Prólogo

La posición de Borges ante el fascismo europeo es conocida, pero la forma que tomó su condena de ese fenómeno no ha sido, hasta ahora, sino parcialmente estudiada. Si bien en la comunidad intelectual argentina de los años 1930 y 1940, sus opiniones no eran ignoradas, el terreno que aquí nos interesa no es el de las convicciones personales: es el de las estrategias discursivas mediante las cuales Borges manifestó su rechazo del fascismo. Cuando el presente se impuso como una hora de crisis y urgencia, la estética de Borges hizo una apuesta que iba en el sentido contrario a la de sus contemporáneos, fascistas y antifascistas, proponiendo en sus ensayos y notas del período una escritura basada en una estrategia oblicua. Pocos textos de Borges hacen referencia de modo directo o temático a la Segunda Guerra Mundial y, cuando aluden a ella, se refieren a lo que se puede considerar como cuestiones locales de época, es decir, a las consecuencias de los acontecimientos europeos en el medio cultural argentino. Del mismo modo, aunque los relatos en los cuales esa realidad aparece de modo explícito sean sólo dos, el resto de sus ficciones se proyecta contra paradigmas narrativos e ideológicos de aquel entonces. El tratamiento temático que Borges rechaza consiste en una aproximación semántica directa, es decir, en la incorporación de datos, acontecimientos, fenómenos o personajes explícitamente vinculados con lo contemporáneo, que pueden ser reconocidos por el público de la época y que, la mayor parte del tiempo, parecen responder a objetivos didácticos. Los textos que presentan este tipo de tratamiento tienen como primer objetivo proponer una explicación (en un sentido amplio) de una realidad que se presenta como patética y caótica. Como en Europa, en Argentina el fascismo se convierte en un tema dominante a partir de la Guerra Civil Española, la cual coincide con el congreso del PEN Club, realizado en Buenos Aires en septiembre de 1936. Es también en ese año cuando las alusiones borgesianas al fascismo, al nazismo y la guerra, comienzan a multiplicarse hasta transformarse en un verdadero bombardeo fragmentario y aleatorio: se

Se trata de un período en que Borges escribe sus cuentos más célebres. pero sin olvidar que en ellos se fundará la interpretación de la obra borgesiana como extranjera a su realidad contemporánea y a su cultura de origen. Si la contextualización de los textos muestra que el punto de partida de los relatos es a menudo un problema específico de la época y del medio intelectual argentino. razón por la cual lo utilizo aunque en Argentina la forma más común sea “borgeano”. a partir de los años 1950. sin embargo. Rápidamente. Propongo aquí leerlos en relación a su contexto de producción. Para poner en escena esta verdadera batalla textual. sus elecciones darán la impresión que libra batalla en dos frentes: el de los fascistas (sus enemigos ideológicos y estéticos) y el de los antifascistas (que se transforman en enemigos en el plano de la estética y. Un procedimiento que permite comprender las relaciones de poder del propio medio intelectual. Por lo tanto. Borges abandona toda forma tradicional y argumentativa de retórica. de la ideología. cine y cultura. Sin embargo. Comprender cómo se establece y se difunde esta lectura de su obra permite aprehender los conflictos estéticos del período estudiado. en cierta medida. lo que denomino “militancia borgesiana”1 no puede sino estar basado en una historización de la obra que implica una recontextualización de sus escritos. aquéllos reunidos en Ficciones (1944) y El Aleph (1949) que lo llevarán. Su estética propuso un modo de hablar de la realidad inmediata que funcionaba a partir de un desplazamiento de paradigmas: su literatura identifica procedimientos y estructuras allí donde sus contemporáneos percibían temas y valores. La redefinición de la ideología estético­literaria del campo antifascista entra en juego tanto en sus notas como en la ficción. a la fama internacional. ese movimiento de reenvío oblicuo teje una relación entre lo real y la literatura. 1 La comunidad internacional ha adoptado el adjetivo “borgesiano”. que se puede percibir en toda su amplitud gracias a una lectura cronológica de sus textos. aunque no política).12 Prólogo trata de incrustaciones que surgen en muchos de sus ensayos y notas sobre literatura. entre el discurso y lo real. innegable que la fórmula narrativa que Borges propuso a sus contemporáneos resultó ilegible. es. .

centro de investigación mixto. Los tres capítulos que siguieron fueron. rechazando todo movimiento político socializante. así. sobre todo. Borges se presentaba como un hombre conservador y. Sin embargo. momento en que se ubica claramente en el campo de los antiperonistas. En esa época. CNRS­EHESS) marcaron la necesidad de traducir el trabajo al francés a finales del año 2002. durante los años del fascismo. la no ficcional y su posición personal. esta disociación aún no había sido establecida: existe una extrema coherencia entre la escritura ficcional. en cambio. El proyecto de presentarlo como parte de un dossier de Habilitation à Diriger des Recherches (última instancia universitaria en Francia y otros países europeos) y. mi incorporación al Centre de Recherches sur les Arts et le Langage (CRAL. corresponde a las elecciones realizadas por Borges a partir del surgimiento del peronismo. A partir de entonces. hasta el momento en que cada una de esas instancias aparezca como una entidad prácticamente autónoma. Sobre este libro La pertenencia a una comunidad internacional de hispanistas y la inscripción institucional determinaron que los tres primeros capítulos de este libro (cuya primera versión data de los años 2000 y 2002) fueran redactados originalmente en español. en ocasiones. escritos directamente en . como un defensor de las dictaduras. junto con la posición adoptada.Prólogo 13 Así pues. Esta imagen. De tal modo. surgirá un “Borges oral” que fundará una escisión respecto de su “obra escrita”. una modalidad del culto del escritor: su figura pública se disociará progresivamente del texto. la apuesta estético­ ideológica de los años 1930 y 1940 se verá transformada por ese advenimiento y un nuevo giro se producirá con la llamada Revolución Libertadora en 1955 que marca el derrocamiento de Perón. la idea de un “Borges militante” contrasta con la imagen que el público y los críticos tuvieron del escritor en los años 1960 y 1970. Se incentiva.

había sido en cambio enteramente redactado en francés. Los dos primeros capítulos (Contra la persuasión y Las causas del presente) debían tratar las problemáticas que aparecen en sus ensayos y notas. 2 Mi primer trabajo sobre Borges. Las lenguas imponen su realidad. bajo el título de Borges: œuvre et manœuvres. el caos y las cosas y Demasiado tarde para perder al tiempo que surgía Borges va a la guerra. el tercer capítulo (Todo y el fin de todo) adquirió autonomía. presentado como tesis en la misma École des Hautes Études en Sciences Sociales en diciembre del 1995. y publicado por L’Harmattan en 1997. Lamentablemente. el proyecto inicial tenía por objeto sólo su escritura crítica. En la francesa. El que ahora es el tercero debía ser una introducción al primero de dos capítulos sobre sus relatos y el cuarto contener un análisis de “Deutsches Requiem”. Cuando la ficción se volvió la encrucijada esencial. hay un mayor desarrollo de la historia cultural argentina. se trataba de una reflexión sobre las estrategias mediante las cuales manifestó su rechazo del fascismo. En la española. Existe. así pues. Los “restos” aparecieron (o aparecerán) en forma de artículo o en futuros trabajos. no ha sido posible conservar la totalidad del trabajo en ninguna de las dos versiones. La reescritura en francés de los tres primeros capítulos trajo consigo cambios esenciales: Borges ante el fascismo se transformó en otro libro porque el acto de traducción permitió resolver una serie de cuestiones teóricas y metodológicas y determinó su expansión hacia el funcionamiento de la ficción en Borges. En un primer momento. El relato. traducidos al español. esencialmente. durante los años 2005 y 20062.14 Prólogo ese idioma. una versión española y una francesa de este libro que no son exactamente iguales. por lo tanto. entre el año 2002 y comienzos del 2004 y. luego. acentúo la relación entre los acontecimientos argentinos y los europeos y estudio el vínculo entre la estética borgesiana y la de narradores e intelectuales europeos. cobraron extensión los dos últimos. . por razones editoriales. Al mismo tiempo.

Por fin. como la escritura. por momentos. la llamada “teoría del complot” y el modo en que se inscribe en “Tlön. sintetizo mi concepción de la obra borgesiana y subrayo la importancia que las concepciones de ésta 3 Paris: Aux lieux d’être. motivar el compromiso con la causa aliada y proponer una lectura del conflicto mundial. para salir a la venta en marzo del 20073. En Borges va a la guerra estudio tres cuentos de Borges. Borges face au fascisme I. Por lo tanto. En Borges: modo de empleo presento la situación editorial de su obra y la historia de su construcción. una introducción y un cierre. El primero. el momento en que finaliza la guerra. en el cine y la literatura de entonces. Borges face au fascisme II. Les causes du présent salió en julio del 2006. Demasiado tarde para perder se centra en una interpretación de “Deutsches Requiem” a partir del análisis de un período histórico breve. marcada por la traducción y la experiencia editorial de dos ámbitos culturales diferentes. empiezan los juicios de Nuremberg y llega al poder Juan Domingo Perón. es decir. El relato. y el fin de todo se ocupa de trazar una cartografía del medio intelectual argentino de los años 1930 y 1940 y propone reexaminar la historia de la recepción de Borges. fue arduo haya sido favorable a este trabajo. No me queda sino esperar que un proceso que. En cuanto a la versión española. La estructura final de Borges ante el fascismo comprende seis capítulos. Uqbar. el segundo.Prólogo 15 La edición francesa se publicó en dos tomos. Contra la persuasión postula el funcionamiento del reenvío borgesiano al referente en sus notas y artículos. fue preparado entre diciembre del 2006 y enero del 2007. el caos y las cosas se concentra en una estructura que caracterizó la época. En un rápido cierre. entre los dos tomos franceses. Orbis tertius”. buscaron imponer figuras de héroes y traidores. la edición estuvo. 2007. . Todo. “Tema del traidor y del héroe” y “La muerte y la brújula” en relación a diferentes paradigmas narrativos que. Les fictions du contemporain. Las causas del presente analiza la existencia de lo que se ha llamado “un Borges nacionalista” y vuelve a la historia y los acontecimientos que marcaron a esos movimientos en Argentina. el trabajo editorial se completó entre agosto y diciembre del 2006. “El jardín de senderos que se bifurcan”.

16 Prólogo tienen. para la disciplina literaria actual. en particular en cuanto permite pensar lo literario como un objeto inestable. o podrían tener. slogans o sobrenombres. aparecen acompañados de la mención de su primera fecha de publicación. Salvo indicación contraria. los escritos que Borges edita en volumen. soy la autora de las traducciones. revistas o libros. Por falta de espacio. no he reproducido las citas en idioma original. salvo cuando se trata de consignas. ya sea en diarios. . Nota: Las citas de Borges corresponden a la primera publicación de los textos.