You are on page 1of 353

DECANOMÍA
MANUEL LATORRE DE LA FUENTE

Realización:
SAN ESTEBAN®
c/ Santiago, 5-7
15500 Perlío (Fene) A Coruña
PRINTED IN SPAIN - Impreso en España

Depósito Legal: C - 2513/2007

Introducción
Decanomía o Decálogo es la manifestación o expresión del único y querido
programa serio y válido del Creador, es la voluntad y el plan de Dios para todos
los hombres de todos los tiempos y lugares.
Para que lo oyese todo el planeta quiso Dios promulgarlo en la cima del
monte Sinaí con ruido de truenos, relámpagos y sonido de trompetas.
Decanomía es un vocablo griego derivado de “deka” que es diez y
“nomos” que es ley, noma, mandato, querer, precepto. Decanomía son los diez
mandamientos.
Los hombres al llegar y pasar por este planeta ya no tienen otro reto ni otra
alternativa: cumplirlos o no cumplirlos. El único fracaso o desgracia que le va
hacer daño de verdad al hombre será el incumplimiento de la Decanomía.
Hoy —primo intuitu— a primera vista, la cosmovisión o fotografía
pancósmica del mundo refleja una andadura humana totalmente contraria y
antagónica a la Decanomía. El Diablo —simia Dei— la mona de Dios se
encarga de hacer rodar al mundo perfectamente en contra de Dios con sus
—mimos y réplicas— aunque hubiera cuarenta mandamientos.
Con este nuevo trabajo “Decanomia” el autor pretende ayudar a alguien
a corregir el rumbo y poner norte hacia la Decanomía. Tal vez el lector al ir
repasando estas páginas se siente interpelado y mientras tiene tiempo —con
la indefectible ayuda de Dios— pueda dar otro volantazo, ponerse en pista y
luchar por ajustar su vida a la Decanomía.
La Decanomía se reduce a una línea de amor “descendente” de Dios y
de amor “ascendente” del hombre, por eso el hombre solo puede ser útil y
feliz dentro de este contexto de amor.
El autor,

DEC A N OMÍA I

“Amar a Dios, nuestro Padre y Señor, con todo el corazón,
con toda el alma y con todo el ser …”

.

Debiendo ser los hombres los que alaben y aclamen a su Hacedor- Dios. el poder esperar. consiguiendo así una vida achatada. el poder reir. así lo atestigua la Sagrada Escritura. el poder hacer. por arriba y por abajo. el poder gozar. por dentro y por fuera. Pero también el hombre posee un —endiosamiento malo— que es el orgullo y soberbia cuando quiere ponerse totalmente en lugar de Dios. lo que pasa es que el hombre es capaz de acostumbrarse a las cosas grandes e incluso a las divinas. el poder rezar. . los peces del mar y las aves del cielo. Entre el hombre y el animal más cercano a él. el poder olvidar. el poder ser perdonado. el poder ser hijo de Dios. paradójicamente lo alaban y proclaman más y mejor los animales y las bestias del campo. el poder descubrir.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 9 ALFA Y OMEGA Todo está rodeado de Dios. aunque no quiera. el poder inventar. al principio y al final. El hombre. el poder morir. triste y rastrera y cansándose neciamente para que todo gire a su alrededor. está envuelto y rodeado de una atmósfera divina y se le nota a poco que se le observe detenidamente: el poder nacer. toda esta posibilidad. el poder pecar. que todo empiece y acabe con él. distancia y diferencia que le imprime lo divino. el poder llorar. el poder odiar. toda esta realidad y más… está muy lejos de la simple actividad material y animal y está rozando las fronteras de lo divino y lo eleva sobre toda la creación con un —endiosamiento bueno—. hay una distancia abismal e infinita. el poder perdonar. el poder recordar. Alfa y Omega. el poder amar.

Dice un refrán alemán: “Ende gut. todo lo demás será chapucería. a te semper incipat et per te coepta finiatur…” …que toda nuestra acción y operación y trabajo empiece y termine en Ti. ya está bien. excepto el hombre que se convierte en el único ladrón posible de la gloria de Dios. . Toda la creación y la naturaleza habla sin remedio de las “magnalia Dei” de las maravillas de Dios. Dios tiene que ser el origen de nuestro ser y el término de nuestros deseos como se pide en una súplica que dice así: “…ut cuncta nostra actio et operatio. alles gut ” … si tiene buen final.10 DECANOMÍA El hombre —engreído y lleno de orgullo— no habla. El egoísta tiene una visión deforme de la realidad. Señor… Esta es la meta y la cumbre de todo quehacer humano y de paso que hace bién a los demás nos da mucha paz. que si tiene además un buen principio es mejor. no me apetece”. no me va bién”. todo el honor y toda la gloria. mediocridad. pero nosotros añadimos. “me va bién. no canta la gloria de Dios y las maravillas de la creación. cuquería y yavalismo (ya vale… ya está bien) al mismo tiempo que produce malestar. pero encerrado en sí mismo —como ave de corral— intenta atribuirse a él todo el aplauso. continuamos nosotros y Dios terminará. Empezó Dios. Es triste la visión del egoista cuando todo lo somete a su miope observación: “me apetece.

todo lo sabe y nada se le escapa a su previsión. que si Dios cuida de cosas tan sin importancia como es el número de los cabellos cuanto más tendrá en cuenta cosas de mayor importancia. La previsión o designio de Dios. Acontecimientos y circunstancias han ido convergiendo y tejiéndose a lo largo de los siglos hasta el minuto preciso en el que un ser singular y único —tu y yo— hace su entrada en el mundo. me es regalada. sin mi intervención. su intervención en la naturaleza y en la vida. Reflexiona el filósofo: “Mi vida se había hecho sin mi. no es mía. algo o alguien distinto de mi hace mi vida y me la entrega. nadie elige a sus padres ni país ni tierra para nacer. me es atribuída…” Todo nacimiento es siempre resultado de un proceso muy largo y minuciosamente desarrollado. nadie elige siglo o tiempo. en los acontecimientos y las acciones y en la historia es absoluta y total. Dios infinitamente sabio e inteligente todo lo ve. pero es hecha por otro. en cierto sentido.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 11 AZAR Y CASUALIDAD Estas dos palabras carecen de sentido profundo. es evidente. nadie ha sido consultado para venir al mundo. mi vida aunque parezca una antinomia. me la atribuye. Dios no quiere el mal. la presencio pero no la causo. “Hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados (Mt 10. pero el hombre es inteligente y libre —usa mal de su libertad— y Dios lo permite antes que arrebatarle esa libertad. en las cosas y en los hombres. . Jamás nadie ha nacido por casualidad. me la adscribe a mi. yo la vivo.30)”.

En el fondo subsiste la ordenación y unidad del cosmos en medio de una inmensa variedad de las distintas criaturas. Un mínimo de sentido común nos hace pensar que no puede haber existencias. cosas. Dios al crear el mundo se propone una finalidad: su gloria y la gloria nuestra. Si una cosa. por pequeño que sea.12 DECANOMÍA Todo ser inteligente obra por un fin. Dios lo quiere o lo permite —incluso el mismo hombre— es por algo y para algo. un acontecimiento. sin rumbo y sin norma. . seres. hombres entregados al azar.

Anda en medio del bien y del mal. Por lo tanto todos los actos del hombre o son buenos o son malos. En los actos distinguen los moralistas el objeto y el sujeto. pero antes hizo los pobres…” . Eustaquio —un cacique del pueblo— es muy bueno pues creó una casa para los necesitados y para los pobres”. El sujeto es el agente que realiza el acto que con su voluntad o intención puede cambiar la bondad o malicia de los actos.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 13 BONDAD Y MALICIA El hombre quiera o no quiera tiene que vivir siempre en medio de una tensión y lucha dramáticas. Decía un paisano a otro: “D. Le contestó el otro: “Si. por ejemplo la limosna tiene como objeto socorrer al necesitado. en medio de la luz y de las tinieblas. hay quien niega los actos indiferentes. por ejemplo dar limosna pero para que te vean. Dicen los filósofos: “Homo agit propter finem…” El hombre obra bien por algún fin porque es un ser racional. El objeto de un acto es aquello a que tiende por su naturaleza. ¿Cuál es el fin último del hombre? Es dar gloria a Dios. ¿Cuándo son buenos y cuando son malos? ¿Qué criterio. El mismo puede obrar el bien o el mal. inmutable y universal. Nuestro fin es Dios y la vida un medio o camino para llegar a ese fin por lo tanto las conductas de los hombres serán buenas o malas según nos lleven a ese fin o nos aparten de él. referencia o norma hay que seguir para descubrir y clasificar la bondad o malicia de los actos humanos? Naturalmente que debe ser una regla válida.

Es la conocida y nueva “moral de situación” que resulta ser una inmoralidad y una norma engañosa que califica la bondad y la malicia a su antojo. . etc.14 DECANOMÍA Los actos humanos también son susceptibles de una mayor bondad o malicia por sus circunstancias que mudan la especie: tiempo. cantidad. Las circunstancias pueden hacer malo un acto en si bueno. Modernamente el hombre quiere eregirse en aparente señor del bien y del mal defendiendo una “moral o ética sin Dios” en un intento de autojustificar su propia conducta. motivos. modo. pero nunca bastan para hacer buena una acción que sea mala por su objeto. pasiones. lugar. egoísmos y caprichos.

Nos recuerdan los filósofos: “Homo. La crisis y empresa por buscar la libertad es difícil y arriesgada. básicos y fundamentales e inmanentes del hombre: la mismidad y la alteridad. pues es. La libertad integral es el signo de nuestro tiempo. El hombre es el ser más rico e importante de la creación y está por lo tanto abierto a la transcendencia. No podemos desplumarlo y desmarcarlo de lo divino ni impedirlo en sus proclives relaciones libres y amorosas con Dios. transcende te ipsun…”. pero vale la pena todo esfuerzo y riesgo. la libertad y la autoridad. . Ahora hay más desorden pero puede llevarnos —eso esperamos— al verdadero orden provisional y efímero. es verdad. la libertad y la ley. Al hombre no podemos separarlo de la transcendencia. En toda crisis podemos perder de vista los elementos constitutivos. Esta crisis actual es tan profunda porque se está agotando la concepción del hombre moderno y está apareciendo el hombre contemporáneo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 15 CRISIS ACTUAL Toda crisis es crisis del hombre. algo constitutivo y ontológico. Ya finales del siglo XX está surgiendo un nuevo tipo de hombre. Ni lo viejo por ser viejo ni lo nuevo por ser nuevo constituyen en sí mismos criterios de verdad. Antes había un orden. Es peligroso confundir las crisis con las modas o ensayos u otras ligeras diatribas o tanteos. pero era ¡demasiado orden! Impuesto y desde arriba y abusando de los prejuicios y de las ignorancias de la masa social. Dice Ortega y Gasset que la crisis consiste precisamente en no saber lo que nos pasa.

quimérica y vaporosa. Una libertad sin ley se destruye a si misma. Todos juntos arrimando el hombro podemos hacer que esta nuestra crisis actual desemboque en un orden más justo. . es utópica.16 DECANOMÍA En estos momentos de crisis no podemos lamentarnos con nostalgias facilonas de otros tiempos que no fueron mejores ni peores sino simplemente distintos. La libertad humana es una libertad limitada. ni instinto ni fuerza bruta. Libertad no es capricho. Libertad sin ley es libertinaje y anarquía. Tenemos que acostumbrarnos a vivir la enhorabuena de la libertad pero con ley. Una libertad sin ley no es libertad. La pretendida libertad que buscamos aún dentro de la crisis actual debe ayudarnos a ser mejores.

Procede del griego “deka” que es diez y “nomos” que es ley. El desprecio a estas leyes es una de tantas causas de las . no dispone más que de “diez leyes o mandamientos” para regir. Dios. Si uno lucha por cumplirlos es mucho más feliz que si no se cumplen. No basta decir “yo no robo ni mato”. gobernar y conducir a la humanidad hacia la felicidad terrena y eterna.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 17 DECANOMÍA Esta palabra griega “Decanomía” se usa en jurisprudencia para referirse a un conjunto o recopilación de “diez normas. Al quebrantar uno sólo se hace reo de todos. leyes o mandatos”. Se fundamentan en que Dios es Dueño y Señor de la tierra y por supuesto de los hombres. Son pocas las leyes divinas. guarda los mandamientos” nos recuerda el Señor. Las mayores tragedias de la historia ocurren porque no se guardan. Esta “decanomía” protege nuestros derechos y también los de nuestros prójimos. “Si quieres entrar en la vida eterna. es el programa y política más completa y más perfecta para conseguir la paz de los pueblos. con más autoridad y poder que ningún otro legislador. Son leyes universales válidas para todos los hombres y es necesario cumplirlas todas. pero bastan para controlar a todos los hombres de todas las razas y de todos los tiempos. infinitamente sabio. Son la base de toda moral individual y social. Al fallar uno sólo se viene abajo todo el puente y el andamiaje. Son unos preceptos de la ley natural impuestos por Dios a cada hombre. familias y naciones.

lágrimas y penas en este mundo. guerras. sino que son normas sabias. la religión y la moral. razonadas y cariñosas como las señales de tráfico o los carriles del tren o las ruedas para los automóviles que jamás resultan dañinas y perjudiciales sino más bien útiles y necesarias. la honradez.18 DECANOMÍA desgracias. El hombre que intenta organizar la sociedad y el progreso al margen de la ley divina. disgustos. . la normalidad sexual. la educación de los hijos. Los mandamientos no son “prohibiciones caprichosas” como algunos pretenden y defienden. el respeto a la vida. Asimismo destruye automáticamente la verdadera y auténtica felicidad. la unidad de la familia. la fidelidad matrimonial. al final va contra el mismo hombre. la verdad. hambres.

rebelde y corre veidile que siempre intenta escapar de la mano y salirse del camino y de la pista del amor. Siempre le aflora a lo largo de su vida esa tendencia. . dolor y muerte. Lleva dentro un deseo innato inserto en el corazón que le tira y le inclina hacia Dios. reclamo. alegrías. La historia humana se reduce a esto: contar y narrar los comportamientos y hazañas de los hombres cuando se acercan a Dios o cuando se alejan de El. Luces y sombras que van haciendo real el innato deseo de Dios que el hombre lleva dentro. Es natural esta atracción y dependencia del hombre hacia a Dios pues lo creó por amor. quiere que ande en el amor y lo destina finalmente para el amor.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 19 DESEO DE DIOS La última y fundamental razón por la que el hombre es grande y exige tanta dignidad y respeto es por el parentesco y comunión que tiene con Dios. Religiones. Jamás el hombre se encuentra tranquilo mientras no encuentra el “placet” y respuesta de Dios como dice San Agustín. vocación o llamada por parte de Dios. tristezas. Dios le atrae al hombre como un imán en medio de los trabajos. Dios lo lleva de la mano como un padre al niño pequeño. creencias y comportamientos religiosos en todos los siglos y en el mundo entero que hacen definir al hombre como un “ser religioso”.

la única creatura que puede olvidar y rechazar a Dios. Pero Dios quiere que el hombre haga todo esto —libremente— no forzado ni atado por las narices y —triste y paradogicamente— es el hombre.20 DECANOMÍA Dios —como Padre y Amor— no deja jamás de llamar. Entonces las consecuencias saltan inmediatamente a la vista: el hombre es como las piezas sueltas de un reloj o un hueso fuera de sitio o un elefante suelto en una tienda de cacharros. . buscar e incitar a todo hombre para que viva en el amor y encuentre la dicha y la felicidad.

Evidentemente que ese Dios Omnipotente arregla ya coge todo lo bueno y santo que hay en el corazón de cualquier pigmeo. Pretende ayudarle Agustín en la obscura y difícil búsqueda de la verdad y de la única y verdadera religión. protagonista y causante de la religión. El hombre necesita y busca una religión y solo hay una que es buena y verdadera. pagano o católico. autor. Es verdad que esta pretensión molesta. San Agustín pretende demostrar en esta obra “De Vera religione” que la única y verdadera religión es la cristiana y que esta religión cristiana no se halla mas que en la religión católica.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 21 DE VERA RELIGIONE Con este título se conoce una de las grandes obras literarias de San Agustín. “De vera religione” es un libro escrito a su amigo mecenas hereje-maniqueo Rominiano sobre el año 380. . Tarea y problema fundamental que está ahí siempre y según sea la respuesta así será la trayectoria de la historia y de los hombres. pero el problema no vamos a resolverlo los humanos —será imposible—. agente. problema capital e importante en todo tiempo y geografía para todos los hombres que tienen la suerte de habitar y vivir en este planeta tierra. El problema le interesa y lo resuelve Dios.

Agustín. Cuenta Agustín a su amigo Rominiano: “Escribí en aquel un libro de “vera religione” en el cual demostré con muchos y abundantísimos argumentos que se debe dar culto a la verdadera religión del único Dios verdadero. Padre. Hijo y Espíritu Santo. a la Trinidad. antes de su conversión al catolicismo había estado atrapado en las redes de la herejía maniquea. Dije también que la verdadera religión es la religión cristiana que fué otorgada a los hombres por la inmensa misericordia de Dios y que todo hombre debe estar dispuesto por cierta necesidad a dar culto a Dios”. Este libro forma parte de un pentateuco o grupo de cinco libros que San Agustín escribió a algunos amigos y colegas que militaban en las falsas sectas maniqueas.22 DECANOMÍA Dios creó a los hombres no para divertirse a costa de ellos como monos o monas de Dios para hacerle cosquillas —dificultades. cargas y problemas— sino para ser personas e incluso “hijos de Dios”. es decir. .

básico y fundamental en el devenir de la vida humana. de la sensatez y de la racionalidad de la fe cristiana. . Intenta exponer y desarrollar un tema capital y transcendental que le interesa a todos los hombres en cualquier tiempo y lugar. Alipio se convirtió y se bautizó junto con Agustín en el año 387. forzando y apurando su conversión. Responde a las preguntas: ¿Por qué creer? ¿Para qué creer? ¿Qué provecho o ventajas. Le habla magistralmente de la necesidad de la urgencia. Hasta en la vida humana y en la convivencia social es necesaria la “fe”. Con esta obra “De utilitate credendi” busca ansioso a su amigo Honorato. Expone la táctica engañadora y racionalista de los maniqueos y ataca su doctrina y filosofía. Rominiano y Honorato. La fe es un elemento vital. Creemos a los maestros. Esta es la única fe que nos salva.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 23 DE UTILITATE CREDENDI Con este título “De utilitate credendi” escribía una gran obra literaria San Agustín en el año 412 a su amigo maniqueo Honorato. a los médicos. a los historiadores. a la Banca. a los sabios. al hombre del tiempo ¿Por qué no creer y fiarse de Cristo o de la Iglesia Católica?. la confianza y el fiarse. A Rominiano le dedica otra conocida obra de “Vera religione” en la que intenta arrancarlo de la secta. qué utilidad tiene el creer? San Agustín en sus nueve años que militó en la secta maniquea arrastró consigo a tres amigos Alipio.

causa y origen del mal sino que el mal tiene su “causa” en la herida voluntad del hombre y que hay un solo remedio y terapia: Cristo. sino a los amigos y seguidores de la Iglesia. defiende San Agustín la unidad física. Solo la Iglesia Católica es la verdadera depositaria e intérprete competente para explicar el sentido de las Escrituras. . Frente al absurdo dualismo maniqueo. sicológica y religiosa del hombre. No hay que buscar un Dios.24 DECANOMÍA Ataca a los libre-pensadores. la única que tiene autoridad y poder sobre las Escrituras. Contra la exégesis rigurosamente literalista de los maniqueos aclara y demuestra que la interpretación de la Sagrada Escritura hay que buscarla y pedirla no a los enemigos de Cristo y falsos profetas.

pero para escuchar se necesita silencio. Vivimos inmersos entre una serie de ruidos por dentro y por fuera. Pero Dios como el esposo lleva al alma —la esposa— a la soledad. absolutamente todas las palabras. Vivimos con mucha velocidad y vértigo. Ya no hay que escuchar nada más porque nadie sabe nada. ofertas y soluciones no sirven ni aquietan al hombre. al silencio y le habla al corazón.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 25 DIOS HABLA Siempre es difícil escuchar. Todos los santos —los expertos en la escucha de la Palabra de Dios— nos cuentan que ellos empiezan a escuchar allá donde las criaturas ya no saben decir más y responden: “Aquí estoy. Dios es el que más habla y no solamente cuando truena. Señor. pero escuchar a Dios es más difícil todavía. solo Dios habla. Dios habla por medio de su palabra escrita —la Biblia— Dios habla por la oración. habla por la naturaleza. verdad y vida y su palabra son eternas. Dios es también “Verbum” es decir Palabra. al tálamo. habla que tu siervo o . Pasarán los cielos y toda la tierra pero mis palabras no pasarán. Dios habla. Al final y en definitiva habla por medio de su hijo hecho carne —el Verbum— Jesucristo que es único camino. Dios habla “multifariam multis modis… siempre y de muchas maneras. por su altavoz —el hombre—.

. El silencio es tan necesario como en la música. es tal y tanto el atolondramiento que nos ensordece. y escucha y escucha… y Dios habla y habla. Este mundo nuestro necesita silencio y serenidad. aturde y enmudece a la Palabra de Dios. porque solo Dios sabe y la Palabra es eterna. nisi serenas… No marco. no cuento más que las horas serenas… Porque el reloj sabe que la voz de Dios es dulce y suave.26 DECANOMÍA tu sierva escucha…” Y Dios comienza hablar y el hombre va agotando sus preguntas y se hace todo oidos. Cómo nos enseña aquel reloj de los foros romanos que lleva aquella inscripción: “Horas non numero.

exhaustiva. quieta. de belleza y de verdad porque solo Dios es todo esto. A veces sin saberlo nos responde por . El hombre es como una “HOMEOPATÍA”. total y definitiva. ante el orden agresivo y perfecto de la naturaleza.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 27 DIOS Y EL HOMBRE Es difícil descifrar el enigma y el sentido de la vida del hombre sin la clave de Dios. la causa o explicación de la misma y después de mucha osbscuridad al serenarnos un poco encontramos al final con Dios que comienza a responder y descifrar. la respuesta exacta. sistema curativo que aplica a las enfermedades y problemas sustancias iguales o parecidas a las que trata de combatir. Ante un fenómeno de la naturaleza. Siempre se pregunta y cuestiona el hombre ¿Qué haré para ser feliz? ¿Dónde está la felicidad? ¿Qué es y dónde está la verdad? Solo Dios tiene el material.…” Muchas veces ante un revés o desgracia el hombre pregunta y quiere saber el por qué. es como una cuña de la misma madera. la solución. Dice la canción religiosa: “Rios de Agua viva corren por mi ser…” Es el pozo y manantial de la Samaritana: “ Nunca tendrá más sed. Dice San Agustín que el hombre es una gran pregunta y solo Dios es su respuesta adecuada y exacta. ante la marcha de la historia. Nadie ni nada le puede apagar al hombre su sed de vida. de amor. si nos preguntamos seriamente y en verdad Dios comienza a responder por medio de la razón. ante el derecho.

de un amigo. con sinceros deseos de obtener solución y respuesta y ganas de aceptarla. se siente la mano y el “digitus Dei”. Dios siempre responde. de un libro. de un consejo. Cuando se pregunta y busca con ansias de saber. El hombre para resolver sus problemas y dar sentido a su vida necesita escuchar a un semejante suyo: Dios. . de una luz interior como sucede en las grandes y pequeñas conversiones. Reconociendo que necesitamos una respuesta. de una gracia.28 DECANOMÍA medio de la razón. que nos falta algo. Se empieza a ver claro el camino. Tanto San Agustín en el siglo IV como Martín Lutero en el siglo XVI experimentaron un parecido fenómeno de la naturaleza —un rayo le llevó a sendos amigos— y les hizo preguntar por el enigma de la existencia humana. Ambos preguntaron seriamente y Dios les contestó.

La Iglesia ejerce y cumple este encargo de una manera indefectible e infalible. contrasentido y utópico. la institución que más ha contribuido al progreso y al bién de la sociedad. ni ancho. Así la iglesia resulta ser. Hoy está de moda hablar de “católicos por libre” que viven al margen de la Iglesia o de “católicos agnósticos” o de “católicos pero no practicantes” o de “católicos contestatarios” nuevos títulos nacidos de la ignorancia religiosa pero que la sana filosofía y la lógica califica de absurdo. sino que es estrecho. Cuando la Iglesia manda. sino que busca nuestro bién aunque cueste o pataleemos. costoso y cuesta arriba. a pesar de todo. ni cuesta abajo. Cuando decimos y afirmamos que la Iglesia es infalible nos referimos al control que ejerce para evitar el error e impedir que la doctrina revelada sea deformada o cambiada durante los siglos. Ha prometido: “Yo estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos…”. El periplo y recorrido por la historia no es facil. fuera . prohibe o amonesta no pretende de ninguna manera molestarnos o hacernos daño. como los niños pequeños que lloran cuando su madre le quita el cuchillo o el vaso de veneno que pretende usar como juguetes.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 29 DIOS SABE MÁS Dios quiere que todos los hombres se salven. pero para salvarse es necesario creer y aceptar la doctrina de Cristo el único “Soterós y Salvador” de la humanidad. Para garantizar la fiel transmisión de la doctrina en todos los tiempos y todos los hombres fundó la Iglesia Santa que nos enseñará la verdad.

La Iglesia está llena y formada de hombres pecadores. El Papa —como todo hombre— puede tener faltas y pecados. Precisamente en la historia ha habido Papas que no han sido ejemplares. enseñando siempre a los hombres de una manera segura e infalible la verdad y el camino de la salvación.30 DECANOMÍA de este campo tanto la Iglesia como el Papa pueden equivocarse como cualquier otra institución o persona humana. . Infalibilidad no significa impecabilidad. Pecadores sí. pero infalibles.

Humilla hasta el polvo a los malvados y los malhechores. cura los corazones rotos y venda sus heridas. redentor y salvador de todos los peligros. a los que siguen sus máximas y programas dentro de las murallas —su Iglesia— y fuera mantiene la paz en sus fronteras y como ayer los sacia y alimenta con flor de harina la —Eucaristía— . defiende. El Señor sostiene a los humildes. Página tras página nos va enseñando y recordando como el Señor reconstruye a su pueblo Jerusalén. a los que le invocan. defiende.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 31 DIOS SALVADOR Entre los muchos y variados títulos que la Teología otorga a Dios aparece “Salvador” “Soterós en griego” por ser Dios el único y verdadero liberador. Protege. de toda clase de males y también de la muerte. La biblia nos habla de la historia de la salvación y nos muestra a Dios como “salvador”. su pueblo en el tiempo antiguo y ahora en el nuevo. El refuerza los cerrojos de las puertas y bendice siempre a sus hijos a los que se fian de El. sana y salva a su pueblo de Israel en el Antiguo Testamento y ahora en los tiempos definitivos y últimos del Nuevo Testamento protege. reune a los dispersos de Israel. sana y salva de todos peligros y miserias al pueblo cristiano. pecados. El cubre las nubes de cielo y va preparando la lluvia para hijos de la tierra y luego hace brotar la hierba en los montes para los ganados 0y sus crias.

su modo de vivir. Dios quiere la salvación para todos los hombres y para todos los tiempos pero se encuentra con la barrera de la libertad de cada hombre y de cada mujer. El anuncia a su pueblo salvación. Dios les anuncia su palabra —su Evangelio.32 DECANOMÍA El arroja el granizo como migas de pan y con el frio las aguas se congelan. su filosofía. A los que libremente quieran. a los que se bautizan. envia luego el sol y se derriten. a los que quieran libremente aceptar la salvación. sus decretos. . sus leyes. A los que no quieren. Dios —Salvador y Soteros— es el único que puede dar una oferta válida para todos los hombres. a los que viven conforme a sus leyes. a los otros pueblos no dan a conocer sus mandatos porque tienen otros salvadores. su política. a los que lo aceptan. su programa. su cartamagna. a los que quieren ser sus hijos. hace soplar los vientos y las aguas vuelven a correr. a los suyos.

La segunda creación del género humano es paradójica. plena y abundante.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 33 EIN NEUES LEBEN Un titular alemán que quiere decir: “Una vida nueva”. natural. sino la fuerza de la nueva vida hablará por vosotros y os defenderá”. . La primera creación o vida es finita y mortal. Todos los hombres y mujeres santos. que son los que entienden y saben de una y otra vida. También nos habla de dos muertes: una necesaria para la primera creación y otra posible para la segunda creación. muy ajustada a la botánica y a la zoología pero necesariamente acaba con la muerte. “No hablareis vosotros. “Atención. La segunda creación o vida es infinita y eterna. notas o características de la “Ein Neues Leben” de la nueva vida. hedónica. La primera vida asépticamente es buena. El Dueño y Autor de la vida cuando habla de su obra de arte “La vida” nos enseña y advierte que hay dos clases de vida o dos creaciones para los humanos. humana. No es naturalmente fácil. de milicia y de gracia. chocante. vieja. os envío como ovejas en medio de lobos”. Recuerdo ahora y escribo unos cuantos rasgos. que vence a la muerte y es eterna. nos recuerdan que ellos solo tienen miedo a la posible segunda muerte y así nos dejan para la historia frases y páginas lapidarias y elocuentes: “No quiero que mi vida sufra dos muertes”. “Das Leben ist so” La vida es así.

Mateo 10. . “En la andadura de esta nueva vida o “modus vivendi” hasta los pelos de vuestra cabeza están controlados y contados”. (S. ese perderá la vida nueva y solo el que pierda la vida vieja ganará la vida nueva y eterna”. “No es una vida cómoda ni de paz. “El que se empeñe en conservar y ganar la vida vieja.16). sino de guerra y de fuego contra la vida vieja”. “El que no abandona la vida vieja —hedonismo. sino a los que puedan arrojaros a la segunda muerte”.34 DECANOMÍA “Os perseguirán viviendo esta nueva vida y podeis marchar a otros lugares y ciudades”. botánica y zoología— y se abraza a la cruz —símbolo de la nueva vida— no es digno de la nueva vida”. al hijo o a la hija que al Dueño y Señor de la nueva vida. “No tengais miedo a los que causan la primera muerte. no es digno de esta vida”. “Quién ama mas al padre o a la madre.

la buena marcha. otras leyes y así jamás podrá ser feliz. el buén hacer. me marean. Pretendemos que un coche corra con ruedas cuadradas. le echaré “mantequilla” en los engranajes y “champán” en el depósito. así que cuando “mi máquina” necesite esto. es necesario cuidarla y alimentarla con unas determinadas marcas de “engrase” y de “gasolina”. . el bién está en la guarda de los mandamientos. Cuentan de un “hijo de papá” “de un hijo bien” de nuestra sociedad de hoy que se fue a comprar “una máquina” “un buen coche”. a mí la grasa y gasolina me dan náuseas.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 35 EL CÓDIGO DE LA FELICIDAD Aunque no queramos aceptarlo toda la creación y por supuesto el hombre ha salido de las manos del “Creador-Dios”. Dios sabe más y tiene sus planes sobre la creación. Los hombres hemos salido de las manos de Dios “buen Creador y vendedor” como una buena máquina y para que el hombre —máquina preciosa— marche bien. el vendedor le dijo para que “aquella buena máquina” marche. Contestó el vendedor “pobre máquina mía” así nunca funcionará. me provocan vómitos. después de elegirla. Contestó “el hijo de papá”. el buén rendimiento. Intentamos coger agua con cacharros. le impuso unos “mandamientos” “unas leyes” —determinadas grasas y gasolinas— pero si no las cumple. el amor. ande y dé buen resultado. La felicidad. El hombre busca siempre otras sustituciones. porque buscamos la felicidad en las cosas donde no se halla. es como pretender que el buen coche “ande con mantequilla y con champán”. sea feliz.

Aquello no puede marchar. La felicidad fisiológica. El fabricante y vendedor de la “lavadora” tiene el programa para que aquello lave y funcione: botones. la felicidad animalesca. Si seguimos las instrucciones del vendedor aquel artefacto marcha. San Agustín en su juventud corrió tras los placeres y honores y sintió que estos produjeron hastío en su corazón y al verse vacio de Dios reconoció que debería aspirar a cosas mayores y exclamó: “Nos hiciste. Señor. La auténtica y verdadera felicidad solo se alcanza con la fidelidad en la guarda de los mandamientos o leyes divinas que constituyen el “Código de la felicidad” Los mandamientos obligan a todos los hombres de todos los tiempos y lugares por el hecho de ser hombres. Dice el libro del Deuteronomio 11. para Ti e inquieto está nuestro corazón mientras no descansa”. 26-28. agua y tambores. De lo contrario al pulsar un botón mal sale la ropa y el jabón cuando pidamos agua y viceversa. . la felicidad de animal sano se puede conseguir de muchas maneras. jabones. “Ved que yo os pongo hoy delante bendición y maldición: la bendición si cumplís los mandamientos de vuestro Dios y la maldición si no los cumplís”.36 DECANOMÍA Dios es el único dueño de la “lavadora”.

grabado y escrito claramente en su misma naturaleza por el mismo Creador. a la suerte ni para que ande por libre. puede cumplirlas para su bien o no cumplirlas para su perdición. Por esta ley la tierra da vueltas alrededor del sol. ciegas. fijas e inviolables. las plantas. Este es el camino para todos los hombres de todos los colores y en todos los siglos sin excepción. Cuando la sensatez y la serenidad llega a uno en medio de la existencia y a lo largo de los siglos. El Señor responde: “Si quieres entrar en la vida —vivir— guarda los mandamientos”. El fin del hombre —o quehacer en la tierra— no se le busca él mismo ni lo inventa sino que le viene impuesto. a la deriva. El Sabio-Creador ha ordenado —ley eterna— todas las cosas de modo que cada una cumpla su fin: los minerales. uno se pregunta como aquel joven del Evangelio: “Señor. Entonces ya no existimos ni vivimos para ninguna otra cosa que no sea ese fin del hombre: dar gloria a su Creador. los animales. Para unos son leyes físicas.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 37 EL HOMBRE Y LA LEY DE DIOS El hombre no está puesto en la tierra al azar. . Lo peor y el único mal para el hombre será el torcer ese fin o no conseguirlo. Los hombres cumplen esas leyes dentro del marco de la “libertad”. Todo es bueno o malo según nos ayude o nos estorbe para alcanzar ese fin. biológicas. a la casualidad. que tengo que hacer para alcanzar la meta y ese fin?. Tiene un quehacer concreto y unas normas o leyes que como todos los seres de la naturaleza. los hombres.

el hombre siente remordimientos cuando ha hecho algo mal. . Dios nos ha regalado o revelado los “diez mandamientos o Decálogo” donde explicita la ley natural. Por este motivo y para mayor facilidad y para que todos los hombres puedan conocerla con firme certeza y sin ningún error. válida para todos los hombres en todos los tiempos. doble y único: “Amar a Dios con todas nuestras fuerzas y amarnos los unos a los otros”. La ley natural escrita y grabada en la naturaleza humana es libre y violable. La ley natural es difícil de conocer. Es universal. los deberes esenciales y fundamentales inherentes a la persona humana. último y definitivo. culmina y acaba toda la ley con “El mandamiento nuevo del amor”.38 DECANOMÍA las plantas dan flores en primavera. Cristo perfecciona. Nuevo. Es inmutable por no poder cambiarse.

o un ciclo. Irán palpando que la diferencia no es solo de grado sino sustancial y óntica. Los sabios humildes no dudarán en calificar al hombre como un milagro. A veces dicen “Eureka” aquí está y le resulta ser un hallazgo de un fósil de un burro o de un chimpancé. o un anillo. al Homo Habilis. Lo saben todos los científicos. al Homo Erectus.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 39 GRANDEZA Y DIGNIDAD DEL HOMBRE Es lógico que tanto filósofos como físicos y cualquier ciudadano de a pié intente definir y opinar sobre “quididad” “esencia o ser del hombre”. al Hombre de Orce y Atapuerca. filósofos y sabios pero la soberbia —vieja y nueva— les impide empezar por el principio y reconocer y aceptar al Creador. un misterio y un regalo de Dios a este planeta. al Homo Sapiens. Todo es antropocéntrico y teocéntrico. al Pithecantropus. Así pasan los siglos manipulando. al Homo Pekinenses. Dueño y Señor del hombre. es decir. Todo ha sido creado para la bondad del hombre. mareando la perdiz y matando la culebra y los antropólogos. astrofísicos. Materia y espíritu. Siguen mareando y cansando a los carbonos y nitrógenos. dando vueltas y vueltas. al Australopitecus. Al final todos se verán sorprendidos al descubrir que el hombre es más que un animal y mucho más que un animal racional. o eslabón. filósofos y palentólogos al final pierden el tren o le falta una pieza del rompecabezas. . en su esencia y constitución. al Homo de Neanderthal.

40 DECANOMÍA Es imposible someter a experimentos y a relojerías y análisis lo que es espiritual y divino. devenir. . Dios lo tiene claro y sabe lo que ha hecho y lo que vale. No hay otro camino ni estudio para poder ir al reto e interpelación de la grandeza. hominoides. cálculos y espectros. realidad y verdad del hombre con todas las consecuencias. simioides y orangutanes. Hay que dar un salto cualitativo y estudiar al hombre desde el plan de Dios y con los ojos del Creador del hombre. Es un simil perfecto de Dios. El hombre es una criatura —obra de arte— con orígenes y metástasis divina. Es un compuesto y combinado sico- somático. Pero es un error grave que envilece. dignidad. Siempre está bien el estudio y la investigación seria y santa. progreso y fin en medio de los dignos homínidos. Es la imagen y semejanza de Dios. empequeñece la grandeza y dignidad del hombre —la vida humana es sagrada— el pretender buscar el origen. pero a donde no llegan es a intentar manipular el espiritu o la sijé. primates. Es hijo de Dios. rebaja. Ya lo somático o animal les escapa de sus análisis físico-químicos. catarrinos.

definiciones y opiniones de filósofos. hacen depender al hombre de Dios como algo humano-divino y otros que los consideran totalmente independiente. Aristóteles. Trajano. Hitler. San Agustín. San Tomás de Aquino. Rousseau. es decir. Stalin. Nerón. Sócrates. Moisés.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 41 HOMBRES ¿QUIÉNES SOMOS? Desde que el mundo es mundo el único que puede dar una opinión o hacer un análisis ante el espectáculo del hombre es el mismo hombre. siempre se dividen globalmente en dos grandes grupos: unos que relacionan. las teorías. Hobbes. Nos recuerda la sana metafísica que los dos grupos no pueden tener razón igualmente o es blanco o es negro. un “factum”. Juan Pablo II. subordinan. hombres de a pié. Dice el sentido común que todos estos no han fabricado la “criatura el hombre” sino que simplemente se encuentran con el misterio del . sabios. Recordemos a modo de “Flasch” y de ejemplo a algunos personajes históricos y que opinión han dado sobre “el hombre” y leamos los distintos y variados resultados y las felices y funestas secuelas que han marcado la trayectoria de la historia según se decanten por una opinión o por la otra: Abraham. Voltaire. El hombre es un “genitum”. científicos. un número. una cosa. Las cámaras proyectadas sobre el “hombre” a lo largo de la historia de la humanidad. Kant. una nada un producto. religiosos. unos aciertan y otros no pueden acertar. con autonomía total y desligado de Dios viéndolo como un objeto.

cobrizos. a hablar. es lógico. Todos opinan. en todos los continentes y puntos cardinales y lo repetirá hasta el fin de los siglos en tierra. . qué somos y a donde vamos. amarillos. a revelar. exhausta y acabada noción sobre el hombre.42 DECANOMÍA hombre y se atreven a dibujarlo. pigmeos. mar y aire: Venimos de Dios. a saber y dar una definitiva. barruntan pero no aciertan. Sin embargo Dios ha hecho al hombre —es su obra— su criatura— y tiene derecho a desvelar. a decir. ¿qué puede decir y definir el hombre rudo e ignorante sobre la Teoría de la relatividad de Einstein? ¿O sobre la maquinaria y funcionamiento de un reloj sino es relojero? O sobre la manera de hacer una tomía de apendicitis sino es médico? Dios lo dijo hasta la saciedad para que lo entiendan toda la tierra. vamos hacia Dios. en el Antiguo y Nuevo Testamento. Todavía hoy claramente nadie ni nada ha explicado de donde venimos. Dios no tiene otra razón para crear ni el hombre otra para existir. pintarlo y definirlo. blancos. somos de Dios y esto no se puede acabar.

Multitud de ensayos.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 43 HOMO También la Teología siente curiosidad ante el enigma y el misterio del hombre. Otros hay que lo identifican con “el mono”. opiniones y definiciones hubo y habrá que barruntan y demuestran que no hay respuesta a esta pregunta. Por eso en una de sus tesis de trabajo se pregunta: ¿Quid est homo? ¿Qué es el hombre…? Evidentemente que acompaña y aporta material a la filosofía. Nietsche habla del hombre “como una enfermedad del hombre”. Blas Pascal describe al hombre como un “ser frágil que sabe que va a morir”. La última palabra y también la primera la tiene la Biblia cuando . Es capaz de interrogarse a si mismo. pergaminos y tinta se han gastado por definirlo y encajarlo. es el único ser capaz de amar o no amar. La Teología echa mano de la Biblia e intenta dibujar al hombre con solemnidad. a la biología. papiros. dignidad y altura y desafia a todas las ciencias con su teoría firme. Los antiguos califican al hombre como “un animal razonable y político”. “Santa Catalina de Siena lo encomia” “como el arte que tiene en sí la razón”. Jean-Paul Sartre le califica de “pasión inútil”. Desde que apareció el hombre sobre el planeta. válida y fuerte el hombre es “imagen y semejanza de Dios”. Alguien lo ve como “un gusano sobre una corteza de queso”. Modernas doctrinas comparan al hombre con “un número o una cifra”. seria. Dotado de entendimiento y voluntad y con un alma libre. a la neurología y a la genética en la frenética búsqueda en saber algo sobre el hombre.

Pero también la Teología tiene sus “terras ignotas” o lugares obscuros. Dios no es visible ni comprensible por eso sigue buscando hacia abajo la imagen y semejanza de Dios en los hombres —lo divino del hombre y hacia arriba los vestigios. la imagen y semejanza del hombre en Dios —lo humano de Dios—. . la huella.44 DECANOMÍA nos definió al ser humano en sus primeras páginas “creado a imagen de Dios”.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 45 HOMO IN VIA En Teología se estudia que la vida terrena es el único tiempo de merecer. El hombre siempre necesita la gracia —un impulso divino— para obrar el bien y llevar una decente vida moral. siendo la gracia absolutamente necesaria para realizar acciones sobrenaturales. en el camino de la vida debe mantener una contínua lucha ascética para que su voluntad persiga su verdadero fin que es Dios. El hombre mientras está “in via” es decir. La ayuda de Dios —la gracia— es absolutamente necesaria para llevar a cabo actos de orden sobrenatural. en el estado actual de la naturaleza humana es . aquellos que por su misma esencia exceden totalmente las posibilidades de la naturaleza humana. pero en el estado actual es más pecable y falible por la disminución de sus fuerzas a causa del desorden original. es decir. Esta necesidad se ha acentuado después de la cita original por el desorden que ha introducido en el hombre el “fomes peccati” o concupiscencia que es una tendencia al mal y una dificultad para hacer el bien. Ahora sin la ayuda de la gracia o auxilio divino no puede evitar pecar y hacer el mal. Ningún hombre podrá obrar el bien —aun el natural— a espaldas de quien es la fuente de toda bondad. El hombre nunca fué impecable ni en el estado de justicia original ni después de la caída. Pero para merecer y ganar hay que luchar. En conclusión.

los sacramentos. Los medios de siempre que tiene el hombre para vencer ahora “in via” son los mismos desde el comienzo: la oración. Nos recuerda el Concilio de Orange en el año 529: “El libre albedrio de la voluntad debilitado en el primer hombre no puede repararse sino por la gracia del Bautismo y las gracias sucesivas”. la Eucaristia. de los ángeles y de los santos. la mortificación. . la intercesión de la Santísima Virgen.46 DECANOMÍA también moralmente necesaria para llevar a cabo actos naturalmente buenos aquellos que cada hombre es capaz de realizar por si mismo y son sus solas fuerzas naturales.

El hombre del siglo XX retorna y vuelve cansado de la experiencia sin Dios. Como respuesta a los tirones de Dios se adhiere alocadamente a toda clase de sectas y busca ansiosamente soportes y pilares religiosos y espirituales. Señor.1). El deseo de Dios está inserto en el corazón de todos los hombres. Homo religiosus” un ser religioso. sino la gente alejada y desnortada como buscando algo seguro y como husmeando lo que dice ahora la Iglesia. El hombre de todos los siglos es por naturaleza y por vocación un: “Ens religiosus. Por eso el hombre como Dios es amor y está destinado al amor. 1. El hombre está llamado al “endiosamiento bueno y a la comunión con Dios”. Leemos en la Gaudium et spes: “Sin el Creador la criatura se diluye”. El Nuevo Catecismo no lo han comprado la gente de Iglesia. nos movemos y existimos”. los arrebatos de entusiasmo y las profundas ansias de Dios. e inquieto está nuestro corazón mientras no descansa en Ti” (Conf. Nos recuerdan los Hechos de los Apóstoles: En Dios vivimos.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 47 HOMO RELIGIOSUS Al hombre del siglo XXI se le notan también las ganas. Dios sigue atrayendo hacia Si al hombre como a un imán y solo en Dios encontrará la única respuesta. El hombre ha sido creado por Dios y para Dios. Nos enseña San Agustín: “Nos has hecho para Ti. Todas las creaturas amadas por Dios poseen una semejanza con Dios especialmente el hombre. .

. herético y falso dualismo nos responde San Agustín: “Dios que te creó sin ti. ni gracia. yo no soy tu Dios…” El hombre busca salidas para su vida pero no le cuadra ninguna clave. ni Dios— y por otro lado se respalda en un inoperante luteranismo que le lleva a sentirse impotente y sin arreglo si Dios no lo remedia — dejar a Dios que vaya haciendo— Ante este viejo. no te salvará sin ti…” Salvación del hombre quiere decir conjunción del querer de Dios y del querer del hombre.48 DECANOMÍA Cuando San Agustín pretendía adorar como dioses la belleza de los seres naturales el mar le contestó: “Agustín. Sin Dios no le encuentra sentido ni norte a su vida después de esforzarse y fatigarse en la subida se encuentra de nuevo en el suelo y así continuamente. Nunca le fué fácil al hombre el vivir según el querer de Dios y por eso siempre se refugia y cae en un natural y simple pelagianismo que le anima a imaginarse que él puede salvarse solo sin la ayuda de nadie —ni perdón.

etc. La ley es la participación y realización de la ley eterna en toda la naturaleza. entre los padres y los hijos. De estos principios podemos sacar conclusiones más concretas y ciertas que están mandadas y prohibidas por el Divino Legislador. Evidentemente es una ley universal. mientras que el hombre participa de ella conforme a su naturaleza racional y libre. No cabe dudar por ejemplo de que está prohibido: el odio a Dios. etc. No admite epiqueyas o interpretaciones benignas. la calumnia. la blasfemia. inmutable y válida en todo tiempo y lugar. La Ley de Dios es la ley eterna que es el plan de la divina Sabiduría para conducir a su fin a toda la creación y sobre todo a la creatura racional: el hombre. etc. Dios logicamente no tiene imprevistos y todo lo ordena y gobierna bien. el falso testimonio. Se basa en la misma naturaleza del hombre y en sus relaciones esenciales: relaciones del hombre y Dios. Los principios básicos. . entre el hombre y el hombre. entre los cónyuges. en la Iglesia. en el Estado. en la familia. la prohibición de la defraudación del salario justo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 49 LEY ETERNA Los hombres tienen sus leyes y Dios obviamente también tiene su Ley.. la idolatría. mínimos y fundamentales de la ley eterna suman así: “Hacer el bien y evitar el mal” “No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a tí”. el homicidio. Las criaturas irracionales participan de la ley eterna de una forma ciega y necesaria. relaciones esenciales en la comunidad. La ley natural es la misma ley eterna grabada en todos los seres e impresa en la misma naturaleza del hombre.

50 DECANOMÍA Solo el hombre —dentro de toda naturaleza— puede rechazar o errar en el conocimiento de la ley eterna al estar herido por el pecado original. . Siempre está inclinado facilmente a ver como falso o dudoso aquello que no quiere que sea verdadero. Ante la ley eterna —cualquiera que sea la situación del individuo— no le queda otra alternativa que aceptarla y obedecerla y nunca discutirla. obcecado y debilitado por las pasiones personales.

La ley mosaica contiene. la Ley. traía en sus manos dos tablas de piedra y en ellas estaba esculpido el Decálogo. Al tercer día que era “Pente-Costés” o sea 50 dias. Ley mosénica. descendió de allí para comunicar al pueblo de Dios. jornadas o pedazos de tiempo transcurridos desde la liberación de la esclavitud egipcia. comenzaron los relámpagos a rasgar las nubes y a tronar temerosamente. El caudillo del pueblo era Moisés y Dios le ordenó que el pueblo se purificase durante dos dias y se dispusiera a recibir la Ley. conocido también por Ley mosaica. o simplemente por Ley de Moisés. la Decanomía. como mandato.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 51 LEY MOSÉNICA A la ley de Moisés o Mosénica le precede la ley natural que es tan antigua como el hombre. Era una manifestación e que Dios iba a promulgar al pueblo los Mandamientos. . Ocurrió unos 1. Moisés después de 40 días que estuvo en el monte. libertado de Egipto. el Decálogo. una nube muy densa cubrió el monte y se percibía un sonido muy fuerte. sin embargo. en sustancia toda la ley natural. El pueblo judío recibió el Decálogo como la Ley de Dios. querer y voluntad de Dios y en su observación y cumplimiento radicaba el amor y la fidelidad. llegó después de 47 dias de camino a la falda del monte Sinaí. precepto.500 años antes del nacimiento de Cristo: el pueblo de Israel.

poniéndo las obras como prueba y distintivo del amor.52 DECANOMÍA Más tarde lo ratificaría Cristo: “El que me ama guarda mis mandatos”. Después de 40 años por el desierto ya a las puertas de la tierra prometida Moisés le recuerda al pueblo olvidadizo por medio del “Deutero-nomio” .

la envidia. Dice un antiguo libro de leyes llamado Deuteronomio: “Responderás a tu hijo: estas son las normas. el desprecio. No deroga la ley antigua. En la ley antigua Dios impuso al hombre una Ley o Torá que era una norma reguladora de la vida. para su adiestramiento y guia. de cualquier casuística y de la vana e hipócrita observancia exterior. El principio y fundamento de la ley nueva es el amor. el odio. La doctrina de Cristo penetra hasta la raiz. que va más allá de la letra de la ley. Exige una justicia superior: “Si vuestra justicia no sobrepasa la de los letrados y fariseos no entrareis en el Reino de los Cielos…”. Cumplir quiere decir “observar” “llevarla a la perfección” “hasta la raiz” “adherirse interiormente”. sino que da cumplimiento hasta la última coma o tilde. La ley nueva completa y perfecciona la ley antigua. pero Yo os digo: Todo el que está peleado con su hermano será procesado. La ley nueva suena así: “Pero Yo os digo…”. el corazón y el espíritu de la ley. Habeis . Se puede matar también al hermano o al prójimo con la cólera.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 53 MAS ALLÁ DE LA LEY La historia de la salvación de la humanidad se divide en dos grandes etapas o economías: una la ley antigua y otra la ley nueva. Habeis oido que dijo a los antiguos “no matarás”. Nos advierte la Escritura: “Misericor- dia quiero y no holocaustos…” “Circuncidad vuestros corazones…”. la ira. mandatos y decretos que nos mandó el Señor Nuestro Dios… para que siguiéramos con vida…” En la etapa nueva Cristo reinvindica para sí y sus discípulos plena libertad incluso frente a la ley.

por eso. Sin embargo la ley nueva del amor excluye cualquier forma de venganza y de violencia. aún el peor. Habeis oido que se dijo: amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. el convencimiento. pensamientos e intenciones. penetra en nuestro interior incluso en nuestros deseos. superando toda la rigidez. pero Yo os digo: amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen. La ley nueva o evangélica no se limita a juzgar los actos puramente externos. ya ha sido adúltero con ella en su interior. No se puede responder a la violencia con violencia. el acuerdo. Esta ley nueva y definitiva llega así al corazón mismo de la ley que es la justicia. . frialdad y exterioridad de la ley. el diálogo. también tú debes amarlo.54 DECANOMÍA oido el mandamiento: No cometerás adulterio. El amar al prójimo y odiar al enemigo estaba incluido en la ley de Talión. es hijo de Dios y amado por El. pero Yo os digo: el que mira a una mujer casada deseándola. la misericordia y la fidelidad. Todo hombre. sino vencer la violencia con el amor.

ley y de “logos”. .000 veces mayor que la tierra. el globo de la tierra ofrece para su recorrido un cinturón de circunferencia de 40. La mayor estrella conocida es 8. la tierra ha de girar en torno del sol 365 días y sobre su eje en 24 horas. así el sol alumbra. pero non complille… Los hombres seres racionales y libres se rigen por medio de leyes morales y también físicas con voluntad libre.000 kilómetros… y todo esto ha de contemplarse y observarse con exactitud… no vale aquel astuto adagio: Obedecelle. y su observancia es digna de premio y su transgresión será castigada. el fuego calienta.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 55 NOMOLOGÍA “Nomología” del griego “nomos”.000 billones de veces mayor que el sol. la luna describe su órbita en torno a la tierra en 27 días. es el tratado o estudio de las leyes. inflexibles y fijas. Un gran porcentaje de nuestros males físicos y sufrimientos síquicos tienen su origen en la transgresión de las leyes físicas y morales por parte del hombre.300. En el planeta tierra los seres privados de razón se rigen por medio de leyes físicas. estudio. La velocidad de la luz 300.000 trillones de estrellas que existen en el Atlas del Cielo? El Sol es 1. ¿Quién ha hecho las 200. tratado.000 km. por segundo no puede superarse.

inteligencia y poder supone esta estructura del universo? . Si dos palos en forma de cabaña requieren la inteligencia de un hombre.56 DECANOMÍA El astro más lejano de nosotros “QUASAR” está a 15.000 millones de años-luz. ¿qué sabiduría.

la primera semana santa. la hora crucial. al año uno. la hora fijada para constituir el “Nuevo Pueblo”. Un nuevo pueblo de hombres y mujeres. . alianzas ni novedades. ya no habrá mas pactos. un jueves santo al anochecer de aquel día cuando se une el Cielo con la tierra. Pensando Cristo en el momento histórico. el nuevo pacto. Pueblo incorruptilbe. yo diría que se trata de un pueblo novísimo y ultísimo. linaje escogido. definitivo y eterno. ardía su corazón que en latín se expresa con un redoble. Ya sabemos que todo parto es enfangoso y con sangre. sin sectarismo. Es mal sonante a los oido incluso de los no retóricos: “Deseé con deseo. nervioso y con ganas y ansiedad de sangre. enfático e iterativo lenguaje cacofónico con verbos. adverbios y calificativos sin regla gramatical —magno desiderio desideravi— con gran deseo he deseado esta hora.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 57 NUEVO PUEBLO Es una gozada incomparable y un nuevo mediterráneo el leer y releer el segundo capítulo de la Constitución —Lumen gentium— del Concilio Vaticano que habla del Nuevo pueblo. negligencia y debilidad humana sino que se palpa claramente la astucia diabólica por ser más viejo y más sabio. comí la comida o subí la subida”. la nueva alianza. Dejemos la sintaxis. sin capillitas y sin fronteras el tenerlo olvidado y enterrado en una biblioteca encierra tanta gravedad y ceguera al pretender ocultar un documento que ilumina mas que el sol. Sin partidismos. Para esta clase de errores y males no es suficiente buscar la causa en el olvido.

Vale la pena releerlo. . de todos los colores. de todos los tiempos y naciones. de todos continentes. con lazos y categoría de hijos de Dios —menudo mediterráneo— y dirigidos solo por la ley del amor y al final el Cielo.58 DECANOMÍA sacerdocio real. nación santa. ponderarlo y considerarlo. Este documento “lumen gentium”. pueblo de adquisición. es demasiada luz. demasiada miel y nos endiosa a rebosar. donde la Cabeza es Cristo. todos los hombres y mujeres.

es tradición y es progreso. cuerpo y vida en los hombres de todos los tiempos y edades. La doctrina cristiana es una doctrina “encarnada” que se hace carne. Nuestro siglo también se va a caracterizar por la falta de formación e información y por la ignorancia de la doctrina. sofismas. Tenemos una advertencia segura. Cualquier cristiano que se acerque a escudriñar lo —Nova et Vetera— que contiene este depósito irá descubriendo por si mismo la antiguedad.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 59 NOVA ET VETERA La doctrina cristiana es una verdad siempre vieja y siempre nueva. catequesis. los Santos Padres y Teólogos que a lo largo de la historia han ido haciendo sus exposiciones. Fielmente custodiada por la Iglesia y que nunca podrá cambiar sustancialmente. . medios y argumentos en la dura tarea de la conservación y transmisión de la doctrina. predicaciones. También hoy tenemos que usar todos los nuevos y modernos métodos. fiable y garante: “Mis palabras no pasarán…” Siguen siendo válidos los argumentos y métodos empleados por los primeros cristianos. la grandeza y riqueza de este legado. lecturas y defensas de la verdad. la novedad. catecismos. La doctrina es alfa y omega. Da seguridad a la fe y a la vida. Es como un depósito o baúl de donde el —Pater-familias— va sacando sus tesoros y sus cosas —Nova et Vetera— lo viejo y lo nuevo. La verdad permanece siempre la misma e inmutable. es principio y fin.

La Teología especial ofrece y desarrolla los grandes temas “De Fide” donde estudia la realidad sobrenatural de la fe y su necesidad. posibilidad.60 DECANOMÍA La Teología fundamental y básica expone los grandes te- mas y tratados de “Vera Religione” donde se discute y estudia so- bre la existencia. Busca la razón. Finalmente habla de los últimos dias del hombre sobre la tierra y de la realidad de la vida futura en los libros “De sacramentis et novissimis”. En los tratados de “Deo creante et elevante”se habla de Dios creador y salvador de todos los hombres. En los tratados de “Ecclesia Christi” aposta por la existencia y esencia de la Iglesia fundada por Cristo. verdad y falsedad de las religiones. De la Navidad o encarnación de Dios en la tierra se ocupan los volúmenes “De Verbo incarnato”. cantidad. el origen. Habla sobre la esencia y existencia de Dios en las disciplinas de “Deo Uno et Trino”. las fuentes de la doctrina en las “Fontibus Theologicis” que son la Sagrada Escritura y la Tradición. Los tratados de “Deo santificante et gratia” ofrecen los medios que hay que usar para lograr la salvación. . la causa.

El hombre solo —sin la gracia— no consigue entender bien ni cumplir las exigen- cias de la ley natural y además cae con facilidad en toda clase de aberraciones y errores morales. Para conseguir estas dos columnas o medios: doctrina y gracia. Son conclusiones inmediatas de la ley natural. El hombre para salvarse necesita no solo conocer la voluntad de Dios —la doctrina— sino que tiene que ser ayudado para cumplirla —la gracia—. . El hom- bre no puede cumplir en su integridad y acabadamente la ley natural con las solas fuerzas naturales. los hombres siempre encuentran dificultades —nunca son fáciles ni están predispuestos— por la concupiscencia derivada del pecado original. En el estado actual del género humano. Por la misma razón de naturaleza caida el hombre necesita —la gracia— como ayuda para cumplir la ley natural. Dios tiene un querer y un plan que es salvar a todos los hombres. el hombre para conocer con facilidad. con firme certeza y sin ningún error la ley natural y todas las verdades religiosas y morales que de por sí no se hallan fuera del alcance de la razón. pero el hombre no puede salvarse sin más y por libre. necesita la Revelación divina.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 61 PLAN DE SALVACIÓN I Todos los hombres tienen un reto que es la salvación eterna. Dios comunica al mundo como doctrina —el Decálogo— que es la parte de la ley divino-positiva y que contiene todos los preceptos de la ley natural de un modo implícito o explícito.

62 DECANOMÍA En definitiva. a ciegas. para salvarse los hombres no pueden andar a tientas. . por libre y con autonomía sino recorrer el camino de la Nueva Ley y de la gracia que le da seguridad. luz y fuerza.

sin hacienda. nos ha ingresado desde la tierra. sin peligros y sin pudrirse. construye. Poco piadosa. enhorabuena —allí le ofrecieron como tienda y habitación para toda la eternidad sin posibilidad de mejora una chabola plastificada y con goteras. en mucho o en todo para edificar y merecer su casa. Amontonad y almacenad tesoros. poco rezadora. invierte. sin ladrones. todas las soluciones. poco practicante. Los tesoros de Dios —el amor y su misericordia— son insondables e inconmensurables— sabiduría y amor infinitos— son un mar sin orillas y sin fondo. final. se murió —por la grande misericordia de Dios llegó al Cielo. su herencia y su morada en el Cielo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 63 PLAN DE SALVACIÓN II No existe mas que una salvación seria. por poco. se empeña. sin polilla. se hipoteca en algo. vivía en grandes palacios y jardines con toda la clase de servidumbre. Ante el pataleo y regaños de la buena señora le contestaron los agentes y constructores del Cielo: Señora. Había una señora de bien en este planeta azul. bienes y riquezas allá donde vais a estar por toda una eternidad y además estarán segurísimos y rentables sin impuestos. definitiva y eterna. señora. relativas arreglan y remiendan algo solo para ir tirando. divisas e imposiciones que Ud. era mas o menos piadosa y practicante. poco santa. El que al final se salva. ofertas y salvaciones que el hombre se va procurando son efímeras. esto es todo lo que hemos podido prepararle con las aportaciones. .

. infinitamente más que todas las madres juntas —y mira que nos quieren nuestras madres—.64 DECANOMÍA Cuanto mas nos entregamos a Dios-Padre como hijos más le conocemos y más le amamos y más nos ama El. Este es el único plan de salvación corresponder como hijos hasta la locura al amor de Dios-Padre.

perfecto y acabado plan de Dios: orden. muerte. El alma está sujeta a la ignorancia. salvación. perdición e infierno. al rebelarse contra Dios todo se puso en contra de los hombres. El hombre rompió sus lazos y su intimidad con Dios pero también con la tierra y con los animales. santidad. El diablo como la —simia Dei— la perfecta mona de Dios siempre hace cosas parecidas a las que Dios hace. vida achatada y animalesca. Fuera del plan de Dios es lo mismo vestidos que desnudos siempre damos vergüenza y risa. vida eterna y cielo. a la concupiscencia y a la debilidad de la libertad. tristeza. pecado. Hay rebeldía del cuerpo que reclama sus fueros perdidos. Podemos a modo de “Flash” recordar todos los elementos. Ahí está el plan paralelo: desorden. alegría. planear y programar según su poder y sabiduría. . sabio. gracia. Con el plan de los hombres se siente vergüenza de vernos desnudos. Está ahora el cuerpo sujeto a toda clase de enfermedades y de muerte. ingredientes y resultados fruto de la maquinación del hombre que antes no tenía con el plan de Dios.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 65 PLAN DE LOS HOMBRES Con corto y meridiano pero suficiente conocimiento podemos hoy los hombres conocer y saber el querido. Pero los hombres —empujados por el diablo— intentan corregir.

oración. El posible arreglo de este engaño y tragedia —apocaptástasis o restauración— es el fundamento de la religión: encarnación. Ahora ya los hombres no tienen —con fallidos planes— facilidad para el bien sino que es “un conjunto” —sui generis— de todo esto. sudores y la tierra con espinos y abrojos. penitencia. gracia. vigilancia y ascética cristiana. por eso fué el que quedó peor.66 DECANOMÍA Alejados del dulce y quieto paraíso a cambio de trabajos. . Y a ti —mujer— afligiré tu preñez con muchos males y dolores. Tú —serpiente-diablo— ahora capitidisminuida y rastrera no levantarás el vientre de la tierra.

la redención exhaustiva que ofrece Dios. definitiva y eterna. salvación universal. final.S. a veces alivian los peligros momentáneamente. No se trata de resolver lo que no tiene solución ni de saber lo que no se puede . Lo que se llama en Teología —La Sotereo- logía—. Temas y tesis sin resolver mezclados con otros ingredientes como la doctrina de la predestinación. importante. algún riesgo o temor. si solo se salvan cuatro o solo unos pocos?. las ayudas.. doctrinas y opiniones se enfrentan.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 67 ¿QUIÉN SE SALVA? Nunca se habla de salvación más que cuando existe un peligro o naufragio. los medios y salvaciones que nos pueden prestar los hombres son apaños para ir tirando y tapando goteras ocasionalmente. única. plena.O. Este difícil problema y cuestión que se puede seguir discutiendo no es nuevo sino que es un tema tan viejo como el hombre porque hay que compaginar y ajustar el “indiscutible querer omnipotente de Dios) —salvar a todos los hombres— y “la voluntad libre del hombre”. Siempre hay que salvarse de algo de ahí la filosofía popular: “Sálvese quien pueda”. filosofías y teologías. Opina algunos: ¿Dónde está el poder y la misericordia de Dios. se acaloran o se acercan según se enfoque el papel de Dios o el papel del hombre. Las escuelas. La liberación. los S. bien hecha. Cuando hablamos de salvación simplemente se refiere siempre a la salvación del género humano. Todas las soluciones. Bandera discutida a lo largo de los siglos por todas las escuelas.

hazme círculo”. bregando. trabajando. El círculo dijo: “Señor. fiándose del amor. hazme cuadrado”. En este asunto. Con sana certeza y doctrina científica sabemos que Dios quiere salvar a todos los hombres sin excepción. Tampoco dice el cuadrado: “Señor. El hombre no puede decir: “Señor. pero sí encender alguna luz para que alumbre un poco mejor y más lejos posible. Son muchos o pocos los que salvan. misericordia y omnipotencia de Dios. hazme un hombre sin libertad”. recordando simplemente los datos del problema y unos puntos de doctrina. No dice el círculo: “Señor. Enfatiza San Agustín: “Deus cravit te sine te. . Dios corrió el riesgo de hacer su criatura el hombre —libre—. porque los que quieren salvarse están en ello. hazme círculo y no cuadrado”. No es posible. El hombre consciente de la necesidad de salvarse tiene que agarrarse a la cuerda o al cabo que Dios le ofrece. non salvabit sine te”. El cuadrado dice: “Señor. pero el hombre tiene que querer también. Esta pregunta solo la hacen los que no están queriendo salvarse. campo y problema de la salvación si el hombre no quiere. colaborando. Dios no puede hacer absolutamente nada porque se enfrenta con libre voluntad del hombre. sería un caballo o una mula… Dios quiere salvar.68 DECANOMÍA saber. También sabemos que por buena filosofía que Dios no puede hacer imposibles y absurdos ni cír- culos cuadrados. Dios que te creó sin ti ahora no te salvará sin ti. hazme cuadrado y no círculo”. luchando y cumpliendo lo que Dios quiere.

dualista. fetos y colonizaciones. La fuente y modelo para un perfecto y verdadero conocimiento del “misterio del hombre” es Cristo hecho carne. perfecto Dios y perfecto hombre. Las graves consecuencias del racionalismo moderno y del intento de separación entre el espíritu y el cuerpo son terribles y funestas y acarrean al hombre enormes peligros. El hombre es utilizado como los demás cuerpos del mundo creado.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 69 RACIONALISMO MODERNO Está rejuveneciendo y brotando de nuevo en nuestro mundo y sin darnos cuenta una vieja herejía que pone como centro y cumbre del hombre la “razón” negando o silenciando la revelación divina y toda transcendencia en el hombre. Es propio del racionalismo contraponer de un modo radical en el hombre el espíritu al cuerpo y el cuerpo al espíritu. cuanto más el hombre se pierde y resulta un enigma y un gran desconocido. Acertadamente podemos decir que el cuerpo está “espiritualizado” y el espíritu está “corporeizado”. Todo hombre es una persona en la unidad y la armonía del cuerpo y del espíritu. Una concepción antropológica racionalista. Nunca podemos reducir el cuerpo a pura materia. Es usado como los otros animales como material en las manipulaciones de embriones. En nuestra civilización actual cuanto más nos apartamos del “Gran Misterio de Cristo” y de la revelación. un instrumento ante los bienes de consumo. donde ni el cuerpo vive del espíritu . maniquea que contrapone y separa radicalmente entre sí el cuerpo y el espíritu.

la familia y la sociedad a una lucha sin cuartel por la existencia o una búsqueda afanosa de la ganancia económica.70 DECANOMÍA ni el espíritu vivifica al cuerpo. desaparece el hombre como persona y como hijo de Dios. manipulación y explotación del cuerpo—. Así por ejemplo nuestra civilización moderna ha perdido y olvidado la riqueza y belleza originaria de la sexualidad humana en la familia o en la vocación profunda de la virginidad para convertirse en bestialidad —pornografía. . para convertirse necesariamente en un número y un objeto. El racionalismo combate de modo radical y rabioso toda la revelación y el misterio de Dios hacia los hombres y reduce la vida temporal del hombre. El racionalismo es una de las viejas raices que está causando la terrible derrota ética de la sociedad actual.

de gracia. La total. un gran enemigo. daños y enemigos del mismo hombre: el pecado y la muerte. el pecado. plena y definitiva salvación del hombre. aunque sea enfermos del alma. Mientras se vive. el amor y la paz solo proviene de la Encarnación de Dios —Ensomatosis para los griegos— el hacerse Dios un hombre como nosotros. AMOR Y PAZ Jamás nadie ni nada podrá traer a este mundo tal y tan feliz mensa- je. . Las enfermedades del cuerpo se curan y si no las cura la muerte.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 71 SALVACIÓN. doctrina y utilidad para la humanidad: La Navidad de Dios. La Navidad ha vencido la muerte y el pecado para siempre. llenando la tierra de salvación. se va tirando pero si la muerte nos sorprende lejos del amor de Dios y separados de la Navidad sería el peor fracaso y catástrofe para un hombre. ni las espadas ni las medicinas solamente la Navidad de Cristo. males. El hombre necesita ser salvado de la muerte. Las enfermedades del alma —el pecado— son peores. A la muerte no la vencen los cañones. de amor y de paz. También el hombre necesita ser salvado y redimido de otro enemigo. por eso se palpa y se corta tanta alegría en la Navidad. Solamente ese Hombre-Dios puede entender y salvar por dentro y por fuera todas las amenazas.

todo se arregla. ante la oferta y regalo que Dios trae de salvación. todo pasa. de vida. Este es el único reto serio que tiene todo hombre al pasar por este mundo camino de la eternidad y del Cielo. los siglos y todos los tiempos y sobre todo los corazones de los hombres. de gracia. las naciones. los gobiernos. porque todo tiene que pasar. todo caduca. todo fenece. impregna. de alegría y de paz. inunda. El peor suceso. todo se va. todo muere. accidente y catástrofe que le puede acontecer al hombre es el no aceptar y vibrar ante la Navidad de Dios. de amor. pues las piedras y la Astrología no saben corresponder ni agradecer esta locura del amor de Dios.72 DECANOMÍA En este hermoso mundo nunca pasa nada. . empapa todas las políticas. de luz. La Navidad invade.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 73 SALVACIÓN ETERNA ¿Habrá algún otro negocio. dignidad. poseer a Dios eternamente o ser condenado para siempre. Al no ser santos. La vida más feliz y más larga en aquella hora parece un sueño. poderoso y feliz según el mundo? Honores. . Con todo eso hemos conseguido el Cielo o el infierno. trabajo o asunto más importante y con tales consecuencias o podrá haberlo jamás como la salvación eterna? No se trata de ganar o perder un pleito o hacienda o vida o de ser feliz o no toda una vida. significa una felicidad o infelicidad eternas. ¿De qué servirá haber sido rico. Ellos —los cristianos antos— fueron prudentes. títulos vanos. nobleza. lo sacrificaron todo por asegurar la salvación eterna. penitentes. trabajos. Con la muerte todo se deja y se pierde. sudores. Al fin el hombre tiene que morir. mortificados. se puede perder el Cielo y a Dios sin remedio y sin consuelo. tormentos y sacrificios que no tiene comparación —ya pasaron— con la gloria futura o los tormentos eternos. Este es el “quid o cuestión” cuando se habla de la salvación eterna. sabios. ¡Como nos enseñan los santos y los mártires a perder la vida por amor a Jesucristo! Santidad y martirio exigen afliciones. dolores de cabeza. estudios.

La salvación todo lo suple y arregla y sin la salvación las más grande y poderosa fortuna es nada. nos lo recuerda el Señor: “Porro unum est necesarium…” Por lo demás una cosa sola es necesaria: la salvación eterna … . seguridades. prestigios. Quizá sería positivo —MIENTRAS hay tiempo— poner a punto el trabajo y el negocio de la salvación. Mientras nosotros gozamos y buscamos rabiosamente deleites. Recordamos el evangelio del rico y del pobre Lázaro. Es peligroso bajar la guardia. hedonismos. El rico epulón bajó al infierno mientras Lázaro pasó desde el hospital a la gloria. dignidades. qué negociamos. placeres. que debía ser normalmente el objeto de nuestros cuidados y deseos. en qué nos empeñamos? Algún santo fué condenado a pasar los dias de su vida en una asquerosa prisión de un establo hediondo y lo soportó todo por conseguir la salvacion eterna.74 DECANOMÍA ¿Qué hacemos nosotros.

los preceptos nos garantizan como consecuencia lógica el premio de la vida eterna. los dos carriles. La señal. Nunca al azar. ni por libre ni a ciegas. siempre marcha. las normas. las verdades cristianas. Otro trazo distintivo y claro de la vida cristiana es: el desprendimiento de las cosas del mundo y la unión y confianza en Dios. sus preceptos. su ayuda y su gracia y nosotros siempre fuera del carril y desmontados. Es posible que haya otras vias y caminos. siempre ayuda y nunca falla y el otro carril cada uno de nosotros que siempre estamos desmontándonos y descarrilando. Dios es misericordioso y omnipotente. pero para morir en serio la mejor y la más segura es la religión cristiana. Los principios. Pero es muy arriesgado. La sensatez nos dice que tenemos que admitir los principios y las consecuencias. Para vivir o ir tirando vale cualquier forma de vida o de religión. ni con improvisación se logran cosas grandes e importantes y menos la vida eterna y la salvación. muy difícil y como “una avis rara” el poder salvarse de otra manera cuando Dios señaló el camino y modo que El quiere. el querer de Dios —el evangelio— es como el armazón que une y ata los dos carriles. .MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 75 VIDA CRISTIANA A grandes trazos y pinceladas la vida cristiana consta de dos carriles: uno es Dios que siempre está queriendo. Por lo tanto no será vida cristiana cuando no se cuenta con el carril- Dios.

76 DECANOMÍA A todos nos son familiares estos axiomas o máximas cristianas: “No ameis al mundo ni las cosas que hay en él” “Si alguno ama al mundo no está en él el amor de Dios” “No se puede servir a dos señores” “Si perseguimos a dos liebres nos quedaremos sin ninguna” “Vosotros no sois el mundo. Recuerda el sabio pensamiento latino: “Talis vita. Yo os he separado de el por la llamada. con toda el alma y con todo tu ser” “Todo lo que hay en el mundo es concupiscencia o codicia de la carne. finis ita…” Tal vida. tal final. seguro y cierto y al final llegará a la meta: el premio de la vida eterna. Si no queremos perdernos tenemos que luchar y defendernos con- tra toda esa oferta y adquirir la unión con Dios por el carril de la fe. por la vocación y por la elección” “Amarás al Señor —tu Dios— con todo el corazón. . curiosidad de los ojos y soberbia de la vida”. Nunca fué lo mismo ir hacia el norte que hacia el sur. la esperanza y el amor. Tan solo el que sigue este carril y cuida las señales va por camino bueno.

En este escenario Jesús contesta al escriba con una parábola: “Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó. Jesús responde con otra pregunta: “Qué dice la ley?”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 77 VIDA ETERNA De repente en medio del silencio un escriba pregunta a Jesús: “Maestro que haré para conseguir la vida eterna?”. Pero he aquí que llega un samaritano. Pero la cuestión no está resuelta todavía: Puntualiza el escriba: “Y quién es mi prójimo? Como conseguir la vida eterna?. odioso extranjero. Recuerda perfectamente el escriba los dos únicos preceptos: “Amar a Dios y al prójimo”. . se acer- có. le habla. le examina sus heridas. tal vez sintió un poco de piedad. Es una subida abrupta y bordeada de barrancos y de preci- picios propia para ser guarida de salteadores. despreciado por todos los doctores y al ver al caminante tendido en el camino llega hasta él. En una revuelta del camino el viajero se encuentra rodeado de ladrones. Pasó un levita. Los que mas frecuentan aquel camino son sacerdotes y levitas por ser Jericó una ciudad levítica y sacerdotal. pero tenía prisa y pasó adelante. Lo despojan. Aquel corazón se inclina. lo desnudan y tendido lo dejan medio muerto. Pregunta interesante y universal que se hace todo ser humano por el simple hecho de respirar y vivir. Pasó efectivamente un sacerdote. vió al herido envuelto en sangre y ha- ciendo un gesto de repulsión siguió el camino. Quizás este episodio tuvo lugar en el camino que conduce de Jericó a Jerusalén. Es indiscutiblemente el reto más grande que se le presenta a cada ser humano.

el arte. borra distancias. le lleva al mesón. el quehacer del Buen Samaritano es divino y perfecto. Un dia a Jesús le insultaron llamándole samaritano y endemoniado. el modo. por lo tanto. Falta ahora dar respuesta. Dos hombres son prójimos. le cura con aceite y vinagre. recoge al herido. a tú entender es el prójimo de aquel caminante apaleado por los ladrones? No era posible dudarlo. Fue un honor para El pues Jesús es el Buen Samaritano —Samaritano Divino— que bajó del Cielo —de Jerusalén— para socorrer a la humanidad caida y saqueada por el diablo —el ladrón— y nos da la medicina de los Sacramentos y nos deja en la posada de la Santa Iglesia y a la vuelta nos recogerá para darnos la vida eterna. Contestó cautamente: “Aquel que tuvo misericordia con él …” Pues haz tú otro tanto. lo encomienda al dueño y cumple con él todos los deberes de la caridad más tierna. Estaba hablando Jesús. elimina susceptibilidades. Cual de los tres. el comportamiento. compasiva y abnegada. . Para conseguir la vida eterna —para ir hacia Dios— no puede haber castas ni razas ni colores ni fueros ni privile- gios. amigos y hermanos por el hecho de ser hombres.78 DECANOMÍA desciende. pregunta Jesús. sacar la enseñanza y la moraleja. pero sí evitar pronunciar el despreciativo nombre de aquel “buen samaritano”. No piensa en los ladrones que podían desvalijarle también a él.

útil y ventajoso. el querer y el poder de Dios fue inventar y crear el mundo y poner al hombre y a la mujer en la cumbre de toda la creación. rentable. San Pablo recuerda este programa a sus fieles de Corinto: “Todas las cosas son vuestras. . autonomía. de tal manera pensó Dios en todas las cosas de este mundo para que sirvieran al hombre y a la mujer sin que le faltara absolutamente nada —al fin y al cabo son sus hijos— y que disfrutaran de todo —probarlo todo y retener lo bueno— nos aconseja la sabiduría. El hombre y la mujer tienen que estar en esta dinámica. Dios está contento con sus hijos y sus hijos están naturalmente orgullosos de tal Padre. vosotros sois de Cristo y Cristo es de Dios”. más rico. el programa del que más sabe y del que tiene más poder siempre es mejor. Lógicamente la voluntad. separación e independencia de Dios —vivir al margen de su voluntad—. el querer. el plan. Este servicio. trabajo o reinado donde está ocupado el hombre y la mujer todo es válido menos el pecado y la muerte. El hombre no tiene un fin en si mismo —nadie vive para sí mismo— sino que está así servido.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 79 VOLUNTAS DEI La voluntad. asi mimado y así cuidado para que también con su voluntad ordene y dirija —es capaz— el mundo ciego hacia la “gloria de Dios” no puede haber otra razón para crear este mundo. El vivir como hijos contentos y servidores de Dios en serio es precisamente todo lo contrario del pecado que es emancipación.

80 DECANOMÍA El vivir como hijos y servidores de Dios es lo contrario de la muerte —es el único antídoto contra la muerte. “El Padre Eterno no engaña y ratifica su voluntad” —el que vive para mi vivirá eternamente—. porque Dios es vida. . morimos para Dios”. El venir a este mundo y no enterarse de la voluntad o plan de Dios es como coser con una aguja sin hilo y correr fuera de pista. vivimos para Dios y si morimos. Nos recuerda San Pablo “Si vivimos.

DEC A N OMÍA I I “El nombre del Señor es Santo…” .

.

mundo invisible. viejo enemigo y perdedor. Un binomio de enemigos o fuerzas a gran escala en los abismos del Cielo y de la tierra y en las profundidades del corazón. El bien que hay que hacer y el mal que hay que evitar. El alma que es inmaterial y espiritual. Hombre de la tierra y ángel del Cielo. . Potencias que originan la vida. Tierra para lo terrestre y caduco. fuerzas que tiran hacia y hacia abajo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 83 ANTINOMIA Al hacer un análisis o fotografía sobre la vida y el mundo obviamente aparece como una “Antinomia”. amigo. La vida para vivirla y la muerte para vivirla también ya que es parte integrante de la vida. paradoja o aparente contradicción de fuerzas o términos que se contraponen o resisten dando como tensión y fuerza a la vida —cargas positivas y negativas— como el contrapeso de las gruas para levantar más peso. Los humanos vivimos familiarizados con la “Antinomia”. Diablo. antagonismo. Padre. El cuerpo que es botánica y zoología. Dios. Cielo para las almas y todo lo celestial. El pecado o “conversio ad creaturas” y vida divina o gracia “conversio ad Deum”. creador y salvador. Dos enemigos que tienen que vivir juntos y dos amigos que no pueden verse. valor de la fe y de lo que no se ve. Materia o mundo visible para palpar y ver Espíritu.

tira y afloja. si y no. grandes ruedas y ejes en el equilibrio del mundo. bonita. No solo de pan vive el hombre. Rosa. Placer y dolor. .84 DECANOMÍA Materia y forma —sistema filosófico de Aristóteles o hilemorfismo— en la constitución metafísica de todos los cuerpos. elementos constituyentes de la vida humana. luz y tinieblas. Amor y odio. ohne Dornen” no hay rosa sin espinas. Positivo y negativo. premio y castigo. poder y existir. Cielo e infierno. energía y vida. bella y hermosa y también su fiel compañera la espina. onda de la historia. Trabajo y capital. estados serios y definitivos. Dicen los alemanes: “Keine Rose. opuestos que mantienen y sostienen la vida espiritual o del alma porque el cuerpo es ciego y material. ánodo y cátodo componentes contrarios que producen tensión. cruz y cielo. Potencia y acto.

. gobierno y magisterio de la misma Iglesia. de trabajo. de exámen. Lo cierto es que a nosotros nos ha tocado vivir en la etapa postconciliar del Vaticano II y da la impresión que hemos enterrado y archivado los preciosos y ricos documentos conciliares: Constituciones. de praxis y de vida es la etapa de los frutos y del Espíritu Santo. En el momento de la convocatoria o anuncio de un Concilio —como un despertar y alarma a través de los siglos— el diablo tiembla y patalea porque le van a cortar un poco las alas y a sacudir el polvo. . Desde fuera y con una visión externa y global hablan los historiadores de un esquema y proceso que ofrecen todos los Concilios. de discusiones. Los enmarcan dentro de tres etapas. temas conciliares suelen clasificarla como la etapa de los hombres. No dejan de ser consideraciones y elucubraciones del ojo del historiador porque en realidad todas las etapas antes. La tercera etapa de resultados. Decreto y Declaraciones. la luz y el amor del Espíritu Santo. Una segunda etapa de reunión propiamente conciliar. A este período le llaman la etapa del diablo porque este ha responder al ataque.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 85 CONCILIO VATICANO II A lo largo de la historia de la Iglesia ha habido muchos Concilios que convocados por el Espíritu Santo forman parte de la misión. ahora y después son momentos del diablo y de la fuerza. de ejecución de la doctrina.

leer los originales.86 DECANOMÍA Será necesario e imprescindible para una nueva evangelización desempolvar los textos. ¡Cuantas interpretaciones variopintas y pintorescas a la sombra del Concilio. Los mejores y mas bonitos originales del siglo XX. desconcierto y obscuridad —Unklarheit— . del amor y de la sabiduría del Espíritu Santo. claridad y luz para los problemas de la humanidad la ha sumido en más confusión. Paradoja. Convocado el Concilio para buscar “Klarheit” es decir. cuantas ligerezas y desvios! Del árbol caido todo el mundo hace leña… a mar revuelta ganancia de… Han desaparecido aquellos frescos documentos. estudiar y meditar la letra de los textos y en el momento obscuro y difícil de la exégesis o interpretación de los mismos recurrir a la autoridad y luz del magisterio de la Iglesia. ejemplares y volúmenes llenos de vida y de luz —aggiornamento y renovación— del querer. ediciones.

Recordamos el salmo 148 que suena así como una gran alabanza universal: Alabad al Señor desde los cielos. estrellas luminosas. Asimismo la sensatez nos dice que no debemos aplaudir a los pinceles sino al artista. base y fundamento de la Iglesia orante la meditación y recitación de los salmos. No hay trueques. ejércitos. aguas que estáis encima de . sol y luna. Tampoco se debe aplaudir al burro sino al que va encima. desde las alturas. Hemos de ir lógicamente siempre desde las cosas y regalos al generoso dador y dueño. Cristo es el que tiene que lucirse y brillar.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 87 DEO OMNIS GLORIA Esta esencial y bonita jaculatoria la han repetido todos los santos al descubrir y reconocer que no podemos los humanos ser ladrones de gloria debida a Dios. La única razón de ser de la existencia humana. Los salmos enseñan a los hombres y al mundo a ponerse en su sitio. La Iglesia así lo entiende y enseña al constituir como oración oficial. El hombre es el hombre y sigue siendo hombre y Dios es siempre Dios y sigue siendo Dios. todos los ángeles. Enfatiza San Agustín: “Dios no necesita de nuestra gloria y alabanza —sigue siendo lo mismo— pero nosotros al glorificar y alabar al Creador nos hacemos mejores”.

montañas. elegido e íntimo. árboles. frutales.88 DECANOMÍA los cielos porque aparecieron allí cuando Dios mandó y les fijó unas leyes de sostén que jamás cambiarán”. viejos y niños. Napoleón Bonaparte que tenía mucho miedo a los truenos al sentir las sacudidas decía a sus súbditos señalando con el dedo al Cielo: “Ese sí que tiene poder…” Cuando los humanos se suman a esta cita. nieve. bestias salvajes. pueblos todos. jóvenes. fuego. principes. solo a El la gloria porque lo hizo todo y domina los cielos y la tierra. colinas. doncellas. granizo. todos los abismos. cedros. solo El es el orgullo de sus amigos y la defensa de su pueblo querido. bruma. Alabad al Señor monstruos marinos. vientos. . relámpagos y truenos. Sumarse a la alabanza reyes del mundo. reptiles y todos los pájaros. ganados. orquesta o coro es como una señal de que van por buen camino.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 89 DIOS ESTÁ CERCA Ninguna religión tiene a Dios tan cerca de los hombres —sus criaturas— como la nuestra. Hijo y Espíritu Santo con todo el hacer divino. las virtudes infusas. Yo estaré siempre con vosotros hasta el final de los tiempos. los dones del Espíritu Santo que configuran y realizan al hombre como hijo de Dios. Se quejaba San Agustín: “Pasé la vida buscando a Dios lejos y fuera de mi y lo tenía cerca de mi y en mi corazón. con la gracia. Casi todas creencias colocan a sus dioses mas allá de las nubes y de las estrellas. perfecto Dios y perfecto hombre está presente en todos los sagrarios de la tierra para asombro y amor de los hombres. . Dice la canción: “Tan cerca de mi que hasta le puedo tocar…” Cada Navidad nos recuerda que Dios es Enmanuel. La Liturgia nos enseña que donde están reunidos dos en mi nombre —solo en su nombre y por su causa— allí estoy yo en medio de ellos. En cada alma en gracia y que vive esa realidad sobrenatural habita Dios Padre. lejos de la creación. Dios con nosotros. Dice Santo Tomás de Aquino: “Nihil hoc veritatis verius …” No hay nada más verdad que esta —Cristo. Señor inquieto está y desconcertado nuestro corazón mientras no te encuentra a Ti”. como algo inaccesible y despreocupado de los hombres.

90 DECANOMÍA Cuando el hombre busca a Dios un poco. conocerlo y amarlo. directa y determinada y a veces indirectamente sin saberlo. . Decía Newmann para juzgar a un alma no importa tanto ver la distancia a que se encuentra de Dios sino ver la dirección que lleva. Cuando alguien busca seriamente el bien. belleza y amor— venga a Mi y beba” Un santo moderno y de todo el mundo. Se puede buscar de una forma concreta. recién canonizado. Para buscar con seriedad a Dios hay que salirse de uno mismo y dejar el egoísmo. rozarlo. la verdad y la belleza. San Josemaría Escrivá nos enseña que como en el amor humano a Cristo hay que tratarlo. Dios siempre se le acerca. Cuando el hombre busca y pregunta. Dios se le acerca. ¿Va hacia El o se aleja? Si va hacia El y le busca con sinceridad es que Dios comienza a atraerle y se le acerca. está buscando a Dios pues todo eso solo se encuentra en Dios. “El que tenga sed y ganas de cosas grandes —verdad.

vieja. poco atrayente y anacrónica. non dicas nova” …” esto es. que todo el mundo se entere. otros se empeñan en hacer “volar los burros y los cerdos” y nosotros les aplaudimos. para que luego no haya disculpas ni malentendidos. convencidos que no había ya más tierra donde anunciar la noticia y dar la buena nueva. hasta los confines de la tierra —finis terrae— hasta el final de la tierra. Hoy se escucha con cierta fuición y lelismo a cualquier improvisador y charlatán de turno que aparece en la esquina con doctrinas. cabeza y oídos plenamente abiertos. no inventada— de una manera inteligible a los . la creemos trasnochada. pintorescos y variopintos. Algunos tratando demostrar la cuadratura del círculo y nosotros ávidamente escuchamos y le seguimos a corazón. planes y programas ridículos. doctrinas novedosas y raras. No toleramos la sana doctrina. incluso dando la vida. sino la doctrina de siempre —transmitida. Buscamos con ansia. Dice San Agustín: “Cum dicas nove. “Id y anunciad” la doctrina. Así los predicadores y los mensajeros lo han cumplido. Somos insaciables. cuando anuncies o prediques no digas nada nuevo. que todo el mundo lo sepa y lo conozca. ¿Desde cúando un médico da medicinas inútiles a sus pacientes porque tiene miede de prescribir las que son útiles? Por otra parte se cumple al pie de la letra la profecía: “Vendrán tiempos en que la gente no soportará la sana doctrina y volvera sus oídos a las fábulas”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 91 DOCTRINA Y VIDA (I) Los predicadores de la doctrina cristiana en ocasiones resultan impopulares e incómodos y muchas veces tienen que ir contra corriente.

Y firma el Señor diciendo: “Pasarán los cielos y la tierra pero mis palabras no pasarán”. No debe ir la doctrina por un lado y la vida por otro. Cristo se ha vaciado —knosts— totalmente. secos. Cristo se ha vaciado. Quizá sea molesta la doctrina. No se pueden inventar doctrinas —Cristo es la cumbre del invento— Alfa y Omega. de lo contrario no sirve. Algunos dicen: Si Cristo hablara mañana por televisión yo le cree- ría y el mundo seguro que se convertiría. Cristo no tiene nada más que hablar y decir a la humanidad. como la medicina. Una cosa es conocer y otra reconocer. Mentira. pero como dice un refrán alemán: “Kinder und narren sagen die Warheit…” los niños y los locos dicen la verdad.92 DECANOMÍA tiempos modernos. hacerse entender. ni al vídeo o magnetófono que la cuenta o la repite. . explicarse en lenguaje moderno y nuevo. de una manera nueva. La doctrina es para vivirla. Es lo más antiguo y lo más moderno. pero cura. la Palabra. No debe haber doblez en la vida. Los hombres a medida que van apareciendo sobre esta tierra hasta el final de los tiempos tendrán que luchar por aceptar la doctrina y hacer conformidad y unidad de doctrina y vida. el Logos. adaptarse —agiornamento—. Principio y Fin. Ha agotado su palabra. Quizá le llamemos loco al que la predica por estar basada en la cruz. el Verbum. No tiene que hacer enmiendas ni ha dejado nada en el tintero. como tampoco sirve al libro que la contiene. vacíos e incapaces de vida por dentro. Podemos tener la cabeza llena de magníficos y profundos conocimientos teológicos y doctrinales y sin embargo sentirnos áridos. no antigua.

Jesucristo como salvador y el Espíritu Santo como amor en su Iglesia. poder alimentarse con los sacramentos y poder cumplir los mandamientos. La oración es como la caldera o combustible que permite tener viva. poco para la andadura de la tierra y menos o nada para su salvación y la vida eterna. para poder profundizar y conocer la fe. Es la doctrina vieja y nueva —noticia o evangelio— de Dios. necesaria para vivir este nuevo modo y definitivo de vida. Debemos conocer esta “Didaskalia” o sotérica y salvífica doctrina o noticia. La última parte siempre está marcada por el tema o bloque de la oración. Pasarán todas las enseñanzas y teorías que le habrán servido al hombre para hacer el recorrido y los años de su historia. Aparece a lo largo de la historia siempre constituida sobre cuatro goznes. . La vida de los hombres animada también por el cumplimiento de los mandamientos que hacen vida y camino que nos lleva hasta el Cielo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 93 DOCTRINA Y VIDA (II) Hay una “Didaskalia” única y diferente. encendia y unida la doctrina y la vida. la revelación de Dios como creador. una doctrina o enseñanza distinta de todas las doctrinas y filosofías. fundamentos o bloques clásicos y tradicionales: el conocimien- to o estudio de la fe. Los Sacramentos —7 ni más ni menos— o acciones sagradas donde Dios actúa en miembros o adoctrinados. es decir.

94 DECANOMÍA Los riesgos y dificultades para la aceptación de esta doctrina y vida ya están preconizados desde su origen —hace 2000 años— “Llegarán tiempos. falsas doctrinas. chismorreos y mentiras …” . pero si divertirán y gozarán en medio de las herejías. en que la gente no soportará la sana y buena doctrina. invenciones. errores. fábulas. hoy mismo.

de misericordia. Así nos lo enseñan los salmos en el Antiguo Testamento. “Doxología” es vocablo compuesto de “Doxa” que es gloria. de perdón. porque siente siempre la tentación de robar esa gloria debida solo a Dios. Son como formularios de pueblo de Israel de oración. Jamás los filósofos ni pensadores podrán buscar e indagar otro fin u objetivo. La respuesta exacta y perfecta a esta “doxología” la hace el mundo inanimado de una forma determinada y fija. “Laus Deo” la gloria y alabanza a Dios creador. precioso y bonito vocablo griego “Doxología” viene a ser la síntesis. Es un asunto o vida de alabanza o aplauso. . de alabanza.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 95 DOXOLOGÍA Vital. Naturalmente no podemos aplaudir a los pinceles sino al artista. Es la respuesta al “por qué y para qué” los hombres estamos en la tierra. resumen y razón de ser última y fundamental del mundo animado e inanimado. honor y alabanza y de “Logos” que es estudio o tratado. de venganza o de acción de gracias. de petición. No podemos elogiar ni alabar ni aplaudir a las cosas y regalos sino al generoso Dueño y Señor. Aúnque parezca lógico no lo es en absoluto que el hombre —libre y grande— lo hiciera mejor. No debemos adorar las cosas de Dios sino al Dios de las cosas.

con flautas y címbalos todo bien afinado. Alabad por las grandes hazañas y por su inmensa grandeza.96 DECANOMÍA En el salmo 150 y último leemos como una —doxología final— El pueblo se dirigía a Dios contento por las maravillas que hacía en su favor y cantaban o salmeaban así: Hombres todos alabad al Señor en sus templos y santuarios. con las cítaras y las arpas. orejas y pasodobles. Nosotros también nos unimos cada dia a “esta doxología cósmica” al final del canon de la Misa. Alabad fuera y bajo su majestuoso firmamento o tienda. . con tambores y cuerdas. Todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. Amén. “Deo omnis gloria” era la favorita jaculatoria del torero Antonio Bienvenida después de victoriosas tauromaquias cuando lo llevaban a hombros entre aplausos. Todo cuanto vive y respira tocad al son de trompetas. sonoro y vibrante.

el Corpus Christi. el mejor regalo. Nos Cristificamos. bueno. banquete. el mejor remedio” del que se puede beneficiar el hombre en esta andadura terrenal. Eucaristía también suena a Santo Sacrificio porque repite.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 97 EUCARISTÍA Eucaristía es una palabra griega que significa “la mejor gracia. Se come. La Eucaristía o presencia real de Dios entre los hombres —lo que no pueden hacer los hombres lo hace Dios: marcharse y quedarse al mismo tiempo— no podía ser de otra manera es la fuente. pájaro legendario que no busca comida para alimentar a sus polluelos sino que se picotea el pecho de donde brota sangre abundante para alimentar a sus hijos. actualiza y hace presente el universal. nos . el pan de los Angeles. definitivo. el pan del Cielo. sino el “maná”. El símbolo de la Eucaristía es el Pelícano. óptimo”. Eucaristía es comunión. Tanto el vocablo Eucaristía como Evangelio están compuestos con el mismo prefijo “eu” que significa “bien. que da la vida eterna y sacia todos los gustos. el mejor don. es unión. cena —ágape— o comida fraterna— a la que están invitados todos los hombres en todos los tiempos y lugares. no el pan que engorda y hace morir. raíz y la cumbre de la vida cristiana. Uno es “buena gracia” y otro es “buena noticia”. novísimo y último sacrificio de la historia —agradable a Dios y salvífico para los hombres—: El sacrificio de la Cruz de Cristo. feliz. la mejor lotería. Eucaristía también es comida.

nos vamos convirtiendo en “Alter Christus. Ipse Christus” “otros Cristos. Nos hacemos más cristianos. porque se despide a los participantes o fieles al terminar la liturgia eucarística con una “missio” “una misión” “misa” para que cumplan la voluntad de Dios en su vida ordinaria. nos unimos al recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo. el mismo Cristo” estamos acumulando garantía y semilla de inmortalidad. está enviada y cumplida la ofrenda. iluminado e impregnando así todas las realidades terrenas hasta poner a Cristo en todas las encrucijadas de la historia y en la entraña y la cumbre de todas las cosas. La Santa Misa nunca termina pues al celebrarla en la Iglesia cargamos las baterías para luego seguir viviéndola en la vida. “missa”.98 DECANOMÍA identificamos con Cristo. Eucaristía es Santa Misa. ..

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 99 GLORIA DEI Jamás los hombres podrán discurrir ni pensar un eslogan o lema tan útil. Pero todo el honor y la gloria que ha de recibir Dios —Uno y Trino— desde la creación y desde todos los hombres ha de ser siempre por medio de Cristo. El cambiar el punto de mira. La humanidad y el sentido común siempre reconocieron en esta obvia situación como la desgracia por antonomasia. el quehacer. el plan a conseguir en la actual economía de la salvación de los hombres. el objetivo. el camino. es decir. cump ipso et in ipso… Deo omnis honor et gloria… . el fin. Peligro que la historia testimonia y califica con el tan usado y familiar vocablo “desgracia” que significa etimológicamente y exactamente esta realidad. En la Misa tenemos la fórmula sublime y el programa acabadísimo para glorificar a Dios: “Per ipsum. No dar todo el honor y la gloria a Dios. El fin absoluto y último de la creación y de la salvación de los hombres es solo el honor y la gloria de Dios. tan radical y tan perfecto que haga tanto provecho y tanto bien para su vida como este: “Gloria Dei”. la meta. “Deo omnis honor et gloria…” ¡A Dios todo el honor y toda la gloria! Es la plenitud. el andar o vivir fuera y al margen de este camino o plan de la gracia. el esfuerzo hacia otra dirección sería el fracaso y la desgracia más grande que le puede suceder a un ser humano.

con Cristo— en unión con El. El ideal cristiano es hacer todas las cosas por Cristo. dominado y poseído por risto hasta poder exclamar como San Pablo —mihi vivere Christus est. a través de Cristo. la completa y total —cristificación— revestidos de Jesús como una nueva encarnación del Verbo. Finalmente también —in ipso.100 DECANOMÍA Todo lo que invente el hombre para dar honor y gloria a Dios fuera de Cristo o fuera de este camino será inepto. estéril e inútil y nunca lograría esta finalidad. . en Cristo. de la grandeza y de la santidad. Por eso toda la vida cristiana desde su nacimiento hasta la cumbre de la perfección y de la santidad consiste en esto solo: “Incorporación e identificación con Cristo”. Mientras permanecemos en gracia está dentro de nosotros y unidos a El ¡Que valor y que precio adquieren! Sin esta unión no valen absolutamente para nada —nihil— lo ha dicho el mismo Cristo. sino —cum ipso. por medio de Cristo por eso siempre terminamos nuestras súplicas y plegarias —“Per Dominum nostrum Jesucrhristum …” No solo por Cristo. El cristiano no solo es —alter Christus— sino es —ipse Christus— el mismo Cristo. vivo autem iam non ego… para mi vivir es Cristo y ya no vivo yo sino que es Cristo quién vive en mí. dentro de El— la cumbre de la sublimidad.

toda la alegría. descubrir y querer cada hombre y cada mujer esta grandeza. vela. Navidad significa Dios que se hace hombre para estar siempre con los hombres y las mujeres —su mágnum opus— su gran obra. La noche del nacimiento de Dios —Qihanacht— o también el nacimiento de Jesús —Die Geburt Jesu—. dirigir. vive a nuestro lado. querer. inyectando en la tierra el —endiosamiento bueno— Navidad es saber y sentir que los hombres no estamos solos ya a la deriva. La Navidad trae al mundo todo el bien. sino que el mismo Dios no acompaña. cuida. Dios quiere estar con Nosotros “Gott bei uns” con todo su poder para ayudar. todo el poder. Al aparecer la Navidad en la escena del hombre desaparece todo lo malo. Naturalmente la realidad y alegría de la Navidad ha sido expresada por los famosos músicos alemanes con los mejores y bonitos villancicos. . esta presencia de Dios —Gegenwart— en nuestras vidas. toda la grandeza. la tristeza y la muerte. todo lo que daña y perjudica al hombre: el pecado. defendernos de todos los males y de la muerte y compartir con los hombres la vida eterna. Navidad es aceptar. todo lo divino.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 101 GOTT IST MIT UNS “Gott ist mit uns” Dios está con nosotros. amar y vivir. Nunca hablan de la noche vieja sino de la noche de San Silvestre —“Silvesternacht”— el 31 de Diciembre. Así titulan los alemanes para hablar de la fiesta de la Navidad. esta realidad.

Dios de amor. ni de tierra. ni de muerte. cercano. sino es “Enmanuel” Dios con nosotros.102 DECANOMÍA Navidad significa que Dios no es lejano. Por eso celebramos año tras año con fiesta y alegría la Navidad que es nacimiento de la vida sin término y es la causa y origen de todo bién. Dios de la vida. Padre. amigo. ni de terror. .

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 103 HIMMEL . por eso este reinado que es eterno regala y premia con .REICH Este bonito y conocido vocablo alemán “Himmel-Reich” significa “reino o imperio de Dios. Se trata del “Himmel-Reich” o todopoderoso y eterno imperio. No es el poder —Kraft— ni el gobierno. muertos y también perdona los pecados o enfermedades del alma. Y para dar muestras evidentes de este reinado inaugurado cura y sana toda clase de enfermedades y dolencias en los cuerpos y en el alma. mudos. Está dentro de vosotros. Paralíticos. ciegos. Instaurado por Jesucristo. Este reinado alegra. Jerusalén y todos los rincones a un lado y al otro del Jordán. ni el reinado de la historia ni de las películas de los famosos “Reich o Führer”. Cielo y Paraíso”. Galilea. Este reinado o vida no viene espectacularmente y con trompetas sino que está muy cerca de cada uno de vosotros. Suena a premio. Decápolis. lo primero y lo único que predica. Hijo de Dios. El hombre necesita y exige todo su ser completo para ser feliz y perfecto. trofeo y meta. habla y anuncia a todas las gentes es el “Evangelion vom Reich” “el Evangelio del Reino” “Gottecheit” “el Gottes Thron” “el Himmel-Reich”. cojos. favorece y ayuda al hombre-entero: cuerpo y alma. reino o vida. Cuando Jesús dja la casa paterna de Nazareht y empieza a recorrer las ciudades y caminos de Kafarnaúm.

Una vez pesado. la resurrección y la vida eterna. Este reinado que es eterno. Es un reinado del amor. los hombres sí. materia o valor podrá tener entrada.104 DECANOMÍA la pervivencia. Solo Dios y los hombres son capaces de amar. analizado y medido este planeta azul —la tierra— solo se aprovechará y quedará el amor. . ni cabida ni perduración en el “Himmel- Reich”. Los ángeles nunca necesitarán cuerpo. ya no tiene poder la muerte. nada ni nadie lo derrotará ni las fuerzas del infierno. En este reinado de vida. Ningún otro elemento.

por eso busca sin cesar el perdón y la penitencia. invisible y celestial. Esta realidad —Iglesia— santa. una sociedad o comunidad constituida por un elemento humano. la renovación y acoge en su seno a todos los pecadores. invisible. La parte que flota y se ve y la otra parte que se hunde y no se ve configuran la realidad del “Iceberg”. ejemplo y modelo perfecto de otra realidad compleja que es la Iglesia. santa.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 105 ICEBERG Como se puede observar el vocablo “Iceberg” suena a léxico anglosajón. Este Iceberg es la única Iglesia de Cristo que es una. La Iglesia tiene una profunda analogía y simil también en el misterio de la encarnación —la naturaleza humana de Cristo. es gracia. es resurrección. Gran masa de hielo flotante que sobresale de la superficie del mar. visible unida a la naturaleza divina. Pero ella también es vida. la única columna y fundamento de la verdad. Predica y enseña la cruz y la muerte del Señor y se vigoriza al mismo tiempo con la fuerza y esplendor del Señor resucitado. Vocablo compuesto de —ice— que es hielo y de —berg— que es montaña. inocente e inmaculada también es pecadora. Suele emplearse como simil. . Es una montaña de hielo. cielo. católica y apostólica. visible y terrestre y otro espiritual. triunfo sobre la muerte y avanza en medio de persecuciones y muerte.

a los oprimidos. siendo Dios y rica se anonada y se hace pobre. . La Iglesia —salvadora— como un Iceberg flota y atraviesa todos los mares zozobrosos del tiempo hasta llegar al puerto seguro de la eternidad. a los débiles. busca todo lo que está perdido para que no se pierda ni uno solo. Evangeliza y anima los pobres. no está puesta para buscar la gloria y el poder del mundo sino para servir y su misión necesita también recursos humanos. a los ricos.106 DECANOMÍA La Iglesia como su fundador Cristo.

Con seriedad se debe actuar y enfrentarse la ciencia con el estudio y el trabajo sobre el origen del mundo. aire. noche. libertad. El hombre y la ciencia juegan con los elementos y materiales que ya encontró hechos: tierra. Los resultados son difíciles y obscuros al principio y más negativos sobre el final. agua. no conviene saberlo. no es posible saberlo. animales. sol. luna. hierba. Nunca lo podrá saber todo. . tiempo. Sobre el paradero final del mundo y sobre “el quando” nunca sabrá nada. voluntad. movimiento. del plan. Febrilmente la ciencia trabaja. la materia. cielo. vida. como es posible. amor. Ahora le queda al hombre y a la ciencia trabajar y estudiar con hipótesis sobre el “quomodo” es decir. cómo se hizo. dia. la constitución del mundo. Lo que debe saber el hombre y la ciencia sobre el origen del mundo es que vino “ex nihilo” de la nada y que salió de la cabeza. Lógicamente le interesa sobremanera saber sobre el origen y fin del mundo. el marco. astros. inteligencia. de que manera. células. ni el tiempo cuando será. plantas. la meta. atomos. odio. gira y camina hacia Dios. como fue eso. Seriedad es saber que el hombre no pudo ni puede inventar el plan. Esto en sana filosofía se llama saber todo sobre “el quid de la cuestión” que ya es mucho saber. de la sabiduría y del amor de Dios y sobre el final debe saber también que este mundo rueda. metales. indaga y estudia por barruntar algo sobre el origen y algo sobre el final del mundo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 107 LA CREACIÓN El hombre siempre pregunta el “por qué y para qué” de todas las cosas.

fue el último en llegar. ni discurrir ni descubrir lo que es la luz. las tinieblas. el día. Pero no es del hombre y todo se le puede rebelar y muchas veces se le pone en contra del mismo hombre que pretende ser dueño. los años. el amor. la tierra. el odio y la libertad. el mar. Todo esto es bueno —valde bonum— muy bueno y bonito. la noche. atisbar. familiar al hombre.108 DECANOMÍA hombres y mujeres. El hombre llegó después de todo esto. La ciencia nunca podría siquiera barruntar. . Toda la creación sobrepasa el cálculo del hombre. el corazón. el cielo. Toda la creación es un don y un regalo de Dios y no de los hombres. Todo esto es algo que procede de Dios y nunca del hombre.

. amor y religión. a Dios en ellos. incluso la supera por la excelencia y dignidad de su objeto el “culto a Dios”. La oración es hablar con Dios. esperanza. La devoción o dulía a los santos no debe terminar en ellos mismos. Estos derechos de Dios los prescribe y guarda la virtud de la religión mdiante la regulación de actos internos como son la devoción y la oración o actos externos como la adoración. La adoración es testimoniar el honor y reverencia que nos merece la excelencia infinita de Dios. el voto. Los angeles adoran solo con el espíritu pero los hombres compuestos de espíritu y materia deben adorar al Señor corporalmente. Es la que más se acerca a las virtudes teologales. no son la causa final. La devoción.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 109 LA VIRTUD DE LA RELIGIÓN La religión considerada como virtud es una variedad de la virtud moral de la justicia. o sea. consiste en la prontitud del ánimo para entregarse a las cosas que pertenecen al servicio de Dios. según algunos teólogos sería como la cuarta virtud teologal: fe. el sacrificio. no las devociones falsas y espúreas de las beatas. el juramento. las ofrendas u oblaciones. No solo tienen derechos y obligaciones los hombres exigidos por la justicia sino que también Dios tiene sus correspondientes derechos: el culto que se le debe por parte de toda la creación. el conjuro y la “laus Deo” o invocación del santo nombre de Dios. sino Dios a través de ellos.

Es asertorio o promisorio según se limite a testificar alguna verdad o si con él se promete algo. El perjurio o poner a Dios por testigo falso. la adivinación o magias.110 DECANOMÍA Los sacrificios son cosas externas sensibles con su real mutación o destrucción para testimoniar nuestra sumisión y su supremo poder. El conjuro es la invocación del nombre de Dios para obligar a ejecutar o abstenerse de alguna cosa. la tentación a Dios. También opuesto a la virtud de la religión está la superstición y sus variantes. La Iglesia emplea el conjuro contra los demonios en el exorcismo. Los votos quebrantados constituyen el sacrilegio. Las ofrendas u oblaciones son una espontánea donación de una cosa para el culto divino. . el sacrilegio o violación de lo sagrado. la idolatría. La “laus Deo” o invocación del Santo nombre de Dios. El juramento es la invocación del nombre de Dios en testimonio de la verdad. el culto indebido Dios. el pecado opuesto es usar el nombre de Dios en vano. la simonía o pretender comprar o vender lo espiritual. es la alabanza externa. la vana observancia. El voto es una promesa libre de algo posible y mejor que su contrario.

Sin embargo la historia nos habla de los pueblos y hombres dispersos por el pecado. Las montañas —bergs— de los dioses griegos. Unos adoraron al sol. Para ser soberanamente perfecto es preciso no tener otro igual. supersticiones y lindices.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 111 MONOTEÍSMO Si Dios no fuese uno no sería Dios porque es imposible según adviertelasanafilosofíaquepuedahaberdosesenciasoseressoberanamente perfectos. La “Apoteosis o divinización” de los emperadores. Otros fabricaron ídolos vivos y difuntos. Hasta algunos plantaban sus dioses en los huertos. ciegos en el entendimiento y en los deseos del corazón que adoraron a muchos y diferentes dioses —politeísmo—. Apologetas y Doctores de la Iglesia gastaron sus vidas refutando los ataques físicos y literarios. Los Padres. Alguno ya está maquinando ahora con la “clonación”. las estrellas. . “No tener otro igual” es una perfección que el que no la tiene carece de algo. monstruosidades e inmundicias inventadas por el paganismo. la luna. extravagantes y absurdos. Los pueblos más cultos y las naciones más sabias como Roma y Grecia fueron más extravagantes en esta adoración. Los cristianos fueron siempre perseguidos por estas naciones por defender y creer que no hay más que un solo Dios —monoteísmo—.

112 DECANOMÍA Nos recuerda San Pablo: “Cuando los hombres abandonaron enteramente a Dios. aún aquellos que son más alumbrados y sabios”. plena y total divinidad. también Dios los abandona a ellos a su capricho y antojo y entonces no hay exceso o locura que no sean capaces de cometer. Deus est “Una et Summa Deitas” Dios es uno. .

es decir. independiente. la plenitud del ser. significa lo concerniente. de- fenderos y haceros felices…”. Por eso San Juan nos da esta definición de Dios: Dios es Amor. El que es. el Altisimo. En esta ocasión me refiero a la onomástica por antonomasía. YAHVE también significa: “El que está con vosotros para asistiros. .MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 113 ONOMÁSTICA (II) La palabra “onomástica” del griego “ónoma” nombre. Esto denota el amor y la providencia amorosa que Dios tiene con los hombres. Dios es conocido con el nombre del “Dios de Abrahán. el ser por esencia. del cual reciben su existencia todos los seres de la creación. YAHVE es el nombre de Dios. YAHVE significa el que es. el Omnipotente. Dios de Jacob …” También se le conoce como el “Dios Creador de cielos y tierras. el Pantocrator”. Padre Celestial. el ser subsistente. lo relativo al nombre. al nombre de Dios. Dios de Isaac. Dios habló a Moisés en primera persona: “YAHVE.

.

príncipes y atletas— pronto se desengrasan y se desungen. médico. “Cristo” significa ungido y es el único ungido “per se”. “Enmanuel” porque es el Dios con nosotros. suyos son los cielos y la tierra. acampó y vive con los hombres. “El Justo” está para juzgar a toda la humanidad. “Hijo de Dios” es Dios y es Hijo natural de Dios. “Señor” el único y verdadero dueño y propietario de todo. corresponden y significan lo que es ese hombre “por su naturaleza: Salvador. fuerte y seguro defensor y mediador. del todopoderoso. “Hijo de David” porque es de la familia. mansa victima de Dios y de los hombres hasta la muerte. “La Luz” que brilla más que el sol. de la genealogía de David. “Cordero de Dios” obediente y fiel. Sin esa luz el mundo sigue en tinieblas. de la mayor alteza.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 115 ONOMÁSTICA DE JESÚS No hubo ni habrá jamás un hombre a quién se le puedan apropiar y atribuir tantos y tan variados nombres y calificativos. “Hijo del hombre” porque también es verdadero y perfecto hombre. padre. Solamente en ese hombre los nombres realizan. “Hijo del Altísimo” de lo más alto. Jesús es el único salvador —soteros— del mundo. hijo de María y de José. “Alfa y Omega” es el principio y fin de todo lo creado. Jesucristo”. Cristo-Jesús. “Nuestro abogado” amigo todopoderoso. . rama y parentela. Todos los demás ungidos —reyes.

“Nuestro Señor” amigo y pastor bueno de los hombres que nos trata como hijos y no como siervos y esclavos. factor e inventor de la vida. el camino para ir al Cielo. “Camino. “Pan de vida” autor de la vida. “Rey” para eso ha venido. “El Resucitado” que murió y ahora vive para siempre. . el profetizado. “Sacedote eterno” los demás sacerdotes participan de su sacerdocio. “Mesías” es el esperado. Es es la vida. El es la Verdad. “Resurrección y Vida” jamás nadie podrá a hablar así: “Yo soy la resurrección y la vida”. El es Sacerdote para siempre. para ser Rey universal y eterno. la conserva y la alimenta. La vida sin El es una muerte que avanza y puede ser una muerte eterna. es el Sacerdote eterno. pasan y retiran. Es el Gran Soteros-Libertador. Dió la vida por las ovejas. “Buen Pastor” todos los demás pastores son extraños y asalariados. Verdad y Vida” el que no anda por este camino retrocede y desanda.116 DECANOMÍA “El único Maestro” ya que enseña toda y la única verdad. “Salvador del mundo” solo. el anunciado de los pueblos y naciones. “Autor de la vida” es el arquitecto. Sin El todo es mentira. Marca la historia. Fuera de El no hay vida. El salva y protege de verdad. “Piedra angular fundamento y sostén de todo”.

Es inmutable. no tiene principio ni fin. simplemente es. Es inmenso. no está compuesto de parte alguna. Para qué trabajen todas las ciencias sobre la naturaleza de Dios ahí esta la respuesta: “Yo soy el que soy. Es bueno. Es todo y no tiene nada de lo que entretiene y divierte a nuestros sentidos. Es eterno. lo ocupa todo. Todo tiene detrás de sí algo divino. zoología y hasta se me antoja botánica. ignorancia. justo y sano hacerse de vez en cuando esta pregunta quién es Dios. Dios es un ser simplicísimo. filosofía. Es espíritu. el que no puede faltar…” Ahora si que echo mano del catecismo para recordar. no tiene nada que buscar ni nada que perder. . lo invade todo. pobreza. sin figura. es la vida. matemáticas. pero para pataleo de muchos el saber y conocer un poco de la naturaleza de Dios y sus perfecciones desde nuestro atrevimiento. ha sido y será siempre. no está sujeto a mudanza.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 117 ¿QUIÉN ES DIOS? Evidentemente que ésta es una pregunta que suena a catecismo. sin cuerpo. no puede faltar. sin color. está en todas partes. teología. es sin mezcla y ni composición. cómo está Dios. No se entretiene con el tiempo ni le afecta el cambio de hora. flaqueza e imperfección también es ciencia. Dios es el que es. conocer y saber sobre las perfecciones de Dios.

las conserva y dispone de ellas a su voluntad. providencia. . Está limitado frente a tu libertad. nada se le puede ocultar a su conocimiento y penetración. son suyas. lo presente y lo venidero y todos los secretos de nuestro corazón. no te puede salvar si tú no quieres ni puede hacer círculos cuadrados. lo pasado. Todas las cosas dependen de Dios. las crea. nunca puede abandonar al hombre ni querer algún mal. la grandeza y su omnipotencia. pantocrator— todo lo posible claro está. Todo lo ordena y planifica naturalmente para su gloria —fin último del hombre y de la creación— el hombre solo es feliz cumpliendo este fin. Se las sabe todas. Dios lo puede todo —omnipotencia. Es el dueño. la gloria.118 DECANOMÍA Dios conoce todas las cosas. Permite el mal para buscar algún bién. “Omnia in bonum…” todo sucede y acontece para bién del hombre y para hacer resplandecer. las gobierna.

Había una cantante de ópera que había obtenido muchos triunfos y le habían aplaudido en las principales ciudades del mundo. Para evitarlo necesitaba operarse urgentemente. como lo pedimos al rezar el Padrenuestro. respetar y dar siempre gloria a Dios. Ella respondió con una sonrisa: “Gloria al Padre. SANTO. cantar ni siquiera hablar jamás. El dia convenido momentos antes de la operación. El iba repitiendo “Deo omnis gloria” “Todo para la gloria de Dios”. alabar. le dijeron si quería decir algo. Hay un mandamiento que nos aconseja y nos manda honrar. Cuentan de nuestro querido torero Antonio Bienvenida que cuando en la plaza después de las brillantes faenas de tauromaquia la gente lo quitaba a hombros. no lo menospreciemos ni lo blasfememos. Le dijeron: Ya no podrá Vd. santo y los hombres hemos de esforzarnos para que el nombre de Dios sea también glorificado en la tierra. Pero un día comenzó a perder la voz y a sentir molestias en la garganta. Si no glorificamos ni horamos el nombre de Dios al menos no le ultrajemos. al Hijo y al Espíritu Santo…” Fueron las últimas palabras que pronunció. Los ángeles y los santos en el Cielo alaban continuamente el nombre de Dios proclamándolo: santo. Los médicos descubrieron un mal incurable que podría acabar con su vida.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 119 SANTO. SANTO El nombre de Dios es santo y por esto no se puede tomar en vano. Es curiosa la . santo.

. tentar y blasfemar contra Dios. sin acordarse de bendecir. Sin embargo hay mucha gente que sin acordarse para nada de Dios durante toda su vida. Lo curioso es que Dios no injuria ni maltrata al blasfemo —no lo aniquila ni le emite “un rayo láser”. maldecir. alabar y glorificar el nombre de Dios. Lo único que deberíamos hacer es alabar. ¡Si los goles no entran Dios no tiene culpa! Se entiende que una persona pueda vivir una vida achatada y horizontal marginando y olvidando a Dios totalmente y por supuesto una vida “egoista. sino que simplemente lo tolera y lo respeta. pero lo que es difícil de entender —no ser por empuje o instigación diabólica— que el rato o minuto que se acuerda sea para insultar. pero cuando se acuerda es para blasfemar o maldecir el nombre de Dios porque las cosas nos salen bien.120 DECANOMÍA sicología humana. cerrada y rastrera”. glorificar y respetar el nombre de Dios pues en ello nos va la vida y la eternidad.

la Reina —Madre— que acompaña siempre a su hijo —Rey— en el campo de batalla —juxta crucem— y naturalmente el día de triunfo y de victoria. el Juez. Los justos —pecadores también— recorrieron el camino de la cruz hasta el calvario y lograron la victoria. . Y lo verán todos. la majestad. Cierra el cortejo el Señor. detrás la Santísima Virgen. entradas y paseos solemnes y triunfales tanto civiles. la misericordia y toda intercesión. Podemos poner a volar la imaginación. con talante y suerte muy dispar. las apoteosis orientales. el Rey. Legiones de ángeles. avanzan los doce apóstoles. los ramos de Jerusalén. serafines y todas potestades y dominaciones llegan abriendo paso entre el cielo y la tierra. la victoria del Cielo quiere traer a la tierra en este dia final. ni de noche en una cueva a las afueras de una pequeña aldea. como militares y religiosos. la fantasía y los sueños porque todas las venidas y llegadas. los justos y los pecadores. silenciosa. Toda la gloria. las basílicas. la gloria y los ángeles de Bernini todo será nada y menos que nada ante la aparición gloriosa y triunfal —parousia— del Señor para juzgar a toda la humanidad. el poder. querubines. Se acabó la humildad.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 121 SPLENDOR GLORIAE Al final de los tiempos cuando Cristo vuelva de ninguna manera humilde. los arcos triunfales de los reyes y emperadores.

aquí me teneis …! Ahora soy el juez … Todos esperarán oir la sentencia conteniendo el aliento y pidiendo a los montes que los aplasten. Venid benditos —dichosos— a recibir lo prometido: Vida. Caifás. Pilato. todo lo contrario. gloria. ataques. persecuciones y odios. felicidad. ¡Soy yo. Herodes. sonrisas y desprecios. el Sanedrín judío. Allí estarán Anás. crucifícalo”. reino. eran enemigos de la cruz con burlas.122 DECANOMÍA Los condenados —pecadores también— no siguieron el camino de la cruz. Apartaos de mi —malditos-condenados-enemigos del Señor— colmad vuestros ensañamientos. remio. . la turba furiosa que gritaba: “Crucificalo. pero los montes por esta vez también se harán sordos.

Si hay que asistir a un juicio obviamente antes tiene que haber una resurrección —volver a la vida— porque los cadáveres no pueden asistir a juicios. Si el alma peca es para dar gusto al cuerpo y si el alma practica la virtud el cuerpo se violenta y sufre. El hombre tiene cuerpo y alma instrumentos de pecado y de virtud. La resurrección es conveniente. aunque la historia sabe y nos cuenta de cadáveres ante los tribunales. Pero no este el caso.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 123 RESURRECCIÓN (I) Al final de los tiempos las trompetas sonarán sobre el campo de huesos de la tierra y las tumbas se abrirán para que los hombres puedan acudir a un juicio. Es posible la resurrección. no hay contradicción alguna … . La resurrección para el hombre es incomprensible e imposible para los hombres. necesaria y justa. Por lo tanto es justo y conveniente que el compañero del alma en la práctica de la virtud y del vicio reciba juntamente y justamente el premio o el castigo. Dios pudo hacer lo más —la creación— y también hace lo menos —la resurrección— Ambas imposibles para el hombre. fácil y posible solo para Dios. razonable. Es difícil hacer la creación pues había que sacar y crear todo de la nada —ex nihilo— En la resurrección ya lo tenemos todo solamente hay que juntar el cuerpo al alma de nuevo que ya existen.

cogió un imán lo acercó y todas las partículas del hierro se adhirieron al imán. preguntó a los contertulios ¿Quién capaz de separar ahora el hierro de esta tierra o arena? Al no tener respuesta ocurrente y pronta. familiares que tanto amamos y están ahí detrás de losa del sepulcro pero que ese día —dies magna y amara valde— saldrán del lecho frio y nos volveremos a ver para no separarnos —esto esperamos— nunca más. . En un momento mandó traer arena y hierro en polvo. amigos.124 DECANOMÍA Es un dogma de nuestra fe católica que enjuga las lágrimas y alivia los corazones ahogados en penas por la separación de padres. La fuerza del imán se la puede dar Dios al alma para reunir el polvo disperso del cuerpo. después revolverlo y mezclarlo todo muy bién. Sostenía el físico Newton una acalorada discusión con unos colegas que negaban la resurrección.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 125 RESURRECCIÓN (II) Los humanos no estamos muy acostumbrados ni a esta palabra ni a esta realidad —Resurrección— Estamos mas familiarizados con la muerte. la finitud. El se proclamó Salvador del mundo y el centro de todos los corazones. Nos recuerda un adagio alemán: “Ende gut. Es mejor que la última palabra de la historia la tenga la vida y la resurrección y no la muerte. Alles gut …” Si el asunto. Siempre es mejor y más atractivo que la vida termine en resurrección que en la muerte. da esperanza a la humanidad. el acabóse. esto para los hombres es imposible pero no para Dios. revivir”. hace temblar a la naturaleza y al infierno y alegra el cielo. El autor y el único que es capaz de hacer y dominar la resurrección es Cristo —en contra de todos los demás fundadores de religiones—. el fenecer. Para que la vida termine bien no puede acabar con la muerte sino con vida y resurrección. todo está bien. apelando a sus milagros y a su propia resurrección como garantía de sus palabras y de su doctrina. la cosa. La resurrección está y hace mucho bien. Digo para bien o para mal sujetivamente según se crea y acepte esta realidad o no. Sin embargo para bien o para mal existe y está ahí esta realidad que siempre es objetivamente buena y positiva. Resurrección etimologicamente quiere decir “volver a la vida. el negocio. la vida termina bien. .

Las grandes y solemnes obras musicales los “Aleluyas” fueron compuestas por los sensibles maestros para recordar este gran día. Así mismo lo sienten el sonido y el repique de las campanas y los acordes del órgano que se asocian al festejo de las luces y las flores que adornan el sábado santo todos los altares del mundo. Al acabar la Semana Santa la liturgia de la Vigilia Pascual rompe con el canto del “Aleluya” tres veces repetido y cantado. No hay cosa que mas se festeje en el planeta logicamente que el triunfo de la vida sobre la muerte con la resurrección.126 DECANOMÍA Todos los años en la Vigilia Pascual. . al acabar la Semana Santa se celebra y conmemora el acontecimiento y el día de la Resurrección de Cristo en la Pascua y luego durante todo el año todos los domingos o dias del Señor se celebra sin parar el gran día de la Resurrección.

DEC A N OM Í A III “El Domingo ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el Domingo…” .

.

Buenos días. dichosos los pobres. Esta inquietud y deseo innato en toda alma humana fué puesta por Dios y nadie ni nada va a colmar. adiós. pero estos la buscan donde no está. feliz onomástica”. Decía San Agustín: “Yo siempre la buscaba lejos y fuera de mí y todo estaba cerca y dentro de mí…” Dios también nos indica el camino. ansias. buenas tardes. Ahí están los saludos y despedidas en todos los idiomas y lugares. El hombre al final y después de todos los trabajos e intentos lo único que encuentra es tristeza y soledad.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 129 ALEGRÍA Y FELICIDAD Trás estas dos palabras —como banderas— alegría y felicidad se apuntan y corren todos los hombres desde que el mundo es mundo. Lo mismo:“Felicidades. felicidad. Estas formas. Todas estas expresiones llevan carga y todas las ganas y deseos de felicidad y alegría. Dichosos. los que ahora llorais. cuando os persigan y calumnien por mi causa. llenar y satisfacer esas ansias a no ser solo Dios. Lo mismo nos recuerda el reloj del Foro Romano con aquella inscripción: “Horas non número nisi serenas”. deseos y metas de alegría. Alegría y felicidad es lo que más se busca y menos se encuentra. Imposible y falsa toda alegría y felicidad sin Dios. gozo forman parte constituyente de todo ser humano. Dios nunca falla y sigue queriendo la alegría y la felicidad para los hombres. cuando vais por el camino o . buenas noches. felices y alegres cuando seais limpios de corazón. feliz cumpleaños. paz.

ni en el saber. Aunque parezca mentira y sea una locura y necedad y ague un poco la fiesta podemos afirmar cuanto más cruz más seguridad. ni en la seguridad ni en el poder. de la enfermedad y de toda las dificultades. ni en la salud ni el dinero. está por encima del dolor. más fortaleza. Por lo tanto no está en el tener o poseer.130 DECANOMÍA vía crucis vuestra alegría tiene raices en forma de cruz y nadie ni nada os la podrá quitar. más certeza. más felicidad. más alegría. más resurrección y más gloria. . Dios sabe mas. ni en la riqueza ni en la pobreza.

el sol.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 131 ALTA DIGNIDAD Dispone la humanidad actualmente de un rico documento conciliar y universal que es la “Lumen gentium” es como la luz. el faro y el foco que nos alumbra y calienta en nuestra vida. fuente y cima de la nueva vida. Alli se puede leer y meditar sobre la casta. sacerdocio común o de los fieles. del creyente. la dignidad. dura y también Aristotélica— al despreciar precisamente un programa de vida. La confirmación acelera. El bautismo como cualquier parto o nacimiento nos lanza a la nueva vida. se come y se bebe para alimentarla. en resumen el fin último y absoluto de toda la creación —la gloria Dei—. milicia e incorporación. afianza este quehacer o vida. nos empuja hacia una vida distinta. sagrada y santa. los regalos y los elementos que perfilan la nueva vida o realidad cristiana: el bautismo. La eucaristía. y la grandeza de los hombres y sobre todo nos expone la riqueza y alteza del cristiano. acción de gracias. los dones. Analiza los dones. el don de profecía y la realeza. fortifica. hijos de Dios. Todo lo de más será perder el tiempo. las virtudes. sacerdocio común de todos los fieles. crece. Conceptos y elementos constituyentes de una vida que vale la pena conocer y vivir. de fiel y del laico. consagración. adoración. La . El no conocerla y vivirla equivale a pasar por esta tierra —muertos— y en consecuencia seguir luego —muertos— por toda una eternidad. Así estructurados e incorporados todo cuanto hacemos y vivimos tiene carácter de culto. Así suena —esta lógica pura. los sacramentos.

padres. total y exclusivamente a la preciosa e incomparable tarea como médicos. egoismo. adoctrinadores. puente. animadores. barro. La unción de enfermos. pastores. servidores y vigilantes de la nueva vida. De otra manera sería una potencia y un placer efímero. evidencia nuestra enfermedad. nos unge. pecado. nos cura para seguir viviendo de nuevo. parejas que se dedican a quererse para procrear y educar hijos solo para a la nueva vida —fabricatores filiorum Dei— por eso el matrimonio es el —sacramentum mágnum— al proporcionar hijos para la vida eterna. El orden sagrado que dedica a algunos solo. El matrimonio. alivia y fortalece en la última escaramuza.132 DECANOMÍA penitencia. combate y agonía como a cualquier atleta y deportista para llegar a la meta. pobreza. . estéril y destinado al fracaso. debilidad. desnorte.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 133

CRISTO, LOS APÓSTOLES Y LA IGLESIA
Esta multisecular y tripartita división de la historia: Cristo, los
Apóstoles y la Iglesia ya empieza a ser poderosa, dominante, significativa,
actual, determinante y eterna. Con derecho podemos decir a que pesar
de 2000 años de andadura está como en ciernes en el periodo inicial y
fundacional.
También podemos decir que esta salvífica, metastizada y capilar
realidad sigue su rumbo y empuje divino y ya es irreversible. Pasarán
todos los tiempos y lugares pero esta realidad, este mensaje, esta misión,
esta Palabra no pasarán. De momento si analizamos la corta andadura
bimilenaria podemos contrastar el comportamiento firme, testimonial
y definitivo. Siempre la misma línea de dirección y de gobierno. La misma
fe, la misma doctrina y la misma vida.
Ningún hombre al nacer puede evitar —ya hoy— el desafío y el reto
de esta realidad, embajada, plan o misión de Dios: “Id al mundo entero
y proclamad …”
Este mensaje o llamada obliga en conciencia, pero no coacciona
porque Dios tiene en cuenta la dignidad de la persona humana que el
mismo ha creado, la cual debe regirse por su propia determinación y
gozar de libertad.
Cristo, maestro y señor nuestro, manso y humilde de corazón,
atrajo e invitó pacientemente a sus primeros discípulos, confirmando
su predicación con milagros para excitar y robustecer la fe de los

134 DECANOMÍA

oyentes. Reprobó la incredulidad de los que le oían y le rechazaban
pero dejando la sanción y el castigo para el día del juicio.
Al enviar a los apóstoles al mundo les dijo: “El que creyere y fuera
bautizado se salvará y el que no se perderá…” Mandó que dajaran crecer
en los sembrados la cizaña junto con el trigo hasta la siega final. Nos
enseñó a servir, no a dominar, a no romper la caña cascada, mandó dar
al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios y su reino no se
defiende a golpes.
Los Apóstoles aprendieron bien la lección y fielmente la vivieron
hasta la muerte y fielmente la trasmitieron, siguiendo en todo la misma
política o comportamiento del maestro nunca por acción coercitiva sino
con la fuerza y virtud de la Palabra y del amor. Dios quiere que todos los
hombres se salven y cada uno dará cuenta de sí.
Despreciaban las “armas de la carne” y siguieron las mansedumbres y
la modestia de Cristo, reconocieron siempre la legítima autoridad civil
y al mismo tiempo no tuvieron miedo de contradecir al poder público,
hay que obedecer a Dios antes que a los hombres.
Este el camino, la herencia, la Iglesia y el comportamiento que
siguieron y siguen hoy innumerables mártires y fieles en todo tiempo
y lugar imitando al primer mártir de la verdad: el maestro y fundador
Cristo.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 135

DIES DOMINI
Con este título “Dies Domini” ha publicado Juan Pablo II una
hermosa Carta Apostólica. En ella explica el sentido y el significado del
“Domingo” vocablo derivado del latín “Dominicus” “Dia del Señor”. En
griego “Kiriaké Hemera”.
Hace una bella exposición sobre el Domingo en cinco capítulos: “Dies
Domini” “en que celebramos los terráqueos y festejamos la obra de la
creación. Los israelitas celebraban el “Shabbat o Sábado” en cumplimiento
de aquella ley de Moisés: “Seis dias trabajarás y harás todas tus obras, pero el
día séptimo es día de descanso para el Señor, tú Dios. Ningún trabajo servil
harás en él, ni tú, ni tú criado, ni tú hijo, ni tú hija, ni las bestias de carga,
ni el extranjero que habita dentro de tus puertas. Pues en seis dias hizo
el Señor el Cielo y la tierra, el mar todo cuanto contiene el séptimo día
descansó: (Ex. 20, 9-11)”.
Es la voluntad de Dios que dediquemos de una forma especial un
dia a la semana al Creador.
El Domingo es “Dies Christi” es el día en que resucitó Cristo, es el
día de la nueva Creación o de la Pascua.
Es “Dies Ecclesiae” es el día de la Iglesia que se reune a través de los
siglos —Domingo tras Domingo— para recordar y celebrar el día de
la resurrección del Señor. Se reúnen los cristianos siempre alrededor
del altar y del sacerdote para celebrar la Misa, el acto más grande de
adoración y de culto.

136 DECANOMÍA

La Iglesia para ayudarnos a cumplir la voluntad de Dios —quiere que
le glorifiquemos— nos concreta el precepto de oir Misa los domingos y
dias festivos desde los siete años.
Es “Dies hominis”. La vida humana tiene un ritmo de trabajo y de
descanso. No somos bestias que tengamos que trabajar siempre y sin
orden. El trabajo es para el hombre y no el hombre para el trabajo. El
Domingo es “del hombre” para que disfrute con alegría del tiempo de
descanso y que le permita cultivar su vida familiar, cultural, social y
religiosa.
Si no hay trabajo o hay poco que se haga dentro de los seis dias, por-
que el diablo hace la escaramuza de obligar a trabajar y remunerar más
el trabajo realizado en Domingo.
Es “Dies dierum” es como el alma de los otros dias, es la clave para
digerir y aplicar el misterio de la resurrección y triunfo definitivo de
Cristo sobre la muerte celebrado a lo largo de la historia “domingo en
domingo” hasta llegar al Domingo sin fin y sin ocaso: la eternidad.
El dia que no necesitará de la luz del sol ni de la luna porque lo
iluminará la gloria de Dios.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 137

DIES DOMINICA
“Dies Dominica” es el domingo o dia del Señor en que se celebra,
recuerda y conmemora la Resurrección de Cristo.
En el Antiguo Testamento se celebraba y respetaba el “precepto
sabático” que era el recuerdo de la creación y el descanso del séptimo
día. Era un día de asueto consagrado a Jahvé porque el mismo Señor
bendijo el día del sábado y lo santificó según leemos en el libro del
Exodo. El “precepto sabático” prohibía el trabajo en ese día y mandaba
ofrecer oblaciones y sacrificios. Además celebraban otras diversas fiestas
como recuerdo de las misericordias y portentos que Dios había realizado
en su pueblo: la salida de la esclavitud de Egipto, la festividad de la
Pascua, la peregrinación por el desierto, la fiesta de los Tabernáculos o
tiendas, la promulgación de la Ley y la Solemnidad de Pentecostés. Era
un precepto que obligaba bajo grave, impuesto bajo pena capital. Dice
el Exodo: “Guardareis el sábado porque es cosa santa. El que lo profane será
castigado con la muerte; el que trabaje en sábado será borrado de en medio
de su pueblo”.
En la Ley Nueva al dejar de celebrar como fiesta el “sábado” y sustituirla
por el Domingo, Cristo de ninguna manera rebaja la solemnidad y
santidad de este. El precepto dominical manda: abstenerse del trabajo
y ofrecer oblaciones y sacrificios, exige una obediencia y una adhesión
total e incondicionada.
En la Nueva Ley ya no hay más que una “sola acción sacrificial” hasta
el fin de los siglos, una sola Víctima, un solo Sacerdote, Jesucristo y un
solo sacrificio del altar, la Santa Misa. Nos recuerda el Concilio

138 DECANOMÍA

Vaticano II: “la Iglesia, por una tradición apostólica que trae su origen
del mismo día de la resurrección de Jesucristo, celebra el misterio
pascual cada ocho días en la fecha que es llamada con razón
“dia del Señor o domínica”. Por eso el domingo es la fiesta
primordial que debe presentarse y inculcarse a la piedad de los fieles
de modo que sea también día de alegría y de descanso del trabajo”.
El domingo no es un día como los demás sino que es un
“dies dominicus” es decir, un dia santo dedicado a la alabanza y servicio
de Dios.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 139

DOMINGO
Antiguamente el día de fiesta era el “sábbatum” sábado, que significa
descanso.
Ahora el día de fiesta es el “Domingo” llamada “Día del Señor” o “dies
dómini”.
El “Sábado” era para los judios, lo que es ahora el “Domingo” para los
cristianos, porque en Domingo se realizaron los principales misterios de
la redención humana: La resurrección de Cristo y la Venida del Espíritu
Santo.
El Domingo es un “día de alegría y de holgar en el trabajo”
Es un derecho de Dios el exigir al hombre que dedique al culto un día de
la semana, en el que libre de las ocupaciones materiales, pueda elevarse con
el pensamiento y el amor a las cosas celestiales, a Dios su creador
ofreciendo el Santo Sacrificio de la Misa.
Es también un derecho y al mismo tiempo una necesidad para el
hombre, hacer una pausa en la aplicación del cuerpo al duro trabajo
cotidiano para alivio de los miembros cansados. ¡Cuanto se agradece un
descanso después del duro trabajo semanal!.
El Domingo es para reparar nuestras fuerzas físicas y mentales, es para
distraer y divertir honestamente los sentidos, es para cultivar la amistad
familiar y la convivencia entre los demás hombres, es para traer el recuerdo
de la fiesta y descanso eterno del Cielo, donde ya no habrá trabajo,
ni dolores, ni sufrimientos.

.

el conocimiento claro de las buenas cualidades que posee un ser y como consecuencia la alabanza que de este conocimiento brota. Pero que es gloria? Respondemos con San Agustín: “Clara cum laude notitia…” esto es. En resumen glorificar a Dios es conocerlo. San Jerónimo nos dice: El hombre ha nacido para que conociendo a su criador. pero tú te vuelves mejor alabándole. La gloria de Dios es gloria nuestra… No se hace mejor Dios si le alabas. honra. alabarle y servirle en todo momento y darle gracias ahora en el tiempo y luego gozar de El en la eternidad. gloria y de “logos”. honor. reconocer su excelencia y la necesidad que de El tenemos y luego amarlo. tratado. le glorifique con temor y homenaje cumpliendo sus mandamientos y así pueda ser feliz eternamente.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 141 DOXOLOGIA I El vocablo “doxologia” del griego “dosa”. significa el tratado de la gloria. .

.

tratado. el honor. es decir. el afecto del corazón de la criatura. Dios sopesa y examina la obra ejecutada por cada uno según la cantidad y calidad de-quilates doxológicos. Por tanto el fin del hombre en la tierra es amar a Dios. la sociedad. acabado el bordado se arrincona el telar. Todas las criaturas son prestadas al hombre. honor. las ciencias. la gloria. estudio. El único fruto que recoge Dios de la creación es el amor del hombre. la que Dios ha reservado para sí. la historia entera deben ser ordenados a este fin. solo el hombre corre el riesgo de negarle y robarle a Dios el servicio. se cierra el escenario y se baja el telón. pues se ha terminado el teatro y la representación.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 143 DOXOLOGÍA II La doxología de los vocablos griegos “doxa”. todos los seres de la naturaleza. pero terminada la construcción del edificio se quita el andamiaje. esta es la respuesta doxológica o la cumbre y la cima y el resumen de todos los preceptos y leyes. aquello que con dicha máquina se quiere obtener. los reinos. glorias o aplausos. Toda la creación tributa puntualmente el aplauso a su Creador. el aplauso. las riquezas. En la macrocósmica máquina del mundo todo es medio para el gran fin de amar a Dios. es un resumen o tratado de las alabanzas. así terminada la jornada laboriosa de la vida del hombre se le quitarán todas las criaturas. También nosotros nada apreciamos tanto como el afecto del corazón. alabanza y del conocido “logos”. una cosa son los medios y otra el fin. las profesiones. . En una máquina o en un órgano cualquiera. gloria. los acontecimientos. El corazón es la parte más delicada y apreciable del hombre.

los peces para nadar. sin embargo. . como algunos otros me pregunto. el martillo al caer sobre un cuerpo blando lo aplasta. en la misma linea de que el leño al arder se consume. la lluvia cae. Así lo plagia San Agustin en su inmortal axioma: “Señor. incluso de la materia bruta alcanza su culmen y fin en el hombre. es un NO MAYÚSCULO. El ser el fin del hombre amar y servir a Dios está en la misma línea de que el sol calienta. sino que es algo insito y grabado en el corazón del hombre y sigue la inercia de la naturaleza. quién no rebaja su marca de salto y de exigencias. Y nunca este otro radical y diametralmente opuesto: Primero yo. después los demás y por último yo. Yo. También el amor humano es un medio respecto del amor de Dios y quien quisiere preferir el amor de las criaturas al amor de Dios tendría en contra el plan y el querer de Dios. después yo y por último yo. simple y aséptica. nos has hecho para Tí e inquieto anda nuestro corazón mientras no descansa en Ti…” Para terminar podriamos dejar escrito un principio y programa para la actuación y desenvolvimiento de la vida del hombre siempre acorde con el plan de la creación y el querer de Dios que sería este: Siempre y en todas las cosas primero Dios. con tal que este amor esté subordinado al amor de Dios. el único ser que le puede impregnar de amor. amar también mucho y mejor a las personas y objetos.144 DECANOMÍA La sublimidad de lo creado. En resumen el que Dios quiera al hombre y el que el hombre responda con amor a Dios —amor con amor se paga— no es algo opinable o que pueda someterse a votación. las aves para volar. pero el fin de la vida humana no es el placer? no es la gloria? no son las riquezas? no es la salud? no es el dinero? no es la ciencia? La respuesta es clara. ya que nuestro Dios es un Dios celoso. el fármaco al ingerirlo nos envenena etc. Se puede. etc.

Para esta noche hay muchas clases y ofertas de luz. sol. luz. lámpara y por eso las primeras palabras y documentos que elabora el Concilio son: Lumen gentium… porque intenta iluminar. el que me sigue nunca caminará en tinieblas y tendrán la luz de la vida…”. La única antorcha y llama que ilumina todos los caminos y arde sin apagarse. noche. Hay una luz y antorcha que ilumina más que el sol y en la que nunca se podrán obscuridades. de luz y de un poco de aclaración porque tal realidad importa sobremanera a toda la humanidad ahora y siempre. misterio y todo el alumbramiento es poco. de descifrar. llama y fulgor. sombra. El Concilio Vaticano como todos los concilios anteriores se siente con la obligación y deber ante el mundo de ser tea encendida.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 145 LUMEN GENTIUM Siempre fue mejor. Todo misterio exige intentos y contatos de desvelo. mas útil y más provechosa la luz que la obscuridad y las tinieblas. antorcha. Para ver y aclarar las cosas siempre se necesita la luz y el sol porque hay mucha penumbra. . Solamente alguien y uno puede hablar así: “Yo soy la luz del mundo. precisar. gritar al género humano sobre la realidad del —misterio de la Iglesia—. pero todas dejan siempre la misma penumbra y sombra. aclarar. obscuridad.

. Evidentemente siempre es mejor encender una cerilla que ilumine un poco este mundo —lumen gentium— que quejarse o despotricar contra las tinieblas. técnicas y culturales. Sin embargo siguen las sombras y penumbras desde la Iglesia que es el “único misterio y sacramento” que puede unir al hombre con Dios y también el “Único instrumento” de la plena y definitiva unida del género humano más allá de las íntimas relaciones y soluciones raciales.146 DECANOMÍA Una de las cosas más bellas e interesantes que ha regalado el Concilio es afirmar: “La Iglesia es en Cristo como un sacramento o señal e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad de todo el género humano…” Esta concisa y precisa definición sobre la naturaleza y misión universal de la Iglesia exige un Concilio y todos los aclaratorios documentos que ha elaborado.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 147

TEURGIA
No es tan rara esta palabreja “Teurgia” ya que a menudo usamos en
el lenguaje común, de a pié y para andar por casa y también en la jerga
académica y cultural términos parecidos compuestos con las mismas
raices, así: metalurgia, siderurgia, fiturgia, halurgia, liturgia, quirurgia.
Todos los vocablos compuestos con el sufijo “urgia” llevarán una
idea o significado de acción, trabajo, operación de algo. “Fiturgia” es
jardinería, trabajo y cultivo de plantas.
“Teurgia” significa la operación o trabajo de Dios. Palabra compuesta
de “Theos” que es Dios, algo divino y de “ergón” que es operación, acción,
trabajo.
Qué hace Dios? En qué trabaja? Qué oficio tiene? Dios ama, crea,
cuida la creación y salva a los hombres.
Ya conocemos aquel axioma latino que suena así: “Operari séquitur
esse…” La operación, la acción y el trabajo sigue al ser, primero una cosa
es lo que es —su esencia— y luego opera y trabaja según su esencia.
Naturalmente toda operación o trabajo especifica la naturaleza del ser.
La piedra es lo que es, el caballo puede dar coces, el hombre puede
razonar y pensar, Dios crea el mundo y salva a los hombres.
Dios hace lo que no puede hacer la piedra, ni el caballo, ni el hombre:
crear el mundo, conservarlo e ir salvando a todos los hombres que van lle-
gando a este mundo, atacando lo que realmente hace daño al hombre: el
pecado y la muerte. Solo Dios puede hacer esta operación —Teurgia—
.

148 DECANOMÍA

Una Teurgia y operación tripartita, amodo de triunvirato. Dios
—Padre Eterno— crea el mundo por amor, pero el hombre le falla.
Dios piensa, no abandona, como una madre a la cabecera de su hijo
gravemente enfermo, elige, inventa y llama a un pueblo de creyentes y
de hijos restaurados. Cristo, su hijo, convoca, reune a todos en la casa,
convocatoria, iglesia, —oikia— asamblea de amigos, hijos de la luz,
una nueva creación, una reforma, restauración o plan que procede de
Cristo, vive en Cristo y camina hacia Cristo.
El Espíritu Santo, el tercero del triunvirato, que es amor, actua,
hace vivir y anima esta nueva creación con su soplo, mociones,
inspiraciones, dones y carismas, dirige, vivifica, enriquece, infunde
fuego en los corazones para que quieran salvarse y dejen quererse
modelando santos y mártires. Es la cumbre y el remate de la
Teurgia o querer de Dios, es la plenitud de los tiempos, es
—pleroma ton jronon— es el final de la operación.

D E C A N OM Í A I V

“Honra a tu padre y a tu madre…”

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 151

ABBA… PADRE
La relación o comercio entre Dios y los hombres es familiar y cariñosa,
es relación de Padre a hijo y de hijo a Padre. Es el regalo y el don más
grande que Dios otorgó a los hombres.
Naturalmente que el padre cuida y ama a su hijo según sus posibilidades
y el hijo honra, trata, obedece y ama a su padre. La grandeza incomparable
es que en este caso el padre es Dios.
Todos los hombres somos hijos de Dios en su único hijo Cristo que
nos enseñó a tratar así a Dios como Padre: “Padrenuestro…” la oración
por antonomasiadelcristiano. “Abba,papaito,babo,papá—LieberVater—”
balbuceando como niños pequeños.
Los hijos tienen derecho a la herencia de su padre y esta herencia es el
mejor tesoro: Cielo, reino, vida eterna.
En la prueba de este mundo tenemos que luchar para ser buenos hijos
y santos.
En los formularios que aparecen publicados con oraciones para
niños pequeños nos encontramos con cosas curiosas, oraciones fáciles
y sencillas que nos pueden enseñar a vivir esta relación, este comercio,
esta gran verdad y realidad.
Por la mañana reza el niño pequeño: “Buenos dias, querido
Padre-Dios… Oh ya es de día otra vez, a está todo claro fuera,
gracias porque he dormido bien esta noche y ahora tú me regalas
y preparas otro nuevo dia, que sea hermoso y bonito, yo estoy
contento en el mundo porque puedo jugar —spielen— trabajar de

152 DECANOMÍA

nuevo. Tu me has cuidado durante toda la noche obscura por eso te
doy gracias de nuevo con el corazón y con la boca. Ayúdame y asísteme,
querido Dios, para que este nuevo dia sea bendecido y santo”.
Así, de corazón a corazón, de tú a tú o con oraciones semejantes
podemos también aprender de los niños a rezar con confianza, con
agradecimiento, con la alabanza, con sencillez y con amor y poder vivir
siempre en la presencia de nuestro Padre-Dios.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 153

ANTROPOIDE
Según la Biblia después de haber creado Dios toda clase de animales
“formó de la tierra el cuerpo del hombre…” (Gen. 2,7)
Algunos opinan que el cuerpo humano procede por evolución de
una especie de reino animal… del mono, del macaco…
Esta hipótesis, no tesis, no conclusión científica es de dos clases:
Transformismo o evolucionismo absoluto dice que cuerpo y alma
proceden por evolución o transformación. Esta teoría materialista
no se puede admitir en modo alguno porque el alma es espiritual y lo
espiritual no puede originarse de la materia.
Otra clase de transformismo es el moderado que afirma que el cuerpo
humano es el resultado de formas anteriores, o sea, que solo el cuerpo
humano procede por evolución de un simioide, de un homoide ú
antropoide. Esta afirmación es hoy día una hipótesis de trabajo.
Por lo tanto toda libertad y todo campo está abierto para los
investigadores de esta teoría y así están las cosas y los trabajos sobre este
tema —por el momento sin argumentos decisivos en favor de dicha
teoría— hasta que se llegue a la tesis o conclusión científica, definitiva
y seria.

.

cuando se consigue este fin. nuestros actos serán buenos o malos según nos lleven a ese fin o sean contrarios a él. En su conducta podemos descubrir un fin inmediato. El hombre obra siempre por un fin. que la operación sigue al ser. así quien viaja en el tren se propone llegar a la ciudad para la que pidió su billete. A todos los hombres les conviene saber en profundo y en raiz. que el caballo tiene su actividad propia y que el hombre tiene su actividad propia. porque es un ser racional. de los actos humanos. Y un fin último que es aquel alcual se refieren todos los demás fines. “aunque les cueste o echen espumarajos o pateleen o vivan en el ártico o en el antártico o aunque todas las estadísticas del mundo digan lo contrario) la maldad y la bondad de la actividad humana. Si nuestro fin es Dios y nuestra vida es un medio para llegar a Dios. . que es el que se propone conseguir cuando actúa. de lo que está después del ser hombre según el aforismo latino “operari sequitur esse” esto es. La maldad o bondad de los actos humanos proviene del torcido o debido orden al último fin: Dios. de la acción humana. de la operación humana. El fin último del hombre no puede ser otro que dar gloria a Dios de donde procede nuestra felicidad. de lo que es propio del ser humano. no hay que buscar ya otra cosa. estudio. El hombre es más hombre al saber y conocer la maldad y la bondad de sus actos humanos. tratado. hombre y de “logos”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 155 ANTROPOLOGÍA La ciencia que estudia seriamente y con objetividad al hombre se llama “Antropología” del griego “anzros-opos”.

.

las violaciones. el paro. renuncia. el sexo con el amor. cuando la bestia se comporta como lo que es está feliz y a gusto. fisiológica propia de un animal sano. busco algo que me satisface. El amor busca siempre el bien de la persona amada. Hoy la falsa cultura del amor trata de confundir y mezclar el placer con la felicidad. pasando por los grandes imperios y reinos y en nuestros dias y siempre en la historia al lado y en paralelo a todo lo bueno y digno que ha inventado Dios aparecen las réplicas. Una cosa es el sexo que todo hombre y mujer posee y otra muy distinta es el amor que muchos hombres y mujeres no tienen. entrega. detalle. lo animalesco y otra cosa es la felicidad que proviene de sentirse el hombre seguro. El amor es generoso. tal vez se aquiete algo pero con una alegría animalesca. no una bestia. Así por ejemplo Dios quiere que el hombre trabaje y ahí está la contra. exige por lo tanto sacrificio. las pornografías. pero puede haber sexo sin nada de amor. delicadeza. cuando amo. la bestialidad. las imitaciones y los remedos. cuando el hombre se comporta como una bestia jamás encontrará felicidad y alegria. . la satisfación. Es lógico y natural que cuando el hombre y la mujer se aman lleven y aporten siempre el sexo. la comercialización del sexo. el gusto. busco satisfacer a alguien. el que se va con una prostituta. Una cosa es el placer. quieto y tranquilo según lo que es realmente: animal racional e hijo de Dios. puede haber manifestaciones eróticas sin amor. Dios quiere que el hombre y la mujer se santifiquen y sean felices dentro del matrimonio estable y ahí está la “aventura sexual” la explotación rabiosa del sexo. Cuando simplemente deseo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 157 CRISIS DEL AMOR Desde el paraiso terrenal.

la avidez de placer. el libertinaje lujurioso. El amor cuanto más se da. el sexo sin amor termina siempre hastiando. . Todos estos ingredientes no pueden proporcionar nunca una felicidad perdurable y no harta nunca. En la aventura sexual impera el egoismo. más se tiene. el instinto sexual. sino que Dios la ha inventado para que esté al servicio del amor en el matrimonio.158 DECANOMÍA La aventura sexual. La sexualidad no es para jugar ni para negociar como pretende la pornocracia y como enseña la pornografia. el capricho. el deseo.

te da”. no creerse incomprendidos. los problemas con distinta óptica que sus hijos. Alguien después de un atento estudio y análisis lo ha llamado con el acertado nombre de “dulce precepto”. El quebrantar este precepto también es una de las causas que producen tantos males en nuestra sociedad. mientras tenemos tiempo y ocasión debemos gozar en su cumplimiento pues todos sabemos que en esta tierra siempre se es más tiempo hijo que padre y la rebeldía contra los padres conlleva la rebeldía contra Dios. respeto. también los hijos. que tienen defectos los padres. Nos recuerda la obligación de honrar a los que nos han dado la vida y que le devolvamos amor. obediencia. tu Dios. veneración y agradecimiento. tener por seguro que nosotros seremos doblemente maltratados por nuestros hijos. afecto reverencia.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 159 DULCE PRECEPTO Es lógico que la segunda tabla del Decálogo comience con esta cariñosa amonestación. Si maltratamos o despreciamos a nuestros padres. ningún hijo jamás ha elegido a sus padres. no hagamos traumas por lo tanto. Durante todas las generaciones los padres han visto las cosas. gratitud. no hay tal escandalosa novedad. siempre ha habido y hay divergencias. . conocida por 4º Mandamiento: “Honra a tu padre y a tu madre para que vivas largos años en la tierra que Yavé. la vida. Se trata de un mandato y querer divino que nunca pasarán de moda y que ninguna tradición humana contraria podrá anular.

160 DECANOMÍA Quizás no esté en nuestras manos el hacerles todo el bien. pero sí que podemos evitarles muchos males y sinsabores. El diablo nos estimula y excitar el fervor y las ganas de quererlos con detalle y exquisitez cuando ya no los tenemos. .

profundidad y amplitud de la educación. por cristiana que sea y por elevada que sea su educación. fundamentales e indiscutibles. Un niño mimado es un niño perdido. pensarlo bien. nunca deben contradecirse. Los padres deben tener paciencia. asignaturas. calma y serenidad con las “majaderías” de sus hijos adolescentes. Al intentar dar unas cuantas pinceladas superficiales dentro de la seriedad. El niño debe saber que hay ocasiones en las que son inútiles e ineficaces los llantos y los gritos. Niño mimado es aquel a quién nunca se le ha exigido.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 161 EDUCACION DE LOS HIJOS Rara será la familia. Si el niño con sus llantos y gritos logra hacer su voluntad siempre usará esta estrategia de nuevo. El padre y la madre deben estar siempre de acuerdo en cuanto a las órdenes y castigos. La educación de los hijos es una de las carreras. a quién no se le ha enseñado a devolver en proporción a lo recibido. en la que la crisis de la adolescencia no haya provocado algún conflicto entre los padres y los hijos. . Mimar no es darle y permitirle todo que nunca será demasiado. Las órdenes deben ser claras y no difíciles. Jamás se puede permitir una desobediencia. Dada la orden debe ejecutarse por encima de todo. solo recojo algunos principios básicos. Es malo dar muchas órdenes y sobre todo contradictorias. artes o trabajos más difíciles con los que se encuentran los hombres. Esto exige a los padres antes de dar una orden.

enseñarle a rezar. Así se van enderezando. correcta. Los niños no sienten placer ni alegria en las cosas que consiguen sin esfuerzo. sin regateos. Los niños no pueden ir a la calle con esta asignatura pendiente para aprender de los falsos compañeros y pasantes —generalmente los más golfos— ¡Que clase de información chabacana recibirán tus hijos en esa escuela! Deben salir del hogar familiar respondiendo con este título y diploma “Todo eso ya lo sé porque me lo han explicado mi madre y mi padre. le servirá para hacerlo un “vir”. Finalmente en el capítulo de la sexualidad es necesario que los padres les hablen sin rodeos. ni cigüeñas ni otras tonterías. enseñarle a amar. ayudarle a superarse.162 DECANOMÍA Educar es ayudarle por todos los medios a obedecer. Las cosas como son —la verdad en la realidad— sin evasivas. enseñarle a querer lo que no quiere. En todos los terrenos de la vida hay que pagar con creces la subida. un hombre. Todo esto. digna y adecuada. Dejarán así a sus padres orgullosos de sus cátedras después de haberles preparado bien”. moldeando y humanizando. Si no entendemos esto seguro que conseguiremos hacer de nuestros niños un montón de pastelería e inutilidad. la alegría y la felicidad de contemplar un hermoso panorama. de una manera clara. aunque parezca duro. sin morbosidad y sin sobrepasarse. . un varón fuerte. sana. lo que no ama y lo que no le gusta.

plenamente y ahí brotarán todas las demás verdades y conocimientos que son necesarias para la vida. Estos tesoros de verdad. sino la verdad para vivirla. ciencia y sabiduría de Cristo proceden de su ciencia divina que poseía plenamente por ser —el Verbo— la Palabra de Dios. Jesucristo no es la verdad para saberla. nunca tendrá cuadro ni vida ni bueno ni malo. Nunca entenderemos nada ni siquiera el simple cristianismo —ni la vida— mientras no aceptemos convencidos lo fundamental y el marco de la verdad —ser hijos de Dios— Esta verdad nos la enseñó el mismo Jesucristo: “Subo a mi Padre y a vuestro Padre.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 163 JESUCRISTO. Esta pretensión les aleja de la vida y de la doctrina. Vida y doctrina formaban un todo armonioso y unitario. Ni solo doctrina ni solo vida. Verdad es su persona ejemplar hijo de Dios. seguirá desmarcado y desnortado en todos los sentidos. Muchos intentan y pretenden vivir una vida absurda en esta dicotomía y doblez. a mi Dios y a vuestro Dios…” Si el cuadro de la vida de cualquier hombre no está enmarcado dentro de esta realidad o verdad. Cualquier hombre fuera de la verdad o del marco de Cristo vivirá equivocado en todo. VERDAD La vida y el tiempo no se no da más que para esto: “Conocer esta” verdad —in directo et in re— es decir. de su ciencia beatífica que le correspondía como santo y . Cristo es la verdad absoluta e integral. “Jesús coepit facere et docere… Hacia y enseñaba la única verdad. Cristo practicó lo que enseñaba y enseñó lo que practicaba.

“Yo. los inventos. . “Ningún hombre habló ni pudo hablar así…” todos los genios. decía. Santa Teresa de Jesús apenas encuentro algo en los libros a no ser en el evangelio. Por eso los santos —los sabios de la verdad y de la vida— acaban por perder el gusto por los libros escritos por los hombres. Los que escuchaban decían. Ese libro me basta”. se esfuman y se anonadan ante la verdad y el evangelio de Dios. las teorías de la humanidad palidecen. la filosofía.164 DECANOMÍA bienaventurado acá en la tierra. de su ciencia infusa superior a la de todos los angeles y de su ciencia adquirida que fue creciendo a lo largo de su vida.

. perfecto orden en lo pequeño —mikros— en comparación con el gran orden supremo del Universo o —macrocosmos— Algunos dicen que el hombre es fruto de una explosión o generación espontánea —ya es mucho azar y parto—. “¿Qué es el hombre?. pero la historia. Hoy quizás está perdida.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 165 ¿QUÉ ES EL HOMBRE? Desde que el hombre apareció sobre la tierra ha hecho nacer la “filosofía”. Todos somos filósofos y podemos dar una definición u opinión sobre el hombre. las culturas y las civilizaciones han dado la vuelta a la pirámide patas arriba. más que nunca. una obra de arte. Todavía hoy no se han puesto de acuerdo en las respuestas. y el hombre quedó allá abajo. porque se han venido abajo los dos pilares que sostenían la “identidad y esencia del hombre”: la libertad y la verdad. ¿De dónde viene? y ¿A dónde va?”. pequeño ornato. —el macrocosmos— puso en la cumbre de la pirámide en la jerarquía de los seres al hombre. Los filósofos no tienen por qué saber qué es el hombre. ni en el hallar la verdadera identidad del hombre. pequeño adorno. acertadamente los griegos lo llamaron —microcosmos— pequeño mundo. Infinidad de doctrinas a lo largo de la historia variopintas y pintorescas. el hombre es el más perfecto y adornado. Todos los filósofos en todos los tiempos se preguntan. al crear todas las cosas. Entre todos los seres que estudia la metafísica. Otros dicen que el hombre es un número. Dios.

que cuenta para la aventura y andadura de la vida con un número determinado de años y que está puesto en la tierra no para comer ni para dormir. acertada y exhaustiva sobre el hombre? –Será Dios. exacta. Dios sabe más y no se le discute. ¿Quién puede hablar mejor de un reloj? .166 DECANOMÍA San Agustín aporta: “El hombre es una pregunta y Dios es la respuesta…” Pero realmente sin gastarnos en enumerar las poco felices y desacertadas definiciones que a lo largo de la historia ha habido y habrá. con el endiosamiento bueno. el hombre? –Que es un ser creado a imagen y semejanza de Dios. .¿Quién puede dar una noción definitiva. ¿Qué dice Dios sobre su creatura. sino para conocer. ¿Quién puede opinar sobre una operación de apendicitis? –Será el doctor. come y duerme. óptima. su hacedor y creador. dotado de libertad. y luego gozar de Dios en la vida eterna. hijo de Dios. ¿Quién puede hablar mejor de la construcción de una casa? –Será un albañil o cantero. amar y servir a Dios mientras trabaja.Será relojero.

la sensibilidad como los animales y la inteligencia como los angeles. Lógicamente a la criatura más perfecta de la creación —el hombre— no dudaron en nominarla “microcosmos” la grandeza y la belleza en lo pequeño —micros—. el ser de las piedras.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 167 MICROCOSMOS Todas las culturas y filosofías han calificado al conjunto de la creación o del mundo en orden. en su lógica sana. en su originalidad —valde bonum— con un “totum macrocosmos” es decir. mecanismo y funcionamiento de una triple acción vegetativa. de materia —hile— y de forma —morfé— todos componentes dispares que íntimamente asociados forman una sola naturaleza —fisis— y una sola persona —hipóstasis—. de carne —sars— y de espíritu —neuma—. etc. a pesar de los fallidos intentos y de las malas fotografías que a lo largo de la historia han tratado de perfilarlo —gallina desplumada. por eso el ojo y la cultura griega contempló en el hombre como un pequeño mundo —microcosmos— una síntesis admirable de la creación entera… Esta simbiosis. Este “microcosmos” el hombre. gusano.— es un ser misterioso que se compone de cuerpo —soma— y alma —sijé—. número. en su ecología. en armonía. sensitiva y racional constituye la vida natural del hombre. la vida como los árboles. contemplaban en ello la plenitud de la grandeza y de la belleza —cosmos. El hombre tiene algo de todas las criaturas. .

inteligencia. exacto. totalizante. espíritu. con sus actos y operaciones de esas virtudes y de los dones. morfé. estático y dinámico. sino que se compenetran. se influyen intima y mutuamente en todos los sentidos y en todos los ordenes. ni desvinculada. ni en capas independientes y superpuestas. se coordinan. con un principio de operaciones la gracia santificante. neuma. . se complementan. inmortal semejante a su vida natural y mortal. brota del hombre otra vida y otra actividad sobre-natural. Al hablar del hombre el calificativo de —microcosmos— es un perfil serio. sijé. razón. la inteligencia y la voluntad—. Del elemento y componente real alma. fe. con sus potencias o virtudes infusas y los dones del Espíritu Santo. Vida y organismo sobre-natural con un sujeto de operaciones —el alma. voluntad. ni yuxtapuesta.168 DECANOMÍA Actividad que no está sobrepuesta.

Otros: “No. Todas las sociedades y estados tienen poder para dar leyes y gobernar las naciones y promover el bien común de los pueblos. No es razonable negar este poder legislativo a Dios. Pasaban la vida alrededor del templo —lejos de Dios— metidos en dis- cusiones de preceptos. Dueño y Señor del Cielo y de la tierra. Aunque suene a paradójico Jesús vino a abolir la ley y el templo. El pueblo judio estaba atrapado y perdido en medio de una pesada carga y amalgama de leyes y de variopintos sacrificios en torno al templo. Afirmaban unos: “La perfección y la santidad está en las purificaciones y abluciones…”. Gobernador. una revelación y una revolución. Dios como Gran Artífice. Este evangelio. anuncio o promulgación que suena a novedad es una liberación. comprende y resume todas las leyes y todas las justicias. Para los fariseos la prefección está: “En el cumplimiento exacto de las prácticas y costumbres…” . está en los sacrificios…”. La “Ley Nueva” abarca.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 169 MANDATUM NOVUM Cuando hablamos del “Mandatum Novum” naturalmente nos referimos a la “Ley Nueva” que nos legó Jesús: La Ley del amor. Regidor y Legislador Supremo tiene derecho para dar leyes. Esta ley nueva del amor es insustituible por ser definitiva y eterna. Desde hace 2000 años que apareció la “novísima ley” quedaron abolidas todas las leyes antiguas y viejas.

Responde Jesús a los judios y todos los hombres de una forma clara. la lucían de una forma deportiva. la meta y el móvil de todas las leyes. Ciegos. el fin. . Este es lo primero y mayor en todas las leyes.170 DECANOMÍA En medio de esta perplejidad los rabinos hacen una capciosa pregunta a Jesús: “Maestro. categórica y definitiva. acortando distancias entre el cielo y la tierra y acercando los hombres a Dios en la amistad y la intimidad: “Amarás a Dios con todo tu corazón. el motivo. con toda tu alma y con todas tus fuerzas…”. A cumplir el “Mandatum Novum” se reduce la vida del hombre que es la totalidad. la síntesis. la llevaban como escrita en su frente. alegre y pintoresca en sus túnicas y filacterias. la colgaban sobre la jamba de sus puertas. ¿cuál es el mandamiento más importante…”? Todos los judios desde siempre la sabían porque la repetían por lo menos dos veces al día en la oración. hipócritas y fariseos. la plenitud. la causa. amarás a tu prójimo como a ti mismo…”. conocida. Les remata y cierra la pregunta: “El segundo es semejante al primero.

. Es lo que más y mejor ayuda al hombre.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 171 REZAR Rezar es un vocablo que existe en todos los idiomas del planeta. con insistencia. su maldad. Rezar es una realidad y una actividad muy usada. Es una medicina potente y una palanca poderosa. porque no se puede defender. con perseverancia y con tozudez. débil y flaco y al contrario Dios lo puede todo. su salud. Sin esta ayuda. su vida. toda su programación. porque el hombre es pobre. hay oración en potencia. lo cura. sus problemas y por supuesto su salvación final. comodín o industria —oración— al hombre a la larga mal le va rodar todo su negociado. con tesón. su impotencia y su necesidad y Dios le brinda y con toda seguridad le ofrece todo su poder. pedir. Donde hay un hombre hay “rezar”. pedir perdón. La Escritura nos habla cansinamente y hasta la saciedad de que es necesario rezar con terquedad. Toda la relación del hombre con Dios. muy útil. Para el hombre que no reza el resultado de 2+2 puede ser 105 o menos de 4. adorar. le da salud. Santa Teresa nos recuerda que el hombre que no reza se pierde. lo fortalece. Todo esto es la vida del hombre que expone y ofrece a Dios toda su realidad. su gracia y su amor. su bondad. Es obvia y evidente tal necesidad advertida. dar gracias. muy poderosa y muy necesaria como el aire para los pulmones. le da vida y definitivamente lo salva. no es fuerte ni es poderoso. su miseria. muy practicada. Rezar es hablar con Dios. Cristo rezaba y nos enseñó a rezar. su mezquindad. su existencia.

elevando la mente. sin palabras. la memoria.172 DECANOMÍA toda su existencia y toda su vida es oración. . Rezar es fácil tanto vocalmente con palabras. dependencia e intimidad del hombre con su Padre-Dios. oraciones y conceptos ajenos y prestados como mental y personalmente. Rezar nunca es perder el tiempo como piensa la agitada sociedad moderna porque sabe que es necesario frenar la máquina en la gasolinera para llenar combustible. la voluntad y la inteligencia a Dios. Oración es el trato.

nada de repente se hace grande. lo raro. lo anormal. lo extraordinario sería que fallase y no se cumpliese el refrán latino: “Talis vita. Es decir. Hacia el lado que caiga el árbol así se quedará. como salga. la muerte sellará y ratificará esta desgraciada e infeliz situación. exótico. con el trabajo bien hecho.” Si luchamos diariamente por enderezar nuestra vida hacia Dios con acciones de gracias. Si vivimos una vida agitada y en desorden tendremos una desgraciada y mala muerte “cacotanasia”. lo sumo. algo raro. ita mors. Para los escépticos ante estas asevaraciones podemos recordar aquel otro viejo y paralelo sofisma latino: “Nemo repente fit summus…”. La naturaleza ordinariamente no actúa con sobresaltos ni con estridencias. . Lo grande. tumbatibo y extraordinario. ITA MORS Este viejo y sabio adagio latino nos dice que “según sea la vida así va ser la muerte”. peticiones. Si no luchamos y dejamos todo a la deriva y por libre. alabanzas y oraciones. buena y dulce muerte “eutanasia”. Puede fallar naturalmente el sabio y viejo adagio titular latino pero siempre será una excepción. Si llevamos una vida buena en paz y en orden logicamente concluiremos con una feliz.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 173 TALIS VITA. con detalles de generosidad y de amor hacia los demás naturalmente la muerte coronará esta feliz y santa vida.

la experiencia y la historia nos han legado estos principios filosóficos sobre las postrimerías aprendidos y arrancados de las pocas y muchas cosas que se pueden saber ciertas sobre los acontecimientos de la muerte: “Nuestro vivir no es más que un precipitado correr hacia la tumba. la hora de la muerte no puede saber y la vida pasada no se puede cambiar…” Ante la brevedad y efemeridad de la vida recomendaba Santa Teresa a sus monjas con ironía: “No construyais los conventos muy altos para que el dia del juicio no produzcan al caer mucho ruido…”. la muerte no se puede evitar.174 DECANOMÍA La sabiduría humana. .

DEC A N OMÍA V “No matar… no hacer daño al prójimo…” .

.

no mide las posibilidades. Dice San Agustín: “Ama et fac quod vis…” ama y haz lo que quieras… El amor ignora las fronteras. El amor ennoblece y enriquece siempre al hombre y le hace parecerse un poco más a Dios. Dice Aristóteles: “Amar es querer bien para alguien…” No es posible separar el amor del dolor ni el dolor del amor. “Deus est Amor… Dios es Amor… nos dice San Juan y el amor va transformando al amante en el amado. al contrario crece como el artista que quiere más a su obra cuantos mas sudores le cuesta. Solo el hombre es capaz de amar. por eso la enamorada se alegra en sus dolores y se regocija en su amor doliente.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 177 AMOR Cada uno de los hombres —y toda la humanidad— vive entre el amor y el odio. El amor es la explicación de todo. Si no se acepta el amor. El amor conduce a la felicidad y a la auténtica alegría. distintivo fundamental de la persona humana. Todo lo hace llevadero el amor. no se derrumba ante las dificultades. no se resigna ante la imposibilidad. Dice Santo Tomás: “El amor reviste de gran dignidad al hombre…”. el odio comenzará a invadirlo todo con frutos cada vez más venenosos. . no calcula. Solo el amor verdadero construye y es germen y principio de la única revolución que no traiciona al hombre. El amor pide correspondencia y a esto tienden todos los esfuerzos del amante a atraer hacia sí el amor del amado.

con una conversación amable. No hay ocasiones excepcionales para amar. . con el trabajo bien hecho. hemos de aprender a amar en lo corriente de cada día. a través del espíritu de servicio.178 DECANOMÍA Jamás la palabras dirán tan bien la realidad del amor como cuando lo hace el modelo vivo —el hombre— en su conducta y en su vida. sin herir nunca y con serenidad en los momentos de dificultad o de cansancio.

Alguien defiende que este mundo es el mejor de los posibles. nada se hace. ni explotado con un agradecido y solemne: “Gracias Señor. ¿Cómo sería posible? Ahí está la imaginacion. por la creación…”. pero Dios lo puede todo. Ni más ni menos. rico y sorprendente —que solo Dios podía hacer— hágase la luz. las aguas. Por ejemplo la programación y plan del mundo antes de la tragedia del paraiso terrenal. variado.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 179 DIOS CREADOR Dios creó el mundo libremente. los animales y los hombres. La fantasía nos apunta otras muchas posibilidades y variedades. No un caos revuelto sino un orden perfecto. los peces. sin guerras y sin muertes. la tierra. Y todavía no hemos gritado. Y este es el plan de Dios. vivan las aves. Un mundo totalmente distinto sin maldad. las hierbas. la elucubración y la fantasía. . sin enfermedad. aparezcan los cielos. De nada. Parece lógico opinar que pudo haber sido de otras muchas maneras. La creación “ex nihilo” … de la nada solo es exclusiva de Dios —Omnipotente— Creador. Sin embargo los hombres nos acostumbramos a este extraordinario y festivo regalo de la creación y nos parece todo tan normal y tan natural. inteligente y acabado. Una cosa es tener poder para “crear” y otra muy distinta es saber lo que hay que “crear”.

Hablan del accidente de la vida.. toda la creación colabora. Dios —Creador cuenta y espera de los hombres— criaturas la sabia cooperación en el perfeccionamiento y cuidado de la obra de su creación. variopintas. etc. Por no querer aceptar el gratuito y buen hacer de Dios. etc. Esta es la grandeza y también la bajeza de los hombres. de la generación espontánea. extraterrestres. Dios sigue siendo Dios y el hombre sigue siendo hombre y en la creación todo está en perfecto orden y armonía. hablan de “bichos raros” y de “androides”. sólo está el peligro del hombre —único ser inteligente. absurdas y ridículas teorías. . creados poco inferiores a los ángeles y siempre con la pretensión de ser como Dios. libre y semejante a Dios— que puede incumplir los planes de la creación. A pesar de todo. nada ni nadie interrumpe.180 DECANOMÍA Muchos adversarios por no admitir a Dios como Padre y Creador de la vida inventan las más pintorescas. de la explosión de la vida. recurren hasta a las Galaxias omnipotentes.

la causa del dolor y de la muerte. desintegrable y así fué el hombre falló y con esta falta original cambió el rumbo a toda la humanidad en la que —ya sí— se experimentaban las primicias y consecuencias de esta falta una vez perdida la —justicia y santidad— en la que el hombre y la mujer no conocían el mal. por dentro del hombre y por fuera. Después de esta sacudida el hombre quedó como desintegrado en si mismo y rotas las amarras con su Dios —fuente del bien.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 181 DOLOR Y MUERTE A la humanidad siempre le preocupó y le preocupará el saber el “por qué”. el origen. Al principio cuando Dios creó al hombre y a la mujer no los creó con mal. dolor y muerte. al decir libertad estoy diciendo falible. rompible. de los males de la tierra. ni la muerte. con dolor y con muerte. Fueron precisamente el hombre y la mujer los protagonistas. pero en plena y nítida libertad. ni el dolor. Esta es la única causa seria de todos los males existentes síquicos y físicos. los portadores y los más sufridores del mal. de la felicidad y de la vida—. quebrantable. No siempre hubo en el mundo mal. del dolor y de la muerte. Esta macrotragedia protagonizada personalmente por el cabeza de la humanidad se transmite a todos los hombres sus descendientes por generación en el amor con sangre y con dolor. perfecto y feliz. Dios tenía otros planes. tanto el hombre como la mujer en sí mismos constituían un todo armónico. .

estas alternativas de bien y de mal. ese dolor y esa muerte —no necesariamente— sino en límpida. el mal uso de la libertad. el dolor. plena y absoluta libertad y por lo tanto responsable. la tristeza. .182 DECANOMÍA del infierno. La perpetua enemistad entre el imperio del mal —Satanás y el imperio del bien—Cristo. el cansancio. Luego a lo largo de la historia cada hombre que viene y pasa irá concretando y protagonizando ese mal. la muerte. las espinas y los abrojos. de la enfermedad y de la muerte como formando parte constitutiva de la vida. el sudor. Y ahí tenemos en los albores como primicia el primer homicidio de la historia —Caín mató a su hermano Abel— y luego el fiel desarrollo y exacto a lo largo toda la humanidad del mal.La eterna lucha entre el bien y el mal. la última palabra de la historia no será el mal ni la muerte sino el bien y la vida.. las guerras. la enfermedad. Pero pasadas estas escaramuzas y guerrillas. del dolor.

la eutanasia. la gula.. Solo Dios es el dueño y de señor de la vida. Es natural esta ansia de apropiación. . envidias. La historia nos cuenta el original. zoología y botánica—. no es más que un administrador que debe cuidar la vida propia y la ajena. origen y término de nuestra existencia. la embriaguez. la mutilación. sino también prohibe las riñas. El hombre tiene obligación de “amar y respetar y cuidar” su propio cuerpo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 183 DUEÑO Y SEÑOR DE LA VIDA El hombre desde el paraiso siempre sintió la tentación de hacerse “dueño y señor de la vida”. El hombre —por mucha ansia y ambición— que sienta. etc. que es un don de Dios. golpes. las drogas. Siempre mantiene la vida relación con el Creador. Existe también un “quinto mandamiento” que regula nuestro comportamiento con respecto a nuestro prójimo —próximo— para una pacífica y sana convivencia. Este mandamiento no solo ordena “no matar”. triste y doloroso episodio de los hermanos Caín y Abel y a este fatal comienzo de la marcha de la historia todavía no se le ha puesto fin. La vida humana es sagrada desde el primer instante de su concepción —según la Biología. manda y regula un respecto y cuidado exquisito por la vida humana. A esto se opone el suicidio.

184 DECANOMÍA El hombre debe usar bien de los talentos tanto naturales como sobrenaturales. alegrarse del sufrimiento de los demás. etc. para resolver y aliviar todas las necesidades tanto materiales como espirituales. que son crímenes horrendos contra Dios —Dueño de la vida— y contra el hombre. enemistad. discordias. Prohibe el escándalo que atenta contra el bien espiritual del prójimo. . la vida ajena. Este derecho está inculcado en el homicidio y el aborto. por eso prohibe todo aquello que hace daño al prójimo: odio. desear mal a alguien. Debe respetar también —por supuesto—. envidia. sino setenta veces siete”. Si grave e importante es cuidar el cuerpo que habrá que decir del cuidado del alma o vida espiritual?. venganzas. Duras son las palabras del Evangelio para el que comete el escándalo: “mejor es atarse una rueda de molino al cuello y arrojarse al mar”. En contra del escándalo propone y regula toda clase de ayuda con las obras de misericordia. El “quinto mandamiento” regula también una sana y santa convivencia. La pereza siempre se opone a que los talentos fructifiquen. Nos manda perdonar de corazón las injurias “no siete veces. Asi de claro y duro y sin paliativos por el altísimo precio y valor de la vida humana y espiritual del hombre. insultar. riñas. peleas.

“buena” y de “génesis” (generación. nacimiento). En contra de lo que ordinariamente se dice las enfermedades hereditarias graves son pocas y poco . tanto privadas como públicas. con diversos medios: prohibición del matrimonio. la mejora de las condiciones del embarazo. etc. aborto. de sus leyes y del influjo en ella de los factores sociales y ambientales. de la lactancia. del parto. Estos vocablos griegos se emplean para designar el estudio de la herencia biológica. que va unida en general a todas las medidas de profilaxis. Hablando también en términos muy amplios. Se llama eugenesia positiva la que intenta el resultado de un buen nacimiento mediante los consejos oportunos antes de la concepción. La eugenesia positiva es una acción totalmente ética y legítima. Como disciplina práctica es la aplicación de esos conocimientos científicos para conseguir una buena gestación y el nacimiento de hombres y mujeres bien dotados para la vida. todo lo que contribuya al desarrollo de la moralidad privada y pública es una positiva actividad eugenésica. de la educación.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 185 EUGENESIA El origen etimológico aclara ya el significado del término. Eugenesia viene de “eu” (bueno. origen. Se llama eugenesia negativa la actividad que persigue la mejora de la raza humana evitando la procreación de las parejas más débiles y mal dotadas impidiendo que nazcan hijos con enfermedades hereditarias. esterilización. sanidad e higiene.

el trato inhumano y el experimento zoótico en los hombres y las mujeres es un crimen. sin embargo dentro de las medidas contra los riesgos eugenésicos se puede incluir la visita médica prematrimonial. .186 DECANOMÍA frecuentes. El mito de una raza humana pura —racismo. nacismo—.

Quitar la vida al prójimo —en nombre de la eutanasia— es un grave pecado que se llama “homicidio”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 187 EUTANASIA I La “eutanasia” del griego “eu” bien y de “thanatos” muerte. ni el consentimiento. con todo derecho es sólo Dios el que da la vida y la muerte. no destruirla. la mala muerte o el mal morir. nunca es lícito —en nombre de la eutanasia— acortar la vida. tal muerte. equivalente a buena muerte o bien morir. en todas partes y en ambos casos es un atentado contra el soberano dominio de Dios. y si queremos morir con dignidad hay que vivir con dignidad: talis vita. . no el capricho. Aunque la vida sea un accidente siempre hay una razón para vivir: Dios. ni el padecer. de los subnormales: “si no sirvo”. de los criminales: “soy una carga para la sociedad”. La misión de la medicina es defender y cuidar la vida. de los ancianos: “ya di lo que podía”. si no quiero?”. Dios es el autor de nuestra existencia. ni la ciencia. Nunca podrán tener valor estos razonamientos: de los suicidas: “¿Por qué vivir. ita mors… a tal vida. y quitársela a sí mismo es otro gravísimo pecado que se llama “suicidio” siempre. Si Dios es el dueño y propietario de la vida y de la muerte. de los incurables: “si no puedo vivir”. Si los sentimientos o la seudo-ciencia nos hacen quebrantar estos principios se correrá el riesgo de causar a los hombres la —cacotanasia— o sea. ni el sentimiento.

La “eutanasia” —entendida como disminución del dolor— o analgésico es una actividad completamente lícita y ética. . es homicidio y con su consentimiento es suicidio.188 DECANOMÍA La “eutanasia” —entendida como abreviación de la vida— sin el consentimiento del enfermo.

etc. y de thanatos. . Este vocablo eutanasia ha sido y es usado y maltratado. bien nos entendemos todos cuando se habla de la eugenesia o buen nacer y de la eutanasia o bien morir. bienaventurada. Sin embargo. de ahí buena muerte. siempre se nace a tiempo y se muere a tiempo. ¿ahora se puede hablar hoy del bien morir…? En el siglo XX le hemos arrancado el objeto a la eugenesia y también a la eutanasia. Qué tiene este nacer del siglo XX de eugenesia? mas bien suena a —cacao- genesia— o mal nacimiento. La medicina lo emplea significando estos conceptos “muerte dulce”. engendrada sin amor. el final feliz de una vida vivida a la “dolce vita” sin freno ni cortapisas. traido y llevado por todos. arrancando de la Sagrada Escritura: “Dichosos ya los muertos que mueren en el Señor…” Otros hedónicos del siglo XX la califican a la eutanasia como la cumbre y la plenitud. de “eu” que significa bien. Por lo tanto el vocablo eutanasia es un vocablo ambiguo y aplicable a muchas realidades. Los místicos lo usan para hablar de la muerte feliz. dichosa. etc. que significa muerte. en general. ejemplar y santas de los siervos de Dios. Tanto el nacer como el morir son actos positivos que pertenecen a la existencia y le son conaturales.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 189 EUTANASIA II Palabra que etimológicamente procede de dos vocablos griegos. “muerte sin dolor” etc. alimentada sin calor humano y criada sin hogar. Se puede hablar del buen nacer de una criatura nacida sin dolor.. etc.

. ¿dónde está la dulce muerte o muerte feliz? Cuando hoy el tecnicismo de la medicina corre el riego de hacerse abusivo sobre todo en los últimos momentos de la existencia. cuando el final de la vida hoy se hace en una situación de soledad.190 DECANOMÍA Lo mismo digamos de la eutanasia.

a lo nemónico. el hombre viejo es varón de memorias. tienen lógicamente poco de recuerdo. Está “abierto”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 191 HOMBRE VIEJO Y HOMBRE JOVEN Los jóvenes tienen mucho de futuro y poco de pretérito. Aquel ha vivido ya toda la etapa ascendente de la vida. sino que va realizando al mismo tiempo la cara. no el pasado es lo que cuenta para él. el hombre joven tiene un pasado muy breve y un porvenir muy dilatado. Pero. Por el contrario. le falta lo que comunmente se llama “experiencia” de la vida. Cuando la vida es “enteramente recuerdo” poco lugar queda para la esperanza. El porvenir. de memoria y todo de esperanza. Su vida se encuentra “fijada y cerrada” integramente dirigida al recuerdo. es rico en ilusiones y en esperanzas. De ahí el profundo acierto sicológico de la frase: “Voy a morir. en cambio. La esperanza es el lenguaje de la juventud. el baúl de sus “recuerdos” que le van haciendo viejo. Pero tampoco todo es esperanza y expectación y futuro. mientras el joven es varón de esperanzas. con el predominio de una empequeñece la otra. su patrimonio real es exiguo. carece de historia. el depósito. sus esperanzas se han realizado en parte o han sido ya definitivamente abandonadas. . a la memoria. Ya mi vida se vueve enteramente recuerdo”. En el esquema de la vida natural no hay futuro sin pasado y sin pre- sente y para que lo nuevo nazca tiene que ir muriendo lo viejo.

.

intentando construir la existencia considerándose el centro del mundo como si Dios no tuviera nada que ver o como si no tuviera una palabra clara y omnipotente para orientar a los hombres en medio de todos los problemas del mundo. más que un humanismo verdadero que se abre al Absoluto y que da la idea de la verdadera vida humana como leemos en la acertada expresión de Pascal: “el hombre supera infinitamente al hombre”. Ciertamente el hombre puede organizar la tierra sin Dios.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 193 HUMANISMO NUEVO Parece que la humanidad hoy se perfila en su despertar —como frágil y débil planta rompiendo la tierra en busca del sol— hacia un humanismo nuevo. No hay. dejando atrás aquel otro humanismo viejo. pero al fin y al cabo sin Dios no puede menos que organizarla contra el hombre. cerrado e impenetrable. pleno. sabe y teme que a la hora de usarlos se le pueden derretir o aguar la pólvora. abierto y trascendente. El hombre de hoy que maneja tantos “botones” conoce. en vano trabajan los que la construyen”. . Efectivamente todos los problemas que desgarran la vida del hombre provienen en último término de que éste se ha cerrado y alejado de Dios. Ha experimentado y aprendido que un humanismo inmanente podría tan solo aparentemente triunfar. Así nos lo advierte claramente en el Salmo 121: “Si Dios no edifica la casa. pues. El humanismo exclusivo es un humanismo inhumano.

.

Se conoce en la historia como época de las persecuciones las protagonizadas por los emperadores romanos: Nerón. sangre que resultó ser “novum semen christianorum… una nueva semilla. Los sarcófagos de los mártires son unos restos o monumentos arquitectónicos en donde se puede estudiar el arte. también os perseguirán a vosotros (Jn. Diocleciano. Si me persiguieron a Mi. Decio. una “multitudo ingens ac nova” una multitud enorme y nueva de cristianos. . que empaparon y regaron el suelo romano con la sangre de los cristianos. Los cristianos se reunían junto a las tumbas de los mártires considerando su muerte como un triunfo y una victoria sobre sus enemigos de la fe. 15. se conoce como “mártir” todo el que muere por Cristo defendiendo su doctrina. nuevos vástagos. Septimio Severo. siempre hay y siempre habrá persecuciones contra Cristo y sus seguidores garantizando así la actual existencia del “martirio” “…” No es el siervo mayor que su Señor. convirtiendo las catacumbas —cavidades subterráneas— en lugares de culto. nuevas razas. Trajano.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 195 MÁRTIRES “Mártir” es una palabra griega que significa testigo. “mártires”. Siempre hubo. grano o simiente que hizo brotar a lo largo de los siglos nuevas plantaciones —neófitos—. Oficialmente cesaron estas cruentas persecuciones y se le concedió la paz a los cristianos en el año 313 con el famoso Edicto de Milán firmado por el Emperador Constantino el Grande. Marco Aurelio. testimonio. testigos. el lenguaje y la simbología cristiana y paleocristiana. Domiciano.20).

.

El rey los insulta diciendo: “Vaya con los cristianos. El rey empieza a sentirse tenso y molesto y arremete con recelo y luego con odio contra los cristianos. Tanto aprecia y respeta a los hechiceros como al pequeño grupo de cristianos que ve crecer a su alrededor. Furioso añadió: “ Los que rezan vayan a aquel rincón para saber a quien hay que quemar…” Se apartó ungrupo siguiendo a Carlos Luanga. . Un dia al atardecer volvía el rey de sus cacerías y mandó llamar a uno de sus pajes. uno de los primeros oficiales de palacio.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 197 MÁRTIRES MODERNOS Muanga es un joven rey negro con instintos sanguinarios y alma salvaje que rige los destinos de Uganda en el Africa tropical a finales del siglo XIX. le avisaron que estaba en una de sus catequesis. Mas tarde ruge y manda presentar en palacio a otro grupo de muchachos con Carlos Luanga a la cabeza. Inmediatamente se levanta una de aquellas horribles matanzas tan frecuentes en tierras africanas. condena los sacrificios humanos. Una de las primeras víctimas que mandó a la hoguera fue el joven José Mkasa. Se presentan con cortesía y cariño delante del rey y de su mujer Nassiwa. Pronto advierte que alguno de sus pajes se niega a satisfacer sus instintos sexuales y bestiales. la crueldad. El cristianismo es exigente. la injusticia. la poligamia. Mis perros valen más que vosotros”.

rezaban. . ¡mañana será el combate!. Mugaba Tuzindé. El padre hizo señas a un subalterno. rezaremos mientras vivamos”. Entre los 16 perdonaron a tres que repetían y lloraban diciendo: “Nosotros también rezamos porque somos cristianos…”. nuestro dolor momentáneo. mientras volvió la cabeza. le contestó: “No es posible. conversiones. Hizo todos los medios posibles para que su hijo cediese.198 DECANOMÍA Hubo deserciones. estaban firmes. cobardías. Entró primero Carlos Luanga en el fuego bromeando con el verdugo: “Suéltame las manos para que yo te pueda ayudar a atizar las llamas…” Kizito. soy cristiano y permaneceré cristiano…” Tengo miedo a las llamas. traiciones. Dionisio que cantaba en medio de las llamas. que con un mazo le rompe la nuca. hijo de uno de los verdugos. mátame antes de que se encienda más la hoguera. miedos. El verdugo ante la hoguera les preguntó por última vez: “Declarad simplemente que no volvereis a rezar y Muanga os perdonará…”. Allí se animaban unos a otros. bautismos. al son de tambores y al canto de melodia los llevaron hacia la leña encendida. no moriremos dos veces. Llegado el momento. Así escribieron una página de la historia aquellos jóvenes de Uganda conquistando la lureada corona del martirio enriqueciendo la familia de los mártires y amigos del Señor. el más joven sigue sonriendo y provocando a los verdugos. El grupo de los jóvenes valientes y atletas fué llevado a la cárcel. apostasías. Respondieron: “No. El grupo restante gritó: “Aquí ya no reza nadie”.

un plan concreto y revelado para salvar a los hombres de todos los tiempos. La cuerda está pero hay que agarrarse a ella. es necesaria tu voluntaria cooperación. un querer. Jesús —no hay otro nombre bajo el cielo por el que podamos salvarnos— no solo tiene un plan teorético o una voluntad genérica para salvarnos sino que nos pone y ofrece una rampla articulada sobre cuatro pilares: la fe. . Es evidente que sin fe es imposible agradar a Dios y salvarse. los Sacramentos de la fe. una fe que se recibe y se mantiene por medio de los Sacramentos. Dice Santa Teresa de Jesús: “El que no reza se condena…”. non salvabit sine te…” Dios que te creó totalmente sin ti. si tu cooperación ahora no quiere salvarte sin tí —ser libre—. y la oración de la fe. El hombre no se puede salvar por libre y a su aire —ni con pietismos exagerados ni con cucas cicaterías— como algunos pretenden y predican. Así lo recuerda San Agustín: “Deus creavit te sine te. asídua y perseverante vida de oración.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 199 PARA SALVARSE Dios quiere que todos los hombres se salven. El salvador-Jesús tiene un modo. ahora falta que el hombre quiera también. sin tu consentimiento ni permiso. El querer y la voluntad de Dios están claros. un camino. Es preciso agarrarse a la cuerda que se nos echa al pozo. se expresa y testimonia con una coherente vida del creyente cumpliendo los Mandamientos y todo este andamiaje sostenido y apoyado en una contínua. los Mandamientos o vida de fe.

El querer salvífico de Dios no es quimérico o etéreo o angelical ni queda al azar o capricho de cada uno sino que es concreeto. .200 DECANOMÍA Quien tiene el oficio de salvar es Dios y nos da este plan de mínimos como “conditio sine qua non…” luego está también naturalmente la libertad. la generosidad y entrega de cada uno. querido y práctico amoroso y vital y no hay ni puede haber otro camino para salvarse.

Su grito de victoria es: “Estar tranquilos que no pasa nada. Enemigo ignorado. ingratitudes. desamor. es ese “no quiero”. El no querer aceptar —la realidad del pecado— es como querer tapar los agujeros de la regadera. abusos de la libertad. de omisiones del bien. transgresiones. todos somos unos santos. Existen pecados de pensamientos. enemigo doblemente peligroso. El pecado abunda y mucho. La total malignidad del pecado solo se podría comprender conociendo a Dios y esto es imposible aquí en la tierra. todo pecado daña de algún modo a la humanidad. hacia Dios que es AMOR.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 201 PECADO El pecado existe. no hay pecado”. cuando lo sensato sería cerrar la llave de paso. de deseos. El gran logro. Hay en la humanidad un —único y verdadero mal— que se debe evitar: el pecado. de obras. de la falta de paz y alegría en la sociedad. conquista. es “dar las espaldas a Dios”. El pecado es la causa y origen de todos los males. . esclavitudes. es la “conversio ad creaturas” en definición de los Teólogos. desarreglos. éxito del diablo en el siglo XX es el anuncio y convencimiento universal de que no existe el pecado. el pecado es rebeldía. de palabras. desobediencia.

a la conversión. al arrepentimiento. a la detestación del pecado. a la “conversio ad Deúm”. a la —motanoia—. . olvidar y nos invita. a la penitencia. (Is 45-22). no nos fuerza. sin embargo. tirar lejos. “Convertios a Mi y seréis salvos”. de borrar. a la reconciliación.202 DECANOMÍA Solo Dios. se arroja o atribuye el poder de perdonar los pecados.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 203

SENTENCIA CONTRA EL INOCENTE
El calor, la claridad y el fuego de la cultura y de la civilización van
penetrando las mentes y modelando los corazones de tal manera que el
mundo empieza a entender todos los retos y razonados razonamientos
y principios sobre el aborto y a dar respuestas nítidas y definitivas.
El aborto o interrupción del embarazo es un homicidio. La sana
ciencia en todos los tiempos ha afirmado que la vida de una persona
comienza en el momento justo y en el instante de la concepción.
El Concilio Vaticano II añade que el aborto provocado es un “crimen
abominable”. El Dr. Jerónimo Lejeume, por citar alguno, catedrático de
genética en la Sorbona de París, miembro egregio y sobresaliente en las
ciencias en todos los continentes, nos enseña: que la primera célula
resultado de la concepción es ya un ser humano. Sigue diciendo: si el
embrión desde el primer momento no es un hombre ya no lo llegará a
ser nunca. Esto suena a pura ciencia lo demás es falacia y mentira.
Todo lo que el individuo posee de único, singular e irrepetible
a lo largo de su vida está presente en su código genético. El Dr.
Severo Ochoa insiste: no hay diferencia entre matar esta célula
humana o un ser maduro. Desde el momento que se constituye
el huevo o zigoto —instante de la concepción— unión y fusión
entre el espermatozoide masculino y el óvulo femenino, aparece el
nuevo ser que ya empieza a tener todos los derechos personales. Tiene vida
propia y derecho a que le respeten como cualquier adultos. Jamás es una
verruga o apéndice de la madre que pueda extirpar a voluntad.

204 DECANOMÍA

La ley de Dios prohibe el aborto y ninguna ley hecha por el hombre
puede hacer lícita la sentencia y la muerte de un inocente. Esto no lo hacen
ni las fieras. Todos los animales defienden rabiosamente a sus crias.
La legalización del aborto en distintas naciones es una señal clara de
incultura e incivilización, jamás será un progreso y nunca podrá convertir
el aborto en algo bueno. Tal política es un retorno al espíritu circense
para contentar y entretener las voces que lo reclaman. Las cosas no se
hacen buenas por ser frecuentes. Aunque todo el mundo robe y mate
jamás se podrá legitimar.
Por otra parte las madres quieren que sus hijos vivan y no que
mueran. Aborto suena a utopía y paradoja. Nadie le quitará a una madre
abortiva el remordimiento en su conciencia. Es un contrasentido hablar
de madre y al mismo tiempo de aborto. Madre quiere decir vida y
aborto quiere decir monstruosidad.
Comentan los médicos: “Es más fácil sacar a un bebé del útero de una
mujer que de su pensamiento…”.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 205

TANATOLOGÍA
Tanatología del vocablo griego “zana-zanatos”, muerte y de los
“logos”, tratado, estudio, es el tratado de la muerte.
“No matarás” es un mandamiento del autor y dueño de la vida, de la
que nosotros somos simples administradores. Todos tenemos derecho a
la vida. A la dignidad humana se oponen y ofenden las condiciones
infrahumanas de vida, detenciones arbitrarias, deportaciones, secuestros,
esclavitud, terrorismo, el aborto… y cuanto atenta a la vida.
Toda vida humana debe ser absolutamente respetada.
Traigo una antigua cita sobre el tema del aborto de San
Clemente Romano: “No matarás a tu hijo por medio del aborto,
ni matarás lo nacido porque todo lo formado que ha recibido alma
de Dios si es muerto, será vengado como muerto injustamente…”.
Ante la facilidad y arbitrariedad de la muerte siempre y sobre
todo nuestro siglo XX nos viene a decir este autor que Dios librará
sus letras de cambio a grande plazo…
El homicidio es un gran crimen y el suicidio es otro.
Al acabar Caín de matar a su hermano Abel, Dios le dijo: ¿Qué has
hecho? La voz de la sangre de tu hermano está clamando a Mi desde
la tierra… (Gen. 4,10-11).
El comportamiento de los humanos con los humanos en este campo
está muy perfilado y detallado prohibiendo hacer daño a la propia vida
y a la vida de los otros con palabras, obras y deseos y también con
imprudencias.

206 DECANOMÍA

El Papa Pablo VI en 1965 en la sede de las naciones unidas abogando
por la paz dijo: “La violencia no es progreso, la venganza no es justicia, el
odio no es civilización…”.
Aunque las nubes del siglo XX cargadas de muerte y de sangre
quieran ocultar la claridad solar de Dios que no quiere que el hombre
corte la vida de otro hombre, sin embargo, no prevalecerán.
La sensibilibidad humana en este punto ni se apagará ni aniquilará
y después de los nubarrones vendrán necesariamente los claros y aquellos
rescoldos y cenizas producirán nuevas y grandes llamas y sonará con gran
estruendo y rotundidad en esta tierra aquellas viejas y antiguas leyes:
“No hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti”. “Haz a otros lo que
razonablemente quisieras que te hiciesen a ti” o estas otras novísimas y
más próximas: “Haz el bien a los que te odian y reza por los que te persiguen
y calumnian”.
Concluyendo, siendo la muerte tan antigua como la vida sin
embargo, la última palabra de la historia no será la muerte sino la vida,
el último relevo lo tendrá la vida.
El hombre tiene derecho a la vida, a recibirla, cuidarla y defenderla,
pero nunca ha tenido ni tendrá el derecho a maltratar la vida, a cortar
la vida, a matar la vida, propia ni ajena.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 207

UNA NORMA DE VIDA
La caridad es la más perfecta y suprema norma de conducta para
toda convivencia humana. Nada tiene que ver con la filantropía
inmanente, corta y limitada a la que sobrepasa la caridad por ser
transcendente, sobrenatural y eterna.
Siempre la caridad ha sido más exigente. La caridad más que en
dar consiste en comprender. La caridad exige realidades prácticas y se
demuestra con las obras. La caridad no puede pasar de largo ante los
quehaceres, ocupaciones y exigencias ajenas. No admite excusas, regateos
ni omisiones. La caridad hace lo que el momento y la hora exigen.
La caridad es atenta, cortés y educada.
Donde no llega la filantropía o el interés humano ha de llegar la
caridad. La caridad llega también a nuestros enemigos y a quienes nos
hacen daño, a quienes nos difaman, a los que nos quitan la honra, a
quienes buscan positivamente nuestro mal.
La caridad perdona y comprende a los demás. El mayor enemigo de
la caridad es la soberbia y el egoísmo que hace pensar solo en uno mismo
y olvidar la presencia y las necesidades de los demás. Por eso dice San
Agustín: “La humildad es la morada y cuna de la caridad”.
La regla sencilla para vivir la caridad es: “Haced con los demás todo
lo que deseais que hagan con vosotros”. Por lo tanto la experiencia de
lo que me agrada o me molesta, de lo que me ayuda o me hace daño es
siempre una norma segura de lo que tengo que hacer con los demás.

208 DECANOMÍA

Anejas y como arrastradas a la caridad van otras normas de conducta
que hacen posible, alegre y feliz la convivencia humana: fidelidad,
gratitud, amistad, veracidad, sinceridad, lealtad, afabilidad, corrección
fraterna, deferencia, respeto, delicadeza, en definitiva, preocupación y
detalle en el modo de tratar a los demás.

D E C A N OM Í A VI

“Vivir la castidad y la limpieza
del alma y del cuerpo…”

.

Invitan a expertos en Biología y en espiritualidad. Ahora en Estados Unidos y otros reinos que siempre presumimos de ponerlos como modelos avanzados. Nunca fue lo mismo el bien que el mal. limpia y honesta. vuelven y nos sorprenden con los modelos de “Club de virginidad” donde se reúnen chicos y chicas que pretenden compartir toda clase de relaciones e ideales humanos. el mal. Solos es imposible. del amor y de la castidad o limpieza dentro del matrimonio. pero con la ayuda de Dios posible e incluso fácil. Profileran y publican lemas y slogans como estos: “el verdadero amor sabe esperar” “Do the right thing. aprenden . la castidad que la fornicación. espera el anillo…” Estudian.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 211 CLUBS DE VIRGINIDAD La historia se repite y ahora por ley pendular y después de la proliferación de “Clubs de permisividad sexual” empieza a aparecer la novedad de los “Clubs de virginidad”. debaten y explican las grandes ventajas de la castidad. wait for the ring… Haz lo correcto. buenos y santos y cultivar una verdadera amistad desinteresada . y aunque suene a utopía “estas metas y estos clubs” los jóvenes salen como rabiosos de defender y vivir el hasta ahora “tabú de la castidad”. El camino del bien. el odio y la fornicación nos llevan irremisiblemento a la perdición. del amor y de la castidad nos llevan a la felicidad y al Cielo. el amor que el odio. a la decadencia y a la destrucción —así Sodoma y Gomorra y el imperio romano— Dios nos llama y ayuda a seguir el camino del bien. después de la revolución sexual y el desenfreno.

. Aparecen spots publicitarios como estos: “virgen no es una palabra sucia” “No te dejes engañas: el único sexo seguro es la continencia antes del matrimonio y la fidelidad en el matrimonio…”. de mi mismo. de mi familia. de mi futuro compañero o compañera y de mis futuros hijos me comprometo esperar hasta el día de mi boda…” Se sienten orgullosos y felices de pertenecer a “esos clubs” y afirman que se encuentran mas maduros por esperar que por acostarse con cual- quiera. Ya tienen una fórmula para ingresar: “Delante de Dios.212 DECANOMÍA ideas claras de lo que está bien y de lo que está mal. Otros testimonian que la virginidad es el mejor regalo que puedes hacer a tu futura pareja.

El matrimonio es fundamentalmente uno (de un hombre con una sola mujer) e indisoluble. Jesucristo condena el divorcio y ya en él Génesis dijo Dios: Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre —ni la Iglesia ni ningún Estado—. es el que quiere a la unidad de la familia humana. es el acto humano por el cual los esposos se dan y se reciben mutuamente. añade el Concilio. es según dice el Vaticano II una comunidad de vida y de amor. unidos para siempre.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 213 EL MATRIMONIO. 2. El matrimonio fue instituido por Dios nuestro Señor en el Paraiso Terrenal cuando unió como esposos a Adán y a Eva para que viviesen —siempre juntos— en mutuo y fiel amor (Gen. sobre su consentimiento personal e irrevocable. es decir. que se establece sobre la alianza libre (pacto o contrato) de los esposos. Dios.24). El matrimonio es el sacramento que santifica la unión del hombre y la mujer y les da la gracia para que vivan en paz y crien hijos para el Cielo. o sea. Jesucristo santificó el matrimonio elevándolo a la dignidad de Sacramento. NI MÁS NI MENOS El matrimonio cristiano representa la unión de Cristo con la Iglesia. . pues. y de esto nace aún ante la sociedad una institución confirmada por la ley divina. El matrimonio. Entonces dijo Dios: “Dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y vendrán a ser los dos una sola carne” (Gen.18-24). 2.

se juntan las manos. Esta realidad se ha llamado siempre.214 DECANOMÍA Los fines del matrimonio son: la procreación y la educación de los hijos y la ayuda mutua. otras cosas. se llama y se llamará MATRIMONIO. 5. manifestado por el consentimiento. Hay otras realidades.28) La materia del matrimonio es el derecho mutuo sobre los cuerpos. El ministro son los propios contrayentes. ya Aristóteles en el siglo IV antes de Cristo dijo —las cosas son como son y no como nos apetecen que sean—. El Concilio dice así: la institución del matrimonio y el amor conyugal están ordenados por sí mismos en la procreación y a la educación de los hijos. ante el altar. Así lo dice San Pablo (Ef.25). El sujeto son los mismos contrayentes. se hacen entrega . por la que Cristo se ha sacrificado hasta dar su vida. Procread y multiplicaos (Gen. bendecido por la Iglesia y para que Jesucristo santifique y bendiga su unión por medio del matrimonio. otros entes. con el fin de hacer una alianza o compromiso solemne y sagrado. pero nunca han volado los burros ni mucho menos los cerdos. 1. Este amor de Cristo a su Iglesia es un amor puro y casto. La forma es el consentimiento matrimonial. Al casarse los esposos imponen los anillos. pues el sacerdote que asiste no es más que un testigo autorizado por la Iglesia. y así debe ser el amor de los esposos… y del amor de los que entablan relaciones. El amor mutuo de los esposos ha de ser imagen viva del amor que une a Cristo con la Iglesia. Los que se casan son libres para casarse no para descasarse y tienen que amarse mucho teniendo por modelo el amor y la unión con Cristo con la Iglesia. Cuando una joven y un joven desean contraer matrimonio se presentan en la Iglesia.

La familia es una especie de escuela.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 215 de arras o de trece monedas… todo indica o tiene un significado: que deben estar toda su vida unidos con felicidad en una comunidad de amor y de bienes. ya por el amor de los esposos ya por la cooperación amorosa de todos sus miembros. manifestando así la auténtica naturaleza de la Iglesia. la familia es la cuna de todo bien. La familia es la primera comunidad donde crece y se edifica el Reino de Dios. fundamento de la sociedad. . quien no vota por la familia engaña a la sociedad. Despreciar la familia es no jugar limpio en el esfuerzo común para el progreso de la sociedad. En el hogar familiar es donde Cristo ha querido que los hijos del Pueblo de Dios recibieran su primera formación y por eso Dios reune a los hombres en familia. para que en ella los padres y los hijos se ayuden a ser buenos. La familia es la primera comunidad donde crece y se edifica el Reino de Dios.

.

una vida. la buena nueva o evangelio. El padre de familia. una fidelidad.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 217 FIESTA NUPCIAL Dios que es infinitamente sabio para hacerse entender por los hombres y poder relacionarse con ellos nos pone otra comparación. la tarjeta para la fiesta. Incluso en su pobreza. salvación y felicidad eterna pero los invitados no quieren recibir la invitación ni asistir a la boda. mensajeros. llama. A Isaías lo aserraron. una unión. A Ezequiel lo desterraron. A Oseas lo ultrajaron. el rey. figura o parábola: El Banquete nupcial. Santa Iglesia. una cuestión de dos. enviados y portadores de la noticia de la boda. Al propio hijo también lo despreciaron y se deshicieron de él. Dios prepara y celebra las bodas de su hijo. simil. embajadores. Toda la realidad del hombre y de Dios. egoismo y cerrazó hieren y matan a los voceros. la vida en la tierra. Dios nos habla. un binomio. Todos los hombres tenemos seria y formalmente la invitación. alegría. las relaciones entre Dios y los hombres es como un “banquete de bodas y una fiesta nupcial”. A Juan Bautista lo asesinaron. Aparece y se desarrolla como una relación. una alianza. un desposorio. A Elias lo persiguieron. A Jeremías lo mandaron al calabozo. un compromiso. doctrina. la oferta. el reino de los Cielos. clama. milagros. . predicación.

extranjeros de oriente y occidente. Dios busca y quiere siempre lo mejor para cada hombre. paternidad y filiación. Entre Dios y cada hombre hay una relación personal de amistad. ociosos. paganos. pero si queremos asistir a la boda no hace falta comprarlo. Otro va a su negocio. Seguimos apurando nuestros sentidos cuando vale mas una migaja del banquete nupcial de Dios que todos los gozos de este mundo. Llama una y otra vez a nuestra puerta. lisiados. Uno se entretiene en su granja. Este querer e invitación es apremiante. perdidos. Quiere penetrarnos y fundirnos diariamente en su vida por la fe y el amor. Otro va a ver su ganado. Dios está enamorado. de intimidad o desposorios. nos sienta a su mesa. lo encontraremos preparado a la puerta porque nuestro Anfitrión-Dios puede y sabe más.218 DECANOMÍA A pesar de todo las bodas se celebrarán y se llenará la sala de invitados para saborear las viandas: cojos. Todos estamos invitados a esta fiesta de familia. Dios prepara y nos invita a la cena-fiesta familiar porque nos da categoría de hijos. . nos comunica la gracia y nos prometa la vida eterna. Con este comportamiento y vestidos de bodas no podemos entrar en el banquete. pecadores. extraviados. Quiere estrechar más y más cada día estos lazos de familia. mas estrecha e íntima. Otro hace la fiesta-boda a su aire y por libre. Desgraciadamente su voz y clamor cae en el vacio o es sofocado por los ruidos y ocupaciones terrenos.

.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 219 HEDONISMO Es obvio que el hombre no puede entregarse ciegamente al placer. al consumismo como cualquier otro animal. ayuno y amor que harán entender y no caer en las garras de esta moderna civilización hedónica. ¿De dónde procede esta propaganda…? ¿Qué fuentes tiene…? Por sus frutos los conocereis. Los medios de comunicación difunden iniciativas que son anti-familiares. El hombre debe vencerse y combatir el moderno y rabioso hedonismo con las mismas viejas armas de siempre: oración. Al defender y proteger las tendencias y prácticas homosexuales y otros comportamientos desviados estamos regalando y ofreciendo al hombre “hedonismos” moralmente inadmisibles. la mujer e hijos. Defienden un bien a veces que en realidad es un mal. dice el Señor. al confort. Hoy los parlamentos parece que quieren apagar el esplendor de la verdad. el hombre. separaciones e infidelidades conyugales que incluso exaltan y aplauden y proponen el amor libre como modelo a imitar. dan prioridad a la descomposición y ruptura de las familias derrotando y destrozando el ser humano. Por otra parte no se pueden legitimar los desórdenes morales. al bienestar. todo árbol bueno da frutos buenos y todo árbol malo da frutos malos. Por ejemplo hoy asistimos con miedo a los insidiosos ataques y amenazas a la familia y aparecen por todas partes la aprobación y defensa de las prácticas homosexuales.

Si no vivimos de acuerdo con nuestra recta conciencia y según las normas morales objetivas la vida humana y la dignidad del hombre y la familia están expuestas a la decadencia y a la destrucción. Celebramos este año el “año de la familia” y el Papa con la “Carta a las familias” nos invita a rezar por las familias y con las familias para que sean protegidas. Jamás podrán constituir una verdadera familia el vínculo de dos hombres o de dos mujeres y ni piadosamente se le pueden atribuir el derecho de adoptar niños privados de familia. Estas “presuntas familias suplentes” harían mucho daño a los niños al encontrarse sin padre ni madre y con “dos padres” o con “dos madres”. . Nos recuerda el Señor: “La verdad os hará libres…”. ayudadas y defendidas de los satánicos y terribles ataques. Lo mismo deben hacer los parlamentos e instituciones en consonancia con la Organización de las Naciones Unidad y con la Iglesia.220 DECANOMÍA Es verdad que hay que ser comprensivos y respetar a cada persona humana que padece estas tendencias y debilidades pero lo que está claro es que no se pueden disminuir las exigencias de una norma moral objetiva.

el plan. Son la patente de Dios. Los adornó con un alma. . que la idea ejemplar. el proyecto pertenece a Dios y es su obra maestra. con el estilo literario que queramos. el modelo. que Dios formó un cuerpo de la tierra y dio a este cuerpo la vida uniéndole un alma racional. espíritu. También nos recuerda. Para traer a la mujer al mundo no usó Dios tierra sino que infundió en el hombre un sueño profundo y le sacó una de sus costillas y de ella formó a la mujer y el hombre pudo decir al verla: bien. hombre y vive tu categoría y alta dignidad. vale.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 221 HOMBRE Y MUJER Les va a ser muy difícil a estas criaturas “hombre y mujer encontrar otro origen y otra referencia que no sea el polvo de la tierra y el amor de Dios”. voluntad y libertad que son las prerrogativas y perfecciones que constituyen al ser humano. entendimiento. la huella y el espejo de la naturaleza divina. Nos enseña la Escritura Santa y Sabia —memento homo pulvis es et in pulvere reverteris— recuerda que eres polvo y al polvo volverás. es decir. esto ya es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Es necesario tener siempre presente la recomendación sabia y santa: reconoce. cosa muy seria. no se puede jugar con ellos y hay que respetarlos como algo divino. Ambos creados y formados por la mano de Dios a su imagen y semejanza. Hombre y mujer. Preparados y pensados para ser una raza de Dios —hijos adoptivos de Dios— capaces de heredar la vida eterna. la felicidad del Cielo. el programa.

.

Un humanismo aséptico excluye siempre y hace al hombre principio y fin —poniéndolo como centro del universo—. lujo. sino Dios. Todo ha de girar naturalmente en torno a Dios y por supuesto en torno al hombre sin exclusivismo. Otro valor en alza es la ola de hedonismo y de lujuria que lo impregna e inunda todo. el centro y Señor de la historia. Jamás Dios excluye al hombe. Masifica y atrofia. Como siempre un humanismo inmanente termina por reducir. derroche y placer. marca y despersonaliza al hombre.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 223 HUMANISMO Humanismo es un sistema filosófico que hace girar todo en torno al “ombligo del hombre”. El consumismo convierte al hombre en un ser de consumo —usar y tirar—. empobrecer y socavar la dignidad del hombre. El hombre es la medida y patrón de todo. Nunca puede ser el hombre el eje. . tener y tener—. La trivialización de la sexualidad —en tonos salvajes y animalescos— al separar la sexualidad y la reproducción. Es válido el Teocentrismo y nunca el humanismo. Se convierte en legislador y juez de sus acciones y margina al Creador. Un falso humanismo envuelve al hombre de hoy como en un papel de celofán o de regalo: una sed devoradora de bienes y servicios —tener. Los modelos de vida que presenta y ofrece a la sociedad están alardeados de riqueza. Tener dinero a toda costa —no importan los medios— .

los medios de comunicación sirven fielmente a la causa sin reparos y sin resistencias. la metástasis. el feliz avance y progreso en el hogar.224 DECANOMÍA Comentan algunos teólogos modernos que al quitarle al hombre todo lo sobrenatural también se le quita lo natural y lo humano y solo se queda con lo animal. La calle. Naturalmente este humanismo desenfrenado hace explotar y reventar la vida humana. la vida social. Somos hijos de nuestro tiempo y todo está orquestado sirviendo y fomentando este humanismo. en la familia y en cada persona. Se nota y se palpa. .

fisiologicamente la mujer está equipada y adornada de unas cualidades propias de la maternidad. También la gramática los coloca como prototipos y cabezas de serie dentro de la masculinidad y femineidad. Es verdad que la educación puede agravarlas o rebajarlas. . el hombre es más carnal y la mujer es más detallista. Lógicamente el hombre nunca puede dar a luz. Las diferencias que existen entre el hombre y la mujer —nunca son fruto de la educación sino que radican y arrancan de la misma naturaleza. en lo coloquial y en los medios de comunicación. Pero también es verdad en biología que son muy distintos corporal y síquicamente para poder logicamente atraerse y complimentarse.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 225 MARIDOS Y MUJERES Es verdaderamente una pena que a estas alturas de civilización y de historia todavía estemos enzarzados y trampeados discutiendo y haciendo partido del machismo y feminismo. el hombre se enfrenta con las cosas más globalmente. la mujer no encuentra placer en el amor físico. El hombre y la mujer naturalmente e induscutiblemente son iguales y únicos en su especie con idénticos derechos y obligaciones. Así se habla hoy con tanta hilaridad de la “media naranja” en la calle. La mujer es más tierna. sino a través del amor síquico. Por eso la mujer que no posee femineidad es un “marimacho” y el hombre sin masculinidad resulta ser una “damisela”. Toda la palabrería que termina en “isimo o ismo” suele ser peligrosa y antigua.

Lo demuestra en el arreglo y decoración del hogar. el hombre es más reflexivo. pero preferentemente se le adecúa mejor y se le apropia a la mujer el amor y al hombre la lucha. se olvidan las buenas cualidades y no se ve más que los defectos. En el “milagro del matrimonio” la mujer debe aceptar lo que el hombre dice y el hombre comprender lo que la mujer quiere decir. . Cualquier cosa pequeña la hace feliz o la hace llorar. causan gran disgusto a la mujer. Esto exige santidad y deportividad. La mujer necesita detalles y delicadezas. La felicidad matrimonial se consigue no mandando ni el uno ni el otro. La felicidad matrimonial no se logra aturdiéndose con fiestas y riquezas sino en el hogar ordenado. el cariño de los hijos y la paz en el alma de ambos cónyuges. Para que un matrimonio vaya bien hace falta la colaboración de los dos pero para hundirlo basta con uno. Cosas que pueden parecer insignificantes para el hombre. Quizás durante el noviazgo solo se ven las buenas cualidades de la persona a quién se ama. después de casados ocurre lo contrario.226 DECANOMÍA El hombre y la mujer están hechos para amar y para luchar. La mujer es más intuitiva. El deseo de agrandar es innato en la mujer. La imaginación y la sensibilidad es más acusada en la mujer. El matrimonio no es un contrato de servicios sino una comunidad de vida y amor.

A esta sociedad permanente. Han perdido las ganas de vivir y el mayor goce de la vida: el amor de un hogar. Son propiedades esenciales a todo matrimonio la unidad y la indisolubilidad. la peor desgracia de un humano. es ayuda y consuelo mutuo. La unión conyugal ayuda a la fidelidad del corazón. Hoy innumerables esposos y esposas separadas y con sus hijos sufren las consecuencias de estos fracasos matrimoniales. al control de la concupiscencia.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 227 MATRIMONIO El matrimonio es un sacramento santo y serio entre el hombre y la mujer para llevar también la felicidad a la sociedad. El no entender esto o el ir en contra o el querer suplantarlo por otra cosa es simplemente ir “contra natural” y por eso es peligroso para la sociedad y hace a los hombres y a las mujeres unos desgraciados. . aburrida y peligrosa. Los hombres y mujeres pueden entrar libremente en una comunión estable de vida y amor —formando una familia— pero luego ninguno de los dos ni por separado ni por común acuerdo pueden romperlo. perpetua y exclusiva de un hombre y una mujer se le conoce por “matrimonio” cualquier otra clase de emparejamiento se le llama “concubinato”. El vínculo conyugal que los une dura mientras dure la vida. favorece la educación de los hijos y el sostenimiento del hogar. La abundancia de rupturas matrimoniales están haciendo una sociedad triste. al dominio del carácter.

. Aún estando esta gracia por medio pasa lo que pasa. El católico que se casa solo por lo civil se excomulga el mismo. pero nunca en matrimonio como las personas. cuando falta es muy fácil que se hastíen pronto el uno del otro y el hogar se convierta en una casa de fieras y en un infierno. El único matrimonio válido y lícito entre los católicos es el sacramento. separaciones y rupturas matrimoniales se darán cuenta de las funestas consecuencias para la sociedad. También la sociedad tendrá una vez más que dar la razón a la Iglesia siempre acérrima defensora del matrimonio. Si quieren la felicidad terrena en esta vida tendrán que volver al matrimonio uno e indisoluble y a la familia. Los animales naturalmente viven en parejas mas o menos duraderas. La Iglesia —mater et magistra— nos enseña que pureza. Ha sido una promoción y un camino equivocado.228 DECANOMÍA Todos los promotores y pensadores que vociferaban ligeramente a favor de los divorcios. La gracia sacramental que imprime el matrimonio ayuda a sobrellevar los riesgos y dificultades de la vida conyugal. la limpieza y la castidad son el único camino —con sacrificios y renuncias— para poder llegar a la felicidad de un hogar a la felicidad de un hogar con amor. No es lo mismo vivir en matrimonio que en pareja. Dios sabe más.

por lo tanto son indignos de los sacramentos —por pública deshonestidad— y sus hijos. ante la Iglesia. el matrimonio civil para un cristiano es un vergonzoso concubinato. Ante un acontecimiento tan serio y tan santo como es el Matrimonio. son ilegítimos. Los dos cónyuges pretenden vivir totalmente fuera y al margen de la vida cristiana y sus normas. La temeraria y vergonzosa secularización del matrimonio no deja de ser una usurpación e intromisión del poder político. Sin el matrimonio religioso.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 229 MATRIMONIO CIVIL Para un hombre y mujer bautizados el pretendido “matrimonio civil” es una simple formalidad legal que asegura a los esposos los privilegios y derechos establecidos por las leyes civiles. la Iglesia y la religión han intervenido y celebrado siempre el matrimonio y a la autoridad religiosa pertenece el decidir y sancionar si existe o no matrimonio. Sabido es por la tradición y la historia que en todos los tiempos y lugares. La Iglesia tiene la carga y las riquezas de sus cánones y reglas para bendecir la unión de los dos esposos y atraer sobre ellos y su futura . Jesucristo no ha elegido a los empleados del Estado para conferir los sacramentos. la autoridad civil poco más que el “cuerpo” les exige a los contrayentes. El “matrimonio” para un cristiano es un sacramento querido e instituido por Jesucristo y los sacramentos no son de la competencia de la autoridad civil.

Las proclamas. Así nos lo recuerda la sabiduría popular: “Si vas a la guerra. vigila sobre los impedimentos y obstáculos “impedientes” que hacen ilícito el matrimonio y los “dirimentes” que lo hacen nulo. reza tres oraciones…” . Si vas a la mar. reza dos oraciones y si vas a casarte. avisos o amonestaciones de casamiento tienen por objeto descubrir los impedimentos y hay obligación grave y seria de manifestarlos. Les exige una conducta ordenada.230 DECANOMÍA familia todas las ayudas y bendiciones de Dios. aunque se haya celebrado y consumado al faltar las condiciones requeridas. con una confesión general y la Santa Comunión. prudencia y conocimiento a la hora de la elección de la persona. les prepara según el querer y las miras de Dios con oraciones fervorosas. reza una oración.

Nunca será lícito hacer un mal para que venga un bien. Todos debemos aceptar las leyes universales y estables de la ley moral y la ley natural. Nos recuerda el “Catecismo de la Iglesia Católica” que la “eutanasia . La Iglesia tiene la obligación y el deber de transmitir a la sociedad principios religiosos y éticos que dan pleno significado a la vida humana. Desafiar las graves amenazas contra la dignidad humana que no disminuye por el dolor o por las enfermedades graves. Allí leeremos y aprenderemos la absoluta inviolabilidad de la vida humana desde el momento de su concepción hasta su muerte natural. Vive inmersa en un ateismo práctico o al menos camina indiferente con respecto al plan de amor de Dios. La política no fundamenta sus programas de acuerdo con los planes de Dios… Para afrontar esta situación “La Iglesia invita a sus fieles ha hacer resplandecer su luz ante los hombres”. de aborto y de la civilización de la muerte. La sociedad de hoy tiene como desafío “el poner en primer lugar a los hijos y a las familias”. vive y actúa como si Dios no existiese. Nuestro siglo pasará a la historia como una página de desamor. Decía el Papa en Denver a los jóvenes: “Solo con una elevada visión moral puede la sociedad garantizar que sus jóvenes tengan la posibilidad de madurar como seres libres e inteligentes dotados de un gran sentido común y capaces de trabajar por los demás para crear una comunidad y una nación con un fuerte temple moral”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 231 MORAL Y SOCIEDAD Hoy nuestra sociedad se debate y vive en medio de un marco social y cultural muy complejo y confuso.

a los enfermos y a los desamparados son actos siempre y “per se” intrinsecamente malos son violación de la ley divina y una ofensa de la dignidad humana. según la verdad del evangelio. dos aspectos ligados intrinseca y sabiamente a la sexualidad humana que hace resplandecer y brillar la belleza y el esplendor del verdadero amor conyugal. La sociedad de hoy debe defender “la transmisión responsable de la vida humana dentro del matrimonio”. La moral para la sociedad es como un pulmón que oxigena e ilumina el corazón y la mente de los hombres.232 DECANOMÍA directa”. Ni el hombre ni la sociedad pueden separar por iniciativa propia los dos significados del acto conyugal: el significado unitivo y el significado procreador. el suicidio asistido y otras acciones que ponen en peligro a los ancianos. .

preparación. diversas etapas. En algunas etnias en el momento de ratificar y sellar esta unión rompen un puchero de barro mientras prometen o juran que “aquella unión se acabará cuando aquel puchero vuelva a ser puchero”. exploraciones. entre ellas está el “asunto del matrimonio” es decir.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 233 PERFILES SOBRE EL NOVIAZGO Desde el paraiso terrenal ha pasado mucho tiempo y con el paso del tiempo podemos acostumbranos a muchas cosas importantes. si no se siente la voz de Dios para una vida consagrada. El matrimonio es un “sacramentum magnum” es una de esas cosas grandes de la vida y que hay que llegar por tiempos. Pero “Nemo repente fit summus…” esto es las cosas grandes no se hacen en un día. pero puede ser un anticipo o preludio del noviazgo. Lo normal y natural. no lanzarse demasiado de prisa ni retirarse o dilatarlo por miedos. Conocer y conocerse en grupos y en pandillas. es que el chico y la chica piensen en el matrimonio. la unión de un hombre y una mujer para siempre— hasta que la muerte los separe. Relación de sexos. descubrimientos. se necesita tiempo. Salir juntos no es noviazgo. Aquí surgirá un enriquecimiento y conocimiento recíproco. benéficos y deportivos favorecerán el encuentro y el conocimiento. Encuentros. Ahí está la natural etapa pre-matrimonial o de noviazgo. . Un chico y una chica comienzan a salir juntos. Los medios y entretenimientos culturales.

es una mentira peligrosa. la generosidad y la delicadeza. Es una etapa muy formativa e importante. Por supuesto que en el noviazgo huelgan los pocos dignos y falsos “flirteos y juegos de amorios” que pueden acarrear graves consecuencias éticas y sicológicas. Enseña y confirma la experiencia que de un mal noviazgo saldrá un mal matrimonio y que de un buen noviazgo saldrá un buen matrimonio. el flirteo. fundamento del auténtico y verdadero amor. Solo con un montón de chatarra y tornillos no andan las máquinas ni dan la hora los relojes. .234 DECANOMÍA El noviazgo ya no es un pasar el rato o diversión o juego. desencanto y amargura. El ligue. El noviazgo es conocimiento mutuo. Debe ser una magnífica ocasión para aprender a ejercitar mutuamente la nobleza. sino algo muy serio. Esta réplica o mutilación del amor terminará perdiendo a los protagonistas y los dejará una profunda huella sicológica de frustación. Hay que ser fuertes y valientes. es la negociación misma del amor. el juego erótico y sexual. Con el amor no se juega. El corazón necesita un rodaje. es mejor romper en el noviazgo que luego. es una caricatura del amor. El noviazgo tiene sus obligaciones de discreción y secreto sobre las mutuas posibles confidencias. la sinceridad. Si quemamos el motor en el rodaje no tendrás más que un cacharro para toda la vida.

dependencia. La pronocracia es la negación total del amor verdadero. lujuria. Nada de liberación del sexo —como predican con su política pornográfica— sino todo lo contrario: obsesión. Manipula y teledirige a la juventud haciendo de la sexualidad del auténtico amor y consigue una sociedad vacia. abusando y trastornando las potencialidades y grandezas que posee el hombre y la mujer en orden a la procreación. manipula y trivializa la sexualidad humana. aburrida. explotación. Explota y negocia un erotismo malsano y morboso. comercia. imperio. provoca e inventa cada día nuevos estímulos sexuales sin escrúpulos ni moralidades tan solo existe una norma: mientras el “body” resista y la piel no reviente. manía y sicopatía sexual. lascivia. En el nombre del amor vende una mercancia adulterada y desvergonzada. frustrada. poder —kratos— de la porno. instinto sexual. . es tal la euforia y el frenetismo pornocrático que en algunas naciones ya se comete una violación por minuto y han lanzado una flota de prostitución con miles y miles de jóvenes —apurando cada vez más la minoría de edad con niñas de 7 años para abajo—. placer. Bajo la excusa de la liberación del sexo. frívola. Nunca fué ni será en el hombre y la mujer lo más importante el “sexo” ni lo “animalesco” ni lo “sensitivo” sino el amor espiritual y limpio.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 235 PORNOCRACIA Esta palabra griega “Pornocracia” quiere decir dominio. El maníaco y obsesivo sexual ya no vive más que para el sexo.

la dignidad. pero los objetos no se aman. la pureza y la veneración exigida por su condición de ser humano. El hombre y la mujer no son bestias nunca pueden regirse por instintos brutales y zoológicos y al contrario agradecen toda oferta y ayuda en orden a la limpieza. Los juguetes suelen durar poco. luego estorban y se tiran o se arrinconan.236 DECANOMÍA La auténtica felicidad del hombre no puede ser la alegría de animal sano o fisiológica sino lo que realmente es el hombre —ser racional e hijo de Dios— La pornocracia como ayuda veterinaria no está mal. la virtud. . pero al hombre le degrada y pervierte. el pudor. se utilizan. el respeto. lo sublime. La pornocracia pretende convertir al hombre y la mujer en objetos y cosas de placer.

Para los no bautizados la historia es otra. Dios mismo lo estableció en el paraiso terrenal cuando bendijo a Adán y a Eva diciéndoles: “Creced y multiplicaos sobre la tierra”. . Según el plan y el querer de Dios el matrimonio es un sacramento que santifica la alianza o contrato del hombre con la mujer y le da las gracias necesarias para cumplir sus deberes de esposos y de padres cristianos. El matrimonio. Efectivamente los ministros o agentes de este sacramento son los dos contrayentes. Vale el plan y el programa de Dios porque puede y sabe más.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 237 PERFILES SOBRE EL MATRIMONIO Jamás ni la praxis ni el capricho ni la incultura ni la mayoría de votos podrán cambiar la concreta y exacta realidad del matrimonio. Entre cristianos no puede haber matrimonio sin ser sacramento. Es decir. Como “unión natural” del hombre y de la mujer el matrimonio existe desde el principio del mundo “Urgeschichte”. si no es sacramento el matrimonio no será válido ni verdadero. como sacramento ha sido instituido por Jesucristo que lo elevó a la dignidad santa dándole virtud para producir la gracia. La materia del sacramento del matrimonio consiste en la entrega de sí mismos y la forma es la aceptación y el consentimiento mutuo que hacen el uno al otro expresada ante el propio párroco o un sacerdote por el delegado y dos testigos.

Un hogar cristiano es “Iglesia doméstica”. extravagancias y malabarismos. Según la lectura de San Pablo esta realidad es un “sacramentum magnum” que ayuda a las mujeres para que estén sujetas a sus esposos —como la Iglesia está sujeta a Jesucristo– y también ayuda a los maridos para que amen a sus esposas como Jesucristo ama a su Iglesia con un amor generoso.238 DECANOMÍA La unión matrimonial —indisoluble— es una señal sensible que representa la unión e intimidad de Jesucristo con su Iglesia. chocante y paradójico. es una prolongación y una “manus longa” de la Iglesia universal. . Es ahí en el matrimonio. alegre. en el hogar doméstico donde esencialmente hay que vivir todas las virtudes cristianas. sabio y definitivo plan que Dios quiere para los hombres y las mujeres. total y perfecto. Este es el irreformable. Los hombres y mujeres son totalmente libres para casarse pero ya no son libres para descasarse. santificarse y ganar el Cielo sin más rarezas.

Fuera de la luz. jamás los hombres alcanzarán la paz. el trabajo. pecado. los negocios. trasnochadas y anacrónicas. SEXO Y DINERO Dios que sabe más. Con estas perspectivas y vivencias. a nuestra sociedad y sobre todo a la juventud. cruz. las leyes. las investigaciones. tiene para todos los hombres —sus hijos— un sabio.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 239 VIENTRE. la búsqueda y alocada carrera por el bienestar material a cualquier coste y el miedo y el pavor a todo lo que pueda causar sufrimiento. el estudio. como un rompecabezas: el hombre. Pero los hombres —antes y ahora— no lo recibieron y siguen en la obscuridad más completa. ni serán capaces de descifrar el sentido de la vida. Creó todas las cosas para que den gloria a Dios y ayudaran a los hombres a conseguir su último fin. fuera del plan de Dios. ni la meta. Sabiendo que son luz. señales y semáforos para hacer el camino. ni la felicidad. gracia. al mundo de hoy este vocabulario: Dios. El fruto es el actual y desenfrenado hedonismo. las aficiones. fuera de Cristo. generoso y maravilloso plan. vida eterna le resultan incomprensibles. ni la salvación. una meta feliz. . como un tiovivo. Este estado de tinieblas y de paganismo hace perder el rumbo y el ánimo a tantas y tantas generaciones. mortificación. Todas las realidades temporales andan al margen de la luz —fuera de la luz— como un laberinto. Incluso vino al mundo para ser luz y para que los hombres dejaran de debatirse en las tinieblas.

240 DECANOMÍA Teniamos fe. la política y la planificación de los hombres y de los estados: el vientre. mal —divinizamos y queremos endiosar y alzar en su puesto a la pobre y desplumada creatura el hombre— sin dignidad sobrenatural y sin dignidad humana. para de alguna manera llenar su vacio. Vivimos la cultura de la muerte de Dios que nos empuja a la muerte del hombre. el sexo y el dinero. pero con el tiempo empezamos a poner entre paréntesis a Dios y terminamos por arrojarlo fuera. Como resultado de darle vueltas al becerro ahí está por todas partes —sin exageración— el entretenimiento. . En el lugar de Dios. respetábamos las señales.

DEC A N OM Í A VII “No robar…” .

.

Toda organización de la sociedad exige que haya quién mande y haya quien obedezca. Naturalmente tiene siempre sus baterías totalmente cargadas: la vieja y la nueva doctrina social de la Iglesia. No hay doctrina ni sistema ni programa para hacer mejor a la humanidad que supere a la doctrina de Cristo. sino haciendo a los hombres mejores. El objetivo de la organización de la sociedad es perseguir y lograr el bien común. Cristo acabó con la esclavitud. fidelidad y sumisión. El poder de la autoridad viene de Dios por eso los que mandan deben hacerlo con justicia y delicadeza y los que obedecen deben hacerlo con respeto. Hoy la cuestión o problema social se ha agravado profundamente porque se ha hecho poco caso o ninguno a las directrices sociales de la Iglesia. Hoy parece que la doctrina social de la Iglesia no tiene cavida. es como una célula enquistada dentro del organismo de la sociedad. . pero no con la fuerza de las armas sino con la fuerza de su doctrina y con la fuerza del amor.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 243 CUESTION SOCIAL La Iglesia fundada por Cristo tiene mucho que hacer y que decir a lo largo de la historia sobre la organización social. Las “macrósticas injusticias” de nuestro tiempo no se vencerán con el odio. Pero como es una célula vital tendrá que reactivarse e invadir para hacer la “metástasis” en toda la sociedad.

ha defendido siempre que el Estado es para el hombre y no el hombre para el Estado. lo primero en la tierra es el hombre y todo está en función del hombre. . Nunca por medio de una revolución sangrienta. es decir. hijos del mismo Padre-Dios. Por eso las huelgas son métodos —extremos y límites— reconocidos por la doctrina social de la Iglesia para la defensa de los derechos del hombre y para cuando hay inversión en la jerarquía de valores. Han fallado a lo largo de la historia los viejos intentos de las luchas de clases. En todos los siglos ha luchado por implantar y defender la justicia social. La Iglesia siempre vigila por la dignidad de la persona humana. las empresas con comunidades de personas. Los hombres —aunque parezca tautológico— todos somos hermanos. Ella posee la medicina. Las huelgas deben hacerse en las debidas condiciones y con los justos límites para no dañar ni perjudicar las exigencias del bien común de la sociedad. Dice Pablo VI en la encí- clica “Populorum progesio” “No se puede combatir un mal real al precio de un mal mayor”.244 DECANOMÍA Es necesario y urgente que los que mandan y los que obedecen —acepten la doctrina social de la Iglesia— Ni el odio ni el egoismo pueden aguantar la verdadera paz. Por lo tanto con los mismos derechos fundamentales a poseer y gozar de la tierra y de los bienes del mundo. sino con la doctrina y con el amor. las cosas son para el hombre y no el hombre para las cosas. su doctrina clara y segura y colabora con los patrones y los obreros pero la historia la va haciendo la libre actuación del hombre. La Iglesia en su recorrido por la historia ha tenido que vivir —como Madre y Maestra— en medio de las estructuras sociales más diversas.

Infeliz el hombre impio y pecador que camina fuera de la ley o se burla de ella. Como dice el poeta: “Se hace el camino al andar…” El que inicia el camino del bien puede torcer en cualquier momento y lo mismo el que anda por el camino del mal. Esta realidad es una encrucijada o dilema típica y propia solo del ser humano. No sirve poner el piloto automático.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 245 DOS CAMINOS En muchas páginas de la Biblia se habla de dos caminos. seguridad o determinación en ningún camino. No es lo mismo ir hacia el norte que ir hacia el sur. Otros serán paja que arrebata el viento. de la felicidad y de la vida y el camino del mal. En el Salmo I se habla clara y elocuentemente de estos dos caminos distintos con respecto a la ley. Es de sabios rectificar. Al final del camino Dios premiará el camino de los justos. a los frutos y a un juicio. Nos confirma la sabiduría popular: “El que mal anda mal acaba…” . Dichoso el hombre que camina en la ley del Señor. Pero el camino de los pecadores acaba mal y no resistirán el juicio. de la perdición y de la muerte. opciones o alternativas a elegir libremente por cada hombre: el camino del bien. dan mucho fruto. Caminos diferentes por sus frutos y resultados. Nunc apuede haber una fijación. Serán unos como árboles plantados junto al rio. todo follaje y sin frutos.

todo está bien. Si amas a Dios y sigues sus caminos y guardas sus mandamientos vivirás tú y los tuyos y te multiplicarás. Alles gut” Si tiene un buen final. Finalmente Jesús —que es el camino— siguiendo el pensamiento Bíblico nos enseña en su Evangelio: “Entrar por la puerta estrecha y angosta. De lo contrario morirás…” Sobre esta andadura también nos recuerda el libro de los proverbios: “La senda de los justos es como la luz del alba que va aumentando hasta llegar al pleno día. porque el camino que nos lleva la perdición es ancho y espacioso…” Nos recuerda el refrán alemán sobre el final de los caminos: “Ende gut. Dice el libreo del Deuteronomio: “Pongo hoy delante de ti la vida o la muerte.246 DECANOMÍA En textos paralelos leemos en el profeta Jeremías que hay dos caminos: el camino de la vida y el camino de la muerte. no saben a donde van ni donde han tropezado…”. bendición o maldición. El camino de los malos es como las tinieblas. .

. Las cosas solo sirven para salir a la escena y teatro de la vida. respeto y cuidado. tierras. Cuando el hombre nace. El hombre naturalmente es más que las cosas. las riquezas. animada e inanimada: dentro de una sana ecología. Así llegamos desnudos y desnudos nos marcharemos. El hombre tiene derecho a la propiedad privada: casa. Para armonizar y tutelar el destino universal de los bienes creados y la propiedad privada está el séptimo precepto del Decálogo: no robarás que también se extiende a la usura y al fraude. Lo mismo exige la naturaleza ciega. El hombre que usa de las cosas —medios no es de la tierra sino que es para el Cielo. Todo sistema o política que anule o coarte la libertad. Las cosas son para el hombre y no el hombre para las cosas. Tanto los ricos como los pobres —usando de las cosas— deben cumplir los mandamientos. el trabajo y la propiedad privada esantinatural y antihumano. dinero que consigue principalmente mediante el trabajo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 247 EL HOMBRE Y LAS COSAS Suena este título a una “fábula de Fedro” pero es la triste y al mismo tiempo la alegre realidad del hombre. se encuentra con las cosas que le rodean y le acompañarán hasta morir. los bienes y la tierra. Pregunta el joven rico ¿Qué tengo que hacer para ir al Cielo? Oyó esta respuesta: “Cumple los mandamientos”.

sino que también hay que compartir y ser generosos. Con respecto a los demás. no se trata solo de no robar. hay bienes más importantes como el amor a Dios y al prójimo. por encima de todas las cosas que están al servicio de los hombres y que necesitamos para vivir. El hombre ante el riesgo de las cosas se debe preguntar ¿Estamos pegados a las cosas. Dentro de la jerarquía de valores y de las cosas.248 DECANOMÍA En el juego de la vida el hombre ante las cosas debe mantener una razonable actitud. si no quiere que las cosas le dominen a él. pocas o muchas? ¿Somos egoistas? ¿Respetamos y cuidamos las cosas de los otros? ¿Nos apoderamos de lo que no es nuestro? .

Ahora analizamos las obligaciones: trabajar con empeño.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 249 EL MUNDO DEL TRABAJO La doctrina social de la Iglesia habla de las gravísimas obligaciones de los patrones y empresarios. no malgastar los materiales y energías. . cuidar el instrumento de trabajo y emplear bien el dinero que se gana. El patrono hace mal si no da un salario justo. pero hay otros que hacen lo menos posible. En otra ocasión he escrito sobre el “justo salario”. Los bienes creados deben llegar a todos y de forma equitativa dirigida por la justicia y acompañada de la caridad. pero también es cierto que a veces se trabaja con negligencia y desgana —chapucería— que dificilmente se justifica la aspiración de un salario mayor. patronos y obreros. Es cierto que hay que recibir “un salario y remuneración justas” y hay muchas injusticias. pero el trabajador también lo hace mal si no trabaja lo justo y bien. gobiernos. diligencia y fidelidad. Para colaborar a este plan de Dios están todos los hombres. Muchos obreros trabajan con nobleza. En otra ocasión me he referido a los sagrados derechos e intereses de los obreros. Dios ha destinado la tierra y cuanto ella contiene para uso y ayuda de los hombres y de los pueblos. hoy quiero detenerme solo ante las obligaciones.

pero suena un poco a “jauja” el exigir. Aumentar la producción y repartir justamente los beneficios son los dos factores determinantes del bienestar económico social. caprichos. superfluidades lo que realmente necesita. es como un saco roto y sin fondo. Esforzarse para ganar lo necesario para una vida digna y una diversión decorosa es bueno y justo. siempre hay ansias de ganar más y más. Finalmente no debemos olvidar que la avaricia hace daño tanto a los de arriba como a los de abajo y los bienes de este mundo no son fines sino medios. ganar y protestar para derrochar. diversiones. El dinero viene con trabajo y se va solo.250 DECANOMÍA Para elevar el nivel de vida de la gran familia que es un país o nación. Todos ganamos con la prosperidad y bienestar económicos —aunque sean migajas—. es necesario que haya una prosperidad económica y para que haya prosperidad económica es necesario que el trabajo rinda. Para las diversiones todo parece poco. Es verdad que es malo que el hombre no gane lo suficiente para vivir dignamente. . Decía un paisano que visitaba por primera vez una gran ciudad al contemplar los grandes emporios: “Cuantas cosas que no no necesito…” Hoy nuestro tiempo se caracteriza y se define por el “siglo del consumismo y de las superfluidades”. pero también en las crisis económicas todos salimos perdiendo y generalmente mucho. pero todavía es peor que el hombre se gaste en vicios. Por otra parte nunca se gana lo suficiente. Todos tenemos parte y arte en la crisis económica. desenfrenos.

no debe extrañarnos que los hombres traten de engañarse unos a otros. Priva en la sociedad la usura. hipocresías. los engaños en compras y ventas. Se oyen por todas partes las quejas de la justicia herida por las negligencias y retrasos injustificados de los salarios y pagos. Si todo anda mal no tiene porque la justicia permanecer intacta y aséptica —como un oasis de bien y de jauja— Tan ladrón es el que roba con máscara y metralleta como el de “guante blanco” que busca conseguir dinero de cualquier manera ilícita y sin violencia. pudiendo hacerlo a su debido tiempo previamente acordado. mentiras. los hurtos. ficciones y precios injustos. con astucias. Hoy nuestra sociedad de la impresión que se mueve un poco al borde y al límite del fraude. las trampas. del robo con apariencias legales. Las partes en los contratos aspiran y esperan un servicio recíproco.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 251 EL ROBO Dice Santo Tomás de Aquino en orden a la justicia: “Unicuique sui…” A cada uno lo suyo… Aunque nos parezca claro y al mismo tiempo tautológico o repititivo y paradójico hay que decirlo: está prohibido robar. pesos y medidas falsas. Nuestra sociedad no va por caminos de santidad y de bien. no es justo quitarle a otro lo que licitamente le pertenece. con falsificaciones. Tampoco se intimidan los ladrones y atracadores a la hora de cometer “robos sacrílegos” de objetos o imágenes en lugares sagrados. .

todo lo robado y encontrado debe restituirse a su dueño para obtener el perdón. el que encubre. Primero justicia y a donde no llega la justicia ayuda la caridad. el que alaba. Es una equivocación querer suplir con obras de caridad los deberes de la injusticia. es necesario procurar averiguar quien es el dueño y devolverlas. no pueden guardarse sin más al encontrarlas. el maltratarlas es propio de la jungla y de la selva —gamberrismo— y un robo al derecho del prójimo. También las cosas perdidas tienen su dueño. Comentaban en un pueblo: qué bueno es D. Pepito que ha creado una casa de beneficiencia para los pobres mientras otros respondían: Sí. Cuidar y respetar las cosas públicas que usamos —de todos— es una señal de buena educación. el que ayuda. de bien y de cultura.252 DECANOMÍA Al hablar de “latrocinios” no se pretende enseñar a nadie los distintos “modos de robar” pues elocuentes y buenos maestros ofrece la calle y la tele. Grave y pernicioso es robar o quitar la honra y la fama de alguien. pero antes ha creado a los pobres. el que manda. el que pudiendo no lo impide. . Sigue siendo válida aquella ley de la moral universal: “Res clamat dómino suo…” Todas las cosas reclaman. de cortesía. el que consiente. el que aconseja. llaman y buscan a su dueño. También roba el que coopera al robo.

Pero el trabajo —por ser divino— entra en los sabios planes de Dios. generaciones y años —para Dios nunca es tarde—. desechado y repelido por los hombres. transcendente y divino valor del trabajo. Hemos llegado a una época histórica que ya no resiste la concepción e idea antigua del trabajo como maldición y chapucería. lo que tiene que cambiar 180 grados y más es el hombre para intentar descubrir el rico. Ahora en esta nueva época histórica —nueva precisamente por una novedosa concepción e idea sobre el trabajo— la vida social y pública ya no resiste que el hombre maltrate y desprecie más el trabajo y estamos tocando fondo. El trabajo no tiene nada que cambiar. El trabajo ha muerto. El trabajo está ahí porque es “un querer de Dios” y siempre prevalece en contra del plan destructor del hombre. Desde el paraiso hasta ahora los hombres han tratado el trabajo como algo maldito y luchó contra esta presunta maldición y al final logró derrotar y destruir a su enemigo: el trabajo. El trabajo nunca fue una maldición. enferma. el trabajo languidece. es una “cosa molto buona” al decir de los italianos. En definitiva ¿Qué es el trabajo…? Es un . sino todo lo contrario una gran bendición y regalo de Dios. valioso. No es posible que el mundo pueda rodar al margen de Dios. Necesitó para ello miles y miles de culturas.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 253 EL VALOR DIVINO DEL TRABAJO A finales del siglo XX están sucediendo cosas muy extrañas y curiosas como por ejemplo: el paro. muere y desaparece. Dios ha prometido: “Yo estaré con vosotros hasta el final del mundo…” Es decir está detrás y al fondo de la trayectoria y marcha de la historia humana.

. resultando el “paro” y la “ociosidad” algo contra naturam. La nueva civilización y cultura del año 2000 estará montada y apoyada sobre el trabajo considerado como lo que realmente es: una gran bendición de Dios. no hay otra razón seria ni válida así lo enseña la Biblia. santificarse en el trabajo y santificar a los demás por medio del trabajo…” Es decir que además de ganar pesetas con nuestro trabajo al mismo tiempo ganemos el Cielo. El trabajo del hombre —radical y fundamentalmente— consiste en “cultivar y guardar el jardín del Edén”. El paro nos hace ya meditar y pensar en este cambio y giro que hemos de dar al valor del trabajo humano como instrumento de santificación. el paraiso.254 DECANOMÍA querer y plan de Dios con el que el hombre contribuye a la perfección terrena de la creación para gloria del creador y belleza del hombre que al mismo tiempo se perfecciona. La solución al paro jamás podrá estar en trabajar menos. se santifica e incluso se hace “más hombre”. El trabajo es el estado natural del hombre. Las grandes líneas directrices y ejes con las que tenemos que familiarizarnos a partir del siglo XXI se orquestan en estas coordenadas: “Santificar el trabajo. sino más y mejor con perfección y santidad. la tierra.

materialista y economista. El hombre está destinado al trabajo.losgremios. tergiversación y desviación del trabajo. no es un Dios ocioso y nos da ejemplo: Se hizo semejante a nosotros en todo. Creador del hombre y del trabajo. El trabajo es un bien del hombre. de la familia y de la sociedad y expresa la dignidad del hombre y la aumenta. el pensamiento liberalista. su Evangelio y su santidad. El hombre en su trabajo se realiza a si mismo y se hace más hombre. El trabajo es parte constituyente de la buena y ardua condición del hombre. Como siempre aparece la réplica a los planes buenos sabios del Creador y ahí la historia con la explotación. dedicó la . El trabajo —bonum arduum— según terminología de Santo Tomás. Dios. Mandato divino: “Dominad y someted la tierra”. Y también “Homo ut operaretur…” Para que trabaje.Recordemossinolaesclavitud. transforma la naturaleza para sus propias necesidades.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 255 EVANGELIO DEL TRABAJO Es inseparable el trabajo de la dignidad y grandeza del hombre. Dios desde siempre ha pensado y concebido al hombre así: En las primeras lineas de la Biblia podemos leer: “Homo ad Laborem” El hombre para el trabajo.larevoluciónindustrial. pero nunca se podrá perder de vista que ante todo el trabajo está en función del hombre y no el hombre en función del trabajo. tiene su ética.

. “Mater et Magistra” de Juan XXIII. liberalista y capitalista o ante la conocida cuestión obrera o proletaria con sus elocuentes y puntuales encíclicas: “Rerum novarum” de León XIII. “Quadragessimo anno” de Pio XI. “Populorum progressio” de Pablo VI y finalmente “Redemptor hominis y Laborens exercens” de Juan Pablo II. santificado y dignificando el trabajo. Para defender al hombre y al trabajo podemos recordar el solícito cuidado de los Papas ante la amenaza y explotación del trabajo —mercancía— por parte del pensamiento materialista.256 DECANOMÍA mayor parte de su vida terena al trabajo manual junto al banco del Carpintero.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 257 MATERIALISMO El hombre de nuestra época con gran maestría —maestría diluvial. social y terrena. valora y enfoca al hombre adecuadamente es la doctrina cristiana que endiosa al hombre —con el endiosamiento bueno—. Nada del hombre le resulta ajeno. . Enfoca y empuja al hombre en su triple dimensión: religiosa. Es un camino realmente duro e intransigente. pero al mismo tiempo y también monstruosamente se ha convertido en un pigmeo en el mundos obrenatural y eterno… contraste sintomático. claro. la dignidad humana se encuentra morbosamente envilecida. merecido y elogioso dominio de la naturaleza. pero es esperanzador y de victoria segura. rebajada y alicaida hasta tal punto maltratada que en el “Emporion Cósmico o mercado mundial” se cotiza. se compra y se vende el objeto hombre o mujer por poco dinero. Con los inventos humanos ha conseguido un prodigioso. paradójico y peligroso… Mientras la ciencia y la técnica —apadrinadas y protegidas por el ilustre y viejo materialismo— progresan a un paso asombroso y gigantesco. maestría de Torre de Babel— se ha constituido en un gigante de este siglo. La única doctrina o filosofía que trata. Alguien ha apuntado que uno de los mejores negocios de este siglo sería comprar hombres y mujeres por lo que realmente valen —cada vez menos— y venderlos por lo que creen que valen.

258 DECANOMÍA

Tanto el hombre como la mujer tienden hacia Dios como el acero al
imán, aunque muchas veces con los gestos y las palabras pretendan
rechazar esta “wonderful” dependencia.
Al —Deus Faber— Dios Trabajador y Artífice no le resulta extraño
la actividad y trabajo del hombre, sus relaciones sociales, su estructura
bisexual, sino que ambos a una el padre y el hijo, la mano del maestro
y la mano del alumno, la ornamentación del mundo prestando así un
útil y favorable servicio a sus semejantes los hombres.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 259

PAZ Y ALEGRÍA
Mucha tinta se ha gastado y mas papel ha rodado y todavía se
alzarán muchas banderas para brindar por la paz y la alegría.
Pero razonablemente ¿Qué es la paz? ¿Qué es la alegría? Cuál es la
verdadera esencia o quididad de estos tan anhelados dones?
La paz y la alegría no se pueden comprar ni vender. No son bienes
inmuebles. No existen ni se conciben fuera del corazón de los hombres
y de las mujeres. Son virtudes y dones que anidan y tienen su cuna en
el corazón de los humanos.
La paz y la alegría no se encuentran en las ferias o mercados, ni
en las mesas redondas, ni en el emporio público ni en el simposium
internacional.
La verdadera paz no tiene que ver nada con el quieto descanso o paz de
los cementerios. La auténtica alegría no es la alegría fisiológica o animales
del animal sano ni es la alegría de carcajadas o de pandereta.
La paz y la alegría son únicas e indivisas, son bienes y regalos exclusivos
que nos trae solo Cristo —el Príncipe de la paz, el Gran Irenarca— solo
El es la “Causa nostrae laetitiae” es decir, el motivo y la causa de la paz,
la salvación, el bienestar y la felicidad de los hombres.
Solo los hombres pueden ser dadores y sembradores de la paz y de la
alegría que se difunde por contagio como nos lo recuerda aquel adagio
filosófico “Bonum es effusivum sui”. Todo bien rebosa, es generoso, se
transmite, se comunica, se entrega, se regala y se da. Así la paz y la alegría
se viven y se siembran con las obras y con el ejemplo de la propia vida.

260 DECANOMÍA

Otro axioma de la sana filosofía nos recuerda: “Nemo dat quod non
habet…” Es engañoso y absurdo hablar e intentar sembrar, poner, regalar,
dar, comunicar y vivir la paz y la alegría si no se posee o almacena antes
en el propio corazón porque nadie puede dar lo que no tiene.
El único modo o talismán de tener el calor y el color de la paz y
de la alegría es estar conectados con la caldera —Cristo— solo El
será capaz de mantenerlas y hacerlas posible incluso en medio de los
familiares, naturales y adversas condiciones del ser humano: dificultades,
problemas, sufrimientos, dolor, enfermedad, cansancio, reveses,
contradicciones, desprecios, cruces, muerte y lágrimas.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 261

POBREZA Y RIQUEZA
El tener cosas no es malo, es malo estar pegado a ellas. Siempre nos
ha predicado: “Qué difícil le va a ser a los ricos entrar en el Reino de los
Cielos…” Pero quienes son los ricos y quienes son los pobres?. Cual es el
único, definitivo y verdadero significado y sentido de la riqueza y de la
pobreza?. La riqueza no consiste tanto en tener, como en el estar
desprendido de las cosas. Hay muchos ricos, pobres y muchos pobres
ricos.
Alguno es rico con solo su vacía “cucharita de oro” y con su “conejito o
gazapito”. Está totalmente lleno, ocupado y satisfecho. No hay lugar ni
sitio para Dios. Nos predican también: “lo primero amar a Dios, con
todo el corazón y con todo el ser…”
No toda pobreza es santa ni toda riqueza mala. No todos los ricos se
condernarán ni todos los pobres se salvarán.
El hombre con su trabajo o por herencia o por azar puede llegar a
poseer dinero, bienes y fortuna. Esto no es malo ni condenable,
pero se debe luchar para no apegarse desordenadamente. El corazón
del hombre debe estar libre para Dios. Donde está tu tesoro, allí
está tu corazón. Este desprendimiento cristiano no es desprecio
por los bienes terrenos, sino lucha por cumplir el mandato:
“buscad primero el reino de Dios y su justicia y todo lo demás se
os dará por añadidura…”
En cualquier momento como una mala noche y como un ladrón en
la noche — hay que estar dispuestos a dejarlo todo. Todo lo conseguido

262 DECANOMÍA

con tanto trabajo, sudor, sacrificio y esfuerzo. Nada en este mundo tiene
un valor permanente y todo pasa con el tiempo.
El corazón del hombre es como una “cama estrecha y una manta
pequeña” que no cubre a dos, resulta ya estrecho para Dios solo, si además
le damos entrada a otras cosas, arrojamos a Dios.
No bajan con el rico al sepulcro todas sus riquezas. ¡Que necedad tan
grande es amontonar allí donde se ha de dejar y no enviar allí a donde
se ha de ir!
Dios se resiste a los llenos y satisfechos, lo mismo si están cubiertos
de seda que de harapos y concede su gracia a los humildes. De nada
nos servirá vivir sin un céntimo si acariciamos el deseo de poseerlo.
Se puede ser avaro sin tener dinero.
Todos los que aman las riquezas, aún cuando no puedan conseguirlas
deben contarse en el número de los ricos.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 263

PROPIEDAD PRIVADA
El hombre necesita usar de los bienes materiales por haber sido creado
con cuerpo y alma.
Los bienes materiales que Dios regaló al hombre son no sólo para su
utilidad y disfrute en la tierra, sino también para que le ayuden a acercarse
a El.
Esos bienes materiales sirven al hombre para comer, vestir, defenderse
del frío y del calor, desarrollar su mente y sus potencias y para conseguir
la suficiente autonomía para proteger su libertad.
El hombre se da cuenta que esos bienes materiales no los ha hecho él,
que viene al mundo y ya se encuentra con ellos como un depósito
abundante y gratuito regalo de Dios. El hombre no debe servirse de esos
bienes a su antojo y muchos menos a su capricho. Los bienes
materiales no son fines a si mismo, sino medios e instrumentos.
El hombre viene, los usa y se va. Cuando el hombre intenta
quedarse con ellos y en ellos, se rebaja y se esclaviza, pierde
su libertad, se ciega y los idolatra, así la fama, la fortuna, el aplauso,
los placeres. De ahí la advertencia del Señor: “No podéis servir a Dios
y las riquezas” y lo mismo nos lo recalca el espíritu evangélico al
hablarnos de desprendimiento, sobriedad y pobreza que no es el simple
“no tener” sino el estar desprendido y despegado.
Concluyendo podemos afirmar que la necesidad y la posesión de
los bienes materiales —propiedad privada— es para el hombre un

264 DECANOMÍA

derecho natural y algo innato; esta necesidad y utilidad es anterior
a la sociedad; es un derecho irrenunciable del hombre. También lo
demuestra la experiencia universal en cualquier tiempo que el hombre
está más solícito por lo que es para él que por lo que es para todos y lo
que es objeto de propiedad común fácilmente acaba siendo de común
descuido.

el “obrar sigue al ser…”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 265 QUERER LA LIBERTAD A fuerza de ser sinceros. dice el Señor. Me va bien. Hay un axioma filosófico antiguo que dice: “Operari sequitur esse…” es decir. . Me da la gana. Es lógico este pensamiento ya que tampoco quiere la “verdad”. Al no querer la libertad rechazan de cuajo la otra cara. es natural y lógico que dé coces. que la mula obra según su naturaleza. no me da la gana”. no me apetece. “Me apetece. Hay comportamientos humanos e inhumanos según se conformen con la naturaleza propia del ser humano o en contra. me va mal. Esta es una causa y raíz hoy en nuestro mundo moderno de los desquiciados y patológicos comportamientos morales. la verdad os hará libres. Mas bien huye y renuncia a la libertad para entregarse sin remedio a unos instintos y formas simiescas u a otras fuerzas indomables. Algunos llegan a negar rabiosamente en el hombre la persona y la naturaleza dejándolo reducido a un “simio ilustrado”. faceta o dimensión propia de las personas que es la responsabilidad. únicas y exclusivas del ser humano. Afirman y enseñan que toda libertad fracasa y naufraga sin remedio. pero la persona humana obra según su categoría y señorío. No es lo mismo el comportamiento del hombre que el comportamiento de un cocodrilo. La libertad y la responsabilidad son dos caras de la misma moneda. da la impresión que nuestro siglo no quiere la auténtica libertad. esto es.

locura y necedad como pretender vivir sin leyes físicas. Querer vivir sin leyes morales es tanta utopía. Con el desprecio de las leyes morales da la impresión de que no sucede nada. . Nunca las leyes físicas ni morales fueron obstáculos ni limites sino todo lo contrario son como una “potencia activa y cooperadora” en torno a los cuales funciona perfecta y ordenadamente el “macrocosmos” o universo y el “microcosmos” o el hombre. caos. Las leyes físico-químico-biológicas jamás perdonan su violación. Las leyes morales nos ayudan y hacen posible vivir al hombre a la altura y dignidad adecuadas a nuestro ser de “personas”.266 DECANOMÍA Existen leyes físico-químicas-biológicas que lejos de impedir el desarrollo de los seres vivos le ayudan poderosamente. frustración y catástrofe para el ser humano al alejarse de la verdad y perder la libertad. pero realmente también sucede una gran desgracia.

El hombre para el trabajo y para ser útil. entonces seremos . Los peces para nadar. Si hacemos nuestro trabajo sabiéndonos hijo de Dios y colaboradores para hacer un mundo un poco mejor.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 267 REALIDAD DEL TRABAJO Nos recuerda el libro del Génesis que “Deus creavit hominem ut operaretur…”. Algo tenía que hacer sobre la tierra: cuidarla y trabajarla. físico o intelectual— de mala gana y maldiciendo al invento del trabajo. para servir mejor a los otros. El trabajo es algo esencial. Dios creó el hombre para trabajar. que el trabajo nos puede condenar o santificar. natural y divino en el hombre. las aves para volar y los hombres para trabajar. es decir. lo que sí es accidental. se pasa mal y se hace pasar mal a los demás. juxtapuesto y advenedizo es la fatiga y la molestia que conlleva. Cuando Cristo aparece sobre la tierra pasa treinta años de su vida oculta en Nazaret trabajando de carpintero y así lo conocen sus paisanos como el “Filius fabri…” el hijo del obrero o del carpintero. Cuando hacemos nuestro trabajo —el que sea. evidentemente que se hace “chapucería”. Los tres años de su vida pública llega hasta el cansancio en su total entrega al duro trabajo del evangelio. Dios quiere ahora en esta definitiva y última economía salvífica que el hombre se salve y santifique en la plataforma del trabajo. Lo constata también el libro de Job: “Homo ad laborem…”.

entonces ahí está el problema y la lacra de nuestro siglo: el paro. lo que pasa que pasa que también está la mano negra. . la felicidad. ni hacer cosas espectaculares iremos ganando el Cielo que es para lo que estamos en la tierra”. ni ñoños. el amor. el trabajo y en definitiva el Cielo. En el siglo XX hemos rechazado de cuajo a Dios —autor y dador del trabajo— y no debe extrañarnos entonces que con el se nos vaya todo lo bueno: la alegría. es decir. Tenemos que ser consecuentes y cambiar el rumbo de nuestra vida. la manipulación humana. el enemigo de Dios. la familia. del hombre y del trabajo. la paz. Dios quiere el trabajo y hay mucho que hacer en la tierra —aunque sea paradógico— y sobra trabajo. No podemos apoyar y firmar unos principios y luego mandar al patíbulo las consecuencias.268 DECANOMÍA más útiles y más felices y nos santificaremos en lo pequeño y ordinario de cada día “y además sin ser bichos raros. el orden.

Según el Papa Pio XII vida digna es poder criar una prole sanamente alimentada y vestida. Dice la filosofía popular: “Del trabajo sale todo”. con la posibilidad de procurar a los hijos una educación conveniente. a la revolución industrial. a Tomas Hobbes. Le preocupó a la cultura Caldea. a la alta y baja Edad Media. y prever incluso tiempos de estrechez y asegurar la enfermedad y la vejez. En el querer el trabajo coinciden exactamente los Estados y Dios. La lucha y la tensión por mantener un salario justo es desde el paraíso el “caballo de Troya” y el eje donde se apoya la trayectoria de la historia y la variedad de las culturas. Detrás de la prosperidad de una nación está el trabajo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 269 SALARIO JUSTO El salario o la remuneración del trabajo debe ser suficiente para permitir al hombre y a su familia una vida digna en el plano material. Dice San Pablo: “El que no trabaje que no coma”. a Karlos Marx. a la cultura romana. con una habitación digna de personas humanas. a Santo Tomás de Aquino. le preocupó sobremanera a Cristo. cultural y espiritual. El trabajo es bueno para el desarrollo de un país y bueno porque lo quiere Dios. Egipcia. ruinas y caidas de los imperios . a todos los estados modernos y a la Iglesia que posee una de sus grandes joyas sobre este asunto: la doctrina social. social. a Aristóteles. al mundo renacentista. La historia está tejida de lo que se llama inflaciones y bancarrotas.

. En el “macro-emporio” de la oferta y demanda entre el trabajo y el salario se construyen los estados.270 DECANOMÍA o estados. En la búsqueda y mantenimiento del equilibrio de un salario justo se van abriendo y escribiendo las páginas de la historia. que no se pueden rebajar tanto que lleven al pueblo y a las familias a un pauperismo universal. La historia “Magistra vitae” va salvando dia a dia los escollos y nos enseña: que no pueden excederse los salarios de tal manera que dejen de ser salarios y se conviertan en loterías. sobre la cual tiene mucho que hacer y decir la doctrina social de la Iglesia que por ser marginada ha agravado la situación profundamente. que no se puede regatear tanto en el trabajo que todo sea una “chapucería e inutilidad”. que no se puede uno entregar con exceso al trabajo de tal forma que lo “narcotice”. no olvidando que no es el hombre para el trabajo sino el trabajo para el hombre. De otra manera en el logro y cuidado del salario justo y la dignidad humana se encuentra el “quid” de lo que se llama la cuestión o problema social. lo pierda o lo esclavice.

El hombre necesita naturalmente el ocio y el descanso. Ahora Dios sigue trabajando no está ocioso. Por eso está prohibido trabajar los domingos y dias de fiesta. . Algunos dicen que no van a Misa porque no les dice nada o porque no tienen ganas. Como su nombre indica debe ser para el Señor y no para el diablo. sino una operación que nos santifica. Pero no es el hombre para el trabajo sino el trabajo para el hombre. también es urgente y santo el descanso. Ciertamente santificar las fiestas es oir Misa entera y no trabajar sin necesidad…. Dios quiere que se santifique el trabajo y por eso nos preceptúa el ocio y descanso. Dice la filosofía china: “Cuando el labrador se sienta a la sombra del árbol a preparar y a limar sus azadas no está perdiendo el tiempo…” Luego le serán más útiles y eficaces. para poder dedicarse un poco más a Dios. sirviendo de ejemplo y modelo y ser como nosotros en todo. Por eso otra ley positiva ordena regular nuestro trabajo y nuestro descanso sino para mandarnos descansar a nosotros. dia del Señor. Con otra ley nos manda santificar las fiestas para así poder santificar el trabajo. Por eso es el que más veces celebramos. Siendo el trabajo necesario y santo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 271 SANTIFICAR EL TRABAJO Es verdad que Dios impuso al hombre la ley y el imperativo del trabajo y por lo tanto es bueno que el hombre trabaje. es un acto de culto oficial y del pueblo de Dios. Desde luego la Misa no es una diversión. El día más grande de fiesta del año es el Domingo.

Descanso no significa necesariamente inactividad sino simplemente cambio de ocupación. Incluso pretenden invertir los dias y las noches por una falsa fiebre de hedonismo. . aunque a algunos les toque en turno de guardia para los servicios públicos necesarios y los domésticos imprescindibles. malévolo intento “contra naturam” que llevará a la humanidad al borde de la ruina.272 DECANOMÍA para que el hombre no se haga esclavo del trabajo. Hay ciertos trabajos que razonablemente no pueden aplazarse. Da la impresión que hoy los dias de fiesta más bien se profanan para el diablo que se santifican para Dios.

abortos. pero surgen por todas partes nuevas formas de esclavitud social y síquica y no falta el peligro de una guerra capaz de destruirlo todo desde los cimientos. Nunca tuvo el género humano tanta abundancia de riquezas. etc. secuestros. terrorismos. Toda esta rica siembra de mal produce mucha muerte. robos. Pero el mal no está allá lejos en Honalulú sino que anida en cada uno de nosotros. etc. divorcios.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 273 SOCIEDAD A simple vista y también después de un profundo análisis y observación se contemplan y aparecen en la sociedad de hoy unos matices abiertamente caracterizadores y sintomáticos de una grave situación y arriesgada pervivencia: atracos. paro. toxicidad. Nadie nos va a quitar las castañas del fuego… . En la gigante empresa de ahogar el mal con abundancia de bien tenemos que arrimar el hombro cada uno en su rincón que ocupa —cada palo aguanta su vela—. No podemos esperar que todo nos venga hecho: no solo los “canguros de Australia” forman parte del mundo de hoy. amenazas nucleares. y sin embargo. droga. manipulaciones genéticas. una parte grandísima de la población sufre necesidad y hambre y cada vez son muchedumbre los analfabetos y por lo tanto mas —manipulables—. de posibilidades y de poder económico. violaciones. Jamás tuvieron los hombres como hoy un sentido tan agudo de la libertad.

hagamos carreteras. tapemos baches. No asesinemos ya más a niños inocentes —que no quedaría impune— para justificar y encubrir nuestros absurdos y desorbitados goces y placeres egoísticos. sembremos generosamente el bien. . hagamos deporte. empecemos a ahogar el mal.274 DECANOMÍA Ea! Luchemos denodadamente contra el mal. allanemos montañas… quizás así merezcamos un nuevo cuadro sintomático de la sociedad. plantemos árboles.

. Este es en definitiva el mensaje cristiano y el primer ejemplo ofrecido al mundo por la trilogía de Nazaret. todo le parecía poco porque deseaban con todas sus fuerzas servir del mejor modo posible al misterio de la redención de los hombres. porque respondía al preciso y claro designio de la voluntad divina. Indudablemente que cada uno en aquel taller conocía bien su menester e intentaba responsablemente desarrollarlo siempre con la mayor perfección. Cuales son las rectas motivaciones y únicos objetivos del trabajo en Nazaret…? Plena conciencia de colaborar con el esfuerzo personal al plan divino de la redención. en otras palabras. el trabajo humano viene a ser un medio ordinario de santificación. Este es el núcleo central y doctrinal del Concilio Vaticano II y el nuevo mensaje universal predicado y ofrecido al mundo por el Opus Dei: santificar el trabajo. Cristo —Dueño y Señor— avicinó el penoso trabajo humano al misterio de la cruz y de la redención.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 275 TRIPLE DIMENSIÓN DEL TRABAJO En la dinámica de la salvación de los hombres el trabajo además de ser un instrumento de co-creación ha sido elevado al plano sobrenatural convirtiéndose en un medio de co-redención. Aquel humilde arte santo era un santuario muy grato al Señor. santificarse en el trabajo y santificar a los demás con el trabajo. por eso no ahorraban sacrificio ni empeño ni solicitud. No buscaban ningún otro objetivo personal más que la gloria de Dios. el ama de casa Santa María y Jesús el hijo del carpintero. José el carpintero. nada de yavalismo —ya vale— y nada de chapucería.

Naturalmente que el trabajo humano podemos vivirlo animado en la fe. en la intimidad de la familia.276 DECANOMÍA El generoso y elocuente ejemplo de los obreros y trabajadores del taller de Nazaret nos debía empujar a cumplir con nuestros deberes profesionales con intensidad. en la tranquilidad de los campos. esperanza y la caridad que es lo que constituye la “dimensión espiritual del trabajo” alma y motor de la laboriosa vida cotidiana. en el silencio de las bibliotecas. en el ajetreo de la política y de los estadios y en cualquier trabajo humano. . con fidelidad aun en aquellos trabajos en apariencia menos importantes. Finalmente en el trabajo humano ordinariamente encontraremos la plataforma para atraer a los otros a un nuevo encuentro y amistad con Dios. Cualquier trabajador y obrero cristiano hijo de Dios— debe poner todo su amor en la cruz de Cristo como vértice de todo lo creado con una vida honesta y santa en medio del ruido de las fábricas y oficinas. espíritu de servicio. diligencia. en las encrucijadas de las calles.

D E C A N OM Í A VIII “No mentir… no decir falso testimonio…” .

.

cada hombre tiene que ser verdad. firme y estable. La falsa humildad sería la —mentira— esto es. Se proclaman hoy muchas verdades: “morir por la verdad…” “matar en nombre de la verdad…” Pero la verdad es una sola y los errores siguen siendo muchos. Así lo defiende Santa Teresa cuando habla de la “humildad” identificándola con la verdad y con la realidad. políticos y periodistas podeis condenar al hombre a vivir en la mentira. real. Hay quien concatena y une la verdad con la justicia —que van unidas como las cerezas— afirmando que el mundo tiene necesidad de la verdad que es justicia y de la justicia que es verdad. crearse uno o aparecer lo que no es. verum et bonum” esto es. dar testimonio de la verdad según su vocación particular. Dice que “humildad” viene del latín “humi” que significa “en tierra”. escritores. si al hombre le quitais la verdad os quedaréis sin hombre.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 279 APUNTES SOBRE LA VERDAD Al dar vueltas sobre la “verdad” uno se encuentra que coincide exactamente con la “realidad”. verdadero y bueno”. Los filósofos distinguen en todos los seres tres propiedades fundamentales: “unum. . algo así como sólido. Cada hombre nace en el mundo para ser verdad. verdadero. El hombre es hombre a través de la verdad. que en raiz y en el fondo todo ser es “uno. El hombre tiene derecho a la verdad y vosotros teólogos.

el engaño y la mentira. si no llegamos a ser prisioneros de la verdad. A muchos les escandaliza la verdad. Cristo es la “Verdad”. no es oportuna. Otros hablan de su binomio inseparable: “verdad y libertad”. mejor es permitir el escándalo que abandonar la verdad. Es fácil alejarse de la verdad.280 DECANOMÍA Da la impresión que en nuestro mundo actual abunda la confusión. Siempre ha costado alcanzar y poseer la verdad. el error. . agnosticismo— no puede ser verdad porque es Verdad-Dios. ni flexible. apague y aniquile estas malas hierbas. Parece que el mundo está huyendo y apartándose de la “Verdad-Cristo”. ni convencional. La verdad es eterna. no tiene la verdad. ni ocasional. Es bueno preocuparse para que la verdad sofoque. Defienden que no se puede ser verdaderamente libres. ni transigente. pero esta huida y alejamiento —ateismo. pero si la verdad provoca escándalo.

seguirá desmarcado y desnortado en todos los sentidos. de su ciencia beatífica que le correspondía como santo y . nunca tendrá cuadro ni vida ni bueno ni malo. Cristo es la verdad absoluta e integral. VERDAD La vida y el tiempo no se no da más que para esto: “Conocer esta verdad” —in directo et in re— es decir. ciencia y sabiduría de Cristo proceden de su ciencia divina que poseía plenamente por ser —el Verbo— la Palabra de Dios—. Esta pretensión les aleja de la vida y de la doctrina. Ni solo doctrina ni solo vida. Cualquier hombre fuera de la verdad o del marco de Cristo vivirá equivocado en todo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 281 JESUCRISTO. “Jesús coepit facere et docere… Hacía y enseñaba la única verdad”. Jesucristo no es la verdad para saberla. Estos tesoros de verdad. sino la verdad para vivirla. Nunca entenderemos nada ni siquiera el simple cristianismo —ni la vida— mientras no aceptemos convencidos lo fundamental y el marco de la verdad —ser hijos de Dios— Esta verdad nos la enseñó el mismo Jesucristo: “Subo a mi Padre y a vuestro Padre. Muchos intentan y pretenden vivir una vida absurda en esta dicotomía y doblez. Cristo practicó lo que enseñaba y enseñó lo que practicaba. plenamente y ahí brotarán todas las demás verdades y conocimientos que son necesarias para la vida. a mi Dios y a vuestro Dios…” Si el cuadro de la vida de cualquier hombre no está enmarcado dentro de esta realidad o verdad. Verdad es su persona ejemplar —hijo de Dios. Vida y doctrina formaban un todo armonioso y unitario.

los inventos. decía. “Yo. “Ningún hombre habló ni pudo hablar así…” Todos los genios. Por eso los santos —los sabios de la verdad y de la vida— acaban de perder el gusto por los libros escritos por los hombres. se esfuman y se anonadan ante la verdad y el evangelio de Dios. . las teorías de la humanidad palidecen. Santa Teresa de Jesús apenas encuentro algo en los libros a no ser en el evangelio. Ese libro me basta”.282 DECANOMÍA bienaventurado acá en la tierra. la filosofía. de su ciencia infusa superior a la de todos los angeles y de su ciencia adquerida que fue creciendo a lo largo de su vida. Los que escuchaban decían.

La libertad es el mejor y mas grande don y regalo de los hombres. es lógica y clara: todavía somos unos esclavos y unos parias. tenga la fuente que tenga. pero si andamos en la mentira y en el error la libertad se ausenta.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 283 LA VERDAD OS HARÁ LIBRES La verdad hará libres a los hombres no es una frase retórica ni poética. Hay que admitir la verdad venga de donde venga. Pienso que muchas veces en vez de hablar. Pilatos desde el tribunal pregunta a Jesús: Qué es la verdad? Donde está la . Hoy abunda la mentira y la corrupción en medio de una febril y justa búsqueda de la libertad. Las fatales conclusiones y consecuencias de esta ruptura nos la recuerda obviamente el Papa en su encíclica “Veritatis splendor”. pedir y reclamar la libertad. sería bueno también preguntar cómo anda nuestra vida en la verdad? Dicen los escolásticos si no vivimos en la verdad la conclusión “patet” es decir. diga quién la diga. La ausencia de la libertad se llama esclavitud. sino una enseñanza bíblica que nos advierte que el binomio verdad- libertad van siempre juntos y son inseparables. nadie tiene el monopolio de la verdad. gritar. No estará viciada nuestra pretendida libertad? Somos realmente libres? Si buscamos y vivimos en la verdad inmediatamente —ipso facto— hará su presencia la libertad. Si vivimos apasionados en la verdad disfrutaremos de una gozosa libertad. escribir.

lo tira al aire.284 DECANOMÍA verdad? Nosotros hoy y siempre preguntamos que es la libertad. la hipocresía. hace volteretas. la mentira. juega con él. el teatro. Un hombre sin libertad es como un ratón —una vez cazado por el gato— lo hiere. aparece la pantomima. La libertad es vivir una vida llena de actitudes y comportamientos de verdad. la doblez. . Cuando no vivimos en la verdad. le anima de cuando en cuando para que corra y escape y terminada la exhibición al final se lo come. donde está la libertad. Fuera de la verdad no hay libertad ni cosa que se le parezca. la corrupción.

logros. A más victorias conseguidas.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 285 PROGRESO O RETROCESO…? En este momento actual tan paradójico en el que se presume de tantos descubrimientos. El Santo y el Sabio del siglo IV San Agustín de Hipona —Africa Norte— a esta situación responde clara y lapidariamente: “El hombre es una pregunta y Dios la respuesta única y exacta”. pólvora. Después de tantos siglos de progreso la humanidad se encuentra titubeante. Al hombre no le aquieta la sola libertad precaria que le ofrece el “progreso”. el hambre. la emigración ahí están. más interrogantes planteados. inquieta. desequilibrios. a pesar de los cantos a la fraternidad entre los hombres y los pueblos. con miedo. . El dolor. La humanidad sigue con sus merecidas conquistas fuego. del rencor. el paro. radioactividad. luchas. farmacopeas. del odio. la muerte. egoismos y atropellos. cotas cimas y conquistas la humanidad se encuentra inquieta. La humanidad anda inquieta por algo en medio de la desconfianza. apresada y axfisiada. las guerras. etc. armas atómicas. conquistas espaciales. Realmente este cuadro sintomático del hombre del siglo XX tan acuciante y dramático se podrá llamar “progreso o retroceso”? Con toda seguridad que al hombre le está faltando algo definitivo e importante en medio de sus antagonismos. insegura. la enfermedad.

pero absolutamente todas al margen de Dios a la larga y ya a la corta les serán erróneas parciales. insuficientes.286 DECANOMÍA En sus Confesiones 1. .1 nos deja esta generosa aportación: “Señor nos has hecho para Ti y nuestro corazón está inquieto mientras no descansa en Tí”. infructuosas e insatisfactorias. El hombre tiene derecho a interrogar y va ha recibir múltiples y variadas respuestas.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 287 SAGEN DIE WAHRHEIT… Así hablan. de todas las razas y colores. . es sinceridad. es en definitiva. No se puede poner el “intermitente” indicando para la derecha y salir para la izquierda. quizás un poco molesta como la medicina amarga pero cura. Humildad de “humi” es en “tierra”. Para andar y poder convivir es necesaria la norma de la “sinceridad” y de la “verdad”. verdad. firme. es autenticidad. van intimamente unidas. es genuino. Debe haber una conformidad y unidad entre la doctrina y la vida. Existe una doctrina que procede de Dios —inmutable y univer- sal— para todos los hombres. cuando no vivimos como pensamos. No puede haber doblez en la vida. también nos recuerda a este propósito otro refrán alemán: “Kinder und Narren sagen die Wahrheit…” los niños y los locos dicen la verdad. dicen y cantan los tedescos para “decir la verdad”: Sagen die Wahrheit… Pero también añaden ante la dureza de la verdad: “Al que diga la verdad regálale un caballo…” para poder huir pronto y veloz. tener autenticidad y sinceridad. esto es. No se puede dar gato por liebre. Sinceridad es a humildad como felicidad es a fidelidad. terminamos pensando como vivi- mos. Quizás nos moleste quién la predica. Lo primero que tiene que ser “el hombre” es ser “hombre”. en todos los tiempos. sólido. Se intercambian y correlacionan.

La verdad está aquí y ahora —no hay disculpas— hemos de luchar por hacer la vida viviendo en la verdad. Prefiere no conocerse por miedo a no gustarse y así se mantiene lejos de la realidad. Pretenden aprender muchas lenguas para no decir la verdad en ningún idioma. la frivolidad. etc. la mentira.288 DECANOMÍA La sinceridad tiene como opuestos la hipocresía. marte. El hombre actual no sabe lo más próximo y cercano a si mismo. las galaxias. la apariencia. la doblez. la superficialidad. ojalá yo tuviera”. ojalá yo viviera. No vale la mística “ojalatera”: “ojalá yo fuera. Cada uno es cada uno. resulta un perfecto desconocido. es serlo. Y ya sabemos como acabó el cuervo que quiso imitar al águila. lo que tiene más lejos: la luna. la fachada. etc. el barniz. La mejor manera de parecer algo. Se gasta y desgasta por intentar conocer lo incognoscible. se quedó a medio camino-muerta-por inanición. ojalá yo naciera. la falsedad. .

bondad y belleza. de “ser hombre” y de “ser hombre e hijo de Dios”. su bondad y su belleza ontológicas reflejan un barrunto y una sombra de las perfecciones infinitas de su Creador-Dios que es Suma Verdad. puede realizar la . Todos los seres al poseer y proyectar su verdad. de algo humano y algo divino que no son partes paralelas o yuxtapuestas sino que constituye un solo ser —una naturaleza humana individualizada— el hombre tiene tirones y apetencias de angel y también de animal. En medio de todos los seres creados el que mejor vive. de amor y de buen-hacer y con sobreabundancia por encima de todos los seres por el hecho de “ser”. único ser querido por si mismo al ser creado a imagen de Dios. Todos los hombres somos un compuesto de alma y cuerpo. proyecta.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 289 VERDAD. BONDAD Y BELLEZA LA FILOSOFIA en su rama de metafísica u ontología al estudiar a los seres siempre les ha predicado y atribuido unas propiedades intrínsecas simplemente por el hecho de existir: verdad. intima y tiene conciencia de esas propiedades naturales a todo ser es el hombre. evidencia. es verdad y quiere que le traten con verdad tal cual es —sin aumentarlo haciéndolo Dios ni rebajarlo convirtiéndolo en bestia—. Al hombre le gusta la verdad. Suma Bondad y Suma Belleza. El hombre es el mejor representante o plenipotenciario de la bondad de Dios y puede llenar la tierra de bondad.

Para los griegos “kosmos” es adorno.290 DECANOMÍA aventura del bien porque no le faltan ninguna clase de medios pues tiene a la Suma Bondad-Dios totalmente de su parte. Dios al terminar de crear y adornar la tierra puso al hombre y la mujer como reyes y señores de toda la creación y al ver todo lo que había hecho firmó: “valde bonum…” muy bien. Logicamente los hombres debían vivir en consonancia con la verdad. El hombre es una obra de arte —un pequeño adorno y armonía— que los filósofos llaman “microkosmos”. El hombre es lo más bello y hermoso de la creación. belleza. . pulcro. orden. bondad y bellezas ontológicas como hacen todos los demás seres. armonía.

Dios es Verdad. si el hombre es infiel. Necesita el mundo volver. dinero. rompe las cartas y engaña a los demás. sus promesas se cumplen siempre. Cuando el hombre ama. a pesar de sus grandes y peores infidelidades. . El hombre creado para la verdad. cambio. solo vale la verdad de Dios. prestigio. busca y vive en esa aceptación. intimidad y trato con Dios entonces aparece la verdad. Dios no cesa de salvar al hombre y de perdonarle. satisfación se articula una sociedad montada y vendida en la mentira. pero al caminar sin Dios se engaña a si mismo. es la Verdad misma y no puede engañar al hombre. sus juicios son justos. nunca será válida la verdad del hombre. También Dios y el hombre tienen que jugar siempre con las mismas cartas del amor. sexo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 291 VERDAD Y AMOR Verdad y amor son dos pilares y ejes sin los cuales el hombre no puede vivir. tiene derecho a toda la verdad. metanoia para encontrar la Verdad que es Dios. Dios aparece a lo largo de la historia manifestando su bondad y solicitud amorosa para con todos sus hijos. girar y rectificar el rumbo —hacer conversión. Dios es Amor y el hombre también es amor. sus palabras son verdad. El hombre —fuera y al margen de Dios— vive necesariamente en la mentira y en el engaño. bienestar. se vive la verdad y el hombre puede decir “ya finalmente la verdad” y ser el mismo “verdad”. Hoy más que nunca por adquirir poder. Donde está la verdad…? Se pregunta el mundo siempre a lo largo de los siglos. El sigue siendo fiel.

“Tanto amó Dios al mundo que le dió a su Hijo único” (Jn. nuestro Padre— en todas las circunstancias aún las más adversas como nos recuerda la Santa de Avila: Solo Dios —Verdad y Amor— basta. Usa bien de todas las cosas creadas que son buenas o malas en la medida que nos acercan o separan del Unico Bién-Dios.292 DECANOMÍA Nadie es padre como lo es Dios. Cuando el hombre descubre esta realeza y dignidad entonces vive en un contínuo acción de gracias ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho…? (Sal. Finalmente el hombre que ha encontrado el amor y la verdad se asegura en la —Providencia de Dios. es más dulce que el amor de un esposo a su amada. Dios es rico en amor y en fidelidad.16). El amor de Dios para con el hombre es comparado al amor de un padre a su hijo. Cuando el hombre llega a vivir en la verdad y en el amor reconoce la grandeza y la majestad de Dios y del mismo hombre hecho a imagen y semejanza de Dios. 3. 116-12). El amor de Dios es eterno. es más fuerte que el amor de una madre con sus hijos. .

silencia y no quiere saber nada de la amarga medicina. Así suena como “luz y esplendor de la verdad” en medio de nuestro oscuro y confuso siglo XX que se encuentra sumido en las tinieblas y desnortado confundiendo el bién con el mal. Cuando no se quiere aceptar la verdad se autodisculpa la sociedad con peregrinas y falaces excusas. pero siempre está la cuquería del hombre que olvida. son leyes grabadas en la conciencia y en la intrínseca naturalez de cada hombre .MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 293 VERITATIS SPLENDOR Con estos dos vocablos latinos “veritatis splendor” comienza la última encíclica del Papa Juan Pablo II. Para que luego acusen y digan que la Iglesia siempre va detrás y llega tarde a las realidades y acontecimientos de la historia de la humanidad. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Estas leyes las lleva todo hombre escritas no en papeles o en las piedras sino en la cabeza y en el corazón. La Iglesia como “madre y maestra” siempre está pendiente y llega al momento y punto exacto y preciso como la sangre que corre inmediatamente a la herida. La Iglesia grita que las normas morales y éticas garantizan la convivencia social tanto nacional como internacional. siempre nos enseña y proclama que las normas morales fundamentales y mínimas son universales e inmutables y que están al servicio de la persona y de la sociedad y que antes estas normas eternas y naturales no hay privilegios ni excepciones para nadie ya puede ser uno dueño del mundo o el último miserable de la tierra. ante las exigencias morales somos todos absolutamente iguales.

La encíclica “Veritatis Splendor” nos enseña que el bien verdadero para la humanidad se fundamenta siempre y ahora en la indisolubilidad entre la libertad y la verdad. Mentira. pocos pasarás. “Hacer el bien y evitar el mal…” “No hagas a los otros lo que no quieras que te hagan a tí…” Son válidas y promulgadas y explicitadas para todos los hombres —crean o no crean en Dios—. No podemos ponernos a bailar la samba en los aleros de los balcones y ventanas. terminarás seguro como un “huevo frito” en una acera. No podemos decir: “Yo me tomo un litro de veneno porque soy libre…”. No podemos responder ante un semáforo rojo: “Yo paso porque no creo en Dios…” Sigue pasando.294 DECANOMÍA de cualquier color o raza y en cualquier latitud o tiempo. . terminarás oxidado y tieso.

D E C A N OM Í A IX “Ser limpios de mente y de corazón…” .

.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 297 EROTISMO Nos ha tocado vivir en un siglo asfixiante también por la polución de la sexualidad. mitos. Con este desenfreno sexual la mujer no se ha liberado. falsos naturalismos. violaciones. grandes olas de desenfreno erotismo. Todo regulado por la ley del péndulo que nos sitúa ahora mismo en un extremo como intentando enterrar y olvidar tabúes. Es falso y mentiroso la “liberación de la mujer”. nudismos. Hay que dominarlo. Buscando una liberación del sexo hemos caido en las mas vergonzosa y degradante dependencia y vieja esclavitud sexual. se ha instrumentalizado. moldes. ya se ha convertido en un “juguete de usar y tirar”. prejuicios y represiones sexuales. obscenidades y todo orquestado. la pornografía. se ha degradado como nunca. . no reprimirlo. sino todo lo contrario. Es falso y mentiroso decir: “Ahora en el siglo XX hemos descubierto y encontrado el sexo”. rompiendo miedos. moralidades. divorcios. perversiones sexuales. El sexo siempre hay que encauzarlo y dirigirlo como el agua y la energía eléctrica si no queremos que lo arrase y destroce todo. infidelidades. El sexo naturalmente es tan antiguo y viejo como el hombre y la mujer desde el paraiso terrenal. dirigido y empujado por los medios de comunicación social con escenas íntimas de alcoba y los supermercados del amor. A escala mundial nos invaden la pornocracia.

pero es muy difícil encontrar un chico o una chica que sean capaces de hacer feliz un hogar…” . ligera y frívola no interesa a nadie y es capaz de amargar a cualquier hombre. Cualquier mujer fácil. esposa. hija o hermana— sepa y quiera respetar y defender su pudor. Es lógico que cualquier mujer —novia. sino simplemente orientada. su pureza. Nos recuerda la filosofía popular: “Los hombres eminentes no se sienten atraidos por las mujeres fáciles…” y todos presumimos de “hombres eminentes”. Nuestra sufrida sociedad esponjada y bombardeada por esta ola de erotismo sin moral y sin conciencia empieza a quejarse: “Es fácil encontrar una chica o un chico para divertirse. jamás nadie ni nunca defenderá a la mujer tan bien como la moral católica. no prohibe nada.298 DECANOMÍA La Iglesia Católica con sus normas de moralidad sexual desde siempre ha protegido y liberado a la mujer dignificándola y exigiendo para ella el máximo respeto. coqueta. ayuda a dominar y a encauzar su sexualidad al servicio de la maternidad y de la procreación. su decencia y su conducta.

espontáneo y lineal. La voluntad —sin perder el libre albedrio— ha quedado debilitada e inclinada al mal.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 299 FOMES PECCATI “Todos los hombres nacen con el pecado original” así nos lo enseña el Concilio Arausicano II en el año 529 y el Concilio de Trento en el año 1545. La inteligencia humana ha quedado obscurecida y ha de esforzarse para vencer su ingnorancia cayendo facilmente en el error. Nos recuerda la Escritura: “Militia est vita hominis super terra…” La vida del hombre es una batalla contínua contra un enemigo que se encuentra dentro de los propios muros de la ciudadela. En definitiva todos nacemos con un desorden en el entendimiento. Todos heredamos el pecado original y con él la consiguiente herida de la naturaleza humana. poco fuerte para afrontar las dificultades y dominar las tendencias desordenadas. El hombre en la —actual economía reparada— no logra alcanzar su fin de un modo fácil. Esta tensión es evidente y empapa toda la vida del hombre. procede del pecado y al pecado inclina. Todos los hombres experimentan en su propia vida el contraste de esas dos tendencias radicales que mutuamente se combaten. por fuerza y necesidad si quiere conquistar la felicidad —tributando la gloria debida a Dios— ha de estar vigilante y combatiendo contra el hombre viejo— cargado . en la voluntad y en las pasiones que sin ser pecado. En toda persona humana coexisten la inclinación al pecado y un auténtico deseo de felicidad que solo Dios puede saciar.

El mundo como —enemigo del hombre— nos embelesa con un afán excesivo y desmesurado de los bienes temporales. Todos juntos fomentan y difunden el olvido y la ignorancia de Dios. El diablo nos supera en inteligencia.300 DECANOMÍA con la concupiscencia o “fomes peccati”— que son los restos. astucia y poder. de bienestar y de poder para separarnos de Dios. Esta ignorancia es el mayor enemigo de Dios y de los hombres. . La carne rebelde le entorpece instigándole al mal mediante el amor desordenado y apartándole del bien. nos tienta y seduce con algo que tenga apariencias de bien engañando al hombre y reteniendolo en el pecado. reliquias e impedimentos de pecado original que le inclinan hacia el mal y le obstaculizan en su orientación recta y estable hacia el bien.

etc. grande e importante. diciéndoles: procread y multiplicaos y llenad la tierra”. uno con una y para siempre— desde el paraiso terrenal. Esta vieja y antiquísima institución arranca desde el paraiso terrenal. Cada vez que los hombres con sus planes se alejan más de esta verdad y realidad. (Gen. Los hombres no podemos enmendar la plana de Dios . Dios instituyó el matrimonio —unión de hombre y mujer. Dios creó al hombre y la mujer con el encargo de procrear y multiplicarse: “Hombre y mujer los creó y los bendijo. El matrimonio es algo muy serio. Es verdad que la atrevida osadía de los hombres con estos dos juguetes y elementos tan divertidos y tan distintos “hombre y mujer” siempre pretenden e intentan hacer otras cosas: sexualidad.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 301 GRANDEZA DEL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO Dios sabe más y puede más y por eso creó el hombre y la mujer solo para el matrimonio. comercio. pornografías.Por eso no creó otros variopintos elementos en este aspecto pues le bastó y era suficiente esta perfecta dualidad: hombre y mujer. 1. pero jamás ningún sistema. la sociedad y los individuos. política o doctrina tendrá un feliz y largo éxito ni jamás tendrán razón al programar — contra naturam—. peor marcha la historia. Dios. 27) Dios instituyó entonces el matrimonio con un fin principal: tener hijos y educarlos. etc.

La sensatez nos recuerda que cualquier realidad a la que le falte una de estas propiedades será todo: una ceremonia civil. Tal unión no es válida solo es válido el matrimonio- sacramento contraido en la Iglesia. es para siempre. algo sagrado y santo por su misma naturaleza y entre cristianos solo hay un verdadero matrimonio y esto que parece tan sencillo no admite enmiendas ni pataleos. pero nunca “un matrimonio”. . debe poseer una esencia. una constitución. (Gen. una convivencia. que es un vínculo conyugal que no puede desatarse ni romperse jamás. un rejuntamiento. Dice la sana filosofía: para que una cosa sea lo que es. 2) En el tiempo Jesucristo elevó el matrimonio a la dignidad de Sacramento. También tiene el matrimonio un fin secundario: que los esposos se ayuden entre sí: “No es bueno que el hombre esté solo”. Los ministros de este Sacramento son los mismos esposos contrayentes. un apareamiento. uno con una y la indisolubilidad. un plagio. Por eso ningún cristiano-católico puede contraer el llamado “matrimonio civil”. unas propiedades que hacen que sea una cosa es y no otra cosa. pero para que sea válido es necesario celebrarlo ante testigos y delante del párroco o un delegado suyo. La esencia del matrimonio es: la unidad.302 DECANOMÍA impunemente. un apaño.

los entregó el Señor a pasiones infames. pues sus mismas mujeres invirtieron el uso natural en el que es contrario a la naturaleza. Del mismo modo también los varones. la limpieza. pero por haber “colocado la mentira en el lugar de la verdad. La castidad es hermosura que atrae. la pureza algo negativo o de desprecio o de renuncia. trazando al mismo tiempo un cauce al instinto. Nunca ha sido la castidad. modera. Con este precepto Dios protege al amor humano y señala el camino recto. es verdad y produce gozo…. La virtud de la castidad consiste esencialmente en la ordenación del instinto sexual al fin que dios le ha señalado: La procreación. Vivir la castidad es una afirmación gozosa —es corona triunfal— en la participación grandísima y delicada del poder de Dios. valoran y respetan… descubre la responsabilidad del cuerpo en la generación de la humanidad. .MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 303 LA CASTIDAD. como no lo son las renuncias y cuidados del atleta ante las exigencias y la responsabilidad de la Olimpiada. La virtud de la templanza refrena. Tanto la virtud de la castidad y de la templanza se aprecian. dirige los movimientos y placeres sensibles propios del gusto y del tacto y de la generación. UNA AFIRMACIÓN GOZOSA “No adulterarás” manifiesta el dominio del Señor sobre la propagación y desarrollo de la familia humana.

Estos errores y horrores traen como consecuencia la corrupción de las costumbres de la sociedad. según el dicho… “La lujuria oscurece la verdad y la razón”. se abrazaron en amores brutales unos con otros cometiendo torpezas nefandas. varones con varones. .304 DECANOMÍA desecharon el uso natural de la hembra. de malicia y fornicación”. quedando atestados de toda suerte de iniquidad.

de todos los pecados capitales siempre se saca algún gusto. el apego que tienen a las cosas terrenas. instiga a los ángeles para que tengan envidia de Dios —sereis como dioses—. pero de la envidia…?” Envidia es el disgusto que sentimos —nos enferma— en nosotros mismos cuando el prójimo —vecino— posee riquezas y bienes espirituales y temporales que ofenden nuestro maltrecho amor propio. Nunca se contenta cada uno con lo suyo. El maestro y animador es siempre el mismo —el viejo satán— Dirige.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 305 LA ENVIDIA La envidia es otro de los viejos y graves pecados capitales. instiga a Caín para que tenga envidia de su hermano Abel. sujeta y manipula todo desde el principio. Los envidiosos tienen el comportamiento de aquel pajaro Nimbo de la INDIA que por envidia. Sigue dominando facilmente con su gran imperio y mentira sobre cada hombre. Decía el Quijote a Sancho: “Oye. Nos hace mucho daño que los demás estén sobre nosotros. no pueden soportar o sufrir que los otros gocen de los placeres o riquezas que queremos para nosotros. cuando sus colegas con sol y buen tiempo . provecho o beneficio. Las causas y raices de la envidia son la soberbia. instiga a Adan y a Eva para que tengan envidia de Dios. el querer ser superior y estar por encima de los demás. La envidia es el pecado capital más absurdo. Sancho. La sensualidad y la avaricia también son causas de la envidia.

El envidioso aborrece al prójimo y desea ofenderle –hundirle— y se entristece por el bien y la bonanza de los demás y también se alegra del mal de los otros. sana y santa. él lleno de envidia no los soporta y se esconde en los agujeros y cuando no están los demás —aún con mal tiempo— sale el Nimbo a dar sus gorjeos. vicio o pecado de la envidia no hay mas remedio ni terapia que una cura de humildad. de ahí las calumnias y murmuraciones.306 DECANOMÍA salen a cantar sus hermosos gorgoritos y trinos. La envidia nos hace parecidos y semejantes al padre de la envidia —satán— que sufre eternamente y sin remedio porque no soporta que los hombres sean más felices que el y corran mejor suerte. . mortificación y desprendimiento de los bienes de la tierra que nos facilitará una vida más libre. Contra la enfermedad.

Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. el hombre responderá adecuadamente y se realizará plenamente si está en estas ordenadas y abcisas: conocer y amar a Dios. en griego “Soteros” que significa Salvador. ni hay ni habrá otro nombre dado a los hombres que nos pueda salvar: solamente Jesús.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 307 PERFILES SOBRE EL HOMBRE No vale la idea que el hombre se hace sobre el hombre sino la idea que Dios —su Creador— tiene sobre él. y para que el designio. el plan. . el querer de Dios resuene y llegue a todos los rincones de la tierra en todos los siglos elige a unos hombres que colaboren en el anuncio y proclamación del mensaje: id y predicad… La historia y el hombre han necesitado de 2000 años para que “esta noticia” “este evangelio” llegara a todos los confines de la tierra. No hubo. Toda esta misión y obra se transmite a todo hombre y mujer que se va asomando a este planeta- tierra de generación en generación. Dios en todo tiempo y lugar está siempre cerca del hombre para salvarlo. Solamente los hombres que —urgidos por el amor— se adhieran libremente a Cristo— Salvador se salvarán. Ante el plan de Dios válido para todos los hombres en todos los tiempos. solamente para eso al principio creó Dios al mundo para luego salvar al hombre al final.

sean como sean. cargados con sus miserias. La palabra “catequesis” del griego “katajeo” quiere decir “poner las cosas en orden. La catequesis está unida a lo largo de la historia intimamente a toda la vida de la Iglesia. Lo entenderemos mejor con la imagen de la gallina que da acogida a sus polluelos. desde arriba hacia abajo”. en su sitio.308 DECANOMÍA La doctrina o querer de Dios se transmite mediante un conjunto de esfuerzos que se llaman “evangelización y catequesis” es decir. Dios se acerca amorosamente a todos los hombres vengan de donde vengan. comunicación de fe y de vida. problemas y pecados. Dios está empeñado en salvar al hombre solo falta que el hombre quiera también. . Dios se hace todo con todos.

pero para pataleo de muchos el saber y conocer un poco de la naturaleza de Dios y sus perfecciones desde nuestro atrevimiento. zoología y hasta se me antoja botánica. conocer y saber sobre las perfecciones de Dios. No se entretiene con el tiempo ni le afecta el cambio de hora. simplemente es. pobreza. teología. Todo tiene detrás de sí algo divino. no puede faltar. Es todo y no tiene nada de lo que entretiene y divierte a nuestros sentidos. . lo invade todo. está en todas partes. es la vida. flaqueza e imperfección también es ciencia. es sin mezcla y ni composición. no está compuesto de parte alguna. matemáticas. lo ocupa todo. cómo está Dios? Para qué trabajen todas las ciencias sobre la naturaleza de Dios ahí está la respuesta: “Yo soy el que soy. Dios es un ser simplicísimo. no tiene principio ni fin. sin color. ignorancia.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 309 ¿QUIÉN ES DIOS? Evidentemente que ésta es una pregunta que suena a catecismo. Es eterno. Dios es el que es. sin figura. sin cuerpo. Es bueno. Es inmenso. filosofía. Es espíritu. ha sido y será siempre. el que no puede faltar…” Ahora si que echo mano del catecismo para recordar. justo y sano hacerse de vez en cuando esta pregunta ¿quién es Dios.

Es el dueño. Permite el mal para buscar algún bien. las gobierna. Se las sabe todas. Todas las cosas dependen de Dios. Todo lo ordena y planifica naturalmente para su gloria —fin último del hombre y de la creación— el hombre solo es feliz cumpliendo este fin. son suyas. Dios lo puede todo —omnipotencia. la grandeza y su omnipotencia”. Dios conoce todas las cosas. pantocrator— todo lo posible claro está. no te puede salvar si tú no quieres ni puede hacer círculos cuadrados. no tiene nada que buscar ni nada que perder. nada se le puede ocultar a su conocimiento y penetración. las conserva y dispone de ellas a su voluntad. “Omnia in bonum… todo sucede y acontece para bien del hombre y para hacer resplandecer. la gloria. . las crea. lo presente y lo venidero y todos los secretos de nuestro corazón. no está sujeto a mudanza. lo pasado. providencia.310 DECANOMÍA Es inmutable. Está limitado frente a tu libertad. nunca puede abandonar al hombre ni querer algún mal.

Dios siempre nos da las gra- cias y ayudas suficientes para salir de la prueba con un avance positivo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 311 TIEMPO DE PRUEBA También es obvio que la corta vida del hombre sobre la tierra suena a una “prueba”. unas semanas. tanto las prudentes como las necias se quedan dormidas. La prueba dura lo que dura nuestra vida. porque los hombres y las mujeres en este periodo de prueba se cansan y se echan a dormir. negocio o cosecha y descansando . La prueba consiste esencialmente —hoy y ahora— en mantener encendidas las lámparas. así nos lo cuenta la parábola e comparación de las vírgenes. unos dias. vigilar la mecha para cuando llegue la hora. unos años. cuidar la llama. nos da un plazo para el arrepentimiento y para la corrección. Todos los hombres por ser –libres y mayores de edad— tenemos que demostrar con nuestra conducta donde y como queremos pasar la eternidad. La prueba de nuestra vida va terminar de una forma súbita e inesperada. Nos cuenta la parábola del rico incesante que un hombre ha tenido un buen año en su comercio. Las vírgenes necias creían que sus lámparas estaban en tan buena situación como sus vecinas. El árbol quedará así como caiga. es inútil quejarnos de que nos haya dado más. Luego será demasiado tarde y la puerta se cerrará. Dios actúa como el padre y la madre que dejan deliberadamente a su hijo solo durante algún tiempo para ver como se porta. estar pendientes del aceite. Será un final repentino como la llegada del ladrón en la noche. Una prueba para algo.

el sexo tienen un límite. el poder. . un plazo.312 DECANOMÍA junto al fuego mientras saboreaba un vaso de vino piensa en derribar sus graneros. Pasados estos pequeños sacrificios luego se puede retirar del negocio y empezará a vivir. el dinero. Si hubiera almacenado alguna riqueza espiritual o hubiera cuidado de la vida de su alma recibiría con agrado el mensaje. construir otros mayores y almacenar sus ubérrimas cosechas. el placer. insensato” esta misma noche han de exigirte el alma. Entonces es cuando llega el aviso: “Tú. esperando que suban los precios en el mercado. También es sensatez pensar y saber que nuestra vida. un término. Esa vejez soñada no llegará nunca. la fama.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 313 UNO Y TRINO Naturalmente que éste exótico y sugestivo titular suena al misterio de la esencia de Dios: Uno y Trino-Santísima Trinidad. Estas tres personas distintas no son más que un solo Dios. Por supuesto que no tiene nada de rompecabezas. . Hay muchas cosas en éste mundo que conocemos pero que no comprendemos. es así de limitadísima nuestra humana naturaleza. creerlo así y vivirlo de cerca así. un solo ser— lo que es Dios en sí mismo. Hijo y Espíritu Santo. Afirmamos y creemos que esa naturaleza o ser Dios posee o subsiste en “tres personas o hipóstasis”. Al contrario es algo muy íntimo a cada hombre. En el misterio de la Santísima Trinidad nunca decimos “una y tres” en el mismo sentido o en los mismos términos. no es culpa de las cosas. La sana filosofía y la ciencia nos hablan claramente y hasta allí podemos saber y conocer de la “naturaleza o ser o esencia de las cosas” y por otro lado nos “hablan de la persona”. ni de contradición ni de trabalenguas. pero es necesario conocerlo así. Afirmamos y creemos en un solo Dios — una sola naturaleza. Estamos ante la grandeza e inmensidad de Dios. una sola esencia. Padre. Obviamente es un gran misterio incomprensible. Sería un absurdo y contradicción. vital y cercano.

. La luz es producida por el sol. Las tres son eternas. Grande e inefable misterio de Dios que envuelve. la piedra. El amor de Dios se ha infundido en nuestros corazones por el Espíritu Santo para que vivamos como hijos de Dios queridos por Dios Padre. el mar. Pero la una. penetra e invade la vida del hombre hasta lo más profundo e íntimo de su ser. majestad y perfección y distintas porque el Padre no es el Hijo y el Padre y el Hijo no son el Espíritu Santo. el caballo o el hombre. todos estos seres tienen su propia naturaleza —esencia-ser— y solo el hombre es.314 DECANOMÍA En este mundo que conocemos cada ser o cada cosa tiene su propia naturaleza o ser que le hace ser lo que es y no otra cosa. no obstante el sol es el principio de la luz. la luz es tan antigua como el sol es el principio de luz. rica y divina naturaleza de Dios subsiste o tiene tres personas iguales en antigüedad. Ninguna de las tres personas es anterior o posterior. posee o tiene una persona. la luz es tan antigua como el sol porque el sol no puede existir un solo instante sin brillar. Asi la planta. El Padre no puede existir un solo instante sin engendrar a su Hijo.

Sin embargo se habla poco o nada del amor y de la comprensión que desempeñan un papel tan importante en la vida matrimonial. planes y gustos el matrimonio se convierte en un infierno. si cada uno rema en sentido contrario. exasperados y furiosos. el remedio siempre es la humildad y reconocer los errores que surjan en ambas partes. Muchos matrimonios después de los primeros años de casados felices. se desconyunta y se hunde.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 315 VIDA MATRIMONIAL Se habla mucho hoy de las rupturas y fracasos matrimoniales y mientras tanto se están sufriendo desgraciadamente en la sociedad las penosas consecuencias. Ahora que aparecen los defectos en el hombre y en la mujer es necesario “domesticarlos” y convivir con ellos comprendiendo y luchando. No podemos estar siempre fijando la atención en los defectos y echándolos en cara. Dentro y fuera del matrimonio es peligroso y gravísimo el orgullo y la soberbia. Tienen que adaptarse el uno al otro en un esfuerzo contínuo remando en la misma dirección. deseos. pasiones y errores ¿Quién no los tiene…? ¡Cuantos matrimonios tienen los mismos defectos que ellos y aún más y sin embargo viven felices y en paz!. Cualquier . la barca no navega. Las dificultades conyugales son menos graves de lo que parecen y pueden superarse con un poco de buena voluntad. hay que ver las buenas cualidades que se veían en el noviazgo. Quién no esté dispuesto a adaptarse al otro es mejor que no se case. ahora son unos desgraciados viviendo en discordia. Los dos tienen defectos. Puestos a no ayudarse el uno al otro y en un contínuo choque de opiniones. Las moscas no se cazan con vinagre.

Quizás uno y otro tengan que corregirse en algo pero no somos automáticos —se necesita tiempo—. también la paciencia sin discusión es una norma suprema del amor.316 DECANOMÍA choque o discordia inevitable se puede convertir siempre en armonía maravillosa. cuando hay que reprender siempre a solas y nunca en público y sin reproches duros y reacciones violentas. la terquedad. Sobra decir que dentro del matrimonio jamás deben existir palabras agrias. El marido cansado del trabajo y la mujer cansada también del trabajo necesitan hablar y desahogar. es malo perdonar demasiado. . el mal humor actúan en el matrimonio como un cáncer. El tiempo destruye siempre lo que se hace sin él. Hay que saber esperar que el cónyuge logre superar los defectos. insultos. la taberna o la calle. hay maridos que no hablan con su mujer solo gritan y mandan. Vale también aquí aquello del evangelio perdonar hasta 70 veces siete y repetir. hay que dejarla reposar para que recobre su claridad. Excitarse y enfadarse no servirá de nada más que para multiplicar los roces y los choques. Al matrimonio le pasa como al agua cuando se enturbia ya no se ve nada en ella. La “taciturnidad”. En cualquier matrimonio naturalmente aunque reine el verdadero y auténtico amor conyugal siempre habrá lugar para el sacrificio y el disgusto. pero también es peligroso no perdonar lo suficiente. ultrajes y asperezas. es decir. siempre. El matrimonio requiere también comprensión y perdón recíproco. Es peligroso que el marido se atrinchere tras el periódico y la televisión. pero al final siempre sale el sol después que pasan los nubarrones.

DEC A N OMÍ A X “No codiciar nada de tu prójimo… ni desear su mujer…” .

.

El “homo terrenus” por ser mentira y falso hace daño y es peligroso. Cuando el hombre ama apasionadamente los bienes de la tierra se convierte en avariento y “homo terrenus” pero si busca los bienes espirituales y de arriba —sursum— se hace un “homo sanctus et spiritalis”. El “homo spiritalis” es verdad y más útil. Es poner el corazón en las cosas. Es también una señal de avaricia cuando nos afligimos con exceso al perderlos y tenemos que ser privados de ellos. es apegamiento. Nos recuerda la filosofía popular que las cosas son para el hombre y no el hombre para las cosas. cuando se procuran o se conservan por caminos y medios injustos y opuestos a la ley de Dios. es como una endémica plaga. Es el amor desordenado a los bienes temporales hasta llegar a la esclavitud y adoración.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 319 AVARICIA La avaricia es otro de los pecados capitales que siempre está vivo y vibrante en nuestra sociedad. . Es una señal y síntoma de la avaricia el gozo y el regocijo inmoderado por la posesión de los bienes terrenos. Dice el adagio: “Semper avarus eget…” El avaro siempre es pobre. El amor ordenado para la categoría del hombre es —el amor de Dios— el amor al Dios de las cosas y no el amor a las cosas de Dios. servidumbre y dependencia de lo terreno. esclavitud. Avaricia es amar desordenadamente las cosas y los regalos de Dios.

inquietudes.320 DECANOMÍA Es malo también hacer uso de ellos por lujo. La avaricia es la raiz y causa de muchos males en la tierra: traiciones. Hay que estar dispuestos a desprenderse poco a poco y dejar los bienes de este mundo porque en cualquier momento todos los bienes son capaces de dejarnos. enemistades. Solo las obras llenaran nuestras maletas. capricho. solo nos acompañarán nuestras buenas o malas obras. violencias. “Opera enim illorum secuntur illos…”. El pensamiento de la muerte nos puede ayudar mucho contra la avaricia pues nos privará —muy a pesar nuestro— de todas las riquezas y bienes que hayamos almacenado con tanto esfuerzo y sudor. mentiras. . perjurios. Venimos desnudos y libres a este mundo y nos iremos libres y desnudos. vanidad o sin necesidad de ellos. dureza de corazón. por soberbia y sensualidad. fraudes. riñas. Es más real y llevadero estar sin ataduras y enteramente libres y dispuestos a partir.

es una solución que hace mas daño que el mal que remedia. traen graves perjuicios a la sociedad y siempre empeoran la situación. Debemos tener cuidado con las pretendidas medicinas que para curar un pequeño mal nos causan otro cáncer peor. Los divorcios no solucionan nada. Una aventura amorosa. pero a la larga caerá en las mismas dificultades y problemas que se encuentran en cualquier matrimonio estable. Nos recuerda la filosofía y la sicología que el amor fiel de una pareja estable es causa y fuente de un placer mucho más .MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 321 DIVORCIO El divorcio es un mal. Es deportivo. si esa es la causa del malestar se volverá uno a divorciar de nuevo. Esta es la doctrina clara y de siempre sobre el divorcio. No por cambiar de pareja o de convivencia desaparecen milagrosamente los defectos. En algunas naciones alguna pareja tiene en su haber el negro y macabro “récord” de diez o doce divorcios. El caer en la tentación de pensar en la posibilidad del divorcio ya empieza a hacer daño y causa malestar dentro de la familia. El divorcio hace más daño que bien. No hay persona conocida o desconocida sin defectos. puede parecer maravillosa. sino que persisten y aumentan inherentes a la condición humana. Cristo lo prohibe y la Iglesia no puede aceptarlo. de momento. Nos recuerda la sana filosofía que un error no justifica otro error. Generalmente siempre terminan de mala manera. elegante y santo el saber soportar unos los defectos de los otros sobre todo entre esposa y esposo y entre padres e hijos. Es verdad que el divorcio engendra divorcio.

Hay que saber resistir esta salvaje oleada que intenta destruir los pocos matrimonios que se mantienen fieles y luchan contra corriente y que se quieren oponer a la perversa y diabólica moda de la cultura del erotismo y de la perdición. separados. El matrimonio indisoluble es obra de Dios y por lo tanto —en buena lógica— es absurdo que el hombre pueda inventar algo mejor. El amor quiere serlo siempre. Cuando nace y existe el amor se busca la pareja estable y exclusiva. El matrimonio estable es un bien y una paz para la sociedad. Los matrimonios —fortalecidos por la gracia sacramental— deben esta atentos y ser fuertes ante el ataque de esta tormenta escandalosa de divorcios y matrimonios fracasados. Confiesa un esposo —después de superar otra crisis matrimonial—: “doy gracias a la Iglesia por haberme ayudado a superarme. La Iglesia quiere ayudar a salvar los matrimonios poniendo toda clase de dificultades a los que solicitan los divorcios. si me hubiera divorciado se la había llevado otro y yo la habría perdido”. .322 DECANOMÍA profundo que lo que puede dar de sí una aventura amorosa. tristes. Nadie pone plazo a su amor. Salvar el matrimonio ante el menor disgusto para no caer en un divorcio irreparable con cónyuges inocentes. terribles víctimas del divorcio son huérfanos de padres vivos. Las uniones provisionales y cambiantes son propias de caprichos sentimentales o sexuales nunca del amor que desea ser eterno y para siempre. El que piensa poner término a su amor es que no ama. ahora quiero muchísimo a mi mujer y soy feliz con ella. Los hijos. solos y con hijos abandonados.

Dios creó todo para el hombre y la mujer. En el largo recorrido de la historia del mundo muchas veces se ha puesto la pirámide patas arriba. Cuando el hombre vió a la mujer gritó: Esta es hueso de mis huesos. el uno para el otro. el menosprecio y minusva- loración de la mujer. No se puede concebir al “uno sin el otro”. es otro yo de la misma naturaleza y humanidad. Dios creó al hombre y a la mujer… a imagen de Dios los creó (Gen. en los derechos y en los deberes. la filosofía del machismo y del feminismo. crado y querido por Dios. sino que los creó hombre y mujer. El hombre y la mujer son la cumbre y la cima de la creación. Ninguno de los animales era “una ayuda adecuada” para el hombre o para la mujer. es una unidad de dos. . están encima de la cúspide de la pirámide en la jerarquía de las creaturas. El hombre y la mujer ocupan un lugar único en la creación. 1. El viejo binomio: hombre y mujer ha sido inventado. Ahí está la esclavitud. Dios no quiso crear al hombre solo o a la mujer.27). Entre uno y otro hay una perfecta igualdad en la dignidad. Ambos y juntos son una obra maestra que indica y refleja la sabiduría y la bondad de Dios. es decir. más bellos y más verdad de la tierra son el hombre y la mujer. la única pequeña y gran diferencia está en la esencia “ser hombre” o “ser mujer”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 323 HOMBRE Y MUJER Los seres más perfectos. Dios no los ha hecho a “medias” o “incompletos” sino que son así esencialmente.

tan humana y tan divina —por expreso encargo de Dios— están hechos los hombres y las mujeres más que para la paternidad y la maternidad. 1. Preparados anatómica y fisiológicamente para poder cooperar de una manera sublime y divina.28)”.324 DECANOMÍA Están hechos para una comunión de personas y complementarios en cuanto masculino y femenino. la rebaja. le rompe la armonía y le aleja de la felicidad. Para ninguna otra cosa tan importante. escenario y ayuda para mejor y santamente cumplir con esta misión y querer de Dios. todo lo demás es tangencial y les viene dado como plataforma. multiplicaos y llenad la tierra (Gen. “Sed fecundos. . Según el plan de Dios forman en la “unión matrimonial” una sola carne para transmitir la vida. única e insustituible en la obra de la creación. Cuando la historia pierde este enfoque o punto de vista sobre la pareja humana necesariamente la destroza.

de aquí arranca toda la grandeza del hombre poco inferior a los ángeles . En esta etapa terrenal y temporal de unos cuantos años —pocos— el hombre está sometido a una prueba adornado y regalado con la libertad humana. Dios creó a su imagen y semejanza. Siempre ha habido muchas teorias. La grandeza del hombre también radica en ser “eviterno”.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 325 LA VIDA DEL HOMBRE El hombre es el ser supremo y más perfecto de la creación y está puesto por Dios-Creador en la cúspide de la pirámide. tiene principio en el tiempo pero ya no tiene fin. suposiciones y elucubraciones sobre el hombre pero Dios sabe más y es el autor de “esta obra”. continúa. El hombre una vez traido a la existencia ya tiene que aguantar. En la etapa última. se cambia. La vida del hombre no termina. final y definitiva “post mortem” se gozará según se haya ajustado uno a los sabios planes de Dios y según se haya empleado rectamente el don de la libertad. . soportar y sufrir responsablemente para bien o para mal todo el peso de su existencia y condición humana que persiste y pervive para su suerte o para su desgracia aún después de la muerte. es el único ser libre como Dios. esto quiere decir que es casi eterno. se transforma. Los que pretenden acabar con la vida del hombre con la muerte se engañan y van contra los planes de Dios. Muchos no quieren esta prueba ni prefieren la libertad por las graves y transcendentales consecuencias y por lo caro que Dios cobra el haberles prestado la “libertad” haciéndolos hombres en vez de monos. hipótesis.

marcha a la medida y al ritmo del tiempo y del reloj. no tiene moviola. no sirve ningún otro planteamiento. sino el nombre de Jesús… ” Por lo tanto queda fuera de texto en este terreno de Dios y de la salvación cualquier otra opción y alternativa por muy bonita. Leemos en los Hechos de los Apóstoles: “No hay en el cielo ni en la tierra otro nombre para los hombres por el que podamos salvarnos. sino que ha dicho el modo y camino concreto por donde se debe ir: su Iglesia. no se puede dar marcha atrás. Fracaso y solemne va ser seguro cuando sin remedio nos veamos sin solución. comenzar y recomenzar y empezar de nuevo. puede ser un fracaso. Algunos dicen: yo tengo otras creencias y otras normas de vida. podemos rectificar las veces que queramos. Otros dicen: es duro y serio aceptar esas normas de juego. variopinta. Bueno.326 DECANOMÍA La etapa terrenal es irrepetible y corta. Dios quiere que todos los hombres se salven pero no por libre ni de cualquier manera. moderna y pintoresca que se nos presente en el andar de los siglos. . parchar la rueda y arreglar el carro. pero esto no es discutible ni optativo.

pero no son libres para romper el vínculo matrimonial.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 327 MATRIMONIO Dios inventó el matrimonio para garantizar la continuidad y procreación del género humano. El vinculo matrimonial entre el hombre y la mujer creaba en tono a si: hijos. Lo que era un nido de generosidad. En el matrimonio el cuidado. de lucha y de bienestar. familiares. Solo el gozo sexual . siempre crean y dejan necesariamente víctimas. fuerte y permanente. A nadie debe extrañar que nuestra libertad esté así protegida. ahora con las rupturas llega el desastre. pero a veces los matrimonios son coincidencias de dos egoismos. amigos. de dispersión y de tristeza. la desazón y la tristeza produciendo la diáspora y fuga en los cónyuges. familiares y amigos. entrega y alegría se convirtió en una cuna de egoismo. Los cónyuges son libres para contraer matrimonio. el esfuerzo y el empeño por guardar fidelidad y custodiar el vínculo dentro del amor debe ser una norma de siempre y para siempre. ya que no es omnímoda ni omnipotente. lo han trocado en un caos y en un foco de desavenencias. Pero todo tiene su “réplica” y los hombres de lo que era un bien programado y organizado. la ruina. hijos. El divorcio y las separaciones jamás podrán ser causa de algo bueno en ningún orden ni para nadie. un hogar de amor. El amor debe crear un lazo sincero.

el permanecer en el amor hasta el final otorga al hombre y la mujer un título de “aristócratas del amor”. encantos y novedades todo el nuevo equipaje montado se vendrá abajo. Al romperse el matrimonio de pronto se ensaya otra aventura que romperá de nuevo por no aportar amor sino egoismo. el precio y la condición. no vincula. no acaba. es fácil amarse la víspera de la boda o en la primavera de la vida. no compensa. no llena. El amor exige que olvidemos nuestro “complicado yo” ya que la soberbia también daña y mina cualquier matrimonio. rica y exigente realidad matrimonial. El fuego si no se alimenta se apaga. los cónyuges deben recordar con frecuencia y no bajar la guardia ante el “compromiso de amor” que firmaron en su mocedad. no completa. Amarse hasta el final este es el reto. no agota la compleja. .328 DECANOMÍA y la simple unión carnal no basta. no sacia. el amor hay que cuidarlo y estrenarlo cada día. El amor nunca puede darse por supuesto y hecho. Pasados los primeros escarceos.

los grupos o pandillas que pueden estar fundamentadas en lo cultural. El noviazgo como preludio y preámbulo del matrimonio ya no puede ser un mal juego ni una diversión ni un pasatiempo sino algo muy serio. es una etapa muy formativa como ocasión para ejercitar . salir juntos no es todavía el noviazgo pero es un preludio. Es malo lanzarse y malo el retirarse. Las grandezas y las virtudes como también las pequeñeces y miserias de cada cual. Antes de llegar al matrimonio definitivo y estable existen unas etapas naturales y previas como preludio. Dice la sicología que “ya en el juego y la mesa se le puede conocer bien a una persona”. lo benéfico o deportivo u otras afinidades.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 329 PRELUDIO DEL MATRIMONIO Las cosas grandes no se hacen en un día. En la adolescencia y juventud se van dando pasos para ir conociendo y descubriendo al otro sexo. El matrimonio es una de esas cosas grandes. el encuentro. la convivencia. En estas etapas de evolución natural y normal de conocimiento es necesario el trato entre los jóvenes. Como fruto y resultado del conocimiento en grupos y pandillas irán emparejándose para salir juntos. Los grupos o pandillas entre chicos y chicas invevitablemente darán a conocer los variopintos y pintorescos aspectos de la forma de ser de cada uno. es un “sacramentum magnum” es un sacramento grande.

Fracasan los matrimonios porque el noviazgo estuvo cargado de placer. la fortaleza. es caricatura del amor. la fidelidad. Hay que prepararse para un amor duradero. . la caballerosidad. El noviazgo es una escuela preparatoria para el matrimonio. egoismo y calamidad y sin virtud y sin amor no puede haber matrimonio feliz. Es la negación del amor. El ligue es un juego peligroso. aprovechamiento— es egoismo y no amor. Flirteo es jugar al amor. la lealtad. la sinceridad. es mutilación del amor. la generosidad. El amor es lo más íntimo y más delicado del ser humano. Es el momento de conocerse mutuamente para luego dar un paso para toda la vida. Al no llevar bien el noviazgo no puede marchar bien luego el matrimonio.330 DECANOMÍA la nobleza. Hoy está en crisis el matrimonio porque está en crisis el noviazgo. ligero. El amar para un rato tan solo —diversión. la discreción. superficial y frívolo que incapacita para amar. la moralidad. flirteo.

no es para los cobardes sino para los valientes. que los bienes y placeres que hemos de gozar. El buen ladrón ha robado el Cielo.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 331 LA GRAN PROMESA La más grande de las promesas no puede ser otra que el “Cielo”. La alegría. Al Cielo siempre se llega por el camino de la cruz. El Cielo está ahí prometido. el amor y el gozo del Cielo serán más grandes que los habios en cualesquiera circunstancias de la tierra y más. . pero antes conviene sufrir un poco o un mucho. Empieza a soñar y quedarás corto. Hay que estar atentos y saber usarlos. Los bienes y las cosas no son fines. pero tenemos que usarlas como —medios e instrumentos— que no nos estorben para llegar al Cielo. Del Cielo es más fácil enumerar los males y daños de que habremos de carecer. Por eso el Cielo también nos viene grande. todos los demás tenemos que ganarlo día a día con nuestras buenas obras y méritos. Dios ha inventado todas las cosas tan variadas para nuestro servicio y nuestro uso. El Cielo hay que merecerlo y ganarlo. Antes del premio siempre está la prueba. “Regnum coelorum vim patitur…” El reino de los Cielos ofrece resistencia. En el Cielo habrá más sabores que gustos en el mundo entero. Por eso siempre rezamos y pedimos que el uso de los bienes terrenos no nos impidan conseguir los bienes celestiales.

Nuestra vida es como los primeros compases y notas de una gran tocata. la muerte. Dios pone delante de los hombres: el bien. la vida. .332 DECANOMÍA Todos estamos llamados al “Gran espectáculo eterno”: el Cielo. según definición de los teólogos: “Plenitudo omnium bonorum…” es la plenitud. Tenemos entrada?. es tiempo de elegir. Mientras somos peregrinos no conviene olvidar el punto de destino. Es tiempo de escoger. Es bueno tener ganas. es tiempo de opción. la posesión y el gozo de todos los bienes que aquieta y satisface plenamente todos los deseos y aspiraciones del hombre. ni fondo ni riberas. ambición y esperanza en el premio y poner los medios. La gloria y el Cielo no tienen límites. La gloria que está preparada repercute ya en el presente. El Cielo es. el Cielo y también el mal. Hemos de bajar en la estación-muerte y luego subir en la estación- Cielo. el infierno. sonata y sinfonía que es el Cielo.

La Gloria. el gran premio. con . Ahí está el mérito. apenas empiezan y ya se acaban. sucias. se conseguirá el gran tesoro.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 333 CONQUISTA DEL TESORO El que tiene algo importante que hacer o un gran negocio que arreglar anda como preocupado y procura poner en ello todo el corazón y toda la cabeza. sin engaños. sino más bien de bagatela. incluso venderlo todo para conseguir el “tesoro” la margarita preciosa de la Gloria. no deberíamos perder este punto de mira ningún instante de nuestra vida. sin traiciones. duran menos. con nuestras alas manchadas. a pesar de que la tierra nos atrae como un imán maldito. Necesario es el despengue y desasimiento de las cosas de este mundo ¡duro y difícil!. el gran amor. pegadizas y con mucho barro. Para saborear este efímera realidad convendría visitar con frecuencia nuestra sepultura y allí mirar. A cambio de esfuerzo que pongamos ahora. oler y palpar nuestro cadáver podrido de ocho días. Hemos de imponernos y pelear contra esta fascinante atracción… pensando que en realidad valen poco las cosas de la tierra. Si fuera fácil no se hablaría de tesoro. Habrá que hilar fino y luchar todos los días. el Cielo es semejante a un “tesoro” “un gran negocio”. Realmente se trata de un gran negocio. aunque no podamos levantar mucho vuelo. Necesitamos volar.

con toda la ciencia. Si todos corren hacia algo. y poner los ojos en la eternidad ¡que sí es para siempre! Si esto no fuera así la vida sería una broma cruel. nosotros — en el gran marathon de la vida— tenemos que correr más que nadie hacia la meta: vida eterna. Mientras los hombres dicen y juran para “siempre” en sus cosas temporales. soñar y sentir sabores de miel. con una verdad total. de vez en cuando. Hay una ambición que siempre es poca y nunca es mala: la ambición y ganas de Cielo. con toda la grandeza. Cada uno tiene que hacer y resolver el gran negocio: saber perder cara a la tierra para ganar cara al Cielo.334 DECANOMÍA todo el amor. con toda la belleza. Esta si que es ganancia. dulzuras del Cielo. Es bueno para el hombre. Quizás esta lucha por el tesoro la entiendan pocos. Por otra parte no hay conquista de tesoro fácil. pero también es verdad que la felicidad del Cielo es solo para los que saben ser felices en la tierra. pensar. meditar. Cielo. solo es verdad. . el para “siempre” del Cielo y de la eternidad.

algo irracional y carente de sentido. resultando así la concepción cristiana sobre el hombre. más rica. como resumen. alegre. Todas estas teorías y ensayos de visión miope. Recordemos a algunos filósofos y pensadores. Todos los planteamientos e interrogantes filosóficos sobre el hombre y el mundo encuentran respuestas infructuosas. Las ha habido siempre y las habrá. obscuras y rebajadas y poco dignas cuando se quiere enfocar al hombre fuera del marco divino y desplumado de lo transcendente. esperanzada. Para Sartre el hombre es una pasión inútil. que engloban y significan los más salientes e importantes en la historia. origen y meta de la existencia humana. transcendente y sustancial. capitulación y prototipo. una existencia entre el ser y la nada. periférica e inmanente de los existencialistas contrasta con la diagnosis que Cristo hace sobre el hombre —imagen e hijo de Dios— que debe servir a Dios ene este mundo y luego ser feliz para toda la eternidad. angustiosa. Para Albert Camus el hombre es un continuo absurdo. asfixiante. un ser que viene de la nada y camina irremisiblemente hacia la nada. abierta. Para Kierkegard el hombre es formalmente angustia. Para Heidegger el hombre es un “sein zum Tode” … un ser para la muerte.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 335 EL HOMBRE ¿Qué es el hombre? Hay muchas teorías y definiciones sobre el hombre –variopintas y pintorescas. .

¡Quizás sea el relojero el que mejor puede definir y hablar del reloj…! El misterio del hombre en cualquier época histórica no termina de resolverse más que por una aceptación sincera a Cristo. . Alfa y Omega. válida y definitiva sobre el ser humano y por lo tanto no discutible ni opinable.? Has hecho al ser humano un poco inferior a los ángeles… Sólo Dios. por ser creador y dueño del hombre. exacta.336 DECANOMÍA Realidad y grandeza del hombre cuyo asombro narra la Biblia: ¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él. tiene una concepción clara. sabia. piedra filosofal del hombre y clave del mundo.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 337 SIGLOS DE LA INCREDULIDAD Después del concilio de Trento además de los buenos frutos empiezan a surgir nuevos brotes de esceptecismo. instituciones y doctrinas cristianas. Estos libre-pensadores buscaban todas las armas en la ciencia. atacaba todos los dogmas. el filósofo epicúreo Gassendi. Bernier y Bayle autor del “Diccionario histótico crítico” donde recogía todas las objecciones contra la religión y contra la Iglesia. Todos estos y otros se aunaron para publicar la “Enciclopedia” en el año 1751. Sus corifeos. En Francia aparecen los libertinos que defendían a ultranza el libertinaje e independencia total en materia de religión y revindicaban el derecho a la incredulidad. Montesquieu. D’Alembert autor del prólogo en donde se burla de la edad media cristiana. El objetivo de esta obra era sustituir el culto tradicional cristiano por el culto y la devoción a la diosa razón y al materialismo. y en la historia para atacar a la Iglesia. Voltaire. Rousseau. Voltaire ridiculiza al clero y los creyentes. la Biblia y los evangelios. filosofismo y liberalismo como réplica a renovación y reforma en la fe católica. gnosticismo. Concillac. En Alemania también proliferaron los librepensadores como . La lista sigue con Juan Jacobo Rousseau otro acérrimo demoledor de todas las bellezas. discípulo de Moliere. en el dogma. Diderot éste dirigió la obra y se declaró abiertamente ateo y sostenía que Dios no existe.

El baúl o compendio de todos los errores y falsas doctrinas y ataques a la Iglesia lo realizó un librero Nicolai en su “Biblioteca general alemana”. En ciertas ocasiones.338 DECANOMÍA Lessing que coloca a las tres religiones israelita. naturalistas. cristiana y musulmana en el mismo terreno como tres anillos iguales pero de distinto metal. van más lejos y así Alemania. todas las fuerzas de la incredulidad. En Inglaterra todas las fuerzas malignas y anticatólicas —deistas. Suiza. materialistas y librepensadores— se agruparon en torno a la masonería del francés “maçón” que es albañil. Masonería —albañiles franceses— que se fueron extendiendo por todas las naciones. Francia y otros estados protestantes declaran la guerra contra la iglesia católica —Kulturkampf— pero como siempre saldrá victoriosa de estos zarpazos anticatólicos y anticristianos para poder cumplir su misión. .

28)”. (Rom. la belleza y el goce de la vida física.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 339 DIOS Y CULTURA La historia y la cultura de los diversos paises. olvidando las dimensiones mas profundas —espirituales y religiosas— de la existencia. Dios los entregó a su mente insensata para que hicieran lo que no conviene. Se manifiesta aquí la perenne validez de lo que escribió el Apóstol: “Como no tuvieron a bien guardar el verdadero conocimiento de Dios. Cuando la cultura se nubla y se aleja del “misterio de Dios” también se eclipsa el sentido de Dios y el sentido del hombre lo que sucede en nuestro mundo contemporáneo. . 1. el relativismo que al final dañan al hombre. regiones. Como consecuencia de este eclipse aparecen hoy falsas soluciones poco duraderas. el hedonismo. Al perder el sentido de Dios. doctrinas y filosofías con el materialismo. Cultura también es la actitud que el hombre asume ante el “eterno misterio de Dios”. de su dignidad y de su vida. Para esta filosofía lo único que cuenta es el bienestar material —la calidad de vida que nos empuja y aprieta contra la eficiencia económica. el consumismo desordenado. se pierde necesariamente el verdadero sentido del hombre. naciones y continentes a través de los siglos son como una respuesta variopinta y policromada para intentar dar sentido a la existencia humana y personal.

agnósticas y relativistas minan en su fundamento cualquier estado de derecho. .340 DECANOMÍA Otras consecuencias de este eclipse son la febril aparición de “utopias totalitarias que predican con mucho ruido y por poco tiempo la justicia sin libertad” o las “utopias libertarias” que defienden la libertad sin verdad. Estas falsas ofertas y efímeras niegan la existencia de una verdad objetiva sobre la persona humana y la ética natural y confia el establecer lo que es verdadero y lo que es justo a la simple opinión de la mayoría. Estas utopías e ideologías. Un pretendido mundo y cultura sin Dios es inconcebible e ilusorio. Los denodados esfuerzos del relativismo y del secularismo negando la transcendencia del hombre nos conducen y propinan “la cultura de la muerte y la degradación humana”. Ya se empiezan a ver las ruinas de tantas torres de Babel que van cayendo y quedando por el camino enlosando la historia y la cultura. por eso el Papa sale al encuentro ante estas doctrinas con sus dos encíclicas: “Veritatis splendor y Evangelium vitae” donde defiende toda la justicia dentro de la libertad y la libertad dentro de la verdad.

El hombre moderno tristemente piensa. al Creador. El mal no es fundamental ni definitivo. . el hombre no es grande sino en la medida que su vida sea una respuesta al amor de Dios y se pone al servicio de sus hermanos. Todas las ofertas. filosofías. El mundo empieza a estar cansado de tantas y falsas ideologías y ofertas que si no provienen de Dios al final hacen daño al hombre y nos llevan a la degradación y a la cultura de la muerte. El hombre —criatura— no puede ser auténtico sino acepta a Dios como Creador. vive y trabaja como si Dios no existiese. Dios vió la “creación buena” y fuente de alegría para todas las criaturas y en sumo grado lo es para el hombre. Este es el único y verdadero mal —causa y raiz de todos los otros males—. La bondad de la creación —la Buena Noticia. Por eso se barrunta y atisba que empieza a brillar la verdad —Veritatis Splendor— que está rasgando las tinieblas de la existencia humana. el Evangelio— es más grande que todo lo que en el mundo hay de mal. que mirar y preguntar al Otro. Dios Creador puede decir a toda la creación: “Es bueno que tú existas”. en nuestra condición de criaturas. Dios siempre sabe y no nos queda más. doctrinas e ideologías son utopías y torres de Babel que se van cayendo y quedando por el camino.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 341 SENTIDO DE LA EXISTENCIA Todo hombre en estado de sensatez y desde su poquedad sabe que a Dios no se le puede corregir la plana ni el programa.

procedencia divina —imagen y semejanza— sino también es su vida injertada en Cristo y con participación con Cristo por medio del Bautismo en la real vida de conocimiento. así nos lo recuerdan las altas de torre de los campanarios de las Iglesias y Catedrales y también los sonidos y las alarmas de las campanas. la elevación del hombre y la filiación divina. uno natural y otro sobrenatural. de amor y de alegría. minimizando y rebajando al hombre.342 DECANOMÍA El destino y el proyecto del hombre no solo está ligado a Dios en su origen. Pero si Dios no existe ¿puede existir el hombre verdaderamente? . sino uno solo que es la total participación en la vida de Cristo. El proyecto de Dios sobre todos los hombres también persiste en su fín y en su destino que es la vida eterna en el Amor. Cuando un hombre sale de las fuentes del Bautismo oye decir a Dios: “Tu eres mi hijo yo te he engendrado hoy”. Dios no tiene dos proyectos sobre el hombre. La vida viene de Dios y la salvación también viene de lo alto. La civilización moderna pretende vivir sin Dios como si Dios no existiera.

a la vida sobre-natural la sostiene la fe.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 343 NUEVA VIDA Todos los hombres tienen la posibilidad —si quieren— de vivir una nueva vida paralela —mal dicho paralela— a la vida natural. Cristo es el dueño de la vida del hombre y nos descubre “la grandeza y el sentido de la vida”. es eterna. . las arterias. San Pablo habla de esta nueva vida calificándola de “neofitismo” es decir. es sobre-humana. La vida natural y somática tiene un desgaste y un final inevitable: la muerte. divina y eterna. vocación y destino” que es conseguir dentro de la “libertad” la meta y el logro de la verdad y del bien. los mandamientos y jamás perjudica o destruye la vida humana sino que la potencia. otro nacimiento por el Bautismo. un nuevo ser. los huesos. La verdad y el bien son los únicos objetivos que aquietan el entendimiento y la voluntad del hombre. las venas. una nueva existencia. El hombre es la única creatura de la tierra que Dios ha amado por si misma y la ha destinado a la felicidad eterna. la piel. terrena y somática que es la vida sobre-natural. un nuevo retoño. es mas que la vida natural. es sobre-natural. La nueva vida empuja al hombre a vivir de acuerdo con su “grandeza. un nuevo brote. los leucocitos y eritrocitos. los Sacramentos. la gracia. la capacita y la ayuda porque es superior. Así como a la vida física la anima la sangre. La vida sobre-natural crece y se desarrolla y es vida para siempre. etc. es una nueva planta.

344 DECANOMÍA Esta nueva vida nunca será fácil de vivir porque la naturaleza está herida y por lo tanto sujeta al error e inclinada hacia el mal. cuidarla y educarla. Nuestra libertad herida hay que curarla. es el camino para ser andado. no sabes nada…” También la madre Teresa de Calcuta nos ha legado que “Cristo es el Amor que ama. el amor digno de ser amado”. La felicidad en la tierra siempre es agridulce. si ignoras a Cristo. la vida para ser vivida. Cristo que es el Señor de la historia y del cosmos es para el hombre “el camino. Ya lo decía la leyenda de aquella biblioteca: Si conoces a Cristo lo sabes todo. . porque Dios nos quiere llenos de verdad y de bien. la verdad y la vida “nueva”. la luz para ser encendida. nos quiere santos pero también felices.

MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 345 CAMINO FINAL Una vez resucitados todos lo hombres haremos juntos y mezclados el último camino hacia el lugar del juicio y tribunal de Dios. pero te faltó la ciencia de la fe. el cumplidor y el que no tenía conciencia. No me dominaron y me sirvieron para servir a Dios y a los demás. Pero ahora llega el momento de la noche para el rebaño y las ovejas a un redil y las cabras a otro. pasa a la izquierda. pasa a la izquierda. . el esposo fiel y el traidor. el sacerdote ejemplar y el escandaloso. he abierto todas las puertas con el dinero en la tierra. jóvenes puros de cuerpo y alma y los corrompidos. Los bienes y los dineros están al servicio del hombre y no al revés. Generoso y agradecido. Yo fuí un gran sabio. el primer profesor de la gran universidad. de la santidad y del amor. ni la ignorancia. Bien todo. el Obispo bueno y el que no lo era. el religioso observante y el despreocupado. La cruz será la medida para pensar nuestras vidas buenas o malas. el industrial honrado y el desaprensivo. El criterio para el juicio no será la riqueza. Yo también fui rico pero me sentía y sabía administrador de los bienes regalados por Dios. Todos mezclados niños y niñas. Escribí muchos libros. ni la pobreza. Todos mezclados y difíciles de distinguir. El dinero puede abrir todas las puertas pero no las del Cielo. la virgen inocente y la joven perdida. ¿Tú quién eres? Yo fuí el nuevo rico del pueblo y de la ciudad. la madre sacrificada y la callejera. el gobernante recto y el sobornado. ni el linaje noble o humilde. ni la ciencia. pasa a la derecha.

no tuve hermosura ni fortuna. esta será dura y eterna. mis universo. apuros y calamidades. un ídolo para el mundo. doctor en leyes no has conocido la “la Ley” pasa a la izquirda. pasa a la derecha de los ángeles. la Virgen. pero la belleza corporal se ha perdido y con ella la hermosura del cuerpo y la hermosura del alma. me he sacrificado para no vender mi honor ni perder la hermosura del alma. pasa a la izquierda. Tú. Yo fuí una pobre madre cargada de hijos —lo que tenía que ser mujer y madre generosa— pasé muchas burlas. pero siempre en paralelo o al margen de Dios. Yo también fuí mujer. . Todas las separaciones son duras. he legislado a todos mis súbditos. pero confié siempre en el Señor. pasa a la derecha. los santos y los mártires.346 DECANOMÍA Yo fuí el gobernante de la nación. Yo también fuí joven.

El mundo resulta ser como un campo de sementera donde hay recolección. . Alguno se extrañará de estos tonos escatológicos y temas de las últimas cartas del autor. El mínimo honor de Jesucristo —hijo de Dios— exige el juicio final. La vida temporal de cada hombre en la tierra es como un prólogo. Dios es paciente y no tiene prisa ya tendrá tiempo de separar el trigo de la cizaña. Aquí y ahora no castiga a los malos ni premia a los buenos. Este juicio final es necesario y conveniente.MANUEL LATORRE DE LAFUENTE 347 EXÁMEN FINAL Todos los hombres que hemos tenido la suerte de nacer y pasar por este planeta tierra durante algún tiempo tenemos la obligación de rendir necesariamente un exámen y juicio final. La única explicación es el latir y sincronizar un poco con los tiempos litúrgicos que nos recuerdan al finalizar cada año y con motivo del tiempo fuerte del Adviento estas verdades eternas. un iceberg a la que le queda todavía mucho por ver e infinitas páginas. Las buenas obras como el trigo hay que almacenarlas en el Cielo y las malas obras como la cizaña y mala hierba hay que quemarlas. pues el mundo verá que no era una blasfemia el afirmar que era —hijo de Dios— para ser juzgado. azotado. coronado de espinas y clavado en una cruz. No quiere hacer exámenes parciales lo deja todo para el exámen final. no hay morbo de ningún tipo ni fisiológico ni síquico gracias a Dios. un preludio. espigas y frutos.

Este mundo camina y vive en la hipocresía. en la mentira y en la injusticia. El dia del juicio es el día de la verdad y de la justicia. La última gran escena —el juicio final— del gigantesco drama humano tiene que corresponder a la magnitud de la obra representada. . Exige juicio la virtud mal tratada y despreciada. el vicio siempre aplaudido e impune en esta vida merece su castigo. en la ficción.348 DECANOMÍA Es necesario un juicio pleno y exhaustivo ya que aún después de muertos los hombres pueden hacer mucho bien o mucho mal: los santos. Quiere juicio la verdad y la justicia. los libros. Hay estatuas inmemoriales que no merecen estar más tiempo en los pedestales y heroismos enterrados en el olvido. La condición social del hombre exige el aplauso al premio y el castigo de la reprobación de una manera solemne. en el teatro. las doctrinas. en la ignorancia y en el desprecio. pública y social. las sectas.

...... Índice PÁG....... 57 Nova et Vetera.............................. 23 Dios habla. 41 Homo.................................................................... 63 Plan de los Hombres................................................................................................................................ 27 Dios sabe más.. 55 Nuevo Pueblo............................................................................. 39 Hombres ¿Quiénes somos?................................................... 31 Ein Neues Leben..................................................................................................................................................... Introducción............................................................................................................. 35 El hombre y la Ley de Dios.................................................................... 9 Azar y Casualidad.......................................................................................................................................................................................................................... 25 Dios y el Hombre........................ 33 El Código de la Felicidad..... 49 Ley Mosénica.......................... 21 De Utilitate Credendi...................... 37 Grandeza y Dignidad del Hombre.. 61 Plan de Salvación II...... 45 Homo Religiosus................................... 51 Mas allá de la ley........................................................... 47 Ley Eterna................................................................. 19 De Vera Religione........................................................................... 43 Homo in via................................................................................................................................................................................................... 65 ................................................................................................................................................... 5 Decanomía I Alfa y Omega.................................................................................................................................................................................................................................................................. 15 Decanomía.................................................... 17 Deseo de Dios................................................. 29 Dios Salvador................. 13 Crisis actual............................................ 59 Plan de Salvación I........... 11 Bondad y Malicia.................................................................................................................................................................................................................................... 53 Nomología................................

....... 117 Santo........ 99 Gott Ist Mit Uns.......................................................................... Amor y Paz........................................................ 95 Eucaristía..................... los Apóstoles y la Iglesia.................................................................................. 71 Salvación Eterna.................................................... 83 Concilio Vaticano II..................................................... 77 Voluntas Dei.............................................................................. 75 Vida Eterna.................................................... 123 Resurrección (II).....................................................................................Reich.................................................... PÁG................................................................................................................................................................................................. 87 Dios está cerca................................................................ 131 Cristo...... 93 Doxología.............................................. 69 Salvación...................... 73 Vida Cristiana...................................................................................................................... 115 ¿Quién es Dios?............................................................................ ¿Quién se salva?.................................................................................................................................................................................................................................... 105 La Creación..................................................................................................... 97 Gloria Dei.......... 79 Decanomía II Antinomia............................................................................................................................... 67 Racionalismo Moderno.............. 107 La Virtud de la Religión.......................................... 89 Doctrina y Vida (I)......... 109 Monoteísmo....................... Santo... 135 ......................................................... 125 Decanomía III Alegría y Felicidad................................................................................................... 119 Splendor Gloriae................................... 91 Doctrina y Vida (II)........................................................................ 133 Dies Domini.................... 103 Iceberg................... Santo.............................................................................................................. 113 Onomástica de Jesús.............................................................................................................................................................................. 129 Alta dignidad............................. 111 Onomástica (II)....................................................... 101 Himmel ....................................................................................................... 85 Deo Omnis Gloria......... 121 Resurrección (I)................................

................................................................ 141 Doxología II. 183 Eugenesia................ 145 Teurgia..................... Verdad............................. 163 ¿Qué es el Hombre?...................... 137 Domingo... 189 Hombre viejo y Hombre joven........................................................................................................... 173 Decanomía V Amor...................................................................................................................................................................................... 161 Jesucristo....................... 199 Pecado.................................. 205 Una norma de Vida.................. 153 Antropología........................................... 157 Dulce Precepto.................................................................................................................................. PÁG............................................................................ 195 Mártires Modernos............................................................................................................................................ 179 Dolor y Muerte......................................................................................................................................................................................................................................................................... 197 Para salvarse................................ 193 Mártires........ 177 Dios Creador. 165 Microcosmos.................................... 171 Tali Vita............................................................................................................................................................................................................................................ 143 Lumen Gentium......... 147 Decanomía IV Abba … Padre................. Dies Dominica.................. 203 Tanatología......................................................................................................................... 155 Crisis del Amor..... 181 Dueño y Señor de la Vida............................................................................................................................................................. 169 Rezar............................................................................................................................................................................................................................... 159 Educación de los Hijos................................................................................... 139 Doxología I..................... Ita Mors.................................................................................................................................................................. 207 .................................................................................. 167 Mandatum Novum................................ 185 Eutanasia I............................................................................................. 151 Antropoide......................................... 187 Eutanasia II........................................... 191 Humanismo Nuevo...... 201 Sentencia contra el Inocente...........................................................

....................... 257 Paz y Alegría.................................................................................................................................................................................. 235 Perfiles sobre el Matrimonio................................... 223 Maridos y Mujeres....................................................... 219 Hombre y Mujer.................... 269 Santificar el Trabajo.............. ni más ni menos...... 249 El Robo..................................................................................................... 227 Matrimonio civil.................................................................................................................... 251 El Valor Divino del Trabajo................................................................................................................... 229 Moral y Sociedad...................... 233 Pornocracia............................................................................................................................................................... 213 Fiesta Nupcial....... 259 Pobreza y Riqueza..................................................... 245 El Hombre y las Cosas............................................................................ 263 Querer la Libertad............................................ 261 Propiedad Privada.. 273 Triple dimensión del Trabajo........................................................................................................................................................................ 231 Perfiles sobre el Noviazgo..................................................................................................................................................... 243 Dos Caminos................................ 265 Realidad del Trabajo......................................................................................................................................................... sexo y dinero.......................................... 271 Sociedad......... 217 Hedonismo... 275 Decanomía VIII Apuntes sobre la Verdad.. 267 Salario justo............. 255 Materialismo........................ 253 Evangelio del Trabajo............................................................. 247 El Mundo del Trabajo................................................................................... 225 Matrimonio............................... 279 ............. 239 Decanomía VII Cuestión Social........................................ 237 Vientre.................. Decanomía VI Clubs de Virginidad.............................................................................................................................. 211 El Matrimonio....................................................................................................................... 221 Humanismo..................................................... PÁG..................................................................................................................................................................................

.......................................................................................................................................................... 347 ................................................................................................................. 313 Vida Matrimonial.................... 303 La Envidia..................................................................................................................................... 319 Divorcio................................ 291 Veritatis Splendor............................................................................................................... 343 Camino Final............................................................ 283 Progreso o Retroceso …?............................................................. una afirmación gozosa.......................................................... 299 Grandeza del Sacramento del Matrimonio...................................... 345 Exámen Final........ 331 Conquista del Tesoro..................................................................................................................................................... 335 Siglos de la Incredulidad......................................................................................... 311 Uno y Trino...................................................................................................................... 297 Fomes Peccati................................ 337 Dios y Cultura.............................. 293 Decanomía IX Erotismo....... 339 Sentido de la Existencia.......................................................................................................................................................... 307 ¿Quién es Dios?.......................................... 341 Nueva Vida.......... 285 Sagen Die Wahrheit …............................................ 305 Perfiles sobre el Hombre.................................... Verdad......................................................................................................................................................... 289 Verdad y Amor.. 309 Tiempo de prueba......................... 333 El Hombre...... 287 Verdad............. 315 Decanomía X Avaricia.......................................... 329 La Gran Promesa.................................... Jesucristo.............................................. 325 Matrimonio... 321 Hombre y Mujer.......................... 327 Preludio del Matrimonio..................................................................................................................................................................... Bondad y Belleza....................................... 281 La Verdad os hará libres.................................... 301 La Castidad....... 323 La Vida del Hombre................................................................................................................. PÁG..............................................................................................................................