You are on page 1of 40

1

2

Derritiendo Icebergs Pablo Hasél

3

Prologado por Aitor Cuervo Taboada
Editado por Diego García y Aitor Cuervo Ilustración por Manuel Pérez Martínez (Camarada Arenas)

Abril de 2012

4

Prólogo
A vuelta de correo te envío un prólogo, en consonante, no podría ser de otro modo.

Pablo

Pablo es un pernoctador itinerante, un canalla a sueldo de La Habana, un soñador, un caballero andante, un Guevara de corte Bukowskyana. Pablo es la rabia y la insurgencia, Pablo es el Altavoz del Frente, un poeta que llama a la resistencia elevando la moral del combatiente. Pablo es el bandido de Ulrike, el sobrino de Ramón Mercader, tan devoto como yo de Enrique, tantos Secretos en labios de mujer… Pablo es un francotirador de palabras, un romántico de los de antaño, de los que prefieren estar como cabras antes que ser ovejas del rebaño. Pablo es una sobredosis de agallas guiadas por el sentimiento del amor, va derribando con rimas murallas a pulso de excelente trovador.

5

Pablo es un comunista en Guerra Fría, Pablo es del arte un miliciano, es la banda sonora de la rebeldía que emancipará al género humano. Pablo siempre se deja la voz, Pablo siempre desgasta el abecedario, segando con la campesina hoz y golpeando con el martillo proletario. Pablo es trinchera y barricada donde incita a salirse del redil, haciendo de la palabra lucha armada, Pablo es trabajo, estudio y fusil. Pablo es ante todo un poeta, Pablo es ante todo un hermano, Pablo es la poesía con bayoneta apuntando en la nuca del villano. Pablo es la guerra de guerrillas, Pablo son diez cañones por comando, Pablo antes que vivir de rodillas prefiere dejar la vida peleando.

6

Aitor Cuervo Taboda

Amargado
Cuando te interesas por la política Te llaman amargado, Como si los de arriba Nos permitieran vivir En una eterna fiesta. A mí lo que me parece de amargado Es limitarse a hablar de lo mismo siempre, Dejar que otros modelen tu vida Y pasártelo bien entre idiotas, Que les parezca guay Ese buen-rollismo hasta con quienes Se aprovechan de su estupidez. Deben creer que no nos lo pasamos bien, Que nos pasamos el día al borde de pegarnos un tajo en las venas Porque Lenin hace mucho que murió. Les jode que cuestiones lo que rodea su vida Porque ello implicaría reconocer que su burbuja ha sido una farsa Y no es fácil para quienes pueden pasarse 80 años mirando hacia otro lado. Qué amargo me parece tener una visión tan reducida de las cosas Y morir sin conocer el mundo en el que has habitado… ¡Qué amargas esas fiestas aburridas de conversas más limitadas Que el intelecto de la infanta Helena! Qué amargura me entra sólo de pensar en esa mediocridad tan sobrevalorada… Qué amargados sin saber lo que se siente teniendo una felicidad sin vendas Que es la más valiosa, la que tiene mérito,

7

Pues cualquier tonto puede ser feliz en un espejismo Con la prepotencia de llamarnos amargados A quienes creemos que hay que luchar Para que la felicidad sea un derecho Y no un privilegio restringido.

8

El mismo trato
David bajó al garaje, Allí tenía maniatados a dos banqueros, a un dueño de ETT’s, A un gran empresario explotador y a una política capitalista de derechas. Los había secuestrado, No porque fuera un fanático de Saw, Más bien para poner a prueba su podredumbre moral. Les daba agua y un trozo de pan al día Con el fin de que experimentaran Lo que sus políticas obligan a vivir A millones y millones de seres humanos. Cada anochecer se acercaba a ellos Y les preguntaba: -¿Qué tal el sueño americano? Para acabar cerrando la puerta con un sarcástico: -Este es vuestro safari por África. El garaje estaba empapelado con fotografías De niños en los huesos Y sonaba la internacional 24 horas al día. Pasaron los días Y los capitalistas en los huesos Juraban que si los soltaba Empezarían a tener escrúpulos Y sensibilidad con los pisoteados. David sabía que era mentira, Pues no sólo los había escuchando jurar venganza Si no que conocía la naturaleza Del cerdo sin más motivación que la económica.

9

Pero iba a darles una oportunidad más Para empatizar con aquellos que no tienen ni lo último que se pierde, Aquellos a los que no les permiten ni poseer esperanza. Se la dio dejándolos en un campo desnudos, Rebozados en pienso y trozos de carne pegados a su piel Que intentaban en vano devorar Pues 6 perros hambrientos se les adelantaron Teniendo el mismo cuidado al morder Que el que ellos habían tenido Enriqueciéndose a costa de la miseria ajena.

10

Mira quienes hablan de locura
Hay un borracho gritando: -¡Fuego al Estado, no puedo más, me cago en diooooooooos, le prendo fuego! La gente lo observa como si estuviera loco Y probablemente lo esté menos que ellos. Si la locura es perder la noción de la realidad Esto es un psiquiátrico colosal Donde por cierto una de sus enfermeras Es de lo poco que me interesa. Luego la emprende a patadas y puñetazos contra un contenedor Tal vez esperando que salgan sus sueños de dentro Y sigue gritando: -¡Voy a matarlos, me han jodido la vida, no puedo máaaaaaaaas! Una mujer parece que llama a la policía Y me dan ganas de romperle el móvil, El pobre hombre no anda haciendo daño a nadie Y ya tiene bastante con lo suyo. Me alejo pensando que esta sociedad es tan hipócrita y ciega Que si ahora me pusiera borracho a gritar verdades por las calles Antes que analizar lo que digo La inmensa mayoría se quedarían exclusivamente con que voy borracho, Dirían que estoy LOCO. Maldito el día en que llamaron locura A todo aquello que se alejara de su enajenación total, Pues en su locura delirante creen Que un partido capitalista mejorará sus vidas. Me alejo y aún escucho: -¡Juro que los mato, prendo fuego al Estado, esto no va a quedar así! Con ganas de acercarme a él y decirle: -No estás loco, amigo. ¿Empezamos por el Zara o por la casa del alcalde?

11

Pueden morirse

Pueden morirse todos esos poetas vanidosos que creen que son medallas de oro los seguidores estúpidos sin criterio que tienen. Pueden pasar hambre en un guetto de NY a ver si se les ocurre un poema digno sobre el capitalismo que tanto veneran. Pueden escribir sobre algo más allá de su pomposo egocentrismo crónico que sólo a las pijas caprichosas no logra aburrir. Pueden dejar de creerse especiales y únicos cuando son clones de la inmundicia amoral. También pueden mirar más al firmamento para darse cuenta del polvo ínfimo que representan en el Cosmos. La injusticia que más les duele es que creen que merecen más dinero del que tienen y pasan los días pensando cómo ganar más aunque ello suponga no tener más esencia que la que dictan las corrientes. Pueden morirse, ya lo creo que pueden morirse. No son imprescindibles para la humanidad ni la historia los echará en falta aunque crean que han ganado un sillón

12

en el Olimpo de los poetas, en la eternidad que no merecen ni va a tener nadie pero desde luego aún menos ellos.

13

No es el mejor lugar para olvidar
La ciudad no es el mejor lugar para olvidar, pero el magnetismo del recuerdo es superior a las ganas de cambiar por naturaleza el bar, el alcohol mejor que los árboles engaña al dolor. Si muero aquí tirar mis cenizas al río y que las devore un pez de cuatro cabezas, ya tengo mis trucos para no sentirme vacío pero ríos de cerveza no hacen que mi mar crezca. Sigo buscando tu figura entre la gente, me despista cualquier sombra, te doy por perdida, pero espero la llamada perdida que me reinvente, este laberinto demente tiene que tener una salida. Lima conmigo sus rejas, rescátame de su locura, deja que de tu mano redima demonios civilizados, prende mis antorchas en la plaza más oscura, jura que aunque me vaya lejos estarás a mi lado. Le doy mi vida a sus calles ¿qué me dan estas? Apenas unas carcajadas sacadas a la fuerza, sueña con otra ciudad quien por la mañana se acuesta para no ver como el sol desnuda su fiereza. La ciudad no es el mejor lugar para encontrarse, pero aprendí a llorar con clase y ya sólo me preocupa, que recorriendo tu nuca añore el macabro desfase de cuando creo que no voy a tenerte nunca y pierdo el control en las calles más hijas de puta.

14

Sin coraza no puedo caminar
Se rompe la coraza, los huesos contra la tundra, los ojos que no quieren ver más. La paciencia amenaza, la luna insomne deslumbra pero el sol nunca aquí brillará. ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo? Nada responde, aún está cantando. Las noches en tu cama ardiendo para siempre ya por fin apagan las ganas de verte. Descansa que demasiado te queda por hacer, tu casa siempre será la fragilidad al amanecer. Camina lento que el tiempo es lo más relativo, no te despidas que las heridas también son abrigo.

15

Se rompe la coraza, nadie está aquí realmente, hoy simplemente respira, que el sueño te abraza y dormido nadie miente si la pesadilla es mentira. Se rompe la coraza, el corazón tiembla en la tundra. -Eh, tipo duro, ¿hasta cuándo con las agallas desnudas? Burlona, la tristeza pregunta.

16

Macabro shock

En shock observo el cadáver de mi perro y pienso en el movimiento hiperactivo que tuvo hace escasos días. La fragilidad de la existencia asusta pero forma parte del macabro juego que estamos obligados a asumir. Recuerdo que nunca entenderemos nada mientras llorando lo entierro cavando mareado hasta rozar un trance enfermizo.

17
Si me pillaran dándole sepultura aquí me multarían y las ganas de golpear al policía con la pala me llevan a imaginar todo tipo de cosas ahora que están cayendo las barreras de la mente domesticada. El sol se burla de mis dos noches sin pegar apenas ojo y me dan ganas de lanzarme al río dejándome llevar por la corriente como jamás lo hice en el asfalto. Una vez hecha la fosa escribo una despedida en su caja, la abrazo y me enfrento a la cruda realidad. Ya tapado todo me voy exhausto, me giro varias veces imaginándolo corriendo y en la última deseo irme con él quien sabe dónde.

Pero sigo caminando en busca de la vida: una perra sin fidelidad que me enterrará a mí.

18

La limosna para otro
Llévate mis noches eternas, ya no puedo darte más tiempo. Antes que pedir limosna atraco un banco y en el amor ya sabes que soy igual. Si alguna vez te mendigué un beso ya acabé sangrando por las encías como auto-castigo, Si alguna vez la llama se apagaba ya me quemé por traer de nuevo el incendio que nos calentó. ¿Por qué aquel océano encima suyo? Ni salió de tus ojos ni lo trajo el deshielo. ¿A quién compraste el mar para que no queden ni las brasas? Olvido tu mirada mientras huyes confiada: "Aquellas llamas ya no me recordarán mi frialdad"

19

Sonrío al fuego que reavivo, un día quemará todo tu orgullo y entonces no podrás llevarte ni mis noches eternas porque el tiempo hará que parezcan efímeras, tanto, tanto como los momentos en que mendigué tu calor pudiendo atracar estufas con más temperatura.

Llévate mis noches eternas, yo ya no puedo atracar más a la luna para creer que vuelo en tu regazo viendo con la salida del sol que en mis alas hay manchas de semen del próximo que te mendigue.

20

Del gris al negro
Antes de saber cómo funciona el mundo Este parecía girar muy poco a poco, La libertad era correr con mi perro Sintiendo la caricia del viento en mi rostro. Desconocía los oscuros fines Que tienen nuestros impuestos Cuando mi mayor inquietud era marcar un golazo Para seducir a la niña que apenas me miraba. Antes de tener ganas de matar A tanto asesino de inocentes Podía imaginar un futuro en paz, Lejos de problemas por combatir a los mayores enemigos de la humanidad. Me daba náuseas oler alcohol Y ni en mi imaginación más abstracta Castigado en el pasillo Pude adivinar a que me llevarían Tantas borracheras. Me llevaron a escribir Y de ello depende mi vida entera Porque cuando la inocencia se fue Lo único que quedó blanco fue el folio Y las rayas como fantasmas en la noche, Pues el cielo dejó para siempre de estar gris Tiñéndose de negro ante el luto de tanta ilusión Asesinada por la realidad desnuda. Si se derramara sangre azul Tal vez podría pintar este cielo negro Pero como las guillotinas están llenas de polvo Volveré a fusionarlo con el blanco obsceno del folio Suplicando al gris un remanso de luz

21

Donde no prender antorchas con droga, Donde ser el niño que engañaba a la tristeza Con menos experiencia Pero con mucho más estilo. Cuando la inocencia venga a por mí Dile que ya no volveré a follarla, Que con los ojos abiertos he de vivir Aunque tenga la mirada marcada De tanto ver como unos no pueden conocerla Y otros la gozan violándola una vida entera.

22

La última carcajada
Allí donde quiero estar antes de morir, Aquel lugar donde aparezca difusa y efímera en mi memoria tan caótica como desbocada, la cloaca donde nací y crecí. Allí dejaré de ser lo que he sido Para que cada minuto Parezca un regalo de los dioses Que nunca existirán. Beberé de tus labios La droga que anestesie todo mi dolor, Estaré casi listo para la despedida Porque ya habré sentido Lo que siempre quise. Como si hubieran pasado milenios Desde los más amargos tragos Y del camino lleno de muros, Delante de un desierto infinito Ya sin espejismos Pudiendo saciar en gran parte mi sed. Allí donde empiece el fin del viaje Los gritos del pasado no podrán Con la hipnotizante melodía del silencio Antes de ser interrumpida por mi carcajada. No habrá soledad acompañado Por todas las mierdas que pude ser y no fui, Por todas las mujeres despreciables que no amé, Por todos los mentirosos a quienes no creí. Donde la victoria será que no hayan logrado Hacerme sentir un perdedor por no seguir su baile Y los latidos parezcan pioletazos

23

En la cabeza de cualquier banquero, Allí podré irme en paz Porque ya habré hecho muchos años la guerra, Porque la tristeza no tendrá lágrimas Para hacerme resbalar Cuando esté a punto de alcanzar Para siempre ese lugar.

24

No soy el hombre nuevo
Sé de sobras que no soy la máxima expresión del hombre nuevo Que llevó hasta las últimas consecuencias nuestro querido Ernesto. Yo no he esquivado disparos por la revolución Ni he recorrido selvas con asma exhausto Hasta aniquilar al enemigo. Yo no he abandonado cualquier comodidad Por las ideas en las que creo Ni he aguantado torturas Por ser totalmente consecuente Con la lucha que necesita el mundo. He estado emborrachándome a menudo Mientras otros pagaban en celdas cochambrosas El delito de no haberse arrodillado. He hecho bastante por la causa Pero ni un cuarto de lo que podría haber hecho. Sé de sobras que no soy el hombre nuevo Y que no tengo todas las fuerzas para serlo, Lo reconozco al menos. ¿Y tú qué has hecho para juzgarme? No soy el hombre nuevo Pero cuando hagas más que yo Igual puedes empezar a hablar mal de mí, Aunque los que más han hecho Son quienes menos se cuelgan galones Porque ya son el hombre nuevo Y dentro de sus virtudes está la humildad. No te equivoques de enemigo, idiota, No soy yo quien te saquea a diario Y recuerda siempre aquel dicho de Martí: “Si no luchas ten al menos la decencia De respetar a quienes sí lo hacen”

25

Preferiría morir
Preferiría morir que ser un bufón de vuestro circo, Quemarme con el fuego que escupo a tan patético teatro, Ahogarme en la grasa que supura cada grieta de esta ciudad, Arrancarme los huesos si es preciso para fabricar un arma Contra vosotros, los corazones de piedra envueltos en billetes. Antes que someterme y hacer aún más fría mi tumba Protestaría hasta que las balas atravesaran mi cuerpo, Derramaría mi sangre en aceras que si no recorro Tampoco echaré excesivamente de menos, Sería kamikaze en vuestras mansiones y fiestas de lujo. Antes que callarme y que os masturbéis con mi silencio Rompería todo tipo de complicidad con dinamita, Me inyectaría el alcohol con el que brindáis por nuestra derrota Y luego iría a por vosotros con la rabia de un padre afgano Tras ver como los yanquis acaban de bombardear el colegio de sus hijos. Antes que pasarme la vida llorando os ahogaría en mis lágrimas, Os expropiaría hasta las uñas y dejaría plantas carnívoras en vuestra tumba, Daría mi vida por una causa justa yéndome con la cabeza alta, No os perdonaría jamás todo el daño que habéis causado A tantas víctimas totalmente inocentes que no pudieron ni defenderse. Preferiría morir que ser quien limpia la sangre de vuestras guerras, Armarme de dignidad y desarmaros a unos cuantos como sea, Llorar de impotencia en una celda de aislamiento, Denunciaros en cada jodida parte del globo, Gritar hasta romperme las cuerdas vocales, Inmolarme en la comunión de vuestros bastardos Que oprimirán a nuestros hijos. Preferiría morir antes que daros el placer

26

De verme sin molestaros, Combatiros me hace sentir VIVO Pero sin miedo a la muerte. No os lo pienso poner fácil, Soy de los que temen más la esclavitud Que el cementerio.

27

A la poesía
¿Qué han hecho contigo Que te han vestido con cursilería y egoísmo? Que te han puesto premios llenos de baba e impostura, Que te han prostituido hasta el punto De reducirte a un anacronismo. ¿Cómo han podido violarte tanto Para que cuatro pintamonas se forren a tu costa Callando lo que antes gritabas sin bozales de oro? ¿Cómo han logrado calumniarte hasta sentirnos raros los pocos que te usamos sin censura? ¿Dónde quedaron aquellos que morían asesinados Antes que entregarte a los fascistas? ¿Dónde mi querida salvavidas? ¿Qué han hecho contigo que cerdos como Losantos O Sánchez Dragó creen poder hablar de ti tan anchos? Qué masacre injusta han cometido contigo Que pronto tendremos que exiliarnos como antes Los que reclamamos lo que te robaron los capitalistas A ignorancia armada… Tanto te han pisado y prostituido Que aún me pone más darte amor, Tú que me salvaste la vida, Sólo tú puedes quitármela Por eso me la juego en cada verso, Vengándome por todo lo que te han hecho.

28

El lujo del Apocalipsis
Me aterra pensar que más allá puede haber algo similar a esto, yo sólo quiero estar muy lejos de la estupidez crónica y de la dictadura del capital. También me aterra la Nada eterna pero la encuentro más bonita que volver a encontrarme con engendros infernales como el público de "sálvame". Me paso la vida descongelando icebergs Para no morirme de sed cuando no estés, Para tener menos hielo Con el que hincharme a cubatas Para ver algo de encanto A este romántico desastre Que son mis noches sin amor. Ni contigo ni sin ti, ni vivo ni muerto, ojala pudiera creer que me reencarnaré en un lugar cojonudo, ojala. Pero bebo mano a mano con el desencanto y pronto miles y miles de personas votarán al Apocalipsis, un Apocalipsis diario donde disfruto sufriendo del lujo de tener poco más que una mujer que me ama mientras todo se va a la mierda a cámara lenta.

29

Acogedora tormenta
Siempre en medio de la tormenta, desnudo, enseñándole mis cojones a las nubes negras, golpeando a la lluvia que limpia mi alma pero llena de lodo mis pies. Dicen que cuando acaba deja calma pero a veces no queda nada, arrasa con todo. Pero hoy ha dejado una calma preciosa que he disfrutado como cuando de niño perseguía mariposas sin saber que un día se revolucionarían en mi estómago, en mi hígado. No sé bien como llegué hasta aquí, pero a veces es muy acogedora esta tormenta y aún no me quiero ir. Ya no temo mi reflejo en los charcos, puedo estar algo orgulloso de mi. Ya no me asustan los truenos, el cielo sangra música y bailo con su furia hasta caer agotado pudiendo dormir mientras la lluvia camufla mis últimas lágrimas por ti.

