El aprovechamiento energético de la biomasa forestal y la prevención de incendios

Conclusiones de la Jornada de Debate SELVIRED-FIRESMART -2011-

SELVIRED es una red de información abierta y compartida por todos los centros y equipos pertenecientes a organismos públicos y organizaciones empresariales del sector privado, para coordinar los esfuerzos de investigación y desarrollo tecnológico sobre selvicultura y gestión de sistemas forestales. SELVIRED se divide en cuatro subredes. La presente jornada se organizó dentro de la Subred “Gestión forestal, aprovechamiento energético e incendios forestales” FIRESMART es una Acción de Apoyo del 7PM de la Comisión Europea cuyo objetivo es identificar los obstáculos que disminuyen la eficacia de medidas de prevención de incendios forestales y procurar recomendaciones para integrar prácticas de prevención en los planes de gestión forestal sostenible

SELVIRED Red temática sobre Selvicultura y Gestión Sostenible de los Sistemas Forestales (Plan Nacional I+D+i) www.inia.es/selvired

FIRESMART Forest and land management options to prevent unwanted forest fires (7PM de la UE, GA 243840) www.firesmart-project.eu

Preámbulo

El objetivo de la presente jornada fue debatir sobre las posibilidades de prevenir los incendios forestales mediante el aprovechamiento de la biomasa forestal con fines energéticos ¿Existen criterios técnicos para un aprovechamiento de la biomasa forestal compatible con la prevención de incendios? ¿Se puede rentabilizar la gestión del combustible para prevenir incendios mediante su aprovechamiento energético? ¿Existen obstáculos institucionales, políticos, legislativos y sociales que impiden que el aprovechamiento de la biomasa sea una verdadera alternativa a la gestión de los combustibles para la prevención de incendios? La obtención de energía renovable a partir de la biomasa forestal está adquiriendo en los últimos años en un papel estratégico desde el punto de vista económico, ecológico y de cambio de mentalidad en la gestión forestal sostenible de nuestros sistemas forestales. Desde numerosos foros nacionales e internacionales se sugiere que dicho aprovechamiento puede suponer una oportunidad para financiar de manera inteligente la gestión de los combustibles forestales para la prevención de incendios. SELVIRED (Red Temática de Selvicultura y Gestión de Sistemas Forestales, MINECO, http://www.inia.es/selvired)y FIRESMART (Acción de Apoyo del 7º Programa Marco de la Comisión Europea FIRESMART, http://www.firesmartproject.eu) pretendieron conectar a diferentes agentes de instituciones, empresas, organismos de gestión e investigación y aunar opiniones sobre la compatibilidad entre el aprovechamiento de la biomasa con fines energéticos y la prevención de incendios forestales. El 23 de noviembre de 2011 se celebró en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) en Madrid, una Jornada para debatir sobre el futuro de la biomasa forestal como fuente de energía y sus implicaciones en la mejora de la prevención de incendios. La convocatoria suscitó un elevado interés reuniendo un total de 80 profesionales pertenecientes a 52 instituciones (empresas del sector forestal, gestión pública, asociaciones de propietarios forestales, productores y suministradores de energías renovables y organismos de investigación). La Jornada se estructuró en tres mesas de debate donde se trataron aspectos institucionales, políticos y socioeconómicos (Mesa 1), el papel de las empresas y los propietarios forestales (Mesa 2) y la investigación y la tecnología (Mesa 3). De esta Jornada se obtuvieron las conclusiones que se exponen en el presente documento.

Este documento ha sido coordinado por Javier Madrigal, científico titular del INIA (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria) y coordinador de la Subred “Gestión forestal, aprovechamiento energético e incendios forestales” de SELVIRED Las conclusiones han sido redactadas por los coordinadores de las Mesas de debate de la Jornada SELVIRED-FIRESMART: Margarita de Gregorio, Coordinadora de la Secretaría General Técnica de APPA (Asociación de Productores de Energías Renovables) Miguel Ángel Duralde, Presidente de ASEMFO, y Arancha López de Sancho, Gerente de ASEMFO (Asociación Española de Empresas Forestales) Eduardo Tolosana, Profesor Titular de la ETSI Montes de la UPM (Universidad Politécnica de Madrid)

Fotografías cedidas por Eduardo Tolosana © y Mercedes Guijarro ©

INTRODUCCIÓN

La principal conclusión

expuesta

por todos los participantes de las Mesas de Debate y refrendada por la opinión de los asistentes es que la biomasa forestal constituye, actualmente, un aprovechamiento de nuestros bosques que permite una gestión más rentable, eficaz, sostenible y compatible con el resto de usos del territorio y que por tanto supone una OPORTUNIDAD clara para generar riqueza y empleo en España, a la vez que un impulso para el desarrollo rural.

Las VENTAJAS SOCIALES y ECONÓMICAS del uso de la biomasa
forestal, en comparación con cualquier otro combustible fósil son las siguientes: La contribución a la generación de más EMPLEO. El futuro del empleo en el sector de las energías renovables pasa por la biomasa. En el año 2050 se prevén 592.000 nuevos empleos en bioenergía, de los cuales más de 350.000 corresponden a biomasa. El aumento de la recaudación tributaria y de cotizaciones a la Seguridad Social como consecuencia del aumento de la actividad empresarial en este sector. La disminución del déficit exterior al ser una energía cuya materia prima es propia. Disponemos de 46 millones de m3 de crecimiento anual de madera de la que se aprovecha sólo un tercio. El principal potencial de biomasa en masas forestales ya existentes lo genera la gestión sostenible de dichas masas. El suministro de energía a precios inferiores, con ahorros que pueden llegar hasta el 70%.

1

Las VENTAJAS MEDIOAMBIENTALES del uso de la biomasa forestal
son las siguientes: Mejora de la gestión forestal para la prevención de incendios forestales y el mantenimiento de infraestructuras de apoyo al personal de extinción. Es un aprovechamiento rentable que ofrece la oportunidad al sector forestal de gestionar de manera sostenible millones de hectáreas de masas en las que actualmente la ausencia de gestión está generando su decaimiento y/o el aumento del riesgo de daños, incendios, erosión y enfermedades. El aprovechamiento ordenado de la biomasa forestal permite la gestión multifuncional del monte y la conservación de usos tradicionales que favorecen la conservación de los espacios naturales. La valorización de la biomasa permite ejecutar trabajos forestales necesarios para la conservación de especies que anteriormente debían de ejecutarse con cargo a subvenciones, ofreciendo viabilidad a la gestión de áreas protegidas. Aumento en la fijación de CO2 al favorecer el crecimiento sostenible y la regeneración natural de nuestros montes.

2

SITUACIÓN ACTUAL

En diversos foros nacionales e internacionales se viene reiterando la importancia de la explotación de la biomasa forestal para mejorar la gestión forestal sostenible y la prevención de incendios. Sin embargo existen una serie de problemas estructurales que impiden la generalización de este aprovechamiento en los sistemas forestales españoles.

Obstáculos legales e institucionales
Desde el punto de vista normativo, el Plan de Energías Renovables (PER) 2011-2020, aprobado por Acuerdo del Consejo de Ministro el 11 de noviembre de 2011, recoge un excelente análisis de la situación del sector de la biomasa, una buena evaluación del potencial, pero se olvida de todas las medidas de apoyo y desarrollo a este combustible, que sí estaban previstas inicialmente en el borrador de este documento del mes de julio de 2011. Dichas medidas que no aparecieron en el PER final publicado han sido sobre todo las relativas a la biomasa forestal, el resto de medidas para las otras biomasas se han mantenido a pesar de no garantizar la disponibilidad de fondos para llevar a cabo las mismas. La legislación ambiental y de desarrollo rural no está coordinada con la legislación energética, lo que frena muchas oportunidades de inversión y dificulta la financiación de los proyectos empresariales. Efectivamente existe una falta clara de coordinación interministerial para un sector industrial que está entre las competencias del Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR) y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). Esto se traduce en la paralización histórica del sector ya que las políticas de apoyo para el mismo nunca se han diseñado de una manera integrada entre los dos ministerios, lo cual resulta básico para el despegue y consolidación del sector de la biomasa en España. Existe una evidente falta de coordinación entre las

administraciones públicas encargadas de la gestión forestal y energética, y a su vez, de éstas con entidades locales, lo que dificulta la puesta en marcha de iniciativas públicas. Falta una estrategia de comunicación institucional para el fomento y valorización de la biomasa forestal para la obtención de energía y la mejora medioambiental de nuestros bosques, debido a que existe una falta de discurso, lo que obstaculiza la transmisión de este mensaje a la sociedad.

3

SITUACIÓN ACTUAL

Obstáculos sociales y de comunicación
Existe una falta de coordinación las y de comunicación una entre administraciones en las áreas de la de públicas y los actores privados, lo que impide gobernanza del un de adecuada forestales para conseguir el objetivo de implantación Además, hay aprovechamiento obstáculo esta biomasa como recurso energético renovable. añadido interpretación nueva actividad

Obstáculos económicos
El actual escenario de crisis económica limita los fondos públicos y algunos sectores de escasa rentabilidad, como es el caso del forestal, podrían estar aún más afectados por la ausencia de inversión. Los bancos tienen muy limitada la

económica y energética ya que algunos sectores industriales e institucionales ven a la biomasa como puramente energética, como si fuera otra energía renovable cualquiera, y no se valora su integración en otros sectores como el forestal en el que las externalidades y la sostenibilidad del recurso son prioritarios. La sociedad desconoce que la biomasa es una fuente de energía renovable, limpia, segura, rentable y que, no sólo es compatible con el medio ambiente, sino que repercute en la mejora de la gestión forestal y por tanto en la conservación de nuestros ecosistemas. Como consecuencia de lo anterior, el público no demanda la biomasa como fuente de energía renovable.

financiación para proyectos empresariales que no sean claramente rentables. Por ejemplo, en España, sólo los proyectos de compañías energéticas con al menos el 7% de TIR reciben la financiación privada. Los obstáculos una institucionales que y de

legislación son, a su vez, un obstáculo para obtener rentabilidad, pasan necesariamente por una seguridad jurídica a largo plazo para las empresas energéticas. Esta sus realidad proyectos está de provocando biomasa en que las compañías energéticas decidan implantar terceros países, con lo que se está perdiendo la oportunidad de una fuerte inversión privada en nuestro mundo rural.

4

SITUACIÓN ACTUAL

Obstáculos de falta de conocimiento e I+D+i
Existe información científica y desarrollo tecnológico sobre el crecimiento y producción de las masas forestales españolas que permite establecer modelos de selvicultura y gestión forestal sostenible, sobre la evaluación del riesgo y la planificación de la prevención de incendios, así como sobre los sistemas eficientes y sostenibles de obtención de energía a partir de la biomasa forestal. Sin embargo, la incipiente implantación del aprovechamiento de la biomasa forestal genera aún incertidumbres en cuanto a sus repercusiones ecológicas, sus consecuencias sobre el ciclo del carbono y los posibles impactos (positivos o negativos) en el funcionamiento de los sistemas forestales. Además, entre los principales campos de carácter técnico en los que la falta de conocimiento obstaculiza el avance del sector están los siguientes: 1) Cuantificación de recursos: ausencia de modelos para estimar el crecimiento y la producción de la biomasa aérea y subterránea de muchas especies arbóreas y de matorral, adaptados a los nuevos rangos de densidad y sistemas de gestión basados en la biomasa. Como consecuencia de ello hay una falta de herramientas de gestión forestal sostenible diseñadas específicamente para el uso energético. 2) Criterios de selección, adaptación u optimización de las tecnologías de ejecución: falta de referencias fiables de buenas prácticas, rendimientos y costes, para la mejora de los sistemas de aprovechamiento de la biomasa residual. La biomasa procedente del matorral presenta problemas de falta de tecnologías adecuadas, contrastadas en condiciones españolas. Este punto es de alta importancia ya que el matorral es una biomasa forestal que interesa especialmente gestionar de forma adecuada para prevenir incendios forestales. 3) Pocas herramientas para basar la planificación del suministro adecuado a la realidad española (optimización de cadenas de suministro y transporte, evaluación de recursos y costes de suministro, etc.) 4) Trazabilidad de la biomasa forestal: es necesario desarrollar procedimientos de control innovadores y aplicar tecnologías ad hoc para evitar efectos no deseados en otros mercados, fraudes y problemas medioambientales.

5

RECOMENDACIONES Y PROPUESTAS

En base a la situación actual y los obstáculos detectados se realizan a continuación una serie de propuestas. Se pretende aportar elementos que puedan ser tomados en cuenta en las correspondientes agendas nacionales y europeas donde la explotación de la biomasa forestal para la obtención de energía renovable suponga un impulso para el desarrollo rural. Tal como se ha descrito, el impulso de la biomasa forestal tendría un fuerte impacto positivo sobre los sistemas forestales españoles, entre los que cabe destacar la mejora de la gestión de los combustibles para la prevención de incendios.

Propuestas técnicas y científicas para la viabilidad de los proyectos de biomasa forestal compatibles con la conservación y la sostenibilidad de nuestros montes
Una idea clave es que en España hay biomasa forestal suficiente para abastecer a la industria energética, tal y como ratifica el propio PER 2011-2020. Otro dato importante es que la bioenergía es una herramienta crucial que hoy poseemos para prevenir los incendios forestales, una de las mayores amenazas para nuestros montes. Debido a la inversión efectuada en los sistemas de extinción de incendios españoles, se puede considerar que existen, en general, suficientes medios de extinción. Sin embargo, las estadísticas, que en las últimas décadas ponen de manifiesto la mejora de los ratios de extinción, deberían mostrar claramente el valor de lo salvado, de lo no quemado, gracias a la actuación, de manera que se puedan justificar las necesarias inversiones efectuadas. De igual manera, en el escenario de riesgo creciente por el abandono de los montes y el efecto del cambio climático, es necesario cuantificar las pérdidas potenciales por incendios que genera la falta de actuación, comparando la situación actual con otros escenarios de gestión sostenible basada en el aprovechamiento de biomasa. Este tipo de estudios ayudaría a realizar una evaluación socioeconómica y ambiental y una valoración coste-beneficio (incluido el beneficio ambiental) de las inversiones propuestas. Paralelamente, son necesarios estudios científicos que demuestren la eficacia de las actuaciones y los impactos (positivos y/o negativos) sobre los sistemas forestales de tal manera que se puedan generar criterios e indicadores válidos de sostenibilidad. Parece urgente completar los programas de I+D existentes, algunos de los cuales han dado excelentes resultados, con programas de investigación a corto y medio plazo, con implicación activa de los sectores empresariales interesados, para mejorar el conocimiento actual, tendiendo puentes sobre los déficits de conocimiento y los que pudieran detectarse adicionalmente desde las plataformas sectoriales que agrupan a los agentes implicados.

6

RECOMENDACIONES Y PROPUESTAS

Resulta imprescindible la planificación forestal como instrumento básico para el aprovechamiento sostenible de la masa, en donde se integre la prevención de incendios en los modelos de aprovechamiento. Para la puesta en marcha de proyectos de biomasa, en el ámbito empresarial, se plantea la necesidad de definir contratos a largo plazo que aseguren el suministro de combustible, el incremento de la superficie forestal ordenada, ya que sólo el 14% de la propiedad cuenta con planes de gestión, y la asociación entre los propietarios forestales para agrupar superficies de mayor tamaño. Para este tipo de montes los contratos de custodia del territorio se han mostrado como un instrumento eficaz, que podría ser impulsado por la rentabilidad ofrecida por el recurso de la biomasa. En este sentido, desde la perspectiva de la propiedad, se destacó la necesidad de obtener rentabilidad para todos los eslabones de la cadena forestal. Los comentados contratos a largo plazo y el apoyo mediante incentivos fiscales y económicos específicos, facilitarán la agrupación de la propiedad forestal, para elaborar planes de gestión y ordenación, para promover la certificación forestal, la trazabilidad o para la adquisición de equipos por parte de las empresas forestales y energéticas. Si estas propuestas se llevan a cabo, muchas empresas forestales y energéticas tendrían un fuerte impulso, lo que debería redundar indirectamente en la sociedad al participar con las instituciones públicas en la gestión del territorio forestal y en el suministro de una energía renovable y segura. Sería deseable a su vez que dichas empresas e instituciones públicas, realicen inversiones en I+D+i en este sector de manera que se siga trabajando en el conocimiento del sistema forestal y se mejoren los sistemas de gestión forestal sostenible.

7

RECOMENDACIONES Y PROPUESTAS

Propuestas para una comunicación eficaz
El impulso al aprovechamiento de la biomasa exige llegar a la sociedad, puesto que nadie demanda lo que no conoce. La propuesta de mensajes que la Jornada quiere transmitir a la sociedad está en plena concordancia con los que se están efectuando desde otros ámbitos medioambientales, como las ONGs ecologistas, o desde instituciones directamente ligadas a la gestión del territorio en el mundo rural, como las agrupaciones de entidades locales. De entre las diversas ideas expuestas en la Jornada se pueden destacar las siguientes: La sociedad no puede tener duda de la garantía de suministro y de los beneficios socioeconómicos y ambientales de la biomasa. Nuestro país es la tercera potencia europea en disponibilidad de biomasa forestal y agrícola, la sexta potencia en aprovechar térmicamente esa biomasa y la décima en valorización de biomasa eléctrica en Europa, con lo que hay suficiente recorrido para este combustible y es necesario fomentar su aprovechamiento. La biomasa forestal destaca entre las energías renovables por su alta calidad, su predictibilidad, porque es un almacén energético que, eso sí, necesita de un modelo de gestión para su aprovechamiento. El uso y aprovechamiento de la biomasa forestal es una oportunidad clara y rentable para generar riqueza y empleo en el medio rural. Las administraciones públicas deben aprovechar su efecto ejemplarizante, utilizando la energía procedente de la biomasa en edificios públicos y promover la movilización de madera, esto es, transmitir la idea de que “cortar árboles no es malo, sino necesario, sólo hay que hacerlo de forma sostenible”.

8

RECOMENDACIONES Y PROPUESTAS

En lo referente a las posibles reticencias de algunos sectores al impulso de la biomasa forestal por razones ideológicas o ecológicas existió unanimidad en afirmar que: 1) La falta de conocimiento de algunos procesos ecológicos relacionados con este aprovechamiento no debería ser freno para su puesta en marcha, ya que lo que sí existen son abundantes evidencias científicas sobre las repercusiones negativas de la falta de explotación de nuestros bosques 2) Por tanto ahora más que nunca la sociedad debe conocer la importancia de estudiar estos procesos para el correcto funcionamiento de los sistemas de gestión forestal sostenible basados en el aprovechamiento de la biomasa 3) La sociedad debe saber que existen profesionales muy cualificados trabajando en las empresas e instituciones encargadas de la gestión del territorio que aseguran la correcta puesta en marcha de estos sistemas.

9

RECOMENDACIONES Y PROPUESTAS

Propuestas para la mejora legislativa y el impulso institucional
Una simplificación legislativa y administrativa es una necesidad para impulsar proyectos empresariales e iniciativas públicas. El fomento del aprovechamiento de la biomasa exige una coordinación entre todos los agentes que intervienen en el sector. Por un lado, está la Administración, por otro lado están las empresas forestales, los propietarios, las empresas energéticas y finalmente las entidades financieras de las que se espera que pongan en circulación más financiación. La Administración debe asumir un papel de facilitador de encuentros entre todos los agentes y de esta manera favorecer la Gobernanza en las áreas rurales que serán las beneficiarias más directas de esta actividad. Debería funcionar como un engranaje en el que en el primer nivel se coordinaran las políticas de MINETUR y MAGRAMA, en el segundo nivel se engranaran las políticas diseñadas por éstos con las CC.AA, y en el tercer nivel se engranaran las CC.AA. con las regiones y los municipios. En cuanto a la financiación, a los bancos históricamente no les ha resultado atractivo financiar los proyectos de biomasa aludiendo a la falta de garantías para asegurar el recurso. Debería ser foco de las políticas de fomento de la biomasa como energía renovable el desmentir esta cuestión, puesto que el propio sector forestal y energético lo considera como ampliamente superado. La política forestal debe ir de la mano de la política energética y de la política de desarrollo rural, con el establecimiento de líneas y programas coherentes y sinérgicos. En concreto, se deben aprovechar las nuevas opciones que ofrece la propuesta de Reglamento FEADER para el nuevo periodo de programación de la PAC 2014-2020 y las medidas de los Planes de Desarrollo Rural Autonómicos con el objetivo de asegurar un aprovechamiento forestal ordenado y sostenible y la generación de empleo ligada a las actividades económicas forestales, entre ellas iniciativas de uso y aprovechamiento de la biomasa forestal. Por ello ninguna política de apoyo a la biomasa forestal va a tener oportunidad de prosperar si no se entienden las particularidades del sector forestal, y se trata de integrar a este nuevo sector industrial en un sector consolidado como es el sector forestal

La valorización de la biomasa forestal y la constitución de un mercado para este recurso energético es posible y deseable a partir del momento en que se creen los instrumentos de apoyo políticos y económicos necesarios. Es necesaria una participación activa de particulares, empresas y Administración. El reto a partir de ahora se centra en fomentar la demanda y en llevar a cabo una importante labor de comunicación y divulgación a la sociedad. Habría que elaborar mensajes en el sentido de recordar a la sociedad que la biomasa es la energía que han utilizado sus antepasados y ellos mismos para calentarse. Una apuesta por la biomasa sería como volver a los orígenes del uso tradicional de las leñas y la madera, pero aprovechando las ventajas que nos permiten disfrutar los desarrollos tecnológicos actualmente disponibles. En definitiva, la valorización energética de la biomasa forestal requiere de una visión global nacional para comprender su alto valor e interés: es la suma de muchas ventajas socioeconómicas y medioambientales que en su conjunto hacen coherente el apoyo institucional a su desarrollo.

10

El presente documento ha sido editado por el grupo de incendios forestales del INIA-CIFOR © (Javier Madrigal, Carmen Hernando, Mercedes Guijarro) en el contexto de los proyectos SELVIRED y FIRESMART. INIA Ctra. Coruña km 7. 28040 Madrid, España, Marzo 2012

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful