You are on page 1of 3

CURSO DE CAPACITACIÒN DOCENTE “EDUCACIÓN INTEGRAL DE LA SEXUALIDAD” COMPRENSIÓN DEL HOMBRE EN LA ACTUALIDAD.

REDUCCIONISMOS ANTROPOLÓGICOS
1 2 3

Lamentablemente no siempre los criterios de creaturidad , orden , finalidad, espiritualidad , son compartidos por todos los hombres o en todas las épocas. De esta negación, olvido o indiferencia frente a la realidad humana, que no se ciñe sólo a lo terreno, biológico, material, mecánico, instintivo, o incluso, sólo a lo estrictamente espiritual, surgen los distintos enfoques reduccionistas de la interpretación veraz del hombre.
4

El error principal de los reduccionismos antropológicos es el de ser unidimensionales , con la peculiaridad de no integrar en ninguna de sus expresiones el sentido de lo real, (lo que llamábamos verdad o esencia de las cosas), en este caso en relación al hombre. Una de las formas de reducir el concepto de persona es considerando un “dualismo” entre cuerpo y alma. Se toma aquí al hombre no como una unidad substancial de cuerpo y espíritu, sino que se separa y resalta la fuerza de uno de los dos, despreciando o minusvalorando al otro. En general gana la partida el polo espiritual y el cuerpo queda como culpable de las impurezas o pecados, impidiendo al alma alcanzar la salvación. Recordemos que nuestro modo de contacto con el mundo, e incluso con nosotros mismos, es a través del cuerpo, y que es a través de él que el alma se manifiesta durante la vida. Aquí un texto interesante: «Se ha partido de una falsa abstracción, se ha disociado arbitrariamente al cuerpo del espíritu como si ambos fuesen separables. Pero el cuerpo vivo no es como un mineral: pura materia. El cuerpo vivo es carne y la carne es sensibilidad y expresión. Una mano, una mejilla dicen siempre algo; son esencialmente ademanes, cápsulas del espíritu, exteriorización de esta esencial 6 intimidad que llamamos psiqué . La corporeidad, Señora, es santa porque tiene una misión trascendente: simbolizar al espíritu.» José Ortega y Gasset, Estudios sobre el amor, p. 29 (a Victoria Ocampo) Quizás a simple vista ésta no parece una postura muy difundida en nuestra época. Se resalta la figura corpórea como medio imprescindible para presentarnos aceptablemente frente al mundo. Sin embargo, los desórdenes que generan el uso abusivo de drogas, estimulantes, alcohol, prácticas de manipulación genética o desarreglos en la alimentación, expresan indirectamente un desprecio por el cuerpo, como si éste fuera mero medio o herramienta de mi persona y no co-principio fundante de la misma. Una mirada más extrema reductiva de la dignidad personal es la que nos trae el existencialismo ateo. Dijimos que las cosas creadas son verdaderas por depender de la acción creadora de un Dios que da sentido. Si Dios no existe, el sentido desaparece. Aquí un ejemplo: «El hombre, tal como lo concibe el existencialismo, si no es definible, es porque empieza por no ser nada. Sólo será después, y será tal como se haya hecho. Así, pues, no hay

5

Que el universo natural ha sido creado desde la nada por un Dios bondadoso. La presencia de un orden en la naturaleza hace necesariamente referencia a una inteligencia superior que haya dispuesto convenientemente las partes de este todo universal. 3 Todos los seres actúan de acuerdo con un fin determinado que es el de alcanzar su perfección o acabamiento. Las creaturas se ordenan a asemejarse a Dios, Ser Perfecto, incluso en la representación de Su Belleza (una piedra, un árbol, un animal, etc.) 4 Decimos que el alma humana es espiritual pues puede subsistir separada del cuerpo después de la muerte. 5 Se explica la naturaleza de algo, en este caso del hombre, sólo desde un único aspecto : material, espiritual, biológico, psicológico, etc. 6 Psiqué: alma (psico-logía: estudio del alma)
2

1

) • El lema es consumir y si no lo puedo hacer: no soy feliz. ¿Qué debo hacer. individuales. podrá dedicarse a buscar otros bienes “más elevados”. Ediciones del 80. ni siquiera conmigo mismo.: métodos de planificación familiar) se determinará lo bueno según lo que cada uno quiera. el hombre no es otra cosa que lo que él se hace». proyecta lo que quisiera ver en ella. El existencialismo es un humanismo. A esta actitud constructora de la realidad se la llama racionalismo. si el hombre está librado a sus antojos de conducta. Buenos Aires.SARTRE. Subsistamos mientras sea posible. si la educación no es la mejor para formar hombres de bien. que lo orienten en su actuar cotidiano.naturaleza humana.Pág. 7 J. físicos o químicos. sea necesario. (Ej. pero que no atenten contra estos mismos caprichos.38 . por la sencilla razón de que no se acepta la existencia de una verdad objetiva y universal. sino tal como él se quiere. porque no hay Dios para concebirla.. como se quiere después de este impulso hacia la existencia. el deber será la norma de la acción moral como criterio objetivo para obrar. 1951. el descarte de la vida humana. • Todo hombre que no sea útil a la sociedad puede (o debería) ser descartado de la misma. (Etica de situación) La inteligencia y la voluntad no se atienen a la realidad sino que la crean y modifican según su parecer. qué importa si la justicia no es la más fiable. hedoné: placer) Enfoque de la educación sexual biológico – higienista. Paris. fin último natural de la vida humana. en lugar de dejarse alimentar por la realidad. (“mientras podamos todavía comer. Enfoque de la educación sexual socio-culturalista y moralista • Como lo bueno no es igual para todos. o por consenso colectivo. ancianos. La razón. sinónimo de nada. (discapacitados. Hago de mi cuerpo y con mi cuerpo lo que quiera. Nagel. Si a estas ideas le sumamos la convicción de que el hombre no es más que materia especializada por procesos biológicos. su obrar se reducirá seguramente al consumismo o al hedonismo (el placer como felicidad. Este hacerse o proyectarse no depende de un ser o esencia dados previa e inteligentemente por un Dios que me conoce y sabe qué es lo mejor para mí. Si éstos se consiguen. 1982. Las consecuencias del racionalismo son: • Las cosas no tienen el mismo valor para todos. pues depende de mi subjetividad.P.. y como se concibe después de la existencia. hedonista Consecuencias: • el hombre es un ser que no necesita de otros bienes que los que le permitan una vida de bienestar material. Se deriva. que se verá truncada con la muerte. pues cada cual opina desde su punto de vista y según las circunstancias. Se me impone creer que la felicidad se halla en el tener y no en el ser. Y así con los demás. entonces? Vivir sabiendo que mi esperanza de ser feliz. cada uno es dueño de determinarlo. 16 Se resalta el poder de la libertad del hombre de hacerse como él se quiera hacer. Si lo que es bueno para mí no es bueno para el otro. El hombre es el único que no sólo es tal como él se concibe. enfermos) Utilitarismo • Si la economía “funciona” los demás ámbitos de la cultura deben someterse a ella. sin problema. “El hombre sin ningún apoyo y sin ningún socorro está condenado a inventar el 7 hombre en cada instante” Considerando así al hombre es común que ni el compromiso con los otros. El existencialismo es un humanismo. no es real. si debemos reducir nuestra natalidad para eliminar la pobreza. He sido arrojado a la existencia y mi vida se resuelve en un apasionamiento inútil por alcanzar mi libertad. p. Surge el relativismo en la consideración del valor real de las cosas. es solamente una ficción irrealizable. Consumismo Por otra parte. No se atiende a la verdad de las cosas. deberá proyectar normas. Jean Paul Sartre.

pero el mejor” . Se olvida el principio de: el bien 9 debe hacerse por el bien en sí y no por temor al castigo. 9 “Al que quiera celeste que le cueste”. “Esto lo hago porque me mandan pero en verdad a mí no me 8 interesa. • • Si prestamos atención a estas posturas veremos que son comunes y cotidianas para el mundo en que vivimos.” • Se impone “la moral del esfuerzo por el esfuerzo mismo”: Las cosas valen más por lo que cuestan que por lo que son en sí. ni me gusta pero no debo rehusarme a hacerlo. “Cuanto mas cuesta. de los valores. Alejandra P. la moda. más vale”. Y es que algo de verdad tienen: El hombre despliega día a día su condición corpórea-espiritual. yo mismo puedo imponer otro deber que se oponga al primero. así como me impuse (o me impusieron) el deber de realizar algo. no lo entiendo. deberé responder a lo que se me pide (El “otro” pueden ser: mandatos de la sociedad. Si el otro tiene mayor autoridad.El problema: Por deber puedo iniciar la acción. Ej. “Caro. el conformismo). de Aguerre 8 Sólo al reconocer el valor que tiene lo que hacemos lo podremos hacer bien. Rige el escepticismo como descreimiento de la verdad. De otro modo será un desgaste enorme de energía que acarreará dolor e insatisfacción. pero al final. en ocasiones no encontramos con certeza el sentido de nuestra existencia y en otras no discernimos qué hacer y nos imponemos leyes que demandan gran sacrificio y esfuerzo. enfrentando y sobreponiéndose a cualquier obstáculo. La cuestión será entender que el hombre se va conquistando más integralmente en la medida en qué mejor se conozca y acepte sus talentos y limitaciones. Más de una vez nos dejamos llevar por estas medio verdades. Voluntarismo: La voluntad nos impele a actuar para cumplir con lo que “se debe”.