You are on page 1of 2

LA CASA ESTA SUCIA

Siempre desde muy joven tenía la meta de ser un líder en mi trabajo, en la sociedad y en la política, como todo joven la ilusión de tener vanidades y a medida que avanzaba los años iba adquiriendo experiencia de hablar bonito. Cuando llegué a formar mi familia, avanzaba en lo material, pero no avanzaba en la parte espiritual, lograba mis objetivos para satisfacer mi ego, y en lo que se refiere a las responsabilidades con mi familia me descuidaba, poco a poco me alejaba de mi familia, dejando en manos de terceros (servidumbres , abuelos)y más me concentraba en querer ser un líder (charlatan con palabras bonitas) siempre tenía el delirio de aparentar a que se me vea mejor que otros, pero mi hogar era una desgracia etc., Un buen día mi hijo menor me dice: Al amanecer después de tomar mi desayuno, me voy bien bacan, con mi ego bien hinchado solo pensando en mí, y pensando que la gente se fije en mí, tratando de salir impecable y repitiendo en el camino que solo debo enseñar la parte buena, y hablar bien, ¡que tonto! creía que eso era ser líder. Cuando estoy saliendo de mi casa mi hijo menor me llama y dice: Primer día: ¿Tú crees sentirte líder ante los demás?, ¿tú crees que puedes reclamar derechos?, ¿crees enseñar a los demás a ser responsable?,¿ tú crees que estás preparado para poder liderar o ser un candidato al futuro?, y un sinfín de preguntas?... y yo me reí y dije pobre muchacho tan solo tiene 10 años y no sabes nada, cerré la puerta fuerte y Salí incomodo. Segundo día: Al día siguiente, cuando estoy saliendo mi hijo con sus ojos llorosos dijo: ¡Papà antes de que te vayas a tus reuniones, donde crees enseñar a ser responsable, primero limpia la casa que esta sucia. Pues yo le dije: tiene razón hijo, como no tengo tiempo, me estoy descuidando, pero te prometo que el día domingo dejare limpia la casa. Tercer día: Estoy saliendo a una reunión de trabajo, y mi hijo me dijo: sigue la casa sucia,

hasta cuando vas a tener tiempo para limpiar, eso no cuesta nada. Y Yo le dije: ¡Pero si la casa está limpia y brillando!, ¡Ahora todo está ordenado!, yo mismo deje brillando, no veo donde está sucia. Cuarto día: Ya tenía miedo de despedirme de mi hijo, porque sabía la pregunta que me iba a ser y cuando estoy saliendo mi hijo me dice: Papá la casa sigue sucia, entonces yo en ese momento pensé que el debe estar loco, o me está molestando, o pensaba que era una excusa para no salir.. Entonces, no fui a trabajar y acudí al curandero y contrate para que le den una limpieza a la casa y a mi hijo y de esta manera no me moleste todos los días: ¿Porque la casa está sucia? Quinto día: Cuando estoy saliendo, mi hijo me dijo: ¡sigue la casa sucia! , me llamó y me invito a sentarme y me dijo: Tu crees sentirte bien de lo que haces a fuera, crees que estas desempeñando un buen papel de líder en tu empresa, crees que puedes liderar en la sociedad y ahora si piensas ingresar a la política, crees tener liderazgo de gobernabilidad, crees que estas suficientemente preparado para gobernar?, y en eso momento sentía que recibía cachetadas tras cachetas y seguía diciendo mi hijo: ¡Cuando yo digo! que la casa está sucia, me refiero que nosotros tus hijos estamos abandonados por ti, mi hermana la mayor no tiene control, cada cual hace lo que parezca en gana, nadie tiene responsabilidad en casa, ¿crees tú que si llegaras a ser presidente, congresista, Alcalde ¿estás realmente preparado para gobernar? Si ya se! ¡ tu me vas ha contestar!, ¡tengo maestría, Post Grado, Soy Empresario, etc!. La Universidad es un complemento de tu vida, pero no has aprobado la universidad de la vida; no sabes si hoy comimos? , si algo nos pasó?, si! si! yo sé! Vas a contestar ¡todo tenemos!, ¡pero no tenemos EL AMOR!, ¡tu cariño que tanto deseamos!, y lo más importante, ¡no nos han enseñado a ser responsables!, entonces ¿cómo puedes ir a pararte a un podio a un estrado y hablar que vas a cambiar el mundo , vas a luchar por los pobres, apoyaras en la educación, velaras por la salud y darás trabajo a todo el mundo. ¿Cómo puedes prometer muchas cosas a tu comunidad, si no has empezado a cumplir con tus deberes de padre, ordenar, dar instrucciones delegar responsabilidades, respetar, dar directriz, en tu casa, y más que nada no has dado ejemplo en casa. Entonces papá, primero limpia la casa y cuando ya tienes limpia ¡ya puedes gobernar una nación! si no mira la clase de gobernantes que tenemos, no han limpiado su casa.