1

“Es bueno vitorear a la Patria, pero es mejor ayudarla a vivir, contribuyendo a su engrandecimiento, progreso y bienestar.”

2

CRÉDITOS

Directora del Museo Roca María Inés Rodríguez Aguilar Idea y realización Marcela F. Garrido Prólogo Norberto García Rozada
Investigación Marcela F. Garrido Mario A. Cooke Sofía Ehrenhaus Colaboración María Ferré Roberto Grin Eduardo Gorchs Agustín Gorchs María Ignacia Gorchs César E. Pérez Guibelalde Mariana Luchetti Viviana Mallol Fotografía Marcela F. Garrido Producción y diseño gráfico MFG Editores
AGRADECIMIENTOS Academia Nacional de la Historia; Archivo General de la Nación: Archivo Histórico Municipal de Comodoro Rivadavia; Biblioteca del Congreso; Biblioteca Nacional; Biblioteca y Archivo del Círculo Militar; Complejo Museográfico Enrique Udaondo; Diario Clarín; Diario La Nación ; Diario La Prensa; Estudios Históricos del Ejército; Museo de Armas de la Nación; Museo Histórico Nacional; Museo Municipal de Comodoro Rivadavia; Museo Roca – Instituto de Investigaciones Históricas; Revista Todo es Historia
Advertencia: para la reproducción de textos e imágenes es necesario citar la fuente: Marcela F. Garrido: Mosconi, 1877- 1940, biografía visual. Buenos Aires, Museo Roca- Instituto de Investigaciones Históricas,
2008

3

Dedico este trabajo a la querida memoria de mi madre María Ester Gorchs de Garrido, sobrina del general ingeniero Enrique Mosconi quien supo transmitirme desde mi infancia los valores morales e intelectuales de Mosconi e impulsó y colaboró en la realización del presente trabajo. Marcela F. Garrido
Buenos Aires, octubre de 2008

4

P R Ó L O G O Por: Norberto García Rozada
Mosconi, el prócer

Una

de las curiosidades de nuestra historia radica en que, según lo demuestra la realidad,

la
XIX.

condición de prócer sólo se les adjudica a quienes actuaron, año más, año menos, durante el siglo parecerían estar condenadas a revistar

Antes de ese período o después de él y por muy meritorias que fueren las vidas en cuestión, uno o dos escalones por debajo de aquella jerarquía. la irreverencia de una conclusión Sin embargo, por fuerza debemos expresar, permítasenos

anticipada, que basta examinar con detenimiento y en profundidad esta magnífica biografía visual del general ingeniero Enrique Mosconi para admitir, sin mayor esfuerzo ni compulsión alguna, que fue un ser humano “…toda personalidad de excepción…”-según lo calificó su amigo, el capitán y ya en ese entonces filósofo Francisco Romero-, de sobra merecedor del calificativo de prócer. Distinción largamente reconocida por aquellos que han estudiado y conocen su trayectoria sin mácula. Este trabajo, otro producto de la iniciativa en este sentido del Museo Roca e Instituto de Investigaciones Históricas y, por ende, de la eficiente labor de la conservadora de museos Marcela F. Garrido y un grupo de colaboradores, apela a la letra y a la imagen –entre estas últimas, algunas inéditas, obtenidas tras pacientes búsquedas en archivos públicos y colecciones familiares- con la positiva intención de pasarle revista a la relevante trayectoria de quien, en síntesis, fue un hombre de bien en toda la extensión de ese término, muchas veces tan maltratado. La vida de Mosconi, aquí expuesta a la consideración pública, fue ejemplar desde cualquier ángulo que se la quiera enfocar. Miembro de una familia sólidamente consolidada, forjó desde muy pequeño la vocación castrense que había heredado de dos de sus mayores y la concretó en el Colegio Militar de la Nación, del cual egresó en el segundo puesto de su promoción. Inicialmente oficial de infantería, al poco tiempo brotó en él anhelo de emular, en forma simultánea, a su padre y, cumplidos los pasos y los tiempos correspondientes, se graduó como ingeniero civil en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, dado lo cual sus superiores procedieron a trasladarlo al Estado Mayor en condición de ingeniero militar. En tanto bagaje cultural no era poco ni mezquino. Podría haberse aplicado, pues, a su profesión específica y, de hecho, lo hizo en medida superlativa, de acuerdo con las probanzas que constan en su impecable foja de servicios. Escasa difusión han tenido, por ejemplo, el papel preponderante que tuvo en la creación y desarrollo del arma aérea de nuestro Ejército, intervención que le forjó una sólida amistad con Jorge Newbery y la designación como director del Servicio Aéreo del Ejército desde donde impulsó la creación de numerosos aeroclubes en el interior del país; en la construcción de cuarteles; en la instalación de trazados ferroviarios, o en la confección de audaces proyectos de obras hidráulicas. En eso y mucho más, quedó grabada la impronta de Mosconi.

5

Pero está visto que nunca fue adepto al conformismo. Jamás se quedó de brazos cruzados, dedicado al
mero placer de solazarse con alguno de sus logros. Su innata calidad profesional y su profundo sentido del deber y de la ética le indicaban que el cumplimiento del deber no implicaba mérito adicional: prestar servicio era uno de los atributos de cuanto se esperaba de él y él no estaba dispuesto a defraudar a quienes le brindaban su confianza, empezando por esa patria a la cual amó hasta la exasperación. Ya coronel, reconocido y respetado, vino a toparse con un problema acerca del cual venía cavilando desde mucho tiempo atrás: la dependencia del país para lo provisión de ciertos elementos fundamentales para su mejor desarrollo. Esa intuición asumió forma concreta cuando fue informado de que la empresa proveedora de nafta de aviación se resistía a seguirle suministrando al Ejército tan vital combustible, salvo que fuese pagado al contado rabioso. Fue el momento, sin discusión, en que confluyeron su patriotismo visceral, su visión de futuro, su espíritu indómito y la ambición esencial de aspirar a que el país se forjase un destino de grandeza. Y entonces se aplicó, como era su costumbre indelegable, a darle impulso a la Dirección Nacional de Yacimiento Petrolíferos Fiscales, a la cual había sido promovido por expresa designación del presidente Marcelo T. de Alvear Ahora, mirando atrás desde estas alturas aún menguadas del siglo
XXI

no nos cabe duda de que la

elección del líder del antipersonalismo radical fue certera. Alvear dio en el clavo y, para bien de la Argentina, bendijo una pareja cuyo único parangón sería el del general Savio, otro gran olvidado, y su relación con la industria siderúrgica. Mosconi se consubstanció con
YPF

e

YPF

fue su obra magna. Por lo

demás, la historia de ese auténtico y casi carnal matrimonio cívico está desarrollada en las próximas páginas. Bástenos expresar entonces, que ese organismo fue una de las palancas que movilizaron el desarrollo del país, llevado de la mano por un hombre cuyo sano nacionalismo le insinuaba desde lo más íntimo que estaba en lo cierto al empeñarse en semejante labor. Allí, al igual que en todo el resto de sus desempeños públicos lo mismo que en su vida privada, Mosconi, ascendido a general, honró su apellido y su prestigio haciendo gala de honradez a toda prueba. En el presente en que ese término ha sido relegado por la liviandad con que se habla de la corrupción, sería más que positivo abrevar en la intachabilidad de quien murió con los bolsillos tan vacíos como los había tenido al llegar a este mundo. En los tiempos en que Mosconi conducía
YPF

la nafta no aumentaba de precio, sino que se rebajaba.

Ello fue el fruto de una obra empeñosa y concienzuda, a la cual le pusieron punto final la incomprensión, la envidia y la influencia de intereses mezquinos. Permítasenos hacer nuestra la apreciación de uno de sus contemporáneos, Arturo Orzábal Quintana quien consideró: “el general Mosconi es, estoy convencido de lo que voy a decir, el último patriota”. Entendemos de buena fe que también la harán suya los lectores de esta obra que, interpretamos y propiciamos, bien merece el reconocimiento adicional de su traslado al imperecedero soporte papel. Ahora,
YPF

es una empresa privada. Diríase que es, en realidad, una mera sigla que sobrevive, acaso,

como prenda de concordia. Mosconi no hubiese avalado ese grisáceo destino. Sobre todo, porque trabajó, luchó y hasta penó para contribuir al forjamiento de un Estado eficiente, capaz de darle sustento a una Nación convencida de su destino, para orgullo y bienestar de todos sus compatriotas.

6

1877

El

21 de febrero nace en Buenos Aires, en la vieja casona paterna de la

calle Rivadavia, Enrique Carlos Alberto Mosconi. Su padre, el ingeniero Enrico Mosconi nacido en Milán en 1843, llegó al país en 1873 contratado por el gobierno argentino para construir ferrocarriles. Aquí conoció a su futura esposa María Juana Canavery nacida en Buenos Aires en 1857 descendiente de una familia patricia porteña. Con ella tuvo cinco hijos: María, Ernestina, Enrique, Esther y Ricardo. En 1879 volvió a su patria con su familia. Más tarde viajó a Francia y allí, al nacer Ricardo el 14 de septiembre de 1881, perdió a su esposa. Enrico regresó a Buenos Aires con los dos hijos menores e internó como pupilos en un colegio de Niza a los hijos mayores, María, Ernestina y Enrique.
1. Ingeniero civil Enrico Mosconi (1843- 1910) Colección particular

En 1886, Enrico, contrae segundas nupcias con María Luisa Matti quien le dará otros cuatro hijos: Mario, Raúl, Enriqueta y María Luisa. Instalado ya en la Argentina, el ingeniero, realiza trabajos de envergadura como: un estudio sobre el puerto de Buenos Aires; el tendido de líneas telegráficas y la construcción de la línea de fortines para la Campaña del Desierto; en la provincia de Santa Fe se le encargó el trazado de líneas de ferrocarriles y de varios pueblos; allí fundó Villa Gobernador Gálvez y en 1890 creó, en Rosario el diario italiano, L’Italia. Ocupó además varios puestos técnicos en la administración pública. Trabó amistad con personalidades de su época entre ellas José Gálvez, Carlos Enrique y Carlos Pellegrini, Estanislao Zeballos, Roque Sáenz Peña. Enrique Pinedo y

2. Carlos Pellegrini. Álbum Ilustrado Argentina. Contemporánea. 1930. Museo Roca

3. Estanislao S. Zeballos Ábum Ilustrado Argentina Contmporánea. 1930. Museo Roca

4. Roque Sáenz Peña Álbum Ilustrado Argentina Contemporánea. 1930. Museo Roca

7

Su

madre, María Juana Canavery, era hermana

del presbítero Tomás O.

Canavery, capellán castrense de meritoria labor al servicio de los heridos en la Guerra del Paraguay, y del teniente coronel Ángel M. Canavery, expedicionario en la Campaña del Desierto de 1878. Su tío Tomás Onésimo nació en Buenos Aires el 14 de febrero de 1839. Se ordenó sacerdote en el seminario de San Lorenzo, siendo incorporado al Ejército como capellán actuando por primera vez en la batalla de Caseros, 1852, encontrándose entre los defensores de El Palomar. Al estallar la Revolución del 11 de septiembre contra Urquiza, Canavery se incorporó a los defensores de Buenos Aires. En la Guerra de la Triple Alianza participó en las acciones de Yatay,
5. Presbítero Tomas O. Canavery. (1839- 1913). Colección particular.

Uruguayana, Paso de la Patria, Estero Bellaco, Tuyutí, Yataytí- Corá, Boquerón y en la batalla de Curupaytí. Durante esta última, en el combate de las Lomas Valentinas, el 27 de diciembre de 1868, Ricardo Gutiérrez y Tomás Canavery recibieron simultáneamente orden de atender a los heridos que caían bajo las balas paraguayas. Para llegar a ellos, ambos tuvieron que pasar “bajo una verdadera lluvia de plomo” expuestos a la muerte. El general Juan Andrés Gelly y Obes lo ascendió a teniente coronel en el campo de batalla. El poema El Misionero de Ricardo Gutiérrez fue inspirado en el accionar de Canavery en aquel combate. Al finalizar la Guerra del Paraguay, recibió numerosas condecoraciones de los gobiernos de la Triple Alianza por su valeroso accionar. Al cumplirse el 14 de febrero de 1939 el centenario del nacimiento de

6. Ricardo Gutiérrez creador y director del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez

Tomás Canavery, su sobrino Enrique se une a los homenajes rendidos en su honor mencionando que: “En los campos de batalla, distinguíase el Presbítero Canavery sublimizando su misión evangélica, confortando con el auxilio de la santa religión a los caídos en los campos de batalla o bajo el azote de las epidemias”

7. Guerra de la Triple Alianza, Ataque de Curupaytí, Acuarela de Adolf Methfessel, Complejo "Enrique Udaondo"

8

Su

otro tío, Ángel M. Canavery, nació el 21 de septiembre de 1850 y se

casó con Mercedes Montero. Ingresó en la carrera militar y participó en la campaña originada por el levantamiento de López Jordán. Tomó parte en las expediciones contra los indios y en la Conquista del Desierto. Según algunas fuentes “había sido honrado por el mismo cacique Catriel con un poncho”. En los levantamientos de 1880 y 1890 se mantuvo fiel a las autoridades nacionales. En su carrera tuvo diversos destinos: Salta, Córdoba, San Luis y en 1889 como agregado militar en Italia. Fue este tío quien más influyó en el pequeño
8. Teniente coronel Ángel M. Canavery (1850- 1916). Colección particular.

Enrique para que siguiera la carrera militar.

10. La revista del Río Negro, 1892. Óleo de Juan Manuel Blanes. Detalle. Ocupación militar del Río Negro por el Ejército Nacional el 25 de mayo de 1879, en la expedición bajo el mando del general Julio A. Roca. Museo Histórico Nacional.

9. El cacique Cipriano Catriel,1877. Archivo General de la Nación

9

1878

Enrique

Mosconi, el mayor de los hijos recibe los óleos bautismales en la

parroquia de Montserrat, el 21 de junio, siendo sus padrinos Dr. Juan José Alsina, abogado, político, hermano de Valentín Alsina, y Macedonia Castillo.

1881
Al fallecer su madre María Juana Canavery, Enrique junto a sus hermanas mayores fue internado pupilo en un colegio de Niza, iniciando sus estudios secundarios en 1889.

1890
11. Iglesia de Montserrat, 1962 Revista El Hogar

De regreso al país continuó con su formación, cursando el segundo año en el Colegio San José de Buenos Aires, obteniendo un accésit en dibujo. Fue un aventajado estudiante del bachillerato, aptitud que conservó a lo largo de toda su carrera. En 1886 su padre había contraído nuevas nupcias. Esto motivó que Enrique pasara largas temporadas en la quinta de su tío Ángel donde escuchaba los relatos heroicos de sus tíos Canavery, de quienes recibió la formación moral y profesional que lo guiaría permanentemente hasta el fin de sus días

12. Colegio San José: Clase de dibujo ca. 1905 Archivo General de la Nación.

13. Vista de la ciudad de Niza a fines del siglo XIX 14. Enrique Mosconi ca. 1884

15. Colegio San José Cangallo y Azcuénaga ca. 1905. Archivo General de la Nación

10 10

1891

El

26 de mayo ingresó en el Colegio Militar de la Nación a la edad de 14

años, bajo el padrinazgo del general Levalle.

1894
El 20 de noviembre se graduó como subteniente de infantería, con diploma de honor. En la ceremonia de despedida, el director del Colegio Militar, general Alberto Capdevila, pronunció un discurso en que destacó la importancia de ser leal al régimen constitucional, palabras que marcaron profundamente al joven Enrique.
16. Al ingresar al Colegio Militar. 1891

19. Colegio Militar de la Nación, en San Martín, provincia de Buenos Aires Antiguo edificio remodelado en 1928. Archivo General de la Nación

1895
17. Carta de Enrico Mosconi al Colegio Militar solicitando el ingreso de su hijo Enrique.

Recibió como primer destino al Regimiento 7º de Infantería de Línea, con asiento en Río Cuarto, Córdoba y allí contando sólo dieciocho años redactó un proyecto de “Reglamento para Infantería en Campaña”. En el trabajo incluye instrucciones sobre pasaje de cursos de agua por medio de puentes y empleo de explosivos. El 26 de diciembre de 1895, le ascienden a teniente 2º de infantería

18. Al egresar del Colegio Militar Subteniente de infantería. 1894

20. Un día de nevada en la Plaza General Roca Río Cuarto, Córdoba. 1902

11

1896

A mediados de año fue trasladado

a Buenos Aires.

Se inscribió en la carrera de ingeniería en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, ubicada sus estudios universitarios, funcionó durante el período en la la Manzana de las Luces. En el edificio de la facultad en el que Mosconi cursó colonial Procuraduría de las Misiones Jesuíticas.

1899
21. T eniente Enrique Mosconi ca. 1900 Complejo Museográfico “Enrique Udaondo”

El 13 de junio, fue ascendido a

teniente 1º de infantería y poco después

transferido al Estado Mayor del Ejército. Integró la Comisión topográfica-Villa Mercedes- asentada en Mendoza, tomando parte en los relevamientos topográficos y estudios estadísticos de la zona.
22. Diploma de Ingeniero Civil de Mosconi., 1903. Complejo “Enrique Udaondo” 23. Edificio Jesuítico donde funcionaba la Universidad de Buenos Aires, Perú 222, ca. 1885. (Manzana de las Luces) Fotografía: E. Ferrari . Colección César Gotta

1900
Integró la Comisión encargada del proyecto del Ferrocarril Confluencia - Pino Hachado en Neuquén. Estratégico

12

2

3

3

4

5 6 4 1 1 5

24- Mosconi junto a su familia día de su graduación como Ingeniero Civil. Sus hermanos: 1. María, 2. Ricardo, 3. Enrique; 4. Ernestina ; 5. María Esther con su marido 6. Agustín Gorchs y sus hijos 7. Agustín Carlos, 8. Alfredo y 9. María Cristina. 1903 Colección particular

9 7 8 9

1903

7

8

En junio se graduó como ingeniero civil, en la Facultad de Ciencias Exactas,
Físicas y Naturales. El 12 de agosto fue ascendido a capitán de infantería. Por decreto del 28 de septiembre del Ministerio de Guerra, firmado por el presidente general Julio A. Roca y refrendado por el ministro de guerra general Pablo Ricchieri, fue designado ingeniero militar y transferido a esa arma. Mosconi fue incorporado a la Comisión que estudió el trazado del Ferrocarril Central Norte, entre Ledesma y Orán y el tendido de líneas de Perico a Ledesma, desde junio de 1903 hasta enero de 1904.

25. Certificado de empleo como ingeniero militar. 1903. Complejo “Enrique Udaondo”

26- Mosconi con la Comisión de estudio del F.C. a Orán, en el campamento de “Chañar Solo”. Aparecen de izquierda a derecha: Dr. Arias, Sr. Fernández, Ing. Albertelli, Ing. Heury, Ing. Mosconi; Tte. Baldrich y dibujante Sr. Ristelli.

13

1904

Intervino en el proyecto de construcción de cuarteles del Regimiento 24 de
Infantería y Caballería en la Patagonia En el concurso General Belgrano efectuado por el Ministerio de Guerra, ganó el primer premio con su proyecto para la construcción de un cuartel de Infantería y otro de Caballería, en el lugar
27. Láminas con el plano y la perspectiva de ubicación del proyecto de cuarteles que obtuvo el 1º lugar en el premio Belgrano, 1904 Dichos y Hechos, 1904- 1938

ocupado actualmente por el

Regimiento de Granaderos a Caballo. El premio fue compartido con el arquitecto Ricardo J. Martí, egresado de la Universidad de Buenos Aires. El Concurso establecía que el plano definitivo debía ser levantado por los ganadores y en el terreno debía reservarse espacio para la construcción del cuartel de inválidos y del panteón nacional. La piedra fundamental de la obra se colocó a fines del mes de agosto En la recepción realizada el 15 de septiembre con motivo de la entrega del premio, Mosconi agradeció la distinción y expresó: “No concibo un Instituto de Ingenieros, que ya cuenta con un cuerpo de jefes y oficiales con diploma de capacidad formado por propio esfuerzo de luchas, no lo concibo, digo, sino incorporado en su marcha y vinculado por sus obras al progreso de la Nación”. El historiador Isaías J. García Enciso, en una reseña sobre Mosconi escribe: “Es premonitorio que este premio lleve el nombre del General Belgrano,…Mosconi se inspira en el padre de la patria argentina…para actuar en la vida con desprendimiento, generosidad, abnegación, sacrificio y desinterés”.

14

28. El ingeniero Enrique Mosconi en alta mar, en uno de sus numerosos viajes a Europa en misión oficial Colección particular

En

el mes de noviembre de 1904 el ingeniero Enrique Mosconi fue

comisionado a Europa -Italia, Bélgica y Alemania- para realizar estudios sobre la construcción de la usina hidroeléctrica y a gas pobre que suministraría fuerza motriz a las instalaciones en Campo de Mayo. Además se efectuaron las compras de material de hierro, sanitario y eléctrico para los cuarteles que proyectó y se construyeron entre los años 1905 y 1910. Recibió un reconocimiento especial de sus superiores del Ministerio de Guerra por la idoneidad y transparencia demostradas en las operaciones comerciales, que representaron una “economía en las compras del orden de los treinta mil pesos oro” a favor del Estado Argentino.

29. Postales enviadas por Mosconi desde París a su hermano Ricardo, el 17 de diciembre de 1904 y desde Bruselas a su hermana María, el 21 de diciembre Colección particular

30. Postales enviadas por Mosconi desde Milán a María y a Mercedes M. de Canavery, el 26 de marzo y desde Zurich a Ricardo, el 12 de enero de 1905 Colección particular

15

1905

Mientras

Enrique Mosconi realizaba sus estudios de

perfeccionamientos en distintas ciudades de Alemania e Italia, aprovechó las circunstancias para recorrer otros países europeos, entre ellos Noruega, Suiza, Holanda, Francia y Hungría y allí visitar los sitios histórico31. Licencia de conducir internacional y cartera portadocumentos de Mosconi.

culturales más relevantes.
33. Postales enviadas por Mosconi de izquierda a derecha: Milán febrero de 1905; San Pellegrino a su hermana María, mayo; desde Christiania (hoy Oslo) a su hermana Ernestina, agosto; desde el mismo lugar a sus dos hermanas, con misma fecha, y dos postales desde Budapest a Ernestina abril de 1908

32. Postal enviada desde Breslau y recibida por Mosconi en Hannover, 30 de abril de 1907

16

1906

El

ejército en virtud de las sobresalientes condiciones del capitán Mosconi

estimó conveniente que se perfeccionase en Europa. En octubre se integró al grupo de militares que se trasladó a Alemania para recibir entrenamiento especial. Fue incorporado como capitán del Ejército Imperial Alemán en el Batallón 1º de Pioners de Wesphalia hasta finales de 1908.
34. El Kaiser Guillermo II ca. 1900 Libro de estudio perteneciente a Mosconi Emil Ludwig: El Kaiser Guillermo II, 1929 Museo"Enrique Udaondo"

1907
El 1º de mayo, fue alistado en el Batallón X de Ingenieros en Hannover, uno de los cuerpos especiales del ejército alemán. Meses más tarde fue reconocido como ingeniero militar y transferido al escalafón de esa arma. En octubre se incorporó como alumno de la Escuela de Artillería e Ingenieros de Charlotemburgo, en la que se graduó como ingeniero militar del ejército alemán. Paralelamente en Buenos Aires el 17 del mismo mes lo ascienden a mayor de ingenieros.

35. Postal enviada a Mosconi mayo de 1906. Colección particular

37. Postal de un amigo desde la ciudad de Essen (Alemania) a Mosconi, el 21 de diciembre de 1906.

38. Postal enviada a Mosconi desde Berlín el 20 de septiembre de 1911. Colección particular

36. Los Pioners desfilan ante del Kaiser en Stettin, 1911

39. Postal de su amigo B. González a Mosconi quien se hallaba en Berlín, 29 de julio de 1913. Colección particular

17

40. El teniente Mosconi con su compañía de maniobras en Alemania, 1905/1907 y detalle Complejo Museográfico “Enrique Udaondo”

Mientras

Mosconi estaba estudiando en Alemania, el 13 de

diciembre 1907 en Argentina en forma casual, se descubre petróleo en Comodoro Rivadavia. Técnicos alemanes que buscaban agua, entre ellos el ingeniero José Fuchs y Humberto Beghin, son los responsables del empresas extranjeras de un permiso para explotar la riqueza de la zona, el Ministro de Agricultura, Ingeniero Pedro Ezcurra, impulsó el dictado de un decreto para salvaguardar ese primer yacimiento de Comodoro Rivadavia.
43. Humberto Beghin 42. José Fuchs

hallazgo. Al día siguiente, ante la solicitud de

1908
Estando aún en Alemania, Mosconi participó como mayor del Regimiento 48º de
41. Máquina perforadora “Chubut” en el pozo Nº 2, donde se descubre petróleo el 13 de diciembre de 1907 F. Ferrera, G. Kunzel, J. Domínguez, J. Martínez, J. Fuchs, A. Viegas y H. Beghin. 1907. Archivo Municipal de Comodoro Rivadavia

Infantería en las maniobras de Münster Berna, la capital.

y en las Imperiales de Otoño. En

octubre pasó a Suiza, donde tomó parte en las maniobras de la III División de Regresó al país el 31 de octubre y el 24 de noviembre Mosconi fue distinguido con el puesto de 2º Jefe del Batallón 2 de Ingenieros.

18

1909

44. El Ingeniero Militar Mosconi en la Academia de Charlotenburgo. 1908 47. Antiguo casino del batallón II de Ingenieros, Azul. ca. 1900. Historia del antiguo pago de Azul

Mosconi al comienzo del año fue destinado a la
provincia de Buenos Aires.

guarnición en Azul, en la

El 26 de octubre fue designado integrante de la Comisión de Adquisiciones del Material de Ingenieros en Europa. Visitó Alemania, Francia, Austria e Hungría para realizar estudios y seleccionar el material técnico a comprar para el arma. Esta gestión le valió felicitaciones por el “brillante desempeño
45. Medalla de Villa Gobernador Gálvez: A su fundador Enrico Mosconi. 1949 Complejo "Enrique Udaondo"

y por las economías realizadas en beneficio del erario público”. Una vez en el viejo continente tomó parte en ejercicios realizados por los cuerpos de Zapadores Pontoneros, Telegrafistas y Ferrocarrileros de los países mencionados.

1910
El mayor Mosconi, patenta en Alemania un dispositivo para el cambio de trocha en rodados militares, que permite el tránsito por todos los tendidos de vías de la República y también por los países vecinos, cuya patente cedió al Ministerio de Guerra.

46. El Mayor Mosconi, jefe del Batallón 2 de Ingenieros. 1908

48. Mosconi con los concurrentes a la fiesta ofrecida por el Sr. y la Sra. von Bohlen und Halbach a los argentinos residentes en Alemania, el 25 de mayo de 1910 Archivo General de la Nación

19

El 16 de junio de 1910 muere en Buenos Aires, su padre el ingeniero Enrico
Mosconi, a los sesenta y siete años de edad. El 24 de diciembre por decreto se creó la Dirección General de Explotación de Petróleo en Comodoro Rivadavia presidida por el ingeniero Luis Huergo, organismo que dará origen a Yacimientos Petrolíferos Fiscales.

1911
La Comisión de Adquisiciones regresó al país en enero y Mosconi fue destinado a la Inspección de Ingenieros como auxiliar, donde permaneció hasta marzo de 1912. Asimismo fue nombrado comandante del Regimiento 1ª de Ingenieros El 12 de octubre fue nombrado, para integrar la Dirección Técnica de la Escuela de Aviación Militar. Paralelamente formó parte de la Comisión Nacional de Aviación.

49. Ingeniero Luis Huergo Archivo General de la Nación

“La humanidad se transformará con el dominio del aire. El hombre del espacio vive y adquiere aptitudes, cualidades y empujes que no pueden desarrollarse en el plano”

51. Mosconi Junto a Jorge Newbery y la Comisión Técnica en el Aeroclub Buenos Aires, 1912 Archivo General de La Nación

1912
El 29 de marzo fue ascendido a teniente coronel y días más tarde asumió la jefatura del Batallón 1º de Ingenieros con asiento en Campo de Mayo donde proyectó la intercambiabilidad de los medios pontones, de las bridas de caballetes y el bote balsa. Por decreto del 10 de agosto, el Presidente Roque Sáenz Peña crea la Escuela Militar de Aviación. Jorge Newbery junto con los tenientes coroneles Martín J. López y Enrique Mosconi fueron designados sus primeros directores. El Instituto Argentino de Historia Aeronáutica Jorge Newbery en la biografía dedicada a su fundador manifiesta: “Así es como aparecen por primera vez, ligados en la acción común, dos argentinos ilustres –Newbery y Mosconi– padres virtuales de la aviación argentina. Pues Mosconi sería, siete años después, el primer director del Servicio Aeronáutico del Ejército”
50. Mosconi con uniforme de fajina. c. 1915. Archivo General de la Nación

20

En el mes de octubre de 1912, Mosconi

incursiona en un nuevo campo, al

ser nombrado por resolución del Ministerio de Guerra, integrante de la Dirección Técnica de la Escuela de Aviación Militar, en su doble carácter de ingeniero y miembro del Aero Club. En ese ámbito inicia una sólida amistad con su presidente, el ingeniero Jorge Newbery.

52 Jorge Newbery ca. 1913 Fotografía en la Historia Argentina

53 Medalla del Aeroclub de Buenos Aires, dedicada a Enrique Mosconi, Firmado J. M. Lubary, ca. 1913 Complejo Museográfico “Enrique Udaondo”

56 Vistas de la Escuela Militar de Aviación y sus hangares. El Palomar, 1912. Escuela Militar de Aviación

1913
En el mes de enero fue nombrado nuevamente vocal de la Comisión de Ingenieros asignándosele la misión de adquirir el material técnico. Luego de analizar los productos en varios países europeos, consideró que los de las empresas alemanas resultaban los más convenientes para la Argentina. Ese material no pudo ser traído al país por haber estallado la Primer Guerra Mundial. Al mismo tiempo el Círculo Militar decidió la compra de monturas para sus socios oficiales. Mosconi desde Berlín, envió muestras de la fábrica Reinhardt y Cía. La casa alemana como era costumbre quiso recompensar a
54 Enrique Mosconi en Francia, acompañado por Jorge Newbery, 1913.

Mosconi con una comisión del 3% sobre el valor total de la compra. El 2 de mayo, el teniente coronel escribe una nota al general Pablo Ricchieri, Presidente de la Comisión Directiva del Círculo Militar donde informaba que: “De haber sabido el propósito de la fábrica hubiera pedido en oportunidad que se dedujera esta suma del importe a pagar... como este dinero no me corresponde y sí corresponde al Círculo que ha iniciado dicha gestión con el propósito de beneficiar a sus miembros, adjunto remito a Ud. un cheque por la referida cantidad. Quedaría muy agradecido a Ud. si a este respecto se evitara toda publicación...”

55 Profesores y camaradas militares alemanes. Berlín. 1914 Complejo Museográfico “Enrique Udaondo"

21

El 13 de septiembre de 1913 falleció el teniente coronel presbítero Tomás
Onésimo Canavery, tío materno de Mosconi.

1914
El 1 de marzo, en un accidente aéreo en los Tamarindos, provincia de Mendoza, perdió la vida Jorge Newbery, amigo entrañable de Mosconi y fundador de la Aeronáutica Argentina.. A mediados de año, Mosconi, fue incorporado como teniente coronel del III Regimiento de Infantería de la Guardia, Alemania El 28 de julio se declaró la Primera Guerra Mundial. En octubre, regresó al país y volvió a comandar el 1º Regimiento de Ingenieros hasta marzo de 1915. 1915 El 10 de febrero fue nombrado Subdirector General de Arsenales de Guerra y posteriormente, el 14 de septiembre, ascendido a Director General a cargo de los mismos Allí Mosconi encontró “un ámbito propicio para sus inquietudes en momentos en que la industria militar despegaba hacia una etapa de desarrollo”

57. Pbro. Tomás O. Canavery, ca. 1914 Colección particular

58. Ángel M. Canavery, ca. 1915 Colección particular

60. Exterior e interiores del Arsenal Principal de Guerra, posteriormente Arsenal Esteban de Luca. Antes y después de la remodelación. Fines s. XIX.. Archivo de la Nación

1916
El 28 de marzo fue designado Director del Arsenal Principal de Guerra que a partir del 10 de marzo de 1917, pasó a llamarse Esteban de Luca, ejerciendo ese puesto hasta 1919. El historiador García Enciso señala que: “… Largo sería enumerar las mejoras que allí introduce Mosconi, desde transformar la energía térmica reemplazando el carbón por petróleo crudo en hornos de fundición y calderas, hasta la construcción de cañones para ametralladoras…” El 20 de julio murió en Buenos Aires, el teniente coronel Ángel M. Canavery tío materno de Mosconi, a la edad de sesenta y seis años.
59. Coronel Enrique Mosconi. Subdirector de Arsenales de Guerra. 1915. Archivo General de la Nación

22

1917

El 31 de diciembre, fue ascendido a coronel de ingenieros.
En un agasajo organizado por el doctor Carlos Madariaga con motivo del ascenso, Mosconi agradece y expresa: “Señores, el deseo de ascender en la jerarquía militar es una aspiración sana. El ascenso importa una mayor responsabilidad, un mayor trabajo… Explico así mi satisfacción al alcanzar las palmas de coronel, que recibo en plena salud moral y conservando intactos los entusiasmos de mi vocación.” Posteriormente, sus camaradas le ofrecen una comida en el Arsenal Esteban de Luca. En su agradecimiento dice: “La defensa de nuestro país, nuestro derecho, nuestras instituciones políticas, nuestra riqueza nacional, todo está garantizado porque la nación tiene el espíritu firme y cañones que pueden tirar hasta que sea necesario...”

61. Condecoración al Mérito. Chile 1918 Complejo "Enrique Udaondo"

62. Recuerdos con motivo del Centenario de Maipú . Chile 1918 Complejo "Enrique Udaondo"

64 Mosconi en la Casa de la Moneda con motivo del Centenario de la Batalla de Maipú. Chile 1918. Archivo General de la Nación

1918
El 14 de agosto es designado para representar a la Argentina en la conmemoración del Centenario de la Batalla de Maipú. El 18 de septiembre el presidente de la República de Chile le confiere la condecoración Al Mérito. En 1919 fue designado miembro de la Comisión Directiva del Círculo Militar.

1920
El 3 de febrero se creó la Dirección del Servicio Aeronáutico del Ejército con asiento en la base El Palomar siendo nombrado Mosconi como director de la misma. Éste sería su segundo “campo de acción progresista al servicio de una idea nacional”
63. Firmas en homenaje por el ascenso. Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

65. Mosconi con Matte Gómez, embajador chileno, en el Aeroclub Argentino. 1921. Archivo General de la Nación

23

El

16 de marzo de 1920 asume el cargo de Director del Servicio

Aeronáutico y permaneció en él hasta el 19 de octubre de 1922. Ejerció una labor incansable, impulsando la aviación civil y estimulando la formación de aeroclubes. Años más tarde, en un reportaje de 1998, el Comodoro Juan José Güiraldes,
67. Mosconi con Justo, Ministro de Guerra, en el 8º aniversario de la fundación de la Escuela Militar de Aviación. El Palomar. 1920 .

afirmaba: “La visión de Mosconi es extraordinaria. Porque primero se creó la Escuela de Aviación; después, el Grupo 1 de Observación, y posteriormente Mosconi como director del Servicio Aeronáutico de Ejército, hizo crear los talleres para mantenimiento de los aviones. Y todo eso lo juntó bajo un nombre: Servicio Aeronáutico del Ejército. De allí que Mosconi tiene la idea de fundar una quinta arma.” Este antecedente reafirma que Mosconi fue el precursor de la Quinta Arma., siguiendo a las ya existentes de Infantería, Caballería, Artillería e Ingeniería. El 9 de agosto se inauguran los cursos de la Escuela Militar de Aviación en El Palomar. Ese día el coronel Mosconi se dirige así al auditorio: “...Son estos objetivos: hacer aviación militar asegurando a nuestro ejército la utilización de sus especialidades de observación, combate y bombardeo; producir los materiales necesarios a este fin..., y alcanzar, por medio de una rigurosa administración, los máximos rendimientos de nuestros presupuestos... Para hacer aviación militar es menester, ante todo, orden y espíritu militar, disciplina y absoluto ajuste a las leyes y reglamentaciones;... Tened siempre presente que vuestro deber no estará cumplido por completo si no lo acompaña una sana camaradería, una honesta amistad, una lealtad inconmovible... con el corazón alto, latiendo por la Patria y por el Ejército.” El 10 de diciembre Mosconi funda la revista El Palomar como medio de difusión de la aviación y en su presentación traza los objetivos de la misma: “La necesidad de una publicación que coordine y estimule los esfuerzos que realiza la aeronavegación civil por vigorizar y afirmar su radicación,… me induce a fundar y dirigir la revista ‘El Palomar’... es el nombre elegido como síntesis de heroicidad, de voluntad de progreso y de inmensa aspiración de patria grande libre y poderosa...”

68. Medalla de la Liga Patriótica. “Brigada de aviadores a Enrique Mosconi por su cooperación raid Bs. Aires Rio de Janeiro B. Aires” 1921 . Complejo "Enrique Udaondo"

69. Mosconi con F. Martínez de Hoz. El Palomar. 1920. Archivo de la Nación

70. Cuadrilla de aviones. Base de El Palomar. Julio 1920. Archivo General de la Nación

24

1921

Mosconi

inauguró una docena de aeroclubes en el país, entre ellos

71. Aeroclub Rosario. Al Cnel. Mosconi. Firmado: Lubary. 1921 Complejo "Enrique Udaondo"

Rosario, San Isidro y Mendoza. En esta ciudad el 2 de mayo enumeró los fines de la actividad: “La fundación del Aeroclub tiene dos objetivos... uno se propone contribuir con la mayor preparación en la defensa del Estado, y el otro, que en parte se confunde con el primero, trata de difundir el mas viril y denodado deporte que, manteniendo abierto el camino al desarrollo de la aviación civil, aumentará el poder de la fuerza aérea por la contribución de reserva de material y personal instruido con que podremos contar en caso de movilización… No se concibe organización militar eficiente sin un servicio de aviación cuidadosa y sólidamente montado.”

El 6 de noviembre con motivo de la recepción del avión donado por la Subcomisión de la ciudad de Avellaneda, de la Comisión Nacional Pro Aviación Militar y Civil, se dirigió a la concurrencia sita en El Palomar con las siguientes palabras: “Preocúpanos, por lo tanto, el desarrollo de la aviación civil, siguiendo las normas y las directivas que contempla la futura ley de navegación aérea, para que este nuevo medio de progreso nacional sea de factible y rápida transformación, y sus elementos y órganos complementarios sean utilizables en la defensa del Estado”.

1922
A instancias de Mosconi, el presidente Alvear disolvió la Escuela Militar de Aviación, el 23 de enero y el 31 del mismo creó por decreto el Grupo Nº 1 de Aviación en su reemplazo organizando de esta manera la defensa aérea nacional. El 25 de febrero, con motivo de la entrega de emblemas a los Aviadores y Suboficiales, Mosconi fundamentó los lineamientos de la creación del nuevo organismo diciendo: “Al constituir el Grupo N° 1 de Aviación, primer núcleo de la futura fuerza aérea, en la forma que queda organizado, previendo todas las necesidades, desde el reclutamiento hasta el exacto cumplimiento de las diversas funciones de la aviación militar, hemos realizado una obra que es debidamente apreciada y que llena de satisfacción a nuestros camaradas de las otras armas, porque con la creación de la 5ª. Arma, llevamos a cabo un evidente progreso en la preparación del Ejército.”

72. Dos imágenes del día de la visita del aviador brasileño Santos Dumont, Mosconi junto a Obligado, el Pte. del aeroclub Martínez de Hoz y M. Casares. El Palomar.1921. Archivo General de la Nación

73. Recepción a los aviadores franceses: G. Hillcoat, E. Lavalle, J. Roig. 1925. Archivo General de la Nación

25

74. Recepción de Mosconi en honor de la misión de aviación francesa con René Fonck. El Palomar. 1922 Archivo General

76. Capitán René Fonck, jefe de la delegación francesa

A
“Mientras se mantenga el empuje laborioso que aquí se advierte, la República Argentina puede sentirse satisfecha en lo que atañe al progreso de su Quinta Arma” René Fonck

principios de 1922, Mosconi en su carácter de director del Servicio

75.Fundación Aeroclub Coronel Mosconi, Al Cnel. Enrique Mosconi, precursor de la Aviación Nacional,los socios fundadores. Pinto Sgo. del Estero, 30 de junio 1923. Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

77. Recepción en el Círculo Militar en honor a los aviadores franceses. D. Coste y J. Le Brix con motivo del raid París- Bs As. 1927. Archivo General de la Nación

Aeronáutico del Ejército, elevó un proyecto de defensa antiaérea de la ciudad de Buenos Aires. Allí dejó sentado el espíritu de la iniciativa sus metas y fundamentos: “Varias son las razones que exigen la inmediata organización de esta primera unidad aeronáutica. La guerra europea ha formalizado y regularizado el empleo militar de la aviación... Fuera de esta exigencia… hay otras razones que nos tocan más directamente porque no sólo se refieren a poner a nuestra institución armada a la altura de la época, sino a colocarla en condiciones de equilibrio con respecto a sus vecinos...No es esto afán de armamentismo, pero sí afán de previsión,… La creación del Grupo N° 1 de Aviación echará, pues, las bases de nuestra fuerza aérea, de la cual constituirá el primer organismo capaz de proveer, por su desdoblamiento, a las necesidades verdaderamente militares...” Más adelante presenta un paralelo de la situación en Brasil y Chile en estos términos: “Los países de nuestro continente dedican una gran atención a los problemas de la aeronáutica militar, adiestrando personal en gran número y haciendo adquisiciones en vasta escala. Nos estimula vigorosamente y complace nuestro sentimiento nacional el haber vencido la parte mas difícil de la tarea con nuestras propias fuerzas; pero la limitación de los créditos y las trabas que de ello se derivan nos coloca con respecto a Chile y Brasil en sensibles condiciones de inferioridad No es esto afán de armamentismo, pero sí afán de previsión,…” El 6 de octubre en El Palomar Mosconi dirige unas palabras de bienvenida al héroe de la guerra francés Capitán Fonck: “Deseo significar al capitán Fonck y a sus camaradas toda la viva y honda satisfacción que experimentamos por la presencia en nuestra casa de la misión que preside el más ilustre y brillante de los pilotos de Francia, de la Francia a la que nos vinculan indestructibles lazos espirituales, de la Francia que aceleró el incendio de nuestra revolución libertadora y que modeló el espíritu de nuestros prohombres…”

26

1922

En

el libro El petróleo argentino 1922- 1930,

Mosconi relata que a fines de año cuando se desempeñaba como Director del Servicio de Aeronáutica del Ejército, encargó comprar combustible para abastecer los aviones que iban a realizar los raids de entrenamiento. compra para Libró cajones una de orden nafta de de

aviación de la WICO. La mencionada compañía respondió que “no proveería del combustible si no se satisfacía previamente el importe correspondiente” Entonces Mosconi se preguntó: “¿Y si en lugar de tratarse de un simple raid de entrenamiento se debiera cumplir la orden de atacar una escuadra enemiga...? qué haríamos en tal circunstancia, en que, por la torpe actitud de un comerciante, nos veíamos impedidos de hacer levantar vuelo a nuestras máquinas por carecer de combustibles para ello?..” Dispuesto a resolver el malentendido, Mosconi se apersonó en las oficinas del gerente de la compañía y al recibir la misma respuesta tomó la decisión que luego guiaría su accionar: “Allí, en el mismo escritorio me propuse, juramentándome conmigo mismo, cooperar por todos los medios legales a romper los trusts” El presidente HipólitoYrigoyen suprime la Dirección General de Explotación de Petróleo de Comodoro Rivadavia y crea la Dirección General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) El 19 de octubre el presidente Marcelo Torcuato de Alvear, designó a Mosconi como Director General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). Al finalizar sus funciones el 30 de septiembre de 1930, esta empresa se había transformado en la más importante de Latinoamérica en su género. Según
79. Cor onel Mosconi, El Palomar 1922 Archivo General de la Nación

sus propias palabras, su nombramiento como Director ocurrió por la situación crítica en que se encontraban las exploraciones fiscales de petróleo en 1922: “Que derivó precisamente de la incertidumbre, de falta de directivas, de contralor, de disposiciones eficaces superiores que hicieran seguir a la

78. El presidente M. T de Alvear y Enrqiue Mosconi, en la recepción con motivo del Aniversario de la Independencia Nacional. Detalle. Julio 1928. Archivo General de la Nación

Dirección de Explotación de Petróleo de Comodoro Rivadavia el rumbo necesario para que sus gestiones alcanzaran los objetivos que se proponía el Poder Ejecutivo... En mi fuero íntimo he creído siempre que uno de los antecedentes que indujeron a los doctores Alvear y Le Bretón (ministro de Agricultura) a designarme director general de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, al tomar conocimiento del trabajo realizado en El Palomar.”

27

Más

adelante, en el mismo libro Mosconi

dejó constancia de que al asumir como Director de YPF: “La institución sólo producía 348.888 metros cúbicos de petróleo anuales…en 1923 deja de ser deficitaria; en 1925 inaugura la destilería de la Plata, en 1929, rebaja el precio de la nafta y en 1930, establece el precio único de nafta en todo el país, en momentos en que la producción de YPF alcanza a 872.171 metros cúbicos anuales...” En este organismo desarrolló la lucha mayor de su vida; era su concepto que la industrialización conducía a la futura independencia económica en Los historiadores materia de nafta, querosene y combustibles líquidos.

Martín, De Paula y Gutiérrez escriben al respecto que para lograr esos fines
80. Legión de Honor otorgada a Mosconi, Francia, 1923. Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

debía “combatir contra intereses poderosos que a niveles internacionales buscaban instaurar su monopolio... Mosconi, oficial ejemplar de nuestro Ejército, se dispuso a luchar con la decisión de un militar de la época de la Emancipación, sólo que sus armas eran necesariamente otras.” El historiador Larra, cuenta en su libro Mosconi, el general del petróleo, que una de las primeras medidas que implementó fue reunir Plaza Huincul, Neuquén, con la explotación de Comodoro Rivadavia, Chubut.

81. Pozos en Plaza Huincul. 16 de mayo de 1925. Archivo General de la Nación 82. Campamento Vespucio.Pozo Nº 2. Salta, 1928. El petróleo argentino 83. E. Mosconi y A. Baldrich. Comodoro Rivadavia, 1922. Archivo Histórico Municipal

1923
El 23 de abril recibe la distinción de Oficial de la Legión de Honor, otorgada por el presidente francés, A. Millerand.

28

1924

El

10 de febrero a instancias de Mosconi, el Poder Ejecutivo, dictó un

decreto mediante el cual se ampliaba la reserva petrolífera fiscal del Sur y creaba nuevas reservas de exploración oficial en todos los territorios patagónicos. Se construyeron depósitos de almacenamiento de petróleo en Rosario, Mar del Plata, Concepción del Uruguay y Bahía Blanca.
84. Obreros de YPF junto a un arroyo de petróleo en Comodoro Rivadavia, 1924. Archivo General de la Nación

La difusión de los conocimientos fue una de las premisas que motivó siempre al coronel Mosconi. Así como para la aviación fundó la revista El Palomar, en YPF patrocinó una publicación que se denominó Boletín de Informaciones Petrolíferas, cuyo primer número apareció en febrero. Sus objetivos eran establecer un lazo con la ciudadanía y, esencialmente, difundir la línea de pensamiento de la institución y transmitir las novedades que se producían en la industria del petróleo con el fin de: “Cortar uno de los lazos que nos hacen tributarios del extranjero. No podremos nunca entonar el canto de libertad mientras dependamos de otros países para mover nuestras maquinarias, nuestros ferrocarriles, nuestros buques, nuestros camiones.”

“El petróleo será para nuestro pueblo una fuente de desarrollo moral y material. La nación podrá gozar, en serena soberanía del usufructo de su riqueza petrolera”
85. Plano de la zona reservada en la Patagonia por Decreto del 10 de enero de 1924. El petróleo argentino

86. Mosconi junto a una zanja de petróleo en Comodoro Rivadavia octubre 1924. Complejo Museográfico "Enrique Udaondo

29

Hacia

fines de 1924 Mosconi realizó una gira por Salta y Jujuy para

observar cuál era la situación de los cateos y de los concesionarios. En Salta se encontró con el gobernador Adolfo Güemes, quien lo acompañaría en su lucha contra la Standard Oil. Años más tarde, Mosconi enjuició duramente, los métodos de que se valía la Standard Oil para obtener concesiones en Salta. Inmediatamente el embajador norteamericano elevó al Ministro de RR EE. una nota desaprobatoria de los dichos del coronel, Mosconi le respondió públicamente a través del diario La Razón, el 29 de febrero de 1928: “En el reportaje aludido no me he referido al gobierno de la Unión, y si lo hubiese hecho, mi juicio habría de ser favorable, pues del asunto mismo se evidencia que en ese país existen jueces que condenan a miembros del
87. Campamento Vespucio, Pozo Nº 1, Salta, 1928. El petróleo argentino

Gobierno Federal cuando éstos se desvían del camino que la ley señala. Creo que es deber ineludible tratar públicamente asuntos que, como el del petróleo, son de interés primordial para la Nación... no hay lugar, a mi ver a reclamación diplomática alguna, ni siquiera a una «amistosa representación»... que a los funcionarios que comprueben transgresiones o delitos que afecten intereses nacionales confiados a su custodia y no lleven a conocimiento de las autoridades..., han de comprenderles las prescripciones del Código Penal. Mi opinión personal es que nuestro país debe desear las buenas relaciones internacionales sólo cuando se basan en la justicia, en la moral y en el derecho"

1925
Durante su gestión Mosconi envió técnicos al extranjero para realizar cursos
88. Provincia de Salta: Límite de la zona reservada por decreto del 12 de diciembre 1924. El petróleo argentino

de capacitación quienes a su regreso, debían volcar los conocimientos adquiridos en el Boletín de Informaciones Petrolíferas. Con su espíritu de perfeccionamiento, consiguió la aprobación del ministro de educación, Sagarna, para formar técnicos de nivel secundario con orientación en

89. Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Salta. Pozo Nº 4 y 3 del Campamento Vespucio El petróleo argentino

geología, minería y destilación en el Colegio Industrial de la Nación y en la Escuela de Minas de San Juan.

30

“Es bueno vitorear a la Patria, pero es mejor ayudarla a vivir, contribuyendo a su engrandecimiento, progreso y bienestar” Enrique Mosconi

“La destilería de la Plata es única en su género y no vacilo en calificarla de genial por el esfuerzo que se ha realizado al estudiarla y llevarla a feliz término” Carlos Madariaga

90. Mosconi, Madariaga y la Destilería de La Plata 1925 El Petróleo Argentino

El 13 de diciembre de 1925 se inaugura la Destilería de La Plata, en la cual
se elaboró desde sus comienzos nafta, kerosene, fuel oil. Cinco meses después de su habilitación comenzó a producir nafta de aviación. En el discurso inaugural Mosconi destaca: “En la vida, una de las cosas mas fáciles es tener ideas y proyectos,... pero lo difícil es tomar la mas pequeña idea, organizarla, ponerla en pie y hacerla marchar. Y cuando se trata de asuntos dirigidos por el Gobierno, se requiere una total convergencia de fuerzas y propósitos para llevarlos a cabo.” Años más tarde Mosconi se referirá a la destilería en estos términos: “Si en el lapso de tiempo comprendido entre el 1º de agosto de 1929 y 31 de diciembre de 1935 la Nación ha enriquecido su economía en $582.605.975.78, suma que sigue aumentando anualmente en varias decenas de millones, se debe a la existencia, en manos del Estado, de la Destilería de La Plata.”

“Yacimientos Petrolíferos Fiscales es sólo un nombre. De ese nombre Mosconi extrae un organismo. Y para distinguirlo crea su sigla: YPF que calará hondo en el espíritu argentino... Con YPF el pueblo argentino comienza a tener conciencia de su capacidad para administrarse a sí mismo” Raúl Larra

91. Mosconi y Alvear, en la inauguración de la Destilería de La Plata. 13 de diciembre de 1925 Archivo de la Nación

31

El 31 de diciembre de 1925 fue ascendido a
agasajos que se le ofrecieron decía:

general de brigada igual que

su amigo y camarada Alonso Baldrich. Un tiempo después, en uno de los “Se opina comúnmente que el Estado es mal administrador. Por mi parte, afirmo que el juicio es exacto cuando el Gobierno no traza ni mantiene normas de buena administración...En el año 1922, la industria fiscal producía, como promedio diario, 942 metros cúbicos, sin tener elementos para elaborar ese petróleo y el activo ascendía a 68.728.811,14 pesos... Actualmente el término medio diario de producción es de 2.061 metros cúbicos, se industrializa toda la materia prima y el activo de la empresa, a fines del año 1925, era de 125.616.975,80 pesos...Esta industria del Estado se desarrolla con eficacia… Y si su progreso no ha sido mas vigoroso aun, débese ello a la carencia de la ley de petróleo, que tan insistentemente el Poder Ejecutivo reclama al Congreso.”
92. El general Mosconi ca. 1930 Archivo General de la Nación

“Los gobiernos son para los pueblos y no los pueblos para los gobiernos.”

1926 YPF ingresó al mercado de combustibles con sus propios productos, alcanzando así la segunda etapa prevista por Mosconi referida al dominio del
93. Medallas del Círculo Militar. En el anverso Subordinación y valor para defender a la Patria y en el reverso Círculo Militar. General Enrique

mercado interno.

94. Agasajo celebrando el ascenso de Enrique Mosconi y Alfonso Baldrich como generales. 1926. 95. Mosconi con V. de la Plaza presenciando el desfile de tropas en Palermo. Archivo de la Nación

32

1927

En junio asumió la presidencia del Círculo Militar. En ese carácter, encabezó
la comida anual de camaradería del 8 de julio y se dirigió a los concurrentes con las siguientes palabras: “Todos alimentamos el mismo ideal: la grandeza de la nación por el trabajo, por un justo equilibrio social y por el bienestar colectivo; todos tenemos un mismo culto: la Patria fuerte y generosa; todos practicamos una misma religión: el Honor y el Deber...” Ese mismo año, la Standard Oil presenta un proyecto para tender un oleoducto desde Bolivia que atravesaría la Argentina. La solicitud va en consulta a Mosconi, quien luego de estudiarla exhaustivamente se pronuncia
96. Coronel Mosconi, Fray Mocho Nº 551, 14 de noviembre de 1922

negativamente pues considera que: "Semejante solicitud de concesión no corresponde al estado moral y a la capacidad económica, técnica e industrial de nuestro país, en virtud de lo cual el Poder Ejecutivo... ha concretado y sostiene conceptos monopolistas integrales de la industria petrolífera...” Mosconi, comenzó entonces una campaña para que se dictara la legislación que permitiese a la Nación salvaguardar sus riquezas. Recurrió a personalidades e invitó a Ricardo Rojas, rector de la Universidad, a sumarse a la campaña. Rojas aceptó y convocó a los dirigentes estudiantiles, quienes se convirtieron en abanderados del monopolio estatal del petróleo. Al mismo tiempo, su amigo Baldrich le presentó a Mosconi a Orzábal Quintana, presidente de la Alianza Continental, organismo creado para formar una conciencia continental contra los monopolios extranjeros. Mosconi al respecto relató que en una reunión con Orzábal Quintana: “...llegamos a la conclusión de que era indispensable sistematizar la propaganda que realizaba la institución... con miras a crear una gran fuerza de opinión que obrara permanentemente en defensa de la soberanía argentina...” Como fruto de la campaña de concientización que Mosconi y sus colaboradores realizaron, se logró la media sanción de la Ley de Nacionalización del Petróleo en Diputados, pero fue demorada en el Senado hasta que perdió estado legislativo en 1929.
98. Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Comodoro Rivadavia, ca. 1925 Archivo General de la Nación

“Nuestra Nación podrá gozar, en serena soberanía, del usufructo de su riqueza petrolífera: el petróleo argentino, del pueblo y para el pueblo argentino.”

97. El general Alonso Baldrich

31 33

En diciembre de 1927, Mosconi comenzó un viaje interamericano en el que
señaló el trabajo realizado por la estatal YPF, ofreciendo a otros países una perspectiva de sus proyecciones y consecuencias. Comenzó su gira por Estados Unidos donde visitó la Standard Oil, presidida por John D. Rockefeller Jr. y realizó además estudios específicos.
99. Acción de la Standard Oil Trust 4 de mayo 1883

101. Refinería Nº1 de la Standard Oil en Cleveland Ohio, 1899

Visitó posteriormente México, Colombia, Perú y Chile donde atacó con pasión a las compañías petroleras internacionales e impulsó además una política petrolera latinoamericana coordinada. En sus discursos se refirió al tema: “Así como la emancipación política del continente se selló con las dos corrientes libertadoras de Bolívar y San Martín, realicemos nuestra independencia económica por la conjunción de nuestros ideales y de Arturo Frondizi nuestros estandartes... Los países de Latinoamérica que, como el nuestro, explotan petróleo y no poseen yacimientos carboníferos, o que los que tengan no sean comercialmente explotables, deben preservar las fuentes de combustible líquido de toda influencia que no sea eminentemente nacionalista; el combustible constituye la plataforma sobre la que se levantará su futura organización industrial... Dotar a la Nación de la conveniente legislación del petróleo, cuando por imprevisión se han acordado derechos y se ha puesto en acción 100. Acción emitida por la Royal Dutch Petroleum Company. Holanda, 1919 el interés del capital privado nacional, y especialmente del capital extranjero, es obra ardua y patriótica. La tarea es digna de los grandes partidos políticos y de los hombres conductores de clara visión. Una 102. Mosconi en su conferencia sobre petróleo. Colegio Militar de México. adecuada solución dará a los pueblos latinoamericanos beneficios de orden Marzo 1928. Archivo General la Nación moral, económico, político y social. El problema argentino espera aun esa grande y definitiva solución”

“Mosconi es un jefe petrolero de la envergadura de un Deterding o un Rockefeller. Sí, es cierto. La diferencia reside en que Mosconi es un general al servicio de la Nación, atado por su dependencia, por la ley, por la moral.”

1928

34

103. Con el Embajador y el encargado de negocios de la Rep. Argentina en el hotel Bolivar, de Lima, Perú. 14 de abril de 1928. Archivo General de la Nación

Durante la gira continental, Mosconi, en varias conferencias, se refiere a
la propuesta que le hiciera al Poder Ejecutivo para: “La creación de organizaciones mixtas, constituidas por el Estado, que aportaría el 51% del capital, y el capital privado, que suscribiría el 49% restante, debiendo darse preferencia en esta suscripción calificada de acciones, al capital industrial radicado en el país, exceptuando a los trusts de petróleo o compañías de petróleo extranjeras; al capital nacional de toda naturaleza y, finalmente, en una mínima parte, al capital extranjero... De este modo, no sólo podrán resistir ventajosamente las influencias de los trusts, sino que se hallarán en el camino de convertirse, en breve número de años, en el único control del combustible nacional, lo que equivale a decir, en el propulsor del progreso industrial y, por lo tanto, del crecimiento económico de la Nación...”

104. Enrique Mosconi, ca. 1925 Archivo General de la Nación

“Entregar nuestro petróleo es como entregar nuestra bandera.”

105. Ofrenda de Mosconi en la columna de la Independencia. México, marzo 1928. Archivo General de la Nación

35

Más adelante, en 1928, Mosconi, refiriéndose a las compañías petroleras
europeas y norteamericanas enfatizó la inconveniencia para los países de depender de los trusts, pues consideraba que constituían organizaciones insaciables: “… difíciles de dominar una vez que han tomado posesión de las tierras y se les han acordado facultades o derechos... El grupo norteamericano es menos científico, más audaz e impetuoso, dispone de ilimitados recursos financieros... no reconocen limitación en la obtención de sus propósitos y de allí derivan las reacciones que provocan sus ásperos procedimientos... y atropello de la soberanía de otros pueblos. El grupo europeo es más científico y tiene... mayor tradición... es más prudente, más metódico en sus planes. Al final de cuentas, los dos grupos son equivalentes y compararía con una cuerda de cáñamo al grupo norteamericano y con una de seda al grupo europeo... ruda la una y suave la otra, han de servir para ahorcarnos, me parecía más inteligente renunciar a ambas... En los Estados Unidos la ley Sherman, contra los trusts, acusa, entre otras, a la Standard Oil por conspiración, coacción, intimidación, y otros actos ilegales,… Pero ahora el gobierno de la Unión es el inspirador, el propulsor y sostenedor de las compañías petrolíferas. Así lo dice en su informe de agosto de 1926 el Directorio Federal para la Conservación del Petróleo,...: el aprovechamiento futuro de productos petrolíferos esenciales para el pueblo americano debe proceder de las siguientes fuentes: ... Expansión de las propiedades americanas en los campos de petróleo situados en el extranjero. Dice además: Los campos petrolíferos de México y América del Sur son de gran rendimiento y en los que aun no fueron perforados, los estudios geológicos han dado resultados promisorios... Es de importancia esencial que nuestras compañías adquieran y exploten intensamente esos yacimientos, y no sólo sean ellos una fuente futura de aprovisionamiento, sino que su control esté en manos de nuestros conciudadanos...”

106. Roger Sherman, congresista de los Estados Unidos

107. Mosconi y las empresas de petróleo extranjeras, caricatura, Carmona Oliva Museográfico "Enrique Udaondo"

36

Los estudiosos del tema coinciden en que

con

“El éxito obtenido se basó… en la eliminación absoluta de toda influencia política en la gestión industrial y comercial de la organización.”

108. Ingeniero Enrique Mosconi, Foto coloreada, Detalle. ca. 1929 Complejo "Enrique Udaondo" 109. Enrique Mosconi en una recepción de honor a funcionarios mexicanos 16 de marzo de 1928, Archivol General de la Nación

sus giras, y seminarios, realizados en 1928, Mosconi se ocupó de gravitar en esa liberación latinoamericana que él denominaba “independencia integral”. A pesar de considerar que las empresas mixtas, eran las más adecuadas, estimó que Latinoamérica aún no estaba preparada política y técnicamente para encarar este tipo de asociación en igualdad de condiciones. Es por ello que expresó, luego de su viaje continental de 1928, que: "Hoy, después de observar de cerca el panorama que esta compleja cuestión ofrece en los países latinoamericanos... abrigo el convencimiento de que...conviene al país el régimen de la puerta cerrada. Mientras que el capital privado nacional no adquiera la capacidad técnica y la aptitud de espíritu que la empresa industrial requiere, no queda otro camino a adoptar que el monopolio del Estado; pero en forma integral, en todas las actividades de esta industria: la producción, la elaboración, el transporte y el comercio... Sin monopolio del petróleo… es imposible para un organismo del Estado vencer en la lucha comercial a las organizaciones del capital privado.Resulta inexplicable la existencia de ciudadanos que quieren enajenar nuestros depósitos de petróleo acordando concesiones de exploración y explotación al capital extranjero, para favorecer a éste con las crecidas ganancias que de tal actividad se obtiene, en lugar de reservar en absoluto tales beneficios para acrecentar el bienestar moral y material del pueblo argentino.”

37

1929

Las
“Sin monopolio del petróleo es difícil, diré más, es imposible para un organismo del Estado vencer en la lucha comercial a las organizaciones del capital privado”

disertaciones del ingeniero Enrique Mosconi referidas a la creación de

110. Enrique Mosconi 1928 Archivo General de la Nación

111. Sede de YPF en Paseo Colón 922, inaugurada en 1929. El petróleo argentino

una empresa petrolífera estatal, dieron como resultado que se instalasen a imagen y semejanza de YPF, los entes: ANCAP, en Uruguay, YPFB en Bolivia, Petrobras en Brasil y PEMEX en México. En reconocimiento a sus aportes referidos al tema petrolero, Mosconi recibe el Diploma de Mérito Cultural de la Academia de Ciencias y Artes de México. En julio se inauguró la primera sede de YPF, en Paseo Colón 922, obra financiada con un Fondo de Seguro propio. Mosconi lo había creado por considerar que las pólizas flotantes existentes en compañías particulares ya no eran convenientes. El 1º de agosto, la productividad de YPF permitió rebajar el precio de la nafta, el kerosene y el fuel-oil en todo el país, quebrando de este modo el monopolio de las empresas extranjeras en Argentina. Es entonces que Mosconi logra su más alta aspiración y cumple con el juramento que se hiciera a fines de 1921, luego de la visita a la empresa norteamericana WICO. Al respecto expresa que: "El 1º de agosto de 1929 es fecha memorable en la organización económica de la Argentina... nuestro país rompe los trusts petrolíferos que hasta entonces impusieron sus exigencias y da a la América Latina el ejemplo y el impulso inicial del movimiento que se ha transmitido...”

38

A
y

mediados de 1929, Mosconi se reunió con el presidente de la empresa con el objeto de formalizar un contrato entre YPF y productos agropecuarios nacionales. El contrato

soviética Iuyamtorg,

aquél organismo. Los soviéticos venderían 250.000 toneladas de nafta a YPF la Iuyamtorg recibiría preveía el desalojo de las compañías monopólicas extranjeras y la consolidación definitiva de YPF. El 30 de diciembre se creó el Instituto del Petróleo por un convenio firmado
112. Enrique Mosconi y colaboradores en Comodoro Rivadavia, 1929

entre el rector de la Universidad de Buenos Aires, Ricardo Rojas y Enrique Mosconi. El rector estableció un nexo entre el Instituto y la Universidad con el objeto de formar especialistas con la más alta capacitación en geología, minería e industrialización del petróleo.

“La cuestión del petróleo es también una cuestión de educación técnica superior y especializada.” Ricardo Rojas
113. Torre de petróleo en la meseta patagónica. El petróleo argentino

1930
El 17 de febrero, Yacimientos Petrolíferos Fiscales anuncia la tercera rebaja de los precios de la nafta y el precio fijo y uniforme de los combustibles en todo el país. En julio encontrándose en Comodoro Rivadavia Mosconi, manifestaba que: “Sin monopolio del petróleo es difícil, diré más, es imposible para un organismo del Estado vencer en la lucha comercial a las organizaciones del capital privado. Sólo es posible triunfar cuando las orientaciones superiores, como las que a este respecto han impartido los presidentes, se derivan de altos propósitos de bien público, de una magnífica insensibilidad a todas las solicitaciones de los intereses privados concordantes o no con los intereses colectivos, y de un evidente poder político capaz de contener todas las fuerzas opuestas y dar así realidad a sus patrióticos propósitos. “

39 39

114. El presidente M. T. de Alvear, los ministros de Guerra A. P. Justo y Agricultura E. Mihura y el director de YPF, E. Mosconi, C. Rivadavia, 25 de marzo 1927. Colección particular

Durante

su gestión como director de YPF a Mosconi le preocupaba

especialmente la gran cantidad de extranjeros entre el personal de los yacimientos de Comodoro Rivadavia lo “que constituía un obstáculo para desarrollar el espíritu patriótico que él consideraba esencial”. Trabajar en YPF no era tarea común. Un obrero, un empleado, un técnico era un soldado civil, pertenecía a un ejército que tenía como meta el bienestar de los argentinos. Mosconi se propuso firmemente: “asegurar una colaboración permanente, decidida y leal de todo el personal de la organización, elevar en lo posible su standard de vida” Este fue el criterio que lo llevó a construir barrios con luz, gas y agua corriente, fundar un pequeño y moderno hospital, farmacia, comedores económicos en los campamentos, baños públicos, panaderías, escuelas y un colegio de artes y oficios, campos de deportes, algunos bares y hasta un cine. Impulsó además una serie de beneficios como: bonificaciones por maternidad, paternidad y antigüedad, asistencia médica gratuita, y gratificaciones anuales extraordinarias por premios a la productividad, subsidios para circunstancias como fallecimiento, enfermedad y viajes, a modo de estímulo.

115. Hospital de YPF M. T. de Alvear, C. Rivadavia, inaugurado el 26 de diciembre de 1924. El petróleo argentino

116. Sala de Maternidad. Inaugurada el 26 de diciembre de 1924 El petróleo argentino

117. Boxing Club YPF en Comodoro Rivadavia. El petróleo argentino

118. Campo de deportes de YPF en Comodoro Rivadavia. El petróleo argentino

40

En Comodoro Rivadavia Mosconi instituyó los primeros servicios sociales del
establecimiento: viviendas para empleados, colegios, obras de electrificación y aguas corrientes... Además impulsó la instalación de un colegio para artesanos de la Orden Salesiana que bajo su sugerencia se llamó Colegio Salesiano Deán Funes de Artes y Oficios. Mosconi recordaba que: “En aquellos tiempos era muy distinta la vida en el Yacimiento. Hoy se han convertido en realidad las promesas que entonces hiciera, de impulsar vuestro bienestar, porque podemos afirmar- como ya lo han hecho representantes de los partidos socialistas- no existe en el país organización de tan elevado nivel de vida como la de los Yacimientos Fiscales. Ello es equitativo, es grato y no marca el final de nuestra preocupación en aquel sentido, como tampoco tiene término el propósito de cimentar la disciplina y la justicia, condición indispensable para el trabajo eficiente.”
119. El general Mosconi, 1928. Archivo General de la Nación

“Cuando el general Mosconi desempeñaba la dirección de YPF, pugnó, con toda clarividencia, por dotar al personal a sus órdenes, de medios que hicieran más agradable su ímproba labor, que en las horas libres tuvieran momentos de esparcimiento y un lugar sano donde junto a la alegría del deporte, surgiera la camaradería, grata al corazón y al espíritu”
Boletín Club YPF, abril- junio 1940

121. Iglesia Santa Lucia y el Colegio Salesiano Deán Funes, inaugurado el 27 de enero 1929. 122. Escuela Primaria Nº 2 en Comodoro Rivadavia 123. Plantas compresora de gas y de gasolina, Comodoro Rivadavia 1929. 124. Residencia de empleados y comedores. Comodoro Rivadavia, 1927.

41

Mosconi sostenía que: “La afirmación de nuestra nacionalidad, el concepto
arraigado del deber, el culto de la voluntad del carácter, el irreductible espíritu de justicia, el interés por el bien público, la noción hecha carne de que, los gobiernos son para los pueblos y no los pueblos para los gobiernos, el respeto de la Constitución y de la Ley, una mejor distribución de la fortuna pública, la aspiración de todo ciudadano de convertirse en una activa molécula de trabajo y de progreso, allí está, señores, nuestra tarea para honrar y mantenernos fieles a los ideales políticos y sociales de los hombres de la Revolución.” Consecuente con sus dichos, el general Mosconi envía un telegrama desde Roma al doctor Marcelo T. de Alvear, el 28 de abril de 1930, advirtiéndole sobre la situación que se vivía en el país en los siguientes términos: “Noticias telegráficas alarmantes propósito gobierno provisorio. Desconocimiento elecciones en buenos aires. Como soldado
125. Mosconi en Comodoro Rivadavia. ca. 1930 Archivo Histórico de Comodoro Rivadavia

estoy presente restablecimiento constitucional. Salúdalo”
126. Vista aérea del yacimiento de Comodoro Rivadavia, donde se aprecia la Iglesia de Santa Lucía y el colegio salesiano Dean Funes 1930. El petróleo argentino

42

mbre de 1930, se

El

6 de septiembre de 1930 se

produjo el golpe militar dirigido por el

teniente general José F. Uriburu y el general de división Agustín P. Justo, por el que fue derrocado Hipólito Yrigoyen y asumió como presidente interino Uriburu. Luna en su obra citada relata que “Desde las instituciones casi no se opuso resistencia al golpe. Mientras tanto Mosconi, en compañía de otros militares democráticos intentaron defender el gobierno constitucional tomando el Arsenal de Guerra, desde allí comunicaron al vicepresidente Enrique Martínez que las fuerzas del Arsenal y Campo de Mayo estaban a su disposición, pero no había nda que hacer, la renuncia del vicepresidente era definitiva” y los militares abandonaron el Arsenal. Como último acto al frente de la compañía estatal fue ordenar una auditoría general, y a pesar de que los números cerraban y confirmaba una gestión transparente, Mosconi y sus colaboradores debieron soportar una intensa campaña de desprestigio. Tres días después, el general Enrique Mosconi presentó su renuncia como director de Yacimientos Petrolíferos Fiscales. La renuncia fue elevada al nuevo ministro de Agricultura, doctor Horacio Beccar Varela, ex presidente
127. Uriburu el 6 de septiembre 1930 Fotografía en la Historia Argentina 128. Enrique Mosconi, 1928 Archivo General de la Nación

de la Compañía Ferrocarriles de Petróleo, subsidiaria Shell y además abogado de la Standard

de la Royal Dutch Oil en el país.
43

En la circular nº 886, del 9 de septiembre, se despide del personal de YPF,
dejando asentado que la institución ha demostrado que: “El Estado puede ser un buen administrador cuando se dictan y mantienen las normas necesarias a ese fin. Ha llevado su labor a buen término por medio de un trabajo metódico y tenaz realizado con espíritu de cuerpo y cohesión espiritual en todo el personal de la organización, desde el director general hasta los grados inferiores de la jerarquía técnica y administrativa, persiguiendo ideales patrióticos y propósitos superiores de interés público.” Ese mismo día, en horas de la tarde Mosconi fue detenido junto a Baldrich y Toranzo por el gobierno militar, bajo el cargo de indisciplina militar al manifestar su oposición al golpe. Simultáneamente fue detenido Orzábal Quintana, presidente de la Alianza Continental. Estos arrestos eran “la revancha de la Standard Oil.” A la semana siguiente quedaron en libertad, pero Mosconi se negó a colaborar con un movimiento que había sacado al ejército de su ámbito natural para trastocar las instituciones. Los generales Uriburu y Justo, quien había sido su compañero de facultad, se propusieron neutralizar a Mosconi. Por esta actitud fue sometido a una intensa campaña difamatoria en los distintos medios controlados por el nuevo gobierno y tildado de “general comunista, enemigo de la patria y colaborador de los intereses rojos” a la vez que se le realizó un sumario acusándolo de aplicación indebida del presupuesto en la administración de YPF.
44

“Como había que desprestigiar a Yacimientos Petrolíferos Fiscales y castigar a Mosconí por sus ocho años de lucha, se hizo investigar una supuesta aplicación indebida del presupuesto.” Arturo Frondizi

129. Leyendo en un acto junto al obispo Santiago Copello. 13 de Julio de 1929 Archivo Caras y Caretas 130. General de División, Enrique Mosconi 1939 Colección particular

A

mediados de septiembre de 1930, el general Uriburu convocó al

ingeniero Mosconi a su despacho y le manifestó que: “Su presencia no es conveniente para mi gobierno y para usted mismo. Por lo tanto, he dispuesto que viaje a Europa...Regresará cuando la superioridad lo disponga.” Mosconi le responde enérgicamente: “Mi general, ¡no es posible! Tengo un sumario en curso. Debo defenderme, abandonar el país supondrá que me fugo para eludir responsabilidades. Está de por medio mi honor.” Uriburu le contesta secamente que él ya lo ha dispuesto así, a lo que Mosconi le pregunta: “¿Entonces quiere decir que usted me destierra?” Finalmente el diálogo terminó cuando Uriburu responde irónicamente: “Destierro sería Ushuaia, donde hemos enviado a otros. . . Pero a Europa...Dígale más bien viaje de placer”. En la biografía dedicada a Enrique Mosconi, el historiador Felix Luna
131. Félix Uriburu y Enrique Mosconi, 1929. Archivo General de la Nación

escribe que el general Uriburu: “estaba convencido de que el ex director de YPF no era de la clase de hombres que se quedaba con los brazos cruzados. Si no había aceptado colaborar con el régimen eso sólo podía significar que estaba tramando un contragolpe. La única solución era terminar con su sombra, mandarlo lejos, desterrarlo...”

132. El ministro Beccar Varela pone en posesión de sus cargos a los nuevos directivos de YPF, 1930

45

133. Retrato de Enrique Mosconi Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

La

gestión de Mosconi como Director General de Yacimientos Petrolíferos

134. Un aviso publicitario de la época

135. Vista aérea de la Destilería La Plata. El petróleo argentino 136. Vista del yacimiento en Comodoro Rivadavia. Año 1921. El petróleo argentino

Fiscales, durante el período 1922-1930, consiste esencialmente en las siguientes acciones: ampliar con los de Plaza Huincul y Salta la explotación de yacimientos de Comodoro Rivadavia; ampliar las exploraciones en las provincias de Mendoza, Jujuy, Salta, Neuquén y Chubut. instalar la Destilería de La Plata; establecer plantas de almacenamiento en las ciudades de Concepción del Uruguay, Santa Fe, Dock Sur, Mar del Plata e Ingeniero White; armar una flota petrolera con siete unidades, dotar de surtidores de YPF el país. Un solo surtidor de nafta funcionaba el día en que Mosconi se hizo cargo de la Dirección General. A partir de 1922 los surtidores con la sigla encerrada en el círculo con los colores argentinos comenzaron a esparcirse por las rutas más alejadas del país. Al abandonar Mosconi su puesto, en 1930, YPF tenía 2.320 surtidores

44

46

46

1931

El

ingeniero Enrique Mosconi por orden del gobierno de facto de Uriburu

viajó a Europa. Lo acompañaron su hermana y colaboradora Ernestina y cuatro de sus sobrinos Gorchs, que acababan de quedar huérfanos. La hermana del general, María Esther Mosconi de Gorchs, había fallecido el 14 de mayo 1928 y su cuñado Agustín, el 12 de mayo de 1930. Esta circunstancia hizo que Enrique quedara a cargo de los hijos del matrimonio.

137. María Esther Mosconi de Gorchs (1876- 1928) Colección particular 138. Agustín Justo Gorchs (1868- 1930) Colección particular

A pesar de la congoja que le producía encontrarse exiliado, Mosconi consiguió superar la angustia y se abocó a estudiar los adelantos aeronáuticos incorporados por Italia, Francia y Suiza. En forma periódica redactaba informes para enviar al Ministerio de Guerra que fueron finalmente elevados en mayo de 1932 conjuntamente con la imagen de los funcionarios de la Real Aeronáutica Italiana. El 31 de diciembre, encontrándose aun en el extranjero, fue ascendido a general de división.

139. Mosconi con funcionarios de la Real Aeronáutica Italiana al iniciar el estudio de su organización, Roma, 1931. El petróleo argentino

47

1932

El 20 de febrero asume la presidencia Agustín

P. Justo y Mosconi regresa a

la Argentina, con la esperanza de que su situación personal se modificara. Sin embargo percibió con pesar que en el nuevo gobierno tampoco había cabida para él. Se encontró frente a una nueva decepción pues se lo designó en la Dirección General de Tiro y Gimnasia, departamento que se encontraba “muy por debajo de sus aptitudes y experiencia”.

140. Reloj de viaje perteneciente a Mosconi Colección Eduardo Gorchs

En diciembre Mosconi sufre repentinamente un ataque de hemiplejia. Luna se refiere, en su obra citada, a las posibles causas que lo provocaron: “El exilio, la depresión, la ingratitud y hasta el desprecio no lograron menguar el carácter determinado y emprendedor de Mosconi, aunque sí consiguieron minar su salud de hierro. Una mañana, el general despertó con la mirada
142. Libreta de conductor internacional perteneciente a Mosconi, Niza, 1932 Colección Agustín Gorchs

borrosa, la garganta seca y el lado izquierdo de su cuerpo completamente paralizado… La hemiplejia había atravesado su vitalidad y lo dejó postrado en una cama durante siete meses. Allí mismo Mosconi decidió enfrentarse a su enemigo mortal y emprender una nueva batalla: ganarle a la enfermedad... Instaló un gimnasio para la rehabilitación en su casa, diseñó y mandó fabricar un aparato que le permitiría ejercitar brazos y piernas.”

141. Enrique junto a sus sobrinos y hermana, de izquierda a derecha: María Cristina Gorchs, Ernestina Mosconi, y María Esther, Mabel y Agustín Gorchs. Europa, 1931. Colección particular 143. Enrique Mosconi, un matrimonio amigo y su hermana Ernestina, Italia. 1932 Colección particular

48

1935

144. El general Mosconi dedica la foto: “A mi sobrinita María Esther. Cariñosamente, Enrique. Mayo 1927.” Colección particular 145. Vivienda de la calle Araoz 2592 Colección Eduardo Gorchs

A

pesar de que el ingeniero Mosconi no tenía esposa ni hijos, estuvo

siempre al cuidado de sus hermanas Ernestina y María y acompañado por sobrinos Gorchs y amigos que lo visitaban en su casa de la calle Araoz 2592 esquina Arenales. María Esther Gorchs de Garrido, una de sus sobrinas nietas, recientemente fallecida refiriéndose a su tío comentó que: Prefería que nadie lo viera hasta que hubiera podido restablecer su prestancia militar y recuperarse de la delgadez en que lo había sumido la enfermedad”

146. Mosconi recibe en su casa la visita de una compañía de boyscouts de Comodoro Rivadavia, 1936 147. De izquierda a derecha: sus sobrinos Federico y María C. Gorchs, sus hermanas Ernestina y María y su sobrina María E. Gorchs; sentados, Matilde Rondeau y Mosconi, La Pastoral, Gorchs, F.C. Sud,1934. Colección particular

49

En

agosto de 1935 fallece su amigo y colaborador entrañable, el doctor

Carlos Madariaga. El general Mosconi, en una carta dirigida al diario La Nación, propone que la Destilería Fiscal de Petróleo de La Plata lleve el nombre de Carlos Madariaga como testimonio de su lucha y aportes económicos realizados en YPF. En ella expresa que: “La construcción de la Destilería
Inspírame el deseo de que cada argentino haga lo que deba y pueda para lograr la conquista de nuestra independencia integral.

Fiscal de Petróleo de La Plata responde a la acción del doctor Madariaga… En cierto momento, con la visión amplia y cabal de la obra que se realizaba y de lo que en ella significarla ese establecimiento, ofreció su fortuna personal para garantizar las letras que debían emitirse para la construcción de aquella inmensa fábrica…En la construcción de este organismo industrial colaboró con acción decidida y singular, con viva comprensión y con generoso patriotismo, el doctor Carlos Madariaga... Por estas razones es que he lanzado públicamente la iniciativa de que se dé a la Destilería Fiscal el nombre del Doctor Carlos Madariaga,

148. Doctor Carlos Madariaga 149. Enrique Mosconi en General Las Heras, ca. 1929 Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

como

justicia

y

reconocimiento

a

sus

servicios

y

a

su

patriótica

generosidad.”

50

1936

En

julio el gobierno de Uruguay, invita a Mosconi a la colocación de la

piedra fundamental de la refinería de petróleo de la ANCAP. En la disertación el general expresa que: “Las molestias físicas que me comprimen, no han podido impedirme aceptar una invitación tan cordial y para mí tan honrosa... En nuestra América se ha clausurado definitivamente el ciclo de las divergencias, de los rencores y de los conflictos, muchas veces sangrientos y siempre estériles, pero se ha iniciado otro de mas difícil realización, aunque mas fecundo, que requiere el trabajo de varias
150. Enrique Mosconi ca. 1932

generaciones. Esta tarea exigirá inteligencia cultivada, carácter tenaz y patriotismo incorruptible...Ayer la Argentina con su YPF y Méjico; hoy el Uruguay; mañana Brasil, Chile, Perú, Colombia y Venezuela levantarán

“El triunfo es siempre obra del carácter y la voluntad más que de la inteligencia y de la Ilustración”

iguales o similares organizaciones, sobre las cuales descansará majestuosa la gran cúpula de la independencia integral de Latinoamérica…” El día del acto está allí presente. Pero la dificultad con que se mueve, y que él mismo contribuye a exagerar, lo decide a regresar a Buenos Aires al día siguiente, sin asistir al resto de los festejos. Su enfermedad limitante lo ha hecho retraído y distante. En octubre el ingeniero Mosconi le dirige

151. Frente de La Pastoral, vivenda familiar de los Gorchs, Gorchs, F.C. Sud, 1934. Colección particular

una carta al Presidente de la Cámara de Diputados, Carlos María Noel, con el objeto de presentarle un proyecto, para el aumento de generación de energía eléctrica moderna. necesario para la vida

152. De izquierda a derecha: De pie Ernestina y María Mosconi, María Cristina, Federico y María Esther Gorchs Mosconi. Sentados Ricardo y Enrique Mosconi, Sara Rache de Mosconi y sus hijos Ricardito y Madelón y la señora Matilde Rondeau. La Pastoral, Gorchs, F.C. Sud, 1934. Colección particular

51

El 29 de diciembre de 1936 publica su primer
libro: El Petróleo Argentino 1922-1930 y la ruptura de los trust petrolíferos inglés y norteamericano el 1º de agosto de 1929. Mosconi dedica esta obra: “a mis padres, a los míos y, especialmente a mis hermanas, que con abnegación y cariño fraternal custodiaron con éxito mi larga enfermedad y convalecencia, haciendo posible así la publicación de este libro, con el que tributo a mi Patria en el día de su aniversario, un homenaje de pensamiento, de sentimiento y de acción innovadora, llevada a feliz término con fervor patriótico, en bien de los intereses generales de la Nación” En sus propósitos, Mosconi escribe que este libro: “Se refiere a la labor cumplida por YPF en el período comprendido en el período de 19 de octubre de 1922 y el 9 de septiembre de 1930, hubo de ser publicado al cesar en mis funciones de Director..., por haber presentado mi renuncia con carácter indeclinable al Ministro de Agricultura...Los acontecimientos de entonces, que son del dominio público; mi viaje a Europa, después, y mi larga e inesperada enfermedad, por último, fueron factores capitales que me impidieron hacerlo en esa oportunidad. Pasadas las circunstancias que he referido, hago esta publicación...para constancia de los hechos cumplidos...” Más adelante agrega que su intención es que: “Pueblo y Gobierno de mi país conozcan documentadamente cómo una repartición que vivía en el déficit y
154. María Mosconi, hermana del general, ca. 1940 Colección particular

poco productiva, en ocho años se transforma en una organización de gran interés público, que da un aumento de riqueza a la economía nacional”

1937
El 27 de diciembre la Academia de Ciencias y Artes de Río de Janeiro le otorga la medalla al mérito cultural por su destacada labor científica. El 14 de julio de 1938, con la presencia de un grupo reducido de amigos, se le hizo entrega de la medalla y el diploma que le otorgase la academia brasilera que se había postergado por su delicado estado de salud. En esa ocasión. Mosconi considera que el homenaje: "va mas allá de mi modesta persona, pues, con una perspicacia y una previsión encomiable, se dirige, inspirada en razones urgentes de bien público, al cerebro y al corazón de las generaciones actuales y venideras de Latino
153. Portada y portadilla del libro de E. Mosconi El Petróleo argentino 19221930. Dedicado a su hermana María , en mayo 1937 Colección particular 155. Diploma de la Academia de Ciencias y Artes do Brasil, 1937 Complejo "Enrique Udaondo"

América -…que deberá realizar durante el siglo XXI la independencia económica de sus pueblos, y que para esto es menester,… propender a fomentar y desarrollar el arte de administrar, y para demostrarlo no titubea en salvar las fronteras de su país y detenerse.”

52

1938

El éxito del primer libro lo motivó a preparar otra obra, que titulará Dichos
y hechos 1904- 1938 y que fue presentado en febrero del año siguiente. Mosconi plasma en ella, su pensamiento y su obra. Lo dedica especialmente: “...a la juventud de mi patria de cuyo espíritu depende la Argentina del futuro. . . y muéveme también el anhelo de que nuestra juventud se lance a la acción con todo el empuje de su voluntad tenaz y con el propósito firme e imperturbable de no cejar ante cualquier obstáculo o momento de adversidad... Y si llegáis a encontrar vallas, que esto no os amilane; os sirva para contraer los músculos y dar luego un salto más potente y decisivo hacia adelante, con el fin de alcanzar el ideal propuesto, confiando en que la justicia y el honor triunfan siempre: ello será para bien y progreso de la Nación". El 18 de agosto de 1938, Mosconi le dirigió una carta al intendente de la Capital Federal, doctor Arturo Goyeneche para elevarle el anteproyecto de un gasoducto que uniría Comodoro Rivadavia con Buenos Aires, diseñado por el ingeniero Hubert Platz, pues consideraba que: “El ingeniero Platz conoce en todas sus fases técnicas y financieras, y que tiene una reconocida e indiscutible capacidad para, realizar y llevar a buen término la obra.”

156. Libro de Mosconi Dichos y hechos 1904- 1938. Dedicado al sr. Dr. Enrique Garrido, Escribano Mayor de Gobierno con atenta consideración y afectiva estima del autor y amigo Buenos Aires, febrero 1939. Colección particular

1939
El 20 de septiembre, el Instituto Técnico Industrial de Brasil le otorga el Gran Diploma de Honor por sus méritos técnicos
157. Instituto Técnico Industrial do Brasil, 20 de septiembre de 1939 Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

1940
Como último homenaje a su labor, recibe el Diploma y Medalla de Honor del Instituto Químico Industrial de Río de Janeiro

158. Pergamino con firmas en reconocimiento de su gestión en YPF, 13 de abril de 1940 Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

159. Enrique Mosconi en General las Heras, ca. 1930, Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

53

El 4 de junio de 1940, a los 63 años, Mosconi muere en su casa particular,
luego de ocho años de convalecencia. Ese día, en señal de duelo, las puertas y ventanas del edificio central de YPF permanecieron entornadas, y a media asta las banderas y gallardetes de la flota y campamentos petroleros. El diario La Nación, del 5 de junio, en la necrológica destaca que: “Hace ya tiempo que una enfermedad larga había privado al país de la colaboración sobresaliente del general Enrique Mosconi. Especializado en una de las áreas productoras de la Nación de mayor repercusión en la economía y en la industria, era un técnico de autoridad y de eficacia indiscutible. Habría sido útil en cualquier época de la República y en las presentes circunstancias cuando el problema del petróleo asume importancia tan singular, el
160. Necrológica de Enrique Mosconi. 5 de junio de 1940. La Nación

fallecimiento del general Mosconi representa una pérdida sumamente sensible. Desaparece con él, asimismo, un militar de disciplina y de amor a la institución del Ejército a la que dio, a través de una dedicación muy honda, y de estudios de señalada competencia, pruebas inequívocas de su vocación y de su respeto. Era estudioso y tenía el afán de servir al país. No le guiaba ninguna aspiración utilitaria. Poseía la virtud del desinterés personal frente a las necesidades y las exigencias de la República y fue en ese sentido un servidor leal de la Nación. Ha de recordarse al general Mosconi, en forma perdurable, porque su capacidad de organización a su

161. Tropas de la 1º División del Ejército rindiendo honores a la llegada del féretro a la Recoleta. 5 de junio de 1940. Colección particular

clara inteligencia, a su conocimiento y a su cultura se debe el mejoramiento de los resortes relacionados con la industria petrolífera argentina”

54

En

el final de la biografía

citada, el historiador Félix Luna concluye con

estas palabras: “En sus comienzos como ingeniero militar e inventor, en su breve pero fecundo paso por la aviación argentina y desde el timón de YPF, dos ideas fundamentales guiaron su obra: el autoabastecimiento y la convicción de que el Estado debía ser capaz de administrar sus propios recursos. Aunque en vida no tuvo el reconocimiento que merecía. El mejor homenaje fue que YPF, primera empresa petrolera estatal de América Latina, sobrevivió al golpe de 1930 y se convirtió en la compañía más grande del país”.

162. Busto de mármol del general Enrique Mosconi. , firmado IFTA. Complejo "Enrique Udaondo"

163. El general Juan E. Vaccarezza, pronunciando su oración fúnebre en el peristilo del cementerio de La Recoleta. 5 de junio de 1940. Colección particular 164. Oración fúnebre impresa. Colección particular 165. Necrológica de Enrique Mosconi. 5 de junio de 1940. Noticias Gráficas

55

En

la oración fúnebre pronunciada el 5

de junio de 1940 sobre la tumba del general Mosconi en el cementerio de la Recoleta el general Alonso Baldrich decía: “Con el espíritu acongojado por la gran pérdida sufrida, vengo en nombre de sus
166. Alonso Baldrich y Enrique Mosconi ,ca. 1929. 167. Composición con retrato de Mosconi en Parábola patriótica, por Félix Macías. YPF. Complejo Museográfico "Enrique Udaondo"

amigos, a rendir el homenaje de mi admiración y cariño…algún derecho confieren cincuenta años de compañerismo y amistad...En su lenta y larga agonía, tan estoicamente soportada nunca tuvo una queja para los injustos olvidos y silencios de su nombre sobre su destacada actuación. Mosconi era un fuerte, por el espíritu y la mente. Postrado por más de siete años en su sillón de inválido, no estuvo ociosa su mente fecunda ni tranquilo su espíritu afanoso. Dos obras produjo: una titulada “El Petróleo”... El otro libro se titula sugerentemente “Dichos y Hechos”.Hay un tercer libro que trunca su muerte y es de trascendental importancia.... Hago votos para que el patriotismo argentino se constituya en albacea de su esperanza redentora formulada en el libro inconcluso, para la grandeza y prestigio de la Patria...”

56 56

Con

motivo del fallecimiento de Enrique Mosconi el Boletín Club YPF, le “Con la desaparición del general ingeniero Enrique Mosconi, ha

rinde un sentido homenaje en la edición número 8 de fecha abril- junio de 1940: perdido el país a un ciudadano singular que, dentro de su doble calidad de civil y militar, ha dejado tras sí una larga estela luminosa, que habrá de perdurar en el recuerdo argentino... con seguridad su vida ejemplar de labor, inteligencia y honestidad, ofrecerá en el futuro amplio campo al estudio y al elogio de su obra...”

168. Portada de Club YPF, Boletín informativo Nº 8, abril- junio 1940

169. Público asistente al funeral en memoria del general Mosconi. Comodoro Rivadavia, junio 1940 Boletín del Club YPF 170. Autoridades del Yacimiento de Comodoro Rivadavia a la salida del oficio en memoria de Enrique Mosconi. Junio 1940 Boletín del Club YPF

57

1941

El 24 de septiembre se publica el libro Creación de
la 5ª arma y las rutas aéreas argentinas, editado en homenaje al general Mosconi. En el mismo se encuentra la documentación dedicada a la aviación por el general Mosconi y donada a la Junta Argentina de Aviación, en ocasión del primer aniversario de su fallecimiento por sus hermanos María, Ernestina y Ricardo Mosconi. En la obra aparecen los conceptos emitidos por teniente coronel Jorge B. Crespo en 1923, donde expresa que: “Lamento profundamente la ausencia del ex director del Servicio Aeronáutico del Ejército, coronel Enrique Mosconi, pues su satisfacción hubiera sido muy grande al asistir a la consagración de los aviadores y pilotos militares que iniciaron bajo su dirección superior, el aprendizaje y enseñanza a base de los métodos más modernos, y porque fue siempre para él, el progreso y desarrollo eficaz de la aviación militar, dedicándole en todos los momentos, una atención intensa y una preferencia
171. Portada, portadilla y afiche del libro Creación de al 5ª Arma y las Rutas Aéreas Argentinas. 172. Primera escuadrilla aeronáutica del Colegio Militar de la Nación. El Palomar, 1936. Un argentino llamado Mosconi

única, sin descuidar, absolutamente, el fomento y estímulo de la aviación civil porque apreciaba perfectamente lo que ella significa en nuestro país como elemento de progreso…”

“Quedará constituida en nuestro ejército la quinta arma y empezará el trabajo de perfeccionamiento que no conocerá tregua”

58

173. Petrolero de la Flota de YPF Archivo General de la Nación 174. El petrolero General Mosconi en el día de su bautismo 1944 Archivo General de la Nación

El

14 de junio de 1940, el presidente, ingeniero Carlos Silveyra, y los

miembros del Directorio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, rinden un sentido tributo a su ex Director. En la resolución alusiva se resuelve, entre otros homenajes: “Dar el nombre de general ingeniero Enrique Mosconi, a uno de los barrios de Comodoro Rivadavia... y designar con su nombre a la primera unidad mayor de la Flota de Yacimientos Petrolíferos Fiscales que se adquiera”. Fue publicada en el Boletín de Informaciones Petroleras, del mes de junio, publicación creada por Mosconi en febrero de 1924.

59

APÉNDICE DOCUMENTAL
I Foja de servicios I I Principales iniciativas y proyectos realizados en

el arsenal Esteban de Luca
I I I Documentos personales originales I V Correspondencia Mosconi- Alvear- Rojas V La obra de Mosconi en YPF : Tablas y Cuadros V I Oración fúnebre: Severo Toranzo V I I Recortes periodísticos: Necrológicas

60

I. Foja de servicio militar

61

II. Principales iniciativas y proyectos realizados por Mosconi en el Arsenal de Guerra “Esteban de Luca”, 1915- 1919
− − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − − Reemplazo del carbón por petróleo de Comodoro Rivadavia. Hornos Rockwell de fundición, que funcionan con combustible. Experiencias para la fundición de aceros con óxido de Quequén. Estudio de maderas nacionales para el Arsenal. Prohibición de emplear maderas importadas. Reemplazo de cáñamo importado para la Armería por el nacional de Caraguatá. Modificaciones en material de Ingenieros de acuerdo a la experiencia estudios en Europa. Transformación de las ametralladoras para darles el valor táctico del que carecía. Galvanizado. Se construyó una cuba para aplicar a las chapas en caliente. Granadas de mano fabricadas en base a las del ejército alemán. Nueva instalación neumática para taller de Fraguas. Modificación de máquinas Remington en desuso para fabricar vainas para fusiles Mauser. Nuevas instalaciones para laminado de chapas en vasta escala para la fabricación de vainas. Reemplazo de aluminio importado en espoletas, por otro material producido en el país. Empleo de industria nacional. Se da ciertas tareas de talleres a industrias del país. Investigación y empleo de material nacional para cañones de fusiles Mauser y ametralladoras Fundición de matrices obsoletas. Se funden para hacer nuevas matrices. Estadísticas de la producción militar para la organización de la industria privada. Construcción de cocinas rodantes usando como aislante asbesto. Nuevas instalaciones para fundición de cobre maleable. Nueva instalación de un horno a petróleo para enllantar ruedas. Nuevas estufas y calderas para la preparación de pinas para ruedas. Empleo de cañones navales en desuso para ampliar el tren de laminado. Propuesta de reglamento para conservación de elementos en los depósitos. Registro y análisis de tierras y minerales del país. Instalación de martinetes en taller de fraguas y adquisición de prensa hidraúlica de alto poder. Construcción de botes-balsas. Proyecto de construcción de herramental para zapadores y pontoneros. Construcción de una pista de obstáculos, para evitar costosos ensayos fuera del Arsenal. Fabricación de granadas para ejercicios. Modificación de procesos para fabricar vainas y balas homogéneas de latón. Estudio para fabricar cañones de ametralladoras con barrotes para cañones de fusil.

62

III. Documentos personales originales Copia del acta de bautismo de Enrique Mosconi

63

Circular Nº 886. 9 de septiembre 1930 Renuncia al cargo de Director General de YPF

64

Invitación al acto de colocación de una placa de bronce en el sepulcro de Mosconi en La Recoleta. Junio 1941

65

IV. Correspondencia con el doctor Ricardo Rojas
26 de abril de 1928 “Mi estimado general y amigo: He seguido por los diarios su viaje por Estados Unidos, México y otros países americanos, y acabo de leer sus impresiones sobre la cuestión del petróleo, cuyo estudio fue el objeto principal de su comisión al extranjero. De esto último quiero hablarle ahora, ya que debo a nuestras repetidas conversaciones al respecto, y a la bibliografía del “Boletín” que usted suele enviarme, la conciencia que hoy tengo sobre el problema petrolífeor, de tan vital interés para nuestro país y de la actualidad perentoria en la política internacional. El propósito de estas líneas es comunicarle por escrito lo que alguna vez le redicho personalmente: la necesidad de que nuestra universidad contribuya a las soluciones de este grave problema argentino.... Mi propósito es decirle que, una vez triunfante la tendencia nacionalista en la política del petróleo, no quedaría por ello resuelta la cuestión en la práctica. La reforma legislativa será tan sólo una solución en papel, y siendo esta una materia inflamable por excelencia conviene prevenir ciertos peligros, tratándose de combustibles. Entiendo con esto que necesitamos hombres capaces de aplicar esa ley: es decir, técnicos argentinos aptos que nos libren de la declamación, más o menos patriótica, y que se entreguen a la explotación geológica, a la explotación industrial y a la administración económica de este nuevo servicio público. La cuestión del petróleo es también una cuestión de educación técnica superior y especializada, aspecto del problema que no debe descuidarse si queremos asegurarnos el éxito. De tal previsión proviene el interés que, como rector de la Universidad, he tomado en el estudio de este asunto... Entiendo que la Argentina debe hacer algo fundamental en esta materia y que debe hacerlo la Universidad por tratarse de altos estudios técnicos y de una rama especializada de la ingeniería. Cursos elementales o parciales, como los que se han intentado en la Escuela Industrial de la Nación o en la Universidad popular de la Boca, no pueden dotar al país de geólogos eminentes ni de capitanes de industria y grandes organizadores de la explotación comercial como función del Estado. Es la Universidad de Buenos Aires la que debe hacerlo, pero no podrá, debido a la escasez de recursos, si no contamos con la colaboración de usted, o sea de la Comisión Nacional que preside. El objeto de esta carta es de invitarlo a tal colaboración, que ha de abarcar desde el consejo sabio hasta el subsidio eficaz. Mi deseo sería promover la fundación de un instituto argentino dependiente de la Universidad, análogo en sus bases teóricas a la “Escuela Superior de Petróleo de Estrasburgo”, que como usted sabe se destina a formar técnicos especializados en la industria del petróleo y los combustibles líquidos, a la vez que a probar y desenvolver los estudios científicos y técnicos que interesen a esa industria... El objeto principal de mi consulta no se refiere tanto a la idea en sí misma, para la cual descuento de antemano su apoyo, sino a la colaboración de los yacimientos del Estado, con material didáctico y campos de experimentación, indispensables en una escuela de este género. Usted sabe que en Estados Unidos se ha establecido análoga colaboración entre las oficinas fiscales, las explotaciones industriales y las escuelas de Minas, sean universitarias o no. Pero usted conoce muy bien tales casos y ello me permite no fatigarlo con los detalles y ejemplos. A la espera de su contestación, lo saluda muy afectuosamente su compatriota y amigo Ricardo Rojas”

66

“Buenos Aires, 15 de junio 1928 Mi estimado rector y amigo: He recibido su carta fechada el 26 de abril ppdo., pero que llegó a mi poder a mediados de mayo, al regresar de la frontera norte, donde fui a cerciorarme del estado en que se hallaban los trabajos que la Dirección General ha emprendido en Vespucio, y para conocer la situación legal en que se encuentra la acción judicial que, contra la Standard Oil Co., mantenemos ante el gobierno de Salta. Celebro coincidir con usted en la apreciación del problema petrolífero mundial, y especialmente del argentino, que espero que sea considerado por la Honorable Cámara de Senadores tan pronto se inauguren, en una o dos semanas, las sesiones del Congreso.... Iniciemos la consideración de la iniciativa que usted muy oportunamente propone de fundar un Instituto de Petróleo, dependiente de la Universidad. Este instituto tendrá a su cargo la formación del personal técnico superior que requiere la industria petrolífera nacional en su actual estado, y más un si se piensa en el incremento extraordinario que ha de adquirir en el un cercano futuro. La formación del personal técnico necesario para la industria… requiere, en primer término, el personal técnico directivo especializado que aun no forman nuestras escuelas superiores de un modo acabado, pues los conocimientos que de esta especialidad adquieren los ingenieros industriales considero que no son suficientes y pienso, en consecuencia, que tanto los ingenieros industriales como los ingenieros civiles deben recibir una instrucción complementaria perfectamente especializada en minería e industrialización y que esta enseñanza debe ser, lógicamente, impartida por la facultad de Ingeniería. A este respecto, en alguna oportunidad he tratado de interesar al ex decano de la facultad de Ingeniería, nuestro común amigo el ingeniero Huergo, de manera que, considerando que el problema adquiere importancia creciente en correlación al desarrollo que en estos últimos tiempo ha adquirido la industria nacional del petróleo y disponiendo esta Dirección General de las facultades legales para ello, no sólo aplaudo su iniciativa, sino que ofrezco toda la colaboración y cooperación que sea menester para que ese pensamiento se convierta rápidamente en realidad..... Lo saluda afectuosamente, su amigo Enrique Mosconi”

67

Correspondencia con Torcuato Alvear

“París, 31 de agosto de 1931 Mi estimado doctor y amigo: Conociendo por el mío propio el profundo sentimiento que debe gravitar en su espíritu ante el sombrío espectáculo que ofrece la situación política, económica, financiera y social de nuestro país, deprimido por el gobierno de facto convertido hoy en abyecta dictadura, quiero enviarle las páginas adjuntas que cobrarán valor cuando se juzgue con justicia la administración radica, con verdad las razones aparentes y las causas profundas del 6 de septiembre y objetivamente la obra del actual gobierno puede rendir al ciudadano patriota y eminente, al ex mandatario respetuoso de la ley y al gentleman, el homenaje que, en estos días difíciles, me dicta mi fe patriótica de ciudadano, mi honestidad de soldado constitucional y mi adhesión de amigo sin más aspiración que el bien público y la grandeza de la Nación. Salúdolo con mi más atenta y distinguida consideración, Enrique Mosconi”

“París, marzo 17 de 1932 Querido General y amigo: Esperaba tener pronto el placer de verlo por esta y poder charlar largamente de los graves y palpitantes momentos que ha vivido nuestro país y en una parte de los cuales Ud. ha sido actor principal. Veo por las copias de las cartas y telegramas que me envió cuando yo aun estaba en América que ha seguido con interés y fervor patriótico los acontecimientos de nuestra Patria. ………… Nada urgente ni importante podría encargarle para la tierra… Asuntos particulares me han traído a Europa, solucionados los cuales volveré a Buenos Aires a colaborar con mmi acción en la gran fuerza política a la que pertenecemos y que tengo la seguridad es indispensable a la salud política y social de la vida cívica argentina. Bueno mi querido general si no lo veo antes de su partido le auguro muy buen viaje y le reitero mi más sincera amistad y distinguida consideración. Torcuato de Alvear

68

V. Resumen de la obra de Mosconi en YPF 1922- 1930
OBRA SOCIAL Hospital Farmacia Maternidad Escuelas Colegios Viviendas Comedores Baños Panadería Bonificaciones LABORATORIOS Geológico Petrográfico CONSUMO de AGUA 1922 1.700.000 m3 1930 7.500 ELECTRIFICACIÓN C. RIVADAVIA 16.500 HP PETRÓLEO C. RIVADAVIA 1922 343.010 m3 1930 721.592 FLOTA Hasta 1922 Buques tanque 12 de octubre Ing.º Luis Huergo Aristóbulo del Valle Santa Cruz Tonelaje total: 21.560 Embarcaciones menores ---1922- 1930 Buques tanque Ministro Lobos Florentino Ameghino Ministro Frers Tonelaje total: 24.780 Embarcaciones menores Chata Clemente Onelli Chata Ing.º Scheidewind Cisterna Adolfo Villate Remolcador Atlántico Lancha Cap. F. Fleiss Cisterna J.A. Villalonga Remolcador Almte. Irizar Chata Gral. Baldrich Remolcador Santa Lucía

NUEVOS YACIMIENTOS Plaza Huincul 1922 4.978 m3 1930 89.927 Salta 1925 130 1930 16.494

NAFTA Litros 1922 1.583.604 1930 210.531.45 VENTAS agentes- surtidores 2000

DESTILACIÓN Toneladas Diarias 1922 300 tn 1927 2000 tn La Plata

ALMACENAJE Total 600.000 m3 Dársena S.- La Plata Conc. del Uruguay, Mar del Plata, Ing. White, Santa Fe

Comodoro Rivadavia

PERFORACIÓN Plaza Huincul

Salta

Totales

M. perforados

M. perforados

M. perforados

M. perforados

Pozos terminados

Pozos terminados

Pozos terminados

AÑO

1922 1930

31 45

20.453 113.297

32 164

8 13

2.721 18.60 0

2 22

6

2.26 0

4

39 64

23.174 134.15 7

1922 1930 % aumento

nafta 1.188 157.938 13.292

PRODUCCIÓN M3 kerosene gas- oil 609 21 43.016 14.072 7.063 67.010

fuell- oil 18.777 534.788 2.848

crudo 348.888 828.013 237

Amortizaciones y reservas Ganancias capitalizadas Totales

RESULTADO FINANCIERO m/n 1922 $21.134.632 $32.180.039 $53.314.671

1930 $118.010.160 $101.738.387 $219.748.547

Fuente: Juan Carlos Vedoya: Mosconi, el petróleo y los trusts petroleros

Pozos terminados 34 190

Máq. en servicio

Máq. en servicio

Máq. en servicio

Máq. en servicio

69

VI. Discurso fúnebre del general Severo Toranzo

“Señores: “Todos los que tuvimos la suerte de conocer íntimamente a este gran argentino, cuyos nobles despojos vienen aquí, en este momento en demanda de piadosa sepultura, estamos contestes en juzgar que desaparece prematuramente, sin haber alcanzado la actuación pública a que le daban derecho sus grandes virtudes cívicas y sus excepcionales condiciones militares. “Su sin igual modestia, unida a una ecuanimidad y a una sinceridad poco comunes, daban una opacidad injusta a sus brillantes capacidades. “Desde las aulas del viejo Colegio Militar de Palermo, siguiendo por las no menos severas de la Facultad de Ciencias Exactas y de la Escuela Superior de Guerra, hasta llegar a la cátedra augusta de los instructores de Oficiales, en los comandos de artillería, en los cónclaves de las comisiones técnicas de armamento, y, por último, en la Dirección general de nuestros materiales militares; su paso dejó una estela sin mácula, a través de la cual se diseñaba claramente, aparte de su inteligencia y de su consagración absolutas, el espíritu humanitario de un compañerismo sano y bien entendido; su sabiduría y su versación positivas; su constante amor al orden y a la disciplina; una honradez acrisolada;, una gran sensibilidad patriótica sin ostentación, y una lealtad consecuente con todo lo grande y con todo lo noble, que no ha sido superada por nadie. “Soldado por herencia legítima, podríamos decir casi por atavismo.... este modelo de soldado supo encuadrar siempre su alma en los tonos marciales y puros, de las músicas militares, manteniendo perennemente vivo su patriotismo y su amor a las instituciones civiles y militares de la Constitución y de las Leyes, lo que le hizo granjearse el respeto, la consideración y el cariño de cuantos le trataron. “Su superioridad militar la practicó sin prepotencias odiosas, concediendo mayor valor al consejo de la autoridad ejercida con paternal altura, que al excesivo castigo, que, como las letra, debía entrar con sangre, según viejos... y nuevos sistemas. “Ha muerto con la serenidad olímpica de su conciencia tranquila, sin odios ni rencores para nadie, querido y respetado por todos. “Su obra ejemplar, incompletamente bosquejada en mis palabras, será siempre recordada como el mejor homenaje a su memoria. “El vacío que deja en nuestros corazones, la exquisitez de sus sentimientos, no será llenado jamás! “En nombre de tus amigos y compañeros más íntimos, cumplo con el penoso deber de darte cariñosa y eterna despedida. Noble amigo, descansa en paz!”

70

VII. Recortes periodísticos: necrológicas

71

72

73

74

75

Turismo, revista del Automóvil Club Argentino, 76

77

78

79

80

81

82

83

BIBLIOGRAFÍA
Fuentes Inéditas Academia Nacional de la Historia Archivo General de la Nación Archivo General de la Nación. Archivo fotográfico Archivo Histórico Municipal de Comodoro Rivadavia Biblioteca del Congreso Biblioteca Nacional Biblioteca y Archivo del Círculo Militar Bibliotecas y Archivos particulares Complejo Museográfico “Enrique Udaondo” Diario Clarín Diario La Nación Estudios Históricos del Ejército Museo de Armas de la Nación Museo Histórico Nacional Bibliografía general y especial ALONSO, Jorge Victoriano y SPERONI José Luis: Mosconi, petróleo para los argentinos. Buenos Aires, Taeda, 2006 BIEDMA, Antonio M: Crónica histórica de la aeronáutica argentina. Tomo I. Buenos Aires, Colección Aeroespacial Argentina, 1969. AGUIRRE CÉLIZ, Julio: Nuestro mercado del petróleo en poder de los trusts internacionales, Buenos Aires, Talleres Gráficos de Emilio Bustos, 1944 Crónicas del centenario de Comodoro Rivadavia, 1901- 2001. Comodoro Rivadavia, Crónica, 2001 FRONDIZI, Arturo: Petróleo y Nación. Buenos Aires, Transición, 1963. ----------------------Petróleo y política. Buenos Aires, Editorial Raigal, 1954. GADANO, Nicolás: Historia del petróleo en la Argentina, 1907- 1955: Desde los inicios hasta la caída de Perón, Buenos Aires, Edhasa, 2006 GARCIA ENCISO, Isaías: Los 100 años del Círculo Militar. Buenos Aires, Círculo Militar, 1981. GIANELLO, Leoncio; ROMAY, Francisco L; PICCIRILLI, Ricardo: Diccionario Histórico Argentino, Buenos Aires, Ediciones Históricas Argentinas, 1954. GRELA, Plácido: Mosconi. El petróleo argentino y la soberanía nacional. San Lorenzo, Pacará Ediciones, 1975 GUEVARA LABAL, Carlos: El general ingeniero Enrique Mosconi, una vida consagrada a la Patria. Buenos Aires, Imprenta Juan Perroti, 1941. J. E. G. ------------------------ El general ingeniero Enrique Mosconi, 2º parte. Buenos Aires, 1946. INSTITUTO ARGENTINO DE HISTORIA AERONAUTICA “JORGE NEWBERY”: "Jorge Newbery 1875-1914 – el fundador". JOSÉ Maria Rosa: Historia argentina. Tomo X. El radicalismo (1916 – 1930). Buenos Aires, Ediciones Oriente. La Argentina en el siglo XX, Buenos Aires, La Nación, 1997 LARRA, Raúl: Mosconi, General del petróleo. Buenos Aires, Editorial Futuro, 1957. LUNA, Félix: Enrique Mosconi. Buenos Aires, Planeta, 2001. Colección Grandes Protagonistas de la Historia.

84

María Haydée; DE PAULA, Alberto S.J. y GUTIÉRREZ, Ramón: Los ingenieros Militares y sus precursores en el desarrollo argentino (hasta 1930), Buenos Aires, Dirección General de Fabricaciones Militares, 1976 Medio siglo de petróleo argentino. 13 de diciembre. Comodoro Rivadavia. 1907- 1957. Comodoro Rivadavia, Ed. El Rivadavia, 1957 MOSCONI, Enrique: Creación de la 5ª Arma y las Rutas Aéreas Argentinas. Buenos Aires, Junta Argentina de Aviación, 1941. ------------------------ Dichos y hechos 1904- 1938. Buenos Aires, Librería El Ateneo, 1938. Dedicado al Dr. Enrique Garrido, 1939. (Encuadernado en cuero negro y dorado) ------------------------ El Petróleo argentino 1922-1930 y la ruptura de los trusts petrolíferos inglés y norteamericano. Buenos Aires, Librería El Ateneo, 1936. ------------------------ El petróleo argentino 1922-1930 Biblioteca del oficial, v. 713. Buenos Aires, Círculo Militar, 1983. Prólogo de García Enciso. ------------------------ La batalla del petróleo. Selección, Prólogo y notas de Gregorio Selser, Buenos Aires, Ediciones Problemas Nacionales, 1957. Dedicado a su hermana María, 1937. Encuadernado en cuero bordeaux con funda de cuero. ------------------------ La explotación del petróleo de Comodoro Rivadavia. Buenos Aires, L. J. Rosso y Cía. Impresores, 1923. ------------------------ Obras del General Enrique Mosconi. Buenos Aires, Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Sociedad del Estado, 1984. Recopilación y ordenamiento Raúl Larra y Gregorio Weinberg. ------------------------ Homenaje al Presbítero Coronel Tomás O. Canavery. Guerreo del Paraguay. Centenario de su nacimiento 1839- 14 de febrero- 1939, Buenos Aires, 14 de febrero de
1939

MARTÍN,

Sandra: Un argentino llamado Mosconi. Biblioteca Soldados, Buenos Aires, Editorial María Ghirlanda, 1999. Colección Los Protagonistas. Prólogo de María Esther de Miguel. SARRAMONE, Alberto: Historia del antiguo Pago de Azul, Azul, Editorial Biblos Azul, 1997 SOLBERG, Carl E. Petróleo y nacionalismo en la Argentina. Buenos Aires, Emecé, 1982. ------------------------ Petróleo y nacionalismo en la Argentina. Buenos Aires, Hyspamérica 1986. VEDOYA, Juan Carlos. Mosconi, el petróleo y los trusts. Buenos Aires, Editorial Lañón, 1974.
PIEN,

Publicaciones periódicas: Diarios Bandera Argentina Crisol Crítica Crónica Deustche La Plata Zeitung El Diario El Mundo El Pampero El Pueblo El Rivadavia El Sol Il Mattino La Fronda La Hora La Nación La Prensa La Razón La Vanguardia Le Courrier De La Plata Los Principios Noticias Gráficas

85

Revistas y boletines: Bancarios del Provincia: “General Mosconi: La batalla del oro negro”, Nº 431, junio 1983, Págs. 21- 23, Buenos Aires Boletín de defensa nacional. Año 1 N° 1. “ Mosconi, Enrique. Gral.: El visionario del petróleo”. Pág. 50. Bs. As, 1976. Boletín de informaciones petroleras-YPF, “General Ingeniero D. Enrique Mosconi”, Págs. 110111, Buenos Aires, junio 1940 Boletín informativo club YPF, Nº 8, abril- junio 1940 Del mar. N° 112. “Mosconi, Enrique. Gral.: Plataforma semisumergible”. Buenos Aires, Septiembre – Diciembre, 1979. El soldado argentino. N° 705. “El Gral.Enrique Mosconi, pionero y patriota argentino”. Pág. 26. Buenos Aires, Noviembre – Diciembre 1979. Fray mocho, Nº 551. Noviembre de 1922. nota de tapa. “Coronel Enrique Mosconi, nuevo director de Yacimientos Petrolíferos Fiscales”. Historia visual de la argentina. Suplemento del diario Clarín. “Breve alusión con a la creación de YPF y la designación de su nuevo director, Enrique Mosconi”, Pág. 9. La fotografía en la Historia Argentina, Buenos Aires, AGEA, 2005. Clarín Proyectos especiales Noticias Argentinas, 17 de septiembre de 1932, págs. 93-96 Nuestra soberanía. N° 14. “El Gral. Enrique Mosconi y el petróleo”. Pág. 93. Buenos Aires, Agosto –Octubre, 1931. Revista del Círculo Militar: “General de División (R) D. Enrique Mosconi”, Buenos Aires, julio 1940 Ruta del Arma de Ingeniería. N° 19. “Mosconi, Enrique General de División”. Pág. 8. Buenos Aires, 1991. Todo es Historia, Nº 68. Diciembre 1972. Nota de tapa, “Mosconi, el petróleo y los trusts”. Pág. 8. Turismo, “Con la muerte del general Enrique Mosconi, pierde la Argentina una personalidad de relieve”, Buenos Aires, julio 1940

86

87

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful