MALINOWSKI – CRIMEN Y COSTUMBRE EN LA SOCIEDAD SALVAJE

Aborda la cuestión de la ley primitiva, es decir, las fuerzas que crean el orden, la uniformidad y la cohesión en una tribu salvaje. Señala que los esfuerzos de los primeros estudiosos alemanes del derecho salvaje se vieron desperdiciados en haras de demostrar la hipótesis morganiana de la “promiscuidad primitiva” que vició sus interpretaciones con el dogma de la ausencia de derechos y responsabilidades individuales entre los salvajes, y la suposición de que en las sociedades primitivas el individuo está completamente dominado por el grupo, que sobrevive todavía en la escuela francesa de Durkheim, en la mayor parte de los trabajos americanos y alemanes, y también en algunos escritos ingleses. Una vez abandonado el mito rousseaniano de la libertad, cuando se hizo patente que lo carácterístico de la sociedad primitiva era más bien la hipertrofia que la carencia de reglas y leyes, la opinión científica viró en redondo: la “sumisión automática” e instintiva de cada miembro de la tribu a sus leyes es el axioma fundamental sobre el que se basa el estudio del orden primitivo. Aquí menciona a Hartland en Primitive Law, a Rivers y su “paraíso bolchevique” donde la identidad de grupo es tan fuerte que vuelve innecesaria cualquier organización social concreta para el ejercicio de la autoridad, permitiendo ley, comunismo y promiscuidad sexual a la vez. Y esto referido a las mismas sociedades melanésicas que Malinowski observa.(contra el evolucionismo) El sociólogo Hobhouse, por último, acepta que tales tribus tienen costumbres que para sus miembros son percibidas como obligatorias, pero que si entendemos el derecho como conjunto de reglas que una autoridad competente se encarga de hacer cumplir con independencia de lazos de parentesco y amistad, tal institución no es compatible con su organización social. El problema es la estrechez de tal definición: entre las muchas normas de conducta de las sociedades salvajes, hay ciertas reglas que se consideran como obligaciones ineludibles de un individuo o grupo para con otro. Su cumplimiento se recompensa, mientras que su incumplimiento repercute negativamente Si en vez de buscar autoridad, gobierno y castigo nos instalamos en una definición del derecho tan comprensiva como esta e investigamos las fuerzas que lo hacen obligatorio, llegaremos a conclusiones más satisfactorias. El otro aspecto que marca, esta vez en Lowie, es la idea de que las leyes no escritas de uso consuetudinario son obedecidas con mayor diligencia, casi espontáneamente. Pero esta idea de comparar la “diligencia” en obedecer la ley entre un salvaje y un neoyorkino es engañosa, ya que no hay sociedad que pueda funcionar sin que sus leyes sean obedecidas “diligentemente”: la amenaza de coerción y el miedo al castigo no afecta al hombre medio, sea “salvaje” ó “civilizado”. En suma, la dificultad esriba en la misma naturaleza compleja y difusa de las fuerzas que estatuyen el derecho primitivo, en tanto la falta de una organización definida que lleve adelante la administración e imposición de su cumplimiento ha llevado a concluir erróneamente que la ley no necesita coerción en una comunidad primitiva.

y su posición y título vienen determinados por la acción combinada de categoría. privilegios definidos y un sistema de ocupaciones bien desarrollado. además de la comprensión del interés propio. y activa en el comercio y el cambio. Disponen de una estrecha organización en sus equipos de trabajo. Vemos que la propiedad y el uso de la canoa consiste en una serie de obligaciones y deberes concretros . que por lo general pertenecen al mismo subclan. así como de una división fija de de funciones sociales. dedicada principalmente a la agricultura y la pesca. o lo mismo. están ligados unos a otros y a los individuos de su mismo poblado por obligaciones mutuas. y esto hace que la propiedad lo sea todo menos comunista. edad y habilidad personal.. Todos estos hombres. Cada cual tiene su puesto en la canoa. la naturaleza de las fuerzas que limitan y obligan. orden. (contraprueba etnográfica contra la antropología evolucionista) Economía de los melanesios El archipiélago Trobriand tiene una población densa. mientras que el resto actúa como su tripulación. tratando de descubrir y analizar todas las reglas concebidas y seguidas como obligatorias efectivas. usada y considerada por el grupo de hombres que la produce y que disfruta de su posesión. distinguiendo la ley de otras formas de costumbre y llegando a un concepto nuevo y dinámico de la organización social (funcionamiento social) de los salvajes. Y lo considera de especial importancia por tratarse de Melanesia.Malinowski propone examinar los hechos con una concepción más amplia y flexible del derecho y las fuerzas jurídicas. pero también experta en varias artes y oficios. compañía por acciones ( es decir que cualquier descripción de una institución salvaje con términos tomados de las condiciones económicas actuales sólo puede inducir a error) En cambio. de los privilegios y de los beneficios. y una distinción y definición estricta de los derechos de cada uno. De modo que. la promiscuidad y el sentimiento de grupo primitivos. y clasificar las reglas de acuerdo con la manera en que son hechas efectivasEs decir que por un examen inductivo de los hechos propone llegar a una clasificación de las normas y reglas en una comunidad primitiva. . propone que la propiedad de una canoa de pesca de Trobriand debe ser descripta según la forma en que es construida. en relación con el primer objeto que atrajo nuestra atención –la canoa nativanos encontramos con ley. Dentro de cada canoa hay un hombre que es su verdadero propietario. Resumiendo: descubrimos en esta ocupación un sistema definido de división de funciones y un sistema rígido de obligaciones mutuas en las que se combinan el sentido del deber y el reconocimiento de la necesidad de cooperación. área clásica del comunismo.