reflexiones sobre la electricidad que permite que leeas esto: La humanidad ha dedicado la mayoría de su tiempo en el desarrollo y la creación, des

de los inicios de nuestra moderna red neuronal, desde que los humanos nos separa mos del resto, desde que aniquilamos a otros changos menos inteligentes, desde e l inicio nos mostramos curiosos, creativos, llenos de fantasías, construcciones me ntales de hechos aun sin suceder, previsiones e invenciones. Mi hermana me platico que nuestra red neuronal guarda en algún rincón de nuestro cráne o un departamento especializado en el pensamiento mágico, es ahí donde se prenden lo s foquitos cuando pensamos en ángeles y demonios, fantasmas, alfombras voladoras y calacas danzarinas, esta sección de nuestro cerebro es parte de una carretera cel ular cargada con suficiente electricidad para que el tío pelón pueda prender un bomb illo con su hocico. La imaginación es en realidad lo que nos ha hecho lo que somos, las conexiones men tales necesarias para diseñar, crear o soñar son una intrincada red que ha permitido a los humanos desprenderse de los monitos que usan palitos para cazar hormigas o los cuervos que abren nueces, simplemente esta hoja, esta letras estas babosad as que pongo aquí, son producto de complejas operaciones de conexión, una complejo i nformático, con habitaciones llenas de cables que contienen información y están conect ados todos entres si, esto gracias al equipo de operadoras mas guapas del planet a. Cuando somos apenas un mazacote de células por el que apenas circula suficiente ca rga eléctrica para los toques toques del Garibaldi del hormiguero, desde que nuest ro cerebro comienza a formarse y el cuerpo comienza a entrelazarse a través del ca bleado nervioso, desde el momento en el que se activa nuestro sistema sensible, que supongo, el primer sentido en madurar es el tacto, desde ese momento el cere bro comienza su captura, cada estimulo sobre nuestros órganos sensibles es un dato para alimentar al superordenador, todo va siendo almacenado y clasificado, sin embargo el sistema de clasificación depende de los estímulos, es decir, según la vida que vives, es como la piensas. ¿Porqué existen fobias, o filias, catedrales o cucharas o chocolates o aviones? Las relaciones neuronales dependen de si mismas, claro que podemos convenir en r utas especificas que nos unifican como especie, vías definidas por la genética o la interacción social, los idiomas por ejemplo, son estructuras de clasificación del mu ndo, según los orígenes humanos de una región, la comida, el tipo de animales en la zo na y los ruidos que estos hacían, según todos estos estímulos que hace algunos años, uno s miles de años, era difícil igualar en extremos del planeta, según estas característica s ambientales, cada grupo humano fue definiendo una serie de fonemas específicos p ara poder referirse a la misma cosa de igual manera, años después, eran tantos los d atos, tantas las ideas, tantos los fonemas que se nos comenzaron a olvidar ¿cuántas cabras tenia? ¿como se preparaba la sopa? ¿cómo me llamo?, entonces nació la escritura, palitos y bolitas representando dedos y bla blas, ahora se llaman onomatopeyas, pero antes eso era el lenguaje, ahora llegamos al punto de tener onomatopeyas pa ra el lenguaje mismo: bla bla, guara guara, inventamos palabras para referirnos a palabras que nos da hueva reproducir, así de complejo es nuestro sistema lingüístico , y dentro de ese existen miles, miles de idiomas, códigos, claves, programaciones , estructuras definidas por un grupo para comunicar cosas tan generales como lo puede ser la interacción social a través del habla o detallados comandos para que nu estras computadoras cambien todos los días el fondo de pantalla. La imaginación, el proceso creativo, la inteligencia, como sea que le queramos lla mar es una sensacional maquina de parchis, todos los puntitos y todas las rayita s interconectado, compartiendo pequeños cachos de información y haciéndolos interactua r, y en esa interacción es donde nace todo lo demás, cuando pasamos junto a una chic a en la calle que transpira Channel no.5, las partículas que se depositan en los nód

ulos sensibles de nuestra nariz, crean un choque eléctrico configurado específicamen te para ese olor, esta carga corre, ingresa al cerebro ¡OLOR, OLOR, ANALIZAR! ¿me gu sta? ¿me repugna? Espere, comparando, Ring, Ring, si operadora, conécteme con el ban co de datos olorificos, ok, déjame oler, aja, Channel no.5, no mi favorito, vea ta mbién, flores, Nicole Kidman, sección de perfumes de Palacio, Juanita, mas… Chale Juan ita, click, Juanita, amorcito de secundaria, nunca la besé, en la fiesta de Chuchi ta llego apestando a Channel, se echo media botella de su mamá, me vomitó encima, le vomité encima, ok enviar…Bueno, estomago, ¿qué quieren què? ¿por qué’ ¿por el Channel? Chale pedo uste`manda… blurp, le vomitas los zapatos a un señor en la calle, la chica del Channel te mira con horror, ojos arriba 90º, ¡ALERTA GENERAL! Hombre enojado a cincu enta centímetros, ¡PROCEDIMIENTOS! ¡DOS UNIDADES DE ADRENALINA! LIMPIEN ESE DESMADRE E N EL HOCICO! LLAMA A LA PITUITARIA DILES QUE YA VALIÓ MADRES! ¡CORRE, CORRE! IMPULSO MÁXIMO RUMBO 310, SÁCANOS DE AQUÍ! Un cuadro, un libro, un viaje, una comida, cualquier cosa que ingrese a nuestro cráneo como datos puede ser relacionado con cualquier otra cosa que este ahí, ese es nuestro potencial, sin embargo no es tan sencillo, pues existen diferentes nive les en los que nuestro cerebro administra su funcionamiento, tiene múltiples siste mas de seguridad, Firewalls, torretas automáticas y alambre de púas, y la mayoría están tendidos para que nadie pueda acceder a sistemas nucleares, en especifico nosotr os mismos.

En la preparatoria me fue explicado que los sueños no perduran mucho tiempo intact os en nuestra memoria consciente como medida de seguridad ante la locura. Cuando dormimos y nuestro sistema de administración en primer plano, queda en animación su spendida y el sistema de apoyo en segundo plano o inconsciente entra en acción, yo creo que para entretener al simpático, pues el descanso del cuerpo y la conscienc ia no quieren decir que la actividad cerebral disminuya, al contrario, los foqui tos se prenden y a darle chavos, los seguros de todas las puertas se liberan, lo s sentidos entran en modo de espera y el torbellino agarra fuerza, durante los s ueños, cualquier experiencia puede ser conectada con cualquier otra sin consecuenc ia o reproche alguno, tenemos sexo con montañas, vemos personas que son pero no so n, o nos vemos a nosotros mismos como paredes o átomos o chunches o volamos, y lue go aparecemos en medio de la clase de educación física de tercero de primaria vestid os como la tía Carlota, que nos mira desde un árbol mientras se manosea con San Char bel, en ese momento despertamos y tratamos de recordar la receta de lo que no no s tomamos la noche anterior; conservar un cuaderno a grabadora en el buró talvez s ean los métodos mas fieles para registrar nuestros sueños, sin embargo, desde el mom ento justo en que comenzamos a trasladar lo que quedó del sueño en la memoria a cort o plazo a la memoria consciente, un Firewall entra en acción reteniendo datos o te rgiversándolos, para hacerlos políticamente correctos, pues dicen por ahí que si consc ientemente exploráramos nuestros sueños las consecuencias podrían ser… … … … en realidad no c eo que alguien pueda decir lo que sucedería, pues dependería de cada quien y las chi ngaderas que tenga dentro, supongo que habría quien se tiraría por la ventana en ese mismo momento, o quien lo usaría a su provecho para dominar al mundo, o quien no podría diferenciar de las construcciones imaginativo-fantasiosas de los estímulos de la realidad y perderse presenciando la escena geriátrico-erótico-botánico-religiosa Es por eso que cuando le contamos nuestros sueños a otros, los contamos ligerament e distintos cada vez y no nos engañemos, quedamos frustrados por lo chafa que se o yen en realidad. Dicen que usamos apenas una fracción del potencial de nuestro cerebro, pero imagin emos… je… imaginemos si usáramos nuestros ordenadores al cien por ciento de su capacid ad, habríamos valido verga hace siglos. Cuando resolvemos exámenes generales de cono cimientos ponemos en juego la capacidad del sistema de recuperar datos y relacio narlos con respuestas concretas especificas, y no se digan los exámenes psicometri cos y de lógica matemática, una supercomputadora necesitaría un aire acondicionado del tamaño de un autobús para no derretirse resolviendo una pruebita de esas. Los proce sos cerebrales a los que nos sometemos los humanos actualmente son a veces demas

iado, ¿qué es el stress? Pues eso exactamente, cuando sobrecargamos al procesador co nsciente de datos y cálculos: cuentas, compras, horarios, pagos, bombardeo publici tario, ruido, olores desagradables, música a todo volumen, revistas, noticieros, a migos borrachos, calor, predicciones catastróficas, culpa cristiana, vendedores am bulantes, compromisos, planes a largo plazo, input, input, input, millones de da tos que procesar, el cerebro dice basta, y avisa, el cerebro se inflama duele, s e pone en huelga y nos da sueño y no nos hacemos caso y seguimos. Nuestras computa doras personales cuando se estresan, simplemente conflictuan a tal grado que dej an de operar y se traban, y a veces no queda de otra que desenchufarlas y comenz ar de nuevo, esto es en parte por que somos mucho mas chingones que ellas y trat amos de que igualen nuestra capacidad de interacción y abrimos veinticinco aplicac iones al mismo tiempo que reproducimos música, surfeamos el Tubo y vemos porno, im aginemos que nuestro cerebro nos dijera un día: nel, muchos pinches exámenes y lectu ras esta semana, adiós y negros. Es por eso que el sueño es importante. Cuando dormimos liberamos parte del sistema y reiniciamos la memoria consciente, eso y el descanso adecuado dejan el sistema frío y listo para continuar procesand o al día siguiente; esto sucede usando solamente una fracción de nuestro pastel gris , si lo pudiéramos usar a su máxima capacidad, los días laborales durarían una hora y te ndríamos que dormir veintidós, y la otra para ver la TV, obviamente. Tan sorprendente es nuestro sistema de procesamiento que hemos llegado al punto de poder reproducirlo, aunque sea en parte. Los sistemas informáticos modernos, te niendo como base procesadores y discos de almacenamiento, han logrado emular en cierta manera a nuestra red neuronal. Una muestra importante de la humanidad, no s encontramos en un esfuerzo constante por reproducir la mente humana fuera de l a mente humana, para poder unificar a la mente humana, ooorale, a través de comple jas redes eléctricas hemos logrado conectar al planeta, y en esta misma red, conde nsar el conocimiento de la humanidad, es un proceso aun desarrollo, un desarroll o impresionante, pues hace cuarenta años todavía tenían que ir a bibliotecas a encontr ar datos, ¡BIBLIOTECAS! No imaginarían lo que eran esos lugares, desde la edad media , libros enmoheciendo los estantes, que primitivo. Ahora tenemos la poderosa Goo glenet, dato que este codificado electrónicamente, clasificado y conectado, puede ser accesado desde cualquier Terminal en el mundo… o fuera de el, dicen que en la Estación Espacial Internacional acceden a Internet con sus laptops a través de la re d inalámbrica de los Starbucks de Insurgentes Sur. La cosa esta exactamente en la disponibilidad de los datos, en esta época todavía ha y libros que no han sido capturados o digitalizados, blasfemos aquellos que no a limentan a la Red, pues pareciera que el esfuerzo es global y quedan pocos que s e escapen al encanto digital, todos los días chiliones de ceros u unos inundan ser vidores cada vez mas grandes, y es un sistema que se nutre a si mismo, existen c orporaciones que trabajan para convertir a cada humano en un receptáculo sensible de información que alimenten a la maquina, existen edificios completos llenos de h umanos capturando datos, datos, datos, para que todos tengan todos los datos y p uedan generar mas datos a partir de estos. ¿y si un día lo logramos? Un día despertamos, prendemos nuestra Terminal Cerebral, un chip conectado a la medula espinal sobre la nuca, nos conectamos al Googlenet y podemos acceder a los ojos de cualquier otra persona en el mundo, ver que ellos ven, oler lo que huelen, saber lo que piensan, ser accesado por cualquier otro u suario, acceder a cualquier contenido artístico, informativo, histórico, la democrat ización absoluta de la información, toda para todos, no mas secretos mas que los que tus preguntas guarden, si el Internet es electricidad y cables y nuestro cerebr o electricidad y cables, por que no, un día lo lograremos, conectar al mundo en un a sola entidad, registrada y clasificada y lista para navegar.