You are on page 1of 34

A mi hijo, Gabriel Corona Ibarra Córdoba A mi amigo el poeta, Octavio Campa Bonilla A quienes lo inspiraron.

A quienes lo comprendan.

(DR.) Alfredo Corona Iban» Es propiedad del Autor Impreso y hecho en México Portada: Dibujo del artista coahuilense Guillermo Guzmán

LA FUNDACIÓN "DR. JULIÁN GASCÓN MERCADO"

CONVOCA Al Premio de Poesía del Estado de Nayarit
del Presente Año de 1984
-8o. Ano de Premiación--

BASES:

He la publicación de ¡a presente convocatoria hasta el día 15 da Octubre c!el uño en curso.

I.— Podrán pa.'í¡c.pc¡r tcdos los escriínrss naya rlns nacidos o residentes ¿u el Estado d.; Nayarit.

10.— Los caso» no considerados en la présenle Convocatoria serán resueltos por el Juraái Califica ¿ir.

6— El Jurado Calificador estará integrado por des tacados escritores cuyos nombres se darán a rrono 2— Los Concursantes deberán enviar un volu cer con oportunidad. m.en de poemas inéditos de un mínimo de 40 cuar tillas, cuyo tema y forma son libres, al domicilie, da la Fundador, en el EiWo del Trapichillo, domicilio renacido. Municipio Tepic, May., o al Aperlado Pos "i. El Jurado emitirá su fallo a más tardar dos tnt No. 95 de la Capital Nayarita. rieses después <ís cerrido el Concurso y notificará do inmediato ai participante que haya resultado 3.— Los trabajes £<-. prsseníarán escritos c má triunfador. íruina por triplicado 3n papel tamaño caria, a do bla espacio y escritos oor una sola caía. 8.— A través de Ja piensa local se dará a ;ono nombre del Concursante que haya obtenWo e¡ primer lugar,

Tepic, Noy., Agota de 1984 "TRABAJAR PARA TODOS LOS HOMBRES"

PREMIACIÓN ANTERIOR: 1977 Se declaró desierto 1978 Se declaró desierto 1979 "Itinerarios", del pocita Guillermo Llanos 1980 "Compás del Tiempo", ¿el Lie. Héctoi Veláz quez 1981 "Flor de Loto" de la Sra. Soledad Salas de Anaya 19S2 "Prisma Blanco" de Julio Mondragón Gonzá lez 1983 "Cantos Líricos", de Jc*é Cruz Aldrste Mora.

4.— El trabajo deberá estar firmado con un seu «sónimo. En sobre cerrado, por separado, y acampa ñando al mismo traba;o, se enviavá ia identificación riel autor, con su domicilio y teléfono.

ctr el

9.— El premio consistirá en S30.0ÜO.GO que se de dicarán a la impresión de 1000 ejemplares del libro 5.— El certamen quedará abierto desrfo la fecha c:;ie se entregará» «1 -xutor.

I

8

CUANDO Cuando por las noches vestidas de luto he visto una estrella de vuelo fugaz... Cuando por las tardes de rojos crepúsculos he oído las aves por amor trinar. . . Cuando las desilusiones sin piedad alguna a mi pobre alma suelen flagelar.. . Señor. . . Yo no sé que diera por saber cantar. . .

11

TU

ATARDECERES Cuando las nubes tifien con ese color dorado, Y Sangangüey se divisa entre tonos de rosado, Y las torres se engalanan luciendo sus filigranas, Vuelvo a lanzar mis recuerdos hacia tí. mujer hermosa, Y te contemplo extasiado, entre el dorado y lo rosa.

Estaba mi vida dormida. . . Sin amor. Cuando una mañana muy tibia y muy bella, Tú fuiste para ella de querencia una flor. . . Que por ser de querencia, fue para mi alma, bella Y me arrancó del sueño; de mi falta de amor, marcándole a mi vida la senda cual la Estrella, que en la Leyenda Bíblica, condujera al pastor.

LUNA Pensando en que eres hembra, en que no puedo amarte, sufro. . . Me desespero. . . Y quisiera encerrarte, tras el adusto hierro de rejas conventuales. Y sabes que no lo hago. . . Porque tan linda eres que con sólo mirarme. . . Despiertas mis quereres, puedes hasta matarme. . . yo, nada puedo hacerte. Y al pensar que dominas al no querer amarme, sufro. . . Me desespero. . . y quisiera encerrarme, tras el adusto hierro, de rejas conventuales. . .

TENGO UNA NOVIA MADRE. Tengo una novia ahora, que es casta, que es ingenua y un halo de bondad le circunda la cara. . . Y en este siglo pleno de luz y de pecado, Ella vive los siglos que siempre he ambicionado es mi novia romántica, como la había soñado. Y goza con leyendas de los duendes vestiglos; es espléndida herencia que me dieron los siglos. Tal vez compadecidos de este pobre trovero, que sólo al dolor tuvo como fiel compañero.

14

15

CARTA Esa ciudad tranquila, de cielo azul purísimo; humilde en grado sumo y muy rica a la vez, de una quietud que embriaga te mostrará el tesoro, —sensación de vacio en que apoyes tus pies— y te dará en secreto mi recuerdo amantisimo, a ti laprincesita de mis sueños de oro. Y recógelo, novia, no lo dejes perder. . . Sé que estarás contenta al recorrer sus calles, cual en amantes brazos se halló el hijo al volver, tras de viajar perdido todos los siete mares, en frágiles barquillos: de acero. . . . o de papel. Y quedarás absorta mirando la grandeza de aquella pétrea mole llamada Sangangüey. Y si vas a la plaza, quedarás encantada mirando los encajes en el atardecer, que en las esbeltas torres de cantera labrada, el genio Gabriel Luna hiciera florecer. Y si cierras los ojos y los pájaros cantan, retornarán los años de allá de mi niñez y allí, contando cuentos de Grirn y de Calleja, o jugando encantados, tal vez me puedas ver. Y no olvides mi novia, la ofrenda que nos hizo, del uno para el otro, los dos darnos el ser.

ESPERA En el cielo se asomaba la luna tras los tejados. . . y de coco era una rebanada de a centavo. Desesperado, esperando, quedé en la esquina clavado, con la esperanza, sonriendo, con la duda agonizando. Sonriendo y llorando a un tiempo, mi corazón te llamaba, en cambio tu corazón de la cita se olvidaba. La luna me dio un cuchillo, por "nueva", bien afilado, y las penas me dejaron el ánimo bien templado, para cortar las amarras con que me tienes atado. Fue resuelto, bien resuelto: mi problema liquidado, y al hechizo de tus ojos, la luna quiso el centavo, la rebanada de coco sonriendo tras los tejados.

16

17

CONSUMATUM EST Yo soy un individuo, que ya se había creído del mundo, amo y señor; pero vino el amor. . . me dejó el pecho herido y quedé convencido de mi muy grave error.

ASPIRACIÓN Tú siempre serás motivo de mis cantos con tu ancestral quietud, la divina pureza de tu cielo y el verde infinito de tus campos. . . Por tí no corre el tiempo. . . Sinfonía de empedrados y de casonas viejas y perfiles milenarios de rus cerros. Leyendas semiclásicas que llevan escondidos los cantos de tus vientos. . . Y Sangangüey que agreste, velando siempre alerta, absorto te contempla desnuda, o bien, vestida con esas tus neblinas, rubor de tus mejillas, que viven esperando que las bese el progreso que enfermará por siempre lo claro de tu aliento.

20

21

31

"Nayarít para el universo" es su anhelo y proclama y encierran su divisa de los cuatro valores: el Amor y el Estudio y la Paz y la Unión. Ya la encina plantada desarrolla su vida y en ella cuajan trinos y luce la mañana, y fiel a su destino viene a fructificar, y congrega los Genios y las Musas hermanan en su preciado fruto, en la Escuela Normal. . . Es el Símil que cabe, el Símbolo que encaja, pues de allí la cultura sus bondades derrama; desde el alto palacio a la choza de paja, tiene nuevos retoños el árbol tutelar. . . Va el maestro, luchando por ciudades y campos; legión de caballeros cruzados del ideal, con la espada del genio y del verbo el escudo,, va de frente al destino, enemigo del mal, con su labor fecunda él enciende la aurora, el pone luz radiante sobre el piélago oscuro y distya la noche. . . y ya no habrá otra igual. . . Ve maestro, abre el surco y planta bien la rama que todos tus anhelos han de fructificar; cruzado caballero, ve, y redime al que Hora, ¡Realiza y a el milagro que viste realizar! cabalga en Rocinante, cabalga en Clavileño, por todos los caminos dorados del ensueño, humaniza la vida y los campos enflora, pon trino en las gargantas y en las frentes estrellas, que eres el arquitecto de lo mejor del sueño, tienes el secreto de las ansias más bellas, tú sabes que el milagro se puede realizar. . . prosigue tu combate discreto y abnegado, que no vuelva esa noche. . . que ya no haya otra igual no se rinda tu brazo ni domeñes tu empeño, del alma del Estado eres el sólo dueño, hazle honor a tu Escuela: ¡Salve! Escuela Normal.

PRELUDIO Hijo soy del amor y he amado tanto, que el preludio de aquesta sinfonía solo a Eros consagro, íntegro el canto, que es de mi vida historia y geografía. Porque encierra mi tiempo y mi distancia, y mi anhelo y mi impulso sin quebranto y que explica mi afán y mi arrogancia en esta sed de amar con que me encanto. Y por eso yo imploro a las Pegásidas me hagan la gracia de sus gracias plácidas, para lograr la fina consonancia de esta prosa, rimada con intento de plasmar ese amor, en que presiento, que la vida es amor y amor. . . un cuento.

34

35

36

37

ÉXTASIS (Ansiedad) En ansia de carillo se ha trocado mi vida. Soy cual pájaro herido que azota el vendaval' voy perdido en la noche sin una sola estrella que me señale un rumbo, con ninguna esperanza, sin paz y sin bondad. Y yo en vano en mis ansias al Dios Eros invoco; y aunque mi verso vibra en su delirio loco, no logro de tu pedio la roca taladrar; y aunque afanoso insisto con mi pasión que arde, tú, como a Jesucristo, sólo me das vinagre para calmar mi sed.

APOTEOSIS (Poema de la Canje) Hasta tu trono llego, Soberana, rebozando sin limites de gozo, porque tengo la dicha incomparable de mirar la blancura de tu cara, la rosa apasionada de tus labios y las do¿ luminarias de tus ojos. . . Y porque almostramie en apoteosis tu desnuda hermosura venusina sonriente de arreboles de mañana en aquel plenilunio inolvidable, -extraña sinfonía de brillo hermoso—, por hechizo de Diana o Proserpina, con barruntos de dicha. . . O de tragedia, arrancaste la venda de mis ojos. Y al estallido mismo de tu carne y al conjuro de tu grito estridente, sutileza de genio enmarañaste y después los ceñiste a mi frente y rompiendo el silencio de la hora a mi labio diste la dicción galana, yo desgrano, Señora, el florilegio modulado en tus muslos de alabastro y rimado al compás de tus caderas. . . Y me quedé pensando desde entonces, si al mágico conjuro de tus ansias tu carne se hizo verbo y me lo diste, o fue mi carne, que en la carne tuya se afirmó en el empeño de ser carne. . . Solo puedo decirte. Soberana, que amasado con lunay alabastro, desde aquel plenilunio, inolvidable, ha brillado en mi vida un nuevo astro.

42

43

45

47

50

EVOCACIÓN
Dos sonetos y un envió en 50 versos como 50 son las AVES engarzadas en el hilo de EL ROSARIO.

Obtenían para siempre la cruel desolación, sin dejar esperanzas de la resurrección que como leyenda del A ve Misteriosa, SIN.— llorar el martirio y de entre sus cenizas, reintegrara la esencia de sus claras divisas y volviera ¿EL ROSARIO! con más bríos a luchar. PROCER CIUDAD ASILO, CUNA DE LIBERTADES, la gesta de CORONA, DAVALOSy ROSALES, enfloran la diadema que colocó en tus sienes: y un beso apasionado sobre tu frente dejó, porque eres de la PA TRIA el fúlgido reflejo. Y traigo hasta tus plantas mi ENSA YO JUGLARESCO —perdona el desatino— mas lo animó el intento de aflorar tu camino hacia las libertades sin odios ni rencores, en que las ROSAS DE ORO -ESAS FLORES DE HISTORIA que te integran, ROSARIO, sean del MÉXICO ETERNO, UN LAZO SOLIDARIO.

Retumba allá en lo íntimo mi conciencia ancestral, cuando a EL ROSARIO heroico me complace evocar y en verbo balbuciente, con ansia colosal, pretende con diamantes sus versos enjoyar. Osadía ¡Nunca tanta se riera en un juglar! las rosas de EL ROSARIO, son lágrimas y pena de patriótico esfuerzo y bravo batallar, tan gratules, que no abarca el metro de un poema: Si son rosas que aroman nuestra gloriosa historia, con que ¡aPatria Nuestra afirmó su ricioriu y sostiene en su marcha el PENDÓN LlIJERAL. A estas rosas rojas, de sanare mexicana, perfume del pasado y arrebol del mañana, es absurdo en mis versos quererlas enmarcar.
II
\

Recuerdo inmarcesible, triunfo republicano, con qué voz, en qué idioma, se podrían deshojar, si son los corazones de mayores hermanos que huestes extranjeras vinieron a inmolar, Y cual nuevos A TILAS con bestiales furores, a la luz del incendio y al golpe del acero, en feroz contubernio con infames traidores creyeron vanamente que con su ataque artero.

58

59