You are on page 1of 4

LO QUE DEBO SABER ANTES DE UTILIZAR LOS FORMULARIOS Si no está interesado en acogerse a la opción tutelada de la herramienta “evalúa-t” y solo

desea descargarse los formularios del modelo simplificado de evaluación, es recomendable que lea detenidamente este documento. En él, y en los citados formularios, encontrará la ayuda que necesita para llevar a cabo sus tareas si ha decidido asumir personalmente la actividad preventiva especializada en su empresa (excepto la vigilancia de la salud) en el marco de lo establecido en la ley 1. En cualquier caso, encontrará una exposición sencilla pero completa de sus obligaciones como empresario. Al derecho de los trabajadores a una protección eficaz de su salud en el trabajo, corresponde el deber empresarial de garantizarla en todo lo relacionado con él. Y para alcanzar este objetivo, que ciertamente no es fácil, el empresario ha de desarrollar una actuación preventiva permanente, un proceso ordenado constituido por cinco fases consecutivas, que constituyen un ciclo de mejora continua y son las siguientes:

a) Organizarse para la prevención (en términos legales, elaborar e implantar lo
b) c) d) e) que se conoce como Plan de Prevención) Evaluar los riesgos Planificar las actividades preventivas Ejecutar lo planificado Investigar los daños producidos

a) El Plan de Prevención Organizarse para la prevención significa adoptar las decisiones organizativas necesarias para poder empezar a actuar. La primera de ellas es decidir quién va a ser el especialista en prevención de su empresa. En la práctica son tres las posibilidades: a) contratar con un servicio de prevención ajeno, b) nombrar a un trabajador de la empresa para que desempeñe a dedicación parcial esta función, y c) asumirla usted mismo, como empresario que desarrolla su actividad profesional, de forma habitual, en el centro de trabajo. Desde este Sistema Público recomendamos decididamente el empleo de recursos propios, esto es, optar por alguna de las dos últimas posibilidades, y muy especialmente por la última de ellas, la asunción personal por el empresario, porque es la que más favorece la integración de la prevención en la actividad ordinaria de la microempresa, al hacer coincidir en una misma persona, el empresario, las funciones técnica y decisoria. Quizás piense que no está preparado para esa tarea. No se preocupe; su conocimiento profesional sobre la actividad de su empresa, la guía que desde aquí le proporcionaremos y la ayuda externa para determinadas actividades, que le iremos señalando oportunamente, le permitirán desarrollarla con eficacia.

1

Empresa de menos de 10 trabajadores, que no realiza ninguna de las actividades incluidas en el anexo 1 del Reglamento de los Servicios de Prevención (RD 39/1997) y empresario que desarrolla de forma habitual su actividad profesional en el centro de trabajo y que tiene capacidad suficiente para desempeñar esta función.

para que la evaluación conserve su valor preventivo es preciso que se mantenga permanentemente actualizada. a la que más adelante nos referiremos. 3. Por supuesto. los objetivos de la evaluación de los riesgos son: . y cualquier otra acción que pueda tener efectos sustanciales sobre la seguridad y la salud de los trabajadores.Determinar qué medidas preventivas hay que adoptar . Conocer la prioridad correspondiente a cada una de las medidas pendientes. las novedades o sugerencias de mejora y el análisis de la siniestralidad producida. es decir. por tanto. la designación de los trabajadores encargados de las medidas de emergencia. El modelo de evaluación que adopta este portal (evalua-t) respeta los criterios citados y desarrolla la actividad a través de los siguientes pasos: 1. b) Evaluar los riesgos La evaluación de riesgos es un diagnóstico sobre la situación preventiva de la empresa. 2. de un conjunto definido de medidas de control apropiadas para cada riesgo. También ayudará a despejar dudas sobre la implicación del empresario en la salvaguarda de la integridad física de los trabajadores a su cargo. Conocer quién (puestos de trabajo) y cómo (riesgos) puede ser dañado por cada fuente. esto es. favorece su implicación preventiva y. Nuestro consejo es que celebre reuniones periódicas con sus trabajadores para tratar el seguimiento de la planificación de la actividad preventiva. la integración de la prevención en su actividad laboral diaria. en su caso. 4. tanto las comunes como las específicas de cada puesto. que se tengan en cuenta las dos dimensiones del riesgo: la probabilidad de que se produzca un daño y la gravedad esperada de éste. Facilitar la consulta y la participación de los trabajadores. En la opción denominado “Formularios” encontrará una guía detallada para llevar a cabo la evaluación de riesgos de su empresa. y que se deje constancia de lo esencial de los temas tratados y las decisiones adoptadas. Comprobar. la del servicio de prevención ajeno que va a complementarla. lo que significa que habrá de ser revisada 2 La planificación y la organización del trabajo en la empresa. Identificar las fuentes de daño existentes.Establecer la prioridad de cada medida preventiva Y todo esto ha de hacerse con un método que garantice validez. la introducción de nuevas tecnologías. y fiabilidad. incluso estimularla.Hay otro aspecto crucial que el plan de prevención debe contemplar: la forma práctica en que se va a garantizar el derecho de los trabajadores a ser consultados sobre las decisiones significativas2 para su seguridad o su salud. y el de participar con sus propuestas. que debe permitir controlar los riesgos existentes para evitar su materialización en daños: accidentes y enfermedades.Decidir si hay que adoptar medidas preventivas . que el resultado de la evaluación dependa de la situación real en la empresa y no de la subjetividad del evaluador. Así pues. si ha lugar. . cuáles han sido ya tomadas y cuáles están pendientes de adoptar. siguiendo el formulario concreto que le proponemos para su tipo de actividad. su asunción personal de la actividad preventiva técnica y. avisos o sugerencias en la mejora de la prevención y de las condiciones de trabajo.

es decir. cualquier efecto adverso atribuido al trabajo . pues es su forma particular de dar cumplimiento a la ley. adquiere. y. con sus trabajadores.La información derivada de la vigilancia sólo puede comunicarse a los trabajadores afectados. 3 Cuando así lo establezca una disposición legal para la protección de riesgos específicos o actividades de especial peligrosidad. salvo circunstancias especiales3 .Detectar. c) Planificar las actividades preventivas Una vez que la evaluación de riesgos haya puesto de manifiesto las medidas que hay que adoptar y la prioridad de cada una. que es algo más que la mera práctica de reconocimientos médicos. Alertar sobre la posible relación con el trabajo de otros efectos aún no atribuidos a éste . El empresario sólo será informado sobre la aptitud y sobre la necesidad. en los riesgos de su puesto de trabajo y en las medidas previstas por la empresa para controlarlos. debe tener un carácter muy práctico y estar centrada. conviene que sepa lo siguiente: -Ha de ser específica. tendrá que recabar el apoyo de una entidad especializada acreditada. el responsable en la empresa de su ejecución y la fecha límite de ésta. que necesariamente deberá encargar a un servicio de prevención ajeno En cuanto a la formación. especialmente en las que él debe aplicar o respetar. últimos beneficiarios de esas medidas. cuando sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo en la salud. si bien su diseño debe dejarlo en manos del servicio de prevención ajeno que contrate. por tanto. y b) la vigilancia de la salud de los trabajadores. especificando su contenido concreto.cada vez que cambien las condiciones de trabajo (por modificación del ámbito. o cuando el estado de salud del trabajador pueda constituir un peligro para él mismo. el siguiente paso es planificar las acciones para llevarlas a efecto. .La ley española la considera como un derecho de los trabajadores que. para la que probablemente. entre las acciones que tendrá que contemplar la planificación estará: a) la formación de los trabajadores. sólo podrá llevarse a cabo con su consentimiento. adaptada a la necesidades y posibilidades de su empresa. con la Administración. de medidas preventivas adicionales en algún puesto. en primer lugar. Adicionalmente. en su caso. definida para cada trabajador en función de los riesgos inherentes a su trabajo . en el estado más incipiente posible. al menos al principio. los equipos o las tareas) o se revele necesario como consecuencia de la investigación de los daños producidos. en segundo lugar.Ha de proponerse la consecución de los siguientes objetivos: . un cumplimiento que la Administración está obligada a garantizar. como empresario. para cada trabajador. De ahí la necesidad de realizar un seguimiento continuo de la ejecución de lo planificado. d) Ejecutar lo planificado La planificación de actividades preventivas de su empresa constituye un compromiso que usted. los demás trabajadores u otras personas. que debe incluir explicaciones de las demoras o alteraciones que pudieran producirse. Por lo que se refiere a la vigilancia de la salud.

incluso los leves. y como documento acreditativo de la realización del proceso descrito hasta ahora. Las investigaciones han de concluir con la identificación de causas sobre las que resulte posible actuar. es posible detectar y corregir las deficiencias que pudieran existir en la organización. por tanto. en suma. que han de ser concretas y viables. por una parte. Se trata. que en última instancia constituyen las causas más frecuentes de accidentes y enfermedades. Al contrario. Esto le servirá como registro actualizado de la situación preventiva de su empresa. o en un servicio de prevención ajeno). Tfn 901 25 50 50. la práctica honesta de la investigación y la adopción de las medidas que de ella se derivan son un argumento a favor de la buena fe del empresario en el cumplimiento de su deber general de protección. la evaluación. . A partir de la evidencia de los fallos producidos. e) Investigar los daños La investigación de los accidentes. Si no le parece suficiente. si va reflejando las modificaciones pertinentes.En los formularios que le ofrecemos en “evalua-t· existe al final una columna para facilitarle este seguimiento. Conviene aclarar que la existencia de fallos de gestión preventiva. no presupone la existencia de responsabilidades empresariales. y la determinación de las correspondientes medidas preventivas. la que proporciona el contraste definitivo con la realidad y sin la cual. de la actuación que cierra el ciclo. busque ayuda externa (en STOP riesgos laborales. este portal “evalua-t” incluye en un apartado específico una guía para ayudarle en la tarea. y una actividad imprescindible desde el punto de vista preventivo. no sería posible la mejora continua deseada. La investigación de los daños que aquí se propone tiene sólo una finalidad preventiva y no pretende establecer responsabilidades de ningún tipo. la planificación o la ejecución de la actividad preventiva de la empresa. y las enfermedades profesionales es una obligación legal. Puesto que la investigación de accidentes es una actividad que requiere conocimiento técnico.