EMPLEO #16

año 6 - octubre de 2007

52

EXPERIENCIAS DE EMPLEO

PRIMERA LÍNEA

La orientación profesional en la Red Andalucía Orienta

Juan Miguel de Pablo Urban Coordinación Provincial de Orientación Profesional de la Dirección Provincial del SAE en Cádiz

En la década de los 80 en España se desarrollaron múltiples estudios sobre las consecuencias psicológicas y sociales del desempleo así como variadas investigaciones sobre el perfil psicosocial de las personas en búsqueda de trabajo en correlación con sus probabilidades para acceder a un empleo (ocupabilidad). A partir de estos trabajos se pudieron establecer destacadas conclusiones que hacen referencia a la importancia de: > considerar y valorar las consecuencias de orden psicológico, somático y social de las situaciones de desempleo en las personas que lo sufren, > investigar la importancia de los factores personales que permiten superar, en mejores condiciones, la situación de desempleo así como localizar entre ellos los que son más significativos para un desenvolvimiento exitoso de las personas afectadas, y > determinar el perfil psicosocial tipo que augura unas mayores probabilidades de inserción laboral, es decir, aquellas características psicosociales de las personas que están desempleadas que se correlacionan con un mayor nivel de ocupabilidad.

Las conclusiones derivadas de todos estos estudios inciden en la necesidad de implementar actuaciones que, además de capacitar en las diferentes ocupaciones o facilitar experiencia profesional en los diversos sectores, intervengan en potenciar aquellas competencias personales que faciliten el acceso al mercado de trabajo en las mejores condiciones posibles. Las personas que, encontrándose desempleadas, mantienen expectativas positivas respecto a su inserción laboral, desarrollan una actividad constante y organizada de búsqueda de empleo, expresan una disponibilidad amplia respecto a los requerimientos de los diferentes puestos de trabajo y conservan una gama de soluciones propias con las que afrontar las dificultades y obstáculos que se presentan en el acceso al empleo. Tienen, pues, una mayor probabilidad de encontrar un puesto de trabajo o una solución productiva a la situación de desempleo. Esta certeza ha aumentado la importancia, en el diseño e implementación de programas, de los procesos de orientación e información profesional en el ámbito del empleo. Orientar laboralmente a personas en desempleo no consiste en, simplemente, tutorizar, aconsejar o enseñar estrategias de búsqueda de empleo a personas que las requie-

EMPLEO #16
año 6 - octubre de 2007

La orientación profesional en la Red Andalucía Orienta

PRIMERA LÍNEA

53

ren. Por el contrario, la orientación laboral implica un fuerte compromiso del personal técnico que realiza estas tareas en facilitar el desarrollo de competencias personales y sociales hacia la autonomía y hacia la búsqueda de soluciones y recursos, propios y del entorno, para acceder a un empleo digno, para mantener una carrera profesional acorde a los deseos individuales y las necesidades del entorno productivo. La red Andalucía Orienta es plenamente consciente de esta función de atención integral a las personas que se inscriben en el Servicio Andaluz de Empleo. Cada persona que demanda empleo en la Comunidad Autónoma Andaluza tiene la posibilidad de ser acompañada en su proceso personal de inserción laboral, no sólo obteniendo mayor y más certera información sobre la situación de su mercado de trabajo territorial o sectorial, sino desarrollando recursos personales que permitan sostener una situación mantenida de desempleo, afrontar una activa búsqueda de trabajo y de recursos, así como llevar a cabo estrategias que permitan un rentable y eficaz proceso de acceso al empleo. Los Itinerarios Personalizados de Inserción (IPI) son el instrumento que el Servicio Andaluz de Empleo ha puesto en marcha para facilitar este acompañamiento de las personas desempleadas inscritas en las oficinas de empleo en Andalucía. Los Itinerarios Personalizados de Inserción implican, no sólo un diagnóstico de la situación de partida que la persona desempleada tiene, sino una dedicada revisión de las capa-

cidades y recursos existentes, tanto en la persona desempleada como en su entorno laboral. Estos recursos, haciendo especial énfasis en los de carácter personal, son analizados desde el perfil de competencias que, una persona que realiza actividades de búsqueda de empleo, requiere para obtener los mejores resultados en su inserción laboral. Es evidente que el éxito profesional no está basado en un mero y exhaustivo conocimiento de las tareas a desarrollar en los diferentes puestos de trabajo, o de las tecnologías que se precisa aprender, sino de la presencia de una gama de aptitudes, actitudes, habilidades y recursos en quienes llevan a cabo esos trabajos. Estas competencias se basan en la habilidad para encontrar soluciones ante las dificultades y obstáculos que se pueden presentar en el ámbito laboral, y no suelen ser muy diferentes a las que se han de emplear en otras situaciones personales y relacionales. La búsqueda activa de empleo conlleva la utilización de múltiples actividades para superar dificultades, construir redes de información, establecer comunicación fluida, mantener una agenda de actividades organizada, así como establecer metas y objetivos a corto y medio plazo. El desarrollo de competencias es un elemento, por tanto, incorporado a las iniciativas que el Servicio Andaluz de Empleo implementa, a través de la red Andalucía Orienta, al objeto de que las personas que demandan empleo aporten al mercado de trabajo las mejores capacidades para el incremento de la productividad y la competitividad en Andalucía.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful