You are on page 1of 62

UNIVERSIDAD DE GRANADA

E.T.S. de Ingenieros de
Caminos, Canales y Puertos






Apuntes de Clase



LA CUENCA Y LOS
PROCESOS
HIDROLÓGICOS


Prof. Leonardo S. Nanía

Asignatura: Hidrología Superficial y Subterránea

Área de Conocimiento: Ingeniería Hidráulica

Curso Académico 2002-03










Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- ii -
0. ÍNDICE

1. Ciclo hidrológico...................................................................................................................... 1
1.1 Descripción del ciclo hidrológico ...................................................................................... 1
1.2 Objeto de las obras hidráulicas .......................................................................................... 2
1.3 Alcance de la Hidrología.................................................................................................... 2

2. Características físicas de una cuenca ....................................................................................... 4
2.1 Introducción ...................................................................................................................... 4
2.2 Concepto de cuenca .......................................................................................................... 4
2.3 Área de drenaje ................................................................................................................. 4
2.4 Forma de la cuenca ........................................................................................................... 4
2.4.1 Índice de Gravelius o coeficiente de compacidad .................................................. 4
2.4.2 Factor de forma ...................................................................................................... 4
2.5 Características del relieve ................................................................................................. 5
2.5.1 Pendiente media de la cuenca................................................................................. 5
2.5.2 Histograma de frecuencias altimétricas.................................................................. 5
2.5.3 Curva Hipsométrica................................................................................................ 5
2.5.4 Alturas características............................................................................................. 6
2.5.5 Pendiente del cauce principal ................................................................................. 6
2.5.6 Rectángulo equivalente .......................................................................................... 7
2.6 Características de la red de drenaje................................................................................... 8
2.6.1 Orden de la cuenca ................................................................................................. 8
2.6.2 Relación de bifurcación.......................................................................................... 9
2.6.3 Relación de longitud............................................................................................... 9
2.6.4 Relación de áreas.................................................................................................... 9
2.6.5 Densidad de drenaje ............................................................................................... 9
2.6.6 Frecuencia de cauces ............................................................................................ 10
2.6.7 Longitud promedio de flujo superficial ................................................................ 10
2.6.8 Sinuosidad del cauce principal ............................................................................. 10

3. Precipitación........................................................................................................................... 11
3.2 Circulación atmosférica .................................................................................................. 11
3.2 Vapor de agua ................................................................................................................. 13
3.3 Precipitación................................................................................................................... 18
3.4 Lluvia.............................................................................................................................. 22
3.4.1 Curvas Intensidad-Duración-Frecuencia.............................................................. 23
3.4.2 Distribución de la lluvia sobre un área: Curvas Área-Precipitación.................... 25
3.4.3 Cálculo de la lluvia media en una cuenca............................................................ 26

4. Pérdidas de precipitación ....................................................................................................... 30
4.1 Evaporación.................................................................................................................... 30
4.1.1 Método del balance de energía............................................................................. 30
4.1.2 Método aerodinámico .......................................................................................... 31
4.1.3 Método de combinación....................................................................................... 32
4.1.4 Método del tanque de evaporación ...................................................................... 32
4.2 Evapotranspiración......................................................................................................... 32
4.3 Intercepción.................................................................................................................... 33
4.4 Almacenamiento en depresiones .................................................................................... 34
4.5 Infiltración...................................................................................................................... 34
4.5.1 Flujo no saturado.................................................................................................. 34
4.5.2 Infiltración............................................................................................................ 38
4.5.3 Ecuación de Horton.............................................................................................. 39
4.5.4 Ecuación de Phillip............................................................................................... 39
4.5.5 Modelo de Green-Ampt........................................................................................ 40
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- iii -
4.5.6 Tiempo de encharcamiento................................................................................... 44
4.6 Cálculo de las pérdidas o abstracciones .......................................................................... 46
4.6.1 Método del índice φ.............................................................................................. 46
4.6.2 Cálculo de pérdidas usando las ecuaciones de infiltración................................... 49
4.6.3 Método del SCS para abstracciones ..................................................................... 53

5. Bibliografía ............................................................................................................................ 61

















Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 1 -
1. EL CICLO HIDROLÓGICO

1.1 Descripción del Ciclo Hidrológico

El ciclo hidrológico es el término que se usa para describir la circulación general del agua desde
el océano hacia la atmósfera, hacia el subsuelo y nuevamente hacia el océano.

El ciclo hidrológico o del agua no tiene principio ni fin. El agua de la superficie del océano se
evapora hacia la atmósfera. Este vapor se condensa por varios procesos y cae a la tierra como
precipitación. Una parte de esta precipitación cae sobre el océano y otra sobre el terreno. Una
porción de la que cae en la tierra es retenida temporalmente en depresiones superficiales,
vegetación y otros objetos (intercepción) y retorna a la atmósfera por evaporación y
transpiración. La restante, moviéndose por intrincadas superficies hacia ríos, lagos y el mar, está
igualmente sujeta a la evaporación y transpiración durante todo su trayecto y, además, puede
infiltrarse en el terreno. El agua infiltrada puede percolar hasta zonas más profundas o ser
almacenada como agua subterránea, que puede más tarde fluir como manantiales o incorporarse
a los ríos, lagos o mar. De esta manera, el ciclo hidrológico sufre varios complicados procesos
de evaporación, precipitación, intercepción, transpiración, infiltración, precolación,
almacenamiento y escorrentía (Figura 1.1).



Figura 1.1: El ciclo hidrológico, indicando la proporción media global entre los diferentes procesos,
tomando como referencia la precipitación sobre la tierra igual a 100. (Fuente Chow et al. 1994).


En la Tabla 1.1 se presentan las cantidades estimadas de agua que existen sobre la Tierra,
discriminadas según la fuente y distinguiendo entre agua dulce y agua salada. Según Wolman
(1962), el 97% del agua del mundo (unos 1,3 x 10
9
km
3
) está en los océanos. Del 3% restante
(unos 3,6 x 10
7
km
3
), el 75% se encuentra en los polos y los glaciares, el 25% como agua
subterránea, de la cual, el 14% esta a profundidades mayores a 800, el 0,3% en lagos, el 0,06%
como humedad del suelo, el 0,035% en la atmósfera y el 0,03% en los ríos. Mientras el
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 2 -
contenido de agua en la atmósfera es relativamente pequeño en cualquier momento, inmensas
cantidades de agua pasan a través de ella anualmente. Según Reichel (1952), la precipitación
media anual sobre toda la tierra es de unos 860 mm, lo que bajo condiciones estacionarias es
equilibrado por una cantidad igual de evaporación. De esta manera, la evaporación promedio
global sería de 2,36 mm/día.

Esta es una descripción del ciclo hidrológico sumamente simplificada. En la realidad todas las
fases del ciclo ocurren simultáneamente. A escala global, la cantidad de agua involucrada en
cada una de las fases del ciclo son relativamente constantes, pero vistas en términos de un área
limitada, como por ejemplo una cuenca fluvial, las cantidades involucradas en cada parte del
ciclo varían entre amplios límites. Esas variaciones son objeto de estudio en hidrología. Por
ejemplo, un desequilibrio temporal del ciclo en el cual un gran volumen de agua se concentra en
un río, da por resultado una avenida. Por el contrario, pequeñas o despreciables cantidades de
agua en la fase de precipitación, conducen a una sequía.


Tabla 1.1: Estimación de cantidades globales de agua, según World Water Balance and Water Resources
of the Earth, UNESCO, 1978.
.
Agua Salada Agua Dulce Agua Salada Agua Dulce
Km
3
Km
3
% %
Océanos 1.338.000.000 96,5
Agua subterránea dulce 10.530.000 0,76
Agua subterránea salada 12.870.000 0,929
Humedad del suelo 16.500 0,0012
Hielo polar 24.023.500 1,73
Hielo no polar y nieve 340.600 0,0246
Lagos dulces 91.000 0,0066
Lagos salinos 85.400 0,0062
Embalses 11.470 0,0008
Ríos 2.120 0,0002
Agua biológica 1.120 0,0001
Agua atmosférica 12.900 0,0009
Agua Salada Total 1.350.955.400 97,5
Agua Dulce Total 35.029.210 2,53
Agua Total 1.385.984.610


1.2 Objeto de las obras hidráulicas

Como se ve el recurso agua no es un recurso escaso en si, el problema es que no siempre se
encuentra en el lugar oportuno en el momento oportuno. El objetivo de las obras hidráulicas es
acercar el recurso al usuario del mismo en el momento que sea necesario, esto es en el caso de
sequías o de lugares donde el agua es escasa, creando embalses, canales, acueductos, redes de
tuberías, zonas de regadío y defender al hombre de los efectos devastadores de las avenidas,
delimitando las llanuras de inundación y creando obras de defensa y drenaje tanto urbano como
rural.

1.3 Alcance y aplicación de la hidrología

Los tres grandes problemas de la hidrología son:

1) La medida, registro y publicación de los datos de base.
2) El análisis de esos datos para desarrollar y ampliar las teorías fundamentales.
3) La aplicación de esas teorías y datos a los múltiples problemas prácticos.
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 3 -
En términos de ciclo hidrológico, el alcance de la hidrología puede definirse como la parte del
ciclo hidrológico que abarca desde la precipitación a la reevaporación o retorno de las aguas al
mar. Las restantes fases del ciclo son tratadas por otras ciencias tales como la oceanografía y la
meteorología. La hidrología también incluye dentro de su alcance, a las aguas de origen interno
que serán parte de los recursos hidráulicos disponibles de la tierra.

La hidrología necesita el apoyo de otras ciencias básicas tales como la física, la química, la
biología, la geología, la mecánica de los fluidos, la matemática, la estadística. Por otro lado,
dado que el ciclo hidrológico se desarrolla en la atmósfera, la hidrología atraviesa el dominio de
la meteorología y climatología. Dentro de la hidrósfera, la hidrología cruza o forma parte de la
potamología (cauces superficiales), limnología (lagos), criología (nieve y hielo), glaciología y
oceanología. En la litosfera, la hidrología se relaciona con la agronomía, hidrogeología (énfasis
en aspectos hidrológicos), geohidrología (énfasis en aspectos geológicos) y geomorfología.










































Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 4 -
2. CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DE UNA CUENCA


2.1 Introducción

Las características físicas de una cuenca dependen de la morfología (forma, relieve, red de
drenaje, etc), los tipos de suelo, la cubierta vegetal, la geología, los usos del suelo, etc. Estas
características influyen de manera decisiva en la respuesta hidrológica de la cuenca.


2.2 Concepto de cuenca

La cuenca es una zona de la superficie en donde las gotas de lluvia que caen sobre ella tienden a
ser drenadas hacia un mismo punto de salida.


2.3 Área de drenaje

El área de drenaje (A) es la superficie, en proyección horizontal, delimitada por la divisoria de
aguas.

La divisoria de aguas es una línea imaginaria que pasa por los puntos de mayor nivel
topográfico y que separa la cuenca de estudio de otras cuencas vecinas. Debe tenerse en cuenta
que esta línea no es en general el contorno real de la cuenca, ya que la influencia de la geología
puede hacer que el contorno de aportación de aguas subterráneas y sub-superficiales sea distinto
del superficial.


2.4 Forma de la cuenca

Dos cuencas que tengan la misma área, podrán tener respuestas hidrológicas completamente
diferentes en función de su forma, ya que ésta condicionará el tiempo de concentración. Los
parámetros que miden la forma de la cuenca son el índice de Gravelius o coeficiente de
compacidad (K
c
) y el factor de forma (K
f
).

2.4.1 Índice de Gravelius o coeficiente de compacidad

Es la relación que existe entre el perímetro de la cuenca y el perímetro de una circunferencia de
área igual a la de la cuenca.
A
P
Círculo Per
Cuenca Per
K
c
282 , 0
.
.
= =

Siendo P el perímetro de la cuenca (Km) y A el área de la cuenca (Km
2
). Cuanto más irregular
sea la cuenca, mayor será su coeficiente de compacidad. Una cuenca circular tendrá un
coeficiente de compacidad mínimo, igual a 1.

2.4.2 Factor de forma

Es la relación entre el ancho medio y la longitud del cauce principal de la cuenca. El ancho
medio se obtiene dividiendo el área de la cuenca por la longitud del cauce principal.

2
L
A
L
B
K
f
= =

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 5 -
Siendo B el ancho medio de la cuenca (Km), A el área de la cuenca (Km
2
) y L la longitud del
cauce principal de la cuenca (Km). Una cuenca con un factor de forma bajo está menos sujeta a
crecidas que una de la misma área y mayor factor de forma.


2.5 Características del relieve

2.5.1 Pendiente media de la cuenca

La pendiente media puede estimarse a través de la siguiente fórmula:

A
DL
S
L
=

Donde L
L
es la longitud total de todas las curvas de nivel comprendidas dentro de la cuenca
(Km), D es la equidistancia entre curvas de nivel del mapa topográfico (Km) y A es el área de la
cuenca (Km
2
).

2.5.2 Histograma de frecuencias altimétricas

Es un histograma que indica el porcentaje de área comprendida entre dos alturas determinadas.
Puede obtenerse calculando el área que existe entre las curvas de nivel de la cuenca. En la
Figura 2.1 puede verse un ejemplo:

2.5.3 Curva Hipsométrica

Es la representación gráfica del relieve de una cuenca. Es una curva que indica el porcentaje de
área de la cuenca o bien la superficie de la cuenca en Km
2
que existe por encima de una cota
determinada. Puede hallarse con la información extraída del histograma de frecuencias
altimétricas. En la Figura 2.2 se presenta la curva hipsométrica correspondiente al histograma de
la Figura 2.1.

Una curva hipsométrica puede darnos algunos datos sobre las características fisiográficas de la
cuenca. Por ejemplo, una curva hipsométrica con concavidad hacia arriba indica una cuenca con
valles extensos y cumbres escarpadas y lo contrario indicaría valles profundos y sabanas planas.


Figura 2.1: Histograma de frecuencias altimétricas de una cuenca.

0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20
940-920
920-900
900-880
880-860
860-840
840-820
820-800
800-780
780-760
760-740
740-720
720-700
700-680
C
o
t
a
s

[
m
]
Área de la cuenca [% ]
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 6 -
Figura 2.2: Curva hipsométrica correspondiente al histograma de frecuencias altimétricas
de la Figura 2.1, con indicación de las alturas media y mediana.


2.5.4 Alturas características

A partir de la curva hipsométrica pueden definirse varias alturas características: la altura media,
la altura media ponderada, la altura más frecuente y la altura mediana.

La altura media (H
m
) es la ordenada media de la curva hipsométrica.

La altura media ponderada (H
mp
) es la altura de un rectángulo de igual área que la que encierra
la curva hipsométrica (Figura 2.2).

La altura más frecuente es la altura correspondiente al máximo del histograma de frecuencias
altimétricas.

La altura mediana (H
50
) es la altura para la cual el 50% del área de la cuenca se encuentra por
debajo de la misma.

2.5.5 Pendiente del cauce principal

Se pueden definir varias pendientes del cauce principal, la pendiente media, la pendiente media
ponderada y la pendiente equivalente.

La pendiente media (S
m
): es la relación entre la altura total del cauce principal (cota máxima
menos cota mínima) y la longitud del mismo (Figura 2.3).

L
H H
S
mín máx
m

=

La pendiente media ponderada (S
mp
): es la pendiente de la hipotenusa de un triángulo cuyo
vértice se encuentra en el punto de salida de la cuenca y cuya área es igual a la comprendida por
el perfil longitudinal del río hasta la cota mínima del cauce principal, como se indica en la
Figura 2.3.
680
700
720
740
760
780
800
820
840
860
880
900
920
940
0 20 40 60 80 100
Área acumulada [%]
C
o
t
a

[
m
]
H
mp
= 770,3 m
H
50
= 773,5 m
(50 % Área)
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 7 -

Figura 2.3: Perfil longitudinal de un cauce y líneas a considerar para el cálculo
de la pendiente media y de la pendiente media ponderada.


La pendiente equivalente constante (S
eq
) es la pendiente de un canal de sección transversal
uniforme de la misma longitud que el cauce principal y que posee la misma velocidad media o
tiempo de recorrido que el cauce principal. Como la velocidad del flujo en régimen permanente
es proporcional a la raíz cuadrada de la pendiente, S
eq
se puede obtener ponderando los
segmentos en el cual se divide el cauce de acuerdo a la raíz cuadrada de sus pendientes. Así:


=
n
i
i
eq
S
l
S
L
1


Donde L es la longitud del cauce principal (Km), l
i
son las longitudes de los n tramos del cauce
principal considerados y S
i
son las pendientes de dichos tramos. Despejando S
eq
:

2
(
(
(
(
(
¸
(

¸

=

i
i
eq
S
l
L
S

2.5.6 Rectángulo equivalente

El rectángulo equivalente de una cuenca es un rectángulo que tiene igual superficie, perímetro,
coeficiente de compacidad y distribución hipsométrica que la cuenca en cuestión (Figura 2.4).

L = lado mayor
l = lado menor
A = L * l = área del rectángulo equivalente = área de la cuenca
P = 2(L+l) = perímetro del rectángulo equivalente = perímetro de la cuenca

660
680
700
720
740
760
780
800
820
840
860
880
900
0 5000 10000 15000 20000
Longitud desde el origen [m]
C
o
t
a

[
m
]
Perfil del
cauce
Línea
para Smp
Línea
para Sm
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 8 -
4
16
2
A P P
L
− +
=
L
A
l =
o bien, considerando la definición del coeficiente de compacidad K
c
:

1
12 , 1 12 , 1
2
− |
.
|

\
|
+ =
c c
K K
A
L
1
12 , 1 12 , 1
2
− |
.
|

\
|
− =
c c
K K
A
l


Para dibujar las curvas de nivel del rectángulo equivalente, puede usarse la siguiente fórmula:

L
A
A
d
i
i
=

Donde d
i
es la distancia desde la parte más baja del rectángulo equivalente hasta la curva de
nivel y A
i
el área por debajo de la curva de nivel considerada.













Figura 2.4: Ejemplo de rectángulo equivalente.


2.6 Características de la red de drenaje

La red de drenaje de una cuenca está formada por el cauce principal y los cauces tributarios.

2.6.1 Orden de la cuenca

Es un número que refleja el grado de ramificación de la red de drenaje. La clasificación de los
cauces de una cuenca se realiza a través de las siguientes premisas:

• Los cauces de primer orden son los que no tienen tributarios.
• Los cauces de segundo orden se forman en la unión de dos cauces de primer orden y, en
general, los cauces de orden n se forman cuando dos cauces de orden n-1 se unen.
• Cuando un cauce se une con un cauce de orden mayor, el canal resultante hacia aguas abajo
retiene el mayor de los órdenes.
• El orden de la cuenca es el mismo del su cauce principal a la salida.


En la Figura 2.5 puede verse un ejemplo de esta clasificación. En relación al número de orden
de los cauces, Horton (1945) encontró 3 leyes, llamadas Leyes de Horton: la ley de los números
de cauces, la ley de las longitudes de los cauces y la ley de las áreas drenantes a los cauces.
Dichas leyes dicen que la relación de bifurcación, la relación de longitud y la relación de áreas
permanecen constantes de un orden a otro de una cuenca.
L
h
i

d
i
l
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 9 -



Figura 2.5: Determinación del orden de los cauces de una cuenca.


2.6.2 Relación de bifurcación (R
B
)

Se define como la relación entre el número N
i
de cauces de orden i y el número N
i+1
de cauces
de orden i+1. Horton encontró que esta relación es relativamente constante de un orden a otro.

1 +
=
i
i
B
N
N
R

Siendo N
i
el número de cauces de orden i. El valor teórico mínimo para R
B
es 2 y Strahler
encontró un valor típico entre 3 y 5 en cuencas donde la estructura geológica no distorsione el
patrón de drenaje natural.

2.6.3 Relación de longitud (R
L
)

Se define como la relación entre las longitudes promedio de cauces de órdenes sucesivos.

i
i
L
L
L
R
1 +
=

Donde L
i
es la longitud promedio de los cauces de orden i

2.6.4 Relación de áreas (R
A
)

Se define como la relación entre las área promedio que drenan a cauces de órdenes sucesivos.

i
i
A
A
A
R
1 +
=

Donde A
i
es el área promedio que drena a los cauces de orden i.

2.6.5 Densidad de drenaje (D)

La densidad de drenaje se define como la relación entre la longitud total de los cursos de agua
de la cuenca y su área total:
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 10 -
A
L
D
i ∑
=

Donde ΣL
i
es la longitud de todos los cauces y tributarios de la cuenca. Strahler (1952) encontró
en Estados Unidos valores de D desde 0,2 Km/Km
2
para cuencas con drenaje pobre hasta 250
Km/Km
2
para cuencas muy bien drenadas.

2.6.6 Frecuencia de cauces (F)

Horton definió la frecuencia de cauces como la relación entre el número de cauces y su área
correspondiente:
k
k
i
i
A
N
F

=
=
1


Donde ΣN
i
es la sumatoria de todos los cauces de orden k y A el área de la cuenca de orden k
(Km
2
). Melton (1958) analizó la relación entre F y D y encontró que F ∝ D
2
.

2.6.7 Longitud promedio de flujo superficial (L
0
)

Se define como la distancia media que el agua debería escurrir sobre la cuenca para llegar a un
cauce y se estima por la relación que existe entre el área y 4 veces la longitud de todos los
cauces de la cuenca, o bien, la inversa de 4 veces la densidad de drenaje.

D L
A
L
i
4
1
4
0
= =



2.6.8 Sinuosidad del cauce principal (Si)

Es la relación que existe entre la longitud del cauce principal, L
c
, y la longitud del valle del
cauce principal medida en línea recta o curva, L
t
.

t
c
L
L
Si =

Un valor de la sinuosidad menor a 1,25 define a un cauce con baja sinuosidad.















Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 11 -
3. LA PRECIPITACIÓN

3.1 Circulación atmosférica

Las fuerzas que intervienen en la circulación atmosférica provienen de:

− La rotación de la Tierra
− La radiación del sol: transferencia de energía calórica entre ecuador y polos

La radiación media global que llega a la superficie de la tierra es de 210 W/m
2
, siendo la que
llega al ecuador de 270 W/m
2
y a los polos de 90 W/m
2

En un planeta sin rotación, debido a la diferencia en la cantidad de radiación que se recibe del
sol, la circulación del aire sería desde el ecuador hacia los polos (Figura 3.1). Dicha circulación
se llama Circulación de Hadley




















Figura 3.1: Patrón de circulación atmosférica para un planeta sin rotación (Fuente: Chow et al. 1994).


Si se consideran las fuerzas originadas por la rotación de la tierra, es decir, las fuerzas de
Coriolis, el patrón real de circulación atmosférica tiene tres celdas (Figura 3.2):

Celda tropical: aire asciende en el ecuador, se mueve hacia los polos y desciende a los
30º de latitud para volver al ecuador por superficie.

Celda polar: aire asciende en la latitud de 60º, se mueve hacia los polos, donde
desciende y vuelve por superficie a los 60º.

Celda central: se mueve por fricción de las masas de aire de las dos celdas adyacentes.








Ecuador
Polo
Polo
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 12 -


Figura 3.2: Corte de la Tierra por un meridiano, ilustrando la circulación general atmosférica (Fuente:
Chow et al. 1994).


La distribución no uniforme de las superficies del océano y tierra firme crea más variaciones
espaciales en la circulación atmosférica.

La capa de la atmósfera donde ocurren los fenómenos meteorológicos se denomina Troposfera,
y su espesor promedio es de 12 Km (8 Km en los polos y 16 Km en el ecuador). La temperatura
en la troposfera disminuye con la altitud a una tasa que depende de la humedad del aire. Dicha
tasa se llama tasa de decaimiento y tiene los siguientes valores:

− Tasa de decaimiento adiabático seco: 1ºC/100m.
− Tasa de decaimiento adiabático saturado: 0,65ºC/100m. Esta disminución se produce
debido a que parte del vapor del aire se condensa cuando sube (menor presión) y se
enfría, emitiendo calor.

Una masa de aire es un gran cuerpo de aire que puede ser uniforme horizontalmente en cuanto a
propiedades (temperatura y humedad). Las características de las masas de aire reflejan las de la
superficie sobre la cual se mueve, si se mueve sobre el océano absorberá humedad, mientras que
si se mueve sobre una superficie seca, la perderá. La hipótesis básica que se aplica cuando
estudiamos la interacción entre masas de aire, es que no intercambian entre ellas ni calor ni
humedad (no hay ∆T ni ∆m), pero sí presión y volumen (hay ∆P y ∆V). Siguiendo esta
hipótesis, cuando se encuentran una masa de aire frío y una de aire caliente, no se mezclan entre
sí, provocando lo que se denomina frente, que es la superficie de discontinuidad entre ambas
masas de aire. Un frente frío se produce cuando la masa de aire frío avanza sobre la de aire
caliente (Figura 3.3). En el frente frío el aire frío “empuja” al caliente, produciendo una
discontinuidad casi vertical y provocando de esta manera una rápida ascensión de la masa de
aire caliente y, en consecuencia, precipitaciones de gran intensidad.







Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 13 -








Figura 3.3: Esquema de un frente frío.


Un frente cálido se produce cuando la masa de aire caliente avanza sobre la de aire frío (Figura
3.4). En este caso, la masa de aire caliente tiende a pasar por encima de la de aire frío,
produciendo una discontinuidad con una pendiente ascendente suave y provocando
precipitaciones débiles y con un gran desarrollo en superficie.









Figura 3.4: Esquema de un frente cálido.


Un ciclón es una región de baja presión hacia la cual el aire fluye en sentido antihorario en el
hemisferio norte y viceversa. Un anticiclón es una región de alta presión a partir de la cual el
aire fluye en sentido horario en el hemisferio norte y viceversa.

Cuando las masas de aire se elevan durante su movimiento en la atmósfera, la humedad que
contienen se puede condensar y producir precipitación.


3.2 Vapor de agua

El agua en la atmósfera existe, en general, como un gas, o vapor, y esporádica y localmente
puede encontrarse en estado líquido en las gotas de lluvia o como sólido en la nieve, granizo y
los cristales de hielo en las nubes. La cantidad de agua en la atmósfera es menor a 1/100000 de
toda el agua de la Tierra, pero condiciona el ciclo hidrológico de forma determinante.

Se define como humedad específica a la relación entre las densidades del vapor de agua y del
aire húmedo:
a
v
a
v
v
m
m
q = =
ρ
ρ


Presión de vapor

Según la Ley del gas ideal, sabemos que p·V = m·R·T. La presión de vapor e del vapor de agua,
es igual a:
T R e
v v
ρ =

Masa Fría Masa Caliente
Frente Frío
Masa Fría
Masa Caliente
Frente Cálido
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 14 -
Donde T es la temperatura absoluta en K y R
v
es la constante de gas del vapor de agua. Si la
presión que ejerce el aire húmedo es p, entonces la debida al aire seco es p-e:

T R e p
d d
ρ = −

Donde ρ
d
es la densidad del aire seco y R
d
la constante de gas del aire seco (287 J/kg·K). La
densidad del aire húmedo es la suma de las densidades del aire seco y del vapor de agua:

v d a
ρ ρ ρ + =

La constante de gas para el vapor de agua es R
v
= R
d
/0,622, donde 0,622 es la relación entre el
peso molecular del vapor de agua y el peso molecular promedio del aire seco. Usando las
relaciones anteriores se puede llegar a que:

T R p
d
v
d (
¸
(

¸

|
.
|

\
|
+ =
622 , 0
ρ
ρ

También usando las ecuaciones anteriores, la humedad específica puede expresarse como:

p
e
q
v
622 , 0 =

Y la presión del aire húmedo puede rescribirse en función de la constante de gas para aire
húmedo:
T R p
a a
ρ =

La relación entre las constantes de gas para aire húmedo y aire seco está dada por:

( ) ( ) K kg J q q R R
v v d a
· / 608 , 0 1 287 608 , 0 1 + = + =

Para una temperatura dada, existe un máximo contenido de humedad que el aire puede tener y la
presión de vapor correspondiente se llama presión de vapor de saturación, e
s
. A esta presión de
vapor, las tasas de evaporación y condensación son iguales. La relación entre la presión de
vapor de saturación y la temperatura del aire puede aproximarse por:

|
.
|

\
|
+
=
T
T
e
s
3 , 237
27 , 17
exp 611

donde e
s
está en Pa = N/m
2
y T está en ºC. Diferenciando, podemos encontrar el gradiente de la
curva de presión de vapor de saturación:

( )
2
3 , 237
098 , 4
T
e
s
+
= ∆

donde ∆ es el gradiente en Pa/ºC.

La humedad relativa, R
h
: es la relación entre la presión de vapor real y su valor de saturación a
una temperatura de aire dada:
s
h
e
e
R =

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 15 -
La temperatura de punto de rocío, T
d
: es la temperatura a la cual el aire se satura para una
humedad específica dada.

Ejemplo 3.1: En una estación meteorológica, la presión del aire medida es de 100 kPa, la
temperatura del aire es de 20ºC, y la temperatura de bulbo húmedo o punto de rocío es de 16ºC.
Calcular la presión de vapor correspondiente, la humedad relativa, la humedad específica y la
densidad del aire.

Solución: La presión de vapor de saturación a una temperatura de 20°C sería:

Pa
T
T
e
s
2339
20 3 , 237
20 27 , 17
exp 611
3 , 237
27 , 17
exp 611 = |
.
|

\
|
+

= |
.
|

\
|
+
=

La presión de vapor real, e, se calcula con la misma fórmula, sustituyendo la temperatura por la
de bulbo húmedo, que es 16°C en este caso:

Pa 1819
16 3 , 237
16 27 , 17
exp 611
3 , 237
27 , 17
exp 611 = |
.
|

\
|
+

= |
.
|

\
|
+
=
T
T
e
s


La humedad relativa sería: % 78 78 , 0
2339
1819
= = = =
s
h
e
e
R
La humedad específica sería:
a w
/kg kg 0113 , 0
100000
1819
622 , 0 622 , 0 = = =
p
e
q
v

La densidad de aire se calcula por medio de la ley del gas ideal, pero antes hay que calcular la
constante de gas R
a
como: ( ) ( ) J/kg·K 289 0113 , 0 608 , 0 1 287 608 , 0 1 = ⋅ + = + =
v d a
q R R .
Sabiendo también que 20°C equivalen a 273 + 20 = 293 K:

3
kg/m 18 , 1
293 289
100000
=

= =
T R
p
a
a
ρ


Vapor de agua en una columna atmosférica estática

Las dos leyes que rigen las propiedades del vapor de agua en una columna estática son la ley del
gas ideal T R p
a a
ρ = y la ley de la presión hidrostática: g
dz
dp
a
ρ − =
La variación de la temperatura del aire con la altitud puede describirse como: α − =
dz
dT
, donde
α es la tasa de decrecimiento. Teniendo en cuenta ambas leyes físicas, la presión varía con la
altura de forma no lineal. Por sustitución, podemos ver que:

T R
pg
dz
dp
a
− =
o bien:
dz
T R
g
p
dp
a
|
|
.
|

\
| −
=
Sustituyendo dz = -dT/α queda:
T
dT
R
g
p
dp
a
|
|
.
|

\
|
=
α

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 16 -

Integrando entre dos niveles 1 y 2 en la atmósfera resulta:

|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
=
|
|
.
|

\
|
1
2
2
1
ln ln
T
T
R
g
p
p
a
α

o bien:

a
R
g
T
T
p p
α
|
|
.
|

\
|
=
1
2
1 2


Además, la variación de la temperatura entre z
1
y z
2
es:

( )
1 2 1 2
z z T T − − = α

Agua precipitable

La cantidad de humedad contenida en una columna atmosférica se conoce como agua
precipitable. Si se considera un elemento de altura dz en una columna de área transversal
horizontal A, como la de la Figura 3.5, la masa de aire en el elemento es ρ
a
Adz y la masa de
agua contenida en el aire es q
v
ρ
a
Adz. La masa total de agua precipitable en la columna entre las
elevaciones z
1
y z
2
es:

=
2
1
z
z
a v p
Adz q m ρ

Esta integral puede calcularse usando intervalos de altura ∆z, cada uno de ellos con una masa
incremental de agua precipitable de:

z A q m
a v p
∆ = ∆ ρ

dondeq
v
yρ
a
son los valores medios de la humedad específica y la densidad del aire en el
intervalo. Los incrementos de masa se suman a lo largo de la columna para dar la cantidad total
de agua precipitable.



Figura 3.5: Variación de la presión y la temperatura en una columna atmosférica.
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 17 -
Ejemplo 3.2: Calcular el agua precipitable en una columna de aire saturado de 10 km de altura
sobre un área de 1 m
2
localizada en la superficie del suelo. La presión superficial es de 101,3
kPa, la temperatura del aire superficial es 30ºC y la tasa de decrecimiento es de 6,5ºC/km.

Solución: Para calcular el agua precipitable en toda la columna, se la discretizará en tramos o
inrementos ∆z de 2 km de altura. Se calculará con detalle el agua precipitable en el primer
tramo. Los resultados se resumen en la Tabla 3.1

Para el primer incremento, a z
1
= 0 m, la temperatura, T
1
= 30°C = 273 + 30 = 303 K.

Para z
2
= 2000 m, usando una tasa de decrecimiento α = 6,5°C/km = 0,0065°C/m, la
temperatura T
2
será:

( ) ( ) K 290 C 17 0 2000 0065 , 0 30
1 2 1 2
= ° = − − = − − = z z T T α

La constante de gas R
a
puede tomarse como 287 J/kg·K, ya que su variación con la humedad
específica es pequeña. La presión del aire a 2000 m puede calcularse con la función exponencial
dada, donde el exponente sería g/αR
a
= 9,81/(0,0065·287) = 5,26:

kPa 4 , 80
303
290
3 , 101
26 , 5
1
2
1 2
= |
.
|

\
|
=
|
|
.
|

\
|
=
a
R
g
T
T
p p
α


La densidad del aire en la superficie puede calcularse como:

3
kg/m 16 , 1
303 287
101300
=

= =
T R
p
a
a
ρ

Y a 2000 m de altura, la densidad del aire es:
3
kg/m 97 , 0
290 287
80400
=

= =
T R
p
a
a
ρ

La densidad promedio en el tramo de 2000 m de altura es: (1,16 + 0,97)/2 =1,07 kg/m
3
.

La presión de vapor de saturación en la superficie se determina mediante:

Pa 4244
30 3 , 237
30 27 , 17
exp 611
3 , 237
27 , 17
exp 611 = |
.
|

\
|
+

= |
.
|

\
|
+
=
T
T
e
s


El correspondiente valor a 2000 m, donde la temperatura es de 17°C es 1938 Pa. La humedad
específica en la superficie es:

a w
/kg kg 026 , 0
101300
4244
622 , 0 622 , 0 = = =
p
e
q
v


A 2000 m de altura la humedad específica sería de 0,015 kg/kg. El valor promedio de la
humedad específica dentro del tramo es (0,026 + 0,015)/2 = 0,0205 kg/kg. La cantidad de agua
precipitable en el primer incremento será entonces de:

kg 7 , 43 2000 1 07 , 1 0205 , 0 = ⋅ ⋅ ⋅ = ∆ = ∆ z A q m
a v p
ρ

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 18 -
Calculando en sucesivos incrementos y sumando, la cantidad de agua precipitable en toda la
columna atmosférica es de 77 kg. El equivalente en volumen sería de 77 litros/m
2
, o bien, 77
mm.

Puede verse que más de la mitad del agua precipitable se encuentra en los primeros 2000 m de
columna de aire y que el agua contenida en los últimos 2000 m representa sólo el 1 % del total.


Tabla 3.1: Cálculo del agua precipitable en una columna de aire saturado.

Promedio en el
incremento Altura
∆z

Temperatura
T

Presión
p
Densidad
ρ
a
Presión
de
Vapor
e
Humedad
específica
q
v ρ
a
q
v
Agua
precip.
∆m
% del
Total
m °C K Pa kg/m
3
Pa kg/kg kg/m
3
kg/kg kg
0 30 303 101300 1,16 4244 0,0261
2000 17 290 80433 0,97 1938 0,0150 1.07 0,0205 43,7 57
4000 4 277 63192 0,79 814 0,0080 0.88 0,0115 20,3 26
6000 -9 264 49075 0,65 309 0,0039 0.72 0,0060 8,6 11
8000 -22 251 37627 0,52 105 0,0017 0.59 0,0028 3,3 4
10000 -35 238 28446 0,42 31 0,0007 0.47 0,0012 1,1 1
Σ 77,0 100


3.3 Precipitación

Existen distintos tipos de precipitación: lluvia, nieve, granizo y nevisca. La precipitación
requiere la elevación de una masa aire húmedo en la atmósfera, de tal manera que se enfríe y
parte de su humedad se condense. Los mecanismos de elevación pueden ser:

Elevación frontal: el aire caliente se eleva sobre el aire frío.

Elevación orográfica: la masa de aire se eleva para pasar sobre una cadena montañosa.

Elevación convectiva: el aire se arrastra hacia arriba por acción convectiva. Las celdas
convectivas se originan por calor superficial, el cual causa una inestabilidad vertical de
aire húmedo, y se sostienen por el calor latente de vaporización liberado a medida que
el vapor de agua sube y se condensa.

La formación de la precipitación se ilustra en la Figura 3.6. Cuando el aire se eleva y se enfría,
el agua se condensa pasando al estado líquido. Si la temperatura se encuentra por debajo del
punto de congelamiento, se forman cristales de hielo en vez de agua. El proceso de
condensación requiere una semilla llamada núcleo de condensación, alrededor del cual las
moléculas se pueden adherir o juntar. Partículas de polvo flotando en el aire pueden actuar como
núcleos de condensación. Partículas que contienen iones son efectivos núcleos de condensación
porque atraen a las moléculas de agua. Los iones de la atmósfera incluyen las partículas de sal
provenientes de la evaporación del agua de mar y compuestos de sulfuro y de nitrógeno
provenientes de la combustión. Los diámetros de estas partículas suelen estar entre 0.001 y 10
µm y son conocidas como aerosoles. Dado que un átomo tiene un tamaño de 10
-4
µm, los
aerosoles más pequeños pueden estar compuestos de unas pocas decenas de átomos.





Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 19 -


Figura 3.6: Esquema del proceso de formación de las gotas de lluvia (Fuente: Chow et al. 1994).


Las pequeñas gotitas formadas de esta manera crecen por condensación e impactan con otras
vecinas transportadas por el movimiento del aire, hasta que se hacen lo suficientemente grandes
como para que la fuerza de la gravedad sea mayor que la de fricción y comienzan a caer. Al
caer, la gota puede incrementar su tamaño por impacto con otras gotas en su camino. Sin
embargo, cuando la gota cae también puede disminuir su tamaño por evaporación, tanto hasta
llegar a convertirse de nuevo en un aerosol y ser transportada nuevamente hacia arriba de la
nube por acción de la turbulencia. Una corriente ascendente de sólo 0,5 cm/s es suficiente para
transportar una gota de 10 µm. Cristales de hielo del mismo peso, debido a su forma y a su
mayor tamaño, pueden ser transportadas por corrientes con velocidades aún menores. El ciclo
de condensación, caída, evaporación y elevación puede ocurrir un promedio de 10 veces antes
de que la gota alcanza el tamaño crítico de aproximadamente 0,1 mm, que es el tamaño
suficiente para que caiga a través de la base de la nube.

Hasta un tamaño de 1 mm de diámetro, las gotas se mantienen de forma esférica, pero con
tamaños mayores, empiezan a deformarse hasta que se dividen en gotas más pequeñas. Las
gotas que caen por la base de la nube tienen de 0,1 a 3 mm de diámetro.

Algunas observaciones indican que las gotas de agua pueden existir en la nubes a temperaturas
menores a -35°C. A esta temperatura las gotas superenfriadas pueden congelarse incluso sin
nucleos de condensación. La presión de vapor de saturación es menor sobre el hielo que sobre el
agua, de manera que si las partículas de hielo se mezclan con gotas de agua, las partículas de
hielo crecerán por evaporación de las gotas de agua y condensación sobre los cristales de hielo.
Por collisión y coalescencia, los cristales de hielo se agrupan y caen como copos de nieve. Sin
embargo, los cristales de hielo pueden hacerse tan grandes que pueden llegar a la superficie
como granizo.

La siembra de nubes es el proceso mediante el cual se nuclean artificialmente las nubes para
inducir la precipitación. Generalmente se usa yoduro de plata.

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 20 -
Velocidad terminal

Una gota en reposo que comience su caída libre, se acelerará hasta que las fuerzas que actúan
sobre ella se equilibren y alcance una velocidad constante llamada velocidad terminal, V
t
. Las
fuerzas que actúan en una gota de lluvia que cae son (Figura 3.7):

Fuerza gravitatoria: g D a m F
w g
3
6
π
ρ = ⋅ =
Fuerza de empuje: g D F
a b
3
6
π
ρ =
Fuerza de fricción:
2
2
V
A C F
a d d
ρ =

Donde ρ
w
es la densidad del agua, ρ
a
es la densidad del aire, D el diámetro de la gota, C
d
un
coeficiente de arrastre adimensional, A=πD
2
/4 el área de la sección transversal de la gota y V la
velocidad de caída.




Figura 3.7: Fuerzas que actúan sobre una gota de lluvia.


En la condición de equilibrio:
b g d
F F F − =

3 3
2
2
6 6 2 4
D g D g
V
D C
a w
t
a d
|
.
|

\
|
− |
.
|

\
|
= |
.
|

\
| π
ρ
π
ρ
π
ρ

2
1
1
3
4
(
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
− =
a
w
d
t
C
gD
V
ρ
ρ


La suposición de gota esférica es válida hasta diámetros de 1 mm. Por encima de este tamaño,
las gotas se aplanan en su parte más baja. Las gotas de lluvia pueden ser de hasta 6 mm de
diámetro, pero gotas mayores a 3 mm no son comunes.

Para gotas menores a 0,1 mm de diámetro, la fuerza de arrastre está dada por la Ley de Stokes,
según la cual el coeficiente de arrastre es C
d
=24/Re, donde Re es el número de Reynolds
calculado como ρ
a
VD/µ
a
. Para gotas mayores, el coeficiente de arrastre, determinado
experimentalmente, se muestra en la Tabla 3.2. En la Figura 3.8 se muestra la relación entre el
diámetro de la gota de lluvia, el coeficiente de arrastre y su velocidad terminal.

V
F
d
Fg
F
b
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 21 -
Tabla 3.2: Coeficientes de arrastre para esferas de diámetro D, a una presión atmosférica de 101,3 kPa y
una temperatura del aire de 20°C, según Mason (1957).

Diámetro, D,
(mm)
0,2 0,4 0,6 0,8 1,0 2,0 3,0 4,0 5,0
Coeficiente de
arrastre, C
d

4,2 1,66 1,07 0,815 0,671 0,517 0,503 0,559 0,660























Figura 3.8: Relación entre el diámetro de la gota de lluvia, el coeficiente de arrastre y la velocidad
terminal.

Variabilidad de la precipitación

La precipitación tiene una gran variabilidad en el espacio y en el tiempo debido al patrón
general de circulación atmosférica y a factores locales. La precipitación media global es de 800
mm/año, pero pueden encontrarse medias locales desde 0,5 mm/año, en el desierto de Arica,
Chile, hasta 11680 mm/año en el Mt. Waialeale, Hawaii.

A continuación se presentan los registros máximos de precipitación en el mundo en función de
la duración:

− 1 min: 17 mm (1020 mm/h). Opid’s Camp, California
− 5 min: 76 mm (912 mm/h). Porto Bello, Panamá
− 15 min: 203 mm (812 mm/h). Plumb Point, Jamaica
− 40 min: 305 mm (457 mm/h). Holt, Montana
− 3 horas: 508 mm (169 mm/h). D’Hanis, Texas
− 1 día: 1270 mm (53 mm/h). Baguio
− 2 días: 2032 mm (42 mm/h). Cherrapunji, India (6/1876)
− 4 días: 3800 mm (40 mm/h). Cherrapunji, India (8/1841)
− 30 días: 9900 mm (14 mm/h). Cherrapunji, India (1861)
− 1 año: 23000 mm (2,7 mm/h). Cherrapunji, India (1886)

Puede verse que a medida que el intervalo analizado aumenta, la intensidad media disminuye.
0
0.5
1
1.5
2
2.5
3
3.5
4
4.5
0 1 2 3 4 5
Diámetro, D [mm]
C
o
e
f
i
c
i
e
n
t
e

d
e

a
r
r
a
s
t
r
e
,

C
d
0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
V
e
l
o
c
i
d
a
d

T
e
r
m
i
n
a
l
,

V
t

[
m
/
s
]
Cd Vt
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 22 -
3.4 Lluvia

La lluvia se representa por medio de mapas de isohietas. Una isohieta es una curva que une los
puntos con igual volumen de precipitación. Se construyen interpolando información de lluvia
que se registra en sitios con pluviógrafos. Un registro de pluviógrafos se compone de un
conjunto de volúmenes de lluvia que se registra para incrementos de tiempo sucesivos, dicho
registro de denomina hietograma (Figura 3.9).


0.0
5.0
10.0
15.0
20.0
25.0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
Intervalo de tiempo [x 5min]
V
o
l
u
m
e
n

[
m
m
]

Figura 3.9: Ejemplo de hietograma de lluvia.


Sumando los incrementos de lluvia a través del tiempo, se obtiene un hietograma de lluvia
acumulada o curva de masa de lluvia (Figura 3.10).

0.0
50.0
100.0
150.0
200.0
250.0
0 30 60 90 120 150
Tiempo [min]
P
r
e
c
i
p
i
t
a
c
i
o
n

A
c
u
m
u
l
a
d
a

[
m
m
]

Figura 3.10: Ejemplo de hietograma de lluvia acumulada.





Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 23 -
Los registros de los pluviógrafos también pueden representarse por medio de tablas. Por
ejemplo, en la Tabla 3.3 podemos ver una tabla típica, donde también se ha calculado el
máximo volumen e intensidad de lluvia en distintos intervalos de tiempo, en este caso, 5 min, 15
min, 30 min, 1 hora y 2 horas.


Tabla 3.3: Cálculo del volumen e intensidad de lluvia en un sitio determinado.

Tiempo Lluvia Lluvia acum. Volumen acumulado en:
(min) (mm) (mm) 15 min. 30 min. 1 h. 2 hs.
0 0,0
5 0,5 0,5
10 8,6 9,1
15 2,5 11,7 11,7
20 1,0 12,7 12,2
25 4,8 17,5 8,4
30 12,2 29,7 18,0 29,7
35 12,7 42,4 29,7 41,9
40 12,7 55,1 37,6 46,0
45 13,0 68,1 38,4 56,4
50 4,1 72,1 29,7 59,4
55 7,9 80,0 24,9 62,5
60 16,8 96,8 28,7 67,1 96,8
65 9,1 105,9 33,8 63,5 105,4
70 9,9 115,8 35,8 60,7 106,7
75 9,1 125,0 28,2 56,9 113,3
80 13,7 138,7 32,8 66,5 126,0
85 19,3 158,0 42,2 78,0 140,5
90 13,0 170,9 46,0 74,2 141,2
95 11,2 182,1 43,4 76,2 139,7
100 6,4 188,5 30,5 72,6 133,4
105 6,4 194,8 23,9 69,9 126,7
110 5,6 200,4 18,3 61,7 128,3
115 3,8 204,2 15,7 46,2 124,2
120 2,3 206,5 11,7 35,6 109,7 206,5
125 2,3 208,8 8,4 26,7 102,9 208,3
130 3,0 211,8 7,6 23,4 96,0 202,7
135 0,8 212,6 6,1 17,8 87,6 200,9
140 0,3 212,9 4,1 12,4 74,2 200,2
145 0,5 213,4 1,5 9,1 55,4 195,8
150 0,3 213,6 1,0 7,1 42,7 183,9
Volumen Máx. [mm] 19,3 46,0 78,0 141,2 208,3
Intensidad Máx. [mm/h] 231,6 183,9 156,0 141,2 104,1


3.4.1 Curvas Intensidad-Duración-Frecuencia

Las curvas I-D-F son curvas que relacionan la intensidad de la lluvia con su duración. Para cada
frecuencia (periodo de retorno) tenemos una curva diferente, cuanto menor es la frecuencia del
evento analizado, mayor es la intensidad. Las curvas IDF generalmente obedecen a una
ecuación del tipo:

f T
c
i
e
d
+
=

donde i es la intensidad de diseño, T
d
es la duración y c, e y f son coeficientes que varían con el
lugar y el periodo de retorno. En muchos sitios existen curvas IDF estándar, pero en la mayoría
de los lugares estas curvas hay que deducirlas. Por ejemplo, en la Figura 3.11 podemos observar
las curvas I-D-F para Chicago, USA.

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 24 -



Figura 3.11: Curvas I-D-F de la ciudad de Chicago, USA (Fuente: Chow et al. 1994).


Si representamos las intensidades obtenidas en función de la duración con los datos de la Tabla
3.3, obtendremos la gráfica de la Figura 3.12. La curva I-D obtenida, estaría asociada a la
frecuencia del evento analizado.


0
50
100
150
200
250
0 15 30 45 60 75 90 105 120
Tiempo [min]
I
n
t
e
n
s
i
d
a
d

[
m
m
/
h
]

Figura 3.12: Relación entre la intensidad máxima y la duración del intervalo analizado para obtenerla,
según los datos de precipitación de la Tabla 3.3.


Para todo el territorio de los Estados Unidos existen también mapas de isohietas para duraciones
de 5, 15, 60 minutos y hasta 24 horas para periodos de retorno de 2 a 100 años. En España,
pueden usarse las curvas IDF sintéticas propuestas por la Dirección General de Carreteras, para
todo el estado español, dadas por la siguiente ecuación:

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 25 -
1 , 0 1 , 0
1 , 0 1 , 0
1 28
28
24
1
24


|
|
.
|

\
|
=
D
D
I
I
I I

Donde I
D
es la intensidad media máxima [mm/h] asociada a una duración de lluvia D y al
periodo de retorno considerado, I
24
es la intensidad media diaria de precipitación [mm/h]
correspondiente al periodo de retorno = P
24
/24, I
1
es la intensidad horaria de precipitación
[mm/h] correspondiente al periodo de retorno y I
1
/I
24
es un parámetro que representa la relación
entre la intensidad horaria y la diaria. Los valores de este último parámetro están dados en el
mapa de isolíneas de la Figura 3.13.

3.4.2 Distribución de la lluvia sobre un área. Curva Área-Precipitación.

El análisis de frecuencia de la precipitación sobre un área no está tan desarrollado como el de la
precipitación puntual. En ausencia de información sobre la verdadera distribución de
probabilidades de la precipitación sobre un área determinada, la información de precipitación
puntual se puede extender a un área. Se sabe que la intensidad media de lluvia disminuye a
medida que se consideran áreas mayores y además que mientras menor es la duración de la
tormenta, menos probable es que se extienda en un área mayor. Esto queda de manifiesto en el
gráfico de la Figura 3.14, desarrollado por la Organización Meteorológica Mundial (WMO), en
la cual se muestra la variación de la precipitación media sobre un área comparada con la
puntual, a medida que se consideran áreas mayores y diferentes duraciones de lluvia.




Figura 3.13: Mapa de isolíneas para la estimación del factor regional I
1
/I
24
.



Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 26 -


Figura 3.14: Curvas Volumen-área para obtener la precipitación media en un área en función de la
puntual, según World Meteorological Organization (1983).


3.4.3 Cálculo de la lluvia media en una cuenca

a) Método de la media aritmética

Se trata de promediar cantidades de precipitación en un número dado de pluviómetros situados
dentro de la cuenca (Figura 3.15). Es un método satisfactorio si los pluviómetros están
uniformemente distribuidos sobre el área de la cuenca y no hay excesiva variación sobre la
media de la cuenca. Además, si se observa que algún pluviómetro es más representativo que
otro, puede asignársele mayor peso relativo.

b) Método de los polígonos de Thiessen

La filosofía fundamental de este método es la de considerar que la lluvia en cualquier punto de
la cuenca es igual a la del pluviómetro más cercano (Figura 3.16). Si existen J pluviómetros, A
j

es el área de la cuenca asignada a cada pluviómetro y P
j
la lluvia registrada en el pluviómetro j-
ésimo, la precipitación media de la cuenca es:


=
=
J
j
j j
P A
A
P
1
1


Donde A es el área de la cuenca igual a

=
J
j
j
A
1
.

Este método se considera más exacto que el de la media aritmética por considerar pesos
relativos. Tiene la desventaja de que es inflexible, ya que hay que construir una nueva red de
polígonos cada vez que hay un cambio en la red de pluviómetros (o falta de información en uno
de ellos) y además, no tiene en cuenta la influencia de la orografía en la lluvia.


Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 27 -




















Figura 3.15: Cálculo de la lluvia media en una cuenca por el método de la media aritmética (Fuente:
Chow et al. 1994).











Figura 3.16: Cálculo de la lluvia media en una cuenca por el método de los polígonos de Thiessen
(Fuente: Chow et al. 1994).


c) Método de las isohietas

Para utilizar este método es necesario trazar las isohietas, usando las medidas de los
pluviómetros e interpolando entre pluviómetros adyacentes (Figura 3.17). Por lo tanto, este
método es adecuado cuando hay una red densa de pluviómetro para el trazado de isohietas de
forma fiable. Tiene la ventaja de que es flexible, ya que el conocimiento de los patrones de
tormenta puede influir en el trazado de las isohietas.
Estación Precip. Area
Precip.
Ponderada
(mm) (Km
2
) (mm)
P
1
10 0,22 2,2
P
2
20 4,02 80,4
P
3
30 1,35 40,5
P
4
40 1,60 64,0
P
5
50 1,95 97,5
Σ 9,14 284,6

Precipitación media = 284,6/9,14 = 31,1 mm
Estación Precipitación
(mm)
P
2
20
P
3
30
P
4
40
P
5
50
Σ 140

Prec. Media = 140/4 = 35 mm
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 28 -











Figura 3.17: Cálculo de la lluvia media en una cuenca por el método de las isohietas.


d) Método del cuadrado de la distancia recíproca

En este método se considera que la precipitación en cada punto de la cuenca es igual a la suma
de la precipitación de cada uno de los pluviómetros considerados, afectados por un peso igual a
la inversa del cuadrado de la distancia entre dicho punto y los pluviómetros considerados. Si
dividimos el área de la cuenca en J pequeñas áreas elementales, la precipitación media sobre la
cuenca estaría dada por:

=
=
J
j
j j
P A
A
P
1
1


Donde cada una de las P
j
se calcula como:


Y donde N es el número de pluviómetros utilizados para calcular la media, P
i
es volumen de
precipitación del pluviómetro i y d
i
es la distancia desde el centro de gravedad del área A
j
hasta
el pluviómetro P
i
.








Isohietas Precip. media Área Precip.
(mm) (mm) (Km
2
) (mm)
< 10 5 (estimada) 0,88 4,4
10 a 20 15 1,59 23,9
20 a 30 25 2,24 56,0
30 a 40 35 3,01 105,4
40 a 50 45 1,22 54,9
> 50 53 (estimada) 0,20 10,6
Σ 9,14 255,2

Precipitación media = 255,2/9,14 = 27,9 mm


=
=
=
N
i
i
N
i
i
i
j
d
d
P
P
1
2
1
2
1
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 29 -
4. LAS PÉRDIDAS DE LA PRECIPITACIÓN

El agua proveniente de la precipitación que no se transforma en escorrentía directa se denomina
pérdidas de la precipitación. El agua que constituye las perdidas, lo hace mediante la
participación de varios fenómenos: la evaporación, la evapotranspiración, la intercepción, el
almacenamiento en depresiones y la infiltración.

4.1 Evaporación

Los dos factores principales que influyen en la evaporación desde un cuerpo de agua son el
suministro de energía para proveer de calor latente de vaporización, la que es provista por la
radiación solar y la habilidad para transportar el vapor fuera de la superficie de evaporación, la
que depende de la velocidad del viento y el gradiente de humedad específica del aire.

Para calcular la evaporación existen varios métodos:

4.1.1 Método del balance de energía

Este método se usa cuando el transporte de vapor no es limitante, es decir, que la evaporación
viene gobernada por la radiación. Considérese un volumen de control en un tanque de
evaporación tal como el de la Figura 4.1.



Figura 4.1: Volumen de control en un tanque de evaporación definido para el calculo de la evaporación
(Fuente: Chow et al. 1994).


Las hipótesis que se tienen en cuenta en este método son:

− Existe un flujo de energía permanente.
− Los cambios en el almacenamiento de calor en el tiempo en el agua no son significativos.
Esto implica tomar intervalos de tiempo diarios o mayores y que no involucren grandes
capacidades de almacenamiento.

En estas condiciones se puede calcular la evaporación como:

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 30 -
w v
n
r
l
R
E
ρ
= [mm/día]

Donde R
n
es la radiación neta en [W/m
2
], T l
v
2370 10 * 501 , 2
6
− = [J/kg] es el calor latente de
vaporización, T es la temperatura del aire en [ºC] y ρ
w
es la densidad del agua en [kg/m
3
].


4.1.2 Método aerodinámico

Este método se usa cuando el suministro de energía no es limitante, es decir que la evaporación
viene gobernada por la habilidad para transportar el vapor fuera de la superficie donde se
produce. En este caso el volumen de control para el cálculo de la evaporación se define según la
Figura 4.2.




Figura 4.2: Volumen de control para el calculo de la evaporación con el método aerodinámico (Fuente:
Chow et al. 1994).


Aplicando la ecuación de la continuidad a dicho volumen de control, podemos deducir que la
evaporación puede calcularse a través de:

( )
a as a
e e B E − = [mm/día]

Donde
2
0
2
2
2
ln
622 , 0
(
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
=
z
z
p
u k
B
w
a
ρ
ρ
[mm/día·Pa] es el coeficiente de transferencia de vapor, k = 0,4 es la
constante de Von Karman, ρ
a
es la densidad del aire en [kg/m
3
] (1,19 kg/m
3
, p/ aire a 25ºC), u
2

es la velocidad del viento en [m/s] medida a una altura de z
2
[cm], z
0
es la altura de rugosidad en
[cm] que se obtiene de tablas (Tabla 2.8.2, Chow et al. 1994), p es la presión atmosférica en
[Pa] y ρ
w
es la densidad del agua en [kg/m
3
].

Además, |
.
|

\
|
+
=
T
T
e
as
3 , 237
27 , 17
exp 611 [Pa] es la presión de vapor de saturación en el aire, T es la
temperatura del aire en [ºC],
as h a
e R e = [Pa] es la presión de vapor en el aire y R
h
es la humedad
relativa (0 ≤ R
h
≤ 1).

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 31 -
4.1.3 Método de combinación

En realidad, el fenómeno de la evaporación responde a un suministro de energía a un cuerpo de
agua conjuntamente con el transporte de vapor en la superficie de agua, por lo que lo más lógico
es usar un método que sea una combinación de los dos métodos anteriores. La ecuación a
aplicar es la siguiente:
a r
E E E
γ
γ
γ + ∆
+
+ ∆

= [mm/día]

donde
( )
2
3 , 237
4098
T
e
as
+
= ∆ [Pa/ºC] es el gradiente de la curva de presión de saturación en función
de la temperatura,
v
p
l
p C
622 , 0
= γ [Pa/ºC] es la constante psicrométrica y C
p
= 1005 [J/kgºC] es
calor específico del aire a presión constante. Las demás variables ya se definieron
anteriormente.

4.1.4 Método del tanque de evaporación

Este método se basa en relacionar la evaporación en una cuenca con la que se produce en un
tanque de medidas normalizadas, donde se la mide, en general en forma diaria o cada 12 horas.
Generalmente, la evaporación en un tanque suele ser mayor que la que se produce en grandes
superficies de lagos o embalses, por lo que, para obtener la evaporación real en una cuenca, se
debe multiplicar la evaporación medida en el tanque por un factor que varia en función de las
características del tanque, pero que suele tomarse en torno a 0,7.

E = k
p
E
p
[mm/día]

Donde E
p
es la evaporación en un tanque en [mm/día] y k
p
es el factor de tanque (0 ≤ k
p
≤ 1).


4.2 Evapotranspiración

La evapotranspiración es la suma de la evaporación que se produce en las superficies abiertas de
agua sobre la tierra y la vegetación y la transpiración que se produce desde los estomas de las
hojas. Los factores que influyen son los mismos que los de la evaporación más uno adicional
que es el suministro de humedad hacia la superficie de evaporación.

El cálculo de la evapotranspiración se realiza con los mismos métodos anteriores, haciendo
ajustes para tener en cuenta la condición de la vegetación y el suelo. Para ello se define la
evapotranspiración potencial en el cultivo de referencia, E
tr
, que es la tasa de
evapotranspiración que puede ocurrir desde una superficie extensa cubierta por pasto verde de
altura uniforme de 8 a 15 cm que crece en forma normal, cubre completamente el suelo con su
sombra y cuando el suministro de humedad es ilimitado (Doorenbos y Pruitt, 1977). Estos
mismos autores recomiendan usar el método combinado definiendo el coeficiente de
transferencia de vapor, B, como:

|
.
|

\
|
+ =
100
1 0027 , 0
u
B [mm/día·Pa]

Donde u es la velocidad del viento media diaria en [km/día] medida a una altura de 2m. Sin
embargo, siempre es mejor usar un B calibrado para las condiciones locales.

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 32 -
La evapotranspiración potencial en cualquier cultivo puede calcularse multiplicando E
tr
por k
c
,
que es el coeficiente de cultivo (0,2 ≤ k
c
≤ 1,3). En la Figura 4.3 puede verse la variación del
coeficiente de cultivo en función de las etapas de crecimiento del cultivo.



Figura 4.3: Variación del coeficiente de cultivo en función de las etapas de crecimiento del cultivo: 1)
Etapa inicial (menos del 10 % de cubierta vegetal); 2) Etapa de desarrollo (hasta cubierta vegetal total, 70
al 80%); 3) Etapa media (hasta la maduración); 4) Etapa última (maduración completa y cosecha).
(Fuente: Chow et al. 1994).


La evapotranspiración real en cualquier cultivo puede calcularse multiplicando k
c
E
tr
por k
s
, que
es el coeficiente de suelo (0 ≤ k
s
≤ 1), que mide el grado de humedecimiento del suelo.


4.3 Intercepción

La intercepción es un fenómeno muy mal conocido y difícil de estudiar. La intercepción es
producida por la cubierta vegetal y sus efectos son el de retener un cierto volumen de agua, que
luego se transforma en evaporación y el de modifica la intensidad de precipitación en función
del tiempo.

Los factores que influyen en la intercepción son: las características de la cubierta vegetal, las
características de la superficie vegetada, el tipo de tormenta, ya que si es débil y corta el efecto
es mayor y el clima en general.

Algunos valores estimativos son: en prados, del 5 al 10% de la precipitación anual, en bosques
espesos, un 25% de la precipitación anual. Además, si la lluvia es menor a 1 mm puede
Etapas de crecimiento del cultivo
Etapa de
crecimiento
Tiempo, t
C
o
e
f
i
c
i
e
n
t
e

d
e

c
u
l
t
i
v
o
,

k
c

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 33 -
considerarse que será interceptada en su totalidad y si es mayor a 1 mm, dicha intercepción
puede ser de un 10 a un 40%.
Algunos autores proponen la siguiente fórmula:

Int(t) = S + C*E*t

Donde S es un volumen fijo, C es una constante y E es la evaporación. Dichos parámetros deben
ser obtenidos en forma experimental.


4.4 Almacenamiento en depresiones

El volumen almacenado en las depresiones del terreno (charcos) finalmente se convierte en
pérdidas, ya que es un volumen que se infiltra, o bien, si la depresión es impermeable, se
evapora.

En zona urbana, se estima que el volumen que se puede perder por este concepto es del 5 al 8 %
de la precipitación total.

Algunos autores proponen la fórmula:

(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
− − =
S
P
S dep Vol exp 1 . .

Donde P es la precipitación y S es una constante de almacenamiento, que debe ser obtenida de
forma experimental.


4.5 Infiltración

4.5.1 Flujo no saturado

Los procesos que se desarrollan bajo la superficie de la tierra son la infiltración, el flujo
subsuperficial y el flujo subterráneo (Figura 4.4). El agua que se infiltra se transforma en
humedad del suelo. El flujo subsuperficial es el que se produce como flujo no saturado a través
del suelo. El flujo subterráneo es el que se produce como flujo saturado a través de los estratos
de suelo o roca. Los estratos de suelo y roca que permiten la circulación del flujo a su través se
denomina medio poroso. El flujo es no saturado cuando el medio poroso tiene sus huecos
ocupados por aire y es saturado cuando los huecos están completamente ocupados por agua. El
nivel freático, es la superficie donde el agua en el medio poroso saturado se encuentra a presión
atmosférica. Por debajo del nivel freático, el agua está a una presión mayor que la atmosférica.
Por encima del nivel freático, las fuerzas capilares pueden saturar el medio poroso en un espesor
no muy grande de suelo llamado franja capilar. Por encima de esta capa, el medio poroso suele
estar no saturado excepto inmediatamente después de una lluvia, cuando se producen
condiciones de saturación en forma temporal.

El flujo subsuperficial y el subterráneo, bajo ciertas condiciones, pueden salir a la superficie
transformándose en escorrentía, bien como un manantial, bien directamente fluir a un río.

La humedad del suelo es extraída por medio de la evaporación y de la evapotranspiración a
través de las raíces de las plantas.



Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 34 -



Figura 4.4: Zonas del agua subsuperficial y procesos que se desarrollan en ellas.


Si consideramos una porción de medio poroso no saturado, como la de la Figura 4.5, vemos que
una porción está ocupada por partículas sólidas y el resto con huecos. La porosidad, η se define
como la relación que hay entre el volumen de huecos y el volumen total:

T
w v
V
V V +
= η

Donde V
v
es el volumen de vacíos, V
w
es el volumen de agua y V
T
es el volumen total. Rango de
η es de aproximadamente 0,25 a 0,75, en función de la textura del suelo (Ver Tabla 4.1).



Figura 4.5: Sección transversal de medio poroso no saturado.


Tabla 4.1: Porosidad y conductividad hidráulica de varios tipos de suelo, según Freeze y Cherry (1979).

Material
Porosidad η
[%]
Conductividad Hidráulica
K [cm/s]
Grava 25-40 10
-1
a 10
-2
Arena 25-50 10
-5
a 1
Limo 35-50 10
-7
a 10
-3

Arcilla 40-70 10
-9
a 10
-5



Se define como contenido de humedad del suelo, θ a la relación entre el volumen de agua y el
volumen total:
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 35 -
T
w
V
V
= θ

El rango de θ, podrá ser entonces de 0 a η. Cuando el suelo está saturado η = θ
s
.

Movimiento del agua en el suelo

El movimiento del agua en un medio poroso como es el suelo obedece a la ley de Darcy, que se
define como:
f
KS q =

donde q es el flujo de Darcy (Q/A), K es la conductividad hidráulica y S
f
es la pérdida de carga
por unidad de longitud de medio poroso. Si h es la altura de carga total y consideramos la
dirección z, entonces:
z
h
S
f


− =

Por lo que la Ley de Darcy puede expresarse como:

z
h
K q


− =

Esta ley se aplica a una sección transversal de medio poroso, siempre y cuando esta sección sea
grande comparada con la sección dejada por los poros y granos individuales del medio.

Las fuerzas que intervienen en el flujo saturado no confinado son la gravedad y la fricción. En
un flujo no saturado intervienen esas dos más la succión. La fuerza de succión es la fuerza que
une el agua con las partículas de suelo a través de la tensión superficial. El efecto de la fuerza de
succión puede evaluarse colocando una columna de suelo seco en forma vertical sobre una
superficie de agua. El agua se elevará dentro de la columna de suelo hasta que la fuerza de
gravedad iguale a la fuerza de succión. La parte de la altura de carga debida a la fuerza de
succión se llama altura de succión y puede ser desde unos pocos milímetros (arenas gruesas)
hasta varios metros (arcillas). Tanto la fuerza de succión como la conductividad hidráulica
varían con el contenido de humedad del suelo. En la Figura 4.6 puede observarse que esta
variación puede ser de varios órdenes de magnitud.

En un medio poroso no saturado, la altura de carga total, h, puede considerarse igual a la altura
más la altura de gravedad, z.
z h + =ψ
Reemplazando en la Ley de Darcy:

( )
|
.
|

\
|
+


− = |
.
|

\
|
+




− =

+ ∂
− = K
z
D K
z
K
z
z
K q
θ θ
θ
ψ ψ


Donde D es la difusividad del agua, que se define como:

|
.
|

\
|


=
θ
ψ
K D

La ecuación de continuidad para flujo unidimensional no saturado no permanente en un medio
poroso está dada por:
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 36 -
0 =


+


z
q
t
θ


que puede expresarse en función de la difusividad y de la conductividad como:

|
.
|

\
|
+




=


K
z
D
z t
θ θ


que es la ecuación de Richards unidimensional, presentada por primera vez por Richards (1931).




Figura 4.6: Variación de la altura de succión y de la conductividad hidráulica con la humedad del suelo,
para una arcilla, según Raudkivi (1979).


4.5.2 Infiltración

La infiltración es el proceso mediante el cual el agua penetra desde la superficie del terreno
hacia el suelo. Los factores que influyen en la tasa de infiltración son:

− El estado de la superficie del suelo.
− El estado de la cubierta vegetal.
− Las propiedades del suelo: porosidad y conductividad hidráulica.
− El contenido de humedad presente en el suelo.

Estratos de suelo con diferentes propiedades físicas pueden estas situados unos sobre otros
formando horizontes. Además, los suelos presentan una gran variedad espacial, incluso en
pequeñas áreas. Como resultado de esta variabilidad espacial y debido a que las propiedades de
los suelos también varían en función de la humedad que contienen, la infiltración es un proceso
extremadamente complejo que sólo puede describirse aproximadamente a través de ecuaciones
matemáticas.
A
l
t
u
r
a

d
e

s
u
c
c
i
ó
n

d
e
l

s
u
e
l
o
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 37 -
La distribución de la humedad dentro del perfil de suelo se esquematiza en la Figura 4.7. En ella
pueden distinguirse 4 zonas:

− Zona saturada: cerca de la superficie.
− Zona de transmisión: de flujo no saturado y contenido de humedad aproximadamente
uniforme.
− Zona de mojado: la humedad decrece con la profundidad.
− Frente de mojado: el cambio de contenido de humedad con la profundidad es tan grande
que tiene la apariencia de una discontinuidad aguda entre el suelo mojado arriba y el suelo
seco abajo.




Figura 4.7: Esquema de la distribución de humedad dentro del perfil de suelo (Fuente: Chow et al. 1994).


Se define la tasa de infiltración, f [cm/hora] como la tasa a la cual el agua entra al suelo en la
superficie. Si existe encharcamiento en la superficie, la tasa de infiltración es igual a la tasa de
infiltración potencial. La mayor parte de las ecuaciones de infiltración describen la tasa de
infiltración potencial.

La infiltración acumulada, F, se define como el volumen acumulado de agua infiltrada dentro
de un periodo de tiempo dado y es igual a la integral de la tasa de infiltración en ese periodo.

( ) ( )

=
t
d f t F
0
τ τ

La tasa de infiltración es la derivada temporal de la infiltración acumulada:

( )
( )
dt
t dF
t f =

4.5.3 Ecuación de Horton

Existen varias ecuaciones para describir la infiltración. Una de las mas famosas es la de Horton
(1933, 1939), quien observó que la infiltración comienza con una tasa f
0
y luego decrece
exponencialmente hasta que alcanza una tasa constante f
c
, según la Figura 4.8.

( ) ( )
kt
c c
e f f f t f

− + =
0


Donde k es la constante de decaimiento, con unidades de [T
-1
].
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 38 -



Figura 4.8: Evolución de la infiltración en el tiempo, según Horton (Fuente: Chow et al. 1994).


4.5.4 Ecuación de Phillip

Phillip (1957, 1969) resolvió numéricamente la ecuación de Richards suponiendo que K y D
podían variar con el contenido de humedad θ:

( ) Kt St t F + =
2 1


Donde S es un parámetro denominado adsorción, que es una función del potencial de succión
del suelo y K es la conductividad hidráulica. Diferenciando, podemos encontrar la tasa de
infiltración:
( ) K St t f + =
− 2 1
2
1


podemos ver que a medida que t tiende a ∞, f(t) tiende a K. El primer término de esta ecuación
representa la altura de succión y el segundo término es la altura de gravedad. Para una columna
de suelo horizontal, la ecuación de Philip se reduciría a:

( )
2 1
St t F =

Esto puede aprovecharse para calcular S en una columna horizontal de suelo y luego utilizar ese
valor para calcular la infiltración acumulada en la columna vertical.


4.5.5 Modelo de Green-Ampt

Green y Ampt (1911) desarrollaron una teoría física más aproximada con una solución analítica
exacta. Ellos propusieron el modelo simplificado de la Figura 4.9.


Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 39 -


Figura 4.9: Variables que intervienen en el modelo de infiltración de Green-Ampt (Fuente: Chow et al.
1994).


La teoría de Green-Ampt considera un frente mojado que divide el suelo con contenido de
humedad θ
i
debajo del suelo saturado con contenido de humedad θ
s
= η. El frente mojado ha
penetrado hasta una profundidad L desde el momento t en que empieza la infiltración. El agua
se encharca en la superficie hasta una pequeña altura h
0
.



Figura 4.10: Infiltración en una columna de suelo de área unitaria por el método de Green-Ampt (Fuente:
Chow et al. 1994).


Si consideramos una columna vertical de suelo de área transversal horizontal unitaria, como la
de la Figura 4.10, podemos deducir que la cantidad de agua almacenada como resultado de la
infiltración es L(η-θ
i
) es:
( ) ( ) ( ) θ θ θ θ η ∆ = − = − = L L L t F
i s i


Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 40 -
Según la ley de Darcy:
z
h
K q


− =

En este caso q es constante a través de toda la profundidad y es igual a –f, debido a que q es
positivo hacia arriba, mientras que f es positivo hacia abajo. Si el punto 1 coincide con la
superficie del suelo y el punto 2 se localiza en el lado seco del frente de mojado, la ley de Darcy
puede aproximarse por:
|
|
.
|

\
|


=
2 1
2 1
z z
h h
K f

La altura de carga en la superficie h
1
es igual a la profundidad de encharcamiento h
0
. La altura
h
2
en el suelo seco por debajo del frente de mojado es -ψ-L, entonces:

( )
(
¸
(

¸
+

(
¸
(

¸
− − −
=
L
L
K
L
L h
K f
ψ ψ
0


La profundidad del frente mojado L = F/∆θ, y suponiendo h
0
= 0, nos queda:

(
¸
(

¸
+ ∆
=
F
F
K f
θ ψ


Como f = dF/dt, entonces la ecuación anterior puede expresarse como:

(
¸
(

¸
+ ∆
=
F
F
K
dt
dF θ ψ


Desarrollando matemáticamente e integrando podemos encontrar el valor de F(t):

( )
( )
|
|
.
|

\
|

+ ∆ + =
θ ψ
θ ψ
t F
Kt t F 1 ln

Que es la ecuación de Green-Ampt para infiltración acumulada. Es una ecuación implícita en F
resoluble por métodos iterativos, como el de Newton-Raphson. Una vez calculada F, la tasa de
infiltración puede obtenerse como:

( )
( )
(
¸
(

¸

+

= 1
t F
K t f
θ ψ


Parámetros de Green-Ampt

La aplicación del modelo de Greem-Ampt, requiere la estimación de la conductividad
hidráulica, K, la porosidad, η y la altura de succión del frente de mojado, ψ. La variación de la
altura de succión y de la conductividad hidráulica con la humedad del suelo fue estudiada por
Brooks y Corey (1964), quienes concluyeron, en función de muchos ensayos de laboratorio, que
ψ puede expresarse en función de una saturación efectiva, s
e
.

Se define como humedad residual, θ
r
al contenido de humedad después de haber drenado
completamente el suelo. La saturación efectiva se define entonces como:

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 41 -
r
r
e
s
θ η
θ θ


= =
posible humedad de contenido máx
disponible humedad


Donde la diferencia η - θ
r
también se llama porosidad efectiva, θ
e
.

De la ecuación anterior, para la condición inicial,
r e e i
s θ θ θ θ + = = y la variación de humedad
cuando pasa el frente de mojado es ( )
e e i
s θ θ η θ − = − = ∆ 1

Brooks y Corey (1964) dedujeron de sus estudios que:

λ
ψ
ψ
(
¸
(

¸

=
b
e
s

De la cual, ψ
b
y λ son constantes que se obtienen mediante el secado del suelo por etapas,
midiendo s
e
y ψ en cada una de las etapas. En la Figura 4.11 se muestra el resultado de los
ensayos de Brooks y Corey.


Figura 4.11: Relación entre la altura de succión y la saturación efectiva, según Brooks y Corey (1964).


Bouwer (1966) estudió la variación de la conductividad hidráulica, K, con el contenido de
humedad y concluyó que K en flujo no saturado es aproximadamente la mitad que K en flujo
saturado. En la Tabla 4.2 se presentan los parámetros para calcular la infiltración según el
modelo de Green-Ampt en función de la clase de suelo.








Altura de succión del suelo
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 42 -
Tabla 4.2: Parámetros de infiltración de Green-Ampt para varias clases de suelo, según Rawls,
Brakensiek y Miller (1983). El número indicado es la media, mientras que los valores entre paréntesis
corresponden al rango de variación.

Porosidad Porosidad efectiva
Altura de succión
del frente mojado
Conductividad
Hidráulica
η θ
e
ψ K
Clase de suelo
cm cm/h
Arena
0,437
(0,374-0,500)
0,417
(0,354-0,480)
4,95
(0,97-25,36)
11,78
Arena con loam
0,437
(0,363-0,506)
0,401
(0,329-0,473)
6,13
(1,35-27,36)
2,99
Loam arenoso
0,453
(0,351-0,555)
0,412
(0,283-0,541)
11,01
(2,67-45,47)
1,09
Loam
0,463
(0,375-0,551)
0,434
(0,334-0,534)
8,89
(1,33-59,38)
0,34
Loam limoso
0,501
(0,420-0,582)
0,486
(0,394-0,578)
16,68
(2,92-95,39)
0,65
Loam arcillo-arenoso
0,398
(0,332-0,464)
0,330
(0,235-0,425)
21,85
(4,42-108,0)
0,15
Loam arcilloso
0,464
(0,409-0,519)
0,309
(0,279-0,501)
20,88
(4,79-91,10)
0,10
Loam arcillo-limoso
0,471
(0,418-0,524)
0,432
(0,347-0,517)
27,30
(5,67-131,50)
0,10
Arcilla arenosa
0,430
(0,370-0,490)
0,321
(0,207-0,435)
23,90
(4,08-140,2)
0,06
Arcilla limosa
0,479
(0,425-0,533)
0,423
(0,334-0,512)
29,22
(6,13-139,4)
0,05
Arcilla
0,475
(0,427-0,523)
0,385
(0,269-0,501)
31,63
(6,39-156,5)
0,03


4.5.6 Tiempo de encharcamiento

El tiempo de encharcamiento, t
p
es el tiempo que pasa desde el inicio de la lluvia hasta que el
agua comienza a encharcarse en el terreno. En todo momento anterior a t
p
toda el agua se
infiltra, es decir, la intensidad de lluvia, i es menor que la tasa de infiltración, f(t). A partir del
instante t = t
p
comienza la escorrentía, es decir, que la intensidad de lluvia es mayor que la tasa
de infiltración.

Utilizando la ecuación de Green-Ampt, la infiltración acumulada en el tiempo de
encharcamiento es F
p
= it
p
y la tasa de infiltración f = i, por lo que sustituyendo nos queda:

|
|
.
|

\
|
+

= 1
p
it
K i
θ ψ

y el tiempo de encharcamiento:
( ) K i i
K
t
p


=
θ ψ


Si la intensidad de lluvia, i es menor o igual a laconductividad hidráulica, K, entonces, t
p
= ∞ y
no ocurrirá encharcamiento. En la Figura 4.12 puede verse la evolución de la tasa de infiltración
y la infiltración acumulada en el tiempo para una lluvia de intensidad constante.

Para calcular la tasa de infiltración real después del encharcamiento, debe trazarse una curva de
infiltración potencial comenzando en el instante t
0
tal que la infiltración acumulada y la tasa de
infiltración en t
p
sea igual a la observada bajo una lluvia que comience en el instante t = 0
(Línea de trazos en la Figura 4.12).

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 43 -



Figura 4.12: Tasa de infiltración e infiltración acumulada para lluvias de intensidad constante (Fuente:
Chow et al. 1994).


Substituyendo t = t
p
– t
0
y F = F
p
en la ecuación de Green-Ampt, obtenemos:

( )
|
|
.
|

\
|

+ ∆ + − =
θ ψ
θ ψ
p
p p
F
t t K F 1 ln
0

Para t > t
p
:
( )
|
|
.
|

\
|

+ ∆ + − =
θ ψ
θ ψ
F
t t K F 1 ln
0


restando miembro a miembro las dos últimas ecuaciones queda:

( )
|
|
.
|

\
|
+ ∆
+ ∆
∆ + − = −
p
p p
F
F
t t K F F
θ ψ
θ ψ
θ ψ ln

Esta ecuación puede usarse para calcular el volumen de infiltración después del encharcamiento
y después usar ( )
( )
(
¸
(

¸

+

= 1
t F
K t f
θ ψ
para calcular la tasa de infiltración.


Ejemplo 4.1: Calcular el tiempo de encharcamiento y el volumen de agua infiltrada hasta ese
momento para un suelo de loam limoso con una saturación efectiva del 30 %, sujeto a
intensidades de lluvia de a) 1cm/h y b) 5 cm/h. Calcular la infiltración acumulada y la tasa de
infiltración después de una hora de lluvia con una intensidad de 5 cm/h.

Solución: De la Tabla 4.2 puede sacarse que θ
e
= 0,486; ψ = 16,7 cm y K = 0,65 cm/h.
Considerando que la saturación efectiva, s
e
= 0,3:

( ) 340 , 0 486 , 0 ) 3 , 0 1 ( 1 = ⋅ − = − = ∆
e e
s θ θ
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 44 -
y
ψ·∆θ = 16,7·0,340 = 5,68 cm

El tiempo de encharcamiento sería:

a) Para i = 1 cm/h,
( ) ( )
h 5 , 10
65 , 0 1 1
68 , 5 65 , 0
=


=


=
K i i
K
t
p
θ ψ
y F
p
= it
p
= 1·10,5 = 10,5 cm

a) Para i = 5 cm/h,
( )
min 10 h 17 , 0
65 , 0 5 5
68 , 5 65 , 0
= =


=
p
t y F
p
= it
p
= 5·0,17 = 0,85 cm

Para el instante t = 1 hora, el volumen de infiltración está dado por:

( )
|
|
.
|

\
|
+ ∆
+ ∆
∆ + − = −
p
p p
F
F
t t K F F
θ ψ
θ ψ
θ ψ ln
( ) |
.
|

\
|
+
+
+ − ⋅ = −
85 , 0 86 , 5
86 , 5
ln 68 , 5 17 , 0 1 65 , 0 85 , 0
F
F

cuya solución, que puede encontrarse por arpoximaciones sucesivas, es F = 3,02 cm. La tasa de
infiltración es:
( )
( )
cm/h 87 , 1 1
02 , 3
68 , 5
65 , 0 1 =
(
¸
(

¸

+ ⋅ =
(
¸
(

¸

+

=
t F
K t f
θ ψ



4.6 Cálculo de las pérdidas o abstracciones

En la práctica, para el cálculo de las pérdidas o abstracciones, se nos pueden presentar dos
casos: que tengamos información de precipitación y caudales, o bien, que tengamos información
sólo de precipitación (que será en la mayoría de los casos). En el primer supuesto, pueden usarse
métodos de programación no lineal, o bien, un método mucho más sencillo como el del índice φ.
En el segundo caso, pueden usarse métodos basados en las ecuaciones de infiltración, o bien, el
del Servicio de Conservación de Suelos de los Estados Unidos (SCS), que es adecuado cuando
no se tiene mucha información disponible del suelo de la cuenca que queremos estudiar.

4.6.1 Método del Índice φ

El índice φ se define como una tasa constante de abstracciones en [mm/h] que produciría un
hietograma efectivo con una precipitación total igual al volumen de escorrentía total sobre la
cuenca, r
d
.
( )

=
∆ − =
M
m
m d
t R r
1
φ

Donde R
m
es la precipitación observada en [mm] en el intervalo de tiempo m y ∆t es el intervalo
de tiempo en [hs].

Teniendo en cuenta las definiciones anteriores, se define el coeficiente de escorrentía, C, como
la relación entre la escorrentía y la precipitación en un periodo de tiempo determinado.

Este coeficiente puede aplicarse a una tormenta o a precipitaciones y caudales mensuales o
anuales.
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 45 -

=
= =
M
m
m
d
R
r
C
1
total lluvia
a escorrentí



Ejemplo 4.2: a) Determinar el índiceφ y el hietograma de lluvia neta a partir de la lluvia
observada y los datos de caudales dados en la Tabla 4.3. La superficie de la cuenca es de 18,2
km
2
. b) Calcular el coeficiente de escorrentía.


Tabla 4.3: Datos de lluvia y caudales de la tormenta del 24 al 25 de mayo de 1981 en Austin, Texas,
según Chow (1994).

Observados
Tiempo
Lluvia
Total
Caudal
Intervalo
Lluvia
Neta
Hidrograma
de Esc. Dir.
Dia hora mm m3/s x 0,5 hs mm m3/s
24 mayo 20:30 5,7
21:00 3,8 7,0
21:30 6,6 8,0
22:00 33,8 23,4 1 26,95 12,1
22:30 55,9 65,8 2 49,05 54,5
23:00 52,8 161,3 3 45,95 150,0
23:30 5,1 269,9 4 258,6
25 mayo 0:00 2,3 312,2 5 300,9
0:30 233,2 6 221,9
1:00 122,4 7 111,1
1:30 63,6 8 52,3
2:00 51,0 9 39,7
2:30 34,8 10 23,5
3:00 20,2 11 8,9
3:30 11,2
4:00 10,0
4:30 8,6
Σ 122,0 1233,5


Solución: Los datos de lluvia cada media hora dados en la Tabla 4.3 provienen de dos
estaciones de las cuales se ha obtenido la media ponderada por medio del método de los
polígonos de Thiessen. En la misma tabla también se dan los datos de caudales a la salida de la
cuenca. Para calcular el hidrograma de escorrentía directa y posteriormente el hietogreama de
lluvia neta seguimos el siguiente procedimiento:

1) Estimar el flujo base, es decir, el caudal que se considera que no proviene de la escorrentía
directa sino del flujo subterráneo y por lo tanto de otras tormentas. En este caso
seleccionamos un flujo base de 11,3 m
3
/s, ya que es el caudal a partir del cual se observa
que hay una respuesta directa debido a la lluvia.

2) Calcular el hidrograma de escorrentía directa. En este paso hay que elegir un método para
separar el flujo base de la escorrentía directa. Por ser el más simple, elegiremos el de la
línea recta y restaremos un caudal fijo de 11,3 m
3
/s a todo el hidrograma de caudales
observado, como se ve en la Figura 4.13a). Vemos que tenemos 11 intervalos que dan un
resultado positivo de escorrentía directa.

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 46 -
3) Calcular el volumen total de escorrentía directa, V
d
y el volumen total de lluvia neta, r
d
. Para
calcular V
d
, hay que obtener la integral por debajo del hidrograma de escorrentía directa, es
decir, hacemos:
3 6
3 11
1
m 10 22 , 2
h 1
s 3600
h 5 , 0
s
m
5 , 1233 x t Q V
n
d d
= ⋅ ⋅ = ∆ =

=


Para calcular r
d
tenemos que dividir el volumen total de escorrentía directa por la superficie
de la cuenca:
mm 122 m 122 , 0
km 1
m 10 1
km 2 , 18
m 10 22 , 2
2
2 6
2
3 6
= =
×

×
= =
A
V
r
d
d


4) Estimar la tasa de abstracciones por infiltración y almacenamiento superficial en la cuenca.
Toda la lluvia anterior al comienzo de la escorrentía superficial se considera abstracción
inicial, es decir, toda la lluvia anterior a las 21:30 de la Tabla 4.3. La tasa de abstracción φ y
el número de intervalos del hietograma de lluvia neta, M, se encuentran por prueba y error.

Primera iteración: M = 1. Se elige el intervalo con mayor volumen de lluvia, en este caso,
R
m
= 55,9 mm, se sustituye en la ecuación ( )

=
∆ − =
M
m
m d
t R r
1
φ y se resuelve para encontrar
el valor de φ:

( ) ( ) mm/h 2 , 132 h 5 , 0 mm 9 , 55 mm 122
1
− = ⇒ ⋅ − = ⇒ ∆ − =

=
φ φ φ
M
m
m d
t R r

Lo que no es físicamente posible.

Segunda iteración: M = 2. Ahora se eligen los dos intervalos de tiempo con mayor volumen
de lluvia, en este caso R
1
= 55,9 mm y R
2
= 52,8 mm y calculamos un nuevo valor de φ:

( ) ( ) mm/h 3 , 13 h 5 , 0 2 mm 8 , 52 mm 9 , 55 mm 122
1
− = ⇒ ⋅ ⋅ − + = ⇒ ∆ − =

=
φ φ φ
M
m
m d
t R r

Lo que nuevamente no es físicamente posible.

Tercera iteración: M = 3. Ahora se eligen los tres intervalos de tiempo con mayor volumen
de lluvia, en este caso R
1
= 55,9 mm, R
2
= 52,8 mm y R
3
= 33,8 mm y calculamos un nuevo
valor de φ:

( ) mm/h 7 , 13 h 5 , 0 3 mm 8 , 33 mm 8 , 52 mm 9 , 55 mm 122 = ⇒ ⋅ ⋅ − + + = φ φ

Que es un valor satisfactorio de φ, puesto que esto da un volumen de abstracciones dentro
del intervalo de 13,7 mm/h ·1/2 hora = 6,85 mm, que es mayor que los volumenes de lluvia
bruta de cualquiera de los intervalos restantes. Si no fuera así, habría que realizar más
iteraciones hasta que esto se cumpla.

5) Calcular el hietograma de lluvia neta. Esto se consigue restando 6,85 mm a todas las
ordenadas del hietograma de lluvia bruta que tienen volumen superior a éste. La duración de
la escorrentía directa sería en este caso de 1,5 horas, desde las 9:30 hasta las 11:00. En la
Figura 4.13b) se muestran tanto el hietograma de lluvia total como el calculado de lluvia
neta.
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 47 -


Figura 4.13: a) Hidrograma de caudales observado y b) Hietograma de lluvia total observado y de lluvia
neta calculado para la tormenta del 24-25 de mayo de 1981 en Austin, Texas.


4.6.2 Cálculo de las pérdidas usando las ecuaciones de infiltración

Si no contamos con información de caudales a la salida de la cuenca, podemos estimar la lluvia
neta calculando las pérdidas por infiltración con las ecuaciones estudiadas anteriormente y
teniendo en cuenca además los otros tipos de pérdidas, como la evaporación, intercepción y
almacenamiento en depresiones. Aquí vamos a considerar que todas las pérdidas provienen de la
infiltración y se desarrollará un método para determinar el tiempo de encharcamiento y la
infiltración para una lluvia variable usando la ecuación de infiltración de Green-Ampt. El
método es igualmente útil para ser usado con otras ecuaciones de infiltración, como las de
Horton y Phillip.

Consideramos un intervalo de tiempo desde t hasta t + ∆t. Contamos con la información de la
intensidad de lluvia, i
t
, que es constante a lo largo del intervalo. La tasa de infiltración potencial
y la infiltración acumulada en el instante t, son f
t
y F
t
, respectivamente. Igualmente, la tasa de
infiltración potencial y la infiltración acumulada en el instante t + ∆t, son f
t + ∆t
y F
t+∆t
,
respectivamente. Se supone conocido F
t
al comienzo del intervalo, por condiciones iniciales o
por cálculos anteriores. También conocemos las características de suelo, la altura de succión, ψ,
la conductividad hidráulica, K, y ∆θ, para lo cual hace falta conocer la porosidad efectiva, θ
e
y
la saturación efectiva inicial, s
e
.

Se presentan 3 casos posibles en función del instante en que se produce el encharcamiento:

1) Existe encharcamiento durante todo el intervalo de tiempo considerado (Figura 4.14a),
2) No existe encharcamiento durante todo el intervalo de tiempo considerado (Figura 4.14b) y
3) El encharcamiento comienza en algún momento dentro del intervalo de tiempo considerado
(Figura 4.14c).






0
50
100
150
200
250
300
350
20:30 21:30 22:30 23:30 0:30 1:30 2:30 3:30 4:30
Hora
C
a
u
d
a
l

[
m
3
/
s
]
Q obs. Q base
0.0
10.0
20.0
30.0
40.0
50.0
60.0
2
0
:
3
0
2
1
:
0
0
2
1
:
3
0
2
2
:
0
0
2
2
:
3
0
2
3
:
0
0
2
3
:
3
0
Hora
V
o
l
u
m
e
n

[
m
m
]
Abstracciones Lluvia Neta
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 48 -












Figura 4.14: Casos a considerar para el cálculo de la infiltración y el tiempo de encharcamiento por medio
de las ecuaciones de infiltración.


El primer paso a seguir es calcular la tasa de infiltración al comienzo del intervalo, f
t
, a partir del
valor conocido de la infiltración acumulada, F
t
. Utilizando la fórmula de Green-Ampt:

|
|
.
|

\
|
+

= 1
t
t
F
K f
θ ψ


Este resultado se compara con la intensidad de lluvia en el intervalo, i
t
. Si f
t
es menor o igual
que i
t
, estaríamos en el caso 1). En este caso la infiltración acumulada al final del intervalo,
F
t + ∆t
, se calcula de:
|
|
.
|

\
|
+ ∆
+ ∆
∆ + ∆ = −
∆ +
∆ +
t
t t
t t t
F
F
t K F F
θ ψ
θ ψ
θ ψ ln

Si f
t
es mayor que i
t
, estaríamos en los casos 2) o 3). Para saber en cual de los dos casos
estamos, debemos descubrir si el encharcamiento se produce o no dentro del intervalo. Para ello,
calculamos una infiltración acumulada tentativa al final del intervalo, F’
t + ∆t
= F
t
+ i
t
∆t y luego
una tasa de infiltración tentativa, f’
t + ∆t
. Si f’
t + ∆t
es mayor que i
t
, estaríamos en el caso 2), ya que
no ocurriría el encharcamiento dentro del intervalo. De esta manera, hacemos F
t + ∆t
= F’
t + ∆t
y el
intervalo quedaría resuelto.

Si f’
t + ∆t
es menor o igual que i
t
, ocurre el encharcamiento durante el intervalo considerado, es
decir, que estaríamos en el caso 3). Para poder seguir calculando debemos encontrar el instante
en el cual se produce el encharcamiento y dividir el intervalo en dos sub-intevalos. Para ello,
calculamos la infiltración acumulada en el instante del encharcamiento, F
p
haciendo f
t
= i
t
y F
t
=
F
p
y resolviendo:

K i
K
F
F
K i
F
K f
t
p
p
t
t
t


= ⇒
|
|
.
|

\
|
+

= ⇒
|
|
.
|

\
|
+

=
θ ψ θ ψ θ ψ
1 1

El tiempo de encharcamiento será entonces t + ∆t’, donde:
t
t p
i
F F
t

= ∆ '
La infiltración acumulada al final del intervalo, F
t + ∆t
se encuentra siguiendo el mismo
procedimiento que para el caso 1), sustituyendo F
t
= F
p
y ∆t = ∆t - ∆t’:

( )
|
|
.
|

\
|
+ ∆
+ ∆
∆ + ∆ − ∆ = −
∆ +
∆ +
p
t t
p t t
F
F
t t K F F
θ ψ
θ ψ
θ ψ ln '

a)
b) c)
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 49 -
Ejemplo 4.3: Dado el hietograma de lluvia de la Tabla 4.4, determinar el hietograma de lluvia
neto o de exceso de lluvia usando la ecuación de infiltración de Green-Ampt, si el suelo donde
la lluvia cae es un loam arenoso con una saturación inicial efectiva, s
e
del 40%.


Tabla 4.4: Cálculo del hietograma de lluvia neto usando la ecuación de infiltración de Green-Ampt.

Lluvia Infiltración Lluvia Neta
Tiempo
Increm. Acum. Intensidad Acum. Tasa Acum. Increm.
min cm cm cm/h cm cm/h cm cm
0 0 0
10 0,18 0,18 1,08 0,18 17,57
20 0,21 0,39 1,26 0,39 8,70
30 0,26 0,65 1,56 0,65 5,65
40 0,32 0,97 1,92 0,97 4,15
50 0,37 1,34 2,22 1,34 3,30
60 0,43 1,77 2,58 1,77 2,77 0
70 0,64 2,41 3,84 2,2 2,44 0,21 0,21
80 1,14 3,55 6,84 2,59 2,24 0,96 0,75
90 3,18 6,73 19,08 2,95 2,10 3,78 2,82
100 1,65 8,38 9,9 3,29 1,99 5,09 1,31
110 0,81 9,19 4,86 3,61 1,91 5,58 0,49
120 0,52 9,71 3,12 3,92 1,85 5,79 0,21
130 0,42 10,13 2,52 4,22 1,79 5,91 0,12
140 0,36 10,49 2,16 4,51 1,75 5,98 0,07
150 0,28 10,77 1,68 4,79 1,71
160 0,24 11,01 1,44 5,03 1,68
170 0,19 11,20 1,14 5,22 1,66
180 0,17 11,37 1,02 5,39 1,64


Solución: De la Tabla 4.2, obtenemos, para suelo de loam arenoso, K = 1,09 cm/h, ψ = 11,01 cm
y θ
e
= 0,412, con lo cual calculamos:

( ) 247 , 0 412 , 0 ) 4 , 0 1 ( 1 = ⋅ − = − = ∆
e e
s θ θ
y
ψ·∆θ = 11,01·0,247 = 2,72 cm

Otros datos necesarios son: la lluvia bruta acumulada y la intensidad de lluvia, que se pueden
calcular directamente con los datos de las primeras 2 columnas de la Tabla 4.4. En cada
intervalo de tiempo, tenemos que comparar la intensidad de lluvia con la tasa de infiltración,
para saber en cual de los 3 casos estamos y en función de eso, aplicar las fórmulas que
correspondan. Durante todo el procedimiento, se calcula la tasa de infiltración con la fórmula:

|
|
.
|

\
|
+

= 1
t
t
F
K f
θ ψ


Inicialmente, F = 0, o sea que f = ∞ y el encharcamiento no se puede producir en t = 0. Al final
del primer intervalo, t + ∆t = 10 min y F
t + ∆t
= F
t
+ i
t
·∆t = 0 + 0,18 cm y el valor
correspondiente de f, es:

cm/h 57 , 17 1
18 , 0
72 , 2
09 , 1 1 = |
.
|

\
|
+ =
|
|
.
|

\
|
+

=
∆ +
∆ +
t t
t t
F
K f
θ ψ

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 50 -
Como este valor es mayor que la intensidad de lluvia en ese instante, es decir, i
t
= 1,08 cm/h, el
encharcamiento no se produce durante este intervalo. De esta manera vamos calculando la
infiltración acumulada y la tasa de infiltración en cada intervalo y comparándola con la
intensidad de lluvia. Se encuentra que no se produce encharcamiento hasta los 60 min de lluvia.
En este instante, F
t
= 1,77 cm y f
t
= 2,77 cm/h, que es menor que la intensidad de lluvia en el
intervalo de 60 a 70 min, es decir, i
t
= 3,84 cm/h, entonces el encharcamiento comienza a los 60
min.

Mientras dura el encharcamiento, calculamos la infiltración acumulada con:

|
|
.
|

\
|
+ ∆
+ ∆
∆ + ∆ = −
∆ +
∆ +
t
t t
t t t
F
F
t K F F
θ ψ
θ ψ
θ ψ ln

es decir, que para calcular F
t + ∆t
a los 70 min, resolvemos la ecuación implícita:

cm 2 , 2
77 , 1 72 , 2
72 , 2
ln 72 , 2
6
1
09 , 1 77 , 1 = ⇒ |
.
|

\
|
+
+
+ ⋅ + =
∆ +
∆ +
∆ + t t
t t
t t
F
F
F

La lluvia neta acumulada se calcula restando la infiltración acumulada a la lluvia bruta
acumulada y luego el hietograma de lluvia neta se obtiene por medio de la diferencia de la lluvia
neta acumulada de dos intervalos consecutivos. Vemos que después del instante t = 140 min, la
intensidad de lluvia vuelve a ser menor que la tasa de infiltración y volvemos a calcular la
infiltración acumulada como F
t + ∆t
= F
t
+ i
t
·∆t. Por ejemplo, para t = 150 min, F
t + ∆t
= 4,51 +
2,16·1/6 = 4,79 cm, como se muestra en la Tabla 4.4.

El hietograma de lluvia neta resultante se muestra en la Figura 4.15a). Finalmente, vemos que la
lluvia bruta total de 11,37 cm se reparte como 1,77 de abstracción inicial; 3,62 de abstracción
continua (5,39 cm de infiltración total – 1,77 cm de abstracción inicial) y una lluvia neta de 5,98
cm. En la Figura 4.15b) puede verse la evolución temporal de la lluvia bruta y la infiltración
acumulada.



Figura 4.15a): Hietogramas de lluvia bruta y neta calculados para el caso del ejemplo 4.3.

0
0.5
1
1.5
2
2.5
3
3.5
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
Tiempo x10 min
V
o
l
u
m
e
n

[
m
m
]
Abstracciones Lluvia Bruta
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 51 -

Figura 4.15b): Evolución en el tiempo de la lluvia bruta y la infiltración acumuladas para el ejemplo 4.3.


4.6.3 Método del SCS para abstracciones

Este método ha sido desarrollado por el SCS (1972). Los conceptos generales utilizados en este
metodos son los de considerar que la precipitación efectiva, P
e
, es siempre menor o a lo sumo
igual que la precipitación total, P, que la retención acumulada, F
a
, es siempre menor o a lo sumo
igual que la retención potencial máxima, S, y que la escorrentía potencial, es decir, el maximo
volumen de agua que puede convertirse en escorrentía es P – I
a
.

La hipótesis fundamental del método es la validez de la siguiente relación:

a
e a
I P
P
S
F

=

Por continuidad se sabe que P = P
e
+ I
a
+ F
a
. En la Figura 4.16 se representan las variables que
intervienen en el método del SCS.




Figura 4.16: Variables que intervienen en el método del SCS para abstracciones (Fuente: Chow et al.
1994).
0
2
4
6
8
10
12
0 30 60 90 120 150 180
Tiempo [min]
V
o
l
u
m
e
n

A
c
u
m
.

[
c
m
]
Lluvia Bruta Ft
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 52 -
Combinando las dos ecuaciones anteriores se obtiene:

( )
S I P
I P
P
a
a
e
+ −

=
2


Con la información de muchas cuencas experimentales, el SCS, encontró que I
a
= 0,2 S, con lo
cual:
( )
S P
S P
P
e
8 , 0
2 , 0
2
+

=

El SCS analizó también la relación entre P y P
e
para muchas cuencas y encontró curvas que son
función del tipo de superficie de las cuencas. Para estandarizarlas definió el número de curva,
CN, tal que 0 ≤ CN ≤ 100 y que se presentan en la Figura 4.17

Figura 4.17: Solución de las ecuaciones de escorrentía del SCS (SCS, 1972).


A las superficies impermeables y superficies de agua les corresponde un CN igual a 100, ya que
toda el agua que cae en ellas se convierte en escorrentía. Para las superficies naturales, en
general permeables, el CN será menor que 100.

Puede calcularse S en función del CN a través de las siguientes ecuaciones, según se utilice el
sistema de medidas inglesas o internacional, respectivamente:

10
1000
− =
CN
S [pulg]

254
25400
− =
CN
S [mm]
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 53 -
Los CN de la Figura 4.17 corresponden a condiciones antecedentes de humedad normales
(AMC II). Si deseamos calcular la escorrentía sobre una cuenca cuyas condiciones de humedad
antecedentes son diferentes, secas (condición antecedente de humedad I o AMC I) o húmedas
(condición antecedente de humedad III o AMC III), puede encontrarse el CN correspondiente,
aplicando las siguientes fórmulas:

) ( 058 , 0 10
) ( 2 , 4
) (
II CN
II CN
I CN

=

) ( 13 , 0 10
) ( 23
) (
II CN
II CN
III CN
+
=

Los CN han sido tabulados por el SCS en función del tipo de suelo y el uso de la tierra. Existen
4 grupos hidrológicos de suelo:

− Grupo A: Arena profunda, suelos profundos depositados por el viento, limos agregados.
− Grupo B: Suelos poco profundos depositados por el viento, marga arenosa.
− Grupo C: Margas arcillosas, margas arenosas poco profundas, suelos con alto contenido de
arcilla.
− Grupo D: Suelos expansivos, arcillas altamente plásticas.

En la Tabla 4.5 se presentan los CN en función del grupo hidrológico del suelo, según el SCS
(1972).


Tabla 4.5: CN en función del uso del suelo y del grupo hidrológico del suelo.

Grupo Hidrológico del Suelo
Uso del Suelo
A B C D
con tratamiento de conservación 72 81 88 91
Tierras cultivadas
sin tratamiento de conservación 62 71 78 81
Condición pobre 68 79 86 89
Pastizales
Condición buena 39 61 74 80
Praderas 30 58 71 78
Bosques Cubierta pobre 45 66 77 83
Cubierta buena 25 55 70 77
Buena condición: cubierta de
pastos sobre más del 75% del área
39 61 74 80 Espacios abiertos: con
césped, parques, campos de
golf, cementerios, etc.
Condición aceptable: cubierta de
pastos sobre el 50 a 75% del área
49 69 79 84
Áreas comerciales y de tiendas (85% impermeable) 89 92 94 95
Zonas industriales (75% impermeable) 81 88 91 93
Tamaño medio de la
parcela (m
2
)
Promedio de %
impermeable

500 65 77 85 90 92
1000 38 61 75 83 87
1350 30 57 72 81 86
2000 25 54 70 80 85
Zonas Residenciales
4000 20 51 68 79 84
Tejados, parkings, superficies impermeables en general 98 98 98 98
Pavimentadas, con bordillos y bocas de
tormenta
98 98 98 98
De grava 76 85 89 91
Calles y carreteras
De tierra 72 82 87 89

Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 54 -
En España, se utiliza el método propuesto por la Dirección General de Carreteras, en el que se
usa un parámetro equivalente, basado en los mismos conceptos del SCS, que es el umbral de
escorrentía, P
0
, que vendría a reemplazar a la abstracción inicial, I
a
, del método del SCS. La
fórmula que se utiliza es:
( )
( )
0
2
0
4P P
P P
P
e
+

=

Donde P es la precipitación acumulada en [mm]. Los valores de P
0
se encuentran tabuladas en
la Instrucción 5.2-IC Drenaje superficial del MOPU (1990) y que se presentan en la Tabla 4.6.


Tabla 4.6: Valores del umbral de escorrentía, P
0
en mm
(Extraída de la Instrucción 5.2-IC Drenaje superficial, MOPU, 1990)








Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 55 -
Tabla 4.6 (Continuación): Valores del umbral de escorrentía, P
0
en mm
(Extraída de la Instrucción 5.2-IC Drenaje superficial, MOPU, 1990)




Distribución temporal de las abstracciones

Hasta ahora, con el método del SCS, sólo podemos calcular el volumen de pérdidas, F
a
, que
debe restarse a la lluvia bruta para obtener la lluvia neta, como resultado de unas condiciones
del suelo determinadas. Como una extensión del método, la distribución en el tiempo de las
pérdidas también puede calcularse.

Resolviendo F
a
de la ecuación principal del método queda:

( )
S I P
I P S
F
a
a
a
+ −

= P ≥ I
a
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 56 -

Diferenciando y teniendo en cuenta que I
a
y S son constantes, la tasa de infiltración sería:

( )
( )
2
2
S I P
i S
dt
dF
t f
a
a
+ −
= =

Donde
dt
dP
i = es la intensidad de lluvia. Vemos que a medida que P → ∞, (dF
a
/dt) → 0

Ejemplo 4.4: a) Calcular la escorrentía de una lluvia bruta de 125 mm sobre una cuenca de 4
km
2
. El grupo hidrológico del suelo es un 50 % Grupo B y un 50 % Grupo C distribuido en toda
la cuenca. El uso del suelo es 40 % de área residencial con el 30 % impermeable, 12 % de área
residencial con 65 % impermeable, 18 % calles pavimentadas con bocas de tormenta, 16 %
tierra abierta, en la cual, el 50 % tiene cubierta vegetal en condición aceptable y el 50 % restante
en buena condición y finalmente el 14 % de zonas aparcamiento y otras zonas impermeables.
Se considera esta condición como condición de humedad antecedente normal o tipo II (AMC
II).

b) Calcular la escorrentía considerando también condiciones húmedas de humedad antecedente
o AMC III.

c) Calcular cuál es el efecto de la urbanización, si originariamente, la cuenca estaba constituida
en su totalidad por tierra abierta con vegetación en aceptable condición y con el mismo grupo
hidrológico de suelo.

Solución: a) Calculamos el CN ponderado usando los valores de la Tabla 4.5. Tales cálculos se
detallan en la Tabla 3.7.


Tabla 4.7: Cálculos para obtener el CN ponderado de la cuenca del ejemplo 4.4.

Grupo hidrológico del Suelo
B C Uso del Suelo
% CN Producto % CN Producto
Residencial (30% impermeable) 20 72 1440 20 81 1620
Residencial (65% impermeable) 6 85 510 6 90 540
Calles 9 98 882 9 98 882
Buena condición 4 61 244 4 74 296 Tierra abierta con
cubierta vegetal Condición aceptable 4 69 276 4 79 316
Parkings 7 98 686 7 98 686
50 4038 50 4340


Usando los cálculos de la Tabla 3.7 podemos obtener el CN ponderado como:

8 , 83
100
4340 4038
=
+
=
p
CN

Con el cual puede calcularse mm 1 , 49 254
8 , 83
25400
254
25400
= − = − =
CN
S
Y luego se puede calcular la precipitación neta:
( )
( )
( )
( )
mm 8 , 80
1 , 49 8 , 0 125
1 , 49 2 , 0 125
8 , 0
2 , 0
2 2
=
⋅ +
⋅ −
=
+

=
S P
S P
P
e


Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 57 -
b) En primer lugar, tenemos que calcular el CN(III), a partir del dado ya calculado de CN(II) en
el apartado a), con la fórmula correspondiente:

2 , 92
8 , 83 13 , 0 10
8 , 83 23
) ( 13 , 0 10
) ( 23
) ( =
⋅ +

=
+
=
II CN
II CN
III CN

Con el cual puede procederse igual que en el apartado anterior:

mm 5 , 21 254
2 , 92
25400
254
25400
= − = − =
CN
S
( )
( )
( )
( )
mm 4 , 102
5 , 21 8 , 0 125
5 , 21 2 , 0 125
8 , 0
2 , 0
2 2
=
⋅ +
⋅ −
=
+

=
S P
S P
P
e


Quiere decir que el efecto del cambio en las condiciones de humedad antecedente, en la
escorrentía es de 102,4 – 80,8 = 21,6 mm, es decir, un 27 % más de escorrentía sobre los 80,8
mm anteriores.

c) Si la cuenca, en sus orígenes, estaba constituida en su totalidad por tierra abierta con
vegetación con cubierta aceptable, con un 50 % con suelo del Grupo B (CN = 69) y un 50 %
con suelo del Grupo C (CN = 79), el CN ponderado sería de (69 + 79)/2 = 74. Procediendo igual
que antes:
mm 2 , 89 254
74
25400
254
25400
= − = − =
CN
S
( )
( )
( )
( )
mm 5 , 58
2 , 89 8 , 0 125
2 , 89 2 , 0 125
8 , 0
2 , 0
2 2
=
⋅ +
⋅ −
=
+

=
S P
S P
P
e


Quiere decir que el efecto de la urbanización en el volumen de escorrentía, fue de un aumento
de 80,8 – 58,5 = 22,3 mm, que significa un 38 % sobre la escorrentía original de la cuenca, de
58,5 mm.

Ejemplo 4.5: Calcular la distribución en el tiempo de las abstracciones sobre la cuenca del
ejemplo 4.4a), suponiendo conocida la distribución en el tiempo de la lluvia de 125 mm, dada
en la Tabla 4.8, para condiciones de humedad antecedente normales.


Tabla 4.8: Cálculo del hietograma de precipitación neta con el método del SCS.

Lluvia Acum. Abstracciones Acum.
Tiempo
P Ia Fa
Lluvia neta
acum.
Hietograma de
lluvia neta
hs mm mm mm mm mm
0 0 0 - 0 0
1 4,7 4,7 - 0 0
2 21 9,8 9,1 2,1 2,1
3 29,6 9,8 14,1 5,7 3,6
4 53,9 9,8 23,2 20,9 15,2
5 108,4 9,8 32,8 65,8 45,0
6 123,4 9,8 34,3 79,3 13,5
7 125 9,8 34,4 80,8 1,5


Solución: Del ejemplo 4.4a), para condiciones de humedad antedente normales, el CN
ponderado de la cuenca es 83,8; siendo S = 49,1 mm y I
a
= 0,2·49,1 = 9,8 mm. Esto quiere decir,
que la abstracción inicial absorbe toda la lluvia que cae hasta 9,8 mm, es decir, los 4,7 mm del
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 58 -
primer intervalo más 5,1 mm del segundo intervalo. Luego de satisfacerse la abstracción inicial,
es decir, para una lluvia acumulada, P mayor a 9,8 mm, se puede calcular la abstracción
acumulada al final de cada intervalo, F
a
, a través de:

( ) ( ) ( )
3 , 39
8 , 9 1 , 49
1 , 49 8 , 9
8 , 9 1 , 49
+

=
+ −

=
+ −

=
P
P
P
P
S I P
I P S
F
a
a
a


Por ejemplo, para el segundo intervalo, donde P = 21 mm:

( ) ( )
mm 1 , 9
3 , 39 21
8 , 9 21 1 , 49
3 , 39
8 , 9 1 , 49
=
+

=
+

=
P
P
F
a


Y la lluvia neta acumulada será, aplicando la ecuación de la continuidad:

P
e
= P – I
a
– F
a
= 21 – 9,8 – 9,1 = 2,1 mm

Siguiendo el mismo procedimiento se calcula la lluvia neta acumulada al final de cada intervalo
de tiempo y se obtiene el hietograma de lluvia neta restando la acumulada de dos intervalos
sucesivos, como se muestra en la Tabla 4.8. En la Figura 4.18 se muestra el hietograma
obtenido.




Figura 4.18: Hietograma de lluvia neta resultante del ejemplo 4.5.









0.0
10.0
20.0
30.0
40.0
50.0
60.0
1 2 3 4 5 6 7
Tiempo [hs]
V
o
l
u
m
e
n

[
m
m
]
Lluvia Bruta Lluvia Neta
Hidrología Superficial: La Cuenca y los Procesos Hidrológicos © Leonardo S. Nanía 2003
- 59 -
5. BIBLIOGRAFÍA

Aparicio, F.J. (1999) Fundamentos de Hidrología de Superficie. Limusa, México, D.F.

Chow, Ven Te (1964) Handbook of Applied Hydrology. McGraw-Hill, New York.

Chow, V.T.; Maidment, D.R.; Mays, L.W. (1994) Hidrología Aplicada. McGraw-Hill, Bogotá.

Linsley, R.K. Jr.; Kohler, M.A.; Paulhus, J.L.H. (1949) Hidrología para Ingenieros. McGraw-
Hill. New York

López Alonso, R. (1995) Método racional en zona urbana. En: "Curso de Hidrología Urbana",
Universitat Politècnica de Catalunya, E.T.S.E.C.C.P., Barcelona.

Monsalve Sáenz, G. (1999) Hidrología en la Ingeniería. Alfaomega, México.

Témez Peláez, J.R. (1991) Generalización y mejora del método racional. Versión de la
Dirección General de Carreteras de España. Revista Ingeniería Civil (CEDEX), nº 82, pp.51-
56.