Año 4.

nº 10
Cría y salud
PORCINO
b á s i c o s
Complejo Entérico Porcino (CEP)
B
O
V
I
N
O
PORCINO
básicos
c/ Dulcinea 42, 4º B.
28020 Madrid
Telf.: 902 36 39 34
Patrocina:
Edita:
editorial
El complejo entérico porcino (CEP) es un problema de
gran impacto económico en el sector porcino ya que dis-
minuye la ganancia de peso, genera una mala conversión
alimenticia y causa una alta mortalidad.
Los cerdos son susceptibles de infectarse con patóge-
nos entéricos a cualquier edad, sobre todo en los momen-
tos de mucho estrés como movimientos de sitio y mezcla
de animales, altas densidades por corral, cambios de ali-
mentación o malos manejos.
La diarrea es el signo más común de las infecciones
entéricas. El uso rápido de los antibióticos adecuados y
unas apropiadas pautas de higiene, manejo y bioseguri-
dad nos permitirán minimizar sus efectos.
Axón Comunicación
axoncomunicacion@axoncomunicacion.net
PORCINO
Complejo Entérico Porcino (CEP)
4 5
básicos
Escherichia coli
(Colibacilosis)
Los efectos nocivos de esta bacteria son debidos a su ha-
bilidad para proliferar en el intestino delgado y para producir
enterotoxinas.
La Colibacilosis puede producir diarreas en cerdos de dis-
tintas edades, pero tiene especial importancia en el periodo de
lactación. Después del destete puede originar la llamada en-
fermedad de los Edemas.
E. coli afecta a lechones lactantes que se contagian vía oral,
por contaminación del alimento o de las ubres de la cerda de-
bido a la mala higiene en la sala de partos. Produce una diarrea
abundante, acuosa, de color blanco amarillento y muy malo-
liente. Los cerdos presentan manchado el ano y toda la región
perianal, pierden el apetito, adelgazan y se deshidratan rápida-
mente. La mortalidad puede alcanzar el 50%. Es necesario rea-
lizar un tratamiento inmediato con antibióticos e hidratantes
si queremos evitar la muerte de los lechones.
La incidencia de la Colibacilosis en lechones puede reducir-
se inmunizando a las cerdas mediante dos vacunaciones previas
al parto. Además de la vacunación, se pueden realizar progra-
mas preventivos para reducir el número de E.coli enteropató-
geno en el medio ambiente, principalmente practicas de buena
higiene en la sala de maternidad.
Complejo
Entérico Porcino
(CEP)
Las causas de las diarreas en cerdos son múltiples aunque,
en su mayoría, los patógenos implicados son bacterias que pue-
den aparecer solas o manifestarse asociadas entre si. Algunos
de estos microorganismos son la principal causa infecciosa
de mortalidad en lechones antes del destete y otros producen
cuadros diarreicos en las fases de destete y cebo generando
importantes pérdidas económicas debido a la disminución del
crecimiento, la menor homogeneidad de los lotes y los gastos
en medicamentos.
La Colibacilosis Neonatal y la
Enterotoxemia por C. Perfringens
son dos de las enfermedades
entéricas más importantes que
afectan a los lechones en su
primera semana de vida
PORCINO
Complejo Entérico Porcino (CEP)
8 7
básicos
Brachyspira hyodysenteriae
(Disentería Porcina)
Esta enfermedad, que es muy contagiosa, puede empezar
en el destete pero se manifiesta generalmente en cerdos de
engorde. Los lechones se infectan por la ingestión de las he-
ces o bien por el contacto con superficies contaminadas por
las mismas. Además, ratones, pájaros, perros y otros animales
pueden actuar como transmisores.
Si la infección es aguda, los cerdos muestran diarrea (fre-
cuentemente con sangre y moco), disminución del apetito y
pérdida de peso importante. Generalmente, no hay fiebre o es
transitoria. Estos cerditos se deshidratan rápidamente y en-
tre un 5 y un 30% mueren. Cuando el proceso es crónico la
cantidad de sangre y moco en la diarrea es variable y los ani-
males pierden peso o tienen un crecimiento retardado porque
comen menos. Es importante resaltar que existen portadores
asintomáticos que pueden excretar la bacteria durante al me-
nos 90 días.
Clostridium perfringens
(Clostridiosis)
El contagio a través de las heces de las madres se produce
en lechones de 1 a 5 días de edad. Los síntomas son muy seve-
ros con fiebre, dificultad respiratoria, dolor abdominal y diarrea
hemorrágica. La mortalidad puede oscilar del 50 al 100% de los
animales enfermos. La aparición de muertes súbitas y cuadros
tan agudos apenas permite tratamientos específicos. Una vez
detectado el problema en la granja, se deben realizar vacuna-
ciones previas al parto en las cerdas.
La incidencia de diarreas
bacterianas en animales
de transición y engorde es
muy significativa, lo que
repercute indudablemente en
la productividad y rentabilidad
de las granjas. La enteropatía
proliferativa porcina, la
enterocolitis por Salmonella,
la colitis por espiroquetas
y la disentería porcina son
las enfermedades entéricas
infecciosas más frecuentes en
este período
PORCINO
Complejo Entérico Porcino (CEP)
8 9
básicos
Lawsonia intracellularis
(Ileítis o Enteropatía
Proliferativa Porcina)
La principal forma de contagio es el contacto directo con
las heces de los cerdos clínicamente afectados, que excretan
bacterias al menos durante 2-4 semanas tras la infección, o el
contacto con materiales contaminados. Los reproductores pue-
den llegar a desarrollar un estado de portador asintomático.
Los síntomas característicos de los casos crónicos y subclí-
nicos incluyen diarrea y/o pérdida de peso en cerdos de 6 a 20
semanas de edad. La diarrea es generalmente moderada, con
trazos suaves de color gris-verde, sin moco o sangre.
Los casos de ileítis hemorrágica aguda ocurren comúnmen-
te en el periodo de cebo y acabado (4 a 12 meses) o en mul-
típaras del colectivo reproductor. Estos cerdos presentan una
diarrea hemorrágica aguda, con las heces oscuras, no ligadas y
esparcidas. Algunos animales mueren repentinamente (menos
del 50%), sin diarrea, pero con una marcada palidez. Las cerdas
gestantes pueden abortar, la mayoría en el plazo de 6 días desde
el inicio de los síntomas clínicos.
Brachyspira pilosicoli
(Espiroquetosis)
A pesar de ser un proceso poco importante, con mortalidad
menor al 2%, puede tener una repercusión económica
significativa. Hay un aumento del índice de conversión, una
disminución del crecimiento y una menor homogeneidad de
los lotes.
Su principal incidencia es en cerdos de 8 a 16 semanas.
Los lechones presentan un apetito caprichoso y la ganancia
media diaria de peso disminuye. Las heces son blandas, con
la consistencia de cemento fresco, de color gris o marrón, con
moco en los casos más graves. Generalmente la fiebre no está
presente.
Generalmente, es necesario
medicar ante los primeros
signos de enfermedad y no
podemos esperar a obtener un
diagnóstico laboratorial, por
ello, es recomendable el uso de
un producto con un espectro de
acción suficientemente amplio
PORCINO
Complejo Entérico Porcino (CEP)
10 11
básicos
Cuando es S. choleraesuis la bacteria implicada, se produce
una salmonelosis septicémica cuyos síntomas más notables son
neumonía, diarrea, desmedro y muerte. En ocasiones existen
signos nerviosos asociados y en cerdas gestantes es posible
observar abortos o nacimientos prematuros.
Brachyspira pilosicoli cobra
especial importancia en
infecciones mixtas
Tratamiento
Generalmente es necesario medicar ante los primeros sig-
nos de la enfermedad y no podemos esperar hasta que finaliza
el diagnóstico de laboratorio, por ello, el uso de un antibiótico
de amplio espectro resulta útil para el tratamiento de estas
infecciones entéricas.
Además, como ya hemos dicho, en muchas ocasiones es ne-
cesario combinar el uso de antibióticos con el de rehidratantes,
esto es especialmente importante en lechones de pocos días.
Salmonella
La introducción de Salmonella en una granja se produce a
través de los propios cerdos, del pienso, del agua de bebida, de
los pájaros, de los roedores, de otros animales, de las personas,
del polvo en el ambiente, etc. Aunque la vía de transmisión tra-
dicional es la ingestión, hemos de tener en cuenta que este mi-
croorganismo puede diseminarse por aire a través de aerosoles
y polvo, lo que facilita su transmisión por inhalación. Además,
es posible el contagio a través de heridas o por contacto con
diferentes mucosas.
Hay dos formas principales de salmonelosis en el cerdo. La
más habitual está causada por varias especies de Salmonella,
principalmente S. typhimurium, que se suele observar entre el
destete y los 4 meses de edad. Los síntomas más frecuentes son
falta de apetito, apatía, fiebre y diarrea, habitualmente acuosa
de color amarillo-verdoso, aunque según avanza la enfermedad
pueden aparecer trazas de sangre. La diarrea produce deshidra-
tación, retraso en el crecimiento y, excepcionalmente, la muerte.
Muchos de los animales que se curan quedan como portadores
asintomáticos y pueden originar nuevos brotes.
PORCINO
Complejo Entérico Porcino (CEP)
12 18
consejos
consejos pfizer
para el tratamiento del cep
En ocasiones, los procesos infecciosos entéricos del cerdo
no se presentan aislados, es decir los principales agentes res-
ponsables de diarreas en cerdos como E. Coli, Lawsonia intra-
cellularis, Brachyspira hyodysenteriae, e incluso Salmonella,
con frecuencia se presentan asociados entre sí. Por ello pode-
mos incluso hablar de la existencia de un Complejo Entérico
Porcino (CEP), frente al cual es necesario el uso de un antibió-
tico que tenga un amplio espectro de acción que cubra todos
los posibles agentes bacterianos responsables de los brotes en
las granjas.
En el tratamiento de los diversos componentes bacterianos
que forman parte del CEP, Pfizer Salud Animal proporciona una
extensa gama de productos para su uso tanto en inyectable,
en premix o vía agua.
Jrafamìcnfos ìnvccfahlcs:
• Advocìn¹, antibiótico registrado para el tratamiento no
sólo de enfermedades respiratorias del cerdo, sino también
para el tratamiento de las infecciones entéricas provocadas por
E. coli. El tratamiento se realizará durante 3 días consecutivos
a la dosis de 1 ml/20 kg de P.V. Su corto periodo de retirada,
sólo tres días, hace de Advocìn¹ el producto de elección en
brotes a final de cebo.
• Lìnco-Spccfìn¹ solucìon csférìl; la gama de Linco-
Spectin® constituye el tratamiento de elección frente a la pro-
cesos entéricos mixtos de las granjas. Linco-Spectin® solución
estéril esta indicado para el tratamiento de los procesos entéri-
cos como la disentería porcina, la colibacilosis y la salmonelosis.
Su dosis es de 1 ml/10 kg de P.V. durante 3 días.
Durante las distintas etapas y dependiendo del número de ani-
males afectados o del tipo de tratamiento (curativo o preventivo),
también es posible adicionar el antibiótico al pienso o medicar el
agua de bebida. Ésta constituye, en numerosas ocasiones, la mejor
alternativa ya que los cerdos enfermos ingieren menos alimento.
Prevención y control
Los tratamientos antibióticos deben ir siempre acompañados de
un buen manejo (evitar el estrés) y sobre todo de estrictas medidas
de higiene y desinfección.


Aplìcar sìsfcmas dc produccìón fodo dcnfrol
fodo fucra (al pcrmìfìr la lìmpìcza cnfrc lofcs
sc rcduccn las confìnuas rcìnfcccìoncs}.

Esfahlcccr pcríodos dc vacìado sanìfarìo dc,
al mcnos, dos scmanas.

ßcalìzar la lìmpìcza v manfcnìmìcnfo
dc fodas las ìnsfalacìoncs, cquìpos, sìlos dc
pìcnso, conduccìoncs v dcpósìfos dc agua.

vacìar v lìmpìar las fosas dc purín.

Consfìfuìr sìsfcmas dc adapfacìón v
cuarcnfcna.

Aìslar v frafar los anìmalcs cnfcrmos.

Esfahlcccr vallados, ccrramìcnfos, arcos dc
dcsìnfcccìón, vados v pcdìluvìos.

lmplcmcnfar programas dc dcsrafìzacìón v
dcsìnsccfacìón.

Confrolar las vìsìfas.

lnsfaurar mcdìdas dc hìgìcnc sufìcìcnfcs cn
pcrsonal, ufcnsìlìos, cfc.

Evìfar facforcs csfrcsanfcs como camhìos
hruscos cn la alìmcnfacìón, cn las
condìcìoncs amhìcnfalcs, dcnsìdadcs muv
alfas, cfc.
14
consejos
consejos pfizer para
el tratamiento del cep
• Lìncocìn¹ solucìón csférìl; el tratamiento de emergen-
cia ante brotes agudos de disentería porcina. Su dosis es de 1
ml/10 kg de P.V durante 3 días.
• Exccncl¹, una cefalosporina registrada para el tratamien-
to y control de la neumonía porcina asociada a Salmonella
cholerasuis, es un producto de reconocido prestigio en nuestro
sector. El tratamiento se realizará durante 3 días consecutivos a
la dosis de 1 ml/16 kg de P.V. Su corto periodo de retirada, sólo
dos días, hace de Exccncl¹ el producto de elección en brotes
a final de cebo.
Jrafamìcnfos vía agua:
• Lìnco-Spccfìn¹ polvo soluhlc; el producto de elección
cuando se quiere dar un tratamiento rápido y masivo en las
granjas porcinas. Está indicado para el tratamiento de la disen-
tería porcina, colibacilosis, ileitis y la salmonelosis. Su dosis es
de 150 gr de producto/1600 litros de agua entre 4 y 7 días. Su
periodo de retirada, de 0 días, posibilita el realizar el tratamiento
incluso en animales que están a punto de ir al matadero.
• Lìncocìn¹ 40 % polvo soluhlc; indicado para el trata-
miento de la disentería porcina. Su dosis es de 10 mg de linco-
micina/kg de P.V entre 5 y 10 días. Periodo de retirada, 0 días.
Jrafamìcnfos vía pìcnso:
• Lìnco-Spccfìn¹ 44 prcmìx; Para la prevención y trata-
miento de los procesos entéricos mixtos del cerdo vía pienso. Su
dosificación es de 2 kg (88 ppm) de producto por tonelada de
pienso, y con un periodo de retirada muy corto, sólo 2 días.
• Lìncomìx¹ 44 prcmìx; El producto de elección para el
tratamiento y control de la disentería porcina. Para el trata-
miento de la enfermedad, su dosificación es de 2,5 kg de pro-
ducto (110 ppm) por tonelada de pienso durante 3 semanas. El
periodo de retirada en pienso son 4 días.
• Nìsoclìnc 220 prcmìx; El producto de elección para el
tratamiento de procesos entéricos ligados a enterobacterias
(E. coli y Salmonella). Su periodo de retirada de 0 días y su
gran eficacia aseguran el éxito. Su dosificación es de 1 kg/por
tonelada de pienso.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful