You are on page 1of 2

México, finales del 1800 hasta la Revolución.

En el año 1877, después de una larga lista de presidentes, asume la cabeza de México el general Porfirio Díaz. Este hombre logró dar una estabilidad económica a México no vista en muchos años. Pero esta estabilidad económico trajo grandes problemas para el pueblo mexicano. Primero que todo, Díaz era el único gobernador de toda la tierra de México, eliminando a la mayoría de los gobernadores de provincias, dejando vivir y/o trabajar solamente a los gobernadores fieles al régimen de él, además de acallar el parlamento por medio de la presión a los senadores contrarios al porfiriato (régimen de Díaz); segundo, el pueblo era reprimido por las fuerzas militares, por lo cual los sectores populares vivían una situación de pacificación armada; tercero, la agricultura, fuente de sustento de la tierra mechica fue reemplazada por la industria metalera, minera y ferroviaria obligando a los populares a dejar sus tierras para poder trabajar en industrias con el fin de mantener a sus familias, y con esto subyugarse a la explotación que produce el trabajo asalariado. Estos puntos fueron lo elemental para provocar la formación de diversos grupos y movimientos en contra del porfiriato. En 1911, el partido revolucionario, creado por Francisco Madero en su exilio en E.E.U.U., logro derrotar a Porfirio por medio de la votación popular, quedando el mismo Madero en la presidencia de México. Francisco buscaba reestablecer la democracia y hacer de México una república mas igualitaria con especial acento en los indios (campesinos). Una de las primeras formas de buscar democracia por Madero fue intentar la demsilitarización de los grupos revolucionarios que se gestaron durante el porfiriato, lo cual generó grandes molestias en los Líderes revolucionarios como Zapata y Villa. La presidencia de Madero duraría sólo dos años, ya que su General, el señor Victoriano Huerta, lo mataría asumiendo el poder y generando nuevamente una época muy parecida al porfiriato. Los Grupos Revolucionarios Durante el porfirato se fueron organizando grupos contrarios a este gobierno, los cuales fueron forjando diversos ejércitos y/o grupos revolucionarios. A principios de 1900 el grupo mas fuerte eran los maderistas (partido Revolucionario) los cuales buscaban la revolución por medio de las votaciones populares, este partido se fue organizando desde Estados Unidos, generando por medio de corresponsales nexos con los grupos Revolucionarios dentro de México, buscaba la unión de todos para conseguir la presidencia y asegurar a los indios tierras para que viviesen en paz. Cuando Madero comenzó la desmilitarización los líderes revolucionarios Zapata y Villa se opusieron. El partido revolucionario duró hasta la muerte de Madero. A parte del partido revolucionario, emergen mas frentes rebeldes dentro de todo México: los ejércitos de Orozco, Díaz y Reyes al Norte; Pancho Villa en el centro y parte del Norte y Zapata en el sur. Los ejércitos y líderes mas importantes fueron Zapata y Villa. El ejército de Emiliano Zapata se destacaba por ser un ejército netamente campesino, la lucha de estos comenzó con pala y horqueta en contra de los militares y hacendados que querían robarles sus tierras. Su lucha comenzó con el Porfiriato. La mayoría de las armas eran robos a los ejércitos nacionalistas. Este grupo apoyó al partido revolucionario hasta que Madero inició la desarmamentización de México, a lo cual Zapata se opuso rotundamente, generandole conflictos a Madero ya que Huerta intenta la desarmamentización por medio de la fuerza, enviando ejércitos al sur con lo cual sólo consiguió proveer de mas armas al Ejercito zapatista, llamado a estas alturas Ejército

Libertador del Sur (ELS). Este ataque de Huerta al ELS, generó discordia entre el presidente y ese general en donde Huerta termina matando a Madero quedando él a la cabeza de México. El ELS nunca se disolvió, ni siquiera con la traicionera muerte de Emiliano, y siempre siguieron armados defendiendo las tierras de los campesinos. El ELS desaparece durante los años 80, reapareciendo en la misma década con el nombre de Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). El cual pasó a ser de un ejército campesino antiimperialista a ser un ejército antiglobalista, manteniendo la misma premisa que alguna vez postuló Zapata a la gente de Morelos: “La tierra es de quien la trabaja”; la lucha, siempre, fue en contra de la usurpación de tierras, la explotación obsesiva y en pro de la organización comunitaria.