30

Vaya trabajo
El reloj delante mío, procuro no mirarlo, ahora no importa la hora, no he quedado contigo. Escucho pianos y al camión de la basura, es una noche más aquí, en la Tierra, respirando, sintiendo, viviendo. Recuerdo que mañana algún policía no tendrá más rutina que investigar todo lo que haya escrito por internet el día anterior, este poema entre otras cosas. Vaya trabajo. Al final por curiosidad miro la hora, son las 00:40. Prepararé los poemas del recital del sábado, luego tomaré leche con cereales y tal vez me afeite. Más tarde me iré a dormir sin mirar el reloj y habré conseguido aguantar un día más sin tomar rehenes para que la policía me devuelva todo lo que me robaron por orden de algún fascista. Vaya trabajo.

31

No quiero ser hielo
Dejé mis ilusiones en tu boca para que las limpiaras y lo hiciste, pero cuando iba a recogerlas las masticaste. Cuando las vomites pensarás en mi. Lo mejor de este frío es ver la aurora boreal, eso no pasa en los paisajes siempre calurosos más fáciles de transitar. Efímero sol, sol de invierno, está amaneciendo pero los rayos aún no saben derretir el hielo. Qué frío hace, busco un iglú y al encontrarlo entro rápido dentro viendo escritos mis poemas tristes en cada pared. Sigue nevando en primavera, Sólo soy un esquimal en medio del desierto Sin más guía que estrellas tapadas por la polución. Vendería a esta luna tramposa por cualquier mañana desayunando con ella. Sol, efímero sol de invierno, que disfrazado de fuego sólo eres hielo. Me tumbo y cae la nieve sobre mis ojos hasta que la confundo con mis lágrimas secas, ya no puedo ver la aurora boreal. No pasa nada, cada copo me entrena para derretir el hielo.

32

Estoy aprendiendo a velocidad de vértigo, yo no quiero ser hielo, quiero aprender a derretirlo.

33

A la estúpida que me entrevistó en la TV
Tiene pinta de intento de pija y se le nota que cree que es atractiva, quiere darse un aire a diva interesante pero en seguida se le nota al hablar que es más limitada que un polvo con Irene Villa. Empieza la entrevista segura de sí misma pero se le nota que no es buena profesional. Me tiene preparadas preguntas-trampa y va directa al morbo, al cotilleo, interrumpiéndome cuando quiero explicar bien una cosa, yendo de pacifista cuando debe creerse que la OTAN ha ido a Libia a repartir Sugus y jamás ha hecho algo para vivir en un sistema pacífico, piensa que porque aquí no caigan bombas o tenga pilas diarias para su vibrador, el capitalismo es bienestar. Intenta darme lecciones ideológicas y cuando ve que doy argumentos me corta. Estoy a punto de largarme y escupirle pero intento aprovechar mis espacios para defenderme. Cuando acabo ella sigue con su programa y yo me largo repudiando aún más a los que se las dan de periodistas y no son más que mercenarios sin compromiso alguno con la realidad. Lo peor es que esa estúpida cree que es toda una profesional y que yo soy un aprendiz de terrorista a quien no ha entrevistado por solidaridad y aún menos por libertad de expresión, sino por puro espectáculo amarillo.

34

Parásitos

Estamos muy cansados de aguantar a parásitos E instituciones medievales, que vuelvan al Jurásico. No queremos reyechuelos de caza por Botsuana, Si no comprar armas para cazar tiranos con lo que gana. Comunistas, porque buscamos la verdadera democracia, Aquella que las necesidades básicas de toda persona sacia. Aprendimos de los bolcheviques como tratar a viles zares, No existe letargo eterno, que para el infierno se preparen. Se han descojonado de nosotros desde hace siglos Pero quien ríe último ríe mejor y los oprimidos Llevamos demasiado tiempo apretando los dientes, Mejor que no intenten borrar aquello que escribo Sobre el plástico de sus corazones sin vergüenza, No estaré en la Tierra cuando nuestro bando venza Pero mi polvo tendrá más sentido en el fondo del mar Cuando la oligarquía criminal en pateras tenga que escapar. EL FUTURO ES ROJO COMO LA SANGRE QUE DERRAMAN, NO DEJAREMOS QUE HOLLYWOOD ESCRIBA SU GUIÓN. PARA EL HAMBRIENTO FELICIDAD, PARA SU OPRESOR DRAMA. LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA ES LA ÚNICA SOLUCIÓN. QUEMAREMOS LAS CORONAS DE PARÁSITOS TIRANOS, VENGAREMOS A NUESTROS CAÍDOS CON LA POCA PIEDAD CON LA QUE CONSTANTEMENTE NOS HAN PISOTEADO, LA HOZ Y EL MARTILLO SUS CRUCES DE ORO EXTERMINARÁN.

35

Claridad en la niebla
Qué hermosa te veo cuando frenas mi autodestrucción, lamiendo mis heridas tras hablarme de revolución. Redimo mis ganas de matar en tu vitalidad Y a todos mis monstruos me ayudas a asesinar. La dulzura de tu voz vence a los gritos del pasado, Mis penas son humo cuando dentro tuyo ardo. Drogado de algo sano cojo tu mano y me centro En ganar por una vez la batalla a mis sentimientos. Si aún resuenan viejas despedidas en mi cabeza tu destreza para silenciarlas prendido me deja. No volveré a verlo todo absolutamente negro, Seremos parte de la vacuna para este mundo enfermo. Seremos un barco a la deriva que sabe a dónde va Creando nuestro paraíso particular, no una pareja más. No vamos a hipotecar nuestros sueños de libertad Viendo telebasura sin saber ni de qué hablar. Rescato de tus ojos tus últimos naufragios Viví demasiado rápido, quiero hacértelo despacio. Presagio la extinción de mis instintos suicidas Si me cuidas cuando me desgarre la jodida vida. Lo mejor de andar siempre con el corazón fuera Fue que al verlo te enamorara y lo recogieras. Redención e imán para mi sensibilidad, Porque sólo alguien como tú me puede abrigar. Estás dejando el listón tan alto Que si un día esto acaba dolerá demasiado la dictadura del asfalto. Hoy disfrutamos rebelándonos ante su tristeza Porque si me besas hay una razón inmensa cuando me levanto. Las legañas ya no son pesadas cadenas Cuando soñar me lleva a atarme a tus caderas. Cuando la espera apenas esperaba antojándose eterna Sin miedo a chocar, inundaste de claridad la niebla.

36

Salvarme
¿Quieres salvarme, dices? Ni me conoces chica. ¿Crees que no tengo agallas? ¿Crees que no puedo moverme? ¿Por quién coño me tomas? Te digo que eso es demasiado pretencioso, además ¿qué es salvarse? Yo ya me salvé de ser un gilipollas más que era mi objetivo principal en la vida. Salvarme... ¿vas a conseguirlo dándome besitos? ¿alguien te ha dicho que quiero los tuyos? Déjame salvarte de no tener humildad. Tal vez no lo digas con mala fe pero repito ¿por quién coño me tomas? Tú estabas viendo el mundo medio rosa mientras yo pasaba noches infinitas analizando este mundo tan negro y aún así ahora tengo más esperanza que tú ¿sigues pensando que puedes salvarme? Déjame en paz, sácate esa puta idea de la cabeza

37

y me salvarás un poquito durante unos segundos, el resto de tiempo seguiré entrenando a mis agallas que siempre estuvieron cuando tú empezaste a escucharme y te creíste con derecho a meterte en mi vida hasta el punto de creer que puedes salvarla. ¿De qué? Sálvame de gente como tú, yo ya me salvé hace años, acabe como acabe.

38

39

Maldita la guerra de mi cabeza, jodido este dolor de barriga, escriben mi biografía estas ojeras, no me responden las piernas, me hundo sin tenerte en mi boca, no quiere a otra mi polla, me canso de apretar los dientes, no tengo otra que echarle cojones y en lugares sin ideales alzo el puño. Todas las partes de mi cuerpo son marionetas del corazón.

40

Related Interests