Precio del ejemplar: $2.

-

Mayo de 2012 - Año 8 - N° 79

El Revolucionario

O.T.R.
Organización de Trabajadores Revolucionarios

Una medida limitada
La expropiación del 51% de las acciones de Repsol le da al estado la posibilidad de tener un mayor control sobre sus recursos estratégicos. Sin embargo, lejos de orientarse hacia un modelo “nacional y popular”, el kirchnerismo ya está proponiendo abrirle el negocio a otras petroleras imperialistas como las yanquis Exxon y Chevron.
(Pág.3)

Ayer privatizadores, hoy con la expropiación
“Para aquellos que dicen que la privatización de YPF es una entrega de soberanía, para los santacruceños no es, porque esos millones de dólares van a evitar el despoblamiento y el éxodo de los pobladores de Santa Cruz, y creo que no hay nada más soberano que conseguir inversiones”. Néstor Kirchner, 26/09/92

(Pág.4)

Página 2 - ER - N°79 - Mayo 2012

El Revolucionario

Editorial

YPF

No se revierten el saqueo ni la dependencia
l anuncio por parte de Cristina Fernández de la expropiación del 51% de YPF ha causado expectativas en una parte importante del pueblo trabajador. Con esta medida, el gobierno busca presentarse como defensor de los recursos naturales; como el responsable de devolverle la soberanía al estado nacional. Sin embargo, más allá de las expectativas que pueda generar la medida, es importante señalar que el gobierno kirchnerista está lejos de avanzar en la superación de la dependencia y que ni siquiera está en sus planes adoptar decisiones serias para frenar el saqueo de los recursos naturales. En primer lugar, no puede pasarse por alto en este punto que la medida de expropiación parcial de YPF se adopta en el marco de una profunda crisis energética. Crisis energética que cuenta al matrimonio Kirchner entre sus máximos responsables, ya que fueron impulsores del proceso privatizador y vaciador en los años ´90 y, desde 2003, continuaron dando vía libre a la explotación sin ningún tipo de controles y favorecieron, de distintas maneras, los multimillonarios negociados de las petroleras. No se ha presentado, por otra parte, cuál será el plan que permitirá recuperar el autoabastecimiento energético, perdido tras años de desmanejos, durante el gobierno kirchnerista. Lo único que se ha hecho público hasta el momento es que los encargados de la intervención de YPF, Julio De

E

Vido y Axel Kicillof, han organizado reuniones con las petroleras yanquis y europeas más importantes del mundo en busca de “aliados” para poner en marcha YPF. De este “Casting de socios” (como lo ha titulado el oficialista Página/12) saldrán las petroleras que se beneficiarán con la adjudicación del negocio que fueran por más de una década propiedad de Repsol. Y haciendo a un lado la cuestión petrolera, ¿puede considerarse como defensor de los recursos naturales y de la soberanía al mismo gobierno que vetó en noviembre de 2008 la Ley de Glaciares que ya había sido sancionada por el congreso, para defender el multimillonario negociado de la minera canadiense Barrick Gold en Pascua Lama? El mismo gobierno que defiende a capa y espada, apelando a la persecución y la represión, las ganancias de las mineras, que saquean los recursos del país y sólo dejan destrucción y contaminación. ¿Puede considerarse como nacional y popular a un gobierno que paga miles de millones de dólares por año de la ilegítima y fraudulenta deuda externa, al tiempo que se niega a otorgarle el 82% móvil a los jubilados acusando falta de recursos? No puede haber dudas, por lo tanto, de que la medida de expropiación parcial de YPF, que busca paliar la profunda crisis energética en curso, no avanza en poner freno al saqueo de los recursos naturales, ni mucho menos en orientar su

¿Puede considerarse como defensor de los recursos naturales y de la soberanía al mismo gobierno que vetó en noviembre de 2008 la Ley de Glaciares que ya había sido sancionada por el congreso, para defender el multimillonario negociado de la minera canadiense Barrick Gold en Pascua Lama?
extracción y producción en función de los intereses populares. Por otra parte, con esta medida el gobierno de Cristina Fernández busca, nuevamente, dividir

aguas, intentando demostrar que existen sólo dos alternativas: o se está con el gobierno o se está con los que defienden abiertamente los intereses de las privatizadas, como Macri y Clarín. Y en este camino, no ha perdido la oportunidad para seguir atacando a quienes se mantienen en la lucha, buscando construir una alternativa independiente para el pueblo trabajador, que no se acomode detrás de ningún sector patronal. Como en ocasiones anteriores, en las cuales la presidenta había condenado a los trabajadores que realizaban medidas de fuerza, en un discurso días después de anunciar la expropiación, Cristina Fernández pidió acabar con los piquetes y buscar “formas diferentes de protesta, porque con la recuperación de YPF hemos terminado de pagar la historia, porque tenemos un país diferente”, como si con la expropiación parcial de la petrolera se terminara con la desocupación, la crisis de vivienda, los bajos salarios… La explotación de los recursos naturales como el petróleo y la minería deben estar en un 100% en manos del estado y al servicio de los intereses del pueblo trabajador. Para avanzar en este sentido, a diferencia de lo que hace el kirchnerismo, es imprescindible enfrentar a las empresas nacionales y extranjeras que sólo operan en función de obtener mayores ganancias, sin importar las necesidades populares.

En pocas líneas
Intereses empresarios sobre YPF
Lejos de espantar las inversiones, como auguraban los defensores de Repsol, la expropiación parcial de YPF, trajo consigo un catarata de propuestas de distintas petroleras para quedarse con el negocio perdido por la española. Uno de los primeros fue Emilio Carosio, titular de Medanito. “Desde hace años que venimos ofreciéndole a la entonces YPF Repsol la posibilidad de potenciar los yacimientos vecinos a los nuestros que veíamos que estaban descuidados (…) el precio del petróleo es remunerativo en Argentina y alienta inversiones”, afirmó el empresario, deseoso de ser parte del multimillonario negocio.

Contra la persecución a los luchadores
La persecución a los luchadores no afloja: siguen presos cuatro activistas y se cuentan por miles los procesados por organizarse contra las burocracias, las patronales o el gobierno. Ahora también los cooperativistas de AGTCAP están denunciando la persecución contra uno de sus referentes, Jerónimo Altschuler, a quien funcionarios del gobierno le hicieron una denuncia penal luego de la movilización del pasado 28 de marzo. Ante esta política general es fundamental reforzar los ámbitos de organización y lucha unitaria contra la persecución. Por eso cabe desatacar la iniciativa de distintas comisiones internas y activistas nucleados en el Espacio por la Coordinación Clasista de Zona Norte, que impulsaron la realización de una jornada y festival contra la persecución el pasado 28 de abril. Del mismo modo, está siendo fundamental la solidaridad y la movilización para enfrentar el intento de encausar a los referentes de ATE Sur, quienes recientemente lograron desplazar al represor Magallanes del consejo escolar de Lomas de Zamora. Así, contra la persecución del gobierno, se impone la unidad en la lucha por la libertad de los presos políticos y el cese de las persecuciones.

Multimillonarios en Buenos Aires
Los primeros días de mayo se realizó en Buenos Aires el 10º Encuentro de Empresarios Padres e Hijos, que reúne a los empresarios más millonarios de Latinoamérica. Estuvieron, entre otros, el mexicano Carlos Slim, dueño de Claro y poseedor de una fortuna de u$s69 mil millones, Gustavo Cisneros, el empresario más poderoso de Venezuela, y Bulgheroni, Elsztain y Eskenazi de Argentina. En definitiva, una junta de grandes explotadores reunidos para hacer gala de sus fortunas e intercambiar opiniones sobre la coyuntura política y el porvenir de sus negocios.

El Revolucionario

Página 3 - ER - N°79 - Mayo 2012

YPF

Una medida limitada
El lunes 16 de abril, Cristina Fernández anunció la expropiación con pago del 51% de las acciones de YPF. De esta forma, pasa a ser propiedad del estado la parte mayoritaria de la petrolera.
a medida anunciada por Cristina Fernández incluye la expropiación con pago del 51% de las acciones de YPF, propiedad de la española Repsol. El 51% expropiado se repartirá entre el estado nacional (51%) y los estados provinciales (49%). La propiedad sobre el resto de la empresa quedará inalterada: Grupo Petersen (Eskenazi) 24%, Repsol 6% y otros grupos inversores y accionistas menores, son dueños del porcentaje restante.
Una medida progresiva

L

La expropiación parcial de YPF implica la recuperación para el estado de una parte de la principal petrolera que opera en el país, lo que le da al estado la posibilidad de tener un mayor control sobre sus recursos estratégicos. Ante el vaciamiento sostenido por Repsol, la decisión gubernamental fue impulsar la expropiación parcial, esto es, definir unilateralmente que el estado se quedará esa porción del paquete accionario de la petrolera y que la tasación del mismo será definida por otro ente nacional, el tribunal de tasación. Esta decisión fue recibida por la multinacional petrolera y el gobierno español como una afrenta. Se multiplicaron las quejas y acusaciones que hablaban de “inseguridad jurídica”, repudiando que un estado como el argentino tome decisiones independientes sobre qué hacer con sus propios recursos. En nuestro país algunos de los sectores más recalcitrantes salieron a defender las posiciones del gran capital español. Así sucedió, por ejemplo, con AEA, el grupo Clarín y un sector de los partidos patronales entre los que se incluyen macristas, radicales y peronistas. El punto en común de todos estos sectores reaccionarios es la negativa a reconocer el derecho de un estado a manejar sus propios recursos. En consecuencia atacan todo posible

avance del estado sobre sectores del capital, y reclaman el sostenimiento de las reglas que dan absoluta vía libre al saqueo como sucede con la tan mentada “seguridad jurídica” reclamada por los grandes grupos económicos. Ante una economía completamente privada y frente a los defensores del más crudo liberalismo económico, la intervención del estado para controlar un sector de la empresa petrolera es algo progresivo.
Una imposición de la crisis energética y el saqueo

La expropiación parcial de YPF se definió como reacción ante la gravedad de la situación estructural de la explotación petrolera argentina. Esto se expresa en una profunda crisis energética. Es el producto de años de desmanejos y saqueo, en los cuales las petroleras han tenido plenas libertades para extraer y producir hidrocarburos sin ningún tipo de control, para exportar combustibles y girar la mayor parte de sus ganancias al extranjero, llegando al punto crítico en el cual el país ha perdido la capacidad de autoabastecerse de energía. En concreto, entre 1998 y 2011 la producción ha caído más del 30%. Los Kirchner, sin dudas, son uno de los máximos responsables de la actual crisis energética, debido al rol que han ocupado y a las medidas que

han impulsado desde los gobiernos provincial y nacional en las últimas dos décadas(1). Y, desde luego, los costos de esta crisis energética no son pocos. Sin ir más lejos, sólo el año pasado, el gobierno debió destinar más de u$s10.000 millones para importar combustibles, suma que ascendería a u$s15.000 para este año. Este es el marco de profunda crisis en el cual el gobierno se vio obligado adoptar alguna medida para intentar frenar la sangría de divisas que se origina ante la necesidad de importar cantidades cada vez mayores de combustibles. Es muy importante reconocer que la iniciativa gubernamental no es parte de un proyecto estratégico sino una reacción a las condiciones a las que hemos llegado por el saqueo de los hidrocarburos. Esto permite entender que esta medida reformista no sea parte de ningún plan estructural orientado al desarrollo independiente para el fortalecimiento de la producción local y el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo trabajador.
Grandes limitaciones

En primer lugar, es fundamental señalar que YPF ya no domina la totalidad de la extracción y producción de hidrocarburos, sino que tiene en sus manos solamente el 30% del mer-

cado. El 70% restante se encuentra en manos de distintas empresas la gran mayoría multinacionales y algunas locales: Pan American, Petrobras, British Petroleum, Total... Esto significa que una porción ampliamente mayoritaria de la extracción y producción de hidrocarburos seguirá estando dominada completamente por el capital privado, y orientada exclusivamente a la obtención de mayor rentabilidad, sin tener en cuenta ningún tipo de necesidad social. A su vez, para el caso de Repsol, el gobierno se limitó a expropiar el 51% de las acciones, dejando en manos de empresarios y accionistas privados casi la mitad de la compañía, lo que pone enormes condiciones al impulso de medidas que estén orientadas por las necesidades del país y no por las del lucro de estos grupos capitalistas. Así, por ejemplo el gobierno evitó expropiar la porción de la empresa en manos del empresario Eskenazi, tan vaciador y responsable de la actual situación de crisis como la española Repsol, así como la de los accio n is tas p r iv ad o s , muchos de ellos de origen norteamericano. Además, desde el momento mismo del anuncio, Cristina Fernández se encargó de aclarar que no se trataba de una “estatización” ya que la empresa conservaría la estructura de Sociedad Anónima, similar al modelo de empresa

mixta que aplicó el menemismo desde el ´92. No puede pasarse por alto tampoco que el kirchnerismo ha dejado abierta la puerta para pagarle a Repsol por la porción expropiada, algo totalmente inaceptable si se tienen en cuenta las millonarias ganancias que obtuvo la petrolera española a costa de saquear los recursos nacionales, sin realizar, prácticamente, ningún tipo de inversión. De esta forma, en el mismo acto de expropiación del 51% de las acciones de Repsol, el gobierno ha mostrado los límites de su propia perspectiva. Es que, siendo que se ha mostrado la absoluta viabilidad de este tipo de iniciativas, en las que el estado tiene la posibilidad y el acompañamiento popular para enfrentar a los grandes grupos económicos, lo limitado de la medida se evidencia como una decisión política del kirchnerismo de no querer ir más allá en un posible proceso estatizador. Así se ve con la decisión de quedarse con el 51% y no con el 100%, con la determinación de mantener una empresa privada con cotización en bolsa en vez de una empresa estatal que maneje un recurso central como el petróleo, con la posibilidad de resarcir económicamente a la empresa Repsol, y con la focalización del tema exclusivamente en Repsol y no en el conjunto de las empresas petroleras que saquean nuestros recursos.
Convocatoria a otros capitales imperialistas

Aunque el discurso oficial plantea que estamos enfrentando a los grandes grupos económicos en defensa de intereses nacionales, la orientación que el kircherismo está promoviendo para la producción petrolera tiene como centro la convocatoria a otros pulpos internacionales, puesto que, después de años de saqueo, es necesario realizar multimillonarias inversiones para poder extraer en áreas menos

Página 4 - ER - N°79 - Mayo 2012
accesibles y hallar nuevos pozos. Los responsables de la intervención de YPF, el ministro de Planificación De Vido y el viceministro de Economía Kicillof, ya han mantenido reuniones con directivos de Exxon Mobil (la mayor petrolera del mundo), Conoco Phillips, Chevron, Medanito y Total. Según se informó en un comunicado del ministerio de Planificación posterior a la reunión con David Holligan, presidente de Chevron, uno de los acuerdos centrales fue “trabajar para buscar formas asociativas a los efectos de aumentar la presencia de la petrolera norteamericana en nuestro país” (2). Esto marca la pauta, también, de hasta dónde llegará la soberanía y la capacidad de decisión del gobierno sobre la explotación de hidrocarburos. El millonario negocio pasará, según parece, de manos de Repsol a manos de otras petroleras. La intervención de los organismos internaciones como el FMI y el BM en la disputa de Repsol con el gobierno nacional, que lejos de condenar el “ataque” a una empresa privada y denunciar las “violaciones a la seguridad jurídica” minimizaron el hecho hablando de un conflicto bilateral, da la pauta de los intereses de los grandes grupos del petróleo que esperan que el kirchnerismo les de la oportunidad de reemplazar a Repsol. Algo similar a lo que se vio en nuestro país, donde esta medida que el kirchnerismo intenta mostrar como una ruptura radical fue acompañada por amplios sectores de la cúpula empresaria y de los partidos patronales como el presidente del UIA De Mendiguren, sectores de la UCR, del peronismo no kirchnerista y del Frente Amplio Progresista de Binner, además de los principales exponentes de la burocracia sindical, tanto de la CGT como de la CTA.
Propaganda “nacional y popular”

El Revolucionario

El ministro de Planificación, Julio De Vido, y el viceministro de Economía, Axel Kicillof, se reunieron con David Holligan, presidente de Chevron. El gobierno le abre el negocio a las petroleras yanquis.

Desde antes aún de que se definiera la expropiación del 51% de las acciones de Repsol, el kirchnerismo venía agitando las banderas de la soberanía nacional alrededor del tema YPF, preparando el terreno para una enorme campaña de propaganda en defensa de su gobierno. Y desde el 16 de abril asistimos al desarrollo de esa campaña que intenta presentar a Cristina Fernández como exponente de un gobierno “nacional y popular”. Sin embargo, más allá

del carácter progresivo o reformista que puede tener una medida en contraste con la situación vigente de saqueo y expoliación, la realidad del kirchnerismo es totalmente otra. Ni la medida puntual tiene una perspectiva que se oriente a resolver los grandes problemas populares, ni mucho menos el gobierno de los Kirchner tiene una perspectiva popular. No puede tenerla un gobierno que sigue atado al imperialismo, pagando puntualmente la deuda externa y siguiendo sus pautas represivas como se evidenció nuevamente con la promulgación de la Ley Antiterrorista. No puede tenerla un gobierno antiobrero que

impone un techo salarial de miseria, sostiene a un amplio sector de trabajadores en negro y persigue al activismo antiburocrático. En este marco, la espectacular campaña del kirchenerismo alrededor de YPF se orienta a legitimar y fortalecer a un gobierno antipopular que se propone, entre otras cosas, seguir atacando la organización y movilización obrera y popular, como lo evidenció en su discurso del 4 de mayo, en el cual la presidenta atacó a los trabajadores petroleros (hay que recordar que en Santa Cruz hay dos petroleros presos por luchar) condenando las luchas, al decir que “no pueden las provin-

cias de Santa Cruz, Chubut, Mendoza, Neuquén, perder un solo segundo de extracción de petróleo por conflictos laborales”. Por esa razón, el posicionamiento ante cada medida, e incluso, como en este caso, el reconocimiento de la progresividad de ciertos pasos reformistas, debe ser sostenido desde una posición de absoluta independencia política frente a un gobierno enemigo de los intereses de los trabajadores y el pueblo.
… NOTAS: 1) Ver Ayer privatizadores, hoy con la expropiación. 2) Casting de socios para YPF, Página/12

Ayer privatizadores, hoy con la expropiación
urante el gobierno de Carlos Menem en los ´90 se avanzó progresivamente en la privatización de YPF. Muchos de los legisladores y los gobernadores del PJ que hoy apoyan la expropiación parcial de YPF, fueron en aquellos años impulsores de la privatización que abrió las puertas al saqueo del petróleo y dejó a cientos de trabajadores en la calle. Sin ir más lejos, hasta el propio Menem había adelantado que votaría a favor de la compra de las acciones de Repsol por parte del estado. “El escenario ha

D

cambiado, la situación no es igual a cuando yo la privaticé (…) Voy a ir al recinto y voy a apoyar la estatización de YPF”, explicó descaradamente el ex presidente. No puede causar más que indignación escuchar a Cristina Fernández diciendo que Kirchner “siempre soñó con recuperar YPF para el país”. Es que se intenta ocultar el rol máxima responsabilidad que tuvieron tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández en las últimas dos décadas tanto en proceso de privatización de YPF, como en el

saqueo de los recursos petroleros en general. “Para aquellos que dicen que la privatización de YPF es una entrega de soberanía, para los santacruceños no es, porque esos millones de dólares van a evitar el despoblamiento y el éxodo de los pobladores de Santa Cruz, y creo que no hay nada más soberano que conseguir (1) inversiones” , decía el por entonces gobernador Néstor Kirchner. Una vez en el gobierno nacional, el kirchnerismo favoreció enormemente las ganancias de las petroleras,

entregó subsidios a la producción como el Petróleo Plus, además de un sinnúmero de beneficios, sin realizar ningún tipo de control. Extendieron concesiones para la explotación a grupos empresarios amigos como el de Bulgheroni y sus socios chinos e ingleses en Cerro Dragón, hasta el 2037, garantizándoles un negocio archimillonario y seguro hasta que agotar las reservas del lugar. Posteriormente, en 2008 los Kirchner favorecieron el ingreso de Eskenazi a YPF, que se quedó con el 26% de la

empresa sin poner un solo peso. En definitiva, por más que intenten contar la historia de otra manera, lo cierto es que, por veinte años, los Kirchner han estado entre los máximos responsables de la privatización de YPF y del saqueo de los recursos naturales, garantizando multimillonarios negociados para las petroleras.
… NOTAS: 1) La Opinión Austral, 26 de septiembre de 1992

El Revolucionario

Página 5 - ER - N°79 - Mayo 2012

Recuperar la experiencia y las concepciones revolucionarias

Para un verdadero control de los recursos estratégicos
El creciente control estatal sobre recursos estratégicos de un país, en particular cuando tiene lazos de subordinación frente al gran capital imperialista, implica un avance para las posibilidades de su desarrollo. Esto, a su vez, plantea una situación más óptima para la disputa por mejores condiciones para la clase trabajadora y el pueblo pobre; aunque su significancia va a estar siempre limitada mientras no supere el marco del sistema de explotación capitalista.
l avance parcial sobre YPF plantea el problema más general sobre el control de los recursos por el estado y sus perspectivas(1). La posibilidad de que esas medidas se lleven a fondo, teniendo gran impacto en la reorganización económica y social del país, está vinculada con el desarrollo de un proceso revolucionario con participación popular y perspectiva socialista. Por eso, el proceso más importante de avance sobre la propiedad imperialista de los recursos estratégicos que conocimos en nuestro continente, fue el que se desarrolló con la revolución cubana de 1959, a partir de la movilización de la clase trabajadora y el pueblo y del impulso revolucionario de organizaciones políticas combatientes que apostaban a un cambio radical, como sucedió con el Movimiento 26 de Julio. En ese contexto las grandes compañías imperialistas se beneficiaban groseramente con la apropiación de recursos centrales para la economía cubana como el petróleo o la producción azucarera, además de tener un control casi monopólico sobre las empresas de servicios públicos. Era evidente la necesidad de enfrentar el vaciamiento del país y de reapropiarse de los recursos que se encontraban en manos privadas, y en muchos casos de multinacionales. Esa tarea central, para poder forjar un nuevo proyecto social y económico fue asumida entonces por los revolucionarios que, luego de voltear al gobierno de Batista, impulsaron la reorganización de la sociedad y tomaron como medida fundamental la nacionalización de los

E

recursos estratégicos. Como hemos comentado en otra oportunidad, luego de una primera reforma agraria que se dio en medio de la lucha revolucionaria y en forma previa a la toma del poder en enero de 1959, en Cuba se tomaron las siguientes medidas: “el 17 de mayo de 1959 se firma una Ley de Reforma Agraria, expropiando los latifundios de los terratenientes y distribuyéndolos en cooperativas y granjas. El 13 de octubre de 1960 el Gobierno Revolucionario dicta la Ley 890 que dictamina la “nacionalización mediante la expropiación forzosa de todas las empresas industriales y comerciales, así como las fábricas, almacenes, depósitos y demás bienes y derechos integrantes de las mismas”. Y la Ley 891 donde “Se declara pública la función bancaria.” De este modo, “tras la expropiación, el nuevo gobierno revolucionario puso al servicio del pueblo la producción nacional, que contaba con alrededor de 373 empresas privadas: más de 100 ingenios azucareros, 60 fábricas textiles, toda la rama de la industria alimenticia, 8 empresas de ferrocarriles, empresas de la construcción y las refinerías Esso y Shell. Al transformar en propiedad social esos medios de producción, y organizar el desarrollo económico global sobre la base de la planificación, el joven estado socialista sentó las bases para impulsar un desarrollo integral en beneficio del conjunto del pueblo trabajador, garantizando su acceso a los bienes fundamentales que permiten una vida digna, incluyendo la estipulación del salario mínimo, además del otorgamiento universal de una

renta básica para adquirir productos indispensables para el consumo familiar”.
(2)

El caso cubano, como el de otras experiencias que se plantearon el desarrollo del socialismo, pone en evidencia la potencialidad del control estratégico de los recursos económicos, que puede ser la base, efectivamente, de una nueva organización social en beneficio del pueblo trabajador. Esa potencialidad, sin embargo, no puede desarrollarse en el marco del sistema capitalista, en donde se mantiene la propiedad privada y la explotación, lo que marca el límite que aún la intervención estatal más progresiva encuentra en este sistema social. No en vano, quienes reconocemos la imposibilidad de que el capitalismo de respuesta a los más profundos problemas de nuestra sociedad, no depositamos nuestras expectativas en los planteos de reformas dentro del capitalismo, porque entendemos que sólo con la supresión de la explotación podremos forjar una nueva sociedad igualitaria, socialista. Por eso es que, ante los procesos de reforma en el marco del capitalismo, como sucede con el avance del estado sobre determinados sectores empresariales, no nos hacemos ilusiones sobre un futuro promisorio al interior de este sistema social. Distinguimos claramente lo que es un cambio estructural y revolucionario de lo que son reformas, paliativos, cambios parciales que pueden mejorar en forma limitada ciertas relaciones de opresión. Este reconocimiento nos permite no dejarnos arrastrar por el discurso dominante, según el cual,

medidas parciales como la intervención estatal aparecerían como el fundamento del cambio social. Y nos permiten también, a su vez, entender el significado progresivo, en el marco del capitalismo, de este tipo de medidas, aunque en este caso, sean enormemente limitadas. Salvando las enormes distancias, Trotsky se refería, en 1938, a un proceso mucho más trascendente, en donde el gobierno capitalista de Cárdenas definió la estatización de toda el área petrolera, pasando a formar una empresa estatal, algo a lo que llegó empujado por una amplia movilización obrera que estaba enfrentando las condiciones que imponían las patronales imperialistas. En ese marco, el jefe bolchevique señalaba que “La expropiación del petróleo no es ni socialista ni comunista. Es una medida de defensa nacional altamente progresista”. Por eso valoraba el significado positivo de esa medida, aunque remarcando la importancia de sostener la independencia política de los trabajadores frente al gobierno: “El proletariado internacional no tiene ninguna razón para identificar su programa con el programa del gobierno mexicano. Los revolucionarios no tienen ninguna necesidad de cambiar de color (…) Sin renunciar a su propia identidad, todas las organizaciones honestas de la clase obrera (…) tienen el deber de asumir una posición irreconciliable contra los ladrones imperialistas…”. (3) La valoración de Trotsky sobre el proceso mexicano contribuye a pensar las tareas de la militancia en la coyuntura actual. Debemos ser claros cuando un gobierno capitalista promueve algún tipo de reforma progresiva, al menos

mínimamente, es decir que significa un enfrentamiento con algunos sectores del capital, un posible beneficio para el país y para su clase trabajadora. No reconocer su progresividad es ir a contramano de nuestras propias aspiraciones y de nuestro pueblo, que estará tanto mejor cuanto más se enfrente al imperialismo y se avance sobre el control de los recursos estratégicos. Pero a su vez, una medida que no pretende salir del marco de relaciones actuales, y que, como en este caso, se limita a un corrimiento en las correlaciones de fuerza entre distintos sectores del capital, no puede nunca ser confundida con una medida revolucionaria o trascendental, ni implica ningún apoyo o confianza en el gobierno. Por eso mismo, la tarea de la militancia sigue centrada en la organización y la lucha independiente de la clase trabajadora que aspira sí, al control de los recursos estratégicos, pero para un proyecto colectivo que enfrente a todos los sectores del capital y promueva una sociedad sin explotación, el socialismo.
… NOTAS 1) Nos referimos al hecho de que en términos genéricos la intervención del Estado en el marco del capitalismo tiene un límite estructural. Eso, por más que se trate de intervenciones de magnitudes, como puede ser la estatización de todo el petróleo mexicano por el gobierno de Cárdenas a fines de la década de 1930, la estatización de las minas bolivianas tras la revolución de 1952, o la estatización definitiva del cobre en la Chile de Allende. Por supuesto, como queda dicho en las notas que se refieren al tema específico de YPF, la medida gubernamental argentina está muy lejos de cualquiera de esas iniciativas. 2) “Cuba: Contra la restauración capitalista. Vigencia del pensamiento de Guevara”, Revista El Revolucionario Nº1, 2008 3) León Trotsky, “México y el imperialismo británico”, 1938.

Página 6 - ER - N°79 - Mayo 2012

El Revolucionario

Crimen de Once

TBA y el gobierno se lavan las manos
Finalmente se supieron los resultados de las pericias mecánicas del tren que chocó en la estación de Once, causándole la muerte a 51 personas y heridas a otras 700. Como desde un principio, TBA y el gobierno buscan deslindarse de sus responsabilidades.
l informe sobre las pericias presentado por el fiscal Federico Delgado al juez Claudio Bonadío presenta posiciones ambiguas. En sintonía con lo planteado inicialmente por el gobierno y TBA, se tiende a descargar la responsabilidad central sobre el maquinista Marcos Córdoba. Así, aseguran que los frenos funcionaban bien (salvo un “freno de guarda”), que “el tren frenó en todo el tiempo anterior al siniestro, tenía la plena capacidad para frenar al momento del hecho y frenó en todas las pruebas realizadas en el marco de la pericia” y que “los 6 com-

E

presores funcionaron c o r re c t a m e n t e a n t e s , durante y después del hecho”. Sólo en segundo término se habla del pésimo estado del servicio, al decir, por ejemplo, que “el sistema de frenado hidráulico de la estación Once no funcionó y en consecuencia el golpe no se absorbió”. Sin embargo, también en el punto del mal servicio se recargan las responsabilidades sobre el maquinista de forma grosera, afirmando que “el conductor de la formación no se desempeñó de acuerdo con los requerimientos de un servicio en mal estado”. O sea que la culpa del cho-

que no sería, en definitiva, por el mal estado de los trenes sino porque el maquinista no actuó teniendo en cuenta las pésimas condiciones de la formación y del servicio en general. Es necesario marcar que este informe omite responsabilizar de manera contundente al estado y a la administración kirchnerista por la falta de control sobre el estado de los ferrocarriles. Sólo se limita a afirmar, en una sola línea, que “la instancia de control alcanzó un simple plano formal que no llegó a ser real”. Unos días después de este crimen contra el pue-

blo, Cristina Fernández dijo que “la Justicia no podía durar más de 15 días en determinar los responsables directos e indirectos”. Pero el informe pericial, que se presentó casi 60 días después del choque, sigue sin aportar muchas definiciones, además de está muy lejos de señalar a los verdaderos responsables de este crimen que padecieron los trabajadores. Además, lejos de las promesas realizadas por el gobierno, desde el momento de la intervención el viaje en el Sarmiento es cada vez peor, ya que las formaciones retiradas no fueron reemplazadas,

haciendo del viaje de todos los días una tortura para los trabajadores. Por si fuera poco, el gobierno se propone ahora atacar a los trabajadores del Sarmiento, cerrando el taller de Haedo y recortando puestos de trabajo, como lo está denunciando el cuerpo de delegados. Como señaláramos en aquel momento, TBA y el gobierno, los verdaderos responsables de este crimen contra el pueblo y de las pésimas condiciones en las cuales se viajan día a día, buscarán desligarse de todas sus responsabilidades, amparados ahora en las pericias de su justicia.

Medios para algunos
El empresario kirchnerista Cristóbal López le compró C5N y Radio 10 a Daniel Hadad. De esta manera el gobierno sigue conformando grupos empresariales de medios que se alinean con la política oficialista de comunicación.
a ley de Servicios de Comunicación Audiovisual fue una bandera con la que el gobierno hizo alarde de una supuesta voluntad de distribuir la producción de información y contenidos audiovisuales. La ley fue presentada como una norma que ampliaría la cantidad de nuevas voces, que habría espacio para un nuevo periodismo en contraposición de “los medios hegemónicos”, en su disputa con el Grupo Clarín, el monopolio mediático más grande del país y aliado del gobierno hasta principios de 2008. Sin embargo, desde la sanción de la ley no ha terminado la concentración de los medios de comunicación en pocas manos, sino que la tendencia que se ha afirmado es la generación de nuevos grupos mediáticos más pequeños y afines a propagandizar el discurso oficial, con aval y/o financiamiento del estado. A fines de abril se supo que Cristóbal López (empresario amigo de los Kir-

L

Néstor y Cristina Kirchner con su empresario amigo, Cristóbal López.

chner) le hizo una gran compra a Daniel Hadad, empresario beneficiado en los 90 por el menemismo y en los últimos años por el kirchnerismo con extensiones de licencias sobre medios y apoyado en la publicidad oficial del gobierno nacional, bonaerense y porteño. López adquirió el canal de noticias C5N, Radio 10 (la emisora AM de mayor audiencia nacio-

nal) y cuatro FMs de gran audiencia (Pop, Vale, Mega y TKM) por cerca de u$s50.000.000. Ahora, cinco de las seis señales nacionales de noticias (la excepción es Canal 13 de grupo Clarín) estarán en poder de amigos del gobierno. De los 20 diarios que se editan en el área metropolitana, hay sólo cuatro o cinco que no se sustentan sólo con la pauta oficial. Y entre las

radios AM, pasa algo parecido. Y este modelo de medios es algo que se replica en todas las provincias. Así, bajo el discurso de “enfrentar a Clarín” se están desarrollando varios multimedios más pequeños y afines al gobierno. Algunos de ellos son el grupo Olmos (dueño del diario Crónica y Crónica TV, ligado a la UOM), Grupo Rudy Ulloa en la Patago-

nia, Grupo Uno (de ViláManzano, dueño de diario La capital de Rosario, radio La Red, Rivadavia, canal América, entre otros), Grupo Veintitrés de Sergio Szpolski (CN23, Tiempo Argentino, Radio América, etc.) y ahora se incorpora a la lista Cristóbal López. Más allá de que esta flamante compra de medios, viola varios artículos de la nueva Ley de Medios, como el que dice que “las licencias son intransferibles” y el que “impide que un mismo operador explote más de tres radios en Buenos Aires (una AM y dos FM)”, lo fundamental es que el kirchnerismo muestra en los hechos lo lejos que está de querer pluralizar la cantidad de voces como se planteaba con la Ley de Medios. Los beneficiarios son sus capitalistas amigos que, salvo por su tamaño y los diferentes intereses particulares que defienden, no son muy diferentes al existente mega-monopolio Clarín.

El Revolucionario

Página 7 - ER - N°79 - Mayo 2012

La situación de las paritarias
Mientras aumentan los precios de los productos clave de la canasta básica (azúcar, yerba, fideos, pan, carne, etc.) el grueso de la burocracia sindical impulsa acuerdos salariales cercanos al techo del 18% planificado por el gobierno.
on el cierre unilateral de la paritaria docente, el gobierno kirchnerista dejó bien claro que busca fijar los aumentos salariales para el año en curso entre el 18 y el 20%. Cifras, por supuesto, que se mantendrán por debajo de la inflación, que el año pasado estuvo entorno al 25%. Esto, desde luego, implica un ajuste sobre el bolsillo de los trabajadores, máxime si se tiene en cuenta el atraso salarial que existe en la mayoría de los sectores. La magnitud de este atraso se observa, por ejemplo, en un reciente informe elaborado por la burocracia de la CTA que menciona, en entre otras cosas, que el 50% del total de los trabajadores ocupados percibe ingresos mensuales por debajo de los $2.700(1); es decir, no alcanza ni a cubrir la mitad de la canasta familiar que, hoy, ronda los $6.000. En este marco, la burocracia sindical oficialista intentará cerrar acuerdos

C

en sintonía con el techo fijado desde el gobierno. Así sucede en varios gremios, como en la UOM, donde Caló (uno de los candidatos del kirchnerismo para suceder a Moyano al frente de la CGT), intenta cerrar filas con la escasa propuesta de la patronal del 18% de aumento para los obreros metalúrgicos. Para los trabajadores estatales, a fin de este mes o principios de junio, el sindicato mayoritario, UPCN, acordará un aumento paritario, que también estará entre un 18 y 20% y que, probablemente, también sea en cuotas, lo que lo disminuirá aún más, si es que tenemos en cuenta el sueldo anual. ATE (que tiene menor representación en la mesa salarial) reclama un 35%. Sin embargo, la conducción de la verde de ATE Nacional y ATE Capital no ha impulsado ningún plan de lucha concreto por todos los reclamos y reivindicaciones (35% de aumento, salario mínimo

de $5800, pase a planta permanente) que tienen los trabajadores estatales. Lo único que ha hecho fue convocar a un paro en marzo y otro para el 17 de mayo, de espaldas a las bases y meramente testimonial. Sin embargo, en algunos sectores los trabajadores se organizan y se plantean dar la pelea por conseguir aumentos acordes con sus necesidades reales. En la UTA, por ejemplo, 16 cuerpos de delegados de la zona sur rechazaron el acuerdo firmado por la burocracia de Roberto Fernández (también del 18%) y reclaman el 30% de aumento, organizando un plenario de delegados para profundizar la lucha. Por su parte, los trabajadores agremiados en la AGTSyP (Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro) vienen denunciando, hace tiempo ya, la negociación entre la UTA y la empresa explotadora del subte, la falta de

inversión, las pésimas condiciones de trabajo, etc. Además reclaman el 28% de aumento salarial y modificaciones al régimen de licencias, por lo que se encuentran desarrollando un plan de lucha, que hasta el momento incluyó medidas como los paros parciales y el levantamiento de molinetes. En este marco, el gobierno nacional y el gobierno de la ciudad de Buenos Aires se pasan la pelota entre ellos y ninguno cuestiona al grupo empresarial Roggio, que embolsa millonarias ganancias y utilizan diferentes métodos violentos para boicotear la propia organización de los trabajadores. En la alimentación, las cámaras empresariales (que representan a patronales como la de Kraft, que factura millonarias ganancias) pretenden imponer un aumento del 24%. En contraposición a la patronal y a la burocracia de Daer, los delegados, agrupamientos y comisiones internas anti-

burocráticas y clasistas empujan un 40% de aumento en sus reclamos. Para conseguirlo, están organizando distintas medidas y ya han realizado cortes y movilizaciones a la cámara empresaria del sector. Como lo demuestran los compañeros que actualmente protagonizan conflictos, la única garantía que tenemos los trabajadores para poder avanzar en las paritarias en mejores condiciones de trabajo y en mejoras salariales reales, es la organización independiente y la lucha.
… NOTAS: 1) www.agenciacta.org, Boletín de seguimiento de precios, remuneraciones y negociación salarial. En el mismo informe también se señala que “El salario real del conjunto de los trabajadores percibido en el mes de diciembre de 2011, era similar al salario percibido en último trimestre de 2001. En el mismo período, el PBI experimentó un incremento del 90,6%”.

Los trabajadores del INTI continúan la lucha
uego de 60 días de conciliación obligatoria en enero y febrero, los trabajadores del INTI esperaron que las actas firmadas por los funcionarios del ente y el ministerio de Trabajo, donde constaban sus reclamos, se cumplieran. Así, pasaron las semanas y los trabajadores se vieron obligados a retomar las acciones directas con paros de hasta 96 horas, cortes en General Paz y movilizaciones. Hasta la fecha, continúan la pelea, decidiendo en asambleas de más de 500 trabajadores, enmarcados en un plan de lucha. Los reclamos de los trabajadores son: el reintegro de la quita del 6,5% de sus sueldos (porcentaje que los empleados recibieron durante poco más de un semestre para compensar los bajos sueldos y que con las nuevas autoridades

L

dejaron de percibir); el reintegro de la compensación anual derogada con el decreto presidencial 324/2011 (suma que recibieron durante casi una década como paliativo para solventar los salarios congelados en la mayoría de los organismos de ciencia y tecnología del Estado); el pase a planta de todos los trabajadores debido a que sólo un tercio de su personal es planta permanente; y la continuidad de líneas de trabajo que garanticen la asistencia técnica a los sectores de la economía social (cooperativas, empresas recuperadas, pequeños productores, comunidades originarias). Es importante la cantidad de trabajadores del sector estatal que han apoyado y apoyan esta lucha, en los cortes y distintas medidas que se han realizado. La solidaridad de los

Trabajadores del INTI cortan la General Paz contra el ajuste.

trabajadores del INDEC, de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), del INTA, de Justicia de la Nación, del Ministerio de Desarrollo Social del GCBA, del Ministerio de Trabajo, del Hospital Garrahan, de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT) y de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) es una gran muestra de que las

condiciones de trabajo en general no son las que el gobierno pretende mostrar. El recorte y el ajuste también atraviesan a los todos los trabajadores estatales. En el último plenario de delegados, los compañeros del INTI lograron, en contra del sector kirchnerista, arrancarle a la conducción de la verde que ATE convoque a un paro el 10 de mayo y así obtener un

mayor apoyo y convocatoria en el corte de la General Paz que harán dicho día para exigir sus reclamos. La lucha de los trabajadores del INTI es un ejemplo de que la organización desde las bases y la decisión en asamblea son la mejor forma que tenemos de organizarnos los trabajadores en nuestro lugar de trabajo.

Página 8 - ER - N°79 - Mayo 2012

El Revolucionario

La lucha de los trabajadores de la 60
En el mes de abril los choferes de la línea 60 debieron volver a la lucha con seis días de paro para enfrentar varios despidos impuestos por la patronal de Dota y en reclamo de mejores condiciones de trabajo.
o es novedad que los trabadores de la línea 60 vienen protagonizando un enfrentamiento sostenido con la patronal de Dota. En los últimos meses, en más de una oportunidad tuvieron que adoptar medidas de fuerza en reclamo por sus condiciones de trabajo, por salarios adeudados y para denunciar aprietes y agresiones por parte de las patotas de la empresa y la burocracia de la UTA, como los que sufrieron el año pasado los delegados Farella y Marcolín. Durante el mes de abril, los choferes de la 60 se vieron obligados a salir nuevamente a la lucha para exigir, en este caso, la reincorporación de cuatro compañeros despedidos y la mejora de las condiciones de trabajo. En concreto, los trabajadores denuncian que la empresa está incumpliendo con la cantidad de coches que deben sacar a la calle (e incluso que han sacado de circulación algunos ramales) por lo que,

N

desde luego, se sobrecargan los servicios, con todos los inconvenientes que esto trae aparejado para los choferes y los pasajeros. Tras seis días de paro, el ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y la empresa debió ceder. Los despedidos volvieron a sus puestos y, además, se abrió una mesa de

negociación en la CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Transporte) para discutir las condiciones del servicio. Los momentos más tensos del conflicto se vivieron cuando cientos de gendarmes y efectivos de la policía bonaerense rodearon la terminal de Maschwitz, ocupada por los

trabajadores, para hacer cumplir la orden de desalojo dictada por el juez de Garantías de Escobar, Luciano Javier Marino, para quien (servicial con la patronal de Dota) el conflicto “sobrepasó el reclamo gremial”. De esta forma, los trabajadores de la 60 siguen adelante, peleando

contra la patronal de DOTA, la justicia y el gobierno, que no pierden oportunidad de atacarlos, como hiciera Cristina Fernández en el acto por YPF, en busca de desarticular su organización y su lucha, que se levanta como un ejemplo para el conjunto de los trabajadores.

La lucha de los obreros de Rexam
os trabajadores de la planta de Rexam (poderosa metalúrgica internacional con sede en Londres) vienen luchando desde el año pasado por mejores condiciones de trabajo, que van desde lo salarial, el pase a planta de los operarios tercerizados para que trabajen bajo convenio colectivo metalúrgico y la falta de mantenimiento en las máquinas donde trabajan diariamente. La respuesta de la patronal, para frenar esta lucha y tirar abajo los reclamos que son más que legítimos, fue despedir a 15 trabajadores y amenazar con quitarle los fueros a los delegados para poder despedirlos. A cierre de esta edición, continuaba rigiendo

L

la conciliación obligatoria con los despedidos dentro de la fábrica. Al finalizar la conciliación obligatoria, se desarrollará la reunión con la patronal para poner sobre la mesa los reclamos y ver la respuesta. Los compañeros realizan en este momento una campaña de difusión de la situación, explicando su conflicto, en busca de solidaridad, para poder defender los puestos de trabajo y alcanzar sus reivindicaciones. En este marco, convocaron a distintas actividades y reuniones, donde se han alcanzo incipientes espacios de unidad con otros trabajadores del gremio en lucha, como RBI (ex Bosch) y Mecca Castelar.

Párrafo aparte merece la actitud de la burocracia de la UOM que hace todo lo posible para aislar el conflicto de los trabajadores de Rexam, llamando incluso a los obreros de otras fábricas de la zona (la planta está ubicada dentro

del parque industrial de Burzaco) a no acercarse y no solidarizarse con la lucha. Otra vez se pone en evidencia, de esta forma, el rol propatronal de esta burocracia entreguista y la urgencia de recuperar los sindicatos para los trabaja-

dores. En Rexam, la lucha de los trabajadores, la unidad y la solidaridad, son el camino para poder torcerle el brazo a la patronal, conservar los puestos de trabajo y alcanzar el conjunto de las reivindicaciones.

El Revolucionario

Página 9 - ER - N°79 - Mayo 2012

Por la recuperación de nuestros sindicatos
En el mes de abril se desarrollaron las elecciones en el sindicato gráfico bonaerense donde, a pesar del triunfo (fraude mediante) de la burocracia de Ongaro, la lista antiburocrática opositora realizó una gran elección. Este mes, será el turno de elegir conducción en el gremio de la alimentación.
os sindicatos, así como las comisiones internas y cuerpos de delegados, son una herramienta fundamental de organización de la clase trabajadora. La lucha por la recuperación de estos espacios, hoy mayormente en manos de la burocracia, es, por lo tanto, una tarea central del momento. Para esta tarea, es imprescindible realizar un fuerte trabajo de base, apostando a la construcción de instancias amplias de organización con los compañeros de trabajo, al debate y a la participación del conjunto de los trabajadores. Y, también, es fundamental trabajar por la unidad de los distintos agrupamientos y corrientes antiburocráticas para poder enfrenar con más fuerza a la burocracia. En este sentido, en las pasadas elecciones en la Federación Gráfica y en las próximas del sindicato de la alimentación, se han logrado conformar listas unitarias del movimiento antiburocrático para enfrentar a las conducciones de Ongaro y Daer(1) respectivamente, lo que representa un importante paso adelante.
Gráficos

L

El pasado 20 de abril se realizaron las elecciones de la Federación Grafica Bonaerense. La burocracia de la verde, conducida por Raymundo Ongaro, se impuso ante la NaranjaBordó renovando su mandato. Si bien el triunfo de la verde fue contundente, no

se puede obviar el hecho de que (ante el peso ganado por la lista antiburocrática Naranja-Bordó) la junta electoral comandada por la conducción verde utilizó variadas maniobras fraudulentas con los padrones para garantizar su triunfo: no los expuso en tiempo y forma, infló los padrones de talleres que no tenían la cantidad de votantes para contar con urna propia, muchos trabajadores integrantes o simpatizantes de la lista Naranja-Bordó no estaban empadronados, entre otras maniobras esperables de una burocracia que se sentía amenazada. En este marco, si bien la lista antibuocrática logró un dictamen favorable de la justicia para que las elecciones se postergaran por dichas irregularidades, la conducción verde dispuesta a llevarlas a cabo a toda costa, y con el apoyo del Ministerio de Trabajo y de la Justicia, logró su cometido obteniendo 3.611 votos para la renovación de su mandato. Por su parte, la Naranja-Bordó obtuvo 1.520 votos (29%) y con ello la minoría en el gremio y seis congresales. Fue amplia la diferencia lograda a favor de la Naranja- Bordó en los talleres donde las comisiones internas son orientadas por agrupamientos antiburocráticos, lo que expresa solidez en la construcción que vienen realizando. También es demostrativo del importante trabajo de la Naranja-Bordó en el gremio el hecho de que hayan

logrado juntar 280 fiscales. Destacamos y saludamos la política de unidad llevada adelante por las agrupaciones Naranja y Bordó, lo que permitió concentrar las fuerzas antiburocráticas y hacer una buena elección. En la profundización de la militancia de base y el desarrollo de la oposición en otros talleres, está el camino para poder recuperar, de una vez por todas, el sindicato y expulsar a la burocracia verde.
Alimentación

El próximo diez de mayo el STIA (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación), llama a elecciones para renovar la conducción de la seccional CapitalBuenos Aires. El conocido burócrata Daer encabezará la lista verde que conduce el sindicato desde 1958. En oposición se presentará la Lista Bordó, una construcción colectiva conformada por delegados e integrantes de diferentes comisiones internas como: Kraft, Pepsico, Felfort, Bonafide, entre otras. El sector cuenta con 25.000 trabajadores y sólo se encuentran afiliados 5.000, poniendo en evidencia la política de vaciamiento de la conducción, que le da la espalda a los trabajadores y su consentimiento al gobierno de turno y la patronal. Resaltamos la importancia de la conformación de una lista opositora inte-

Afiche de campaña de la lista Bordó de la alimentación.

grada por distintos sectores antiburocráticos de la alimentación, que intentarán desterrar a la burocracia verde, panorama muy distinto de 2008, donde sólo se presentaba la lista verde. Las opciones para los trabajadores de la alimentación, por lo tanto, son claras: de un lado, el burócrata millonario Daer, que hace décadas no trabaja y vive del sindicato (cobrando actualmente $70.000 por mes por su cargo), que le ha dado la espalda a los obreros sistemáticamente y ha sido complaciente con las patronales. Del otro, una lista integrada por trabajadores de distintas fábricas del sector, mayormente jóvenes, que han

logrado en los últimos años importantes conquistas con la lucha. Esta lista estará encabezada por Hermosilla, obrero de Kraft, y uno de los referentes del conflicto de 2008. Es necesario prepararse para enfrentar las maniobras del oficialismo que intentará por todos los medios mantenerse en la conducción, haciendo uso de las patotas y el fraude electoral en cuanto sea necesario si se viera amenazada su continuidad.
… NOTAS: 1) Para ver un perfil de Raymundo Ongaro y Rodolfo Daer ver nuestro Desfile de burócratas, disponible en http://blogotr.blogspot.com

Otra vez, la UF levantó el paro
ucho es el tiempo que ha pasado desde el último paro por reclamos salariales de los trabajadores ferroviarios. De hecho, ya todos se han acostumbrado a escuchar a los dirigentes de la Unión Ferroviaria llamar a paros de 24 horas con una semana de anticipación, para darle tiempo al gobierno de negociar y

M

dictar la conciliación obligatoria y posteriormente levantar todo. Y así sucedió nuevamente. Ante la conciliación obligatoria dictaminada por el ministerio de Trabajo, el paro del día jueves 4 fue levantado por la burocracia verde del sindicato, sin promesa alguna y sin fecha de paritaria y, por supuesto, sin asambleas y

sin consulta a las bases. De esta forma, el gobierno y la verde de Pedraza, patean la pelota para adelante (ya que la conciliación es de un mes) y el aumento salarial para los trabajadores no llega. El aumento salarial, las recategorizaciones, la deuda de los tickets, el pase a planta permanente, la jornada laboral… muchos

son los puntos que están en la agenda de los ferroviarios. La importantísima lucha protagonizada por los trabajadores del ferrocarril contra la tercerización y por el pase a planta permanente, es más que demostrativa de la potencialidad de lucha de los obreros de sector. Por lo tanto, a los trabajadores

ferroviarios no les queda otra alternativa: seguir desarrollando el trabajo en las líneas, coordinar entre la oposición antiburocrática y recuperar los cuerpos de delegados con compañeros luchadores. Sacarse de encima a la burocracia de Pedraza es la principal tarea.

Página 10 - ER - N°79 - Mayo 2012

El Revolucionario

A 47 años de la fundación del PRT
Quienes nos planteamos la necesidad de la revolución no podemos soslayar, de ninguna manera, las experiencias de numerosas organizaciones revolucionarias que intervinieron en la vida política de nuestro país. Entre ellas, la más destacada, por su inserción en la clase obrera y el movimiento de lucha; por su influencia sobre importantes sectores de la vanguardia y las masas; y por su combate tenaz por la revolución y el socialismo, ha sido el PRT, el Partido Revolucionario de los Trabajadores.
ace casi cincuenta años, en Argentina, se fundó el Partido Revolucionario de los Trabajadores. El partido que lideró Mario Roberto Santucho nació a partir de la fusión del FRIP (Frente Revolucionario Indoamericano y Popular) y PO (Palabra Obrera), el 25 de mayo de 1965. El PRT-ERP se erigió como la experiencia más seria e importante del marxismo revolucionario que desplegó el combate con una clara perspectiva revolucionaria y socialista. Su capacidad para construir un importante partido de revolucionarios con amplia inserción e influencia de masas, su carácter de clase, la adopción de métodos revolucionarios para la lucha por el poder, su internacionalismo, la integridad moral de sus militantes, sin dudas, lo ubican en ese sitio de honor. Las experiencias, los debates y los balances de la trayectoria del PRT-ERP son parte del bagaje que debemos retomar quienes militamos por alcanzar una sociedad sin explotación y, en consecuencia, asumimos la necesidad de la lucha revolucionaria. Y esto, no con una intención nostálgica o de reivindicación acrítica de los `70, sino con la decisión de sacar las debidas conclusiones sobre aquellos años de organización y lucha del PRT-ERP, para profundizar los aciertos de los pasos dados en el camino de la revolución y el socialismo, que no son pocos.
Los pilares de la organización revolucionaria

H

Mario Roberto Santucho, Benito Urteaga y Enrique Gorriarán Merlo, miembros de la dirección del PRT, en conferencia de prensa

El PRT izó, ante todo, la bandera de la revolución socialista. Como partido de la clase obrera, esta organización se delimitó clara y categóricamente de la burguesía y de todas sus expresiones políticas, señalando, sin titubeos, el carácter socialista que debería adoptar la revolución en Argentina y en América Latina toda.

En una época en la que el peronismo influía notablemente sobre muchas organizaciones políticas, sindicales, estudiantiles y sociales, incluyendo a organizaciones de izquierda, el PRT mantuvo una acertada caracterización de esta corriente y de su líder, como una corriente burguesa, llamada a mantener el orden capitalista. Con esas definiciones el PRT sostuvo un debate fraternal con los sectores militantes y revolucionarios que depositaban alguna expectativa en el peronismo, particularmente con FAR, Montoneros y el conjunto de la izquierda peronista. sus posicionamientos de principios lo llevaron a mantener su independencia política aún cuando muchas organizaciones del movimiento de lucha vacilaban en períodos de la historia argentina como la primavera camporista. El PRT mostró la importancia de la organización partidaria para desarrollar la militancia revolucionaria. Allí numerosos militantes revolucionarios se organizaron, estableciendo acuerdos políticos centrales y definiendo planes de acción para inter-

venir con fuerza y unidad en la arena política. Eso permitió al PRT constituirse como una organización de peso, con capacidad para desarrollar una multiplicidad de tareas que hacen al impulso de la revolución, desde el desarrollo sindical hasta la intervención política y militar en el más alto nivel, constituyéndose, además, como una referencia para amplios sectores de la clase obrera y el pueblo. El PRT fue una organización marxista consecuentemente internacionalista. Después de haber sido parte de la IV Internacional dirigida por Ernest Mandel y de haber apoyado los planteos para la revolución latinoamericana de la OLAS, impulsó la conformación de la Junta de Coordinación Revolucionaria con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Chile, el ELNTupamaros de Uruguay y el ELN (luego PRT) de Bolivia. La JCR fue una importante experiencia que, siguiendo el ejemplo y planteo guevarista, desplegó una práctica de solidaridad y ayuda mutua entre organizaciones que desarrollaban la lucha revolu-

cionaria por el poder para alcanzar el socialismo en América Latina. La vía revolucionaria y la lucha armada fueron aspectos centrales en la vida del PRT. Con la celebración del IV Congreso en 1968 y la fundación del ERP dos años después con el V Congreso, el PRT consagraba este método de lucha, desde una posición marxista, obrera e internacionalista, que retomaba los aportes de grandes revolucionarios como el Che Guevara. Como organización revolucionaria, desarrolló un fuerte y extenso trabajado de inserción e influencia de masas, sobre todo, en el seno de la clase obrera. Con su intervención sindical, estaba presente en las principales concentraciones fabriles del país, en Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Por intermedio de las agrupaciones de base y del MSB (Movimiento Sindical de Base), el PRT fue un actor protagónico en el proceso de organización y lucha contra el gobierno, las patronales y la burocracia sindical peronista en los cordones industriales más importantes. Podemos destacar su participación

central en experiencias clasistas, como la del SiTraC-SiTraM o la de las Coordinadoras Interfabriles del 75. La política del PRT fue materializada por militantes entregados completamente a la actividad revolucionaria, por los guevaristas argentinos. Sus miembros desplegaron un proceso de formación integral como cuadros políticos y fueron combatientes del ERP y abnegados luchadores en todos los frentes de batalla, que dejaron su vida, o una buena parte de ella, en la lucha por la revolución y el socialismo. Así, el ejemplo de la independencia de clase, del internacionalismo, de la construcción partidaria, de la militancia ejemplar y de la lucha revolucionaria por el socialismo, hacen del PRT la experiencia partidaria más importante de Argentina. Por eso es central tomar sus aportes, debatiendo y balanceando críticamente. Su experiencia es una referencia fundamental para avanzar en la organización para la lucha revolucionaria en nuestro país.

El Revolucionario

Página 11 - ER - N°79 - Mayo 2012

Crece la presencia militar yanqui en Latinoamérica
En los últimos meses fue noticia la instalación de dos centros de operaciones financiados por EEUU, uno en Chile y el otro en la provincia de Chaco, en nuestro país, con lo que se incrementa fuertemente la presencia militar yanqui en la región.
a presencia militar de EEUU, su influencia y su participación por distintas vías en América Latina no es una novedad. Desde la instalación directa de bases militares hasta el financiamiento de cursos, la realización de operativos conjuntos y la formación de la oficialidad o las tropas de elite locales en los centros estadounidenses(1), pasando por la sanción de las leyes “antiterroristas”, como las impulsadas por el kirchnerismo, se extiende una innumerable cantidad de mecanismos que evidencian la profunda incidencia de EEUU en la región. Este proceso viene acrecentándose en los últimos años como lo evidencia la mayor presencia militar estadounidense en Colombia y la reactivación de IV Flota del Comando Sur, que se explican en la voluntad del imperialismo yanqui de profundizar su presencia en una región en la cual existen recursos naturales estratégicos como el petróleo (Brasil, por ejemplo, ha encontrado importantes reservas en el Atlántico) y el agua (el Acuífero Guaraní representa una de las principales reservas de agua dulce del planeta). Y todo esto, además, por supuesto, del rol de EEUU como gendarme en la región garantizando con presencia directa o con formación, apoyo técnico y financiamiento la represión y el sojuzgamiento del los pueblos latinoamericanos. No podemos olvidar, en este punto, que EEUU, con apoyo de varios ejércitos latinoamericanos, entre ellos el argentino, aún sostiene la ocupación militar sobre Haití En este marco, fue noticia en las últimas semanas la instalación de dos centros de entrenamiento, con financiamiento yanqui, en Chile y en nuestro país. En Concón (Chile), a 20 kilómetros al norte de

L

Valparaíso, sobre los terrenos del Fuerte Aguayo pertenecientes a la Armada chilena, y con casi 500 mil dólares del Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos, se levantó una base en tiempo récord. “Todos sabemos cuáles son las realidades en América del Sur, y Chile siempre ha tenido con Estados Unidos una relación buena, por lo que ellos saben que una inversión acá va en beneficio de lo que ellos están buscando: Mejorar la capacidad de interoperar entre los países” ( 2 ) explicó, defendiendo la intervención yanqui, el capitán de navío Claudio Zanetti, director del Centro Conjunto para Operaciones de Paz de Chile (Cecopac). Por su parte, el Secretario de Defensa de Estados Unidos y ex director de la CIA, León Panetta, explicó, luego de una reunión en La Moneda con el presidente Sebastián Piñera y el ministro de Defensa chileno Andrés Allamand, los objetivos de EEUU al financiar la construcción de la base: “El enfoque estadounidense ya no es decirles a los países de la región que no desarrollen sus propias estructuras de seguridad y defensa porque Estados Unidos se va a hacer cargo de protegerles, sino enfrentar conjuntamente a los enemigos comu(3) nes” . “Enemigos comunes” que para EEUU y los gobiernos cipayos locales se encuentran, por supuesto, entre las organizaciones populares y los luchadores sociales. Sin ir más lejos, los entrenamientos que se realizaron en las últimas semanas en la flamante base de Concón para Operaciones Militares en Territorios Urbanos (MOUT), y que fueron parte del PKO 2012 (Peacekeeping Operations-Americas) iniciado el 19 de marzo en Santo Domingo, simulaban operativos para reprimir movilizaciones populares. Por otra parte, la expansión militar de los

Chile. Entrenamiento para la represión a movilizaciones con militares caracterizados como activistas.

EEUU también se desarrolla en nuestro país. A fines del mes de marzo, el gobernador kirchnerista de Chaco, Jorge Capitanich, anunció la creación de un “centro de asistencia y ayuda humanitaria”. Centro que, más allá de que (ante las denuncias realizadas por distintas organizaciones sociales) el gobernador haya intentado desvincular de los intereses militares yanquis, está directamente ligado al Comando Sur del Ejército de EEUU. Así se desprende claramente de los dichos de la embajada norteamericana en nuestro país, levantados por la CORREPI, que relatan que en agosto de 2008 el ex embajador yanqui Anthony Wayne y el gobernador Capitanich habían encabezado “… la ceremonia de cierre del programa de ayuda humanitaria y alivio de desastres. Chaco fue seleccionada por el gobierno argentino para trabajar en conjunto con la embajada en la implementación del programa de asistencia civil humanitaria que involucra al personal de defensa civil provincial y seis municipalidades locales: San Martín, Sauzalito, Villa Angela, Puerto Tirol, Barranqueras y Tres Isletas. Este programa civil fue fundado por el Comando Sur de EE.UU. y coordina-

El gobernador de Chaco, Capitanich, y el entonces embajador de EEUU, Wayne, reunidos en 2008.

do por Orlando Tejada de El Salvador, un experto con amplia experiencia en la organización y planificación de defensa civil para desastres naturales en Amér i c a L a t i n a (http://argentina.usembass y.gov/chaco_event.html)”(4 ) . En definitiva, el “centro de asistencia y ayuda humanitaria” inaugurado por Capitanich no se trata de otra cosa que de una base financiada por EEUU para incrementar su presencia en la región bajo la fachada de la ayuda humanitaria. En síntesis, la avanzada de las fuerzas militares del imperialismo yanqui se profundiza en América Latina. Con la colaboración de los gobiernos locales, tanto de los derechistas como Piñera y Santos, como de los que se dicen “nacionales y populares”

como Cristina Fernández, EEUU extiende su influencia en el sur del continente, afianzando su presencia en busca de controlar los recursos estratégicos de la región (agua, petróleo) y de instruir a los represores locales sobre las formas más efectivas de enfrentar la movilización y la lucha popular.
… NOTAS: 1) Los yanquis entrenan a las fuerzas represivas de Argentina, ER N°57, mayo 2010 2) La base de Estados Unidos en Concón para la “guerra urbana”, elciudadano.cl 3) La “fructífera colaboración” del Secretario de Defensa del Pentágono en Chile, elciudadano.cl 4) CORREPI, Boletín Informativo Nº652, http://correpi.lahaine.org

Desfile de empresarios
Hoy, con ustedes, dos grupos empresarios con mucho en común: bajo la mística del “inmigrante exitoso”, sus herederos manejan emporios al amparo de los gobiernos con los que anudan sus negocios y comparten la responsabilidad por sus crímenes contra los trabajadores.

Claudio Cirigliano
icola Cirigliano inmigró a nuestro país escapando de la guerra en Europa. En 1959, compró un colectivo de la línea 295. Quince años después, además de controlar toda esa línea, era el dueño de la 61 y la 62, que circulaban ya con el nombre de su empresa: Transporte Automotor Plaza. En 1975, cedió la gestión a dos de sus hijos, Mario y Claudio. La dictadura dio a los jóvenes empresarios un curso acelerado de relaciones estratégicas con el poder, pero, como en tantos casos, fue en los '90 que dieron el salto para extender sus negocios por todo el país. En 1991, formaron el holding Cometrans, al que el gobierno menemista vendió, en 1993, la Fábrica Militar General San Martín, que se convirtió en Emprendimientos Ferroviarios SA (EMFER), para reparación y mantenimiento de carrocería de trenes, y Tecnología Avanzada en Transporte SA (TATSA), para armado y refacción de colectivos. En 1994, consiguieron la concesión de la líneas ferroviarias Mitre y Sarmiento, con Trenes de Buenos Aires (TBA), y del subte, con Metrovías SA, que gerenciaron de 1994 a 2000. Para el final del menemismo, manejaban el subte, el 40% de los trenes metropolitanos y una docena de líneas de colectivos. La capacidad para saltar sin problemas de una fidelidad a otra les permitió sortear sin problemas el recambio de Menem a De la Rúa y Duhalde. Absorbieron el costo de la crisis del cambio de siglo con la escandalosa caída de Lua Seguros y Seguros La Porteña, el autoseguro de sus colectivos, que descargaron el quebranto del grupo. En 2003, conscientes de los “vientos de cambio”, Claudio fue el recaudador de la campaña Kirchner Presidente en el ámbito del transporte, y los hermanos se convirtieron en parte del grupo de empresarios más incondicionales del kirchnerismo. Entraron al transporte colectivo de larga distancia, y sumaron al emporio una agencia de viajes y una empresa de publicidad en la vía pública (Transmedios). Si las privatizaciones de Menem y el vínculo pivilegiado

Aldo Roggio
enito tenía 8 años cuando desembarcó en Buenos Aires con su padre, el inmigrante italiano Benjamín Roggio. En 1908, con 25 años, fundó una empresa constructora, que se instaló en el mercado con grandes obras como las estaciones de servicio del ACA de Córdoba, San Luis, Tucumán y Mar del Plata, el Leprosario de San Francisco del Chañar y el Jockey Club de Córdoba. Para cuando dejó el negocio en manos de sus cuatro hijos varones, todos convenientemente recibidos de ingenieros o arquitectos, la firma Benito Roggio e Hijos SA (hoy dirigida por Aldo Roggio) ya estaba instalada como líder de la actividad, con el eje de sus actividades en Córdoba y Buenos Aires, y lanzada a grandes acuerdos con todos los gobiernos para la construcción de obra pública. Durante la presidencia de Carlos Menem, su empresa Coviares SA fue beneficiada con las principales concesiones viales en el país, con más de 2.500 km de rutas que los introdujeron al fabuloso negocio de los peajes, incluyendo la construcción y operación de las tres autopistas de acceso a la ciudad de Buenos Aires, de la autopista Santa Fe-Rosario y de la autovía a Mar del Plata. Las ganancias obtenidas a partir de la ecuación baja inversión-peajes siderales los colocó en poco tiempo en condición de expandirse con la participación en concesiones viales en Brasil y Paraguay, y de acometer otros filones que también prometían suculentas ganancias, como el transporte y la basura. Como accionistas de Metrovías SA, a la que controlan desde la salida de los Cirigliano, empezaron a gerenciar (1) el subte , el Premetro y la línea Urquiza, y crearon Benito Roggio ambiental (BRa). Así, manejan el ciclo completo del negocio de la basura en la cudad Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Neuquén y San Isidro. En total, BRa recolecta más de 1.000.000 de toneladas de residuos y trata y dispone más de 5.681.000 toneladas de residuos por año. Los Roggio han logrado sostener un delicado equilibrio de

N

B

con Cavallo (al que le montaron la primera sede de su partido Acción para la República en plena city porteña) marcó la expansión, la política de subsidios de los Kirchner consolidó la fortuna. Los multimillonarios subsidios para TBA y el Grupo Plaza, el gasoil a precio de ganga, y nuevos negociados como la tarjeta SUBE que explota su nueva empresa, Ticketrans, explican el vínculo privilegiado con el ministro De Vido y sus secretarios de Transporte. Parte del intercambio de favores y dineros se develó en las causas por dádivas contra Jaime, como el regalo de un caballo pura sangre y una Toyota Hilux, o el uso de su jet privado Citation 501, o el auxilio económico a Southern Winds en medio del escándalo valijero. Por 6 meses, a pedido del gobierno, los Cirgliano pagaron sueldos en una empresa que no era suya. Ni hablar del negocio con el gas de Qatar, gracias a los viajes presidenciales, o la licitación para los conversores de TV Digital del plan “TV para Todos”(1). “Los políticos son como los colectivos: si no les echás combustible, no funcionan”, sostiene, en privado, Claudio Cirigliano.
... NOTAS: 1) Cometrans controla TBA, TATSA, EMFER, SIG SA (tecnología e informática); el Grupo Plaza explota 21 líneas de colectivo porteñas y otras tantas provinciales (Transporte Aut. Plaza, Mayo Transporte Automotor, Transporte Mariano Moreno, Transporte 104, Ecotrans, Dumas Cat, Plus Ultra Mercobus, El Rápido Argentino), Pasajes Express, Transmedios y Ticketrans. Claudio es dueño de Yaniel SA (cría de ganado), Invercla Inversora SA y la empresa inmobiliaria Ibancor. Mario es titular de Travel Shop SA, y ambos son socios de la inversora BCAUSTRAL.

acuerdos simultáneos con los Kirchner, los Macri y varios gobernadores. Mientras Cliba es socia de Mauricio Macri en materia de basura, en 2004 arreglaron con el gobierno nacional el desembarco del Grupo Roggio UGOFE SA, la unión empresarial creada con Franco Macri, sus inversores chinos y la burocracia sindical ferroviaria, para operar las líneas San Martín, (2) Gral. Roca y Belgrano Sur . Y sus vínculos con el peronismo cordobés les permitieron, el mismo año, superar el default de la Compañía Latinoamericana de Infraestructura y Servicios (Clisa), licuando con apoyo del gobierno provincial una deuda multimillonaria. Cabal muestra de que los negocios son los negocios, y, que, cuando se trata de asegurarse todos unas buenas ganancias, no tienen otra camiseta que la del capital.
... NOTAS: 1) Todos los negocios del subte los explota el Grupo Roggio, con dicersas empresas: El servicio lo opera Metrovías. Roggio Transporte es la empresa consultora. Las obras de extensión las hace la Constructora Benito Roggio e Hijos. La firma de vigilancia privada Metropolitana hace la seguridad. De la limpieza, se ocupan Taym y SEHOS. La fibra óptica y telefonía la provee CPS Comunicaciones. Los auxiliares del Premetro, Neoservice. Ferroindustrial repara y fabrica vagones. Prominente cubre la informática y Metronec maneja los locales y espacios publicitarios. 2) Hoy, suman a la red de concesiones viales Puentes del Litoral S.A., que opera el puente que une Rosario con Victoria, y la recién inaugurada autopista RosarioCórdoba; el Tranvía del Este, que recorre Puerto Madero, y con SOE SA (Sociedad Operativa de Emergencia) gerencia el Belgrano Cargas. Benito Roggio Ferroindustrial (BRf), dedicada a la industria ferroviaria y automotriz, empezó a operar en 2008 en Juárez Celman, Córdoba.

El Revolucionario

Para pedir suscripción o contactarse con nosotros, escríbanos a:

otr_elrevolucionario@yahoo.com.ar
o visítenos en:

http://blog-otr.blogspot.com

O.T.R.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful