Elementos Constitutivos de una Vía Férrea.

La vía es una estructura dinámica, interactiva y heterogénea formada por diversos elementos que interactúan para formar la guía de tránsito de los trenes y que está destinada a soportar los grandes esfuerzos estáticos y dinámicos que producen los cambios de temperatura en los rieles, y las cargas en movimiento de los trenes en formación. Esa estructura se compone de dos partes fundamentales, una superestructura y una subestructura.

La subestructura sobre la cual descansa la superestructura, es la base o sustento de la vía y está integrada por el balasto, el sub-balasto, la subrasante y el terraplén, el cual finalmente transmite las cargas transmitidas por los trenes al terreno natural.

La superestructura está formada por los rieles de acero, los durmientes de madera, concreto, acero u otros materiales, la rasante y por las fijaciones y accesorios de los rieles que completan el ensamble de la propia estructura.

Subestructura. Su función principal es la de dar el soporte necesario y proporcionar los niveles adecuados de la sub-rasante para absorber y distribuir adecuadamente las cargas producidas por el peso de los trenes, las terracerías pueden cumplir ciertos requisitos de calidad del suelo como es la granulometría, plasticidad, cohesión de suelos, permeabilidad, compactación, de acuerdo a estándares fijados por la secretaria de comunicaciones y transportes.

Terraplén. Son secciones trapezoidales de tierra homogénea compactada en capas sobre el terreno natural con, corona, taludes y base y sus dimensiones son de acuerdo a la topografía de la vía, para que se apoye la vía de un ferrocarril.

Las banquetas laterales son aquellas comprendida entre el pie de talud del balasto y el hombro del terraplén, su función consiste básicamente en facilitar el transito del personal y su dimensión es de 1.02.

Corona. Es muy importante que la corona del terraplén se conserve siempre con

ocasiona agrietamiento en el material provocando en ambos casos peligrosos que obstruyen la vía y demoran el paso de los trenes. ROCA SUELTA: talud ½:1 d). este trabajo puede ser ejecutado a mano o con . TIERRA: talud 1:1 b). es decir si brota agua de ellos.su ancho reglamentario para evitar que el balasto escurra por los taludes formándose los golpes de nivel. manteniéndose las secciones reglamentarias de base del corte para sustentar la vía. por lo que deben de tenerse los siguientes aspectos: PRIMERO: Debe de conocerse la clase de material que formaran los taludes del corte. Son secciones de terreno cortado en zonas de lomerío bajo. ROCA FIJA O VOLCANICA: talud ¼:1 En la conservación de los cortes resulta ser aun mas complicado por ello se inspeccionara en forma permanente para evitar que se produzcan que dañan tanto via como a los trenes. SEGUNDO: Durante la temporada de lluvias. Lo más importante es el correcto ángulo de reposo del material de las paredes. aumentando los costos del accidente o del salvamento. de igual forma es vital impedir que las cabezas de los durmientes queden en banda y se quiebren. montaña o cañón con dimensiones variables de base y de altura en sus paredes. construyendo escalones de acuerdo a las instrucciones que se reciban del ingeniero. para la instalación de una vía de ferrocarril. Algunas soluciones para prevenir los derrumes modificando o abatiendo la inclinación de los taludes. la existencia de contracunetas en cortes altos y la construcción adecuada de las cunetas. Corte. El lecho de corte es la distancia comprendida entre las intersecciones de la línea de prolongación del hombro al pie de talud del corte. a). TEPETATE: talud ¾:1 c). se observara si los taludes de corte lloran. pues esto reblandece el material del talud o bien en la época de sequía prolongada. realizadas con maquinaria pesada. provocando descarrilamiento de maquinas a carros.

además pueden construirse muros de contención de mampostería o concreto que se utilizan para detener el material de los derrumbes.maquinaria de acuerdo con los volúmenes de tierra por moverse y el material que lo compone. .