Página |1 Curso de Doctorado en Filosofía

UCA El Salvador

Dios, la gente y el cambio en el tiempo
Biologización de la antropología
La influencia del Darwinismo en la actual concepción del ser humano
Ensayo presentado por Julio Martínez Septiembre 20 de 2008 Curso impartido por el Doctor Carlos Beórlegui Universidad de Deusto

Página |2

O. ¿Qué esperaba de este curso?, ¿Qué obtuve?
Mejor, no puede ser. Mi acercamiento al tema de la biologización de la antropología fue fascinante, interesante, hubo noches de amplios debates, y singularidades en cuanto a las concepciones de cada uno, resultado también de la diversidad de nosotros los aprendices, vale decir, lo maravilloso de la diversidad desde donde se puede uno nutrir. ¿Cómo lograr más conocimiento si no en comunión con otros que piensan diferente a uno? La verdad, en este curso me esperaba encontrar a una serie de ideas acerca de la antropología la manera como se puede estudiar lo biológico para entender lo antropológico. Mucho de esto hubo, claro que sí. Cada tema de cada noche fue interesantísimo, hubiese querido estar en todas las discusiones no fue así. Quizá si el curso hubiera sido los sábados. Bueno, entonces algunos no habrían asistido. Me quedo con una dulce sensación de no haber logrado aprender todo lo que debí. Dulce porque me hace ver humano, con consciencia sobre mi mismo, y con la necesidad de comunicarlo. Ojala tenga la oportunidad de encontrarle de nuevo y aprender un poco más.

Página |3

1. La selección natural de Darwin y la genética de Mendel: Aptos y no aptos
“¿Cómo se conjuga en el ser humano lo innato y lo adquirido, y como se compagina nuestra condición de seres libres con nuestra condición de especie animal?” (Beorlegui, C., 2002).

Muy probablemente una de las lecturas que mas me ha impactado en la vida ha sido “El origen de las especies por la selección natural” (Darwin, 1859). Obviamente, fue una lectura siendo muy joven, quizá unos catorce o quince años, y mi lectura fue demasiado simple y superficial, una lectura hecha con los ojos de un cipote que quería entender algunas cosas y que deseaba entonces ser, de cierta manera diferente a otros.

En esa época ya me había cruzado la Iglesia Católica y estaba en el punto de mi ingreso, a pocos meses quizá, de la Iglesia Adventista. ¿Qué mejor momento para leer al diablo, al desprestigiado por la religión?, ¿Qué mejor época para leer a Darwin.?

Sé que esa primera mirada a Darwin, con un libro prestado por las tardes en la Biblioteca Nacional abrió una ventanita en mi cabeza, y me puso a pensar que algo había entendido. Una lectura posterior, efectuada en mis años de universidad, me llevo al grave cuestionamiento acerca de mi relación con Dios y la supremacía de los seres humanos por sobre todas las especies. A esa altura, ya me había convertido en maestro de escuela sabática en la adventista, donde aprendí mucho sobre Dios, y donde me tocó entender como ser humilde, aunque, la verdad, eso no se me pegó mucho.

Debió pasar mucho más antes de que el tema de la humildad me abordara, y todavía no pega. Un día, digo yo, va a cuajar.

Página |4 El recorrido de la evolución, maravilla a cualquier persona que inicia su estudio, más si lo efectúa de la mano de otros para entenderlo mejor. Partir de la nada, para llegar a ser lo que somos.

¿Cómo ha sido posible esta evolución? Bien, dos explicaciones caben, la primera es que en efecto, las múltiples necesidades de los seres en evolución van creando ciertas adaptaciones en su morfología, unos grupos evolucionan más rápido que otros, dependiendo de su entorno y de sus problemas a resolver.

Algunos desarrollan habilidades adecuadas a su contexto, otros desarrollan modificaciones biológicas, quizá mutaciones como dice Darwin –las mutaciones pueden darse en grupos o en variedades aisladas- y seguramente todos evolucionan fisiológicamente.

Las diferencias pueden ser sutiles, tan sutiles que ciertos paleoantroplogos no están totalmente de acuerdo en las diferencias entre los Ergaster y los Erectus, a pesar de eso se encuentran algunas variaciones entre ellos.

La certeza acerca de que el primer Homo Erectus sale del África, me plantea a mí, al menos algunas interrogantes, desde un punto de visto verdadera y totalmente ingenuo:

¿Entonces, África es la fuente de toda la humanidad? ¿Entonces Dios eligió al África para que fuese de ese lugar donde se gestara la humanidad en su forma más reciente y evolucionada? ¿Entonces, -disculpa el enojo con esa decisión- por qué África es ahora el continente donde los humanos viven en condiciones menos humanas? La ironía de una decisión de crear un paraíso, donde hoy es una mierda. ¿Dios propició eso? Y entonces ¿quién pués?

Página |5 Los Homos Erectus saliendo de África pueden no considerarse totalmente humanos aun (¿alma o no alma?) en el sentido de las evidencias acerca de su brutalidad en cuanto su relación con otros humanos, al punto de matarles y partirles en pedazos, según evidencias.

Los humanos creados por Dios no serían capaces de hacer eso como un hecho de supervivencia, a menos que… claro, a menos que consideremos a los Neanderthales como animales, seres inferiores y no creados para evolucionar hasta convertirse en seres humanos, seres que sirvieron para alimentar a los humanos provenientes del África.

El Edén, situado en África suena también extraño, aunque paradójica, casual, irónicamente concordante con la aparición de los Homo Erectus. El edén es seguramente, una fábula. Así sí se logra entender la evolución de los humanos, a partir del edén como una creación cultural y no como un paraíso. Si no, perdona de nuevo, ¿Quién pendejos querría salir de un lugar conocido como El Paraíso, donde hay comida, bebida, y mujer? Todo eso sin trabajar.

Además la evolución de los Erectus no es el resultado de una premeditación. ¿Qué sentido tendría hacer pasar a los humanos actuales, por una serie de transformaciones biológicas y culturales parea llegar a ser lo que somos hoy? Los resultados de aprendizaje, si así fuera, no han sido tan interesantes. Guerras mundiales, asesinatos en masa, lucha entre tribus y conflictos masivos fundamentados en visiones religiosas. Incluso, por aspectos de supremacía económica. ¿Debió pasar la humanidad por toda esta evolución, de forma pensada, para llegar a ser ahora, tal y como somos? Puedo estar orgulloso de cómo son muchos seres humanos, personas bondadosas, inteligentes y fraternas, pero difícilmente de los grandes poderes políticos y militares en la tierra. Ni de los grandes poderes económicos, explotadores de otros seres humanos, rapaces, caníbales simbólicos.

Página |6 Independientemente de la libertad a partir de la que cada uno toma sus decisiones, es claro que la mente evoluciona como un resultado de las evoluciones físicas, es el resultado de la manera como se requieren cambios biológicos, lo que dialécticamente produce cambios en la conducta y en la cultura. Y son los cambios en la mente y la cultura, lo que producen los cambios en el uso de los cambios biológicos.

Una breve síntesis: Darwin encuentra en la evolución las respuestas al origen del hombre, no por la creación, sino por una evolución que confronta visiones, ideas y filosofías.

2. El origen de la especie humana desde la paleo antropología y la biología molecular: chiquitas pero picosas

Mitocondrias, células, simbiosis, citoplasmas, meiosis… en fin una serie de conceptos referidos a cositas tan pequeñas, pero decisivas. La importancia de la biología molecular es que ha sido capaz de descubrir elementos tan importantes para la vida humana, que hace solo un par de siglos, eran inimaginables, y correspondía a los científicos y pensadores de la época ofrecer explicaciones a veces creativas e imaginativas; otras, explicaciones filosóficas. A partir de ese notable descubrimiento de la biología molecular se ofrecen nuevas teorías e informaciones sorprendentes. ¿Por qué razón los cromañones se movilizaron hacia el sur? ¿Se lograron cruzar con otras especies humanas?, ¿venimos todos los humanos de estos cruces? ¿O es posible que haya existido una evolución sincronizada en diversas regiones? Eso se trata de entender a partir de la biología molecular, dando explicaciones sobre una Eva mitocondrial en África, cosa que sin querer me regresa al Edén y la creación. ¿Es que acaso,

Página |7 entonces, la historia de la creación es cierta y lo único que cambia es la época? ¿Es que acaso el escritor del génesis tuvo su revelación sobre el hecho y no sobre el tiempo? Bueno, eso es un poco llevar al plano de las conjeturas, de las hipótesis, teorías solo basadas en supuestos vagos. Más parece acertado caminar por el sendero de las certezas. Sarich y Wilson (1967) lo aclaran muy bien: “que todos tengamos el ADN mitocondrial de Eva, no implica decir que provenimos de la primera pareja de humanos”1 Por otro lado, si todos los humanos viniésemos de esa sola pareja, lo mas seguro es que todos tendríamos mas o menos los mismos rasgos

físicos, lo que en genética se llaman los fenotipos. ¿De donde blancos, negros, amarillos, rojos o morenos? ¿De donde ojos cafés, negros, azules, verdes o castaños? Eso puede tener explicaciones en las necesidades adaptativas, pero también en las mutaciones -¿no es acaso una mutación clara, el albinismo?El aparecimiento de diversas formas de seres humanos, puede deberse a lo “reticulado de la evolución” o “evolución reticulada” en el lenguaje de Vandermeersch (1970).

1

Sarich, V.M. y Wilson, A.C. (1967). «Immunological time scale for hominid evolution». Science 158: pp. 1200-1203.

Página |8 Una multi – aparición de los humanos en diversos lugares, como “nado sincronizado”, al mismo tiempo, con diferencias naturales de color de piel, tamaño, cabello, etc. Puede ser. Puede ser. Ese es mi resumen de este apartado.

3. El proceso ontogenético del ser humano: Parecidas pero no iguales: hominización y humanización

Las dos auténticas fronteras de la hominización son los saltos mutacionales y la encefalización. A veces me pregunto como me percibe y concibe mi perro. Si lo hace de manera que es consciente de que yo soy quien soy, o si lo hace de manera inconsciente, y el no sabe que es un animal. ¿Y si fuera mas consciente de sí mismo y me percibiera como lo que soy? ¿Y si tuviese ética en su actuar? Los humanos somos eso, humanos debido a la capacidad de cuestionarnos y cuestionar. Esto no es el resultado solamente de que nuestro caminar evolutivamente es mas largo, sería una respuesta muy simple. Es el resultado de una

encefalización, a partir de la que se hace posible el cambio morfológico. El otro día, en la televisión miré a un perro que había perdido sus patas delanteras, de manera que no podía caminar cuadrúpedo. El perro

Página |9 aprendió a caminar bípedo, erecto, solo con las patas traseras. ¿Le cambió eso su perspectiva de la vida? Seguramente algo cambió en su vida de animal, pero el solo hecho de andar erecto no incidió en su consciencia de perro. Eso, de nuevo, es la maravilla de la encefalización. Como dice Humprey (1995), conciencia: “se tiene o no se tiene, no hay niveles”2. Las transformaciones de forma –valga redundar- dan efectos interesantes en los procesos de socialización y culturización. Nuestra capacidad de hablar, nos permite comunicarnos de forma bastante eficiente con otros. Igual podríamos comunicarnos en el estilo de los cerdos, o las hormigas o las aves. La nuestra comunicación genera amplias posibilidades de socializar, de compartir experiencias y sentimientos, angustias y deseos. Otros elementos como el uso de herramientas lo encontramos como efecto del cambio morfológico. Eso me recuerda a los mapaches, que son capaces –por la forma de su mano- de utilizar herramientas para partir a los cangrejos que caza en los ríos. La consciencia sobre la muerte y la religión, las ideas nuevas que explican de diversas formas las respuestas que se buscan, son resultado de ese proceso de encefalización. Pero, no solo hay esos cambios producidos de la tal forma. También hay cambios que se dan por procesos mutacionales, donde nuevas especies se forman a partir de especies anteriores. En ese proceso se producen errores, la mutación es azarosa.

2

Una Historia De La Mente, Humphrey Nicholas, Gedisa, 1995, España, ISBN: 9788474325386

P á g i n a | 10

4. Biología y cultura: Mejor adaptados, más humanizados

¿Cuándo surgió la consciencia por la primera vez?

Ya hay algunos que se atreven y escriben que “la ciencia contemporánea dispone de suficiente acervo de información como para considerar lógico y oportuno un análisis de la evolución futura de la humanidad”.3

Esta situación nos pone a todos atentos.

Los conocimientos acerca de la evolución posibilitan que tengamos enfoques anchos sobre como enfrentamos el asunto del conocimiento en función del significado que tiene para la evolución de los humanos.

En el origen del hombre, el cerebro tiene el nivel más alto de desarrollo de la materia en la Tierra. Súper.

Ligado a este logro, se encuentra la adquisición, por los organismos vivos, de adaptaciones con las que nos podemos regular nuestros actos.

El desarrollo de la conducta autónoma – psicología- se vinculó con la Actividad Nerviosa Superior (ANS) del individuo, es decir, que en forma progresiva se

3

Gonzalez Suárez, Enrique, Conocimiento y evolución de la humanidad, artículo publicado en http://eprints.rclis.org/bitstream/10760/5015/1/conocimiento.pdf, 2004, La Habana, Cuba

P á g i n a | 11

incrementó cuantitativa y cualitativamente la actividad informativa no determinada fatalmente por los programas genéticos; ello le proporcionó al cerebro humano una enorme “dinamicidad”, “plasticidad, la entrenabilidad y la capacidad de aprender”4.

¿es posible que como plantea González, “el proceso intensivo de crecimiento de la información en el Universo comenzó después de la fase del plasma homogéneo”?5.

Como hemos visto, la encefalización ha jugado un rol supremo, información, discernimiento, consciencia.

La consciencia social e individual son recipientes enormes de información que el cerebro es capaz de usar cuando lo requiere. ¿Es cierto que el órgano que mas gasta energía es el cerebro?

Regresando a Humprey, “no hay peldaños intermedios”. Entonces… ¿es posible que en ciertos chimpancés haya una cierta conciencia de sí? Quizá no.

Gradualidad

y

saltos

cualitativos,

continuidad y ruptura. O, gradualidad y continuidad; ruptura y saltos

cualitativos.

4 5

Gonzalez Suárez, Enrique. Conocimiento y evolución de la humanidad. idem

P á g i n a | 12

5. ¿Azar o finalidad en la evolución? Jugando a las chiripas6

En el año 1996, Juan Pablo dijo algo así como que la evolución era "algo más que una hipótesis"7. Desde entonces acá, los evolucionistas han venido expresando que la Iglesia Católica aceptó este asunto de la evolución.

Pero esto no es cierto.

La iglesia mas bien se expresa en el sentido del diseño inteligente, “con la luz de la razón, el intelecto humano puede claramente discernir un propósito y un diseño en el mundo natural, incluyendo el mundo de los seres vivos”.

La evolución, como ascendencia común puede ser cierta, pero no como lo expresa Darwin, es decir, selección natural.

66

Chiripa es el azar. Si algo resulta bien, sin haber causa aparente, entonces es un “chiripazo”, salvadoreñismo coloquial. 7 "Hoy, los nuevos conocimientos conducen a reconocer en la teoría de la evolución algo más que una hipótesis" El Clarín, Argentina, 24 de octubre de1996

P á g i n a | 13 El asunto es: ¿Lla evolución es cosa de “chiripazos” o un asunto verdaderamente planificado? Los resultados que encontramos en la evolución, como siempre mejorando y de manera muy precisa en casi todos los casos, abordan la necesidad de considerar una mano “divina” en los cambios de los seres. Sin embargo, las imperfecciones al menos, orientan hacia la pregunta: ¿si es perfecto en todo, porque no también en la evolución? La evolución misma responde, “hay selección natural, los que no se adaptaron… ya no existen” O sea, los resultados de la perfección que vemos ahora son el fruto de haber desechado a los imperfectos. No hay chiripazo, si hay algo verdaderamente inteligente, es el diseño que Dios hizo de este instrumento maravilloso que es la evolución. No lo es el ojo, ni el corazón, sino la ley de Dios en torno a la evolución.

6. Evolucionismo y teología ¿creacionismo, diseño inteligente?

¿Hay un propósito al dejar esta lección al final del curso? Sí no hay, debiera haberlo, además es bastante obvio. Los humanos tenemos un diseño, probablemente un diseño inteligente, probablemente un diseño natural o azaroso. ¿Es la naturaleza azarosa? Es interesante contradecirse con Paley (1802): “No hay diseño sin diseñador, no hay invención sin inventor…” ¿Cuántos diseño hay? Cada hecho de la naturaleza obedece a un diseño importante. Así, la forma de los pies, el ojo, la lengua, el corazón, la función de cada uno de nuestros órganos… también me he preguntado acerca de la función del peroné. Me fracture hace varios años.

P á g i n a | 14 El médico me dijo que quizá me quitaba el peroné, pero no. Finalmente no, luego el me explicó que no servía para nada mas que para fracturarse, al ser un hueso muy delgado era frecuente que se fracturara, en especial por su ubicación. Otros elementos de humano también son cuestionables en su utilidad, yo me he preguntado sobre su uso, ¿para que sirve el musculo plantar?, ¿Y los pezones masculinos?, ¿y el apéndice? ¿y las cordales?, ¿y el útero masculino?, ¿y el coxis?, ¿y los dedos del pie, menos el gordito que sirve para equilibrarse? Bueno, que los tengamos no suena tan inteligente, aunque son resultado, casi en todos los casos de resabios de la evolución. A esto, Paley hubiese respondido: “las irregularidades y las imperfecciones son de poco o ningún peso… pero deben ser tomadas en conjunción con las irrecusables evidencias que poseemos de habilidad, poder y benevolencia exhibidas en otros ejemplos…” La naturaleza es inteligente, pero no es un ser, sino unas leyes que rigen la vida y la muerte. Me da la impresión de que el diseño inteligente no es un asunto científico, sino más bien, una cuestión filosófica. Religiosa. La religión podrá plantear el diseño como una finalidad, mientras a otros nos puede parecer un asunto del azar. Desde luego, hay cosas inteligentes en la naturaleza, por ejemplo la regeneración de la cola del garrobo. A este punto, me pregunto ¿si se regenera la cola del garrobo, un animal, porque no se regenera la mano de un amputado, humano? Otra de mis preguntas es el asunto de la “imagen y semejanza”, no puede ser cierta, digo, en función de nuestras debilidades físicas.

P á g i n a | 15 De nuevo, me asaltan serias dudas sobre muchas cosas acerca de Dios, y por otro lado, mi consciencia me presiona para no cuestionar ni su existencia ni su quehacer. ¿Cómo no cuestionar con todos los hechos actuales de la humanidad? Cierro, y digo: La perfección que percibimos como tal, lo es en la medida que nuestro conocimiento la percibe así. El diseño inteligente es resultado de las adaptaciones.

1. On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life, Editorial John Murray, Reino Unido, Edición traducida al español (1877), ISBN 978-84-206-6867-3 2. Sarich, V.M. y Wilson, A.C. (1967). «Immunological time scale for hominid evolution». Science 158: pp. 1200-1203. 3. Cuerpos y almas, Maxence Van der Meersch, Plaza & Janés, 1970, Francia 4. Una Historia De La Mente, Humphrey Nicholas, Gedisa, 1995, España, ISBN: 9788474325386 5. Gonzalez Suárez, Enrique, Conocimiento y evolución de la humanidad, artículo publicado en http://eprints.rclis.org/bitstream/10760/5015/1/conocimiento.pdf,

2004, La Habana, Cuba 6. Teología Natural, Paley, William, Casa de publicaciones de la Iglesia Methodista Episcopal del Sur, Barbee y Smith, agentes, 1892 - 386 pages

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful