You are on page 1of 11

Hoy quiero llorar hasta que las lágrimas purifiquen el daño, hasta que sople el viento y las arrastre

hasta el mar. Hoy es difícil soportar el dolor que producen las cuchilladas afiladas que se clavan en un alma sensible. Hoy quiero gritar que la debilidad me puede cuando estoy sobrecargada de fuerzas contrapuestas que empujan en una gran lucha. Hoy mis alas se estancaron cuando comencé a volar y se quedaron atrapadas sin que las pudiera desplegar. Hoy pienso que este día no volverá y doy gracias porque mañana habrá quedado atrás. Hoy pienso que mañana un nuevo día

AMOR SIMPLEMENTE ESO Amor, un viaje misterioso, extraño, sin lógica. El latido del mundo y el corazón de todo aquel que se atreva a tomarlo, a sentirlo, a desearlo. La llama de la vela que se enciende en todo aquel capaz de sentirla, pero no quemarse. La lluvia que resbala sobre una montaña, el agua que corre por entre las piedras, el vuelo de un ave, el suspiro del viento. Viento que susurra en tu oído, que atreverse no cuesta nada, y que intentar no es en vano. Que buscar no es tan malo, pero que esperar no es tan bueno. Que la vida no es vida, si no se tiene a alguien con quien compartirla. Que soñar no tiene precio, pero que lo pagas si vives tu vida, viviendo de ello. Amor, una senda eterna si es verdadera, o tan sólo un pasaje, depende de como sea. Las miradas que chocan curiosas, en un repentino encuentro, o el roce de los labios que se enamoraron despacio. Aquel que es puro y que sólo siente. Aquel que no pide nada a cambio, pero que lo da todo sin pensarlo. Aquel que con simplemente tocarte, puede cambiarte. Aquel que siendo verdadero, es más fuerte que el miedo.  Miedo que día a día, nos aleja de la vida, miedo creado por anteriores fracasos, miedo que es vencido sólo, cuando la fe de algo más fuerte crece dentro, y cuando la esperanzo de lo verdadero, no se pierde entre la niebla. Amor, un camino que no termina, un camino que se recuerda. Un camino que nos guía, y que ilumina cada paso, cada meta, y cada pequeño o grande peldaño de la escalera. Escalera que nos lleva a un final que no termina, escalera que termina, cuando una nueva comienza.  

SIGNIFICADO DE AURORA En la mitología romana, Aurora es la deidad que personifica el amanecer. Es una mujer encantadora que vuela a través del cielo para anunciar la llegada del sol  . Sus hermanos son: el Sol y la Luna. Tuvo muchos maridos e hijos, cuatro de sus hijos son los vientos del norte, del sur, del este, y del oeste. Según el mito, sus lágrimas son las causantes del rocío mientras ella vuela a través del cielo llorando por uno de sus hijos que fue asesinado. Lucifer — uno de sus hijos — fue tomado por la mitología cristiana para representar a Satanás (de la mitología judía). Su equivalente en la mitología griega es la diosa Eos     En la mitología griega Eos (en griego Ἠώς Êôs, ‘aurora’) era la diosa titánide de la aurora, que salía de su hogar al borde de Océano, el océano que rodeaba el mundo, para anunciar a su hermano Helios, el Sol. Como diosa de la aurora, abría las puertas del cielo (con «sonrosados dedos») para que Helios pudiera conducir su carro por el cielo cada día. Eos era la hija de Hiperión y Tea (o Palas y Estigia) y hermana de Helios (el Sol) y Selene (la Luna), «que brilla sobre todos los que están en la tierra y sobre los inmortales dioses que viven en el ancho cielo», dijo Hesíodo (Teogonía 371-374). La adoración de la aurora como diosa fue heredada de tiempo indoeuropeos. Su equivalente en la mitología romana era Aurora («Eos» es un cognado del latín «Aurora» y del védico Ushas), y en la mitología etrusca Thesan. La aurora pasó a ser asociada en la religión romana con Matuta, más tarde conocida como Mater Matuta y también asociada con los puertos marítimos. Tenía un templo en el Foro Boario. El 11 de junio se celebraba la Matralia en ese templo en honor de Mater Matuta, festival éste sólo para mujeres en su primer matrimonio.
                     

ENSAYO DE UN AMOR
“No puedes, no debes enamorarte de un mortal”… dijo el mi príncipe oscuro mientras su voz llenaba la húmeda habitación infestada de alimañas que se alimentaban de nuestra putrefacta carne inmortal. Pero ya era tarde ya lo amaba mas que a nadie, y ese amor eran tan grande que no deseaba convertirlo en lo que, mi príncipe oscuro alguna vez me había convertido proclamando que lo hacia por amor. Pero aun así lo llamaban mis entrañas, lo llamaba ese don oscuro que infecta todo lo que toca, todo lo que ve, todo lo que ama, pues solo lo cubre de oscuridad. Vida eterna, ha!!! Le escupo en su cara ahora y el amor del príncipe, es tan enfermizo que aunque yo ya no posea aliento me asfixia… Como detener lo que somos, como amar de otra manera si como buena aprendiz, aprendí que esa era la única manera de amar, SU manera de amar, la de mi príncipe, ese amor que me prometió el cielo pero termino hundiéndome en esta mugrienta habitación, ese amor que consume por dentro que no pide solo arrebata, como poder amar de una manera diferente si solo así se amar?

 “Dime quien es ese humano”. reclamaba con gran enojo mi creador, pero yo callaba, me callaba su nombre en lo mas profundo de mi alma, lo guardaba como si fuera el ultimo respiro de mi vida mortal , como si el hecho de pronunciarlo significara sacrificar el ultimo aliento humano que me quedaba, su nombre lo guardaba en el único espacio que el príncipe no había logrado penetrar, el único lugar de mi alma que permanecía claro y puro, in corrompible, ese lugar hoy se encontraba en peligro de perecer en manos de ese hombre que había sido todo para mi, este hombre que me dio algo que yo no poseía pero a lo cual ahora después de siglos no encuentro de utilidad alguna. Me quedo callada y aguanto su cólera como muchas noches antes de esta, espero… a que? ya no se! pero espero… ya no lloro mis lagrimas me han abandonado , este es un dolor vació, un dolor anejo que ya no se como sentir, pero se que allí esta, me lo imagino lo saboreo. Salgo y me alimento de la primera persona que cruza mi camino para tragarme con su dulce sangre el nombre de mi amado y así volver a hacer el monstruo que no se como dejar de ser, ese

EL AMOR Y LA LOCURA Cuentan que una vez se reunieron todos los sentimientos y cualidades del hombre. Cuando el aburrimiento bostezaba por tercera vez, la locura como siempre tan loca propuso: “Vamos a jugar a los escondidos”. La intriga levantó el ceño extrañada y la curiosidad sin poder contenerse preguntó: ¿A los escondidos? ¿Y eso cómo es? Es un juego, explicó la locura, en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón, mientras ustedes se esconden, y cuando ya haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego. El entusiasmo bailó secundado por la euforia y la alegría dio tantos saltos que terminó de convencer a la duda, e incluso a la apatía, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar, la verdad prefirió no esconderse. ¿Para qué? Si al final siempre la hallaban, y la soberbia pensó que era un juego muy tonto, en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella, y la cobardía prefirió no arriesgarse. Uno, dos y tres, empezó a contar la locura. La primera en esconderse fue la pereza que como siempre, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra del camino. La fe subió al cielo y la envidia se encontró tras la sombra del triunfo, quien por su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La generosidad casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que encontraba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos, que si un lago cristalino para la belleza; que si la hendija de un árbol: perfecto para la timidez; que si el vuelo de una mariposa: lo mejor para la voluptuosidad, que si una ráfaga de viento: magnífico para la libertad, y así terminó en ocultarse en un rayito de sol.

El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo, pero solo para el. La mentira se escondió en el fondo de los océanos, mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris, y la pasión y el deseo en el cuarto de los volcanes. El olvido, se me olvidó donde se escondió, pero, eso no es lo importante, Cuando la locura estaba contando 999.999, el amor aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo estaba ocupado, hasta que al fin divisó un rosal y enternecido decidió esconderse entre sus flores. Un millón contó la locura y comenzó a buscar. La primera en aparecer fue la pereza solo a tres pasos de una piedra. Después se escuchó a la fe discutiendo con Dios sobre zoología y a la pasión y el deseo las sintió en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a la envidia, y claro, pudo deducir donde estaba el triunfo. El egoísmo no tuvo ni que buscarlo, el solito salió de su escondite, resultó ser un nido de avispas. De tanto caminar, sintió sed y al acercarse al lago descubrió la belleza, y con la duda resultó todavía más fácil, la encontró sentada cerca sin decidir aun de que lado esconderse. Así fue encontando a todos. El talento, entre la hierba fresca, a la angustia, en una oscura cueva, a la mentira, detrás del arco iris, mentira si estaba en el fondo de los océanos, y hasta encontró al olvido, ya se le había olvidado que estaba jugando a los escondidos. Pero solo el amor no aparecía por ningún sitio. La locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en las cimas de las montañas, y cuando estaba por darse por vencido divisó un rosal, tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto, un doloroso grito se escuchó. Las espinas habían herido los ojos del amor. La locura no sabía que hacer para disculparse, lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo, Desde entonces, desde que por primera vez se jugó a los escondidos en la tierra: El amor es ciego y la locura siempre lo acompaña.

Gothic? Dark? El Gothico nace mas allá de la luz, en cualquier zona obscura. Amor a la obscuridad y a todo lo que ella conlleva. Amor a la vida, a la Muerte, a la Melancolía. El Dark no tiene nada que ver con el Satanismo asi que es mejor no unir conceptos. Son subculturas, estilos, maneras de pensar. Lo común de estas subculturas es una apreciación por la dicotomía de la vida, el contraste entre la luz y la oscuridad, el bien y el mal, con la conciencia de que no hay una sin la otra, y la idea de que los juicios y valores asignados comúnmente a lo distinto no son necesariamente ciertos. Se tiende a tener un sentido del humor oscuro y perverso. Amor a la literatura, a la historia, a la música, a la poesía, a la belleza, a la fealdad, a lo viejo, a lo raro, a lo arcano, lo profano, lo distinto, lo pálido, a los ojos delineados, y uñas negras, a los libros, vampiros, al teatro, a la muerte, al amor, a la vida, a la tristeza, a las lágrimas, a la melancolía, etc… ..La osuridad Esto es muerte, pues es lo único justo, es la mitad entre el paraíso y el infierno, no hay cosas buenas ni malas, es lo objetivo, es la muerte, la muerte es la única manera de salir con los honores propios.