You are on page 1of 11

POR UN ARTE RE,VOLUCIONAR.

iC E INDEPENDIENTE' (25 de julio de 1938)

'ir
Á,lv

Ei.

l*\

,l
(Texto definitivo)

I

(T'exto dc lo.s urcltiY't¡s

puecle afirmarse sin exageración, que nunca como

de Trotskt')

El análisis dc algunas

dc

l¡9:

hoy nuestra civilización ha las superestructuras idcolirestatio amenazada por tan- gicas (como la religión 1' la tos peligros. Los vánclalos' moral) pernrite, en últinia
con la ayu<ia de sus meclios instancia, no vcr ntás que cl bárbaros, es clccir, muy pre- reflejo puro y silnple de las carios, destruyeron la ci- condiciones económicas clc vilización antigua en un la vida. y deja subsistir trcs sector de Europa. Actual- factores como parcialmenmente, es toda la civiliza- te irreducibles a éstas, que ción mundial, e¡l la unidacl contribuyen de manera attdc su ciestino histórico, tónoma a la modificaci(rn quien se tambalea bajo la progresiva tic la sociedad' fuerzas reac- Se trata del arte. t1e ia cicnon]"1o1o
_<le

i

i..

Cr

l¡ñr \df9lr

qrrt ' El Manifiesto "por un arte revolucionario e indcpcnrliente" Brcton y Diego tlc tlebcría aparccer bajo la doblc flrma de Anciré Rivcra hibía siclo ón realidad el fruto cle un trabajo común tlc Trotsky y de André Breton. Para ¡rermitir al lector discernir ils partes re.spectivas de los dos autores Cc este célcbre texto' hchros rcpro<iucitJo, siguicncio cn cso una idca de Marlcne Kadlr' a la iz.quicrda cl tc.rto tal y corno fuc publicado cn frlrncés. a llt dcrcchi la vcrsión que se cncuentra en los archivos de Trotsk¡' cn la Floughton l,ibrary de Harvard. y que es el provecto rcthctado por lJrctcln. u¡t c<lmcntario lnuy complett-l se encuerftra-,Jll lrrs pifgirras 140-1.t5 tlc ia tcsis dc Marlünc Kadrr, Cultunt !"¡liti<ls ltt tl¿t |93().s. PtrrÍi.stttt Rey'ie¡+', Ihe Surrt'uli.st.t ttttt! I'¿'t'¡t ñrr¡.r/rr'(PhD, Ednrtrrrton. Aibcrta. i9li3' 2lt'l p.t'

ff*
d; j '1v F:'

fz-

6:*

t''u.."..'

-25-

t*-^.:.

@-,

cionarias armadas con tda la técnica mo<lerna. No aludimos tan sólo a la gucna

cia y de Ia búsqueda dcl iCcal social bajo su forma
m¿is

clcdc

vada. Sin duda dgunil

cstos

rl:scuL¡rimiento ñlostitlco' socioiógico, científico o artísiico. aParecc ctlmo cl l'ruto cie un Precioso 01ur, cs dccir como una manifestación inás o nlenos espontánea de la ¡tecesida¿l. No hay que Pasar Por alto tal aportación. tanto desde el punto de vista del conocirniento general (que Penigue la interPretación del ruunclo) como dcsde el Punto de vista revolucionario
(que para conseguir la trans-

qucct

que se avecina. Ya hoY, en tiempos de paz, la situación de la ciencia y del arte se ha welto absolutamente intolerabld.

lrcs can]pos no Pueden

tlticttlo tl[l-¡ctt i t'i' Ll i¡ cicsctrbrinlicnto tllosóllct'' sociológico' científlco o itr'tístico aparecc colllo cl t'ruttl
de un Prccioso
¿tl¿¿r, cs

dccir

ningún modo Pretender su:;tr¡erse a la empresa dcl Pocler preponderante que vuelve a plantearse, en detlnitiva, el desarrollo económico.

como una

lnanif'estacitirl más o menos cspontánea dc la nece.sida¿l. No haY qttc
pasar Por alto tal aPortación'
,

Pero en ellos se traducen aspiraciones distintas, funclamentales, capaces dc reaccionar sobre la ba.se cle la

tanto

des<Je

cl

Punto clc

vistrt

'

del conocitlriento gcncriri (que Pcrsiguc la intelPrctrtción tjel mundo) colrlo dcsrjc el punto de vista rcr'oiucicn:t-

necesidad material Y dc Pro porcionar algunos elenle¡r-

rio

(c1uc Para conscguir

il

tos complementarios

dc

apreciación. Cualquier otra concepción histórica caería inevitablemente en el fatalismo.
2 2

forntación del mundo exige que uno se haga una idea cie las leYes que rigen su

transfbrmacitin dcl mundo' exige que uno sc haga una idea de las lc1'cs quc rigen su movimiento)' En Particular' no es Posible descntendersc de las condiciones mcntalcs en que estc cnriquecimictltt¡ se manillcsta. Es vital, no s()lamentc Parl cl ltflista sitltl
tarnbién Piu:r la stx'ieda<i qur' nosolros qucrcm()s constru i r' que esta aPortación contintrc

rnovirniento). En Particular. no es Posible desentendersc de las condiciones r¡rentales en que cste enri-

(Te.rto definitivo)

En aquello que de individual conserva en su génesis, en las cualidades subjetivas que el arte Pone en acción para revelar un hecho que signif ique un enriquecimiento objetivo, trn

('lexto de los archiw¡s de Trutsk¡') En aquello que de individual conserva en su génesis, en las cualidadcs subjctivas que el arte Polle en acción para revelar un hecho que signifique ttn cnri-

c¡uccimiento se nranitiesta' no es Posible cesar la vigilancia Para que el rcsPcto
tJe las leYes

rigcn la

csPecíficas que crclci(rn intelec-

tual sca garantiT.ado.

prulucióndosc Y que fx)r eso sea gafilrltil-ado el respeto il
leyes es¡o-cílica's a las qlrc cstá unida llt crcacit'>tl iili'--laus

: Este pirrafo está escrito i¡rdutJablemcnte por Trotsky'

iectultl.

-25-

-21-

3

a

1

4 (Texto deJinitivo)

r
I

(Tbxto definitivo) Ahora bien, el mundo

(Texto definitivo)

actual nos obüga a constatar la violación cada vez

más generalizada de estas leyes, violación a la que corrcsponde. nccqsariamentc, un envilecimiento cada vez más notorio, no sólo de la obra de a¡te, sino también de la peruoniüidad "artística". El fascismo hitleriano, después de haber eliminado de Alemania a todos los artistas en quienes se expresaba en alguna medida el amor a la libertad, aunque no fuese más que formal, obligó a cuantos aún podían sostener la Pluma o cl pincel a convertirse en lacayos del Égimen Y a celcbra¡lo dentro de los límites exteriores del Peor convencionalismo. Dejando de lado la publicidad, lo mismo ha ocurrido en la URSS durante el periodo de furiosa reacción que hoY llega a su apogeo.

Ahora bien, el mundo actual nos obliga a constaiar la violación cada vez más generalizada de estas leyes, violación a la que corrcs¡rondc, necesariamc¡rte' un envilecimiento cada vez más notorio, no sólo de la

No hace falta decir
instante, cualquicra

que que

no nos solidarizamos ni un
sca su sucrtc actual. con la consigna: "Ni fascisnlo ni con'¡unis¡no", t¡uc rcsPoltdc il la ¡taturale¿a ticl tllistco conscrvador Y asustado. quc sc at'crra a los vcstigios

$r
.$:¡
A\

obra de arte, sino también de la personalidad "artística". EI fascismo hitleriano, después de haber eliminado de Alemania a todos los artistas en quienes se expresaba en alguna medida el amor a la libertad, aunque no fuese más que formal, obligó a cuantos aún podían sostener la Pluma o el pincel a convertirse en lacayos del régimen Y a celebrarlo dentro de los límites exteriores del Peor convencionalismo. Dejando de lado la publicidad, lo misrno ha ocurrido en la URSS durante el periodo de furiosa reacción que hoY llega a
su apogeo.

clcl pasado "clcnlocrático"' El verdadcro artc, cs decir cl quc no se contenta con variaci<lnes sobrc modelos hcchos, sino que sc esfuerza en clar una exPrcsión a las necesidadcs interiorcs del hombrc Y de la humanidad de hoy día, no Puede

l.

ri

Á'

r.\ fil
t,

/l>

no ser rcvolucioltiuio,

es

dccir, no puede dejar de aspirar a una reconstrucción cornpleta y radical de la sociedad, para liberar a la

v

n
I
&..

creación intelectual de cadenas que la obstaculiza¡r y pcrmitir a toda la hurnanidad asccnder a grandezas quc sólo gcnios aislados h¿rn alcanzado en el pasaclo. Al ¡llismo tiemPo'
las
1ll -L>-

t-:

el

'(
1A

ftreconocemos que sólo la kvolución social Puede abrir L*ino a una nueva cuitura' bin embargo' rechazamos toda solidaridad con la casta la ac$almente dirigente en URSS' Precisamente Porno que a nuestros ojos ella rlpresenta el comunismo' sino el enemigo más Pérfi-

do Y más Peligroso''
5

5

(Texto definitivo) Bajo la influencia del résimen totalitario de la Ünss y Por nrediación dc los organismos llamados ..culturales" que controla en los otros Países, se ha extendido en el mundo entero crePúsculo un

(Texto ele los archivos tle
TrotslcY)

tios tJe lf ll'Ü lC L I !t'r'l \' \ -r l'razados dc intelcciualcs Y anistas. Purrtici¡lln a h<¡trldc a;lis'tas, ParticiPan homserbrcs que han hccilo del brcs que han hccho dcl vilismo una fuerz'a' tie la ncla scrvilismo una l-ucrz'a' de gación cle sus ProPios Prinncgación <le sus ProPios cipios un juego Pcrvers()' princiPios un juego Perverintcin- del falso testinronio so, dcl falso testinronio a¡> resado un hábito Y dc la la teresado un hábito Y de i:! Iogía dcl crinlcn un goce' goapología dcl crinlctt un ane oficial dc llr éPtrca estace. El arte of icial cle la éPoreficja. coll ulla cnlca cstalinista rctlcja' con linista dcza sin cjenrPlo cn la hiscn una crutlcz.a sin cjernPlo su vcrdrttlcra iunciilrl la historia, sus csluerzos toria, mcrcenaria' irrisorios Para cngañar Y cnfunmasc¿tt'iu su vcr<ladcra

ción mercen¿ria'

Bajo la influencia de ia
URSS Y Por mecliación los organismos llamados ..culturales" que cOntrola en se ha extenlos otros
Países,

de

6

6

(Texttt definitivo) Esta negación desvera gonzada tle los PrinciPios

(Texto de los urchit'os de ñot'sftr'') Esta negaciírn desvergonzacia clc los PrinciPios
a

un dido en el mundo entero

de trostit a la manifestación toda clase cle valor esPiritual. CrePúsculo de fango y tle sarrgre en el que' <lis¡ obseryc¡nos en eslc párrafo

Profundo

profundo crePúsculo hostil a Ia manifestación de toda clase de valor esPiritual' de Crepúsculo de fango Y sangre en cl quc, distiaz'a-

io, ,1u. el arte ha obedecido siemPrc' Y que incluso
Ios Estacios funcJados en la csclavitucl no se atrevieron a tlcgar clc ¡ntldtl tan absotuto. ha sttscita<Jo una sorcla reProbución Y debería imclar lugar a una condena '¿t' placable. kt ttPosit'iótt iírtica cs ltoY en día una dc

io, qu" el artc ha obedecido siernPre' Y que inclusr; lil los Estados ltrndados en esclavitucl :lo sc íllrc\ icrotl a negar dc ¡nocJo ti"n absoluto, ha suscitaclo una sorci¿t rcProbaciórl v Ccbcría dltr lugar a una concJcira imirllcable- [a PPrtsit'irírr r'r1ís-

T;";;i; i;

a "el cnc¡n: "*tf afinuación rcfcrcntc'"ui::"1:b^Y['Jf#$:Hff b*lhtttt un ;chusándosc " más ¡rcligroso". ya t";;;;;;' "tttuii;il;; y "socialdcnrocracia"' contrilnírance igual "n," co¡irúnmente rcpe''ida' mente a una inrerp*tutiJtt

i:l

-l l-

las fuerzas que Pueden conüibuir de manera útil al a la ruina de descrédito

tica es hoY en día una <ie las

Y

los rcgímenes bajo los cuales se hunde, al mismo tiempo que el derecho de la cl¡lse

fuerzas que Pucdcn ctllttribuir de maner¿ útil a! ccscrótlito Y a la ruina clc lt>s
sc regímenes bajo los cuales quc hunde, al mismo tiemPo el derecho de la clasc exPlo'

explotada de asPirar a un mundo mejor, todo sentimiento de grandeza e incluso de dignidad humana'

tada cle asPirar a un mundo mejor, todo sentimiento de grandeza e incluso de dignidad humana.
7

citnislllo dc la s¿¿blirttttciórt' (i'.lc i¡llcrvic¡re ell sc¡llccl psicoaJltltC citso, y quo n¿iiisis lta Pucsto clc nritnit-rcsttl, tie¡re Por objcto rcstablcccr cl cquilibrio roto entrc el "Yo" cohcrcnte Y Ios clcmcntos rcPrimidos'

aliado PredisPucstt>' Bi ntccanismo <ic !a .s¡rl'r/i ntttciótt' que intcrvic¡lc cll scll)c(luc cl ¡rsico:t.jantc caso. Y nálisis ha Pucsto dc maniflesto, tiene Por tlbjcto rcstablecer el ec¡uilibrio rottr

ft+
/?n

llstc restablecinricnto

se

prorluce en beneflcio del "iclcal clel Yo" quc se alza contril la realiclad Prescnte'
irtsopt>flablc. las f ucrz'as dcl

7

(Texto definitivo) [,a revolución comunista no tiene temor del arte' Sa-

(Texto tle los archivos de

be que al término de la investigación que se Pucde llevar a cabo sobre la formación de la vocación artística en la sociedad ca-

Trotslq) La Revolución comunista no tiene temor del artc' la Sabe quc al tórmino dc investigación que se Pucdc llevar a cabo sobrc la formación de la vocación artística en la sociedad caPitalista, que se demlmba' la determinación de tal vocación sólo Puede aPareccr como la connivencia entre el honnbre Y un cicrto nú-

nrunclo intcrior, el "ello"' ('0,ttItttc.t ct lo¿los lt¡s ltontPermanel)temente c¡t proceso cie cxPansión en cl cJcvcnir. La neccsidad de cntanciPación del esPíritu no tiellc más que seguir su curso natural Para ser inducicla a tnezclarse Y a fortaleccrse con csta necesidad de ¡;rinrordial: la necesidad cntanciPaci(rn del hombre'

cntre el "Yo" coltcrcnte Y los eletne¡rtos rcPrimidos' Este rcstablecimi0rtto se produce en bcnctlcio dcl "icleal del Yo" tluc se alz"a contr¿ la reaiid¿rc! Prcscnic' insoportable, las lucr¿rs <icl
mundo interior. cl"ello"' comlmes a totlos lt¡r lu¡ntbres c y permanentenlcnte en pro-

l¡res

Y

pitalista, que se demlmba' la determinación de tal vocación sólo Puede aParecer como la connivencia entre el hombre Y un cierto núque mero de formas sociales le son adversas' Esta coYun$ra' en el grado de cons-

ccso de exPansitin cn cl dcvenir. L¿r neccsiLlad dc crlutncipación dcl c:'¡líritu tlo ticne más qrre scguir su curs() naturul Para scí' induci<ia lt mezclarse Y a l-ortalecersc con esta neccsitiad Priniordial: la neccsiciad dc cnlaltcipación del honrbrc'
li

Qp

+.

ciencia que de ella Pueda adquirir, hace del artista su aliado PredisPucsto' El nre-

mero de formas socialcs quc le son advers'ts' Esta coyuntura, en el grado dc cons-"
tiencia que dc ella Pueda su aCQuirir, hace dcl artista

ti
('l e.r t t ¡ tl eJi
rt i t i

ttt )

(Te.rtrt clc lo;; ttrcltiYr¡s de
7'rot.skY)
,11.

llrt ctlttsccucncia' el arte'l
no pucdc consentir sin de- j gnttlac:i(ltt sonlctcrsc a nln-i

En consccuc¡tcilt. cl ltrlc no puecle const'tttir sili tlc-

fl.;.

tf ,i
trn

-33-

p'

,

\io.it*.n,e

suna directriz ajena Y seguir ocuPando los Ií-

lmites que algunos creen con unos f-ri*ooasignarle,
)

nes Pragmáticos, exremacon

vale damente concisos' Mas

graclación (cesar dc s'-' '^l mismo) sollretenic a itiltg" na clircctriz ajena Y scs;¡i: <Jócilmente ocuPandtl ios lí¡nites que alguttos crccll pocler asignarle, con unos fines Pragmáticos' extrcm¿tvaic clanrcnte cotlcisos' Más conñar en el don clc Prctigudc ración que es el atributo todo artista auténtico' quc rcimplica un conrienzo clc solución virtual de la's coltdc tradicciones mas graves su tie¡npo Y orienta cl ¡rcrtsamiento de sus contcmpotlcl ráneos hacia la urgcncia cstablecinúcnto cJc utl llucvo
orden. Porel ¿rtc, dice Marx' sabemos que detenninados esperiodos de esPlendor no ¿. ninguna nrurera rcla-

hat;la licett() Llrl r\'¡ r:!¡ cs:'i'.cr cxigc, c¡'l llttcstfos sc vigo- cscritor exigc' cll nucstros
r,iíirs, scrucal1rt'''atja

ros¿l¡llelltc. Está claro rosamellte' Está claro quc: cs',ll idea tlcbe scr cntentliesta idea dcbc scr cntcndida' tia. cn cl plano artístico y en el plano artístico y cientí-

que

días' ser rcafirnrada vigtt-

tiar e n g-l-d-o,q@- Prc li g u de ración que es el atrlbuto

-

toalartisgsl1tglligo'
impná un comienzo

que

cle re-

consgl-ugión (vinual) de la's mql*gra-vgl de

*áittion.9

su óPoc-a Y orienta-el P91s-1-

miento de sus qon19mtr'.r-aneos'hacia la urgencia del nuevo gqtapleqryniento de un
orden.

cicntífjcr¡. para las tliveifico' para las divcrsas c¿ttcsas catcgorla* tlc producgorías.de.prr'xluct.tlt::^]'.:: torcs y clc invcstigadorcs' "El cscrttor' "El cscritor' ctice Marx' investigadores' Marx' debc naturalme¡ldcbc natural¡ncnte ganar dice y te. ganar clincro para potlcr clincro para pocicr uiui' vivir y escribir' t*ro t]:,:tl cscribir, pero tlo clcbc en ningún s35¡r vrvrt ) be ning,in caso vivir y escr!::. par¿ gurar dinero"' i,r"pur,t ganar clincro"' E'l escribir escritor no considera cie cscritor no considera cle El
ninguna mancra sus trabajos conro un t¡tedit¡'Son/itan ttcs ctt.rí lni'snlrl's' son sí cscasamente medios en para et y para los demás' que en caso neccsario sacrilica su propia cxiste¡lcia
a la existcncia clc

ninguna manera sus trabajos y'rlcs como un ¡netlio' Son en

misnu¡'$' son tan esca-'

i*

cionados con cl

cles¿rrollo

general de la socicdacl ni' Por la base ma-

consiguientc'con terial, el csqúclcto' ¡xlr dccirlo así, c'lc su tlrganizacitirl'
9 ('l'e-ttt'¡ cle los archiwts d¿'

9

(Texto definitivo) L¡ iclea que el joven Marx del se había hecho del rol

Trotskt) La irjea quc cl jovcn Marx

dc Ia tle lu mera t'ontliciótt tzi' bertad de prertsu es que libertad de prensu es que no ofcio"' Es nrís que sut tttt oJicio"'Es nrás quc sea tut nunca cl ntonlc¡rttl dc blallnullc¿l cl ¡tto¡ttcnto tlc bla¡rdeclaraci(rn contra , ¿i, .r,o dcclaraci(ln contra clir esu los quc prctendcn sl)metcr los quc prctcnclen sometcr irltelcctual lt la activiclacl inrelcctual a la activicla<J a clla ntistll:'t ñnes extcriorcs l'itles extcriorcs a clla ¡niscttcllt:t ltxllrr c¡r cucnta y' sin tcncr cll

caso.necesario sacrillca prop.ia existerr'cia a la exispr.i aquéllos. tencla de aquéllos' Ln

samente mcdios cn sí para él y para los 'lcnrírs' quc cn

su

ltt ¡;rürtertt ctstttlit'iri¡t

li-

nl¿ y. sin tctrer

?,(_

todas las determinaciones históricas que Ie son Propias, dirigir, en función de pretendidas razones de Estado, los temas del arte. La libre elección de estos temas y la ausencia absoluta de restricción en lo que se refiere a su camPo de exploración constituYen Para el artista un bien que tiene derecho a reivindicar como inalienable. En materia de creación artística' importa esencialmente que la imaginación escaPe a toda coacción, que no se del je bajo ningún Pretexto imponer moldes. A los que presionen, hoY día o mañana, para consenúr que el arte sea sometido a una disciplina quc tenemos Por radicalmente incomPatible con sus medios, oPonemos un rechazo inaPelable Y nuestra voluntad deliberada de ratencrnos a la fórrnula'. ttt' \do tibrr,nd en el artet-

las determinaciones históricas que le son proPias, diri-

gir, en función de Prctcndidas razones de Estado. los temas del ane. La librc elccción de estos temas Y la ausencia absoluta de rcstricción en lo quc sc rcllcrc a su campo dc exPloración constituyen Para cl artista un bien que tiene dcrccho a reivindicar como inalicrlable. Fuera dc, cvidcntcmcnte, el caso dondc su [('l) obra tomaría un sentido hostii para la causa dc la cmancipación humana, o entraría
en contradicción co¡r

sometido a una disciPlina que tenemos Por radicalmente... incomPatible con sus rneclios, oponemos un rechazo... inaPclablc... Y nuestra voluntad deliberada de atenemos a la f'ónnula:
]'ODA LII]ERTAD LN EL
CIÓN PROLI,TARIA.,'
ARÍI'E'

SALVO COf'¡-fRA L-A Rt:V{-'i'U-

l0
(' fc.rt t s dcJi n
i t i t' o

)

Rcconocc¡rlos, Por supucsto, al Estadtl rcvolucion¿l"io cl <icrccho dc dcfenclersc contra la rcacción agrcsivit <ic la br"rrgucsía' incluso cu¿ttldo sc cubrc cotl

cl ¡na-

terialismo dialéctico que cs su clave] no debe resPonder más que delante dc su Propio tribunal de las fbr¡nas de tcntación variablcs c¡ttc él experimenta. En ¡natcria de creación artística' irnPorta esencialmentc quc la i¡naginación escapc a ttxla coacciótr, c¡tte no sc dujc bltio

la ba¡tcicra dc la ciencia o dcl arie. Pcro cntre cstas ¡ncdidas itnpucsias Y te!nporaics dc autodel'cnsa revolucio¡taria y la ¡lrctcnsititt clc cjcrccr utl Poclcr sobrc le

crcación intclcctual
"

dc dc

la
ias

socicdad, haY un abislno. Si

para

cl

dcsarrollo

ningún pretcxto inrPoncr moldes. A los quc Prcsionen. htly día o mañltnl. P:tril allc scil conscntir que

..loda liccncia crl quc Brcton había cscrito ltlr Irrtc, salvo cot.itri.l.la rcv0!ucirin proictaria" -y quc l rotsky no "iiccllcia" plra cl consiclcrado qttc sc lrllt¿lra dc una vcrdaderl artc. hilcicnclo su¡lrilrrir la cxccpcióll "salvcl contrlt llt rcvolttcitirl
,,,,' Scñlllantos aquí

cl

¡lrtllctaritt".
_\1.

-3(F

f de e-lPri.nc iase¡lo:nis" ryro qstah!,9991 Y gggr-gl 1é gimen.ana.rq Yi s -

fuerzas productivas materiales,la revolución ha tenido que insütuir un régimen socialista de Plan centraliTAdo, f'ar¡ la i¡P4qi-ón intels:.$A!
-dPb€-dP-

de creación no qucrernos de ninguna manera justiflcar el indiferentisnro Poiítico y que está lejos de nuestro pensarniento querer resucita¡ un suPuesto arte

"puro" que de or<iina¡io favorece los fincs más quc
impuros de la reaccicln. No, tenemos una idea demasiacio eievada de la f'unción dei a¡te para rechaz¿Ir su intluencia sotrre ci clestino de la sociedad. Consi'ieramos que la tarea suPrerl:il
ctel arte en nuestra éPoca es

tá dé fibertad;.individual' '' - ' ningu¡Ñingüna autoridad, na coacción' ni el más mínimo indicio de Poder! Las diversas asociaciones de
cientíhcos Y los gruPos colectivos de artistas se dedicanin a resolver tareas que no habrán sido jamás tan grandiosas, Pueden surgir Y poner de manifiesto un traúajo fecundo fundado únicarnente sobre la base de
una libre amistad creadora' {.,.;l ménói coaóólon ¿et

la de particiPar conscientemente y activamcnte en la

:"r

riltr;

preparación clc la rcvolución. Sin embargo, cl artista no puedc servir a la lucha emanciPadora nrás qitc si está convencido subjetivamen'Le de su contenir-lo social e indivicJual, si ha hecho pasar e! senlido Y cl'3rarna a

\-exterior.

ll
(Texto de los arcltivos de

Trorsfi) De lo que acaba de

nervios. Y si br'lsc:r libremente rlar una cncÍlrnación artística ¡ 5u ¡n'-rndo
s¡.¡s

ser

inte rior.

clicho se deriva claranrcntc que al defender la libcrtad

-38-

-39-

le.uu dqututv?) En el periodo presente, caracterizado por la agonía del capitalismo, tanto demócrata como. fascista, el artista, incluso sin tener la necesidad de dar a su disi_ dencia social una forma manifiesta, se ve amenazado de Ia privación del derecho de vivir y de continuar su obra debido a la imposibilidad de que ésra acceda a los medios de difusión.
(

(

lexto

rJe

los urc.hit,o;; tle Trotslg')

,r¡.,,.r¡l(!r

!\/¡tlljt(-¡lüfl

tlt¡L

.\Ll

En el periodo prescnrc,
caracterizado por la agonía del capitalismo, cl artisra. incluso sin dar a su disitlcn_ cia social una fclrnla ma¡li_ fiesta, se ve amenazaclo <Jc la privación del derecho dc vivir [(?)] y de continuar su obra debido a Ia imposibi_ lidad de que ésta accecla a los medios de clifusión. Es natural que se vuelva entonces hacia... las organizacio_ nes estalinistas que Ie ofrc_ cen allí cl medio dc csc¿r_ par de su aislamiento... pero Ia renuncia por su parte a todo Io que puede constituir su mensaje propio, las

lug:rr cslá cn otra partc, no c¡ltrc los que traicionan la cilL¡sa dc ia rcvolución y al rrrisrrrp ticnrpo, ncce.saria_ nlcl)tc. .la caus¿r dcl horlr_ brc. sino c¡ltrc lo.s que nla_
nilie stan su licicliclad in_ c¡ucbrantablc a los princi_ pios de esta revolució¡r, los
único.s capaces de ayudarla

eolrrprcrrclct. que su lugar está en otra partc, no entrc los que traicionan [(?... a la vez el tribunai)l la causa dc

la Revolución y al nri.smo tiempo [(?)J, la cau.sa dcl
hombre, sino c¡rtre lo.s quc manifiestan su litJelitiad in_ quebrantable a lo.s pr:nci_ pios de esta llevolució;:, Ios únicos capaces de ayutlarla a consrlm¿use y gafantizar

Es natural que se vuelva en-

a consumarse y garantiza¡ por ella Ia libre expresión Ce todos los modos del ta_ lcnto humano.

por ella la librc expresión de todos ios nlr><io.s tiei t¿r_
lento humano.

tonces hacia las organizaciones estalinistas que le ofrecen la posibilidad de escapar de su aislamiento. pero Ia renuncia por su parte a

todo lo que puede constituir su mensaje propio, y las complacencias terriblemente degradantes que estas or-

y

complaciencias terriblemente degradantes que estils

I3 (7bxto dejinirivo) El fln del presente iianta_ ¡niento es c¡tcontr&r uir ie_ rreno para reunir a los de_

f'e¡lsorcs revoiucicnarios
dcl artc, para servir a Ia revolución con lo.s rlréto<Jos
cjcl arte y <!cfender la iiber_ ta,l clel arte contra .:rs usur_

ganizaciones exigen de él a cambio de ciertas ventda.s materiales. le impiden permanecer en ellas, por poco que Ia desntoralización sca ineficaz para destruir su ¿u-

organizaciones exigcn de ól a cambio de algunas pr>si_ bilidades materialcs. le i¡llpiden perrnanecer e¡l ellas. por poco que la desnlorali_

zación sea ineficaz paril
destruir su carácter. Tienc que, desde este inst¿rntc.

nicter. Tierc que, desde

este

¡laclorcs dc la revcijución. E.sta¡no.s profuntlalnentc ctuvcncido.s de que el en_ cr¡cntro cn c.ste terreno es posible incluso para los re-

-40-

4t-

pf€sentantes de tendencias estéticas, filosóñcas Y Políticas medianamente discrepantes. Los marxistas Pueden ir aquí cogidos de la

¡rcración. Toda creación librc cs dcclarada fascista Por ios cstalinistas. El ane revo-\

lucionario indePendiente
rlcbe reunirse Para la lucha cor)tra las pcrsccuciones

mano con los anarquistas, con la condición de que los unos y los otros romPan implacablemente con el esPíritu policiaco reaccionario, esté rePresentado Por Joseph Stalin o Por su vasallo García Olivers.

rcaccionarias

y

Proclamar

abiertamente su derecho a la c.xistencia. Un agruPamiento cle estas características es el f,¡n de la Federación revo-

lucionaria indePendiente (FIARI) que juzgamos neccsario crear.

l4
(Texto definitivo)

l5
de

Millares Y millares

pensadores Y de artistas ais-

(Texto definitivo) No tcnemos de ningún

lados, cuya voz es cubierta por el tumulto'odioso de falsificadores agntPados, están actualmente disPersados en

moclo la intención de imponer cada una de ias ideas contenidas en este manifiesto, que nosolros mis-

i
$-t

ti
!'

el mundo.

Numerosas Pequeñas revistas locales intentan agrupar en torno suyo fuerzasjóvenes, que buscan vías nuevas Y no sub' venciones. Toda tendcncia progresiva en arte es acusada por el fascismo de dcge-

mos no consideramos rnás que como un Primcr Paso en el nuevo carnino. A todas las representacioncs
clcl arte, a todos sus amigos

t\'

y

dcf'cnsorcs que n0 Puedcn clejar de comPrender la necesi<iad del Presente llanrantiento, les Pedintos que irlcen la vo't in¡nccliata-

p' 239) Carcía Oliver era anarquista (cf' n'2

4?-

43*

mente. Dirigimos Ia misma exhortación a todas las pu-

blicaciones independientes de izquierda que están preparadas para participar en la creación de la Federación internacional y en el exa¡nen de sus tareas y métodos de acción.

DIJCLARACIÓN DE LA I-IGA POR LA LIBERTAD CULTUITAL Y POR EL SOCIALISMO

l6
(Texto definitívo)

Cuando un primer contacto internacional haya sido establecido por la prensa y la correspondencia, procederemos a la organización de modestos congresos locales y nacionales. En la etapa siguiente deberá reunirse un congreso mundial que se dedicará oficialmente a la fundación de la
Federación i nternacional. (Texto definitivo) Lo que queremos: la independencia del arte -para la (Texto de los archivos de Trotsky) Lo que queremos: la independencia del arte -para la

Dirigirnos csta dcclaración a cuantos artistus y cscritores están preocupados por Ia tendencia actual de Estados Unidos hacia la reacción y la guerra. No sólo en Estados Unidos, sino en todo el ¡lundo la cultura está an'lcnazada por una fuerte reacción. Ai forzar la reaparición cle fbrmas sociales ya obsoletas. ci fascisnro alemán y el italiano han forzarJo al ¡nisnlo tiempo el restablecimiento de manifestaciones obsr-rletas cn cl arre y cn la cicncia. Por otra parte, en la Unión Soviética, donde cl nacionalismo y la dictadura personal están sustituyendo a los idealcs revolucionaric¡s de libertad y democracia, la cultura sufie una represión y un envilecinricnto no nrcnos severos.

Tampoco faltan signos de profuncla reaccitin social c¡r Estados Unidos. Cada vez más se <iesaconscja la experilnc¡rtación en las artes creativas: se prentia I<l convencional y lo académico. Las ciencias sociales testit'ican el resurginriento de varias formas de oscurantisnio. el crccirniento de una ortodoxia intolerante. Los cclucadores cstán siendo intimidados a través de juramentos cie fldelidad. La ccnsura dcl gobierno bloquea el teatro WPA,. cl ¿rrtc y los proycctos literarios. La lglesia Católica practicil

revolución. La revolución -para Ia Iiberación dehnitiva del arte.

revolución. La revolución -para la liberación deflnitiva del arte.

' Works

Progrcss Adrninistration, entirlad alncric¿tnlr crt':ttl;r

¡lor Il,o<lsevelt cn lu c(poca tlc

lr dcprcsitÍr.
.1
-''r