You are on page 1of 2

Arquitectura

En busca de un equilibrio
Alfredo Alegría Alegría
na singular polémica acerca de si puede conside- manente entre los creadorarse a la arquitectura como arte, se viene dando entre res y la sociedad. Se desaprofesores de la Universidad Privada del Norte, de la rrolla en procesos, méto- Proyecto ‘‘Centro de Detección del Cáncer’’, Diego Morales Monzón - UPN. ciudad de Trujillo. Una temática bastante abstracta dos y medios que buscan pero que encierra concepciones de estilo que inciden expresar la existencia, de hacer objetiva la realidad de gánicas de Wright; el purismo de Le Corbusier; los “esen la enseñanza de esta disciplina. Es un debate que se imágenes que la cultura ha construido. Y es que el pacios universales” de Mies van der Rohe; las formas da en todas las escuelas de arquitectura del mundo. Un hombre vive en un mundo de símbolos. En él, la ar- minimalistas de Luis Kahn y Richard Meier; las formas enfrentamiento entre quienes siguen un estilo motiva- quitectura es la forma simbólica máxima inventada por escultóricas y aún surreales de muchos arquitectos de do por formas fluentes de un esteticismo singular y el hombre. Integra todas las ideas, los conceptos, la téc- la segunda mitad del s. XX; la búsqueda actual hacia la aquellos que trabajan según los postulados del estilo nica y el devenir humano plasmando el espíritu de la arquitectura sostenible. Toda sociedad ha sido, es y modernista del siglo XX o una visión de la arquitectura época. La arquitectura es el arte de configurar, distri- será lo que su arquitectura expresa. Una línea de accomo fenómeno industrial y funcional. buir y realizar metáforas espaciales para la organización ción ininterrumpida de experimentos permanentes y La idea de que la arquitectura es un arte se enuncia de la vida: las pirámides mayas, los templos griegos, las formas nuevas para nuevas hipótesis de vida. con los clásicos: un edificio debe ser firme, útil y bello. catedrales medievales, los rascacielos norteamericanos, Mies señaló que “allí donde la tecnología alcanza su Principios fundamentales que permanecerán siempre las actuales ciudades ecológicas… plenitud real trasciende en arquitectura”. Este gran araunque queda el interrogante de lo qué significa “beEl descubrimiento del medio tecnológico que haga quitecto alemán sublimó la tecnología industrial en la llo”. Lo “bello” es un valor que cambia según la cultu- posible realizar y expresar los ideales y expectativas del construcción, convirtiéndola en gran arte. Sus espacios ra y la historia pero que adquiere un carácter objetivo grupo humano ha sido un proceso heroico. Desde la poseen una pureza total en una arquitectura fundaa través de la obra de arte. La belleza artística es el invención de la perspectiva científica en el renacimien- mentada en la transparencia y la estructura expuesta de resultado de un hecho tecnológico. Es lo tecnológico lo to a la arquitectura industrial del s. XIX; las formas or- acero y vidrio. Una de sus obras maestras, el Crown que otorga trascendencia Hall, es una especie de a la forma artística. La forPartenón del siglo XX. ma es lo que hace válido Los arquitectos posal concepto. ¿De qué vale modernistas de las últimas una gran idea si no está décadas del siglo pasado expresada apropiadamenreaccionaron contra ese te? Esto, en arquitectura, espíritu casi clasicista. Se se denomina pertinencia. apartaron del mismo diseLo que muchos experiñando formas fuera de la las normas tradicionales mentan en arquitectura de la lógica y de la funciocomo “belleza” es la adenalidad. Sobrepusieron cuación de la obra a la sus creaciones al contexto expresión y uso adecuado social. Muchos de sus edidel contexto y del espacio, ficios dan la sensación de de modo que logre transser esculturas monumenformarlo espiritualmente. No se trata de la belleza tales en formas fluentes y expresionistas. Durante intangible sino de sensaun tiempo, la arquitectura ciones concretas que prollegó a subordinarse a vienen de una experiencia conceptos figurativos todirecta de vida dentro de mados de formas tomadas un espacio específico. –sobre todo– de la naturaEl transcurrir de la arleza y del cuerpo humaquitectura –y de toda exno. presión humana– ha sido Hoy, si bien permanesiempre un diálogo per- El majestuoso Crown Hall, de Mies van der Rohe, evidencia la pureza de un clasicismo tecnológico.
6 Publicación cultural de “La Industria” Chiclayo-Trujillo (Perú), Junio de 2012

Eco Samne: Proyecto para una ciudad sostenible, Andrea Galindo Bottom y otros - UPN.

El arquitecto portugués Souto de Moura desarrolla un profundo minimalismo.

ce el enfrentamiento entre esa extrema fantasía y un retorno a la pureza racional, se procura encontrar un equilibrio entre la imaginación y la realidad, el ideal y la razón, la tecnología y la estética. Tal es la tarea de las escuelas de arquitectura. Proyectar a los estudiantes la fe en la arquitectura como un arte pero dentro del concepto y el orden que exige el medio tecnológico. La arquitectura como un arte pero buscando siempre la pertinencia y la respuesta a las exigencias y el espíritu del pueblo donde se desarrolla. En Trujillo, muchos docentes de esta disciplina permanecen dentro de los moldes racionalistas del siglo XX estimando que así desarrollan formas pertinentes a nuestro medio. Hay, sin embargo, quienes se arriesgan en busca de formas plenas de fantasía que llenen una voluntad de expresión. El debate sobre si la arquitectura es arte rebasó el tema
El sorprendente y emblemático Museo Guggenheim, de Bilbao, de Frank Gehry.

para tratar acerca del estilo de enseñanza de la arquitectura. Ha sido un enriquecedor debate universitario que además resulta bastante paradójico para una ciudad caracterizada por su falta de cultura arquitectónica. No es común en Trujillo realizar disquisiciones sobre un tema tan lleno de rasgos filosóficos. Un debate que exige reflexionar sobre lo que un arquitecto debe asumir como pertinente. La búsqueda de la pertinencia estética en la arquitectura es la lucha por realizar formas tecnológicas que se proyecten al espíritu. Eso es construir arte. Ese es el camino arriesgado que tiene esta disciplina dentro de una sociedad en crisis como la nuestra, que tanto requiere valorar el significado del espacio arquitectónico. Wright decía: La arquitectura habla al alma del hombre, como la poesía. ¿Puede el arquitecto de hoy asumir ese gran reto?

El Palacio de las Artes, en Valencia, de Santiago Calatrava, surge como una forma misteriosa y fantástica.

La fluidez de la Iglesia del Jubileo, de Richard Meier.

Publicación cultural de “La Industria” Chiclayo-Trujillo (Perú), Junio de 2012

7