El héroe trágico

INTRODUCCIÓN
El héroe trágico choca contra un obstáculo que parece – y es- insalvable: lucha contra un poder velado de misterio, el destino, que, con o sin razón, aplasta casi siempre al que lo enfrenta. André Bonnard sugiere: “Los hombres empeñados en esta lucha [contra el destino] no son ‘santos’, aunque confían en un dios justo. Cometen errores, y la pasión los extravía, son arrebatados y violentos, pero tienen grandes virtudes humanas. Hay en todos coraje, en algunos amor a la patria, o a la humanidad, en muchos amor a la justicia, y voluntad de servirla. Todos, en fin, tienen la pasión de la grandeza” Y Aristoteles: “(…)un hombre no eminentemente virtuoso y justo, cuya desgracia, sin embargo, sobreviene, no debido al vicio y la depravación, sino por un error de juicio o una debilidad de aquellos que gozan de gran reputación y prosperidad (...) el cambio en la fortuna del héroe no debe ser de la miseria a la felicidad, sino al contrario, de la felicidad a la miseria; y la causa de esto no debe estar en alguna depravación sino en algún grave error de su parte”.

Combate contra los diversos obstáculos que se oponen a la actividad del hombre, y que estorban la libre expansión de su personalidad. Lucha para que no se cometa una injusticia, para que no ocurra una muerte, para que se castigue un crimen, para que los principios jurídicos prevalezcan sobre la ley del más fuerte, para que el misterio deje de ser misterio y sea justicia, para que la

y siempre provocada por algún ser superior (un dios). ignoto. que constituye un deber para él superarlos. Es el hombre en el punto más alto de su ser –aunque limitado por su condición de ephémerios (“que sólo dura un día”). Parecería que es precisamente por sus acciones nobles y admirables por las que el personaje comete hamartía y sufre terriblemente. y sin caer en hýbris (soberbia). si es que quiere. padres de etiología muy difusa. de su propio interior: siempre tenía procedencia foránea. precisamente en el instante en que acaba de alcanzar la victoria. La muerte involuntaria –la conocida figura del phónos akoúsios. Esta enajenación o locura no brotaba.y que corre. Cierta contradicción intrínseca inspira la lucha del héroe trágico: sabe que los obstáculos que se oponen a su acción son insuperables. en consecuencia. Posee una excelencia moral de acuerdo con su contexto sociocultural. al mismo tiempo. . sufre en exceso o le acaece una muerte ignominiosa. lograr su plenitud y cumplir su vocación de grandeza. tiene un origen oscuro. para los griegos.libertad de los dioses no lesiones al menos la libertad humana. y sabe. Sin embargo.es también una circunstancia que normalmente les acaece a los héroes trágicos. numerosos males cuya causa ignora: se trata del castigo por la culpa. a pesar de sus buenas cualidades. lucha para que el mundo sea mejor. en verdad. el riesgo de encontrar la muerte. El héroe trágico experimenta. En resumen. (pecado o más bien error). sino en un estado de enajenación (o até). Este sufrimiento (padecido por el propio héroe y por las personas que son cercanas a él) es consecuencia de una hamartía. así. El problema en la antigüedad radica en que esa acción no es realizada de manera consciente. sin ofender la susceptibilidad de los dioses (némesis). Por esa hamartía o error reciben luego un castigo. Sabe también que debe hacer todo ello por los demás.

Parece que Layo huyó de Tebas durante su juventud. Este se vio muy perturbado por ese oráculo y se propuso no engendrar ningún hijo. Cuando murieron los usurpadores del poder de Tebas. Sin embargo.Edipo: prototipo del héroe trágico “[. En apariencia. y se les hizo una terrible revelación: si llegaban a tener un hijo. y Yocasta se embarazó. la maldición de Pélope se cumplió. donde concibió una pasión amorosa por Prísipo. como fruto de esa relación. hija de Meneceo. finalmente. borracho por el vino. casándose con Yocasta. cometida antes de la existencia de Edipo. deseándole que jamás tuviera hijos. Por eso. Edipo era hijo de Layo. Pólibo. el pastor se compadeció del niño y lo abandonó en el monte Citerón.] ¿quién más triste que tú podría oír llamar? ¿Quién por más salvaje ceguera se halla en el dolor. este mataría a Layo. olvidó su propósito.. dado que el matrimonio fue estéril durante un largo tiempo. de la dinastía de los Labdácidas. a la rama de un árbol.. Allí fue recogido. el hijo menor del rey. Se refugió luego en la corte de Pélope. Pélope maldijo al corruptor de su hijo. que no . Pero fue entregado por Yocasta a un pastor con la orden de asesinarlo. al que raptó y sodomizó. Al tiempo nació Edipo. Layo regresó a la ciudad y ocupó el trono. rey de Tebas. así. El mito revela que Edipo nació sellado por una maldición que tiene su origen en una acción de Layo. por Forbas –otro pastor-. dado que el reino había sido usurpado tras la muerte de Lábdaco. se dirigieron a consultar el oráculo de Delfos. por un cambio de vida: quién?” Coro. y de Yocasta. quien lo llevó al palacio del rey de Corinto. con los tobillos atados con una correa y suspendido. en Edipo Rey. pero una noche.

Es ostensible que Edipo obra por ignorancia y comete un homicidio accidentalmente. luchó con él y le dio muerte: fue la primera derrota de Edipo por parte del destino. Al huir de Corinto. y que con mis propias manos había de derramarla sangre de mi padre. Tras la muerte de Layo. En este punto. Edipo no se inmutó y las ruedas del carro pasaron por encima de sus pies.] Loxias me dijo que yo había de juntarme con mi propia madre. enfurecido. con arrogancia. Este último. lejos de los que él suponía sus padres biológicos.]”. tomó la dirección contraria y se encaminó hacia Tebas y al llegar a una encrucijada. la infalibilidad de las disposiciones de los Hados. Su mênis lo llevó a cometer una hamartía: el asesinato de su padre (con lo que el oráculo comenzaba a cumplirse). es preciso percatarse de que la acción de Edipo sirve para la ejecución de uno de los rasgos distintivos del héroe trágico: el phónos akoúsios (asesinato justificable).. en ese tiempo la ciudad era .. entonces.tenía hijos. se abalanzó sobre Layo. vio que se acercaba un carro en el que viajaba Layo. le ordenó al héroe que dejara libre el paso. se encaminó hacia Delfos a consultar el oráculo. Aquí surge una de las particularidades que hacen de Edipo un héroe trágico por excelencia: la inexorabilidad del destino.. Entonces. Él mismo manifiesta la respuesta que obtiene en Delfos y cómo actúa producto de ella: “[. Creonte –hermano de Yocastaocupó el trono de Tebas. me alejé lo más que pude de Corinto. adoptó a Edipo y lo educó como si fuera su hijo. Edipo creció atosigado por las burlas que se le hacían por ser hijo de padres desconocidos. quien. Agobiado por esto. junto con su esposa Mérope. Edipo. mi patria [.. ésta fue la razón por la que.

.. sino que necesitaba de adivinación [.. al punto la libraste del tributo que venía pagando a la dura cantora [. que. Creonte entregó el trono tebano y a su hermana Yocasta a Edipo. la imposibilidad que tuvo Edipo para evitar el cumplimiento del oráculo: al casarse con su madre verdadera (Yocasta) el Hado lo abatió casi por completo.. Fiel a su promesa. • • Luego.atormentada por una esfinge enviada por los dioses. La esfinge proponía un enigma a todos los tebanos que cruzaban la comarca. y devoraba a todos aquellos que no hallaban la solución... como castigo por la hamartía originaria cometida por Layo en la corte de Pélope. llegado a esta ciudad.] Edipo.. que le posibilitó solucionar el enigma planteado por la esfinge. Así lo refieren el sacerdote –al comienzo del drama Edipo Rey: “[. Edipo. En estos últimos eventos es dable advertir otros atributos propios de un héroe trágico presentes en Edipo: En principio.] el enigma no era como para que lo descifrara el primero que llegase. dando muerte a la esfinge.]” Creonte había prometido el trono de la ciudad y la mano de Yocasta a quien librase al país del yugo de la esfinge. su inteligencia superior.[45] • También. que nada sabía.]” O cuando expresa: “[. . la recompensa que obtuvo por la victoria ante la esfinge: casarse con Yocasta y alcanzar el reino..]... Tuve que venir yo. y hacerla callar porque mi razón me llevó por buen camino [. Edipo logró descifrar el enigma.

. posee una conexión con la estirpe de los inmortales. y no las suyas. pues. que mueven a piedad. Este punto se vincula con la genealogía de Edipo. para poner en movimiento palabras como éstas!. diciéndole: “(…) tú eres ciego. además. desterrado: “Que se vaya. si con violencia soy arrojado de este país: me conmueven tus razones. en la mênis ascendente –por llamarla de algún modo. de ojos y también de oído y de cabeza”. al cometerlas. donde quiera que esté. Edipo es un héroe digno al convocar a la temis (prudencia). yo he de odiarle”. se encuentra en correspondencia con la calidad de hemítheoi (semidioses) de que disponían todos los héroes. y luego. como ya se vio. Este componente divino de la personalidad de Edipo. y decidir que Creonte no sea asesinado sino. pero lícitas en el ámbito de los dioses con lo que Edipo. pues a él. en paralelo con la develación de su origen. se lo observa encolerizado con Tiresias por sus palabras. resulta imperioso manifestar que el parricidio y el incesto pasaban por ser acciones vituperables desde el punto de vista de lo humano. Se evidencia también que. por ejemplo. cuando grita: “¡Si has de ser sinvergüenza.que posee Edipo. que si bien es bastante difusa. a pesar de su cólera. Así. aunque haya de costarme hasta la vida o la honra. ¿qué escapatoria piensas tener?” O cuando injuria al mismo adivino. no habría hecho otra cosa que poner de manifiesto el aspecto divino de su naturaleza.• Por último. en cambio. En el drama Edipo Rey es posible reparar.

qué agitación en lo más hondo se acaba de apoderar de mí. a sí mismo] “¡Ay de mí. cuando en Edipo Rey el sacerdote. [Edipo. De modo que la búsqueda activa de su procedencia lo lleva a su verdadero destino: la aflicción absoluta.Edipo es un héroe del pathos (sufrimiento) esto es algo que se advierte desde un principio. contra mí mismo”. después de oírte!” [Edipo. desgraciado! Me parece que las terribles imprecaciones de hace un rato las lancé. Cuanto más cabal es el conocimiento que tiene acerca de su origen. mayor es su pesar. pero sí te juzgamos el primero de los mortales en las vicisitudes de la vida y en los avatares que los dioses envían”. le dice: “Ni yo ni estos muchachos que estamos aquí suplicantes pensamos que seas igual a los dioses. a Yocasta] “¡Qué desconcierto. Luego de su anagnórisis. ¿qué hombre hay más mísero que éste en estos momentos? ¿Podría haber hombre más aborrecido por los dioses?”. El sufrimiento de Edipo es inherente a su existencia: no puede hacer nada para remediarlo. Veamos: [Edipo. sin saberlo. consignado a continuación: reflejada en el pasaje . para demostrar a Edipo que lo considera capacitado para enfrentarse a cualquier problema. señalándose a sí mismo] “Y. si este desconocido tiene algún parentesco con Layo.

Hasta aquí llega el drama y así podemos ver porque Edipo era considerado por Aristóteles como el héroe trágico por excelencia: Es honrado. y se ha cumplido. y él sabe que ante eso. sigue el camino que Aristóteles define en su poética . Es Macbeth quien definirá la guerra que se pelea contra un traidor. Por lo demás. como castigo por su ignorancia anterior. . su destino está delineado desde siempre por los dioses. la ceguera. Al igual que Edipo. valeroso. incrementando más aún su pathos.. Macbeth derrota al traidor. ¡Oh luz!.“¡Ay. y allí comienza el camino de su traición. ocupado y responsable. que hoy se me revela que he nacido de los que no debí. Edipo se impone él mismo. de aquellos cuyo trato debía evitar. no hay nada que pueda hacer: “[.. arrancándose los ojos. Su camino es de sufrimiento. asesino de quienes no podía matar”. Fiel y valiente. desde que nace hasta que muere. ay! Todo era cierto. se nos presenta en la escena dos del acto primero.“(…) de la felicidad a la miseria(…)”. por última vez hoy puedo verte. a través de las palabras de un soldado malherido y de los comentarios del Rey Duncan. y pasa de la cúspide al fondo. sufriendo la inevitabilidad del destino.] no hay hombre que capaz fuera de forzar a los dioses en algo que no quieran”. La tragedia de Shakespeare cuenta la historia de esta traición y el camino que lleva a Macbeth de ser un héroe en el reino a ser un Rey déspota y malquerido. Macbeth: la tragedia en el Renacimiento Macbeth es un noble del reinado de Escocia.

por lo tanto miedo a matar no tiene. hijos que sólo hacen lo que deben. que son a vuestro trono y vuestro Estado como siervos. los cuales representan la culpa por haber cometido el crimen que cometió. el desequilibrio que luego sufrirá Macbeth durante toda la obra. y es el comienzo de la caída de Macbeth. la misma culpa que provoca el suicidio de Lady Macbeth. Desde un principio la obra está marcada por el mal o “lo malo”.. traicionado hasta por su propia conciencia: “Seguí escuchando el grito (.) por todas partes. Al final de la escena a coro declaran: “Bello es feo y feo es bello. y además es un guerrero valiente por lo tanto de cobardía no sufre. Macbeth no dormirá” Prueba de sus remordimientos son los espectros.” Y con estas palabras lo sobrenatural e inexplicable queda instalado.. es sin duda la culpa.Pero a diferencia de Edipo. quienes representan el mal. la escena primera del drama son tres brujas urdiendo algo y que tiene que ver con Macbeth porque con él se van a encontrar. Macbeth sabe lo que el destino le depara a través de la aparición profética de las brujas. Glamis asesinó el sueño y por lo tanto Cawdor nunca más dormirá. al hacerlo todo por vuestro amor y honor. y al igual que Edipo no podra evitar el cumplimiento de ese destino.” a ser un Rey despiadado. la que provoca su caída. odiado por todos. En las palabras de las brujas está implícito el trastoque del . Recordemos que a Macbeth nos lo presentan matando. Podemos apreciar claramente un cambio profundo en su carácter: pasa de ser un hombre bueno y fiel: “Toda la ayuda y lealtad que os debo ( a Duncan) están pagadas con su cumplimiento. A Vuestra Majestad corresponde aceptar nuestros servicios.

su ambición puede más. así lo ha decidido. procúrate el inocente aspecto de la flor. Una vez que las brujas hacen su aparición la duda queda instalada en Macbeth y esa duda lo corrompe. pero sé tú la víbora que oculta. Tal es así que en la escena tercera cuando entran Macbeth y Banquo. ella provoca que el instinto triunfe sobre la razón. mi señor. Para engañar al mundo. A partir de lo bueno: ganar la batalla. toma del mundo la apariencia. y en tus manos y lengua. pon una bienvenida en tu mirada.” Lo mismo que las brujas declaraban al final de la escena primera. “Macbeth -Amada mía. Macbeth declara esa ambigüedad interna: “Un día tan feo y bello nunca he visto. Lady Macbeth se encargara de que la ambición crezca impulsando a su marido a cometer el crimen. Lady Macbeth -¡Nunca habrá de ver el sol ese mañana! Tú rostro. y su mujer hace el resto.” . Duncan llega esta noche. es como un libro donde el hombre puede leer extrañas cosas.orden que marca la vida del héroe Macbeth. Habremos de atender al que ha de venir y tendrás que dejar que sea yo quien se ocupe esta noche de nuestro gran proyecto que dará a nuestros días venideros y a todas nuestras noches absoluto dominio soberano y el poder. comienza lo malo: la ambición por el poder. Lady Macbeth -¿Y cuándo partirá? Macbeth -Mañana.

al contrario. compañero de guerra y general también. sobre el potro de tortura del espíritu. en el cual crece el cargo de conciencia. “ Macbeth (…) ¡Extínguete.Y si alguna duda le quedaba. que vivir así. Banquo. Más asesinatos y traiciones. y decide matar también a la familia de Macduff perdiendo toda sensibilidad. Lady Macbeth se encargara de disiparla. Macbeth será Rey y ahí comienza su desdicha. consume su turno sobre el escenario para jamás volver a . pero paralelamente también crece el mal. y ya al final de la obra será traicionado. y Macbeth matará también a uno de sus mejores amigos. un pobre actor que. que transcurre. fugaz antorcha! La vida es una sombra tan sólo. porque las mismas brujas que predijeron el ascenso de Macbeth predijeron también que la descendencia de Banquo reinaría en Escocia pero no él. todo se pierde cuando nuestro deseo se realiza sin satisfacernos. ¡Vale más ser la víctima que vivir con el crimen en una alegría preñada de inquietudes! MACBETH –… ¡Más vale yacer con nuestras víctimas. y el miedo que crece de la mano de la culpa dentro de Macbeth. orgulloso. Lo bello es feo y lo feo es bello. Las predicciones se cumplen. a quienes por ganar la paz enviamos a la paz. en una angustia sin tregua!” El fantasma de Banquo atormentara a Macbeth. y perdiendo el sentido de su vida. Y luego el remordimiento: “LADY MACBETH – Nada se gana. El orden está roto y las consecuencias las sufrirá Macbeth y el mundo que lo rodea. y así el héroe incurre en esa acción que cambia el transcurso de su vida.

” Y morirá como traidor y traicionado.ser oído. llena de ruido y furia. CONCLUSIÓN En este trabajo se puede apreciar porque Edipo y Macbeth son héroes trágicos más allá de la época en que estas obras fueron escritas. . Es una historia contada por un necio. El destino lo tiene así dispuesto y es en la persona del Héroe trágico que tanto Sófocles como Shakespeare nos muestran lo inexplicable de los caminos de la vida. Más allá de nuestras decisiones hay un orden que hay que respetar. El Héroe es en todas las épocas aquel que puede con lo que los demás no pueden. que nada significa. Pero además el Héroe trágico es trágico porque esta así predeterminado.