Los retos de la resocialización Norberto E.

Garay Boza Abogado La pena de prisión, posee fundamentos sin los cuales pasaría de la sanción al ejercicio de la venganza, última incompatible con un Estado de Derecho, así, la resocialización es uno de tales sustentos, inclusive forma parte de instrumentos internacionales ratificados por Costa Rica, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, etc. Sin embargo, la realidad evidencia que tal objetivo posee muchos obstáculos, de los cuales acá se indicarán incipientemente algunos, sin que se estime que su sucinta mención no considere la enorme magnitud de tal problema. Resocialización y criminalización de la pobreza. El derecho penal se expande y sus nuevas conquistas suelen ser poblaciones desfavorecidas. Un caso de esta tendencia es la creación de la ya consolidada jurisdicción de flagrancia, hecha a la medida para el procesamiento de personas asociadas a delitos caracterizados en su mayoría por la lesión mínima y pobreza del perpetrador. En el proyecto de ley que propició esta jurisdicción, ya se mencionaban como factores asociados al crimen la inequidad en la distribución del ingreso, la pobreza, el desempleo, la deserción escolar, etc., y casualmente la mayoría de delitos por los cuales se ha condenado son de bagatela, así, durante 2010 en el Tribunal Penal de Flagrancias de Goicoechea, más del 66% de los casos finalizados con sentencia fueron por hurtos y robos, particularidades que promueven la estigmatización de poblaciones específicas, haciendo más difícil los objetivos resocializadores. La implementación de esta jurisdicción, estuvo directamente asociada a una mayor sobrepoblación carcelaria. Resocialización y hacinamiento penitenciario. Hacia finales de 2011, la sobrepoblación penitenciaria ascendía a 11159 personas privadas de libertad, hacinamiento que ha conllevado situaciones contrarias a la dignidad humana, obligándose a las personas a dormir en el piso, espacios sumamente reducidos, vivir en condiciones contrarias a la higiene, etc. (votos 2921-2012, 2471-2012, 1075-2012 de Sala Constitucional). Este hacinamiento, propicia situaciones inadecuadas para la resocialización y, además de erigir una manera sistemática de violación de derechos humanos, evidencia que no es posible la reinserción social desde condiciones inhumanas.

Los motivos para superar los retos indicados son muchos. Por ejemplo. No se trata de que el pueblo olvide.Resocialización y estigmatización mediática. esa nunca debe ser una opción. en vez de castigar al reincidente. Resocialización e inclusión estructural. sin la inclusión social no hay reinserción posible. resulta evidente que por más que la persona sea educada en la resocialización y por más que el sistema penitenciario posea los programas óptimos. pero la estigmatización por el recuerdo es actual. pero tal objetivo es estructural. pero no se suele decir nada del papel de la sociedad al respecto. del derecho humano a su efectividad. no muere al finalizar su lectura. La inclusión debe ser estructural desde dos grandes áreas: las políticas estatales y la aceptación social. Si bien el ejemplo no es pacífico. así. solicitud que conllevó a que la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA emitiera una resolución proponiendo su rechazo. perdura en las memorias y eso conlleva consecuencias para quienes han pasado por el sistema penitenciario. . El bombardeo constante de imágenes y noticias cargadas de rostros y lugares asociados al crimen. se lograría que la reinserción social pase del mito a la realidad. actualmente en Argentina existe una polémica en torno a tres privados de libertad asociados a crímenes de lesa humanidad. Sin embargo. posee consecuencias contrarias a la resocialización. En las aulas universitarias. pero deben resaltarse dos: a la sociedad le sirve la resocialización. además. evitará el delito y. las primeras son una tarea inconclusa. suele enseñarse el tema de la resocialización como un derecho de la persona privada de libertad y como un deber del Estado. sino que incluya. pero la segunda es una labor que aun no ha iniciado. deja clara una cuestión: la emisión constante de información asociada al crimen. los cuales solicitaron la admisión a un programa de educación universitaria ya existente en la cárcel. ambas revisten de importancia estratégica. La decisión final aun está pendiente.