?

^

^OFCAlIFOff^

^\^[UNIVER%

vKlOSAMCElfj>

O o
^<?Aavaani^^

<.OFCAIIFO% c§

.^,OFCALIFO%

%aMiNn3WV
^^llIBRARYQc.
^^l-LIBRARY(9/

r<

VI,

.vW

^<?A«vaaiH^

>&Aavaaiii^

vvlOSANCEl£j>

\WEUNIVER%

^lOSANCElfj>

"^AaaAlNiTJWV
vK-lOSANCElfJV.

^¿/OJI1V3JO>^

^¿/OJITVJJO^
^0FCAllF0/?4í,

<ÍÍ13DNYS01^
.^WEUNIVER5//^

^/ya^AiNn^uv^
^lOSANCElfj-^

^OFCAIIFO/?^

3

o
%a3AiN(i3y^

^¿?Aíiv8gn#

^í^Abvaaní^'^

"^/SaMINIl-íWV

<^^lUBRARYQ/:

.^\^E•UNIVER5//;

vvVOSANCElfj>

-s^VlIBRARYQí

-í^illBRARYQr

o

<ril3DNVS01^

%a3AiNn-3WV
A\lOSANCElíj>

^<!/0JnV3JO>^

'%ojnvjjo>'
^OFCAlIFOMí^

^;OFCAIIFO%

.

^\\E UNIVERS/A

^•OFCAUFOI?^

o

^í?Aavaaii-#'

•<rji30NYSOV"^

"^/SaiAINO-JWV

^lOSANCElfj>

^^^llIBRARY¿?/^

a^^IUBRARYó?/;^

,^WEUNIVERí/A

>><lOSANCElfj>

o
,

3
^

^

o^Aa3AIN(l]UV
^lOSANCElfj-^

%a3AINn-3WV^
v^lOSANCElfT.

^¿/OJITVDJO'^
.«A^OFCAIIFO/?^

'^OJITVJJO-^
.>i,OFCAlIFO%

<rii3DNVS01^
NMEUNIVERí//,

O o
^/Ja3AINn-3WV <ril30NYS01^^
'^/saaAiNOíWV

^;^lUBRARYQ^^

^\^E

UNIVERÍ/A

vj<lOSANCElíj>

^;^llIBRARY•í?/;^

.^^^l•llBRARYQ^

^(¡/OJIIVJJO^

<rii30NVSOV'^

'^AaíAiNnaw'^^
^vlOS ANCElfx. >^^

^<!/03IlV3JO'>*'

^¿/OJIIVJJO'^
A-OfCALIFO/?^,

^.OFCALIFO%

.^MEUNIVERy/A

,^OFCALIF0/?/(>

íTá^

ESTUDIO
PRESENTADO AL CONGRESO CIENTÍFICO INTERNACIONAL AMERICANO
E

UN ID O EN BUENOS AIRES CON MOTIVO DE LA CONMEMORACIÓN
DEL CENTENARIO ARGENTINO, APROBADO POR LA ASAMBLEA EN SU SESIÓN DE JULIO 23 DE 1910

TACK

5

BASES Y CÜXCLl SIGNES

025

234

bÍNTESIS FILOSÓFICA
REVOLUCIÓN DE MAYO

JUAJSI

C.

JAf^ñ

BUENOS AIRES
LIBRERÍA É IMPRENTA DE
Sucesores de
F.

MAYO DE

J.

E.

HALL &

Ci

Lajouane & Cia.

143

-

CALLE PERÚ
19 10

- 14 3

-S^-TT

A:^Ty-^A£K^7r-APRESENTADO AL COXNftBSt) CIENTÍFICO INTERNACIONAL AMERICANOS

REUNIDO EN BUENOS AIRES CON MOTIVO DE LA
DEL CENTENARIO ARGENTINO,

C

ONME M OaVrt 1 Ó N

APROBADO POR LA ASAMBLEA EN SU SESIÓN DE JULKT 23 DE 1910

BASES Y CONCLLSMES

SÍNTESIS F/LOSÓFICA
REVOLUCIÓN DE MAYO

RJi

C.

üRl^R

BUENOS AIRES
LIBRERÍA É IMPRENTA DE

MAYO DE
&:

J.

E.

HALL & da.

Sucesores da F. Lajouane

Cia.

143

-

CALLE PERÚ
19 10

-

143

StacK

Annex

BREVE DISERTACIÓN
DEL AUTOR AL PHESENTAK LAS BASES Y CONCLUSIONES DE LA OBRA TITULADA

SÍNTESIS

Fl
LE LA

LOSÓFICA

REVOLUCIÓN DE MAYO
X LA

CONSIDERACIÓN DEL CONGRESO CIENTÍFICO INTERNACIONAL AMERICANO

Señores delegados

:

Señoras y Señores

:

El astro que divide en jornadas la vida de los mundos vida de las naciones ha comenzado á iluminar en y nueva centuria la fecha más gloriosa del continente su
la

americano.

El arte, la ciencia^ el capital, la industria y el trabamundiales han vinculado su acción fecunda y eficiente en esta gran metrópoli argentina, para la mejor y más digna conmemoración del Centenario de Mayo. En cuyo homenaje nos encontramos reunidos en esta asamblea científica conmemorativa del acontecimiento aludido, y pido á la distinguida concurrencia que me escucha, quiera dignarse favorecerme con su atención por algunos instantes, á fin de presentarle un breve resumen de mis investigaciones sobre la Revolución de
jo

May O; comentando
tivamente
viejo,

con un criterio nuevo un tema relaque ya lia sido abordado por nuestros

más

distinguidos publicistas.

he propuesto alumbrar con este trabajo el enmarañado proceso de nuestra evolución histórica: con postulados biológicos, con leyes de psicología social y con jjrincijDÍos de filosofía política, j)or primera vez aplidos al comentario científico de la Revolución de Mayo y de nuestra historia nacional; que tienen la virtud maravillosa de ayudarnos á interpretar con serena exactitud los acontecimientos fundamentales de la evolución política argentina, y de ponernos en contacto, por caminos amplios y despejados, con el alma que palpita en las entrañas de la Revolución de Mayo y de nuestra historia nacional, enteramente libre de
todo linaje de prejuicios y de ofuscaciones j^olíticas. Voy á desarrollar el tema con un criterio condensado, considerándolo desde tres puntos de vista funda-

Me

en sus caracteres en sus consecuencias; abarcando el arco completo de y la evolución recorrida por aquel acontecimiento histórico, de influencia trascendental en los destinos pomentales, vale decir, en sus causas

de América. Para desarrollar este complicado tema he estudiado con preferencia los factores sociológicos que presiden nuestra evolución histórica, antes que los héroes ó caudillos que han contribuido á realizarla; y los grandes períodos evolutivos antes que las fechas y las batallas,
líticos

como principales agentes de
ticas

las

transformaciones polí-

que se producen en la vida de cada pueblo. Dice Augusto Comte en su Filosofía Positiva «no podría ser concebida de una manera científica la his-

toria,

en tanto que no hayamos aplicado
solo ellas

las leyes so-

ciológicas á sus investigaciones;

pueden dar

á

las composiciones históricas la

dignidad

científica

á

que-

aspiran», sin cuyo requisito permanecerán esencialmente detallistas,

fatigosas, narrativas

y pura,mente

lite-

rarias.

Paralas apreciaciones históricas, dice el mismo autor en la obra ya citada «no se tiene necesidad sino délos hechos más conocidos; porque en este dominio de las ciencias, come en todo otro, los hechos más conocidos son también los más importantes.» Los detalles minuciosos deben ser descartados, como

esencialmente insignificantes; solo nos interesa retener
los

fenómenos más generales con
está
el

los

cuales todo el

mundo
tituye

más

ó

menos

familiarizado,

como que

cons-

fondo de la vida y lo más interesante de ella. No ignoro que el prejuicio vulgar, que seguramente no ha de ser el de la distinguida asamblea que me escucha, está en oposición á esta noble
bir

manera de conce-

y de comentar
hábitos

la historia;

pero la reforma de estos
es

viciosos

intelectuales

afrontarlo en sociología,

una

de cu3^as

más indispensable ramas más im-

portantes es la filosofía de la historia, que en ninguna

de las otras ciencias fundamentales.
Son, sin duda alguna,

encomiables

los

progresos

al-

canzados por

las ciencias

en

la civilización

americana

en

el siglo

transcurrido; pero se han reducido á las espe-

cialidades

y todavía

falta coordinar en principios fun-

damentales
tizaciones

las inferencias parciales
ellas,

desprender de cada una de

que se han podido para obtener sistema-

miento de

más amplias y fecundas para el ennoblecila inteligencia humana, y la mejor inter-

pretación de los hechos que se han producido en los

dominios del continente americano y de nuestro propio
país.

Una ondulación de la historia ha concluido y una nueva ondidación comienza, para la américa en general y
para
la

República Argentina

muy especialmente; y

debe-

—6—
mos
tratar de colocar la ciencia histórica argentina á
la altura de los progresos del siglo

y de

las necesidades

de la época.

que no quedemos marcando el paso en la materia, en medio de los progresos sorprendentes que
se realizan

A fin de

en

el

país en todas las manifestaciones de la

actividad humana, tanto en los productos de la industria

como en

las elevadas especulaciones

de las ciencias.

Así, pues, el mérito verdadero de esta síntesis filosó-

que alguno puede tener, ha de consistir antes que todo: en las bases científicas tan bien definidas como eslabonadas en que se apoya; en el riguroso método de coordinación que se observa en su desarrollo intefica, si es

que logra mantener sin esfuerzo aparente el difícil equilibrio de los diversos factores que mueven el complicado engranaje de nuestro drama secular; en el poder ordenador de las leyes sociológicas que presiden el desenvolvimiento de cada conglomerado político; y en su adecuada aplicación al desarrollo de nuestra vida nagral,

cional.

Tal

es,

señores,

mi aporte en
al
el

la

conmemoración

del

Centenario de Mayo, de esta asamblea, con
criterio histórico

concurrir á las deliberaciones

rumbos que conviene seguir para
que
se está
el

que dejo marcado los nuevos la formación del nuevo
elaborando con
el

progreso
las pasio-

de las ciencias sociales y

serenamiento de

nes políticas, como podrá verse en las bases y conclusiones que paso á señalar.

El conferenciante bosquejó en seguida á grandes rasgos las bases y conclusiones principales de su meditado trabajo titulado Síntesis Filosos ica de la Revolución

DE Mayo, que
que sigue á

se

tes de este folleto;

consignan en las páginas subsiguieny terminó sometiendo la proposición
de
la

la consideración

asamblea, como la

conclusión fundamental que se desprende de su conté-

—7—
nido medular, que mereció ser aprobada por
el

voto

unánime

del Congreso Científico reunido en asamblea

plena, dice así:

El Congreso

Científico Internacional

Americano reuni-

do en Buenos Aires con motivo de la conmemoración del
Centenario de la Revolución

Argentina, rindiendo un

homenaje al espíritu de
comienza, declara

la época

y

al

nuevo
el

ciclo

que

que la historia, según
es

más avan-

zado concepto contemporáneo,

una

disciplina científica

que va alejándose gradualmente del confuso y pesado hacinamiento de la cronología, para dedicarse d estudiar con preferencia los factores sociológicos antes que
los héroes

ó

caudillos,

y

los

grandes periodos evoluti-

vos antes que las fechas y las batallas,
mijios, que es ella

como principales

agentes de las transformaciones políticas; ó en otros tér-

una vasta ciencia de correlación y de armonía que marcha en busca de un elevado fin de sistematización científica de los hechos menudos que registran
los anales de

cas que presiden

cada pueblo, mediante las leyes sociológiel desenvolvimiento del conglomerado hu-

mano.

RESUMEN
QUE ABARCA LAS BASES
DE LA Y

CONCLUSIONES

SÍNTESIS FiLOSÓFIGA
DE LA

REVOLUCIÓN DE MAYO

Motivos que determinan

al

autor á presentar la obra.

Consideraciones generales á su resjDecto.

El fin principal del autor es presentar nuevos j)nntos de vista para un desarrollo más amj^lio de nuestra revolución y más digno de la ciencia histórica.

No

preocupa mayormente que sean aceptados ó recon tal que sirvan de noble estímulo á inteligencias mejor disciplinadas y
le

chazados sus puntos de vista

;

á caracteres

más perseverantes que

el

suyo, en las

arduas tareas especulativas.
Influjo del personal docente de la Facultad de Filosofía

y Letras de Buenos Aires y de algunos
las ideas

publiella

modernos en campean.
cistas

generales

que en


La experiencia
vadoras.

10

coinjorueba que las prácticas rutinarias
el

han cedido siemj)re

paso á las aspiraciones inno-

Cada conglomerado ha tenido sus exigencias y ha impuesto normas de conducta á los hombres de cada generación.

Ojeada histórica que

lo

comprueba.

En

la evolución
el

política argentina

ha cumplido ya su

papel

gobierno convulsionario de la fuerza y va abriéndose paso el gobierno de la idea.

