LA SENDA DEL PARNASO.

ENTREVISTA

Entrevista
Por Enrique Cabrera

Jordi Nogués Aymerich
Jordi Nogués Aymerich. Nacido el 12 de julio del año 1968, en Artesa de Segre (Lleida). Actualmente reside en A Coruña. Licenciado en Historia, ha estudiado además Historia del Arte, Filosofía Clásica, Antropología y Geografía. Ha ejercido como historiador y director en el Parc Temàtic de l’Oli (parque temático del aceite) en les Borges Blanques (Lleida) desde el año 1998 hasta el año 2011. Actualmente la escritura y el estudio histórico llenan su quehacer diario. Colaborador en sus juventudes en periódicos locales como articulista. Colaboró tanto en su documentación como en la redacción en el siguiente libro: L’olivera i l’oli a les Garrigues, Editorial Pagés, 2001 (edición en catalán). Como escritor la saga Íroas, Hijos de los Dioses es su incursión en el mundo de la novela. La saga, compuesta por los títulos Tres Profecías y Éter. La combinación de la historia más precisa junto a la fantasía más ambigua dan como resultado un género poco explorado: la historia fantástica o fantasía histórica.

Mi trabajo en esta publicación me es grato, pero cuando me “tropiezo” con alguien como Jordi Nogués, entonces se convierte en un placer. Es una persona inteligente, culta, amable, coherente… y más adjetivos que me niego a poner por miedo a que esto parezca “peloteo facilón”. No puedo empezar sin dar las gracias a Jordi, no sólo por prestarse a contestar mis preguntas, sino por hacerlo en riguroso directo (a través de una video-llamada) propiciando una conversación de más de dos horas, donde no cabía tomar notas ni escribir respuestas (trabajo que ha tenido que hacer él a posteriori). Me encantaría escribir todo lo que se dijo, y todo lo que el autor escribió después, pero es imposible. He intentado captar lo mejor. Una tarea complicada, todas las respuestas eran interesantes. Cuando quise darme cuenta Jordi me había abierto las puertas de su estudio, un lugar de trabajo rodeado de libros. Tal vez fuera la estampa típica, pero no era rancia. No eran estanterías llenas de “telarañas”, con volúmenes de aspecto decorativo. No era una librería “enjarronada” con lomillos. De hecho, en un par de ocasiones durante la conversación, extrajo un par de ejemplares viejos por el uso, y no simplemente por el paso del tiempo. Jordi Nogués Aymerich nació en 1968 en Lleida. Es un humanista confeso (historia, geografía, antropología, arte, filosofía clásica…), y tiene el privilegio, por ser una persona valiente, de dedicarse exclusivamente a la literatura, un mundo que le apasiona. Escribe fantasía, aventura, historia y ciencia-ficción; y me atrevería a decir que todas juntas. Así que la pregunta era inevitable, ¿Fue antes la historia, la fantasía, o la ciencia-ficción? Y resultó ser un lector de comics. Algo que nos encanta.

JUNIO 2012

26

Ianua Mystica

LA SENDA DEL PARNASO. ENTREVISTA Jordi Nogués: Es difícil de establecer qué fue primero. Leo desde muy niño, fui muy precoz en eso; y no recuerdo si antes me atrapó la historia o la Ciencia Ficción. Pero sí que comics del tipo Capitán Trueno o el Jabato fueron mis primeras lecturas. Después, a partir de los ocho o diez años comencé a leer libros tanto de Ciencia Ficción, como de Historia; la fantasía llego más tarde, pasados los veinte. Con géneros que a priori podrían resultar tan dispares, y habiendo leído “Tres profecías”, una novela con una simplicidad narrativa muy inteligente, no podíamos dejar de preguntarle por los dos aspectos más importantes a la hora de escribir una historia. ¿Es más importante la historia o cómo se cuenta? J.N.: Creo más importante el cómo se cuenta, sobre todo hoy día. Comodidad, rapidez, elegancia, sencillez, son aspectos básicos en cualquier relato que pretenda enganchar al público. Jordi se autodefine como un escritor familiar, y nosotros estamos de acuerdo. No es engreído (esperamos que no cambie), y al margen del aspecto económico, se conforma con saber que a alguien le ha gustado su obra. Pero queríamos saber si eran sólo palabras adornadas para una entrevista, y esperábamos que a la pregunta, ¿quién te gustaría que fuese admirador tuyo?, no respondiera con un “nadie-en-particular para-mí-son-todos-iguales”. No lo hizo. J.N.: Tener una sola persona que valore tu trabajo ya es el mayor de los tesoros que un escritor puede llegar a tener. Tener unos cuantos es incalculable. Pero saber que George Lucas fuera seguidor de mis obras me crearía un estado de ansiedad que me impedirían hacer nada más durante unos días. Tras comprobar que Jordi era una persona de carne y hueso, y que, como a todos los escritores, le gustaría que alguien le admirase, aunque fuera un “poquitín”, empezamos a hablar de su trabajo. Muchos géneros, muchos proyectos a la vez, tenía que tener un truco. Nos confesó su secreto. La improvisación. ¿Es la improvisación la base de una buena novela? J.N.: Cada escritor lo hace a su manera, de igual modo que un arquitecto, un albañil o un carpintero. En mi caso la improvisación es la base de todo: no saber qué va a pasar en la escena en la que te estás liando sin remedio es un aliciente estupendo para escribir más y más en espera que todo se solucione. Tan sólo una visión clara de las cosas podría permitir a un autor saltar de un género a otro con tanta facilidad. ¿Qué vínculo hay entre la historia y la ciencia-ficción? J.N.: El vínculo entre historia y ciencia ficción podría encontrarse en que la mayoría de historias futuristas Escribiendo puedo ver toman como base lo que ya ha aquellos lugares que ocurrido en la historia de la humanijamás podría ver, y dad hasta la época actual. Sobre disfruto de historias todo el mundo romano o la época medieval son temas muy sugerentes que sólo viven en mi imaginación. para trasladarlos a épocas futuras con abundancia de artefactos tecnológicos. Este tema podría resultar interesante. Quisimos saber un poco más. ¿Es la ciencia-ficción hija de la historia? J.N.: Sin duda. El Imperio Romano o la Época Medieval, por poner dos ejemplos, son motivo de inspiración de la mayoría de relatos de ciencia ficción. Si no tuviéramos esos dos referentes históricos y fuéramos capaces de escribir ciencia ficción seguro que saldría algo muy original. Siendo Jordi licenciado en historia y amante de la ciencia ficción, la siguiente pregunta se caía por su propio peso. ¿Mezclas mitología y ciencia-ficción? J.N.: Sí, sin ninguna duda o rubor alguno por hacerlo. Entiendo que en esta vida todo es una mezcla; uno no come siempre lo mismo, uno no es el mismo a los 10 años que a los 50, y así con un largo etcétera. Mezclar géneros me encanta y aun siendo muy arriesgado es algo que quiero explorar hasta donde alcance mi mente. Y ya que teníamos la oportunidad de entrevistar a un escritor que dominaba ambos géneros queríamos saber cómo de difícil era. ¿Qué dificultad tienen la historia y la ciencia-ficción para narrarlas con fluidez? J.N.: Para mí son claves dos conceptos: la documentación y la posterior descripción. Es básico estar muy bien documentado; en ambos campos. En Historia, con buenos manuales de historiadores de referencia y con opiniones contrastadas por otros. En Ciencia Ficción, tener un buen apoyo técnico de algún astrofísico, o de cualquier disciplina que se pretenda abordar es igualmente imprescindible; pues no todo vale y el lector sabrá apreciar una cierta lógica científica. Las descripciones son una de las técnicas más complejas en cualquier narración. El exceso la hace larga y aburrida. Y una parquedad de ellas empobrece la visualización de la escena. En el punto medio está la gracia. Hoy día una buena técnica consiste en describir sólo aquello que va a ser útil en la narración. Si por ejemplo una nave espacial tiene catorce antenas no las describas todas; hazlo sólo con aquellas que después usarás para que el astronauta las arregle o que se rompan e impidan la comunicación con la Tierra. Aunque en Ciencia Ficción existe el subgénero “hard” en el que la abundancia de explicaciones técnicas llegan incluso a comerse la narración. Pero es una técnica aceptada en este género y con una buena legión de seguidores. Esto no sucede en la Historia; ahí las explicaciones tendrían que ser sólo las directamente vinculantes con la acción a narrar. A pesar de que Jordi es “multidisciplinar”, lo cierto es que su trabajo es difícil de encasillar dentro de los géneros literarios clásicos. Algo que él mismo confesó que fue un obstáculo para que las editoriales se interesaran por la obra. ¿Cómo definirías el género que escribes en relación con “Íroas, Hijos de los Dioses”? J.N.: Es un género muy poco explorado que tuve la suerte de bautizar para la ocasión; el nombre de “fantasía histórica” creo que es el adecuado para definirlo. En un marco histórico, geográfico y antropológico real intercalar estructuras fantásticas, siempre que éstas sean vinculantes con la narración a contar.

JUNIO 2012

27

Ianua Mystica

LA SENDA DEL PARNASO. ENTREVISTA “Íroas, Hijos de los Dioses” es una saga que nos describe de manera amena la cultura helena. Pero siendo Jordi un conocedor de la historia, cabe preguntarse por qué Grecia y no otra sociedad… tal vez más misteriosa. ¿Qué tiene Grecia que no tengan o tuvieran, otras culturas? J.N.: No es imprescindible, ni mucho menos; pueden haber excelentes obras sin amor. Pero si la historia de amor es vinculante con el argumento, con los personajes y con la estructura propia de la obra, y con ello se consigue que el lector capte todo aquello que el autor ha querido expresar, en ese momento se convierte en algo casi mágico y, por tanto, lógico que la historia contenga amor. ¿Valor en alza? El amor siempre estará en alza, pues todos lo anhelamos como el aire que respiramos. Y leerlo, cuando no se tiene, es una manera de participar en el amor de la misma novela. Y así, poder enamorarse también.

J.N.: Si Roma es nuestra madre cultural, Grecia sería nuestra abuela como mínimo, pues le debemos enormes aportaciones culturales. Además, como mediterráneos los griegos tenían esa porción de locura y pasión que tanto nos caracteriza y que tanto gusta a los foráneos. Ahí nació la democracia, la filosofía, y nuestra actual forma de pensar. Y las artes helenas y helenísticas no han sido superadas por Nos ponemos en plan “editorial” y obligamos a ninguna otra cultura aún hoy, más de veintitrés Jordi a hablar bien de su obra. ¿Qué crees que siglos después. No seríamos lo que somos sin aportas nuevo al género? esos hombres que vivieron en un continente que La historia es la base de toda literatura hoy llamamos Grecia pero que ellos llamaban J.N.: Esa mezcla de fantasía y de historia tan pero entendiéndola típica de la mitología clásica y que he recuperaHélade. como un reflejo del do de una forma tan clara y evidente, sin ocultar A pesar de ser una obra con los elementos clásicos espíritu humano; y nada. Un género casi olvidado y muy poco usado de una historia épica-trágica griega, Dorian, su ese sí es la clave de hoy día, pero que precisamente por darle ese protagonista, se nos antojó demasiado humano para renacimiento junto con las técnicas actuales de todo. ser un héroe. Homero, o los poemas homéricos, y narración lo convierten en novedoso o, como mínimo, muy poco explorado. otros rapsodas, describieron y realzaron las cualidades de los héroes. ¿No es el protagonista No teníamos bastante, así que continuamos. ¿Cuál crees de esta historia demasiado humano? que es el punto fuerte de tu obra? J.N.: Es una evolución de la misma idea por el propio siglo XXI. Antes era más lógico buscar seres invencibles. El mismo J.N.: Dejando de lado la fantasía, la principal aportación Superman, por ejemplo, arrasó en las primeras décadas del de Tres Profecías son dos conceptos totalmente novedosos siglo XX. Después, Spiderman, por ejemplo mostró una faceta en cuanto a narrativa literaria: los juegos olímpicos de la más humana y eso le hizo tan popular. Algo parecido ocurre antigüedad y la Colonización griega del Mediterráneo. Nocon Dorian. Sus colegas más clásicos eran seres poco velar los juegos olímpicos es toda una novedad, aunque humanizados y con una fuerte carga de heroísmo. Dorian es parezca increíble dada la trascendencia que aún hoy día distinto; su humanidad y padecimiento son los ideales para el tiene este tipo de eventos. Y la Colonización griega es la formato de novela que quería crear. base de nuestra cultura, pues la adición de culturas tan dispares como la etrusca, la fenicia o la griega fue la que nos Y claro, hablando de la cultura griega… ¿Tiene que ser convirtió en Íberos. tragedia por inspirarse en esa época? Bueno, no podíamos dejar pasar la oportunidad, teniendo un experto en historia, y habiendo escrito una novela de la J.N.: No precisamente, pero no me agradan los finales dulces Atlántida, para preguntar… ¿Crees realmente en la y de color de rosa. Me gustan las sorpresas y las tragedias Atlántida? griegas suponen una fuente de inspiración constante. Qué sería de las tragedias griegas sin amor. ¿El amor en la literatura, en cualquier género, es importante para el autor, para la obra, o para el lector? ¿Es un valor en alza? ¿Es imprescindible o más bien recurrente? ¿O simplemente “vendible”? J.N.: Como historiador sólo puedo creer aquello que otros colegas han contrastado antes que un servidor o lo que por documentación y un profundo estudio pueden darme una hipótesis irrefutable. No es así con la Atlántida. Sólo tenemos la versión de Platón y ésta venía de una serie de ecos que, desde el punto de vista historiográfico, no le dan

JUNIO 2012

28

Ianua Mystica

LA SENDA DEL PARNASO. ENTREVISTA

ninguna veracidad científica. Como Jordi Nogués, pienso que hubo algo. Hay demasiadas coincidencias como para que sólo sea puro azar. Hechos como la caída de la Atlántida y el Diluvio Universal tienen un hecho común, algo que ocurrió de verdad y que no es histórico por falta de documentación. Los tres lugares donde yo situaría la Atlántida: la isla de Thera (actual Santorini, en el mar Egeo), la actual Andalucía, y en pleno océano Atlántico. Yo me inclinaría por esta tercera opción. Tras una larga pero grata conversación que se me hizo corta, sólo nos quedaba preguntarle por sus proyectos. J.N.: Tras la salida de Éter, tengo ya a punto una tercera novela basada en la leyenda de Rómulo y Remo. Ahora mismo está en fase de revisión editorial. También, en formato ebook, la saga Cromáticas: Herederos de la Tierra; de reciente aparición con un buen éxito ya desde las primeras semanas. En el cajón tres novelas más: una sobre la época Griega de Pericles, otra de Ciencia Ficción y la última un trhiller sobre el fin de la humanidad.

Cualquier género que sea capaz de seducir al público tendrá mi admiración y estoy a favor de la seudohistoria incluso en el terreno literario y en el ensayo. Pero siempre, siempre, que el lector sepa lo que tiene entre manos.

Para Jordi escribir es algo más que una afición, y eso es lo que nos transmitió durante toda la entrevista. Sus libros, “Tres profecías” y “Éter” de la saga “Íroas, Hijos de los Dioses” representan toda una nueva idea narrativa, y una innovación del estilo literario. Es esta valentía y su forma de ver la literatura, lo que nos hace pensar que este autor llegará lejos. Desde Ianua Mystica recomendamos que los lectores de aventura, fantasía e historia, no se pierdan “Íroas, Hijos de los Dioses”. Es algo completamente nuevo. Gracias Jordi por atendernos, te deseamos el éxito que te mereces.

Hybris: los últimos días; un trhiller de terror, escrito en co-autoría con Cristina Roswell, donde la mitología más clásica se une a un mundo apocalíptico en el fatídico año 2012.

Cromáticas: Herederos de la Tierra; pentalogía de novelas cortas en formato e-book que narra la odisea de un grupo de supervivientes en una Tierra devastada.
29 Ianua Mystica

JUNIO 2012

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful