De Basadre a Brad Pizza o al revés. Por Jaime Bedoya

De Basadre a Brad Pizza o al revés

Compartir: Facebook Twitter

La tranquila vida familiar de Miguel El Chato Barraza se halla contrariada. Esto a raíz del agrio enfrentamiento en que se haya involucrada su ex mujer, Daysi Ontaneda, hoy de Diez Canseco, con la protuberante Mariella Zanetti, probable lideresa de opinión de la televisión peruana. El buen nombre del cómico que está celebrando 42 años de impoluta trayectoría artística apenas empañada de una presunta e inclusive simpática dipsomanía, se vió aludido en una infidencia poco atinada de Zanetti. Esta le adjudicó a la Ontaneda una aventura extramatrimonial con el entonces muy casado señor Chato Barraza, concupiscencia que habría acabado en un incidente de orden químico. A saber, con doña Daysi arrojando ácido (sic) a las puertas mismas del sacrosanto hogar de los Barraza. Tal revelación había sido provocada por los términos en los que previamente la señora Ontaneda habíase referido a doña Mariella. Palabras más palabras menos, la describió como una gorda y bruta dama de compañía de establecimientos penales de la ciudad. Comentario tan artero como elegante teniendo en cuenta que en dichos centros de readaptación social la mercancía se cotiza al peso. Zanetti, acusando el golpe, luego haría uso de su derecho a dúplica atribuyéndole a su interlocutora daño cerebral irreversible. Este habríase suscitado por la filtración del argentado tinte capilar a través del cuero cabelludo en vía directa hasta el encéfalo. Esta acusación de alcances sanitarios requerirá en su momento el concurso de una voz autorizada en lo que a los efectos neurológicos secundarios de la coloración artificial del cabello se refiere. Sugiero a alguien de probada solvencia moral, como es el caso de Koki Belaunde del Perú. Barraza y familia, a todas luces, son víctimas inocentes. Así como de innecesaria es la polémica que distancia a dos pares de igual valía para la

nación como lo son las señoras Ontaneda y Zanetti. El verdadero generador de esta disputa, tan solo una arista de una problemática mayor y sin discurso que conmueve el quehacer nacional ocupando el vacío que deja un inexistente interés, siquiera modesto, en otros asuntos que no sean aquellos que versen en torno a las múltiples formas de la estulticia, tiene otro nombre. Y ese nombre es Brad Pizza. Y Brad Pizza, como Espartaco, somos todos. Porque entre todos, nadie parece tener algo medianamente importante qué decir en estos tiempos. La repetición circular del narcisismo farandulesco, que en su momento contagiara la plana cultural1 y hace rato encontrara terreno provechosamente fértil en la clase política con el siempre excitante añadido de la responsabilidad penal, ha convertido a todas las noticias en una sola que se repite en un exacto espiral de Arquímedes. Que es esa ruleta geométrica perfecta que se produce cuando se jala un water bien calibrado. Resumiendo, el acomodo, el negociado y la inconsecuencia reinan como nunca lo habían hecho antes. Y su velado triunfo es el de haberse convertido en normales. Cada día sorpenden menos. Así, el delincuente de ayer es el aliado de hoy. El ministro patalea porque no le sale un negocio. El robo de donaciones se convierte en métier. Y el hortelanismo que empapa este gobierno, que trata la educación como a una huerta, con el perdón de las huertas, deriva la responsabilidad de que este país vaya camino a la idiotización masiva, millones de celulares en mano, a los malos profesores y funcionarios. Aparte de la contradicción como doctrina y el fingimiento político según un focus; ¿qué otra cosa enseña este gobierno? Cedo la palabra a gente autorizada. Como es el caso del amigo Hugo Neira, director de la Biblioteca Nacional del Perú. Tocando el tema de lo poco que leemos los peruanos, se le pregunta2: –¿Pero cómo estamos con relación a otros países de la region? Y él responde: –Hasta las huevas, ponlo así. Felizmente aún existe La Herradura. Y si existe La Herradura existe Jorge Vega, Veguita, fundador, portavoz y único miembro de la Fundación Vega para Ilustrar al Periodismo, institución condenada al fracaso total en palabras de su propia junta directiva. Pero Vega insiste y comparte, aún conservando la docta tibieza de su sobaco, un librito que es librazo publicado en 19663 por un peruano que de existir hoy sería un honorable taxista, don Juan Mejía Baca. El libro es de otro contemporáneamente imposible, Jorge Basadre. El libro contiene un manuscrito del autor que, tal vez y solo tal vez, podría llamar la atención de alguna autoridad educativa. Haciendo un paréntesis en el feroz entusiasmo por las laptops de cien

dólares que en realidad valen ciento ochenta, aunque en realidad no importa porque el que los niños andinos pierdan el tiempo chateando no tiene precio4, dicha autoridad –de existir– podría mandar imprimir, comunicar, difundir, el siguiente texto. Se llama El Porvenir: Los tres grandes enemigos del porvenir mejor son los Podridos, los Congelados y los Incendiados. Los Podridos han prostituído y prostituyen palabras, conceptos, hechos o instituciones al servicio exclusivo de sus medros, sus granjerías, de sus instintos y de sus apasionamientos. Los Congelados se han encerrado dentro de ellos mismos, no miran sino a quienes son sus iguales y a quienes son sus dependientes, considerando que nada más existe. Los Incendiados se han quemado sin iluminar, se agitan sin construir. Los Podridos han hecho y hacen todo lo posible para que este país sea una charca. Los Congelados lo ven como un páramo, y los Incendiados quisieran prender explosivos y verter veneno para que surja una gigantesca fogata. Toda la clave del futuro está ahí: que el Perú se escape del peligro de no ser sino una charca, de volverse páramo o de convertirse en fogata. Que el Perú no se pierda por la obra de inacción de los peruanos. Amén, como dicen los que se acuerdan de Dios los domingos. --------------1 Ver “Criollos versus Andinos”. 2 El Trome, 11 de noviembre del 2007. 3 „Perú Vivo‟, Editorial Juan Mejía Baca. 4 El Perú ocupa el puesto 131, de 131 países, en lo que a calidad de educacion primaria se refiere según el World Economic Forum.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful