua.

18 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

I.b.- Descentralización Para abordar este tema reproducimos textualmente los objetivos y los conceptos fundamentales de la propuesta de Política Nacional de Descentralización elaborada por la Comisión Sectorial para la Descentralización:

Objetivos de la política nacional de descentralización Objetivo general El objetivo de esta política es dotar a las instituciones del Estado de un instrumento que norme y regule los planes y programas de desconcentración y descentralización con una perspectiva de largo plazo, que garantice un proceso gradual, selectivo e incre mental, coherente en materia fiscal, administrativa y funcional, que establezca condiciones para alcanzar eficiencia en la asig nación de los recursos y la prestación de los servicios. Objetivos específicos * Establecer los conceptos, modalidades y fundamentos éticos que regirán el proceso de descentralización en Nicaragua. * Definir las estrategias de apoyo y requerimientos básicos para que las Instituciones del Gobierno Central inicien procesos de desconcentración y descentralización. * Establecer los lineamientos estratégicos y las líneas de acción que definen el marco de actuación gubernamental a corto y mediano plazo en torno al proceso de descentralización. Marco conceptual Definiciones Con la descentralización, Nicaragua persigue obtener una mayor eficiencia y efectividad en la prestación de los servicios estatales y la promoción de la productividad y el empleo en todos sus ni veles, que se fundamente en una mayor participación ciudada na, fomentando una cultura de responsabilidades compartidas entre las diversas entidades de gobierno y la sociedad. En tal sentido, el proceso de descentralización debe propender al incremento de:

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 19

* La participación social y política de los ciudadanos en las instancias de decisión, gestión y control de la administración pública, a fin de obtener mayores niveles de eficiencia y efecti vidad en la ejecución de obras y la prestación de servicios pú blicos en todos los niveles, fomentando una cultura de respon sabilidades compartidas; * La democracia representativa, garantizando la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, perfeccionando sus mecanismos de acceso no discriminatorio de los ciudadanos a los distintos órganos del Estado y la administración pública; * La gobernabilidad del conjunto del Sector Público, sobre la base de la modernización estatal, una mayor coordinación inte rinstitucional y la transparencia y respondabilidad en la provi sión y el manejo de bienes y servicios; * El desarrollo económico local, optimizando el uso de recur sos, estimulando la productividad en todas las regiones del país y conservando el medio ambiente a fin de que el ser hu mano desarrolle su existencia en un entorno sano. La descentralización se define en su sentido mas amplio co mo la transferencia de funciones, recursos y autoridad de los entes sectoriales a los entes autónomos, gobiernos re gionales y locales y a organizaciones de la sociedad. Por tanto, la Política Nacional de Descentralización reconoce las distintas formas de distribución de competencias y prestación de los servicios públicos: que surgen del marco legal y de las inicia tivas implementadas por las distintas instituciones del país. Modalidades de distribución de competencias del sector público Con el fin de orientar la distribución de competencias entre órga nos del sector público, se retoman las modalidades definidas en el Arto. 4 de la Ley 290, "Ley de Organización, Competen cias y Procedimientos del Poder Ejecutivo": * Desconcentración Administrativa. Es una forma de organiza ción administrativa en la cual un órgano centralizado confiere autonomía técnica a un órgano de su dependencia para que ejerza una competencia limitada a cierta materia o territorio. El ente gubernamental que tiene administración desconcentrada no tiene patrimonio propio ni personalidad jurídica, su estatus legal y presupuesto devienen del ministerio al que están vincu lados jerárquicamente.

20 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

* Descentralización Administrativa. Es una forma de organiza ción administrativa en la cual se confiere a un órgano, a través de una ley, autonomía técnica y administrativa para ejercer de terminadas competencias administrativas. Se le otorga patri monio propio y personalidad jurídica, existiendo control o tute la del Presidente de la República o del ministerio al que estén vinculados. El director del ente es nombrado por el Presidente de la República o por la autoridad establecida de acuerdo a su ley creadora. Así mismo, esta política define como: * Descentralización Político Administrativa. A la forma de or ganización administrativa, en la cual se confiere, a través de una ley, a entidades territoriales con autonomía política, admi nistrativa y financiera, competencias, funciones, recursos y au toridad que antes eran ejercidas o administradas por entidades sectoriales. Estas entidades territoriales tienen personería jurí dica de derecho público, con plena capacidad para adquirir de rechos y contraer obligaciones, así como patrimonio propio. Modalidades de prestación de los servicios públicos A fin de orientar la prestación de servicios públicos se reconoce rán las siguientes modalidades: * Administración directa o tradicional. Cuando la entidad pú blica, además de responsable por la provisión del servicio, es decir, competente para su normación, regulación y diseño, lo produce, gestiona y entrega directamente al usuario final. * Delegación o Administración Delegada. Cuando la entidad pública competente delega la producción, la gestión, la entrega o todo el proceso de operación del servicio a otra entidad pú blica, de nivel inferior o superior. * Contratación. También llamada "tercerización" o "contratación de gestión", por cuanto la entidad pública competente contrata los servicios de personas naturales o jurídicas externas, para una de las fases o todo el proceso de operación de un servicio, que sigue siendo de carácter público. * Concesión. Cuando por licitación o adjudicación, la entidad pú blica competente cede la operación y el usufructo de un servi cio o bien público a un agente económico, casi siempre por una contraprestación económica que satisfaga a ambas partes.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 21

Si bien el servicio o el bien mantiene su carácter público, su gestión o administración se enmarca por las regulaciones del ámbito privado. * Desmonopolización. Cuando se abre al mercado la posibili dad de producción y gestión privada para la operación de ser vicios hasta ahora exclusivamente públicos. El Estado puede seguir operando tales servicios, pero en un entorno de real y leal competencia. * Cogestión. Cuando la entidad pública competente, vía conve nio o contrato, produce y/u opera conjuntamente con una enti dad privada (empresarial, comunitaria o mixta) servicios de in terés público, compartiendo costos y beneficios. * Privatización. Cuando la entidad pública competente realiza una transferencia de funciones con traslado de dominio de ac tivos de una empresa o servicio público específico a personas naturales o jurídicas privadas. El Estado no se retira necesaria mente del sector de actividad y puede continuar operando otros servicios o empresas similares. * Desregulación. Cuando el Estado desiste de seguir regulando un conjunto de actividades productivas en determinado sector, facilitando el libre juego de la oferta y la demanda por bienes y servicios públicos o privados. El Estado puede seguir operan do servicios en un entorno competitivo. * Desestatización. Cuando el Estado, además de desregular determinadas actividades productivas, se retira definitivamente de la producción y gestión de bienes y servicios en tal sector, que queda absolutamente determinado por las leyes del libre mercado. Principios Los principios aquí enunciados son una referencia para las insti tuciones del Estado al impulsar procesos de desconcentración y descentralización. Los mismos, deben estar reflejados al mo mento de elaborar su estrategia sectorial. Los principios que rigen la descentralización son los siguientes: * De subsidiariedad: Todo aquello que se puede gestionar en el Sector Público desde un nivel bajo, sin que aumente el costo significativamente, no debe gestionarse sino excepcionalmen te desde un nivel superior.

22 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

El principio de subsidiaridad se interpreta -extensivamente - co mo que el Estado no debería intervenir en aquello que la So ciedad Civil por sí misma es capaz de ejecutar. * De contexto: Se transfieren a una área territorial aquellas com petencias o funciones que refieren a problemáticas que se ge neran en su ámbito, o que dan lugar a actuaciones de interés exclusivo o preferente de su población. * De eficacia y eficiencia: La descentralización debe garantizar que los agentes de prestación de los servicios, públicos o pri vados, desarrollen en el campo de sus competencias acciones que atiendan las demandas de la población con un mayor gra do de satisfacción. Si la decisión sobre alternativas de gasto es tomada más cerca a los beneficiarios y en la medida en que co rresponde más directamente a las necesidades sentidas de la población, se espera que los recursos públicos sean usados con mayor eficiencia. * De idoneidad: Deben identificarse las unidades ejecutoras –públicas o privadas- que resulten más idóneas para asumir competencias, recursos y servicios hasta ahora exclusivamen te públicos, en razón de su proximidad al usuario final y pros pecto de mayor eficiencia y eficacia. * De equidad y solidaridad: La participación de los municipios en la distribución de los recursos del Estado, será proporcional y adecuada al ámbito, alcances y cobertura de las competen cias, atribuciones y servicios descentralizados. Se instituciona lizarán, por lo demás, mecanismos redistributivos que asegu ren las condiciones mínimas para el desarrollo sostenido de aquellas regiones más deprimidas en cantidad y calidad de re cursos de toda índole. * De gradualidad y selectividad: Teniendo en cuenta las debili dades institucionales de la mayor parte de los municipios, tan to en materia administrativa como financiera, de recursos hu manos y de capacidad de gestión, el traslado de competencias debe hacerse de manera gradual. Las experiencias piloto pue den indicar cuál es el ritmo más apropiado en la entrega de competencias. * De flexibilidad: Es distinta la capacidad de gestión que poseen los órganos descentralizados. En tal virtud, algunos podrán asumir ciertas responsabilidades más tempranamente que otros.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 23

Es decir, cada entidad debe asumir solamente aquellas compe tencias que esté en capacidad de manejar eficientemente. En caso de que no sea así, otras instancias deben asumir o rea sumir transitoriamente la prestación de los servicios. * De transparencia: Las normas y criterios que regulan la des centralización deben ser claras y equitativas para todos los ac tores involucrados en el proceso. Además el proceso de des centralización debe asegurar que la población tenga acceso a la información que ellos consideran más relevante, eliminando la discrecionalidad con la que funcionarios de Gobierno mane jan información (tanto a nivel nacional como local), e impulsan do una cultura de rendición de cuentas por parte de los funcio narios públicos. Además debe incluirse, fomentarse e imple mentarse la contraloría social. * De gobernabilidad: Las autoridades locales, en el momento de ejercer sus competencias, deben conciliar su actuación en forma armónica con la de otros niveles de autoridad en ejerci cio de sus atribuciones. La legislación deberá establecer meca nismos e instancias de resolución de conflictos. Ello implica que la entrega de responsabilidades a los entes lo cales debe ir acompañada consistentemente de los correspon dientes recursos técnicos, legales, financieros y administrativos. * De complementariedad: Cuando sobre una materia se asig nen a los entes nacionales competencias no privativas que de ben compartir con otras autoridades o entidades territoriales, deberán ejercerlas de tal manera que su actuación no se pro longue -si es del caso- más allá del límite fijado en la norma co rrespondiente, y siempre en el marco del respeto de las atribu ciones de las otras autoridades o entidades y del consenso y coordinación que eviten la duplicación de esfuerzos y la sobre posición de actividades. * De participación ciudadana y de género: La descentraliza ción debe considerar la interrelación de los individuos con el Estado, en su calidad de ciudadanos organizados con la finali dad de hacer valer sus derechos -en particular el de las muje res- frente a la administración pública e influir decididamente en sus políticas y funcionamiento.

24 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Estrategia de desarrollo institucional En el proceso de descentralización intervienen por lo general tres actores fundamentales: las administraciones centrales que transfieren autoridad, responsabilidades, funciones y recursos, los entes territoriales y las organizaciones de la sociedad que los recepcionan. Las instituciones del gobierno central, continuaran en la moder nización de sus estructuras, profundizando sus procesos de des concentración, como paso previo ó paralelo a la descentraliza ción. En tal sentido, las entidades sectoriales impulsarán progra mas de fortalecimiento y capacitación en las unidades recepto ras de competencias ó prestadoras de servicios. -

Las instituciones del gobierno central, continuarán en la modernización de sus estructuras, profundizando sus procesos de desconcentración, como paso previo o paralelo a la descentralización.

En el nivel territorial, se debe de articular las diferentes activida des y programas de fortalecimiento municipal y comunitario que permitan al Gobierno Municipal y comunidad organizada, ser ca paces de cumplir con sus responsabilidades y funciones asigna das; a la vez, reconocer el potencial económico local y, en el ca so de la municipalidad, gerenciar adecuada y efi cientemente la inversión pública que lo oriente y estimule. El nuevo modelo de Mu nicipalidad ha de repro ducir hacia la comunidad, hacia los ciudadanos en general, los principios y la práctica de la descentralización. De esta manera, la Política Nacional de Descentralización se ubica como una de las bases conceptuales y políticas de la Par ticipación Ciudadana, de la Planificación Estratégica y de los Consejos Locales de Desarrollo que abordaremos a continua ción; ya que su espíritu se orienta al incremento de la participa ción social y política de los ciudadanos en las instancias de de cisión, a fortalecer la democracia representativa, aumentar la go bernabilidad y las oportunidades de desarrollo local. Además, el avance de la descentralización estará determinado por la capacidad de las organizaciones ciudadanas y de los go biernos locales para asumir competencias de manera eficiente, autónoma y sostenible.” Fin de la cita.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 25

Idealmente, la descentralización es un medio para: o Articular la sociedad y el Estado. o Fortalecer a los gobiernos municipales. o Delimitar competencias compartidas. o Distribuir racional y equitativamente los recursos. La descentralización es un proceso político - administrativo, por medio del cual se transfiere a los órganos territoriales o a privados parte o la totalidad de la autoridad o funciones del Estado. Este proceso implica transformaciones políticas, administrativas, territoriales, sociales, económicas y culturales. Niveles de descentralización: • Política da más poder en la toma de decisiones a ciudadanos o representantes electos • Administrativa redistribuye autoridad, responsabilidad, y recursos para brindar servicios públicos desde diferentes niveles de las estructuras de gobierno • Fiscal promueve la recaudación de fondos localmente y transfiere fondos centralizados para poder ejecutar efectivamente las funciones descentralizadas • Económica privatiza y desregula la actividad económica Descentralización y Administración Pública. La ejecución directa y centralizada de proyectos y otras acciones operativas que aún desarrolla el Estado le limitan sus capacidades de establecer normas y facilitar la ejecución de las acciones planificadas, sacrificando así su función estratégica de normar y facilitar la inversión pública y la gerencia del desarrollo nacional. La descentralización de la administración pública implica establecer al menos tres niveles administrativos: el nacional que define tanto las políticas y estrategias de inversión y desarrollo nacional como las normas para lograrlo; el departamental o intermedio que integra y compatibiliza las políticas y estrategias nacionales con los planes locales; el local que es el ejecutor natural de las acciones de inversión y desarrollo, debe ejercer su función autónoma en coherencia con las políticas y estrategias nacionales.

26 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

El Estado moderno se articula en cuatro sectores. Sector estratégico, conformado por el Poder Ejecutivo (Presidente, ministros y altos funcionarios); el Poder Legislativo (Asamblea Nacional); el Poder Judicial (Corte Suprema y cortes de Apelaciones) y las Autoridades locales (Regionales, departamentales y municipales). Sector de competencias exclusivas conformado por las fuerzas armadas, la policía y las autoridades impositivas, entes reguladores y entes autónomos establecidos para financiar, desarrollar y controlar los servicios y la seguridad social. Sector de servicios no exclusivos, se refiere a aquellos servicios que presta el Estado sin implicar el ejercicio del poder estatal, pueden privati-zarse o concederse garantizando que sean públicos, que sean para todos, sin ser estatales. Sector de producción de bienes y servicios para el mercado que sean asumidos por el Estado por ser estratégicos o claves para el desarrollo del país. Descentralización y sector estratégico. En esencia se trata del fortalecimiento del Estado de Derecho. Esto es descentralizar el poder político a través de la autonomía de los poderes del Estado para garantizar la autonomía entre diseño de políticas, elaboración de leyes, aplicación de justicia y control de la gestión pública y privada. Un complemento importante es la creación de carreras estables para contar con funcionarios públicos bien entrenados, bien pagados y competentes que permitan desarrollar un sector estratégico capaz de centrarse en tareas directivas clave (normar y facilitar) y que pueda suministrar información clara, oportuna y pormenorizada de la gestión pública. Descentralización y servicios exclusivos es la descentralización hacia entes autónomos incorporados al Estado. Descentralización y actividades no exclusivas se refiere a los servicios que deben permanecer bajo el control del Estado y normados por el mismo, aunque su prestación puede ser privatizada, pueden ser financiados y hasta subsidiados por el Estado y gestionados por organizaciones sin fines de lucro o por antiguas agencias públicas convertidas en organizaciones sociales. Descentralización y producción de bienes y servicios es básicamente la desregulación de la actividad económica.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 27

A nivel mundial existe un debate sobre la efectiva descentralización de la producción de bienes y servicios, pues muchos países mantienen subsidios a ciertas actividades productivas y han creado barreras arancelasrias y no arancelarias a las importaciones, lo que contradice los enunciados del libre mercado que sustentan este nivel de descentralización. Este debate no se ha agotado, pues los estados aún reclaman su derecho soberano de proteger sus economías. En Nicaragua este nivel de descentralización asume dimensiones enormes pues no sólo se trata de la apertura de fronteras y la eliminación de subsidios, sino que abarca la privatización de servicios no exclusivos (comunicaciones, energía) sin la adecuada tutela de entes reguladores de dichos servicios y sus tarifas. Experiencias latinoamericanas. En Latinoamérica, la descentralización se ha orientado como una herramienta para: Ampliar y consolidar la Democracia mediante la distribución territorial del poder, el aliento a la participación ciudadana y la multiplicación de mecanismos de control. Propiciar un nuevo modelo de desarrollo que permita superar los desequilibrios sectoriales y territoriales, el atraso del interior de los países mediante la promoción del crecimiento armónico y equitativo de las naciones. Los niveles de descentralización se limitan al político, administrativo y fiscal, encontrándonos con visibles coincidencias: Se busca estructurar naciones con tres niveles administrativos. Se favorece la participación ciudadana. Se trata de permitir al nivel estratégico concentrarse en la normación y facilitación del desarrollo nacional. Se propone incentivar el diálogo Sociedad Estado. Aspira a facilitar la concertación territorial y sectorial. La gestión de recursos se racionaliza en función de su disponibilidad, administración descentralizada y distribución espacial. El nivel local (municipal y departamental) se fortalece con la ejecución de proyectos.

28 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Lecciones aprendidas en Latinoamérica El proceso de descentralización política fortalece a las municipalidades y ha evidenciado la necesidad de establecer un nivel político intermedio entre el municipio y el Estado que permita organizar el territorio en regiones social, económica y ambientalmente homogéneas. Por si sola es insuficiente, pues no garantiza la equidad en la distribución de los recursos, por lo que debe complementarse con la descentralización fiscal y administrativa. La descentralización administrativa por si sola es la que menos impacto tiene en las transformaciones sociales pues no favorece la planificación estratégica, ni acelera los procesos de formación de capital humano para el desarrollo, ni aumenta la apropiación social del desarrollo, ni incrementa la participación ciudadana, ni garantiza la reducción del clientelismo ni del tráfico de influencias por lo que puede generar nuevos nichos de corrupción y ampliar las brechas sociales. Aunque es un complemento necesario para democratrizar la toma de decisiones. El proceso de descentralización fiscal no puede ser entendido sólo como una política de transferencias desde el nivel central, implica una reforma fiscal que garantice la sostenibilidad mediante las recaudaciones locales y la definición del uso de las recaudaciones nacionales, las transferencias son un instrumento para reducir las inequidades existentes entre territorios. En general, los procesos de descentralización son insuficientes por si solos, requieren de acciones simultáneas para el fortalecimiento de la práctica democrática, exigen la delimitación de competencias compartidas, demandan perfeccionar los mecanismos de control que favorecen la auditoría ciudadana como condición indispensable para institucionalizar el proceso. Mitos de la descentralización. Descentralización no es garantía de Democracia. La Democracia es un requisito para la descentralización, pero la descentralización aislada de una reforma democrática bien puede fomentar prácticas antidemocráticas donde no se han logrado consolidar las prácticas democráticas del ejercicio del poder. Descentralización no es sinónimo de Federalismo. El Estado federal supone la preexistencia de determinadas soberanías que renuncian a parte de ellas para aglutinarse en un Estado federal que une lo desunido, pero que jamás desune lo unido.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 29

La descentralización en Nicaragua*. Tanto las reformas constitucionales de 1995 como la Ley de Municipios y sus reformas, y otras Leyes como la Ley del Medio Ambiente, marcan formalmente el inicio del proceso de descentralización de funciones y competencias hacia los gobiernos locales. Las reformas constitucionales de 1995 establecieron la autonomía municipal, la responsabilidad de las municipalidades sobre todos las materias que incidan en su desarrollo económico y social, y la obligación del Estado de destinar un porcentaje suficiente del Presupuesto General de la República a los municipios, priorizando a los municipios con menor capacidad de ingreso. Los Municipios históricamente han prestado una serie de servicios “tradicionales”: establecer, operar y mantener mercados públicos, rastros, parques, cementerios y recolectar basura. La Ley de Municipios y su reforma (Ley 40/261) ampliaron considerablemente las competencias y responsabilidades municipales. Establecen que las municipalidades son responsables de ejercer el gobierno y la administración local, de manera autónoma y participativa, y de promover el desarrollo integral del municipio. El artículo 7 de la ley 261 hace una larga enumeración de competencias que van desde promover la salud comunal, pasando por la construcción y mantenimiento de vías, puentes, cementerios, calles, aceras, parques y plazas, acueductos, alcantarillados, canchas deportivas, mercados, rastros, hasta la preservación del medio ambiente, la planeación y control del uso del suelo, la promoción de la cultura, el impulso del turismo, la protección de los derechos humanos, y el desarrollo del transporte y vías de comunicación, entre otros. Ciertamente, todavía el conjunto de la legislación existente no permite suficiente claridad sobre la plena diferenciación entre responsabilidades “propias y obligatorias” y responsabilidades “compartidas”, y en el caso de éstas últimas, acerca de cómo serían efectivamente “compartidas”; en términos más generales, la distribución de responsabilidades y competencias entre los gobiernos locales y el gobierno nacional y sus diferentes entidades, y sus implicaciones financieras, en general permanece confusa.
* Tomado del artículo de Adolfo Acevedo “Hacia una mayor sostenibilidad y suficiencia de las Finanzas Municipales”, Avanzando hacia la descentralización fiscal, Bases para una Posición de AMUNIC.

30 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Sin embargo, lo cierto es que el proceso de descentralización ha implicado hasta ahora la transferencia hacia las municipalidades de un conjunto numeroso y más o menos complejo de competencias y responsabilidades, adicionales a las que históricamente venían desempeñando, las cuales requieren, para su cumplimento por parte de las municipalidades, de las apropiadas capacidades institucionales, técnicas y administrativas; y ciertamente, requieren sobre todo de una adecuada capacidad económica y financiera, la cual debería ser “suficiente” para poder asumir estas nuevas responsabilidades. Hasta ahora, no obstante, la transferencia de responsabilidades y competencias hacia las municipalidades no ha sido acompañada por la definición de una Política Nacional y de un marco jurídico claro, que asegure la transferencia de capacidades, pero sobre todo de recursos, que la Constitución manda que deben ser “suficientes”, para que los municipios, en su conjunto, tanto los que poseen una mayor capacidad fiscal, como los que poseen una capacidad fiscal mínima, puedan cumplir al menos con un listado o canasta “básica” de competencias. El proceso de descentralización de competencias y responsabilidades necesita ser acompañado de un esquema de descentralización fiscal que garantice la suficiencia financiera mínima de los niveles subnacionales de gobierno (equidad vertical) y compense las disparidades en las capacidades de ingreso y gasto de los gobiernos subnacionales (equidad horizontal). La descentralización fiscal está asociada a la modernización de los sistemas de financiamiento de las municipalidades. Los nuevos esquemas debería incluir como elementos básicos, la revisión de los sistemas tributarios, para fortalecer los ingresos municipales, así como la adopción de regímenes de transferencias congruentes con la autonomía municipal consagrada en la constitución. La descentralización fiscal es un proceso que abarca, la devolución de funciones o responsabilidades fiscales desde niveles nacionales hacia niveles subnacionales de gobierno, incluyendo la transferencia de facultades recaudatorias y la determinación de las formas de financiamiento de éstos niveles subnacionales y sus nuevas responsabilidades, pasando por la coordinación entre niveles nacionales, departamentales y locales para cumplir las responsabilidades compartidas.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 31

Esto implica, desde el punto de vista del análisis económico, responder a una serie de interrogantes, entre otras: ¿Qué tipos de gasto deben ser asignados a los diferentes niveles de gobierno (asignación de gasto)? ¿Qué tipos de ingresos y qué proporciones de ciertos impuestos deben ser asignadas a los diversos niveles de gobierno (asignación de ingresos)?; ¿Cómo deben ser utilizados las transferencias intergubernamentales y el ingreso compartido para llenar la brecha entre los gastos e ingresos de los niveles subnacionales y proporcionar los incentivos correctos a los gobiernos subnacionales?; ¿Qué nivel debe poder financiar su gasto pidiendo prestado a las fuentes domésticas o externas, privadas o públicas?; ¿Cómo deben armonizarse las regulaciones entre los varios niveles de gobierno? Parte del consenso básico alcanzado por los economistas convencionales, hasta ahora, al respecto, puede resumirse así: * Debe buscarse el máximo grado de descentralización en la gestión y financiamiento de la provisión de los bienes públicos que tengan características locales, en el sentido de afectar a la población asentada en un determinado sitio. Deberán ser responsabilidad del gobierno central aquellos servicios y actividades que, por su naturaleza (externalidades, indivisibilidades, orden jurídico), no pueden ser prestados a nivel subnacional. En la práctica, existen muchos casos donde la solución polar no es sencilla, y existen distintas tonalidades que dan lugar a arreglos institucionales en los cuales la historia de cada país influye. A su vez, los impuestos que tienen una baja fluctuación como aquellos sobre todo tipo de propiedades, consumos inelásticos (combustible, tabaco, alcohol), deberán tener una base local. Sin embargo, precisamente por su inelasticidad y facilidad de recaudación, el gobierno central, en Nicaragua ha desarrollado una elevada dependencia de éstos impuestos. Esta es otra distorsión del diseño tributario vigente.

32 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

* Transferencias. Existen dos justificaciones posibles para las transferencias fiscales hacia los gobiernos locales: la existencia potencial de desequilibrios verticales, y la necesidad de permitir la equidad horizontal compensando la debilidad de base tributaria para igualar el acceso de los ciudadanos, independientemente de la localidad en que residan, a un conjunto de servicios homogéneos básicos, implican la necesidad de transferencias entre los distintos niveles de gobierno. Se crea un “desequilibrio o brecha vertical” cuando se transfieren legislativamente a los Municipios nuevas responsabilidades y competencias, surgiendo entonces una brecha fiscal significativa entre el costo per cápita del conjunto los bienes y servicios públicos que el Municipio debe proveer por Ley a los ciudadanos, y su base de ingresos. La inequidad o brecha “horizontal” se deriva de la elevada desigualdad en el potencial de recaudación fiscal de los diferentes municipios, lo que impide a gran parte de ellos prestar a sus habitantes la misma cantidad básica de servicios municipales. La búsqueda de la equidad horizontal mediante transferencias fiscales, que tiende a equiparar los ingresos per cápita entre los municipios, se orienta a lograr que todos los ciudadanos, independientemente del municipio donde vivan, tengan acceso al menos a la misma “canasta básica” de bienes y servicios. Por su naturaleza las transferencias no deben ser cíclicas, y en general no deberían vincularse a determinantes cíclicos, como es el caso de la base tributaria o recaudación o cualquier otro rubro con fuerte incidencia del ciclo económico. Es por ello que algunos sostienen que es conveniente desligar el monto global de las transferencias a las entidades territoriales, de los ingresos corrientes de la Nación. Este mecanismo tiene el inconveniente, desde el punto de vista de las entidades territoriales, de generar una inestabilidad en sus recursos asociados a las fluctuaciones en los ingresos corrientes. Por ello, diversos analistas recomiendan que las transferencias a las entidades territoriales no se fijen en función ni de ingresos ni de gastos nacionales, sino que en función de reconocer el costo de prestación de los servicios descentralizados.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 33

I.c.- La participación ciudadana “Participación Ciudadana” es el proceso de involucramiento de los actores sociales de forma individual y colectiva en la gestión pública, con la finalidad de incidir y participar en la toma de decisiones y la gestión de políticas públicas en todos los niveles territoriales e institucionales para lograr el desarrollo humano sostenible, en corresponsabilidad con el Estado. ¿Qué significa participación ciudadana? PARTICIPAR significa "intervenir con poder de decisión”; es decir, sólo se participa si se tiene la capacidad de influir en una decisión importante para la vida de la comunidad. En este sentido, la participación ciudadana debe ser entendida como un proceso amplio y abierto en la toma de las principales decisiones de interés común, que busca aportar en la creación de nuevas condiciones (sociales, políticas, económicas) para la población o modificar las existentes, mejorándolas. El abogado costarricense Rafael González Ballar la define como: "un proceso gradual mediante el cual se integra al ciudadano en forma individual o participando en forma colectiva, en la definición de propuestas y en la toma de decisiones, la fiscalización, control y ejecución de las acciones en los asuntos públicos y privados, que lo afectan en lo político, económico, social y ambiental para permitirle su pleno desarrollo como ser humano y el de la comunidad en que se desenvuelve." Importancia de la participación ciudadana A medida que se incrementa la participación ciudadana el ejercicio del poder se legitima a través del consenso social y se incrementan la posibilidades de concretar las aspiraciones de los diferentes sectores sociales. Puede decirse que la realización progresiva de los derechos humanos y ciudadanos, está en relación directamente proporcional al aumento de la calidad de la participación ciudadana. Sin embargo, prevalece en nuestra sociedad una marcada exclusión de la mayoría poblacional respecto a la toma de decisiones sobre los asuntos públicos; de manera que, el consenso se reduce a minorías no siempre representativas de la pluralidad de intereses sociales.

34 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Una de las razones primarias para tal marginación, se desprende de la ausencia de información accesible y oportuna sobre las posibilidades de nuestro marco jurídico en cuanto al reconocimiento formal de espacios de participación. Por lo tanto, la presencia del ciudadano en las decisiones que le afectan, tanto individual como colectivamente, precisa de un adecuado funcionamiento de instancias que faciliten el acceso y la conformación no excluyente de centros de decisión a partir del nivel local; y que, en última instancia, sean capaces de incidir sobre las decisiones que exceden el ámbito del Estado-Nación. Podemos decir que la Participación es un proceso de generación de conciencia crítica y propositiva en el ciudadano. La participación no es realmente efectiva mientras no vaya modificando y ampliando las relaciones de poder para garantizar la mejoría sostenible de las condiciones de vida de la sociedad. Espacios de participación Podemos establecer tres campos de acción: Participación Privada: es la que realizamos a nivel personal, en cuanto a cumplir nuestros deberes y responsabilidades, tales como el pago de impuestos, el respeto de las leyes, el contar con un empleo para participar de la vida económica, entre otras. Participación Social: Es la que realizamos ya sea en nuestro ámbito geográfico o funcional inmediato, en búsqueda de mejorar las condiciones de vida de nuestra familia y comunidad. Ejemplo: nuestra participación en Asociaciones de Vecinos, Sindicatos, Grupos Ecológicos, Sociedad de Padres de Familia, Colegios de Profesionales, etc. Participación Política: es la que realizamos cuando directamente o a través de nuestros representantes, buscamos los canales institucionales del Estado para lograr decisiones gubernamentales encaminadas a mejorar nuestra calidad de vida. Obviamente que la trascendencia de la participación política es la que podría permitir la más amplia influencia del ciudadano en los asuntos públicos. Pero como se señaló antes, en realidad la participación es una sola y se constituye a partir de nuestra actuación en los tres campos de acción.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 35

La participación en las leyes En el ordenamiento jurídico, pueden identificarse derechos, deberes y mecanismos relacionados con la presencia ciudadana en lo público; de igual forma, en ocasiones también encontraremos restricciones expresas a esta participación. Como Derecho: es la facultad de involucrarnos en el quehacer social para influir en nuestro devenir. Como Deber: es la responsabilidad de participar en los asuntos públicos. Como Mecanismo: es el instrumento mediante el cual podemos ejercer nuestros derechos y deberes. Los niveles de participación: 1. Información: La población tiene derecho a ser informada sobre los asuntos públicos, de lo contrario, no podría comprometerse efectivamente si no conoce sobre el tejido público de su comunidad local, regional o nacional. 2. Consulta: Es el derecho a ser consultados, que tenemos todos aquellos que podemos resultar afectados, directa o indirectamente, por una decisión del Gobierno. 3. Decisión: Es el derecho de participar en la formación final de la voluntad que determinará un curso de acción específico. Generalmente este nivel de profundidad lo debería ejercer la autoridad, previa información y consulta a la ciudadanía afectada. Sin embargo, para decisiones de mayor magnitud, es conveniente, que el gran decisor sea la población. 4. Control: Es el derecho de los ciudadanos a ejercer acciones de fiscalización social sobre la gestión pública. Una vez tomada la decisión, se requieren mecanismos que permitan la verificación del cumplimiento de la decisión adoptada. 5. Ejecución: Este ámbito merece un delicado análisis, ya que si es la culminación de un proceso concertado es un salto cualitativo importante en la plenitud de la participación. En cambio, si la ejecución se refiere a proyectos o decisiones no tamizadas debidamente por la opinión ciudadana, en este caso, podría tratarse más de una seudo-participación, ya sea, a causa de un manejo clientelar de los grupos sociales, o bien, de la cooptación de su autonomía organizativa.

36 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Las etapas de la participación Se pueden distinguir hasta tres etapas en el proceso de la participación ciudadana en la toma de decisiones: Elaboración de la Propuesta: es la etapa en la cual se reconoce que cualquier ciudadano(a) o grupo de ciudadanos, tiene la capacidad de elaborar y presentar una propuesta a las instancias y autoridades respectivas. Deliberación o Discusión del contenido de la Propuesta: en esta etapa en la que todos los interesados analizan si la propuesta es viable o no, y se recogen los nuevos aportes. Decisión sobre la Propuesta: ésta consiste en la aprobación o desaprobación de la propuesta, es la toma de la decisión propiamente dicha por la mayoría de los ciudadanos miembros de una comunidad a través de sus legítimos representantes. Toda decisión tomada por las autoridades competentes en contradicción con la voluntad de la población es fuente de ilegitimidad, en consecuencia, las decisiones participativas apoyan la legitimidad de las autoridades. Si se cumplen estos pasos habremos garantizado, democráticamente, que la decisión así tomada responda a un consenso mayoritario de la población, haciendo que las reglas de convivencia social sean más duraderas. La presencia de los ciudadanos en los asuntos públicos es una condición necesaria para alcanzar la gobernabilidad democrática.

Toda decisión tomada por las autoridades competentes en contradicción con la voluntad de la población es fuente de ilegitimidad,

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 37

La presencia de los ciudadanos en los asuntos públicos es una condición necesaria para alcanzar la gobernabilidad democrática.

Los Ámbitos Geográficos de la participación: Atendiendo a la división territorial de nuestro país, podemos encontrar los principales niveles o ámbitos geográficos: Nivel Local o de Base: Es el espacio inmediato del ciudadano, es decir: el caserío, el barrio, y la comarca, que se llaman también microregiones. Nivel Municipal: Es el espacio referido al término geográfico-político que corresponde al Municipio. El Concejo Municipal, presidido por el Alcalde, es el organismo máximo de gobierno, y se conforma mediante elección popular. Nivel Departamental: Es la unidad geográfica que aglutina a un conjunto de municipios determinado. En Nicaragua no existe una autoridad departamental, aunque los mecanismos propuestos en la Visión de Nación concertada en el 2001 proponen la formación de un Consejo de Desarrollo Departamental integrado por las autoridades electas en el Departamento, estas son los diputados, alcaldes y concejales. Nivel Nacional: Es la totalidad del país, donde la máxima autoridad es el presidente de la República, cabeza del Poder Ejecutivo que ejerce el Gobierno Nacional; la representación ciudadana se elige en la Asamblea Nacional integrada por 90 diputados electos, 20 de carácter nacional y 70 como representantes departamentales. Nivel Supranacional: Aquí nos referimos al ámbito de la comunidad internacional, donde ya se van abriendo espacios para la participación de la sociedad civil, espacios en los que Nicaragua ha tenido presencia con delegaciones mixtas integradas por representantes oficiales y de la sociedad civil; en este sentido, la participación ciudadana a través del CONADES ha sido mencionada como ejemplo mundial a ser tomado en cuenta por otros países.

38 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Mecanismos de participación ciudadana en Nicaragua La Política Nacional de Participación Ciudadana establece los siguientes principios: Universalidad. Garantizar que la política de participación ciudadana sea patrimonio de todos y cada uno de los pobladores del territorio nacional, por lo que facilitará la apertura de espacios para la participación, asegurando su acceso a toda la ciudadanía. Pluralidad. Asumir la diversidad de valores, opiniones y prácticas de la ciudadanía y el respeto a las mismas por parte de los funcionarios públicos. Equidad. Procurar el acceso de las y los ciudadanos a recursos y procesos de toma de decisiones de carácter público, garantizando el respeto de sus diferencias y equiparando las condiciones de participación de cada uno de ellos. Eficiencia y eficacia. Optimizar los recursos disponibles para una mayor satisfacción de las demanda y necesidades sociales, asegurando el cumplimiento efectivo de los planes y programas. Transparencia. Contribuir de manera efectiva a que los gobernantes actúen informando y rindiendo cuentas en el manejo de la cosa pública. Institucionalidad. Promover que la administración pública, en todas sus niveles, involucre a la ciudadanía en su gestión definiendo mecanismos participativos permanentes. Instrumentos de participación ciudadana establecidos en la Constitución Política y otras leyes: a. Cabildos Abiertos municipales. b. Los Comités de Desarrollo Municipal. c. Petición y denuncia.

Transparencia. Contribuir de manera efectiva a que los gobernantes actúen informando y rindiendo cuentas en el manejo de la cosa pública.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 39

I.d.- ¿Qué es la planificación estratégica? La Planificación Estratégica es una poderosa herramienta de diagnóstico, análisis, reflexión, concertación y toma de decisiones colectivas; se usa para definir el quehacer actual y al camino que deben recorrer en el futuro las organizaciones e instituciones, tanto públicas como privadas, para adecuarse a los cambios y a las demandas que les impone el entorno y lograr el máximo de eficiencia y calidad de sus acciones. ¿Qué es planificación? Planificar es prever y decidir hoy las acciones que nos pueden llevar desde el presente hasta un futuro deseable. No se trata de hacer predicciones acerca del futuro sino de tomar las decisiones pertinentes para que ese futuro ocurra. La planificación estratégica debe ser entendida como un proceso participativo, que no va a resolver todas las incertidumbres, pero que permitirá identificar una serie de propósitos y plazos para actuar conscientemente en hacerlos realidad. La convicción en torno a que el futuro deseado es posible, permite la definición de intereses comunes entre todos los involucrados en el proceso de cambio, lo que resulta ser un requisito básico para alcanzar las metas propuestas. El proceso de planificación así entendido, debe comprometer a la mayoría de los miembros de una organización, ya que su legitimidad y el grado de compromiso que convoque al conjunto de los actores dependerá en gran medida del nivel de participación con que se implemente. ¿Qué es una estrategia? Históricamente el concepto de estrategia ha estado ligado a la dirección de operaciones militares destinadas a lograr objetivos preestablecidos. Obviamente en este caso se la relaciona con un conjunto de decisiones y criterios por los cuales una organización se orienta hacia la obtención de determinados objetivos. El concepto de estrategia que se asume en esta guía, involucra el propósito general de una organización y establece un marco conceptual básico por medio del cual, ésta se transforma y se adapta al medio en que se encuentra, usualmente afectado por rápidos y continuos cambios que pueden preverse y cuyas consecuencias pueden ser administradas evitando posibles crisis.

40 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

¿Qué es entonces Planificación Estratégica? El concepto de planificación estratégica está referido principalmente a la capacidad de observación y anticipación frente a desafíos y oportunidades que se generan, tanto de las condiciones externas a una organización, como de su realidad interna. Como ambas fuentes de cambio son dinámicas, este proceso es también dinámico. La planificación estratégica no es una lista de acciones y programas, detallados en costos y tiempos, sino que involucra la capacidad de determinar un objetivo, asociar recursos y acciones destinados a acercarse a él y examinar los resultados y las consecuencias de esas decisiones, teniendo como referencia el logro de metas predefinidas en un proceso de concertación. Entoces podemos decir que la planificación estratégica es el proceso que nos permite concertar objetivos comunes y juntar esfuerzos para garantizar las acciones destinadas a alcanzarlos. ¿Qué es concertar? Concertar es soñar juntos sobre los acuerdos necesarios para lograr el interés común. Así que concertar no es sólo negociar, porque en los procesos de concertación nadie renuncia a sus principios y posiciones, sino que se parte de las potencialidades de cada quien para elaborar una propuesta común, tal vez cediendo y retrocediendo un poco, pero sobre todo compartiendo ideales y propósitos de cambio común. En este sentido concertar es partir de lo que estamos de acuerdo y de lo que no estamos de acuerdo en una búsqueda conjunta para construir una propuesta de sociedad justa e igualitaria donde los acuerdos se basen en el respeto de los demás y sus valores. Es así que la concertación es fundamental para la democracia y la participación. En el territorio la concertación la harán las entidades públicas y privadas, las organizaciones locales y gremiales, los miembros de la sociedad civil o sus organizaciones en conjunto con el Gobierno Municipal. Para lograr acuerdos de concertación se necesita claridad y transparencia en la finalidad y el objetivo de la concertación, en este caso la planificación estratégica para el desarrollo del departamento, del municipio, del individuo y de la Nación.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 41

En todo proceso de concertación se requiere que todos los y las participantes tengamos igualdad y equidad en nuestra participación en el proceso.

Para hacer efectiva la concertación se requiere información, o sea, herramientas metodológicas, experiencias y documentos que permitan conocer el contexto del proceso de concertación (proyectos, estudios, diagnósticos, etc.). Además se requiere la comunicación, comenzando por un lenguaje común que permita entendernos, este lenguaje no es sólo el idioma, se trata de estar de acuerdo sobre los mecanismos y procedimientos, las metodologías, conceptos y criterios básicos para poder definir planes de acción. También se necesita una organización social de los actores involucrados en el proceso de desarrollo. En todo proceso de concertación se requiere que todos los y las participantes tengamos igualdad y equidad en nuestra participación en el proceso; para ello debemos definir espacios y escenarios concretos y legitimados colectivamente para desarrollar la concertación de nuestro plan estratégico. También se necesita la voluntad política de cada una de las partes o actores involucrados para asumir sus responsabilidades y compromisos. Y, por último, que estemos de acuerdo sobre los mecanismos de supervisión o auditoría que estableceremos de forma conjunta sobre el proceso, sus resultados y el desempeño de cada quien. Si entendemos así la concertación, ésta se convertirá en la herramienta fundamental e indispensable para todas y cada una de las etapas y acciones conjuntas de nuestro desarrollo y no sólo de nuestro proceso de planificación. Es importante concertar en los diagnósticos participativos, en la planificación participativa, en la ejecución, evaluación y seguimiento de nuestros planes de desarrollo. La concertación es la base de la convivencia pacífica, la democracia y la gobernabilidad pues es un proceso participativo destinado a establecer acuerdos comunes sobre todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida.

42 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

La planificación estratégica Con todo lo anterior, podemos comenzar a definir la planificación estratégica como un proceso y un instrumento. Es un proceso que nos permite imaginar el futuro que podemos construir a partir de una propuesta diseñada entre todos y todas desde nuestro presente. Significa que partimos de identificar los recursos y los elementos disponibles ahora y mañana para proponer y construir entre todos y todas la sociedad que queremos. Por ser un proceso que pretende influir positivamente en la vida de un colectivo, de un grupo social, de un territorio o de un país, debe partir necesariamente de la concertación de intereses, motivaciones, expectativas y acuerdos mínimos que permitan un desarrollo de propuestas en un tiempo y espacio definidos y que posibiliten hacer realidad una sociedad sostenible. Es un instrumento, porque constituye un marco conceptual de metas, objetivos, acciones, productos y resultados que orienta la toma de decisiones encaminada a implementar los cambios que se hagan necesarios. En ningún caso es un recetario, ni constituye la solución a todos los problemas o preocupaciones de una institución, organización o grupo social. Sin embargo podemos describir el proceso de planificación estratégica como el desarrollo de una visión para el futuro de la organización, institución o grupo social. En principio esta visión de futuro debe contemplar dos aspectos: Describir lo que la organización debería ser en el futuro, usualmente dentro de los próximos dos a cien años. Esto implica identificar cuál es la misión, el tipo de administración ideal, los recursos necesarios, etc. Determinar cómo se logrará que la organización alcance ese futuro deseado. Esto implica identificar qué debe hacer cada persona, cada organización y cada sector para que juntos podamos construir el futuro deseado La planificación estratégica se convierte, de este modo, en una guía sobre el camino que se estime más apropiado para la institución, el gremio, el territorio o el país que realice este proceso.

Por ser un proceso que pretende influir en la vida de un colectivo, de un grupo social, de un territorio o de un país, debe partir necesariamente de la concertación de intereses....

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 43

Una de las funciones de la planificación estratégica como instrumento de concertación es hacer un balance entre tres tipos de fuerzas, que responden a su vez a distintas preguntas: La misión de la organización: ¿Cuál es el sentido de la existencia del servicio, grupo o institución? Las oportunidades y amenazas que enfrenta la organización y que provienen del medio externo: ¿Cuáles serán las demandas que nos planteará el entorno? ¿Qué tipo de dificultades y obstáculos pueden entorpecer nuestra capacidad de respuesta? Las fortalezas y debilidades a lo interno de la organización: ¿Qué es lo que somos capaces de hacer? ¿Qué elementos de nuestra estructura interna podrían mostrarse inadecuados a la hora de una mayor exigencia? Si no hay suficiente coincidencia entre la misión de la organización, sus capacidades y las demandas del entorno, entonces estaremos frente a una organización que desconoce su realidad. Por el contrario, un claro sentido de nuestra misión, permite guiar las decisiones sobre qué oportunidades y amenazas considerar, y cuales desechar. Un efectivo plan estratégico ayuda a balancear estas tres fuerzas, a reconocer potencialidades y limitaciones, a aprovechar los desafíos y a encarar los riesgos. La concertación en la planificación estratégica La Constitución de la República de Nicaragua establece los principios de participación y democracia participativa; para hacer efectivos esos principios, los mecanismos de concertación social han demostrado ser los más adecuados para superar situaciones que involucran distintos actores con intereses encontrados sin generar inequidades ni futuros conflictos. En este contexto la planificación estratégica es, fundamentalmente, un proceso de concertación para la acción, una concertación para construir un nuevo y mejor futuro, por lo que la concertación se convierte en una herramienta, no en la única, importante para la planificación estratégica, a la vez que es su garantía de éxito.

44 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

En nuestra planificación estratégica, el proceso de concertación tiene como finalidades: Promover un desarrollo integral y sostenible que responda realmente a la proyección individual, familiar, sectorial y territorial del trabajo, la empresa, el barrio, la comarca, el municipio, el departamento y el país que deseamos. Viabilizar las estrategias, planes, programas y proyectos de desarrollo local, nacional e internacional tanto aquellos en los que participamos de forma consciente, como actores con capacidad de incidir en la toma de decisiones, como en los que participamos de forma inconsciente, como sujetos involucrados sin ser tomados en cuenta. En muchos casos los grupos marginados y los países po bres participamos en procesos de los que no tenemos cons ciencia o en los que no tenemos voz ni voto, pero que nos afectan directamente, esos son los procesos externos, los que debemos conocer para que podamos prever su compor tamiento de manera que podamos prevenir, mitigar y hasta reorientar su impacto de manera que no entorpezcan nues tro camino al desarrollo. Lograr acuerdos mínimos en aspectos conceptuales y metodológicos, pero también sobre mecanismos y procedimientos para construir el bien común. Optimizar los recursos que dispone cada institución, organización, sector y territorio. Aumentar el impacto de las acciones individuales y colectivas a partir de los acuerdos sobre las necesidades reales y los recursos disponibles. Cumplir el precepto fundamental del respeto al otro en la búsqueda de la dignificación del individuo, desde la superación de las barreras de exclusión y discriminación en los espacios sociales que iremos legitimando.

.

En nuestra planificación estratégica, el proceso de concertación tiene como finalidades: Promover un desarrollo integral y sostenible y viabilizar las estrategias, planes, programas y proyectos de desarrollo local, nacional e internacional

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 45

“Planificar es primero que todo concertar, ponernos de acuerdo y para ello debemos relacionarnos, conocernos y respetarnos; si no nos conocemos y no nos respetamos, no podemos ponernos de acuerdo, no podemos concertar y no podemos planificar”.

Con estas finalidades, la concertación, garantiza: La defensa y reivindicación de las herramientas legales y jurídicas ofrecidas por el renovado marco jurídico e institucional. El fortalecimiento de las organizaciones, gremios, sectores, municipios, territorios y la Nación en general. La superación de celos y rivalidades institucionales a fin de lograr la efectividad en la ejecución de propuestas. El cambio de actitud de los distintos sectores frente a las propuestas de desarrollo con participación social, permitiendo superar esquemas paternalistas y promover la autogestión y la autodeterminación de los grupos y sectores sociales del país. Mayor eficacia y eficiencia en el uso de los recursos. La corresponsabilidad y la pertenencia frente a las propuestas y espacios en los que se ha contado con la participación directa de los actores en todas las etapas del proceso de desarrollo. Que el Estado y sus instituciones orienten sus planes, programas y proyectos a mejorar la calidad de vida de la población. La actuación intencionada y permanente de las instancias locales y sectoriales para incidir en propuestas globales de desarrollo nacional e internacional. Una mayor conciencia colectiva en la definición, gestión, ejecución y seguimiento de las propuestas de desarrollo. La racionalización de la acción institucional para mejorar la cobertura territorial y sectorial de los planes, programas y proyectos tanto públicos como privados. La identificación de espacios físicos e institucionales descubiertos por las propuestas de desarrollo, los planes, programas y proyectos públicos y privados.

¿Qué es la planificación estratégica participativa? “Planificar es primero que todo concertar, ponernos de acuerdo y para ello debemos relacionarnos, conocernos y respetarnos; si no nos conocemos y no nos respetamos, no podemos ponernos de acuerdo, no podemos concertar y no podemos planificar”.

46 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Entonces, la planificación consiste en ponernos de acuerdo sobre un futuro que vamos a construir juntos, en tantos años, en cuatro, cinco, diez, quince o treinta años, es cosa de nosotros decidir el plazo. Ahora, la planificación estratégica es más que eso, porque debemos ponernos de acuerdo sobre el futuro que vamos a construir en tantos años, pero sin poner en peligro nuestro futuro después de ese plazo, todo lo contrario, debe servir para desarrollar nuevas capacidades de acuerdo a nuestra realidad social, económica, cultural y territorial. Alcanzado el plazo de un proceso de planificación se procede a un nuevo proceso en el que tendremos diferentes capacidades y realidades, de esta manera la planeación se puede entender como un proceso de mejora, ya que, bien encaminada, permite ir logrando avances sucesivos. Hay varios enfoques de planeación, pero uno merece especial atención en el ámbito de las organizaciones locales: la planeación participativa. Planear en forma participativa significa involucrar a todos los niveles de la organización en las diferentes etapas de la planeación (diagnóstico, formulación, instrumentación y evaluación). De esta manera, se logra el compromiso colectivo y se augura un verdadero cambio que impacte favorablemente a la organización. La planeación llevada a cabo por expertos o sólo por las altas autoridades (planeación normativa) impide alcanzar el aprendizaje social y no pasa de ser un esfuerzo para justificar decisiones, pero no logra verdaderas transformaciones sociales. La planeación participativa es un proceso que, de llevarlo adelante adecuadamente, se puede constituir en un mecanismo efectivo de mejora contínua en la organización; requiere de la participación de consultores de procesos que faciliten y guíen a la comunidad en el diseño, seguimiento y evaluación de planes y proyectos, pero sobretodo requiere de la voluntad de las autoridades para permitir una forma menos vertical de impulsar los cambios y adaptaciones que en la organización, la sociedad y la Nación se requieren.

La planificación estratégica es más que eso, porque debemos ponernos de acuerdo sobre el futuro que vamos a construir en tantos años, pero sin poner en peligro nuestro futuro después de ese plazo,

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 47

I.e.- ¿Qué son los comités de desarrollo local? Los comités de desarrollo local son grupos de trabajo que ayudan a las autoridades a cumplir sus funciones, no son estructuras de las instituciones, sino que son instancias de apoyo para la concertación. En su mayoría son comités de desarrollo municipales en los que se juntan diferentes iniciativas y representantes del Gobierno, de la Cooperación y de la sociedad para coordinar acciones y para planificar el desarrollo del municipio. También existen comités de desarrollo comarcales y departamentales, pero no están amparados jurídicamente como los comités de desarrollo municipal, pero dado su desarrollo en esta guía nos referiremos a los comités de desarrollo local, sean comarcales, municipales, departamentales o regionales. Los comités de desarrollo, por definición son instancias de apoyo, por lo que no pueden actuar al libre albedrío sino que deben fortalecer a los gobiernos al mismo tiempo que fortalecen la gestión y la organización locales y contribuyen efectivamente a que la labor realizada en los territorios responda a una lógica que beneficie a la ciudadanía. A su vez, deben propiciar el encuentro entre los diversos municipios que forman parte de una región. ¿Para qué son los comités de desarrollo local? Los comités de desarrollo local son importantes para: - Asesorar a las autoridades locales en el desarrollo del territorio. - Garantizar una visión estratégica integral de desarrollo. - Involucrar a la población y los líderes locales en la gestión. - Colaborar con la municipalidad en la gestión de financiamiento. - Promover la acción conjunta, coordinada y coherente. - Promover consensos sobre prioridades de acción. - Analizar y comentar las políticas de Estado en el territorio. - Concertar normas, regulaciones e incentivos para el desarrollo. Estos comités no deben politizarse ni ser manipulados en función de intereses particulares. Los integrantes deberían acopiar, analizar y hacer recomendaciones a los distintos proyectos o iniciativas de obras en los barrios y comunidades para así lograr que se ejecuten acciones en el marco del plan estratégico.

48 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Sus integrantes. Los comités de desarrollo local deben incorporar a las distintas instituciones del Estado presentes en el territorio (el MECD, MINSA, INTA, etc.), las organizaciones de la sociedad, los líderes comarcales, los líderes micro regionales y los líderes religiosos, juveniles, de género, de niñez, gremiales y demás. Dentro de las organizaciones tenemos las ONGs, las Financieras de Desarrollo Social o de beneficio social y las asociaciones de comercio y agropecuarias, las de la industria, deporte y cultura y las de los discapacitados, además de las instituciones de la banca y empresa privada. El comité de desarrollo deberá integrar un cuerpo de asesores para que les guíen; a las ONGs para que les apoyen con el financiamiento; a las instituciones centralizadas y descentralizadas, pues ellas tienen funciones en el territorio; a los líderes gremiales y territoriales pues ellos movilizan a la población; a representantes de los centros educativos, que son los responsables de forjar a niños y jóvenes para que lo hagan con una visión estratégica propia; a representantes de las empresas privadas, quienes son el soporte de la economía local: a las iglesias, porque tienen una función de guía y también movilizan recursos. El Comité es una manera de integrar a toda la sociedad en la tarea del desarrollo. La sociedad civil deberá tener una participación activa en el comité de desarrollo local. Las instituciones de gobierno y los organismos no gubernamentales tienen que estar allí como actores vivos del municipio para que se les dé participación, para que ese comité sea democrático. Quienes realmente le dan fuerza a un comité de desarrollo local son todos los actores. Las acciones aisladas son un verdadero problema, pues la búsqueda de protagonismo, nos aleja de la unidad para responder a nuestras necesidades. No se trata sólo de identificar un plan de desarrollo, se trata de cohesionar todas las acciones para armonizar los impulsos, el reto es hacerlos uno solo y poder integrar realmente un comité de desarrollo local que represente todos los intereses locales y que propicie verdaderos procesos de concertación.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 49

Función de las instancias de desarrollo local. Unificación de los esfuerzos tanto humanos como económicos. La primera función del Comité de Desarrollo es coordinar, tiene que coordinar a la sociedad, porque si no existe coordinación, si no existe liderazgo, si no existe dirección, si no existe control, entonces estamos mal. Además deberá supervisar, vigilar para que se cumpla con el plan de desarrollo local establecido para los cuatro años de gobierno que tienen los alcaldes y los concejales y los cinco que tienen el Ejecutivo y el Legislativo. Velar por una buena administración de la cosa pública, porque los gobernantes, son administradores, son servidores públicos y no se pueden servir ellos mismos, tienen que servirle a la comunidad que para tal fueron electos. Y también tienen que ser transparentes, honrados, democráticos, para que la gente crea en ellos, que sean creíbles, que tengan responsabilidad. Deben gestionar apoyo técnico y desarrollar capacidades locales para modernizar la agricultura, fomentar la industria, dar protección al medio ambiente, enseñar a nuestra sociedad a explotar nuestros recursos sin dañar el medio ambiente, apoyar el ecoturismo y otras actividades que permitan diversificar la economía. Deben definir una estrategia de educación que permita preparar los recursos humanos que se necesitan actualmente y los que se prevean necesarios en las distintas etapas de su plan de desarrollo estratégico local. Velar por el desarrollo integral de las comunidades y los sectores del municipio y del departamento, apoyar la creación de fuentes de empleo, gestionar los recursos económicos para desarrollar proyectos sociales, turísticos, agropecuarios e industriales. Deben preocuparse por la infraestructura, el transporte, las comunicaciones y el suministro de energía, además de establecer relaciones con otros territorios y facilitar la interacción entre los diferentes agentes sociales, políticos y económicos locales. Así, juntos y analizando las potencialidades, capacidades y necesidades locales deben impulsar procesos de concertación local y con instancias nacionales e internacionales para lograr el desarrollo de acciones conjuntas que permitan definir y poner en práctica una relación sostenible entre el territorio y su población.

50 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Segunda sección. Propuestas nacionales

Introducción Los esfuerzos dirigidos a fortalecer las capacidades para el desarrollo local se encuentran con dificultades por la falta de comprensión de la nueva institucionalidad local, el Gobierno Municipal, que tiene un doble papel en el desarrollo de los municipios. Como Alcaldía es una institución compleja que debe realizar obras, cobrar impuestos, administrar recursos municipales, o sea que es una institución administrativa. Como Concejo Municipal, la máxima autoridad del Gobierno Municipal, debe establecer normas municipales conocidas como ordenanzas y bandos; debe favorecer y promover el desarrollo económico, político y social del municipio y debe organizar a su población y coordinar el quehacer de las instituciones presentes. Muchas instituciones que actúan en los municipios no han asimilado esta nueva realidad, algunos se relacionan sólo con las alcaldías y tratan de fortalecer esta institución perfeccionando su función administrativa, o sea, apoyando sus capacidades institucionales de catastro, recaudación y prestación de servicios. Otros apuntan más a su rol de gobierno local y tratan de fortalecer su legitimidad, consultas ciudadanas, actividad normativa y de planificación del desarrollo. Por ello, encontramos instituciones que convocan en los municipios instancias ajenas al Gobierno Municipal, pero que están diseñadas para realizar acciones de planificación y coordinación locales, la gran mayoría con una orientación sectorial como las comisiones que organizan algunos ministerios del Ejecutivo. Sin embargo, la tendencia actual es que estas instancias se vinculen cada vez más con los gobiernos municipales.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 51

En algunas alcaldías existe confusión entre la función administrativa y aquella de Gobierno, sobre todo cuando, amparados en su autoridad, concentran esfuerzos en su papel de administradores y llegan a pretender que los proyectos que benefician al municipio sean administrados por la Alcaldía, convirtiéndolas en entidades centralistas que se dedican a ejecutar acciones descuidando sus funciones de Gobierno Municipal. Esta tendencia es mayor en las alcaldías más grandes donde las obras públicas son abundantes y la organización social es poca. Pero también se da en alcaldías pequeñas, ya que, en algunos casos, se desconfía de las estructuras de participación por no tener claras sus funciones y beneficios o por una percepción tradicional de las funciones institucionales, lo que provoca un distanciamiento de los sectores sociales y una mayor dedicación a las funciones administrativas, las que pueden ejercerse sin mayores vínculos con la sociedad del municipio; descuidándose las funciones de desarrollo. Objetivamente, los municipios que han optado por ejercer su rol de Gobierno Municipal apoyándose en comités de desarrollo han logrado establecer instancias participativas que apoyan su gestión y han visto una importante mejoría tanto en sus funciones administrativas como en sus funciones de Gobierno. En algunos casos, las instancias de participación se han limitado a la coordinación de capacidades para resolver problemas coyunturales como, por ejemplo, los efectos del Mitch. Este tipo de coordinación es un buen inicio para ceder espacios de responsabilidad a los actores institucionales y sociales del municipio; permiten racionalizar los recursos y ampliar tanto la cobertura como la eficiencia de los programas sociales. También son un mecanismo para que el Gobierno Municipal se entere de las capacidades que existen en las organizaciones sociales y en las instituciones que actúan en su territorio y pueda ayudar a orientar el quehacer de cada actor local desde una visión global del Municipio. En otros casos, las instancias de participación han sido convocadas por el Gobierno Municipal ante problemas estructurales como la escasez de agua, de manera que la gestión ciudadana apoye la solución de la problemática que todos viven en el municipio, pues su solución rebasa las capacidades de la Alcaldía.

52 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Recientemente, las instancias de participación se convocan para establecer planes de desarrollo municipal, de manera que no sólo se ocupan de problemas coyunturales y de servicios sociales, sino que trabajan en función de una mejor calidad de vida. En todos los casos se requiere de una apertura por parte del Gobierno Municipal para atraer a los actores locales e involucrarlos en las tareas que requiere el municipio para su bienestar; esto implica una conciencia clara del papel del Gobierno Municipal como animador, promotor y facilitador del desarrollo municipal. También es necesario que la ciudadanía esté clara de su corresponsabilidad en ese desarrollo. En todos los casos, las instancias de participación ayudan a la gestión del Gobierno Municipal, aunque, en casos aislados, algunas organizaciones sociales pretenden sustituir las funciones del Gobierno Municipal a través de las instancias de participación, lo que es una tendencia ilegítima, pues corresponde al Gobierno Municipal, por ley y por orden, dirigir y decidir sobre el futuro del municipio; el segundo artículo de nuestra Constitución establece que “El poder político lo ejerce el pueblo, por medio de sus representantes libremente elegidos por sufragio universal, igual, directo y secreto, sin que ninguna otra persona o reunión de personas pueda arrogarse este poder o representación”. El papel de las instancias de participación es fortalecer la representatividad de sus autoridades legítimamente electas, acercarlas a la población, complementar sus carencias y ayudarles a tomar decisiones acertadas para una eficaz conducción del destino del municipio y del país. Esto debe estar muy claro al convocar instancias de participación y al aceptar involucrarse en ellas, ya sea como autoridad de una institución pública, de un proyecto de desarrollo o de una ONG o como representante de una organización gremial o ciudadana. Desde la perspectiva nacional, las instancias de participación ciudadana se consignan en la Visión de Nación, concertada en el 2001, como espacios de diálogo y concertación que tienen como meta la colaboración entre los pobladores y el Gobierno Municipal para la toma de decisiones del municipio. Su integración se basa en la corresponsabilidad frente a la realización de los proyectos, el cumplimiento de los deberes de cada quien y el involucramiento activo en la gestión del desarrollo local, municipal, departamental y nacional.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 53

De esta manera se enriquece el sistema político con una ciudadanía activa, que además de defender sus propios intereses, estimula la representatividad de sus autoridades y mejora su gestión de cara al bien común. Con este espíritu y considerando tanto la tendencia cada vez más clara de respetar y fortalecer la autonomía municipal, como la necesidad de dar cumplimiento al mandato de los gobiernos municipales consignado en la Ley 40 y su reforma, la tendencia que prevalece en los diferentes municipios del país es establecer instancias de participación amplias e incluyentes que apoyen al Gobierno Municipal en la gran tarea del desarrollo. ¿Si hay un Concejo Municipal para qué un comité de desarrollo? Dentro de la propuesta realizada por INDES En base a entrevistas con AMUNIC, INIFOM, FISE, PRODEMU-DANIDA, PADCOUSAID, FAMU-GTZ, BANCO MUNDIAL, y la Red por la Democracia y el Desarrollo Local, que integra a diversos organismos de la sociedad civil como parte del resultado de un proceso de concertación y búsqueda de consensos, que se extendió por varios meses, se incluyó la definición de funciones del Concejo Municipal y del Comité de Desarrollo en el marco del proceso de participación ciudadana para la definición de planes de desarrollo municipal. a)El Concejo Municipal Como autoridad local electa de máximo nivel, es responsable por el gobierno y administración del municipio y es el principal res ponsable por la función de promover el desarrollo económico lo cal de manera integral. Para cumplir esta función, la cual requiere de altos niveles de cooperación, coordinación y concertación con todos los actores públicos y privados del municipio, el Concejo Municipal se apo yará en una plataforma de concertación, el Comité de Desarrollo Municipal (CDM), a la cual prestará todo su apoyo, y sus miem bros procurarán integrarse plenamente a sus trabajos, asumien do responsabilidades. Por facultad legal, los planes y programas para el desarrollo in tegral del municipio que resulten del proceso de concertación en tre los principales actores, en el seno del CDM, deberán ser so metidos a la aprobación del Concejo Municipal.

54 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Dicha aprobación, por parte del Concejo, debería tener ante to do el significado de un aval, un reconocimiento y un respaldo le gal y político de primer orden al proceso de concertación, para darle mayor fuerza e impulso. El Alcalde será el funcionario encargado de promover, motivar y lograr, con el mayor consenso y acuerdo de todos los actores, la constitución efectiva de esta estructura de cooperación y concer tación estratégica en aras del logro del desarrollo integral del mu nicipio. Esta será la instancia clave con vistas a promover un pro ceso de planeación y concertación estratégica, que involucre a todos los actores clave del municipio. Además, con el respaldo pleno del CDM y todos sus integrantes, el Alcalde podrá y deberá cumplir - con mayor efectividad y te niendo más peso detrás de él que si lo hiciera sin ése respaldo con su competencia de “promover la participación e inserción del municipio en todo proceso de planificación superior al municipal” (Ley de Municipios, Artículo 34). Las autoridades electas serán además responsables por asegu rar que las líneas, criterios y prioridades acordadas en el proce so de concertación y planificación estratégica alimenten, infor men y guíen el proceso de planificación propio de la Alcaldía, y que la parte de los compromisos que corresponderá asumir a la Alcaldía en dicho proceso, sea incorporado en la programación operativa, inversionista y presupuestaria regular de la Alcaldía,. En particular, deberán asegurar que, tanto la Comisión de Plani ficación de la Alcaldía y los responsables de las diversas áreas funcionales o programáticas de la misma, cooperen con las ins tituciones y las actividades de proceso. b) El Comité de Desarrollo Municipal. El CDM se concibe como una plataforma de concertación… …coordinado por el Alcalde, para llevar adelante todas las fases del proceso de concertación y Planificación Estratégica. En esta instancia “participarán las instituciones estatales, organi zaciones económicas y sociales comprometidas con el desarro llo integral del municipio, a efectos de coordinar el ejercicio de las atribuciones municipales con sus programas y acciones, así como promover la coordinación interinstitucional” (Ley de Muni cipios, Artículo 37).

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 55

El CDM funcionará como espacio institucional para la realización del proceso de concertación entre los actores clave para el mu nicipio, es decir, aquellos capaces de influir con sus decisiones y acciones el desarrollo del territorio. Este órgano estaría integrado, además de por el Alcalde, por concejales, representantes de organizaciones de productores, empresarios, representantes de ONG, representantes de la igle sia católica y evangélica, profesionales y técnicos destacados, dirigentes comarcales o barriales, y representantes de las princi pales empresas presentes en el municipio, representantes de las delegaciones sectoriales del Estado y de Agencias de Coopera ción y de otros Proyectos y Programas presentes en el territorio. Tendría como función dirigir, organizar, implementar, coordinar, supervisar, monitorear y evaluar, y en general adoptar de mane ra colegiada las decisiones clave, para llevar a cabo todas las fa ses del Proceso de Planificación Estratégica, que es un proceso fundamentalmente de concertación y negociación, de búsqueda de acuerdos de acción entre múltiples y diversos actores, y de in volucramiento de actores cada vez más amplios, como corres ponsables por el futuro del Municipio. Los acuerdos derivados de la concertación estratégica se "ope rativizan" mediante las acciones y mecanismos que decidan vo luntariamente los socios representados en el CDM que coordina la implementación, seguimiento y evaluación de esas acciones. Este Comité podría estar apoyado por una secretaría técnica conformada por personal del área de planificación de la Alcaldía, y el mismo podría integrar en su labor técnica de apoyo a perso nal aportado por ONG especializados, y otros recursos humanos calificados que podrían ser aportados por otros organismos; o podría buscar respaldo financiero y técnico adicional para su la bor, si así lo estima pertinente el Comité de Desarrollo Municipal. El Comité de Desarrollo Municipal designará de entre sus miem bros participantes, y podrá invitar a otros a integrarse a ellos, Grupos de Trabajo especializados para diseñar y proponer las políticas, programas, proyectos y otras acciones requeridas para materializar las líneas estratégicas o resolver los problemas fun damentales identificados, a ser implementados mediante acuer dos recíprocos de cooperación y acción entre los socios.

56 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

El Comité de Desarrollo Municipal, con el apoyo de esta Sectre taría Técnica, será el responsable de articular la visión estratégi ca del desarrollo del municipio, en conjunto con las líneas funda mentales de desarrollo, que serán recogidos en el memorándum de planificación estratégica, así como de integrar y sistematizar los resultados de los Grupos de Trabajo y elaborar un preliminar de las políticas, programas y proyectos por linea estrategica, y las correspondientes políticas, programas y proyectos. El Comité de Desarrollo Municipal, integrando propuestas de los Grupos de Trabajo, deberá acordar un Plan de Acción anual, es pecificando las acciones y actividades a ejecutar durante el si guiente año para avanzar de manera operativa y concreta en la materialización de la estrategia, acciones que se ejecutarán a través de acuerdos y compromisos recíprocos entre los múltiples actores del municipio. Esto significa establecer, por línea estratégica o problemas fun damentales identificados, acuerdos sobre las acciones y activi dades concretas a desarrollar y responsables de realizarlas, pa ra el año en cuestión, con vistas a materializar cada línea estra tégica, con sus correspondientes programas y proyectos, o la so lución de los problemas fundamentales identificados Los compromisos y acuerdos recíprocos entre los actores, para llevar a cabo acciones dirigidas a materializar los programas y proyectos definidos, se estructurarán en Planes de Acción. Los planes de acción alrededor de ejes o temas estratégicos identificados son esencialmente acuerdos de múltiples actores para llevar a cabo las acciones necesarias para obtener objeti vos específicos de desarrollo. El Comité de Desarrollo Municipal se reunirá de manera periódi ca para evaluar la marcha del proceso en su conjunto y hacer ajustes. Al iniciar cada nuevo año, o al finalizar el año en curso, se efec túa una evaluación global del proceso, se hacen los ajustes glo bales correspondientes, y se establecen nuevamente acuerdos para elaborar un nuevo Plan de Acción anual sobre acciones concretas a desarrollar y responsables de realizarlas, para el ano en cuestión, con vistas a materializar cada línea estratégica, y así sucesivamente. -

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 57

De acuerdo a estas definiciones y a las leyes del país, el Concejo es la autoridad superior del municipio y el Comité de Desarrollo Municipal (CDM) es una instancia de desarrollo local que formaliza la participación de instituciones, organizaciones y otras expresiones organizadas de la sociedad civil en el municipio. La participación de los miembros del Concejo en el CDM facilita, pero no obliga, a que las decisiones del CDM tomen carácter de decisiones municipales al más alto nivel; decisiones que corresponden y son potestad y responsabilidad del Concejo. Mientras el Concejo es la instancia de más alto nivel en la toma de decisiones democrática del municipio, el CDM vendría a ser el foro social más importante del municipio, que se integra para apoyar la toma de decisiones y para establecer voluntariamente acuerdos y compromisos de los representantes y los sectores representados para ayudar al desarrollo municipal de acuerdo a los principios de la participación ciudadana que se presentan en la primera parte de esta publicación. En conclusión, son dos instancias complementarias, el Concejo al participar en el CDM se complementa con una instancia de sociedad civil amplia y arraigada en los principios de la participación ciudadana, lo que le permite acercarse más a la sociedad organizada del municipio y establecer vínculos con los actores institucionales locales. El CDM, al relacionarse directamente con el Concejo tiene la oportunidad de proponer y recomendar directamente las decisiones necesarias para el buen desarrollo del municipio, recomendaciones que se hacen en un proceso franco y transparente de participación y concertación, lo que le dan el peso de la legitimidad y la fuerza de la representatividad, lo que facilita su adopción por parte del Concejo; además, los integrantes del CDM tienen la oportunidad de participar activa y orgánicamente en el cumplimiento de las resoluciones dirigidas a facilitar el desarrollo local. La existencia de ambas instancias facilita el desarrollo municipal y fortalece la gestión local, por ello es importante la integración voluntaria de los CDM en estrecha vinculación con el Concejo. El Grupo FUNDEMOS ha desarrollado una “Guía Metodológica para construir nuestros Comités de desarrollo Municipal” que consideramos conveniente reproducir.

58 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

II.a.- GUIA PARA CONSTITUIR NUESTROS COMITÉS DE DE SARROLLO MUNICIPAL, GRUPO FUNDEMOS, Abril del 2002. El objetivo de esta guía es presentar a los lectores la metodolo gía utilizada en el proceso de constitución de los Comités de De sarrollo Municipal, CDM. ¿Qué son los Comités de Desarrollo Municipal ? Son instancias de participación ciudadana donde interactúan los diversos sectores representativos del municipio (Instituciones de Gobierno, Organizaciones Civiles Territorial / Sectorial y las Au toridades Municipales) con la finalidad de diseñar de manera conjunta los planes, programas y políticas de desarrollo del mu nicipio. Son creados por los gobiernos municipales. Las funciones, atribuciones y funcionamiento de los Comités de Desarrollo Municipal son definidas por los actores participantes en los mismos en coordinación con los Consejos Municipales. Objetivos de los Comités de Desarrollo Municipal Coordinar esfuerzos de los sectores para fortalecer la Partici pación Ciudadana y la institucionalidad local. Ser un órgano asesor y propositivo para la elaboración y eje cución del Plan de Desarrollo Municipal. Propiciar espacios a la Sociedad Civil para ser parte activa en la toma de decisiones de su municipio. Importancia de los Comités de Desarrollo Municipal Promueven la articulación entre los diversos sectores. Establecen mecanismos permanentes de comunicación y coordinación entre autoridades municipales y Sociedad Civil. Logran la participación de la Sociedad Civil dentro del Proce so de toma de decisiones a nivel municipal. Permiten impulsar el desarrollo del municipio con la visión de los diversos sectores. Legitiman los procesos democráticos del municipio.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 59

Esta metodología trata de potenciar los Comités de Desarrollo Municipal en su carácter de espacios de participación ciudadana donde se interrelacionen los gobernantes locales, las delegaciones de los ministerios del gobierno central y las organizaciones de la sociedad civil.

Esta metodología trata de potenciar los Comités de Desarrollo Municipal en su carácter de espacios de participación ciudadana donde se interrelacionen los gobernantes locales, las delegacio nes de los ministerios del gobierno central y las organizaciones de la sociedad civil. Además, por la vía de las ordenanzas muni cipales, intenta formalizar y dar vigencia jurídica permanente a esos espacios, sin detrimento de otros espacios y procesos de participación ciudadana que existen en los municipios. Esto es a lo que se denomina institucionalizar la participación ciudadana, no sólo el proceso de construcción del espacio sino también el reconocimiento y la apropiación por parte de la pobla ción y de las autoridades de un instrumento que contribuya a de cidir a favor del desarrollo de los municipios. El proceso metodológico tiene cuatro fases: Fase 1. Diagnóstico de los espacios de participación ciudadana. Se trata de responder dos preguntas ¿Cuál es el grado de orga nización en el municipio? y ¿Cuáles son los espacios en que la Sociedad Civil puede participar? y de formar una Comisión de Seguimiento con organizaciones de la sociedad civil. Fase 2. Articulación entre actores locales. A través de sesiones de trabajo por sector se trata de motivarlos a participar en el Co mité de Desarrollo de su Municipio. Fase 3. Constitución de los Comités de Desarrollo Municipal. Es ta fase persigue construir de forma participativa una concepción compartida de participación ciudadana; elaborar colectivamente la ordenanza creadora del CDM y validar el anteproyecto de or denanza con la población para apoyar al Concejo Municipal en el proceso dfe aprobación de la Ordenanza Municipal. Fase 4. Demos segui miento y echemos a andar el CDM. Esta fase es el inicio de operaciones del CDM propiamente dicho y de su adecuado desarrollo depende el éxito del pro ceso.

60 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Fase 1. Diagnóstico de los espacios de participación ciudadana. 1er. Paso: ¿Cuál es el grado de organización en el municipio? Antes de empezar el proceso de institucionalización de la parti cipación ciudadana a través de los Comités de Desarrollo Muni cipales, es conveniente que empecemos por averiguar el nivel o grado de organización de nuestro municipio. Las respuestas a esta pregunta darán un breve diagnóstico de las organizaciones sociales y comunitarias que hay en el munici pio. Esto se hace en reuniones con las organizaciones de la so ciedad civil para conocer cómo están organizadas, su vincula ción con la población y en qué área geográfica se desempeñan. Aquí es importante corregir a tiempo un enfoque que por lo ge neral sólo pregunta por las organizaciones sectoriales y del área urbana, y se olvida de tomar en cuenta a las organizaciones co munitarias o territoriales, principalmente las del área rural. Por eso si no queremos tener un diagnóstico impreciso desde el inicio es conveniente preguntar por las organizaciones sectoria les (ONG, gremios de productores o de otra índole, organizacio nes humanitarias, etc.) y por las territoriales, tanto del casco ur bano como rurales. Con esto podremos saber con qué tipo de sociedad vamos a tra bajar: si altamente organizada o desorganizada, con mecanis mos de coordinación o atomizada. También se podrá saber si hay algunos espacios de interrelación entre autoridades y sociedad civil, y si ya ha habido anteriormen te o están en marcha iniciativas de apoyo a la participación ciu dadana, ya bien sea en torno a procesos de planificación estra tégica municipal, o de educación ciudadana. Esto es importante para que nuestra iniciativa pueda hacer siner gia con otros esfuerzos precedentes.

2do. Paso: ¿Cuáles son los espacios de participación ciudadana en que la Sociedad Civil puede participar? Una vez realizado este diagnóstico, podemos pasar a otro nivel. Se trata de conocer los espacios de participación ciudadana que funcionan en los municipios y determinar entre todos los partici pantes las fortalezas y las debilidades de los mismos.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 61

Si los participantes toman la decisión de emprender la constitución o el fortalecimiento de los CDM, por ser el espacio idóneo para canalizar una participación ciudadana continua, hay que formar una Comisión de Seguimiento con organizaciones locales,

Aquí también podremos explorar cuánto conocen los ciudadanos estos espacios y qué opinión tienen de su funcionamiento. Conviene hacer un ejercicio para cada uno de los espacios iden tificados. Por lo general se tiende a identificar los cabildos, las reuniones del Concejo Municipal y otros propios de los munici pios (como consultas pre-cabildo, asambleas de pobladores, reuniones de micro-regiones, etc.), por eso tal vez habrá que preguntar directamente por los Comités de Desarrollo Municipal, porque a veces no son tan visibles para la población como espa cios de participación ciudadana. En caso de que esto ocurra será necesario visibilizar los CDM explicando brevemente en qué consisten y su particularidad de encerrar en su seno a las autoridades locales, a las delegacio nes del gobierno central y a las organizaciones civiles en su sen tido más amplio.

3er. Paso: Formemos una Comisión de Seguimiento con organi zaciones de la sociedad civil. Si los participantes toman la decisión de emprender la constitu ción o el fortalecimiento de los CDM, por ser el espacio idóneo para canalizar una participación ciudadana continua, hay que formar una Comisión de Seguimiento con organizaciones loca les, a fin de dar sustentabilidad local al esfuerzo e impedir que se vea como una iniciativa que sólo interesa al organismo promotor. Esta Comisión será la encargada de convocar las reuniones, dis tribuir la documentación relacionada con otras experiencias de CDM y de coordinar la estrategia impulsada desde la sociedad civil en el Municipio.

62 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Fase 2. Articulación entre actores locales. 1er. Paso: Reunión con los alcaldes y con los secretarios de los Concejos Municipales. Si en el paso anterior comprobamos la voluntad de las organiza ciones civiles de apoyar el fortalecimiento de los espacios de participación ciudadana, ahora se trata de conocer cuál es la dis posición de las autoridades municipales, tanto de los alcaldes como de los concejales. Este es un paso clave porque de nada serviría contar con la vo luntad de la población si no tenemos el respaldo de las autorida des por dos razones: porque son las únicas facultadas para crear esos espacios y porque sin el involucramiento de las auto ridades la participación ciudadana se queda truncada, en vista de que no hay influencia en la toma de decisiones públicas. Por eso hay que hacer una primera reunión sólo con el Alcalde y el Secretario del Concejo Municipal para presentarles lo dicho por las organizaciones de la sociedad civil en la primera fase. Esto permitirá que las autoridades conozcan tambien el diagnós tico y que ellos mismos confirmen, corrijan o complementen lo di cho por la gente. También servirá para que las autoridades se den cuenta que necesitan informar bien a las organizaciones ci viles sobre las reuniones del Concejo y de los cabildos. La razón por la cual es importante que esté en la reunión el Se cretario del Concejo Municipal es porqué nos estamos garanti zando que haya más de un miembro del Concejo que posibilite la transmisión de la iniciativa hacia esta instancia, porque lo que se trata es obtener el respaldo de todo el Concejo Municipal. Por eso esta primera reunión debe concluir con un compromiso por parte de ambas autoridades de convocar a una reunión con el pleno del Concejo Municipal. Esta reunión no tiene que ser ne cesariamente una sesión ordinaria, aunque si así fuera fuese mejor porque los resultados quedarían en el acta de la sesión. 2do.Paso: Reunión con el Concejo Municipal. Esta reunión es para terminar de construir la base del entendi miento entre las autoridades municipales y las organizaciones civiles y, sobre todo, para terminar de concretar la voluntad polí tica de las autoridades a favor de la institucionalización de la par ticipación ciudadana.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 63

Según lo acordado en la primera reunión con el Alcalde y con el Secretario del Concejo Municipal, en esta reunión se presenta a los concejales el proceso de constitución de los CDM elaborado con las organizaciones de la sociedad civil, bajo la forma de un cronograma o calendario con sus actividades y fechas. En vista de que el proceso se propone llegar a la constitución o reactivación del CDM, y que el Concejo tiene que aprobar su or ganización y funcionamiento mediante una ordenanza, se les in vita a participar con sus aportes y a respaldarlo. En esta reunión, a fin de ir abriendo los canales de comunicación se recomienda que se invite a las organizaciones civiles que for man parte del Comité de Seguimiento y a todas las que les inte rese participar. De esta manera, las preguntas y las observacio nes podrán ser abordadas directamente por los miembros del Comité de Seguimiento, y así el organismo promotor, en caso de que sea externo al municipio, podrá actuar sólo como facilitador de la reunión. Es de esperarse que la reunión termine con un compromiso del Concejo Municipal. Por lo general este compromiso se ve plas mado en la integración de algunos concejales al comité de segui miento, que a partir de ese momento se convertirá en Comité de Seguimiento ampliado. Esto implicará seguramente algunas modificaciones en el plan del proceso, pero si no fuera así no habría una verdadera articu lación de ambas partes. Por eso hay que dedicarle tiempo a la consolidación de este en tendimiento, porque es preferible que nos tardemos un poco más en tejer esta interrelación de un plan común que intentar seguir trabajando con dos planes distintos y hasta contrapuestos. En este proceso de articulación tenemos que empezar por poner en común las visiones y los conceptos que sobre participación ciudadana tenga cada una de las partes, así como sus compro misos, porque esto permitirá amarrar con fuerza lo que podría denominarse como los “supuestos fundamentales” de todo el proceso que viene. Si hacemos un buen trabajo en esta parte tendremos menos pro blemas en el momento de discutir las cuotas de poder que nece sariamente habrá que abordar cuando nos toque elaborar la or denanza y los reglamentos del CDM.

64 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

3er. Paso: Incorporemos al tercer actor Si ya tenemos el visto bueno de las autoridades municipales y de las organizaciones civiles gremiales y territoriales, tenemos que incorporar el tercer miembro de los CDM: las delegaciones de los ministerios del gobierno central que trabajan en el municipio. Comúnmente es la parte que se integra al proceso con más len titud porque obedecen a una orientación nacional más que mu nicipal de su trabajo, sin embargo no podemos dejarlos por fue ra del proceso de constitución de los CDM porque son institucio nes que dan su aporte al desarrollo de nuestro municipio, y si queremos que el Comité de Desarrollo Municipal contribuya a coordinar los esfuerzos en pro del desarrollo local, tenemos que incorporarlas en la formulación del plan de trabajo. Para ello hay que programar una reunión con estas instituciones o varias reuniones con cada de una ellas, según el nivel de or ganización y de convocatoria que tenga el Comité de Seguimien to. En cada sesión debemos informales de los pasos dados has ta el momento y del plan previsto. De esto dependerá que estas instituciones participen posteriormente en las reuniones para la elaboración y la consulta de la ordenanza.

Fase 3. Constitución de los Comités de Desarrollo Municipal. Esta es la fase más operativa pero no por ello decae la negocia ción entre los actores. La fluidez o la complicación de esta fase depende de la profundidad del trabajo que hayamos hecho en las dos anteriores. 1er. Paso: Construyamos una concepción compartida de partici pación ciudadana De acuerdo al plan de trabajo del proceso, el Comité de Segui miento convoca a una primera reunión de todo los actores para explorar si se conocen otras experiencias de participación ciuda dana en Nicaragua y construir colectivamente la concepción de participación ciudadana que nos orientará en el trabajo. Junto a las invitaciones hay que enviar un juego de ordenanzas de otros municipios relacionadas con la participación ciudadana. Las copias de estas ordenanzas se pueden conseguir en INI FOM, AMUNIC o en otros organismos que trabajan en el área del municipalismo. (En esta publicación incluimos algunas).

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 65

Recordemos que a esta reunión tenemos que invitar a organiza ciones sectoriales y territoriales; en las primeras no olvidemos in cluir a las de la empresa privada, en las segundas no olvidemos a las rurales. Asimismo, también hay que cuidar de invitar a las instituciones del gobierno central y a las ONG que trabajan en el Municipio. Al inicio de la sesión se preguntará a los participantes ¿Qué en tienden por participación ciudadana y qué ejemplos puede citar en el municipio? Al analizar las respuestas, la persona que faci lite la reunión deberá tener presente los siguientes elementos co munes a todas las concepciones de participación ciudadana: - La interrelación entre autoridades y ciudadanos. - La forma de cómo se toman las decisiones públicas. - El impacto de esas decisiones en el desarrollo local. Una vez construida una concepción de participación ciudadana con la que todos o la mayoría de participantes se identifiquen, se pasará a la lectura y al análisis de otras experiencias teniendo presente siempre el concepto que acabamos de construir. El Comité de Seguimiento deberá pasar en limpio los resultados de esta reunión y posteriormente distribuirlos a los participantes porque esto será el puente con la reunión siguiente.

2do. Paso: Elaboremos colectivamente la ordenanza. Este paso está compuesto a su vez por una serie de sesiones de trabajo para la elaboración de la ordenanza creadora del CDM, tratando de responder a la pregunta ¿Cómo queremos que sea nuestro CDM? y auxiliándonos en las ordenanzas de otros muni cipios. En cada reunión los participantes se organizarán en gru pos de trabajo según el sector o el área que representen. Los re sultados de los grupos de trabajo se presentarán en plenario pa ra una discusión colectiva hasta llegar al consenso. 1ra. sesión: Definición de la estructura, objetivos, funciones y atribuciones del CDM. La lectura de las ordenanzas de otras ex periencias ayudará a que los participantes se orienten en sus discusiones y que no deriven hacia competencias que corres ponden a otras instancias, como el Concejo Municipal.

66 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

2da. sesión: Revisión y aprobación de los resultados de la sesión anterior. En esta sesión se abordará la definición de los objeti vos, funciones y atribuciones de las Comisiones de Trabajo que integrararán el CDM. En esta parte un aporte de mucha riqueza será la combinación de los enfoques territoriales con los secto riales, porque de su síntesis será posible priorizar las áreas de trabajo que atenderá el CDM. 3ra. sesión: Revisión y aprobación de los resultados de la sesión anterior. En esta tercera sesión se discutirá acerca de quiénes conformarán y como funcionaran las comisiones de trabajo. Ade más se definirá el funcionamiento de los CDM y su relación con el Consejo Municipal. Esta misma discusión nos llevará a otra de mayor nivel como la definición de quiénes formarán la Junta Di rectiva del CDM. En este punto es donde se pondrá a prueba el consenso político que tratamos de construir en la segunda fase, porque es aquí donde surgirán de nuevo los recelos por la repartición de las cuo tas de poder, en vista que habrá que hacer una nueva negocia ción acerca de cuántos representante de la sociedad civil y cuán tos del Gobierno Municipal quedan y en qué cargos. En este punto será de mucha utilidad recordar el carácter que tiene el CDM, en especial su carácter de foro permanente para la concertación en pro de desarrollo local y su diferencia con res pecto al Concejo Municipal. Lo anterior es necesario dejarlo bien claro porque existe la ten dencia a mirar con recelo la presencia de los concejales en las comisiones de trabajo. La clave está en ver a los concejales co mo aliados de la instancia máxima de las decisiones locales y como una vía para garantizar un mínimo de aceptación de las propuestas del CDM por parte del gobierno municipal. Con los resultados de todas estas sesiones (pueden ser tres o más si las condiciones del municipio lo demandan), la Comisión de Segui miento redactará el primer borrador de la ordenanza. Con este documento las organizaciones civiles que participen en el proceso, harán la consulta o vali dación con sus bases o con la pobla ción con la que se vinculan.

Es aquí donde surgirán de nuevo los recelos por la repartición de las cuotas de poder, en vista que habrá que hacer una nueva negociación acerca de cuántos representantes de la sociedad civil y cuántos del Gobierno Municipal quedan y en qué cargos.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 67

3er. Paso: Validemos el anteproyecto de ordenanza con la pobla ción. Primero hay que organizar la validación o consulta con la pobla ción para que no sea desordenada y le saquemos más provecho a los aportes. Lo mejor es organizar la consulta según las características de los actores representados en todo el proceso, es decir por sectores y territorios o combinando ambos. Por ejemplo: • Consultas por sector: comerciantes, productores, ONG, maes tros, etc. • Consultas por territorios: barrios, comarcas, comunidades, mi cro-regiones, etc. • Combinación de sectores con territorios: reuniones con pobla dores de barrios o comarcas donde participan los productores, los comerciantes, las asociaciones, etc. El objetivo de la validación es entregar a la población la propues ta de CDM que hemos negociado con el Gobierno Municipal, de manera que sean los pobladores y pobladoras del municipio quienes decidan el espíritu y la estructura del CDM. Por eso, una vez organizada la validación, habrá que reproducir el documento redactado por la Comisión de Seguimiento de ma nera que se distribuya por lo menos una copia a cada grupo de consulta que se haya organizado. También habrá que elaborar una guía metodológica para orien tar las reuniones de validación, pues no se trata de repetir el pro ceso. Esta guía deberá ser lo más sencilla posible: • Introducir el concepto de la participación ciudadana y destacar la importancia que tiene para el desarrollo del Municipio. • Preguntar si se sienten representados y si piensan que podrán canalizar sus aportes a través de la organización propuesta por el proyecto de ordenanza. • Preguntar si están de acuerdo o tienen sugerencias sobre las funciones y las atribuciones del CDM y de las comisiones pro puestas en el anteproyecto de ordenanza. • Hacer énfasis en los mecanismos de participación y de elección de representantes de cada sector y territorio consultado.

68 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Los resultados de estas consultas tendrán que ser procesados por la Comisión de Seguimiento con el apoyo del organismo pro motor del proceso. Con estos insumos se procederá a redactar el segundo borrador del proyecto de ordenanza, teniendo cuida do de incorporar los aportes de la población. Después, es conveniente enviar este segundo borrador a aboga dos (en algunos municipios que tienen universidades se ha so metido a consulta con estudiantes de derecho) y a especialistas en temas municipales, como AMUNIC, a fin de hacer una revi sión técnico-jurídica y política del proyecto, darle coherencia con respecto al formato de las ordenanzas y evitar posible roces con la Ley de Municipios. Con el resultado de estas últimas consultas entonces se redac tará la tercera versión o borrador del proyecto de ordenanza. 4to. Paso: Aprobación de la Ordenanza Municipal por el Conce jo Municipal Con este tercer borrador de la ordenanza en la mano, el Comité de Seguimiento envía copias a todos los Concejales para que lo lean y fijen una fecha para celebrar la sesión del Concejo Muni cipal en que se discutirá y aprobará la ordenanza sobre la crea ción del Comité de Desarrollo Municipal. Si bien estas reuniones tienen un carácter formal por cuanto los concejales han estado participando en todo el proceso de elabo ración y de consulta de la ordenanza, esto no quiere decir que ya está todo asegurado porque siempre pueden salir objeciones o reformas de última hora, y recordemos que el Concejo Municipal es la máxima autoridad del municipio y como tal es el único que puede aprobar o rechazar un proyecto de ordenanza. Por eso es importante que el Comité de Seguimiento esté cerca no de los concejales en los días previos a la sesión del Concejo, para aclarar dudas, conocer propuestas de última hora y com prometer su apoyo a la ordenanza. El día de la sesión del Concejo, el Comité de Seguimiento tiene que garantizar la mayor presencia posible de las organizaciones civiles y de las instituciones estatales que estarán representadas en lo sucesivo en el CDM para respaldar las propuestas incorpo radas al proyecto de ordenanza y, en caso de que sea necesario y si el alcalde lo autoriza, tomar la palabra para aclarar o defen der algún punto en discusión.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 69

El CODESO es un órgano de amplia participación institucional de los diferentes actores de desarrollo de Río San Juan, que busca promover procesos de participación, coordinación y concertación entre los sectores de la sociedad.

Fase 4. Demos seguimiento y echemos a andar el CDM. Posterior a la aprobación de la ordenanza tampoco hay que “dor mirse en los laureles” porque puede producirse un bajón normal tras haber concluido el proceso. Por eso, una semana o diez días después de aprobada la orde nanza, el organismo promotor tiene que realizar una reunión con todos los participantes para definir claramente la conformación de las comisiones de Trabajo, así como la elección de sus coor dinadores quienes formaran parte de la Junta Directiva del CDM y los representaran ante el Consejo Municipal. Además debemos elaborar un calendario de trabajo de las comisiones de Trabajo, para que los CDM comiencen a funcionar. Este es el texto íntegro de la metodología de FUNDEMOS, es una metodología orientada a organizar el Comité de Desarrollo Municipal, sobre el quehacer del CDM existe un manual elaborado por INIFOM y AMUNIC que hemos sintetizado para poderlo incluir en esta publicación, pero si desea obtener una copia completa solicítela a AMUNIC o a INIFOM. II.b.- ¿Qué proponen INIFOM y AMUNIC? El INIFOM tiene como política apoyar la descentralización y el desarrollo y fortalecimiento del Municipio y del Municipalismo en tal sentido orienta su estrategia a fortalecer y mejorar la organización de las municipalidades a través de diferentes aciones: Apoyar la constitución de Asociaciones de Municipios de ámbito Departamental o Regional, favoreciendo el pluralismo y la defensa de los intereses Municipales. Promover la integración de la Participación Ciudadana en la gestión Municipal. Apoyar a los Gobiernos Locales para que coordinen las acciones de las instituciones del Estado, que tienen presencia en el Municipio. Brindar asistencia técnica para que los Municipios planifiquen sus actividades y velen por el desarrollo integral del territorio. Promover y apoyar la interrelación de las Alcaldías con los sectores campesinos. Impulsar la creación de un sistema de información Municipal en cada Alcaldía.

70 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Por su parte, AMUNIC, como Asociación, quiere que los municipios se desarrollen integralmente y tengan gobiernos locales capaces de ejercer plenamente sus atribuciones y competencias, en el marco de un proceso de descentralización que les garantice su autonomía política, administrativa y financiera. Así mismo pretenden que los gobiernos locales ejerzan sus competencias basados en los principios de la democracia representativa y participativa, a partir de la aplicación de las normas y mecanismos de participación ciudadana, según lo establece la Constitución y las leyes. En base a sus responsabilidades el Instituto de Fomento Municipal y la Asociación de Municipios, INIFOM y AMUNIC han unido esfuerzos para la definición de un manual para la planificación municipal, este esfuerzo se orienta a facilitar los procesos municipales de organización e inversiones para el desarrollo local. En el manual se plantean dos grandes fases del proceso la de planificación estratégica y la de planificación de inversiones. En la primera fase se proponen cinco etapas, siendo la primera la instalación del proceso de planificación municipal, lo que implica la integración de instancias participativas representativas. Esta primera etapa es fundamental para los diferentes procesos de desarrollo municipal y a ella se dedica esta guía, pues consideramos que dada la autonomía municipal y la diversidad de realidades sociales, económicas, culturales y ambientales de los municipios del país, su organización interna debe estructurarse con especial énfasis en lograr la necesaria identificación de la sociedad de cada municipio con su estructura de vinculación con el Gobierno Municipal. La adecuada integración del comité de desarrollo local es la clave del éxito del proceso de desarrollo y tanto INIFOM como AMUNIC le confieren la dimensión e importancia que amerita, pero no desarrollan suficientemente el tema en su manual de planificación, pues la necesidad de obtener resultados “administrativos” se antepone a la necesidad de establecer espacios para el ejercicio de la democracia participativa. A continuación reproducimos de forma sintética el contenido del manual, el que consideramos como una guía general con suficiente flexibilidad como para servir de referencia en los procesos de desarrollo municipal, sobre todo en cuanto a la necesaria formalización del proceso y de las instancias de participación llamadas a realizarlo.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 71

Manual para la Planificación Estratégica Municipal (síntesis) Principios Básicos 1. Institucionalización local (voluntad política de autoridades municipales y actores locales) 2. Fomento del buen gobierno (transparencia, democracia y gobernabilidad). 3. Sustentable: ejes económicos, sociales y ambientales. 4. Visión de futuro, concertada de 10 a 15 años. 5. Desarrollo de capacidades locales. 6. Proceso dinámico de gestión 7. Equidad social, étnica y de género. 8. Cogestión comunitaria y control social (participativo). 9. Concertación territorial y sectorial. 10 Acorde a la realidad de cada municipio. 11 Alianzas y socios estratégicos. 12 Gradualidad en la implementación. 13 Ejecutado por todos los actores comprometidos. 14 Monitoreo y evaluación. 15 Promoción y difusión. 16 Carácter de Ley Municipal. Objetivos del Sistema de Planificación Municipal (SPM) Fomentar prácticas del “Buen Gobierno”: transparencia, democracia y gobernabilidad. Desarrollar las capacidades locales. El desarrollo local de forma sostenible: territorial, económico, social y ambiental. Características del proceso El proceso de Planificación Municipal es un proceso desde la Municipalidad que promueve la institucionalidad local y la descentralización. Promueve la Institucionalización de instancias de participación CDM y COPLAM como foros de discusión y concertación.

72 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Marco institucional de la planificación municipal. El por qué de la planificación estratégica. Los problemas económicos, sociales, ambientales, etc., que existen en el territorio, son de tal envergadura, que no pueden ser encarados y resueltos tan solo con los esfuerzos y recursos de las Alcaldías. Tampoco pueden ser resueltos sólo con los esfuerzos y recursos aislados de ningún actor por separado. Para tener mayores posibilidades de éxito, de las que tendrían cada quien actuando por separado, las acciones que efectúan en el territorio estos múltiples actores (gobiernos locales, delegaciones del gobierno, productores, empresarios, líderes religiosos, ONG’s, agencias de Cooperación, Proyectos de Desarrollo y otros), deberían procurar concertarse y coordinarse entre ellos, en la búsqueda de obtener complementariedades y sinergias, con vistas a concretar los objetivos comunes del desarrollo local. ¿Qué entendemos por planificación estratégica? El proceso de Planificación Estratégica se concibe, en primer lugar; como un proceso mediante el cual se logran identificar y definir, de manera concertada entre los principales actores presentes en el territorio, las líneas de acción estratégicas para el desarrollo del municipio. La Planificación Estratégica es, simultáneamente, un proceso mediante el cual se articulan y amarran Acuerdos Formales entre dichos actores, en el que todos asumen compromisos específicos para llevar a cabo acciones concretas, asegurando así que las capacidades y recursos de todos se movilicen de una manera coherente con estos lineamientos. Programación Multianual (Rodante) de Inversiones Permite pasar de simples listados o carpetas de proyectos a programación inversionista institucional, que articula a nivel básico la priorización, la identificación de fuentes financieras específicas (fondos propios o programables y fondos FISE / IDR), la selección y programación física y financiera de proyectos, con secuencias temporales y presupuesto anual del gasto de inversión. Programa de inversión multianual permite: reflejar exigencias y tiempos técnicos de ciertos proyectos, establecer secuencias apropiadas de ejecución de estrategias y distribuir el financiamiento de proyectos de gran envergadura entre varios ejercicios. La actualización anual es necesaria y factible con poco esfuerzo. Presupuesto por Programas

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 73

El programa de inversiones para el primer año del programa multianual, a ser financiado con fondos propios, se convierte en el Programa de Inversiones del Presupuesto por Programas. Significa el paso de un presupuesto que enfatiza lo que se compra (salarios, materiales y equipos), a un presupuesto basado en la planificación de actividades y asignación y priorización de recursos, a partir de criterios de costo / efectividad, para obtener ciertas metas o resultados. Contribuye a: i) un mejor ordenamiento institucional y una mayor clarificación de las funciones y relaciones institucionales internas; ii) ordenar y transparentar las acciones de la Alcaldía, al estructurarla en programa con planes de acción anual claros, y iii) transparentar también el financiamiento de dichas acciones y el control de uso. Fase I: planificación estratégica municipal Etapa I: instalación del proceso de planificación municipal Paso 1 Oficialización del proceso de Planificación Municipal. Corresponde esta tarea al Alcalde y al Concejo Municipal. En una sesión del Concejo Municipal, el Alcalde propone el proceso de Planificación Municipal y explica los alcances, resultados y formas de implementación de acuerdo a lo recomendado en este manual. El Concejo aprueba mediante resolución la realización del proceso de la planificación municipal, esta resolución se registra en el acta de la sesión del Concejo para formalizar el proceso. El producto es el acta de formalización del proceso. Paso 2 Conformación del Equipo Técnico Municipal y definición del Plan de Trabajo de la etapa inicial Participan en esta actividad el Alcalde, el Concejo Municipal y el Equipo Técnico Municipal (ETM) Esta actividad es la valoración de la capacidad institucional. El Alcalde y el Concejo Municipal designan al Equipo Técnico Municipal (ETM) que promoverá el proceso de la planificación. El ETM elabora un Plan de Trabajo de la etapa inicial, definiendo responsabilidades y recursos financieros necesarios y disponibles (incluye presupuesto) para la implementación del proceso.

74 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Los resultados de este paso son: - el Diagnóstico de Capacidad Municipal que incluirá los requerimientos técnicos y de capacitación. - la Disposición administrativa que conforma el ETM y las funciones del equipo y de cada uno de sus integrantes - el Modelo de Plan de Trabajo Paso 3 Identificación de agentes de desarrollo y estructuras organizativas Responsable el ETM Esta actividad consiste en la identificación de los agentes de desarrollo (instituciones, ONGs, agencias, empresa privada, gremios, etc.) y sus estructuras organizativas. Implica la realización de contactos iniciales con todos los agentes de desarrollo y estructuras organizativas para motivarles a que participen en el proceso de planificación municipal. Los resultados de este paso son: - El Mapa de Agentes de Desarrollo y su ámbito de trabajo. - Las Encuestas a Agentes de Desarrollo. - El Mapa con la ubicación territorial del trabajo de cada agente de desarrollo local. Paso 4 Reunión Municipal con los Agentes de Desarrollo para presentar el proceso de planificación municipal y promover su involucramiento. Participan en esta actividad el Alcalde, Vice Alcalde, Concejales, ETM, Líderes Territoriales, Delegados Sectoriales, Organismos de Cooperación, ONGs, Iglesias, Empresa Privada, Organizaciones Gremiales, etc. El Alcalde presenta a los Agentes de Desarrollo el proceso de planificación municipal que se iniciará y solicitan la participación activa de los agentes locales. Propone realizar un ejercicio de FODA en conjunto para establecer un análisis situacional del municipio, o sea para valorar la situación actual, sus fortalezas y debilidades y las oportunidades y amenazas que presenta el contexto. Se plantean los objetivos y roles de las estructuras de participación: el CDM, las Mesas de Concertación y la Comisión Territorial que se conformarán o validarán.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 75

Los resultados de este paso son: - Establecimiento de compromisos y aportes de los actores locales al proceso. - Elaboración del FODA Municipal. - Agenda de trabajo Etapa II: Ordenamiento y sistematización de la información existente Paso 1.- Diagnosticar los mecanismos de gestión municipal y las experiencias desarrolladas para definir los objetivos del proceso de planificación municipal El ETM recopila información sobre los vínculos, relaciones y procedimientos existentes entre la administración municipal y la población para definir los objetivos del proceso de implementación del Sistema de Planificación Municipal. Paso 2.- Recopilación de estudios e información sobre el municipio y sistematización de acuerdo a los subsistemas planteados por el Reglamento de Ordenamiento Territorial. El ETM solicita a los agentes de desarrollo el acceso a la documentación y bases de datos existentes. El ETM llena la guía de la línea de base por sector y territorio en base a la información existente. (Documentos y bases de datos). La Guía para Línea de Base Municipal que incluye: Asentamientos Humanos. Socio Político. Economía y Producción. Recursos Naturales y Medio Ambiente Paso 3.- Pre-diagnóstico de la problemática, prioridades, recursos y potencialidades del Municipio El ETM elabora un Pre-diagnóstico basándose en las Encuestas a los Agentes de Desarrollo, la Línea de Base Municipal y el FODA municipal; esta información será el insumo para la discusión en las mesas de concertación. Los resultados de este paso son: Matrices y Mapas

76 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Etapa III: Establecer instancias de articulación para el desarrollo local Paso 1.- Ratificar, reactivar y/o conformar las Mesas de Concertación Sectorial, la Comisión Territorial y el Comité de Desarrollo Municipal. Participan Concejo Municipal, Alcalde, ETM, Agentes de Desarrollo y Líderes comunitarios En Asamblea Municipal se conforman las Mesas de Concertación (ámbitos de interés de la Asamblea) la Comisión Territorial; los representantes conforman el Comité de Desarrollo Municipal. Agenda Propuesta: Presentación de los objetivos y resultados del proceso. Presentación del Pre-diagnostico municipal Funciones de cada una de las instancias Los resultados de este paso son: - El Acta de la Asamblea - La Ordenanza del Concejo Municipal - La Bitácora del trabajo desarrollado por las instancias de articulación del proceso. Paso 2.- Fortalecer la capacidad técnica, de gestión y de liderazgo de las instancias de articulación para el desarrollo local. Participan el ETM y los Agentes de Desarrollo Este paso incluye acciones de: Capacitación, intercambio, pasantías en municipios que están desarrollando experiencias de planificación; pasantías en experiencias de desarrollo local, manuales específicos y sistematización de experiencias Paso 3.- Conformar comité de seguimiento a las acciones y proyectos Participa el Comité Territorial y los Beneficiarios En un proceso eleccionario se seleccionan los Comités de Seguimiento articulados con las instancias territoriales. Resultados de este paso: Capacitación sobre las funciones de los Comités de Seguimiento Acta Comunitaria

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 77

Etapa IV: Elaboración del diagnostico municipal Paso 1 Construcción de objetivos sectoriales, identificación de acciones inmediatas y proyectos sectoriales Participan el ETM, Mesas de Concertación y el Comité Territorial. Completan la directiva de la Mesa Las Mesas de Concertación elaboran el Objetivo Sectorial. Las Mesas de Concertación contribuyen con la investigación y sistematización de información sectorial al diagnóstico sectorial y pueden auxiliarse para desarrollar su trabajo con: Asesoría de Especialistas Reuniones de Grupos de Interés, Ej.: las locatarias del mercado para analizar el problema del mercado con la mesa institucional. Matriz de Objetivos Sectoriales FODA sectorial y DOFA Paso 2 Identificación de problemas, alternativas de solución en el ámbito territorial. Participan el ETM y el Comité Territorial A través del llenado de la Ficha de Información Básica a líderes, talleres comarcales y barriales, se identifican: problemas, acciones inmediatas y alternativas de solución, ideas de proyectos y aportes de la comunidad. El Comité Territorial asistido técnicamente por el ETM sistematiza los resultados obtenidos en los diferentes talleres para definir territorios y sectores más necesitados. Para evitar duplicaciones en la definición de proyectos se compara la información disponible acerca de los programas de otros agentes de desarrollo en el municipio con las necesidades identificadas. Resultados de este paso: Ficha de Información Básica. Propuesta de criterios de priorización para ideas de proyectos, territorio más necesitados y grupos vulnerables. Matriz de priorización de alternativas de solución Acta de talleres con la comunidad Mapa de necesidades y de ofertas de agentes de desarrollo.

78 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Paso 3 Completar el Diagnóstico Municipal Participan el ETM, las Mesas de Concertación, el CDM y el Comité Territorial Sistematizan y analizan la información existente Validan y ajustan el FODA Municipal (inicia en etapa II, paso 3) Identifican estudios especializados y sus alcances. Etapa V: Formulación del plan de desarrollo municipal Paso 1 Construcción de la Visión Municipal y definición de líneas estratégicas Paso 2 Definición de programas, acciones e ideas de proyectos Paso 3 Concertación con los agentes de desarrollo sobre apoyo y compromisos con la implementación del Plan de Desarrollo Municipal. Paso 4 Definición de la estrategia de Implementación del Plan de Desarrollo Municipal (PDM) Paso 5 Validación y aprobación del PDM Paso 6 Promoción y Divulgación del PDM Paso 7 Implementación del PDM Paso 8 Seguimiento y evaluación del PDM Fase II: Programación de las inversiones municipales Etapa i: elaboración del programa de inversión municipal multianual Paso 1 Oficialización del proceso de elaboración del PIM multinaual Paso 2 Análisis de los Programas y Proyectos incorporados en el PDM Paso 3 Actualización y confirmación de fondos y recursos Paso 4 Priorización y selección de proyectos para la programación indicativa de las inversiones Paso 5 Negociación con sectores, agencias de cooperación y las comunidades para determinar los montos y condiciones de financiamiento así como el aporte comunitario. Paso 6 Edición del documento final

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 79

Etapa II: Aprobación del programa de inversión municipal multianual Paso 1 Validación del Programa de Inversión Multianual Paso 2 Informatización del Programa de Inversión Municipal Multianual Etapa III: Elaboración del programa de inversión municipal anual Paso 1 Elaboración de perfiles de proyecto a ejecutarse en el año 1 Paso 2 Elaboración de perfiles de proyecto a ejecutarse en el año 1 contenidos en las carteras de: Fondos de Gobierno (administrados por agencias, entes e instituciones del Estado) y Fondos Privados (ONG, organismos de cooperación). Paso 3 Aprobación por el Concejo Municipal de los perfiles de proyecto del año 1 Paso 4 Promoción y Divulgación del PIM Multianual Paso 5 Monitoreo y seguimiento Paso 6 Evaluación del PIM anual Paso 7 Programación de las Inversiones del año siguiente y la actualización del Programa de Inversión Multianual. Fase III: planificación operativa y presupuesto municipal Etapa I: estimación de los ingresos Paso 1 Estimación detallada de los Ingresos Corrientes Paso 2 Estimación detallada de los Ingresos de Capital Paso 3 Definición del Programa de Ingresos Etapa II: elaboracion del plan operativo anual Paso 1 Organización para la fase de planificación operativa y presupuestacion anual Paso 2 Elaboración de Informe de Evaluación de la Gestión Paso 3 Aprobación de las Metas de Desarrollo Anual Paso 4 Distribución de recursos por la Alcaldía para: el pendiente de pago y los gastos operativos Paso 5 Elaboración y aprobación de normativa Presupuestaria que regirá el proceso de planificación y presupuestación interna Paso 6 Elaboración del Plan Operativo Anual

80 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Etapa III: formulación del proyecto de presupuesto Paso 1 Estimación de los recursos necesarios por actividad Paso 2 Estimación de los recursos necesarios por programa Paso 3 Definir anteproyecto del presupuesto por programa Etapa IV: Aprobación del POA y del presupuesto por el concejo municipal Paso 1 Presentación al Concejo Municipal Paso 2 Proceso de consulta Paso 3 Presentación del Informe de la Comisión Especial de consulta Paso 4 Ajustes presupuestarios Paso 5 Aprobación del Presupuesto por el Concejo Municipal

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 81

Tercera sección. Experiencias territoriales
El Consejo Nacional de Desarrollo Sostenible (CONADES) de acuerdo a su mandato de interpretar el sentir de la población ha impulsado una serie de foros de reflexión a nivel departamental a lo largo de los años 2000 y 2001. Los aportes de esos foros se han recogido en dos publicaciones: “Implicaciones del desarrollo local en el desarrollo nacional” y “Foros para fortalecer la representación ciudadana”, los que están disponibles en CONADES y en el sitio web del Consejo www.conades.net.ni. Destacan en estos foros las propuestas sobre las leyes necesarias para completar un marco jurídico nacional que facilite tanto la gestión pública como privada en materia de desarrollo. De especial interés son las estructuras de participación que de forma autónoma han desarrollado tanto municipios como departamentos para estructurar el diálogo Estado - Población, las que han dado origen y sentido a esta publicación. En esta sección presentamos cuatro ejemplos que estimamos como de gran valor para la formalización de instancias locales de concertación para el desarrollo local, dos ejemplos de nivel departamental y regional el COBDESO Río San Juan y la Comisión Regional de Planificación de la RAAS. Y dos ejemplos de nivel municipal, las ordenanzas creadoras de los comités de desarrollo municipal de los municipiod de Jinotega y Boaco. Seleccionamos estas experiencias por su originalidad, coherencia y espíritu incluyente, además porque se esfuerzan por establecer un equilibrio entre representaciones rurales y urbanas, gubernamentales y sociales. También tomamos en consideración sus posibilidades de formalización con el marco jurídico vigente, lo que facilita su viabilidad y réplica en otros territorios en el corto plazo. Las instancias municipales se amparan en la Ley 40 y su reforma, la Ley 261, abundan ejemplos y experiencias a este nivel.

82 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Las instancias regionales se amparan en la Ley 28 “Estatuto de autonomía de las regiones de la Costa Atlántica de Nicaragua”. Con las instancias departamentales no existen precedentes jurídicos claros, en el pasado estas instancias se han amparado en la Ley de Asociaciones civiles sin fines de lucro, como sucedió con los Comités de Desarrollo Departamental impulsados por PRODERE a inicios de los noventa, lo que los igualaba jurídicamente a las ONGs que se incorporaban a ellos. Actualmente la Ley 40 y su reforma, la Ley 261, establece en su artículo 12 que los municipios “...podrán voluntariamente, construir Mancomunidades y otras formas de asociación municipal con personalidad jurídica...”. Esta consideración y potestad se amplía en su Reglamento, el artículo 14 dice así: “Para dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 12 de la Ley, los municipios pueden constituir consorcios con entidades privadas que persigan fines de interés público, coincidentes con los de la administración local. Los consorcios adquirirán derechos y contraerán obligaciones. Para la ejecución de obras de interés común y a solicitud de los incorporados en el mismo, podrán vincularse temporalmente a estos consorcios otras entidades centralizadas o descentralizadas a las que se refiere la Ley N° 290.” Con esta base legal se pueden constituir los Consejos de Desarrollo Departamental bajo la modalidad de consorcios integrados por los actores institucionales municipales y nacionales, así como por las organizaciones sociales del Depaetamento y otras entidades privadas presentes en el mismo, todos ellos bajo el principio de voluntariedad y en función del interés público. Las consideraciones del Reglamento a la Ley de Municipios establece requisitos de representatividad a sus integrantes muy similares a los estipulados en la Comisión Regional de Planificación de la RAAS, lo que supone una ventaja pues permite que ambos niveles sean equivalentes.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 83

¿Qué proponen los territorios? En la introducción a esta guía hicimos alusión a una serie de principios que orientan al nuevo paradigma de desarrollo y que se encuentran contenidos en Agenda 21. El desarrollo sostenible se refiere a la construcción de una visión de futuro que integra todos los factores del desarrollo (población, producción, recursos naturales e infraestructura) en una sola estrategia. Para una implementación efectiva de esta estrategia se requiere una serie de supuestos estrechemante relacionados entre si: • Debe haber un entorno político de gobernabilidad democrática. • Las decisiones sobre políticas públicas deben ser el resultado de la concertación multisectorial entre el Estado, la sociedad civil y el sector privado. • Se debe reformar el Estado, para que la gestión pública sea efectiva, eficiente, equitativa y transparente. La reforma del Estado a que nos referimos aquí es aquella que se deriva de la descentralización, con el interés de fortalecer la gestión pública local y a la participación ciudadana, para que los actores locales se involucren más en los procesos de toma de decisiones. En este esquema, vemos a los Consejos de Desarrollo Departamental y a los Comités de Desarrollo Municipal como mecanismos institucionales ideales para tratar de integrar estas estrategias en el ámbito territorial. Aunque prácticamente no existan Consejos de Desarrollo Departamental y aunque no todos los municipios hayan formalizado sus Comités de Desarrollo municipal como mecanismo institucional que busca potenciar la participación ciudadana en las tareas de planificación del desarrollo, hay que resaltar que de todas maneras existen importantes iniciativas y buenas prácticas a nivel municipal y departamental que ofrecen espacios de participación pública y privada. ¿Por qué insistimos en potenciar un ámbito institucional y no dejar simplemente que lo social camine por un lado y lo institucional por el otro?. Resulta que varios analistas políticos nos dicen que se corre un riesgo muy grande cuando no existen canales institucionales en donde procesar la demanda social. Si no se ofrecen canales institucionales se corre el riesgo de que la demanda social se manifieste a través del conflicto social.

84 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Nos parece que si el impedimento principal para la constitución de los CDM y los CDD obedece más a una cuestión de tipo técnico, entonces valdría la pena ensayar algunas propuestas para fortalecerlos. ¿Cuáles son los mecanismos?, hay una variedad de propuestas interesantes de cómo hacerlo. Río San Juan, por ejemplo, plantea que el Consejo de Desarrollo Departamental no es algo que se constituye ahí por decreto o por ordenanza, es un proceso, hay que hacer talleres, hay que invitar a la gente, hay que involucrarla, si no está organizada hay que invitarla a que se junte para impulsar el desarrollo de su municipio y su departamento, etc., y después de ese proceso hacemos nuestro Consejo. No hay un Consejo de Desarrollo Departamental ideal, lo que funciona para Río San Juan no necesariamente va a funcionar para otro departamento. Por eso, lo que queremos plantear aquí, es encarar el tema del CDD desde una perspectiva más amplia y funcional, que implica una serie de pasos que asumen la descentralización y la participación como procesos. En la experiencia latinoamericana identificamos ocho acciones a considerar al integrar un Consejo de Desarrollo Departamental: Acción 1: Hacer un relevamiento de necesidades y potencialidades de cada municipio de un departamento. Muchos dirán que ya han hecho esto, ¡que bueno!. No se trata empezar de cero, si ya existen diagnósticos hay que usarlos como insumos. PROTIERRA hizo trabajos participativos en varios municipios para recabar información. AMUNIC ha hecho eso también. El mecanismo: A través de las asambleas ciudadanas convocadas por los gobiernos municipales formar grupos de trabajo en base a esos insumos que ya fueron recolectados o nuevos y organizarlos en áreas temáticas: población, producción, infraestructura, medioambiente, etc. Acción 2: Hacer la sistematización de los insumos obtenidos en cada municipio y elaborar documentos temáticos consolidados. ¿Qué quiere decir eso?, que si en el caso de Río San Juan tenemos seis municipios y tenemos seis documentos sobre producción, juntar los seis y consolidarlos en un solo material. El mecanismo: A través de asistencia técnica de profesionales locales, de la Cooperación Técnica Internacional o cualquier otra capacidad institucional disponible en el Departamento.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 85

Acción 3: Revisar y validar los documentos temáticos sistematizados. El mecanismo: A través de la conformación de mesas de concertación por áreas temáticas convocadas por los gobiernos municipales. No se está planteando reinventar la rueda, sino que hay una cantidad de iniciativas importantísimas que se están dando ahora pero que no se están aprovechando porque llegan hasta donde está su límite natural y de ahí se tendría que tomar como en una carrera de relevos el siguiente nivel para hacerlo más efectivo. Acción 4: Integrar las áreas temáticas en una visión compartida del desarrollo sostenible del departamento. El mecanismo: a través de los Consejos de Desarrollo Departamental. Los mismos son integrados por ciudadanos designados por cada mesa de concertación en calidad de sus voceros. Aquí ya no hablamos de representación de organizaciones específicas, sino de grupos de interés. Acción 5: Elaborar la propuesta del Plan de Desarrollo Departamental quinquenal del CDD. El mecanismo: A través de la asistencia técnica. Se trata de integrar un equipo técnico de apoyo a los CDD con las propuestas generadas desde las distintas organizaciones sociales. Acción 6: Adoptar el Plan de Desarrollo Departamental. El mecanismo: A través de las autoridades del Departamento (Concejos Municipales, Diputados, CDD), se revisa y se aprueba el Plan de Desarrollo Departamental. Acción 7: Priorizar y operacionalizar los programas y proyectos de desarrollo. El mecanismo: A través de la deliberación pública entre Consejo de Desarrollo Departamental, Concejos Municipales y equipo técnico asesor. A la hora que ellos deliberan, para que la discusión sea efectiva, tiene que haber un lenguaje común. Este lenguaje común no surge de repente, es producto de un proceso.

86 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Acción 8: Obtener financiamiento e implementar el Plan de Desarrollo Departamental. El mecanismo: A través de una alianza estratégica entre Gobiernos Municipales, Consejo de Desarrollo Departamental y los Diputados Departamentales. Destacamos a estos últimos ya que tienen una deuda muy grande con los territorios de donde provienen. La Constitución Nacional estipula las atribuciones principales de los Diputados Departamentales: (1) legislar; y (2) representar a la sociedad del Departamento. Se puede convocar a los Diputados para que se integren en la promoción de una propuesta que viene elaborada de todas las fuerzas vivas del Departamento que representan. Todo esto que se plantea es con el convencimiento de que se necesita realmente crear y/o potenciar esos espacios de participación; la participación es fundamental para convivir y compartir responsabilidades. En la tercera parte de esta guía presentamos algunas ordenanzas municipales que consideramos ejemplares para la integración de los Comités de Desarrollo Municipal. Estamos conscientes de los múltiples esfuerzos institucionales dirigidos a integrar y perfeccionar estos mecanismos de participación municipal, ya hemos reproducido los planteamientos de AMUNIC, INIFOM y FUNDEMOS al respecto. Pero conocemos pocas iniciativas encaminadas a la integración de los Consejos de Desarrollo Departamental, por lo que en esta sección presentaremos sólo algunas exsperiencias y propuestas organizativas en este sentido: El Consejo de Desarrollo Sostenible de Río San Juan. La Comisión Regional de Planificación de la RAAS.

La Constitución Nacional estipula las atribuciones principales de los Diputados Departamentales: (1) legislar; y (2) representar a la sociedad del Departamento.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 87

III.a.- El Consejo Departamental de Desarrollo Sostenible de Río San Juan, CODESO RSJ EL CODESO RSJ nace como una iniciativa del Directorio de AMURS, por la necesidad de coordinar y concertar las acciones e intervenciones que realizan las entidades en los diferentes territorios del departamento de Río San Juan. Se constituyo el 5 de Marzo de 1999. Qué es el CODESO RSJ El Consejo Departamental de Desarrollo Sostenible es un órgano de amplia participación institucional de los diferentes actores de desarrollo de Río San Juan, que busca promover procesos de participación, coordinación y concertación entre los diferentes sectores de la sociedad civil, a la vez que cuida el cumplimiento de los principios y objetivos del Desarrollo Sostenible. Objetivo General Articular y potenciar la intervención y las acciones de los diferentes actores del desarrollo de la región encaminados a impulsar el desarrollo sostenible en el Departamento. Principios y valores Visión Integral de Desarrollo Participacion Ciudadana Voluntad Política Conciencia Ambiental Quienes forman el CODESO RSJ Los Gobiernos Locales, las Instituciones Estatales, los Organismos y Proyectos, las Empresas y Gremios, líderes comunales. Estructura organizativa de CODESO RSJ Asamblea General: Compuesta por 72 miembros es la máxima instancia política y decisoria. Junta Coordinadora: Integrada por un representante de cada gremio, es la responsable de la representación del CODESO y de la conducción de las acciones.

88 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Integrantes de la junta coordinadora Por los Gobiernos Locales, propietario Alcaldía San Miguelito, Suplente Alcaldía de El Castillo. Por las Instituciones Estatales, propietario MARENA, suplente el SILAIS. Por los Organismos y Proyectos, propietario UNAG, suplente FUDAR. Por las Empresas y los Gremios, propietario CANTUR, suplente UNAG. Por líderes comunales, propietario líder Mancha de Coyol, suplente el Movimiento Comunal, MCN. Secretaría Ejecutiva está a cargo de la Asociación de Municipios de Río San Juan, AMURS, con personal a tiempo completo. Comisiones temáticas Comisión Comisión Comisión Comisión Comisión Económica y Productiva del Ambiente de Género Social Prevención y Mitigación de Desastres 17 25 16 17 12 miembros miembros miembros miembros miembros

Principales funciones de las estructuras Asamblea General: - Promover el diálogo y la participación de todos los actores. - Fortalecer los lazos y la coordinación entre Gobiernos Locales y la Sociedad Civil. - Impulsar la articulación departamental y municipal con el nivel nacional en torno al desarrollo sostenible. - Aprobar políticas y estrategias de desarrollo del departamento. - Respaldar y avalar iniciativas de proyectos y acciones que beneficien al departamento y sus respectivos municipios. Junta Coordinadora - Activar las decisiones de la Asamblea, convocando a las comisiones para discutir y definir propuestas . - Vigila el cumplimiento de decisiones de Asamblea. - Respalda las acciones que impulsa la Secretaría. - Fiscaliza a la Secretaría . - Representa al CODESO . - Aprueba los planes presentados por la Secretaría Ejecutiva.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 89

Secretaría Ejecutiva - Promueve de manera participativa la definición consensuada de la Políticas y Estrategias territoriales y sectoriales. - Promueve e impulsa la elaboración y ejecución de la Planificación Estratégica. - Establece convenios y coordinación con otras entidades a fines, con el aval de la Junta Coordinadora. - Mantiene el flujo de información entre las comisiones y la Junta Coordinadora. Principales logros - Se han impulsado interesantes debates sobre el manejo de los recursos y la planificacion del departamento como es el caso del proyecto Ecocanal, PaNic y Biodiversidad entre otros. - Se han dicutido los mega proyecto que tienen como destino RSJ ej. ECOCANAL. En esta caso la comisión ambiental dará seguimiento a los estudios de impacto ambiental. - Se impulsan ferias de valorizacion de la mujer riosanjuaneña, ferias de comercialización y producción. - Discusión y Aprobación de los estatutos de funcionamiento de la junta coordinadora. - Promoción de intercambios de experiencias. - La alianza CODESO RSJ– AMURS – DIPUTACION. - Impulsa el Proceso de definición y elaboración del plan estratégico de desarrollo del departamento. - Cómo articular los esfuerzos municipales con los sectoriales. - Se impulsa un proceso de concertación. Lecciones Aprendidas - Para impulsar el desarrollo de los territorios es necesario el fortalecimiento de las capacidades locales. - Un proceso de cualquier naturaleza ( planificación, concertación, coordinación ) debe estar acompañado de la participación de todos los actores de desarrollo presentes en los territorios. - Es importante mantener una alianza entre los Gobierno Locales, el estado y la sociedad civil. - Los procesos de descentralización solo pueden ser efectivos si éstos son acompañados de una verdadera descentralización de decisiones y recursos. - Como muy importante es la descentralización efectiva a los municipios, para ayudar a cumplir con su rol de facilitadores e impulsores del desarrollo de los territorios de su circunscripción.

90 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

III.b.- La Comisión Regional de Planificación de la RAAS Misión y objetivos de la Comision Regional de Planificación. La Comision Regional de Planificación tiene como misión alcanzar, a través de la coordinación interinstitucional y la participación de los actores claves de la región, el consenso sobre las políticas, planes, programas y proyectos generales y sectoriales para el desarrollo sostenible de la Región. Objetivo general Constituir un foro para la participación del Consejo y Gobierno Regional, alcaldías, entidades sectoriales, universidades, organizaciones comunitarias y sociedad civil en general, en el análisis, discusión, evaluación y consenso sobre políticas, leyes, programas, proyectos, acciones y opciones que contribuyan al desarrollo socioeconómico, ambiental y cultural de la región. Objetivos específicos Fortalecer la organización de los actores locales y su participación en la toma de decisiones para el desarrollo regional. Mejorar los niveles de organización, coordinación y cooperación multi- e intersectorial en la Región. Facilitar el uso de las capacidades técnicas locales en la generación, análisis, y transferencia de información así como para la divulgación de los temas relativos a la problemática y soluciones a la situación económica, social, ambiental y cultural de la región. Mejorar la capacidad de análisis y respuestas de los decisores regionales en cuanto al desarrollo humano regional y municipal. Identificar los vacíos y necesidades de la región, para mejorar su organización y capacidades técnicas e institucionales. Generar propuestas de programas, proyectos y acciones que respondan y contribuyan al desarrollo sostenible de la región. Generar un Plan de Desarrollo integral de la Región, considerando los aspectos sectoriales nacionales y su adecuación regional.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 91

Integrantes La Comision Regional de Planificación está integrada por 22 Miembros siendo estos los siguientes: Autoridades Regionales (2) o El Consejo Regional. Representado por su presidente o en su defecto un miembro de la Junta Directiva o El Gobierno Regional. Representado por el Coordinador Regional quien la presidirá y coordinará Autoridades municipales (12) o Las Alcaldías Municipales. Representadas por los respectivos alcaldes Delegaciones regionales de los entes de gobierno (8) o Las Delegaciones de los entes centrales. Representadas por los delegados de los siguientes entes: MAGFOR, MTI, MIFIC, MARENA, MINSA, MED, INAA, INTUR Autoridades Comunales Tradicionales (2) o Representación de las Comunidades Indígenas. Un representante acreditado por escrito por las Comunidades Indígenas Rama. Un representante acreditado por escrito por las Comunidades Indígenas Miskita. Universidades y entes científicos (2) o Las Universidades de la Región (URACCAN y BICU). Representadas por el respectivo rector o su delegado oficial. La sociedad civil organizada (2) o El sector de la empresa privada. Un representante acreditado y avalado por escrito por la organización empresarial. o Organismos No Gubernamentales y Proyectos de desarrollo local. Un representante acreditado y avalado por los ONG´s relevantes de la Región (CIDCA, FADCANIC, Otras)

92 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Organos que la estructuran El Pleno de la Comisión Regional Lo conforman todos los miembros integrantes de la Comisión y lo preside el Coordinador de Gobierno Regional. Con el propósito de escuchar criterios sobre temas específicos, la Comisión podrá invitar a sus sesiones a otras personas, instituciones y organismos del estado y de la sociedad civil. La Secretaria Técnica Organo ejecutivo de las decisiones del Pleno. La ejerce el Responsable de Planificación del Gobierno Regional Los Grupos de Trabajo o Comités Técnicos Los Comités Técnicos se conformarán por miembros del Pleno según temática y serán integrados por los entes involucrados y de mayor conocimiento técnico sobre la respectiva temática, los cuales estarán representados en estos comités por el miembro de la comisión o bien por otros técnicos y especialistas delegados por la institución correspondiente de acuerdo al tema. Estos órganos funcionarán debidamente articulados y conforme a las respectivas funciones.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 93

Funciones de los órganos La Comisión Regional, el Pleno. Evaluar, proponer y aprobar los mecanismos de coordinación y organización de las entidades regionales en función de mejorar la planificación participativa, evaluación, seguimiento y control de los planes de desarrollo regional, sectorial y local. Promover los estudios e investigaciones que les permitan obtener información de línea de base económicas, sociales, ambientales y culturales para conocer la situación actual, capacidades potenciales y tendencias para un desarrollo humano sostenible de la región. Promover reuniones y forum regionales con entidades sectoriales nacionales y locales que permita conocer, intercambiar y opinar sobre el desarrollo de políticas, programas, proyectos, acciones y estrategias que afectan el desarrollo socioeconómico y ambiental de la región. Promover el desarrollo de mecanismos y procedimientos regionales para conocer, evaluar, decidir y dar seguimiento a los programas, proyectos y acciones desarrollados en la región. Promover la elaboración de planes de ordenamiento territorial regional, planes sectoriales y locales y estrategias para su financiamiento y ejecución Proponer a las autoridades correspondientes ordenanzas, resoluciones, programas, proyectos, acciones y estrategias que fortalezcan y mejoren el desarrollo institucional regional. Preparar anualmente una agenda de trabajo sobre temas de interés regional, municipal y comunitario, generada a través de consultas regionales y municipales. Generar una base de datos de los técnicos a participar en los comités técnicos. Promover y operativizar reuniones anuales con donantes para presentar logros y alcances de la CPR y formular propuestas en el marco de la estrategia de planificación regional. Promover el establecimiento y operación del Centro de Información Regional.

94 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

La Secretaria Tecnica Preparar y presentar al Pleno la agenda de trabajo anual y dar seguimiento a su cumplimiento una vez aprobada. Elaborar las memorias de las sesiones de trabajo de la comisión, así como su publicación y distribución entre los miembros. Distribuirá las invitaciones y agendas de trabajo para las sesiones del Pleno, la Comision Regional y los Grupos de Trabajo. Coordinar las acciones que la comisión determine con las entidades, proyectos, agencias locales y nacionales. Dar seguimiento a los compromisos suscritos por los miembros de la Comisión Regional de Planificación. Preparar la información y documentación técnica necesaria. Organizar de acuerdo con la Comisión, los eventos, intercambio de información, y otras actividades de interés. Apoyar y facilitar la realización de foros de discusión y eventos decididos por la Comision. Elaborar y distribuir informes trimestrales de avances para mantener informados a los miembros del Pleno y la Comisión. Administrar los recursos logísticos y financieros destinados para el funcionamiento del Foro Regional de Planificación. Los Grupos Sectoriales de Trabajo Analizar y evaluar los aspectos que demande la Comision sobre temas específicos y proponer soluciones, plantear alternativas y estrategias según el caso. Evaluar y dar seguimiento a los objetivos y logros de los programas y proyectos regionales. Recomendar metodologías y procesos que mejoren las estrategias y capacidades para el desarrollo de la región. Participar de conformidad a la temática correspondiente, en la elaboración de los planes operativos anuales de la Comisión. Proponer términos de referencia para consultorías para el fortalecimiento de la Comisión y participar en evaluaciones de licitación y selección de consultores para temas particulares que se le soliciten.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 95

Procedimientos de operación La Comisión Regional La Comisión en Pleno sesionará en reuniones ordinarias con una frecuencia trimestral. El quórum se formará con la presencia de la mitad mas uno de los miembros, el que quedará establecido al inicio de las sesiones. El Presidente podrá convocar a reuniones extraordinarias, cuyo quórum se establece como en las ordinarias. La convocatoria a las reuniones se realizará mediante citatoria a través de la Secretaría Tecnica, la cual deberá expresar el lugar, fecha, hora y objeto de la reunión, así como la agenda, todo ello aprobado y oficializado por el Presidente de la CRP. Los miembros representantes de las instituciones y organismos que integran la Comisión, tendrán un suplente quien lo representara en caso de ausencia por fuerza mayor. Los suplentes serán nombrados de la misma forma que los titulares. Los acuerdos se tomarán por consenso y en su defecto por mayoría simple de los miembros asistentes. Cuando haya discrepancias, estas podrán razonarse. Los miembros participarán con voz y voto en las sesiones y podrán participar en los comités técnicos cuando sea pertinente.

96 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

La Secretaria Tecnica Coordinará el trabajo de los Grupos de Trabajo en estrecha vinculación con los respectivos coordinadores. La memoria de las sesiones se elaborará y se distribuirá en el termino de una semana. Los Grupos de Trabajo Sesionara por invitación del Presidente a traves de la Secretaria Tecnica. De su seno seleccionara un coordinador y un relator para cada una de las sesiones de trabajo Los resultados o productos de cada sesión serán entregados o remitidos al Presidente en calidad de informe con una copia impresa y en formato digital. Cada informe debe contener los objetivos, metodología, resultados, fecha de la sesión, miembros que participaron y firma. Los miembros deberán estar registrado y oficializado a través de una carta del Coordinador. Los miembros tendrán el apoyo logístico y documental para facilitar el desarrollo de su trabajo designado.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 97

La diversidad de las experiencias municipales. Desde las experiencias del desaparecido Ministerio de Acción Social hasta los más recientes comités de desarrollo municipal integrados en Jinotega, Boaco y otras municipalidades, las modalidades e iniciativas para la integración de estos comités ha variado mucho, lo que reafirma la racionalidad de la flexibilidad del mandato del CONADES que en el inciso 4 del artículo 4 de su Decreto Creador contempla: “Promover y evaluar esquemas para la conformación, organización y desarrollo de Consejos Locales de Desarrollo Sostenible, a nivel de Municipios, Departamentos o Territorios, según su caso, quienes elaborarán sus propias agendas y proyectos de acuerdo a las necesidades más sentidas y prioritarias de sus comunidades.” Con este espíritu se reafirma la autonomía local para organizar sus instancias de Desarrollo de acuerdo a sus particularidades y prioridades, por lo que no trataremos de establecer un modelo de Comité de Desarrollo Municipal, sino que nos limitaremos a citar dos ejemplos que valoramos como excelentes por haber sido concebidos de forma incluyente y porque consideran importante el equilibrio entre representaciones urbanas y rurales. El éxito y sostenibilidad de los comités de desarrollo como instancias de diálogo y concertación se fundamenta en la representatividad de sus integrantes, pues sólo así pueden obtener el apoyo y reconocimiento de la sociedad y las instituciones del Municipio para el cual trabajan. Habiendo conocido los procesos participativos que dieron origen a las ordenanzas que reproducimos a continuación, las proponemos como ejemplos para la conformación de comités de desarrollo en aquellos municipios que aún no los han integrado y como referencia para la reforma de las ordenanzas que dieron origen a comités de desarrollo constituidos por iniciativa de agentes externos al municipio, sean éstos proyectos de cooperación o instituciones del Estado. Con estos ejemplos damos por concluida esta parte de la presente guía, pero queremos recordarles que este no es un manual de cómo hacer, sino una serie de ejemplos en los cuales se pueden inspirar para tomar sus propias decisiones. Para esesorías directas les recomendamos recurrir a AMUNIC, a la Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local, al Grupo FUNDEMOS o al Consejo de Hermanamientos Holanda Nicaragua, quienes tienen habilidades y capacidad de apoyarles.

98 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

III.c.- Ordenanza Municipal creadora del CDM de Jinotega El Concejo Municipal del Municipio de Jinotega, en uso de las facultades que le confieren el artículo 177 de la Constitución Política y la Ley de Municipios Reformada e incorporada, Leyes 40 y 261, en sus artículos 28, incisos 4 y 7, hace saber: 1. Antecedentes En el mes de septiembre del año 1999, la Alcaldía Municipal de Jinotega decide su participación en el proyecto común de Planificación Estratégica Municipal, al nombrar al coordinador del proyecto a nivel municipal. En el mes de noviembre del mismo año por acuerdo unánime del Honorable Concejo Municipal, se decide la conformación de un equipo técnico que trabajaría en función del mismo plan, siendo integrado por directores de áreas y personal técnico de apoyo a las actividades del proceso que se había iniciado siempre con el apoyo del Concejo Nacional de Hermanamientos Holanda-Nicaragua, específicamente con la ciudad hermana de Zoetermeer. En marzo del 2000 se inició el proceso de planificación estratégica municipal cuya primera fase concluyó en mayo del 2001 con la entrega del Plan de Acciones al Concejo Municipal. Los momentos importantes de este proceso se fundamentaron en el pensamiento estratégico y se hicieron posibles con la realización de tres talleres de actores que dieron lugar a la convergencia y el consenso de ideas sobre la situación del municipio. El primer taller de actores tuvo la participación de 83 personas, representantes de diferentes instituciones gubernamentales, no gubernamentales y la población civil organizada. En este taller se realizó un diagnóstico de la situación del municipio, así como un análisis FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) y la definición de los primeros puntos de partida sobre los cuales había que plantear las posibles líneas de acción. Otro resultado importante fue lograr conformar una Comisión de Seguimiento integrada por 19 miembros de distintas instituciones y organismos no gubernamentales con presencia en el municipio para trabajar a la par del comité técnico de la municipalidad. En el segundo taller de actores se definieron los elementos de visión de futuro, es decir las líneas de acción del plan, además de presentar los resultados de una investigación sobre los recursos, programas y proyectos que se desarrollan en el municipio.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 99

En el tercer taller de actores se definieron los elementos de visión de futuro y el trabajo entre los coordinadores del Plan Estratégico Municipal y la Comisión de Seguimiento. La naturaleza del Plan de Acciones se basa en tres líneas estratégicas generales y tres líneas de apoyo, la que a su vez contienen otras sub-líneas, conteniendo la información y orientación suficiente para propiciar el desarrollo integral del municipio. Para la implementación del Plan Estratégico Municipal es necesaria la conformación de una estructura que propicie la integración de todos los sectores de la población, para lo cual la Comisión de Seguimiento en conjunto con el Gobierno Municipal han impulsado un gran proceso de consulta en torno a la conformación del Comité de Desarrollo Municipal. El proceso de elaboración de esta ordenanza inició en agosto con talleres de participación amplia de las instituciones y organizaciones presentes en el municipio, la aprobación de la Resolu ción Municipal No. 2 sobre la Creación del Comité de Desarrollo Municipal, talleres de consulta a pobladores rurales y urbanos y sesiones de trabajo semanales de la Comisión de Seguimiento. Esta etapa concluye con la aprobación de esta ordenanza y dará inicio a la fase de implementación del Plan de Acciones.

2. Considerando Primero:Que el Artículo 1, párrafo segundo, Artículo 16, inciso 1 al 9 de la Ley de Municipios reformada e incorporada, Leyes 40 y 261, estipula que la participación ciudadana es el proceso de involucramiento de la ciudadanía en forma individual y colectiva, con la finalidad de incidir en la toma de decisiones y participar en la formulación, ejecución y evaluación de las políticas, programas y proyectos de carácter público en todos los niveles territoriales e institucionales para lograr el desarrollo humano integral y sostenible del Municipio de Jinotega, en correspondencia con el Estado. Segundo:Que los Artículos 35, 36 y 37 de la Ley de Municipios reformada e incorporada, Leyes 40 y 261, preceptúa que es competencia del Municipio crear mecanismos e instancias de participación ciudadana como espacios democráticos de responsabilidad y gestión compartida en función del desarrollo.

100 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Tercero: Que de conformidad con el Artículo 16, inciso primero, el Artículo 28, numeral 1, de la Ley de Municipios reformada e incorporada Leyes 40 y 261, es deber del Gobierno Municipal ejercer estas competencias compartidas con la sociedad civil y organizar a la ciudadanía del Municipio de Jinotega en función de implementar el Plan Estratégico Municipal de Jinotega así como definir e impulsar planes y programas necesarios para el desarrollo del municipio. Cuarto: Que habiéndose facultado a la Comisión de Seguimiento para la elaboración de la propuesta de esta Ordenanza mediante la Resolución No. 2 "Creación del Comité de Desarrollo Municipal" para definir en ella entre otros, la conformación, integración, atribuciones, funciones y funcionamiento del Comité de Desarrollo Municipal de Jinotega. Quinto: Que para elaborar esta ordenanza se desarrolló un proceso de consulta amplia y representativa con la población rural y urbana del Municipio de Jinotega. Sexto: Por primera vez el Comité de Desarrollo Municipal tendrá una amplia participación al estar integrado por líderes, promotores, alcaldes auxiliares y miembros de los Comités de Desarrollo y Comisiones Sectoriales que existen en el municipio que sean propuestos por las organizaciones involucradas en este proceso y por las comunidades.

3. Por tanto De conformidad a lo antes considerado, disposiciones legales citadas, Artículo 177 de la Constitución Política de la República de Nicaragua, Artículos 1, 2, 16, inciso del 1 al 9, Artículos 25, 28, inciso 4, 7, Artículos 35, 36 y 37 de la Ley de Municipios Reformada e Incorporada Leyes 40 y 261 y Artículos 15, 18, 19, 20, 21, 22, 23 del Decreto 52-97 del Reglamento a la Ley de Municipios, el Concejo Municipal del Municipio de Jinotega aprueba la siguiente Ordenanza: Por tanto ha dictado la siguiente ordenanza:

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 101

Título I: El Comité de Desarrollo Municipal Capítulo I: Del Comité de Desarrollo Arto. 1 El Comité de Desarrollo Municipal es un órgano propositivo y consultor que apoyará al Concejo Municipal en sus decisiones relativas al desarrollo del municipio. Capítulo II: De los principios formadores Arto. 2 El Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares se regirán por los siguientes principios: a) Serán promotores de la participación ciudadana. Serán incluyentes y darán espacio de participación a todos los actores presentes en el municipio, sin discriminación de género, edad, etnia, religión, ideologías y condición económica. b) Serán órganos democráticos. c) Serán órganos pluralistas reflejando la diversidad de actores en el municipio. d) Serán órganos neutrales sin someterse a intereses político partidarios, religiosos y de otra índole. e) Serán promotores de comunicación y cooperación entre la sociedad, el gobierno municipal, entes autónomos, instituciones del Estado y el gobierno nacional. f) Tendrán un rol protagónico los actores sociales, económicos y de desarrollo del municipio. g) Serán promotores de la autonomía municipal. h) Tendrá vocación de servicio público. i) Serán promotores que inspiren confianza, honestidad, honradez, ética y transparencia en la comunidad. j) Respetarán las ideas y serán tolerantes ante las opiniones de los demás. k) Respetarán la autonomía de las organizaciones e instituciones participantes.

102 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Capítulo II: De los fines y objetivos Arto. 3 El Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares se crearán con el fin de: a) Promover el desarrollo comunitario organizado y sostenible. b) Dar seguimiento al Plan Estratégico Municipal (PEM). c) Gestionar de forma beligerante el desarrollo urbano y rural. d) Trabajar por el cambio de las condiciones sociales e) Promover la gobernabilidad a través de la despolarización política a nivel del municipio y armonizar los esfuerzos en función del desarrollo del mismo. f) Promover la igualdad de oportunidades que propicien el desarrollo de las comunidades. g) Contribuir al desarrollo socio-económico del municipio. h) Facilitar el derecho a recibir información y retroalimentación. i) Facilitar la comunicación entre líderes comunitarios, el gobierno municipal e instancias del gobierno nacional. j) Facilitar la coordinación inter-institucional y cohesión de todos los actores del municipio evitando la duplicidad de esfuerzos. k) Optimizar el uso de los recursos disponibles para el municipio. l) Propiciar espacios de participación ciudadana. m) Promover la equidad social y la justicia de conformidad a las leyes de la República. n) Promover relaciones de coordinación, comunicación, diálogo, y tomar las decisiones mediante la negociación y el consenso. o) Promover prácticas de elecciones libres, democráticas y transparentes a través de voto secreto. El procedimiento se establecerá en el reglamento. p) Promover la práctica de igualdad y equidad en la participación de hombres y mujeres, así como de jóvenes y personas adultas en las diferentes estructuras.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 103

Capítulo III: Del ámbito Arto. 4 La acción del Comité de Desarrollo Municipal y de sus órganos auxiliares tendrá validez en la circunscripción del municipio de Jinotega. Arto. 5 El Comité de Desarrollo Municipal tendrá dos formas de representación: a) La representación territorial tanto urbana como rural. b) La representación sectorial o temática.

Título II: De la organización Capítulo I: De la organización territorial Arto. 6 El Comité de Desarrollo Municipal promoverá la organización territorial del Municipio de Jinotega, estableciendo seis distritos rurales y seis distritos urbanos las cuales serán institucionalizadas para todos los efectos de organización, planificación e inversión por el Concejo Municipal. Los distritos rurales estarán conformadas por la reunión de varias comarcas que se identifican por: a) los rasgos de población, b) la homogeneidad en sus aspectos económicos, c) su identidad territorial y cultural, d) las características geográficas determinadas por los relieves, vías de acceso y otras, e) la vulnerabilidad ante amenazas naturales. Los distritos urbanos estarán conformados por la agrupación de varios barrios divididos proporcionalmente. Arto. 7 Cada uno de los doce distritos tendrá un representante propietario y su respectivo suplente que serán miembros del Comité de Desarrollo Municipal.

104 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Estos serán electos a partir de los Comités de Desarrollo Comunitarios de la siguiente manera: a) Cada comunidad, valle, caserío, finca o barrio elige su Comité de Desarrollo Comunitario que se podrá componer de 3 a 7 miembros de acuerdo a las características y criterios que establezcan las comunidades. b) Este Comité de Desarrollo Comunitario elige a tres representantes quienes pertenecerán a la Asamblea Distrital. c) Esta representación deberá conformarse por: Una mujer adulta, un hombre adulto, una joven o un joven mayor de 16 y menor de 30 años. d) En la Asamblea de Desarrollo de Distrito tendrán participación los alcaldes auxiliares electos por sus respectivas comarcas. e) La Asamblea de Desarrollo de Distrito elige a 8 (ocho) representantes que conformarán el Comité de Desarrollo de Distrito. La Asamblea de Desarrollo de Distrito se organizará en comisiones de trabajo que participarán en las Comisiones Sectoriales: a) Educación, Cultura y Deportes. b) Salud. c) Género, Niñez, Adolescencia y Tercera Edad. d) Medio Ambiente y Recursos Naturales e) Economía, Producción e Infraestructura. f) Jurídica y Derechos Humanos. El Comité de Desarrollo del Distrito se compondrá de: a) un coordinador o coordinadora, b) un representante de los alcaldes auxiliares electos por sus respectivas comarcas correspondientes al Distrito, c) un representante de cada comisión sectorial. Cada Comisión de Desarrollo de Distrito de su seno elegirá un propietario y un suplente como representantes ante el Comité de Desarrollo Municipal para un total de 12 (doce) representantes territoriales.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 105

Capítulo II: De la organización sectorial Arto. 8 En las Comisiones Sectoriales participarán organizaciones e instituciones sociales, económicas, sindicales, gremiales, deportivas, religiosas, empresariales y otras personas jurídicas y naturales comprometidas con el desarrollo integral y sostenible del municipio. Cada actor del desarrollo municipal participará en la Comisión Sectorial correspondiente a sus intereses, capacidades y al grado de compromiso que tenga. Arto. 9 Cada Comisión Sectorial nombrará a dos representantes propietarios y sus suplentes para participar en el Comité de Desarrollo Municipal para un total de 12 representantes sectoriales. Capítulo III: De la organización del CDM Arto. 10 El Comité de Desarrollo Municipal estará compuesto por doce (12) representantes territoriales y doce (12) representantes sectoriales y será presidido por el Alcalde Municipal. De su seno se elegirá una junta directiva compuesta por cinco (5) miembros. Capítulo IV: De la participación del Estado Arto. 11 Rol del Gobierno Municipal El rol del Gobierno Municipal se rige de acuerdo a lo establecido en el Artículo 177 de la Constitución de la República, la Ley de Municipios reformada e incorporada, Ley 40 y 261, específicamente en los Artículos 1, 28, inciso 7, Artículos 35, segundo y último párrafo, Artículos 36, 37, 67 de su Reglamento y la Ley 376 de Régimen Presupuestario en los Artículos 25 y 27. Arto. 12 Rol del Instituciones del Estado y entes autónomos: Las instituciones gubernamentales participarán activamente en las Comisiones Sectoriales correspondientes a sus funciones y materias que le son atribuidas por la Ley. Cada institución gubernamental participará mediante su delegado u otra persona que sea nombrada con capacidad de negociación y/o toma de decisiones en las comisiones sectoriales correspondientes a sus funciones. Se especificará en el Reglamento correspondiente.

106 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Título III: De la composición Capítulo I: De la calidad de miembros Arto. 13 Calidad de miembros: Los miembros del Comité de Desarrollo Municipal y de las Comisiones Territoriales surgen de procesos electorales democráticos y de amplia participación que aseguran la calidad y representatividad de su participación. Se promoverá la representación y participación activa de mujeres y jóvenes como actores fundamentales del desarrollo del municipio. La participación en el Comité de Desarrollo Municipal y los demás órganos auxiliares es voluntaria y requiere de un alto grado de compromiso con el municipio y disponibilidad de tiempo. Por lo tanto, los miembros deben reunir las siguientes cualidades: a) Tener liderazgo y reconocimiento de sus comunidades y/o sectores. b) Tener voluntad de representar y servir dignamente a la comunidad en función de contribuir a su desarrollo sin esperar beneficios personales. d) Ser tolerante y respetuoso a los derechos individuales y colectivos. c) Ser honesto, honrado y transparente. d) Tener buenas relaciones y ser sociable y comunicativo con su comunidad. e) Dar trato igualitario a las personas, instituciones públicas y privadas sin preferencias por razones políticas, étnicas, religiosas ni económicas. f) Ser creativos y tener capacidad de gestión. g) Saber leer y escribir en el caso de participar en el Comité de Desarrollo Municipal.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 107

Capítulo II: De los deberes y derechos de los miembros Arto. 14 Deberes de los miembros: Son deberes de los miembros del Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares: a) Participar activamente en las estructuras correspondientes. b) Asistir cumplidamente a las actividades programadas. c) Cumplir con las responsabilidades y actividades designadas. d) Disponer del tiempo necesario para actuar con calidad, eficiencia y garantizar la buena marcha del comité o comisión respectivo. e) Informar periódicamente al grupo, sector, distrito o comunidad a cual representa sobre el quehacer del comité. f) Elevar propuestas constructivas a la estructura correspondiente a la instancia superior. g) Contribuir a los objetivos de desarrollo llevando aportes para beneficio del desarrollo municipal. h) Velar por el buen funcionamiento del Comité de Desarrollo Municipal y demás órganos. i) Actuar de forma beligerante ante situaciones que afecten el desarrollo municipal. Arto. 15 Derechos de los miembros: Son derechos de los miembros del Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares: a) Tener acceso a la información requerida por la Dirección de Planificación y Control retomando el formato de caracterización relacionada al desarrollo del municipio en sus diferentes ámbitos. Se especificará en el Reglamento. b) Tener acceso a la información necesaria disponible en la Dirección de Planificación y Control respecto a leyes, políticas, estrategias, planes y programas de las instituciones públicas, entidades autónomas y gobierno central que afecten el desarrollo del municipio.

108 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

c) Proponer resoluciones y ordenanzas municipales y otras iniciativas de ley. d) Aportar e incidir en políticas, planes y programas de instituciones públicas. e) Dar seguimiento a los procesos de licitación, la formulación y ejecución proyectos que se desarrollan en el municipio. f) Velar por el buen cumplimiento de los procesos de licitación de inversión pública y privada y dar seguimiento a los proyectos en ejecución. g) Recibir capacitación en función de mejorar su desempeño en materia de desarrollo Municipal. h) Participar en las actividades relevantes relacionadas al desarrollo del municipio. Capítulo III: De las prohibiciones Arto. 16 Será prohibido para los miembros del Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares: a) Divulgar información sobre temas pendientes de aprobación, salvo en el caso de que se apruebe en proceso de consulta sobre la materia a tratar. b) Utilizar el nombre, información y actividades del Comité de Desarrollo Municipal para fines particulares, partidarios y/o personales. c) Violentar los estatutos, reglamentos y cualquier otra normativa que disponga el Comité de Desarrollo Municipal.

Título IV: De su gobierno y administración Capítulo I: Del Gobierno del Comité de Desarrollo Municipal Arto. 17 Serán órganos de gobierno de participación ciudadana: a) La Asamblea General que se compondrá de todos los miembros de las comisiones territoriales y sectoriales que hayan asumido y/o ratificado su compromiso como miembros activos.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 109

b) Las Comités de Desarrollo Distritales, su Asamblea de Desarrollo Distrital y sus Comités de Desarrollo Comunitario. c) Las Comisiones Sectoriales Genéricas serán: La Comisión de Género, Niñez, Adolescencia y Tercera Edad. La Comisión de Educación, Cultura y Deportes. La Comisión de Salud. La Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales. La Comisión de Economía, Producción e Infraestructura. La Comisión Jurídica y de Derechos Humanos. d) Las Comisiones Sectoriales Específicas se desprenderán de las Comisiones Genéricas de a partir de una decisión del Comité de Desarrollo Municipal y de acuerdo a la necesidad que da origen a su creación. e) El Comité de Desarrollo Municipal será compuesto por 12 (doce) representantes de las Comisiones Sectoriales, 12 (doce) representantes de las Comisiones Territoriales y será presidido por el Alcalde Municipal. f) La Junta Directiva del Comité de Desarrollo Municipal será compuesta por 5 miembros. Se elegirá del seno del Comité de Desarrollo Municipal.

Capítulo II: De los objetivos, atribuciones y funciones de cada órgano de participación ciudadana Arto. 18 Serán objetivos generales del Comité de Desarrollo Municipal los siguientes: a) Contribuir al desarrollo socioeconómico del municipio a través de la formulación de estrategias con la participación de sectores públicos, privados y sociedad en general para definir una agenda municipal común. b) Promover la participación ciudadana en la elaboración, implementación, seguimiento y evaluación del Plan Estratégico de Desarrollo Municipal.

110 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Arto. 19 Serán objetivos específicos del Comité de Desarrollo Municipal los siguientes: a) Promover la gestión de recursos a nivel nacional e internacional para facilitar la ejecución del Plan Estratégico de Desarrollo Municipal. b) Garantizar la ejecución, seguimiento y evaluación del Plan Estratégico de Desarrollo Municipal y su impacto en las condiciones de vida de la población. c) Garantizar la capacitación sistemática de los recursos humanos involucrados en la ejecución del Plan Estratégico de Desarrollo Municipal. d) Asegurar el funcionamiento de las diferentes estructuras y órganos auxiliares propuestos en esta ordenanza. Arto. 20 Serán funciones y atribuciones del Comité de Desarrollo Municipal los siguientes: a) Proponer políticas, programas y proyectos ante el Concejo. b) Apoyar en la identificación, selección y priorización de proyectos propuestos por otras instancias públicas y privadas. c) Dar su visto bueno y sus recomendaciones acerca de los proyectos de inversión pública propuestos y presentarlos al Concejo Municipal para su respectivo aval. d) Participar y hacer recomendaciones sobre el plan y presupuesto anual. e) Conocer, analizar y promover la articulación de Planes Municipales con Planes Nacionales. f) Ser una instancia de coordinación, apoyo y asesoría al Concejo Municipal. g) Gestionar recursos para la ejecución del Plan Estratégico de Desarrollo Municipal. h) Ser un mecanismo de facilitación a la participación ciudadana. i) Podrá crear comisiones de trabajo adhoc a lo interno del Comité de Desarrollo Municipal cuando sea necesario. j) Informar periódicamente sobre su quehacer al Concejo Municipal y la ciudadanía.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 111

k) Analizar la información sobre planes de inversión municipal y de las demás instituciones con incidencia en el municipio y hacer sus recomendaciones correspondientes. l) Coordinar la elaboración e implementación de una estrategia de divulgación para dar a conocer los resultados de planes, programas y proyectos con la Dirección de Planificación y Control de la Alcaldía Municipal. m) Coordinar con la Dirección de Planificación y Control la elaboración e implementación de planes y presupuestos anuales y velar por su debido cumplimiento. n) Dar seguimiento y evaluar la ejecución del Plan Estratégico Municipal. o) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres. p) El Comité de Desarrollo Municipal podrá promover iniciativas de ley correspondientes al desarrollo del municipio. q) El Comité de Desarrollo Municipal apoyará la gestión del Gobierno Municipal para que sea cumplida la asignación de transferencias presupuestarias a favor del municipio así como los montos destinados a los programas de inversión pública aprobados por cada una de las instituciones del Gobierno Nacional presentes en el territorio. r) El Comité de Desarrollo Municipal apoyará las gestiones del Gobierno Municipal ante los poderes del Estado. Arto. 21 Los objetivos de la Comisión de Género, Niñez, Adolescencia y Tercera Edad serán: a) Socializar, identificar y priorizar la problemática relacionada a género, niñez, adolescencia y tercera edad. b) Proponer planes de acción que contemplen la solución a la problemática identificada. c) Coordinar la implementación del Plan de Acción con los diferentes actores locales para lograr la optimización de recursos. d) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres.

112 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Arto. 22 Las funciones y atribuciones de la Comisión de Género, Niñez, Adolescencia y Tercera Edad serán: a) Establecer mecanismos de coordinación entre las diferentes Instituciones y Organismos que trabajan esta temática. b) Analizar problemas y necesidades relacionados con género, niñez, adolescencia y tercera edad y presentar al Concejo Municipal las medidas y soluciones correspondientes para su aprobación. c) Promover intercambio de experiencias. d) Proponer políticas de Desarrollo Municipal en las temáticas de género, niñez, adolescencia y tercera edad. e) Asegurar el funcionamiento de la Comisión de manera activa y sistemática con la integración de las instituciones públicas y privadas que brinden atención al área y elaborar la normativa correspondiente. f) Conocer, analizar y promover la articulación de Planes Municipales con Planes y Estrategias Nacionales. g) Dar seguimiento a los planes de acción y proyectos de las instituciones y organizaciones que trabajan en esta área. h) Dar al Comité de Desarrollo Municipal su visto bueno y sus recomendaciones acerca de los proyectos de inversión pública propuestos. i) Asesorar al Gobierno Municipal para la toma de decisiones en lo relativo a la temática de género, niñez, adolescencia y tercera edad. j) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres. Arto. 23 Los objetivos de la Comisión de Educación, Cultura y Deportes serán: a) Coordinar y potenciar las acciones de educación formal y no formal, cultura y deportes de los diferentes actores del municipio. b) Proponer políticas, planes, programas y proyectos relacionados a educación, cultura y deportes al Concejo Municipal en base al Plan Estratégico Municipal. c) Promover la educación no formal.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 113

Arto. 24 Las funciones y atribuciones de la Comisión de Educación, Cultura y Deportes serán: a) Establecer mecanismos de coordinación entre las diferentes Instituciones y Organismos que trabajan esta temática. b) Promover la articulación de acciones entre las instituciones públicas de educación formal e instituciones y organizaciones que desarrollan acciones de educación no formal. c) Facilitar la elaboración del plan estratégico municipal de educación con énfasis en producción y medio ambiente retomando las prioridades del Plan Estratégico Municipal (PEM) y su articulación en base a políticas y planes estratégicos nacionales del MECD y otras instituciones involucradas. d) Analizar y hacer recomendaciones sobre las acciones relacionadas con la planificación de la educación básica, técnica y universitaria a realizarse en el Municipio de Jinotega, tomando en cuenta que la educación es un elemento importantísimo para alcanzar el desarrollo económico, como también lo son la cultura y el deporte. e) Dar seguimiento y evaluar periódicamente la implementación del plan municipal de educación, cultura y deporte. f) Analizar problemas y necesidades relacionados con educación, cultura y deporte y presentar al Concejo Municipal las medidas y soluciones correspondientes para su aprobación. g) Dar al Comité de Desarrollo Municipal su visto bueno y sus recomendaciones acerca de los proyectos de inversión pública propuestos. h) Asesorar al Gobierno Municipal para la toma de decisiones en lo relativo a educación, cultura y deportes. i) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres Arto. 25 Los objetivos de la Comisión de Salud serán: a) Promover la capacidad de autogestión para la salud integral de los ciudadanos de Jinotega. b) Facilitar mecanismos de comunicación entre las autoridades locales y la población para la gestión en salud.

114 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

c) Promover y fortalecer acciones comunitarias en función de la salud integral de la población. Arto. 26 Las funciones y atribuciones de la Comisión de Salud serán: a) Establecer mecanismos de coordinación entre las diferentes Instituciones y Organismos que trabajan esta temática. b) Proponer estrategias y planes de trabajo a la Comisión Social del Concejo Municipal, a las instituciones de salud, en coordinación con la Oficina de Planificación de la Alcaldía. c) Conocer, analizar y promover la articulación de Planes Municipales con Planes Nacionales. d) Proponer políticas de Desarrollo Municipal en la temática de salud. e) Analizar problemas y necesidades relacionadas con salud y presentar al Concejo Municipal las medidas y soluciones correspondientes para su aprobación. f) Dar al Comité de Desarrollo Municipal su visto bueno y sus recomendaciones acerca de los proyectos de inversión pública propuestos. g) Apoyar en la formulación, gestión, organización y seguimiento de proyectos que beneficien la salud integral de la población. h) Asesorar al Gobierno Municipal para la toma de decisiones en lo relativo a la temática de salud en el municipio. i) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres Arto. 27 Los objetivos de la Comisión de Medio Ambiente serán: a) Promover acciones relacionadas con la planificación, ordenamiento, conservación, recuperación, manejo y explotación de los recursos naturales a realizarse en el Municipio de Jinotega, tomando en cuenta la necesidad de conciliar el desarrollo económico con la protección del medio ambiente. b) Promover la divulgación de las leyes relacionadas al medio ambiente y los recursos naturales.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 115

Arto. 28 Las funciones y atribuciones de la Comisión de Medio Ambiente serán: a) Establecer mecanismos de coordinación entre las diferentes Instituciones y Organismos que trabajan esta temática. b) Crear políticas, planes, programas, proyectos e instrumentos y proponerlos al Concejo Municipal para dar seguimiento al Plan Estratégico del Desarrollo de nuestro Municipio sobre el tema y al Plan Ambiental Municipal. c) Conocer, analizar y promover la articulación de Planes Municipales con Planes y Estrategias Nacionales en la materia del medio ambiente y recursos naturales. d) Analizar iniciativas, problemas y necesidades relacionados con el medio ambiente y recursos naturales y presentar al Concejo Municipal las medidas y soluciones correspondientes así como ordenanzas municipales encaminadas o dirigidas al desarrollo, la recuperación y conservación del medio ambiente y los recursos naturales para su aprobación. e) Dar al Comité de Desarrollo Municipal su visto bueno y sus recomendaciones acerca de los proyectos de inversión pública propuestos. f) Elaborar y proponer al Concejo Municipal normas, técnicas y disposiciones administrativas que operativicen la legislación existente. g) Asesorar al Gobierno Municipal para la toma de decisiones en lo relativo al uso y manejo del medio ambiente y de los recursos naturales. h) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres. Arto. 29 Los objetivos de la Comisión de Economía, Producción e Infraestructura serán: a) Promover acciones relacionadas con la planificación y el desarrollo económico social del Municipio. Arto. 30 Las funciones y atribuciones de la Comisión de Economía e Infraestructura serán: a) Establecer mecanismos de coordinación entre las diferentes Instituciones y Organismos que trabajan esta temática.

116 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

b) Conocer, analizar y promover la articulación de Planes Municipales con Planes y Estrategias Nacionales en la materia de economía, producción, turismo e infraestructura c) Proponer políticas del Desarrollo Municipal en la temática de la economía, producción e infraestructura. d) Asesorar al Gobierno Municipal para la toma de decisiones en lo relativo a los asuntos económicos del municipio. e) Apoyar a la Dirección de Planificación y Control en el seguimiento a los programas y proyectos económicos, productivos, turísticos y de infraestructura tomando en cuenta el impacto ambiental y el ordenamiento territorial. f) Analizar iniciativas, problemas y necesidades relacionados con el desarrollo económico y social y proponer al Concejo Municipal las medidas y soluciones así como ordenanzas municipales correspondientes para su aprobación. g) Elaborar y proponer al Concejo Municipal normas, técnicas y disposiciones administrativas que promuevan el desarrollo económico y social de los ciudadanos. h) Dar al Comité de Desarrollo Municipal su visto bueno y sus recomendaciones acerca de los proyectos de inversión pública propuestos. i) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres. Arto. 31 Los objetivos de la Comisión Jurídica y de Derechos Humanos serán: a) Promover el cumplimiento del marco jurídico relacionado al desarrollo municipal. b) Promover el respeto a los derechos humanos a nivel del municipio. Arto. 32 Las funciones de la Comisión Jurídica y de Derechos Humanos serán: a) Establecer mecanismos de coordinación entre las diferentes Instituciones y Organismos que trabajan esta temática. b) Asesorar en materia jurídica al Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 117

c) Proponer y apoyar en la elaboración de resoluciones y ordenanzas municipales dentro del marco jurídico establecido. d) Conocer, analizar y promover la articulación de Planes Municipales con Planes y Estrategias Nacionales en la materia jurídica y de derechos humanos. e) Proponer políticas de Desarrollo Municipal en relación al tema de derechos humanos y promoción de leyes relacionadas al desarrollo municipal. f) Analizar iniciativas, problemas y necesidades relacionados con el marco jurídico y los derechos humanos y presentar al Concejo Municipal las medidas y soluciones así como ordenanzas municipales correspondientes para su aprobación. g) Dar al Comité de Desarrollo Municipal su visto bueno y sus recomendaciones acerca de los proyectos de inversión pública propuestos. h) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres. Arto. 33 Los objetivos de los Comités de Desarrollo de Distrito serán: a) Facilitar la comunicación entre Comité de Desarrollo Municipal y Comités de Desarrollo Comunitario y comunidades. b) Promover la participación de las y los ciudadanos en la gestión comunitaria. Arto. 34 Las atribuciones y funciones de los Comités de Desarrollo de Distrito serán: a) Plantear al Comité de Desarrollo Municipal, las iniciativas, los problemas y necesidades de su distrito corresponidente y ser partícipe en la búsqueda de soluciones a los mismos. b) Proponer y canalizar al Comité de Desarrollo Municipal proyectos de desarrollo que beneficien al distrito basados en las propuestas de los Comités de Desarrollo Comunitario. c) Representar ante el Comité de Desarrollo Municipal a los pobladores del distrito correspondiente. d) Informar a las comunidades sobre las gestiones realizadas ante las instancias del Comité de Desarrollo Municipal.

118 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

e) Dar seguimiento a las gestiones realizadas por los Comités de Desarrollo Comunitario y Distritales. f) Apoyar el proceso de planificación participativa. g) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres. Arto. 35 Los objetivos de los Comités de Desarrollo Comunitarios serán: a) Fortalecer la organización comunitaria. b) Promover la participación ciudadana en las comunidades. c) Promover el control social de las inversiones. Arto. 36 Las funciones y atribuciones de los Comités de Desarrollo Comunitarios serán: a) Brindar información a las diferentes instituciones públicas y privadas que apoyen el desarrollo de su comunidad. b) Darle seguimiento a los proyectos que se ejecuten en su comunidad y promover la participación de los beneficiarios en ellos. c) Promover la sostenibilidad y mantenimiento de las inversiones realizadas. d) Velar por la conservación y recuperación del medio ambiente y los recursos naturales en las comunidades. e) Facilitar la comunicación entre la comunidad y las diferentes instancias del Comité de Desarrollo Municipal. f) Representar a la comunidad ante las instancias del Comité de Desarrollo Municipal y otras que estén en función del desarrollo de la comunidad. g) Apoyar las acciones emanadas por el Comité de Prevención y Mitigación de Desastres. Capítulo III: De la administración y del patrimonio Arto. 37 Por su naturaleza y por concertar la inversión pública y privada en beneficio del desarrollo del Municipio, el Comité de Desarrollo Municipal no asumirá funciones de administraciones ni podrá adquirir patrimonio.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 119

La única instancia facultada en términos de administración y de adquisición de patrimonio en función de la buena marcha del Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares será la Alcaldía Municipal de Jinotega. El Comité de Desarrollo Municipal velará por la administración eficiente y utilización correcta y transparente de los recursos disponibles.

Título V: De su funcionamiento Capítulo Único: De su funcionamiento Arto. 38 El Comité de Desarrollo Municipal definirá mediante sus estatutos el funcionamiento necesario para poder cumplir con los objetivos y funciones propuestos en esta ordenanza. Arto. 39 Las estructuras directivas del Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares y sus respectivos representantes serán electos cada dos (2) años. El proceso de elecciones del Comité de Desarrollo Municipal y sus órganos auxiliares será definido mediante el reglamento.

Título VI: Disposiciones transitorias y finales Capítulo Único: Arto. 40 Para garantizar el proceso organizativo territorial y sectorial, inicialmente el Comité de Desarrollo Municipal surgirá de la Comisión de Seguimiento y de miembros representativos de las Comisiones Sectoriales que ya están funcionando y que serán designados por el Concejo Municipal. Arto. 41 Este Comité de Desarrollo Municipal, surgido de la Comisión de Seguimiento, tendrá un funcionamiento de seis meses a partir de su integración para desarrollar los procesos organizativos territoriales y de las comisiones sectoriales.

120 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

III.d.- Ordenanza Municipal creadora del CDM de Boaco. (Anteproyecto para su aprobación) El Alcalde Municipal de Boaco hace saber a sus habitantes que el Concejo Municipal, en uso de sus facultades, ha aprobado la siguiente: Ordenanza Municipal que aprueba la composición e integración del Comité de Desarrollo Municipal CONSIDERANDO I Que la participación Ciudadana es eje fundamental en el desarrollo local y en el mejoramiento del nivel de vida de la población. II Que es responsabilidad del Gobierno Municipal aprobar la conformación de estructuras participativas y democráticas en el seno de su territorio para coadyuvar el proceso de desarrollo sustentable del municipio. III Que es potestad del Concejo Municipal integrar en las instancias de participación a las instituciones estatales, organizaciones económicas y sociales comprometidas en el desarrollo integral del municipio, a fin de coordinar el ejercicio de las atribuciones municipales con sus programas y acciones. Por Tanto En uso de sus facultades que le confiere los artículos 101 y 177 Cn; incisos 4 y 7 del Arto 28 y Arto 36 de la Ley de Municipio ( Leyes 40-261 ) arto 4, numeral 1,2,3,4,5, y 6 de la Ley General del Medio Ambiente, (Ley 217). Ordena La Aprobación y Conformación del Comité Desarrollo Municipal. Capitulo I Arto 1. Se aprueba y conforma el Comité de Desarrollo Municipal, para el fortalecimiento de la gestión local y la articulación de los distintos esfuerzos de la sociedad civil en función del desarrollo del municipio.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 121

Arto 2. El Comité de Desarrollo, estará integrado por el Alcalde, los Concejales, representantes de las instituciones estatales presentes en el municipio y por la sociedad civil organizada o no, (Gremios de productores, artesanos, etc, ONG¨s, Líderes Comunales, Asociación de Pobladores, etc.). Capitulo II Objetivos, Atribuciones y Funciones del Comité Desarrollo Municipal. Arto 3. Objetivos, Atribuciones y Funciones del Comité Desarrollo Municipal. A) Objetivos: Impulsar el desarrollo municipal fortaleciendo la participación ciudadana y la coordinación interinstitucional. Ser un órgano asesor y propositivo para la elaboración y ejecución del Plan de Desarrollo Municipal B) Atribuciones : Convocar a las instancias de los diferentes sectores de la Sociedad. Coordinar con las instituciones estatales y entes autónomos Participar en conjunto con el Gobierno Municipal en la elaboración de un diagnostico de un Plan de Desarrollo Municipal Recopilar inquietudes de las comunidades. Proponer y gestionar ante las autoridades pertinentes los recursos necesarios para la realización de los diferentes proyectos. Proponer y participar en la elaboración del Plan del Desarrollo Municipal y proyectos a realizar. Evaluación de la gestión realizada. Garantizar el debido seguimiento a la ejecución de programas y proyectos. C) Funciones : Promoción y Divulgación de Proyectos en Ejecución. Planificación, Organización, Coordinación, Supervisión, y Evaluación del proceso de desarrollo Municipal.

122 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Capitulo III Del Funcionamiento Arto 4. Para su funcionamiento el Comité Desarrollo Municipal, estará presidido por el Alcalde Municipal y en ausencia de este por su delegado. Arto.5 Del seno del Comité se elegirá una Junta Directiva a fin de que supervisen el Plan de desarrollo, la coordinación le corresponde a la Alcaldía, por lo que se elegirán para los cargos siguientes: Secretario de actas y acuerdos Fiscal Divulgador. Arto. 6 Los cargos son elegidos por voto secreto y para el periodo de un año prorrogable. Arto 7. El Comité de Desarrollo Municipal estará compuesto por comisiones de trabajo, pudiendo estas ser: Comisión Genero, Niñez, Juventud y 3era Edad, Comisión de Salud, Comisión de Cultura y Deporte, Comisión de Medio Ambiente y Comisión de Planificación Económica e Infraestructura o cualquier otra que sea necesaria para el buen desempeño de sus objetivos. Arto 8. En el caso de las Comisiones ya existentes en el municipio, xxxx de los miembros de las mismas se integraran al Comité. La designación de los mismos resultará del seno de la comisión correspondiente. Igualmente del seno del pleno de las comisiones resultaran propuestas ha ser sometidas al Comité de desarrollo. Arto 9. Las decisiones se tomarán por la votación favorable de mayoría simple y en caso de empate, el voto de la Alcaldía es decisivo. Arto 10.Habrá quórum con el 75 % de los integrantes y en caso de no realizarse La sesión de trabajo, los integrantes estarán automáticamente convocados para dentro de tres días a partir de la fecha de la no sesión.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 123

Arto 11. Las reuniones del Comité de Desarrollo, se realizarán mensualmente de manera ordinaria y extraordinariamente, las veces que sea necesario. La convocatoria la hará por escrito el Alcalde a través de la secretaria, adjuntando agenda a tratar o a través de la secretaría cuando lo soliciten la tercera parte de sus integrantes o los coordinares de las comisiones. Los miembros del Comité deben proponer temas de agenda. Arto 12. El Comité de Desarrollo Municipal presentará ante el Concejo Municipal los acuerdos y necesidades planteadas en las diferentes comisiones cada dos meses, con el fin de que el Concejo emita las normas o las decisiones que en el ámbito de su competencia le corresponde. A estas sesiones asistirá el divulgador, y un representante de la comisión de la temática que se va ha tratar. De igual forma si el Concejo Municipal amerita reunirse, tiene la facultad de convocar al CDM. Arto 13. Funciones de los Concejales en las Comisiones de Trabajo. Las Comisiones de Trabajo estará conformado por 2 concejales. Los Concejales se integrarán a las comisiones de acuerdo a su afinidad. El concejal debe de apoyar los acuerdos de la comisión dentro del Concejo Municipal. Capitulo IV De la aprobación del Plan de Desarrollo Municipal Arto 13. El Comité de Desarrollo Municipal debe de articular todas las posibles inversiones y la actividad humana en un municipio para dar origen al Plan de Desarrollo Municipal. Arto 14. Para la elaboración del Plan de Desarrollo, las comisiones deben de presentar sus agendas y en el seno del comité elaborar la propuesta de Plan para el municipio. El Comité de Desarrollo, debe presentar, para su aprobación, la propuesta de Plan al Concejo Municipal.

124 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Capitulo V Estructura, Objetivos, Funciones de las Comisiones de Trabajo Arto 15. Comisión Genero Niñez, Juventud, Adolescencia y Tercera Edad: A) Objetivos : Dirigir la sensibilización hacia organismos y organizaciones vinculados al sector, para proteger estos grupos. Precisar y asegurar la participación de organismos e instituciones que trabajan con el sector en el desarrollo integral de estos grupos. Promover la participación organizada de estos grupos en el desarrollo comunitario B) Atribuciones : Ser órganos de Coordinación en la consulta y gestión de proyectos que beneficien a estos sectores. C) Funciones: Asesorar al gobierno municipal para las decisiones y acciones que beneficien a estos grupos. Participar en la elaboración y actualización de planes para definir las estrategias y acciones a seguir. Divulgación en los medios de comunicación sobre los derechos y deberes de estos grupos. Arto 16. Comisión de Salud. A) Objetivos: Coordinar con las instancias correspondiente para mejorar la salud a todos los ciudadano del municipio, en espacial a los mas vulnerables. B) Atribuciones : En la Planificación de actividades asegurar un enfoque preventivo en coordinación con entidades relacionadas con la salud. Gestionar proyectos, acciones que induzcan a la mejoria de la salud ciudadana, etc.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 125

C) Funciones : Apoyar las diferentes actividades impulsadas por organismos e instituciones que trabajan para la salud. Arto 17. Comisión de Educación, Cultura y Deporte A) Objetivos : Analizar y recomendar acciones relacionadas con la planificación de la educación BASICA, MEDIA, TÉCNICA Y UNIVERSITARIA , a realizarse en el municipio de Boaco, para alcanzar el desarrollo económico, social, cultural y deportivo. Elaborar y proponer al Concejo municipal normas técnicas y disposiciones administrativas que promuevan la calidad de la educación y su demanda. Ser instancia de consulta para la toma de decisiones en el abordaje de problemas educativos, culturales, deportivos, salud reproductiva, violencia intrafamiliar y ejecución de proyectos con enfoque de genero. B) Atribuciones: Ser órgano de consulta para el estudio de proyectos. Participar en la elaboración del Plan de Desarrollo Municipal. C) Funciones: Apoyar al Gobierno Municipal en la elaboración y actualización del diagnostico. Definir estrategias de acción. Prestar apoyo y asesoría a las Instituciones Educativas. Articulo 18. Comisión del Medio Ambiente: A) Objetivos: Proponer acciones de planificación, ordenamiento, manejo y conservación de los recursos naturales del municipio para la protección del medio ambiente. Promover la organización de brigadas ecológicas con los diferentes sectores sociales. Velar por el cumplimiento de las leyes existentes relacionadas con la conservación y protección del medio ambiente.

126 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Promover estímulos e incentivos por la protección del medio ambiente. B) Atribuciones : Participar en la elaboración del plan de desarrollo Municipal. Participar en la elaboración del diagnostico ambiental Municipal y la definición de las estrategias de acción. Promover la creación de la brigadas ecológicas. C) Funciones: Ser instancias de consulta y asesoría para el estudio de proyecto y políticas municipales sobre el medio ambiente, o en caso de revisión o apelación de decisiones tomadas por las autoridades Municipales Articulo 19. Comisión de Planificación Económica e Infraestructura: A) Objetivos : Buscar y proponer al Concejo municipal nuevas alternativas viables que promuevan el desarrollo económico del municipio. Fomentar la participación de los sectores productivo del municipio para promover el desarrollo. Promover la participación ciudadana en la búsqueda de alternativas de desarrollo económico para generar riquezas. B) Atribuciones : Ser instancias de consulta permanente sobre tasas impositivas municipales. Acompañar la gobierno municipal en lo relativo a la toma de decisiones económicas. Acompañar a los ciudadanos en la generación de ideas para la elaboración de proyectos económicos. Elaborar diagnostico de recursos económicos. Participar en la formulación de proyectos en conjunto con el gobierno municipal. Participar con el gobierno municipal en la gestión ejecución y evaluación de proyecto de desarrollo económico.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 127

Brindar apoyo y accesoria a las instituciones actores sociales interesados en el desarrollo municipal. Establecer reuniones de consulta con todos los sectores sociales para recoger y discutir las necesidades, demandas e ideas. C) Funciones : Establecer reuniones periódicas con el gobierno municipal para presentar problemas y alternativas de solución. Formular proyectos de desarrollo. Elaborar programas de capacitación a las comunidades que le permita identificar ellos mismos sus problemas y alternativas de solución. CAPITULO VI Conformación de las Comisiones de Trabajo y su Funcionamiento Arto 20. Conformación de las Comisiones de Trabajo. Cada Comisión de Trabajo estará integrada por un representante de las instituciones del Estado y por las Organizaciones de la Sociedad Civil presentes en el Territorio de acuerdo al perfil de trabajo en que se desempeñan. En las Comisiones de trabajo se integrará un representante de los líderes comarcales. Las Comisiones estarán presididas por un Coordinador y un secretario, el cual será electo entre los miembros de la Comisión por un periodo de un año reelegible. El Coordinador de la Comisión y un miembro de la comisión los representará ante el Comité de Desarrollo Municipal. En cada comisión de trabajo se integrarán dos Concejales. Arto.21. Funcionamiento de las Comisiones de Trabajo. Las comisiones se reunirán 1 vez al mes y en caso extraordinario cuando algún miembro de la comisión lo solicite para abordar temas de emergencias. La invitación se realizará por escrito y con una agenda definida. Arto 22.Publíquese y ejecútese.

128 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Participación ciudadana y concertación para el desarrollo Un ejemplo de El Salvador seleccionado como mejor práctica en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Naciones Unidas en el año 2000 a nivel internacional. La experiencia es un proceso de planificación urbana y regional: elaboración del presupuesto; programa de inversión de capital; planificación comunitaria; realización de Agenda 21 Local. Infraestructuras, comunicación y transporte: abastecimiento de agua potable; gestión y tratamiento de residuos. Participación ciudadana y riqueza cultural: participación comunitaria; expresión y animación; riqueza social y cultural. La iniciativa que la Alcaldía de Nejapa está desarrollando desde 1994 en el municipio de Nejapa el El Salvador, ha tenido por propósito incrementar sustancialmente en cantidad y calidad la inversión en proyectos de desarrollo en la municipalidad más pobre y afectada por el conflicto armado (1981-1992) del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS). Para alcanzar este propósito, la municipalidad ha asumido un papel de liderazgo en la sociedad local y orienta sus principales esfuerzos a promover la participación de la ciudadanía en la gestión local, construir alianzas multisectoriales, fortalecer la identidad local, y a implementar una pujante política de relaciones nacionales e internacionales. Después de seis años de ejecución de esta estrategia que se puede caracterizar como de desarrollo local, el municipio de Nejapa ha logrado: Incrementar sustancialmente la inversión en proyectos que se ajustan a las expectativas de la población y se inscriben en un proyecto de desarrollo territorial con visión de futuro. Fortalecer la gobernabilidad democrática en un territorio que recientemente ha concluido una conflagración de 12 años de duración y que ha cobrado más de 60,000 víctimas mortales. Disminuir considerablemente los niveles de conflictividad social y delincuencia. Desde las elecciones municipales de 1994, en las cuales el actual partido de gobierno fue electo con el 39% de los votos, éste ha sido reelegido en dos oportunidades con el 67 % en 1997 y con el 65% en el 2000.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 129

Fechas clave: En las elecciones de 1994 asume un gobierno local que cambia radicalmente el estilo de hacer gobierno municipal. En 1995 se realiza el primer ejercicio de planificación local participativa y se constituye un Concejo de Desarrollo de Nejapa (CDN) en el cual están representados los principales actores locales. (Este Comité equivale a los CDM de Nicaragua). En 1998 se conforma el Fondo de Contrapartidas para el Desarrollo Local de Nejapa, que moviliza inversiones financieras del sector empresarial, la municipalidad y la cooperación internacional. Este Fondo cuenta además con la participación de las organizaciones comunales y de ONGs. Situación antes del comienzo de la iniciativa En 1994, los 26,000 habitantes del municipio de Nejapa presentaban los más bajos niveles de acceso a los servicios básicos y desarrollo humano del Área Metropolitana de San Salvador. Su municipalidad era extremadamente pobre y carecía de vínculos con la sociedad local. Esta última, además, se encontraba profundamente dividida, debido que había sido la zona periférica a la capital más afectada durante la conflagración armada (19801992) que recientemente había finalizado. Establecimiento de prioridades Las prioridades de la iniciativa fueron modificándose a lo largo de sus años de ejecución, tanto en los contenidos como en el énfasis que éstos recibieron. No obstante se puede determinar que las prioridades fueron: ampliar el acceso de la población a los servicios básicos, superar la conflictividad social, unir a la sociedad nejapense en torno a un proyecto concertado de desarrollo local . Estas prioridades estaban embrionariamente contenidas en el plan de gobierno local de 1994, pero se fueron precisando y difundiendo progresivamente mediante un proceso de negociación, concertación y ejecución conjunta de iniciativas, entre el gobierno local y los demás actores del desarrollo local.

130 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Formulación de objetivos y estrategias Los grandes objetivos que se planteó el gobierno municipal electo en 1994, fueron: Elevar sustancialmente el acceso de la población a los servicios básicos e infraestructura social y económica. Fortalecer la gobernabilidad democrática a nivel local. Reconciliar la sociedad nejapense y disminuir la conflictividad social resultante del conflicto armado. Para lograr estos propósitos, la municipalidad de Nejapa orientó sus esfuerzos a: Promover la organización y la participación ciudadana en la toma de decisiones y en la ejecución de las mismas. Facilitar la construcción de espacios y mecanismos de concertación social y establecimiento de alianzas multisectoriales, Impulsar iniciativas orientadas a fortalecer la identidad local. Implementar una pujante política de relaciones externas a nivel nacional e internacional en la búsqueda de recursos para invertir en proyectos de desarrollo. Invertir los recursos obtenidos en la ejecución de obras priorizadas por la población. Movilización de recursos Para lograr una creciente movilización de recursos financieros, técnicos y humanos se establecieron desde 1994 alianzas interinstitucionales con aproximadamente 12 ONGs que respondieron positivamente ante la posibilidad de desarrollar iniciativas coordinadas con el sector público. Estas organizaciones contaban con recursos humanos y técnicos apropiados y en conjunto, una red de cooperantes internacionales que proveyeron recursos financieros. Más adelante (1998), con la facilitación de dos ONGs, la municipalidad estableció un Fondo de Contrapartidas para el Desarrollo Local de Nejapa, que recibió aportes financieros de dos grandes empresas que se encontraban en proceso de instalación en el municipio y de agencias de cooperación internacional.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 131

Este Fondo es una alianza cuatripartita de carácter permanente que está constituido por el gobierno local, empresas localizadas en el municipio, las organizaciones comunitarias y las ONGs. Por otro lado, el involucramiento de las organizaciones locales (principalmente de vecinos) en los distintos proyectos locales ha movilizado aportes en término de mano de obra y algunos aportes financieros. También, y de forma inusual para las municipalidades del país, se establecieron lazos de cooperación directa con municipalidades de otros países que aportaron asistencia técnica y financiamiento para diverso proyectos. Por último, cabe mencionar que la municipalidad de Nejapa jugó un papel importante en un movimiento reivindicativo de todas las municipalidades del país sobre el gobierno nacional que dio por resultado un sustancial incremento de sus trasferencias financieras a las municipalidades. Proceso Al comenzar la experiencia, el principal problema consistió en definir los mecanismos y adquirir las capacidades técnicas necesarias para abrir un proceso de participación ciudadana, ya que el sector público carecía de tradición en esta materia. Este problema se resolvió mediante el establecimiento de acuerdos entre el gobierno municipal y cinco ONGs que tenían experiencia en planificación participativa a nivel comunitario. Es así como el gobierno local de Nejapa y estas ONGs convocaron y realizaron en 1994 el primer proceso de planificación participativa a nivel municipal que se implementó en el país. De este ejercicio de planificación surgió un primer espacio de participación y concertación local (Consejo de Desarrollo de Nejapa), que sirvió para cogestionar la ejecución del Plan y no recargar la responsabilidad de llevarlo adelante exclusivamente en la municipalidad. La creciente participación ciudadana y concertación local ayudó además a movilizar recursos desde las comunidades y dotó de credibilidad al proceso de cambio en el estilo de gestión local ante la cooperación externa. Sin embargo, la aparición de nuevos actores institucionales planteó también un problema de "poder", en una sociedad acostumbrada a mecanismos simples y extremadamente verticales.

132 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

La solución de este problema se fue administrando paulatinamente mediante el trabajo conjunto y la generación de una progresiva confianza interinstitucional; la construcción de un proyecto territorial que puso el énfasis en las oportunidades que el desarrollo del municipio representa para cada una de las partes y la clarificación del rol que deben jugar las distintas instituciones locales (la municipalidad, las ONGs, las organizaciones comunitarias, las empresas, etc). Para 1997, el proceso de participación y concertación ya había avanzado considerablemente, pero se encontraba centrado principalmente en aspectos y actores sociales y políticos (organizaciones de base, ONGs y alcaldía), sin que hubiese mayor avance con los actores económicos. Es más, las negociaciones entre la empresa embotelladora de Coca-Cola y la municipalidad para instalar una planta en el municipio se encontraba entrampada debido a falta de comunicación, típica en la tradición nacional, en lo que se refiere a las relaciones entre gobierno locales y el sector empresarial. Este problema se resolvió mediante el compromiso de construir un Fondo de Contrapartidas, que sirve de espacio de concertación intersectorial y de inversión empresarial en el desarrollo local. En la actualidad, el mayor problema del proceso es su excesiva dependencia de fondos externos al municipio (nacionales e internacionales), por lo que el Plan de Desarrollo Local para el período 2000-2010 pone el acento en la promoción de la reconversión productiva del municipio. Se parte de la lógica que la mayor capacidad local de generar riqueza puede facilitar un incremento de la inversión local en su propio desarrollo. Resultados alcanzados Los objetivos propuestos al comenzar el proceso se han ido alcanzando progresivamente. El acceso de la población a los servicios básicos se ha ampliado mediante la ejecución de proyectos de energía eléctrica, agua potable, reparación de calles, etc. Esto ha posibilitado ampliar la cobertura de energía eléctrica del 51% al 89% de la población, de agua potable del 13% al 63% y de letrinificación de 43% al 92%.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 133

Se ha facilitado la construcción de viviendas dignas al 5% de las familias del municipio y próximamente se comenzará a ejecutar un proyecto de reubicación que proveerá de viviendas a otro 8% de la población. Las mujeres trabajadoras en el comercio urbano han mejorado sustancialmente sus ingresos a partir de la construcción de un centro comercial local. Además se ha mejorado sustancialmente la red de carreteras. La gobernabilidad local se ha fortalecido mediante el incremento de la organización ciudadana y la creación de espacios y mecanismo para su participación. Durante estos seis años se ha incrementado la organización de comunidades de ocho a 65 de un total de 71 identificadas y se ha creado un agrupamiento de organizaciones comunales que interlocuta por el sector. Las mujeres han incrementado su participación en las instancias de decisión, tanto por comunidad, como en el gobierno local. Además, la ciudadanía participa actualmente en la elaboración de los planes de desarrollo local y en la aprobación, ejecución y seguimiento de los proyectos que se implementan. Por último, Nejapa ha pasado de ser una sociedad fraccionada y con altos índices de conflictividad social a ser una sociedad que cuenta con un tejido de alianzas intersectoriales en las que participan: el Estado (municipalidad y alguno del Gobierno Nacional), el sector empresarial, las organizaciones de vecinos, otras organizaciones sociales locales (jóvenes, mujeres, organizaciones deportivas, etc) y un conjunto de ONGs comprometidas con el desarrollo de este municipio. Vale mencionar que, pese a su mayor índice de pobreza, Nejapa es en la actualidad uno de los municipios con menores índices delincuenciales del Área Metropolitana de San Salvador. Sostenibilidad Como ya se ha mencionado, la financiación del proceso desarrollado durante estos últimos seis años en Nejapa a descansado principalmente en la trasferencia de recursos externos al mismo, por parte de la cooperación internacional y de las trasferencias del gobierno nacional. Por lo tanto no se puede tipificar como un caso de autosostenibilidad. Sin embargo se puede afirmar que el proceso se ha mostrado financieramente sostenible durante seis años.

134 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Esta sostenibilidad depende de la capacidad que han tenido los actores locales para producir innovaciones permanentes, de articular sus propios esfuerzos y evitar la dependencia de alguna fuente externa en particular. No obstante, existe en la actualidad una creciente conciencia entre los actores locales de que la sostenibilidad financiera del proyecto, en el largo plazo, depende de su capacidad para incrementar la producción de riqueza a nivel local. Por otro lado, la participación amplia de la ciudadanía y su inclusión en los espacios de decisión ha servido para que las inversiones realizadas beneficien prioritariamente a los sectores sociales tradicionalmente marginados y sin voz. La sostenibilidad política del proceso depende en buena medida de la inclusión de distintos actores en la gestión de lo público, de forma que un cambio de gobierno local difícilmente podría revertir los logros alcanzados. Por otro lado, la aprobación social que ha obtenido el nuevo estilo de gestión local ha permitido que éste se mantuviese en el gobierno local durante tres períodos consecutivos con un 65% del respaldo electoral en las dos últimas elecciones municipales. Lecciones aprendidas El caso de Nejapa ha resultado un verdadero vivero de experiencias innovadoras para los actores nacionales y locales que ha involucrado. De estas experiencias se pueden extraer las siguientes lecciones: El fortalecimiento del capital socio-institucional de las sociedades locales pobres es un componente que puede conferir creatividad, recursos y sostenibilidad a los esfuerzos por superar sus problemas. Dos componentes claves para ésto son la creación de espacios y mecanismos institucionales de participación ciudadana y la construcción de alianzas intersectoriales. En este sentido, el gobierno local está llamado a jugar un papel de liderazgo. Distintas iniciativas, como la promoción de las organizaciones de base, los procesos de planificación participativa y el involucramiento de la ciudadanía en las decisiones, ejecución y control de los proyectos, pueden resultar medidas eficaces para promover la participación ciudadana a nivel local.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 135

Por otro lado, la concertación de alianzas intersectoriales entre las municipalidades y los principales actores económicos y sociales a nivel local, lo que implica para los gobiernos locales compartir la gestión de "lo público", puede contribuir eficazmente a resolver conflictos, movilizar recursos y concertar acuerdos que impulsen el desarrollo local. La promoción del desarrollo local exige que los distintos actores transiten de una visión vertical de sus proyectos, en la que sólo se toma en cuenta una parte "financiadora", una "ejecutora" y una "beneficiaria", a una visón horizontal, en la cual se contempla el involucramiento de otros actores locales. Por último, parece apropiado que las políticas de desarrollo local avancen "de lo simple a lo complejo" partiendo de dar respuesta a las necesidades inmediatas de la población, para proyectarse posteriormente a la ejecución de proyectos de mayor envergadura orientados a trasformar el modo tradicional de desarrollo. Transferibilidad Después de haber sido un municipio de poca importancia en el plano nacional, Nejapa se ha convertido desde 1994 en un importante referente para la implementación de iniciativas innovadoras de desarrollo local en El Salvador. Éste es uno de los motivos que ha llevado al alcalde de este pequeño municipio a ser elegido vicepresidente de la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador en 1997.

136 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Algunas de las experiencias que se han implementado en este municipio posteriormente han sido replicadas por otras municipalidades del país. La elaboración participativa de planes de inversión local, implementada por primera vez en Nejapa (1994) ha sido implementada en unos 90 de los 262 municipios del país y es hoy un requerimiento del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local para transferir recursos financieros a proyectos locales. De igual forma, el Consejo de Desarrollo de Nejapa en el que se encuentran representados los distintos actores del desarrollo local, ha sido replicado en unos veinte municipios del país y su constitución es hoy promovida por las instancias nacionales dedicadas a facilitar el desarrollo local. El fondo de Contrapartidas para el Desarrollo local de Nejapa ha sido replicado en el industrializado municipio de Soyapango y es una de las medidas priorizadas por la estrategia Nacional para el Desarrollo Local (1999) que ha sido concertada por organismos del gobierno nacional, la organización gremial municipal que reúne a todos los gobierno municipales del país (COMURES) y la Red de ONGs para el Desarrollo Local. Por último, cabe mencionar que el Comité de Vigilancia Ambiental constituido en forma electiva por la ciudadanía de Nejapa para dar seguimiento al impacto que tiene el relleno sanitario y la planta de reciclaje de los residuos sólidos del gran San Salvador es un importante referente nacional para la promoción de mecanismos institucionales de contraloría ciudadana a nivel local.

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 137

Bibliográfía Memorias de los procesos del 2000 y del 2001, CONADES, PNUD, Capacidad 21 accesibles en CONADES, Centro BANIC, Módulo 9, Managua o en el sitio web "www.conades.net.ni" Guía metodológica aplicada a la elaboración de Planes Estratégicos Municipales, Equipo técnico del Consejo de Hermanamientos Holanda - Nicaragua, Managua 2001. Boletín Nicarao, Volumen, 4 número 3, Comisión Sectorial para la Descentralización, Managua 2002. Participación Ciudadana, Manual sobre la participación ciudadana en la gestión municipal, Arq. Javier Mejía, PADCO, Managua. Mecanismos de participación en procesos de desarrollo municipal, Instituto Mayor Campesino, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Colombia. Consejo Municipal de Desarrollo Rural, una herramienta para todos, Instituto Mayor Campesino, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Colombia. Concertación y planeación participativa en propuestas de desarrollo sostenible, Instituto Mayor Campesino, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Colombia.

138 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.

Referencias de interés en INTERNET http://www.sdnnic.org.ni/participacion_ciudadana/index.html http://www.rds.org.hn/participacion_ciudadana/ h t t p : / / w w w. d i p - b a d a j o z . e s / a r e a s / d l o c a l / s e r v i c i o s / p r o y e c t o s / gdesarrollo/indice.htm http://www.fes.de/fulltext/bueros/nicaragua/00259toc.htm h t t p : / / w w w. e c l a c . c l / c g i - b i n / g e t P r o d . a s p ? x m l = / p u b l i c a c i o n e s / xml/1/7791/P7791.xml&xsl=/tpl/p9f.xsl http://www.iigov.org/resenas/re04.htm http://www.alojo.com/solidaridad/enlaces/index.htm http://www.iadb.org/rdm/Enlaces2.cfm http://www.geocities.com/CapitolHill/Lobby/6384/opiniones.html http://www.comures.org.sv/comures/experiencias.htm h t t p : / / a r. g e o c i t i e s . c o m / e d i c i o n e s 2 0 0 1 / L i t e r a t u r a / E l d e s a f i o / Paginas/Indice.htm http://www.iadb.org/idbamerica/spanish/sectors/democracy.html http://www.alojo.com/solidaridad/enlaces/desarrollo/legislacion.h tm http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/eco/ descydesareg.htm Sitios recomendados para información adicional http://www.mipres.gob.ni/grupoconsultivo/ http://www.agenda21.org.ni/docs_1.html h t t p : / / w w w. s o c i a l w a t c h . o r g / 2 0 0 0 / e s p / n o t i c i a s / f i n a n c i a c i o n / segundoprepcom_ONUAAC25712.htm http://www.plancolombia.com/plan3.html http://www.ciepac.org/bulletins/index02.htm http://www.iadb.org/ppp/document/listDocumentsSector.asp? order=dateOrder&sector_id=20

CONADES, PNUD, Capacidad 21 • 139

Este libro se imprimió en offset en los talleres de Litografía Nicaragüense, Managua, Nicaragua, en Noviembre del 2002. Impreso en papel bond.. El tiraje fue de 4000 ejemplares.

140 • Guía para instancias locales de concertación y desarrollo.