Salvo la periodicidad de los movimientos rítmicos, que
son inherentes á todo progreso.

No No

se j)uede servir al país sino
el

en la forma que lo per-

mite

carácter de cada tiempo.

obstante las deficiencias relativas de la época actual,
positivos realizados

hay progresos

en

los diversos

órdenes de nuestra vida nacional.

Seguimos en uno de los puestos de vanguardia el compás que nos marca la marcha de la civilización.
Propensiones del autor.

Recuerdo que

éste consagra á

miembros de su
la

familia.

Razones que le determinan á contribuir en moración del Centenario de Mayo.

conme-

La Revolución de Mayo considerada como una de las más transcendentales que se conoce en la historia política

de la humanidad.
el

Ideas contrarias que han difundido por
escritores franceses.

mundo

los

Papel culminante que tuvo la Revolución de Mayo en la creación del nuevo sistema político americano.

11

Causas que influyeron para que los resultados políticos de la E,evolución francesa fueran inferiores á los de la Revolución argentina.
Originalidad de esta obra.
Juicio del autor sobre la originalidad.

No debemos

vivir ilusionados, porque en realidad

hay

muy poca cosa ó nada de verdaderamente original y propio en las producciones intelectuales.
Este concepto de la originalidad ha permitido movilizar el capital acumulado por los siglos y enriquecer el caudal de las civilizaciones precedentes.

Ejemplos buscados en la historia literaria de algunos pueblos que comprueban la teoría.
Propósito de simplificar y á la vez hacer el estudio de nuestra vida nacional.

más intensivo

Alumbrando su
mano.

escenario con la aplicación de las leyes
el

sociológicas que presiden

desenvolvimiento hu-

La presentación de
lución.

esta obra implica

un nuevo

des-

arrollo y una nueva interpretación de nuestra revo-

Y

esto sólo podría servirle de justificativo

aunque no

tuviese otros méritos.

El prejuicio vulgar y
historia.

el

concepto sociológico de

la

Espíritu de la obra.

Factores que forman los elementos primarios de la historia.

Fin primordial de

este trabajo.


En
él

12

resultarán incidentalmente señaladas las menu-

dencias y cuidadosamente encarada la parte fundamental de nuestra revolución.

El autor aspira tratar con espíritu condensado tenido medular de la materia.

el

con-

Todo cambio
nadas.

se

produce obedeciendo á leyes determi-

Son

ellas las

reguladoras del movimiento cósmico, so-

cial

y

consciente.

Ponen claridad y orden en el laberinto de la crónica y explican las revoluciones de la historia.
ProjDÓsito de encarar el desarrollo de la Revolución de

Mayo

con espíritu orgánico y conexo.

Rasgos principales de nuestro carácter nacional y sus proyecciones en nuestra historia.
Conclusiones formuladas por
el

determinismo.

Gravitación de las masas en nuestra historia guiadas

por

el

instinto de sus caudillos.
se

«El hombre

mueve y
los

la

humanidad

lo guia.»

Los pueblos, como
propia.

individuos, tienen su vocación

Hay una
fica

estrecha conexión entre la estructura geográel

de un territorio,

modo de

ser

moral de sus ha-

bitantes

y

el esj)íritu

de su legislación.

Debemos

rastrear los antecedentes filogénicos
el

y

locales

de donde surge
tro pueblo.

temperamento

político de nues-

13

El concepto más amplio y más científico que hasta hoy se ha dado de la ley política que debe regir la vida de una nación, es la expresada por Montesquieu
en su «Espíritu de las Leyes».

El pasaje de un sistema político á otro nunca ha sido
directo

y continuo.

Hay

siempre entre uno y otro un estado transitoy de anarquía que dura tanto más tiempo, cuanto que la innovación á producirse es más completa y radical.
rio de revolución
;

El progreso
el

se

reduce durante este período á demoler
ci-

antiguo sistema, para levantar sobre nuevos

mientos una construcción distinta.

Las leyes sociológicas de imitación, de oposición, de adaptación ó equilibrio, consideradas en sus relaciones con los diversos períodos de nuestra evolución política.

Ley reguladora

del

movimiento según Spencer.

Aplicación de este principio á nuestra historia política.

Cómo

los

hechos estuvieron de acuerdo con

el

prin-

cipio.

Naturalidad y lógica de sus resultados.

Al rededor de
y

estas ideas gira la

Revolución de

Mayo

la filosofía política

de nuestra historia.

Antes que el agricultor, concurre el tiempo y la acción combinada de las substancias químicas fertilizantes diluidas en la tierra, á hacer germinar las semillas, orear las mieses y madurar los frutos en su estación
oportuna.

14


es la acción exclusiva

Del proj^io modo en sociología, no
revoluciones de la historia
tales realizados

de un hombre ni de un círculo, los que producen las

y

los

cambios fundamen-

en

la

humanidad.

Estos cambios reconocen siempre como causas eficientes,

factores subterráneos; de esos

borándose lentamente

en

el

que vienen elaalma de cada pueblo,

para traducirse en su momento propicio en una transformación radical.
Siguiendo estas direcciones
aclara
la historia

argentina se

y

simplifica.

Los acontecimientos de nuestra vida nacional adquieren
así el

vigor lógico de

un silogismo y

la eviden-

cia de

un axioma.

Princij)al fin de la historia

según Tácito.
concepto moderno.

Espíritu de la

misma ante

el

Su

significado

el

como ciencia hombre de estado.

positiva

y su

utilidad para

Importancia de

los estudios históricos.

El cosmopolitismo y la educación considerados en sus relaciones con la enseñanza de la historia nacional.

Pensadores y publicistas que guiarán desarrollo de esta obra.
Propósito de encarar
asjDectos
el

al

autor en

el

tema en sus más interesantes cuidando de hermanar la concisión con la

claridad.

Sin olvidar la verdadera índole del género literario en que la obra se escribe.

Eu
la

15

naturaleza todo se encadena en series complejas

de causas y de efectos.

Encarando

así las cosas, la

evolución sociológica argen-

tina se aclara

y

simplifica.

Debemos escudriñar la verdadera de miras y ánimo tranquilo.
Apartándonos en
lo posible

historia con amplitud

de los prejuicios de nues-

tros historiadores

y

cronistas.

Máxima expresada por César en
nunciado en
el

su célebre discurso proolvi-

Senado Romano, que conviene no

dar cuando se trata de discurrir sobre asuntos graves

como

el

presente.

Carácter militante de nuestros historiadores

y su

falta

de ecuanimidad.
Propósito de realizar una obra de justicia distributiva.

La economía es fuente de riqueza rial como en el intelectual.
Propensiones de
los escritores

así

en

el

orden mate-

de raza latina.

La

generalización y la síntesis son las que mejor trael

ducen
época.

espíritu del siglo

y

las necesidades

de la

La consigna moderna

es

de síntesis y de armonía.

De acuerdo con
asimilar la

ella,

cada cabeza y cada corazón debe
calor de sus aptitudes

substancia que pueda, para devolverla
el

multiplicada con
tivas.

germina-

Esto no implica desconocer la ley de diferenciación natural de las cosas que es inherente al progreso.


La
tarea del historiador

16


circunscribirse

moderno debe

á desentrañar la idea escondida en las marañas de los

hechos, para dar unidad coherente á la variedad dis-

persa de los acontecimientos.

El autor no piensa exponer en forma circunstanciada la crónica de la Revolución de Mayo; porque tal fin no entra en sus propósitos.

Esa empresa ya ha sido realizada por nuestros
dores y cronistas.

historia-

En

las obras de esos escritores podrán informarse los que deseen en los detalles de la crónica, que tanto

anima

la

vida de la historia.

En

ellas los detalles

de

la

cronología alternan con

muy

estimables reflexiones filosóficas, que han dado mérito á sus producciones.

Sólo aspira á señalar los hechos culminantes que se

li-

gan con nuestra revolución.
Tratando de bosquejar
la vida

de nuestro pueblo en su

más substanciosa
Arrancando

simplicidad.

del principio de causalidad, que es

una ley

de la naturaleza.

No hay
Toda

ciencia que

no esté fundada en

el

previo cono-

cimiento de cierto orden de relaciones.
ciencia se caracteriza por la inducción de las leyes

que sistematizan un menos.

determinado orden de fenó-

El tema propio de la verdadera ciencia histórica es
tos sociales

el

estudio de las causas que producen los sucudimien-

y de

las leyes

que regulan sus manifes-

taciones.


Lo mismo que en
ciales

17


liay eu las so-

las ciencias naturales

una iíiterclependencia recíproca y una coordihechos de la naturaleza
física

nación rigurosa.

Tanto

los

como

los

de

la

vida social entre los que están incluidos los hechos
históricos,

no

se

producen obedeciendo á

la acción

de

la

voluntad divina.
la influencia

Ni por

de fuerzas sobrenaturales ó de en-

tidades desconocidas.

Ni por la intervención exclusiva de

los

grandes hombres.
j)or leyes,

Son producidos por fuerzas y regidos
demostrando.

que

el

progreso de las ciencias va cada día descubriendo

y

En

los

acontecimientos históricos prevalece de un

modo

decisivo la acción de la colectividad sobre la de los

individuos.

Estos desempeñan un papel culminante
fieles intérpretes

cuando son

y

guías inteligentes de las aspira-

ciones colectivas.

Sólo en este concepto flotan en la superficie figurando

en

la historia

como hombres

dirigentes.

Cuando pretenden contrarrestarlas son apartados á la orilla, quedando allí olvidados de los acontecimientos.
Pensadores modernos que concuerdan en este parecer.
Frase sentenciosa de Sarmiento expresada en el «Facundo», dentro de este mismo orden do ideas.

Recuerdo

clásico

que

la confirma.

Las ciencias

sociales

no deben

sej^ararse de las

natu-

rales por líneas infranqueables;

ambas forman parte

integrante de un todo solidario.

18


del espíritu hu-

Ni

las manifestaciones

más elevadas

mano escapan de

este principio.

El papel de las colectividades en la historia comparado con el de las plantas trepadoras.

Orígenes de

la Historia

y

sus fuentes

más

autorizadas.

Su verdadero carácter contemporáneo.
Concepto que de
ella
:

dores antiguos

tuvieron los más grandes historiaHerodoto, Tito-Livio y Tácito.

Espíritu con que se cultiva la historia en la

Edad Media

y

sus principales representantes.
el

Bossuet, en
rio

siglo

xvii,

templa este género

litera-

en otro tono, remontándose á gran altura sobre

sus predecesores.

Con
to

Voltaire, en el siglo xviii, se inicia el advenimien-

de

la

verdadera filosofía de la historia.

Tendencia que prevalece con Taine, Buckle y Macaulay.

Aspectos diferenciales entre y modernos.
Historiadores argentinos
;

los historiadores

antiguos

sus rasgos de semejanza,

fi-

sonomía que
El sistema de
ciclo

les caracteriza

y

distingue.

la

crónica narrativa ha recorrido ya su
el

y comjDletado su evolución en
otro sistema
*

mundo.
al espíritu

Debemos ensayar
de la época.

más adecuado

Primitivos habitantes de España.

19


y
social.

Pueblos que en distintas épocas la dominaron dándole
su peculiaridad étnica; política

Estado social y político de la península ibérica en época de la conquista y de la colonización.
Espíritu de éstas en
neral.
el

la

Plata y en la América en ge-

La

evolución ontogénica

pueblo reproduce, en

síntesis, las

de cada individuo y de cada modalidades filogé-

nicas de las especies desaparecidas

y de los pueblos que
la civilización. al desarrollo

nos han precedido en la historia de

La

ley de continuidad, histórica aplicada de nuestra vida nacional.
la teoría

La inexactitud de

de la generación espontá-

nea ha sido ya experimentalmente comprobada por Pasteur en biología, y se podría con el mismo rigor científico aplicar este principio al comentario de
nuestra revolución.
Influencia de la cultura europea, de la campaña, de la

topografía y etnografía argentinas, en el origen délos jDartidos y en el carácter de nuestras luchas civiles.

Papel de

los Cabildos

las luchas

en la Revolución de Mayo y en que se produjeron hasta llegar á la orga-

nización nacional.

La combinación de

los factores mencionados constituyen el fondo de nuestra vida nacional y el espíritu que anima los acontecimientos de nuestra historia.

El objeto de este resumen es exponer al lector el plan dé la obra é informarlo de las evoluciones que se han jDroducido en el género histórico desde la época antigua hasta la actual de los propósitos ó ideales que guían al autor, al emprender su realización.
;

20


escritor

Ideas á que debe ajustarse

un

moderno.

Opinión expresada por del Valle al pronunciar su oración fúnebre en la tumba de Goyena sobre los grandes maestros de la palabra Labiada y escrita.

Siguiendo
racteres

la

pauta señalada en este resumen,
las

el

autor

va á tratar de desarrollar los antecedentes, los ca-

y

consecuencias de la

Revolución de

Mayo.
Buenos
Aires,

Mayo

de 1910.

s-s

1^

c¿

5^

!-*

ri

'S

COMO KESUMEN DE LAS CONCLUSIONES DE LA OBKA HAKKMOS DN BEEVE

CUADRO SINÓPTICO

REVOLUCIÓN DE MAYO
CONSIDERADA EN SUS:
el mundo: producida por el influjo del movimiento cienti(ití los siglos xv, xvi, xvii y xviii; que por medio de la instrucción iluminaban despertando en las nobles inspiraciones de la libertad á los pueblos sudamericanos, la opresión del coloniaje español. Asi tuvo su grandioso cumplimiento en América el (iber liberal del proverbio latino. —El carácter sanguinario de la conquista española en América: que habia ssdimentado en el alma americana una tendencia opositora íi la metrópoli. —El sistema expoliatorio de la colonización: que robusteció en los nativos el antagonismo emanado

—Desarrollo de la Idea revolucionarla en
ficü

y

filosófico

las conciencias,

que ffemtan bajo

— La

protesta de los criollos: que en su propia tierra se velan repudiados de la administración elementos incapaces de gobierno.

como

-El influjo del factor étnico: que hizo nacer en el criollo propensiones distintas á las del español, acentuando el antagonismo ya existente entre las dos gandes corrientes sociales de aquella época. — El Influjo del factor territorial: según el cual, habiéndose desarrollado los pueblos americanos en un medio diverso al de la península ibérica, debía lógicamente determinar también en el espíritu criollo modalidades distintas ¿ las del español principio hoy ya aceptado en biología, y del oual plumají no escapan, femía moral, asi como también en la Índole de s 5 instituciones poltti cundo manantial de alejamientos y repulsiones reciprocas en América. -El Influjo del factor económico: que ahondó po el conflicto de intereses materiales y políticos, brillante expresión cientifi rivalidades ya existentes entre e^paooles y más Mo las riberas del Pía nombrada 'Representación de los Hacendados»
; L I i

L

I

»

}

Revolución Norteamericana: con la declaración de principios de derucho natural jior ella proclamados y con el estimulo por la misma suscitado en toda la América del Kud. propaganda de la Logia Lautaro: que fué la verdadera colmena de la Epopeya Sudamericana, segiin la bella y exacta expresión del distinguido pensador chileno Francisco Bilbao. Esta asociación política tiene el singular mérito de haber contribuido á. darle su cohesión continental y su sincrónica unidad á la Epopeya Sudamericana. ."—La Revolución Francesa: que ofrece á, la humanidad contemporánea el más acabado signo de la evolución democrática que va acentuándose en el mundo como la más preciosa conquista de la civilización moderna, y cuya expresión más grandiosa es la Epopeya Sudamericana, de la que fué hija benemérita la Revolución de Mayo. ° — Las Invasiones Inglesas: que dieron á los pueblos ribereños del Plata la conciencia de su podei", revelándoles la posesión de fuerzas que hasta entonces permanecieron ignoradas, pnr no haber éstos puesto á prueba 9u temple varonil en una empresa guerrera de esa pujanza y esa Índole, lidiando victoriosamente con tropas numerosas y aguerridas como eran las que formaban los ejércitos ingleses, que invadieron á Buenos Aires en 1806 y en 1807. ." — La Invasión Napoleónica en España: que produjo el debilitamiento económico y político de la metrópoli, facilitando á los criollos la realización de sus propósitos de Independencia, sustentados desde mucho tiempo atrás, según se desprende de las palabras pronunciadas por el conde de Aranda, ministro español, cuando anunció á su propio soberano «que los habitantes de la América harían esfuerzos para conseguir su independencia, tan luego como la ocasión les fuese propicia» esta ocasión se les presentó con la invasión napoleónica. °— Y finalmente, la composición del Cabildo de Buenos Aires de 1810: que además de ser el núcleo originario donde tuvo su viril estallido la Revolución de ila3-o, fue también la institución colonial de más importancia en nuestra historia política interna; puesto que fué una de las btises angulares de
.."

— La

1."— La

C

:

,o

— Todas

nuestro sistema federativo de gobierno. estas causas podrían resumirse en el grande anhelo de justicia porque suspiraban los americanos: que al fin y al cabo es el que todo lo abarca y todo lo explica en el orden de l;is revoluciones sociales, y constituyó el gran factor eficiente de la Epopeya Sudamericana, que desde mucho tiempo atrás venía formando la tácita conspiración de la Independencia. Pero hay que reconocer también con la filosofía de la historia que los acontecimientos humanos lui

;

QUE

CARACTERES,.,

1." Municipal y democrática por s Republicana y federalista por 8."— Gen niñamente criolla por sus a

2."

— —

!

1

tendencias políticas;

"—Fines que perseguía
."

la

Revolución de
el

Mayo y medios deque
el interior del país.

se valió

para hacerlos triunfar: sus re

CONSECUENCIAS.

"

"

— El caudillaje: su verdadero concepto sociológico; análisis de las causas que produjeron el dislot-amiento político do los partidos argentinos y eugendraron las luchas civiles en la república. — La dictadura: considerada no como la explosión aislada de un temperamento personal, sino como la expresión del modo de ser y de las necesidades de aquella época. — La organización nacional: revista de los factores externos y locales que contribuyeron & fundarla;
ley sociológica á que se subordina este acontecimiento político de nuestra vida interna. la época actual en armonía con los fines que perseguía la Revolución de Mayo, para pletar el hermoso sueñe

saltados políticos en

continente

y en

."—Tarea de

com-

car estudiándola en

la síntesis filosófica d« la Revolución de Mayo, que he tratado de abarsus causas generadoras, en sus caracteres propios y en sus consecuencias fundamentales. Esta es mi modesta contribución de ciudadano respetuoso de nuestra tradición histórica y amante de nuestras glorias nacionales, en la conmemoración del Centenario de Mayo.

Tal es en sus más grandes lineamientos

NOTA-Los temas que aparecen resumidos en este cuadro sinóptico, so encuentran ampliamente desarrollados en la obra titulada SÍNTESIS FILOSÓFICA DE LA REVOLUCIÓN DE MATO del mismo autor, que fué dada á la publicidad con motivo de lo c
ción del Centenario Argentino.

oslOSANCElfj>
DO
>•

^«^OFCAIIFO/?^

^Of-CALIFO/?^

\\^E

UNIVERS/A

vV^OSANCElfj>

o
^¿?Aavaaii-^^
^'(^Aaviíaní^^
'^/SaJAINi

r

^^^UIBRARYQ/r^

^\\EUNIVERS/A

^lOSANCElfj^

-v^lllBRARYQr

^^nMIIBRAH

o
o
%130NYSm^
/,

<
^/ía]AIN(1]\\V^
'^¿/OJiiYDJO'f^

%Odiiv:;
^OF-CALI?

^OFCAIIFO/?^

A\^EUNIVERí//i ¿3

v>.lOSANCEl%

^OFCAIIFO/?^

o

^

'"^í^Aíivaaní^

<rji33NYsoi^

^/saaAiNnmv

^<?Aavaaiii^

^OAavaísi

vj.lOSANCElfj^

<^IHBRARYQ<

>oe.UIBRARYQ^

AMEDNIVERS-//,

vvlOSAST,:

"^aaAiNii-íWV
v^lOSANCElfJV>

%ojnv>jo^
^OF CAUK)/?^

'^¿íojiivjjo>'

<rii30Nvsoi^
,^WE•UKIVERy/A.

%a3AINl
v>clOSANCEi>|

<^OFCALIF0/?^

O
o
'^Aa3AINn-3WV ^(íAavaaniv^'
^í^AUVüaiH'^^

<ril39NVS01^

"^AaaAiN

3

^^^l•llBRARYar^

^

4

>--

^

^ME•UNtVERS/A

vj,lOSANCElfj>

^^l•llBRARYí>/^

o

/^

""" /f

^

^

^¿/0JITVJJO>^
>^OFCALIF0/?i;,

<ril30NVS01^'^
^\ÍE UNIVERí-//,

'^/íajAINO 3WV^

'^¿ÍOdlTV>JO>'

'^¿/OJITVj

,><lOSANCElfj>

^^,OFCA1IFO%

^^OFCAli

o
%a3AINÍl-3W^

>0Aava8ii#

^<?Aava?

^•lOSAs'CElfj>

«vj^llIBRARYQc i-

^^jMlIBRARY/?/:

^^\E•UNIVER5•/A

>i

'^/5a3AINi1-3WV'

'^¿/ojnvDJo'^*'

^¿/ojiivjjo>^

^TilJDNVSOV^^

^/Sa3AIN

UC SOUTHERN REGIONAL LIBRARV FACILITY

A

000 085 680

7

^^^¡mú!^mmm

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful